Está en la página 1de 7

13 cosas que las

personas
mentalmente fuertes
no hacen
La fortaleza mental no siempre se refleja en lo que haces, sino
precisamente en lo que "no" haces.

En el libro "13 cosas que la gente mentalmente fuerte no hace", su


autora, Amy Morin, afirma que el desarrollo de la fortaleza mental
tiene un enfoque triple. Se trata de controlar tus pensamientos, tu
comportamiento y tus emociones.

A continuación te presentamos de qué se tratan esas 13 cosas que


no debes hacer de las que habla Morin.

1. No pierden tiempo sintiendo


pena por ellos mismos

"Sentir pena por vos mismo es auto destructivo", afirma Morin.


"Caer en la auto pena te prohíbe de vivir una vida en plenitud".
Malgastás tiempo, creas emociones negativas y lastima tus
relaciones.

La clave está en "reconocer lo bueno del mundo y empezarás a


apreciar lo que tienes", escribe. La meta es cambiar la
autopena por gratitud.

2. No regalan su poder
La gente regala su poder cuando no tienen barreras físicas o
emocionales, sostiene Morin. Necesitas pararte por vos mismo
y poner una línea donde sea necesario. Si los demás tienen el
control de tus acciones, pasan a definir tu éxito y autoestima. Es
importante que no pierdas el enfoque en tus metas y trabajes
en ellas.

3. No le escapan al cambio
Según Morin, hay 5 etapas para el cambio: la pre
contemplación, la contemplación, la preparación, la acción y el
mantenimiento.

Atravesar estas etapas es crucial. Los cambios pueden ser


atemorizantes, pero esconderse de ellos previene el
crecimiento. "Mientras más esperas, más difícil se pone", dice
ella.

4. No se enfocan en lo que no
pueden controlar
"Se siente seguro tener todo bajo control, pero pensar que
siempre tenemos los hilos para controlar todo se puede volver
problemático", dice Morin. Tratar de tener el control de todo es
una respuesta a la ansiedad.

"En vez de enfocarte en manejar esa ansiedad, tratas de


controlar el ambiente que te rodea", dice. Dejar de
concentrarse en lo que no podemos controlar aumenta la
felicidad, trae menos estrés, mejores relaciones, nuevas
oportunidades y más éxito.
5. No se preocupan por complacer
a todos
Suele pasar que nos juzgamos a nosotros mismos de acuerdo a
lo que los demás opinan de nosotros, que es todo lo contrario a
fortaleza mental. Morin afirma que existen cuatro factores sobre
tratar de complacer a los demás: pérdida de tiempo, los
complacedores suelen ser fácilmente manipulables, está bien
que los demás se sientan enojados o decepcionados y no, no
puedes complacer a todo el mundo.

6. No temen tomar riesgos


Las personas que temen tomar riesgos, ya sea financieros o
emocionales, suelen tener poco conocimiento, afirma Morin. Es
que la falta de conocimiento para tomar calculadamente ese
riesgo lleva a aumentar el miedo.

Para poder analizar la toma de riesgos hay que hacerse las


siguientes preguntas:

-¿Cuáles son los costos potenciales?


-¿Cuáles son los beneficios potenciales?
-¿Cómo me ayudará esto a alcanzar mi meta?
-¿Cuáles son las alternativas?
-¿Qué es lo peor que podría pasar y cómo puedo reducir el
riesgo para que no pase?
-¿Qué tan mal sería si se diera el peor escenario posible?
-¿Qué tanto importará esta decisión en cinco años?
7. No viven en el pasado
El pasado está en el pasado. "No hay manera de cambiar lo
sucedido, y vivir ahí puede ser auto destructivo y puede
evitarte de disfrutar el presente y planificar el futuro", asegura
Morin. No resuelve nada y puede llevar a la depresión.

Sin embargo, puede haber un beneficio de pensar en el


pasado. Y es la de reflexionar sobre las lecciones aprendidas,
considerando los hechos en vez de las emociones, y mirando la
situación desde una nueva perspectiva.

8. No comenten el mismo error dos


veces
La reflexión puede asegurarte que no cometas el mismo error
una y otra vez. Es importante analizar qué se hizo mal, qué pudo
haberse hecho mejor y hacerlo diferente la próxima vez.

La gente mentalmente fuerte acepta la responsabilidad por el


error que cometieron y crean un plan para no volver a
cometerlo en el futuro.

9. No envidian el éxito ajeno


El resentimiento es como ira que permanece oculta, dice Morin.
Enfocarnos en el éxito de otra persona no te ayudará al tuyo,
sino que te distrae de tu meta. Incluso si logras el éxito nunca
serás feliz si constantemente estás mirando el ajeno.
10. No se rinden después del
fracaso
El éxito no es inmediato, y el fracaso es un obstáculo que hay
que sobrepasar. "Miremos a Thedor Giesel, conocido como el
Dr. Seuss, cuyo libro de su autoría fue rechazado más de 20
veces", afirma Morin.

Pensar que el fracaso es inaceptable o que significa que no eres


lo suficientemente bueno no refleja fortaleza, sino que "volver a
intentarlo después del fracaso te hace más fuerte".

11. No le tienen miedo a la soledad


"Hacerse de un tiempo para estar a solas con tus pensamientos
puede ser una experiencia poderosa y puede ayudarte a
alcanzar tus metas", dice Morin. Volverse
mentalmente fuerte "requiere que tomes un tiempo de tu
ocupada vida para enfocarte en tu crecimiento".

A continuación, algunos beneficios de la soledad de los que


Morin habla en su libro:

-La soledad en la oficina aumenta la productividad.


-El tiempo a solas aumenta tu empatía.
-Pasar un tiempo en soledad dispara la creatividad.
-Las actividades para hacer solo son buenas para la salud
mental.
-La soledad ofrece restauración.
12. No sienten que el mundo les
deba nada
Es fácil enojarse con el mundo cuando fracasas, pero la verdad
es que no te debe nada. Todo tienes que ganártelo.

"La vida no se supone que sea justa", dice Morin. Si alguien es


más feliz que otro, "así es la vida, pero eso no significa que se te
deba algo solo porque te tocó una mala jugada". La clave es
enfocarse en los esfuerzos, aceptar la crítica, conocer las fallas
y no contarlas. Compararse con otros solo te hará sentir
decepcionado si no recibís lo que crees que se te debe.

13. No esperan resultados


inmediatos
"Desarrollar expectativas realistas y entender que el éxito no
sucede de la noche a la mañana es necesario si quieres
alcanzar todo tu potencial", asegura Morin. La gente
mentalmente débil son impacientes. Sobrestiman sus
habilidades y subestiman cuánto tiempo tardará el cambio,
entonces esperan resultados inmediatos.

Es importante no perder el foco y trabajar en las metas a largo


plazo. Habrá fracasos a lo largo del camino, pero si mides el
progreso mirando todo de lejos, el éxito parece inalcanzable.