Está en la página 1de 15

UNIVERSIDAD NACIONA L DANIE L

ALCIDES CARRIÓN
FACULTAD DE INGENIERÍA
PROGRAMA DE ESTUDIOS DE INGENIERÍA AMBIENTAL

CICLOS

BIOGEOQUÍMICOS

ALUMNA:
DOCENTE: Ing. MARCELO MANRIQUE, Anderson.
• ARRIETA QUISPE,
Xionmy.
CURSO: INTRODUCCION A LA INGENIERIA AMBIENTAL.

SEMESTRE: II.

OXAPAMPA - 2019

1
ÍNDICE
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................. 3
1. CICLOS BIOGEOQUÍMICOS .................................................................................................... 3
1.1 TIPOS DE CICLOS BIOGEOQUIMICOS................................................................................... 4
2. CICLO DEL AGUA.................................................................................................................... 5
3. CICLO DEL NITRÒGENO ......................................................................................................... 6
4. CICLO DEL OXÍGENO .............................................................................................................. 8
5. CICLO DEL CARBONO ............................................................................................................. 9
6. CICLO DEL AZUFRE............................................................................................................... 10
7. CICLO DEL FÓSFORO ............................................................................................................ 12
7.1 Ciclo del fósforo en tierra firme ........................................................................................ 13
7.2 Ciclo del fósforo en el mar ................................................................................................ 13
CONCLUSION ............................................................................................................................... 15
BIBLIOGRAFIA .............................................................................................................................. 15

2
INTRODUCCIÓN
El ciclo biogeoquímico se refiere al movimiento de los elementos de nitrógeno,
oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, azufre, fósforo, potasio, carbono y otros
elementos entre los seres vivos y el ambiente mediante una serie de procesos:
producción y descomposición. En la biosfera, la materia es limitada de manera
que su reciclaje es un punto clave en el mantenimiento de la vida en la Tierra;
de otro modo los nutrientes se agotarían y la vida desaparecería.

Estos ciclos no suceden de forma aislada, ya que el ciclo del agua es un


promotor muy importante de los demás ciclos biogeoquímicos. Por ejemplo, el
movimiento del agua es esencial para la filtración del nitrógeno y los fosfatos
hacia los ríos, lagos y océanos. El océano además es un depósito importante
de carbono; aunque cada elemento tiene su propia ruta, todos estos nutrientes
químicos esenciales circulan a través de la biósfera y se mueven entre el
mundo biótico (vivo) y el abiótico (sin vida), y de un ser vivo a otro.

1. CICLOS BIOGEOQUÍMICOS
Se denomina como ciclos biogeoquímicos a la conexión y movimientos que
existen entre los elementos vivos y los no vivos con el fin de que la energía
fluya a través de los ecosistemas.

La palabra biogeoquímico está compuesta por términos que derivan del


griego: BIO que significa: "vida", y GEO, que indica: "tierra". Por tanto,
biogeoquímico es un término que señala los movimientos cíclicos de los
elementos biológicos vitales para la vida. Geológicos porque ocurren en la
tierra y la atmósfera, y químicos porque se trata de elementos naturales.

Los ciclos biogeoquímicos más importantes son el ciclo del hidrógeno, el ciclo
del nitrógeno, el ciclo del carbono, el ciclo del oxígeno, el ciclo del azufre y el
ciclo del fósforo.

El ciclo biogeoquímico fue definido por Rodin y Bazilevich (1967)“como el paso


de los elementos del suelo y de la atmósfera a los organismos vivientes, su
transformación en complejos nuevos y su retorno al suelo y a la atmósfera”,
donde se evidencia la relación entre lo vivo y los elementos de una forma
cíclica, importancia para asegurar la redistribución de los elementos en el
suelo, que de no hacerse lo empobrecería, la “diferente redistribución de los
nutrientes en cada compartimento del ecosistema, la velocidad del flujo entre

3
estos, la interacción entre los organismo y su ambiente, la disponibilidad y uso
de cada nutriente determina los procesos de cada ciclo es lo planteado por
Salazar (p. 20). El ciclo geoquímico es un ciclo abierto, comprende ganancias
por adiciones como las partículas que llegan al suelo proveniente de la
atmósfera o sedimentos por acción de las precipitaciones, por alteraciones de
roca y por fijación microbiana.

En la naturaleza hay recursos que son limitados, por lo que estos deben ser
reciclados para evitar que se agoten y que desaparezca la vida en la Tierra.

Por esta razón, es necesario que estos ciclos sucedan para que cuando un
organismo vivo muera, los elementos o sustancias químicas que se generan
durante su descomposición puedan ser aprovechados y depositados en la
tierra a fin de que después otros organismos puedan aprovecharlos.

1.1 TIPOS DE CICLOS BIOGEOQUIMICOS


Los ciclos biogeoquímicos pueden ser gaseosos, sedimentarios y mixtos.

CICLOS GASEOSOS: Los elementos casi siempre se distribuyen tanto en la


atmósfera como en el agua y de ahí a los organismos, y así sucesivamente.
Los elementos que cumplen ciclos gaseosos son el carbono, el oxígeno y el
nitrógeno. La transformación de elementos de un estado a otro es
relativamente rápida.

CICLOS SEDIMENTARIOS: Son aquellos donde los elementos permanecen


formando parte de la tierra, ya sea en las rocas o en el fondo marino, y de ahí a
los organismos. En estos, la transformación y recuperación de estos elementos
es mucho más lenta. Ejemplos de ciclos sedimentarios son el del fósforo y el
del azufre.

CICLOS MIXTOS: El ciclo del agua es una combinación de los ciclos gaseoso
y sedimentario, ya que esa sustancia permanece tanto en la atmósfera como
en la corteza terrestre. Los ciclos biogeoquímicos más importantes
corresponden al agua, oxígeno, carbono y nitrógeno.

4
2. CICLO DEL AGUA

El ciclo del agua (o ciclo hidrológico) es la circulación del agua de la tierra: el


agua fresca de los lagos y ríos, los mares y océanos salados y la atmósfera.
Comprende el proceso que recoge, purifica y distribuye el suministro fijo del
agua en la superficie terrestre, abarcando algunos pasos importantes:

 A través de la evaporación, el agua que está sobre la tierra y en los


océanos se convierte en vapor de agua.
 A través de la condensación, el vapor de agua se convierte en gotas
del líquido, las cuales forman las nubes o la niebla.
 En el proceso de precipitación, el agua regresa a la Tierra bajo la
forma de rocío, de lluvia, granizo o nieve.
 A través de la transpiración, el agua es absorbida por las raíces de las
plantas, pasa a través de los tallos y de otras estructuras y es liberada a
través de sus hojas como vapor de agua.

El agua se mueve desde la tierra hacia el mar, o bien desde la tierra hacia el
suelo donde es almacenada y de donde regresa eventualmente a la superficie
o a lagos, arroyos y océanos.

Con la condensación del agua, la gravedad provoca la caída al suelo.

La gravedad continúa operando empujando al agua a través del suelo


(infiltración) y sobre el mismo en el sentido de las pendientes de los terrenos
(escurrimiento).El agua congelada atrapada en regiones heladas de la tierra ya
sea como nieve o hielo, constituye reservorios que pueden permanecer largos
períodos de tiempo. Lagos, lagunas, esteros y pantanos son reservorios
temporales. Los océanos tienen agua salada por la presencia de minerales, los
cuales no pueden llevarse con el vapor de agua. Así, la lluvia y la nieve
contienen agua relativamente limpia, con la excepción de los contaminantes
que el agua arrastra de la atmósfera.

En el ciclo del agua la energía es provista por el sol, el cual produce la


evaporación y, además, provee la energía para los sistemas climáticos que
permiten el movimiento del vapor de agua (nubes) de un lugar a otro (de otro
modo siempre llovería solo sobre los océanos).

5
3. CICLO DEL NITRÒGENO

Todos los seres vivos requieren de átomos de nitrógeno para la síntesis de


proteínas de una variedad de otras moléculas orgánicas esenciales. El aire,
que contiene 79% de nitrógeno, se utiliza como el reservorio de esta sustancia.
A pesar del gran tamaño del patrimonio de nitrógeno, a menudo es uno de los
ingredientes limitantes de los seres vivos. Esto se debe a que la mayoría de los
organismos no puede utilizar nitrógeno en forma elemental, es decir:
como gas N2. Para que las plantas puedan sintetizar proteína tienen que
obtener el nitrógeno en forma "fijada", es decir: incorporado en compuestos. La
forma más comúnmente utilizada es la de iones de nitrato, NO3-. Sin embargo,
otras sustancias tales como el amoníaco NH3 y la urea (NH2) 2CO, se utilizan
con éxito tanto en los sistemas naturales como en forma de fertilizantes en
la agricultura.

Fijación del Nitrógeno. La molécula de nitrógeno, N2, es bastante inerte; para


separar los átomos de tal manera que puedan combinarse con otros átomos,
se necesita el suministro de grandes cantidades de energía.
Tres procesos desempeñan un papel importante en la fijación del nitrógeno en

6
la biosfera. Uno de estos es el relámpago. La energía enorme de un relámpago
rompe las moléculas de nitrógeno y permite que se combinen con el oxígeno
del aire, los óxidos de nitrógeno formados se disuelven en el agua de lluvia y
forman nitratos, en esta forma pueden ser transportados a la tierra.

Descomposición. Las proteínas sintetizadas por las plantas entran y


atraviesan redes alimentarias al igual que los carbohidratos. En cada nivel
trófico se producen desprendimientos hacia el ambiente, principalmente en
forma de excreciones. Los beneficiarios terminales de los compuestos
nitrogenados orgánicos son microorganismos de descomposición. Mediante
sus actividades, las moléculas nitrogenadas orgánicas de las excreciones y de
los cadáveres son descompuestas y transformadas en amoniaco.

Nitrificación. El amoniaco puede ser absorbido directamente por las plantas a


través de sus raíces y, como se ha demostrado en algunas especies, a través
de sus hojas. (Estas últimas, cuando se exponen a gas de amoniaco
previamente marcado con isótopos radiactivos, incorporan amoniaco en sus
proteínas). Sin embargo, la mayor parte del amoníaco producido por
descomposición se convierte en nitratos.

Des nitrificación. Si el proceso descrito antes comprendiera el ciclo completo


del nitrógeno, estaríamos ante el problema de la reducción permanente del
patrimonio de nitrógeno atmosférico libre, a medida que es fijado comienza el
ciclaje a través de diversos ecosistemas. Otro proceso, la des nitrificación,
reduce los nitratos a nitrógeno, el cual se incorpora nuevamente a la atmósfera.
Así, otra vez, las bacterias son los agentes implicados. Estos microorganismos
viven a cierta profundidad en el suelo y en los sedimentos acuáticos donde
existe escasez de oxígeno. Las bacterias utilizan los nitratos para sustituir al
oxígeno como aceptor final de los electrones que se desprenden durante la
respiración. Al hacerlo así, las bacterias cierran el ciclo del nitrógeno.

7
4. CICLO DEL OXÍGENO
El ciclo del oxígeno se manifiesta en dos tipos de procesos: ciclo lento o
geológico y ciclo rápido o biológico.

Los ciclos lentos o geológicos son aquellos que forman parte del proceso
geológico de la Tierra como, por ejemplo, el ciclo hidrológico.

El ciclo hidrológico es el recorrido que hacen dos moléculas de oxígeno junto


con una molécula de hidrógeno por la superficie y el interior de la Tierra, a
través de las etapas de evaporación, condensación, precipitación, infiltración y
escorrentía.

Por otro lado, los ciclos rápidos o biológicos son aquellos que constituyen parte
de los procesos biológicos de los seres vivos.

Ejemplo de ciclos rápidos o biológicos del oxígeno son la respiración que se


manifiesta en dos pasos: la absorción del oxígeno y liberación del dióxido de
carbono. Asimismo, la fotosíntesis también forma parte de los ciclos biológicos

8
del oxígeno que se resume en los mismos dos pasos que la respiración pero
absorbiendo dióxido de carbono y liberando oxígeno.

5. CICLO DEL CARBONO

El carbono es parte fundamental y soporte de los organismos vivos, porque


contiene moléculas esenciales para la vida como: proteínas, ácidos
nucleicos, carbohidratos, lípidos entre otros.
Se lo encuentra como dióxido de carbono en la atmósfera, en los océanos y en
los combustibles fósiles almacenados bajo la superficie de la Tierra.
El movimiento global del carbono entre el ambiente abiótico y los organismos,
estos se denomina ciclo del carbono que se da de esta manera:

 El dióxido de carbono de la atmósfera es absorbido por las plantas y


convertido en azúcar, por el proceso de fotosíntesis.
 Los animales comen plantas y al descomponer los azúcares dejan salir
carbono a la atmósfera, los océanos o el suelo.
 Bacterias y hongos descomponen las plantas muertas y la materia
animal, devolviendo carbono al medio ambiente.
 El carbono también se intercambia entre los océanos y la atmósfera.
Esto sucede en ambos sentidos en la interacción entre el aire y el agua.

9
6. CICLO DEL AZUFRE

El ciclo del azufre se refiere al ciclo biogeoquímico mediante el cual este


elemento químico se puede encontrar en la naturaleza en sus diversas formas,
como por ejemplo, el sulfato.

El ciclo del azufre es considerado uno de los ciclos químicos más complejos de
la naturaleza ya que en su recorrido, por los diferentes ecosistemas, el azufre
experimenta diferentes estados de oxidación (esto ocurre cuando el
componente químico se combina con el oxígeno).

El azufre, por su parte, es un elemento químico, no metal y el décimo más


abundante en la corteza terrestre, es de gran importancia y está identificado

10
con el símbolo S. Se caracteriza por ser de color amarillo pálido y tener un
aroma que resulta bastante desagradable.

También, el azufre es un nutriente de gran importancia en la naturaleza, en


especial para las plantas y los animales. Se puede encontrar en el suelo o
agua, formando sulfatos, o mezclado con otros elementos.

Se da de la siguiente manera:

1. En principio, las plantas absorben el azufre a través de las raíces, que se


encuentra en la corteza de la tierra o en el agua en forma de sulfato y compone
las sales o nutrientes necesarios para realizar sus funciones vitales.

2. Por medio de este proceso, las plantas reducen los sulfatos en sulfuros.

3. Una vez en las plantas y en los vegetales, el azufre pasa al organismo de los
animales herbívoros cuando éstos se alimentan.

4. A continuación, los animales carnívoros se alimentan de animales herbívoros,


razón por la cual el azufre continúa su ciclo y contribuye con sus nutrientes a
estos consumidores.

5. Cuando los animales carnívoros mueren, sus cuerpos quedan en el suelo y los
organismos descomponedores (bacterias y hongos), convierten sus restos
animales nuevamente en sulfato a medida que los desintegran y los reducen en
partículas orgánicas.

6. El azufre presente en los aminoácidos de los cadáveres de los animales pasa


al suelo, que posteriormente se transforma en sulfuro de hidrógeno gracias a
las bacterias y, de esta manera, se enriquece y nutre nuevamente el suelo.

7. En este proceso el azufre se oxida para producir el sulfato que será otra vez
absorbido por las plantas por medio de sus raíces. De esta manera se inicia
otra vez el ciclo.

El azufre también llega a los suelos a través de las heces de los animales,
luego de su descomposición. También, el azufre llega a la atmósfera como
compuesto gaseoso como dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno, gases que
son producidos por los volcanes o incendios y por la descomposición de
materia orgánica generada por las bacterias, tanto en el suelo como en el agua.

En este caso, cuando el sulfuro de hidrógeno está en contacto con el oxígeno


se oxida, de esta manera se genera el sulfato que luego recae en el suelo y en

11
el agua por medio de las lluvias; por el contrario, el dióxido de azufre puede ser
absorbido por las plantas directamente de la atmósfera.

7. CICLO DEL FÓSFORO

El ciclo del fósforo es un ciclo biogeoquímico de la naturaleza, fundamental


para la vida en el planeta, éste ciclo describe el movimiento del fósforo a través
de una serie de fases dentro de los ecosistemas.
El fósforo es un elemento químico de la tabla periódica, también identificado
con el símbolo P. Es uno de los elementos más escasos e importantes para el
desarrollo de la vida.

Se mueve a través de los ecosistemas terrestre y acuático a lo largo de una


serie de etapas que describiremos a continuación:

12
7.1 Ciclo del fósforo en tierra firme
El fósforo es tomado en forma de fosfatos por los seres vivos, gracias al
proceso de meteorización de las rocas, ya que las rocas, al descomponerse,
liberan fosfatos.

Estos fosfatos pasan a través del suelo a los vegetales, y de estos a los
animales que se alimentan de las plantas o de otros animales que los hayan
obtenido, y son devueltos al suelo a través de sus excrecencias.

Ya en el suelo, los descomponedores actúan sobre los excrementos animales,


volviendo a producir fosfatos.

Asimismo, el fósforo también puede ser liberado durante la descomposición de


cadáveres. De allí, pasa a los organismos vegetales en forma de fosfato
orgánico.

El ser humano es también responsable de la movilización del fósforo cuando


explota rocas que contienen fosfatos.

7.2 Ciclo del fósforo en el mar


Una parte de los fosfatos llega al mar transportado por las corrientes hídricas
terrestres. Allí son tomados por las algas, los peces y las aves marinas; estas
últimas, al excretar, producen guano, un tipo de abono aprovechado por la
agricultura, rico en fosfato.

Por su parte, en el fondo del mar, los restos de los animales marinos dan lugar
a rocas fosfatadas. De las rocas se libera fósforo en el suelo, que es a su vez
aprovechado por las plantas y los animales que se alimenten de estas.

El fósforo no toma forma de fluidos volátiles (como sí ocurre con el nitrógeno, el


carbono y el azufre), lo que le permitiría pasar del mar a la atmósfera y de esta
a la tierra.

Por eso, solo hay dos formas en que el fósforo que ha llegado al mar retorne a
los ecosistemas terrestres:

 Por acción de las aves marinas, que lo devuelven a tierra a través de sus
excrementos.

13
 Mediante el levantamiento de los sedimentos del océano a tierra firme, proceso
geológico que puede llevar miles de años.

El fósforo es muy importante ya que es muy esencial para la vida en el


planeta, es considerado el nutriente limitante pues, ya que es el más escaso,
restringe el crecimiento en los ecosistemas acuáticos, además, se encuentra
en los ácidos nucleicos (ADN), en las células, en los huesos, en los dientes, en
el adenosín trifosfato (ATP) y su rol es fundamental en la fotosíntesis; tambien
el fósforo es muy apreciado como abono en la agricultura.

14
CONCLUSION

En conclusión, los ciclos biogeoquímicos son muy importantes para el


desarrollo y continuación de la vida en el planeta.

No obstante, la actividad del ser humano puede intervenir, por diferentes


razones en estos ciclos, y acelerar o retrasar el uso de estos recursos.

Cabe destacar que los ciclos biogeoquímicos se realizan gracias a la energía


que fluye abiertamente en el ecosistema, y que se obtiene de manera directa o
indirecta del sol.

BIBLIOGRAFIA

 Campbell, Neil A., Mitchell, Lawrence G., Reece, Jane B. Biología.


Conceptos y Relaciones. Tercera Edición. Pearson Educación.
 G. Tyler Miller, Jr. Ecología y Medio Ambiente. Grupo Editorial
Iberoamérica.
 Solomon, Eldra P., Berg, Linda, Martín, Diana. Biología. Mc Graw Hill -
Interamericana.
 https://www.uaeh.edu.mx/docencia/P_Presentaciones/zimapan/ingenieria_en_proce
samiento_de_recursos_minerales/2018/desarrollo_sustentable_y_medio_ambiente.p
df
 http://www.ielapresentacion.edu.co/wp-
content/uploads/2013/09/Ciclos_BiogeoQuimicos_11_bIOLOGIA.pdf

15

También podría gustarte