Está en la página 1de 9

1.1.

-Esqueleto y Elementos Constitutivos

ESQUELETO
Definición.
El esqueleto es la estructura fuerte y la estructura que le da forma al cuerpo, en el caso
de los mamíferos es una estructura ósea, interna que sirve de sostén de las estructuras
blandas del organismo a la cual se le da el nombre de músculos y órganos. El esqueleto
es la estructura fuerte que sirve de protección a los órganos vitales que en el caso de los
insectos lo llevan por fuera y es llamado exoesqueleto, protegiendo la mayor parte de su
cuerpo y sus estructuras internas.

En el ser humano, el esqueleto es la estructura que sirve de sostén para el cuerpo y


constituye por lo general la1/5 parte del peso corporal es decir un aproximado de un 12%
en la mayoría de los casos, está constituido de calcio en su mayoría y otros minerales.
Sirven de palanca para generar movimiento.

Clasificación de los huesos según su forma:

Los huesos se clasifican según tu forma en: huesos largos, huesos planos, huesos
cortos, huesos irregulares.

1.- los huesos largos: Los huesos largos son exactamente huesos que poseen un eje
largo y estructuras más grandes en sus extremos entre ellos se incluyen los huesos de las
piernas y brazos.

2.- Los huesos cortos: son huesos que tiene forma de cubo en este grupo se pueden
contar ls huesos de la muñeca y tobillos llamados carpo y tarso respectivamente.

3.- Los huesos planos: son huesos aplanados, curvos y delgados como lo son el
esternón y el cráneo

4.- Los huesos irregulares: son huesos donde su forma es irregular o mixta como lo
son los huesos de la columna (vertebras) y la pelvis
ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL ESQUELETO HUMANO

El sistema esquelético está conformado por dos grandes estructuras a discernir la cual
una es llamada esqueleto axial y el otro esqueleto apendicular por lo que en conjunto
contienen una estructura de 206 huesos. Esqueleto axial, formado por el cráneo, columna
vertebral, costillas y esternón. Consta de 80 huesos, mientras el esqueleto apendicular,
está formado por los huesos de los miembros superiores e inferiores junto con las cinturas
escapular y pelviana. Consta de 126 huesos.

ESTRUCTURA NUMERO DE NOMBRES DE LOS HUESOS


HUESOS
Cráneo 08 01 frontal, 02 parietales, 02 temporales,
01 occipital, 01 esfenoides, 01 etmoides
Cara 14 02 nasales, 02 maxilares superiores, 02
cigomáticos, 02 lagrimales, 02 palatinos,
02 cornetes inferiores, 01 vómer, 01
maxilar inferior
Hioides 01 Hueso hioides
Oído 06 02 martillos, 02 yunques y 02 estribos
Columna 26 07 cervicales, 12 dorsales, 05 lumbares,
01 sacra, 01coxis
Tórax 25 24 costillas y 01esternón
Cintura Escapular 04 02 escápulas y 02 clavículas
Miembros Superiores 60 02 húmeros, 02 cúbitos, 02 radios, 16
carpianos, 10 metacarpianos, 28
falanges.
Cintura Pélvica 02 02 coxales (fusión de ilion, isquion y
pubis)
Miembros inferiores 60 02 fémures, 02 rótulas, 02 tibias, 02
peronés, 14 tarsianos, 10 metatarsianos,
28 falanges.
Total de huesos 206
Esqueleto axial y apendicular

Uno de los esquemas para el estudio del esqueleto humano, lo divide en dos partes:

1.- Esqueleto axial: está formado por el cráneo, columna vertebral, costillas y
esternón. Constituye el eje del cuerpo y forma una fuerte estructura que protege al sistema
nervioso central y los órganos situados en el interior del tórax: pulmones, corazón y
grandes vasos sanguíneos.

2.- Esqueleto apendicular: está formado por los huesos que forman la cintura
escapular y cintura pelviana y los que constituyen las cuatro extremidades (brazos y
piernas). Los huesos situados en las cinturas unen el esqueleto axial con el apendicular,
es decir el tronco con las extremidades. La cintura escapular sirve de unión entre el tronco
y la extremidad superior y la cintura pelviana une el tronco con la extremidad inferior,
obsérvese que el concepto anatómico de cintura es diferente al uso que se le da a este
término en la vida ordinaria.

LAS ARTICULACIONES

Cuando se unen dos huesos siempre hay una articulación. Existen más de 230
articulaciones en el cuerpo. Pensamos en las articulaciones como un lugar donde se
produce mucha flexión y movimiento. Esto es cierto, pero las articulaciones también son
importantes para mantener nuestros huesos bien unidos. De hecho, algunas articulaciones
están vinculadas con tanta fuerza que no permiten ningún movimiento. Un ejemplo de
esto es la articulación entre los dientes y la mandíbula. Excepto cuando tus dientes de
leche son reemplazados por los dientes permanentes, estos nunca deben moverse de su
unión.

Existen dos tipos y articulaciones móviles: una en la cual no existen mucho


movimiento estas son llamadas articulaciones bisagra y otras que poseen más movimiento
las cuales son llamadas redondeadas y huecas.

Articulaciones tipo bisagra: Como su nombre lo indica, las articulaciones de bisagra


sólo se mueven hacia adelante y hacia atrás como una bisagra. Los codos, las rodillas y
los nudillos son articulaciones de este tipo. Son de movimiento limitado, pero son
articulaciones muy estables. Esto hace que sean buenas para cargar peso.
Las articulaciones redondeadas y huecas: Tienen un rango completo de
movimiento. Esto significa que permiten la rotación circular de los huesos. Los hombros
y las caderas son articulaciones de este tipo. Ellas tienen mayor movimiento que las otras
articulaciones del cuerpo desafortunadamente, debido a que estas articulaciones tienen
mucho movimiento, no son tan estables como las articulaciones de bisagra. No es raro
que las personas, especialmente los atletas que practican deportes duros, sufran por
articulaciones dislocadas en los hombros.

LA CAJA TORÁCICA

La caja torácica está formada por 12 pares de costillas curvas (24 costillas). Todas ellas
se unen en la parte posterior de las vértebras torácicas. Los 7 primeros pares se denominan
costillas verdaderas y están unidas al esternón (hueso del pecho) en la parte delantera.
Los 5 pares de la parte inferior se denominan costillas falsas. Los 3 primeros pares de
costillas falsas están conectados con el esternón por el frente sólo mediante un puente de
cartílago. Los 2 pares falsos de la parte inferior no están conectados en lo absoluto, se
denominan costillas flotantes. Las costillas se consideran huesos planos.

Su función: La función de la caja torácica es proteger el corazón y los pulmones, así


como anclar importantes músculos que ejecutan los pulmones durante la respiración. Los
músculos del diafragma y los intercostales fijados a la caja torácica ascienden y salen
cuando inhalamos. Esto expande los pulmones y trae el aire hacia ellos. Cuando los
músculos se relajan, la caja torácica se hace más pequeña nuevamente y exhalamos.

EL HOMBRO

Cada hombro tiene sólo 2 huesos, la clavícula y la escápula. La clavícula se encuentra


justo sobre la primera costilla y se une a la escápula por la parte superior del esternón. La
escápula, un triángulo de hueso aplanado que permanece en la parte posterior de la caja
torácica, forma una especie de plato poco profundo donde se encuentra la cabeza del
húmero de cada brazo.

Su función: La función principal de esta articulación es el movimiento del brazo. Se


trata de una articulación hueca y redondeada, que le da al brazo un gran rango de
movimiento, pero no es tan estable como la articulación del codo (de bisagra) y puede
sufrir una lesión (luxación) con más facilidad. La articulación del hombro se mantiene
unida mediante los músculos y tendones que forman lo que se llama manguito de los
rotadores.

EL CRANEO

El cráneo se compone de los huesos del cráneo y los huesos faciales, que incluyen la
mandíbula. Las articulaciones de los huesos craneales y faciales se denominan suturas.
Los 8 huesos craneales incluyen un hueso frontal, 2 huesos parietales, un hueso occipital
y 2 huesos temporales, el hueso esfenoides y etmoides. Los 14 huesos faciales incluyen
la mandíbula, los 2 huesos maxilares, 2 huesos cigomáticos, 2 huesos nasales, 2 huesos
lagrimales, 2 huesos palatinos, un vómer y 2 huesos chonchas nasales.

El cráneo rodea y protege el cerebro, así como los órganos de la audición y el


equilibrio. Los huesos faciales forman la estructura de la cara, sostienen los ojos, los
órganos para el gusto, el olfato y anclan los dientes. Además, mantiene a los músculos
que sostienen la cabeza hacia arriba, que nos permiten masticar y formar expresiones
faciales. La mayoría de los huesos del cráneo son huesos planos, a excepción de la
mandíbula. La mandíbula está fijada al cráneo mediante una articulación de bisagra y es
el hueso más grande y fuerte del cráneo.

EL BRAZO (MIEMBRO SUPERIOR)

El miembro superior incluye al húmero, el radio, el cúbito (antebrazo) y los huesos de


la mano: carpo (muñeca), metacarpianos (palma) y falanges (dedos y el pulgar). El
húmero es un hueso largo conectado al hombro por una articulación redondeada y al codo
por una articulación de bisagra. El radio está en el lado del pulgar en el antebrazo. El
cúbito está en el lado del meñique en el antebrazo e incluye el codo.

LA COLUMNA VERTEBRAL (ESPINA DORSAL)

La columna vertebral incluye 7 vértebras del cuello llamadas vértebras cervicales, 12


vértebras en el pecho llamadas vértebras torácicas, 5 vértebras de la espalda inferior
llamadas vértebras lumbares, el sacro que es la parte de atrás de la pelvis y el hueso de la
cola o el cóccix.
La columna vertebral se compone de 26 huesos irregulares. Se une al cráneo en la parte
superior y a la pelvis en la parte inferior, donde se ancla a las extremidades inferiores.
Rodea y protege a la médula ósea en su interior, además sostiene la caja torácica y los
fuertes músculos de la espalda que mantienen el cuerpo erguido. Cada vértebra está
separada por un disco que ayuda a amortiguar los huesos de la espalda a medida que nos
movemos. La columna vertebral de un adulto promedio mide aproximadamente 28
pulgadas de largo. Tiene una forma de S, que la ayuda a ser fuerte y flexible.

LA MANO

La mano incluye los huesos del carpo (muñeca), los metacarpianos (palma) y las
falanges (dedos). En total la mano tiene 27 huesos, 8 carpelos en la muñeca, 5
metacarpelos en la palma y 14 falanges (cada dedo tiene 3, excepto el pulgar, que tiene
2.), la mano, con sus múltiples articulaciones, es flexible y ágil. Puede agarrar y levantar
una maleta pesada tanto como recoger un alfiler.

LA PÈLVIS

La pelvis o cintura pélvica está formada por 2 huesos de la cadera (huesos coxales).
Se juntan en el frente y en la espalda, uniéndose al sacro de la columna vertebral. Cada
hueso coxal en realidad está formado por 3 huesos fusionados, el ilion, isquion y el pubis.
En el exterior de cada hueso coxal hay un hoyo profundo, llamado el acetábulo, donde se
encuentra la cabeza de los huesos de las piernas (el fémur).

La pelvis soporta y protege los órganos internos. La articulación de la cadera es muy


importante para el movimiento de la pierna y está soportada por fuertes músculos y
ligamentos. A pesar de que es una articulación redonda y hueca como el hombro, es más
estable y menos móvil que esa articulación.

LA PIERNA (EXTREMIDAD INFERIOR)

El miembro inferior incluye al fémur (muslo), la tibia (hueso de la espinilla) y el peroné


(pierna), así como los huesos del pie: tarsos (tobillo), metatarsianos (pie) y falanges
(dedos). La rótula se encuentra delante de la articulación de la rodilla, en el interior de un
tendón muscular. El fémur es el hueso más grande del cuerpo y constituye
aproximadamente 1/4 de la altura de una persona. Forma una articulación hueca y redonda
en la cadera con la pelvis y una articulación de bisagra en la rodilla con la tibia.

EL TEIDO OSEO

El tejido óseo es el que forma la mayor parte del esqueleto. Es un tejido dinámico que
va modificándose a lo largo de la vida y está formado por células y una matriz intercelular
dura y resistente. La matriz ósea se compone de un 25% de agua, 25 % de proteínas y 50
% de sales minerales, principalmente sales de calcio (hidroxiapatita cálcica y fosfato
cálcico). Las células que lo componen son de 4 tipos:

Células osteoprogenitoras. Son células precursoras que originan las restantes células
del tejido óseo.

Osteoblastos. Son células formadoras de hueso, continuamente secretan moléculas de


glucoproteínas, mucopolisacáridos y tropocolágeno que forman una matriz que se
mineraliza mediante el depósito de sales de calcio.

Osteoclastos. Son células que degradan y reabsorben el hueso. Tienen por lo tanto la
misión opuesta a los osteoblastos.

Osteocitos. Son células maduras que proceden de los osteoblastos.

TIPOS DE TEJIDOS OSEOS

El tejido óseo puede ser de dos tipos: tejido óseo compacto y tejido óseo esponjoso. El
tejido óseo compacto se encuentra en la diáfisis de los huesos largos, en el exterior e
interior de los huesos planos y en distintas zonas del resto de los huesos. Está constituido
por capas concéntricas de laminillas óseas que forman estructuras cilíndricas llamadas
osteonas. En el centro de las osteonas se encuentran los conductos de Havers por donde
transitan los vasos sanguíneos y los conductos de Volkmann que sirven para conectar
varios conductos de Havers.

El tejido óseo esponjoso se encuentra en las epífisis de los huesos largos y la región
interior de la mayor parte de los demás huesos, incluyendo los huesos planos. Su aspecto
es diferente a la del hueso compacto, posee laminillas intersticiales que se disponen de
forma irregular formando pequeños tabiques que se llaman trabéculas, los cuales
componen una estructura esponjosa en cuyos huecos se encuentra la médula ósea roja. La
médula ósea roja es el lugar donde se forman las células constituyentes de la sangre, su
correcto funcionamiento es esencial para el organismo.
BIBLIOGRAFIA

1. Guyton, C. A. & Hall, J. H.: Tratado de fisiología médica, McGraw-Hill, 10ª,


México, 2004. ISBN 970-486-0322-2.
2. Rouvière, H. & Delmas, A.: Anatomía humana: descriptiva, topográfica y
funcional, Masson, 9ª, Barcelona, 1996.

También podría gustarte