Está en la página 1de 93

Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega

Prof. Rodrigo Ramírez

DERECHOS REALES

BIENES

COSA = BIEN en el Código Civil. Sinónimos.

Definición de cosa a nivel doctrinal (1º): aquellas entidades materiales, que forman parte del mundo exterior y
sensible; o todo lo que ocupa un lugar en el espacio.
▪ Dificultad de no comprender dentro del concepto de cosa a todas aquellas entidades que
carecen de corporeidad material (producciones del talento o del ingenio que son objeto de
propiedad intelectual o industrial; la energía)

Otra definición de cosa a nivel doctrinal (2º): incorpora dentro de este concepto a aquellas entidades
inmateriales o incorporales, que se perciben no por los sentidos sino por la inteligencia.
▪ A partir de esta acepción amplia de cosas, se distingue entre ellas y los bienes.

En doctrina entre las cosas y los bienes hay una relación de género a especie. Dentro de las cosas se encuentran
los bienes.

Cosas → Entidades distintas a las personas que pueden estar provistas o no de existiencia física, que pueden ser
percibidas sensorial o intelectualmente.
▪ Percibida por los sentidos o intelectualmente dependiendo de los casos.
▪ Hay criterio excluyente que son las personas.

Bienes → Cuando la cosa preste alguna utilidad al hombre (hombre pueda servirse de esa cosa para satisfacer
algun tipo de necesidad que tenga), esa cosa debe ser suceptible de apropiación por parte de esa persona.
▪ Cosas comerciables → cosa suceptibles de apropiación. Aquella que puede ser sucepcitible
del derecho de dominio (dueño) o posesión (pretender que la cosa sea suya, pero por
algún defencto de orden jurídico no pueda) privada.
o Algo es aprobiable en la medida que puede ingresar en el patriminio de la persona.

Cosas (o bienes) en CC → “Aquellas entidades distintas de las personas, provistas o no de existencia física,
que prestando una utlidad al hombre, son susceptibles de apropiación.”

▪ Por utilidad se entiende la aptitud de una cosa para satisfacer una necesidad del individuo o un interés
cualquiera de éste, sea económico o no. Ha de prestar una utilidad de cualquier clase al hombre, de lo contrario
la relación jurídica no tendría razón de ser
▪ La apropiabilidad se refiere a la posibilidad de que la cosa sea aprehendida por el ser humano, considerado
como un particular – en este caso se dice que la cosa es apropiable por particulares – o como una colectividad
representada por el Estado.
o Las cosas que no son susceptibles de apropiación, como por ejemplo, el alta mar o el aire, no
pueden ser objeto de relaciones jurídicas.

1
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

CLASIFICACIÓN DE LAS COSAS


arts. 565 a 581 CC

I. Corporales e Incorporales

Art. 565 CC → distinción entre cosas corporales e incorporales.


a. Corporales: son las que tienen un ser real y pueden ser percibidas por los sentidos. Ej. Casa o un libro. (art.
565 inc. 2º)
b. Incorporales: las que consisten en meros derechos. (crédito; servidumbre) (art. 565 inc. Final)
▪ No describe lo que una cosa incoporal es.
▪ Hay que interpretarlo a contrarium sense, entonces → “Son las que no están dotadas de
existencia física y por ende no pueden ser percibidas por los sentidos, sólo
intelectualmente.”
▪ Fuera de los derechos, existen otras cosas incoporales, como las cosas creadas por el
ingenio que son suceptibles de apropiación intelectual. Ej. Creación musical, marcas
comerciales (industrial).
▪ Doctrina de la “COSIFICACIÓN DE DERECHOS” (arts. 583 CC y 19 Nº 24 CPR) →
trata a los derechos como cosas.
o Premisa que no es universalemnte aceptada. En el derecho alemán no son considerados como
cosas, ha suprimido esta categoría, para ella las cosas sólo pueden ser corporales. Circunscriben
los derechos como creaciones del ingenio particularmente.

o La postura clásica (que proviene del Derecho Romano), considera como cosas incorporales
todos los derechos, peo el derecho de dominio se excluía de la cosificación de los derechos,
porque eran tan amplias la facultades que se tenian de las cosas, que la palabra derecho y cosa
se confundía, en él se produce la total identificación entre el derecho y el objeto sobre el cual
el derecho recae (ej. Mi casa no mi derecho de propiedad sobre mi casa)
▪ Dicha identificación a su vez obedece a que el derecho de dominio es el poder más amplio
que se pueda tener sobre una cosa.
▪ Con ello, además, se evita una superposición de un derecho de propiedad sobre otro
derecho de propiedad (art. 583 CC).

o En Chile, se entiende que el derecho de dominio no debería ser cosificado, como la doctrina
clásica, debido a que se produciría un absurdo de que por sobre el derecho de dominio cosa
existiría otro derecho de dominio, lo que siguiría infinitamente, siendo una superposición
absurda de derecho de dominio. Segundo, el vender algo, no se vende el derecho de dominio,
se vende la cosa, la separación de cosa como objeto y la cosa como derecho no tendrían porque
ser separadas, sería poco práctico.
▪ art. 583 CC → sobre los meros derechos, hay también un derecho de dominio. Ej. Derecho
de usufructo.

Art. 576 CC → sublclasifica cosas incorporales en derechos reales o personales.

2
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Derechos reales (art. 577 CC)


Art. 577 CC → Derecho real es el que se tiene sobre una cosa sin respecto de determinada persona.
▪ Adopta un concepto clásico, el derecho real es concebido como una relación inmediata
entre una persona y una cosa, en virtud de la cual esa persona detenta un poder más o
menos amplio sobre esa cosa.
▪ Dos elementos constitutivos: el sujeto activo o titular del derecho, quien detenta el poder
de aprovecharse de la cosa, en forma total o parcial, directa o indirecta; y la cosa que sirve
de objeto al derecho.
▪ Vigencia erga omnes de los derechos reales.
▪ Sugen las acciones reales → las que tiene el dueño para proteger el ejercicio del derecho
de parte de su títular.
▪ Las facultades que el respectivo derecho real concede sobre esa cosa no requiere de ningun
tipo de intermediación de otra persona, el dueño del del derecho ejerce su facultad por sí
solo. ≠ derechos personales, ya que se necesita si o si del deudor.

Crítica:

Esta concepción clásica del derecho real como una relación persona-cosa ha sido sumamente discutida; se observa
que toda relación jurídica es siempre entre personas, sin perjuicio de que el objeto de esa relación pueda recaer
sobre una cosa. Han surgidas numerosas proposiciones, una de las difundidas es: “obligación pasiva universal.”
- Se señala que entre los derechos reales y los derechos personales no existe una diferencia sustancial,
por cuanto ambos envuelven una relación jurídica entre personas.
- La diferencia radica en que en el derecho personal ambos sujetos de la relación jurídica están claramente
determinados: el acreedor y el deudor.
- En cambio, en los derechos reales por un lado esta el titular del derecho y por el otro está todo el resto
de las personas, sobre las cuales pesa la obligación de respetar las facultades que el derecho real
confieren a su titular, absteniéndose de perturbar su legítimo ejercicio (postulados de la teoría
personalista).

Clasificación de los derechos reales

1. De goce → Permiten utilización directa de la cosa en que recaen (uso, percepción de frutos).
▪ El más completo es el dominio; junto a él existen otros derechos reales con facultades
limitadas (usufructo, uso, servidumbre).
▪ El ejercicio de un derecho real de goce importa realizar actos tendientes al
aprovechamiento directo de las utilidades que la cosa es capaz de proporcionar.

2. Garantía → permiten aprovecharse de la cosa pero no directamente, sino a través de su valor de cambio, de
realización. Mezcla derechos personales y reales. Son para asegurar el cumplimiento de una obligación. Ej.
Prenda e hipoteca.
▪ El ejercicio de un derecho real de garantía se traduce en promover, con el auxilio de la
justicia, la enajenación de la cosa garante, a fin de satisfacer una prestación que no fue
cumplida. → instrumento para obtener dinero.

Limitación y enumeración de los derechos reales


3
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

¿Pueden las partes en función del PAV pueden creear un derecho real?
No, están limitados a los que la ley establece, sólo los que el legislador crea, porque las normas legales que
establecen el regimen de propiedad son de órden público, entonces no pueden ser alteradas por la voluntad de las
partes. → numerus clausus. ≠ numeros apertus (crear otros)
- Los derechos reales tinen vigencia universal, no sólo son exigibles a mi contraparte contractual, sino
que también afectarían a los demás, de acuerdo a su vigencia erga omnes. A diferencia de los derechos
personales que opera totalemente el PAV, se puede generar inoponibilidad.

a. Derecho de dominio: Es el más importante y más amplio, ese derecho le permite a esa persona usar, gozar y
disponer de esa cosa tanto material como jurídicamente. Dueño tiene facultades materiales (uso, goce y
disposición).
- Ausencia de limites es críticada por corrientes más modernas.

b. Derecho real de herencia: Se da en el contexto de sucesión por causa de muerte. Surge a partir del
fallecimiento de una persona y su patrimonio se transmite a sus herederos. Se transmite por el simple hecho
de fallecimiento del causante.
- El derecho que los herederos tienen, los hace dueños de los bienes (activo), pero también los hace
deudores de las obligaciones (pasivo).
- Derecho sucesorio.

De aqui en adelante también suponen que sobre la misma existe el derecho de dominio, no son excluyentes, sino
que coexisten:

c. Usufructo: Permite a su titular usar y gozar de una cosa pertenenciente a otra persona.
- Está el propietario (nudo propietario) y el usufructuario, este último sólo puede disponer jurídicamente
de la cosa, no puede usar, ni gozar ni disponer materialmente de la cosa en la medida que esa disposición
material afecte las facultades de uso y gose del usufructuario, pero sí puede jurídicamente disponer de
cosas.
- Usufructos siempre son temporales.

d. Derecho de uso: Permite sólo usar la cosa, no aprovecharse de sus frutos.


- Goce está en manos de propietario, puedo disponer mientras no afecte la facultad de uso del usuario.
- Puede disponer jurídcamente.
- Derecho de habitación es especie de derecho de uso, se presenta cuando el uso que tiene el propietario
del derecho en cuesitón su uso consiste en vivir en ella.
- Derecho personalísimo, no se transimiten ni se transiferen estos derechos, por en son muy
excepcionales.

e. Servidumbres: Existencia de dos inmuebles (predios), uno se lllama predio sirviente y el otro dominante, en
virtud de su constitución el dueño del predio sirviente se obliga a proporcionar un servicio en favor del dueño
del predio dominante. En vitud de ese servicio, el dueño del predio sirviente resulta limitado en sus facultades
materiales y además en sus facultades de excluir a otras personas del inmuebles de su propiedad.
- El servico es una limitante.

f. Prenda e hipoteca: No permiten a su dueño utlizar la cosa porque son de garantía, existen para asegurar el
cumplimiento de una obligación, la aseguran de que no cumplirse la obligación el acreedor podra realizar el
bien gravado con la prenda e hipoteca para pagarse su crédito.
4
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Existen más derechos reales que los mencionados en el art. 577 CC:

▪ Derecho de censo (art. 579 CC): el derecho de censo en cuanto se persigue un inmueble , se adeuda un
capital y se compromete a pagar ese capital en cuotas anuales (ganon*) si no se cumple el censuario puede
perseguir el inmueble. Ya no se usa porque ha sido desplazado por la hipoteca.

▪ Derecho de aprovechamiento de aguas (CdA): en virtud del cual se puede aprovechar aguas superficiales
o subterráneas.
▪ Consesión minera (CdM)

▪ Consesión marítima: si se quiere usar en forma exclusiva un sector de la costa.

Derecho personal o crédito (art. 578 CC)


Tienen como correlato una obligación. El que sólo puede reclamarse de ciertas personas, que por un hecho suyo
o la sola disposición de la ley, han contraído las obligaciones correlativas. → art. 578 CC
- En uno de los extremos de la relación jurídica que engendra el derecho personal encontramos al acreedor
que es el titular o sujeto activo del derecho y que en dicha calidad puede exigir al deudor el cumplimiento
de la obligación correlativa.
- En el otro extremo, está el deudor o sujeto pasivo de la obligación correlativa, quien se encuentra en la
necesidad jurídica de ejecutar la prestación que sirve de objeto a dicha obligación, que puede consistir
en dar, hacer o no hacer algo.

Hay distintos caminos para obtener la obligacion: hecho del mismo sujeto o bien la misma disposición de la ley.
- En el hecho del mismo sujeto están requieridas todas las fuentes de las obligaciones con la sola
excepcion de la ley: contrato, cuasicontrato, cuasidelito y delito. Todas estás fuentes involucran un
hecho por parte del deudor. Es un hecho voluntario, no de generar efectos jurídicos, eso es solo en el
contrato.
- La ley operea cuando impone una obligación de forma indiferente al hecho generado o la conducta del
sujeto, la obligación se va a imponer si o si a pesar de la conducta. Existe de manera independiente de
la conducta. Ej. Obligación de pagar impuestos, obligación de pagar alimentos (permitir que una persona
subsista).

DERECHOS REALES DERECHOS PERSONALES


2 elementos constitutivos: titular del derecho (sujeto 3 elementos: acreedor (titular del crédito, sujeto
activo del derecho) y la cosa (objeto del derecho). activo), prestación (objeto del derecho) y sujeto
También hay 3 elementos: sujeto pasivo universal e pasivo del derecho, el deudor.
indeterminado, titular y objeto.
La obtención de utilidades depende únicamente de la La diferencia está en la configuración del sujeto
actividad del sujeto activo. pasivo, en el derecho, en derechos personales hay un
sujeto pasivo determiando. Este se ubica entre el sujeto
Teoría personalista (Planiol) → Partidarios de que activo y el objeto del derecho, de su actividad depende
en toda relación jurídica se desenvuelve entre dos que el sujeto activo obtenga el objeto del derecho.
sujetos. Si se acepta este postulado, la diferencia entre
una y otra clase de derecho radicaría en que en los
derechos personales el sujeto pasivo se encuentra
perfectamente determinado mientras que en los
5
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

derechos reales ese sujeto pasivo es indeterminado y


está constituido por la colectividad toda (exc:
servidumbre, determinado pero variable).

Para el resto de la doctrina, no era aceptable considerar


que en un derecho real hubieran solo dos elementos,
porque las relaciones jurídicas siempre debían
materializarse entre personas, no había relaciones
jurídocas entre una persona y una cosa.
- No es posible determianar el derecho real
precisamente por esa indeterminación de
sujeto pasivo.

Objeto siempre cae en la cosa. Objeto recae en un acto humano, que puede consistir
en dar una cosa, ejecutar un hecho o bien no ejecutarlo,
da tal manera que el objeto del derecho personal puede
consistir en una cosa que debe darse, en un hecho que
debe ejectuarse o bien en una abstención que debe ser
observada.
La cosa necesariamente debe estar determinada en Cuando reacae sobre una cosa, esa cosa puede estar
especie. No es posible que haya algun grado de determinada tan solo en cuanto a su género, no es
confusión respecto de la cosa en cuestión, por eso debe necesario la determinación en su especie (describir
estar determianda en su especie. caracterísicas que la distingan de las demás de su
género).

Diferencia en la posibilidad de determinar


genéricamente en los derechos reales, pero no
siempre, puede darse que en una obligación respectiva
pueda darse en una cosa específica.
Vigencia erga omnes (o absoluta, porque puede Eficacia relativa de derecho personal. Sólo son
hacerse valer contra de todos los demás sujetos) del exigibles respecto de ciertas personas, las que han
derecho real. Lo tiene su títular sin respecto de contraído la obligación correlativa, ya sea
determianda persona, lo que implica que teine el voluntariamente o bien porque han ejectuado una
derecho real frente a todas las personas. → Derechos conducta que la ley establece como cuasicontrato, o
reales confieren acciones reales, para proteger el bien porque han incurrido en una omisión culposa o
derecho real. Es oponible y ejercitable ante cualquier dolosa que deben reparar ese daño, o bien porque la
pesona que perturbe la vigencia del derecho real del ley lo ha establecido. → Generan acciones reales que
titular. sólo pueden dirigir en contra del sujeto pasivo del
derecho o deudor.
Esta difirencia es la más imporante ya que es la que
se determina en la práctica.
Derechos reales de garantía siempre van a estar En los créditos no hay derecho de persecusión ni
acompañando a un crédito. Manifestación del carácter preferencia de pago, no surgen prerrogativas ya que
erga omnes. Genera 2 ventajas: tiene carácter relativo.

1. Derecho de persecusión: si el constituyente del


derecho real de garantía enajena la cosa, se va a poder
exigir el pago de la deuda al cliente de ese inmueble y
6
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

si no lo paga se ejecuta la hipoteca respecto de él,


aunque no haya nada tenido que ver en el nacimiento
de la obigación, facultad del titular de perseguir la cosa
donde vaya y puede obligar el pago.

2. Preferencia de pago: la facultad en virtud de la


cual el titular de un derecho real puede excluir, por lo
que se refiere a la cosa objeto de su derecho, a todos
aquellos que sólo tienen un derecho de crédito o un
derecho real de fecha posterior.
Dedudor insolvente (cuestión de hecho) ,es decir, que
tiene más deudas que bienes. Un acreedor cuando se
enferete a un dedudor insolvente sabe que se enfrenta
a otros aceedores, la regla general es que todos ellos
concurran a prorrata a los bienes que conforman el
activo del deudor.
La adquisición de un derecho supone un modo de No es necesario que opere un modo de adquirir el
adquirir el dominio. No es imporopio. dominio, tiene que operar alguna de las fuentes de las
obligaciones.
Numerus clausus, no existen otros derechos reales Puede generar tantos derechos personales como
fuera de los que la ley establece. quieran, mientras actue mientras los limites genericos
de la libertad contractual.
Derechos reales son suceptibles de posesión, tabién Derechos personales no son suceptibles de posesión,
puedena adquirise por prescripción adquisitiva. no se pueden poseer, el legislador no lo ha deseado.
No es posible llegar a adquirir un derecho real por
prescripción adquisitiva.

II. MUEBLES E INMUEBLES

Aplica a cosas corporales e incorporales, pero en base a criterios distintos. (art. 566 y 580 CC)

Relevancia su estatuto y efecto jurídico en la práctica:


• Compraventa (art. 1801 CC): Cuando el bien es mueble es un contrato consensual. Cuando es bien
inmueble, es necesario que el contrato de compraventa conste por escrito en una escritura pública,
cumpliendo con cada una de las solemnidades establecidas en el COT.
o La acción rescisoria por lesión enorme sólo procede respecto de la venta o permuta de bienes
inmuebles.
• Tradición (art. 684 y 686 CC): modo de adquirir el dominio. Tradición de bienes muebles a través de su
entrega real o ficta. En bienes inmuebles la tradición se hace a través de la inscripción del título de dominio
en el lugar que corresponda dentro de su jursidicción del territorio correspondiente.
• Prescripción adquisitiva (art. 2508 CC): Ordinaria → requiere de 2 años de posesión cuando el bien es
mueble y cuando es inmbueble 5 años. Extraordinaria → da lo mismo, porque siempre serán 10 años.
• Sucesión por causa de muerte (art. 688 CC): lo que está dentro del patrimonio hereditario es inmuebles
es necesario realizar ciertas inscripciones, con un rol de publicidad, lo que permitirá disponer de esos bienes.
Cuando son cosas muebles, no será necesaria la inscripción.

7
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

• Los bienes inmuebles son susceptibles de hipoteca; los muebles, en cambio, pueden darse en prenda
(excepción: naves mayores y aeronaves)
• Sociedad conyugal (art. 1725 y ss. CC): los inmuebles que se hayan aportado o que los cónyuges adquieran
durante el matrimonio a título gratuito, pertenecen al haber propio de cada cónyuge; en tanto que los muebles
que los cónyuges aportan o que hayan adquirido a cualquier título durante el matrimonio, forman parte del
haber social.
• Enajenación (art. 393 y art. 394 CC): de bienes inmuebles de un pupilo por parte de su guardador requiere
del cumplimiento de ciertas formalidades, como la pública subasta previo decreto judicial.
o La enajenación o gravamen de los bienes inmuebles de un hijo de familia, aun cuando
pertenezcan a su peculio profesional o industrial requiere de autorización judicial dada con
conocimiento de causa.
• La apropiación ilegítima de un bien mueble configura los delitos de hurto y robo; la apropiación ilegítima
de un bien raíz constituye el delito de usurpación.
• Es competente para conocer de una acción inmueble, el juez del lugar donde el bien raíz esté situado; y de
una acción mueble, el juez del lugar en que debe cumplirse la respectiva obligación, salvas las excepciones
legales.

La tendencia del CC es dar mayor proteccion a la fortuna inmobilaria, a la conformada por bienes raíces. Tiene
realción con el contexto de la dictación del código, ya que el patrimonio y la tierra era lo más imporante dentro
de establecer la riqueza de una persona.

En cosas corporales:

a) Mueble (art. 567 CC)


Cuando es posible transportarla de un lugar a otro sin menoscabar su sustancia. Es irrelevente si se mueve por
fuerza externa o no.
o Subclasificación: semovientes (se mueven por sus propios medios) o inanimadas (gracias a fuerza a
externa).
o Hay cosas muebles que el derecho reputa como inmuebles.

1. Por naturaleza (art. 567 CC: : son las cosas muebles propiamente tales, las que por se esencia se ajustan al
concepto precitado.

2. Por anticipación (art. 571 CC): bienes inmuebles por naturaleza, por adherencia o por destinación, que el
derecho considera para el efecto para el efecto de constituir un derecho sobre ellas a favor de una persona
distinta a su dueño, como bienes muebles de manera anticipada (antes de su separación o término de la
destinación del bien inmuebels que pertenece) para el efecto de constituir derechos sobre ellos en favor de
terceros.
(i) Permite disponer sin pasar por el hito del art. 573, lo que favorece la facultad de diposición que
el dueño tiene sobre sus cosas.
(ii) Para el efecto especial de constituir derechos a favor de terceros, estas cosas se consideran
muebles anticipadamente; esto es, antes de que en el hecho dejan de ser inmuebles. O sea, se
les mira, no en su estado actual, unidas a un inmueble, sino en su estado futuro, como ya
separadas y distintas.

8
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Como consecuencia de lo anterior, se rigen por las leyes que regulan los muebles para los efectos de constituir el
derecho a favor del tercero (ej: 1801)

b) Inmuebles (art. 568 CC)


Son los que no pueden transportarse de un lugar a otro, si se intentáse trasladar se va a menoscabar su sustancia
necesariamente.

1. Por naturaleza (art. 568 CC): son las que responden esencialmente a la definición de inmuebles, es decir,
se trata de cosas que no pueden transportarse de un lugar a otro sin detrimento de su sustancia. Como por
ejemplo, las tierras, entendiendo por tales el suelo y el subsuelo, sin considerar las construcciones, árboles o
plantaciones que adhieren a ellas.

Los predios o fundos a los que el Código alude constituyen porciones de tierra. Los predios se clasifican en
urbanos y rústicos, lo que tiene importancia para distintos efectos, como por ejemplo, arrendamiento o
aplicación de normas sobre urbanismo y construcción.

2. Por adherencia (art. 569 CC): por sí solas pueden ser transportadas de un lugar a otro sin detrehimiento de
su substancia, como cosa mueble en su naturaleza, pero posteriormente se pueden adherir a un suelo y se
inmovilizan, adherencia debe ser permanente. Ej. Planta.
- La adherencia amerita cambiar el estatuto jurídico de la cosa.
- Como consecuencia de esa adherencia ese ex mueble por naturaleza pasa a ser considerdo un solo todo
con el bien inmueble al que es adherido.

3. Por destinación (art. 570 CC): cosa que considereda a su propia naturaleza es un bien mueble ya que puede
transportarse de un lugar a otro sin detreimento de su substancia, pero el derecho la aplica el estatuto de
bienees inmbuebles porque ese bien está destinado de manera permanente a servir al uso, cultivo o beneficio
de un bien inmueble por naturaleza. Ej. Un tractor en un fundo.
(i) No hay una real inmovilización como en los de adherencia.
(ii) Tienen un criterio económico, ya que se refiere a al explotación de ese bien inmueble, busca
asegurar o promover la utlidad económica que el inmueble puede proporconar.
(iii)Se considera un solo todo (unidad económica, empresa), con el objeto de que esos bienes
muebles por naturaleza destinados a él estén a su disposción para procurar esa utlidad
económica que se obtiene gracias a la explotación.
(iv) Art. 1830 CC → naturalmente la venta del inmueble comprende todos los inmuebles por
destinación que le corresponde. Norma supletoria del PAV.
▪ Aun aunque no diga nada, el legislador entiendde que también comprende los
correspondientes bienes inmbueble spor destinación.
▪ La única forma que no estén incluídos es que se diga expresamente en un especifícación
que no van dentro de la venta, sino se entienden por incluídos.
(v) Art. 2420 →hipoteca se extiende a los inmbuebles pr destinación. Norma supletoria del PAV.
▪ Se puede excluir en lo que a los inmuebles por destianción se refiere.

En consecuencia, estamos en presencia de una ficción legal de inmovilización, que obedece a motivos de orden
práctico. A través de esta figura se pretende evitar que con la separación de estas cosas se menoscabe la utilidad
productividad económica de un inmueble principal, cuyo mejor aprovechamiento requiere de otros elementos
complementarios.

9
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Consecuencias de esta motivación, encontramos en los artículos 1830, 2420 y 1121.

Fin de la adherencia o de la destinación (art. 573 CC) → dejan de ser inmuebles y vuelven a ser muebles por
su naturaleza.

Las condiciones que deben presentarse para que un mueble por naturaleza pase a ser reputado inmueble por
destinación son las siguientes:
› la cosa debe ser colocada en un inmueble por naturaleza;
› la cosa debe ser colocada en el inmueble con el objeto de emplearla en uso, cultivo o beneficio de este
último;
› la destinación debe ser permanente, requiere cierta estabilidad y fijeza, aunque no perpetuidad.
No es una condición que la destinación haya sido dada por el dueño del inmueble, salvo en que la ley lo establece
de un modo expreso. (ej: artículo 570, incisos 4°, 5° y 6°)

Los inmuebles por destinación mantienen esta calidad mientras conserven la destinación en virtud de la cual se
les reputa como tales. Una vez que esta destinación cesa de un modo permanente y mientras no sean destinados
a otro inmueble, recuperan su condición de muebles por naturaleza (artículo 573)

En cosa incopororales o meros derechos (art. 580 y 581 CC):

a) Derechos reales: siempre tienen por objeto de una cosa, la naturaleza mueble inmbueble del derecho real va
a depender de la naturaleza mueble o inmueble que la cosa cae.
b) Derechos personales: objeto del derecho está en la prestación que el deudor se obliga en ejectura, dar,
ejecutar, o no ejecturar un hecho.
› Si la prestación consiste en ejectuar (hacer o no hacer) o no un hecho, el hecho no es calificable de
mueble o inmbuele, el legislador determinó que los hechos que deben o no ejecturase se reputan
muebles. Porque entre estatuto de los bienes muebles e inmuebles se entiende que la regla general son
los bienes muebles y la expción son los bienes inmuebles.
› La duda se suscrita respecto de la obligación de entregar una cosa, esto es, conferir su uso o mera
tenencia, o restituir la misma a su dueño, sin que se transfiera su dominio o se constituya un derecho
real sobre ella.
▪ Para algunos, esta es una obligación de hacer, por lo que el derecho correlativo sería siempre
mueble.
▪ Para otros, la obligación de dar no sólo comprende la transferencia del dominio de la cosa o la
constitución de derechos reales sobre ella sino también su entrega material, de tal manera que
el derecho personal correlativo sería mueble o inmueble dependiendo de la naturaleza de la
cosa que debe ser entregada. (profesor suscribe a esta opinión)

LOS MODOS DE ADQUIRIR EL DOMINIO Y LOS DEMÁS DERECHOS REALES

Modo de adquirir el dominio pretende → “Hechos o actos jurídicos que producen la adquisición del dominio o
de otro derecho real”.

10
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Hecho jurídico ≠ acto jurídico: no existe voluntad de producir efectos jurídicos, a diferencia de que los actos
jurídicos si, crear, modificar o extinguir.

▪ Hecho jurídico puede ser obra del hombre u obra de la naturaleza, no hay intencionalidad.
▪ Acto jurídica es declaración de voluntad que tiene propósito de generar efectos jurídicos.

El título es el hecho o acto jurídico que sirve de antecedente a la adquisición del derecho real.

El modo es el hecho o acto jurídico que produce efectivamente la adquisición del dominio.

Los títulos que habilitan para la posterior transferencia del dominio se denominan títulos translaticios de dominio.

Esta teoría tradicional (también llamada del efecto personal del contrato) también se encuentra consagrada en
las legislaciones de otros países, tales como: Austria; Holanda y Suiza. Pero está lejos de constituir la única teoría
sobre la materia que recibe aplicación en el Derecho Comparado.

Enumaración art. 588 CC + la ley → ocupación, accesión, tradición, sucesión por causa de muerte, prescripción
adquisitiva y la ley (ej. art. 250 CC).

Ámbito de aplicación
› Ocupación y accesión solo sirven para dquirir el derecho real de dominio.
› Tradición sirve para adqurir todo tipo de derechos reales, salvo los que son intranferibles (uso y
habitación, debido a su carácter personalísimo).
› Sucesión por causa de muerte sirve para adquirir todo tipo de derechos reales, con excepción de los
carácter personalísimos, ya que son intransmisibles. (≠intransferibles)
› Perscripción adquisitiva sirve para adquirir todo tipo de derechos reales con excepción de algunas
serviducmbres, como las discontinuas y las continuas inaparentes.

Clasificacion de los modos de adquirir

1. Originarios y derivativos: en atención a su dependencia o independencia de un título anterior.

a. Originario: cuando a través de el se produce la adquisión del correspondiente derecho real sin depender
aquello de la eventual anterior titularidad de ese derecho real por otro sujeto.
- Adquisión de un derecho real, ocurre con total independencia de la anterior titularidad que ese derecho
real que ahora se esta adquiriendo.
- No se considera el derecho real anterior que tuvo, en consideración al carácter originario de ese derecho
real a adquirir.
- Para asegurar la titularidad de nuestro derecho real, es solamente necesario verificar que se cuenta con
todos los requisitos necesarios que la ley exige para adquirir ese modo de adquir.
- El derechor real que se adquiere es un uno nuevo, uno original
- Obedecen más a situación de excepción, situaciones anómalas.

Son → ocupación, accesión, la prescripción adquisitiva.

b. Derivativos: la adquisión del derecho real del que se trata depende de que el sujeto que da lugar a ese
modo de adquirir haya sido, efectivamente, titular del derecho que está transifirendo o transmitiendo.

11
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Para que el beneficiario efectivamente pase a ser titular de ese derecho, es impresicindible que el anterior
titular haya sido a su vez titular del derecho que se está transfiriendo o transmitiendo.
- Si no tenía el derecho, en el mejor caso sólo adquirá la posesión.
- Puede que eventualmente pueda obtenerse por prescripción adquistiva, pero ahí se estaría hablando de
un modo originario de adquirir el dominio.
- Son mucho más recurrentes en la práctica.
- Más allá de tener que probar los requisítos necesarios, hay otra exigencia para demostrar, hay que probar
que el sujeto que provocó el derecho de adquirr ha sido dueño.
- Problemática → como puede haber una suecesión indefinida, puede pasar que se adquieran solamente
de manera derivativa y nunca concurra alguno originario. Cualquiera de los supuestos anteriores no lo
sea, y que por ejemplo, alguien fue poseedor y no dueño, es lo único necesario para que se rompa la
cadena.
o En auxilio del propietario que al final no lo era, surge la prescripción adquisitiva.
o ¿Cómo prueba su dominio? Prueba que se poseído la cosa por el tiempo necesario para poder
adquirirla por prescripción. NO es que esté obtiendo por prescripción, sino que como cualquier
cosa en la cadena lo afecta, probndo que es él que ha poseído por tiempo necesario para poseer
por prescripción, excluye que cualquier otra persona pueda reclamar el dominio. Se torna su
dominio indiscutible

Son → tradición y sucesión por causa de muerte.

La distinción tiene importancia para medir el alcance del derecho que se adquiere. Si el derecho se adquiere a
través de un modo originario, para determinar ese alcance basta con examinar el acto o hecho que constituye el
modo y la cosa sobre la que recae.
Pero si la adquisición se ha concretado a través de un modo derivativo, será necesario examinar, además, el
derecho que tenía el antecesor y en que condiciones lo tenía, porque nadie puede transferir o transmitir más
derechos de los que tiene.

2. A título singular y a título universal: depende la la naturaleza de la cosa en la que el derecho real
recae, atención a su individualización.

a. A título singular: cuando la cosa constituye una unidad, puede ser natural o artificial.
- Unidad no quiere decir que esté compuesta de un solo elemento, pero lo imortante es que esos elementos
han perdido su individualidad, por lo que han perdido su cosa única.
- Opera cuando el derecho real que se adquiere a través de él reacae, sobre una o más cosas singulares,
incluso cuando esas cosas singulares en su conjunto son una universlidad de hecho.
- Siempre ocupación y accesión operan a título singular; tradición, normlamente, opera a título singular.
(exc. del supuesto de tradición del derecho real de herencia); prescripción adquisitiva normalmente
opera a título singular. (exc. Cabe posibilidad de adquirir prescripción por el derecho real de herencia,
y ahí será a título universal)

b. A título universal: necesariamente son una pluralidad de cosas singulares, no han perdido su
individualidad, se pueden identficar en si mismas.
- Un sólo todo, porque estas varias cosas singulares o están aplicadas a un mismo fin, que es una cuestión
factica, o bien son consideradas por el derecho como una misma cosa, que es una cuestión juridica, no
sólo son elementos activos (bienes) sino también pasivos (obligaciones)
- Universaldiad de hecho → ej. Biblioteca ; universidalidad de derecho → ej. Patrimonio de una persona.
12
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Las que reciben un tratamiento jurídico diferenciado ded cada uno de sus componentes son las
universidalidades jurídas. Las de hecho no tienen un componente jurídico, por eso se debe aplicar el
estatuto jurídico a cada una de sus partes.
- Cuando el derecho real que se adquiere recae ne una universilidad jurídica, opera a título universal.
- Sucesión por causa de muerte normalmente opera a título univerasal, ya que normalmente se adquiere
el derecho a una herencia. (exc. Opera a título singular en el caso de los legados → disposición
testamentaria que hace el causante de bienes determinados, en cosas sólo singulares)

3. A título gratuito y título oneroso: va a depender si al adquisión del derecho real respectivo, requiere
o no de parte del adquirente de un sacrificio pecuniario.

a. Título gratuito: Cuando la adquisición del derecho se produce sin sacrificio patrimonial de parte del
adquirente.
▪ Ocupación, la accesión, sucesión por causa de muerte y prescripción adquisitiva.

b. Título oneroso: Si el adquirente debe incurrir a un sacrificio patrimonial.

Tradición puede ser de las dos formas, pero va a depender del título traslaticio de dominio que posería el dueño
anterior, que debía ser a título oneroso.

4. Por pacto entre vivos y por causa de muerte.

a. Por pacto entre vivos: los que para operar la adquisición del derecho, no suponen del fallecimiento de la
persona que era titular del mismo.
▪ Ocupación, accesión, tradición y prescripción adquisitiva.
b. Por causa de muerte: en la medida que su operación suponga del fallecimiento de una persona.
▪ Sólo sucesión por causa de muerte.

Necesidad de un título para que opere el modo de adquirir


Es un hecho indiscutido que el modo de adquirir tradición requiere de un título que le anteceda, más
específicamente de un título translaticio de dominio (compraventa, permuta, donación etc.) → art. 675 CC.
› Consecuencia de que en nuestro país se haya adoptado la teoría tradicional, en la que los contratos sólo
generan efectos personales (derechos personales y obligaciones).
En honor a la verdad no es el modo el que requiere el título sino es el título el que requiere el modo para que se
produzca la transferencia del respectivo derecho real.

¿Que ocurre con los restantes modos de adquirir?: Existen opiniones divididas.

a) En opinión de algunos, entre los que se cuenta don Arturo Alessandri Rodríguez, la exigencia del título
resulta aplicable a todos los modos de adquirir que enumera el 588.
› Si bien, no hay ninguna disposición que así lo disponga expresamente, a esta conclusión se arriba
conjugando una serie de disposiciones: 588, 675, 702, 703, 704 y 952)
› En el caso de la ocupación, la accesión y la prescripción adquisitiva, el título se confunde con el modo.
En apoyo de ello se invoca el artículo 703 ( en relación al 702 y 704)
› En el caso de la sucesión por causa de muerte, obra como título el testamento, si la sucesión es
testamentaria o la ley, si la sucesión es intestada. 952.

13
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

b) Para otros, en cambio, entre los que se cuenta a don Manuel Somarriva, la exigencia del título sólo es
aplicable a la tradición. Sus argumentos son los siguientes:

i. El art. 588 sólo habla de modos de adquirir. En ninguna parte exige o ni siquiera menciona a los
títulos.
ii. El que en la tradición se exija la concurrencia de un título obedece a la aceptación en nuestro país
de la teoría tradicional que sólo atribuye a los contratos la producción de efectos personales y no
reales. Como se decía anteriormente, no es la tradición la que requiere del título sino que es este
último el que requiere de la tradición para que se produzca la transferencia del derecho real. De
esta forma, la justificación para exigir la concurrencia del título cuando opera el modo tradición
no se puede hacer extensiva a los restantes modos de adquirir el dominio.
iii. Cada vez que en ciencia jurídica se exigen tales o cuales requisitos o condiciones para que un
acto surta efectos en el mundo del derecho, es precisamente porque existe la posibilidad de que
tales requisitos puedan faltar. Si se aceptara la tesis sostenida por la contraria, resultaría que
cuando opera la ocupación, la accesión, la prescripción adquisitiva y la sucesión por causa de
muerte, el título no podría faltar jamás. En los tres primeros, se dice que el título se confunde con
el modo; en el último, se señala que obra como título la ley o el testamento, y si no se sucede por
ley o por testamento simplemente no se sucede.
iv. Existe la posibilidad de que se suceda a una persona parte testamentariamente y parte ab intestato.
Si se aceptará la tesis contraria, en este caso concurrirían dos títulos en la adquisición de un
mismo derecho real, lo cual carece de sentido.
v. El artículo 703, al disponer que la ocupación, la accesión y la prescripción adquisitiva son títulos
constitutivos, se refiere a los justos títulos necesarios para configurar la posesión regular.

Para entender este argumento se hace necesario tener a la vista el artículo anterior → art. 702 CC.

POSESIÓN

La posesión puede ser de dos tipos: regular e irregular.

1. Regular → requiere de un justo título, adquisición de buena fe y si el título es translaticio de dominio, de la


tradición.

2. Irregular → es la que le falta alguno de estos requisitos (art. 708 CC)

La diferencia entre ambas se produce en el plazo de posesión necesario para adquirir la cosa de que se trate por
prescripción adquisitiva: dos años para los muebles y cinco para los inmuebles, si la posesión es regular; diez
años, si es irregular (2506, 2507, 2508, 2511)

La ocupación, la accesión y la prescripción adquisitiva juegan una doble función. Por un lado, operan como
modos de adquirir el dominio y por otro lado sirven como antecedente justificativo a la posesión regular.
› Es en relación a esta segunda función que puede considerarse a la ocupación, a la accesión y la
prescripción adquisitiva como títulos; pero no en su función de adquisición del dominio.
› Es necesario que estas dos funciones sean claramente diferenciadas. Si se les confunde y se sostiene que
en todo caso la ocupación, la accesión y la prescripción adquisitiva constituyen, al mismo tiempo, título
y modo, se llegaría a la incongruencia que el poseedor regular sería siempre dueño, cuando invocara
alguno de ellos como antecedente de su posesión.

14
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› En efecto, si el poseedor regular invoca la ocupación, la accesión o la prescripción adquisitiva como


justo título de su posesión regular y al mismo tiempo el antecedente invocado opera como modo de
adquirir el dominio, lo que se adquiere es precisamente el dominio, perdiendo toda relevancia la
posesión.

LA OCUPACIÓN
Es el modo de adquirir el dominio de las cosas que no pertenecen a nadie, mediante su aprehensión material
acompañada de la inteción de adquirlas, siempre que su adquisición noesté prohibida por la sleyes aptrias ni por
el derecho internacional. (art. 606 CC)

Sólo se puede adquirir el derecho real de dominio de cosas corporales muebles.

Requisitos:

1. Que se trate de una cosa que no pertenece a nadie. (art. 590 CC) Pueden ser por:
▪ Porque nunca a tenido dueño,
▪ Porque habiendo tenido dueño ese lo abandono o tenía la intenicón de abandonarla,
▪ Si la cosa recuperó su libertad o si,
▪ La cosa que tuvo dueño pero dejó de tenerlo porque permaneció oculta por demasiado tiempo.

2. Que la cosa sea aprehendida materialmente;


- Para aprehender algo, esa cosa debe estar dotada de una determinada corporidad.

3. Que exista la intención de adquirir el dominio;


- Por parte del aprehensor exista la intención de adquirir el dominio, no basta con la aprehensión material.
- Requisítos psicologicos detrás de la aprehensión material. Por lo mismo incapaces en materia de
posesión no pueden adquirir por ocupación: infantes (menores de 7) y dementes.
- Si hay absolutamente incapaces que pueden adquirir por posesion: impúberes mujeres (7 y 12) y
hombres (7 y 14), los sordomudos que no peuden darse a entender claramente.

4. Que sea adquisicón no esté prohibida por las leyes patrias (reglas de pesca y caza) ni por el Derecho
Internacional (conflicto bélico)
- Manera más recurrente de ocupación es la pesca, pero debe llevarse a cabo mediante las reglas que la
regulan: Ley de Pesca.
- Las reglas de derecho internacional es la que tiene por objeto proteger la propeidad de los vencidos en
un conflicto bélico.

Clases de ocupación

1. La ocupación de cosas animadas: se incluyen aquí la pesca y la caza;


2. La ocupación de cosas inanimadas: aquí encontramos la denominada “invención o hallazgo, que consiste
precisamente en la ocupación de cosas inanimadas; el descubrimiento de un tesoro (que siendo una especie
de invención o hallazgo está sometido a reglas particulares); y la captura bélica, que se presenta en caso de
conflicto bélico y que consiste en el despojo de los bienes del vencido por parte del vencedor; la captura de
bienes muebles en la guerra terrestre se llama botín, mientras que la captura de naves y de mercaderías en el
mar se llama presa.

15
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

3. La ocupación de especies al parecer perdidas y especies naúfragas.

Con todo, las disposiciones del C° relativas a la ocupación deben necesariamente ser complementadas con una
serie de disposiciones de carácter administrativo.

LA ACCESIÓN
Es el modo de adquirir el dominio por el cual el dueño de una cosa pasa a serlo. De lo que ella produce o se junta
a ella. (art. 643 CC)

Su aplicación solo concurre en el derecho real de dominio.

Tipos:
a. Discreta (o de frutos, o por producción; frutos = productos en CC) (art. 644 CC → naturales; art. 647 CC
→ civiles): aquella en virtud del cuale el dueño de un cosa se hace dueño de lo que esa cosa produce.
› Es muy criticada porque se considera que es innecesaria, porque el dueño de una cosa se transforma en
dueo de loque esa cosa produce en razón de la facultad de goce que su mismo derecho de dominio le
otorga.
› También se le critica que el término accesión, no cocnurre con lo que sucede, cuando hay accesión no
quiere decir que se acceda a algo, el fruto sólo queda ahí mismo.
› Fruto: cosa que es producida en orden periódico sin detreimento de la cosa fructuaría. ≠ Producto no
es periódico y hay detreimento de la cosa fructuaría → CC los utiliza como sinónimos.
› Frutos naturales (art. 645): tienen una existenca física.
a. Frutos naturales propiamente tales: los que la cosa produce de forma espontánea.
b. Frutos industriales: los que la cosa genera gracias a la acción de la industria humana.

Pueden encontrarse en 3 estados distintos:


a. Frutos pendientes: forman un solo todo con la cosa que los genera, luego cualquier acto de
disposición celebrado con respecto a ésta comprende a aquellos.
b. Frutos percibidos: el propietario de la cosa fructuaria podrá igualmente disponer de ellos (es
su dueño) pero en forma independiente.
c. Frutos Consumidos: ellos ya han salido, material o jurídicamente, de patrimono del dueño de
la cosa fructuaria, por lo que no será posible disponer de ellos.

› Frutos civiles (art. 647 CC): carecen de exisencia física correspondiendo a una clasificacion jurídica
en donde la utilidad o ganancia que se percibe como consecuencia de haber cedido el uso y goce de una
cosa ej. Renta de arrendamiento.
› Pueden encontrarseen dos estados: pendientes mientras se deben y percibidos desde que se
cobra.

b. Continua o propiamente tal: la que se produce cuando el dueño de una cosa también pasa a serlo de lo
que se une o junta a esa cosa. Estas dos cosas que se juntan pueden que sean inmbuebles, muebles o bien
puede que una sea inmbueble o mueble, todas las combinciones son posibles.

› Puede producirse producte de la acción de la naturaleza o de la acción del hombre (industriales).


› Es necesario que pertenezcan a distintos dueños, donde hay que determinar quien es el dueño de las
cosas unidas, para hacerlo como principio el Código incurre a la regla de que lo accesorio sigue la suerte

16
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

de lo princpo, luego de los dos elementos que se juntan el dueño de lo accesorio apsará a ser dueño de
la cosa principal.
› Pueden ser: Accesión de inmueble a inmueble o natural (ej. Aluvión art. 649 CC), mueble a inmueble
(o industrial) (ej. edificación art. 668 CC) y mueble a mueble (ej. Especificación art. 662 CC; mezcla
art. 663 CC).

LA TRADICIÓN
arts. 670 al 699 CC
“Es el modo de adquirir el dominio de las cosas y que consiste en la entrega que su dueño hace de ellas a
otro, habiendo por una parte la facultad e intención de transferir el domimio, y por otra la capacidad e
intención de adquirirla” (art. 670 CC)

• Parte por ubicar a la tradición en el género que pertence → modo de adquirir → consiste en la entrega.
• La sustancia de la tradición misma es la entrega de la cosa.
• Para que esa entrega efectivamente otorgue el efecto traslaticio es necesario que la entrega la haga el dueño
de la cosa en calidad de tradente y además, la entrega debe ir precedida por la doble intencionalidad, ósea
también la intención de recibir la cosa. → acuerdo de voluntades entre tradente y adquirente.
- Si no existe ese acuerdo previo (ósea, tampoco intención), por mucho que haya entrega no va a haber
tradición. → conducirá solo a la mera tenencia de la cosa entregada.
- Para que pueda producirse ese acuerdo de voluntades es necesario que por parte del tradente exista la
facultad de transferir el dominio de la cosa, y por el lado del adquirente exista la capacidad de adquirir.

En cuanto acto jurídico bilateral es una convención extintiva, pero no califica como contrato (ya que no crea
derechos y obligaciones), sino que extingue los derechos personales y su obligacion correlativa, que es la
obligación de hacer la entrega. → tradición la forma de extinguir la obligación.

Características:

1. Es una modo adquirir derivativo: La adquisión del dominio que a través de él se pretende, va a depender
de que quien interviene en esta convención en calidad de tradente sea efectivamente el dueño de esa cosa.
› Sino es el dueño no va a haber transferencia de dominio, no producirá el efecto natural de la tradición.
› Dominio que se adquiere no es un dominio nuevo, es el mismo dominio que viene del tradente → se
transfiere.
› Si el tradente no tenía ese derecho, el adquiriente nada tiene.
› El derecho que se adquiere por medio de la tradición no nace en el adquirente, como ocurre en la
ocupación, en la accesión o en la prescripción adquisitiva, sino que se transfiere desde el tradente al
adquirente, asemejándose en este sentido a la sucesión por causa de muerte.
› La relevancia de ser un modo de adquirir derivativo estriba que en virtud de la tradición no se transfieren
al adquirente más derechos de los que tenía el tradente; luego, si el tradente no era titular del derecho
que en virtud de la tradición se pretende transferir, el adquirente no va a adquirir ese derecho.

2. Modo de adquirir que por regla general opera a título singular: por regla general las cosas que se
adquieren por medio de la operación de la tradición son cosas singulares.
› Exc. Tradición del derecho real de herencia. → tradición opera a título universal.
17
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› En este caso el derecho que se transfiere por medio de la tradición – que es el derecho real de
herencia - recae en una cosa universal o universalidad como lo es la herencia; luego, en esta
hipótesis, la tradición opera como modo de adquirir a título universal.
› Cabe advertir que la tradición del derecho real de herencia no opera entre el causante y el heredero
(entre ellos opera otro modo de adquirir que es la sucesión por causa de muerte). La tradición
operará entre el heredero y un tercero; en virtud de ella el heredero transfiere al tercero el derecho
que le cabe en el patrimonio del causante que es la herencia y que adquirió por medio de la
sucesión por causa de muerte.

3. Puede operar a título gratuito u oneroso: va a depender del titulo traslaticio de dominio si es gratuito u
oneroso.

4. Operará como modo de adquirir entre vivos

5. Para su perfeccionamiento requiere de la concurrencia de dos voluntades, la del tradente y la de


adquirente; luego estamos en presencia de un acto jurídico bilateral o convención.

› No es un contrato porque en virtud de ella no se crean derechos y obligaciones; por el contrario, a través
de la tradición tales derechos y obligaciones se extinguen. En efecto, por medio de la tradición se
extingue la obligación de llevarla a cabo, que se ha contraído por medio del título que le sirve de
antecedente.

Ámbito de aplicación → a todos los Derechos Reales, salvo los denominados derechos personalísimos, ya que
son intrasferibles. Ej. Dº real de uso y y dº de habitación. (art. 819 CC)

Existe tradición de derechos personales → ésta opera una vez que la pesona tiene el crédito gracias al contrato
respectivo, el acreedor puede prentender a ceder su crédito. (cesión de créditos) ej. Cheque.

Requisitos de la tradición
En la práctica son solo dos requisítos → la existencia de un título traslaticio de dominio y la entrega de la cosa.

Todas esdtas exigencias son necesarias para que como consecuencia de la tradición el adquirente adquiera el
dominio de la cosa que se le está entregando, pero el inclumplimiento no obsta de que pueda obtenerlas a partir
del efecto secundario de la tradición.

A) Dos partes: tradente y adquirente.


1. Tradente (dueño o mandatario debidamente autorizado según el art. 671 CC) → facultad de transferir.

i) Debe ser dueño de la cosa que se entrega o titular del derecho que transifere

› Aforismo → Nadie puede transferir más derechos que los que tiene. De esta forma, para que la
tradición efectivamente transfiera el derecho de que se trata, resulta necesario que el tradente sea
titular de ese derecho. Si no es así, la tradición no producirá la transferencia del derecho.
› Eso no quiere decir que la tradición efectuada por quien no es dueño de la cosa entregada por él o titular
del derecho que pretende transferir, carezca de validez. Por el contrario, ella es perfectamente válida,
sólo que no transfiere el derecho de que se trata.

18
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› arts. 682 y 683 CC no puede caber la menor duda que al tradición hecha por quien no es dueño de la
cosa entregada, es válida, sino que no produce su efecto normal. No es anulable. → efecto
secundario de la tradición.
› Es decir, la tradición efectuada por quien no es titular del derecho que se pretende transferir,
no transforma al adquirente en titular de ese derecho, pero si la transforma en su poseedor,
pudiendo llegar a adquirir ese derecho por prescripción adquisitiva.
› Es más, si con posterioridad a la tradición hecha por quien no es titular del derecho en cuestión,
el tradente llega a ser titular de ese derecho o si dicho titular ratifica lo obrado por el tradente,
se reputa que el adquirente es dueño de la cosa o titular del derecho en cuestión desde el
momento en que se perfeccionó la tradición.
› Ello, a su vez obedece a que en nuestro ordenamiento jurídico la venta de cosa ajena es plenamente
válida y entre las partes contratantes produce todos los efectos propios de este contrato. → art. 1815.

ii) Debe tener la facultad de trasferir el domnio o el derecho de que se trate

› Posee la facultad de transferir, legitimado para transferir (≠capacidad para transferir una cosa, que
necesita la capacidad de ejercicio) → si posee incapacidad no posee por si solo la facultad de transferir
de la cosa de la que se trata. Si no tiene capacidad de ejercicio, que actúe a través de un representante
legal o autorizado por él.
› Si el tradente es plenamente capaz, podrá actuar por si sólo o a través de un mandatario que el mismo
designe.
› Si es absolutamente incapaz, necesariamente, deberá actuar a través de su representante legal.
› Vicio de nulidad como causal de nulidad se preenta en el titulo traslaticio de dominio que antecede a la
tradición, más que a la tradición misma.
› Tradición será anulable de nulidad relativa, en el primer caso; y de nulidad absoluta, en el
segundo. Art. 1682 CC.
› Ausencia de incapacidades particulares (art. 1447 CC)→ prohibiciónes (norma prohibitiva)
impuestas a ciertas personas para celebrar ciertos actos (arts. 1796 y ss. CC). La persona es capaz peo
para celebrar ese acto la ley lo priva de la legitimidad encesaria. En algunos casos esta ausencia de
legitimacióines absoluta (o relativa, dependiendo si la norma que las establece tiene una naturaleza
prohibitiva o imperativa), en otros la falta de legitimidad es raltiva porque cab ela posibilidad de que el
sujeo llegue a tener la legitimida siempre que cumpla con las solemnidades que la ley establece. →
nulidad absoluta.

› Además requiere que al cosa que está entregando sea susceptible a ser trasnferible y suceptible de
apropición. Lleva implícita la transferibilidad de dcicha cosa, la idea es que los bienes circulen, si estos
lo hacen gener riqueza.
• Salvo aquellas que la ley considera intrasferibles: derechos personalísimos, los bienes
embargados. (nº2 y nº3 del art. 1564 CC → objeto ílicot). Diferencia radica en que los
derehcos personalisimos son transferibles por el solo ministerio de la ley, en cambio las
cosas embargadas para que adquieran este carácter de intrasferibles es necesario que
sedeclara una resolución judicial que las coloque en el supuesto de intrasferibildiad.
• Embargo → cualquier tipo de reoslución judicial que impida la enajenaicón de esa cosa.
Incluye medidas precautorias (prohibición de enajenar). Medida propia de juicio ejecutivo
(juicio de cobranza)

2. Adquirente → capacidad de adquirir, es decir capacidad de goce.

19
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› En este sentido es criticable la redacción del art. 1575 CC i. 1: elpago en el que se debe trasnferir la
propeidad, será el pago de la obligación de trasnferir la propiedad. No es posible congeniar este articulo
con el 683 CC.
i. Este articulo poviene de la legislación en donde los contratos por si solo generarían derechos
reales. Ej. Sistema francés
› Puede llegar a ser dueño por dos caminos más: con raitficación del dueño estableciendo lo todo logrado,
adquiriendo el dominio de manea retroactivay quedará como si hubiere sido hecha el momento que
correspondia. EL otro cmain, el tradente no dueño adquiera él dominio de la cosa con el timpo, adquiere
plena eficacia.
› Tiene que manifetsr la intención de adquirir para ello necesita tener la capacidad de adquirir la cosa que
se le entrega.
› No tendría mucho sentido que el codigo exigiera la capcidad de cosas, ya que tdas las personas tienen
la capacidad de goce ya que es un atirbuto de la personalidad, no tendría sentdo exigir algo que no puede
no cumplirse. → Por ello debe exigirse la capacidad de ejercicio.
› Es necesario que no esté afecto a incapacidades particulares.(se desarrollan en relación al titulo
traslaticio de compaventa).

B) Consentimiento exento de vicios → sobre cosa, persona o título.

Siendo una convención, la tradición no sólo supone de la intervención de dos personas, además es necesario que
sus voluntades confluyan en un mismo objeto. Es decir, por el lado del tradente debe existir una intención de
transferir el dominio de la cosa o de transferir el derecho de que se trata y por el lado del adquirente, debe existir
la intención de adquirirlo.
Arts. 672 y 673 CC. → los incisos primeros de las normas no aportan mucho más de lo que en trega la definición
del concepto de tradición. Pero estriban en que ellos aluden a la falta de un requisito de existencia del acto jurídico
bilateral tradición, cual es el consentimiento o el acuerdo de voluntades.

Inciso 2 de los dos articulos, parten delsupuesto de que no existe esa voluntad pero plantean la posibilidad de
subsanar esa ominsión a través de uan ratficiación por parte de quien debe emitir esa voluntad.

› En el fondo ambos articulos se ponen en el supuesto que existe una ausencia de un consentimieno,
entonces, tradicionalmene cuando valta un requisíto de existencia sería la nalidad absoluta y esos vicios
no son saneables respecto de la ratificación. Entonces ¿cómo periten sanear ese vicio de la voluntad? →
unico caso del CC que podrá sanearse de esta menera.

El objeto del consentimiento es la cosa que es objeto de la tradición, una persona tienen que querer trasnferir el
dominio de una cosa y la otra de adquirir el dominio de la misma cosa.

Es necesario que el consentimeintro recaiga en el título que ha de anteceder a esa tradición. No pueden estar
pensando en titulos disntintos.

Respecto del tradente el acuerdo de volutnades debe caer en la persona en la que cae la tradición.

Los vicios en materia de tradición son error, fuerza y dolo.

a. Error → regulación particular.

20
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

i. Arts. 676 (en relación con el artl. 1453 CC) En la primera parte de artículo, el vicio se presenta
el en el titulo traslaticio de dominio, en la identidad de la cosa tradida, y ocmo consencuencia
del anulación de titulo, se anularaá la traidición.
En la segunda parte de artítuclo, existe error en la persona, normalmente viciando el
cosnentimiento en actos intuito pesonae, si en este supuesto excpcional se anulará el tíutlo Si
bien el error en la persona por regla general, no vicia el consentimiento, la presente excepción
se justifica plenamente por cuanto la tradición no es sino el cumplimiento de una obligación
que emana de un contrato y para que la obligación se entienda cumplida y, por consiguiente, se
extinga, es necesario que ello tenga lugar con respecto al acreedor de dicha obligación y no a
favor de otra persona. La tradición equivale al pago de la obligación que nace del translaticio
de dominio, elapgo para que sea eficaz es necesario que se hago a favor del acreedor, el que lo
represetna o acreedor aparente, entonces al final de art. Se estaría haciendo alsión al pago de lo
no debido (pago inefecicaza en uanto no exitengue la obligación de lo que debe pagarse y
genera la boligación de restituir lo pagado), que es un caso de causicontrato.

Art. 2295 CC → Si la tradición se hce a favor de una prsona distinta al acreedor de la


obligación respectiva, estaremos frente a un pago de lo no debido, pudiendo repetirse lo
pagado.

ii. Art. 677 CC → error en el título invalida la tradición. Tiene dos variantes:
› Una de las dos partes involucaradas en la tradición piensa que el titulo en virtud el cual está
ahciendo la entrega es un tíutlo de mera tenencia (préstamo, contrato de comodato). En
cambio la que recibe la cosa piensa que es el titulo translaticio de dominio lo que recibe. →
se invalidará el contrato, no hay acuerdo de voluntades.
› La dos partes estén de acuerdo ene l tipo de titulo del que se trata, que es efectivamente
traslaticio de dominio, pero no están de acuerdo en la especie de titulo traslaticio de dominio
del que se trata. Ej. donación vs compraventa.

Ambos casos la tradición es nula.

C) Título traslaticio de dominio válido.


Art. 675 CC → la tradición es necesaria porque el titulo traslaticio de dominio por el si solo no tiene la aptitud
suficiente para provocar la adquisición de un derecho real.

No es que la tradición requiera de un titulo, sino el titulo requiere de la tradición.

Ej. contratos de compraventa, donación, sociedad en cuanto al aporte que los socios tienen que hacer a la sociedad,
mutuo, permuta.

Pese a la denominación “título translaticio de dominio” debe tenerse claro que esta exigencia no sólo se aplica
cuando el derecho que se pretende transferir por medio de la tradición es el derecho real de dominio. Esta
exigencia es aplicable cualquiera que sea la cosa tradida.

Si no hay título o si el título es declarado nulo, la tradición no será valida. En el primer caso, se le anulará
directamente; en el segundo quedará sin efecto como consecuencia de la anulación del título. En ambos casos, no
existe la menor duda que la tradición no produce el efecto de transferir el dominio. La duda se suscita respecto
del efecto posesorio de la tradición.

21
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

¿Si después de efectuada la tradición, se descubre que no hay título o si éste es declarado nulo, el adquirente ha
entrado o no a poseer la cosa en virtud de dicha tradición?

Si nos apoyamos exclusivamente en el efecto retroactivo de la nulidad, en virtud del cual todo efecto o
consecuencia del acto declarado nulo desaparece, deberíamos concluir que en estos casos la tradición no puede
ser invocada como antecedente de la posesión.

Invalidación del titulo:

1. Ff
2. 22
3. EEE
4. Existencia de vicios de la volutnad sea en la cosa o en el título.
5. Ausencia de las solemnidades que la ley exige. Ej. contrato de compaventa que versa sobre biene
sinmuebles tiene que otorgarse por escritura pública.

Anulación del titulo va a impedir que se trasnfiera el dominio, lo que se discute es que sifrente a la ausencia de
titulo o a su anulación se produce o no este efecto secundario que tiene la tradición, que e spermitr que el
adquirente se trasnforme en poseedor. Argumentos de que no sucede:

› Efecto retroactivo de la nulidad: si celebramos un contrato a mod de titulo traslatcio de dominio, si


esse titulo de anula, hay que entender que ese contrato nunca se celebró, no hubo titulo traslaticio.
Ficción jurídica que s eproduce a raiz de la nulidad, no es nada, no puede generar ningun efecto jurídico.
› Figura ha sido dejada de la lado: entre realdiad y ficció jurídica se debe inlinarse a la realidad,
ya que para ello es el derecho. Art. 675 CC en la parte final vincula la falta e validez del titulo
a la ausencia de transferencia de dominio.

D) Entrega de la cosa.

1. Entrega propiamente tal o meramente material → Conduce a la mera poseisón de la cosa.


› No existe la doble intencionalidad, simplemente existe la intención de traspasar materialmente la cosa
de una persona a otra, pero sin pretender transferir derecho alguno que sobre ella exista.

2. Entrega jurídica o tradición → requiere un titulo traslaticio de domino, lo que es lamanifestación de la


intención de las partes trasnferir y adquirir el derecho.

Como consecuencia de la tradición, el adquirente, en principio adquiere la propiedad del objeto tradido. En
determinados casos, adquirirá su posesión y podrá llegar a adquirir el dominio de ese objeto por prescripción
adquisitiva. La mera entrega material no transforma a quien recibe la cosa en dueño o poseedor de ella, sino
únicamente en mero tenedor de la misma ( que es quien reconoce un dominio ajeno sobre la cosa); por lo que
tampoco puede llegar a adquirir su dominio por prescripción adquisitiva.

Pese a las diferencias existentes entre tradición y entrega, el legislador no siempre emplea estos términos de
manera correcta. En ocasiones los utiliza como sinónimos. Ej: Art. 1824 CC

1) Tradición de derechos reales sobre cosa una corporal MUEBLE (art. 684 CC)

22
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Se aplican plenamente también al derecho de usufructo y al derecho de uso.

Con prenda con desplzamiento se produce a través de la entrega real de la cosa empeñada. En cambio, en prenda
sin desplazamiento la manera de constituirla es a través de la inscripción del título respectivo en el registro de
Prendas y Desplazamientos que es parte del Registro Civil.

Otros derechos reales menos dominio, hay que distinguir el efecto que esa entrega tiene respecto de la cosa y el
efecto que la entrega real tiene del derecho, porque ahí respecto de los restantes derechos no se sucita esa
confusión total de la palabra cosa que sucede en el dominio, translando el título y el poderío de la cosa juntos, en
los demás derechos reales no sucede.

Real o verdadera (inc nº1) : cuando el tradente entrega físicamente la cosa al adquirente o
le permite de alguna manera, la aprehensión mterial.permitiendo el tradente al adquirente la a
adquisición de la cosa ala cual se refiere.

TRADICIÓN
De larga mano (inc. Nº2): en ella se ginge que la mano se
extiende hasta donde alcanza la vista, se muestra la cosa.
Ficta (incs
Nº 2 a 5) Simbólicas (inc 3 y 4); se ejectuan con la entrega de una cosa que
simbolizan la intenvcón del tradente de desprenderse de la cosa que
está entregando. Ej Llaves

De breve mano (inc. 5 primera parte): se hace en favor de una


persona que viene detentando la misma cosa pero no el calidad de
dueño sino en calida de meor tenerdor. La cosa no se muede de
donde esta.

Inc. 4: hecho de poner la cosa a


Clausula constitutoria (inc. 5 parte final): el tradente de la
disposición del adquirente,
cosa la conserva en su poder ahora como mero tenedor. Dos
representa o simboliza la intención
títulos: de mera tenencia y traslaticio de dominio
del tradente de transferirle el
dominio de esa cosa (no requiere
de la presencia de ambas partes,
sóloSalvo
del tradente. ello la diferencia
en la tradición por breve mano, en que el adquirente tiene la cosa en su poder, en los demás casos de
del tradición
N° 1). ficta, si bien el adquirente no aprehende materialmente.

Lo que se discute es si es posible que existen otros casos de tradición ficta, fuera de aquellos que la ley
reconoce. Según algunos, entre los que destaca Claro Solar, no habría inconvenientes en ello, en la medida que
la ficción creada implique que la cosa tradida quede efectiva e inmediatamente a disposición del adquirente.
Para otros, entre los que podemos mencionar a don Vitorio Pescio, ello no sería posible, en atención a las
siguientes razones:
• El encabezado del artículo 684 está redactado en términos limitativos;

23
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

• Los casos de tradición ficta constituyen ficciones legales, que, en cuanto tales, tienen un carácter
excepcional y deben aplicarse en forma restrictiva, limitándolas a aquellas situaciones
expresamente previstas por el legislador.
• Dentro de los efectos de la tradición no sólo está la transferencia del dominio sino también la
adquisición de la posesión. Esta último supone de la aprehensión material o legal de la cosa
(unida al ánimo de señor y dueño). La señalada aprehensión legal sólo podría tener lugar en los
casos en que la ley la establece.

Art. 685 CC → la anticipación opera en el título traslaticio de dominio, clasificándolo anteriormente como bien
mueble. La tradición opera de modo normal.

2) Tradición de derechos reales sobre cosas corporales INMUEBLES (art. 686 CC)

12 de septiembre del 2018

La tradición se hace de la misma manera que un bien inmueble, con la escripción del bien respectivo en el
Conservador de bienes raíces. El mismo título que sirve de titulo traslaticio de dominio, hace de tradición.

El derecho real de servicumbre es una excepción a la regla, la tradición se hace por esctirua pública, no es
necesario ir a inscribirla el Conservador de Bienes Raíces.

› Contraexpeción → la servidumbre alcantrillados que se producen en predios urbanos solo puede


inscribirse por escritura pública inscrita en el Conservador de Bienes Raíces., Ley Nº6.977.

Funciones del sistema registral:

1. Funcionar de título traslaticio de dominio.


2. Sirve para mantener la historia y dar publicidad a la propiedad raíz. Así se puede cononcer la situación
actual, quien es su dueño, grávamenes, etc. Evitándose de esta forma los engaños que pudieran ser víctima
terceros.
3. Una vez que el mueble se incorpora la inscricpión es necesaria para adquirir la posesión. La inscri`ción
hace la garantía de la posesión. También hace prueba de la posesión.
4. En ciertos casos, sirve como solmenidad del contrato, del titulo que antecede a la tradicón. Ej. hipotéca.

Reglamento para la Oficina del Conservatorio de Bienes Raíces (RRCBR)

Tiene rango de precepto legal, pues en realidad se trata de un decreto con fuerza de ley.

El sistema registral es de inscripciones y no de transcripciones. Solo se registra un extracto del título, no se le


transcribe.
Registros:
• Registro de propiedad → Se inscriben las transferencias y transmisiones de dominio, y las sentencias que
declaran las adquisiciones de dominio por prescripción adquisitiva
• Registro de hipotecas y gravámenes → Se inscriben los títulos traslaticios de las hipotecas, usufructos,
derechos de uso, de habitación y las servidumbres, cuando se inscriben
- Esta es una inscripción constitutiva.

24
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

• Registro de interdicciones y prohibiciones de enajenar → Se inscriben los embargos en sentido amplio, las
sentencias que declaran la interdicción de una persona, las prohibiciones convencionales de enajenar, etc.
Libros:
• Libro Repertorio → Se registran los títulos por mero orden de llegada, con día y hora
- Los efectos de la tradición se cuentan desde la fecha del repertorio, no de la inscripción
• Libro Índice General → Se anotan los nombres de las personas en favor de quienes se han hecho
inscripciones

Títulos que deben inscribirse → Art. 52 RRCBR


› Su inscripción es obligatoria
Títulos que pueden inscribirse → Art. 53 RRCBR
› Su inscripción es facultativa
› En general, su inscripción se vincula con su oponibilidad

3) Tradición de derechos personales


Art. 699 CC → tradición de los derechos peronsales, no no estamos refiriendo a su nacimiento, ya que ese es el
contrato, sino que se habla de la transferencia, posesión de un derecho personal ya existente. El acreedor quiere
trasnferirlo a un tercero.

› El cedete hace la entrega el titulo del derecho personal consta.

En el Dº Personal, está el acreedor y el deudor. El acreedor quiere trasnferirlo o cederlo a un tercero (deudor) ,
allí el acreedor asume el rol de cedente al tercero cesoionario, en virtud de esa trasnferencia es la idea que el
cesionario pase a tomar el lugar del acreedor.

¿Pero dónde se encuentra el deudor? ¿Cómo hacer que los efectos de primer acto jurídico sean opinibles al deudor,
que estaría tomando el rol de un tercero en la otra relación jurídica?

La “entrega del título” a que se refiere esta norma puede tener lugar a través de la entrega material del documento
en que consta el crédito como también de una manera simbólica, es decir, de cualquier forma que deje de
manifiesto la intención del cedente de transferir el crédito al cesionario.

Art. 1901 = art. 699.

Art. 1902 CC → la cesión no produe efecto respecto al deudor, porque es inoponible, ni contra terceros en general,
mientras no ha sido notificada por el cesionario al deudor o aceptada por éste, sin necesidad de ésta notificación.

› En el mismo titulo que antecede la tradición del derecho peronal, comparezca el deduror aceptándola.
› La ley no especifíca como se notifica, así que a cualquier tipo de ministro de fe suficiente. Ej. notario.

Todo esto es aplicable a los créditos nominativos (los que se extienden a favor d euna peronsona en particular, el
acreedor). Hay más tipos de créditos:
25
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› Creditos a la orden: a la orden de cierta persona, puede ordenar a quien se le paga a través del endoso,
cesión produce efectos entre acreedor y cesarionario y el deudor. ≠ a favor de cierta persona
› Cesión

EFECTOS DE LA TRADICIÓN
Hay que distinguir si quien hace la tradición es o no dueño de la cosa entregada.

Si es dueño → trasnferir el dominio de esa cosa. Ahora bien, siendo la tradición un modo de adquirir derivativo,
las condiciones en que el dominio pasa al adquirente serán las mismas en que lo tenía la el tradente.

Si no es dueño → arts. 682 y 683 CC el efecto que se produce permitir al adquirente adquirir la posesión de la
cosa que recibe.

La posesión que adquiere quien recibe esta cosa por quien no es dueño, será poseedor regular o irregular si se
cumplen los requisitos de una otra, hay que revisar el momento que el adquirente la adquiere.

› En esta determinación no tiene niguna incidencia al calificacion que el tradente haya tenido respecto de
la misma cosa. No condicionada por la situación que el tradente haya tenido respecto de la misma cosa.
La posesión al ser un hecho no se transmite ni transfiere, se incia en el sujeto mismo y hay que juzagarla
a partir de él.

¿Habiendo titulo traslaticio de dominio, puede el beneficiario acreedor del titulo, exigir la realización de al
tradición? Los contratos en principio producen sus efectos como un acto jurídico puro y simple, es decir desde
el mismo momento en que el contrato se perfecciona.

› En la inscripción esto no tema, porque para que se haga la inscripción el adquirente no requiere del
cncurso del tradente, no es el tradente quien tiene el deber de hacer al insccripción, porque toda escritura
se incliye al final una cláusula de estilo de mandato de las los partes a cuqluier persoan que porte esa
esccritura que solicite que se haga esa inscripción. Al final, se tiene preocupar el que compra para ir a
inscribirla.

Excepiones a la eficacia pura y simple de un contrato:

Tiene que haber plazo suspensivo o condición suspensiva, en el evento que se haya pactado uno de los dos, ya
no se porá exigir que se haga la tradición tan pronto que el contrato se perfecciona, habrá que esperar el plazo o
la condición de que se cumplan.

› En la modalidad plazo se suspende en virtud e la exigibilidad (“derecho a reclamar”) de la obligación


relativa. Y en la condición se suspone el nacimiento mismo del. Derecho a exigir la tradición, mientras
la obligación no se cumple, una vez que. Se cumple nace retroactivamente.

La exigibilidad del derecho a exigir que se haga la tradición puede estar suspendida como consecuencia de la
dictación de una resolución judicial. Ej. ese crédito sea bjeto de un embargo, ósea objeto de una medida
precautoria que impide su ejercicio, si está embargado no puede exigirse.

26
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

EL DOMINIO O LA PROPIEDAD

art. 582 inc.1 CC → “El dominio (que se llama también propiedad) es el derecho real en una cosa corporal para
gozar y disponer de ella arbitrariamente; no siendo contra ley o contra derecho ajeno”.

› Parte señalando el género que pertenece: los derechos reales.


› Derecho real ha de recaer en una cosa corporal. Puede ser criticable de que las cosas incoporales no
serían suceptibles de derecho, pero luego en el art. 583CC habla de que hay una especie de dominio
para ellos también.
› En viirtuddel deerecho real se puede gozar y disponer de la cosa en que el derecho real recae, pero no
son las únicas.
› ¿cómo puede el dueñoe jercer esas facultades que el derecho le confiere respecto de la cosa? → de
manera arbitraria, es decir, sin fundamento racional para el ejercicio que hace de sus facultades.
› No quieredecir que no reconozca ningún tipo de limite: no puede ir contra la ley ni tampoco de
a través de ese ejercicio afectar derechos subjetivos ajenos.

Características:

1) Es un derecho real: exigible erga omnes, que se materializa a través de una acción real → acción
reivindicatoria, en contra de cualquier persona que perturbe al propietario en el ejercicio de su derecho.

2) Es un derecho absoluto:
a. Confiere a su titular el mas amplio poderio que una persona puede detentar respecto de una cosa,
facultades más amplias. (o general)
b. Sus facultades del titular del derrecho de dominio, pueden ser ejercidas a su total arbitrio. (o
independiente)

El carácter de derecho absoluto obedece a la concepción clásica, que converge en el contexto de la creación del
código civil, y más aún de las bases de nuestro CC, el Código Civil francés de 1804. Se intentaba resaltar los
derechos inviduales en cierta forma es lógico haber concebido al derecho de dominio de esta forma, de manera
absoluta y de manera arbitraria.

Estaba lejos de ser considerada como ua función social en ese tiempo, que hoy si es reconocida en el art. 19 Nº24
de la CPR, el elgislador podría afectar nuestro dereco indivudual de dominio si esa limitacion logra ser justificada
en el beneficio social que ella genería.

› La idea de social, el ejercicio del derecho de dominio no debería solo beneficiar eltituar de se derecho,
a través del ejerciico de su derecho la sociedad y el resto de las personas también se viera beneficiado.

En el mismo concepto de derecho de dominio el legislador reonoce que este derecho absoluto tiene como limites
a la ley y el derecho ajeno, en lugar de calificar al derecho de dominio como absoluto hay algunos que prefieren
calificarlo como: general e independiente.

3) Exclusivo: sólo puede existir un derecho de domino sbre la misma cosa, no pueden existir dos deerechos de
dominio distintos sobre la misma cosa. Los dos derechos de dominio estarían en conflicto.

Que sea exclusivo no excluye, que pueda tener más de un titular en un mismo derecho de dominio. Pluralidad de
titulares. Ej.comuneros.
27
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› Son derechos de dominios distintos sobre la misma cosa.

El caracter exclusivo tampoco se opne a la coexistencia del dominio con algún otro derecho real sobre la sima
cosa, el derecho de dominio no puede “convivir” con cualquiera de su misma especie, pero si acepta que otros
tipos de derechos reales convivan con él.

Al ser exclusivo además es excluyente, su titular puede excluir a las demás personas de uso, goce y disposición
del bien que le pertenece.

› Esa facultad de excluir a los demás, en doctrina, reconoce ciertas restricciones.

4) Perpetuo: significa que el derecho de dominio no tiene en sí mismo ninguna causal de extinción o caducidad.
Lo cual implica como principio que es posible que un derecho de domino subsista en tanto también subsista
la cosa en la cual ese derecho recae.
› Todo lo contrario sucede con los derechos personales, para extinguir una obligación correlativa. Nace
para extinguirse.
› Caracter de inacción → Lleva implicito qe el derecho de dominio NO se extingue por su no ejericio,
no es un motivo por el cual el derecho de dominio se va a perder. Se puede ser titular de un derecho de
dominio de algo, no ejercer nunca ese derecho, no significa que se va a perder.
› Criticado por las corrientes socializadoras del derecho, se critica que el propietario pueda no
ejercer el derecho de dominio y no experimientar ningun tipo de perjuicio a consecuencia de
ello,al no ejercer ese derecho se está privando a la sociedad de riqueza, porque se supone que el
ejercicio de derehco de dominio busca generar riqueza. No se estaría generando nada a favor de
la sociedad. Entonces, el propietario se estaría exponiendo a perder la cosa.
› No hay prescripción extintiva del derecho de dominio, pero si no se utiliza el derecho se esta
propiciando la mera posesión de otro, y se puede terminar perdiendo el dominio proque otro lo
adquiere en razón de la prescripción adquisitiva.

Clasificación del dominio


I) En cuanto a su extensión: plena y nuda.

a. Plena: es quella que el titular de derecho de dominio ejerce todaslas facultades que este derecho
de domnio le atribuye a su titular.
b. Nudo propietario: neceariamente supone de la constitución respecto de la cosa de un derecho real
de. Usfructo, están existiendo dos derechos reales.
• Está limitado en sus facutlades de disposición material, pero no en facultad de disposición jurídica.

II) En cuanto al número de sujetos activos: individual o colectiva


III) En cuanto a su duración: absoluta y fiduciaria
a. Absoluta:
b. Fiduciaria:

Facultades que el Dº Dominio confiere


1) Facultades materiales

28
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

a. Facultad de uso: es aquella que asiste al rprpietario env irtud de la cual puede ervirsse de la cosa pra
cualquier fin, aun cuando el fin que aplique la cosa no esté acordecon su destino natural, incluso puede
tratarse de un uso que menoscabe la cosa.
¿Por qué? Porque se enmarca denro de la arbitrariedad que posee el dueño de derecho de dominio, y
además fuera de la facultad de uso, la facultad de disposición material está facultado para incluso
destruir la cosa que le pertenece.
• En este sentido hay otros titulares de derechos reales o personaes que también asiste l facultad e
usar o gozar la cosa: el usuario, el arrendatario, etc. Todos esos sujetos tienen facultad de uso en
al cosa que recae sud erechp, la diferencia radica en que esos otros titulares necesariamente
tienen que usarla de acuerdo a su destino natural y en ningún caso pueden llegar a destruir la
cosa que les pertenece. → porque con todos estoss ujetos convive un propietario de la misma
cosa, y es a ese propietario y a nadie más que corresponde al facutlad de uso o disposición
material. Sólo pueden usarla con la razón que al cosa no se menoscabe a un uso que no es natural
de esa cosa.
• En el concepto de derecho de dominio no aparece la facultad de uso explícitamente. Art. 582 CC
→ sólo facultad de goce y de disposición, esto no quiere decir que no exista esta facultad ni
menos que el elgislador la esté desconociendo, se puede justificar el tenor literal diciendo que
normalmente el uso o facultad de uso no se presenta sola, sino conjuntamente con la faucltad de
goce, es la regla general en la práctica.
1. No hay que confundir las dos facultades, ni siquiera el legislador las confunde en un plano normativo.
Hay que diferenciar una facultad de la otra.

b. Facultad de goce: el derecho que asiste al propietario de una cosa para apropiarse de los frutos y
productos que la cosa es capaz de generar.
• Frutos (generardos de forma periódica y sin detrimento de la cosa que la produce) ≠ productos.
• El legislar habla como si frutos y productos fueran sinónimos, cosas que se producen a parrtir de
otras.
c. Facultad de abuso o disposición material: el propietario de una cosa tiene la facultad de
menoscabarla, modificarla, degradarla o incluso destruirla.
• A diferencia de las otras que peuden estar presente en otros derehcos reales e incluso personales, esta
asiste exclusivamente a el propietario, no puede cederla.
• De existir paralelamente con el un titular de algún otro derecho que permite a este otro sujeto usar
y/o gozar, un usufructuario, la facultad de abuso material del propietario se ve limitida, deberá
ejercerla de tal menera de no menoscabar las facultades de uso o goce que ha cedido a otra persona.

2) Facultades jurídicas
a. Facultad de disposición jurídica: consiste en el poder que asiste al propietaro para despreenderse del
derecho de dominio que tiene sobre la cosa. Lo que peude hacer en favor de otra persona o no. Se manifiesta
a través de un acto entre vivos o por causa de muerte:
- Por causa de muerte → otorgando un testamento.
- Acto entre vivos. Distintas meneras → renuncia, abandono, enajenación (más recurrente y más
importante, se refiere a la transferencia de la cosa a un tercero)

- No es facultad exclusiva en el propietario en cuanto los titulares de otros derechos, también tienen
facultad de disposición jurídica, la diferencia es que a ests otros titualres de derechos distintios al

29
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

dominio, se refieren al derecho en sí mismo. → se ejerce respecto de la cosa. La cosa es la que se va a


otra persona.

Requisitos:

1. No es lo mismo que capacidad de disposición (aptitud que posee una persona para disponer jurídicamente
de cualquier cosa). Facultad de disposición jurídica requiere capacidad de disposición, pero no se agota solo
en ella, requiere más presupuestos:
2. Titularidad del derecho de dominio sobre la cosa de que se trata;
3. También la cosa en sí misma debe ser suceptible de ser transferida o transmitida. Si es una cosa que no
pueda ser tranferida o transmitida, por mucho que sea dueño, no tendrá al facultad de disponer jurídicamente
d ella.
4. Inexistencia de un agente externo que pueda legititimamente oponerse al ejercicio de la facultad de capacidad
de disposición jurídica.

Limitaciones:

1. Legales → El legislador establece que no se pueden enajenar los bienes embargados.


2. Convencionales (ósea que se han convenido, pactado) → casos aislados expresamente autorizados por ley.
- No existe conflicto respecto de ellas.
- Arts. 751 inc. 2; art. 793 inc. 3; art. 1432 Nº1
- Asi mismo, hay casos en que el legislador prohíbe este tipo de cláusulas, o limita sus efectos. Estas
cláusulas parten de la base de que en Derecho Privado puede hacerse todo aquello que no está prohibido.
Ej. arts. 1964, 2031 y 2415 CC.
- El problema se genera cuando se acuerdan cláusulas de no enajenar cuando éstas no están expresamente
autorizadas por ley.

- Discusión sobre su válidez:


• Argumentos a favor:
1. Principio del Derecho privado en virtus del cual puede hacerse todo aquello que no está prohibido.
2. Principio en virtud del cual el que puede más, puede lo menos → si el dueño puede disponer de su
derecho de dominio en su totalidad, bien puede limitar facultades derivadas de su dominio.
3. Art. 54 Nº RRCBR → Sí pueden inscribirse estas cláusulas, es porque pueden realizarse.
4. Art. 17 Ley Nº 20.190 → Se reconocen las cláusulas de no enajenar de las cosas empeñadas y no hay
razón para entender que este criterio no se extiende a otro contrato.
• Argumentos en contra:
1. Principio de la libre circulación de los bienes → lo entienden como una norma de orden público, por
lo que no está disponible para las partes. Por ello, el principio de que en el DP puede hacerse todo lo
que no está prohibido, debe entenderse como orientado a facilitar el tráfico jurídico, cosa contra la que
atentan las cláusulas de no enajenar.

› Concepto de Dº de Dominio → toda vez que faculta al dueño para disponer de la cosa
arbitrariamente, por lo que si se admite la cláusula de no enajenar se iría contra el concepto.
› Si el legislador entiende que las cláusulas están permitidasen general, no debería haber
estalecido casos en que se permiten.

30
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

• Posición ecléctica → es la posición que generalmente se adopta. Entiende que las cláusulas de no
enajenar son válidas cumpliendo dos requisitos:
1. No pueden ser perpetuas: deben tener un plazo o condición resolutoria.
2. Deben fundarse en un interés legítimo: no pueden fundarse solo en el deseo de impedir
la libre circulación de los bienes.

o Discusión sobre su eficacia:


• En los casos en que el legislador autoriza expresamente la cláusula → la enajenación es nula, por
objeto ilícito.
• En los casos en que el legislador no dice nada:
1. Posición minoritaria → se hace una interpretación extensiva del art. 1464 CC, incliyendo la cosa dentro
de aquellas de enajenación prohibida.
2. Posición mayoritaria → afirma que no se puede anular la enajenación, pues solo la ley puede establecer
causales de nulidad.
▪ Entiende que la cláusula de no enajenar es una obligación de no hacer, por lo que, en
virtud del art. 1555 CC, el dueño que enajena debe indemnizar los perjuicios que
genere, salvo que pueda deshacerse lo hecho.

Restricciones al Dº de Dominio
Art. 582 CC → “...No siendo contra la ley o derecho ajeno”.

- Por muy arbitario que sean las facultades del titular del derecho de dominio, no cabe la posibilidad de
que se vulnere la ley o el derecho ajeno.

Hay quienes en doctrina que consideran que restricciones y limitaciones son sinónimos, pero lo más propio es
hacer una distinción:

- Restricciones al Dº de Dominio → son consustanciales al derecho de dominio, no vienen a constreñir


los limites normales del mismo, lo natural es que el derecho de dominio pueda ejercerse dentro de esos
limites. Superar los limites sería lo extraño.
▪ Limites naturales son los que imponen las restricciones al emanar esas restricciones, ya de la
naturaleza misma del derecho de dominio o de ley.
▪ De aplicación general.
▪ Estas son las que se estudiaran este curso.
- Limitaciones al Dº Dominio → son exógenas al derecho de domino, es algo ajeno al derecho de
dominio, viene a constreñir anormalmente el ejercicio de las facutlades que este derecho confiere.
▪ Tienen una naturaleza eventual.
▪ No siempre va a afectar el derecho de dominio.
▪ Ej. servidumbre.

Existen restricciones que nacen a partir del concepto y naturaleza mismos del derecho de propiedad, mientras que
otras son impuestas por ley fundada en razones de interés social). En razón de lo dicho, distinguiremos entre
restricciones genéricas y restricciones específicas.

Clasificación

31
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

1) Restricciones genéricas: son las que derivan de la naturaleza y concepto mismo del derecho de dominio, no
es necesario que una ley las consagre.
- No requieren de consagración legal específica, podríamos llegar a ellas a través de un ejercicio
interpretativo cuyo fundamento es el concepto mismo del derecho de dominio.

Subclasificación:

a) De naturaleza positiva: cuando vienen a restringir el ejercicio de las facultades que el derecho de dominio
confiere a su titular.
- Propietario se ve restringido cuando él quiere ejercer la facultad como él quería.

b) De naturaleza negativa: son las que restringir la facultad del titular de exlucuir a los demás del uso y goce
de la cosa perteneciente a otra persona.
- Como propietario se puede evitar que otras personas usen y gocen de su propio derecho de propiedad.
- Son negativas porque el dueño no está ejerciendo nada, sólo está impiendiendo que los demas usen y
goce.
- Permiten que un terecero se aproveche de una cosa ajena siempre que estén los supuestos puntuales.
Estos son:

i. Derecho de uso inocuo → Se le reconoce a los terceros para que en caso de que sea de utilidad para ellos, y
siempre que no cause perjuicio al propietario o sólo conlleve un perjuicio en una cuantía menor. El ejercicio del
derecho no requerirá la autorización o tolerancia del dueño.

Exigencias:
- El derecho se configura cuando el aprovechamiento de la cosa reporte algun tipo de utilidad para el
tercero.
- El ejercicio del aprovechamiento no implique perjuicio para el propietario, o si lo produce sea
despreciable.

En nuesto ordenamiento no tiene ningún tipo de consagración legal, tampoco se puede llegar a él por la via
interpretativa.

ii. Acceso forzado o coactivo → Derecho que se le reocnoce a terceros para que ingrese a un inmueble ajeno, para
poder ejercer ciertos actos respecto de bienes pertenecientes al tercero y que están situadas en el inmueble, o
siendo admistradas por él situadas dentro del inmueble, o para realizar cualquier tipo de finalidad que la ley
establezca.
- Si el ejercicio de este derecho causa daños al predio al que se accede , ellos deben ser indeminzados.

Legislador justifica que se pueda ingresar a este predio ajeno, no está consagrado de modo general, pero sí de
ciertas normas específicas → art. 620 CC, art. 943 CC.

¿Sobre la base de estas normas podemos llegar la establacer un principio de aplicación general? ¿Son
excepcionales o bien son manifestaciones de un principio de carácter general? → No, porque en los dos casos
citados el legislador es particularmente restrictivo y exigente, no se vislumbra una intención del que sea un
prinicpio general.

iii. Principio del mal menor → Un extraño tiene el derecho a aprovecharse de una cosa ajena para salvar de un
peligro iminente respecto de un bien o interés jurídico de mayor valoración que la cosa que esté empleando para
salvar al otro bien.
32
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Tiene reconociento en nuestro ordenamiento jurídico, pero en el ámbito penal como eximente de
responsabilidad crminal que al que para evitar un mal ejecuta un hecho que produzca daño en la
propiedad ajena, siempre que concurran las siguientes circunstancias: realidad o peligro inminente del
mal que se trata de evitar; que sea mayor el causado para evitarlo; y que no haya otro medio racticable
y menos perjudicial para impedirlo. (art. 10 Nº7 CP)
- Ej. la persona que tiene un hijo gravemente enfermo y no teniendo medios para llevarlo hasta un centro
asistencial toma el auto del vecino

¿Podrá ser aplicado el principio en materia civil, sobre quien utilice la cosa ajena? Depende, dos caminos:

1. Si se considera que es ua situación de exepción que necesita una norma que la consagre, la respuesta sería no.
2. Considerar que es una situación el legislador no reguló (vacío legal), ósea hay que integrar el derecho a través
de prinicpios generales del derecho o a través de la equidad.
- Se arrregla el vacío negando el prinicpio o permitiendo su aplicación. Según el profesor ,sí debería
recibir aplicación de la forma que se reconoce el derecho de los terceros de aprovechar la cosa ajena en
este supuesto. Pero si conscuencia del aporvechamiento de la cosa, se sufre un daño, ese perjuicio debe
ser reparado el titular.

2) Restricciones específicas (o legales): las que impone específicamente la ley, se las impone al propietario. La
justificación para que el legislador restrinja debe radicar en razones de interés general.
- El legislador sopesa el interés general versus el interés particular de propeitario, prefiere el general y en
esa virtud impone una restricción al derecho de dominio.
- Se considera inmanente al derecho de dominio, porque se reconoce incluso a nivel constitucional, que
cumple un funcion social.
- Siempre obedecen a un interés común.

Subclasifcación:

c) De utlidad pública: todas las personas pueden beneficiarse a favor de aquella restricción. Buscan proteger
el interés general. Ej. ambiente libre de contaminación; restricciones que se imponen sobre salubridad y
urbanismo.
- Regulada a alto nivel normativo en el art. 19 Nº24 inc. 2º CPR que permit al legislador imponer a la
propiedad limitaciones y obligaciones que derivas de su función social, comprendiendo ést cuando
exijan los interéses generales de la Nación, la seguridad nacional, la utlidad y salubridad públicas y la
conservación del patrimonio ambiental.

d) De utilidad privada: son aquellas que tienen por objeto favorecer a un universo más acotado de personas.
Busca el adecuado desarrollo de las relaciones de vecindad.
- El ejercicio del Dº de dominio en el contexto de una relación de vecindad puede generar algun grado de
intromisión del derecho del vecino. Comunemente, esas afectaciones son de poca monta y tienen que
ser toleradas en pro de una adecuada convivencia vecinal, pero si se excede el límite de lo tolerable, es
ahí donde debe aparecer la restricción específica de utilidad privada.

- No existe en nuestro derecho una teoría para sancionar los daños derivados de las relaciones de
vecindad, explícitamente formulada. No obstante, es posible deducir una teoría a partir de diversas
disposicones dispersas, que en su conjunto vienen a reglejar el espíritu general de la legislación en
materia de relaciones de vecindad. → Estas disposiciones trasuntan la intención delegislador de evitar,
33
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

bajo ciertos supuestos, toda intromisión o influencia nociva en el predio vecino. (ej. Arts. 582; 937 y
941 CC).
- De estas disposiciones y otras, puede deducirse que cada uno es dueño de realizar los actos que le plazxa
dentro de los confines de su propiedad, pero el dueño del inmueble vecino o colindante puede rechazar
aquellas intromisiones que lo dañen considerablemente.
▪ Estaremos en presencia de una intromisión ilícita cuando se concurran los siguientes requisitos:
que el acto provoque directa o indirectamente, un daño en la propiedad vecina; y que ese daño
sea considerale, por su cualidad, cantidad, duración, etc.
▪ De concurrir estos requisitos, se producirá una violación de la relación de vecindad, naciendo
para el infractor la obligación de reparar el daño causado, sin perjuidicio de poner término a la
intromisión ilícita.

Teoría del abuso del derecho


Cuando se le ocasiona el daño de otra persona, al margen del ejercicio de un derecho, es indiscutible que se debe
reparar el daño que se ha ocasionado (responsabilidad extracontractual). Ocurre cuando el daño es inflingido al
inter´res legimito del prójimo actuando el victimario en el ejercicio de un derecho que la ley le reconoce. ¿Debe
o no debe repararse el perjuicio ocasionado?

Postura 1 → No, en la medida que la persona actua en pos de amparo jurídico que la ley confiere, la actuación
va a ser legítima. En consecuencia, de acuerdo a quienes así lo piensan, el ejercicio de un derecho será siempre
lícito, aún cuando por obra de él, se lesionen los intereses de terceras personas, no existiendo la obligación de
indemnizar esos perjuicios.

› No generaría una obligación de reparación.


› Postura más antigua de corte individualista.

Postura 2 → Depende de la manera en que si el derecho fue ejercido o no.

› Si fue ejercido con la finalidad que el legislador tuvo en mente al momento de reconcerlo, por mucho que
haya resultado un perjuicio del ejercicio, no debería ser reparado, porque por mucho que se haya originado,
se creó en el contexto del ejercicio del derecho de la finalidad social que el legislador tuvo en
consideración al momento de reconconcerle el derecho al victimario.
› Si se puede demostrar que ese derecho fue ejercio desviándolo de esa función social, la lesión originada
SÍ debería ser reparada.
› Ésta postura es la teoría del abuso del derecho.

Criterios para aplicar la teoría del abuso del derecho:

a) De acuerdo a un sector de la doctrina, el abuso del derecho es una materia que se rige por los principios
de la responsabilidad civil extracontractual. O sea, habrá abuso del derecho cuando su titular lo ejerce
dolosa o culpablemente, es decir, con la intención de dañar a otro o faltando a su deber genérico de
observar el debido cuidado o diligencia para no lesionar a los demás.

- En contra de esta criterio, se dice que el exigir la concurrencia de dolo o culpa para que el abuso del
derecho se entienda configurado implica tergiversar la cuestión, pues lo que se persigue con el abuso
del derecho es tratar de evitar es que el titular de un derecho lo ejerza dañando a otro sin obtener una
utilidad propia u obteniendo una utilidad muy inferior al prejuicio producido.

34
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Desde este punto de vista, carece de toda importancia la existencia o inexistencia de dolo o culpa. Lo
que, realmente, se debe ser analizado y ponderado es la utilidad económica y social de la conducta
observada en ejercicio del derecho de que se trate.

b) Otra corriente doctrinal sostiene la independencia del abuso del derecho frente a los principios que rigen
la responsabilidad civil extracontractual. Según esta tendencia, hay abuso del derecho cuando su titular
ejercuta actos que son contrarios a los fines económicos o sociales de ese derecho o bien, cuando, sin una
apreciable utilidad propia, causa un mal a otro (actos de emulación o de chicanería). De esta forma, el
abuso del derecho se examina bajo una óptica objetiva, porque para determinar su existencia es el
comportamiento real y externo del individuo el que se toma en cuenta y no los motivos subjetivos que lo
deciden a actuar.
- A este criterio de los fines económicos y sociales se le reprocha que su falta de precisión, puede dar
margen a la arbitrariedad judicial. Sin embargo, este defecto constituye, desde otro punto de vista, una
fortaleza, pues permitirá adecuar el ejercicio del derecho a las eternamente cambiantes realidades
sociales.
- Este criterio es el que tiende a imperar en las legislaciones más modernas (Ejs Cos. portugués y
boliviano).

Requisitos para que exista la teoría:

1. Ejercicio de un derecho de parte un titular: el abuso del derecho supone necesariamente que un sujeto a
quien el ordanamiento jurídico inviste de un derecho, lo ejerza.
2. Como consecuencia del ejercicio del derecho haya resultado lesionado un interés legítmo (es legítmo en
medida que no vaya contra la ley, las buenas costumbres o el orden público), no de un derecho: el abuso
supone menoscabar o dañar intereses que carecen de una protección específica en el ordenamiento jurídico.
- Interés legítimo (elevado a nivel de derecho subjetivo cuando el ordenamiento jurídico le otorga
reconocimiento, y por ende protección) ≠ derecho.
- No quiere decir que cuando se vulnera un derecho no sea objeto de un derecho, ahí actuará otra figura:
(i) Colisión de derechos: cuando dos derechos colisionan hay que valorar entre ambos
derechos, y se distingue que hay distinta valoración, hay que preferir al de mayor valor. Ej.
derecho de vivir en un amibiente libre de contaminación vs. Derecho de propiedad
individual.

Cuando los derechos están en igualdad de condiciones en su valoración :


1. Intentar su ejercicios armonizado, compatibilizar el ejercicio de ambos derechos. Llegar a un punto de
compatibilidad.
2. Cuando su ejercicio no es compatible, hay que preferir a uno, a aquél cuyo ejercicio parece ser más
adecuado a las circunstancias del caso, el que genere mayores beneficios sociales.

3. El ejercicio lesivo del derecho debe ser calificado como ilgítimo. Inmoralidad o antisocialidad del daño.
- Hay ilegitimadad cuando → Dos posturas:
1. Tradicional: Asimilar el abuso del derecho a las reglas de la responsabilidad civil extracontractual.
Visualiza en este acto que configura el abuso del derecho la existencia de un delito o cuasidelito civil.

35
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

▪ Más usada en la práctica.


▪ Debe existir dolo o culpa.

2. Moderna: Considerar que el ejercicio del derecho que califica como ilegítimo en la medida que él
mismo se aparte de los fines económicos o sociales que el ordenamiento jurídico a tenido en
consideración al momento de concederlo, o bien que a través de su ejercicio el títular de ese derecho
no obtenga utlidad alguna o la utilidad que obtiene es desconsiderable en relación al perjuicio que
ocasiona.
▪ Atiende a los resultados que se obtienen con el ejercicio del derecho.

Sanción del abuso del derecho

Fuera de requerir el cese del abuso, el afectado puede demandar la indemnización de los perjuicios sufrido a
raíz del mismo.
- Para algunos, el fundamento legal de esta sanción se encuentra en el artículo 2314. Quienes así lo
piensan, reconocen que, al momento de dictarse este precepto, no se tenía en vista el abuso del derecho,
pero nada se opondría a su aplicación, por cuanto el texto no distingue si el acto o la omisión dañosa se
ha realizado en el ejercicio de un derecho o fuera de él.
- No obstante, esta postura resulta cuestionable, ya que el artículo en cuestión parte de la base que se ha
cometido un delito o cuasidelito, y éstos, por definición, implican obrar sin derecho, mientras que el
abuso del derecho se presenta, precisamente, cuando se daña a otro en el ejercicio de un derecho propio.
Quienes consideran que el fundamento legal de la indemnización de perjuicios con que se sanciona el abuso del
derecho no está en el art. 2314, estiman que dicho fundamento radica en el espíritu general de la legislación.
- Esta postura se topa con el problema de que las sanciones son de derecho estricto, pudiendo aplicarse
sólo en aquellas situaciones que la ley prevé. Dicho de otra forma, el espíritu general de la legislación
podria ser considerado un fundamento idóneo para imponer una sanción legal.

Derechos absolutos

Existen determinados derechos que, por su propia naturaleza, reclaman un ejercicio discrecional y libre de toda
fiscalización. Ellos no son susceptibles de abuso, de manera tal, que su ejercicio jamás engendrará responsabilidad
para su titular. Son los denominados derechos absolutos (Ej: Derecho de los ascendientes para negar su
consentimiento al matrimonio de un descendiente menor de 16 años, art 112).

LA COPROPIEDAD O CONDOMINIO
Comunidad, indivisión, conminio o copropiedad. → NO son sinónimos, relación de género-especie.

36
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Comunidad o indivisión → Género. Se presentan cuando una pluralidad de sujetos tienen un mismo
derecho, cuaqluiera sea su naturaleza, que recae sobre una cosa.
- Condominio o copropiedad → Especie. El derecho de dominio que varias personas comparten sobre
una misma cosa y cada una de sus partes.

I. Clases de comunidad

e) Pro indiviso: es la comunidad propieamente tal, la verdadera comunidad. Ella se presenta cuando la
pluralidad de copropietarios ejercen las prerrogativas que le conoce el derecho de domnio sobre la totalidad
de la cosa que pertenece o cada una de sus partes, ejerciéndolo exclusivamente sobre esa parte.
- La propiedad común constituye un solo todo.

f) Pro diviso: Cada uno de los copropietarios ejerce las facultades que le concede el dominio sobre una parte
determinada de la cosa común:
- Supone necesariamente de una comunidad pro indiviso entre los mismos comuneros respecto de los
demás sectores de la cosa única, que son las ue vienen a unir aquellas partes que cada comunero ejerce
sus perrogativas en forma exclusiva.
- Respecto de la parte que le corresponde, puede excluir las facultades de los demás propietarios.
- En realidad, se trata de una unión de derechos de dominio individuales
- Se presenta en situaciones en que, en conjunto a la cosa en comunidad pro diviso, existe una cosa en
régimen de comunidad pro indiviso, en que la primera es funcional a la última
▪ Unidades de dominio exclusivo → Cosas en régimen de comunidad pro diviso
▪ Bienes comunes → Cosas en régimen de comunidad pro indiviso
1. Estos bienes existen en razón de su funcionalidad a las unidades de dominio exclusivo.

II. Concepciones de la comunidad (pro indiviso)

1) Comunidad romanista: es una modalidad del dominio en que hay pluralidad de sujetos pero se entiende que
cada uno de esos sujetos tiene una cuota o derecho putativo sobre la cosa común. Esa cuota le pertenece en
terminos exlusivo y excluyentes, de modo que puede hacer lo que quiera, usar, gozar o disponer de ella, sin
necesidad del consentimiento de los restantes propietarios.
- La cosa comun en su disposición necesita del común acuerdo de todos propietarios.
- Concepción adoptada por el Código Civil, ello se ve reflejado en la existencia de cuotas ideales o
abstractas, de las que cada uno de los copropietarios puede disponer a su arbitrio sin necesidad de contar
con el consentimiento de los restantes copropietarios.

Críticas:

1. Ámbito económico, se dice que atenta contra la productividad, ya que es un obstáculo de la libre circulación
de ese bien, ya que se requerirá de la unaminidad de todos los miembros. Asimismo, el hecho que cada
comunero pueda disponer libremente de su cuota alicuota conduce necesariamente a una dispersión de las
fuerzas que podrían emplear en el mejor aprovechamiento d ela cosa común.

37
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2. Desde un punto de vista jurídico, se le cirtica señalando que reuslta errado considerar a la copropiedad como
una especie de propiedad, pues el carácter exclusiva de esta última no se compdece con la primera y, al mismo,
tiempo limitado por el derecho análogo de los demas comuneros.
› Se refuta esta critíca diciendo que la exclusividad del derecho de dominio apunta a ala
imposibilidad de que coexistan dos derechos de dominio respecto de una misma cosa y ello
no ocurrre en el caso de la copropiedad pues todos los copropietarios comparten un mismo
derecho de dominio.
› Se dice además, que dicha exclusividad opera en relación a teceros, para evitar toda usurpación
o apoderamiento ilegítmo de la cosa y los coporpietarios pueden defender su derecho frente a
tereros, de la msima forma como puede hacerlo el propietario único. En cuanto a las
recípropcas limitaciones que experimentan los comuneros en las facultades que pueden ejercer
respecto de la cosa, se señala que ell no envuelve nignuna anormalidad, por cuanto el
rpopietario único también puede limitar su derecho, renunciando a una o más faculades
inherentes al dominio.

2) Comunidad germánica: considera que la cosa común pertenece a todo los comuneros, pero ese conjunto de
comuneros pasa a formar un sujeto de derecho disntito a cada uno de sus integrantes.
- Desaparece el conjunto de personas naturales y surge la persona colectiva.
- No existen derechos cuoatitivos, ni exclusivos sobre esas poriconaes.
- Solo tienen derecho de goce respecto de la cosa común, que está limitado por el derecho análogo de los
restantes comuneros.
- Al no tener cuotas abstractas, tampoco se les enviste de al acción de partición, que existe con el preciso
objto de radicar tales porciones ideales en una parte concreta de la cosa común.

Críticas:
Se obstaculiza la libre circulación de los bienes, para llegar a disponer de ella va a depende del estatuto a que se
someta a la persona colectiva, lo más probable esque ese estauto lleve a complejdiades para poder hacer circular
ese bien.

Concepción romanista Concepción germánica

Obedece a una concepción individualista Concepción colectivista

Comunidad por cuotas No existen cuotas

A cada uno de los copropietarios corresponde en Al no existir cuotas cada uno de los copropietarios, por
forma exclusiva una fracción ideal del derecho de la si solos, no pueden disponer de nada.
propiedad sobre la cosa común, de la cual pueden
disponer por acto entre vivos o por causa de muerte.

Copropietarios tienen el derecho a exigir la partición Los copropietarios no tienen derecho a la partición,
de al cosa común, a través de al cual se persigue hacer porque ello extraña ela existencia de un derecho sobre
efectiva la cuota. la cosa cual carecen. La cosa común pertenece, única
y exclusivamente, a la colectivdad, este ente
conformado por todos los copropietarios, pero distinto
a ellos.

38
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

III. Clasificación de comunidad

i. Según su fuente

1. Cuasicontractual: se crea a partir de un hecho. Ej. herencia junto muerte.


- Esos si, el CC regula la comunidad dentro de los cuasicontratos (art. 2304 y ss. CC) entonces siempre
será visto como cuasicontrato.
2. Contractual: se genera a partir de un contrato. Dos o más personas adquieran un bien en común, en calidad
de compradores a través de al tradición. O si el dueño exclusivo de un bien desprende de una cuota ideal
de su dominio a favor de otras u otras personas.
3. Legal: cuando la ley impone el estado de comunero. Ej. copropiedad inmibiliaria.

De estas tres formas, siempre surgirá una comunidad de origen cuasicontractual, porque ahí está regulado en el
CC → art. 2304 CC.

ii. Según su individualización de la cosa en que recae

1. Sobre cosas singulares


2. Sobre cosas universales

iii. Según su duración

1. Temporales: regla general del estado de comunidad o indivisión. El tiempo puede ser determiando o
determinable.
- La determinación de la duracion de la comunidad tiene su origen en la celebración de un pacto de
indivisión, en virtud del cual los comuneros acuerdan permanecer unidos por un determinado lappso de
tiempo, que no podrá exceder de 5 años, sin perjuicio de que el pacto puede renovarse extinguido que
sea este plazo. (art. 1317 inc. 1º y 2º CC)
- Acción de partición → acción tendiente a poner término a la comunidad.
▪ Es imprescriptible y absoluta.

2. Perpetuas: necesariamente tienen su origen en la ley y, además son forzadas.


- Dura en la medida en que subsista.

iv. Según la existencia de una intención previa a la constitución de la comunidad

1. Activas: las que se constituyen con el objeto de explotar racionalmente el bien común y repartirse las
utilidades. Se constituyen con la intención preconcebida de explotar la cosa.
- En la práctica, los individuos recurren no al cuasicontrato de comunidad, sino al régimen de la sociedad.
2. Pasivas: bienes que son comunes que han llegado a ese estado sin que exista la intención preconcebida de
epxlotarlos de esa forma, y simplement estna esperando ser repartidos entre los comuneros.
- Es la regla general.

IV. Derechos de los comuneros (o copropietarios)


Hay que distinguir de derechos que los comuneros tienen respecto de la cuota abstracta y los derechos que los
mismos comuneros tienen respecto de la cosa común:

39
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

1) Derecho abstracto sobre la cuota parte: ella es la porción ideal que cada comunero tiene en el derecho sobre
la cosa común. Ella determina la proporción en que los comuneros han de hozar de los beneficios de la cosa,
sufrir cargas, así como la parte material de la cosa común o de su valor, que a cada uno de llos corresponderá
cuando ésta sea dividida. Es dueño cada uno de los comuneros, de forma exclusiva, del derecho cuotativo,
de tal manera que no sabemos en que parte concreta de la cosa común esa cosa se radica, debido a su
abstracción. Los comuneros pueden disponer jurídicamente de ella a su entero arbitro, es decir, no necesitan
para ello del consentimiento de los restantes comuneros.
- Cuota es transferible en acto entre vivos y, transimisible por sucesión por causa de muerte.
- Es posible que el comunero grave su cuota con otro derecho real. Ej. al recaer sobre una cosa inmueble,
el comunero tiene derechos cuotativos, él puede hipotecarla.
- Las cuotas pueden ser iguales o desiguales; si no consta lo contrario, se reputan iguales. (arts. 1098 y
2307 CC)

2) Derecho respecto a la cosa común: comunero puede usar la cosa pero sólo respecto al destino natural de
ella, porque si la puediese usar contrariando ese uso natural, podría llegar a invadir lo que es la facultad de
dispoción material por no ajustarse. Como además existen más comuneros, su uso está limitado por la legítima
facultad de uso que tienen los restanes comuneros, es decir, si todos quieren usar la cosa, no es posible que el
uso de uno se imponga sobre la facultad de uso del otro, resulta necesario compatibilizar esas facultades de
uso.

Condicionantes de comunero respecto de la cosa común:


1. Neceisdad que obedezca al destino natural.
2. Respetar la facultad de uso que tienen los restantes comuneros.
3. Facultad de goce va a poder aprovecharse de sus frutos en proporción a sus derechos cuotiativos.
4. El comunero por si solo no tiene disposición material, podría llegar a tenerla si todos los comuneros
lo hacen de común acuerdo. Lo mismo sucede con la disposición jurídica. → se aplica la regla de la
unanimidad.

V. Administración de la cosa común → Para determinar cómo se administra la cosa común, habrá que
ver si los copropietarios han designado o no a un administrador.

1. Si no lo han designado: administrarán todos los comuneros debido a que son ejercidos de común acuerdo,
ya que todos están facultados para ejercer actos de administración.
▪ ¿Cómo se regula? → a través de un derecho a veto (ius prohibendi), no se ejecutará a menos
que el acto administrativo se refiera a un acto de conservación (evitar que al cosa de destruya,
pierda o que pierda valor).
Los mismos comueros designen un administrador, en principio requiere unaminidad, pero si no se logra,
es posible acudir a la justicia para llegar a designar a un tercero (o uno de los mismos comuners)
adminsitrador. → arts. 653 y 654 CPC.
- Juez al que se recurre:
▪ Si hay un juez partidor → se recurre a él.
▪ Si no hay un juez partidor → se recurre a la justicia ordinaria.
- El juez cita a los comuneros a un comparendo, en que la decisión de la ejecución o no ejecución se toma
por mayoria absoluta de los comuneros.
▪ Con la condición de que ese comparendo (la decisión requeriría al menos un quórum de mayoría
de los comuneros para el camino judicial) compraezcan comuneros que representen a lo menos
al 50% de los derecho sobre la cosa.
▪ En al comparendo no cabe el ius prohibendi.
40
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Ejemplo: 10 comuneros con idénticas cuotas parte; 10% de los bienes comunes para cada uno.
Aplicando la regla del CC: los actos de administración deberían adoptarse de común acuerdo entre los
diez comuneros.
Gracias a las disposiciones del CPC, se recurre a la justicia ordinaria o al juez partidor para que cite a
todos los comuneros a comparendo. Al comparendo concurren 8 comuneros; basta que 5 de ellos estén
de acuerdo en la adopción de los respectivos actos de administración para que ellos puedan llevarse a
cabo.

2. Si lo han designado: sólo el administrador puede realizar actos de administración.


- La designación debe hacerse por unanimidad de los comuneros.
▪ Por la mayoría que se refiere el CPC, en el comparendo citado para tal efecto.
- El administrador puede ser uno de los comuneros o un tercero.
- Al igual que con el caso de imposibildiad de administración, ante un obstáculo en el nombramiento de
administrador (falta de mayoría), se puede recurrir al juez, con las mismas reglas.
- En situaciones excepcionales, el administrador es designado por la ley.

VI. Obligaciones de los comuneros

1. A contribuir a todas las obras y reparaciónes que sean necesarias para la conservación de la cosa común,
como también tiene la obligación de contribuir a las que pretenden mejorar la cosa común, pero es
necesario que estén de acuerdo en realizarla. (art. 2309 CC)
2. A restituir a al comunidad todo lo que hayan sacado de ella y lo que no corresponda a su facultad de goce.
(art. 2308 CC)

VII. Responsabilidad de los comuneros por deudas contraídas en pro de la cosa común
¿Cómo responden los comuneros en razón a las deudas de la cosa común?

1. Si la deuda fue contraída antes de la formación de la comunidad. Ej hereditaria, por el causante. Esa deuda
se transmite a los miembros de la comunidad hereditaria, tienen que cumplir en porporción a sus cuotas.
- No responden in solidum.
- Todos los comuneros resonden de su pago a prorrata de sus respectivas cuotas alícuotas. (arts. 2306 y
1354 CC)

2. Si ya había comunidad (vigencia de la comunidad), si todos ellos contrajeron la deuda, la regla es la


misma, todos ellos van a responder de la deuda que han contraído en proporción a sus cuotas. Van a
responder respecto del acreedor en proporcion. Sus cuotas siempre que al momento de pactarse la deuda
las hayan expresado, si contraen la deuda en conjunto pero sin expresión de cuota, en su relación con el
acreedor (obligación a la deuda) van a tener que responder por partes iguales.
- Lo otro es que hayan contraído esa deuda en conjunto, pero solidariamente (solidaridad pasiva), en ese
caso el acreedor puede exigir el total de la deuda a cualquiera de ellos.

41
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- El comunero obligado al pago gozará de una acción de reembolso en contra de los demás comuneros,
quienes han de responder frente al comunero que se vio obligado a pagar la deuda, en proporción a sus
respectivas cuotas. (art. 2307 CC)

3. La deuda sea contraida durante la comunidad pero por uno o por algunos comuneros, hay que distinguir:
a. En el plano de obligación de la deuda → el acreedor puede exigirla solo respecto del o los
comuneros que contrajeron la deuda.
▪ El comunero que contrae la deuda tiene el deber jurídico de pagarla íntegramente al tercero
acreedor, como si los demás comuneros no existiran.
▪ Lo que puede exigir respecto de cada uno de los comuneros que contrajeron la deuda, depende
de la naturaleza divisble o indivisible de la deuda.
b. En el plano de contribución a la deuda → cada comunero debe responder en proporción a sus
cuotas.
▪ Comuneros deben contriubuir a solventar el pago de la obligación, aportando lo que a cada uno
de ellos corresponde, a prorrata de sus cuotas.
▪ Por lo que, si un comunero paga al acreedor la totalidad de la deuda, tiene acción contra los
demás para que le paguen su contribución a la deuda.
1. Si uno de ellos es insolvente, tienen que soportarlo todo los comuneros, es una cuestión de justicia.
(arts. 2311 y 1347 CC)

Ejemplo: 5 comuneros; uno de ellos contrae una deuda en beneficio de la cosa común;
se ve obligado a pagarla; ejerce su acción de reembolso en contra de los restantes comuneros, a
cada uno de los cuales puede exigir el pago del 20 % de la suma total que él se vio obligado a
pagar al tercero acreedor; uno de sus pares se encuentra en estado de insolvencia, por lo que
carece de recursos para efectuar su contribución al pago de la deuda; en este caso el comunero
que pago tiene el derecho de exigir a cada uno de los restantes comuneros solventes un 25 % de
la suma que él se vio obligado a pagar al tercero acreedor.
De no ser así se produciría una situación injusta, por cuanto sería el comunero que se
vio obligado a pagar al tercero acreedor, quien terminaría soportando la cuota del comunero
insolvente.
Si la deuda ha sido contraída por todos los comuneros colectivamente, sin expresión de
cuotas, ellos resultarán obligados frente al acreedor por partes iguales, sin perjuicio del derecho
de cada uno de los comuneros en contra de los otros para que se le abone lo que haya pagado
demás sobre la cuota que le corresponde. Lo anterior, se aplica siempre y cuando no se haya
pactado solidaridad, ya que en este caso el acreedor va poder exigir el pago del total de la deuda
a cualquiera de los comuneros.

VIII. Exintición de la comunidad (art. 2312)

1) Cuando se reunen todas las cuotas en una sola persona.


- Si todas las cuotas pasan a estar en propiedad de una sola persona, lógicamente se extingue la
comunidad.

42
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2) La muerte natural de una comunidad es a través de su partición (adjudicación): consiste en el conjunto de


acto mediantes los cuales la comunidad se liquida (o los bienes comunes) y/o se distribuyen entre los
comuneros como en proporción a sus cuotas.
- La cuota determina los bienes concretos o la parte concreta del bien común que adquirirá el respectivo
comunero, como consecuencia de la partición.
▪ El derecho que recae sobre una cuota abstracta se transforma en un derecho sobre una cosa
concreta.
- Como consecuencia de la adjudicación, los derechos cuotativos y abstractos de los distintos comuneros
se singularizan o concretizan en bienes determinados o en partes materiales de un bien, que antes se
poseían en común.
- De esta forma, el derecho cuotativo y abstracto de cada uno de los comuneros, que se proyectaba sobre
la totalidad del haber común, se transforma en un derecho limitado a una parte o bien concreto de dicho
haber, pero que ahora pertenece al adjudicatario en forma exclusiva.

- Formas de realizarse:
i. De común acuerdo.
1. Por distribución hecha por el causante → sólo en una comunidad hereditaria.
ii. Por juicio de partición → por arbitraje forzoso, juez partidor.
2. Art. 1317 CC → motiva el juicio de partición a través de la acción de partición.
› Acción irrenunciable. Además, ese derecho es imprescriptible.
3. ¿Cuándo no se pude pedir la partición? Cuando se constituyó un pacto de indivisión, pero
necesariamente tiene un carácter temporal, ósea, un especio de tiempo.
› Periódo máximo que se peude ejecerer la indivisión es de 5 años, en principio.

3) Destrucción de la cosa común


- La comunidad se termina porque no hay cosa sobre el que recae el derecho de dominio.

COPROPIEDAD INMOBILIARIA

El condominio o copropiedad es una especie de comunidad. La copropiedad inmobiliaria es una modalidad de


dominio (copropiedad prodiviso).

Regulación
Hoy en día se gula mediante dos normativas:
1. Ley N°19.537 sobre copropiedad inmobiliaria.
- Problemática que le dio origen:
a) En abstracto → faltaba un estatuto diferenciado para dos grupos de bienes (de dominio general y de
dominio común).
b) En concreto → insuficiencia de la antigua Ley de Propiedad Horizontal (Ley N°6.071).
- Solución → creación de un régimen de copropiedad, que distingue entre bienes de dominio individual y
otros de dominio común, cuyo ámbito de aplicación es más amplio que el de la Ley N°6.071.
2. Reglamento de ejecución de la Ley, contenido en el Decreto Nº46 del año 1998.

43
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Concepto
Es un régimen, en virtud del cual, se es titular del dominio exclusivo sobre determinadas unidades de una
construcción vertical, edificio o sector del suelo, y codueño de forma permanente (y en principio, irrenunciable)
de los espacios o elementos comunes que son indispensables para la existencia y disfrute de aquella.

Características
Existen dos categorías de bienes
1. Bienes de uso común: respecto de ellas, existe copropiedad.
2. Unidades: respecto de ellas se es dueño de manera autónoma, exclusiva y excluyente. Esta particularidad
solo se presentara si el condominio se ha acogido al régimen (art. 1 inc. final).

En virtud de estas características, la mayor parte de la doctrina está de acuerdo de que es una comunidad
prodiviso.

Requisitos para acogerse el régimen (art. 1 inc. 3)

1. Debe tratarse de contriciones, terrenos con construcciones, o con proyectos de construcciones aprobados.
¿Quiénes las aprueba? La dirección de obras municipales.

2. El condominio debe ubicarse en zonas urbanas


- Que estén normadas por planos reguladores; o
- Que posean limites urbanos; o
- Proyectos autorizados conforme al art. 55 de la LGUC (en verde)

3. Cumplir con los demás requisitos que la Ley N°19.537 y su reglamento prevean, como también los de la
LGUC y su reglamento (art. 10).

Tramitación para acogerse al régimen (art. 10)


Debe manifestarse la voluntad de acogerse al régimen al Director de Obras Municipales, a través de una solicitud
escrita.
Deberá acompañarse ciertos documentos, siendo el más importante el Reglamento de Copropiedad (reglamento
que regirá el condominio), con ciertas particularidades. Es un reglamento emanado por particulares y va a regir
las relaciones de vecindad en términos copropietarios. ¿Quién es el que provee el reglamento? En primer término
el que construye. Queda reducido a escritura pública y debe inscribirse en el Registro de Hipotecas y Gravámenes
respectivo.
El Director de Obras Municipales fiscalizara que se cumpla con los requisitos legales y los documentos
requeridos. Verificado esto, mediante resolución se dará a lugar a la solicitud, y se extenderá una certificación de
que el condominio se ha acogido al régimen, con indicación de los bienes que pueden ser objeto de enajenación.

Reglamento de copropiedad (art. 28)

¿Qué hace el reglamento de copropiedad?


1. Fija derechos y obligaciones reciprocas de los copropietarios. Ejm: pavimentar, uso de los espacios
públicos, horarios de la cancha.
2. Impone limitaciones (en relación a lo anterior).
3. Individualiza las unidades, sectores y bienes comunes.
44
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

4. Asigna los derechos de las unidades sobre los bienes comunes y sus respectivos gastos comunes. Es decir,
su cuota.
5. Se pronuncia sobre la administración y conservación de los bienes comunes, las sanciones y demás medidas
permitidas.
6. Fija las atribuciones del Comité de Administración y el Administrador.
7. Fija quórum de asistencia y decisión, como la periodicidad de las asambleas.

En primera instancia lo asigna el primer vendedor; luego lo reforma o sustituye la asamblea extraordinaria,
eventualmente.

Bienes en el régimen de copropiedad

Conceptos legales
• Unidades: son aquellos inmuebles que forman parte de condominio y sobre los cuales es posible constituir
dominio exclusivo (art. 2 N°2). *Condominio como conjunto habitacional, no como sinónimo de
copropiedad.
• Bienes de uso común: son aquellos sobre los cuales existe copropiedad, en virtud de la función que cumplen
respecto a las unidades de un condominio (art. 2 N°3; expresa cinco tipos o formas de bienes comunes).

Facultades sobre los bienes


La regla general se contempla en el art. 3:
• Cada copropietario será dueño exclusivo de su unidad y comunero en los bienes de dominio común (inc.
1).
• El derecho que se tiene sobre los bienes comunes se fijará conforme al avalúo fiscal de la unidad (inc. 2).
• Los avalúos fiscales se fijan separadamente en cada unidad (inc. 3).

Es decir, sobre las unidades existe libre disposición jurídica.


Sobre los bienes comunes existen derechos de ejercicio coetáneo (todos pueden usar y gozar de ellos de manera
simultánea), sin perjuicio de la asignación exclusiva permitida por ley (por ejemplo, un club house; arts. 13 y 14).
No pueden enajenarse independientemente, salvo los que no determinan la existencia del condominio, previa
asamblea.

La facultad de disposición jurídica es plena sobre las unidades de dominio, pero la facultad de disposición material
es limitada, pues de la otra manera afectaría los derechos de terceros.
Las unidades y los bienes de uso común son indisolubles. No se permite la separación de estos bienes para
enajenarlos, solo se puede la enajenación de la unidad; y eso es la gran diferencia de la copropiedad regulada en
el CC.

Títulos e inscripciones sobre unidades (art. 12)


Todo contrato que tenga por objeto la enajenación (en sentido amplio) de una unidad, deberá aludir al plano
general del dominio (inc. 1, primera parte).
De transferirse o gravarse por vez primera la propiedad, deberá adosarse el certificado de resolución del D.O.M.
(inc. 1, segunda parte).
La inscripción en el Conservador de Bienes Raíces debe contener menciones especiales, relacionadas con los
bienes comunes que sirven a la unidad (ubicación y deslindes del condominio, y numeración de la unidad, Nº3 y
4 del inc. 2).
45
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Reglas sobre la hipoteca de las unidades (art. 16)


Las unidades pueden hipotecase (y en general gravarse) libremente, sin requerir autorización de asamblea alguna
(inc. 1)
La hipoteca o gravamen constituidos sobre una unidad gravará automáticamente los derechos sobre los
bienes comunes (inc. 2)
Puede hipotecarse una unidad en verde, pero se supedita a la resolución del D.O.M. (inc. 3)

Limitaciones: las relaciones de vecindad (art. 31)

Las limitaciones (art. 32) se fundan en las relaciones de vecindad: reglas básicas en la cual se permite un ejercicio
pacífico sobre los derechos que tienen los copropietarios sobre sus unidades.
• Se someten a estas limitaciones a quienes moren, a cualquier título, en las unidades.
• Deben ejercerse los derechos sin restringir o perturbar a los ocupantes del condominio.
• Las unidades solo podrán tener el destino que en el reglamente se prevea.
• No podrán afectarse ciertos bienes jurídicos (salubridad, seguridad, etc.)
• Se prohíbe hacer ruidos molestos en horas habituales de descanso.
Las horas de descanso son entre las 10pm a 6am. La observancia de estas horas de trabajo son
obligatorias.

Infracción a las limitaciones (art. 31 inc. final)


Multa de 1 a 3 UTM, en caso de reincidir1, el juez podría duplicar la cuantía. No es un caso de responsabilidad
civil, pues no hay daño, son sanciones de carácter administrativo, por tanto no es una indemnización de
perjuicios.
Se sanciona el hecho, no el número de afectados.
Podrá reclamarse la multa dentro de tres meses posteriores a la infracción a la ley.
Legitimados activos: comité de administración o afectado.
Si existe solidaridad legal entre el dueño de la unidad y su mero tenedor se puede perseguir en el patrimonio de
cada uno por separado o de ambos, sin perjuicio de la acción de reembolso que de este hecho nazca.

Gastos comunes
Aquella suma de dinero que los copropietarios deben consignar en favor de la administración del condominio con
el fin de solventar los gastos ordinarios o extraordinarios derivados de la mantención del condominio de que se
trate.
Hay gastos ordinarios y extraordinarios:
1. Ordinarios (art. 2 Nº4)
a) De administración
b) De mantención
c) De reparación
2. Extraordinarios (at. 2 Nº5): se acuerdan por asamblea extraordinaria, para realizar una obra determinada.

Se calculan en proporción a los derechos sobre la unidad y los bienes comunes, y se responde solidariamente en
caso de pluralidad de dueños (art. 4).
Son una obligación propter rem: obligación puede cambiar de sujeto pasivo; dueño. Es una obligación real. Su
incumplimiento devenga el interés máximo convencional y la eventual suspensión del servicio eléctrico (art. 5).

1 Reiteración de infracción, en cuento se realiza una misma conducta o actos dentro de un periodo de 6 meses.
46
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Administración (arts. 17 y sgts.)


Entidades implicadas (tres grandes órganos):
1. Asamblea: gran órgano, le corresponde la deliberación.
2. Comité de administración: dirección de la administración.
3. Administrador: ejecución

Se estará conforme a lo resuelto en las asambleas, las que pueden ser ordinarias o extraordinarias.
• Son materias de asamblea ordinaria las que tienen por objeto la rendición de cuentas de la administración y
evaluación periódica de temas domésticos (mínimo una vez al año). Las extraordinarias tendrán lugar cada
vez que sea necesario (por ejemplo, modificación de reglamento o cambio de destino de las unidades,
enajenación de bienes comunes).
• Convocatoria de asamblea extraordinaria es a requerimiento del Comité o del 15% de los copropietarios.

La regla decisoria es, generalmente, la mayoría absoluta.

Resolución de conflictos
Conflictos entre el administrador) y los copropietarios → conoce el Juez de Policía Local respectivo (art. 33)
Conflictos en el cobro de gastos comunes → conocido por la justicia ordinaria, juzgado civil o de letras respectivo
(art. 27)

USUFRUCTO

Art. 754 CC → “El derecho de usufructo es un derecho real que consiste en a facultad de gozar de una cosa con
cargo de conserar su forma y substancia, y de restituirla a su dueño, si la cosa no es fungible; o con cargo de volver
igual cantidad y calidad delmismo género, o de pagar su valor, si la cosa fungible.”

- No se habla de facultad de uso, ya que se entiende subsumida a la facultad de goce.


- Se distingue entre el usufructo entre una cosa que no es fungible y una cosa fungible, en realidad más
que fungibildiad la norma hace referencia a la consumibilidad. Puede recaer en cosas consumibles y no
consumbiles, el usufructuario debe conservar la cosa en caso que caigan en cosa consumible, porque
debe devolverla, debe restituirla al propietario de la misma. Si la consa no es fungible, la cosa se va a
extinguir, en ese caso no se le obliga a conservar, pero si se le obliga a retituir a cosa igual cantidad y
claidad de la cosa, o bien, pagar el valor.
▪ Son dos clasificaciones que el código confunde.
▪ Cosa consumible →la que desaprece a su uso. Se denomina cuasiusfructo.
- Supone de la existencia de dos sujetos respecto de la misma cosa, nudo propietario (constituyente) y el
usufructuario (uno o vrios; simultáneamente o como substitutos). → art. 765 CC.

Características

a) Es un derecho real está protegido por la acción reivindicatoria.

b) Puede ser mueble o inmueble


- Lo más común es sobre bienes inmuebles.
c) Puede recaer sobre cosas particulares o universales.
47
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

d) Cuando cae en cosas consumbiles se denomina cuasiusufructo, también puede ser en cosas inconsumibles.

e) Es respecto de la cosa un titulo de mera tenencia, porque el usufructuario por mucho que pueda usar y gozar
de la cosa en algun momento tiene que devolverla, eso implica que está reconociendo domino ajeno.
- Excepcionalmente va a constituir titulo traslaticio de domino cunado ese usufructo clasifica como
cuasisufructo.

f) Impone al usufructuario la obligación de conservar la cosa (a din de poder restituirla), salvo la necesidad de
obras o refacciones mayores, que corresponden al nudo propietario. (art.797 CPC)
- Nudo propietario no podrá hacer modificación que vengan menoscbar el uso y goce de la cosa.

g) Limita al nudo propietario en su facultad de disposición material, no así en la de disposición jurídica.


- La nuda propiedad se puede transferir, transmitir y gravar. → art. 733 CC.

h) Es perrfectamente trasnmitisible y transferible por acto entre vivos, con el gravámen que al afecta, usufrutcto
no se extingue, susbsiste hasta que se configure.
- A menos que se haya convenido lo contrario. (art. 793 CC)
- No es transmisible por causa de muerte (art. 773 CC).
- Fuera de transferirlo, el usufructuario puede también arrendar o gravar su derecho.

i) Usufructo es un hecho futuro y cierto, siempre temporal.


- Con la temporalidad, no hay usufructos sucesivos (art. 769 CC), porque es probable que el bien no vaya
a circular libremente en atención al gravámen que lo afecta.
- Su duración normalmente estará determinada por un plazo, pudiendo ser también una condición, pero
en ningún caso, se extiende más allá de la vida del usufructuario. (art. 770 CC)

j) Se puede vender el usufructo, a menos que el constituyente lo haya prohibido.


- Constituyente lo establece expresamente, a menos que se establezca una cláusula. de no enajenación.

Constitución o adquisición (art. 766 CC)


1. La ley ( Nº1)
- Ej. Art. 1725 Nº22 CC.
2. Sucesión por cuasa de muerte (Nº2)
3. Tradición (Nº3)
4. Prescripción adquisitva (Nº4)
5. **Sentencia judicial → para el profesor no es correcto.
- En ciertos casos puntuales, la ley faculta al juez para disponer la constitución del usufructo. (arts. 1337
Nº6 CC; art. 65 LMC; art. 9 inc. 2º Ley Nº 14.908 CC). En estos casos, el usufructo se adquiere por
tradición, sirviendo como un título la sentencia del tribunal.

Extinción (arts. 804, 806, 807 y 809 CC)


a) Por la llegada del plazo o el cumplimiento de la condición de la cual depende la duración del usufructo.
b) Por muerte del usufructuario.
c) Por la resolución del derecho del constituyente.
d) Por la consolidación del usufructo con la nuda propiedad.
48
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

e) Por prescripción (sin duda, se extingue si otro adquirente este derecho por prescrepción adquisitiva. Hay
quienes sotienen, además, que se extingue por prescripción extintiva, en razón de no haberse ejercido en un
palzo de 5 años).
f) Por destrucción de la cosa fructuara.
g) Por renuncia
h) Por sentencia judicial

PROPIEDAD FIDUCIARIA
“Se llama propiedad fiduciaria la que está sujeta al gravámen de pasar a otra persona, por el hecho de verificarse
una condición” (art. 733 CC)

- Propiedad sujeta a un gravámen (sentido amplio, no como sinónimo de caución) → eventualdiad de que
se pierda el derecho de dominio, pasando ese derecho de dominio a otro persona en el caso en que se
verifique una determinada condición.
- Para quien pierde el derecho de dominio (propietario fiduciario) la condición es resolutoria y respecto
del adquirente (fidelcomisario) la condición es suspensiva.
- Partes → consituyente (sujeto que constituye en favor de otro una propiedad fiduciaria.), propietario
fiduciario (quien detenta esa propiedad sujeta a gravamen en el evento de que se cumpla la condición.)
y fideicomisario (sujeto que va a adquirir esa propiedad en el evento que la condición se cumpla. Es
posible que coincida con el rol de constituyente).

La propiedad fiduciaria es sujeta a una condición


- Una condición es una modalidad que consiste en un hecho futuro e incierto.
- La más importante clasificación de condición es de:
a) Condición suspensiva: de cuya ocurrencia nace un derecho, pues este recién existe cuando la condición
se cumple. Eventualmente a ese efecto que determina la existencia del derecho, le podemos dar carácter
retroactivo.
b) Condición resolutoria: ya existe un derecho, y el cumplimiento de esta condición genera su extinción.
Es posible que un mismo hecho futuro e incierto califique como condición resolutoria para una persona y
como suspensiva para otra.

Características
a) Es una especie de propiedad y por ende, un derecho real protegio por la acción reivindicatoria.

b) Puede ser mueble o inmueble.

c) Puede recae sobre cosas singulares o universales (art. 734 CC)

d) El propietario fiduciario está obligado a conservar la cosa, a fin de poder entregársela al fideicomisario, en
el evento de cumplirse la respectiva condición.

49
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

e) El propietario fiduciario está obligado a conservar la cosa, a fin de poder entregársela al fideicomisario en el
evento de cumplirse la respectiva condición.
- Si no conserva la cosa, la condición se cumple y el fidelcomisario le exige la entrega de la cosa, el
propietario fiduciario va a ser responsable por no dar cumplimiento a esa obligación, por tanto deberá
indemnizar los prejuicios que experimenta el fidelcomisario, por no llegar a ser dueño de la cosa que le
debió haber sido entregada.

f) Es transferible por acto entre vivos, a menos que se haya convenido lo contrario y transmisible por causa de
muerte, pero se transfiere y transmite con el gravamen que la afecta (751 CC).
- Se puede convenir un pacto de no enajenar, es decir el constituyente le puedo prohibir al propietario
fiduciario enajenar su propiedad, y si la enajena, existiría objeto ilícito y se sanciona con nulidad.
- En el evento que se transfiera o transmita, la propiedad fiduciaria pasara al adquiriente o herederos con
el gravamen que le efecto, esto es la obligación de entregársela al fidelcomisario.

g) Puede gravarse previa autorización judicial, de lo contrario el gravamen será inoponible al fideicomisario
(Art. 757).
- ¿Y qué pasa si se grava sin autorización judicial? El gravamen que constituyo es inoponible al
fidelcomisario, es decir, una vez que la condición se cumple y la propiedad pasa al fidelcomisario, el
titular de ese gravamen no va a poder invocar ese derecho respecto del fidelcomisario.
- ¿En qué tiene que fijarse el juez al conceder la autorización? Debe escuchar al fidelcomisario, porque si
pudiese constituir libremente estos gravámenes, y como estos gravámenes muchas veces tienen la forma
de derechos reales, ese derecho real es oponible respecto del propietario fiduciario y del fidelcomisario.

h) Es siempre temporal. La condición de la cual pende la restitución de la cosa debe cumplirse dentro de un
plazo de 5 años, de lo contrario se entiende fallida, a menos que se haya constituido por toda la vida del
fiduciario (art. 739 CC).
- El plazo de 5 años es una condición determinada.
a) Condición determinada → el hecho futuro e incierto debe producirse dentro de un cierto plazo.
b) Condición indeterminada → la condición no tiene plazo. Hay quienes dicen que no existe esta
categoría, ya que por un tema de certeza jurídica, la condición siempre debe tener un plazo máximo
para su cumplimento.

i) No pueden constituirse de manera sucesiva (745 CC).

Constitución o adquisición (art. 735 CC)


En relación a la proiedad fiduciaria pueden operar los siguientes modos de adquirir:
1. La sucesión por causa de muerte.
2. La tradición
3. La prescripción adquisitiva

50
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Extinción
1. Por el cumplmiento de la condición de la cual depende su subsistencia.
2. Por haber fallado dicha condición
3. Por la destrucción de la cosa

LAS SERVIDUMBRES

Art. 820 CC → “Servidumbre predial, o simplemente servidumbre, es un gravamen impuesto sobre un predio en
utilidad de otro predio de distinto dueño.”
1. Hay 2 elementos: predio sirviente (inmueble que soporta el gravámen) y predio dominante (inmueble
en cuya utilidad se constituye el gravamen) (Art. 821 CC)

Características
a) Es un derecho real (protegido por la acción reivindicatoria).
b) Es inmueble
c) Es un derecho accesorio: no puede ser cedido, embargado o hipotecado independientemente del predio
dominante.
d) Pueden tener una duración definida o indefinida, pero, en todo caso, se extingue por no ser ejercido (Art.
885 N° 5 CC).

Clasificaciones

I. Según su origen (fuente):

1. Naturales: son impuestas por la acción de la naturaleza. Ej.: 833 CC (único ejemplo).
2. Legales: son las que el legislador impone al predio sirviente. Ej: servidumbre de tránsito (art. 847 CC).
3. Voluntarias: proviene de un acuerdo de voluntades entre el dueño del predio dominante y el dueño del
predio sirviente. El dueño del predio sirviente debe estar dispuesto a proporcionar esta servidumbre, es
decir, a padecer el gravamen en utilidad del predio dominante.

II. Según la forma de ejercer las servidumbre (art. 822 CC)


1. Continuas: se ejerce o se puede ejercer continuamente, sin necesidad de un hecho actual del hombre. Ejm:
servidumbre de vista.
2. Discontinuas: se ejerce a intervalos más o menos largos del tiempo, y supone de un hecho del hombre. Ejm:
servidumbre de tránsito.
III. Según señales externas de su existencia (art. 824 CC)
1. Aparentes: existen señales externas de su existencia. Ej: servidumbre de tránsito, cuando esta delineado el
camino por el cual uno debe transitar.
2. Inaparentes: no existe señales externas de su existencia. Ej: servidumbre de vista.

51
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Las servidumbres se pueden poseer, salvo las continuas inaparentes y discontinuas, y por tanto no se pueden
adquirir por prescripción.

Cuando se adquiere por tradición, no se requiere inscribir el título respectivo en el Conservador de Bienes Raíces,
salvo la servidumbre de alcantarillado en predio urbano. ¿Y cómo opera la traición? En virtud de la sola escritura
pública.

LA POSESIÓN
“La tenencia de una cosa detrminada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o el que se da por tal
tenga la cosa por sí mismo, o por otra persona que la tengo en su lugar y a nombre de él” (art. 700 inc 1º CC)

- No es un derecho, sino un hecho. Una cuestión fáctica que sucesitan consecuencias jurídicas. → se parte
de algo que sucede en la realidad y es el ordenamiento jurídico quien le atribuye consecuencias jurdícas
a ese hecho.
- Mundo real → ordenamiento jurídico.
- Hay que diferenciar del sentido vulgar de poseer, que significa tener una cosa en nuestro poder.
- La acepción técnica comparte con la acepción vulgar el hecho de detentar una cosa, que es el elemento
material de la posesión o corpus, pero, además agrega un elemento adicional, que consiste en el ánimo
de señor y dueño, esto es, el comportarse como dueño de la cosa detentada.

Elementos:

1. Material o corpus: tenencia de la cosa. Es el poder físico o ptestad de hecho sobre la cosa. No es
necesario para detentarla el tener la cosa permanentemente, es materialmente aprehendida
permanentemente.
▪ ¿Cuándo se configura este elemento? El disponer de la cosa de manera directa, sin tener que
necesaitar de otra persona, aquello le da del corpus.
▪ No necesariamente supone de aprehensión física, de contacto directo entre el poseedor y la cosa
poseída; sino que también existe cuando el poseedor tiene la posibilidad de disponer
materialmente de la cosa poseída, en forma directa e inmediata, con exclusión de toda
intromisión de terceros extraños.
2. Psicológica o animus: voluntad o intención de obrar o comportarse como si uno fuera el verdadero dueño
de una cosa aún cuando en el hecho no sea así.
▪ Es el más importante, a partir de él el ordnamiento jurídico atribuye consecuencias jurídicas.
▪ Implica necesariamente no reconocer derecho ajeno alguno sobre la cosa misma, no es necesario
de que tenga la convicción de que efectivamente es el legítimo dueño de la cosa.
▪ Ej. Ladrón, es poseedor, detenta la cosa por él sustraida y se comporta como su dueño, aunque
no puede sostenerse que tiene la convicción interna de ser el legítimo propietario de la misma.
▪ Marca la diferencia entre la posesión y la mera tenencia. (art. 714 CC)
Mero tenedor → detenta la cosa, pero la tiene en su poder reconociendo dominio
ajeno. Es un animus diferente al del poseedor. Por ello las consecuencias juridicas, de
la posesión no se presentan en materia de mera tenencia.
o El comportamiento que observa el mero tener respecto de la cosa
precisamente el opuesto al que se requiere del poseedor.

52
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

o La mera tenencia es una situación jurídica porque se va a generar a partir


de un acto jurídico, sea generador de derechos personales o antecedente de
derechos reales.
o Poseedor se comporta simplemente como dueño de la cosa.
▪ No necesariamente implica la convincción de haber adquirido ese dominio (de la posesión) por
medios legítimos. Hay poseedores de mala fe.

Naturaleza jurídica
Svigny → Consideraba que se trataba de un hecho porque se funda en cicunstancias materiales, como lo son la
detentación de una cosa; y de un derecho a la vez, por las consecuencias jurídicas que se le atribuyen.

Ihering → Consideraba que se trataba de un derecho por ser un interés jurídicamente protegido.

En nuestro derecho prácticamente no seiscute que la posesión no es dercho sino un hecho. El art. 700 CC no la
define como un derecho o facultad sino como la tenencia de una cosa y la tenencia es un hecho.

Consecuencias jurídicas
1. Poseedor se presume legalmente dueño (art. 700 inc 2º CC), de tal manera que si estamos en presencia
de un poseedor no dueño y existe otro que es dueño y no poseedor, éste tendrá que probar su dominio. Lo
que normalmente se produce, es lo presumible.
▪ Se justifica en el hecho de que las condiciones de propietario y poseedor normalmente coexisten
en una misma persona. → el poseedor normalmente es dueño y viceversa.
▪ En consecuencia, no es acertado concebir la posesión como un estado antagónico o disociado de
la propiedad. No normalmente ambas concurren en una misma persona.

2. Habilita para adquirir el dominio por medio de la prescripción adquisitiva (art. 2498 y ss CC)
3. Poseedor de buena fe puede apropiarse de los frutos que produce la cosa que detenta (art. 907 inc.
3º CC)
▪ Es necesario que al momento de percibir los frutos ese poseedor se encuentre de buena fe, la que
se presume, ósea que de principio tiene derecho a los frutos a menos que se demuestre lo contrrio.
4. Amparado mediante acciones posesorias (art. 916 y ss. CC) y publiciana (art. 894 CC)
▪ Estas ventajas (acciones) asemejan la posesión a la propiedad. Además, ambas recaen sobre
cosas detrminadas y son exclusivas.
▪ La posesión adquiere mayor relavancia jurídica cuando se presenta disociadamente del dominio,
porque cuando están juntas, estás incluso pueden llegar a pasar inadvertidas gracias al dominio.
▪ Diferencias:
1. El dominio es un derecho, entraá una relación jurídica entre la cosa y el propietario; la posesión sólo
entraña una relación de hecho.
2. El dominio sólo se puede adquirir por un modo; en cambio, se puede poseer una cosa en virtud de
varios títulos.
3. El dominio está protegido por la acción reivindicatoria y la posesión por las acciones posesorias. (sin
perjuicio de que en ciertas situaciones, es protegida por la acción reivindicatoria, que en este caso se
denomina publiciana)

53
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Cosas suceptibles de posesión


2. Cosas apropiables por particulares, incluyendo cosas incorporales (art. 715 CC), salvo derechos
personales y servidumbres discontinuas (art. 822 CC. Ej. Servidumbre de tránsito) o continuas
inaparentes (art. 824 CC)
▪ Por regla general, todas las cosas son apropiables. Pueden llegar a no serlo por su propia
naturaleza o por la destinación que la ha entregado el hombre.
▪ En consecuencia, no son susceptibles de posesión las cosas que no pueden servir de objeeto a un
derecho de propiedad particular, pues respecto de ellos no podrá jamás existir un ánimo de señor
y dueño.
▪ No son susceptibles de posesión las cosas inapropiables en general (aire, alta mar), es decir,
incomerciables por naturaleza; o inapropiables por particulares (calles, plazas), es decir por su
destinación.

3. Cosas incorporales: el hecho de que la posesión suponga de la tenencia de una cosa, induce a pensar
que sólo las cosas corporales son susceptibles de posesión, pues la palabra teencia denota ocupación
materia.
▪ Sin embargo, el mismo CC en el art. 715 admite la posesión de cosas incorporales.
▪ El mensaje del CC así también lo dice.
▪ Serian susceptibles de posesión los derechos reales, no así los personales. Derechos personales
se sostiene que una razón de la exclusión radica en que al no ser continuo el ejercicio de un
derecho persoanl no es posible apreciar en el hehco de la posesión.
1. Exc. → art. 1576 CC inc 2º: se hace expresa referencia al poseedor de crédito. O sea este aarticulo
daría a a ntender que los créditos o derechos persoanles podrían poseerse.
› Término posesión no estaría refieriéndose a la acepción técnica de posesión, sino la vulgar, siendo
poseedor el que aparanta a los demás quien parece ser el poseedor del crédito. → ese pago extinguirá
la obligación.

Tipos de posesión

A) Regular o irregular (art. 702 y 708 CC)

Posesión Regular
Para que se produzca la adquisición ella debe perdurar dos años, si la cosa es mueble, y por cinco años, si la cosa
es inmueble. Es decir, da origen a la prescripción adquisitiva ordinaria.

Requisitos (justo título, buena fe, tradición):

1. Título

Hecho o acto jurídico en virtud del cual se adquiere la posesión de una cosa. El título es justo (justo título)
cuando por su naturaleza es apto para atribuir en abstracto el dominio, siendo, además, auténtico y válido.

▪ En abstracto, debe tener la apitutd suficiente para atribuir el dominio.

54
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

▪ Debe ser auténtico o verdadero: es decir, debe tener existencia real. Es por esta exigencia que
son considerados títulos injustos el falsificado o el meramente putativo. (art. 704 Nº 1 y 4)
▪ Debe ser válido, es decir no afecto a un vicio de nulidad. Es por esta exigencia, que entre los
títulos injustos se incliye al que adolece de un vicio de nulidad.

Clasificación de los justos títulos (art. 703 CC)

1. Constitutivos y traslaticios de dominio: clasificación resulta aplicable a los títulos justos y también a los injustos.
Pueden, en general, ser declarativos de dominio.
Ahora bien, los justos títulos – los que habilitan para poseer, los que provocan la adquisición de
la posesión – sólo pueden ser constitutivos o translaticios. Los títulos declarativos de dominio
no son aptos para producir la adquisición de la posesión.

a. Constitutivos (art. 703 inc. 2º CC) → Aquellos que, en abstracto, dan origen al dominio.
Sirven paa constituir el dominio. Son ocupación, accesión y prescripción.
› En el caso de la ocupación y accesión, éstas operan ya como modos de adquirir ya como título para
poseer. Es más, podemos señalar que su función primaria es la de atribuir el dominio, pero si debido
a la falta de algún requisito exigido por la ley, dicho efecto no se produce, servirán de título para
poseer. Es decir, no originarán el dominio pero si provocarán la adquisición de la posesión.
› En el caso de la prescripción es especial, pues si bien ella es un modo de adquirir, jamás va a operar
como título para poseer. En efecto, ella presupone de la posesión pero no conduce a ella.
• La referencia que hace el art. 703 sobre la prescripción es errada.

b. Traslaticios (art. 703 inc. 3 y 4º CC) → Son aquellos que por su naturaleza sirven para
transferir el dominio. Ej. Compraventa, donación entre vivos etc. ¿sucesión por causa de
muerte? → sí.
› ¿inc. 4º? Nuestro derecho reconoce a la adjudicación hecha en una partición (sea a través de una
entencia del juez partidor o a través de una escritura pública, en la que los comuneros dividan el
haber común de común) Efecto claramente declarativo. Ej. Arts. 1344 y 718 CC.
› ¿Cómo puede entonces explicarse lo dispuesto en el art. 703 CC? Dos posturas:
i. Algunos han limitado el efecto declarativo de la adjudicación al ámbito del
dominio, otorgando a la adjudicación un efecto translaticio en materia posesoria,
por cuanto a través de ella se pone término a la posesión pro indiviso y se da
origen a la posesión exclusiva de adjudicatario, constituyendo un título de
posesión que incluso puede oponer a los demás adjudicatarios.
o Art. 718 inc. 2º → faculta al adjudicatario para agregar a su posesión
exclusiva el tiempo en que la cosa común se poseyó pro indiviso. Si el
adjudicatario no ejerce esta facultad, el inicio de su posesión estará
determinado por la adjudicación. De esta forma, el art. 718 concibe la
posesión del adjudicatario como una posesión nueva, distinta de la posesión
pro indiviso.
ii. Otros critican esta posesión, por cuando no existe razón alguna para distinguir
entre dominio y posesión en cuanto al efecto claramente declarativo que nuestro
derecho confiere a la adjudicación.
Para ellos, cuando el art.703 CC habla de “las sentencias de
adjudicación en juicios divisorios y los actos legales de partición” se
refiere a las adjudicaciones efectuadas a favor de terceros extraños a
la comunidad.
55
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

3. Titulos declarativos: son los que se limitan a declarar el dominio o la posesión preexistentes. Si bien el art.
703 CC no se refiere expresamente a esta denominación, si contiene dos ejemplos de títulos declarativos,
con el objeto de graficar su ineptitud para servir de tíutlo de poseer.

¿La sucesión por causa de muerte? → fuera de ser un modo de adquirir, también puede operar como título para
poseer.

- Al fallecer una persona, opera la sucesión por causa de muerte. En virtud de ella, se transmite a sus
herederos la propiedad de sus bienes, quienes en ese mismo momento también adquieren su posesión,
aún cuando lo ignoren.
- Si el causante no era dueño sino poseedor de los bienes que detentaba, en virtud de la sucesión por causa
de muerte, sus heredors no adquirirán el dominio de tales bienes – el causante mal podría transmitir la
propiedad de que no era titular – pero si adquieren su posesión. Es decir, en este caso, la sucesión por
causa de muerte opera como justo título de la posesión de dichos bienes.
- Cabe señalar que la posesión que adquieren los herederos no es la que tenía el causante, se trata de una
posesión nueva, que nace en virtud del título de sucesión por causa de muerte.

Títulos injustos (art. 704 CC)


La consecuencia que se produce es que la posesión se califcará como irregular, su principal consecuencia es los
plazos de prescripción adquistiva.

Contexto → Le interesa calificar el titulo como injusto al dueño, ya que es más beneficioso para éste. El
demandante es una persona que alega el dominio perfecto de una cosa que está siendo poseída por otra, ese otro
se puede defender de dos maneras: que adquirió por tal modo de adquirir el dominio o también puede decir que
además del modo de adquirir el dominio, lo obtuvo por prescripción adquisitiva.

- El demandante considera que al mera mas facíl de negarle al posesión regular y llevarla a la irregular,
será establecer el carácter injusto de su titulo.
- Se establecen en una numeración taxativa, pero no extensiva fuera del art. 704 CC.
- Se caracterizan porque adolecen de vicios o defectos que los afectan en si mismos y no tanto a las
personas que los otorgan. (salvo Nº2)

1) Título Falsificado

Aquél que no es otorgado por la persona que se pretende. Tiene que ver con la autenticidad (con el autor), no con
la veracidad de la título. La jurisprudencia ha precisado que el título es falso cuando:

a. En el hecho que no ha sido otorgado por las personas que aparece interviendo en él.
b. El mismo no ha sido autorizado por el funcionario competente que aparece interviniendo en él. Ej. Un
notario que no ha participado en la autorización de esa escritura p´bulica.
c. Cuando el título se altera de tal manera que lo hace también su naturaleza jurídica. Ej. Cuando se altrea
una figura rivada a afectos que aprezca como una escriura pública.

Entonces, si el título fue realmente otorgado por las personas que en él aparecen, ya en calidad de otorgantes o de
funcionario autorizante,, y si su naturaleza jur´dica no ha sido adulterada, el título no es falso y es, por ende, un
justo titulo, aún cuando las declaraciones contenidas en él no sean verdadera.

56
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2) Título conferido por una persona como representate de otra sin serlo

Sucederá cuando el sujeto se otorga la representación de otra, invocando un contrato de mandato o la norma legal
que le consedería tal representación, cuand en realidad el mandante no a ha otorgado nada.

- El efecto de la supuesta representación será que todos los efectos jurídicos derivados de la celebración
de ese título, pasan a radicarse automaticamente, por el solo ministerio de la ley, en el patrimonio del
mandante o del representado.

Mandatario → persona que celebra por otra un contrato de mandato. El mandatario recibe un encargo y lo debe
ejecutar mediante las instrucciones que el mandante le da.

Contrato de mandato por su propia naturaleza le confiere al mandatario la repreesntación convencional del
mandante. Para que no la tenga, el mandante tiene que decir que no tendrá derecho de representación y limitarle
tal facultad.

- Hipotesis en que no existe represetnación

El supuesto de este numeral se presente no solo cuando jamás haya existido mandate o representación, sino
también puede que haya existido contrato de mandato entre ambos, pero que se haya extinguido, ósea que en
algún momento existió tal representación; o bien, exista entre representate y representado un contrato de mandato
que se encuentra vignte, pero el mandataro se ha extralimitado en sus facultades.

Es necesario distinguir este caso de la venta de la cosa ajena. Ella consiste en que una persona vende una cosa
ajena como si fuese propia. Ese contrato de compraventa es un justo título. El art. 704 no lo menciona entre títulos
injustos y el art. 1815 CC señala en forma expresa que es válido.

Distinto es el caso en que una persoan vende una cosa ajena, diciéndose representate del dueño sin serlo. Ese
contrato de compraventa es un título injusto, al encuadrarse en el supuesto del Nº2 de este artículo.

3) Título que adolece de un vicio de nulidad

El vicio puede ser de nulidad absoluta o de nulidad relativa. Es más, el ejemplo que el CC pone es constitutivo de
un ejemplo de nulidad relativa.

Si es un injusto título que adolece de un vicio de nulidad relativa, con mayo razón debe serlo uno que adolece un
vicio de nulidad absoluta.

Sabido es que la nulidad sólo produce sus efectos si ha sido judialmente declarada. En consecuencia, para
considerar a un título como injusto será necesario que su nulidadhaya sido declarada por sentencia ejecutoriada.
Mietras ello no ocurra, el título produce todos sus efectos, tal como si fuese plenamente válido.

Esta afirmación tropieza con la nulidad relativa, por cuanto ésta sólo puede ser aelgada por aquellos en cuyo favor
ha sido establecida (incapaces relativos, víctimas de vicios de la voluntad, ausentes) sus herederos y cesionarios.
(art. 1684 CC)

Bien puede suceder entonces, que la persona interesada en que califique el título como injusto, careza de acción
para demandar la declaración de la nulidad relativa.

57
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Ej. Pedro es relativamente incapaz, quien vende a Juan, un bien que es de propiedad de Diego, sin la
autorización de su representate legal (se trata de una venta de cosa ajena realizada por un relativamente incapaz
sin la anunciación de su representante legal.

Con el objeto de recuperar el bien de su propiedad, 6 años después de la celebración del contrato de
compraventa, Diego ejerce la acción reivindicatoria en contra de Juan.

Aún reconociendo que Diego era el propietario de la cosa al momento de celebrarse el contrato de compraventa,
Juan alega que el ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva ordinaria, atendida a su calidad de
poseedor regular.

Adviertiendo Diego que Juan celebró el contrato de compraventa que invoca como título de su posesión con
un incapaz, estará interesado en que se declare la nuldiad de ese contrato. De esta forma, el título pasa a ser
considerado como injusto y Juan pasa a ser considerado como un poseedor irregular, quien, en cuanto tal, sólo
puede adquirir el dominio por prescripción extraordinaria de 10 años.

El problema es que, de acuerdo al art. 1684 CC, Diego carece de acción para demandar la nulidad relativa de
dicho contrato, al no encontrarse establecia esta sanción en su favor (no incapaz, no víctima vicio de la volntad,
no ausente, no heredero ni cesionario de aquellos)

Para sortear esta dificultad y evitar que se configure una situación injusta, se acepta que la persona interesada
en que el título sea calificado como injuto por adolecer de un video de nulidad relativa, puede alegarla, pero
para el sólo efecto que el título se tenga por injusto, mientras que el respectivo acto se considera como válido
para todos los demás efectos legales, en tato no se declare su nulidad relativa, a instacias de quien si tenga
acción para demandar dicha declaración.

En el ejemplo, se permitiría a Diego invocar nulidad relativa del contrato de compraventa, para el sólo efecto
que el título de posesión de Juan sea considerado como injut. Pero el contrato permanece válido para todos los
demás efectos legales.

También puede suceder que el título, en principio, adolezca de un vicio de nulidad relativa pero que
posteriormente sea saneado mediante la ratificación del sujeto que ésta investido del derecho a demandar la
declaración de nulidad relativa. → En este caso el título se valida de manera retroactiva, entediéndose que ha
sido válido desde el mismo momento de su perfeccionamiento. (art. 705 CC)

4) Título meramente putativo

Meramente putativo → tiene mera existencia aparente. Es aquel que la persona que lo invoca cree que existe, pero
en realidad no existe.

Aparte de los dos supuesto menconados en el artículo, es dificil encontrar otros casos de titulos meramente
putativos en el contexto de los actos entre vivos. Los ejemplos existentes son correspondientes a la sucesión por
causa de muerte.

Anteriormente las posesiones efectivas se tramtaban todas judicialmente (posesión efeciva = tramite necesario
apra determinar con certeza quienes son los herederos de una persona, y también para determianar con certeza
cual es la masa hereditaria a distruibir).

58
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Calidad de hereredero se sucede al momento de fallecer la persona, pero no basta con eso, es necesario
determinarlo en papel y para ello existe la sucesión por causa de muerte.
- Una vez fallecido el causante había que recurrir al juzgado e invocar la caliad de heredero, y se concedia
mediante un decreto judicial que concedia la posesión efectiva. Podía ser modificado.
- A partir de la Ley Nº19.903 , el caso de las sucesione sintenstadas la posesión afectiva se empezó a
tramitar en el Registro Civil.
▪ Los tribunales conservaron su función de entregar posesión efectiva pero solo en las sucesiones
testadas.
- En la misma ley se creó en el Registro Civil un registro de testamentos, antes existía, pero no un registro
único. El notario correspondiente tiene la obligación de redimir al Registro Civil.

a. Heredero putativo: se recibe una universidalidad que consiste en todo el patrimonio de la persona difunta, un
activo y un pasivo, o bien una cuota del patrimonio.
- Es el sujeto que cree que es heredero en circunstancias, en que realmente no lo es.
- Poseedor no dueño del derecho real de herencia en la medida de que lo posea durante 10 años.
- Nº4 inc. 2, si el heredero putativo ha solicitido y obtenido la posesión efectiva de la hrencia del cuasente,
la resolución administativa o judicial que le concede dicha posesión efectiva le servirá de justo título de
su posesión. Ella pasa a ser regular, pudiendo adquirir el dominio de los bienes hereditarios por
prescripción adquisitiva ordinaria, en un lapso de cinco años.

Art. 704 Nº4 CC → debe relacionarse con el art. 1269 CC.

Requisitos para acreditar la posesión efectiva:

1) Apariencia de heredero.
2) Es una gestión voluntaria, no hay contradictorio.

ESTE SI LO PREGUNTA

b. Legatario putativo: opera a título singular, es decir, a través del legado se asignan cosas singulares (pueden
estar determinada en especie o genéricamente (no se puede como consecuencia atribuir un derecho de dominio
sobre alguna especie en particular, en tanto elt testador no lo ha determiando así, entones adquiere un derecho
personal al que se le haga entrega de una especie perteneciente a ese género). La existencia del legado requiere
NECESARIAMENTE un testamento, si no hay uno, no hay legado.

- La ley no constituye legados, es sólo el causante.


- Legimitarios pasivos → el sujeto que designa el mismo causante, o al comunidad hereditaria en total.

En ambos casos, se considera que el heredero o el legatario tienen un justo título para poseer, desde la fecha de
la resolución judicial que concede la posesión efectiva o testamento. Desde este momento se les considera
poseedores regulares y no antes, queda legalmente ejecutado. Es decir, no existe en estos casos una validacion
retroactiva de los títulos de posesión, como ocurre en el caso del art 705 CC.

59
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2) Buena fe (otro requisito de posesión regular) (art. 706 y 707 CC)


Un sujeto actua de buena cuando puede tener o no la conciencia de haberse adquirido el dominio de la cosa por
medios legítimos, exentos de fraude y de todo otro vicidio.

- Debe presentarse en el momento en que la posesión se adquiere, en consecuencia la posesión regular no


perderá el carácter de tal.
- Necesidad de que cada una de las partes contratantes tenga que mantener un piso de probidad y de
honradez.
- La buena fe se presenta en el fuero intimo de al persona, no supone de otra, opera en sí misma, acepción
introvertida. En cambio la buena fe objetiva, se manifesta en el comportamiento o conducta para con
otra persona, necesariamente supone de un destinatario.
- Supone un error de hecho excusable, la persona se equivoca en la convicción de que adquirió el dominio,
podrá ser error de hecho, pero NUNCA error de derecho, ya que son diferentes.
- Error de derecho en una presunción de mala fe que no admite prueba en contrario (consuecuencia del
art. 8 CC)
- La buena fe se preume (presunción simplemente legal de aplicación general)

En relación a la buena fe necesaria para que se configure la posesión regular, la pérdida subsecuente de la buena
fe por parte del poseedor regular igualmente acarrea consecuencias jurídicas de interés, especialmente en materia
de las prestaciones mutua que han de tener lugar entre el propietario reivindicador de una cosa y s poseedor
vencido.

- Si el propietario de un bien poseído por otro ejerce en su contra la acción reivindicatoria y su demanda
es acogida, tendrá lugar estas prestaciones mutuas, que regular los arts 903 y ss. CC, para cuya
aplicación tiene enorme trascendencia la subsistencia de la buena fe de poseedor.

Concepto

› Subjetiva → creencia, convicción o persuasión acerca de la legitimidad de una situación o hecho jurídico.
- Recibe aplicación en materia posesoria, fluye fundamentalmente del concepto de buena fe dado por el
art. 706 inc. 1º y 2º.
- Para que la buena fe exista en materia posesoria, no basta con un mero desconocimiento de la ausencia
de derecho, sino es necesario, que el poseedor regular tenga la convicción interna, la persuasión de estar
obrando conforme a derecho.
› Objetiva → Adoptar un comportamiento leal, probo, carente de intención malévola.
- Recibe aplicación en materia contractual (art. 1546 CC)

Para que la posesión pueda ser calificada como regular, si es necesario que esa convicción íntima concurra en el
poseedor, sólo de esta forma podrá entenderse que ha adquirido la posesión de buena fe.

- Si dicha convicción interna no existe, no habrá posesión regular, pero si puede haber posesión, dicha
posesión será irregular.
- Esta convicción interna de haber adquirido el dominio de la cosa por medios legítimos, en circunstancias
que en realidad ello no ha ocurrido, solo existirá si ella obedece a un fundamento racional oq ue puede
aceptarse como justo.

En otras palabras, el error de que se encuentra el poseedor de uena fe, al creer que ha adquirido por medios
legítimos la cosa por él poseída, en circunstancias que ellos realmente no lo ahcen, debe ser excusable. Lo será
60
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

cuando exista una justo causa de error o – lo que es lo mismo – cuando la convicción errónea que tiene el poseedor
de buena fe obedee a un fundamento racionalmente acepable. (art. 706 inc. 3º y final)

- El error en que se encuentr el poseedor de buena fe puede ser un errro de hecho, pero jamás podrá ser
un error de derecho.

Presunción de buena fe (art. 707 CC)

Es una presunción simplemente legal, es decir cabe la posibilidad de acreditar lo contrario.

Entonces, quien se atribuye la calidad de poseedor regular no debe probar la buena fe que el alega; no debe
acreditar que el ha obrado bajo la convicción de haber adquirido el dominio de la cosa por medios legítimos, salvo
que en la especie resulte aplicable algunos de los casos excepcionales en los que se presume la mala fe. (art. 706
inc final, regla 6ta, art. 2510 regla 3ra CC).

- Salvo en esos casos excepcionales en los que se presume la mala fe, es quien impugna la existencia de
buena fe por parte del poseedor, quien debe generar y rendir las pruebas necesarias para acreditar su
mala fe.

La doctrina ha establecido los siguientes argumentos para hacerla extenseiva a todo los ámbitos del derecho, sea
Dº Privado o Público:

1.- Toda preseunción debe reflejar una situación de normalidad, se presume lo que es normal, habitual
corrienete y lo normal o habitual es que las personas obren de buena fe.

2.- Los términos del art. 707 CC son generales, comprensivo y no podría aducirse en pro de una
interpretación restrctiva de esta norma su ubicación en materia de posesión, por cuanto existen numerosas
disposicones a lo largo del CC que pese a su ubicación en una materia determinada, también reciben
aplicación general.

3.- La mala fe está cercanamente emparentada con el dolo.


- Dolo → manifestación de la mala fe que se produce cuando existe en una persona la intención
positiva de dañar a otra.

4.- Unicamente en el art. 707 CC el legislador establece una presunción de buena fe. En cambio, existen
varias disposiciones en que se presume la mala fe. Ello revela que la presunción de buena fe es la regla
general y las presunciones de mala fe las escepciones, por cuando la regla general no requiere ser reiterada.

5.- No existe razón alguna para otorgar la buena fe en materia posesoria un tratamiento distinto al que debe
recibir en otras materias.

6.- Frete a estos argumetnos no cabe alegar que las disposciones que establecen presunciones sonde carácter
excepcional y como tales deben ser objeto de una interpretación restrictiva, cirscunscribiendo su aplicación
a la hipótesis expresamente contemplada por el legislador. Ello implicaría sostener, en forma implícita, la
existencia de una presunción general de mala fe, en circunstanias que en norma alguna el legislador así lo
ha establecido.

61
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

3. La tradición (otro requisito) (art. 702 inc.2)


Cuando ha operado un titulo traslticio de dominio no es necesario que haya tradición para adquirir la tradición, el
título por sí solo es suficiente para adquirir la posesión. Pero si se pretende ser poseedor regular, a ese titulo es
necesario añadirle la tradición.

- Titulo traslaticio de dominio es por sí solo para adquirir la posesión, pero nunca será poseedor regular,
porque para ser este el art. 702 dice que es necesario que exista la tradición, porque sino será una
tradición irregular.
- Art. 702 inc final esteblece una presunción simplemente legal de tradición. Es aplicable a la posesión
de aquellos bienes corporales e incorporales cuya tradición no debe efectuarse a través de la inscripción
del título traslaticio respectivo, es decir: los bienes muebles y los derechos reeales de servidumbre (con
exc. De las servidumbres de alcantarillado)

Puede no haber justo titulo, o incluso, no haber titulo alguno, igualmente se podría estar en presencia de un
poseedor, con la salvedad de los bienes inmuebles inscritos.

- La posesión irregular puede obtenerse sin título alguno → art. 2510 CC.

La ventaja sobre poseedor regular es la que le sirve de antecedente a la prescripción prescriptiva ordinaria (2 y 5
años), mientras que la posesion irregular sirve como antecedente para prescriptiv extraordinaria (siempre 10 años),
la diferencia radica en los plazos, siendo más beneficiosos en la prescripción ordinaria.

La posesión regular es útil para prescribir, ya que puede servir como antecedente para la prescripción adquisitiva.

Posesión Irregular
Es irregular la posesión carente de justo título; la que no ha sido adquirida de buena fe; aquella que no resulta de
la celebración de una tradición, si el título invocada es translaticio de dominio; o la que le falta mas de uno de
estos requisitos.

Consecuencias jurídicas:

a. Sirve de antecedente a la prescripción adquisitiva extraordinaria, la que requiere de un plazo de


posesión de 10 años, sea uebles o inmuebles los bienes poseídos.
b. El poseedor regular también se presume dueño de la cosa poseída, por cuanto el art. 700 CC, en su
inciso final, al establecer esta presunción no distingue ente poseedor regular o irregular.
c. La posesión irregular de bienes imuebles o de derechos reales consitituidos en ellos, también está
protegido por las denominadas acciones posesorias.
▪ Art. 916 – 918 CC, otroga legitimación activa para instaurar una acción posesoria, al que ha
estado en posesión de la cosa inmueble en forma tranquila y no interrumpida por el lapso de un
año. Estos requisitos pueden presentarse tanto en un poseedor regular como en uno irregular.
▪ La acción que la ley NO conccede al poseedor irregular es la acción publiciana, que es el nombre
de la acción reivindicatoria cuando ella se concede para amparar no el dominio, sino la posesión.
▪ Art. 894 CC → la concede sólo al poseedor regular.
d. En cuanto a la apropiación de los furtos que produce la cosa mientras permanece en manos del
poseedor, si éste se viese en el deber de restituirla a su dueño; ello no depende de la calidad de regular
62
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

o irregular de la posesión, depende de la buena fe o mala fe del poseedor. Si el poseedor irregular ha


adquirido la posesión de buena fe y permanece en ese estado, tendrá derecho a conservar los frutos
que la cosa poseída produjo mientras conserve esa buena fe. El poseedor irregular puede
perfectamente encontrarse en esta situación.

Diferencias con posesión regular (ya mencionadas, pero para clarificar):

- Antencedente de prescripción adquisitiva extraordinaria (10 años)


- No es protegida por acción publiciana.

B) Útil o inútil y C) Viciosas y no viciosas (de la clasificación de posesión)

Posesiones viciosas (art 709 CC)


Se identifican las inútiles, es decir, con aquellas que no pude servir de antecedente a la prescripción adquisitiva
(ordinaria o extraordinaria).

- Ello obecede a la visión tradicional que nuestro derecho ha tenido sobre la materia.

1. La posesión violenta (arts. 710, 711 y 712 CC)

El poseedor violento es quien adquiere el corpus por medio de la fuerza.

- La violencia puede consistir en vía de hecho o en amenazas.


- Sujeto activo (de la violencia) → la persona que adquiere la posesión por medio de ella o un agente
suyo.
▪ Es más, también se considera que existe violencia cuando ella es ejercida sin el consentimiento
previo de la persona que adquiere la posesión por medio de ella, simepre que con posterioridad
ratifique ese acto de fuerza.
- Sujeto pasivo → propietario de la cosa, su poseedor o incluso un mero tenedor.
▪ No obstante, las normales relativas al vicio de violencia no reciven aplicación cuando quien la
ajerce en contra del mero tenedor es el propietario de la cosa.

Aparece violencia o fuerza en cuanto vicio de la posesión es prácticamente idéntica a la fuerza como vicio de la
voluntad. La única diferencia entre la fuerza en uno y otro plano es que, en cuando vicio de la voluntad la fuerza
puede ser obra de u tercer absolutamente desvinculado de la persona que se benefica de ello.

En el caso de la fuerza en cuanto vicio de la posesión, cuando ella es ejercida por un tercero, necesariamente
debeexistir una vincuación entre él y quien se beneficia con ella, es decir, con quien adquiere la posesión. Esta
relación puede ser previa al ejercicio de la fuerza, lo que sucederá cuando quien ejerce la fuerza es un agente de
quien adquiere la posesión por medio de ella, si éste sujeto después de ejecutada la ratifica expresa o tácitamente.

Si la posesión se adquiere pacíficamente y con posterioridad al popseedor ejerce violencia con el objeto de
mantenerla, su posesión, por regla general no se transforma en violenta.

- Si bien el art. 711 CC sólo habla del dueño, envirtud de lo establecido en el art. Siguiente (art. 712 CC)
debemos hacer extensiva la misma situación al poseedor o mero tenedor de la cosa.

63
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Características del vicio de violencia:

• Se señala por un sector de la doctrina que la violencia es un vicio relativo y temporal.


▪ Relativo→ ella sólo podría ser invocada por la persona que ha sido víctima de las vías de hecho
o de las amenazas.
▪ Temporal → el carácter vicioso de la posesión desaparece una ve que cesa la violencia.
▪ Se acepta que si la violencia es ejercida en contra del mero tenedor de una cosa, el propietario si
tendrá derecho a invocar el carácter vicioso de la posesión.
▪ Esta postura se funda el art. 920 CC, relativo a la acción posesoria de restitución. → si transcurre
este lapso de un año desde que cesa la violencia, el poseedor inicialmente violento ya no podrá
ser sujeto pasivo de la acción posesoria de restitución. Es más, cumplido este plazo, es él quien
podría instaurar acciones posesorias, de conformidad con la regla del art. 918 CC.
▪ Ello no implica desconsiderar el derecho de quien ha sido violentamente despojado de la
posesión, por cuando ha tenido plazo de un año desde que cesa la violencia para deducir en
contra el poseedor violente la acción correspondiente y no lo ha hecho.

• No obstante, es necesario advertir que si bien el carácter vicioso de la posesión desaparece al cesar
la violencia, no por ello el poseedor inicialmente violento se tranforma en un poseedor de buna fe y,
por ende, regular. Al haber sido adquirida la posesión por medios violentos, se entenderá siempre
que el poseedor incialmente violento se encuentra de mala fe, aunque posteriormente la violencia
cese.

• La violencia es absoluta o erga omnes, es decir puede ser alegada por cualquier persona y no sólo
por aquellasque han sido víctimas de la misma.
▪ Ellos se justifica señalando que la violencia no sólo afecta a la persona que, por medio de ella,
ha sido despojada de la cosa, sino que también lesiona a todos los demás integrantes de la
comunidad, ya que ella consiste en la negación del derecho.

2. Posesión clandestina (art. 713 CC)

Su vicio se presenta durante el ejercicio de la posesión, en vistas de conservar tal posesión, y no dice relación
con su adquisición.

Tomo conocimiento que otra persona alega el dominio de la cosa que poseo, y me surge una duda sobre mi
legitimidad, por tanto oculto mi posesión para que la persona que puede oponerse a mi posesión, no la pueda
advertir en tanto no puede ejercer acciones en contra mí y yo pueda adquirir por prescripción adquisitiva
(inactividad de quien pueda oponerse a la posesión).

Características

Tratándose de inmuebles incorporados en el sistema registral, la posesión solo se puede adquirir y ejercer previa
inscripción del título, por tanto el ocultamiento no puede suscitarse respecto de inmuebles inscritos.

¿Qué tipo de posesión generan?


- La posesión violenta, como es una posesión que se adquiere por violencia, es una posesión irregular. En
tanto se logra demostrar la violencia por la cual se adquirió la posesión, se prueba la mala fe (violencia no
es medio legitimo)

64
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- La posesión clandestina puede ser posesión regular e irregular. Revela mala fe, pero como tiene lugar
durante el ejercicio de la posesión y no en el momento en que se adquiere, está dentro del supuesto que uno
adquiera de buena fe (buena fe inicial).

¿Son las posesiones viciosas útiles?


- Tradicionalmente se ha identificado posesión viciosa con la posesión inútil, en tanto no pueden ser
invocadas para adquirir por prescripción (el profesor se inclina por esta postura). Argumentos:
a) Si no consideramos que son inútiles, el profe no ve ningún sentido a los artículos referentes a las
posesiones viciosas (arts. 709 - 713). ¿Para que el legislador se preocupó de regular las posesiones
violentas o clandestinas sino no era para consagrar la inutilidad de esas mismas?
b) Por mucho que efectivamente una posesión clandestina pueda ser regular o irregular, no hay que
confundir ambas clasificaciones, en tanto no podemos supeditar los efectos de una posesión viciosa o
no viciosa con una posesión regular o irregular. No por necesariamente estar frente a una posesión que
se presenta como irregular o regular, estamos en presencia de una posesión que se adquiera por
prescripción. Bajo este sentido, hay que efectuar dos test para ver si puedo adquirir por prescripción:
(1) Posesión es regular o irregular (plazo de prescripción), y (2) Posesión es viciosa o no viciosa (hay
o no prescripción).
c) Nuestro ordenamiento jurídico reacciona frente a la violencia y al dolo. Estas configuran un vicio, y
con ello nulidad. Esta misma gravedad debe predicarse cuando este hecho aparece en la posesión.
¿Cuáles deberían ser sus efectos entonces? Que la posesión no sirva, sino cual sería la sanción.
d) ¿Qué se debe entender por vicioso? Vicio = defecto. ¿Cómo se juzga la existencia de un vicio o
defecto? En atención a la principal función que la posesión puede llegar a tener, que es servir de
antecedente a la prescripción adquisitiva. Cuando dice que una posesión es viciosa, uno dice
implícitamente no permite prescripción.

- Otra corriente doctrinal (Belmar) piensa que la posesión viciosa es útil. Argumentos:
a) Posesión regular puede ser una posesión clandestina. Posesión irregular puede ser violenta o
clandestina. Que sea regular o irregular sirve para poder invocar tras un cierto tiempo el dominio por
medio de prescripción adquisitiva.
b) No existe en el CC ninguna disposición que de manera general que establezca la inutilidad de las
posesiones viciosas. Están reguladas en el CC entre el arts. 709 – 713, ninguna menciona la palabra
inutilidad. Excepción: 2510 regla 3 CC: exige que no exista vicio para llegar a ser dueño por
prescripción adquisitiva. Mero tenedor ya no reconoce dominio ajeno; este cambio de animus, en
principio, no permite acceder a la calidad de poseedor y obtener el dominio de prescripción, salvo
concurran dos reglas: (1) que por 10 años no hubo demostración alguna de aceptación expresa o tácita
del dominio por quien pretende ser dueño, y (2) que por 10 años la posesión del ex mero tenedor haya
sido pacífica y pública, no violenta ni clandestina.

Si los consideramos inútiles, ¿cómo opera la inutilidad? Son vicios temporales y relativos:
- Relativa: solo puede invocarla quien sufrió el vicio.
- Temporales: solo se refieren al periodo durante el vicio está presente. Lo que ocurre después de la violencia,
es útil. Mientras que en la clandestina dura mientras la posesión fue ocultada.

65
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Nadie discute el carácter relativo y temporal de la clandestinidad, pero si se discute respecto de la violenta. Hay
quienes dicen que la violencia como vicio tiene un carácter absoluto y perpetuo, es decir,
- Absoluto: la violencia puede alegarla cualquier persona, no solo quien la padecía, ¿por qué? Pues a todo el
mundo le repugna que uno pueda hacerse de la posesión de una cosa por medio de violencia.
- Perpetuo: inutilidad de la posesión a perpetuidad. No solamente suscitan los actos de violencia.

Adquisición, conservacion y pérdida de la posesión

La posesión supone de la concurrencia del corpus y animus en una persona. El animus a su vez implica una cierta
voluntad; entonces el legislador para entender que definitivamente existe en esa persona está voluntad, le exige
capacidad para adquirir la posesión.
- Respecto a la posesión de bienes inmuebles se aplica el estatuto general, en cuanto los absoluta y
relativamente incapaces no pueden adquirir la posesión sin la intervención de sus representantes legales.
- Cuando se adquiere la posesión de bienes muebles, la regulación de la posesión tiene una regla especial,
donde la capacidad es más laxa, en cuanto cualquier persona puede adquirir la posesión de un bien mueble,
con excepción de infantes y dementes. Esta regla especial está en el art. 723 CC. La razón de porque no
pueden adquirir es por su falta de animus.
-
No hay que confundir la capacidad de adquirir la posesión con el ejercicio de actos posesorios, ya que para ello
incluso los impúberes que dejaron de ser infantes no pueden ejercerlos, pues necesitan de sus representantes
legales para ello.

Premisa elemental → para adquirir la posesión es necesario que confluyan en una persona los dos elementos
constitutivos de la posesión: corpus (posesión de la cosa) y animus (voluntad de ser dueño). La excepción es la
posesión legal de la herencia (art. 722 CC): por el solo ministerio de la ley, el o los herederos de la herencia
(universalidad) adquieren la posesión desde la delación de la herencia (momento en que la herencia es deferida),
que ocurre en el mismo momento en que el causante fallece (regla general). La idea de esto es que no exista una
laguna posesoria respecto de los bienes que integran el patrimonio hereditario. Ese es el único caso de adquisición
de la posesión por el solo ministerio de la ley, sin que necesariamente concurren en el poseedor los elementos
constitutivos de la misma (corpus y animus).

¿Cómo se conserva la posesión? → Mientras se tenga el corpus y animus.


¿Cuándo pierdo la posesión? → Cuando pierda alguno de los dos elementos o los dos juntos.

1. En bienes muebles

Adquisición → concurrencia del corpus y animus.


Conservación → subsistencia del corpus y animus
- La pérdida momentánea del corpus no significa la pérdida de la posesión (art. 727 CC), pues solo cuando sea
definitiva la pérdida la posesión se extingue. Para conservar el corpus, no es necesaria la aprehensión material
permanente de la cosa, pues uno puede dejar de tener la cosa temporalmente en su poder e igualmente ser
poseedor de la misma.
- Conservación animus, en la medida que no aparezca voluntad incompatible con ella.

Pérdida → pérdida definitiva de la posesión.


66
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

- Pérdida simultánea del corpus y animus. Ej: enajenación o abandono.


- Pérdida definitiva del corpus, que implica la imposibilidad de ejercer actos posesorios.
- Pérdida del animus. Podría enajenar la cosa, perdiendo así su posesión, pero conservando su mera tenencia.

2. Bienes inmuebles no inscritos


Son del Fisco todos los bienes inmuebles no pertenecientes a un dueño fijo (art. 590 CC), pero no todos esos
bienes están inscritos.

Adquisición
1. Simple apoderamiento material con ánimo de señor y dueño (dos elementos constitutivos de la
posesión) (arts. 726 y 729 CC).
No requiere inscripción; la ausencia de inscripción no implica la no adquisición de la posesión, eso sí, la
posesión es irregular, pues no existe justo título.
¿Por qué no hablamos de ocupación? → Pues está considerada como título para poseer. Discusión inútil,
pues algunos dicen que el art 590 impide que la ocupación actué tanto como título para adquirir el dominio
de bienes inmuebles como para poseerlos; otros dicen a qué tal articulo solo se refiere al dominio. Es
inútil, porque aunque dijéramos que la ocupación opera como título justo, al ocupador le falta buena fe, y
si yo “ocupo” un bien inmueble con ánimo de señor y dueño, ignoro lo establecido en el art. 590, por lo
cual hay un error de derecho, y se presume mi mala fe.

Consagrado en los arts. 726 y 729:


- Art 726 CC: el término “cosa” que usa el artículo no distingue si esa es mueble o inmueble. En su
parte final (“menos en los casos que las leyes expresamente exceptúan) no está entre las excepciones
los bienes inmuebles no inscritos, y es por ello que mencionamos que dentro de las funciones de la
inscripción registral está la de la de garantía de la posesión.
- Art. 729 CC: el apoderamiento material, violento o clandestino (caso más ilegítimo de
apoderamiento), igualmente se tolera para la adquisición del bien inmueble, en la medida que no esté
inscrito.
2. Invocación de un título no translaticio de dominio → accesión y sucesión por causa de muerte. Si con
motivo de sucesión por causa de muerte se inscribe el bien inmueble, tal inscripción es necesarias para
disponer de tales bienes, no para la posesión, pues se poseen desde la muerte del causante, es decir no
requiere inscripción. Esta concuerda con lo dispuesto en el art. 688 CC, según el cual la posesión legal
(posesión conferida por el solo ministerio de la ley), no habilita al heredero a disponer del inmueble, pues
para ello hay que inscribir la posesión efectiva.
Puede ser regular e irregular
a) Posesión regular → pues tenemos un título (sucesión por causa de muerte), cual es justo y sirve para
atribuir el dominio; no es necesaria la tradición (pues no hay título traslaticio de domino) y la buena
fe se presume.
b) Posesión irregular → probando la mala fe del poseedor.
3. Invocación de un título traslaticio de dominio. ¿Requiere de inscripción?
- Posesión regular → debe inscribirse para la posesión regular, ya que en la posesión regular, si el título
es título traslaticio de dominio, se requiere de tradición y la tradición necesita inscripción.
- Posesión irregular → se discute.

67
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

a) SI ES NECESARIA → sus fundamentos son el art. 724 CC y el Mensaje del CC.


1. Art. 724: “Si la cosa es de aquellas cuya tradición deba hacerse por inscripción en el Registro
del Conservador, nadie podrá adquirir la posesión de ella sino por este medio”
- Este artículo alude a los bienes inmuebles, salvo las servidumbres discontinuas y continuas
aparentes.
- Este artículo dice que si uno está en presencia de un bien inmueble, para adquirir la posesión
de este se requiere de la inscripción del título traslaticio de dominio. Dos precisiones:
1) No hace distingo este artículo de si este bien está inscrito o no, sino que habla de bienes
inmuebles en general.
2) No distingue el tipo de posesión.
Por tanto, cualquier tipo de inmueble para adquirir cualquier tipo de posesión requiere de
inscripción.
2. Mensaje del legislador incentiva la incorporación bienes inmuebles al sistema registral.
b) NO ES NECESARIA (postura dominante) → Se sustentan en que el art. 724, aunque no lo diga,
solo se refiere a bienes inmunes inscritos. Por tanto si quiero adquirir la posesión de un bien
inmueble inscrito, debo inscribirlo. Se basan en que debe haber una interpretación armónica entre
el 724 con los arts. 728 inc. 2, 729 y 730, pues si aceptásemos una interpretación amplia del 724,
generaríamos incompatibilidad con esos otros artículos.
- Art. 728 (alude a la posesión inscrita) → el artículo no nos habla de posesión en general,
sino de posesión inscrita. Si ya estamos en presencia de un posesión inscrita (bien inmueble
inscrito), para poner término a esta posesión existente, y por ende originar una nueva
posesión , es necesario que la inscripción de cancele. ¿Cómo se cancela la inscripción? Entre
otras maneras, esta se cancela, en virtud de una nueva inscripción. Entonces, la nueva
inscripción es necesaria para adquirir la posesión de un bien inmueble que ya está inscrito.
- Art. 729 (alude a la posesión no inscrita) → según este articulo yo puedo adquirir al posesión
de un bien inmueble no inscrito con el mero apoderamiento material, y de ello se deduce que
con mayor razón voy a poder adquirir la posesión del bien inmueble no inscrito invocando
un título traslaticio de dominio que no lo inscriba.
- Art. 730 (alude a la posesión inscrita y no inscrita). En su inciso 1 establece que no se
requiere la inscripción del bien inmueble no inscrito.
a) Inc. 1 (bienes muebles e inmuebles no inscritos) → Alude al mero tenedor de una cosa
que ahora se cree dueño de ella tras haberla usurparla. ¿Producto de este cambio de
animus, se produjo la posesión? No, salvo que el usurpador enajene a su propio nombre
la cosa, es decir, que se produzca una enajenación y a raíz de ella el adquiriente adquiere
la posesión y elimina la anterior.
b) Inc. 2 (bienes inmuebles inscritos) → Este mero tenedor, en el inciso 2, es un mero
tenedor de un inmueble ya inscrito a nombre de otra persona (poseedor inscrito). Al
usurparlo no se genera la posesión, salvo que enajene el bien inmueble inscrito y el
adquirente inscriba título en su favor.

Finalmente, lo generalmente aceptado es que invocándose un título traslaticio de dominio respecto de


un bien inmueble no inscrito, se puede adquirir la posesión irregular.

68
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Conservación → subsistencia del corpus y animus.


Pérdida → pérdida de ambos o algunos de esos elementos.
1. Perdida simultanea corpus y animus. Ejm: enajenación o abandono el bien.
2. Pérdida definitiva del corpus (pues es posible que se pierda temporalmente). Se pierde definitivamente
cuando hay imposibilidad de ejercer actos posesorios, es decir, no puedo ejercer mi ánimo de ser señor y
dueño. Ejm: inundación.
3. Pérdida del animus. Ejm: enajeno la cosa pero conservo la mera tenencia.

La duda se presenta cuando estamos en presencia poseedor de un bien inmueble no inscrito, y aparece un tercero
que inscribe el título a su nombre. ¿En ese caso se pone término a la posesión del poseedor no inscrito, y por
ende adquiere el que inscribió? Depende de cómo entendamos cual es la función de la inscripción de la posesión:
1. Función de prueba de la posesión → La inscripción prueba el hecho (fáctico, no ficción) de la posesión,
entonces, como solo es una prueba y no implica la pérdida de la posesión, ya que el poseedor no inscrito
sigue teniendo los dos elementos constitutivos de la posesión. Entonces, como la inscripción solo sirve
para dar prueba de la posesión, y como se hizo respecto de un tercero, en virtud de esa inscripción la
posesión del bien inmueble no inscrito no se pierde.
2. Inscripción como ficción jurídica → Concebir la inscripción como una ficción jurídica que representa por
si sola los elementos constitutivos de la posesión. Entonces, el tercero si adquiere la posesión, y el
poseedor no inscrito pierda la suya.

3) Bienes inmuebles Inscritos


La regla es que estén inscritos, y como están inscritos, opera la teoría de la posesión escrita que está recogida
en una serie de artículos (arts. 686, 696, 702 inc. final, 728, 730, 924 y 2505 CC), cuales apuntan a las mismas
ideas:
1. Inscripción como requisito necesario para poseer un bien inmueble inscrito, cuando se invoca un título
traslaticio de dominio.
2. Que la inscripción opere como prueba de la inscripción.
3. Que la inscripción opere como garantía de conservación de la posesión, es decir, que la posesión no se
pierda mientras la inscripción siga vigente, o dicho de otra manera, que solo se pierda cuando la
inscripción pierda vigencia (se cancele).

Adquisición de la posesión del bien inmueble inscrito


Tengo que descartar como vía de adquisición el mero apoderamiento material. Así lo dispone el art. 728 inc. 2.

Entonces solo hay dos vías para adquirir:


1. Invocación de un título no traslaticio de dominio → por medio de accesión y sucesión por causa de muerte
es posible adquirir la posesión de un bien inmueble inscrito sin inscripción alguna del título. En principio la
posesión es regular, salvo que se pruebe la mala fe del poseedor, con lo que será irregular.
2. Invocación de un título traslaticio de dominio (más recurrente) → para adquirir por medio de un título
traslaticio de dominio la posesión de los bienes inmuebles inscritos, siempre requiere de inscripción, por
tanto debe inscribirse tanto para la posesión regular como irregular. Fundamentos:

a) El art. 724 exige la inscripción para adquirir la posesión de un inmueble ya inscrito.


69
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

b) El art. 728 inc. 2 establece que la forma de poner término a la posesión anterior es mediante la cancelación
de la posesión previa, por voluntad de las partes o una nueva inscripción. En tanto, el art. 728 nos exige
la necesidad de que haya una nueva inscripción para adquirir la posesión de ese bien que ya está inscrito.
c) El art. 2505 (materia de prescripción) nos dice que para poder adquirir por posesión un bien raíz que está
inscrito, se requiere una inscripción. En otros palabras, para que haya prescripción, se requiere posesión,
y para que haya posesión, debe haber un título traslaticio de dominio inscrito.
d) El espíritu general de la legislación busca que los títulos ingresen al sistema registral. Si se tolerase la
adquisición de la posesión de un bien inmueble inscrito sin una nueva inscripción, estaríamos sacando del
sistema registral a un bien que está en el sistema.

Conservación y pérdida de la posesión del bien inmueble inscrito

Conservación → se conserva en la medida en que la inscripción correspondiente siga vigente. Si esa


inscripción se conserva, la posesión adquirida a raíz de ella también.
Pérdida → cancelación de la inscripción. ¿Cómo se cancela? (art. 728 inc. 2)
1. Voluntad de las partes del respetivo título inscrito. Ejm: Partes celebran un contrato de compraventa que
se inscribe en el sistema registral, y con ello se adquiere la posesión; pero por ciertos motivos las partes
deciden dejarlo sin efecto (resciliación). Eso implica (tratándose de bienes inmuebles) del otorgamiento
de una nueva escritura pública, con la cual se acude al Conservador de Bienes Raíces para que de común
acuerdo se cancele la inscripción (posesión del (ex)comprador se termina).
2. Decreto judicial: Ejm: Ejercicio de la acción reivindicatoria. Tenemos un posesor inscrito (no verdadero
dueño, título inscrito a su nombre) y un dueño no poseedor. Este último gana, producto del ejercicio de
esa acción reivindicatorio. El juicio ordena que se cancele la inscripción de la posesión del demandado.
3. Nueva inscripción mediante la cual el poseedor inscrito transfiere su derecho a otro. (más recurrente).
Bajo este supuesto pueden ocurrir dos situaciones
a) Partiendo de la base de que hay una inscripción, y esa inscripción del título provoca la adquisición de
la posesión, estamos en presencia de un poseedor inscrito. Si él decide enajenar al bien inmueble, para
lo cual celebra un contrato de compraventa (título traslaticio de dominio), y el comprador lo inscribe,
este último se convierte en poseedor inscrito, y pone término a la otra posesión.
b) Nueva inscripción, pero que no está involucrada con la inscripción anterior, es decir, en la generación
de esa nueva inscripción no ha intervenido el anterior poseedor inscrito. ¿La nueva inscripción
desligada a la anterior puede poner termina a la inscripción preexistente y generar así una nueva
inscripción? Dos posiciones:
1. La nueva inscripción desligada a la anterior no produce el efecto de cancelar la inscripción
anterior y dar origen a una nueva posesión.
¿Por qué? Por el art. 728, pues este exige que la nueva inscripción que cancela a la anterior sea
una en que el poseedor inscrito transfiera su derecho a otra persona; es decir nos exige que
intervenga el poseedor inscrito.
Esta interpretación se refuta en cuanto lo dispuesto en el art. 730 inc. final, pues ahí
aparentemente estaríamos en presencia de una inscripción desvinculada de la anterior que si tiene
la virtud de poner término a la inscripción anterior (cancelar la posesión preexistente), y dar
origen a una nueva inscripción. ¿Qué se entiende por competente inscripción en el art.730? Tal
articulo parte de la base de que un bien inscrito dio origen a una posesión inscrita, pero resulta
que ese poseedor inscrito, a su vez, da origen a una mera tenencia del mismo inmueble; ahora,
70
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

ese mero tenedor se apropia indebidamente del bien inmueble (lo usurpa); y dándose por su
dueño, lo enajena (contrato de compraventa) a una persona (adquiriente) ¿Que exige el 730 para
que el adquiriente tenga la posesión? Que inscriba el título traslaticio de dominio. Tal inscripción
es una desvinculada de la inscripción anterior, ya que no es el poseedor inscrito quien transfiere,
sino el mero tenedor.
¿Cómo se trata de explicar esta situación del art. 730 (inscripción desligada de la anterior tiene
el mérito de cancelar la primera) para que compatibilice con esta postura? Se dice que el art.
730 inc. final abarca tres posibles hipótesis:
1) Mero tenedor después de haber transferido indebidamente la cosa que no le
pertenecía adquiera el dominio de la cosa, por lo cual se sanea todo lo indebido que
él hizo.
2) Nuestro poseedor inscrito ratifique todo lo obrado por el mero tenedor (venta y
posterior inscripción), por lo tanto el comprador se entenderá poseedor inscrito desde
el momento de la ratificación.
3) Situación de que el mero tenedor se haya hecho pasar por el poseedor inscrito
(suplantación).
2. Considera que la inscripción totalmente desligado del poseedor inscrito si tiene la virtud de cancelar la
inscripción nueva.
- La interpretación que adopta la otra postura respecto al art. 730 es insatisfactoria:
a) En la primeras dos hipótesis, lo que comprador adquiere es el dominio, no la posesión; y al
adquirirse el dominio, la posesión se torna irrelevante,
b) La tercera hipótesis es excluida por el mismo art. 730, pues este nos exige que el mero tenedor
trasfiera no a nombre de poseedor inscrito, sino a nombre propio, por tanto no puede suplantar a
otra persona cuando la ley le exige usar su nombre propio.
- No hay que mezclar el art. 728 y 730 pues están regulando situaciones distintas. El art. 728 regula la
posesión regular, en la cual el poseedor inscrito genera una nueva inscripción; y el 730 regula una
situación anormal en la que hay un mero tenedor que usurpa y enajena la cosa, y mediante una nueva
inscripción cancela la anterior.
- La afirmación de que la inscripción nueva puede transferir un derecho a otro se basa en el art. 730
inciso 2.
- Puede que la nueva inscripción (que puso fin a la anterior), no tenga nada que ver con la posesión
preexistente.

Entre las dos, la que predomina es la segunda postura, es decir, ¿es posible una inscripción desvincula a la
anterior cancele a la primera? SI. El problema que esa interpretación se ha suscitado respecto a las situaciones
contempladas en el art. 730, cual se soluciona exigiendo en la mayoría de los casos la involucración de un mero
tenedor, pues si el no participa, no se aplica el art. 730.
El profesor (LO ADORO UWU) cree que es mejor aplicar la segunda postura pero sin la necesidad de que
intervenga en el relato un mero tenedor.

71
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

MERA TENENCIA

“Se llama mera tenencia la que se ejerce sobre una cosa, no como dueño, sino en lugar o a nombre del
dueño. El acreedor prendario, el secuestre, el usufructuario, el usuario, el que tiene el derecho
de habitación, son meros tenedores de la cosa empeñada, secuestrada, o cuyo usufructo, uso o habitación
les pertenece. Lo dicho se aplica generalmente a todo el que tiene una cosa reconociendo dominio ajeno.”
(art. 714 CC)
- Mero tendedor es quien detenta una cosa reconociendo dominio ajeno.
- El mero tenedor se asemeja al poseedor, en tanto ambos detentan materialmente una cosa. Su gran diferencia
es que el poseedor detenta con ánimo de señor y dueño; mientras que el mero tenedor reconoce que la cosa
pertenece a otra persona (diferencia en el animus).
- Como consecuencia de esta diferencia (falta del animus) la mera tenencia nunca sirve de antecedente, al
menos por sí sola, para la prescripción adquisitiva, por mucho que exista en el mero tenedor un cambio
de animus.

Origen → ¿Cómo puede una persona llegar a ser mero tenedor de una cosa que no le pertenece? Para llegar a
esa situación es necesario que se constituya un derecho real o se adquiera un derecho personal:
1. Derecho real → aquellos asumen la mera tenencia de la cosa pero reconociendo el derecho de dominio
ajeno. Ejm: usufructo, uso, habitación, prenda con desplazamiento.
2. Derecho personal → se celebra un contrato y a partir de ello nacen derechos y obligaciones, y a veces esos
derechos generan la calidad de mero tenedor. Ejm: contrato de arrendamiento, contrato de comodato
(préstamo de uso gratuito), deposito.

Características

1. Absoluta: en el sentido de que el mero tenedor no solo tiene esa calidad respecto del dueño de la cosa, sino
respecto de todo el mudo. De esta suerte, no es posible ser mero tenedor respecto del dueño e invocar ser
poseedor respeto del resto.

2. Perpetua: en el sentido de que si le mero tenedor fallece, se van a transmitir a sus herederos sus derechos y
obligaciones. O sea, esos derechos reales y personales, al fallecer el mero tenedor, no se extinguen, sino que
se les atribuye un nuevo titular. Lo que normalmente ocurre, es que falle el mero tenedor y los herederos se
creen (de buena o mala fe) poseedores, pero son mero tenedores.

3. Inmutable o indeleble: en el sentido en que no se transforma en posesión por el mero cambio de ánimo del
mero tenedor, ni tampoco por el mero transcurso del tiempo. Así lo dispone el art 716 CC.
Hay una excepción de este carácter inmutable en el art. 2510 regla tercera, según el cual, si estamos en
presencia de un título de mera tenencia, y ese sujeto dice que es poseedor (cambio de animus), lo primero
que la ley presume es que hay mala fe de su parte (poseedor de mala fe → poseedor irregular); y exige de la
concurrencia de las siguientes circunstancias para que él pueda adquirir por prescripción adquisitiva:
a) Que por 10 años no haya reconocido ni expresa ni tácitamente el dominio de la persona cuyo dominio
originalmente reconoció (dueño de la cosa). Durante 10 años se comportó como si él fuere dueño.
¿Que implica esto? Que el dueño no hizo nada para que el mero tenedor reconociera su dominio, en
cierto sentido, abandono la cosa que el mero tenedor tiene.

72
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

b) En los mismos 10 años deben haber una posesión pacifica, pública e ininterrumpida.

PRESCRIPCIÓN (en general)

La prescripción adquisitiva se encuentra en el art. 2592 CC, que se ubica en el último título normativo del CC,
bajo lo cual uno puede hacer dos constataciones:
1. Andrés Bello dejo la prescripción para el final, coronando así su obra, con lo cual pretende dar estabilidad
a las relaciones jurídicas.
2. La prescripción adquisitiva y extintiva están tratadas en conjunto al final del CC.
- Prescripción adquisitiva → modo de adquirir el dominio.
- Prescripción extintiva → modo de extinguir las obligaciones, o más bien la acciones pendientes a exigir
el cumplimento de la obligaciones.

Entonces, hay dos clases de prescripción:


1) Prescripción adquisitiva (arts. 2498 y ss CC)
2) Prescripción extintiva (art. 2514 y ss CC)

Similitudes entra la prescripción adquisitiva y extintiva


1) Mismo fundamento → seguridad jurídica a través del término de una situación que genera
incertidumbre jurídica.

Situaciones de prescripción adquisitiva → escenario de que un sujeto pretende adquirir el dominio de una cosa
y sabiéndolo o existien ciertos vicios o defectos en la adquisición del dominio de esa cosa, que provocan que ese
dominio que quiera adquirir puede ser controvertido (adquirido por otra persona). Existe incertidumbre sobre
quien es el dueño de la cosa.

- Puede aparecer un tercero que le quiere discutir el dminio de la cosa que quiere adquirir.
- Si no fuera por la prescripción adquisitva esta situación podría perdurarse indefinidamente, gracias a los
modos de adquirir el dominio de carácter derivativo.
- Si no fuera por la prescripción, los vicios de los derechos de dominio, podrían invalidar la eficacia del
título del actual dueño del derecho de dominio.
- Se busca eliminar la incertidumbre.

Situaciones prescripción extintiva → derecho personal y de su obligación correlativa. Por regla general, no se
extinguen por no ejercerse. Créditos nacen para morir en tanto las obligacicones que son correlativas nacen para
ser cumplidas. Puede suceder que un crédito no se cobre o exija y esta situación de pasividad del acreedor perdure
en el tiempo, sino fuera por la prescripción extintiva esta situación podría durar indefinidamente, lo que genera
incertidumbre sobre si se cobrará eventualmente o no.

- Legislador priva al acreedor para cobrar ese crédito,la obligación natural subsiste. De esa forma, hay un
grado de certeza.

Lo que se busca con las diferentes prescripciones, en los diferentes contextos, es la certeza jurídica.

73
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2) Instituciones comunes a ambos tipos de prescripción

a) La interrupción de la prescripcón: se produce cuando falta alguno de los elementos necesarios para que
esa prescripción opere. Opera en base al mismo criterio en las dos prescripciones. El transcurso del tiempo
vuelve a foja cero.
- Prescripción adquisitiva → para que ella opere es necesario que exista posesión de la cosa y pasividad
de la persona en contra esa prescripción puede ser alegada. Si falta alguna de esas dos cosas, se
interrumpirá la prescripción.
- Prescripción extintiva → tiene que haber inactividad del acreedor, si falta esa inactividad también
habrá interrupción.

b) La suspensión de la prescripción: beneficio que la ley concede a ciertas personas que se encuentran la
situación de no poder alegar por si misma los derechos, tienen representantes, pero por sí solas no pueden.
El cómputo del plazo de prescricón se suspende durante todo el plazo en encontrrse en esa situación.
- El legislador las pone a salvo del descuido o negligencia de esas personas en defender sus derechos,
amparandolas con la instutción de la suspensión.
- Ej. Sujeto incapaz, el plazo de prescripción no corre en contra de ellos.
3) Reglas comunes

a) Necesidad de alegarla: no se declaran de oficio por el tribunal. Es necesario que quien se ve beneficiado
por esa prescripción la alegue en su favor. (art. 2493 CC)
- Prescripción adquisitiva → nunca sera alegada por tribunal. No hay excepción.
- Excepciones en prescripción extintiva :
▪ Acción penal si ha transcurrido el plazo (depende de la gravedad del delito) para ejercer la acción
penal. Por regla general son 5 años;
▪ Prescripción de la pena;
▪ Prescripción del mérito ejecutivo (exigir el cumplimiento) de la acción, con un plazo de 3 años
teniendo el título ejecutivo, esa misma acción subsiste otros 2 años como una acción declarativa
(podría ser declarada por el juez de oficio, por ahí se discute si se estaría en el supuesto de
prescripcion, hay quienes dicen que habría una caducidad del titulo ejecutivo, sigue siendo útil
pero para declarar).

b) Irrenunciabilidad de la prescripción de manera aniticipada (arts. 2494 6 2495 CC): Como potencial
beneficiario no se puede renunciar a ella.
- En el caso de la prescripción adquisitiva es difícil de imaginar esta regla, puesto que la persona que
está poseyendo, desde ya está manifestando una voluntad de acceder, aunque él no lo sepa, a la
prescripción adquisitiva.
- Prescripción extintiva → ¿qué pasaría si fuese renunciable en forma anticipada? La renuncia anticipada
pasaría a ser una cláusula de estilo, en toda deuda de cierta magnitud que amérita algun tipo de
formalización, se incluíria esa clásula dentro del contrato respectivo.
- El permitir reunciar anticipadamente, anula el objetivo que la prescripción busca, es decir la seguridad
jurídica.
- ¿Qué pasa cuando le plazo se cumple? Es perfectamente renunciable, porque pasa de instutción de orden
público (seguridad jurídica) pasa a una de instutción privada, lo que quiere la persona. (art. 2494 CC).

74
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

c) Se aplica por igual a todas las prsonas (art. 2497 CC): No hay personas o grupos de personas privilegiadas
que reciban un estatuto diferenciado para la aplicación de la prescripción.
- Antes de la entrada de vigencia del CC (1857) el Fisco y la Iglesia tenían beneficio sobre las demás
personas.

PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA
(art. 2498 y ss)
“Es un modo de adquirir las cosas ajenas por haberse poseído las cosas durante cierto lapso de tiempo y,
concurriendo los demás requisitos legales”.

- Se debe extraer del concepto de prescripción en general. (art. 2492 CC)


- Se trata de un modo de adquirir el dominio originario, por regla general a título singular (exc. Derecho
real de herencia), a título gratuito y por acto entre vivos.
- Se adquiren cosas ajenas, tienen que pertenecer a otro, la adquisición del dominio de una cosa
unicamente concurre un solo modo de adquirir,son excluyentes entre sí, entonces si ya adquiri el
dominio de una cosa por un modo, la prescripción de la misma cosa no podría operar.
- Cosa comerciable y determinada. Deben poder poseerse y apropiarse, y solo pueden poseerse cosas
determinadas.
▪ Hay que excluir a todos los derechos personales: no pueden poseerse.
▪ Excluir algunos derechos reales que no son suceptibles de posesión, no se puede constatar su
posesión. Ej servidumbres discontinuas.
▪ Derechos incomerciables (de uso o habitación).

Requisitos
1. Transcurso del tiempo
- Poseedor regular: 2 años para cosa mueble, 5 años para cosa inmueble.
- Poseedor Irregular: 10 años.

Durante ese transcurso del tiempo deben ocurrir dos cosas, una positiva y otra negativa:

- Elemento Positivo → Posesión de la cosa. Mientras transcurre el tiempo debe haber posesión. Si cesa
esa posesión, la prescripcón se interrumpe y se empieza a contar de nuevo.
- Elemento Negativo → Inactividad del titualr del derecho afectado. El titular del derecho respectivo
no invoque su derecho sobre la cosa poseída. Se mantenga la pasividad durante todo ese plazo, no
reclame su derecho judicialmente.

Accesión de posesiones
El prescribiente puede agregar a su posesión la de su antecesor, de tal manera que se pueda reunir esa plazo de
manera más fácil. Supone juntar dos posesiones distintas, que se juntan. (arts. 717 y 2500 CC). Dos exigencias:

1. Debe existir un vínculo jurídico entre el actual poseedor y el antecesor cuya posesión se dea agregar:
no se está trasnfiriendo la posesión, es necesario que el título que se posee derive del anterior poseedor,
eso ocurríaa cuando sea título translaticio de dominio o por sucesión por causa de muerte.

75
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

› Del título traslaticio de domino hay que excluir la situación anómala de que un sujeto usurpa una
cosa y la enajena, porque no hay posesión que añadir, ni poseedor anterior a la cosa (art. 730 CC)
› Puede que una persona tenga el ánimo de señor o dueño, pero realmente no lo sea, la cosa es ajena,
pero sí es poseedor y si él celebra un título traslaticio de odminio de la cosa ajena, si puede haber
accesión de posesiones.
› No necesariamente la posesión inmediatamente anterior es la que se deriva, sino también deben ser
todas las anteriores.
2. Las posesiones que se pretenden añadir deben ser contiguas y no interrumpidas (art. 2501 CC): no se
pueden “saltar” posesiones por el hecho de que no convenga, deben ser todas. ¿Por qué querría un
individuo saltársela? Porque agrega la posesión con calidades (regular o irregular) y vicios (fuerza o
clandestinidad)
› Calidad → si tengo posesión regular, pero agrego irregular, mi posesión se convierte en irregular y,
mi plazo de prescripción será de 10 años.
› Vicios → si agrego una posesión viciosa, yo me apropio de esa posesión considerando el vicio de
violencia o clandestinidad. Esto es relevante en la medida que consideremos que la posesión viciosa
es una inútil, siendo que la existencia de ese vicio significará que toda la cadena posesoria pasa a ser
inútil.

Respecto al vínculo jurídico:


- Debemos excluir la situación anómala del sujeto que arrogándose el dominio de una cosa, la usurpa y la
enajena (art. 730 CC), pues en ese caso no hay un antecesor poseedor respecto de la cosa, ya que usurpador
es mero tenedor.
- Si una persona cree ser propietario de una cosa pero realmente no lo es (es poseedor), si él celebra un título
traslaticio de dominio respecto de tal cosa ajena si pude haber acción de posesión.

Se puede agregar todas las posesiones anteriores en la medida que sean continuas e interrumpidas.

Esto es relevante por el resultado, pues cumpliéndose esos dos requisitos, la posesión que se agrega, se agrega
con sus calidades y vicios. Por tanto si agrego una posesión irregular, la mía también la será aunque en principio
sea regular. Si es violenta, también será la mía violenta, y en este supuesto hay que ver si es útil o no.

No hay que confundir el art. 717 con el art. 718.


- Art. 717 CC → accesión de posesiones. Opera sobre la base de dos posesiones distintas, la del actual
poseedor y la del antecesor.
- Art. 718 CC → regula una situación parecida a la accesión de posesiones, pero no es lo mismo. Parte de la
base que existe una comunidad (posesión poro indiviso), donde hay varias personas que en conjunto poseen
una misma cosa, llegado un momento a esa comunidad se le pone término a través de una partición, termina
adjudicando el o los bienes que sse poseían en común a uno de los comuneros (posesión exclusiva).
Jurícamente porudcto del efecto declarativo y por ende retroactivo que le atribuye a la partición, esa
posesión exclusiva no se incia en la adjudicación sino que se retrotae al inicio de al comunidad, como si la
adjudicación no hubiera sucedido. No obstante lo dicho en el inc. 1º, no es tan de pleno derecho, sino que
al adjudicatario se concede la facultad de añadir este tiempo (de la adjudicación) al de su posesión
exclusiva, ejercicio facultativo.
- No hay posesiones distintas, sólo las del adjudicatario.

76
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Interrupción de la prescripción (art. 2501 a 2504 CC)


Hecho o acto que importa no concurrrencia de alguno sde los elementos escenciales de la prerscripción adquisitiva
(posesión de la cosa y persona en contra de quien se invocara la prescirpción se mantenga en un estado de
pasividad) y que hace prder todo el plazo tanscurrido hasta ese momento.

Se aplica a la ordinaria y extraordinaria. Argumentos:


a) La interrupción está regulada antes de que el CC formule la distinción entre ambas (art. 2506).
b) En la regulación de la interrupción no hay ningún indicio de que se circunscriba la interrupción a una de
los tipos de prescripción.
c) El art. 2510 es una norma que expresamente establece la procedencia de la de la interrupción de la
prescripción ordinara, y si se aplica la ordinara, con mayor razón la extraordinaria.

Clases de interrupción

1. Interrupción natural (art. 2502 CC): pérdida de la psesiones. Puede alegarla todo el que tenga interés
en ellos. Cesa la inactividad no solo con la interposición de la demanda, sino con cualquiera sea la
reclamación judicial.
- Nº1: imposibildad de ejercer actos poseserios. Ej. Una herededa ha sido permanentemente hinudada.
- Nº2: no se aplica a inmuebles que están inscritos, el hecho del desposeimiento no implica que este sujeto
que ahora está entrando en la cosa sea poseedor. De igual manera, depende de la concepción de
inscripción:
a. Inscripción como ficción legal que representa los dos elementos constitutivos de la posesión → no
se interrumpe la posesión al inscribir el bien inmueble.
b. La inscripción no es una ficción legal de los dos elementos, sino una manera de probar el hecho
de la posesión, y el hecho de la posesión requiere de corpus y animus, y si falta alguno no puedo
probarlos ni siquiera con la inscripción → se interrumpe con la inscripción (Solución mayoritaria)
La gracia de esto es que si era un bien inmueble lo que el poseedor desposeído poseía, tiene la posibilidad
de recuperar la posesión a través del ejercicio de las acciones posesorias; en este caso se entiende que
no hubo interrupción, por mucho que en el hecho el bien inmueble haya estado en manos de otro
temporalmente

Este numeral (Nº2) no se aplica a inmuebles que están inscritos, pues al estar inscrito el bien
inmueble, el hecho del desposeimiento no implica que este sujeto que ahora entrado en la cosa sea
poseedor, pues el mero apoderamiento de la cosa no implica posesión.

Puede alegarla todo aquel que tenga interés en ello. Todo el que se vea amenazado por prescripción
adquisitiva puede alegar que no sr se han dados los supuestos de la prescripción.

En el inciso final del art. 2502 tenemos un caso de interrupción del plazo en cuanto a su efecto.
› Efecto normal es hacer poder todo el tiempo transcurrido, volviendo a fojas cero.
› Efecto especial → perder el lapso de tiempo durante el cual no se pudo ejercer actos posesorios. Ejm:
inundación → tras un año de poseer, ocurre una inundación y pierdo el tiempo durante la inundación,
y tras ida la inundación, se remota → efecto suspensivo.

77
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2. Interrupción civil (art. 2503 CC): cese la inactividad del titular de derechoa amagado. Todo recurso
judicia,l interpuesto por el que esta cuestionando el dominio de la cosa por el poseedor de la misma.
Puede alegarla quien interpone el correspondiente recurso.
- Necesariamente en presencia de una actuación judicial.
- Discusión doctrinal frente a la denominación de recurso judicial:
▪ Interpretación restrictiva: identifican recurso judicial con demanda judicial, habría que
demandandar en los términos de los arts. 253 y 254 del CPC. El recurso del cual ser refiere el
primer artículo sería la demanda, la persona que alega ser dueño invoca ese derecho en contra
del poseedor. El único acto judicial que podría interrumpir la prescripción adquisitiva sería la
demanda judicial
• Se funda en el tenor literal del art. 2503 CC, se habla de demanda.
• Art. 2518 inc. Final CC → “se interrumpe civilmente con la demanda judicial”.
▪ Interpretación amplia: Bastaría con cualquier tipo de reclamación mediante la cual, se invoque
el derecho de domino sobre la cosa poseída por otro haga valer ese derecho para interrumpir la
prescripción. Ej. Solicitud de ua medida prejudicial; solicitud de designación de árbitro.

La interrupción natural es la que debería tener lugar cuando cesa la inactividad del titular del
derecho amagado (amenazado) por la prescripción. Entonces el cese de la inactividad no solo se
demuestra por la interposición de una demanda, pues ya hay cese de la situación de pasividad
cualquiera que sea la reclamación judicial que se oponga.

¿Qué pasa si se interpone ante un tribunal incompetente?

Sí se interrumpe aún cuando no se haya cumplido la exigencia procesal de cumplir con el tribunal correspondiente
con la materia que se trate. No hay que mezclar exigencias adjetivas o procesales con las sustantivas. De igual
manera hay una minfestación del que dese reclamar su derecho. Para interrumpir, es necesario además de
interponer (art. 2503 CC):

- Notificar en forma legal: para que no hayan dudas eventuales ante la interrupción de la prescripción
adquisitiva.
▪ ¿Qé pasa si no se notifica envformal legal? Ej. Se notiidca por cédula primero, no personal como
debe ser. Se entiende que ese recurso que fue notificado pero no en formal legal, se entiende que
no es apto para interrupir la prescripción.
- El demandante no desista de la demanda: si hay desestimiento, por mucho que haya habido demanda y
notificada, se entiende que en ningún momento hubo interrupción.
- No debe haber abandono del procedimiento (6 meses inactivo): si el tribunal lo declara a petición de
parte.
- No debe haber setencia absolutoria: le fue mal al demandante, pues no se acogió su demanda; con ello
no se interrumpe la prescripción. ¿Qué se entiende por absolutoria?
a) Cualquier sentencia que por cualquier motivo rechace la demanda.
b) Aquella sentencia que se inclina o justifica la posición sostenida por el demandado, es decir la
que legitima la situación del demandado y deslegitima la del demandante.

La diferencia entre la natural y civil es que la segunda tiene una legitimación activa más restringida → solo puede
alegarla quien interpone el correspondiente recurso judicial.

78
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

La suspensión de la prescripción (art. 2509 CC)


Beneficio que la ley concede a ciertas personas, en virtud del cual el cómputo del plazo de prescripción se paraliza
en su favor.

- Se paraliza el cómputo mientras se mantengan en la situación que ameritó conceder el beneficio de la


suspensión.

Puede que en el hecho se configure los elementos necesarios para que opere la prescripción adquisitiva, pero por
disposición de la ley el tiempo no avanza (artificio legal).

En este sentido se diferencia de la interrupción en cuanto:


- Interrupción debe estar motivada por una situación fáctica, proveniente de la naturaleza o del hombre, en
cuya virtud alguno de los elementos necesarios para que la prescripción opere desaparece. En cambio en la
suspensión hay un arbitrio judicial.
- A diferencia de lo que sucede en la interrupción, la suspensión solo opera respecto de la prescripción
adquisitiva ordinaria (arts. 2509 y 2511 CC).
- Art. 2509 → “La prescripción ordinaria puede suspenderse (…)”.
- Art. 2511→ La proscripción extraordinaria “(…) no se suspende a favor de las personas enumeradas en
el artículo 2509”, aunque existe un grado de discusión respecto a un supuesto donde la suspensión opera
en la prescripción extraordinaria.

Favorece a:
1. Menores (de 18 años)
2. Dementes (no requiere de interdicción).
3. Sordos o sordomudos que no pueden darse a entender claramente.
4. Los que están bajo potestad paterna.
- Potestad paterna → término criticable pues existen dos tipos de autoridad que los padres pueden ejercer
sobre sus hijos:
1) Autoridad paterna: conjunto de derechos y deberes que tienen los padres respecto sus hijos
2) Patria potestad (plano patrimonial): conjunto de derechos y deberes que tienen los padres respecto
de los bienes del hijo.
En este caso hay una mezcla, pero debería (ya que estamos en el plano patrimonial) hablar de patria
potestad.
Sin embargo, esta alusión tiende a ser inútil porque normalmente coincide con los menores, cuales ya
fueron mencionados.

5. Los que están bajo tutela o curaduría. Ejm: menor de edad, demente, sordo mudo, interdicto por disipación,
personas ausentes. Todos ellos son incapaces, y aunque estén representados, la ley incluso quiso poner a
esta gente a salvo de la negligencia de su representante legal en la defensa de sus intereses y derechos.

6. Mujer casada en régimen de sociedad conyugal.


- Régimen de sociedad conyugal → régimen patrimonial que existe durante la vigencia del matrimonio.
Este regula las relaciones patrimoniales de los cónyuges entre sí y de los cónyuges en relación a
terceros.
79
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Si bien es el régimen legal, es decir el que opera si no hay disposición en contrario, tampoco es el único,
pues también existe:
a) Régimen de separación total de bienes.
b) Régimen de participación en los gananciales (poco usado pues es complejo).
- La suspensión de la prescripción únicamente opera en favor de la mujer cuando el régimen patrimonial
adoptado en su matrimonio sea de sociedad conyugal.
Antes del año 1988 la mujer casada en régimen de sociedad conyugal era considerada relativamente
incapaz; ahora es plenamente capaz, pero pese a ser capaz, al existir el régimen de sociedad conyugal,
tanto los bienes sociales (bienes del marido y mujer) como los propios de la mujeres (no entran en la
sociedad conyugal), son administrados en principio por el marido, quien todavía conserva con adquiere
la calidad de jefe de la sociedad. ¿Cuándo no se suspendería?
a) La mujer está casada bajo los otros regímenes que mencionamos. ¿Por qué? Porque en esos
dos regímenes es la mujer que administra lo suyo.
b) Mujer judicialmente separada del marido; en tanto este resuelve la sociedad conyugal. Este
inciso penúltimo del art. 2509 CC podría ser eliminado pues resulta obvio, en tanto que al
separarse judicialmente, se elimina la sociedad conyugal, y sin está última no opera la
suspensión.
7. Herencia yacente2: En tanto subsista la condición de herencia adyacente, la prescripción adquisitiva de los
bienes dentro de la herencia no corre en contra de los herederos. En definitiva, los favorecidos son los
herederos.

La prescripción se suspenderá SIEMPRE entre cónyuges: Uno de los cónyuges nunca podrá adquirir por
prescripción un bien perteneciente al otro cónyuge. Si efectivamente pudiese haber prescripción adquisitiva entre
cónyuges, podría pasar que ellos lo usarán fraudulentamente para transferirse bienes entre sí en perjuicio de sus
acreedores. Dos motivos:
- Motivo intra matrimonio → adecuada convivencia del matrimonio.
- Motivo extra matrimonio → respecto de los acreedores.

La suspensión de la prescripcón no solo sera por la ordinaria, sino también se suspenderia la prescricpción
adquisitiva extraordinaria, sobre la base de la expresión “ siempre”.

- Se agrega que los motivos por los cuales se suspende la prescripción entre cónyuges son válidos tratándose
sobre la prescripción adquisitiva ordinaria y extra.
- Choca de frente con el que dice art. 2509 CC y el art, 2511CC. → Dicen que los cónyuges no están
enumerados en el art. 2509, sino que están mencionados en su inciso final. Según ellos no debería
interpretarse la expresión “enumeradas” como enlistadas en números, sino mencionadas.
- “siempre” → cualquiera se el régimen patrimonial que exista entre ellos, no refieriéndose a cualquier
tipo de prescripción adquisitiva.
-

2
Fallece una persona y esta tiene herederos; estos herederos por mucho que la sucesión por causa de muerte opere por el solo ministerio
de la ley, tienen que manifestar una voluntad de aceptar esa herencia. Si ninguno acepta la gerencia, puede que existan terceros
interesados en que algún heredero acepte para asi tener un legitimado en contra de quien recurrir. Esto en el contexto de que el causante
tenía una deuda respecto a un acreedor, y al morir el deudor, el acreedor quiere que le paguen. El acreedor entonces puede solicitarle al
tribunal que declare yacente la herencia, lo cual implica que el mismo tribunal designará un curador de la herencia yacente, quien pasará
a administrar los bienes dentro de la herencia. Frente a este curador, el acreedor ya tiene a la persona en contra quien cobrarle la deuda.
80
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Diferencias con la interrupción

Interrupción Suspensión

Emana de un hecho de la naturaleza o Tiene su origen en la ley; es aun


Fuente por una acción del hombre arbitrio legislativo
(desposeimiento o ejercicio de acciones
judiciales).

Interrupción natural: cualquier persona Alegada solo por las personas en


Legitimación activa que tenga interés en ello. cuyo beneficio se ha establecido.

Interrupción civil: solo puede alegarla


la persona que interpone el
correspondiente recurso judicial que
provocó dicha interrupción.

Se aplica indistintamente a la Solo se aplica a la prescripción


Ámbito de prescripción oridinaria y adquisitiva ordinaria.
aplicación extraordinaria.

Interrupción civil: hace perder todo el No permite computar el plazo que


Efecto tiempo transcurrido hasta que ocurre el transcurre mientras la persona
hecho u acto interrumpido, debiéndose favorecida conserva la situación
de nuevo computarse el plazo siempre que ha motivado la suspensión.
que vuelvan a reunirse en la persona
elementos necesarios para la
prescripción.

Interrupción natural respecto a la


imposibilidad de ejercer actos
posesorios: efecto más que nada
suspensivo. Se descuenta del plazo de
prescripción el tiempo por el cual no se
pudo ejercer actos posesorios).

81
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

Prescripción adquisitiva en derechos reales distintos al dominio


En principio misma reglas generales. (arts. 1498 inc. 2º y 2512 CC)

Excepciones:

- Derecho real de censo (10 años).


- Derecho real de herencia (10 o 5 años (si heredero puativo tiene la posesión efectiva) )
- Derecho de servidumbre (5 años)

De los restantes derechos reales serán las mismas reglas del dominio.

Efecto de la prescripción adquisitiva


Efecto: adquisición del derecho en cuestión. (retroactivo) La adquisición se entiende materializada en el mismo
momento que empezó a poseer, de ese mismo momento se entiende que el poseedor es dueño. Consecuencias:
- Frutos → se conserva todos los frutos que el poseedor pudo haber percibido desde que comenzó a poseer
hasta el fin del plazo de prescripción.
- Gravámenes → subsisten al plazo de prescripción los gravámenes que el poseedor pudo haber constituido
sobre la cosa, pero no los constituidos por terceros.
• Art. 1736 N°1 (matera de sociedad conyugal) → aquí tenemos un novio (esponsales), y mientras no
estaba en matrimonio empezó a poseer y término de poseer durante la vigencia del matrimonio
(adquirió el dominio). Este bien por mucho que se hayan completado los requisitos para adquirirlo
durante la vigencia del matrimonio, lo que significa que debería entrar a la sociedad conyugal, no entra
pues se entiende adquirido antes del matrimonio, cuando poseyó la cosa.

Otros cosas respecto a la prescripción adquisitiva (cosas que se le olvidaron al profe lol)

Debe ser judicialmente declarada, no apera oficio. Y en este sentido debe alegarse en un juicio.

¿Cómo se alega?
1. Acción o excepción → puedo asumir una iniciativa procesal para que el tribunal declare la prescripción
adquisitiva (acción), o bien puedo, defendiéndome de la acción de quien alega dominio, invocar la
prescripción adquisitiva (excepción).
2. Excepción → solo puede invocarse como excepción, pues la acción solo puede estar precedida por un derecho
cierto y aquí no lo hay.
3. Acción (postura mayoritaria) → solo puede invocarse como acción, pues las excepciones buscan que el
demando se defienda; buscan deslegitimar al demandante. A través de la prescripción adquisitiva no se busca
precisamente eso, sino que al alegar la prescripción adquisitiva le pedimos al tribunal que reconozca el
dominio sobre la cosa, y eso tendría un efecto en la acción de que me demanda, cual es botarla, pero no es su
objetivo principal.

Como normalmente el que será demandado es el poseedor, ¿Cómo va a poder alegar la prescripción
adquisitiva como acción? Demandando reconvencionalmente: se puede pedir al tribunal que declare la

82
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

prescripción adquisitiva como una acción de mera certeza, o sea, yo como poseedor asumo la iniciativa
procesal para que se declare la prescripción adquisitiva a través de la acción de mera certeza, pero estas
acciones son muy excepcionales. Por tanto lo normal es si aparece un sujeto alegando domino de la cosa,
demande este al poseedor (acción reivindicatoria); y frente a esa demanda, ¿qué debería hacer el
demandado? El junto con defenderse de la acción reivindicatoria, demanda reconvencionalmente la
declaración de la prescripción adquisitiva. El tribunal tendrá que pronunciarse sobre esa acción
reconvencional, y si se han reunido con los requisitos para que la prescripción opere, la va a declarar, y con
ello tendremos certeza sobre quien es el dueño de la cosa.

Para la adquisición de bienes inmuebles disputados en juicio, debemos encomendarle al receptor que vaya con
la sentencia al Conservador de Bienes Raíces para que la inscriba (art. 2513 cc). Sin la competente inscripción,
la sentencia es inoponible contra terceros.

Esta inscripción no hace las veces de tradición, ya que las cosas se adquieren por un solo modo de adquirir y aquí
ya operó uno, cual es la prescripción adquisitiva. Esta inscripción solo cumple un rol de publicidad.

Prescripción contra título inscrito 3 (art. 2505) → para que yo pueda adquirir por prescripción un bien inmueble
ya inscrito, necesito un título inscrito. El art. 2505 hay que circunscribirlo al contexto en que el titulo respectivo
es traslaticio de dominio. Entonces, si invoco para poseer un título traslaticio de dominio, para adquirir la posesión
(regular o irregular), y luego adquirir el dominio, requiero de un título inscrito.

- Discusión respecto al art. 2505 → esa inscripción que me habilita para adquirir la posesión y posteriormente
el dominio, ¿debe estar vinculada al poseedor inscrito?
No requiere de vinculación.
a) (Materia de posesión) No necesariamente debe tratarse de una inscripción en que el poseedor inscrito
estuviese transfiriendo su derecho sobre la cosa.
b) Se señala que si efectivamente exigiéramos que ese título inscrito referido en el art. 2505
necesariamente emanase del anterior poseedor inscrito, esto estaría anulando la aplicación del art. 2505.
Se requiere o no que el titulo emane del anterior poseedor inscrito
Dicen que el art. 2505 no se podría aplicar cada vez que el titulo invocado fuese uno injusto, pues en aquellos
casos la inscripción de ese título no le daría al poseedor el dominio de ese bien (inscripción no cumpliría
con su efecto translaticio).
Otra discusión respecto al art. 2505 CCes si la exigencia de la inscripción se aplica o no a la prescripción
adquisitiva extraordinaria.
- SI (doctrina minoritaria)
1. Art. 2510 CC → dice que para la prescripción adquisitiva extraordinaria no requiere título alguno. En
tanto si puede haber prescripción sin título, con mayor razón va a poder haber prescripción adquisitiva
extraordinaria sin inscripción, pues si no tengo título no tengo nada que inscribir.
2. El antecedente de la prescripción adquisitiva extraordinaria es la posesión irregular; cuando la posesión
irregular invoca un título translaticio de dominio no requiere de tradición; y si no hay tradición, puede
no haber inscripción de ese título; e igual la posesión irregular debería tener como consecuencia la
posibilidad de adquirir por prescripción.

3 Se debe entender como bien inmueble que está incorporado en el sistema registral.
83
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

3. Si exigiéramos título inscrito para adquirir por prescripción adquisitiva extraordinaria, esta nunca se
aplicaría.
- NO (doctrina mayoritaria) → exige título inscrito para ambas prescripciones.
1. El art. 2505 CCno distingue entre prescripciones.
2. El art. 2505 CC se ubica antes del art. 2506 CC, cual formula la distinción entre ambas, debiendo
entender que todo lo anterior son reglas generales.
3. Tampoco es efectivo que aplicar el art. 2505 CCa la prescripción extraordinaria, ella no tendría lugar
respecto de poseedores inscritos, por cuanto esa inscripción si podría tener lugar contra el poseedor
inscrito cuando el título que se inscribe es uno injusto. Es decir, el hecho de exigir inscripción no
significa que necesariamente no haya prescripción extraordinaria, sino que puede haber cuando el título
es injusto.
4. La posición de que si se puede adquirir por prescripción el dominio de un bien inmueble inscrito sin
tener que practicar una nueva inscripción, se contrapone a la finalidad última de la teoría de la
prescripción inscrita. Con esta teoría se pretende que los inmuebles formen parte integra del sistema
registral, y que no salgan de él. Entonces si se permitiera adquirir por prescripción un inmueble inscrito,
sin la necesidad de una nueva, estoy favoreciendo que un bien que ya está dentro del sistema registral
salga de él.

Hay algún grado de contraposición entre lo dispuesto en el art. 2505 y art. 2010. El art. 2510 dice que puede haber
prescripción adquisitiva extraordinaria sin título, y sin título no puede haber inscripción; mientras que el art. 2505
dice que si se uno quiere adquirir por prescripción de un inmueble inscrito, se necesita inscripción. Respecto a
esta incompatibilidad debemos inclinarnos en favor del art. 2505, ¿por qué?
- Razones de especialidad → el art. 2505 se refiere específicamente a la situación de bienes inmuebles inscritos;
y el art. 2510 se refiere a la prescripción extraordinaria en general (todo tipo de bienes).
- El espíritu general de la legislación es favorecer la inscripción de bienes inmuebles, y mantener esa
inscripción. El art. 2510, tratándose de bienes inmuebles inscritos estaría atentando contra esa idea.

84
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

ACCIÓN REIVINDICATORIA
(arts. 889 – 915 CC)

Art. 889 CC → es la que tiene el dueño de una cosa singular, de que no está en posesión para que el poseedor de
ella sea condenado a restituírsela.

- Dueño que no está en posesión de la cosa que le pertenece.


- Otro que esta en posesión de la cosa que no le pertenece, la posee con ánimo de señor y dueño.
- La acción se ejerce con el objeto de que el último le restituya la cosa.

Procede frente a todo tipo de bienes, en la práctica se presenta frente a bienes inmuebles, porque por su naturaleza
es más factible que se de esa disputa frente su dominio y, el conflicto reividicatorio tiene mas sentido por el valor
de los bienes inmuebles.

Motivos en que se plantea con mayor frecuencia:

1. Nulidad previa de un contrato: en la sentencia firme y ejecutoria de un contrato nulo, no hay diferencias en
sus efectos una vez declarada. Hay una distinción entre los efectos entre las partes y efectos respecto de terceros.
¿Quiénes son esos terceros? El tercero que tiene un título que deriva de aquél acto o contrato declarado nulo,
adquirió respecto de la cosa un derecho, se convirtió en titulr derivado del acto o contrato declarado nulo.

¿De qué manera resulta afectado, cuál es la consecuencia? La restitución, obtenida a través de la acción
reivindicatoria. → art. 1689 CC.
- Ese potenica efecto, es totalmente independiente de su buena o mala fe. La cción una vez judicialmente
declarada procede en su contra igual

Ej. Se dicta una ley para poblar el territorio de la X1 región, en cuya virtud el estado empieza a vender terrenos
fiscales a precios muy bajos, en esa ley se establece una prohibición legal de no enajenar por diez años.
Aprovechandose X le compra un bien inmueble al Fisco, X inscribe su contrato de compraventa , pero antes
que trasncurran los 10 años, al año 5 infringiendo la prohibición legal de no enajenar, lo vende a un tercero.

El CBR olvidándose que existe la prohibición de no enajenar, accede a la inscripción a ese título translaticio de
dominio. Tiepo despues, el Ministiero de biNES Nacionales se da cuenta que en este caso X, trminó negociando
con el inmueble, por loque remite los natecendest al Consejo de Defensa del Estado para que demande a X,
demanda de nulidad absoluta por objeto ilícito. La sentencia judicial se declara la nulidad.

En la demnada que se pide al nulidad, también se pide ahí mismo la restitución.

2. Resolución previa de un contrato; especie de ineficacia distinta a la nulidad, es la consecuencia de haberse


cumplido una condición resolutoria. Ese tercero puede ser alcanzado por los efectos de la resulción. Art. 1491
CC, lo que dice es que no habría acción en la medida que la acción conste en el titulo translaticio inscrito.

85
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

3. Disputa en torno a los límtites del inmueble que se trata: aquél en que o los deslindes de un inmubles no
están claramente definidos ne su titulo o bine derechamente existe una persona que ha invadido su inmueble
vecino.

Requisitos
a) Que se trate de una cosa suceptible de reivindicarse
b) Que el reivindicante sea dueño de ella
c) Que el reivindicante esté privado de su posesión

A) Que se trate de una cosa susceptible de reivindicarse

I) Las cosas corporales muebles e inmuebles (art. 890 inc. 1º CC)

Con salvedad de lo dispuesto en los incisos 2 y 3 de la misma norma. No es que estas csoas nos ean
suceptibles de reivindicación, lo son; solo que tratándose de ellas el reivindicador o puede exigir la
restitución sin antes haber reembolsado al poseedor lo que hay dado por ella y lo que haya gastado en
repararla y mejorarla.

La duda se suscita respecto de las cosas que han sido previamente hurtadas o robadas y se venden en
este establecimiento comercial. Ello, porque el art. 189 inc. 2º del CPP dispone la restitución de esas
cosas a su dueño, despiés que se ha comprobado su dominio y se han avaluado los bienes, sin formular
exigencia de reembolso.
▪ Según algunos, entre el 890 CC y el 189 inc. 2º CPP, prevalece éste útimo porque se promulgó
con posterioridad y se trata de una norma especial.
▪ Según otros, no existe la incompatibilidad entre ambas. Lo que hace el art. 189 inc. 2º CPP es
determianar la oportunidad en que los bienes deben resitutirse, esto es, cumplidas las
formalidades procesales de la comprobación del cominio y la avaluación, pero en ningún caso
se opone a la exigencia del reembolso que prescribeel art. 890 CC.
o Esta alternativa recibe mayor apoyo debido principalmente en atención a que exigencia
del reembolo del art. 890 CC pretende proteger a los compradores de buena fe y permitir
el normal desarrollo del comericio.

Las cosas corporales que pretenden reivicindicarse deben ser, además, singulares. (art. 889 CC). No
obstante, para estos efectos se consideran como singulares las universidalidades de hecho.
▪ Sólo están excluidas las universalidades jurídicas. Es por ello que la herencia está amparada por
una acción especial y distinta de la reivindicatoria, que es la acción especial de herencia. (art.
1264 CC)
▪ Ello no sigifnica que un heredero no pueda ejercer la acción reivindicatoria, puede ejercer una u
otra acciçon dependiendo de la cuestión controvertida.
▪ Si el sujeto que posee la cosa, la reclama para sí invocando la condición de heredero, el verdadero
heredero deberá ejerceren su contra la acción de petición de herencia.
o La cuestión controvertida recae en la calidad de heredero.
▪ Por el contrato, si el sujeto que posee la cosa, la reclama para sí, alegando que ella no forma
parte de la herencia, el heredero deberá ejercer en su contra la acción reivindicatori.
o Cuestión controvertida recae en la condición de propietario.

86
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

II) Cosas incorporales (art. 891 CC)

Ello se justifica porque sobre ellas también existe una especie de propiedad. (art. 583 CC). Entre las
cosas incoporales pueden reivindicarse las cuotas en que se divide el dominio sobre una cosa singular.
(art. 892 CC)

Los derechos cuotativos del comunero recaen en la comunidad como un todo, pero no se proyectan a
los bienes individualmente considerados que la conforman. Respecto de ellos, el comunero no tiene
calidad de propietario de una cuota de su dominio.
▪ Opinión es rebatida en base a los siguientes argumentos: art.892 CC no distingue, solo exige que
cuota que se pretende reivindicar se refiera a una cosa singular. La tetis contraria implicaría dejar
en la indefensión al comunero a quien los restantes comuneros no solicitaron su consentimiento
para enajenar una cosa singular perteneciente a la comunidad.

III) La cosa que se pretende reivindicar, sea corporal o incorporal, debe determinarse. Es decir,
identificarse en forma tal que no quepa la menor duda que la cosa cuya restitución se reclama
es la que el poseedor tiene en su poder.

B) Que el reivindicante sea dueño de ella


Goza de legitimación activa para ejercer la acción reivindicatoria el propietario de la cosa que se pretender
reivindicar. (art. 889, 893 CC)

- Excepcionalmente se concede esta acción al poseeor regular. En este caso asume en el nombre de acción
publiciana. (art. 894 CC)

Fundamento:

La presunción de dominio que el art. 700 CC establece a favor del poseedor, la que adquiere gran fuerza en el
caso del poseedor regular.

Supuestos:

1. Que se trate de un poseedor regular


2. Que se ha visto privado de su posesión
3. Que se hallaba en el caso de poder ganar al cosa por prescripción: para algunos para que se presente es
necesario que haya cumplido el plazo de prescripción. Mientras ello no suceda otro sujeto puede apoderarse
de la cosa, interrumpiendo naturalmente la prescripción y haciendo perder todo el tiempo de posesión
transcurrido hasta ese momento. Si eso ocurre ya no podría afirmarse que el poseedor regular se encuentra en
vías de ganar la cosa por prescripción.

Según otros no es necesario que el plazo de prescripción se haya cumplido. Razones:

1.- art. 894 CC se refiere al poseedor regular que se halla en el caso de poder ganar la cosa por prescripción no al
que está en condiciones de alegarla.
87
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2.- Acción publiciana tiene su origen en el Derecho Romano donde se concendía al poseedor del justo título y
buuena fe, sin exigir que se haya cumplido íntegramente el plazo de la prescripción.

3.- La intepretación contraría hace innnecesaria la acción publiciana, privando de sentido al art. 894 CC. Ya que
si el plazo de prescripción se ha cumplido, elposeedor podrá alegar prescripción y ejercer la acción reivindicatoria.

4.- La acción publiciana no procede en contra del verdadero dueño o de quien posee con igual o mejor derecho.
Esta situación jamaás podría darse si se exige que el plazo de prescripcón debe haberse cumplido para ejecer la
acción publiciana, ya que en este caso, habiéndose alegado la prescripción el verdadero dueño d ela cosa es el
propio prescribiente.

5.- No es válido el argumento de la contraria, en els entido de que mientras esté pendiente el plazo de prescripción
otro podrá apoderarse de la cosa, interrumpiédola naturalmente, con lo que el poseedor deja de estar en situación
de poder ganar la cosa por prescripción. Por cueanto en el mismo art. 2502 CC se establece que si se recobra
legalmente la posesión, se entiende que no ha habido interrumpción para el desposeído.

Segunda postura prevalece.

Por otra parte, hay que señalar que al exigir que el poseedor regular debe encontrarse en elc aso de poder ganar
la cosa por prescripción, está implícitamente aceptando que pueden haber casos de posesión regular que no
habilitan para prescribir adquisitiviamente. Ello ocurrirá cuando la posesión es clandesina. También las
posesiones viciosas son al mismo tiempo inútiles.

Diferencias con la acción reivindicatoria:

- No puede hacerse valer en contra del verdadero dueño o en contra de quien posee con igual o mejor
derecho.
- No requiere acreditar el dominio, basta con probar la posesión regular de la cosa.

Sabemos que la acción publician es un medio útil para proteger al dominio de una manera indirecta, ya si el
propietario se encuentra en la imposibilidad de acreditar su dominio, podrá ejercer la acción publiciana,
probando nada más su posesión regular y obteniendo el mismo resultado práctico que con la acción
reivindicatoria, que es la restitución de la cosa.

C) Que el reivindicante esté privado de su posesión


Cabe dilucidar la situación del poseedor inscritor que ha sido privado de la tenencia material del inmueble, sin
hacerse practicado una nueva inscripción que cancele la suya.

- Para el profesor, este sujeto no puede ejercer al acción reivindicatoria para recueprar la tenencia
material, por cuento no ha sido privado de su posesión. Podría ejercer la acción de precario del art. 2195
inc. 2º CC.
- Existen fallos en que se la conceden, por cuento se estiema que al privársele de la tenencia material, se
le está privando de una parte integrante de su posesión.

88
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

La prueba en la acción reivindicatoria


Reivindicante debe acreditar:

1. Su dereecho de dominio sobre la cosa que se pretende reivindicar


2. Que esa misma cosa que está siendo posesída por el demandado.

El reivindicante debe acreditar su derecho de dominio sobre la cosa, porque el poseedor, esto es, el demando, se
presume dueño.

En relación a la prueba de dominio, es necesario distinguir si éste se ha adquirido por modos originarios o
derivativos.

- Si el domino ha sido adquirido por un modo originario (ocupación, accesón y prescripción) es


neccesario probar los hechos que sirven de supuestos a esos modos.
a. Ocupación: al aprehensión material de la cosa mueble, que no pertenece a nadie, con ánimod de
hacerla suya.
b. Accesión: que la cosa ha sido producida por otra de su propiedad o que se ha unido a otra de su
propiedad, cumpliéndose con los requisitos para que el dueño de la cosa principal adquiera el
dominio de la que se une a ella.
c. Prescripción: que ha poseído la cosa por el timpo necesario para adquirir su dominio por esta
vía.

- Los modos derivativos (tradición y sucesión por causa de muerte) están sujetos al principio de que
nadie puede transferior o transmitir más derechos de los que tiene.
▪ Luego, para acreditar su dominio, el reivindicado no sólo debería probar que él adquirió
válidamente el dominio sino también que todos sus antecesores en el dominio de la cosa hasta
llegar a uno que lo adquirió por modo orignario, también lo han hecho.
▪ Ello, por un lado, sería extramamente dificil y, además, podría conducir a situaciones injustas,
porque bastaría que cuaqlueira de esos antecesores, por remoto que sea, no haya adquirido
válidamente el dominio apra entender que el actual propietario tampoco lo ha hecho.
▪ En auxilio del reivindicador que ha adquirido el dominio por un modo derivaatico, acude la
prescripción, por cuanto gracias a la existencai de esta isntitución, dihco actor podrá probar su
derecho de propiedad acreditando que por si mismo o añadiendo a su posesión la de su o sus
antecesores, ha poseído la cosa en forma ininterrumpida por el tiempo necesario para adquirir
su dominio por prescripción.
▪ Es decir, los mismos hechos que han isdo insuficientes para probar que el reivindicador ha
poseído la cosa en forma ininterrumpida por el tiempo necesario para adquirir su dominio por
prescripción pueden servir de base a una presunción, en la que el juez concluye que el acor es
efectivamente el dueño.
o No obsta la presunción legal del art. 700 inc. 2º CC pueda ser destruida mediante una
presución judcial. En efecto, una presunción simplemente legal es la que puede ser
desvirtuada a través de otros medios de prueba, entre los cuales se cuentan las
presunciones judiciales.
o En el caso de la acción publiciana, el actor no debe acreditar dominio sino una posesión
regular no viciosa.

89
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

El sujeto pasivo de la acción reivindicatoria


Por regla general, la acción reivindicatoria sólo puede ejercerse en contra del actual poseedor de la cosa. No
obstante en determinados casos, procede en contra del que fue poseedor de la cosa y dejó de serlo.

- Según algunos, también procede en contra del injusto detentador que retenga indebidamente al cosa.

a) El actual poseedor (art. 889 y 895 CC)


Puede ser regular o irregular.
- Puede suceder que la cosa sea detentada por un mero tenerdor a nombre o en lugar del poseedor y el
reivindicador ignore quien es el poseedor. En estos caos, podrá hacer comparecer al mero tenerdor ante
el tribunal y obligarlo a declarar bajo juramento el nombre y residencia de la persona a cuyo nombre
detenta la cosa. (art. 896 CC)
▪ Medida prejudicial precautoria. (art. 282 CPC)
- Si se esta obrando de mala fe, el mero tenedor se da por poseeedor. (art. 897 CC)

b) El poseedor que dejó de serlo


Para determinar la procedencia de la acción reivindicatoria en contra de quien, habindo sido poseedor, ha
dejado de poseer, se hace necesario distinguir entre los poseedores de buena y mala fe,

Buena fe
El propietario sólo podrá ejercer la acción reivindicatoria en su contra si ha enajenado la cosa y como
consencuencia de esa enajenación, se hace imposible o difícil su persecución.
Es necesario que:
- El poseedor de buena fe debe haber dejado de poseer en razón de haber enajenado la cosa. Si la ha
dejado de poseedor por otro motivo, la acción no es procedente en su contra.
- La persecución de la cosa en otras manos debe haberse hecho imposible o dficícil. SI no existe tal
dificlutad o imposibilidad, el propietario sólo podrá dirigirse en contra del actual poseedor.
- Es necesario que la dificultad o imposibilidad de perseguir al cosa de su actual poseedor sea una
consencuencia de la enajenación.
▪ En este caso, la acción reivindicatoria ya no tiene por objeto obtener la restitución de la cosa
sino la restitución de loque el antiguo poseedor ha obtenido en razón de la enajenación de la
cosa. Luego, la acción sólo tendrá sentido cuando la enajenación a sido a titulo oneroso. Si el
antiguo poseedor de buena fe donó la cosa, nada se podrá obtener a través del ejercicio de la
acción.
▪ Si al tercero a quien el antiguo poseedor ha enajenado la cosa, adeuda a éste todo o parte del
precio; o la cosa que se obligó a permutar, el reivindicator tiene la facultad de solicitar el
embargo o la retención del preico o saldo del precio, o de esa cosa en manos de un tercero
deudor. (art. 903 CC)

Mala fe

1. La acción reivindicatoria será procedente a su respecto si ha dejado de poseer por el hecho o culpa
de suyos. (art. 900 inc. 1º CC). No es necesario que ello se produzca como consencuancia de la
enajenación de la cosa, basta con la ocurrencia de cualquier suceso que pueda atribuirse al hecho o
culpa del antiguo poseedor. (ej. Destrucción, pérdida, abandono de la cosa)

90
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

2. No es necesario que la persecución de la cosa en manos del actual poseedor se haya hecho difícil o
imposible. Si no existen obstáculos para dirigirse en contra del actual poseedor, el reivindicador
podrá indistintamente dirigirse en su contra o en contra del antiguo poseedor de mala fe.

3. En este caso la AR, no se intenta con el objeto de obtener la restitución de lo que el antiguo poseedor
haya obtenido por la cosa, sino que se dirige en contra del antiguo poseedor de mala fe como si
actualmente estuviese poseyendo. (art. 900 inc. 1º parte final CC)

▪ Es decir, lo que se demanda es la resitución de la cosa misma, con todos sus accesorios, frutos
y demás prestaciones por deterioros.
▪ Si el antiguo poseedor de mala fe es vencido, deberá recuperar la cosa para restuitírsela al
reivindicador, y si no lo puede lograr denerá pagarle su valor, además de las prestaciones
antedichas, que en todo caso debe cumplir.
▪ Si el antiguo poseeor de mala fe ha enajenado la cosa a un tercero, la aceptación de su valor
por aprte del reivindicador tiene el mismo efecto que al confimación de la enajenación, por lo
que los derechos enajenados se entienden transferidos al tecero adquiriente desde el momento
de la tradición. 8art. 682 inc. 1º y art. 1819 CC)

En el evento en que el reivindicador opte por dirigirse en contra del actual poseedor, el que antiguado
poseedor de mala fe no queda del todo liberado, por cuanto igualmente pesan sobr el las boligaciones que
la ley impone en razón de grutos y deterioros, por el tiempo que la cosa ha estado en su poder. Como
contrapartida tendrá derecho a ser indemnizado por las expensas que el haya invertido en la cosa. (art. 900
inc. 2º)

Las anteriores normas, referentes al poseedor de mala fe que por un hecho o culpa suyos dejó de poseer
son también aplicables al poseedor de buena fe que durante el curso del juicio se ha puesto en la
imposibilidad de restiruir al cosa por su culpa. (art. 900 inc.4º)

Naturaleza de la acción por la que se persigue lo que el poseedor recibió por la cosa o su valor:

› En opinión de algunos, ya no se trataría de una AR, sino que la acción real se tranformaría en una
acción personal, porque tales valores únicamente son exigibles respecto de una persona determiada
que por u hecho suyo ha contraída la obligación de pagarlos.
› A juicio de otros, la acción mantiene su carácter de real y reivindicatoria, con la particularidad de
que lo que el poseedor recibió por la cosa o su valor se subroga en el lugar de la cosa en cuanto
objeto de la acción (subrogación real). El precio o el valor de la cosa, reemplaza a ésta para efectos
de resitutución.

c) Las reglas de este título se aplicarán contra el que poseyendo a nombre ajeno retenga
indebidamente una cosa raíz o mueble, aunque lo haga sin ánimo de señor. (art. 915
CC)
En opinión de algunos (ej. Peñailillo) esta norma significa que la AR también es procedente del unjusto detentador
de al cosa que se pretende reivindicar.

Esta opinión es rebatida por un sectoe de la doctrina (Claro Solar), señalando que si la intención del legislador
hubiese sido la de permitir la procedencia de la acción reivindicatoria contra de un injusto detentador lo habría

91
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

dicho derechamente y sin acudir al rodeo inútil que constituiría el tenor ltral del art. 915 CC si se le interpretara
en ese sentido.

A juicios de éstos, lo que el art. 915 CC quiere decir que es las reglas del Título “De la reividincación” son
aplicables a las acciones que se hacen valer para obtener que el injusto detentador restituya la cosa, en la medida
que se concilien con ella. Gneralente, las reglas aplicables son las que se refieren a prestaciones por deteriores,
frutos y mejoras.

En contra del injsuto detentador es posible jercer ua acción personalde restitución, si ésta ha entrado en la
tendencia de al cosa como consecuencia de la celebración de un contrato con el demandante; o la acción de
precario del art. 2195 inc. 2º CC.

En la actualidad la jurisprudencia de la Corte Suprema acepta la prodencia de la acción reivindictoria contra el


mero tenedor.

Prestaciones Mutuas (art. 904 – 914 CC)


Son los hechos y pagos que recíprocamente deben realizar el reivindicador y el poseedor vencido a favor de otro,
al término de juicio reivindicatorio.

- Se parte del supuesto que el demandado ha sido vencido.

a) Prestaciones del poseedor vencido a favor del reivindicador


1. Debe resitutir la cosa en el plazo que el tribunal determine. (art. 904 CC)
2. Debe indemnizar al reivindicador por los deterioros que haya sufrido la cosa. (art. 906 CC)
Distinción: poseedor de buena y mala fe.
› Mala fe: indemniza deterioros producidos por su hecho o culpa. No por caso fortuito a menos
que el suceso tenglugar estando él en mora de restituir al cosa, de acuerdo a la sentencia que
acogió la acción reivindicatoria. (art. 1547 y 1672 CC)
› Buena fe: En principio no indemniza, por cuanto el legislador reconoce que ha obrado en la
creencia de ser dueño de la cosa. Sólo deberá indemnizarsi el deterioro se produjo por su
hecho o culpa y se ha aprovechado de él. Ello persigue evitar que el poseedor vencido se
enriquezca a costa del reivindicador.
▪ Buena fe tiene un tope en el tiempo, no puede extenderse más allá de la contestación de
la demanda. Luego, todo deteriorodo que experimiento al cosa después de este
momento por hecho o culpa de poseedor debe indemnizarse.
3. Debe restuituir los frutos (art. 907 CC)
Distintción: buena fe y mala fe, al tiempo de la percepción de los frutos.
› Mala fe: obligado a restiruir. No sólo lo que percibió sino también los que el propietario pudo
haver percibido con mediana inteligencia y actividad, de haber tenido la cosa en su poder.
▪ Si tales frutos no existen, debe pagarel valor que tenían o hubieran tenido al momento
de su percepción.
▪ Restitucón se refiere a los frutos líquidos, por cuando el reivindicador debe abandonar
al poseedor vencido los gastos ordinarios que ésteha inviertido en producirlos.
› Buena fe: no obligado a restituir. Legislador premia la buena fe del poseedor, habiendo
excepcion al principio de que las cosas producen y predecen para su dueño.

92
Dº Civil II – S2 2018 Monserrat Vásquez Vega
Prof. Rodrigo Ramírez

b) Prestaciones del reivindicador a favor del poseedor vencido


El reinvicador debe:
1. Abonar los gastos ordinarios que el poseedor vencido ha invertido en la producción de los frutos
2. Abonar las expensas y mejoras que el poseedor haya hecho la cosa.
› Expensas y mejoras: gastos hechos en la cosa con el objeto de procurar su conservación y
mejoramiento.
o Necesarias: oridinarias (deben tener lugar de forma periódica) y extraordinarias
(ocurren un vez o a largos intervalos).
o No necesarias: útiles y voluptuarias.

i. Expensas necesarias: son las que aseguran la conservación de la cosa. (art. 908 CC)
- Todo poseedor tiene derecho a que se le indemnicen las mejoras necesarias, ya que el reivindicador
hubiera tenido que hacerlas si la cosa hubiera estado en su poder.
- Si se invirtieron en obras permanentes (extraordinarias) se indemnizarán si efectivamente son
necesaarias conforme a su valor al momento de la resitutición, pues el reivindicador debe indemniza al
poseedor vencido por lo que él reicbe, en el interntanto, se atiende que el poseedor se ha aprovechado
de ellas.
ii. Expensas no necesarias: son las que puedan dejar de hacerse sin que se produzca el deterioro, menoscabo
o pérdida de la cosa.
- Son útiles cuando aumentan el valor anal de la cosa (art. 909 inc. 2º CC)
- Son voluptuarias si sólo consisten en objetos de lujo y recreo. (art 911 inc.2º CC)
- Tratándose de mejores no necesarias útiles, se hace necesario distinguir entre el poseedor de buena fe y
el de mala fe. Buena o mala fe debe determinarse al tiempo que las mejores se hicieron (art. 913 CC).
Con todo, no puede existir buena fe después de contestada la demanda. Entonces, el poseedor va a ser
consdierado como de mala fe respecto de todas las expensas útiles que haga desde la contestación de la
demanda.
▪ Buena fe → art. 909 CC. Tiene derecho a que le abonen. Reivindicador tiene un derecho de
opción: inc. 3º.
▪ Mala fe → art. 910 CC. No tiene derecho a abono. Sólo podrá llevarse los materiales, siempre
que pueda separarlos sin detreimiento de la cosa y el reivindicador reguse a pagar su valor un
vez separados.
o Existirá detreimiento cuando → art. 912 CC.
o Expensas voluptuarias → art. 911 inc. 1º CC.
o Art. 914 CC → confiere derecho legal de retención al poseedor vencido. (de buena o
mala fe)

93