Está en la página 1de 4

Entrevista a Daniel Felipe Rodríguez Ángel sobre su novela El último lector de Bukowski

por Santiago Gómez Castañeda


2019

1. A su modo de ver y de haber escrito la novela El último lector de Bukowki, ¿sería


posible entenderla dentro del género de novela negra, detectivesca o policial? Si es
así, ¿por qué?
Daniel Ángel (D.Á): Es posible enterderla dentro del género negro, pues es un libro que ata
cabos, sigue pistas, sin embargo, creo que todos los libros buscan el descubrimiento de las
rupturas de los universos morales de los personajes, es decir, los libros dan cuenta de cómo
se transforman los mundos ordinarios de las personajes a partir de sucesos que se
concadenan. Por otro lado, esta novela se aleja también del género negro ya que su
personaje principal, Jack, no es un arquetipo de investigador. Quizás este personaje sí
indaga y se mueve en mundos, más o menos lóbregos, como los que regularmente se
describen en las novelas negras, pero Jack entra en esta vorágine de acontecimientos de
manera fortuita, no es un hombre cultivado para dichos fines. Y las novelas de género, son
justamente de género porque cumplen con una serie de características que las hace
posibles de calificación taxonómica.
2. Existe un gran marco de intertextualidad y referencias en la obra no solo con
respecto a las obras de Bukowski, sino también con muchos autores de la literatura
y de otras artes como la música y la pintura. Cuénteme: ¿Qué tipo de relación tiene
la novela El último lector de Bukowski con las obras referidas en ella? Es decir, mi
pregunta apunta un poco a: ¿Sería posible decir que El último lector de Bukowski se
inscribe en alguna filosofía poética particular? ¿Tal vez en relación con renunciar a
la belleza de lo exterior a fin de embellecer el espíritu?
(D.Á): Esta novela hace parte de un proceso de deconstrucción, no solo de las
temporalidades narrativas consumadas hasta ahora en la narrativa colombiana (aunque se
ha hecho con mayor rigor en otros libros), o con su apuesta polifónica donde varios
narradores apuntan desde sus focos un mismo acontecimiento, sino de una propuesta
moral que abarca la trasvaloración de los valores que enuncia Nietzsche, hasta la estética
de lo abominable que instauran los simbolistas franceses. Con esto quiero decir que dentro
del pacto inicial que el escritor firma con el lector, existe la regla tácita de comprender
cuáles son los valores que regirán las conductas de los personajes, que por lo regular
siempre van en contravía de los de sus épocas. De este modo, ser el último lector de
Bukowski es una metáfora del hombre que ha sido perseguido por pensar distinto, por vivir
en la periferia de la corriente cultural y política, ser un disidente.
3. ¿Cómo se relaciona el lenguaje altamente poético y existencialista con la
emocionalidad de Jack? Es decir, a pesar de lo insensible que él se pueda presentar,
El último lector de Bukowski es una historia en la cual se nos ofrece la oportunidad
de ver su frío y desinteresado carácter quebrarse. ¿Cómo se relaciona esto con el
lenguaje y la forma del libro?
(D.Á): Todos mis personajes, en especial desde que le dedico más tiempo a la escritura de
ficción y debo forjar personajes de carácter más profundos como el de Silva, los construyo
a partir de la teoría del psicoanálisis de Freud. Para ello establezco cinco cosas primordiales:
su Yo, su Ello, su Superyó, sus represiones y su melancolía, esta última referida al vacío que
dejan las cosas que perdemos. Aquí se completa mi comentario a la primera pregunta, ya
que no se puede escribir un relato de largo aliento sin que nuestro personaje no haya
perdido algo y deba buscarlo. Quizás esta pérdida no ocurra propiamente dentro del tiempo
de la narración, elementos que la diégesis nos permite contar, sin embargo, nuestros
personajes siempre van adelante (aunque no se llegue muy lejos o signifique ir hacia atrás),
buscando ese algo. La única forma de que se haga consciente esta pérdida que permanece
en el estado de la preconsciencia es el lenguaje, la palabra, y la pérdida de Jack es un
significado propio de la vida, es un sentido de la vida en palabras de Benjamin, por eso su
acto de habla es poético. Además, que es una dicotomía presentar la poesía en medio de
tanta catástrofe.
4. La narrativa o el relato atraviesa la historia transtemporalmente siguiendo la pista
de un libro rojo, que a su vez coexiste con el presente en el que está Jack
(protagonista) y otros personajes, y cuando aparecen se llega a los diarios de Jack la
temporalidad se entremezcla y se hace difusa. Hábleme un poco sobre la estructura
de la novela y cómo funciona el tiempo dentro de El último lector de Bukowski.
(D.Á): no puedo concebir la literatura, o por lo menos la que yo escribo, si no hay una
relación directa con la historia, con los acontecimientos que demarcaron formas de
comprender el mundo, con el desarrollo del pensamiento y, a la vez, de la forma cómo los
seres humanos nos hemos destrozado. Esta historia, por decirlo de alguna forma de la
humanidad o como relato histórico, siempre estará enmarcado dentro de los universos
morales y temporales que propongo en mis relatos. De este modo, por un lado,
encontramos la historia de una logia que tiene su desarrollo a través de la historia de la
humanidad y, por otro, de la ficción. La diégesis contribuye a que estos tiempos se anuden
y haya una cohesión y una coherencia textual.
5. (DEPENDE DE LA RESPUESTA DE LA PREGUNTA 1) ¿Qué relación puede establecerse
entre la temporalidad en que se presentan los hechos de la historia de Jack y de la
logia de Los Marcionistas o Micerinos, y la forma en que se desenvuelve el misterio
de esta novela? ¿Qué efecto cree usted que tiene la simultaneidad de hechos en el
relato y la fragmentariedad en que están puestos en la obra en relación con la idea
de una novela detectivesca o de un crimen que debe resolverse?
(D.Á): como lo mencioné en la primera respuesta, para mí esta no se trata de una novela
negra o policíaca, sin embargo, sí considero que dentro de la construcción de los personajes
literarios, siempre se debe intentar que sean melancólicos, es decir, que sufran profundas
pérdidas para que siempre estén en busca de algo. Así, todas las novelas tienen algo de
policíaco, en tanto sus personajes buscan algo que han perdido, o quizás no lo han perdido,
pero sienten una ausencia que deben llenar. Y con relación al misterio y al asesinato, la
construcción de las estructuras cronotópicas, deben pensarse para que beneficien la tesión
del relato, para que el lector halle las resupuestas junto con el narrador de la historia.
6. Existen varios personajes que, a pesar de la aparente soledad de Jack, están en su
universo y lo rodean, no solo los personajes del pasado, que tienen que ver más con
el libro rojo y la logia. Me refiero más bien a los personajes que están presentes en
la vida de Jack, en su presente, tales como Jane, Rep, Chinaski, los libreros, las
prostitutas, etc. ¿Cómo funciona esto en relación con el lenguaje de la obra y con el
narrador omnisciente que nos cuenta la historia y que nos habla a fondo de los
personajes y de sus pensamientos y sentimientos?
(D.Á): la novela maneja un solo narrador, pero este narrador tiene el don de adaptarse al
contexto de sus personajes, es por esto que en la mayoría de los pasajes donde se relata la
historia de Jack y sus más cercanos amigos, el lenguaje se desenturbia y quizás se vuelva
más coloquial. Esto tiene su argumento, y es que siempre he pensado que uno de los
deberes primordiales de la literatura, fuera de los estéticos y morales (si es que los tiene),
es el de cultivar lectores, especialmente intentar acercar aquellas personas que han estado
alejadas del mundo de la literatura, mucho mejor si son jóvenes. Por eso, usar un lenguaje
que sea afín a ellos, por supuesto siempre respetando la sintaxis del lenguaje y acudiendo
al lenguaje poético, será ganancia.
7. ¿Cuál es la relación del narrador omnisciente, tanto en su carácter particular, como
en su forma de articular la fragmentariedad de la novela, con los personajes varios
en el relato?
(D.Á): esta es la gran ventaja de los narradores omniscientes, ya que tienen el don de la
ubicuidad y de la temporalidad. Sus focos pueden desplazarse de un tiempo a otro, de un
escenario a otro, de un personaje a otro.
8. ¿Se podría hablar de polifonía en El último lector de Bukowski?
(D.Á): no, creo que la polifonía debe estar determinada exclusivamente por la coralidad, por
la multiplicidad de voces que relatan la historia.
9. ¿Cómo podemos entender el texto de Jack titulado “La generación perdida” en la
obra, teniendo en cuenta tanto como que es el inicio de la obra y se menciona al
final de ella, como también entendiéndola como obra aislada si lo pensamos como
texto independiente que escribió Jack dentro de la ficción. ¿Qué género o qué tipo
de discurso es “La generación perdida”?
(D.Á): es una apología a la disidencia, a lo que habita en la pefieria moral de una sociedad
pacata. Por supuesto, Jack hace referencia a una serie de escritores, los de la generación
perdida norteamericana, que vivieron en carne propia los horrores de la guerra y las
vejaciones a las que son sometidos los seres humanos que viven bajo estados totalitaristas
y manipuladores.
10. ¿Qué géneros y formas literarias coexisten dentro de su novela?
(D.Á): hay una suerte de bitácora que da cuenta del libro; relatos que se amalgaman con el
núcleo general de la obra y unos pasajes epistolares, aunque no exista un receptor definido
de estos diarios de Jack.
11. Dentro del universo de El último lector de Bukowski: ¿Cómo es posible entender
conceptos tales como verdad, realidad, veracidad o historia?
(D.Á): esta es una de las relaciones conceptuales que más me han interesado en la literatura,
tanto así que dentro de mi novela Rifles bajo la lluvia hay un ensayo donde intento dar
cuenta de ella. En El último lector de Bukowski, y en todas mis novelas, la verdad siempre
es trabajada como una perspectiva objetiva de los personajes sobre un acontecimiento, por
supuesto esto depende del foco de la narración. La realidad también depende de la forma
como el personaje aprehende el mundo y de la relación que tenga el personaje con este. La
veracidad es la suma de verdades individuales, dentro de la ficción es una convención, es la
forma como el narrador procura que todos sus personajes puedan presenciar le mismo
hecho desde el mismo foco. Y la historia es un registro de los hechos realizado por la
oficialidad, en especial por las clases más favorecidas, quienes han tenido la voz autorizada
para contarnos.
12. Dentro de las características que hemos planteado como la temporalidad, el manejo
de la historia, la intertextualidad, los diversos géneros narrativos y la circularidad de
la obra o la relación del principio con el final, y teniendo en cuenta lo que le he dicho
anteriormente que hemos entendido dentro del concepto de novela total… ¿Usted
podría concebir El último lector de Bukowski como novela total? Si es así, ¿en qué
medida lo entiende usted así?
(D.Á): no la entiendo como novela total, quizás sí busca generar un efecto de cerrazón, de
circularidad, de que se cierre perfectamente, más al estilo del cuento.
13. ¿Qué podemos esperar en el futuro de Daniel Ángel como escritor y como persona?
¿Qué proyectos nuevos hay? ¿Cuáles son sus metas más inmediatas y a largo plazo
en el mundo de la literatura?
(D.Á): en el futuro inmediato: en agosto saldrá el libro Silva, publicado por la editorial
Planeta Colombia, bajo el sello Seix Barral; y en la feria del libro de Bogotá 2020, el libro
Montes de María, editado bajo el mismo sello. En lo personal, hay una posibilidad de cursar
una maestría en EEUU. Vamos a ver qué pasa.