Está en la página 1de 3

El Preclásico: las primeras civilizaciones

Época: 2500 a.C.-200 d.C

En las primeras décadas del siglo xx, los antropólogos mexicanos encontraron que abajo de los grandes centros
ceremoniales llamados clásicos, como Teotihuacan y los de la zona maya, había restos más primitivos. Por eso,
denominaron Preclásico al periodo cultural de mayor antigüedad.

Hoy sabemos que en ese periodo formativo, que dura por lo menos 20 siglos, hubo una lenta evolución desde las
aldeas agrícolas hasta la primera gran civilización de Mesoamérica: la de los olmecas.

Durante el Preclásico creció aceleradamente la población de Mesoamérica, tanto así que algunos historiadores
hablan de una explosión demográfica. No se sabe con precisión a qué se debió este fenómeno, pero seguramente
está relacionado con el aumento de las superficies cultivadas, el invento de nuevas técnicas agrícolas y el
desarrollo de variedades de maíz que producían mazorcas más grandes.

Muchos sitios de México estuvieron habitados desde principios del Preclásico.

Los vestigios de edificaciones no son muy abundantes, pues en esa época se construía generalmente con madera,
hojas de palma y otros materiales que no resisten el paso del tiempo. Pero sí se hallan basureros y tumbas, y los
objetos que se han encontrado allí nos permiten tener una idea sobre cómo se vivía en aquel tiempo.

Sabemos, por ejemplo, que los antiguos mesoamericanos creían en la existencia de un más allá donde moraban
los espíritus de los muertos. Lo sabemos porque en las tumbas que han sido descubiertas enterraban a sus
difuntos con objetos que, según ellos, podían necesitar en otra vida, como joyas, vasijas, juguetes y figurillas de
barro. Había también una religión primitiva, en la que se veneraba a fenómenos naturales como el Sol, la lluvia y
la fertilidad de la tierra.

A medida que los grupos humanos formaron aldeas y ciudades mayores, las necesidades de la población crecieron
y el trabajo de las personas se especializó. En las sociedades se distinguieron varios grupos: los gobernantes, que
a la vez eran sacerdotes y jefes guerreros, los artesanos y los campesinos, que eran la mayoría. Estos últimos
trabajaban la tierra, construían las

obras públicas y en las guerras peleaban como soldados. Los trabajos agrícolas se hacían en grupo y las familias
se repartían los productos del campo.

Las técnicas progresaron con gran rapidez. Se tejían, entre otras cosas, telas, cuerdas, redes y cestas. Los
trabajos que se efectuaban en piedra y en barro alcanzaron, paso a paso, una notable perfección.

Además de la civilización olmeca, en el Preclásico se desarrollaron las primeras etapas de las grandes culturas de
Mesoamérica. Eso sucedió en varias regiones: en la zona maya, en la zapoteca, en el Occidente y en el Altiplano.

características de Preclásico
1Preclásico temprano

El ciclo Preclásico temprano marca la iniciación de la agricultura. Las iníciales certidumbres de quema y el cultivo de maíz
se encumbran a mucho antes del año 2000 aC en la región de Petén de Guatemala. Las sedimentaciones del núcleo del lago
exploran los inicios de la maniobra humana en el medio ambiente. Estas sedimentaciones revelan quemaduras metódicas,
posiblemente anuales, y la extensión de pastos muestra sospechas de infracciones humanas. Aunque, las áreas arqueológicas
convenientes son difíciles de estrechar. La porcelana y el diseño del hogar están asociados con este período, que actualmente
se precisa como alrededor de 2000 – 1000 aC. Gran porción de lo que sabemos sobre la vida en este momento procede de
más allá de los límites del espacio maya, pero ciertas de las originarias evidencias en el espacio maya se hallan en el sitio de
Cuello, en la zona norte de Belice.
Estos iníciales agricultores de la zona norte de Belice iniciaron a cultivar maíz, fruto, cacao y una elección de siembras de
raíces domesticados. Aunque, solo una porción de su dieta fue provista por estos cultivos amaestrados. Aún existía una
sumisión de la magnificencia de las tierras y aguas. La cacería, la pesca y el forrajeo de vegetales suministraron una porción
significativa de la dieta para los primitivos mayas, un patrón que permanecería de diferentes formas a lo extenso de la
prehistoria. Como la distribución social era sencilla, asentada en la subsistencia, en estos períodos predominaba una vida
concentrada en la familia.
2Preclásico Medio

Se levanta al intervalo entre 1000 aC y 300 aC. Los establecimientos del período Preclásico Medio eran lo adecuadamente
numerosos como para ser registrados arqueológicamente en la mayor porción del espacio maya. Este fue el instante en que
los mayas se transpusieron desde la ribera, por los collados de los ríos, y posteriormente penetraron en los espacios
interiores. Los espacios de las casas se encontraban muy extendidos, las colectividades aún eran pequeñas y existía poco
diseño público. Las colectividades más significativas del Preclásico Medio se hallaron periféricas en lo profundo del corazón
de los mayas, el espacio que se desenvolvió tan sobresalientemente más adelante en el ciclo Clásico.
Con las urbes más grandes y los sitios en el Preclásico Medio aparece la evidencia terminante de la arquitectura pública. De
nuevo, la zona norte de Belice sale en este instante y lugares como Cerros, Nohmul, Lamanai y Cuello exponen una
significativa actividad de reconstrucción. Recientemente, se han hallado edificios con un registro del Preclásico Medio en las
excavaciones del corredor en El Pilar. Esto sello el inicio de la antigua El Pilar.
3Preclásico Tardío

El Ciclo Preclásico Tardío fue una de las primordiales actividades. En un instante en que la labor en el interior próximo de
Tikal estaba usualmente en sus iniciaciones, los mayas ya se encontraban comprometidos en los primeros planes de
construcción de monumentos. Las partes substanciales de Tikal y otros centros familiares fueron la sede de inmensas
construcciones públicas, y usaron a las colectividades recién unidas para edificar una nueva base de poder. A la misma vez
que se estaban organizando los centros interiores, los ejes de la zona norte de Belice, exclusivamente Nohmul, Lamanai y
Cerros, se hallaban en sus picos, al imperio de la nobleza de grandes mandos de asentamientos bien determinados.
4Economía

La economía del Preclásico existió asentada en la agricultura, al término de que se almacenan huellas de las labores
hidráulicas que se ejecutaron en ese periodo para avalar el riego. La superior urbe, México-Tenoxchtitlán, fue un arrecife
cercada de métodos de canales y labrantíos.
5Pueblos de Mesoamérica

La Mesoamérica de procedencia griega, simboliza la América intermedia, se describe a la zona sur de México, los
departamentos de Guatemala, la región de El Salvador, parte deBelice, Nicaragua, Costa Rica y Honduras, razonando
la historia pedagógico, de gran variedad étnica y gramática, de esta comarca.
La suposición más accedida es que las poblaciones que residían la América en la fase Preclásico eran originarias de Asia y
habían llegado al continente americano a través de los heleros del Estrecho de Bering o por la comarca de Polinesia,
atravesando de isla en isla.
Características generales
Los inicios del Periodo Clásico pueden fijarse alrededor del año 200 d.C y su conclusión hacia el 900 d. C. Sin embargo,
la cronología varía en cada área cultural. Los antecedentes de este periodo se hallan en la última fase del Período
Preclásico, a partir del año 400 d. C., cuando gracias a un incremento en la eficiencia de las técnicas agrícolas, ocurrió una
transformación en las sociedades de la época (crecimiento demográfico, mayor división del trabajo y especialización, y el
incremento del intercambio comercial). Los cambios tecnológicos que hicieron posible esta transformación fueron
condicionados por factores específicos de cada región mesoamericana.Una actividad importante para los mayas,zapotecas
y teotihuacana fue la religión.

En este periodo tuvo lugar también una bifurcación de tradiciones en el área mesoamericana: una encabezada por
Teotihuacan, y la otra por las ciudades mayas del sureste. Tal diferenciación es visible sobre todo en rasgos centrales del
complejo mesoamericano, como el calendario y los sistemas de escritura. Uno y otros fueron llevadas a su máxima
complejidad en el Área Maya. De acuerdo con López Luján y López Austin (2001), si Teotihuacan, la ciudad más importante
de la época, no desarrolló a fondo estos elementos culturales fue por el condicionamiento relativo al socio-político que privó

Lejos de lo que se suponía en buena parte de los primeros textos sobre las culturas del clásico, hoy se sabe que tanto
Teotihuacan como los estados mayas fueron pueblos guerreros, aunque nunca al grado alcanzado por las culturas
del Posclásico. La guerra parece ser un asunto central en la historia del Área Maya, como lo develan las estelas de la
época y las representaciones iconográficas de escenas bélicas que se han descubierto en sitios como Bonampak y Toniná.
En aquella región florecieron varias ciudades-estado hostiles entre sí. Por su lado, Teotihuacan no pudo haber llegado a ser
el gran centro político y económico que fue sin hacer uso de la fuerza, como también lo atestigua la iconografía de la
ciudad; aunque parece que las mismas dimensiones del poder teotihuacano libraron a la ciudad de hostilidades de otros
Estados en competencia. Igualmente, Monte Albán se impuso en los Valles Centrales de Oaxaca por medio de acciones
bélicas, según demuestran las estelas de conquista del Edificio J de esa ciudad.

El comercio jugó un papel importante como elemento de cohesión entre los mesoamericanos. Teotihuacan tuvo un papel
importante como centro articulador de la mayor parte de los intercambios. Tras su colapso, la red comercial decayó
también, tras lo cual surgieron centros regionales que no alcanzaron a tener la posición que había ocupado antes
Teotihuacan.

Otro de los rasgos principales del clásico fue el urbanismo. Las ciudades eran cuidadosamente planificadas y trazadas. Las
ciudades, además de ser centros administrativos y religiosos, fungieron como complejos productivos y nodos comerciales.

Como último dato, es necesario recalcar que en el clásico se ‘cristalizaron’ la mayor parte de las deidades del panteón
mesoamericano, y que la religión ocupó un lugar importante en la estructura social como auxiliar del poder político.
Presumiblemente, el clero monopolizaba el conocimiento de la astronomía, la matemática, la escritura y hasta el comercio y
la política.

En Mesoamérica no existen fuentes escritas sobre este periodo, por lo que el conocimiento principal lo ha proporcionado la
arqueología. Existen textos mayas esculpidos y pintados, que se han identificado como cronológicos, astronómicos e
históricos, aunque no son la fuente principal para el conocimiento de los mayas, pues están realizados en su
compleja escritura jeroglífica, que aún está en proceso de desciframiento. El Clásico, que abarca del año 200 d. C. al
900 d. C., se caracteriza por un notable florecimiento cultural.

.periodo
El Clásico, que abarca del año 200 al 900., se caracteriza por un notable florecimiento cultural.
Aguacatillo