Está en la página 1de 4

JURISPRUDENCIA

Roj: ATS 4303/2019 - ECLI: ES:TS:2019:4303A


Id Cendoj: 28079110012019201850
Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
Sede: Madrid
Sección: 1
Fecha: 24/04/2019
Nº de Recurso: 1337/2017
Nº de Resolución:
Procedimiento: Civil
Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
Tipo de Resolución: Auto

TRIBUNALSUPREMO
Sala de lo Civil
Auto núm. /
Fecha del auto: 24/04/2019
Tipo de procedimiento: CASACIÓN E INFRACCIÓN PROCESAL
Número del procedimiento: 1337/2017
Fallo/Acuerdo:
Ponente: Excmo. Sr. D. Francisco Marin Castan
Procedencia: AUD. PROVINCIAL SECCIÓN N. 17 DE BARCELONA
Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Mª Teresa Rodríguez Valls
Transcrito por: LTV/rf
Nota:
CASACIÓN E INFRACCIÓN PROCESAL núm.: 1337/2017
Ponente: Excmo. Sr. D. Francisco Marin Castan
Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Mª Teresa Rodríguez Valls
TRIBUNAL SUPREMO
Sala de lo Civil
Auto núm. /
Excmos. Sres.
D. Francisco Marin Castan, presidente
D. Ignacio Sancho Gargallo
D. Eduardo Baena Ruiz
En Madrid, a 24 de abril de 2019.
Esta sala ha visto
Ha sido ponente el Excmo. Sr. D. Francisco Marin Castan.

ANTECEDENTES DE HECHO

1
JURISPRUDENCIA

PRIMERO.- La representación procesal de la mercantil Previal S.A. interpuso recurso de casación y recurso
extraordinario por infracción procesal contra la sentencia dictada el 26 de enero de 2017 por la Audiencia
Provincial de Barcelona (Sección 17.ª) en el rollo de apelación n.º 819/2015 , dimanante de los autos de juicio
ordinario n.º 914/2013 del Juzgado de Primera Instancia n.º 5 de Barcelona.
SEGUNDO.- Mediante Diligencia de Ordenación de 23 de marzo de 2017 se tuvieron por interpuestos los
recursos de ambas partes y se acordó la remisión de las actuaciones a la Sala Primera del Tribunal Supremo,
previo emplazamiento de las partes por término de treinta días.
TERCERO.- Formado el rollo de sala, la procuradora D.ª M.ª Dolores González Company, en nombre y
representación de Previal S.A. envió escrito el 29 de marzo de 2017 por el que se personaba en concepto
de parte recurrente. El procurador D. Eduardo Moya Gómez, en nombre y representación de Comunidad de
Propietarios de RAMBLA000 n.º NUM000 de Barcelona, envió escrito el 4 de mayo de 2017, por el que se
personaba en concepto de recurrida.
CUARTO.- Por Providencia de 6 de marzo de 2019 se pusieron de manifiesto las posibles causas de inadmisión
de los recursos a las partes personadas.
QUINTO.- Mediante escrito enviado el 18 de marzo de 2019, la representación procesal de la parte recurrente
mostró su disconformidad e interesó la admisión de los recursos, mientras que la parte recurrida mediante
escrito enviado el 20 de marzo de 2019 alegaba a favor de la inadmisión de los recursos.
SEXTO.- La parte recurrente ha efectuado los depósitos para recurrir exigidos por la Disposición Adicional 15.ª
de la LOPJ .

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Los presentes recursos de casación y extraordinario por infracción procesal se han interpuesto
contra una sentencia dictada en la segunda instancia de un juicio ordinario, en el que se ejercita acción de
reclamación de cantidad. El procedimiento ha sido tramitado en atención a la cuantía, siendo esta inferior a
600.000 euros, por lo que su acceso a la casación es la del ordinal 3.º del art. 477.2 LEC , que exige acreditar
el interés casacional.
Conforme a la disposición final 16.ª 1 regla 5.ª LEC , sólo si se admite el recurso de casación por interés
casacional, podrá examinarse la admisibilidad del recurso extraordinario por infracción procesal.
SEGUNDO.- La entidad actora recurrente ha interpuesto acumuladamente recurso extraordinario por infracción
procesal y recurso de casación al amparo del art. 477.2.3.º LEC , cauce adecuado con arreglo a lo antes
expuesto. casacional.
El recurso de casación se compone de cinco motivos. En el motivo primero se alega la infracción de la doctrina
de los actosactosactos propiospropios establecida como principio general del Derecho en el art. 7.1 CC y
contenida en las SSTS n.º 77/1999 de 30 de enero , 209/2008 de 12 de marzo , 760/2013 de 3 de diciembre ,
759/2014 de 6 de enero de 2015 y 428/2015 de 15 de julio . En el desarrollo alega que la sentencia recurrida
infringe esta doctrina al rechazar tres de las facturas reclamadas, en concreto se refiere a las n.º NUM001 ,
NUM002 y NUM003 , pese a que las mismas fueron previamente consensuadas con la dirección facultativa,
siendo incluso firmadas por la arquitecta Sra. Clemencia , siendo inadmisible que un cambio posterior en la
dirección facultativa sea determinante para negarse a su pago y para que se vuelva a discutir las partidas allí
incluidas, desconociendo el compromiso ya adquirido.
En el motivo segundo se reitera la infracción de la doctrina de los actosactosactos propiospropios establecida
como principio general del Derecho en el art. 7.1 CC y contenida en las SSTS n.º 77/1999 de 30 de enero ,
209/2008 de 12 de marzo , 760/2013 de 3 de diciembre , 759/2014 de 6 de enero de 2015 y 428/2015 de 15 de
julio . En el desarrollo alega que la sentencia recurrida infringe esta doctrina al rechazar la factura n.º NUM004
cuando los precios unitarios y mediciones de las distintas partidas relacionadas en la misma ya habían sido
determinadas por las partes en los presupuestos originales y en anteriores certificaciones (en concreto en la
n.º 4), siendo inadmisible que la nueva dirección facultativa cambie de forma unilateral e injustificada esos
precios ya pactados con el objeto de rebajar el montante de la obra que se estaba desviando del presupuesto
inicial.
En el motivo tercero se reitera la infracción de la doctrina de los actosactosactos propiospropios establecida
como principio general del Derecho en el art. 7.1 CC y contenida en las SSTS n.º 77/1999 de 30 de enero ,
209/2008 de 12 de marzo , 760/2013 de 3 de diciembre , 759/2014 de 6 de enero de 2015 y 428/2015 de
15 de julio . En el desarrollo alega que la sentencia recurrida infringe esta doctrina al rechazar la factura n.º
NUM005 , relativa al precio de los forjados de las tribunas, cuando precisamente el importe unitario del forjado

2
JURISPRUDENCIA

de la tribunas había quedado establecido por pacto entre las partes en el presupuesto inicial, habiéndose
incluso abonado con ese precio en anteriores ocasiones, siendo luego modificado a la baja por la nueva
dirección facultativa, al objeto de rebajar el montante de la obra que se estaba desviando del presupuesto
inicial, contraviniendo con tal actuación los actosactosactos propiospropios
En el motivo cuarto se reitera la infracción de la doctrina de los actosactosactos propiospropios establecida
como principio general del Derecho en el art. 7.1 CC y contenida en las SSTS n.º 77/1999 de 30 de enero ,
209/2008 de 12 de marzo , 760/2013 de 3 de diciembre , 759/2014 de 6 de enero de 2015 y 428/2015 de
15 de julio . En el desarrollo alega que la sentencia recurrida infringe esta doctrina al rechazar la factura
n.º NUM006 , cuando los precios unitarios y mediciones de las distintas partidas relacionadas en la misma
ya habían sido determinadas por las partes en los presupuestos originales y en anteriores certificaciones,
que funcionan como arrastre, obedeciendo la cantidad reclamada a una correcta aplicación de esos precios
unitarios pactados, siendo que la dirección facultativa cambió de forma unilateral e injustificada dichos precios
y mediciones al objeto de rebajar el montante de la obra que se estaba desviando del presupuesto inicial.
Concluye que la sentencia recurrida al desestimar la reclamación basada en dicha factura vulnera la doctrina
de los actosactosactos propiospropios.
En el motivo quinto se reitera la infracción de la doctrina de los actosactosactos propiospropios establecida
como principio general del Derecho en el art. 7.1 CC y contenida en las SSTS n.º 77/1999 de 30 de enero ,
209/2008 de 12 de marzo , 760/2013 de 3 de diciembre , 759/2014 de 6 de enero de 2015 y 428/2015 de 15 de
julio . En el desarrollo alega que la sentencia recurrida infringe esta doctrina al rechazar la factura n.º NUM007
, relativa al acopio de material de aluminio para los ventanales de las tribunas, ya que la dirección facultativa
aprobó dicha partida y dio el visto bueno a su pago, que fue realizado por el administrador de la comunidad
de propietarios demandada, siendo posteriormente retrocedido el pago cuando los Servicios Técnicos del
Ayuntamiento indicaron que el material a utilizar era madera en lugar de aluminio.
TERCERO.- Conforme a la disposición final 16.ª 1 regla 5.ª LEC , sólo si se admite el recurso de casación por
interés casacional, podrá examinarse la admisibilidad del recurso extraordinario por infracción procesal. Pues
bien, a la vista de lo expuesto y pese a las manifestaciones de la parte recurrente, el recurso de casación no
puede ser admitido por falta de justificación de interés casacional ya que el criterio aplicable para resolver
el problema planteado depende única o sustancialmente de las circunstancias fácticas de cada caso ( art.
483.2.3.º LEC ).
Las cuestiones relativas a la aplicación de la doctrina de los actosactosactos propiospropios en el ejercicio
de los derechos y su vinculación con el concepto de la buena fe son muy casuísticas, y la posible solución
dependerá siempre del caso concreto. Desde el punto de vista de la casación, ese componente casuístico tan
fuerte choca con la necesidad de que la doctrina jurisprudencial se fije con una mínima dosis de generalidad
y con la inviabilidad del recurso para revisar valoraciones que, aunque jurídicas, vengan decisivamente
determinadas por las concretas circunstancias fácticas del caso.
Por ello el interés casacional es inexistente pues no se refiere al modo en que fue resuelta la cuestión en
función de los elementos fácticos, así como de las valoraciones jurídicas realizadas en la Sentencia a partir de
tales elementos, sino que se proyecta hacia un supuesto distinto al contemplado en ella, desentendiéndose del
resultado de hecho y de las consecuencias jurídicas derivadas de los mismos, de suerte que no estamos sino
ante una cita de norma infringida meramente instrumental y, subsiguientemente, ante un interés casacional
artificioso y, por ende, inexistente, incapaz de realizar la función de unificación jurisprudencial propia del
recurso desde el momento en que responde a una situación fáctica distinta de la apreciada por la resolución
recurrida, faltando por tanto la acreditación del interés casacional alegado. Debe recordarse que el interés
casacional consiste en el conflicto jurídico producido por la infracción de una norma sustantiva aplicable
al objeto del proceso (que es el motivo del recurso de casación), en contradicción con la doctrina de esta
Sala (lo que constituye presupuesto del recurso), por lo que es obvio que ese conflicto debe realmente existir
y ser acreditado por la parte, siendo improcedente todo intento de recurso en el que se invoque el "interés
casacional" que se manifieste como meramente nominal, artificioso o instrumental, ya que no podría cumplirse
el fin del recurso, que es el mantenimiento o el cambio motivado de la jurisprudencia del Tribunal Supremo
que ha sido contradicha.
Esta es la razón por la que la sentencia recurrida no ha vulnerado la doctrina de los actosactosactos
propiospropios que la parte recurrente invoca en los motivos de su recurso de casación ya que, tras la nueva
y total valoración de la prueba practicada que efectúa, llega a conclusiones contrarias a las que defiende la
parte recurrente y estima improcedente la reclamación de las diferentes partidas contenidas en las facturas
que son la base de su pretensión. La parte recurrente a lo largo del recurso de casación se limita a alterar
la base fáctica de la sentencia recurrida incurriendo por ello en el defecto de petición de principio o hacer
supuesto de la cuestión al formular el recurrente su impugnación dando por sentado aquello que falta por

3
JURISPRUDENCIA

demostrar, lo que le hace incurrir también en la causa de inadmisión de carencia manifiesta de fundamento
( art. 483.2.4.º LEC ). A tales efectos se debe recordar que es doctrina constante de esta Sala que la casación
no constituye una tercera instancia y no permite revisar la valoración de la prueba realizada por los Tribunales
de apelación, pues su función es la de contrastar la correcta aplicación del ordenamiento a la cuestión de
hecho, que ha de ser respetada ( sentencias núm. 142/2010, de 22 de marzo ; 56/2011, de 23 febrero ; 71/2012
de 20 febrero ; 669/2012, de 14 de noviembre ; 147/2013, de 20 de marzo ; 5/2016, de 27 de enero y 41/2017, de
20 de enero ; entre otras muchas). Como consecuencia de lo anterior, en el recurso de casación se ha de partir
necesariamente del respeto a los hechos declarados en la sentencia recurrida, lo que en el presente caso no
hace el recurrente, ya que si bien interpone recurso extraordinario por infracción procesal para destruir dicha
base fáctica, la admisión de este está subordinada a la del recurso de casación.
CUARTO.- La inadmisión del recurso de casación determina que deba inadmitirse el recurso extraordinario por
infracción procesal interpuesto, puesto que mientras esté vigente el régimen provisional, la viabilidad de este
último recurso está subordinada a la recurribilidad en casación de la sentencia dictada en segunda instancia,
conforme a lo taxativamente previsto en la Disposición final 16.ª, apartado 1, párrafo primero y regla 5.ª, párrafo
segundo, LEC .
QUINTO.- Las alegaciones efectuadas por la recurrente en el trámite de audiencia, previa a esta resolución,
no desvirtúan los anteriores argumentos. Consecuentemente, procede declarar inadmisibles el recurso de
casación y el recurso extraordinario por infracción procesal y firme la sentencia, de conformidad con lo previsto
en los arts. 483.4 y 473.2 LEC , dejando sentado el art. 473.3 y el art. 483.5 que contra este auto no cabe
recurso alguno.
SEXTO.- La inadmisión de los recursos determina la pérdida de los depósitos constituidos, de conformidad
con lo establecido en la Disposición Adicional 15.ª, apartado 9, de la LOPJ .

PARTE DISPOSITIVA
LA SALA ACUERDA :
1.º No admitir el recurso de casación ni el recurso extraordinario por infracción procesal interpuestos por la
representación procesal de la mercantil Previal, S.A. contra la sentencia dictada el 26 de enero de 2017 por
la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 17.ª) en el rollo de apelación n.º 819/2015 , dimanante de los
autos de juicio ordinario n.º 914/2013 del Juzgado de Primera Instancia n.º 5 de Barcelona.
2.º) Declarar firme dicha sentencia.
3.º ) Imponer las costas a la parte recurrente, que perderá los depósitos constituidos.
4.º) Y remitir las actuaciones, junto con testimonio de esta resolución, al órgano de procedencia, llevándose
a cabo la notificación de la presente resolución por este Tribunal a las partes recurrentes y recurridas
comparecidas ante esta sala.
Contra la presente resolución no cabe recurso alguno.
Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.