Está en la página 1de 2

ENTREGA FINAL

“COLUMNA DE OPINIÓN”

El tema principal para analizar es si ¿Es democrático un referendo en contra de la


adopción homoparental? pero teniendo claro el concepto de “democracia” que proviene
de los términos griegos Demos que significa gente y kratos que corresponde a la autoridad
o el poder. Se puede definir como “La forma de gobierno en el que el control político es
ejercido por todas las personas, directamente o a través de la elección de
representantes.”
Lastimosamente en Colombia, este concepto de democracia ha perdido credibilidad por la
corrupción que se vive en el entorno político y la duda que puede generar los resultados
en las diferentes elecciones, y se puede llegar a concluir si estos no tuvieron una influencia
o manipulación, aun cuando el desarrollo democrático a mejoró con el cambio de una
democracia representativa a una democracia participativa donde han aumentado
significativamente los votantes en los últimos año. Hay surge el debate al cuestionar si el
referendo es la forma más adecuada de sacar adelante un proyecto de ley en contra de la
adopción homoparental que tiene como objetivo convocar a los ciudadanos y someter a
su consideración dando su voto a favor o en contra de la inclusión de un nuevo parágrafo
en el artículo 44 de la Constitución, en el siguiente sentido: “La adopción es una medida
de protección del niño que busca garantizarle el derecho a tener una familia constituida
por una pareja heterosexual en los términos explícitos del artículo 42 de esta Constitución,
es decir, por un hombre y una mujer unidos entre sí en matrimonio o unión marital de
hecho, con el cumplimiento de los demás requisitos establecidos en la ley”.

Teniendo claro que la constitución en nuestro país como un “Estado de Derecho”, se


entiende que cualquier iniciativa por parte de los gobernantes en donde exista
participación ciudadana que proporcione todas las garantías de no ser excluidos del
debate, además, que las instituciones religiosas se mantenga al margen y no intervengan
en la realización colectiva de la sociedad, para este tipo de decisiones se debería tener en
cuenta el referendo como manera más apropiada de poder determinar si es conveniente
el cuidado, crianza y enseñanzas de los niños a un pareja diferente a una pareja
heterosexual.
Estoy de acuerdo en que la participación popular promueve el respeto y desarrollo de los
derechos humanos, el pluralismo, la tolerancia, la inclusión y la promoción de las
libertades. Sería muy positivo que por medio de un referendo se pudieran unir opiniones
manteniendo por supuesto el respeto por las el pensamiento y opino de los que no lo
vean como un mecanismo optimo, con el fin de llegar a tomar la mejor decisión para la
niñez de nuestro país y las futuras generaciones.
Se necesita un gran esfuerzo para que todos los ciudadanos puedan entender y acepten
los cambios en el que se le pueda dar paso a la tesis más pertinente y afines en relación al
contexto en el que nos encontramos y que involucra los diferentes actores sociales como
la comunidad LGBTI, afrodescendientes, estudiantes, indígenas, obreros, entre otros, en
donde se puedan aprovechar los diferentes mecanismos de participación ciudadana para
ejercer un control político en el que se pueda aprovechar la democracia con sus diferentes
métodos de participación en la toma de decisiones más apropiado, en donde todos los
ciudadanos sean consecuentes con sus actos y poniéndonos en el lugar del otro.