Está en la página 1de 4

Cristian Hilario  

  

¿Quién es?  

Es un niño de 11 años cuando sucedieron los hechos. Actualmente tiene 16. Es hijo de Cristina Ríos 
Valladares y fue secuestrado junto con sus padres el día miércoles 19/10/05, estando en el auto 
familiar en la avenida Ferrocarril Hidalgo (colonia Estrella del DF). 

Este niño sí que contó con mucho detalle cómo fue que los secuestraron. Relata: […] pasamos por 
una cuchilla, al lado de un servicio de autolavado, vi una camioneta, la cual nos hizo detener, 
inmediatamente vi llegar como cinco hombres encapuchados, que traían pistolas, nos sacaron del 
carro, yo no quería salir del auto, […] mi mamá pudo haber escapado, por que  (así lo escribieron) la 
bajaron y se hechó (así lo escribieron) a correr, pero los encapuchados le dijeron que le podían hacer 
daño y a mí también, entonces ella se regresó […] 

Oups. Qué bueno que a la Señora le recordaron que tenía un hijo porque ya se le estaba olvidando 
¡Válgame Dios! 

Lo que describe Cristian es muy, muy largo así que sólo hablaré de lo más importante, ya ustedes 
podrán ver su declaración si quieren, que está aquí aunque faltan unos trozos. No sé por qué pero no 
es realmente importante aquí en este blog. 

Dice lo siguiente: […] y nos dijeron que estuviéramos tranquilos, que ellos eran profesionales, y que no 
nos preocupáramos, que mi papá tenía que hacer unas cosas para ellos, ahí nos dejaron 
aproximadamente nueve horas, llegó el jefe de ellos, deduzco que era el que los mandaba, por que 
daba las órdenes […] escuché que le pedían a mi padre treinta millones, él dijo que era imposible y me 
di cuenta que lo golpearon, después, le permitieron a mi papá hablar con nosotros, él nos dijo no se 
preocupen son buenas personas, y yo voy a venir pronto por ustedes […] después regresó mi papá, 
escuché su voz, a mi papá lo dejaron libre por que ya no lo oí […] 

Esto coincide con lo que relató la mamá, la Señora Cristina Ríos. Al esposo lo dejaron libre, regresó 
pero se volvió a ir y ya nadie supo más de él. ¿Qué habrá pasado? ¿Por qué regresó? ¿Traía el 
dinero? Al parecer no si no, supongo que hubiesen soltado a su mujer y a su hijo. ¿Entonces a qué 
volvió? Recuerden que había dicho Cristina en su declaración que la policía le dijo al papá que no 
hiciera nada. Lean lo siguiente. 

 [...] yo me puse muy nervioso porque pensé que me iban a hacer daño, pero no me hizo nada, me da 
la instrucción de que le escribiera una carta a mi papá en la cual le dije que lo quería mucho, que 
quitara a la policía y que mi mamá me había cortado la oreja izquierda, que pagara, porque ya quería 
estar con él. Otro día llegó GABRIEL, nos dijo que si en una semana mi papá seguía teniendo a lo (así 
lo escribieron) policía metida, iban a continuar con la segunda etapa, que era cortarme una oreja […]   

Vemos que al principio se trata de amenazas únicamente y no le hacen nada al niño. Físicamente 
hablando. Sicológicamente es una chingadera. Pero estos sujetos saben que la policía sabe lo del 
secuestro. ¿Y que estuvo haciendo la policía durante tanto tiempo? ¿Por qué no fueron a rescatarlos 
eh? Es algo MUY extraño. La policía sabía lo del secuestro, el esposo sabía en donde estaban… ¿Y 
no se les ocurrió organizar un operativo de rescate de inmediato? ¿POR QUÉ? 

[…] pasaron otros días, y en un miércoles, llegó HILARIO, (el jefe), le dio instrucciones a MARGARITO y 
al sujeto que tiene las expresiones como mi primo, para que nos vendaran los ojos [cuenta como se 
los llevaron en una cajuela a otro lugar] estuvimos tres días con los ojos vendados, nos cuidaba 
ANGEL, el sujeto que identifico como la voz de mi primo […]  

Entonces, el que se hace llamar Hilario (no sabemos si es su nombre real) es el jefe y el que se hace 
llamar Ángel ¿es el primo del niño? ¡Uno de los secuestradores es el primo del niño! Pero no lo han 
arrestado ¿Por qué? 

[...] nos regresan a un cuarto […] era pequeño estaba dividido con tabla roca, teníamos una cama 
matrimonial, una televisión,  la cual siempre estaba prendida y con volumen alto, del otro lado de la 
división de la tabla roca se encontraba EZEQUIEL (RAMIRO), esto lo sé porque se escuchaba su voz, en 
nuestro cuarto no había puerta, solo tenía una entrada muy angosta, para ir al baño teníamos que 
pasar por la entrada normal […] aclarando que en esta casa estuvimos como veinte días […] 

Habla de Ezequiel como una víctima más y que le dicen Ramiro. Describe el lugar, lo que nos permite 
ver que no se trata de la cabañita del rancho Las Chinitas en dónde supuestamente se encontraban 
cuando los rescataron. Después de esos 20 días se los llevaron a otro lugar en dónde estuvieron los 3 
juntos: el niño, su mamá y Ezequiel. Y dice así: 

[…] dicha habitación era en forma de triangulo en una de sus esquinas estaba una bocina rectangular 
de veinte centímetros aproximadamente, estábamos en una cama matrimonial, había una televisión, 
en seguida se encontraba el baño, subiendo un escalón, el baño era pequeño, con paredes color 
blanco, el escusado y lavabo eran color blanco o beige, tenía una regadera, una ventana cubierta con 
madera, en esta habitación estuvimos aproximadamente un mes […] 

Describe el mismo lugar que describieron Ezequiel y Cristina Ríos y que es forzosamente en lugar en 
dónde permanecieron hasta que los rescataron y que es precisamente en esta casa en donde se 
realiza el rescate. Pero el niño describe más cosas, que el baño se encontraba subiendo un escalón. 
Vemos una vez más que obviamente no se trata de la cabañita del famoso rancho.  

[…] en una ocasión llegó una de las personas (un secuestrador) y le dijo a mi mamá que si quería 
hacer una receta de cocina, para que hicieran esa comida, y le gustara a mi mamá (¡qué 
considerados!) […] pero fingiría la voz, en ese momento hace una voz como de mujer, manifestando 
que esa voz fingida ya la había escuchado en otras veces […] 

Por lo que cuenta podemos afirmar que el niño Cristian hubiese reconocido la voz de una mujer 
aunque hubiese sido fingid. Habló siempre de las voces de todos ellos y nunca escuchó la voz de 
ninguna mujer… y hasta reconoció a un hombre que fingía con voz de mujer. Esto descarta y 
demuestra que Florence Cassez nunca estuvo ahí. Una cosa más demuestra este hecho. El niño 
Cristian prestaba mucha atención a las voces de todos ellos ya que gracias a las voces los identificó y 
nunca, pero nunca mencionó a ninguna mujer. El niño tiene buena memoria así que su testimonio es 
muy importante, sobre todo porque describe mucho más de lo que las otras víctimas hicieron.  

Por la voz los identifica de la siguiente manera: 

1) ANGEL: su voz era ronca 
2) MARGARITO: su voz era como la del personaje que sale en la tele y por eso lo llamaban así. 
3) Sujeto sin nombre atribuido: su voz era parecida a la de Angel (el que es aparentemente su 
primo) solo que es ronca pero no tanto. 
4) Sujeto sin nombre atribuido: persona muy amable con el niño y que siempre le decía “Mi 
rey” 
5) Sujeto sin nombre atribuido: a este parece haberlo escuchado solo una vez que fue cuando le 
llevó una rosa a su mamá en agradecimiento por su buena conducta como víctima. 
6) MIGUEL / GABRIEL: el niño dice que se llama Miguel, que es el que fingía su voz y era 
amenazador con su mamá. Este sujeto decía ser el jefe y quería que lo llamaran Gabriel. El 
niño se da cuenta que aunque se dice ser el jefe, no lo es.  
7) HILARIO: estuvo presente diariamente al principio, en los primeros días. Es el que le prestó 
un juego Nintendo. El niño lo identifica como el verdadero jefe, el líder del grupo. Al final se 
le veía menos, al parecer. 

Así que por lo menos hay 7 secuestradores. Todos hombres. Este niño demuestra que es bastante 
observador y muy inteligente ya que reconoce a todos por las voces y sabe quién es el verdadero 
jefe. Así que si hubiese estado ahí una mujer secuestradora, de inmediato la hubiese identificado. Y 
no lo hizo porque no hubo ninguna mujer secuestradora en esa banda. Es más, hasta se acordó del 
que le dio la rosa a su mamá y eso que solo lo escuchó una sola vez. Una sola. ¡Ahora imagínense si 
hubiese habido una mujer!  

Ahora hay algo importante en lo siguiente: 

[…] es el caso que después llega HILARIO, saca a mi mamá de la habitación, me quedo yo solo, 
después HILARIO, me saca sangre de la vena de mi brazo izquierdo, me dijo que era para hacerme 
unos análisis, ya que ellos tenían un doctor, en la casa, me pone un algodón (no encontré lo que 
seguía).  

Aquí dice perfectamente que fue Hilario el que le sacó sangre… y no Florence Cassez como lo dijeron 
en la prensa. Que disque le vió su mano blanca y suave de mujer. Ja‐ja‐já. Es un delito manipular o 
presionar a un niño de la manera en que lo han hecho. Es una vergüenza por parte de nuestras 
autoridades que nos han querido ver la cara desde el principio utilizando a la prensa y a los medios 
informativos quienes se prestaron a esto al no hacer ninguna investigación previa para saber si la 
información era verídica. Para ellos el chisme fue noticia. 

Lo último de su declaración si está raro ya que no dice en donde estaba cuando los rescataron. 
Estaba contando un hecho relacionado a unos martillazos que escuchó el día anterior a su rescate y 
de ahí se saltó directo al rescate diciendo así: 

[…] y ayer escuché unos martillazos, pero ANGEL refirió que estaban probando armas; el día de hoy, 
en la mañana yo todavía me encontraba dormido, cuando escucho que entraron unas personas 
armadas que decían que nos tapáramos, pero otra persona dijo que éramos víctimas, fue cuando me 
di cuenta que eran elementos de la Agencia Federal de Investigación, nos rescataron y nos trajeron a 
esta oficina para declarar (lo cual sabemos ya que esto es falso, estuvieron custodiados durante 24h 
antes de llevarlos a declarar).  

¿Estaba dormido sí o no? Si hubiese estado dormido, hubiese contado las cosas de otra manera 
como por ejemplo: Yo todavía me encontraba dormido, cuando me despertaron unas personas 
armadas y que nos dijeron que nos tapáramos… Sería más lógico ¿no? Intuyo que es porque aquí es 
cuando ya no dice lo que realmente pasó porque habiendo dado tantos detalles de su cautividad, no 
dio ni uno solo sobre su rescate. Algo así es lo que más fresco debería de haber tenido al momento 
de declarar y porque es lo más eufórico. ¡Es su rescate! Pero de eso, nada. No da nada. Y claro, si ya 
se sabe, mejor dicho, la policía ya admitió que el operativo de rescate y el arresto, tal y como nos lo 
mostraron en la tele, no había sucedido así y que efectivamente el rescate de las víctimas y el arresto 
de estas 2 personas en una carretera habían sucedido un día antes. Así que aquí nos ha mentido el 
niño Cristian al decir que los rescataron y los llevaron a las oficinas a declarar. Pero claro, la policía 
tuvo 24 horas para pedirle al niño que omitiera los detalles del rescate y dijera que lo habían 
rescatado apenitas. Es un delito hacer algo así. 

Terminamos con algo de suma importancia. 

Acto seguido esta representación Social de la Federación procede a ponerle a la vista a las personas 
que fueron detenidas en la casa de seguridad, a través de la cámara de Hessel, dónde se le pone a la 
vista a través del cristal a ISRAEL VALLARTA CISNEROS  alias “CANCER” y FLORENCE MARIE LOUISE 
CASSEZ CREPIN, (Alias “INOCENTE” digo yo) a quienes de forma individual se les solicitó 
manifestaran en voz alta, sus generales, actividades laborales, nombres de sus hijos y sus edades; 
por lo que después de haberlos visto y escuchado con detenimiento el menor, manifestó que a la 
primera persona que responde al nombre de ISRAEL VALLARTA CISNEROS, lo identifico por su voz, 
plenamente sin temor a equivocarme como la misma persona  que me refiero en mi declaración 
como HILARIO, quien era el jefe porque daba las órdenes y me hacía preguntas. Asimismo señalo 
que la persona de nombre FLORENCE MARIE LOUISE CASSEZ CREPIN no la reconozco físicamente ni 
por la voz, sin nada más que hacer constar, se da por terminada la presente diligencia […]  

Este niño, tan bueno al reconocer a cada uno de sus captores por medio de la voz, fingida o no, 
reconoció a Israel Vallarta quien era el que se hacía llamar HILARIO y a Florence Cassez no. Y eso que 
la escuchó decir su nombre, datos generales, actividades laborales, y varias cosas más. Y es muy 
claro: NO LA RECONOZCO FÍSICAMENTE NI POR LA VOZ. 

¡Este niño no tenía ni idea de quién carajos era esa mujer! 

¿Y los demás secuestradores? ¿En dónde están? Si supuestamente ya los tenían vigilados desde hace 
mucho tiempo, según dijo la policía, ¿por qué no los agarraron a todos? ¿Investigaron quién era el 
doctor que estuvo en la casa de seguridad? ¿Lo han interrogado siquiera? ¿Interrogaron a la cocinera 
que dijo el niño que tenían? O sea, la policía dijo que después de mucho tiempo de investigación y 
haberlos estado checando, organizaron un operativo de rescate ¿y solo arrestaron a 2 personas? Y si 
a estas 2 personas las arrestaron en una carretera, entonces ¿las víctimas estaban solas en la casa de 
seguridad cuando las rescataron? ¿ y ahí no se hizo ningún arresto? Las victimas no podían haber 
estado solas en la casa de seguridad, por lo menos debería de haber estado un secuestrador 
vigilándolos, y entonces, ¿por qué ese día no se arrestó a nadie más? Recuerden lo que dijo Ezequiel, 
que justo momentos antes de su rescate escuchó a una patrulla que estaba con los secuestradores. 
Lo que significa que policías están involucrados y es por eso que no se arrestó a nadie en el 
momento en que rescataron a las víctimas. A NADIE. ¡¿Serán cabrónes?! 

Una vez más queda demostrado que no hay nada que involucre a la joven francesa más que las 
mentiras dichas en los medios. Mentiras ya que ni aquí, ni en ninguna otra declaración inicial de las 
víctimas, que es la que prevalece por ley, por sobre todas las que hicieron exclusivamente después 
en los medios, en ninguna repito, queda establecida su culpabilidad.