Está en la página 1de 2

APELA.

S.JL POLICÍA LOCAL DE COQUIMBO (2)

JOSE LUIS MEDINA ARDILES, abogado, por la parte querellante y demandante


Civil, en autos ROL 3441-2019 a US con el debido respeto digo.

Encontrándome dentro de plazo, vengo por éste acto en interponer recurso de


apelacion en contra de la sentencia definitiva de fecha 14 de agosto del 2019 , notificada
a ésta parte con fecha 07 de Enero del 2020, por causar ésta un perjuicio sólo
reparable con la revocación en la parte que se indica, al tenor de los antecedentes que
paso a exponer.

i- Consta en sentencia definitiva dictada por la Magistrado Carola Quezada Álvarez, la


responsabilidad del querellado y demandado Civil don RICARDO ESTEBAN BARRIOS
CORTES en calidad de autor de la infracción del artículo 108 de la Ley 18.290.

ii- En efecto, conforme reza el considerando Octavo de la sentencia , quedó establecido


que " la detención del camión PPU LDHL-45 que conducía don Ricardo Berríos Cortes,
fue indebida por haberse realizado en la pista izquierda, no la derecha (...)"

iii- No obstante lo anterior, la sentenciadora, llegó a la convicción que mi representado


don Jorge Ramírez Ortíz, realizó la maniobra de adelantamiento en forma imprudente
y "probablemente" sin haber tenido una visión de las condiciones de la vía en la pista
izquierda (...)

iv- Es evidente, que la conclusión del Tribunal, en lo relativo a la responsabilidad del


Señor Ramírez Ortiz, atenta contra los principios de lógica y máximas de la experiencia.
Basta hacer el ejercicio de recrear los hechos en el contexto que éstos acontecieron. Mi
representado, conducía su móvil por Avenida La Cantera en dirección Poniente por la
Primera Pista de Circulación. Lo realiza a la velocidad permitida. Procede a realizar la
maniobra de adelantamiento de un camión que lo antecedía, por lo cual y como es lógico
al ser una vía en una sola dirección, a traves de su espejo retrovisor verifica que no
viniese otro móvil por la pista izquiera; hecho aquello, procede a realizar la maniobra,
momento en el cual y de manera intespestiva, encuentra el móvil del querellado
totalmente estacionado en la pista de aceleración, impactándolo en la parte trasera. La
dinámica es clara y se hace imposible a mi representado reaccionar ni menos advertir
que otro móvil se encontraría estacionado en la pista de aceleración, máxime si éste
último se encontraba sin ninguna medida de seguridad ni advertencia a terceros de la
situación que lo afectaba.

v- La sentenciadora, erradamente, a juicio de ésta parte, entiende que mi representado


no estuvo atento a las condiciones del tránsito, hecho que claramente no es así, por
cuanto, como se dijo, el vehículo del querellado se encontraba detenido sin ninguna
medida de seguridad. La colisión pudo haber sido de enormes magnitudes de haber
intervenido otros vehículos y haberse provocado una colisión en cadena. Se le exige a
mi representado una reacción inmediata frente a un hecho imprevisto, inesperado, sin
aviso alguno o advertencia por parte del otro conductor. La sentenciadora, omite y
desestima que la causa que origina el accidente , radica en el total desprecio a la
seguridad vial por parte del querellado, quien perfectamente pudo haber realizado otra
acción , mas segura para él y para terceros, como simplemente orillarse a la derecha.

vi- Así las cosas, la sentencia dictada, provoca un grave perjuicio a mi representada, por
cuanto le atribuye una responsabilidad derivada de una evidente infracción del
querellado. Consecuentemente, existe un perjuicio adicional al no acoger la demanda
Civil en los términos expuestos

POR TANTO

En mérito de lo expuesto y de lo previsto en los artículos 32 y 33 de la Ley 18.287,


SOLICITO A US, se sirva tener por interpuesto recurso de apelación en contra de la
sentencia definitiva de fecha 14 de agosto del 2019 , notificada a ésta parte con fecha
07 de Enero del 2020, admitirlo a tramitación y en definitiva elevar los autos a la I.
Corte de Apelaciones de la ciudad de La Serena, para que ésta con pleno conocimiento
de lo obrado, revoque la misma en la parte en que se condena a don JORGE ALEJANDRO
RAMIREZ ORTIZ al pago de una multa de Una y Media UTM a beneficio fiscal como
autor de la infracción del artículo 108 de la ley 18290 y dar lugar a la demanda civil de
indemnización de perjuicios interpuesta por doña MARIAGOMEZ LOPEZ en contra del
demandado principal Ricardo Esteban Berríos Cortes y del demandado Solidario
Sociedad de Ingeniería y Construcción Finestra Limitada.