Está en la página 1de 4

EL REINO DE LAS TRES LUNAS

EL TIEMPO
El tiempo de la historia es de una semana. Este es el tiempo que falta para
el decimosexto cumpleaños del príncipe y en el que transcurre la acción
de la novela.
El tiempo literario se ve comprimido a un par de días, desde que empecé a
leer hasta que terminé la obra, del fin de semana. La modificación
temporal con respecto al tiempo de la historia se ha conseguido gracias a
ser una narración ágil presentada en escenas en tiempo real y sin
demasiadas descripciones que lo hubieran dilatado. Por otra parte, la
elipsis de parte de la historia que posteriormente se deduce permite dar
un paso adelante y acercar hechos separados en el tiempo.
En cuanto al orden de los eventos, el prólogo narra unos hechos
posteriores cronológicamente a los del primer capítulo lo que supone un
punto de misterio que se resuelve más adelante.

EL ESPACIO
El espacio donde se sitúa la acción está poco descrito y solo se deduce a
través de palabras que permiten imaginarlo.
El prólogo sucede en una estancia de la que se sale para coger el caballo.
A partir del primer capítulo las escenas se suceden dentro de una estrecha
muralla que rodea los dominios reales y el exterior contenido entre el
acantilado alejado del castillo a unas horas de cabalgar campo a través y
los lugares que traviesan hasta llegar a una posada en la que los
protagonistas pasan la noche, el río donde Laura cuenta su historia y el
camino que regresa la acción al mismo castillo en el que comienza.
LOS PERSONAJES
1.PRINCIPALES:
Malkiel:(p.11-12,19,29) Es joven de 15 años, enclenque y delgaducho que nunca
llegaría a ser un buen guerrero. Es el hijo del rey y futuro rey dentro de 7 días. Cubre su
identidad con el nombre de Valerio.
Samir:(p.11) sabio árabe que había cuidado a Maikel desde pequeño.
Alcestes: (p.18-19) Es el gran Inquisidor y fiel esbirro de Larson.
Aldo:

2.SECUNDARIOS:
Capitán Walhard:(p.29) Es el capitán de la guardia real

Larson:

Estrella:(p.28) Es una chica joven de piel morena y con los ojos verdes y rasgados, tan
brillantes como su nombre.

Juglar Francesco:

POSIBLES PREGUNTAS DE EXAMEN


1.

Prólogo:

Un personaje dentro del castillo recibe el encargo de acabar con la vida del príncipe. Dispone
de siete días para ganar su confianza antes del decimosexto cumpleaños del heredero al trono,
después tendrá que matarlo.

Capítulo I:

El príncipe M tiene 15 años y dentro de siete días será coronado rey por su padre, el actual rey
Olav. Lo único que pide M es poder visitar el lugar dónde 10 años atrás había muerto su madre
en circunstancias un tanto extrañas. El príncipe lo consideraba un regalo de su padre y al no
conseguirlo se quejó de no poder ser un hombre libre. El suceso provocó que el condado
perdiera su antiguo nombre y se convirtiera en el reino de las Tres Lunas. Des de aquel día y
por orden del rey viudo se prohibió la música, la poesía y con ellas los juglares y los trovadores.
En secreto el príncipe confesó a su preceptor Samir que sospechaba que el gran Inquisidor
Alcestes había tenido algo que ver con el trágico accidente de su madre.

A través de una nota, Samir descubre que el príncipe ha emprendido su aventura a pesar de la
prohibición de su padre

Capítulo II.

Alcestes y su fiel esbirro Larson planean hacer desaparecer definitivamente al príncipe,que


solo cuenta con el apoyo del capitán Walhard y su preceptor Samir. En ese momento y tal
como había concedido el rey, empiezan a llegar juglares y trovadores al castillo para la fiesta
de coronación.

Capítulo III:

Malkiel llega al Acantilado en busca de respuestas cansado de cabalgar a través del campo
durante horas. Fue el capitán Walhard quien le enseñó a cabalgar. M sospechaba que el
Inquisidor Alcestes tenía alguna razón para que se prohibieran los juglares y trovadores en el
reino y se preguntaba el porque de la Ley de las Tres Lunas.
L a primera noche, después de la muerte de la reina se prohibió la música; la segunda , la
poesía; y en la tercera, la entrada de juglares y trovadores.

M estaba pensativo cuando se le acercó una hermosa joven a lomos de un caballo blanco, dijo
llamarse Estrella. El príncipe encubrió su identidad bajo el nombre de Valerio. A partir de ese
momento, los dos jóvenes cabalgan juntos. Walhard ha salido en busca del príncipe y al ver las
huellas de dos caballos cree que este ha sido secruestado.

Capítulo IV:

En el castillo el rey estaba furioso con Samir y se dejó aconsejar por Alcestes que inventó un
falso sueño en que el heredero huía por un camino de serpientes que escupían fuego y
esmeraldas. La interpretación que dio era que las serpientes eran árabe, el fuego: la ira y las
esmeraldas: el reino. Con esta mentira consigue que el rey desconfie de Samir y deje así su
plan. El castillo se llena de hombres con vestidos de mil colores que preparan los espectáculos
circenses para la coronación.

Capítulo V:

Un juglar llamado Aldo, tocaba baladas tristes recordando a su enamorada a la que había visto
una sola vez en el mercado. Los dos jóvenes habían prometido reencontrarse a la mañana
siguiente pero la desaparición del príncipe obligo a cerrar las puertas del castillo e impedir que
nadie entrara o saliera de él.

Alcestes había conseguido que el rey accediera a apresar a Samir y ordenó su decapitación.

Aldo, confiesa a su amigo Francesco la tristeza que siente al no poder ir al encuentro de su


amada y convoca una reunión de la que sale elegido general de aquel ejército de juglares.
Trazan un plan para conseguir su libertad.

Capítulo VI:

Hacía tres días que cabalgaban desde el acantilado hacia el castillo cuando Estrella pregunta a
M el motivo de su viaje. Ella le explica que siempre ha vivido sola y que cabalga rumbo a la
corte para asistir a la coronación. Él admite ser un poeta que acude tarde a la fiesta y juntos
comparten un mismo destino. Llegada la noche, deciden descansar en una posada y la dueña,
una joven llamada Laura, resulta ser la enamorado de a primera vista de Aldo y le suplica que
le permitan ir con ellos al castillo.

Capítulo VII:

Alcestes pregunta a Samir cómo ve la muerte desde el calabozo en el que está preso, pero el
preceptor árabe no se deja intimidar y sigue defendiendo su inocencia y la de la reina, acusada
de abandonar a su familia para huir con Bragante, un juglar con poderes mágicos.

Samir acusa de asesinato a Alcestes y basa su opinión en los sueños apocalípticos que este
inventó para convencer al rey y a su imposición de censura a la música y las letras de los
juglares.

Capítulo VIII

Los tres personajes cabalgan hacia el castillo cuando deciden reposar sentados a la orilla del
río. Laura explica que está triste porqué añora a un juglar del que se enamoró por sorpresa.
Comenta que su mirada le recordaba a Bragante, un hombre que la salvó de un infierno al que
estaba sometida y que le ayudó a construir su nueva vida de posadera.

Capítulo IX

Los orígenes del infierno de Laura empiezan cuando el posadero que la recogió en el bosque
cuando aun era una cría decide que ya es mayor para ofrecerla de “manceba” a sus huéspedes.
Un juglar escuchaba en silencio el destino de la muchacha y decidió liberarla con su música.
Era Bragante quien con su laúd consiguió llenar los muros de grietas que acabaron por
derrumbar la posada. Más tarde, llegaron a otro hospedaje que adecentaron para que Laura
pudiera valerse por si misma. Él era un proscrito y por eso no puedo quedarse con ella todo lo
que ellos hubieran querido. Para Laura fue lo más cercano a tener un padre. El día en que se
encontraron con Aldo, su desconocido enamorado, ella reconoció la mirada de Bragante en sus
ojos y la magia les poseyó uniéndoles en un amor inesperado.

Malkiel tiró una piedra al rio y reconoció su responsabilidad de su cargo que suponía
consecuencias a todos sus actos.

Capítulo X:

Los juglares retenidos en el castillo quieren hacer saber al pueblo que está pasando en palacio.
Aldo,el más joven del grupo dijo que saldrían convertidos en viento ya que cantarían al verdad
convertida en poesía.El genero que escogían era la épica y a través de ella avisaria a Walhard
para que evitase la ejecución de Samir fijada para dentro de dos lunas,la jornada anterior al
cumpleaños del príncipe.

Capitulo XI:

El capitán W había pasado cinco largos días buscando al príncipe y no lo había encontrado
cuando decidieron tomar un bocado en una taberna. Pronto llego un juglar llamad Axier que
cantaba las malas intenciones de Alcestes y el peligro que suponía para Samir. Cuando
pregunto el origen del cantar Axier le contesto que se había expandido por la aldea para
ayudar a un tal Samir y se dio cuenta del porque de la ley de las Tres Lunas que solo había
servido para que la verdad llegara a hacer justicia.

También podría gustarte