Está en la página 1de 9

Angie Katherine Salazar Arismendy

Hernán David Idrobo Obando


Sociolingüística
Profesor: Jhon Freddy Chaparro Rojas
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

POLÍTICAS LINGÜÍSTICAS PARA UNA LA LENGUA MINORITARIA:


EL CASO VASCO O EUSKERA

INTRODUCCIÓN

Este trabajo en términos generales busca identificar cómo se organiza la política


lingüística en España, de manera específica profundiza en la lengua de la comunidad
autónoma Vasca, el Vasco o Euskera, lengua minoritaria que junto al castellano son
lenguas oficiales en España.
También profundizaremos en cuál es el grado de participación de las comunidades en
la elaboración de propuestas que buscan modificar ciertos patrones educativos. Para
ello, rastrearemos en el tiempo las primeras iniciativas dadas para dicho propósito y
sus cambios hasta el día de hoy, teniendo en cuenta las variables sociopolíticas y el
entendimiento de la comunidad misma de la función que cumple su lengua en contraste
a las lenguas mayoritarias y/o diversas del territorio español. Decidimos trabajar en
este caso, porque refleja el éxito en el reconocimiento de esta lengua minoritaria como
lengua oficial, producto de un arduo trabajo, tanto de las instituciones como de la
comunidad misma.

OBJETIVOS

Nuestra intención es trabajar en torno a las políticas públicas para la lengua vasca
desde un enfoque sociolingüístico, en varias etapas y así mismo con diferentes
objetivos específicos que le darán cuerpo a la investigación:
La primera de ellas como una investigación y recopilación de información frente a las
políticas lingüísticas dirigidas la comunidad de habla vasca, cuya lengua se encontró
en situación de vulnerabilidad, y sus cambios hasta la actualidad.
La segunda etapa está dirigida a analizar la forma y el contenido de dichas propuestas
y su efectividad frente a los retos asumidos.
La tercera etapa está encaminada a hacer un balance general de las políticas
lingüísticas en términos de la participación de la comunidad en la construcción de estas
propuestas.

ELEMENTOS CONCEPTUALES

Políticas lingüísticas, etnoeducación, lenguas mayoritarias, lenguas minoritarias,


bilingüismo, diversidad lingüística, vitalidad lingüística, situaciones de contacto de
lenguas.

LENGUAS MINORITARIAS EN RESISTENCIA

Paráfrasis de C.Baker (2001): Cuando una sociedad o comunidad está perdiendo su lengua y
cultura, sufre.

Una de las características que comparten muchas de las lenguas minoritarias es que son
lenguas no nacionales, o no oficiales. Para las posturas modernistas, especialmente en
situaciones de políticas públicas nacionalistas, ideas como la de estado-nación, cristalizada en
Europa en los últimos tres siglos ha promulgado conceptos como la identidad cultural o
nacional, definiendola como la pertenencia a determinada comunidad, donde se comparten
valores y tradiciones enmarcados geográficamente por las fronteras de los ya mencionados
estados-nación, en este sentido se da la estandarización de lenguas en detrimento de la
diversidad y la pluralidad y por supuesto de las lenguas minoritarias.

Bien sabemos que las expansiones lingüísticas no se producen por casualidad, son procesos
planificados desde las esferas de poder, por ende son legitimados mediante procesos legales,
esto no quiere decir que en muchos casos no fueron procesos violentos y de colonización. Las
demandas de los estados que poseen visiones de uniformización y de imposición por una
comunidad mayoritaria en la nación, se sirven de las políticas lingüísticas, que terminan
otorgargandole la condición de lengua nacional a la lengua con mayor número de hablantes.

En el caso puntual del vasco o euskera en la actualidad a pesar de ser una lengua minoritaria
se le ha otorgado el valor de lengua oficial, lo que permite una protección de la lengua en
situaciones de contacto lingüístico, condición privilegiada dentro de las políticas lingüísticas y
que le permite prevalecer ante situaciones de desplazamiento lingüístico, como lo plantea
Joshua Fishman (1990): la evolución del desplazamiento lingüístico pretende la adquisición
precoz del lenguaje, el dominio de diversas variedades de una primera o segunda lengua y su
manejo en la escuela y otros contextos, pero además pretende instituir una función social y la
transmisión intergeneracional de un idioma que no ha llegado a ser el materno en la mayoría de
la población.
En relación al contexto Europeo en el que se enmarca la situación lingüística del vasco, Europa
ha tenido que reclamar la re-significación de la Europa unida, pues un continente organizado,
no necesariamente tiene que ser centralizado, regulado y uniformado; empero históricamente
las ideologías nacionalistas y centralizadas han atentado contra las identidades locales, un
ejemplo de ello son los procesos de unificación y oficialización de una lengua que pretenden
enmarcar la “identidad” de un territorio, pero que al tiempo está aboliendo la diversidad cultural
que es parte de tejido social que produce identidad en el mismo.

Y es que si bien hay muchas discusiones en torno al concepto de identidad , para el caso es
necesario hacer uso del mismo para lograr entender las dinámicas a las que se supeditan los
estados nación en relación con el territorio y la cultura: “En este sentido se percibe el territorio
construido como un espacio de relaciones sociales, donde existe un sentimiento de pertenencia
de los actores locales respecto a la identidad construida y asociada al espacio de acción
colectiva y de apropiación, donde son creados lazos de solidaridad entre los actores (Brunet
1990)...En la construcción territorial “culturalista” (Haesbart, 1997), la frontera simbólica recibe
límites territoriales, donde las identidades están formadas con base en relaciones
histórico-culturales locales.” En consecuencia, la construcción territorial de los estados-nación
en ocasiones va en perjuicio de la construcción historico-cultural real de las poblaciones
minoritarias, que se ven absorbidas por una cultura política y económica hegemonizante y
homogeneiz

Según Teresa Fernández, la mayor parte del mundo no comparte la necesidad de una
democracia cultural pluralista y además acota que tanto regímenes democráticos como
autocráticos están indistintamente sesgados al reconocimiento del pluralismo cultural,
en el que se encuentra inmersa la diversidad lingüística.
Ante las políticas de diferente índole que le resta importancia a la pluralidad cultural se
enfrentan los procesos realizados por los activistas protectores de las lenguas
minoritarias, donde no sólo la pluralidad cultural, sino también la auto-determinación
cultural, permiten la protección de las lenguas minoritarias y que este sufrimiento del
que habla Baker sobre la pérdida de la lengua y de la cultura no están ajenas una de la
otra, sino que la perdida de una lengua minoritaria de una comunidad, implica la
destrucción de su núcleo familiar y con ello es más propensa a desaparecer.

HISTORIA DEL EUSKERA O VASCO

El euskera es una lengua de reducida extensión en términos geográficos, y se encuentra


situada en el extremo occidental de la cadena pirenaica, tanto en su vertiente francesa
como en la española, con un total de unos 652.000 hablantes. Se trata, pues, de una cifra
muy modesta, desarticulada, además, entre varias jurisdicciones. El número de los
vascoparlantes, o euskaldunes, dispersos fuera del territorio originario, principalmente
por España, Francia o América se suele calcular en otros 100.000 aproximadamente. Se
puede decir que la totalidad de los vascoparlantes son hoy en día bilingües, o sea que
los 70.000 que viven al norte del fronterizo Bidasoa saben también francés y que
prácticamente los 582.000 que viven al sur de dicho río saben castellano, además de
euskera.

Por comparación con otros idiomas, el euskera se ha comenzado a escribir muy tarde.
Mientras el castellano, el francés o el catalán presentan sus primeros textos alrededor
del siglo X, el euskera carece de escritos largos hasta el XVI. En las instancias oficiales
del país de los vascos, siempre han sido más importantes las lenguas latinorománicas
que la antigua propia. Esta última era la lengua hablada por toda la población pero nunca
era la lengua escrita. Como puede suponerse, las consecuencias de este hecho
fundamental han sido muy profundas en toda la vida de la lengua. También hay que
señalar antes que nada que el euskera ha perdido territorio a todo lo largo de su historia,
es decir, de su historia conocida. Tal vez en algunos momentos ha ganado algunos
territorios determinados, pero incluso en esos momentos estaba perdiendo territorio por
otras partes.
Parte del reto que enfrentó el Euskera como lengua minoritaria en el caso de España fue que
siendo una de lenguas más antiguas no desapareció a pesar de poseer un carácter netamente
oral hasta el siglo XVI, en contraste el número de hablantes se redujo de un 95% a un 20% a
finales del siglo XIX, la causa de tal disminución de hablantes fue una fuerte inmigración.

Los dictámenes de las políticas lingüísticas tienen como interés modular los usos y
reconocimientos de la lenguas, sin embargo estas políticas se supeditan a los intereses de las
políticas en general; así, razones socio-políticas por las cuales se desata la situación actual de
la lengua euskera son entre otras: la no unificación de la población euskaldun (vascoparlante),
por lo que no se consolidó a la lengua euskera como lengua oficial, otro factor fue las grandes
hambrunas del siglo XVIII-XIX que produjeron una fuerte migración de la población euskaldun
hacia América.

De modo ilegal a finales de los años 60’s en las escuelas denominadas ​ikastolas ​comenzaron
los procesos de recuperación de la lengua y sólo hasta los años 80’s se legalizan los procesos
de recuperación de las lenguas. En la década de los 60’s existía una gran variedad de
dialectos de euskera, empero la unificación de aquellos en una lengua estándar es uno de los
hechos cruciales a la hora de concederle el estatus de lengua oficial.

Algunos euskaldunzarras o hablantes nativos del vasco se mostraron inconformes con la


creación de un euskera estándar (batua), otros recalcaron la importancia de una lengua que
permitiera entenderse en el amorfo territorio, esta clase de discrepancias, por sobre todo las
posturas radicales de rechazo del batua, traen complicaciones en los procesos de
rehabilitación, puesto que trae consigo dificultades educativas; como crear textos en una sola
variación del dialecto y que esta sea asimilada por la comunidad, por otra parte discrepancia
también a la hora de producir publicaciones literarias, cuyo sentido es fortalecer una función
social de la lengua y con ello darle mayor prevalencia.

Con lo anterior es importante denotar que los intereses de las esferas de poder pueden no
estar interesados en rescatar y mantener las lenguas minoritarias, por el contrario son
numerosos los casos donde los procesos de rehabilitación de lenguas son amparados por
procesos no contemplados legalmente.

Prácticamente hace treinta y cinco años por medio del artículo 6 el Estatuto de Autonomía
(CAV,1979) (llamado de Gernika) se estableció al euskera como lengua oficial de la Comunidad
Autónomo del País Vasco y con ello mediante los procesos de reconocimiento de los derechos
lingüísticos, los deberes de los poderes públicos entorno a la regulación del uso de la lengua
euskera y con ello se escatimaron esfuerzos en el desplazamiento lingüístico como principal
problemática en la que se centrarían las políticas lingüísticas de los años que vendrían.

Tras la caída de Franco, dictador de España que habría integrado el golpe de estado de 1936 y
con él, el militarismo, , se consolidan acuerdos legales que marcan la defensa de la lengua
euskera: la constitución Española (1978), el Estatuto Vasco de Autonomía y el Decreto de
Bilingüismo (1939). Entre los cuales el último sería ficha clave en el futuro de la educación.

CARACTERÍSTICAS POBLACIONALES Y LINGÜÍSTICAS

El País Vasco se encuentra en el borde del mar Cantábrico y de la frontera con Francia. El
nombre popular, histórico y nacional del País Vasco es Euskal Herria que comprende las tres
provincias de la Comunidad Vasca, las tres del País Vasco Francés, Navarra y algunas
provincias al sur de Francia. El País Vasco difícilmente puede considerarse una autentica
sociedad bilingüe en primer lugar por las diferencias entre ambas lenguas y las dificultades de
los hispanohablantes para aprender la segunda lengua, como también por las fronteras tan
poco claras en la comunidad de habla vasca. En cuanto al bilingüismo existe una distribución
de monolingües y bilingües desigual.

La lengua euskera a diferencia del español no es de procedencia indoeuropea, ni tampoco se


posee relaciones con las lenguas románicas. El euskera posee una historicidad mínima de
7.000 años y con una gran riqueza de dialectos​[1] (década 60’s) que traía complicaciones en
su enseñanza, por lo cual se creó una lengua euskera estándar, no sin el fuerte rechazo de
algunos hablantes de algunos dialectos.

SITUACIÓN Y PROBLEMÁTICAS ACTUALES DEL VASCO


La situación actual del vasco a través del tiempo está resumida en cuatro puntos
principalmente:

-El euskera o vasco logró el estatus de lengua oficial a pesar de considerarse minoritaria.
-Están casi extintos los hablantes monolingües euskaldunes.
-Se redujo menos de la tercera parte de hablantes vascófonos.
-La población que posee al euskera como lengua materna es minoritaria en todos los territorios
que comprenden Euskal Herria

Una deficiencia que aún posee la lengua vasca es que a pesar de estamento de lengua oficial
su enseñanza en la educación superior aún no ha sido consolidada, de manera que como en
una situación de diglosia, tiene aún una tendencia al detrimento de su uso, pues posee menor
potestad en la función social.

Con lo anterior no queremos desmeritar el éxito del proceso de introducción de modelos


lingüísticos en la enseñanza que en el País Vasco desde los 80’s hasta la actualidad ha tenido
éxito con la preparación de profesores de educación básica en dicha lengua y de la publicación
de materiales en el mismo; sino que reconocemos que los procesos de fortalecimiento de
lenguas son una constante que requiere consolidarse y revaluarse incesantemente.

El detrimento de la enseñanza por medio del español ha sido mucho más preponderante en la
educación infantil y la educación bilingüe ha llegado a ser relativamente estable, considerando
que en rasgos generales consideramos que la comunidad de habla es bilingüe y necesita una
educación bilingüe que consolide el uso y la apropiación de la lengua minoritaria.

EL EUSKERA HACIA EL FUTURO

Si bien el euskera logró una alentadora recuperación en los últimos 50 años, quedan muchos
retos por asumir en varios ámbitos, debido a que en primer lugar, dicha recuperación no se ha
dado de manera equitativa en los tres sitios estratégicos de habla vasca: ​“...Podemos ver que
el proceso de recuperación de la lengua vasca es muy diferente en el País Vasco (o
Comunidad Autónoma Vasca), Navarra y el País Vasco-francés (Iparralde). La situación en el
primero ha mejorado sustancialmente, cosa que no sucede en el País Vasco-francés (bajo la
jurisdicción de la república francesa). La realidad lingüística de Navarra ocupa una situación
intermedia.”. E
​ ntonces cabe preguntarse por las razones de dichos resultados en términos de
políticas públicas, sus objetivos y metodología en el mediano plazo y las posibles
modificaciones legales para su mejora.

Por otro lado, en el ámbito educativo, vemos que aún cuando existe una fuerte campaña para
la educación básica que ha traído resultados muy satisfactorios, la educación secundaria y
universitaria aún son deficientes en términos del aprendizaje y el uso que se le da al euskera
debido a que: “...aunque un 55% de los cursos universitarios se enseñan en vasco, esto sólo
representa un 20% de los estudiantes que estudian en dicha lengua. Las posibilidades de
formar a personal que enseñara en vasco fallaron con el Primer Plan de Normalización de la
Universidad, y, en cualquier caso, es difícil que cursos como los de la carrera de medicina se
oferten alguna vez todos también en euskera. De todas formas, el número de estudiantes que
estudian en vasco es inferior al número de los que lo quieren hacer.”. Entonces, los esfuerzos
deben ser aún mayores, de tal manera que logren permear este contexto y además, logren
satisfacer la demanda de estudiantes interesados en aprender vasco.

Ya en contextos más informales vemos que el uso del vasco aún no tiene tanta vigencia, según
(CITA pág.727) solo aproximadamente la mitad de los que saben vasco lo emplean
habitualmente, pues este se ve relegado al uso escolar y académico. Para este propósito, la
autora indica que es necesario que los medios de comunicación, la administración pública y los
negocios deben estar al servicio de la lengua para que esta llegue a todos los niveles de uso,
para ello es necesario que desde la cotidianidad de la televisión, la cinematografía, la
publicidad se ejerza influencia.

En consonancia con el punto anterior es necesario


i) Atención a los diferentes dialectos y actitudes
Podemos observar algunas actitudes negativas de los hablantes hacia su propia
variedad del vasco y hacia el estándar o batua (véase T. Fernández-Ulloa, 1997, 1998).
Sólo en tiempos recientes el Gobierno Vasco se ha decidido a empezar una campaña de
anuncios destinada a reforzar la actitud favorable hacia las distintas variedades del
vasco.
j) Los planes extensivos
La existencia de dos planes comprehensivos de desarrollo es una buena noticia.
Contamos con el Kontseilua y el Euskera Biziberritzeko. Por primera vez, podemos hacer
un análisis global de las necesidades y problemas. Sabemos que la enseñanza y la
televisión en euskera son necesarias pero insuficientes y que hay que ser más globales
y atender a más aspectos de la vida de las gentes.

CONCLUSIONES
Las políticas lingüísticas dependen en una gran medida de la postura que poseen las
esferas de poder y la dirección de las políticas públicas en general, de manera que las
posturas a favor o en contra de la preservación de lenguas, la estandarización de una
única lengua oficial dentro las posturas nacionalistas radicales, son fenómenos que
dependen de la pertinencia de otras políticas existentes, relacionadas con temas como
migración, estado-nación, nacionalismo, entre otros.
La vitalidad de las lenguas depende de la capacidad de tener una función social
relevante, entendiendo que una lengua que cumpla una función social privilegiada será
protegida por las políticas lingüísticas a valor de lograr mayor cohesión social.
En cuanto a procesos de rehabilitación de lenguas, en algunos casos las lenguas
minoritarias son preservadas por fuera de las leyes, pues las esferas de poder a
menudo pueden atentar con la diversidad lingüística.
La bifurcación no sólo geográfica de la comunidad de habla, sino de sus principios e
intereses ideológicos-políticos, en casos como el de la lengua Vasca condicionan las
principales dificultades en los procesos de rehabilitación de lenguas, jugando un papel
importante el cuestionamiento de la cohesión social, función de la lengua, lenguas en
contacto e importantísimo procesos educativos de resistencia como los emprendidos
en los años 60’s por las escuelas ​ikastolas.
En la relación bilateral de lengua y cultura, entorno a la pluralidad cultural y la
auto-determinación cultural que protegen una lengua minoritaria, hay que esclarecer
que los procesos de recuperación de lengua no deben limitarse al hecho mismo de la
reconstrucción de una lengua, sino que su importancia radica en que tras recuperar
una lengua se reconstruye un valor social y cultural que está inmerso en la lengua
misma.

Navarra
sociedad navarra tiene del euskera, poniendo de manifiesto la vitalidad de esta
lengua en la Navarra actual.
Totales, porque el autor ha procedido al análisis de todos los censos
municipales de Navarra, con una fiabilidad del cien por cien en los datos
correspondientes a los años 1986, 1991, 1996 y 2001,

BIBLIOGRAFÍA
FERNANDEZ ULLOA, Teresa. La educación bilingüe en el país Vasco: problemas y
retos. Consulta realizada el 22 de Mayo de 2014
[http://www.lingref.com/isb/4/056ISB4.PDF]
LA DEL PROFE PORFA BIBLIOGRAFÍALA

[1] ​La diversidad de dialectos que existió entorno al vasco o euskera fue tan vasta que ha
sido pertinente proponer varios términos que planteen diferencia en un sentido de menor
o mayor comprensión de la lengua, o en un grado mayor o menor de cohesión social o
postura política. En este caso diferenciamos el término ​vascófono q​ ue es el individuo que
entiende el euskera con un grado de dificultad y los ​euskaldunes que lo entienden muy
bien y se identifican como nativos y con el euskera como lengua materna. El término
Euzkadi se refiere a la unión de las tres provincias, estas con una connotación
fuertemente política y partidista; Euskadi es un término para aquellos que no se atreven a
rechazar del todo el neologismo de Euzkadi, pero que quieren apartarse de ese sentido
estrictamente político.

También podría gustarte