Está en la página 1de 27

¿Qué está ocupando tu mente?

¿QUÉ ES LO QUE REALMENTE QUIERES?

La pregunta 1 y 2 te muestras dónde estás. La pregunta 3 te muestra a dónde vas.

PREGUNTA #4: ¿CUÁL ES EL VERDADERO RETO EN ESTA SITUACIÓN?

También esta pregunta permite iniciar una conversación para entender cuál es el verdadero reto
que necesitamos superar: ¿nuevos hábitos? ¿falta de conocimiento en algún tema? ¿consistencia?
¿Cuál es el verdadero reto a resolver?

¿QUÉ NO ESTÁS VIENDO EN ESTA SITUACIÓN?

¿Qué pasaría si tu competencia te sigue y baja los precios aún más? ¿Estás dispuesto(a) a destruir
tu margen de utilidad y continuar en la batalla por participación de mercado?

La pregunta #5 te permite entrar en ese nivel de reflexión y conversación con el objetivo de


modificar tu plan y fortalecer tu creencia en el mismo, porque sabes que estudiaste bien la
mayoría de los escenarios.

AL ESCOGER ESTE CAMINO ¿A CUÁLES OTROS CAMINOS LE ESTÁS DICIENDO QUE NO?

Una de las claves del éxito, es decirle “no” a muchas cosas para poder decirle “si” a unas pocas. La
labor de un buen coach es asegurar que su cliente está consciente de esta realidad.

Necesitas que él mismo te diga las cosas que decidió decirle que “no” para poder comprometerse
con el “si” del camino escogido.

PREGUNTA #7: DE NUESTRA CONVERSACIÓN ¿QUÉ FUE LO MÁS ÚTIL PARA TI?

¿Cuál es mi mayor miedo hacia adelante?

¿Quién seré para lograr lo que me propongo?

Esta semana me ocurrió algo mágico a la hora de disponerme a escribir este blog. La hoja
en blanco, bueno, pantalla en blanco, que es para mí un estímulo intelectual y motiva que
broten temas, letras… ¡se quedó en blanco!, ni temas, ni letras y menos motivación.

¿Y que tiene esto de mágico? ¡Todo! Porque para mí la magia es aquello que convierte lo
simple en extraordinario.
Por unos minutos caí en la trampa de la auto-exigencia y auto-reproche y llegaron en
automático conversaciones de “¿Cómo no vas a tener tema para escribir?, ”arranca ya con
esto”, “no tienes toda la mañana”, “tienes que – la trampa del “tienes que”- escribir”, “no
puedes dejar de hacerlo”… en fin. ¿Qué pasa con estas conversaciones internas que
aparecen sin proponérnoslo? Llegan como cuando cientos de autos quieren entrar por la
misma calle al mismo tiempo: ruidosos, creando confusión y estrés y claro bloqueando todo
más, y si nos quedamos allí es muy probable que aquello ante lo cual estemos con
incertidumbre se profundice más.

Algo poderoso que tiene el coaching es que vives en el mundo de las preguntas, así que en
cuanto tomé conciencia de estas conversaciones me detuve, respiré, de hecho, me retiré del
computador, caminé un poco, hice un par de llamadas para temas totalmente distintos y
luego sí me entregué a ese mundo de la pregunta que me permite conectar y apoyar a otros
en las sesiones de coaching que realizo en las organizaciones. ¿Qué posibilidad hay en esto
que no estoy contemplando? ¿Qué recursos tengo a mi alcance que me permitan avanzar en
esta situación? Son solo algunas de las que me hice en mi mini-sesión de “auto-coaching”,
y de allí salieron varias cosas, una de ellas es la que quiero compartir hoy.

Decidí primero alivianar el momento, quitar de mi cuerpo esa carga que se siente cuando
quieres avanzar pero por alguna razón no puedes y luego, con una nueva emoción, de
mayor serenidad, se me ocurrió una posibilidad: ¡voy a pedir ayuda! ¿a quién? Manejo
mucho redes así que ¿por qué no hacerlo por allí?

Con esto en mente y respetando el perfil de cada red me sinceré y pedí ayuda pública. En
Facebook es más personal, estoy conectada con alumnos de coaching, ex alumnos, colegas,
amigos de la vida, lectores de este blog, así que el mensaje fue simple e informal “Amigos,
debo confesar algo: amanecí con bloqueo creativo… ¿me pueden ayudar con ideas de
temas para mi blog?”, y en Linkedin es una red profesional, así que el mensaje sin dejar de
ser simple fue “menos confianzudo”: “Debo confesar: hoy amanecí con bloqueo creativo a
la hora de sentarme a escribir para mi blog en el Diario El Tiempo. ¿Alguna sugerencia de
temas relacionados con liderazgo, comunicación, coaching a nivel individual o empresa?
Toda idea será bien recibida y si les aporta en algo mucho mejor”.

En solo un día recibí sumando las dos redes y los diferentes grupos donde lo publiqué, ¡más
de 50 ideas! y algunas recomendaciones para lograr mi desbloqueo – tomarme un día libre,
tomar una copa de vino, hacer algo diferente, entre otras – ¡Gracias! Tomo con gratitud
enorme cada una de ellas y responderé poco a poco a cada idea y cada tema. De hecho, esta
entrada es en respuesta a sugerencias para que un tema fuera “Cómo superar un bloqueo”
¿Por qué comparto esto? Porque en esta historia que les acabo de narrar están encerrados lo
que considero son algunos de los aprendizajes más importantes a tener en cuenta a nivel
personal o de equipos cuando entramos en esa “zona de bloqueo” – cuando no podemos dar
respuesta adecuada a una situación, tarea o actividad y que nos puede llegar a generar
frustración, ansiedad y otras emociones poco gratas- y convertirla en “zona de creación”
desde donde nos posibilitamos al diseño de opciones y acciones:

1. Escuche las conversaciones automáticas que le surgen, no las ignore


porque continuarán apareciendo. Si es en un equipo compártanlas. En un
equipo se llaman conversaciones privadas, aquellas que no se han
colocado sobre la mesa entre todos. Atención: escucharlas no es darles
poder, es solo eso, ser conscientes que existen.

2. Identifique la emoción que le está produciendo. ¿Cómo lo está


reflejando su cuerpo? ¿le ayuda?

3. Para gestionar esa emoción busque gestionar su cuerpo, hágase cargo de


él. Respire y céntrese en su respiración. Si le queda mejor cambie de
actividad, camine, piense en algo diferente. Retírese de la situación.
Escuche música. Llame a alguien que no tenga que ver con el tema en
cuestión.

4. Deje al lado los juicios personales (interpretación de quien estoy siendo


o qué tengo) que pueden estar presentes: no soy o no somos capaces;
esto es una señal que por aquí no es; no tengo o no tenemos lo que se
requiere…

5. Con una emoción distinta a la generada inicialmente por el bloqueo,


rétese o reténse como equipo a hacerse preguntas diferentes. Reduzcan
al mínimo el querer llegar a soluciones inmediatas de entrada y exploren
primero lo que esta situación puede significar. No se quede o no se
queden en ¿Qué nos llevó a esto?, avancen hacia ¿Qué de lo que tengo,
soy o somos y tenemos no he o hemos tomado en cuenta?

6. Y ya en este punto, desde esa nueva emoción, desde esas respuestas


diferentes, ahora sí es tiempo de la lluvia de ideas de acciones ¿qué no
hemos intentado? ¿qué recursos nuestros vamos a potencializar? –
Cuando realizo los procesos con base en los juegos se nota de inmediato
que al no abordar la situación de forma directa y quitarle el peso al
cuerpo de la necesidad de buscar una acción YA, la capacidad creativa
es mayor y surgen opciones que antes no se habían contemplado-

A mi este proceso me tomó una mañana, – no era un bloqueo muy grande- , para otros
pueden ser días, para una empresa o un equipo semanas. El tiempo lo marca el tamaño de la
situación, lo avanzada de la misma y lo que esté en juego, pero lo más importante es no
quedarse en el mismo lugar. Recuerden: “Ningún problema puede ser resuelto en el mismo
nivel de conciencia que se creó”
Seguiré ahora tomando temas sugeridos por todos…

CÓMO PUEDO MEJORAR LA COMUNICACIÓN CON


MI PAREJA?
Sin lugar a dudas la comunicación es una parte esencial dentro de la relación, te propongo que
investigues en Internet, leas literatura especializada y que busques cursos específicos. Por mi parte,
quisiera hacerte una serie de preguntas que seguro te ayudarán a conseguir tus objetivos:
 ¿Qué expectativas estás manejando?
 ¿Qué quieres construir en tu relación?

 Imagina que puedes encontrar lo que te buscas ¿cómo sería tenerlo?, ¿podrías planificar los pasos a
seguir?

 ¿Si realmente lo deseas, cuándo vas a empezar? ¿Cómo crees que podrías iniciar la conversación?

¿CÓMO PUEDO MEJORAR MI RELACIÓN DE


PAREJA?
Buscar la forma para llevarse bien dentro de la relación puede ser una tarea ardua pero que puede
reportar muchos beneficios. Yo además de animarte a que lo consigas me gustaría plantearte unas
cuestiones para que te sea más sencillo conseguirlo:

 ¿Qué situación es la que tienes actualmente?

 ¿Cuál es tu ideal de relación?


 ¿Cómo puedes utilizar tus habilidades para acercar tu relación actual a la ideal?, ¿cómo puede ayudarte
tu pareja?

 ¿Si estás realmente comprometido, qué es lo que vas a hacer y cuándo?

Este video con reflexiones para tener mejores relaciones…


Pulsa aquí si no ves la reflexión: https://youtu.be/MZp7J4w37fk
QUIERO APRENDER A RESOLVER CONFLICTOS
CON MI PAREJA
Estoy de acuerdo que la resolución de conflictos es una habilidad que te será útil para tu convivencia. Te
animo a que trabajes para conseguirlo y para ello nada mejor que responder a estas cuestiones para que
te resulte más sencillo conseguirlo:
 ¿Qué cualidades no has estado utilizando para resolver los conflictos?, ¿Cuáles crees que vas a utilizar a
partir de ahora?

 ¿Qué factores necesarios y motivadores (condiciones) te van a ayudar a conseguirlo?

 ¿Qué harás para dar un paso más hacia tu cometido?, ¿qué necesitas que haga tu pareja?
 ¿Si estás comprometido al 100%, cuándo empezarás?
QUIERO SER FELIZ CON MI PAREJA
Comparto contigo la complicación de tener que lidiar con esta situación y de la importancia de no
tenerla, para que puedas conseguir tu objetivo te propongo que respondas a estas preguntas para que te
ayuden a lograr tu propósito:

 ¿Te has planteado la posibilidad de buscar aspectos positivos y de aprendizaje?

 ¿Qué valores son los que compartes con tu pareja? e ¿intereses comunes?
 ¿Hasta qué punto crees que puede mejorar la relación? ¿qué habilidades personales pueden ayudarte a
conseguirlo?

 ¿Has considerado qué grado de compromiso tienes para hacerlo?

 ¿Cuándo y cómo vas a ponerte en marcha?

Te gustará este video con reflexiones sobre la vida importantes


Pulsa aquí si no ves la reflexión: https://youtu.be/WaG9yDxCzFQ
QUIERO APRENDER A SER APASIONADO/A,
DESEABLE... EN MI RELACIÓN DE PAREJA
Condimentar nuestra relación con ingredientes como la pasión, el deseo… puede hacer que sea muy
sabrosa. Te recomiendo que para mezclar bien los ingredientes y no tapen el resto de sabores respondas
a estas preguntas que te ayudarán con tu propósito:

 ¿Qué expectativas estás poniendo en el fuego?, ¿seguro que compartís los mismos gustos culinarios?
 ¿Qué capacidades tuyas no estás utilizando para que la cosa hierva?, ¿qué te falta para añadir candela?

 Imagina que ya lo has conseguido ¿cómo sería la sensación de lograrlo?, ¿qué recetas has inventado para
ello y en qué te ha ayudado tu pareja?

 ¿Qué vas a preparar y cuándo vas a empezar?

QUISIERA DEJAR LA RELACIÓN CON MI PAREJA


Es esta una cuestión muy delicada para llevar acabo, por lo que te sugiero que dediques unos minutos a
pensar sobre estas preguntas para que encuentres la mejor solución para lograrlo:
 ¿Estás realmente seguro de lo que quieres?, ¿has contemplado qué es lo que vas a ganar y perder?

 ¿Qué herramientas necesitas para hacerlo?, ¿planes, valentía, orgullo, estima? y sobre todo ¿cómo
hacerlo sin hacer sentir culpable ni avergonzar a nadie?

 Imagina que ya lo has hecho ¿cómo es la sensación de lograrlo?, ¿qué pasos has dado para conseguirlo?

 Si tu compromiso es real, ¿cuándo lo vas a realizar?

¿Te sientes que todo te da igual? Lo que te pasa se llama APATÍA y tiene fácil solución, ¿quieres saber cómo salir de la

apatía?

ME GUSTARÍA PODER APRENDER A GESTIONAR


LOS CONFLICTOS DENTRO DE MIS NUEVAS
RELACIONES
Planteas una cuestión lo suficientemente complicada como para que dediques unos minutos a reflexionar
sobre las preguntas que te voy a proponer para que puedas conseguir tu propósito:

 Moderadamente, los conflictos y los problemas pueden ser una fuente de crecimiento, ¿te has planteado
la posibilidad de buscar lo aspectos de aprendizaje?

 ¿Hasta qué punto crees que puedes conseguir lo que te propones?, ¿qué habilidades personales pueden
ayudarte a conseguirlo?

 ¿Has considerado qué grado de compromiso tienes para hacerlo?, ¿estás suficientemente motivado?
 ¿Cuándo y cómo vas a ponerte en marcha?

NECESITO PODER APRENDER A CONVIVIR CON MI


PAREJA, ¿QUÉ PUEDO HACER?
Este es uno de los puntos críticos dentro de la relación y para que puede mejorar te sugiero que busques
toda la información que puedas a través de Internet y literatura especializada ya que te será muy útil. Por
mi parte quisiera hacerte una serie de preguntas que seguro que te ayudarán en tu cometido:
 ¿Qué tipo de convivencia tenéis, es de común acuerdo o ha salido espontáneamente?

 ¿Qué valoras de la relación?, ¿qué es lo que más te gusta?, ¿compartís los mismos gustos?
 ¿Qué cosas son la que queréis mejorar y como podéis llevarlo a cabo?
 ¿Cuándo lo vas a hacer?, ¿lo harás solo o con tu pareja?

Interesante reflexión de la vida para ver un antes y un después... ¡un ejemplo de cambio!

QUIERO CONSEGUIR UNA PAREJA PARA TODA LA


VIDA
Para la mejora de tus relaciones te propongo que uses empieces usando y prestando atención a
estas cherramientas de la omunicación: la escucha, la asertividad y la empatía. Además te será de gran
ayuda reflexionar sobre las preguntas que te voy a formular:
 ¿Es posible que tengas desatendida tu Carta a los Reyes Magos en el Amor?, ¿cuáles podrían ayudarte a
lograr el objetivo?
 ¿Qué ideas se te ocurren para aprovechar mejor tus motivaciones internas?, y ¿tus recursos personales?

 ¿Cómo mejorará tu relación si lo logras?, ¿cómo puedes planificarte para ir hacia el objetivo?

 ¿Cuándo lo vas a hacer?

ME GUSTARÍA TENER NUEVAS RELACIONES


Seguro que hallarás algunas ideas para guiar tu incertidumbre si te respondes con humildad a:

 ¿Qué puntos fuertes tenéis en tu persona?, ¿cómo estos pueden ayudar a desarrollar las áreas más
débiles?

 ¿Hasta qué punto sabes el tipo de relación que estás buscando?

 ¿Qué grado de flexibilidad y tolerancia tienes al buscar nuevas parejas?, ¿cómo podríais fortalecerla y
que fuera provechosa para el propósito?
 ¿Cuándo vas a ponerte manos a la obra?

Preguntas de separación
Esa noche Coralina Achiardi no había dormido muy bien. Se había despertado con ansiedad
y la ansiedad nunca había sido para ella una buena consejera, pero igual entendía su
presencia, pues a quién iba a atender en sesión en un par de horas era una mujer a la que
admiraba mucho, una alta ejecutiva con quién había trabajado todo un proceso de coaching
un año atrás apoyándola en desarrollar habilidades de comunicación. ¡Y sí que lo había
logrado! Era muy eficaz en el manejo de sus equipos y muy buena mentora de sus
colaboradores. Por eso le inquietó cuando recibió su llamada pidiéndole una sesión lo más
pronto posible y lo único que le dijo fue “me separé y necesito tu ayuda”. ¡Una separación!
Coralina no era experta en coaching de pareja así que conciente de esto se lo dijo, pero ella
insistió “no te voy a contar nada más, te necesito a ti”, así que ahí estaba el origen de su
ansiedad: en el fondo tenía miedo de no poderle apoyar en ese tema, pero no fue capaz de
negarse, así que se dispuso a hacer lo que mejor sabía hacer: escuchar, conectar y
preguntar… fin de la ansiedad.

Y ahí estaba, ya en la oficina de su coachee y lista para iniciar su sesión

―¿Qué es lo que quieres trabajar en esta sesión? ―preguntó dando inicio a la conversación
de coaching

―Coralina me voy a separar de mi esposo luego de 6 años de matrimonio, ya está decidido,


sé que tú no eres coach de pareja o relaciones, pero lo que quiero trabajar no es la
separación misma, sino cómo evitar que esto impacte el resto de mi vida… mi trabajo…

―Como evitar que esta separación afecte negativamente tus otras áreas, en particular la
laboral. Esto es lo que escucho que quieres trabajar ¿es así?

―Sí, eso es

―¿Para que lo quieres trabajar en este momento?

― Nos separamos hace cuatro meses y creí que iba a superarlo más rápido, pero me he
dado cuenta de que vivo irritable, me incomodan las reuniones, ¿recuerdas la buena
comunicación con mi equipo? Bueno, ya se está dañando, debo ponerle un pare a esto.
―¿Y qué deberías haber encontrado en esta sesión para que al final de este tiempo sientas
que avanzas en este tema?

―Respuestas a la pregunta de ¿qué puedo hacer?

―Teresa*, cuándo hablas de la separación de tu esposo ¿de qué separaste?

―¡Pues de mi esposo!

―No, no te pregunté de quién sino de qué te separaste, ¿qué alejaste de ti?

Teresa se queda viendo a los ojos a Coralina y luego baja su mirada, respira profundo y
suelta rápido.

―Me separé de sus rabietas permanentes, sus gritos, su no querer hacer nada por nosotros,
su intolerancia… hacía meses que ni siquiera nos tocábamos, discutíamos por todo…
me separé de vivir con rabia y enojo, de no tener alguien con quién
compartir
―Al separarte de todo eso que mencionas ¿con qué te quedaste?
Silencio…

―Definitivamente me quedé con mi tranquilidad, con la paz en mi corazón de que di lo


mejor de mi en esa relación… ahh… y me quedé con ¡tiempo libre! Ya no necesito esperar
si él quería o no quería hacer algo.. ahora puedo hacer lo que quiera.

―Comenzaste a hablar en tiempo presente…

―¡Cierto que sí! ―se río― porque al responder tu pregunta me doy cuenta que me quedé
con lo mejor.
―¿Y qué más hay en tu vida hoy, que se suma a eso con lo que te quedaste?

―Pues mi trabajo, mis amigos, las metas que me estoy proponiendo.

―Y si eso es así, ¿de qué no te quieres separar en este momento?

―Pues de eso: de mi trabajo, mis amigos, mis proyectos…


―Y ¿qué es lo que estás haciendo hoy con ellos?

La ejecutiva se acomodó en su asiento y se llevó su mano derecha a la frente.

―¡oh por Dios! les estoy haciendo rabietas permanentes, el otro día Luis me dijo que
estaba insoportable que pareciera no querer trabajar con el equipo… Coralina… ¡me estoy
convirtiendo en mi exesposo! y ellos están viviendo lo que yo vivía

―¿de seguir así, que va a pasar con la relación con tu equipo?

―Pues se va a dañar, de hecho ya está pasando… ―y comenzó a reírse de manera


nerviosa, Coralina esperó en silencio a que pasara esa reacción y continuara― va a pasar
¡que se van a querer separar de mí!

―¿Y eso es lo que quieres?

―¡No! Por supuesto que no, amo mi trabajo y hasta un par de meses antes de la separación
marchaba todo bien, pero vino la crisis y….

―¿Qué quieres hacer entonces con esto que te estás dando cuenta?

―¡Cambiarlo ya! No puedo seguir provocando una separación…

A partir de ese momento la coach apoyó a Teresa a definir un poco más cómo iba a cambiar
lo que ella misma estaba generando, qué de ella quería recuperar para volver a ser la líder
que era, qué conversaciones tenia que generar con su equipo para recuperar su confianza y
en donde poner el foco de sus pensamientos, emociones y por ende, acciones.

Al salir de esta sesión Coralina sintió que se quitó un peso de encima y pudo apoyar a esta
persona que confió en ella, asi que solo tenia algo en mente “¡Quiero un café!

NOTA DE LA COACH
Los procesos de separación conllevan varias fases y en la posterior a la ruptura se
desencadenan diferentes situaciones que de no entenderse de donde surgen llegan a
impactar todos los ámbitos de la vida de las personas inmersas en esa decisión. Es un dolor
que genera un duelo. Si está atravesando por una separacion, las preguntas compartidas de
esta sesión pueden ser de ayuda para empezar a diseñar acciones y emociones necesarias
para superarla.

Primera sesión. Explorar y tomar conciencia de su realidad

Juanita, es una mujer, de cuarenta y tres años que se comunicó conmigo, por
recomendación de una de mis clientes. Ella tiene muchos deseos de cambiar. Así que ha
contratado un proceso de 10 sesiones de coaching. Está entusiasmada. Tiene claro su
objetivo: ‘Crecer en mi autoestima para ser una mujer responsable e independiente de la
aprobación de los demás’. Aclaró que está cliente ya finalizó su proceso.

Desde el momento que me llamó hubo rapport (simpatía). En la primera sesión establecimos un clima de
confianza para que Juanita se sienta bien, en un espacio de confidencialidad para que pueda expresar con
libertad cualquier tema que le interese o le preocupe. Revisamos el acuerdo y compromisos del Coach y el
Coachee. Lo lee y firma. El acuerdo forma parte fundamental en la realización de un proceso de coaching,
dado que allí está implícito el compromiso entre las partes para obtener la meta perseguida.

Luego le digo que me será de mucha utilidad que me diga las cosas que considera le
gustaría como Coach tuviera en cuenta. Juanita, responde no me gusta sentirme
juzgada. –Aunque siento que es un tema mío- añade. Luego de un espacio de
silencio. Retomamos la conversación. -Valoró ese gesto de sinceridad-. Lo que buscó es que ella se sienta
tranquila y gusto en las sesiones de coaching. A sí que la invitó a que me deje saber si en algún momento
durante el proceso se siente juzgada.

La coachee responde: Eso va a estar difícil, siempre me he quedado callada cuando se trata
de manifestar lo que me molesta. ¿Entonces qué te parece si te estrenas en este espacio y
me lo dices con toda libertad? Respondo. Suspira, sabe Coach eso sería lo máximo para
mí. Me sentiría súper bien. Excelente idea. Estoy dispuesta a escucharte.

De esta manera abrimos un nuevo espacio de posibilidades que transforman el observador


de Juanita. Este pequeño acto ha cambiado su perspectiva. Juanita, jamás se ha atrevido a
expresarlo por miedo a ser criticada. Ahora, se convierte en una oportunidad y una manera
de salir de su zona de confort.
¿Qué es la zona de confort? Es el límite de tu experiencia actual. En esta zona se
identifican los hábitos nocivos, pensamientos tóxicos, creencias limitantes, miedos y
acciones en donde las personas se sienten seguras y cómodas como un animalito en su
madriguera con deseos de salir, pero con miedo a que un oso se lo coma. Ni bueno, ni
malo.

Sin embargo, es una zona que no permite el crecimiento de las personas y tampoco
descubrir cuáles son las limitaciones que le impiden alcanzar sus sueños. Tal vez cuando te
salgas de allí podrás sentirte incómodo pero ganando. Es la única manera de permitir el
aprendizaje y evolucionar hacia los sueños.

En coaching se trata de que el coachee empiece a dar pequeños pasos que lo lleven a logro
de resultados extraordinarios. Todo comienza con un paso. Por eso decimos que desde la
primera sesión siempre habrá un resultado. En esta sesión trabajamos en la rueda de la
vida. Mi cliente advierte que hay ciertas áreas de su vida que están descuidadas. La
ánimo para que lo vea como una oportunidad de cambio.

En este punto de la sesión Juanita, se muestra abierta y espontánea. Su genuino


compromiso de crecer emocionalmente la lleva a darse cuenta de lo valioso de este
espacio. ¿Cómo se define? Preguntó. Se queda en silencio…. La acompañó con mi
presencia de manera imperceptible. Responde: Siempre he sido tímida. Sabe, Coach, no
había hecho conciencia de ello. Bueno, pues yo soy ingeniera y añade, claro esa es mi
profesión. La gente dice que soy amable, mi madre y mis amigos piensan eso de mí.

¿Y Tu qué piensas?. Buena pregunta, responde. Yo soy una persona generosa, noble,
callada, tímida e insegura. -¿No entiendo porque soy así?. Exploramos sus fortalezas y su
rostro cambia. Aparece un brillo. Ella es una mujer creatividad, le gusta aprender. Es
organizada, puntual, amable, atenta, generosa, inteligente, bonita, emprendedora,
perseverante. También es consciente de los aspectos que quiere mejorar. –Sonríe-
. Evaluamos lo descubierto en la sesión y definimos su meta Smart o plan de
acción. Agendamos próximo encuentro.

Su compromiso para la próxima sesión: es que ella, empezará a expresar lo que siente de
forma positiva y lo hará con sus familiares. Juanita quiere descubrir sus reacciones y las de
los demás. Le propongo a que resuma en una palabra qué se lleva de la sesión?. Se dibuja
una sonrisa en su rostro: Luego dice: Confianza, descubrimiento. Se apresura a preguntar
cuándo será su próxima sesión.
De esta manera iniciamos un proceso de auto-conocimiento. Juanita, empieza a descubrir
que su vida ha girado entorno de la aprobación de los demás.

En la búsqueda del reconocimiento

Los seres humanos estamos en una constante búsqueda de reconocimiento, un aspecto natural de la
humanidad. Sin embargo, ese reconocimiento no está en el mundo exterior, sino dentro de nosotros
mismos. He, conocido personas que son severa consigo mismo. No tienen compasión a la hora de auto-
juzgarse. Entonces, si el rechazo empieza por nosotros mismos, adivina que encontrarás afuera?

Los padres siempre hacen lo mejor que pueden para educar a sus hijos. Lo hacen con el conocimiento y
sabiduria que poseen en cada momento de la vida. En la constante preocupación por educar,
algunos refuerzan aspectos negativos de manera inconsciente. Por ejemplo, una madre o padre busca que su
hijo sea ordenado. Pero, está martillando en el desorden. Esta conducta terminará por inducir el
denominado ‘efecto pigmaleón’. En otras palabras, la persona seguirá siendo desordenada. Todo lo que
repudias de ti y de otros se acentuará. Somos espejo. Lo ves en otros habita en ti.

Una buena noticia. !Tu puedes cambiar el rumbo!, creando una poderosa definición de ti
mismo. Adoptando una postura responsable ante la vida. Por más que te esfuerces en
buscar la aprobación de los demás, no lograrás. Es imposible tener a todo el mundo
contento. Es importante que sepas, que no necesitas del reconocimiento de ninguna
persona lo que sí, necesitas es del aire que respiras. Que te guste el reconocimiento es otra
cosa. Ese es un reto en la mayoría de los seres humanos.

En cambio, si te empoderas a reconocerte a ti mismo y tomar conciencia de tus talentos,


logros, esfuerzos y nuevos talentos a desarrollar y permites mejorar la inteligencia
emocional, así los demás te juzguen, permanecerás en tu centro. Terminarás por crear un
poderoso concepto de ti mismo. Cuidado no se trata, de promover la arrogancia (baja
autoestima) ni de pasar por encima de otros.

Tu vida se transformará cuando cultives tu autoestima y creas con tanta fuerza en ti, si lo
haces te aseguro que el mundo terminará creyendo en ti. La gente, habla desde lo que
guarda en su corazón, amor, paz, nobleza, solidaridad, inteligencia, conciencia en fin… o
desde sus miedos, creencias, formas de interprestar las cosas. Ni bueno, mi malo. He
aprendido que nada es personal, ni siquiera los pensamientos críticos de la mente.

La pregunta del Coach: giovannafuentes@yahoo.com. Miembro de la International Coach


Federation. !Toma acción! y reserva tu sesión de coaching.
¿Cuál es tu autodefinición?.

¿Cuánto tiempo de tu vida te la has pasado buscando la aprobación de los demás ?

¿Te has preocupado por buscar tu autoexploración y conocerte?

¿Qué te dices a ti mismo?

A continuación están las 20 preguntas para incrementar el autoconocimiento en procesos de Coaching


Teleológico:

1. ¿Qué es lo más importante para ti cuando te relacionas con otras personas?


2. ¿Qué es lo más extraordinario que alguien ha hecho por ti?
3. ¿Qué detalles sueles tener en cuanta cuando interactúas con otras personas?
4. ¿Cómo actúas con los demás cuando sientes que estás compitiendo con ellos?
5. ¿Qué sientes cuando colaboras con los demás?
6. ¿De qué manera puede influirte la opinión de los demás?
7. ¿Cómo reaccionas cuando no reconocen lo que haces?
8. ¿Qué actitudes te hacen desconfiar de los demás?
9. ¿En qué situaciones experimentas celos?
10. ¿En qué aspectos te comparas con otras personas?
11. ¿Qué personas o comentarios pueden herirte?
12. ¿Cómo te sientes cuando no puedes conectar con las personas que te importan?
13. ¿Cómo sabes lo que necesitan los demás?
14. ¿Qué actividades prefieres hacer en compañía?
15. ¿Para qué necesitas estar solo/a?
16. ¿En qué circunstancias te adaptas fácilmente?
17. ¿Qué significa para ti estar en paz con los demás?
18. ¿Qué significa lograr el equilibrio en tus relaciones?
19. ¿Cómo demuestras tu agradecimiento?
20. ¿Qué quieres mejorar de tus relaciones con los demás?
A partir de estas preguntas, le pedimos a nuestro cliente una reflexión global de lo que ha descubierto y
tomado conciencia y le ayudamos a vincularlo al objetivo por el cual nos ha contratado:

1. ¿De qué has tomado conciencia al reflexionar estas preguntas?


2. ¿Qué dice esto de ti?
3. ¿Qué aspectos quieres mejorar?
4. ¿Qué quieres cambiar?
5. ¿En qué medida estos cambios te ayudarán a liderar tu vida?
Si te apetece, por favor, comparte con nosotros tu experiencia al realizar este cuestionario. Gracias y buen
Coaching!

Las preguntas poderosas son la herramienta del coaching para expandir tus limites
de emociones, pensamientos y vivencias, y colocarte en la posición de acción
permanente. Te impulsan a tomar el toro por las astas y moverte de inmediato, e
influir en tu futuro en forma más propositiva. De esta forma serás más fuerte para
dar los pasos hacia tu meta y objetivos. Para graficarlo: ¿Qué tengo que aprender
cuando las cosas se dan de esta manera? ¿Cómo puedo evitar esta situación en el
futuro? ¿Qué herramientas puedo desplegar como una alerta ante una situación
difícil que veo venir? ¿Cuál es la solución? ¿Qué les hizo actuar así? ¿Qué necesito
para lograrlo? ¿Qué me aporta esta experiencia?
Artículo relacionado: Qué es el coaching y cómo te ayuda a cambiar y progresar

 Cómo distinguir rápidamente preguntas débiles de poderosas


Cualquier pregunta que haces que empieza con “por qué…” puedes convertirla en
poderosa sólo si la enfocas en identificar aquello que es absolutamente relevante
para resolver el dilema presente; todo lo demás, es cuento. Ejemplo: ¿Por qué hice
tal cosa de esta manera?, ¿Qué hice más importante que cumplir mi compromiso
contigo?
Las preguntas que empiezan con “qué" o “cómo" son más poderosas aún. Tienen
dos condiciones fabulosas: te enfocan en el presente, en lo concreto, y te ponen en
situación de acción, para tomar consciencia ahora mismo. Para ejemplificar: si te
preguntas ¿Qué debería hacer?, sería más conveniente expresar ¿Qué es lo que
quiero hacer?, ya que invita a tu actitud de hacer algo.
Artículo relacionado: Curso de coaching en empresas, "Liderazgo Coach" con
Daniel Colombo

 100 preguntas poderosas para mejorar tu vida


Como una ayuda y aliento para seguir adelante, aquí comparto 100 preguntas
poderosas que puedes hacerte desde ahora mismo.

Haz de cuenta que estamos trabajando juntos durante un encuentro de coaching, y


que te acompaño formulándote las preguntas. Tu, sólo dedícate a responder y
avanzar con tu mejor disposición a cambiar.

Paso 1: Toma un cuaderno, anota las respuestas con todo detalle, y coloca el día y la
hora en que has trabajado con ese ítem.
Paso 2: Escribe la pregunta, y, a continuación, tu respuesta. Sigue una a una. Si no
sabes qué responder rápidamente, pasa a la siguiente. Puedes saltear preguntas,
siempre que vuelvas a ellas dentro de los 30 días desde el inicio. Debes responder
las 100 preguntas dentro del período de 30 días, sin interrupciones. Si salteas días, la
invitación es a que comiences todo de nuevo.
Paso 3: Al completar la serie y responderla con honestidad, y poniendo en práctica
lo que has afirmado por escrito, observa en menos de un mes como empiezan a
cambiar y ordenarse distintos aspectos de tu vida.
Una sugerencia especial: evita hacerlo mecánicamente o aferrándote a tu mente:
hazlo de corazón, con sinceridad y transparencia.
Es probable que algunas preguntas sean incómodas en este momento. Es
importante que no te detengas en el proceso, y que sigas adelante.
Completa todo el ciclo de las 100 preguntas en 30 días corridos. Si te salteas
días, necesitas empezar a revisar nuevamente desde la pregunta número uno en
adelante.
Y, lo fundamental: verifica a partir de los quince días de hacer estas respuestas a
consciencia avanzando cada día en más preguntas, cómo va moviéndose tu vida. Es
posible que te sorprendas si lo haces con entrega total y confianza en que tienes el
poder de cambiar tus pensamientos, el arma más poderosa con que cuentas.
Te deseo todo lo mejor en este proceso. Hazlo con constancia: no funciona si lo
dejas por la mitad. Si lo completas en 30 días corridos, y relees una y otra vez todo
lo que has respondido, prepárate para ver cambios importantes en varias áreas de tu
vida.

¿Vamos?
1. ¿Quién soy?
2. ¿Para qué estoy en este mundo?
3. ¿Para qué hago lo que hago todos los días?
4. ¿Qué no estoy dispuesto a cambiar?
5. ¿Qué haré de diferente manera la próxima vez?
6. ¿A qué me estoy resistiendo?
7. ¿Qué haría si no pudiera fracasar?
8. ¿Cuáles son mis expectativas aquí?
9. ¿Cuáles son mis habilidades y talentos?
10. ¿Qué hábitos me están deteniendo?
11. ¿Hasta qué punto estoy comprometido con mi objetivo?
12. ¿Cuáles son mis recursos en esta situación?
13. ¿Qué es lo que más me motiva?
14. ¿En qué pierdo la noción del tiempo?
15. ¿Qué otras opciones tengo?
16. ¿Qué es lo mejor que podría suceder?
17. ¿Cómo y cuándo sabré que he alcanzado mi meta?
18. ¿Qué me impide conseguirlo?
19. ¿Qué más voy a hacer?
20. ¿Quién puede ayudarme?

21. ¿En quién me estoy convirtiendo?


22. ¿En qué áreas de mi vida no me siento satisfecho aún? ¿Cuáles son tus mayores fortalezas?
23. ¿Qué estás haciendo que es interesante y por lo que estás animado?
24. ¿Qué es lo que más te divierte y te entretiene?
25. ¿Qué es lo que más te relaja y te permite centrarte?
26. ¿Qué actividades haces con regularidad que te ayudan a lograr tus objetivos?
27. ¿Qué haces bien que puede mejorarse todavía más?
28. ¿Cuáles son tus debilidades, defectos o limitaciones?
29. ¿Cuáles son tus miedos?
30. ¿Podrías decirme aquello que te preocupa que jamás admitirías en público?
31. ¿Cuántas veces has intentado avanzar hacia tu/tus objetivos y no lo has conseguido? ¿Por qué?
32. ¿Es eso que haces realmente importante para alcanzar tu objetivo, o podrías dejarlo de lado y
hacer otra cosa que sí lo fuera?
33. ¿Cómo te limitas/obstaculizas a ti mismo?
34. ¿Qué haces que no te permite avanzar? ¿Por qué?
35. ¿Qué te molesta o te limita a ser proactivo o más lanzado con el asunto?
36. ¿Qué estás tolerando en tu vida que te gustaría no tener que tolerar más?
37. Si pudieras eliminar algo de tu vida ¿Qué sería?
38. ¿Qué actividades haces con regularidad que no te ayudan a lograr tus objetivos? ¿Qué haces mal
que puede mejorarse?
39. ¿Qué has dejado por hacer para luego continuamente, que no has logrado hacer por mucho
tiempo, y por qué?
40. ¿Hay algún tabú o preconcepto que te limita a tomar acción?
41. Enfoque en Relaciones (de pareja, de negocios, etc.) - ¿Qué te molesta de tu relación?
42. ¿Qué te encanta de tu relación?
43. ¿Qué tienes que hacer para que la relación mejore?
44. ¿Qué tiene que ser/hacer/tener la otra parte para que relación actual mejore?
45. ¿Qué ha hecho la otra parte que no se lo has agradecido aunque se lo merece?
46. ¿Qué has hecho tu que no es agradecido por la otra parte?
47. ¿Qué te gustaría decirle, pero que por miedo o inseguridades no lo has hecho?
48. ¿Qué le falta a tu relación?
49. ¿Qué le sobra a tu relación?

50. Foco en metas y planes: ¿Cuáles son tus objetivos?


51. ¿A dónde quieres llegar y por qué?
52. ¿Son realistas tus objetivos?
53. ¿Son suficientemente ambiciosos para que no pierdas la motivación rápidamente?
54. ¿Qué te dice tu intuición sobre el objetivo que quieres alcanzar?
55. ¿Puedes describir con detalles el objetivo hasta el punto de que sea medible de alguna manera?
56. ¿Cuáles serían tus objetivos a corto plazo si supieras que tienes solo 1 año más de vida?
57. ¿Cuáles serían tus objetivos si supieras que tienes solo 1 mes de vida?
58. Imagina que han pasado 5 años y te sientes orgulloso por haber conseguido eso que deseabas.
Crea una lista con las 5 metas logradas que te hacen sentir orgulloso desde ese futuro de éxito.
59. Imagina que hoy ya has alcanzado todos los objetivos que son realmente importantes para ti
¿Qué te falta por cambiar?
60. Si la vida pudiera dividirse en áreas como salud, dinero, amor, familia, estado físico, autoestima,
carrera/negocios, realización personal y ocio, ¿me estaría dejando algún área importante fuera?
61. ¿Cuál de las áreas o dimensiones de tu vida hay que trabajar porque necesitas mejorarla lo antes
posible?
62. Describe en una frase el objetivo más importante para ti. Si te dijera que puedes conseguir aún
más todavía, ¿cómo mejorarías ese objetivo?
63. Si pudieras añadir algo más en tu vida ¿Qué añadirías?
64. ¿Qué es eso que podrías hacer si no tuvieras problemas de dinero?
65. ¿Por qué?
66. Imagina que conseguiste el dinero que necesitabas para dejar tu trabajo y hacer eso que tanto
deseas; imagina que han pasado 3 años, ¿descríbeme con detalles que es eso que has logrado por
lo que te sientes orgulloso?
67. ¿Qué hace falta para que estés más motivado por hacer las acciones que has decidido tomar para
esta semana?
68. ¿Qué tienes que lograr para lograr la libertad financiera que te permitiría vivir el estilo de vida
que deseas?
69. ¿Qué es más importante para ti: el tiempo libre o el dinero? ¿Por qué?
70. ¿Por qué motivos quieres ser recordado cuando te mueras?
71. ¿Qué sería lo más valioso que pudieras obtener de esta sesión de coaching?
72. Si el área de tu vida que más ayuda necesita es “dinero”, describe: ¿qué quieres conseguir con el
dinero?
73. ¿Qué tendría que pasar en estos próximos días/meses para que al despertarte te sintieras
realmente feliz?
74. ¿Puedes listar qué necesitas conseguir en cada área de tu vida para que tu vida sea perfecta?
75. ¿Qué hace falta para que estés más motivado para hacer las acciones que has decidido tomar para
esta semana?
76. Foco en definir acciones concretas: ¿Qué ha hecho la persona que ha logrado los objetivos que tú
quieres alcanzar?
77. ¿Cuáles son las acciones que tienes que tomar para obtener la información que necesitas?
78. ¿Cuál es el siguiente paso?

79. ¿Describe detalladamente que harás esta semana para avanzar?


80. ¿Puedes hacer algo más?
81. ¿Si la persona que quieres ser estuviera en frente tuyo, que te recomendaría?
82. Haz una lista de al menos 10 cosas que te limitan para alcanzar tus objetivos
83. ¿Que debiera decirte yo como tu coach cuando te veo haciendo eso que te limita?
84. ¿Qué te gustaría que te dijeran los que te quieren bien cuando dudas acerca de ti mismo?
85. ¿Qué te gustaría que te dijeran los que te quieren bien cuando sientes que estás alcanzando tu
éxito, lo que sea que para ti esto signifique?
86. ¿Para mejorar, que es lo que tiene que pasar?
87. ¿Qué puedes hacer para lograr el apoyo de aquellos que necesitas?
88. ¿Cómo sería tu estado emocional si tus planes se concretan?
89. ¿Qué harías una vez que lleves un año habiendo obtenido resultados extraordinarios en tus
objetivos?
90. ¿Cuál fue algún momento de tu vida donde obtuviste algún resultado que tu consideras
verdaderamente trascendente para ti?
91. ¿Qué aprendiste en ese momento trascendente de tu vida?
92. ¿Si no tienes los recursos necesarios para tomar las acciones que crees necesarias para avanzar
hacia tus objetivos? ¿Qué otras opciones tienes?
93. Si tuvieras más tiempo disponible para avanzar hacia tus objetivos ¿Qué harías diferente?
94. Si tuvieras menos tiempo disponible para avanzar hacia tus objetivos ¿Qué harías diferente?
95. ¿Qué crees que haría en tu lugar la persona que más admiras?
96. Si tuvieras en frente a la persona que ya ha logrado tus objetivos, ¿qué le preguntarías?
97. ¿Cuáles son los pasos o acciones que puedes tomar ya mismo para acercarte a tu objetivo?
98. ¿Qué otra información te hace falta para saber qué pasos tomar?
99. Si supieras por arte de magia que todo lo que hagas en las próximas 4 semanas te saldrá bien,
¿qué harías?
100. ¿Qué has logrado en tu vida hasta ahora por lo que te sientas realmente orgulloso?

Reconocerás una pregunta poderosa cuando al recibirla, no la puedas contestar


rápidamente.
Frunces el ceño y notas una respiración más acelerada.
Tus neuronas no encuentran la conexión al principio y se ponen a trabajar.
Esa pregunta conecta un mecanismo mágico y la mente inicia la búsqueda de la
respuesta.
Esta búsqueda te conduce a sitios no explorados en tu mente.
Estos sitios te aportaran otras perspectivas y también información muy interesante.
Te traigo mucho trabajo, ya que no son simples preguntas.
Disfruta del silencio que hay después y observa.
¿Puedes ver qué se conecta en lo más profundo de ti?
¿Puedes sentir como va en busca su respuesta?
Es ahí cuando aparece ese momento “ahá” que hace que ahora ambas (pregunta y
respuesta) den un sentido a tú vida.

Preguntas para encontrar tu misión:


1. ¿Y si tuvieras todo el tiempo y el dinero del mundo que harías?
2. ¿Qué amas hacer?
3. ¿Qué es lo que amas hacer tanto que lo podrías hacer sin aburrirte?
4. ¿Qué te dirías si tuvieras 100 años?
5. ¿Cómo te gustaría ser recordado?
6. ¿Cómo te ves en 3,5 y 10 años?

Preguntas sobre tus relaciones:


1. ¿Qué es lo más importante para ti cuando te relacionas con otras personas?
2. ¿Cómo te sientes cuando no puedes conectar con las personas que te importan?
3. ¿En qué aspectos te comparas con otras personas?
4. ¿Qué actividades prefieres hacer en compañía?
5. ¿Para que necesitas estar solo?

Preguntas que te conectan con tú estado actual:


1. ¿Cómo te sientes hoy?
2. ¿Cómo te encuentras?
3. ¿Cuál es tu situación presente, con más detalle?
4. ¿Dónde estás y donde quieres estar?
5. ¿Qué situación dificulta lograr tu objetivo?
6. ¿Qué efectos tiene sobre ti?

Preguntas sobre las emociones


1. ¿Qué emociones has notado?
2. ¿Por qué crees que puede ocurrir esto?
3. ¿Cómo reconoces tus emociones?
4. ¿Qué sucede cuando una persona nunca manifiesta sus emociones?
5. ¿Y tú, hablas a menudo de tus emociones?

Preguntas de realidad:
1. ¿Qué has hecho hasta ahora?
2. ¿Qué tienes para alcanzar tu objetivo?
3. ¿Qué te sobra para alcanzar tu objetivo?
4. ¿Qué te falta para alcanzar tu objetivo?
5. ¿Cómo puedes conseguir recursos?

Preguntas de solución:
1. ¿Cómo planeas hacerlo?
2. ¿A quién conoces que lo haya logrado?
3. ¿Qué opciones tienes?
4. ¿Qué estás dispuesto a hacer y cuando?

Preguntas que nos llevan a ponernos en acción:


1. ¿Cuál es el primer paso?
2. ¿Qué paso sería importante dar al principio?
3. ¿Qué acciones vas a realizar para comenzar?
4. ¿Cuándo lo vas a hacer?
5. ¿Cómo lo vas a hacer?
6. ¿Dónde lo vas a hacer?

Preguntas que animan y retan:


1. ¿Puedes hacerlo mejor?
2. ¿Seguro que no puedes dar más de ti mismo?
3. ¿Puedes ver otras perspectivas?
4. ¿Cómo podría ser si no tuvieras un límite de tiempo?
5. ¿Cuál será el siguiente paso hacia tú objetivo?

Preguntas que provocan: (creencias)


1.
¿Es cierto lo que me estás diciendo?
2. ¿De verdad es así?
3. ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza?
4. ¿Cómo reaccionas, que sucede, cuando crees ese pensamiento?
5. ¿Quién serias sin ese pensamiento?

Preguntas sobre el resultado ideal:


1. ¿Cuál sería el mejor resultado?
2. ¿Cuál sería el resultado ideal?
3. ¿Qué te gustaría conseguir?
4. ¿Qué has hecho para llegar hasta aquí?

Preguntas sobre el peor resultado:


1. ¿Cuál sería el peor resultado?
2. ¿Qué pasaría si no consigues lo que te has propuesto?
3. ¿Qué podría ser lo peor?
4. ¿En qué medida estás preparado para fallar en el asunto?

Preguntas para el cambiar el enfoque:


1. ¿Qué consejo te darías a ti mismo?
2. Si esto le ocurriera a uno de tus hijos ¿Qué le dirías?
3. Si lo trataras con sentido del humor ¿Cuál sería la solución?
4. En esta situación ¿Qué consejo le darías a otra persona?

Preguntas con Poder un secreto del Coaching


Más de 80 preguntas poderosas para tus sesiones de Coaching.
¿Qué es una pregunta de Coaching Poderosa?
De acuerdo con la Mayéutica Socrática, una pregunta poderosa refleja una escucha activa y
un entendimiento de las perspectivas del cliente y lo lleva a descubrir, profundizar,
comprometerse, tomar acción, ganar claridad, abrir posibilidades o aprender cosas nuevas.

Aquí te comparto más de 80 preguntas que durante estos años me han servido para
determinar el perfil del cliente, ayudarlo a reconectar, cambiar perspectivas, tomar
conciencia, crear acción, establecer la meta, diseñar un plan de acción y encontrar
soluciones propias.

Para determinar el perfil del cliente y tenerlo en cuenta al diseñar el plan de acción
personalizado
1. ¿Qué te encanta?
2. ¿Qué odias?
3. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Qué es lo que más te gusta de hacer eso?
4. ¿Qué te sale bien y fácil?
5. ¿Qué te cuesta trabajo?
6. ¿Cuáles son tus fortalezas / dones / talentos?
7. ¿Qué cosas te cargan / descargan las pilas?
8. ¿A quién admiras y por qué?
9. ¿Cuáles son los defectos que te molestan de los demás?
10. ¿Cuáles son tus formas de auto-sabotaje?
Preguntas de coaching para reconectarlo / ayudarlo a encontrar un rumbo
11. Si lo que tienes ahora no te gusta ¿cómo crees que debería ser?
12. ¿Cómo se sentiría tener idea de para dónde vas?
13. ¿Cómo te imaginabas que iba a ser tu vida?
14. ¿Qué te gustaría que pasara hoy que no esté pasando?
15. Si tu situación financiera estuviera solucionada de por vida ¿qué te gustaría hacer que te
hiciera sentir útil?
16. Si tuvieras una varita mágica…
17. Si fueras a vivir tu vida a tope ¿de qué sería lo primero que tendrías que deshacerte?
18. ¿Habría algo que de tener más / menos marcaría alguna diferencia en tu vida?
19. ¿Qué estás soportando o tolerando actualmente que no te haga feliz?
20. ¿Qué quisieras hacer antes de morirte?
21. ¿Qué te daría más paz?
22. ¿Qué te pondría una sonrisa en la cara?
23. Tu vida sería perfecta de no ser por…
24. ¿Qué te gustaría que dijera tu epitafio?
Preguntas de coaching para ayudarlo a cambiar de perspectiva
25. ¿Qué se puede aprender de todo esto?
26. Esto sólo podría ser perfecto en caso de que tú…
27. Si la única opción fuera reírse ¿cómo podrías sacarle la gracia?
28. ¿Hay algo para agradecer en todo esto?
29. ¿Hay formas de hacerlo diferente?
30. ¿Qué es lo que tiene más valor de tu óptica actual?
31. ¿Qué destrezas te ha generado está situación?
32. ¿Después de esto, te sientes más / menos (tolerante, impaciente, enjuiciador, etc) que
antes?
Preguntas de coaching para la toma de conciencia
33. ¿Qué cosas tendrías que repetir para asegurarte de que en un futuro vas a volver a estar
exactamente en la misma situación?
34. ¿Qué se te cruza por la cabeza cuando piensas en eso?
35. De seguir cómo vas ¿cómo crees que vas a estar en 10 años?
36. ¿Hay alguna conexión entre lo que estamos hablando y tus valores o principios?
37. ¿Qué te impide hacerlo… qué te estás diciendo?
38. ¿Te estás escuchando? ¿Oíste lo que dijiste?
39. ¿Qué resultado esperas obtener con lo que estás haciendo?
40. ¿Cuáles son las ventajas de hacer / no hacer eso?
41. ¿De qué forma contribuye esto a tu vida? ¿Qué te aporta? ¿Qué sacas?
42. ¿Cómo estás alimentando ese hábito?
43. ¿Ya te había pasado algo semejante?
44. ¿Soltar eso significaría dejar atrás qué cosa?
45. ¿Quién es el que tiene el timón ahora?
Preguntas de coaching para crear acción
46. ¿Desde hace cuánto vienes pensando en eso?
47. ¿Cómo te sentirías si ya lo hubieras hecho?
48. ¿Qué pasaría si lo hicieras?
49. ¿Qué pasa si no lo haces?
50. ¿Qué te hace falta para estar listo?
51. ¿Qué podrías hacer que no estés haciendo?
52. ¿Qué tienes que dejar de hacer?
53. ¿Qué sería lo único que podrías hacer en este momento?
54. ¿Qué se te ocurre que habría que hacer para prepararte?
55. ¿Qué habría que hacer para que sucediera lo que te gustaría que pasara?
56. ¿Qué te acercaría a la meta?
57. Seamos fatalistas, ¿qué es lo peor que podría pasar?
58. ¿Qué sería lo mejor de lograrlo?
59. ¿Qué sería lo peor de no lograrlo?
60. ¿Qué podría hacer que te llamara la atención en lugar de huirle?

Preguntas de coaching para establecer la meta


61. ¿Podríamos comenzar a trabajar en tu meta ahora mismo o tendríamos que esperar algo?
62. ¿Cuál es tu motivación principal para alcanzarlo?
63. ¿Cómo vamos a saber cuándo alcances la meta?
64. ¿Qué plazo quieres darte para alcanzarla?
65. ¿Te interesa que te cuente algo de cómo alcanzar metas más fácilmente?
66. ¿Cómo podríamos voltear eso que me estás diciendo y expresar lo que quieres alcanzar en
lugar de lo que quieres dejar atrás?
Preguntas de coaching para diseñar un plan de acción
67. ¿Con qué cosas cuentas para alcanzar tu meta en este momento?
68. ¿Cuáles te están haciendo falta?
69. ¿Cuál podría ser un primer paso?
70. ¿Qué habría que hacer para descubrir el primer paso?
71. ¿Quién te podría dar luces con este asunto?
72. ¿Con quién te podrías juntar que estuviera en la misma onda?
73. ¿Quién se podría burlar o sabotearte?
74. Eventualmente ¿qué obstáculos podrías encontrar en el camino?
75. ¿Cómo podrías evitarlos?
76. ¿Cómo podríamos poner tus talentos a trabajar por tu meta?
77. ¿Qué podríamos hacer si tus formas de auto-sabotaje aparecieran en el camino?
Preguntas de coaching para que el cliente encuentre soluciones propias
78. ¿Cómo te puedo ayudar yo?
79. Si te estuvieras oyendo ¿qué consejo te darías?
80. Suena interesante… cuéntame más
81. ¿Con qué palabra resumirías el asunto?
82. ¿Cuál sería la mejor pregunta que yo te podría hacer para despejar la situación?
83. ¿Qué es lo que necesitarías en este momento?
84. ¿Cómo quieres que reaccione si te sorprendo haciendo eso?
85. Darle 5 segundos de silencio para que se oiga pensar. No hay que sentirse mal si no
responde inmediatamente, probablemente sólo está articulando.
86. Pregunta # 2: ¿Cuál es el verdadero problema que existe?

¿Por qué es importante que tu coachee identifique


su mapa mental?
Es muy importante ayudar a tus coachee a identificar estos filtros que conforman su mapa
mental, porque la mayoría de las personas no los tiene claros. Y así es cómo mantienen sus
problemas para justificar su falta de acción en cosas que les dan miedo y así justificar su
parálisis.
En el momento en el que llegamos al nivel de honestidad necesario con el cliente, entonces
aparece el recurso del poder del cambio. Todo cambio profundo y duradero viene de un cambio
en la prioridad de nuestras necesidades.

Pasos necesarios para construir un nuevo mapa


mental en tu coachee
– Revisemos las necesidades humanas una por una, buscando identificar los vehículos que
utiliza para satisfacerla. Elige cada una de las necesidades y preguntale: ¿Te gusta? ¿Es Bueno
para ti? ¿Es bueno para los demás? ¿Es sostenible en el tiempo?
– Las creencias son generalizaciones de lo que hemos aprendido sobre fuentes de placer y
dolor. Si nos dan sensación de dolor, originan las creencias limitantes. Si dan sensación de
placer, son creencias empoderadoras.
Se cambian con Breakthrough a través de tres pasos:
 Asociación de dolor.
 Duda sobre la creencia.
 Y nuevas experiencias.
Nuestros valores están profundamente ligados a nuestras necesidades humanas y afectan la
dirección de nuestra vida. Cada uno de nosotros tiene una jerarquía para sus valores, la cual
controla la forma en la que tomamos decisiones que a su vez, se verán afectadas por el nivel de
dolor y la intensidad que asociemos a las cosas. Vivir desde nuestros valores produce
integridad y satisfacción, a la vez que nos da felicidad a largo plazo.
En fin…
… conocer el mapa mental de tu coachee, te dará claridad sobre por qué actúa en la manera
en que lo hace y cómo guiarlo a vivir su propia transformación. Al tener claridad sobre su
mapa, sabrás concretamente donde debes trabajar para ayudarlo a cambiar su enfoque y
producir su cambio.

Si quieres conocer más sobre cómo ser un coach extraordinario y ayudar a la mayor cantidad
de personas, te invito al evento más importante del año, donde tú mismo vas a vivir la
experiencia que cambiará tu vida y te permitirá ayudar a más gente. Haciendo clic
aquí puedes tener más información.

También podría gustarte