Está en la página 1de 3

TEMA 1-ECONOMÍA, LA CIENCIA ÚTIL

1- ¿Qué es la economía?

Una necesidad es el deseo de satisfacer algo de lo que se carece.


Los bienes o servicios son aquello que satisface necesidades.

La economía es una ciencia que nos ayuda a satisfacer nuestras


necesidades mediante recursos escaso (recursos naturales,
trabajadores, maquinaria, capital…). Es la ciencia que se ocupa de la
forma en que las personas administramos recursos escasos con los
que satisfacer nuestras necesidades.
El término economía proviene del griego y significa ‘administrar la
casa’. Nació como ciencia en el siglo XVIII de la mano del escocés
Adam Smith con la publicación del libro “La riqueza de las Naciones”.

La escasez económica es la sensación de carencia de recursos en


relación con las necesidades de las personas. En resumen, es desear
más de lo que se tiene. La escasez económica es universal (nos
afecta a todos) y relativa (de forma distinta).
En los países desarrollados como España, abundan los bines y
servicios, pero en los países en vías de desarrollo o del Tercer Mundo
apenas se cubren las necesidades más elementales.

2- La necesidad de elegir:

Podemos identificar tres grupos de decisores o agentes económicos:


familias, empresas y sector público.

DECISORES TIPOS DE DECISORES


Familias o economías domésticas Consumo privado
Empresas Producción privada
Sector público o Estado Consumo y producción orientados
al bienestar de la sociedad

Las decisiones a la hora de decidir cuál es la mejor alternativa están


condicionadas por:

El coste de oportunidad Al elegir, siempre renunciamos a


algo, con todo lo que ello supone.
Los costes irrecuperables Al tomar una decisión errónea, nos
olvidamos de los costes
irrecuperables para solucionarlo.
Beneficios y costes adicionales Al tomar una decisión, son
necesarias decisiones adicionales.
Los incentivos Solemos modificar la conducta para
recibir una recompensa o evitar un
castigo.
A la hora de decidir cuál es la mejor alternativa, en general elegimos aquella
que reporta mayor satisfacción o bienestar. Todo ello de acuerdo con
nuestras preferencias y nuestras disponibilidades de dinero y tiempo.

Cada vez que las familias, las empresas o el sector público toman una
decisión están renunciando a las alternativas no elegidas, por lo que su
decisión tiene un coste de oportunidad, porque al elegir una opción en
vez de otra, se deja pasar una oportunidad.

Es el valor, medido o no en dinero, de aquello a lo que se renuncia cada vez


que se toma una decisión.

Los costes irrecuperables son aquellos que pertenecen al pasado y por


tanto, no deberían influir en nuevas decisiones. Influyen sobre las nuevas
decisiones de las personas cuando la alternativa elegida ha resultado
errónea, a pesar de que somos conscientes de la imposibilidad de recuperar
los costes del pasado.

El análisis marginal sopesa los costes adicionales y los beneficios


adicionales de una elección ya tomada. En este tipo de decisiones no se
trata de elegir todo o nada, sino de contrastar beneficios y costes
adicionales para afinar la decisión. En consecuencia de ello, decimos que
este tipo de análisis son marginales, ya que se producen en el límite.

Un incentivo es aquello que induce a una persona o agente a actuar de


una manera determinada. Puede ser tanto una recompensa como un
castigo. Algún ejemplo de incentivo son los impuestos que gravan artículos
de consumo perjudiciales para la salud, como por ejemplo el tabaco, las
drogas o el alcohol; y otro caso son los impuestos ecológicos y multas por
contaminación.

3-El estudio de la economía:

Para comprender la economía, los economistas emplean el método


científico, que consiste en analizar de manera razonada el pasado (datos
históricos) para predecir el futuro con técnicas matemáticas y estadísticas.
Para simplificar la exposición del análisis es frecuente el uso de gráficos
llamados modelos económicos, que son representaciones gráficas
simplificadas que predicen el comportamiento de una realidad compleja.

Hay dos criterios para clasificar el estudio de la economía: en función de lo


que se estudia (microeconomía y macroeconomía) y por otro, según la
finalidad del estudio (economía positiva y economía normativa).

Microeconomía: Se centra en el comportamiento individual de familias,


empresas y sector público, y en cómo se relacionan entre sí.

Macroeconomía: Estudia el comportamiento global de la economía como


resultado de la interacción de los agentes económicos. Se mide a través de
indicadores como el nivel general de precios, tasas de empleo,
exportaciones…

Economía positiva: Se basa en especificar y demostrar lo que ocurre en la


economía, responde cuestiones económicas desde la razón y con un punto
objetivo por la cual suceden las cosas, se centra en determinar todo aquello
que podría afectarla y los resultados que se obtendrán al final.
En resumen, se refiere a “cómo son las cosas”. Son datos que no generan
controversia.

Economía normativa: Se encarga de dar opiniones personales de manera


subjetiva o acerca de lo que realmente debería ser. Se ocupa de los valores,
de “lo que deberían ser las cosas”.
Tienen un alto grado de subjetividad.