Está en la página 1de 3

POLITICA SOCIAL UNA MIRADA A DOS CULTURAS, COLOMBIA Y PANAMA.

ENSAYO

GEOMARA ROJAS ACONCHA.

Pensar en el desarrollo de un país implica, pensar en el bienestar y el desarrollo


integral de su población en todos los niveles, implica conocer en primer lugar sus necesidades
fisiológicas, educativas, sanitarias y de salud, emocionales, y de desarrollo entre muchas
otras; es por ello que para hacer una nación más equitativa y más justa requiere que sus
gobiernos propongan y desarrollen estrategias que favorezca a la población procurando el
bienestar social de sus comunidades.

Para comprender que es una política social se debe hacer una revisión de cómo surge
dicho concepto, este emerge del estado capitalista y se constituye de interés propio de la
Ciencia Política. Por ello, es necesario hacer una breve incursión en la cuestión de la
naturaleza del Estado y de las políticas estatales, aprovechando de los aportes teóricos que
brinda esa rama de las ciencias sociales.

Para poder organizar y garantizar las relaciones de dominación y desigualdad


existentes en una sociedad, el estado debe abocarse a múltiples tareas que abarcan todos los
aspectos de la vida social. Es característico del desarrollo capitalista la ampliación del campo
de actuación del estado, a medida que el crecimiento económico exige una mayor
complejidad de sus aparatos político y administrativo para generar decisiones que se
denominan políticas estatales.

La Política Social es un conjunto de decisiones que crea derechos y obligaciones en


el seno de la sociedad involucrada y en el propio sector social dominante. Por otra parte, la
Política Social también aparece como una variada gama de políticas particulares de Salud,
Vivienda, Seguridad Social, Promoción Social, Asistencia Social, etc., cuya gradual
depuración ha generado, durante el curso del presente siglo, subconjuntos de medidas
específicas, cada una de las cuales tiene rasgos propios y una creciente autonomía técnica y
administrativa. Existen pues políticas sociales específicas cuya sumatoria forma la Política
Social de un Estado.
La situación económica actual en Colombia, hace prever índices de crecimiento
alentadores para la sociedad, y dado que como la teoría económica lo enseña “el crecimiento
promueve el desarrollo humano en la medida en que la base de recursos aumenta, en tanto
que un mayor desarrollo genera más crecimiento a medida que una población más sana y
educada contribuye a mejorar el desempeño económico” , el crecimiento se convierte en un
requisito fundamental para alcanzar los objetivos del progreso social y de reducción de
pobreza e inequidad, vale la pena aclarar que esto no es garantía de que ocurra siempre y
menos en estos países latinoamericanos que se encuentran en vía de desarrollo. Por tal razón,
las políticas públicas deben estar encaminadas a reducir la brecha entre la población más
pobre y vulnerable y quienes no lo son. Así, para acercarnos al sueño de un país seguro y en
paz, con bajos índices de pobreza y con una población educada y trabajando, el Gobierno
Nacional en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), buscando alcanzar objetivos a este nivel
identificó cuatro soportes transversales que deben estar en las esferas del quehacer nacional:
la innovación en las actividades nuevas y existentes; el Buen Gobierno como principio rector
en la ejecución de las políticas públicas y en la ejecución de los programas sociales, la
Relevancia Internacional de Colombia en los mercados internacionales, y la Sostenibilidad
ambiental como prioridad y práctica esencial del bienestar y como principio de equidad con
las futuras generaciones, Arias, 2012.

La situación social de Panamá no dista mucho de las realidades que


experimentan los países de la región entre ellos Colombia, así mismo la historia da cuenta de
los incesantes esfuerzos y objetivos sin cumplir que hacen los gobiernos de turno para
disminuir la brecha entre pobres y ricos, llevando desarrollo social e integral a sus
comunidades; es por ello tal vez que los diferentes grupos sociales y por qué no detractores
de dichas políticas cuestiones las estrategias que los gobiernos proponen si obtener cambios
representativos, que conlleve al desarrollo social.

La fragilidad de la política pública para afrontar las diferentes dinámicas sociales de


Panamá y Colombia queda en evidencia. De allí que la perspectiva de la política pública
sobre fenómenos como la pobreza, la exclusión y la desigualdad necesitan ser cambiadas,
por ello es necesario que los gobernantes consideren que el crecimiento económico es una
condición necesaria pero no suficiente para la erradicación de la pobreza (Zarzavilla 2006).
En el corto plazo ese enfoque emergente permitió concebir lo social como una inversión que
genera capacidades y facilite oportunidades, por lo cual, los recursos se orientan hacia el
reforzamiento de las potencialidades y el desarrollo de las capacidades de las personas y las
comunidades; de igual manera los programas deben orientarse racionalmente hacia el
desarrollo de capacidades locales y regionales que permitan su sustentabilidad en el largo
plazo.

Referencias Bibliográficas:

CEPAL, 2009, política social y combate a la pobreza en Panamá.

Fernández, A. Rozas, M. 2008. Políticas sociales y trabajo social, humanitas, Buenos Aires.

Santa María, M. 2012. Avances y retos de la política social en Colombia.

También podría gustarte