Está en la página 1de 4

LOS AVIONES Y EL SUEÑO DE VOLAR

¿Quién no ha soñado con volar? En vez de llegar a la escuela en coche,


sería genial si pudiéramos llegar volando, —o en el coche volador de
Harry Potter—, y aunque éste parezca una sueño loco, no lo fue para
nuestros antepasados. El primer registro que se tiene del dibujo de un
avión pertenece al pintor e inventor Leonardo Da Vinci.

Durante el siglo XVIII se construyeron los primeros globos aerostáticos,


los cuales se elevan con aire caliente. Seguramente los has visto, son
globos enormes, de muchos colores, que se utilizan en festivales y
desfiles. Algunos incluso son en forma de objetos o personajes, no sólo
en forma redonda.
Años después, en 1883 John Joseph Montgomery hizo un vuelo en un
planeador sin motor, aunque éste no era considerado un avión. Fue
hasta 1890 cuando el francés Clément Ader diseñó el Éole de Clément
Ader, el primer avión de la historia.

Pero en Estados Unidos habían dos hermanos que también estaban


haciendo algunos experimentos, los hermanos Wright. Ellos realizaron
un despegue con pasajeros el 17 de diciembre de 1903, aunque el viaje
sólo duró 12 segundos y recorrió casi 37 metros. El invento de los
hermanos Wright fue descalificado pues, para que su avión despegara,
tenía que ser lanzado por una catapulta. No obstante, este invento
ayudó a la creación del avión tal y como lo conocemos ahora.

El 23 de octubre de 1906, el brasileño Alberto Santos Dumont realizó


el primer vuelo en un avión autopropulsado.

Al empezar el siglo XIX, los aviones sólo se utilizaban para transportar


mercancía, pues se consideraba que era peligroso que las personas
viajaran en ellos. Por desgracia, en 1914, cuando comenzó la Primera
Guerra Mundial, los aviones se usaron para trasladar bombas y atacar
a los países. Pero también se dieron muchos avances tecnológicos y se
aumentó su velocidad, además de que se mejoraron las técnicas de
vuelo, las cuales aún se enseñan en muchas academias de pilotos.
Lo mismo sucedió durante la Segunda Guerra Mundial, hubo más
avances y los países involucrados en la guerra tenían muchos aviones,
pilotos y bombarderos. Inclusive se crearon grandes fuerzas áreas,
como la Fuerza Aérea de México.

Al terminar la guerra, los aviones comenzaron a transportar personas,


pero sólo a cuatro pasajeros por viaje porque todavía no era tan seguro,
además de que no soportaban tanto peso; ¡estos viajes eran carísimos!,
por lo que hubo gente que decidió construir naves para hacer traslados
exclusivos para personas y disminuir los costos.

El avión más grande es el Airbus A380, dos pisos, seis bares, galería
artística, doscientas ventanas y capacidad para 516 personas.

Uno de los primeros aviones comerciales que existió fue creado en


1927, el Douglas DC, un avión propulsado por dos motores de hélice
que podía transportar 21 pasajeros a una velocidad de 300 kilómetros
por hora.

A partir de aquí se fabricaron muchísimos más aviones que aumentaron


su velocidad, acortaron su tiempo de vuelo y podían llevar a bordo a
más pasajeros. Los gobiernos de Reino Unido y Francia crearon un
avión supersónico, el Concorde, y su primer vuelo fue hace sólo 43
años; sin embargo estos aviones tuvieran diversos problemas en sus
turbinas, por lo que varios sufrieron accidentes durante sus traslados.

El avión más rápido del mundo es el Falcon HTV-2, que forma parte
del Departamento de Defensa de EE.UU., capaz de volar a 21 mil
kilómetros por hora. Eso significa que puede volar de la Ciudad de
México a Argentina en sólo 21 minutos.
Hasta el momento, el avión es el medio de transporte que cumple con
el sueño de muchas personas, ¡poder volar! Y tú ¿a qué lugar has
viajado en avión o a qué lugar te gustaría viajar?

También podría gustarte