Está en la página 1de 3

ÍNDICE DE DEMOCRACIA 2016.

I. RESUMEN

México está entre las democracias fallidas o flawed democracies, en el lugar 67 de


167; índice de 6.47; Proceso electoral y pluralismo 7.92; Funcionamiento del
gobierno 6.07; Participación política 7.22; Cultura política 4.38; Libertades civiles
6.76.

El índice de México desde 2006 ha permanecido estable, desde 6.93 es el más


alto que ha registrado en los años 2010 y 2011 y el más bajo es 2015 con 6.55

El Economista; Unidad de Inteligencia del Índice de Democracia: el índice se basa


en cinco categorías: 1. Proceso electoral y pluralismo; 2. Libertades civiles; 3.
Funcionamiento del gobierno; 4. Participación política; 5. Cultura política. Basado
en la calificación que obtengan los países se sitúan en las categorías: Democracia
total; democracias fallidas o defectuosa; régimen híbrido; régimen autoritario.

Confiar en las instituciones es un componente esencial de las democracias que


funcionan bien.

Latinoamérica sufre de una cruda populista o de populismo; el populismo se


posicionó en lo político en todo el mundo a partir de 2016 pero en América Latina
tuvo mayor impacto; la región comenzó a moverse a políticas calmadas, de centro-
derecha; inicios del populismo: comenzaron a elegir candidatos de izquierda
oponiéndose a los economistas neoliberales posteriores a la guerra fría.

El cambio de candidatos de derecha por los de izquierda no significa que LA


cambió ideológicamente, sino que es una expresión pública de desencanto en
contra de los líderes y del término de recursos monetarios, en ausencia de dinero
fácil, los votantes comienzan a importarse por el adelanto social y se convirtieron
más demandantes de los servicios públicos. La paciencia por la corrupción ah
terminado.

Las raíces de la crisis contemporánea de democracia son: después del colapso de


la Unión Soviética hubo un avance en la democracia (tercera ola) pág. 19 que se
frenó a partir de 2006, ha habido declive en los aspectos de gobernanza,
participación política, libertad de los medios, en general, un deterioro de la actitud;
toda esta regresión deviene en falta de confianza en las instituciones políticas;
incremento de participación de tecnócratas no electos, expertos y jueces;
incremento en el abstencionismo electoral y participación política; detrimento de
libertad civil.

Se sostiene porque entre 2006 y 2016 casi la mitad de los 167 países registró
decline en el índice de democracia; la mayor regresión fue en las regiones del este
de Europa, Norte América y el Norte de Europa; el índice de Estados Unidos bajó
significativamente de 8.22 en 2996 a 7.98 en 2016 situándolo dentro de la
categoría de democracia fallida.

La crisis de la democracia se expresa en fallas del sistema político tradicional: la


creciente brecha entre elites y electorado; el crecimiento de los partidos
populistas.

El detrimento de la democracia se da especialmente en las generaciones más


jóvenes y la preferencia por alternativas autoritarias como gobierno militar y otras
no democráticas como el gobierno por expertos o tecnócratas.

Debe prestarse atención a: la importancia que los ciudadanos le dan a vivir en


democracia; ofertas públicas de alternativas no democráticas; soporte público al
populismo, sistema anti partidos, que está ganado peso. Si la primera falla y las
otras dos crecen significa que la democracia está peligrando (pág. 21).

La crisis de la democracia se debe a que en algunos países ha crecido el


desempleo, la inequidad o desigualdad y la pobreza (pág. 22); además, una
política disfuncional caracterizada por medidas de austeridad, globalización que
divide y da la sensación a la gente de que no les hacen caso.

Democracia total: países en donde no sólo se respetan las libertades políticas


básicas sino que también tienden a sostener una cultura política hacia la
democracia; el funcionamiento del gobierno es satisfactorio; los medios de
comunicación son diversos e independientes; hay un sistema efectivo de pesos y
contrapesos; la judicatura es independiente y las decisiones judiciales son
fundadas y motivadas; solo hay problemas limitados en el funcionamiento.

Democracia fallida o defectuosa: tienen libertades y elecciones justas aunque


haya problemas como lastimar a los medios de comunicación; se respetan las
libertades civiles, sin embargo, existen debilidades significativas es otros aspectos
de la democracia como problemas de gobernanza, cultura política no desarrollada
y bajos niveles de participación política.
Régimen híbrido: las elecciones tienen irregularidades substanciales que
frecuentemente les impiden ser justas y libres; es común la presión al gobierno de
los partidos de oposición y candidatos; existen serias debilidades más fuertes que
en las democracias fallidas; la corrupción tiende a ser lo ordinario y el cumplimento
a la ley es débil; la sociedad civil es débil: existe presión y violaciones a los
periodistas, la judicatura no es independiente.

Regímenes autoritarios: dictaduras. Existen algunas instituciones democráticas


pero con límites, las elecciones no son libres ni justas; hay abuso y violación a las
libertades civiles. Los medios son controlados por grupos conectados con el
dictador; existe represión a quienes critiquen al gobierno; la judicatura no es
independiente.