Está en la página 1de 28

SOCIEDAD Y literatura

El universo y el gran diseño de Dios,


un acercamiento desde la ciencia y la teología
Pedro J. Ramírez Acosta*

Recibido: Julio 2011 • Aceptado: Setiembre 2012

Resumen
El presente ensayo busca indagar y reflexionar sobre el gran diseño cosmológico, preocupa-
ción tanto de la filosofía y de la ciencia como de la teología. En una primera parte, el autor
analiza el desarrollo, la búsqueda y respuestas de la ciencia, en especial, de la física teórica.
Y en una segunda parte, rastrea el camino de la revelación y de la fe en busca del gran diseño
cosmo-teológico integrador, que es la historia de la salvación. Reconoce que el orden del in-
finito océano cósmico está orientado al hombre y que toda la creación solo tiene sentido en
Cristo, centro gravitacional y pleroma de todo lo que existe.

Palabras Clave: Diseño cosmológico, Ciencia, Teología, Física teórica, Big Bang, Revelación,
Fe y razón, Centro gravitacional, Cosmos, Origen del universo, Teoría geocéntrica, Leyes
positivas, Punto Omega, Pleroma.

ABSTRACT
The present essay seeks to ask and reflect on the big cosmological design, concerning as the
philosophy and the science as the theology. In the first part, the author analyzes the devel-
opment, the search, and the answers of the science, especially of the theoretical physics. In
the second part, he goes beyond the way of the revelation and the faith looking for the big
cosmo-theological integrator design, which is the history of the salvation. He recognizes that
the order of the infinite cosmic ocean is oriented to the man and that all the creation just has
a sense in Christ, gravitational center, and pleroma of all what it exists.

Key words: Cosmological design, Science. Theoretical physics. Big Bang. Revelation. Faith
and Reason. Gravitational center. Cosmos. Universe Origen. Geocentric Theory. Positive laws.
Omega Point. Pleroma

* Licenciado en filosofía y en teología por la Universidad de SantoTomás y Gregoriana, Roma, Italia.


Máster en Administración de la educación superior por Villanova University, y Doctor en Educación.
Catedrático de la UCR y UNED. pra413@gmail.com

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 25


“El movimiento actual de la tierra, el de sus partes y del conjunto, es hacia el centro
del universo, de ahí su actual estado en reposo en el mismo”.
Aristóteles, Tratado del cielo

“Los cielos cuentan la gloria de Dios,


la obra de sus manos anuncia el firmamento…”
Salmo 19, 2

“Te doy las gracias a ti, Dios señor y creador nuestro, porque me dejas ver la belleza
de tu creación, y me regocijo con la obra de tus manos. Mira, ya he concluido la obra
a la que me sentí llamado; he cultivado el talento que Tú me diste; he proclamado
la magnificencia de tus obras a los hombres que lean estas demostraciones, en la
medida en que pudo abarcarla la limitación de mi espíritu”.
Kepler, Armonía del universo
.
“ M-theory predicts that a great many universes were creater out of nothing. Their
creation does not require the intervention of some supernatural being or god. ….
Although we are puny and insignificant on the scale of the cosmos, this makes
us in a sense the lords of creation”.
Stephen Hawking, The grand design. pp. 8-9

Introducción Del universo aristotélico finito y


centrado en el planeta tierra pa-
El tema del diseño del universo samos a un universo sin centro e
es de suma actualidad en medios ilimitado en extensión. La imagen
científicos, religiosos y populares. actual del universo es el resultado
La cosmología nos presenta hoy un de los avances de las ciencias natu-
diseño o imagen física del universo rales, en especial de la física teórica,
diferente a la imagen del universo y de las nuevas tecnologías.
antiguo y medieval. La cosmología Por otra parte, la teología nos
de los griegos daba a conocer un ofrece otro diseño del universo, en
número limitado de esferas, estre- la que espacio, tiempo y personas
llas y planetas; en cambio las hi- tuvieron un comienzo y tendrán
pótesis cosmológicas más recientes un final, “el final de los tiempos,
señalan que sólo en la Vía Láctea en el que todo será nuevo”. Desde
se encuentran un trillón de estre- el Génesis hasta el Apocalipsis las
llas y al menos un millón de pla- escrituras sagradas reiteran: “Todo
netas semejantes al planeta tierra. el cosmos es obra de las manos de

26 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
Dios”. La cosmovisión de las sa- de un diseñador inteligente que lo
gradas escrituras es una visión re- sacara de la nada y que más bien
ligiosa, no científica. Su máxima los seres humanos, aunque peque-
preocupación e interés están rela- ños e insignificantes en la escala
cionados con la historia de la sal- del cosmos, son los señores de la
vación de todos los seres humanos. creación. ¿Señores de la creación?
Es, por tanto, una visión lineal de Señor es una palabra que viene
la historia: Dios es alfa y omega, del latín “Dominus” que significa
está al inicio, a lo largo y al final de el que tiene poder, el que posee, es
los tiempos. soberano, domina y controla. Acla-
¿Los grandes avances cientí- rado el concepto, ¿qué alcances tie-
ficos actuales ofrecen una nueva nen las palabras de este científico?
estructura del universo y conducen Hawking es un físico teórico de los
a una visión total e integral del cos- más prestigiosos del siglo XX, que
mos? Para los griegos el cosmos o el ha desarrollado planteamientos bá-
universo era la totalidad concebida sicos y medulares de la teoría de la
y ordenada hacia un fin supremo relatividad de Einstein. A diferen-
que es el bien. Por tanto, conocer cia de lo expresado en obras ante-
el mundo de las esferas era tan im- riores, como en Historia del tiempo,
portante como vivir éticamente. El ¿las nuevas afirmaciones tienen
sentido del cosmos incluía el desti- solo un valor mediático?
no de los seres humanos. Tanto las La sociología de la religión y
alegrías como el devenir trágico de la teología fundamental actual re-
los seres humanos eran parte de esa conocen un debilitamiento de los
antigua racionalidad cósmica. En patrones religiosos tradicionales,
esta nueva visión científica ¿qué pero igualmente identifican nuevas
lugar ocupa el hombre, Dios y la formas de religiosidad y de espiri-
teología? ¿Fe y razón, teología y tualidad en el hombre moderno.
ciencia pueden encontrarse en el ca- Convencido de la necesidad de la
mino de la búsqueda de la verdad? ciencia y de la fe, Rahner, refirién-
¿Es capaz de integrar y armonizar dose a la historia del mundo, en sus
la totalidad cósmica y humana? Escritos de Teología, identificaba
Hawking en su reciente obra tres categorías fundamentales: Dios
The grand design1 da a entender que
la creación del universo no necesitó
serie Star Trek: The next generation. Es una
obra científica con algunos temas clásicos
de la filosofía como El misterio del ser, y
1. Es una obra escrita, en 2010, en conjunto Qué es la realidad? Y otros que tocan temas
con Leonard Mlodinov, doctor en física por fronterizos con la teología, como El milagro
la Universidad de Berkeley y escritor de la aparente y El gran diseño.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 27


– mundo – historia, estrechamente partir de este momento, la imagen
relacionadas: “La historia de la sal- del universo ha cambiado y adquie-
vación acontece en la historia del re nuevos contornos. Sus fronteras
mundo” (T.V., p. 116). Creación, se extienden en forma ilimitada en
universo, ser humano, gracia vivi- el espacio y en el tiempo. En el cam-
ficante y transformadora son par- po de la física-matemática, Kepler,
tes esenciales de la teología católica Galileo, Newton, De la Mettrie, De
de la historia de la salvación. Dos Broglie, y más actuales: Heisenberg,
historias diferentes, la del mundo o Einstein, Hubble, Lemaitre, Haw-
profana y la de la salvación, pero king, etc., se encargarán de hacer
implicadas en el marco de un gran los aportes más significativos. Pero,
diseño, el mejor e insuperable dise- afirma Rahner: “Ni un individuo,
ño, según Leibniz. Entonces, ¿qué ni una época histórica pueden abrir
tan cierto es que caminamos hacia caminos simultáneamente en todas
una sociedad del conocimiento o las direcciones. Por eso, toda con-
de la ciencia sin Dios, donde el uni- quista implica también una renun-
verso y sus leyes son el sustituto de cia… Y hay que preguntar a qué se
Dios y los seres humanos los “Se- puede renunciar en la conquista,
ñores de la creación”, como señala sin que la renuncia sea una maldi-
Howking? Carl Sagan, otro pres- ción mortal” (1967, T. III, p. 429).
tigioso físico teórico contempo- En relación con esta renuncia
ráneo, se hacía una pregunta más las ciencias de la naturaleza han ido
inteligente: ¿Y quién hizo las leyes tan lejos en preguntas y respuestas,
que gobiernan el universo? que han dejado otras fundamen-
Jamás la sociedad humana al- tales, largamente meditadas por la
canzó tanto conocimiento y poder teología hebraica cristiana. ¿Por
sobre la naturaleza, apoyada en el qué existe el universo y no más bien
avance asombroso de las ciencias, nada? Es la pregunta que se hacía
en los últimos dos siglos, pero es- Hawking al final de su obra: Teoría
pecialmente a partir de la segunda del todo. A diferencia de las afir-
parte del siglo XX con la revolu- maciones actuales, en esta obra su
ción científico tecnológica. El Re- pregunta es fundante y coherente.
nacimiento fue la puerta de entrada Lograr una respuesta, afirma, es un
a la Edad Moderna. Fue una revo- triunfo de la razón humana e impli-
lución cultural en casi todos los ca- caría entrar a conocer la mente de
minos del conocimiento humano. Dios (2007: 138-139). Producto de
Desde el arte de Leonardo y Mi- esta búsqueda la imagen del univer-
guel Ángel hasta una nueva visión so ha cambiado desde las cosmolo-
cósmica ideada por Copérnico. A gías antiguas de Chinos, Sumerios,

28 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
Egipcios, Griegos, y Aztecas hasta definida, porque, con justa razón,
nuestros días. Aunque los modelos consideraban el objeto de estudio
se han multiplicado y varían unos como una realidad poliédrica a la
de otros tanto del macro como del cual se acercaban desde diferentes
micro cosmos, el universo en su intereses y niveles epistémicos. Esta
totalidad sigue asombrando y de- situación se mantuvo desde los an-
jando al hombre de ciencia sin una tiguos filósofos griegos y romanos
respuesta definitiva. La luz de la hasta muy entrada la edad moder-
ciencia aún no desvela el misterio na con científicos como Bacon,
de la mente de Dios, es decir el di- Newton, Kepler, etc. Igualmente
seño ejemplar del cosmos, incluida Descartes prescindía de hacer la
la sociedad humana, concebido en diferencia. Concibe a la filosofía
la inteligencia divina. ¿Es posible como el gran árbol, cuyo tronco es
rastrear un camino que nos lleve la física y las ciencias son las ramas.
a una respuesta integradora? En Por esta misma razón, Newton,
este ensayo queremos indagar, en que escribe el primer trabajo cien-
una primera parte, sobre la bús- tífico en términos modernos, titu-
queda científica de esa respuesta, la su investigación así: Principios
y en una segunda parte, desde la Matemáticos de Filosofía Natural
luz de la fe, examinar a qué co- (Capra, 1993).
rresponde el Gran Diseño como Por su puesto, los antiguos fi-
una aproximación al misterio de la lósofos hacían filosofía y ciencia a
mente de Dios. la vez. Su interés científico estaba
dirigido a conocer las causas últi-
El desarrollo del mas y próximas de los fenómenos
conocimiento científico de la realidad. Esta, según Platón
(Fedro, 1979), se da a conocer en
El conocimiento científico forma sensible a través de los sen-
actual, con sus abismales logros y tidos y en forma racional a través
limitaciones, solo podemos enten- de las ideas. Existe un dualismo
derlo si nos asomamos brevemente heredado de Heráclito y Parméni-
a la historia de sus orígenes. En los des, que Platón no logra superar. El
inicios del conocimiento sistemá- conocimiento del mundo sensible
tico, hoy pareciera lo contrario, la es cambiante y errático, produce
filosofía fue la ciencia básica tron- solamente opinión (doxa); el cono-
cal de los demás conocimientos. La cimiento, en cambio, de las ideas
frontera entre ambos conocimien- es verdadero y permanente, alcan-
tos de filosofía y ciencia no reque- za la verdad de las cosas (alezeia),
ría de una demarcación exacta y y es por tanto científico. Al valor

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 29


de científico se llega mediante el materia prima y forma sustancial.
conocimiento de las realidades del Así tenemos seres inanimados, se-
mundo superior, que está integra- res vivos y seres racionales. En esta
do por ideas eternas e inmateriales. escala, los seres humanos, con una
El universo físico es solamente una forma más completa, serían los
sombra del verdadero y real mundo seres privilegiados del universo
de las ideas. conocido, con un mayor perfeccio-
El conocimiento científico en namiento, que proviene de la con-
Aristóteles (1973) se distancia del ciencia racional .
planteamiento platónico. Parte del El conocimiento científico, es-
acercamiento a la realidad de las tancado y atrapado por el método
cosas. Mediante el proceso de abs- escolástico durante el medioevo,
tracción la mente penetra las cosas resurge en el renacimiento y en la
o los fenómenos, conoce la verdad edad moderna, ahora impulsado
y puede explicar su estructura y por el método empírico y las mate-
su comportamiento. Así, la física máticas. Las ciencias de la natura-
aristotélica reconocía diversidad y leza son las primeras beneficiadas
jerarquía en los seres del universo, con el nuevo método. Este cambio
que era el lugar de las cosas y de va a dar origen a la revolución co-
los seres humanos. Dentro de ese pernicana (s. XVI) y a una nueva
ordenamiento natural los seres se imagen del universo. De una con-
distinguían por el grado de perfec- cepción finita, donde la tierra es el
cionamiento de su forma. Todos centro del universo, se pasa a una
los seres, de acuerdo con su teoría concepción heliocéntrica de un uni-
hilemórfica2, están compuestos de verso infinito en extensión (Kuhn,
1994: 185).
El posicionamiento del méto-
2. El hilemorfismo aristótelico es una teoría do empírico matemático da origen
fundamental en la concepción de la reali- a la cultura de la ilustración y a la
dad y del ser humano. El término proviene
de dos raíces griegas que significan materia
entronización de las ciencias positi-
(hile) y forma (morfé). Todo ser material vas en los siglos XVII al XIX prin-
está compuesto de materia y forma. En el cipalmente, para las que la validez
caso de los seres vivos la forma es el alma,
y en el caso del ser humano la forma es el
y certeza del conocimiento está
alma racional. Su planteamiento es una fundado en el conocimiento empí-
crítica radical a las ideas platónicas y una ricamente demostrable. Desde esta
afirmación de la existencia del mundo real.
Esta teoría caló tan profundo que fue base
de la filosofía y teología medieval. Pueden
consultarse las obras de Edwin Hartman, y Antonio Prevosti,, 2004, Filosofía de la
1977, Substance, body and soul: Aristotelian naturaleza: Su configuración a traves de sus
investigation, Priceton U.P. y José M. Petit, textos, Barcelona: Ed. Scire.

30 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
perspectiva, Comte (1788-1857) es- complejo, donde intervienen tanto
tablecía tres etapas en el desarrollo el sujeto como el objeto investi-
del conocimiento: El conocimiento gado en el marco de un contexto
mítico, el conocimiento metafísico, histórico sociocultural. Desde esta
y la etapa del conocimiento cien- perspectiva, la construcción de la
tífico, que es el grado más alto y imagen del universo o los distintos
perfecto. Sin embargo, el mismo modelos creados sobre el origen del
avance de las ciencias y nuevas co- universo como el Big Bang3 (Gran
rrientes de la filosofía contemporá- Explosión), el Big Crunch (Gran
nea se han encargado de desmentir Colapso), o el de los universos pa-
tal aserto. Husserl (1859-1938) crea ralelos, con base en la física ma-
y establece otra vía o método para temática, son solamente una cara
hacer ciencia: la fenomenología. Se del poliedro.
trata de un método riguroso, orde-
nado y sistemático, abierto a toda El conocimiento primitivo
la realidad material, humana y so- del universo
cial, que trata de llegar a la esen-
cia de las cosas y fenómenos que Las observaciones y el asom-
estudia. Los aportes de Husserl bro ante un cielo estrellado y apa-
dieron impulso al desarrollo de las rentemente inmutable han sido
ciencias humanas y sociales (psico- desde tiempos inmemoriales un
logía, antropología, arqueología, motivo para preguntarse y tratar
historia, ciencias sociales, filosofía, de construir una imagen física del
teología, etc.), contribuyendo a la universo de acuerdo con el nivel
creación de nuevos métodos, como de conocimiento y cultura de cada
el histórico, el histórico-crítico, el pueblo. Así, la astronomía y la cos-
arqueológico, el hermenéutico, el mología han estado unidas a la ten-
dencia a construir explicaciones de
dialéctico, entre otros.
De esta manera, se pasa de
un concepto de ciencia positivista
reduccionista validada por la ve- 3. La teoría del Big Bang responde a la vieja
e inquietante pregunta que el hombre de
rificación empírica a un concepto ciencia se ha hecho sobre el origen del uni-
de ciencia amplio cuya validez está verso. Dice Sagan, en Cosmos, 1997: 20,
dada por la rigurosidad del método que un sacerdote babilonio llamado Beroso
escribió un libro (perteneció a la Biblioteca
aplicado. El empiriocriticismo neo- de Alejandría), cuyo primer volumen estaba
positivista y los resultados actuales dedicado al período que va de la creación al
de las ciencias naturales reconocen diluvio con una duración 432.000 años. Hoy
la ciencia reconoce que de esa gran explo-
que la verificación empírica no es sión a la actualidad hay unos 20 mil millones
un dato cerrado, sino procesal y de años aproximadamente.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 31


los fenómenos del cielo vinculados universal. En el centro del univer-
a los terrestres. so hay siete zonas concéntricas, de
El inicio de las investigaciones las cuales la interior está dividi-
astronómicas se da en el Neolítico, da en cuatro continentes. Uno de
9000 a 3000 años a. C. Es concu- ellos es la India. Pero, más allá de
rrente con el desarrollo de las gran- esta visión fantástica del mundo,
des civilizaciones de la antigüedad. los Sumerios, hacia el año 3000 a
Carmen Toro y Llaca (1999) iden- C, fueron la primera gran cultura
tifica 6 grandes culturas hacia el organizada, que desde los Zigurats
6000 aC, la mayoría de ellas asen- sistematizaron sus observaciones
tadas junto a grandes ríos, que sir- con el interés de explicar el origen y
vieron de sostén de su economía naturaleza del universo. La cosmo-
y de su vida socio-cultural. Estas logía sumeria definió el universo
culturas fueron: La Hassuna, que como un globo esférico, inmóvil y
dará origen a la Sumeria y a la Ba- en equilibrio, inmerso en un océa-
bilónica, ubicada entre el Tigris y el no cósmico infinito. Por su parte, la
Eúfrates; la Egipcia junto al Nilo; tierra es una especie de disco plano,
la Indú, que culmina con la civili- que flota horizontal al mar, que es
zación Harappa, junto al Indo; los origen de todas las cosas y que está
primitivos asentamientos que son cubierto por la bóveda del cielo, lu-
la base de cultura China, junto al gar donde se desplazan los astros:
río Huang-ho; y la Maya y Azteca el sol, la luna, los cinco planetas
en Mesoamérica, y la Nazca e Inca “errantes”: Mercurio, Venus, Mar-
en el Altiplano Andino, cuyo desa- te, Júpiter, Saturno, y las estrellas.
rrollo es posterior a las euroasiáti- Agruparon las estrellas en 12 cons-
cas (1500 y 2100, respectivamente). telaciones para conformar el zodía-
Estas culturas, cada una en su co y crearon calendarios lunares de
contexto histórico, construyeron su 12 meses de 29 y 30 días.
propia imagen del mundo. En unos Hacia el 4000 a. C., otra gran
casos fue especulativa y fantasio- cultura que, similar a la Sumeria,
sa; en otras, en cambio, fue el re- influenció la filosofía y la ciencia
sultado de repetidas observaciones griega, la helenística y la medieval,
apoyadas en mediciones matemáti- fue la Egipcia. De acuerdo con esta
cas. Entre las más interesantes en cosmología, la tierra tiene forma de
relación con nuestro objetivo está plato alargado, en cuya dimensión
la cosmología protohindú para la mayor corría paralelamente el Nilo.
que el mundo se apoya sobre cua- Encima de la tierra estaba el dios
tro elefantes y estos, a su vez, sobre aire que sostenía una segunda ban-
una tortuga, que flota en el océano deja en forma de bóveda, que era el

32 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
cielo. Por debajo de la tierra existía no explican los fenómenos como se
una tercera bandeja que contenía al le exige a las cosmologías científi-
dios de las aguas, sobre las que flo- cas. Las cosmologías, primitivas o
taba la tierra. Afirma Kuhn (1994) no, como visiones de mundo están,
que la cosmovisión egipcia obede- por tanto, sujetas a cambios produ-
cía al conocimiento y experiencia cidos por los avances de la astro-
que tenía de su país, cuya econo- nomía, que es la ciencia encargada
mía, vida y cultura se movían en de verificar las observaciones de
función de los cambios estacionales los fenómenos del cosmos (Kuhn,
del río Nilo. Las observaciones con 1994:29-31). Veamos a continua-
menos precisión que las sumerias ción algunos aspectos de la primera
estaban asociadas a grandes mitos cosmología científica.
que abarcaban creencias profundas
sobre la vida y la muerte. El sol,
El diseño finito del universo
conocido como Ra, era el princi-
en las cosmologías antigua
pal dios de los egipcios. Utilizaba
y medieval
dos embarcaciones, una para via-
jar de día a través del aire y otra en El aporte griego a la construc-
su viaje nocturno sobre las aguas. ción de una visión científica del
Las estrellas, como dioses menores, universo tiene dos momentos. En
estaban claveteadas en la bóveda
una primera fase está el aporte de
celeste. Distinguían entre ellas a
los clásicos con las contribucio-
las estrellas circumpolares, porque
nes, entre otros, de Tales de Mile-
no descienden por debajo del hori-
to, Platón, Aristóteles (ss. VI – IV
zonte. Por eso, llamaban a los cielos
a. C.) y en un segundo momento
del norte el lugar donde no existe la
muerte y donde se goza de una vida está el aporte helenístico: Eratós-
eterna y feliz. tenes, Hiparco, Ptolomeo (ss. III
Estas primitivas cosmologías a.C. –II d. C.). La principal carac-
son especies de bosquejos de una terística de esta nueva cosmovisión
estructura del universo y respon- es el diseño finito y geocéntrico del
den a necesidades psicológicas pro- universo. Aunque diferentes filó-
fundas como la de sentir al resto de sofos antiguos y científicos propu-
la naturaleza y al universo como su sieron teorías distintas sobre los
espacio vital donde todas las acti- fenómenos celestes, el modelo que
vidades físicas y espirituales están prosperó con amplia aceptación e
integradas. Sin embargo, estas cos- influencia en el pensamiento me-
mologías son simples bosquejos es- dieval, fue el modelo cosmológico
quemáticos, que solo denotan pero aristotélico tolemaico.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 33


En qué consistía este modelo Mercurio, Venus, el Sol, Júpiter, y
finito y geocéntrico? Examinemos Saturno. Más allá de Saturno se en-
seguidamente los aspectos prin- contraban las estrellas organizadas
cipales de estos dos momentos en en galaxias y constelaciones, traba-
forma conjunta: jo de agrupación que los sumerios
Aristóteles (384-322 a. C.) iniciaron hace más 3000 años a. C.
tiene la capacidad y el mérito de Las estrellas estaban como fijas en
integrar en su cosmovisión los el firmamento, pero tenían un leve
aportes de la reflexión científica de movimiento armónico relativo, cir-
varios siglos anteriores. Su modelo cular y uniforme. El impulso era
geocéntrico, asimilado y promovi- dado por un primer motor inmó-
do por los científicos de la Biblio- vil. Todas las estrellas, dentro de
teca de Alejandría, perduró por 22 sus respectivas constelaciones, se
siglos. Según su teoría el cosmos se mueven al unísono, pero conser-
divide en dos regiones. La región vando su posición y su forma. ¿Qué
sublunar y la región supralunar. La significa todo esto? Una estrella de
primera región comprende 4 ele- la Osa Mayor, en el hemisferio nor-
mentos: la tierra, agua, aire y fue- te, o de Aries, siempre conservará
go. La tierra es una esfera inmóvil la forma y la distancia respecto a
y el centro del universo. Aristóteles las demás (Kuhn ,1994:39). Más
demostraba que no era plana, sino allá de la esfera de las estrellas no
redonda. Uno de sus argumentos había nada, ni espacio, ni materia.
probatorios fáciles de observar era De ahí el carácter finito de esta
la pérdida de visibilidad de un bar- imagen cosmológica.
co en la medida en que se alejaba Dentro de esta visión cosmo-
del punto de partida. Eratóstenes lógica el Sol era considerado un
(280-200 a. C) midió el perímetro planeta en movimiento. Un movi-
de la tierra utilizando la altura del miento aparente de este a oeste du-
sol de mediodía y el resultado fue rante el día y otro que realiza día a
39. 690 kms, dato inexacto compa- día, durante el año, a través de la
rado con el actual; sin embargo, el eclíptica4. Aristarco de Samos (310
método utilizado era correcto.
La región supralunar o celes-
te se extendía desde la Luna hasta 4. Es una línea curva o trayectoria del sol en
su “movimiento aparente sobre la tierra”. El
las estrellas fijas. Esta región está término está relacionado con los eclipses del
compuesta de Éter, elemento pro- sol y de la luna. Las órbitas de los planetas
cedente de la naturaleza divina y del sistema solar están próximas a la eclípti-
ca. Si la sombra de la luna se interpone entre
en ella se ubicaban siete esferas, la tierra y el solo, se produce un eclipse solar.
que correspondían a: La Luna, En cambio, si la sombra de la tierra se in-

34 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
– 250 a. C.), en cambio, se distan- matemática, posteriormente co-
ciaba de la teoría de las siete esferas nocida como Almagesto, todo el
alrededor de la tierra, y proponía avance de la astronomía y cosmo-
otra en la que el Sol era el centro logía de los clásicos griegos, en es-
y los demás planetas, incluyendo la pecial, la cosmología aristotélica.
tierra, giraban en torno a él. Esta Intenta explicar matemáticamente
teoría, retomada en el Renacimien- la estructura del universo y las dis-
to, no tuvo en su momento la acep- tancias entre los planetas tomando
tación suficiente. como centro a la Tierra. Trata de
El nuevo diseño del univer- resolver el problema de Platón o el
so, según los filósofos y científicos retroceso aparente de los planetas
griegos, fue un logro de la razón señalando que hay un punto deno-
científica . Dejaron de recurrir a los minado Ecuante5, que está situado
dioses y en su lugar aplicaron mé- a la misma distancia del deferente
todos científicos para explicar los con la tierra y que elimina el pro-
fenómenos de la naturaleza. blema. Asimismo, resuelve el pro-
El universo, según el nuevo di- blema de la diferencia de brillo de
seño, tiene forma esférica y circu- las estrellas, la cual se da según
lar. ¿Por qué? Dice Platón (1979) la distancia entre el planeta y el
en el Timeo que la forma esférica y Ecuante. Otra labor de Ptolomeo
circular es “la más perfecta de to- fue la clasificación de 1022 estre-
das las figuras y la más completa- llas en función del brillo aparente.
mente semejante a sí misma. Pues Afirma Kuhn que la compleja com-
lo semejante es mil veces más bello binación de excéntricas, epiciclos y
que lo desemejante”. En realidad, ecuantes aportadas por Ptolomeo
el universo está compuesto por dos no lograron conciliar la teoría con
esferas: una interior, la tierra, en la la observación en forma precisa,
que se desarrolla la vida humana, y de modo que el sistema propuesto
otra externa, celeste, integrada por no fue ni el más complejo, ni una
las estrellas.
Ptolomeo (87 – 170 d. C.) re-
coge en su obra maestra, Syntaxis
5. Es un punto cercano al centro de la esfera
del planeta, en el marco de la teoría geocén-
trica. Esta teoría estuvo vigente desde el s.
terpone entre la luna y el sol, tendremos un VI a C. hasta el s. XVI en que fue sustituida
eclipse lunar. Este comportamiento fue me- por la teoría heliocéntrica. Ptolomeo utiliza
dido, con cierta exactitud, por los científicos el ecuante para mantener la teoría de Platón
de Alejandría 200 años a C. Sobre el tema del movimiento circular uniforme de los
véase “El antiguo universo de las dos esfe- cuerpos celestes. Por su parte, la deferente es
ras” en Kuhn, La Revolución copernicana. un círculo que tiene por centro a la tierra.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 35


versión científica última y definiti- contradicciones en la cosmología
va (1994:110). aristotélica. Una de ellas era la
Aunque hubo otros mode- eternidad del universo, que se opo-
los del cosmos, entre los griegos nía a una verdad fundamental del
el modelo científico aristotélico cristianismo: “En el principio Dios
ptolemaico fue el más completo creó los cielos y la tierra” (Gén.
y aceptado, sin discusión crítica, 1, 1-2). ¿Qué significa “crear” en
en el mundo cultural del imperio el contexto de la Biblia? Sobre
romano y el medioevo. En primer este pasaje haremos su análisis
lugar, el sistema numérico introdu- más adelante.
cido por los romanos no favorecía A diferencia del atraso científi-
el avance de las ciencias y el cálculo co que padecía Europa medieval, el
matemático y, en segundo lugar, la mundo y civilización árabe, a partir
desmoralización de la sociedad del del siglo VI, dio muestras de creci-
imperio, como señala S. Agustín miento progresivo en el orden eco-
(354-430) en su obra Civitas Dei, nómico, político y cultural. Bagdad
fue la polilla que carcomió las ba- fue la nueva capital del desarrollo
ses políticas, militares y culturales de las ciencias árabes y al-Mansur
del imperio, lo que significó la des- (754-775), el califa responsable de
trucción del imperio de occidente impulsar la traducción de numero-
en el año 476 y el estancamiento sas obras de astronomía indú, per-
de las ciencias y técnicas hasta que sa y griega. En el siglo IX Isha Ibn
tomaron un nuevo empuje en el Hunayn tradujo la obra de Ptolo-
Renacimiento. Desde otro ángulo, meo Syntaxis matemática dándole
la filosofía y teología cristiana me- el nombre de Almagesto. Siglos más
dieval, en los primeros siglos tuvo tarde Averroes (1120-1198), perte-
una gran influencia platónica, y a neciente al mundo árabe hispáni-
partir del siglo XII, con Tomás de co, es considerado el científico de
Aquino (1225-1274), la influencia mayor influencia en la cultura oc-
fue aristotélica. En consecuencia, cidental. Su principal obra es “Co-
la cosmovisión cristiana medieval mentarios a la obra de Aristóteles”,
se asentó en el diseño científico de comentarios que sirvieron para dar
Aristóteles y de Ptolomeo. Una a conocer el pensamiento aristotéli-
síntesis de esta cosmovisión la en- co entre los filósofos y teólogos me-
contramos bellamente descrita en dievales de la época. Si bien es cierto
la obra literaria de Dante Alighieri que la cosmovisión aristotélica era
(1265-1321), La divina comedia. ampliamente reconocida y base del
Sin embargo, desde el punto universo cristiano, esta encerraba
de vista teológico, existían algunas imprecisiones y contradicciones.

36 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
Algunos científicos medievales y orbium caelestium, es el centro del
precursores de Copérnico se encar- universo y la Tierra un planeta
garon de criticarlo y formular acla- con movimiento circular alrede-
raciones. Tal fue el caso de Nicolás dor del Sol. A esta primera rup-
de Oresme (1323-1382) y de Jean tura paradigmática que provocó
Buridan (1300-1358). la revolución copernicana se han
sumado los aportes de Galileo,
El diseño moderno del Kepler, Newton, y de contempo-
universo según las leyes ráneos como Friedman, Gamow,
positivas de la física teórica Lemaitre, Hubble, Hawking, etc.,
con resultados como los siguientes:
La base del diseño actual del El diámetro de la tierra asciende a
universo es una asociación de co- 12.756 kilómetros; la luna está ale-
nocimientos provenientes de las jada de la tierra 30 veces esta dis-
ciencias: termodinámica, hidro- tancia o sea 384.400 kilómetros y
dinámica, astronomía, física ató- el sol se encuentra a 150 millones
mica, física cuántica y relatividad, de kilómetros. El cielo considera-
entre otras. ¿Qué es la física teóri- do fijo y limitado en número de
ca? Es una ciencia positiva interdis- estrella, ahora en la nueva visión
ciplinar que intenta comprender, contemporánea, está poblado por
explicar y predecir los fenómenos 500.000 millones de galaxias, a dis-
de la naturaleza a partir de un tancias que se miden en años luz.
modelo matemático y conceptual. Alfa de Centauro, que es la estrella
Su núcleo central es la matemáti- más cercana al sol , se encuentra a
ca y su método es experimental o 4, 36 años luz de la tierra y cada año
empírico descriptivo. luz comprende 9.461.000.000.000
Los logros de estas ciencias kilómetros. Las galaxias son con-
modernas y contemporáneas han glomerados de estrellas en la bó-
roto los límites del espacio y del veda del cielo. Una de ellas, la más
tiempo y empujan la frontera del conocida desde la antigüedad, es
conocimiento del universo hacia la Vía Láctea, a la que pertenece
mundos desconocidos. Nuevos es- el sol. Contiene aproximadamente
tudios y mediciones revelan que la 200 mil millones de estrellas y un
estructura del cosmos ha cambia- diámetro de 80.000 años luz. Una
do en relación con el modelo aris- de las más grandes y brillantes es
totélico ptolemaico. El Sol, desde la galaxia Andrómeda, que se en-
el nuevo paradigma de Copérnico cuentra a 2.5 millones de años luz y
(1473- 1543) dado a conocer en una de las más alejadas, la A 1689-z
su famosa obra De revolutionibus D1, asequible por el telescopio de

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 37


mayor alcance, el Hubble, está si- La teoría de la expansión del
tuada a 240.000 millones de años universo o teoría del Big Bang es
luz aproximadamente (Weizsacker, la más conocida en la actualidad.
1974: 138-140; Universia, 2008). El padre de esta teoría es Georges
Por una parte, es evidente Lemaitre, quien en 1929, después
que el diseño antiguo ha cambia- de desarrollar las ecuaciones de la
do. Ahora nos encontramos ante relatividad de Einstein sobre la ex-
un universo cuya extensión es casi pansión del universo, propuso que
infinita, donde la tierra es, según el universo se inició con la explo-
Sagan (1934-1996), un punto físi- sión de un átomo primigenio. Uno
camente insignificante. Cada vez de los científicos que continuaron
que el poder de captación de los trabajando esta teoría y que la ha
telescopios aumenta, las fronteras popularizado con sus publicacio-
del espacio y del tiempo retroce- nes es Stephen Hawking. Sobre el
den. Algunos científicos plantean tema ha publicado Breve historia
la hipótesis de la existencia de mi- del tiempo, El universo en una cás-
cara de nuez, Teoría del todo, La
llones de otros universos mayores
naturaleza del espacio y del tiempo,
o menores al nuestro, que podrían
y la más reciente: The grand design.
ser una especie de “huevos cósmi-
En estas obras Hawking se
cos” en un gigantesco nido. Por
plantea preguntas, que desde el
otra parte, frente a un universo de
neolítico el hombre se ha venido
estrellas fijas con pequeños movi-
haciendo al observar, contemplar, y
mientos circulares uniformes, que medir matemáticamente el univer-
participaban de la inmutabilidad so, y también plantea respuestas,
y eternidad divina según el diseño algunas muy aventuradas, que van
aristotélico, ahora en el diseño de más allá del campo especializado
la física teórica y de científicos ac- de la física teórica actual. Entre
tuales el universo, como un todo, se otras preguntas sobresalen las si-
mueve y se expande. Continuamen- guientes: ¿Tuvo un origen el uni-
te mueren y nacen nuevas estrellas. verso o existe desde la eternidad? Si
Por ejemplo, las nebulosas son tuvo un inicio, ¿es Dios el creador o
restos o polvo de estrellas, que lle- el mismo se autocrea? Alrededor de
garon a su final y colapsaron. Así, estas preguntas y en contexto seme-
las enanas blancas o las supernovas jante, Sagan (1984), además, se pre-
son originadas por gigantescas ex- guntaba: ¿Qué o quién es Dios? Y
plosiones estelares, lo que da una afirmaba: la respuesta depende mu-
idea impresionante de la expansión cho de qué se entiende por ese tér-
del cosmos. mino. Los diferentes significados

38 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
han dado origen a todas las reli- dejo de necesitarse que los ángeles
giones, desde las monoteístas a las empujasen los planetas. … Se dice
naturalistas, que han existido a lo que Laplace presentó una edición
largo de la historia de la humani- de su trabajo matemático Mecani-
dad. Para algunos, continúa, Dios que celeste a Napoleón, … quien se
quejó a Laplace de que en el texto
es un hombre de piel blanca y de
no apareciese ninguna referencia a
inmensos poderes, en cambio, para Dios. La respuesta de la Place fue:
otros como Baruch Spinoza o Eins- Señor, no necesito esa hipótesis”
tein, Dios es la suma total de las le- (1984:374-376).
yes físicas.
Es notorio que el avance de las Aunque se puede pasar del
ciencias matemáticas ha llevado el Dios como hipótesis de Laplace
debate sobre el origen y eternidad al completo exilio de Dios de la
del universo a posiciones apre- creación del universo como en El
suradas y contrarias a la esencia Gran Diseño de Hawking, ya que
misma de la ciencia de parte de es perfectamente posible demos-
algunos científicos de la naturale- trar que el Big Bang fue el inicio
za. Interpretando estas creencias, del universo y que igualmente son
Sagan afirmaba: posibles infinitas creaciones y des-
trucciones del mismo, Sagan re-
“A medida que vamos comprendien- conoce que estamos frente a dos
do el universo, van quedando menos profundos misterios y que nada
cosas para Dios. … Si en Grecia
hace evidente que uno esté mejor
se hubiese inventado, en el siglo V
a. J. C., el cálculo diferencial e in-
posicionado que el otro. Por tan-
tegral o la aritmética transfinita, to, lo menos que se podría esperar,
y no hubiesen sido desestimadas sobre todo sabiendo lo que somos
posteriormente, la historia de la re- a nivel cósmico y los conocimien-
ligión en Occidente hubiese podido tos aún raquíticos que poseemos,
ser muy distinta – o, por lo menos, es una actitud humilde y prudente
se hubiese dado con menor frecuen- de búsqueda de la verdad. La cer-
cia la pretensión de que la doctri- teza en las ciencias es relativa, no
na teológica puede demostrarse absoluta. La arrogancia intelectual
convincentemente mediante argu-
positivista no llega muy lejos, como
mentos racionales a aquellos que
lo ha confirmado la epistemología
rechazan la revelación divina como
intentó Tomás de Aquino en su actual. Los logros científicos pue-
Summa contra Gentiles. … Cuan- den generar dos actitudes opuestas:
do Newton explicó el movimiento Una, la del espíritu arrogante que
de los planetas recurriendo a la trata de imponer su verdad como
teoría de la gravitación universal, la verdad, y la del espíritu humilde

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 39


que, por el contrario, trata de in- Dios ha revelado al hombre y que
tegrar verdades y soluciones. Así, contiene la historia de la salvación.
sin arrogancia, el diseño aristoté- ¿Qué es la teología como ciencia o
lico tolemaico integró visiones de cuál es su naturaleza y su método?
la teología, de la filosofía y de las Dentro de la clasificación an-
ciencias y funcionó por 22 siglos. terior de las ciencias la teología es
Por eso, para Sagan ciencia y teo- una ciencia factual especial porque
logía, si bien parten de principios su paradigma o sistema de creen-
diferentes, participan de objetivos cias parte de la razón y de la fe.
semejantes, no excluyentes sino Posee o versa sobre un objeto que
complementarios. Sin embargo, es Dios o la palabra revelada de
Sagan, pese a su gran honestidad Dios. Esa palabra es una palabra
y claridad intelectual como se hace viva, actual, que dialoga con cada
notar especialmente en su escrito lector u oyente de todas las edades
En el “Valle de las sombras”, no y lugares. Como ciencia huma-
logra captar que esos objetivos se- na es sistemática y rigurosa. Para
mejantes tienen alcances también este propósito utiliza uno o varios
diferentes (1984:378). A continua- métodos como el método teoló-
ción, analizamos estos alcances. gico, el método hermenéutico, el
arqueológico, y el histórico crítico,
La teología, su método entre otros.
y el gran diseño de Dios La teología reflexiona, estudia
e interpreta los textos revelados
Como las ciencias de la natu- a la luz de la fe. Razón y fe son
raleza y la teología tienen objeto, imprescindibles en el estudio teo-
objetivos, presupuestos teóricos y lógico. Desde el inicio de la edad
contenidos diferentes, los alcances moderna Melchor Cano (1509-
de la teología son más que forma- 1560) propone en su obra De locis
les y llegan a lo más profundo de la theologicis una sistematización del
vida y de la existencia humana. trabajo teológico. Identifica y pro-
A diferencia de las ciencias pone los lugares teológicos en los
formales y factuales que están que la investigación teológica debe
creando, como parte de su propia fundamentarse en la búsqueda de
naturaleza y método, nuevos dise- razones y argumentos para escu-
ños o modelos del universo o de sus char, interpretar, y explicar el dato
respectivos objetos de estudio, la revelado. El se refiere a diez luga-
teología (1) y su método avanza en res, de ellos mencionamos los prin-
la reflexión y en la interpretación cipales: Las sagradas escrituras, la
de un solo diseño o modelo que tradición apostólica, los sínodos y

40 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
concilios, el magisterio de la Igle- culturales, lo mismo que los dife-
sia, la fe del cuerpo universal de los rentes géneros y estilos literarios,
creyentes. A estos se debe agregar a la luz de la fe. En este sentido, a
otras fuentes de importancia, apor- diferencia del científico positivista
tados por la investigación teológica para quien los resultados tienen la
contemporánea, como el testimo- evidencia de la verificación empí-
nio de la liturgia, el estudio de la rica, el teólogo recorre a tientas el
vida de los santos, y los Documen- camino de la búsqueda de la ver-
tos de las Conferencias regionales, dad sabiendo que navega en aguas
del CELAM, en el caso de América profundas y llenas de misterio y
Latina, etc.(Wicks, 2001: 21-23). que sus resultados solo pueden ser
Parte del rigor del método teo- aproximaciones a la inescrutable e
lógico está en hacer uso no solo de inagotable palabra de Dios (Wicks,
una fuente o lugar teológico, sino
2001, Juan Pablo II, 1998). Desde
de varias, de modo que, por una
este marco de referencia metodoló-
parte, se pueda captar las diferen-
gico analicemos, a continuación, el
tes maneras en que Dios se revela
diseño del universo en el Génesis.
a los hombres y, por otra, se bus-
que dar consistencia y objetividad
al análisis realizado. En este mismo El diseño cosmológico
sentido, el teólogo debe hacer uso del Génesis
de distintos métodos según lo re-
El término “Génesis” viene del
quiera el objeto particular de estu-
hebreo “Bereshith”, que significa
dio. Siendo las sagradas escrituras
“origen del mundo” o “en el prin-
una fuente principal, como lo seña-
cipio”. Fue escrito por varios au-
la la Constitución del Vaticano II,
Dei Verbum, el método hermenéu- tores religiosos, en la versión que
tico es casi de práctica obligatoria. conocemos, hacia el siglo VI y V
La Biblia es el conjunto de libros a. C., en el contexto del cautiverio
sagrados o revelados por Dios. en Babilonia. Este dato es impor-
Contiene el Antiguo y Nuevo Tes- tante para reconocer la influencia
tamento. Fue escrita entre los si- cosmológica sumeria en la elabora-
glos X a. C. y I d. C. en tres lenguas ción del discurso o del texto sagra-
principalmente: Hebreo, Arameo y do. Los exégetas identifican, por lo
Griego, en contextos sociales y cul- menos, tres fuentes principales: La
turales diferentes. Por tanto, el teó- fuente J, Yavista, la fuente E, Elo-
logo es un hermeneuta que estudia, ísta, y la fuente P, Sacerdotal, las
esclarece e interpreta el texto, los cuales están basadas en tradiciones
intertextos y los contextos sociales, orales del I y II milenio a. C.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 41


El Génesis es el primer libro “El día en que Yavé Dios hizo la
canónico de los 46 del Antiguo tierra y los cielos no había sobre
Testamento. No es un libro cientí- la tierra arbusto alguno, ni había
brotado aún ninguna planta silves-
fico acerca del origen del universo.
tre, pues Yavé Dios no había hecho
Es un libro religioso, que ofrece el llover todavía sobre la tierra, y tam-
comienzo de la historia de la salva- poco había hombre que cultivara el
ción. La estructura de dicho libro suelo e hiciera subir el agua para
contempla tres partes: regar toda la superficie del suelo.

a. Cap. 1 al 11: Relato de la Entonces Yavé Dios formó al hom-


bre con polvo de la tierra… Dijo
creación
Yavé Dios: “No es bueno que el
b. Cap. 12 al 37.1: Los patriarcas
hombre esté solo. Le daré, pues, un
o la elección y formación del ser semejante a él para que lo ayu-
pueblo de Dios, y de” … (Gen. 2, 4b – 25),
c. Cap. 37.2 al 50: Historia de José
en Egipto: Drama y salvación. ¿Estamos frente a dos diseños
cosmológicos diferentes que res-
En relación con la primera par- ponden a pueblos y culturas dife-
te, encontramos dos relatos sobre rentes? El análisis científico bíblico
la creación del universo. El primero actual, como un dato esencial, re-
comienza: laciona estos relatos de la creación
con la prehistoria y la fe de Israel.
“En el principio, cuando Dios creó En segundo lugar, la diferencia en-
los cielos y la tierra, todo era con- tre ambas versiones se debe a que
fusión y no había nada en la tierra. provienen de dos fuentes distintas:
Las tinieblas cubrían los abismos La primera proviene de la fuente
mientras el espíritu de Dios aletea- sacerdotal (conocida como P) y la
ba sobre la superficie de las aguas segunda, de la fuente yavista (cono-
…” (Gen. 1,1- 2,4a) cida como J). De ahí las semejan-
zas y las diferencias. La primera es
El segundo relato es menos conceptualmente precisa. Enfatiza
detallado sobre el proceso de la el tiempo, cada día de la semana,
creación y se centra en la creación de las acciones de Dios. La segunda
de Adán y Eva, como figuras pro- enfatiza el espacio y se fija en los de-
tagónicas del comienzo de la histo- talles: La tierra, las plantas, la ma-
ria de la relación de Yavé Dios con nera como formó a Adán y a Eva,
el pueblo escogido, Israel. El texto el jardín del Edén, en donde Dios
dice así: coloca a la primera pareja de la

42 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
humanidad, etc. El primero es más el momento en que Dios ordena.
abstracto: “El hombre fue hecho a Consciente de esta diferencia el
imagen y semejanza de Dios”, en profeta Baruc (6,58-69 ) anteponía
cambio, el segundo es más poético el poder del Dios de Israel frente a
y figurativo: “Tomó polvo de la tie- los falsos dioses o ídolos. Y les re-
rra para formar al hombre y luego cordaba a los israelitas en Babilo-
sopló sobre él”. Por otra parte, am- nia no temer a esos dioses falsos y
bos relatos cosmológicos expresan poner toda su confianza en Yahvé
el comienzo del Pueblo de Israel , Dios. Por otra parte, y más cerca-
se dirigen a la creación del hombre, no a nosotros, el evangelio de Juan,
que es la cúspide en importancia refiriéndose a este momento tras-
y dignidad de toda la creación, y cendental, señala: “En el principio
adquieren unidad y cohesión en la solo existía la Palabra y la Palabra
voluntad creadora y personal de era Dios, quien hizo todas las co-
Dios, a diferencia de las cosmolo- sas” (Jn 1.1-3).
gías primitivas que se centran en un Otro dato importante es que
determinado elemento (von Rad.
el diseño cosmológico del Génesis
1982: 189-190).
fue escrito por los autores sagrados
La fuente sacerdotal (P), como
hacia el siglo VI a. C., posterior a
ya hemos indicado, es conceptual-
los grandes acontecimientos salví-
mente más precisa y pretende acen-
ficos de la historia de Israel. Se da
tuar la diferencia entre el relato
primero una experiencia personal,
cosmológico israelita y otras cos-
mologías existentes en los pueblos fundante y espiritual: Dios que
vecinos. Por eso, utiliza el verbo elige a su pueblo de Israel y Dios
“crear” en lugar del “hacer” o de que libera a su pueblo de la opre-
“organizar” utilizado en el mito sión de Egipto (El libro del Éxodo
sumerio del origen del mundo. En fue escrito entre 1440 y 1400 a. C.).
este mito existen dos principios o Posteriormente, el autor o autores
sustancias primordiales de la que sagrados reflexionan sobre su en-
están hechas las divinidades y to- torno, sobre el cosmos o el univer-
das las cosas. Las divinidades ha- so, como la gran casa del hombre,
cen y organizan las cosas que hay y se preguntan por el creador de
en el agua, en la tierra, en el aire y todas esas maravillas naturales y
en el cielo. En cambio, “crear”, en su respuesta está dada en la prime-
hebreo bara, significa sacar de la ra parte del Génesis. Así las cosas,
nada o traer a la existencia. Antes examinemos a continuación la rela-
de la creación sólo existe Dios y ción de la cosmología del Génesis
las cosas vienen a la existencia en con la historia de la salvación.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 43


La creación del universo poderosa. Los egipcios nos maltra-
en la historia de la salvación taron, nos oprimieron y nos impu-
sieron dura servidumbre.
La fe de Israel nace de una ex-
periencia espiritual, que consiste Llamamos pues a Yavé, Dios de
en un encuentro personal de Yahvé nuestros padres, y Yavé nos escuchó,
Dios y Abraham, en una elección vio nuestra humillación, nuestros
y en una promesa: “Serás padre duros trabajos y nuestra opresión.
de una gran nación y te bendeciré Yavé nos sacó de Egipto con mano
firme, demostrando su poder con
…” (Gen 12,1-4). Esta experiencia
señales y milagros que sembraron el
es personal: Abraham escucha el
terror. Y nos trajo aquí para darnos
llamado de Dios; es histórica: Se
esta tierra que mana leche y miel. Y
da en un tiempo y en un contexto ahora vengo a ofrecer los primeros
determinado: Ur de Caldea, Ja- frutos de la tierra que tú, Yavé, me
rán, Siquem; es profunda y radical: has dado” (Dt. 26, 5-10).
“Deja a tu país, a los de tu raza y a
la familia de tu padre”. Este es el En este texto hay tres interven-
comienzo de una historia de amis- ciones fundamentales de Dios que
tad y alianza entre Dios e Israel, resumen la experiencia de fe de las
amistad que se prolongará con tribus primitivas de Israel: “Mi pa-
Isaac, Jacob, y su descendencia, y dre, un arameo errante (el nombre
será probada repetidamente a tra- de Abraham no es mencionado)
vés de los actos de liberación y de que baja a Egipto”, “la liberación
salvación que marcan la historia de con mano firme de parte de Dios”,
este pueblo. y “la entrega de la tierra que mana
La creación del universo no leche y miel”. Es evidente que en
formó parte de la primera fe israe- este período la creación del univer-
lita, como lo han demostrado los so no es aún considerada como una
estudios históricos y exegéticos de de las intervenciones fundamenta-
los libros del Antiguo Testamento. les. Las generaciones posteriores
Así, el primer credo que los israeli- recordarán estos hechos arriba
tas repetían y trasmitían a sus des- mencionados como grandes ma-
cendientes no incluía ninguno de
nifestaciones sagradas o teofanías,
los relatos de la creación, como se
en las que Dios se va mostrando,
puede ver en el texto siguiente:
conduce y cuida a este pueblo ele-
“Mi padre era un arameo errante, gido. La historia de esta primera
que bajó a Egipto y fue a refugiarse fe israelita es una historia de elec-
allí, siendo pocos aún; pero en ese ción y de salvación (1: Jos 24, 2-13;
país se hizo una nación grande y Dt. 6,20-24). ¿Cómo llegan estas

44 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
tribus a tomar conciencia de que Su fuerza es tan grande y su poder
la creación del universo es una in- tan inmenso, que ninguna se hace la
tervención esencial en la historia desentendida. … ¿Acaso no lo sabes
o no lo has oído? Yavé es un Dios
de la salvación?
eterno que ha creado hasta los ex-
El cautiverio en Babilonia, en tremos del mundo”…
el siglo VI a. C., es una nueva ex-
periencia humana espiritual que En este contexto profético la
vive el pueblo de Israel. Lejos de tradición sacerdotal redacta la úni-
su patria, de sus tradiciones, e in- ca cosmogonía que hay en toda la
mersos en una cultura ajena a sus Biblia. ¿Cuál es la intención? Los
principios y creencias los israelitas profetas, como también la fuen-
consideran como una amenaza a te sacerdotal, pretenden luchar
su identidad, como pueblo elegi- contra las posibles influencias del
medio social y cultural del exilio
do, las nuevas costumbres, la nueva
babilónico y de otros pueblos que
moral y los nuevos dioses de Babi-
rodean a Israel. Lo particular y sig-
lonia. Surgen así los profetas del
nificativo de la reflexión sacerdotal
exilio: Isaías, Jeremías, Ezequiel, es que interpreta el comienzo del
etc. Frente a la crisis y el peligro universo en función de la elección
de perder la fe en Yavé , ellos ven y alianza de Dios con Israel. Por
la necesidad de anteponer la fe y eso afirma von Rad (1982) que la
la esperanza en la restauración de bondad de Dios para con su pueblo
Israel. El centro del mensaje es: “Si prima sobre la omnipotencia.
Dios es todopoderoso, creador de A partir de este período el
cielo y tierra, también tiene poder tema de la creación del universo va
para liberarnos”. Por eso, en Isaías a ser una constante en la literatura
40 ss se afirma que Yahvé ha per- bíblica. En los Salmos el tema de la
donado los pecados de Jerusalem, creación se convierte en un canto
y a continuación el profeta repi- de alabanza: Salm. 19,2 “Los cielos
te sin cansancio “la grandeza de cantan la gloria de Dios”. En la li-
Yavé Creador”: teratura sapiencial, bajo influencia
helenística, se manifiesta una re-
“Pongan la cara hacia arriba y lación entre la creación y el orden
miren: Quién ha creado todos esos moral: Sab. 11,10: “Todo lo dispu-
astros? siste con medida, número y peso”;
Sab. 13,1: “… Todos los hombres
El, el mismo, que hace salir en or- que ignoraron a Dios, ….contem-
den su ejército, y que llama a cada plando su obra, no reconocieron
estrella por su nombre. al Artífice”. En la etapa final del

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 45


Antiguo Testamento, en el siglo II En consecuencia, la historia de
a. C., en el II libro de los Macabeos la salvación es una historia de fe. Es
1,24-29 se afirma de manera clara: un proyecto unitario salvífico, que
“Dios creó de la nada todo el uni- va desde el comienzo de la creación
verso, es justo y lleno de misericor- hasta el final de los tiempos. Sobre
dia”. …Y “es motivo de esperanza este gran proyecto, ¿es posible la
para los que mueren” (1,38-43). alianza y el diálogo entre la fe cris-
En el Nuevo Testamento el tiana y la ciencia?
tema de la creación continúa como
un elemento central en la historia El Gran Diseño de Dios:
de la salvación, solamente que aho- fe y ciencia
ra adquiere un carácter cristocén-
trico. Cristo es la plenitud de los ¿Qué es un diseño? En el cam-
tiempos, el Alfa y Omega de toda po de la investigación científica el
la creación. Es el pleroma6, en el diseño es un modelo teórico que
que se cumplen todas las promesas sostiene y sustenta el desarrollo de
y plenitud de todas las bendiciones la investigación y el objeto de estu-
(Rm 11, 12.25; Mc 1,15; Rm 15,19). dio. En relación con la naturaleza,
El diseño de la creación solo tiene la ciencia y , en especial, la física
sentido en Cristo. Por eso Pablo en teórica construyen un modelo y
Rom. 8, 21ss afirma: un método para estudiar el ser y
el comportamiento de la realidad.
“…el mundo creado también dejará Si el modelo es correcto y efectivo
de trabajar para el polvo, y compar-
podrá descubrir e identificar un
tirá la libertad y la gloria de los hi-
jos de Dios. Vemos que la creación modelo implícito de leyes o normas
entera gime y sufre dolores de par- que rigen la estructura interna y el
to. … en la esperanza de la reden- comportamiento del ser o de la rea-
ción de nuestro cuerpo”. lidad, y por tanto podrá predecir
consecuencias y resultados verifi-
cables de ese comportamiento. Las
6. Es un término que proviene del griego leyes o normas identificadas con-
“pleroo” que significa llenar. Si bien tiene
ascendencia gnóstica, es utilizado repetidas
forman un diseño esencial, que lo
veces en las cartas paulinas. Del sentido poseen desde las partículas elemen-
de plenitud se deriva que todo tiene senti- tales más pequeñas (subatómicas)
do en Cristo. Por eso, Pablo afirma en Ef.
1,10. 22,29: Cristo es la cabeza del cosmos
hasta la galaxia más grande y más
y por tanto resumen del proyecto divino de alejada del universo. Con esto, es-
salvación. Veáse Pierre Benoit, Revue Bibli- tamos diciendo que el universo físi-
que 63 (1956) 5-44: Pierre T. du Chardin,
El fenómeno humano, Energía humana e co tiene y obedece a un diseño y de
Himno al universo. acuerdo con ese diseño, descubierto

46 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
por la ciencia, tuvo uno o muchos la tierra y cuanto existe, y es lo que
comienzos lo mismo que podrá te- le da armonía a todo el universo,
ner uno o muchos finales. incluido el hombre y la sociedad.
En la época medieval el con- Pero no basta el conocimiento o
cepto de “diseño de la creación la ciencia de las cosas. El capítulo
del universo” adquiere contenidos termina con un mensaje moral re-
filosófico-teológicos orientados a ligioso: la felicidad consiste en se-
fundamentar la racionalidad de la guir sus caminos, los caminos de
fe. Tomás de Aquino (1225-1274) este plan; encontrarlo y aceptarlo
recoge de las sagradas escrituras y significa encontrar la vida y, por el
de los padres de la Iglesia los ele- contrario, despreciarlo a concien-
mentos básicos necesarios para cia es elegir la muerte. Entonces, de
plantear la tesis de la causalidad acuerdo con el autor sagrado, sola-
ejemplar de Dios, especialmente mente se llega a él o a la Sabiduría a
en dos de sus obras principales: De través de la fe, que es la aceptación
veritate y Summa Theologica. En la de sus enseñanzas.
primera se afirma que el universo Así, el Gran Diseño no con-
no es producto de la casualidad, siste solo en un modelo o teorías
sino que responde a una idea o a un del universo físico, aunque tengan
“diseño”, concebido en la mente de el mayor reconocimiento de la as-
Dios. Esto significa que Dios es el tronomía moderna o de la física
artífice inteligente o la causa ejem- teórica contemporánea. Para un
plar del universo (De ver. q. 3). En creyente cristiano actual el Gran
la segunda, continua afirmando: Diseño es algo más complejo e in-
“El mundo y cada cosa que lo com- tegral, es la historia de la salvación,
pone tienen en Dios su idea ejem- fundamentada en una concepción
plar”. El mundo se hizo y se está lineal de la historia y del tiempo.
haciendo según un plan preexis- Dios está al inicio, creando, man-
tente en la mente divina (Sum. Th. teniendo en su ser a todos los seres
1,15-23; 1, q.14-16). Es decir, el mo- creados y guiando toda la crea-
delo implícito de leyes que norman ción hacia el final de la historia y
el ser y el comportamiento del uni- del tiempo. ¿Qué sentido tendría
verso está en la mente divina. ¿Qué el “gran nido cósmico”, la vida y
es la mente de Dios? Es la Sabidu- la historia de la sociedad humana
ría de Dios. ¿Cómo entrar o llegar a separado de la historia de la sal-
ella? En Proverbios 8, 22 ss. se indi- vación del hombre? Todo acabaría
ca una vía: Dios es el artífice que ha absurdamente con la muerte de las
hecho todas las cosas siguiendo un personas, la vida maravillosa del
plan. Ese plan es anterior al cielo, a planeta, y todo el sistema cósmico.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 47


De ahí que para Tomás de Aquino existente, junto al piadoso esfuer-
y para la teología católica, Dios no zo por comprender una porción,
solo es la causa ejemplar, sino tam- aunque sea diminuta, de la razón
bién la causa final de toda la crea- que se manifiesta en la naturaleza”
ción. La dimensión de la fe permite (1998: 288).
dar sentido a los miles de millones Sagan, como muchos otros
de años de evolución cósmica y al científicos, llegan al umbral del
desarrollo de la vida neuronal y es- misterio, pero no dan el paso ha-
piritual del ser humano. cia la gran aventura de la fe. Entrar
Fe y ciencia son dos fuentes de en el misterio significa encontrar a
conocimiento que se complemen- Dios, pero este paso trascendental
tan. No pueden contradecirse si está mediado por la libertad sobe-
ambas buscan la verdad median- rana del hombre. Entrar es un acto
te caminos legítimos y diferentes. valiente que implica, por una par-
Por eso, Rahner, en relación con te, despojarse de todas las certezas
esa fuerte vinculación, afirma que y seguridades materiales y huma-
la historia de la salvación aconte- nas, como en el caso de Abraham,
ce en la historia humana, la abarca de Moisés, Pablo de Tarso, y , por
y la integra a una plenitud mayor, otra, aceptar dócilmente ser con-
y Juan Pablo II en Fides y Ratio ducido para iniciar un recorrido de
(1998) apoyado en las fuentes bí- luces y de sombras, de paradojas,
blicas señala : Hay una profunda como dice Karl Barth en su Co-
unidad entre el conocimiento de la mentario a la Carta a los Romanos,
razón y el de la fe (p. 29). Advierte pero seguro de que Dios, el Dios de
que el hombre, también el hombre la historia de la salvación, la fuerza
de ciencia, con solo la luz de la ra- del bien, está a tu lado y te sostiene.
zón puede encontrar y reconocer el Tampoco es correcto ni cierto afir-
camino hacia Dios, pero sólo podrá mar que la fe esté asociada a “de-
recorrerlo desde el horizonte de la bilidades de la mente” o al “miedo
fe (pp. 30, 33 ). a la muerte”. La sagrada escritura
Sin fe el hombre corre el ries- y la historia de la Iglesia dan testi-
go de quedarse en el camino pa- monio de lo contrario, es decir, que
ladeando la felicidad que ofrecen la fe es una experiencia personal,
las delicias terrestres, sabiendo y íntima y profunda que abarca todo
aceptando que al final solo está la género de personas, cuyas creencias
muerte (Camus, 1939), o como en los lleva a vivir y a realizar acciones
el caso de Sagan que enfrentado heroicas o sencillas, pero que dan
a la muerte le basta “entrever la muestras de ser gigantes en el co-
maravillosa estructura del mundo nocimiento y en la vivencia de su fe.

48 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
En la Iglesia Católica, desde para encontrar y aceptar a Dios,
sus inicios, ha habido un perma- que es el artífice del Gran Diseño
nente esfuerzo, apertura y traba- de la historia de la salvación.
jo por integrar conocimiento y fe,
ciencia y teología, sin perder de Conclusión
vista la especificidad de cada una.
En el último siglo es bueno recor- La obra de Hawking, The
dar algunos ejemplos, como el de Grand Design, ha sido el motivador
Georges Lemaitre, teólogo y as- de estas reflexiones cosmo-teológi-
trofísico belga , descubridor de la cas. Hablar del cosmos es hablar de
explosión del átomo primigenio la existencia de miles de millones
(1931), conocido ahora como Big de estrellas, galaxias y planetas, ex-
Bang; Pierre Teilhard du Chardin pandiéndose a distancias asombro-
(1881-1955), teólogo, filósofo y sas, donde la tierra y el hombre son
paleontólogo, defensor de la te- insignificantes dentro de la escala
sis de una evolución cósmica, que cósmica. Del neolítico a nuestros
culmina en el punto Omega que es días el avance del conocimiento
Cristo; y Leonardo Boff, teólogo y científico tecnológico, en particular
ecologista, para quien “más allá del los logros de las ciencias de la na-
vacío cuántico, la última referencia turaleza, han permitido plantear la
de la razón analítica, está el océano hipótesis del “átomo primigenio”
de energía, el continente de todos cuya explosión poderosísima o Big
los posibles contenidos, el “gran Bang sería el origen del universo y
atractor cósmico”, pues se percibe de todo lo que él contiene.
que el conjunto del universo está Algunos científicos del pasado
siendo atraído hacia un punto cen- y del presente, como Hawking ac-
tral misterioso” (2003:79). En esta tualmente, impresionados por estas
cosmovisión teísta Boff trata de conquistas de la ciencia, afirman:
integrar los nuevos paradigmas de “el maravilloso diseño del universo
las ciencias. No menos significativo no tuvo diseñador”. En este traba-
es el testimonio de Francis Collins, jo hemos querido acercarnos a un
2008, genetista y Director del pro- concepto de ciencia más amplio,
yecto del Genoma Humano, para más abarcador e integrador don-
quien existe una maravillosa armo- de los aportes de la física teórica
nía entre las verdades complemen- no son verdades absolutas, sino
tarias de la ciencia y la fe. El Dios simples hipótesis de trabajo, par-
de la Biblia, sigue afirmando, es el ciales con respecto a una realidad
mismo Dios del Genoma y la cien- poliédrica y densa en significados,
cia puede ser en efecto un medio que lejos de aportar una solución

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 49


definitiva, lo más que hacen es dar- Bunge, Mario (1970), La investigación cien-
nos, como dice Sagan, una cierta tífica, Madrid: Ed. Taurus.

madurez para abrir nuevos cami- Capra, Fritjof y Steindl-Rast (1993), Perte-
nos de búsqueda. necer al universo. La nueva ciencia al
encuentro de la sabiduría, Buenos Ai-
Motivado por los avances de
res: Ed. Planeta.
las ciencias humanas y por el mé-
todo fenomenológico e histórico Camus, Albert (1960), Bodas, Buenos Aires:
Ed. Sur.
crítico nos hemos acercado a la vi-
sión judeo cristiana de la creación Collins, Francis (2008), ¿Cómo habla Dios?,
del cosmos. Para esta cosmología Bogotá: Editorial Planeta
teológica no hay diseño sin diseña- Courault, Gustavo (2008), “Astrónomos
dor. El universo no tiene sentido en descubren la galaxia más distante has-
sí mismo. Dios, el señor del espa- ta ahora conocida”, en Universia (Uni-
versidad Católica de Chile), 25,1, 2008.
cio, de la gravedad y del tiempo. La
visión paulina de esta cosmología Chardin de, Pierre T. (1965), El Fenómeno
es total e integradora. Todo tiene humano, Madrid: Ed. Taurus.
sentido en relación con el hombre Folari, Roberto (2000), Epistemología y so-
y el hombre encuentra su razón en ciedad, Santa Fe: Ed. Lux.
Cristo, que es el pleroma de todo el Haught, John F. (2009), Cristianismo y cien-
universo. Por tanto, el gran diseño cia: Hacia una teología de la naturale-
no contiene solo el universo. Es la za, Santander: Ed. Sal terrae.
historia de la salvación de la socie- Hawking, Stephen and Mlodinow, Leonard
dad humana y del cosmos. (2010), The grand design, New York:
Bantan Books.
Bibliografía Hawking, Stephen (2005), Breve historia del
tiempo, Barcelona, Ed. Crítica.
Aristóteles (1973) Obras completas, Madrid:
Editorial Aguilar. 2008, Teoría del todo, el origen y el destino
del Universo, México D.F.: Ed. Ran-
Astier, André (1967), “El científico frente a dom Hause Mondadori.
su propia fe” en Selecciones de teolo-
gía, no. 24, Vol. 6. (2003), El universo en una cáscara de nuez,
Barcelona: Egedsa.
Barth, Karl (200), Carta a los Romanos, Ma-
drid: Biblioteca de Autores Cristianos. Hawking, S. y Penrose, R., (1996), La natu-
raleza del espacio y del tiempo, Madrid:
Boff, Leonardo ( 2003), La voz del arco iris, Ed. Debate.
Madrid: Editorial Trotta.
Heisenberg, Werner (1994), La imagen de la
(2004), Ética y moral. La búsqueda de los fun- naturaleza en la física actual, Buenos
damentos, Santander: Ed. Sal terrae. Aires: Editorial Planeta.

50 Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012


SOCIEDAD Y literatura
Juan Pablo II (1998), Fides et ratio, Ciu- Platón, (1979), Obras completas, Madrid:
dad del Vaticano: Librería editrice Editorial Aguilar.
vaticana.
Rahner, Karl (1967), Escritos de Teología,
Kuhn, Tomas (1995), La estructura de las Tomos III y V, Madrid: Ed. Taurus.
revoluciones científicas, México D.F.:
Sagan, Carl, (1984), El cerebro de broca. Re-
Fondo de cultura económica. flexiones sobre el apasionante mundo de
la ciencia, México D.F.: Ed. Grijalbo.
(1994), La revolución copernicana, Madrid:
Ed. Planeta. (1998), Millones de millones, Barcelona: ed.
Liberduplex.
Levinas, Marcelo Leonardo (2006), Las
imágenes del universo: una historia de (1997), Cosmos, Madrid: Talleres gráficos
las ideas del cosmos, Buenos Aires: Ed. Soler.
Siglo XXI.
Tomás de Aquino (1959), Suma Teológica,
Lightman, Allan P. (1995), Grandes ideas de Ed, Biblioteca de Autores Cristianos.
la física, Madrid: Ed. McGraw-Hill
Toro y Llaca, Carmen, (1999), Astronomía:
Morin, Edgar, (2006), El método. El conoci- Historia y calendario, Madrid: Ed.
Instituto de Astronomía y Geodesia
miento del conocimiento. Madrid: Ed.
(UCM).
Cátedra.
Von Weizsacker, Carl (1974), La imagen fí-
Oerter, Robert (2008), La teoría de casi
sica del mundo, Madrid: Biblioteca de
todo, México D.F.: Fondo de cultura autores cristianos.
económica.
Von Rad, Gerhard, (1982), Teología del
Peacocke, Arthur, (1993), Teología para una Antiguo Testamento, Salamanca: Ed.
era científica, Ed. Augsburg Fortress. Sígueme.

( 2008), Los caminos de las ciencias hacia Wicks, Jared, ( 2001), Introducción al método
Dios, Santander: Ed. Sal Terrae. teológico, Navarra: Ed. Verbo Divino.

Revista Año XI, N.º 23: 25-51, Enero-Junio 2012 51