Está en la página 1de 14

“Año del dialogo y reconciliación nacional”

UNA-ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACION PRIMARIA

LA TECNOLOGIA EN LA EDUCACION

DOCENTE: Ofelia Marleny Mamani Luque

ALUMNA: Milagros Alejo Tiquilloca

SEMESTRE: III

CODIGO: 170283

2018

INTRODUCCION:

Se trata de la importancia y el cambio que produce la tecnologíía en lo que es la educacioí n y


tambieí n de que es lo que trata porque se deberíía usar la tecnologíía en nuestro paíís de
acuerdo a encuestas y esto tambieí n trae desventajas.
¿Por qué la educación y la tecnología son aliados inseparables?

Hoy maí s que nunca es importante pensar en cuaí l es el uso apropiado que se le debe dar a
las tecnologíías en los procesos de ensenñ anza.

Hoy en díía los maí s joí venes se caracterizan por pertenecer a la generacioí n de los nativos
digitales, esa parte de la poblacioí n que nacioí despueí s de la invencioí n del internet. Es por
eso que incorporar la tecnologíía a la educacioí n aporta una serie de beneficios que ayudan a
mejorar la eficiencia y la productividad en el aula, asíí como aumentar el intereí s de los ninñ os
y adolescentes en las actividades acadeí micas.

Internet:

Internet y el acceso a dispositivos moí viles cada vez maí s intuitivos ha puesto un cambio de
paradigma en el uso de la tecnologíía. Ese cambio tambieí n se evidencia en el aí mbito de la
educacioí n, en el que cada vez maí s cosas se pueden hacer, aprovechando la red y sus
posibilidades, tanto en el aula de clases como fuera de ella.

La tecnologíía en el espacio educativo permite el uso de herramientas maí s interactivas y que


mantienen la atencioí n de los estudiantes con mayor facilidad. Ademaí s, las redes sociales y
la Web 2.0 implica compartir puntos de vista y debatir sobre las ideas, lo que ayuda a que
los ninñ os y adolescentes desarrollen un pensamiento críítico en una eí poca en la que sus
cerebros se estaí n desarrollando.

Incorporar la tecnología en la educación

En realidad la tecnologíía lleva mucho tiempo asistiendo a profesores y estudiantes en su


trabajo diario. Los procesadores de texto, las calculadoras, las impresoras y los ordenadores
se han utilizado desde hace mucho tiempo para las distintas actividades escolares que los
requieren.

Ahora con Internet y la tecnologíía moí vil en auge se incorporan auí n maí s elementos
tecnoloí gicos al entorno educativo. Pizarras interactivas, aulas virtuales y un sinfíín de
recursos electroí nicos para llevar a cabo investigaciones o realizar trabajos escolares son
algunas de las formas en las que la tecnologíía digital se ha integrado con las escuelas y
universidades.

La Web 2.0 y las redes sociales animan a los estudiantes a expresarse y relacionarse con
otros companñ eros ya sea de cursos presenciales o virtuales, lo que permite aprender de
forma interactiva y sin depender de encontrarse en un lugar determinado. Por ejemplo, hoy
en díía un profesor de lenguas puede, a traveí s de su laptop, comunicarse con profesores y
estudiantes nativos de la lengua que ensenñ a en tiempo real, para que conversen con sus
alumnos, lo que hace de la experiencia de aprendizaje algo ameno y global.

Las posibilidades de Internet son muy amplias. Gracias a la facilidad para compartir
contenidos es posible aprovechar la red para facilitar a los estudiantes libros electroí nicos e
interactivos para que realicen sus actividades y ejercicios sin necesidad de tener el libro en
papel, lo que reduce los costos de produccioí n de los libros y ademaí s permite a los
estudiantes acceder a libros que no se pueden encontrar en su paíís sin necesidad de
moverse de sus casas.

Estos son algunos ejemplos de las formas en las que la tecnologíía digital funciona de las
manos de los profesionales de la educacioí n para llevar a los estudiantes experiencias
educativas interesantes, dinaí micas y adaptadas a los nuevos tiempos.

“Necesitamos maestros para darle sentido a los contenidos digitales”

Pero no hay que pensar que estos procesos son nuevos. De hecho, la tecnologíía lleva varios
anñ os asistiendo a profesores y estudiantes en su trabajo diario. Los procesadores de texto,
las calculadoras, las impresoras y los computadores se han utilizado desde hace deí cadas
para las distintas actividades estudiantiles.

Sin embargo, ahora con internet y la tecnologíía moí vil en auge se incorporan auí n maí s
elementos tecnoloí gicos al entorno educativo. Pizarras interactivas, aulas virtuales y un
sinfíín de recursos electroí nicos para llevar a cabo investigaciones o realizar trabajos
escolares son algunas de las formas en las que la tecnologíía digital se ha integrado con las
escuelas y universidades.

“Es un momento de grandes oportunidades. Las universidades han usado tecnologíías para
ampliar el acceso a la educacioí n. Aun asíí, las instituciones innovadoras de hoy estaí n usando
la nube inteligente para escalar experiencias de aprendizaje altamente personalizadas que
maí s allaí de la cobertura, mejoren la calidad”.

Los beneficios de la Tecnología en la Educación

En una eí poca en la que los adolescentes son nativos digitales, incorporar la tecnologíía a la
educacioí n aporta una serie de beneficios que ayudan a mejorar la eficiencia y la
productividad en el aula, asíí como a aumentar el intereí s de los ninñ os y adolescentes en las
actividades acadeí micas.

Internet y el acceso a dispositivos moí viles cada vez maí s intuitivos y con precios asequibles
ha supuesto un cambio mundial en cuanto al uso de la tecnologíía. Ese cambio tambieí n se
evidencia en el aí mbito de la educacioí n, en el que cada vez maí s cosas se hacen
aprovechando la red y sus posibilidades, tanto en el aula de clases como fuera de ella.

El uso de la tecnologíía en el espacio educativo permite el uso de herramientas maí s


interactivas y que mantienen la atencioí n de los estudiantes con maí s facilidad. Ademaí s, las
redes sociales y la Web 2.0 implica compartir puntos de vista y debatir sobre las ideas, lo
que ayuda a que los ninñ os y adolescentes desarrollen un pensamiento críítico en una eí poca
en la que sus cerebros se estaí n desarrollando.
Ademaí s, los profesores pueden beneficiarse mucho de los avances tecnoloí gicos para hacer
su trabajo maí s atractivo y para ser maí s eficientes. Muchas actividades de las que forman
parte de su rutina diaria se pueden optimizar con la ayuda de aplicaciones y dispositivos
informaí ticos, permitiendo que puedan dedicar maí s tiempo a su propia formacioí n, lo que a
largo plazo no solo les beneficiaraí a ellos sino a sus estudiantes.

Otra de las ventajas del uso de la tecnologíía en la educacioí n es su flexibilidad y capacidad


de adaptacioí n de cara a que los estudiantes puedan seguir ritmos distintos en su
aprendizaje. Los estudiantes maí s aventajados pueden tener a su disposicioí n contenidos
adicionales y aquellos que necesiten un refuerzo, pueden recurrir a materiales de apoyo
para reforzar aquello que aprenden en clases.

Usar la tecnologíía en el entorno acadeí mico no es algo nuevo, sin embargo la forma en la que
dicha tecnologíía se utiliza ha cambiado mucho a lo largo de los anñ os, permitiendo mayor
flexibilidad, eficiencia y aprovechamiento de los recursos educativos y ofreciendo una
formacioí n de mayor calidad a los estudiantes.

Ventajas del uso de la tecnología en la educación según los profesores

Un estudio llevado a cabo por Samsung en 2016 entre profesores espanñ oles sobre el uso de
la tecnologíía en el aula, muestra interesantes conclusiones sobre los beneficios que el uso
de la tecnologíía en la educacioí n puede tener en los colegios.

El 84% de los encuestados percibe un aumento en la creatividad y capacidad de


razonamiento de sus alumnos, una mejora de su competencia en habilidades transversales
y un incremento en la autonomíía de los alumnos a la hora de aprender. El 74 % de los
profesores participantes considera que la creciente familiarizacioí n con las TICs ayuda a los
alumnos aprender a hacer un uso responsable de las nuevas tecnologíías. Un 92 % tambieí n
considera que el uso de nuevas tecnologíías en el aula mejora las habilidades teí cnicas de los
alumnos, preparaí ndoles para desenvolverse con maí s soltura en un mundo cada vez maí s
tecnoloí gico.

Entre los profesores espanñ oles es comuí n la opinioí n de que los estudiantes son maí s
colaborativos entre ellos (82%), muestran un mayor esfuerzo por aprender (79%) y
entienden los contenidos impartidos con maí s facilidad (74%), gracias al uso de las nuevas
tecnologíías. Y el 75% percibe tambieí n una mejora en el clima general del aula.

Asíí que tres de cada cuatro profesores (77%) considera que la “mochila digital” para el
aprendizaje, sustituir los libros por lecciones en formato digital a las que puedan acceder a
traveí s de un ordenador o tablet ya adoptado por muchas instituciones educativas, es
sumamente interesante.

El impacto de la tecnología en la educación

Evaluar el impacto que tiene el uso de la tecnologíía en la educacioí n y coí mo eí sta afecta al
aprendizaje de los alumnos en los colegios, no es tarea faí cil. Desde la aparicioí n de internet y
las nuevas tecnologíías se ha dado una verdadera revolucioí n tecnoloí gica en las aulas. Ahíí
donde antes el laí piz, el papel y los libros eran los principales protagonistas, cada vez van
ganando maí s terreno los ordenadores, las tablets y las tecnologíías interactivas.

Retos que implica el uso de la tecnología en la educación

Aunque la tecnologíía puede tener un impacto muy positivo si se usa de manera correcta en
los centros escolares, la implementacioí n de su uso trae consigo algunos retos a los que
tienen que hacer frente. Una trasformacioí n tan importante ha significado que desde un
aprendizaje basado en la memoria, hayamos pasado a un aprendizaje basado en las
capacidades para buscar, analizar e interpretar correctamente la informacioí n y eso se
traduce en algunas nuevas necesidades:

La necesidad de proporcionar formacioí n de calidad a los profesores para que puedan


aprovechar los recursos tecnoloí gicos e incorporarlos en sus clases.

La importancia de que el centro educativo cuente con una conexioí n a internet lo


suficientemente buena para poder ser usada por muí ltiples equipos y dispositivos al mismo
tiempo. Asíí evitaremos la frustracioí n y las clases podraí n ser aí giles y efectivas.

El importante desembolso econoí mico que tiene que hacer el centro para incorporar las
nuevas tecnologíías en sus aulas tambieí n es un factor a importante considerar.

Es probable que nos encontremos con algunas resistencias al cambio, sobre todo desde
sectores maí s conservadores o menos familiarizados con las nuevas tecnologíías dentro del
personal del centro o entre los padres de los alumnos.

La introduccioí n de la tecnologíía en el aula implica la necesidad de aprender a trabajar en


equipo y de forma maí s colaborativa, algo a lo que los alumnos generalmente no estaí n
acostumbrados y precisaraí de un tiempo de aprendizaje.

Al introducir la tecnologíía en las aulas se hace necesario un cambio de paradigma, en los


contenidos programados y en los sistemas de evaluacioí n, ya que seraí necesario adaptarlos a
la nueva realidad.

Asíí que aunque las ventajas de la introduccioí n de la tecnologíía en las escuelas pueden ser
importantes, es importante que vayan acompanñ adas de los cambios necesarios para que
tanto alumnos como profesores puedan sacarle el maí ximo provecho.
Así está el Perú 2016:

El uso de tecnología en la educación de nuestro país

El Ministerio de Educacioí n identificoí que solo el cuarenta por ciento de colegios a nivel
nacional cuenta con Internet.

La brecha tecnoloí gica en nuestro paíís es maí s amplia en las zonas rurales.

La brecha tecnoloí gica en nuestro paíís es maí s amplia en las zonas rurales. | Fuente: RPP
Noticias

En el Peruí hay cerca de 80 mil colegios puí blicos y la falta de uso de tecnologíías en estas
instituciones educativas es un tema de preocupacioí n que tendraí que resolverlo el siguiente
gobierno.

El Ministerio de Educacioí n indicoí que solo el cuarenta por ciento de centros educativos a
nivel nacional cuenta con acceso a Internet, que a estas alturas es baí sica para el mejor
desempenñ o de los escolares.

Un estudio del 2013 reveloí que maí s del 90% de centros educativos de nivel primario en las
zonas rurales no contaba con acceso a Internet; sin embargo, para el 2015 hubo una
mejora: 9 mil escuelas estatales recibieron la conexioí n gratuita a Internet, con lo que la
brecha se acortoí .

El Minedu resaltoí que hasta la fecha, el gobierno de Ollanta Humala entregoí maí s de 800 mil
laptops en escuelas puí blicas de primaria y secundaria. A esto hay que anñ adir la
implementacioí n de nuevos softwares en maí s de 1, 600 escuelas.

Pese al avance de implementacioí n de tecnologíía en la educacioí n, es imposible una


comparacioí n con Chile, donde 9 de cada 10 estudiantes cuenta con acceso a Internet.

¿Y EN EL PERÚ?

En nuestro paíís, durante mucho tiempo el propoí sito de la Educacioí n Teí cnica ha sido la
preparacioí n de teí cnicos para abastecer el sistema industrial o la formacioí n de oficios, es
decir, orientado hacia el mundo del trabajo. Lo importante era darles conocimientos que les
permitiera ser operarios con las habilidades y destrezas que se requeríían en ese momento.
El teí cnico especializado era necesario, maí s allaí del operario de baja cualificacioí n de la líínea
de produccioí n. Por otra parte, cada vez fueron teniendo maí s importancia las ingenieríías,
donde se forman los profesionales que elaboran disenñ os, ejecutan proyectos, organizan y
supervisan la organizacioí n industrial, etc. Es un modelo orientado a lograr un crecimiento
teí cnico que genere un futuro mejor y que requiere la formacioí n de gente entrenada para
estos propoí sitos. Conviene aclarar que en este modelo, nuestros teí cnicos eran maí s bien
receptores de tecnologíías, generalmente traíídas de EEUU o de Europa, conformando un
modelo industrial de sustitucioí n de importaciones, dentro de un paíís agroexportador.
Paradoí jicamente, el sector agropecuario no procuraba una preparacioí n teí cnica para el
manejo del campo y sus producciones.

• Desde los sectores teí cnicos, ingenieriles y cientííficos se percibe que la concentracioí n del
conocimiento y de la produccioí n tecnoloí gica inclina cada vez maí s la balanza del poder y,
por lo tanto, no puede existir un proyecto de paíís en un mundo cada vez maí s globalizado y
dentro de un sistema capitalista, sino hay produccioí n tecnoloí gica y cientíífica. Estos sectores
consideran imperioso realizar algo en este sentido, como ser la incorporacioí n de tecnologíía
en la formacioí n general de los alumnos.

• Distintos cíírculos de pensadores y educadores comienzan a pensar que si la tecnologíía


estaí influyendo tan fuertemente en la realidad, es necesario que a nivel de ciudadanos se
pueda entender queí es la tecnologíía, como se produce, queí significa, como y para que
funciona, que rol le compete a los distintos grupos sociales.

• La tecnologíía cada vez se interrelaciona maí s con la ciencia y se potencian mutuamente, lo


cual lleva a una tercera líínea de pensamientos que intenta reflexionar sobre la relacioí n
entre teí cnica, ciencia y sociedad.

• Hay quienes sostienen que hubo una cuarta corriente que propicioí la incorporacioí n de
tecnologíía dentro del sistema educativo, aquella que la considera necesaria para la
generacioí n de mano de obra calificada de acuerdo con los requerimientos actuales. Al
respecto, conviene aclarar que si bien existe una relacioí n entre lo que se aprende en la
escuela y el mundo del trabajo y que las habilidades que allíí se desarrollan posicionan al
individuo de diferente manera, es claro que la preocupacioí n de mano de obra especializada
no puede formar parte de la formacioí n de todos los educandos.

5 cambios que provocará la tecnología en la educación

1. Personalización

El uso de entornos virtuales y de la inteligencia artificial en los programas educativos


permite detectar las necesidades particulares de cada alumno.

De este modo, y compartiendo el aula, los alumnos pueden ir aprendiendo a su propio ritmo
y con la supervisioí n y apoyo del profesorado.

Tambieí n se consigue que los propios alumnos se puedan ayudar entre ellos y que refuercen
el aprendizaje, seguí n las fortalezas y debilidades de cada uno de ellos.

2. Autoaprendizaje

El apoyo del entorno digital y el acceso a material de estudio desde cualquier sitio incentiva
que cada alumno se implique en su propia evolucioí n.
Este tipo de aplicaciones favorecen que el estudiante sea autodidacta y que, por sus propios
medios, aproveche su tiempo y capacidades en el aprendizaje que maí s necesita.

¿QUIERES SER MEJOR DOCENTE?

CONSULTA LOS CURSOS DISPONIBLES

3. Espacios colaborativos

Que cada alumno pueda evolucionar a su ritmo y acceder a material que refuerce o amplííe
su aprendizaje, ayuda a que cada uno de ellos se sienta maí s motivado e implicado en sus
tareas como estudiante.

Una forma maí s de motivarlos es a traveí s del uso de comunidades colaborativas en las que
puedan compartir ideas y conocimientos.

Asíí la interaccioí n con maí s estudiantes no se limita solo al aula, pudiendo crear proyectos a
gran escala que se enriquezcan en conocimientos y valores.

4. Habilidades sobre conceptos

Internet y las TIC permiten acceder a la explicacioí n de conceptos en cualquier momento.

Sigue siendo importante asimilar y asentar ciertos conocimientos baí sicos para cada edad y
materia, pero debe prevalecer la comprensioí n frente a la memorizacioí n.

Generar futuros profesionales con mejores capacidades analííticas y crííticas es la aportacioí n


de calidad que permite el uso de la tecnologíía educativa.

5. Formar en el uso responsable

Ante las facilidades y simplificacioí n que puede derivarse del uso de la tecnologíía, en ciertas
tareas, es importante que estos nuevos meí todos de ensenñ anza vayan reforzados por
dinaí micas dirigidas por los docentes.

Dar maí s poder e independencia al alumno debe ir acompanñ ado de mayor inversioí n de
tiempo y esfuerzo en el aula por transmitir valores y eí tica.

Formar en un uso responsable aportaraí mejores capacidades y habilidades sociales y


profesionales a los futuros lííderes.

Desventajas del uso de la tecnología en el aula

No hay lado correcto o incorrecto de este debate. La tecnologíía educativa tiene sus ventajas
y desventajas. Todo depende de los maestros, administradores y personal del distrito para
decidir si el bien supera el mal.

Sustitucioí n de los maestros.


Muchos entusiastas de la tecnologíía ponen los ojos cuando las personas expresan su
preocupacioí n de que la tecnologíía educativa es una manera de reemplazar a los maestros
en el futuro. ¿Pero sus preocupaciones carecen de validez? Usted no tiene que ir muy lejos
en el pasado para encontrar ejemplos de la tecnologíía de sustitucioí n de los trabajadores: la
industria automotriz, la agricultura y las industrias manufactureras tienen todos muchas
partes mecanizadas de su proceso, el despido de los trabajadores en el proceso. Mientras
que algunas personas piensan que los maestros se quedan obsoletos, los uí ltimos avances
tecnoloí gicos son lo suficientemente potente como para entregar el contenido, evaluar, y
fijar los estudiantes un nuevo curso de aprendizaje, todo ello sin la intervencioí n del
maestro. ¿Queí significa eso para el futuro de la ensenñ anza?

Distracción.

Esta es probablemente la primer preocupacioí n de los profesores que consideran la


implementacioí n de la tecnologíía del aula: la preocupacioí n de que los estudiantes van a
estar demasiado ocupados en redes sociales y no prestando atencioí n a la leccioí n. La
curiosidad innata de los estudiantes, junto con su comprensioí n de la tecnologíía podríía
conducir a una mayor socializacioí n en líínea en entornos en los dispositivos son de faí cil
acceso.

Maí s faí cil de acceder el trabajo de otros

El plagio ha sido siempre una preocupacioí n de los profesores. Hoy, los estudiantes pueden
acceder faí cilmente a ensayos, informes, notas de clase, pruebas en líínea, etc., lo que hace
que sea mucho maí s difíícil que los profesores sepan si el trabajo de la mano de los
estudiantes es original. Aunque hay herramientas de alta tecnologíía para ayudar a los
maestros a descubrir si el trabajo es un plagio, ninguí n sistema es perfecto.

Disparidad de acceso fuera de clase

No todos los estudiantes tienen acceso a las herramientas de tecnologíía fuera del aula. La
biblioteca es una opcioí n, pero a menudo hay una espera para los ordenadores conectados a
Internet, e incluso entonces, no se puede descargar aplicaciones y software en ordenadores
puí blicos.

La asignacioí n de uso de la tecnologíía en el aula estaí bien si todos los estudiantes tengan
acceso al dispositivo. Sin embargo, cuando se consideran determinados programas
tecnoloí gicos para hacer la tarea, en una intervencioí n en casa, o de aprendizaje, el acceso de
los estudiantes a Internet debe ser considerado.

Privacidad

La privacidad de la informacioí n del estudiante y datos es bastante de una cuestioí n a tener


muchos maestros y escuelas lejos de implementar cualquier tipo de iniciativas de
tecnologíía de amplio alcance. Aplicaciones y plataformas han recorrido un largo camino
para mejorar sus medidas de privacidad, especialmente cuando eí ste afecte a los
estudiantes, pero ¿es suficiente para convencer a las escuelas que vale la pena el riesgo
potencial? Los datos de los estudiantes son muy importantes dentro de las paredes del aula,
pero ¿los maestros pueden sentirse seguros de que ahíí es donde la informacioí n se
mantendraí cuando se utilizan aplicaciones tecnoloí gicas?

TIC y educación: 11 países que revolucionan la tecnología

23 de marzo de 2010

El uso de las tecnologíías en el aula se encuentra en pleno auge y no da senñ as de querer


retroceder ni detenerse. Por ello, diferentes gobiernos han visto la importancia de la
implementacioí n de eí stas herramientas en los planes de educacioí n. A continuacioí n les
brindamos un ranking de los mejores once paííses en el aí rea del uso de las tics en la
educacioí n.

Chile

De todos los programas de ingresos medios y paííses en desarrollo que han tratado de
introducir las TIC en la educacioí n sistemaí tica, la experiencia de Chile es quizaí s el maí s
alabado y estudiado.

Costa Rica

La colaboracioí n entre el Ministerio de Educacioí n y la Fundacioí n Omar Dengo en Costa Rica


es considerada por muchos como un modelo para la introduccioí n, aplicacioí n y evaluacioí n
de uso de la tecnologíía en la educacioí n.

India (Kerala)

Con una poblacioí n de maí s de 31 millones de doí lares, el estado indio de Kerala - el hogar de
la IT @ iniciativa de la escuela. IT @ escuela, que ofrece TIC en materia de educacioí n a 1,6
millones de estudiantes por anñ o en el estado, es considerado por algunos como el mayor
programa educativo de su tipo que utiliza el software de coí digo libre y abierto en primer
lugar.

Jordania

Se han hecho esfuerzos en numerosos paííses para replicar y adaptar el modelo utilizado
por Jordania. Iniciativa para la Educacioí n, tal vez la iniciativa de maí s alto perfil de su tipo
entre paííses en desarrollo - y uno de los mejor evaluados.

Macedonia

Primaria Macedonia Education Project (PEP) contiene una gran TIC en la Educacioí n
componente de apoyo a la informatizacioí n de las escuelas primarias de Macedonia por la
formacioí n de profesores, el desarrollo de soluciones de mantenimiento, suministro de
contenidos digitales, y la introduccioí n de usos innovadores de las TIC, tales como control de
la computadora, la roboí tica, la muí sica electroí nica, video y grabacioí n de audio.
Malasia

Ahora en su segunda deí cada, el proyecto de la Escuela Inteligente es el ejemplo


emblemaí tico de lo que ha ocurrido en Malasia, considerado un lííder mundial en el uso de la
tecnologíía en la educacioí n.

Namibia

Las TIC de Namibia en la Iniciativa de Educacioí n, es una estrategia integral para la


integracioí n de las TIC en el sector de la educacioí n, y un modelo para muchos paííses de
aí frica (y maí s allaí ).

Rusia

En el Banco Mundial, ninguí n proyecto de TICs en la educacioí n ha sido mayor que el de


Rusia E-Learning Support Project, y esperamos publicar los resultados adicionales de este
proyecto en 2010.

Singapur

Masterplan Singpore para las TIC en la Educacioí n (ahora en su tercera edicioí n) es quizaí s el
modelo de pensamiento progresista, global y flexible de la formulacioí n de polííticas en este
aí mbito.

Corea del Sur

Desde finales de 1990, la Investigacioí n Educacioí n y Servicio de Informacioí n de Corea


(KERIS) ha sido el punto focal para los ambiciosos esfuerzos del paíís para integrar la
tecnologíía en todo el sector de la educacioí n, y ahora es 'exportar' las lecciones de esta
experiencia a los paííses en desarrollo.

Uruguay

En una senñ al de queí tan raí pido las cosas estaí n cambiando, Uruguay no habríía estado en la
lista de cualquiera de los paííses para ver soí lo hace cinco anñ os. Ahora, a traveí s de su
ambicioso Plan Ceibal, este pequenñ o paíís de Ameí rica del Sur, proporcionando
computadoras portaí tiles gratis a todas las escuelas primarias estudiantes de la escuela en
las escuelas puí blicas (entre otras iniciativas), es cada vez maí s el foco de la atencioí n de los
profesionales y acadeí micos por igual.

Los 10 países con mejor sistema educativo

Los informes de PISA situí an a Corea del Sur, Japoí n y Finlandia como los paííses con mejor
nivel de ensenñ anza.

A continuacioí n podraí s descubrir los paííses que han tenido mejores puntuaciones seguí n los
informes publicados:

1. Corea del Sur


La posicioí n nuí mero 1 estaí muy discutida entre Japoí n y Corea del Sur debido a que ambos
sistema destacan tanto a nivel global como por niveles de rendimiento. El paíís coreano, en
cambio, puntuí a en matemaí ticas un 554 siendo un promedio superior al de la media de la
OCDE -494-, seguí n el informe PISA realizado en el anñ o 2012.

En lectura obtiene un 536 y en ciencias un 538. Tan soí lo en 60 anñ os ha conseguido combatir
y casi eliminar por completo el analfabetismo que existíía en el paíís. Se caracterizan por
entender la educacioí n como un motor para el desarrollo del paíís. La ensenñ anza es gratuita y
obligatoria desde la edad de 7 anñ os hasta los 15 anñ os. Como en otros paííses, existe una
selectividad para entrar a la universidad.

2. Japón

Al igual que paííses como Finlandia o Corea del Sur, tambieí n presenta niveles excelentes en
las aí reas que son evaluadas por los informes PISA, siendo en matemaí ticas un 534, en
lectura un 538 y en ciencias un 547. La estructura educativa basada en la tecnologíía le ha
proporcionado grandes figuras en el conocimiento y la comprensioí n.

Entre las caracteríísticas maí s importantes de este sistema educativo destaca el


establecimiento de un curríículo igualitario para todo el nivel nacional. Los maestros tienen
una alta cualificacioí n para realizar el trabajo y son muy respetados por la sociedad.

3. Finlandia

Es un sistema educativo reconocido a nivel mundial por su alta eficacia. Seguí n el informe
PISA de 2012 las puntuaciones que presenta en las diferentes aí reas evaluadas son: 519 en
matemaí ticas, 524 en lectura, 545 en ciencias. Las principales caracteríísticas de las que
consta este sistema educativo son entre otras, que el profesorado es una profesioí n muy bien
valorada.

Al igual que en la mayoríía de paííses que pertenecen a la OCDE, la educacioí n es gratuita y


accesible por todo el mundo.

4. Estonia

El sistema educativo de Estonia se encuentra en uno de los primeros en cuanto a


rendimiento en el aí rea de las ciencias con una puntuacioí n de 541. Tambieí n destaca en
lectura con un 516 y en matemaí ticas con una puntuacioí n de 521 seguí n el informe PISA de
2012.

La educacioí n es obligatoria en este paíís desde los 7 anñ os de edad hasta los 17. El objetivo de
este sistema educativo es promover el aprendizaje a cualquier persona y a lo largo de toda
la vida. Se suelen preocupar de que los docentes esteí n motivados por su trabajo.

5. Canadá
Las puntuaciones que tiene el sistema educativo canadiense para las aí reas que se evaluí an
son: matemaí ticas con un 518, lectura con 523 y ciencias con 525. Son valores tambieí n muy
elevados, por lo que sus alumnos tienen alto rendimiento en estos campos.

Entre las principales caracteríísticas de este sistema educativo destaca que es obligatorio y
gratuito hasta los 16 anñ os. Ademaí s, no existe un sistema educativo nacional, sino que cada
provincia y territorio tiene el suyo propio. A diferencia de otros paííses, no destinan mucho
dinero a la educacioí n.

6. Polonia

Octava posicioí n en matemaí ticas con una puntuacioí n de 518, sexta posicioí n en el aí rea de
lectura con la misma cifra y quinto puesto en ciencia con un valor de 526.

La educacioí n es gratuita y obligatoria de los 6 a los 18 anñ os, dando la oportunidad a los
alumnos con la edad de 15 anñ os de elegir el itinerario que quieren seguir. El curríículo prima
el estudio de la lengua, las matemaí ticas y las ciencias. Ademaí s, los profesores tienen
libertad para desarrollar su estilo de ensenñ anza.

7. Suiza

El sistema educativo de Suiza tiene una puntuacioí n en el aí rea de matemaí ticas de 531,
mientras que en el de lectura su valor es de 509 y en ciencias del 515.

Se caracteriza porque, al igual que ocurre en otros paííses, la educacioí n es diferente


dependiendo del sitio en el que se estudie. Sin embargo, la constitucioí n de este paíís toma la
educacioí n infantil como obligatoria y gratuita independientemente del sitio de Suiza en el
que se quiera estudiar.

8. Países Bajos

Seguí n el informe PISA del anñ o 2012, las puntuaciones de este sistema educativo son 523 en
matemaí ticas, 511 en lectura y 522 en ciencias. Es decir, el 6º puesto en matemaí ticas, el 12º
en ciencias y el 13º en habilidad lectora.

La educacioí n de los Paííses Bajos presta especial atencioí n a la formacioí n y necesidades que
puedan tener sus estudiantes. Existen tres tipos de escuelas: puí blicas, especiales y
generales; aunque eí stas son gratuitas pueden pedir dinero a los padres.

9. Irlanda

El sistema educativo irlandeí s ha obtenido valores de 501 en matemaí ticas, en lectura un 523
y en ciencias un 522. Al igual que los paííses desarrollados anteriormente, se encuentran
muy por encima del promedio de los paííses pertenecientes a la OCDE en estas aí reas.

La educacioí n es obligatoria desde los seis hasta los 15 anñ os de edad. La ratio de las clases es
de 17 alumnos, una cantidad muy inferior a la espanñ ola por ejemplo -25-. Consta de tres
tipos de universidades: los institutos tecnoloí gicos, los educativos y las universidades en síí.
10. Alemania

El sistema educativo alemaí n tambieí n se encuentra por encima de la media de todos los
pertenecientes a la OCDE, con unas puntuaciones en el aí rea de matemaí ticas de 514, en
lectura de 508 y en ciencias de 524.

Se caracteriza por ser obligatoria a partir de los seis anñ os de edad, cuando los ninñ os entran
en la etapa de primaria. Cuando terminan la primaria tienen que elegir entre los diferentes
institutos que hay dependiendo de lo que quieran estudiar con posterioridad.

¿Cuaí l es el orden que se ha seguido?

Esta lista de los mejores sistemas educativos no es oficial. La lista se basa en los informes
PISA del anñ o 2009 y 2012 para ordenarlos seguí n la media de las tres aí reas que se han
evaluado con ellos: lectura, matemaí ticas y ciencias.

Conclusión:

La tecnologíía es muy compleja y muy uí til pero si la sabes utilizar como una herramienta uí til
la tecnologíía es utilizada por todas las personas ya seas personas juríídicas o personas
naturales la diferencia es que en otros paííses la saben aprovechar y le dan la prioridad a la
educacioí n y por eso la tecnologíía con la educacioí n deben ir de la mano con un correcto uso
y es muy necesario en esta eí poca que nos encontramos.