Está en la página 1de 1

Encomio a los libertadores de la nueva Sodoma y Gomorra: por Kizzy Salazar

En el principio, Dios creó a Adán y a Eva. Un hombre y una mujer. ¿Por qué no dos
hombres o dos mujeres? Sencillo, porque con Adán y Evo, la raza humana sería
inexistente casi tanto como la lógica de aquellos cuya intención es destruir y pervertir la
idea de la familia que nos dio Dios.
Mi nombre es Kizzy Salazar y mi única intención es agradecer a aquellos que no se han
dejado influenciar ni lavar la cabeza por ideas nefastas que se camuflan bajo términos
como “libertad de expresión” o “inclusión” las cuales tienen como único objetivo destruir la
idea del hogar y llevarnos de nuevo a los tiempos de Sodoma y Gomorra. Dar gracias
sinceras a quienes no han perdido la moral, siendo capaces de decir un rotundo “no” a lo
incorrecto y reprenderlo cuando es necesario.
Busco enaltecer y reconocer públicamente a quienes no se dejan amedrentar por una
sociedad ya pervertida que tilda a los que van en contra de su ideología como
“discriminadores” o peor, como “homofóbicos” dando a entender que los enfermos somos
nosotros y no ellos. Estos valientes merecen ser reconocidos porque no es sencillo saber
que estás haciendo lo correcto, lo que Dios manda, y allá afuera hay gente llamándote
“retrograda” o “cerrado de mente” cuando lo único que buscas es mantener la sociedad
limpia. Esta labor es de admirar.
Desgraciadamente, son muy pocos los valientes que no se han dejado influenciar por esta
peste y no se cohíben a la hora de reprender aquello que no proviene de Dios. Bien dice
Marcos 10:6-8 “Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”. “Por eso
dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser
un solo cuerpo”. Así que ya no son dos, sino uno solo.” Claro está, que quien va en
contra de esto, va en contra de Dios y merece ser castigado.
Entonces, resulta ilógico que los “malos del cuento” sean aquellos que solo buscan
reprender lo que va en contra de la palabra de nuestro creador: ese mismo que nos creó
hombre y mujer. Adán y Eva. Aquellos de poca moral que defienden la epidemia
encargada de destruir esta estructura de la creación, contradicen su existencia misma,
porque ¿Qué ser racional apoyaría el normalizar y difundir una ideología que por leyes de
la naturaleza resulta totalmente destructiva para la raza humana? Cada vez son más
aquellos que se dejan llevar por las masas dejando a un lado la palabra de Dios, por eso,
hoy enaltezco a aquellos que le ponen un alto a la homosexualidad y me lleno de orgullo
al saber que aún existe gente de bien.
Biológicamente, es imposible que como especie nos reproduzcamos con un solo género.
No somos una célula procariota que puede reproducirse asexualmente. Somos seres
humanos, aunque al parecer ya muchos no actúan como tal, a tal punto de apoyar una
ideología que solo busca exterminar nuestra raza. ¿Es que no se dan cuenta? ¿Qué
harán cuando terminen de expandir su nefasta doctrina de inclusión y aceptación? ¿Qué
va a ser de la humanidad? No lo diré explícitamente, pero les daré una pista… ¿Qué
puede salir de dos “Adánes” o dos “Evas”? Exacto.