Está en la página 1de 403

ARQUITEXT

Javier Monedero Isorna

Aplicaciones informáticas
en arquitectura

EDICIONS UPC
La presente obra fue galardonada en el sexto concurso
"Ajuts a l'elaboració de material docent" convocado por la UPC.

Primera edición: diciembre de 1999

Segunda edición: mayo de 2000

Diseño de la cubieta: Manuel Andreu

© Javier Monedero, 1999

© Edicions UPC, 1999


© Edicions de la Universitat Politècnica de Catalunya, SL
Jordi Girona Salgado 31, 08034 Barcelona
Tel. 934 016 883 Fax. 934 015 885
Edicions Virtuals: www.edicionsupc.es
e-mail: edupc@sg.upc.es

Producción: CBS - Impressió digital


Pintor Fortuny 151, 08224 Terrassa (Barcelona)

Depósito legal:
ISBN: 84-8301-328-2

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las san-
ciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o pro-
cedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático y la distribución de ejemplares de
ella mediante alquiler o préstamo públicos, así como la exportación e importación de ejemplares para su
distribución y venta fuera del ámbito de la Unión Europea.
Agradecimientos 7

Agradecimientos
Este libro nació, en su primera versión, como unos pude contar con la desinteresada y estimulante co-
apuntes para la asignatura Aplicaciones laboración de Antoni Casaús y Jaume Coll, quie-
Informáticas que se comenzó a impartir, tras la re- nes posteriormente me ayudaron, entre otros, a or-
forma del plan de estudios de la ETS de Arquitec- ganizar, bajo la magnífica dirección de Lluís
tura de Barcelona, durante el curso 1994-95. En Cantallops, el primer congreso internacional de
aquellos primeros apuntes, y en las clases que se informática aplicada a la arquitectura que se cele-
han impartido desde entonces, colaboraron los pro- bró en nuestra escuela y probablemente en España,
fesores Andrés de Mesa, Ernest Redondo, Joaquín en 1992: el Xº Congreso de ECAADE (Education
Regot, Jorge Sutrías, Jorge Vila, Lluís Comerón y in Computer Aided Architectural Design in Europe)
Manuel Luque. A todos ellos mi reconocimiento que contribuyó considerablemente a ampliar nues-
por su trabajo, del que las páginas que siguen se tras perspectivas de los diversos modos en que la
han beneficiado extensamente. Y muy especialmen- informática puede incidir en el proceso de crea-
te a Andrés, Joaquín y Ernest, con quienes he cola- ción arquitectónica.
borado estrechamente en un gran número de cur- Mi relación con las máquinas nunca ha sido, pese
sos, convenios y ponencias durante estos años y a todo esto, demasiado cordial. En las numerosas
que, en justicia, deberían ser considerados ocasiones en que me han fallado, a lo largo de es-
coautores de algunas partes de este libro. tos años, he recurrido numerosas veces a Daniel
Dicha asignatura nació, por otro lado, como una Marsà, responsable del Centro de Cálculo de la
versión drásticamente reducida (de 500 a 30 ho- ETSAB, quien, el 90% de las veces, ha soluciona-
ras) de un programa de máster sobre do con rapidez el problema. El precio a pagar ha
"Informatización de proyectos de arquitectura" que sido, con frecuencia, un severo sermón sobre los
comenzamos a impartir ese mismo curso, como aficionados que se dedican a instalar programas o
extensión de un programa de postgrado que había dispositivos sin haber estudiado el manual a fondo
comenzado a su vez dos años antes. En este pro- o sin conocer muy bien los límites del sistema que
grama han colaborado, además de los menciona- usan, sermones que me han sido muy útiles para
dos, Helena Coch, Jaume Roset, Pilar García calibrar cada vez mejor la magnitud de mis limita-
Almirall, Montserrat Moix, Felix Solaguren, ciones. Mi agradecimiento a Daniel debe extenderse
Xavier Pouplana, Ramón Sastre y Joan Quilez, también a Alberto Callizo y a los becarios que, en
entre otros. De nuevo debo hacer constar aquí mi uno u otro momento, han trabajado en el Centro de
reconocimiento por lo que he podido aprender en Cálculo.
reuniones de todo tipo, como coordinador del Mi relación con la programación, por el contra-
máster, con los responsables de los distintos cur- rio, ha sido la de un amor pocas veces correspon-
sos. dido debido, justamente, a la irregularidad y esca-
Y a su vez, este máster nació del impulso de sez del cortejo. En mis incursiones en AutoLisp y
algunas asignaturas que comenzaron a impartirse C++ que me han servido para producir algún pe-
en la ETSAB hace ya bastante años. En una de las queño programa y, sobre todo, para entender me-
primeras, una optativa de 5º curso que transforma- jor la lógica interna de otros programas, he podido
mos en un curso sobre creación de modelos 3D, contar en todo momento con la inestimable ayuda

Segunda edición: mayo de 2000


8 Aplicaciones informáticas en arquitectura

de Joan Quilez capaz de resolver en diez minutos


lo que a mi me hubiera costado dos (o infinitas)
horas.
La mayoría de las ilustraciones de este libro han
sido realizadas con notable celeridad y precisión
por Hector Zapata a partir de bocetos en ocasiones
indescifrables. El resto las he ejecutado, en el más
amplio sentido del término, yo mismo. En versio-
nes posteriores espero poder corregir alguna que,
por razones de tiempo, no ha quedado tan bien
como me gustaría.
Muchos profesores de la ETSAB me han ayu-
dado a resolver dudas sobre cuestiones diversas
relacionadas indirectamente con el tema de este li-
bro. Seguro que me dejo alguno pero quiere men-
cionar al menos a Ignacio Paricio, Francisco Fayos,
Jordi Maristany, Pancho Muñoz, Francisco Lopez
Almansa, Josefa Gómez, Joan Jacas, Claudi Alsina,
Amadeo Monreal y Jaime Luis García Roig.
En fin, la asignatura Aplicaciones Informáticas,
destinataria inicial de este libro, tampoco me hu-
biera permitido poner a prueba la pertinencia de la
estructura temática que aquí se desarrolla si no
hubiera contado con la confianza, que también agra-
dezco, de los dos directores de escuela, Manel de
Solà-Morales y Eduard Bru, durante este periodo.
Y, last but not least, debo agradecer a la
Universitat Politècnica de Catalunya el premio que
ha permitido confeccionar este libro y el no menos
importante apoyo para su publicación.

Segunda edición: mayo de 2000


Prefacio 9

Prefacio

Este libro considera tres tipos posibles de lecto- seguramente, una falta de demanda. Los usuarios
res. Los que quieran utilizarlo como una referen- de ordenadores quieren saber cómo utilizar un pro-
cia práctica sobre los programas y las máquinas grama determinado y consideran, en muchos ca-
con que deba contar un arquitecto en su despacho, sos con razón, que esto es algo que ya les da sufi-
pueden saltarse el primero y el último capítulo. ciente trabajo como para aumentarlo con más in-
Los que sientan curiosidad por las implicaciones formación que no necesitan de modo inmedia-
culturales de la informática deberían hacer lo con- to. En segundo lugar hay una falta de oferta. Son
trario: leer con atención el primero y último capí- muy pocos los arquitectos que se hayan especiali-
tulo, saltar de ahí a la bibliografía y leer en diago- zado en este área, aún menos los que cuentan con
nal el resto de los capítulos para encuadrar los di- una experiencia y una visión general adecuadas
versos modos en que los desarrollos informáticos para abordar este tema y, de éstos, son menos aún
han penetrado y seguirán penetrando en el mundo los que tienen tiempo, ganas, o incentivos sufi-
de los arquitectos. El lector ideal, sin embargo, cientes como para escribir un libro. A esto hay que
sería el tercero: arquitectos y estudiantes de ar- añadir que tal esfuerzo corre el riesgo adicional
quitectura que consideren la informática como algo de quedar anticuado con excesiva rapidez.
más que la etiqueta asociada a una serie de arte- Sin embargo hay otras razones de suficiente
factos que han irrumpido en sus casas y en sus fuerza como para correr ese riesgo. La informáti-
estudios, sustituyendo, para bien y para mal, a otros ca es, según la opinión que se ha adelantado más
artefactos más familiares. arriba, algo más que la etiqueta asociada a deter-
La intención principal, por consiguiente, es in- minados objetos supuestamente útiles. Es un con-
tentar llenar un hueco que, por otra parte, se re- cepto poderoso que forma parte indisociable de la
siste a ser llenado por razones de peso. Quien haya cultura occidental de la segunda mitad de este si-
vagabundeado por la sección de informática de glo. Implica un giro fundamental en el modo de
cualquier librería más o menos especializada se entender la organización del trabajo, los modos
habrá encontrado con numerosas obras que des- de colaboración, el valor de los datos.
criben el funcionamiento de diversos programas, El motivo fundamental de este empeño es, por
pero muy pocas que expliquen los principios sub- consiguiente, la firme creencia en que no se debe
yacentes a estos programas, y a las máquinas so- separar cultura y tecnología. Y mucho menos en
bre las que funcionan, de un modo lo suficiente- un área de trabajo como la de los arquitectos. Por
mente general como para resultar asimilable por desgracia, las cosas no van, al menos por el mo-
quienes no están interesados en convertirse en téc- mento, por ahí. Y la profesión de arquitecto ha
nicos, pero sienten la necesidad de comprender la ido cediendo terreno progresivamente ante los
lógica interna de lo que es algo más que una má- avances tecnológicos refugiándose en una inflada
quina o una técnica. valoración pública que descansa sobre unas pocas
Las razones para esta falta de oferta son varias figuras de prestigio pero que no se corresponde
y, como he dicho, de peso. En primer lugar hay, con la actividad real de la mayoría de los profe-

Segunda edición: mayo de 2000


10 Aplicaciones informáticas en arquitectura

sionales que trabajan en este área, ni con el cre- Dada la temática de este libro, puede que no
ciente paro profesional, ni con la competencia, esté de más indicar qué medios informáticos se
cada vez más agresiva, de otros profesionales que han utilizado para escribirlo pues a mucho de sus
encuentran no pocas fisuras, grietas y agujeros por lectores les interesará saberlo. La composición se
donde penetrar en la brillante fortaleza de los ar- ha realizado integramente con Page Maker. El tex-
quitectos. to proviene de diversos programas: parte está con-
Desde esta perspectiva, la informática puede feccionado con el propio Page Maker, parte con
aparecer para muchos más como una herramienta Word y parte con editores ASCII. Los dibujos se
amenzadora que como una tabla de salvación. La han confeccionado con AutoCad y se han llevado
respuesta debería ser que, como dijo un gran poe- a la composición en formato WMF. Las imágenes
ta alemán que "aquello que salva crece en el peli- provienen de diversas fuentes, tanto internas, como
gro". Es, seguramente, un peligro porque su sor- por ejemplo, 3DStudio Max, como externas,
prendente capacidad de generar automáticamente digitalizando fotografías con un escáner de sobre-
múltiples variantes de un mismo tipo, pone en mesa, pero, en general, se han generado o se han
cuestión la noción de autoría sobre la que se afianza retocado con Photoshop y se han llevado a la com-
el fundamento social de la profesión. Es, al mis- posición en formato TIF con una resolución de
mo tiempo, tabla de salvación, porque permite 600 dpi.
afrontar la gestión de proyectos progresivamente
más complejos y exigentes, con métodos que mul-
tiplican el rendimiento y permiten a pequeños des-
pachos llevar a cabo tareas que antes requerirían
el concurso de un número de personas cuatro o
cinco veces mayor.
Sobre esta dicotomía se volverá al final de las
páginas que siguen, en el último capítulo. Mien-
tras tanto quisiera subrayar la finalidad principal;
proporcionar una guía inicial para quien crea que
el mejor modo de convertirse en un inculto inde-
fenso es tomarse demasiado en serio las fronteras
académicas que separan a arquitectos de ingenie-
ros, informáticos, pintores o filósofos.

Segunda edición: mayo de 2000


Índice general 11

Índice general
Agradecimientos ...................................................................................................................... 7
Prefacio ..................................................................................................................................... 9

Introducción
Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales en la evolución de la informática . 21
1 Prehistoria de la informática ...................................................................................................... 21
2 Norbert Wiener ............................................................................................................................ 23
La noción de cibernética ........................................................................................................ 25
Retroalimentación y aprendizaje ........................................................................................... 26
Cibernética y sociedad ........................................................................................................... 28
3 John Von Neumann ...................................................................................................................... 29
El diseño lógico de un ordenador .......................................................................................... 31
Programación. Diagramas de flujo ........................................................................................ 33
La teoría de autómatas programables. El ordenador y el cerebro .......................................... 34
4 Alan Turing ................................................................................................................................... 36
Las nociones de algoritmo y proceso computable ................................................................ 38
La Universal Turing Machine ............................................................................................... 41
El test de Turing ..................................................................................................................... 42
5 Claude Shannon ........................................................................................................................... 44
Un álgebra de circuitos .......................................................................................................... 45
La teoría de la información .................................................................................................... 47
Entropía e información .......................................................................................................... 50

Primera parte
Sistemas de generación de formas e imágenes.
Anteproyecto
Capítulo 2 . Recursos básicos. Programas y máquinas ..................................................... 55
1 Información. Bits. Parámetros básicos ...................................................................................... 55
Modos y velocidades de transmisión. .................................................................................... 57
Codificación y Normalización ............................................................................................... 59
2 El soporte lógico ........................................................................................................................... 60
Lenguajes ............................................................................................................................... 61

Segunda edición: mayo de 2000


12 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Programas .............................................................................................................................. 65
3 El soporte físico ............................................................................................................................ 65
Tipos de plataformas ............................................................................................................. 65
Configuración ........................................................................................................................ 65
Placa base. Chips ................................................................................................................... 68
Buses, puertos ........................................................................................................................ 71
Memoria principal ................................................................................................................. 73
Dispositivos de entrada y salida ............................................................................................ 74
Monitores ............................................................................................................................... 76
La placa gráfica ..................................................................................................................... 79
Impresoras, plotters y filmadoras .......................................................................................... 80
Dispositivos de almacenamiento ........................................................................................... 83
4 Sistemas operativos ...................................................................................................................... 87
Funciones ............................................................................................................................... 88
Formatos ................................................................................................................................ 89
Complementos operativos ..................................................................................................... 90

Capítulo 3. CAD2D ................................................................................................................ 91


1 Interfaz .......................................................................................................................................... 91
Recursos gráficos principales ................................................................................................ 92
Otros recursos gráficos. Controles de ventana ...................................................................... 94
Organización básica ............................................................................................................... 95
2 Visualización ................................................................................................................................. 97
Sistemas de coordenadas normalizadas ................................................................................. 97
Configuración de ventanas y selección de vistas ................................................................... 97
Desplazamientos y tipos de vistas ......................................................................................... 98
3 Creación de entidades 2D ............................................................................................................ 99
Primitivas gráficas en sentido estricto ................................................................................... 99
Representación vectorial y raster .......................................................................................... 99
Primitivas del programa ....................................................................................................... 100
Primitivas de usuario. Bloques o células. Formas paramétricas .......................................... 102
4 Propiedades ................................................................................................................................ 103
Tipos de línea ....................................................................................................................... 104
Color .................................................................................................................................... 105
Estilos de texto .................................................................................................................... 106
5 Transformación y modificación de entidades 2D .................................................................... 106
Operaciones básicas ............................................................................................................. 106
Otras operaciones ................................................................................................................ 107
6 Entidades compuestas ................................................................................................................ 108
Polilíneas ............................................................................................................................. 108
Grupos ................................................................................................................................. 109
Bloques ................................................................................................................................ 109
Capas ................................................................................................................................... 110
7 Organización y vinculación de archivos .................................................................................. 110
Archivos de planos .............................................................................................................. 111
Archivos de modelos ........................................................................................................... 111
8 Personalización. Diseño paramétrico ....................................................................................... 112

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 413

Bibliografía
ABRAMSON, N. Information Theory and Coding. ASHBY, W.R. Design for a Brain. Nueva York, Wiley,
Nueva York, MacGraw-Hill, 1963. 1952.
AHO, A.V.; HOPCROFT, J. E.; ULLMAN, J. D. Data ASPRAY, W. John von Neumann and the origins of
Structures and Algorithms. Reading, Mass, Addison- modern computing. MIT Press, 1990. Trad. cast.:
Wesley. Trad.cast.: Estructuras de datos y John von Neumann y los orígenes de la computación
algoritmos. Wilmington, Delaware, Addison-Wesely moderna. Barcelona, Gedisa. 1990.
Iberoamericana, 1983. ATKINSON, M. et al. «The Object-Oriented Dabase
AIA (American Institute of Architecture). CAD Layer system Manifesto». Deductive and Object-Oriented
Guidelines. Washington D.C., The American Institute Databases. Amsterdam, Elsevier, 1989.
of Architects Press, 1998. AYALA, D.P.; BRUNET,P.; JUAN, R.; NAVAZO, I.
AKIMOTO, T. et al. «Pixel selected Ray Tracing». «Object Representation by Means of Nonminimal
IEEE CG&A, julio, 1991, p.15. Division Quadtrees and Octrees». ACM TOG, 4 (1),
ALDEFELD, B. «Variation of Geometries based on a enero, pp 41-59, 1985.
geometric-reasoning method». CAD, vol. 20, nº 3, BABBAGE, CH. en: MORRISON, P. & E.: Charles
abril, pp. 117-126, 1988. Babbage on the Principles and Development of the
ALEXANDER, CH. Notes on the Synthesis of Form. Calculator. Nueva York, Dover, 1961.
Harvard University Press. Trad.cast.: Ensayo sobre BACKUS, J.W. «Can programming be liberated from
la síntesis de la forma. Buenos Aires, Infinito, 1969. the Von Neumann style?». Comm. ACM, vol 21, nº 8,
ALEXANDER, CH. «A much asked question about pp 613-641, 1978.
computers and design». Trad. incluida en: La BACHMAN,C. «Data Structure Diagrams». Data
estructura del medio ambiente. Barcelona, Tusquets, Base (Bulletin of the ACM SIGFIDET) 1:2, marzo
1971. 1969.
ALEXANDER, CH. «A City is not a tree». The BAKER, M.P.; HEARN, D. Computer Graphics.
Architectural Forum. Mayo 1965. Trad. incluída en: México, Prentice-Hall. Reed.: 1994. Trad. cast.:
La estructura del medio ambiente. Barcelona, Gráficas por computadora. Hispanoamericana, S.A.,
Tusquets, 1971. 1986.
ANANTHA, R.; KRAMER, G.A. ; CRAWFORD, BARNHILL, R.E.; BOEHM, W. eds. Surfaces in
R.H. «Assembly modelling by geometric constraint Computer Aided Geometric Design. Nueva York,
satisfaction». Computer Aided Design, vol. 28, nº 9, North Holland, 1983.
pp 707-722, 1996. BARNHILL, R.E., RIESENFELD, R. Computer
ANGELL, I.O. A Practical Introduction to Computer Aided Geometric Design. San Francisco, Academic
Graphics. Nueva York, Halsted Press (J. Wiley & Presss, 1974.
Sons), 1981. BARSKY, B. Computer Graphics and Geometric
APPEL, A. «Some techniques for machine rendering Modeling using Beta-Splines. Nueva York, Springer-
of solids». AFIPS Conference Proc. vol. 32, pp 37- Verlag, 1988.
45, 1968.

Segunda edición: mayo de 2000


414 Aplicaciones informáticas en arquitectura

BARTELD, R.H.; BEATTY, J.C.; BARSKY, B.A. An BODEN, M. Artificial Intelligence and Natural Man.
Introduction to Splines for use in Computer Nueva York, Basic Books, 1977. Trad. cast.:
Graphics and Geometric Modeling. Morgan Inteligencia artificial y hombre natural. Madrid,
Kaufmann, Los Altos, CA, 1987. Tecnos, 1984.
BARTLETT, J. Thinking: An Experimental and Social BODEN, M. Minds and Mechanisms. Ithaca, Nueva
Study. Londres, Allen & Unwin, 1958. York, Cornell University Press, 1981.
BATES, R.H. Image Restoration and Reconstruction. BOUMA, W. et al. «Geometric constraint solver»,
Nueva York, Oxford University Press, 1986. Computer Aided Design, vol. 27, nº 6, junio, pp 487-
BATTY, M.; LONGLEY, P.A. «Fractal-based 501, 1995.
description of urban form». Environment and BRATKO, I. Prolog Programming for Artificial
Planning B, vol. 14, pp 123-134, 1987. Intelligence. Addison-Wesley, 1988.
BAUM, D.R., et al. «Making Radiosity Usable: BRATKO, I. «Applications of Machine Learning
Automatic Preprocessing and Meshing Techniques Towards Knowledge Synthesis». Proceedings of the
for the Generation of Accurate Radiosity solutions». International Conference on Fifth Generation
Computer Graphics (Proc. SIGGRAPH 91), vol.25, Computer Systems.Tokyo, Institute for New
nº 4, julio, pp 51-60, 1991. Generation Computer Technology, 1992.
BAYBARS, J. «The generation of floor plans with BRET, M. Image Synthesis. Kluwer Academic
circulation spaces». Environment and Planning B, Publishers, Dordrecht, The Netherlands, 1992.
vol. 9, pp 445-456, 1982. BRETON, P. Histoire de l’Informatique. París, 1987.
BAYBARS, J.; EASTMAN, C.M. «Enumerating Trad. cast.: Historia y crítica de la informática.
architectural arrangements by generating their Madrid, Cátedra, 1989.
underlying graphs». Environment and Planning B. BRONOWSKI, J. The Ascent of Man. Boston, Little,
Vol 7, pp 289-310, 1980. Brown, 1973.
BECHTEL, W. Philosopy of Mind. An Overview for BROWN, C.W.; SHEPHERD, B. J. Graphics File
Cognitive Science, 1988. Trad.cast.: Filosofía de la Formats. Reference and Guide. Manning,
Mente. Una panorámica para la ciencia cognitiva. Greenwich, 1995.
Madrid, Tecnos, 1991.
BROWN, F. E.; STEADMAN, J. P. «The analysis and
BEZIER, P. Emploi des Machines à command interpretation of small house plans: some
numérique. París, Masson, 1970. Trad. ingl.: contemporary examples». Environment and Planning
Numerical Control: Mathematics and Applications. B, vol 14, pp 407-438, 1987.
Londres, Wiley, 1972.
BRÜDERLIN, B. «Using Prolog for constructing
BLAHUT, R.E. Principles and Practice of geometric objects defined by constraints».
Information Theory. Reading, Mass., Addison- Proceedings of European Conference on Computer
Wesley, 1987. Algebra, 1985.
BLINN, J. «NTSC: Nice Technology Super Color». BU-QING, S.; DING-YUAN, L. Computational
IEEE CG&A, marzo, p. 17, 1993. Geometry: Curve and Surface Modeling. Nueva
BLINN, J.F. «Models of light reflection for computer York, Academic Press, 1989.
synthesised pictures». Computer Graphics, 11 (2), BURKS, A.W. Theory of Self-Reproducing Automata
pp 192-198, 1977. Urbana. University of Illinois Press, 1966.
BLINN, J.F. «Simulation of Wrinkled Surfaces». BURROUGH, P.A. “The application of fractal ideas to
SIGGRAPH 78, pp 286-292, 1978. geophysical phenomena». Journal of the Institute of
BLINN, J.F. Computer Display of Curved Surfaces. Mathematics and its Applications, vol 20, pp 36-42,
University of Utah, Ph. D. Dissertation, 1978. 1984.
BLINN, J.F. & NEWELL, M.E. «Texture and CAMPBELL III, A.T. Modeling Global Diffuse
Reflection in Computer Generated Images». Illumination for Image Synthesis. University of
Communications of the ACM, 19 (10), pp 542-547, Texas, PhD Dissertation, diciembre, 1991.
1976.

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 415

CAMPBELL III, A.T.; FUSSELL, D.S. «Adaptive CODD, E.F. Cellular Automata. Nueva York,
Mesh Generation for Global Diffuse Illumination». Academic Press, 1968.
Computer Graphics (Proc. SIGGRAPH 90) vol.24, CODD, E. F. «A Relational Model of Data for Large
nº 4, agosto, pp.155-164, 1990. Shared Data Banks». Communications of the ACM,
CAREY, M.; STONEBRAKER, M. et al. «Third- 13:6, 1970.
Generation Database System Manifesto». Sigmod CODD, E.F. «Extending the Data Base Relational
Record. 18:3, 1990. Model to Capture More Meaning». ACM TODS, 4:4,
CARLBOM, I. & PACIORECK, J. «Planar Geometric 1979.
Projections and Viewing Transformations». CODD, E. F. «Is Your DBMS Really Relational?».
Computing Surveys 10 (4), diciembre, pp 465-502, Computer World, 15 octubre, 1985.
1978.
CODD, E. F. «Does Your DBMS Run by the Rules?»
CARPENTER, L.; CATMULL, E.; COOK, R.L. «The Computer World, 21 octubre, 1985.
REYES image rendering architecture». Computer
CODD, E. F. The Relational model for database
Graphics, 21 (4), 95-102, 1987.
management. Version2. Reading, MA, Addison-
CARPENTER, L., COOK, R.L.& PORTER, T. Wesley, 1990.
«Distributed ray tracing». Computer Graphics, 18
COHEN, M.F.; GREENBERG, D.P. «The Hemi-Cube.
(3), pp 137-45, 1984.
A Radiosity Solution for Complex Environments».
CARPENTER, L.; FOURNIER, A.; FUSELL, D. SIGGRAPH 85, 31, 1985.
«Computer rendering of stochastic models».
COHEN, M.F.; CHEN, S.E.; GREENBERG, D.P.;
Communications of the ACM. 25 (6), pp 371-84,
WALLACE, J.R. «A progresive refinement approach
1982.
to fast radiosity image generation». Computer
CATMULL, E. A Subdivisión algorithm for the Graphics, 22 (4), 75-84, 1988.
display of curved surfaces. University of Utah, PhD
COHEN, M.F.; GREENBERG, D.F.; IMMEL, D. S.
Dissertation, 1974.
«An efficient radiosity approach for realistic image
CATMULL, E. «Computer display of curved synthesis». IEEE Computer Graphics and
surfaces». Proc. IEEE Conf. on Computer Graphics, Applications, vol.6, nº 2, pp.26-35, 1986.
Pattern Recognition and Data Structures. Mayo,
COLMERAUER, A.; KANOUI, H.; PASERO, R;
1975 Reeditado en: Tutorial and Selected Readings
ROUSSEL, P. «Un système de communication
in Interactive Computer Graphics. Freeman H. ed
homme-machine en Français». Research Report,
(1980), Nueva York (IEEE) pp 309-15, 1975.
Groupe d’Intelligence Artificielle, Université d’Aix-
CATMULL, E. «A hidden surface algorithm with anti- Marseille II, Luminy, 1973.
aliasing». Computer Graphics, 12 (3), pp 6-10,
COOK, R.L. «Shade Trees». Computer Graphics,
1978.
vol.18, nº 3, pp.223-231, 1984.
CATMULL, E., CLARK, J. «Recurseviley Generated
COOK, R.L. «Stochastic sampling in computer
B-Spline Surfaces on Arbitrary Topological
graphics». ACM Transactions on Computer
Meshes». Computer Aided Design, vol 10, nº 6, pp
Graphics, 5 (1), pp 51-72, 1986.
350-355, 1978.
COOK, R.L.; TORRANCE, K.E. «A Reflectance
CATTELL, R.G. G. Object Data Management. Object-
Model for Computer Graphics». Computer Graphics.
Oriented and Extended Relational Database
15: 3, pp 307-316, 1982.
Systems. Reading, Mass., Addison-Wesley, 1994.
COOK, R.L.; PORTER, T.; CARPENTER, L.
CAVENDISH, J.C. «Integrating feature-based surface
«Distributed Ray Tracing». SIGGRAPH 84, 1984.
design freeform deformation», Computer Aided
Design, vol 27, nº 9, septiembre, pp 703-711, 1995. COONS, S.A. «Surfaces for Computer Aided Design
of Space Forms». Cambridge, Mass., MIT Project
CLOCKSIN,W.F.; MELLISH, C. S. Programming in
Mac, Technical Report. nº4I, 1967.
PROLOG, Berlin, Springer, 1981.
COYNE, R.D.; GERO, J.S. «Design Knowledge and
CODASYL «Codasyl DDL. Data Description
Sequential Plans». Environment and Planning B, 12,
Language». Journal of Development. US
pp 401-418, 1985.
Government Printing Office, 1978.

Segunda edición: mayo de 2000


416 Aplicaciones informáticas en arquitectura

COYNE, R.D. & GERO, J.S. «Semantics and the CHOMSKY, N. Aspects of the Theory of Syntax. 1965.
Organization of Knowledge in Design». Design Trad. cast.: Aspectos de la teoría de la sintaxis.
Computing 1, (1), pp 68-69, 1986. Madrid, Aguilar, 1971.
CREVIER,D. AI: the tumultuous history of the search CHOMSKY, N.; MILLER, G.A. Introduction to the
for artificial intelligence. Nueva York, Basic Books, Formal Analysis of Natural Languages. 1963. Trad.
1993. Trad.cast.: Inteligencia Artificial. Madrid, cast.: El análisis formal de los lenguajes naturales.
Acento Ed., 1996. Madrid, Comunicación, 1972.
CROW, F.C. «Shadow algorithms for computer DASGUPTA, S. Creativity in Invention and Design.
graphics». Computer Graphics, 13 (2), pp 242-248, Cambridge UP, 1994.
1977. DATE, C.J. An Introduction to Data Base Systems.
CROW, F.C. «A comparison of anti-aliasing Reading, Mass, Addison-Wesley, 1990. Trad. cast.:
techniques». IEEE Computer Graphics and Introducción a los sistemas de bases de datos.
Applications. 1 (1), pp 40-48, 1981. Addison-Wesley Iberoamericana, 1993.
CROW, F.C. «Summed-area tables for texture DATE, C. J.; DARWEN, H. «The Third Manifesto».
mapping». Computer Graphics, 8 (3), pp 207-221, Sigmod Record. 24:1, marzo, 1995.
1984. DAVENPORT, W.B. An Introduction to the Theory of
CSURI, C. et al. «Towards an interactive high visual Random Signals and Noise. Nueva York, Mc Graw-
complexity animation system». Computer Graphics Hill, 1958.
(Proc. SIGGRAPH 79), vol. 13, pp 289-299, 1979. DE BOR, C. A Practical Guide to Splines. Nueva
CUGINI, U.; FOLINI, F.; VICINI, I. «A procedural York, Applied Math. Sciences, vol. 27, Springer-
system for the definition and storage of technical Verlag, 1978.
drawings in parametric form». Proceedings of DOWNING, F.; FLEMMING, U. «The bungalows of
Eurographics ‘88, North-Holland, pp 183-196, Buffalo». Environment and Planning B, 8, pp 269-
1988. 293, 1981.
CHAMBERLIN, D. D. «SEQUEL2: A Unified DREYFUS, H.L. What Computers Can’t Do: A
Approach to Data Definition, Manipulation and Critique of Artificial Reason. Nueva York,
Control». IBM Journal of Research and Harper&Row, 1972.
Development, 20:6, noviembre, 1976.
DUAN, W.; ZHOU, J.; UAI, K. «FSTM: a feature
CHASEN, S.H. Geometric Principles and Procedures solid-modelling tool for freature-based design and
for Computer Graphics Applications. Englewood manufacture». Computer Aided Design, vol 25, nº 1,
Cliffs, NJ: Prentice-Hall, 1978. enero, pp 29-38, 1993.
CHASEN, S.H.; DOW, J. W. The Guide for the EARNSHAW, R.A.; ROGERS, D.F. Computer
Evaluation and Implementation of CAD/CAM Graphics Techniques. Theory and Practice. Hong
Systems. Atlanta, CAD/CAM Decisions, 1979. Kong, Springer- Verlag, Nueva-York, 1990.
CHEN, X.; HOFFMANN, C. M. «Towards feature EASTMAN, C.M. «On the Analysis of Intuitive
attachment». Computer Aided Design, vol. 27, nº 9, Design Process». Emerging Methods in
septiembre, pp 695-702, 1995. Environmental Design and Planning. MIT Press,
CHEN, X.; HOFFMANN, C. M. «On editability of Cambridge, Mass., pp 21-37, cap. 3, 1970.
feature-based design». Computer Aided Design, vol. EASTMAN, C.M. «A Conceptual Approach for
27, nº 27, diciembre, pp 905-914, 1995. Structuring Interaction with Interactive CAD
CHEN, P.P. Entity Relationship Approach to System Systems». Computers and Graphics, 9 (2), pp 97-
Analysis and Design. North Holland, 1979. 105, 1985.
CHEN, P. P. «The Entity Relationship Model: Toward EASTMAN, C.M. «Fundamental Problems in the
a Unified view of Data». ACM TODS, 1:1, marzo, developement of computer-based architectural design
1976. models». Computability in Design, 1987.
CHIYOKURA, H.; KIMURA, F. «Design of Solids EASTMAN, C.M. «Use of Data Modeling in the
with Free-form Surfaces». Proceedings ACM Conceptual Structuring of Design Problems». CAAD
SIGGRAPH 83, 17(3), pp 289-298, 1983. Futures 91, Proceedings of the International

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 417

Conference for Computer Aided Architectural FERGUSON, J. «Multivariate Curve Interpolation».


Design, G. N. Schmitt., ETH, Zurich, 1991. JACM, 11 (2), abril, pp 221-228, 1964.
EASTMAN, C.M. «The Evolution of CAD: FLEMMING, U. «Wall representations of rectangular
integrating multiple representations». Building and dissections and their use in automated space
Environment, vol.26, nº 1, pp 17-24, 1991. allocation». Environment and Planning B, vol 5, pp
EASTMAN, C.M.; HENRION, M. «GLIDE: a 215-232, 1979.
language for design information systems». Computer FLEMMING, U. «On the representation and
Graphics (Proc. SIGGRAPH 77), 11 (2), pp 24-33, generation of loosely-packed arrangements of
1976. rectangles». Planning and Design December, 1985.
ELMASRI, R.A.; NAVATHE, S.N. Fundamentals of FLEMMING, U. «More than the Sum of Parts: The
Database Systems. Reading, Mass, Addison-Wesley. Grammar of Queen Anne Houses». Environmental
Trad. cast.: Sistemas de bases de datos. Conceptos and Planning B, vol.14, nº 3, pp 323-350, 1986.
fundamentales. Buenos Aires, Addison-Wesley FLEMMING, U. «The Role of Shape Grammars in the
Iberoamericana, 1997. Analysis and Creation of Designs». En: KALAY, Y.
EMMERICK, M.J.G.M. VAN. «A system for graphical (ed.): The Computability of Design. Nueva York,
interaction on parametrized solid models». Wiley Interscience, 1987.
Proceedings of Eurographics ‘88, Elsevier Science FLEMMING,U. «The secret of the Casa Giuliani
Publishers, pp. 233-242, 1988. Frigerio». Environment and Planning B, vol 8, pp
EMMERICK, M.J.G.M. VAN. Interactive design of 87-96, 1981.
parameterized 3D models by direct manipulation. FLEMMING,U.; DOWNING, F. «The bungalows of
Delft University Press, 1990. Buffalo». Environment and Planning B, vol 8, pp
ENCARNAÇÃO, R.; LINDNER, E.G.; 257-267, 1981.
SCHLECHTENDAHL, E.G. Computer Aided FODOR, J.A. The Language of Thought. Nueva York,
Design. Fundamentals and System Architectures. 2º T.Y. Crowell, 1975.
ed. rev. y amp. Berlín, Springer-Verlag, 1990.
FODOR, J.A. Representations: Philosophical Essays
FARIN, G. Geometric Modeling. Algorithms and New on the Foundations of Cognitive Science.
Trends. SIAM (Society for Industry and Applied Cambridge, Mass., MIT Press, 1981.
Mathematics), Philadelphia, 1987.
FODOR, J.A. The Modularity of Mind. Cambridge,
FARIN, G. Curves and Surfaces for Computer Aided Mass., MIT/Bradford Press, 1983.
Geometric Design. San Diego, Academic Press,
FOLEY, J.D.; VAN DAM, A.; FEINER, S.K.
1988.
STEVEN; HUGHES, J.F. Computer Graphics.
FAUX, I.D.; PRATT, M. J. Computational Geometry Principles and Practice. Addison and Wesley, 1990,
for Design and Manufacture. Nueva York, Wiley, reed. 1996.
1979.
FOURNIER, A.; FUSSELL, D.; CARPENTER, R.L.
FEIBUSH, E.A.; LEVOY, M.; COOK, R.L. «Computer rendering of stochastic models».
«Synthetic Texturing Using Digital Filters». Communications of the ACM, vol.25, pp. 371-384,
Computer Graphics, vol.14, nº 3, julio, pp 294-301, 1982.
1980.
FROST, R. Introduction to Knowledge Base Systems.
FEIGENBAUM, E.A.; MCCORDUCK, P. The fifth Trad. cast.: Bases de datos y sistemas expertos.
Generation: Artificial Intelligence and Japan’s Madrid, Díaz de Santos, 1986.
Computer Challenge to the World. Reading, Mass.,
GALLE, P. «An algorithm for exhaustive generation of
Addison-Wesley, 1983.
building floor plans». Communications of the ACM,
FEIGENBAUM, E.A.; BARR, A.; COHEN, P. The 24, pp 813-825, 1981.
Handbook of Artificial Intelligence, vol I, Los Altos,
GARDNER, H. The Minds New Science: A History of
CA, W.Kaufman, 1981.
the Cognitive Revolution. Nueva York, Basic Books,
FENG, C.; KUSIAK, A. «Constraint-based design of 1985. Trad.cast.: La nueva ciencia de la mente.
parts». Computer Aided Design, vol 27, nº 5, mayo, Historia de la revolución cognitiva. Barcelona,
pp 343-352, 1995. Paidos, 1988.

Segunda edición: mayo de 2000


418 Aplicaciones informáticas en arquitectura

GARDNER, M. Logic Machines and Diagrams. Reed.: IEEE Transaction on Computers, vol. TC-20,
Chicago, 1958. Trad. cast.: Máquinas y diagramas junio, I971.
lógicos. Madrid, Alianza, 1985. GREEN, N. «Environment Mapping and Other
GARRIDO, M. Lógica simbólica. Madrid, Tecnos, Applications of World Projections». IEEE Computer
1974. Graphics and Applications, vol. 6, nº 11, noviembre,
GAZZANIGA, M. S. The Social Brain. Discovering pp 108-114, 1986.
the Networks of the Mind. 1985. Trad. cast.: El GREENBERG, D.P. «Light Reflection Models for
cerebro social. Madrid, Alianza, 1993. Computer Graphics». Science, vol. 244, nº 14, pp
GERO, J.S. (ed) Knowledge engineering in computer- 166-173, 1989.
aided design. Amsterdam, Elsevier North Holland, GREENBERG, D.P. «Computer Graphics and
1985. Architecture». Scientific American, vol. 264, nº 2, pp
GERO,J.S.; COYNE, R.D. «Logic programming as a 104-109, 1991.
means of representing semantic in design GREENBERG, D.P.; GORTER, V.; MARCUS, A.;
languages». Environment and Planning B, vol 12, pp SCHMIDT, A.H. The computer Image: Application
351-369, 1985. of computer graphics. Medford, MA: Addison-
GILLIES, D. Artificial Intelligence and Scientific Wesley, 1982.
Method. Oxford, Oxford University Press, 1996. HAGEN, M.; ROLLER, D. (eds.) Geometric
GLASSNER, A.S. «Space subdivision for fast ray Modeling. Berlín, Springer-Verlag, 1991.
tracing». IEEE Computer Graphics and HAINES, E.A. «Ronchamp: A case Study for
Applications, 14 (10), pp 15-22, 1984. Radiosity». SIGGRAPH 91. Frontiers in Rendering
GLASSNER, A.S. «Adaptive precission in texture Course Notes, julio, 1991.
mapping». Computer Graphics (proc. SIGGRAPH HALL, E.L. Computer Image Processing and
86), vol.20, pp 297-306, 1986. Recognition. Nueva York, Academic Press, 1979.
GLASSNER, A.S. Principles of Digital Image HALL, R. Illumination and Color in Computer
Synthesis. San Francisco, Kaufmann, 1995. Generated Imagery. Nueva York, Springer-Verlag,
GLASSNER, A.S. (ed.) An Introduction to Ray 1989.
Tracing. Londres, Academic Press, 1989. HANRAHAN, P.; SALZMAN, D.; AUPPERLE, L. «A
GONZALEZ, R.C.; WOODS, R.E. Digital Image Rapid Hierarchical Radiosity Algorithm». Computer
Processing. Reading, Mass, Addison-Wesley, 1992. Graphics (Proc. Siggraph), vol.25, nº 4, julio, pp
197-206, 1991.
GORAL, C. M.; TORRANCE, K.E.; GREENBERG,
D. P.; BATTAILE, B. «Modeling the Interacion of HARARY, F. Graph Theory. Reading, MA, Addison-
Light Between Diffuse Surfaces». Computer Wesley, 1972.
Graphics (Proc. Siggraph), vol. 18, nº 3, julio, pp HARMON, P.; KING, D. Expert Systems: Artificial
213-222, 1984. Intelligence in Business. Nueva York, J.Wiley, 1985.
GORDON, R. «Free Form surface interpolation Trad. cast.: Sistemas expertos. Díaz de Santos, 1988.
through curve networks». GMR-921, GM Research HARTLEY, R.V.L. «The transmission of information».
Labs, 1969. Bell Syst. Tech. Journal, vol. 3, julio, pp 535-564,
GORDON, R. «B-spline curves and surfaces». En: 1928.
BARNHILL-RIESENFELD (eds): Computer Aided HAUGELAND, J. Artificial Intelligence. The Very
Geometric Design. Nueva York, Academic Press, pp Idea. Cambridge, Mass., MIT Press, Bradford
95-126, 1974. Books, 1987.
GOSSARD, D.; ZUFFANTE, R.; SAKURAI, H. HAYES-ROTH, F.; WATERMAN, D. A.; LENAT,
«Representing dimensions, tolerances and features in D.B. Building Expert Systems. Addison-Wesley,
MCAE systems». IEEE Computer Graphics and Reading, Mass, 1983.
Applications, marzo, pp 51-59, 1988. HEBB, D.O. The Organization of Behavior. Nueva
GOURAUD, H. «Computer Shading of Curved York, J.Wiley, 1949. Trad. cast.: La organización de
Surfaces». Ph. D. Dissertation, University of Utah. la conducta. Madrid, Debate, 1985.

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 419

HECKBERT, P. «Color Image Quantization for Frame Report CER-92-24. Department of Computer
Buffer Display». Computer Graphics. 16 (3), p. 297, Science. Purdue University, agosto, 1992.
1982. IMMEL, D. S.; COHEN, M. F., GREENBERG, D. P.
HECKBERT, P.S. «Survey of Texture Mapping». «A Radiosity Method for Non-Diffuse
IEEE Computer Graphics & Applications, vol. 6, nº Environments». Computer Graphics (Proc.
11, noviembre, pp 56-67, 1984. Siggraph), vol. 20, nº 4, agosto, pp 133-142, 1986.
HECKBERT, P.S. Simulating Global Illumination JOHNSON, R.H. Solid Modeling: A State of the Art
Using Adaptive Meshing. University of California at Report. CAD/CAM Alert, Management Roundtable,
Berkeley, PhD Dissertation, Dep. EECS, Junio, Inc., 2ª ed. rev. 1986.
1991. KAJIYA, J.T. «Ray tracing parametric patches».
HECKBERT, P.S. «Discontinuity Meshing for Computer Graphics, 16, (3), pp 245-254, 1981.
Radiosity». Eurographics Workshop on Rendering, KAJIYA, J.T. «New techniques for ray tracing
mayo, pp 203-216, 1992. procedurally defined objects». Computer Graphics,
HECKBERT, P. S.; HANRAHAN, P. «Beam tracing 17 (3), pp 91-102, 1983.
Polygonal Objects». Computer Graphics, 18, (3), pp KAJIYA, J.T. «Anisotropic reflection models».
119-145, 1984. Computer Graphics, 19 (3), pp 15-21, 1985.
HEILEMAN, G. L. Data Structures, Algorithms and KAJIYA, J.T. «The rendering equation». Computer
Object-Oriented Programming. 1996. Trad. cast.: Graphics, 20 (4), pp 143-50, 1986.
Estructuras de datos, algoritmos y programación
KAJIYA, J.T.; KAY, T.L. «Ray tracing complex
orientada a objetos. Madrid, McGraw-Hill
scenes». Computer Graphics, 20 (4), pp 269-78,
Interamericana, 1997.
1986.
HERMES, H. Aufzählbarkeit, Entscheidbarkeit,
KALAY, Y. E. Modeling Objects and Environments.
Berechenbarkeit. Berlín, Springer, 1961. Trad. cast.:
Nueva York, Wiley, 1989.
Introducción a la teoría de la computabilidad.
Madrid, Tecnos, 1984. KAY, D.S. Transparency, refraction and ray tracing
for computer synthesised images. Masters Thesis,
HILLIER, B.; MUSGROVE, J.; O’SULLIVAN
Cornell University, 1979.
«Knowledge and Design». En: CROSS, N. (ed.).
Developments in Design Methodology. J. Wiley, pp KAY, D.S.; GREENBERG, D.P. «Transparency for
254-264, 1984. computer synthesised objects». Computer Graphics,
13 (2), pp 158-64, 1979.
HILLYARD, R.; BRAID, I. «Analysis of dimensions
and tolerances in computer-aided mechanical KOENDERINK, J.J. Solid Shape. Cambridge, The
design». CAD, vol. 10, nº 3, mayo, pp 161-166, MIT Press, 1990.
1978. KONING, J.; EIZENBERG, J. «The language of the
HILLYARD, R.; BRAID, I. «Characterizing non ideal prairie: Frank Lloyd Wright’s prairie houses».
shapes in terms of dimensions and tolerances». Environment and Planning B, 8, pp 295-323, 1981.
Computer Graphics, vol. 12, nº 3, agosto, pp 234- KOWALSKI, R. A. Logic for Problem Solving.
238, 1978. Amsterdam, Elsevier, 1979.
HILLYARD, R.C. «The Build Group of Solid KRAMER, G. «Using Degrees of Freedom Analysis to
Modellers». IEEE-Computer Graphics and Solve Geometric Constraint Systems». Proceedings
Applications, 2(2), pp 43-52, marzo, 1982. ACM Solid Modelling Conference. Austin, Texas,
HOARE, C.A.R. «The emperor’s old clothes». 1991.
Communications of the ACM, vol. 24, nº 2, pp 755- LAIDLAW, D.H.; TRUMBORE, W.B.;HUGHES, J.F.
783, 1981. «Constructive Solid Geometry for Polyhedral
HOFFAMN, C.M. Geometric and Solid Modeling. Objects». SIGGRAPH 86, 1986.
California, Morgan Kaufmann, San Mateo, 1989. LASZLO, M.J. Computational Geometry and
HOFFMANN, C.M.; JUAN, R. ERep. An editable Computer Graphics in C++. New Jersey, Prentice
high level representation for geometric design and Hall, 1996.
analysis. Technical Report CSD-TR-92-055. CAPO

Segunda edición: mayo de 2000


420 Aplicaciones informáticas en arquitectura

LEAVITT, R. (ed.). Artist and Computer. Nueva York, MARTIN, W.R. Network planning for building
Harmony Books, 1976. construction. Londres, Heinemann, 1969. Trad. cast.:
LEE, E.A.; MESSERSCHMITT, D.G. Digital Aplicación de las técnicas PERT/CPM a la
Communication. Boston, Kluwer, 1994. construcción. Barcelona, Blume, 1972.
LETCHER, J.S.; SHOOK, D.M.; SHPHERD, S.G. MARTINI, K. «Hierarchical geometric constraints for
«Relational Geometry Synthesis», Computer Aided building design», Computer Aided Design, vol 27, nº
Design, vol 27, nº 11, noviembre, pp 821-832, 1995. 3, marzo, pp 181-192, 1995.
LEVITAN, E.L. Electronic Imaging Tecniques. Nueva MAVER, T. «Building Appraisal». En: GERO, J. S.
York, Van Nostrand Reinhold Company, 1977. (ed.). Computer Applications in Architecture.
Londres, Applied Sciences Publishers, 1977.
LIGHT, R.; GOSSARD, D. «Variational Geometry in
CAD». Computer Graphics, vol. 15, nº 3, agosto, pp MCCARTHY, J. et al. Lisp 1.5 Programmer’s Manual.
171-177, 1981. Cambridge, Mass, MIT Press, 1962.
LIGHT, R.; GOSSARD, D. «Modification of MCCARTHY, J.; HAYES, P. J. «Some Philosophical
geometric models through variational geometry». Problems from the Standpoint of Artificial
Computer Aided Design, vol. 14, nº 4, julio, 1982. Intelligence». En: MELTZER, B.; MICHIE, D.
(eds.): Machine Intelligence 4. Edimburgh,
LISCHINSKI, D.; TAMPIERI, F.; GREENBERG, D.P.
Edinburgh U.P., 1969.
«Discontinuity Meshing for Accurate Radiosity».
IEE Computer Graphics & Application, noviembre, MCCORDUCK, P. Machines Who Think. San
pp 25-38, 1992. Francisco, W.H.Freeman, 1979. Trad. cast.:
Máquinas que piensan. Madrid, Tecnos, 1991.
MADRAZO, L. «The Integration of Computer
Modeling in Architectural Design». ACADIA 90. MCCULLOCH, W. «How We Know Universals: The
Research and Practice, P. Jordan (ed.), University of perception of Auditory and Visual forms». Bulletin of
Montana, 1990. Mathematical Biophysics, 9, pp 127-147, 1947.
MADRAZO, L. «Designing with Computers». MCCULLOCH, W. «Biological Computers».
ARECDAO 91. Barcelona, ITEC, 1991. Transactions of the Institute of Radio Engineers.
Septiembre, pp 190-192, 1957.
MAGNENAT-THALMANN, N.; THALMANN, D.
Principles of Computer Animation. Tokyo, Springer- MCCULLOCH, W. Embodiments of Mind. Cambridge
Verlag, 1985. MA, MIT Press, 1965.
MÄNTYLÄ M.; SULONEN, R. «GWB: A solid MCCULLOCH, W.; PITTS, W. «A logical calculus of
modeler with Euler operators». IEEE Computer the Ideas Immanent in Nervous Activity». Bulletin of
Graphics and Applications, 1982. Mathematical Biophysics, 5, pp 115-133, 1943.
MÄNTYLÄ, M. Introduction to Solid Modeling. MCCULLOUGH, M.; MITCHELL, M.; PURCELL,
Computer Science Press, Rockville, MD, 1988. P. (eds.) The Electronic Design Studio. Cambridge,
MA, MIT Press, 1990.
MARCH, L. «A class of grids». Environment and
Planning B, 8, pp 325-332, 1981. MEAGHER, D. «Geometric Modeling using octree
encoding». Computer Graphics and Image
MARCH, L.; EARL, C. F. «On counting architectural
Processing, 19 (2), pp 129-147, 1982.
plans». Environment and Planning B, vol 4, pp 57-
80, 1977. MEERAN, S.; PRATT, M. J. «Automated feature
recognition from 2D drawings». Computer Aided
MARION, A. Introduction aux techniques de
Design, vol 25, nº 1, enero, pp 7-18, 1993.
traitement d‘images. París, Editions Eyrolles. Trad.
ingl. : An introduction to image processing. METROPOLIS, N. et al. A History of Computing in
Cornwall,T. Padstow, T.J Press Ltd, 1991. the Twentieth Century. Nueva York, Academic Press,
1980.
MARR, D. Vision: A Computational Investigation into
the Human Representation. San Francisco, W.H. MILLER, G.A. «The Magical Number Seven, Plus or
Freeman, 1982. Trad. cast.: La visión .Una Minus Two: Some Limits on Our Capacity for
investigación basada en el cálculo acerca de la Processing Information». Psychological Review, 63,
representación y el procesamiento humano de la 81-97, 1956.
información visual. Madrid, Alianza, 1985.

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 421

MILLER, J.R. «Architectural Issues in Solid Consideraciones intempestivas en torno a la


Modelers». IEEE Computer Graphics and informática gráfica». IVº Congreso Nacional de
Applications, 1989. Expresión Gráfica Arquitectónica, Valencia, 1990.
MINSKY, M. «Steps towards Artificial Intelligence». MONEDERO, J.; CASAUS, A.; COLL, J. «From
en: FEIGENBAUM, E.A. ; FELDMAN J. (eds.). Barcelona. Chronicle and provisional evaluation of a
Computers and Thought. Nueva York, McGraw-Hill. new course of Computer Aided Architectural
1963. Design.». ECAADE 92. Xº International Congress in
MINSKY, M. Semantic Information Processing. Education in Computer Aided Architectural Design
Cambridge, Mass, MIT Press, 1968. in Europe, Barcelona, 1992
MINSKY, M.; PAPERT, S. Perceptrons. Cambridge, MONEDERO, J.; REDONDO, E. «Electronic
Mass, MIT Press, 1968 Collage». ECAADE 92, Barcelona, 1992.
MINSKY, M. «A framework for representing MONEDERO, J.; CASAUS, A. «Datos estructurados
knowledge». En: WINSTON, P.H.: The Psychology versus datos abiertos». ARECDAO 93, Barcelona,
of Computer Vision. Nueva York, McGraw-Hill, 1993.
1975 MONEDERO, J. «Sobre el papel del azar en los
MINSKY, M. «Artificial Intelligence». Scientific métodos de creación formal». Bienal de Arquitectura
American. 215, pp 247-260, septiembre, 1966. y Urbanismo de Zaragoza. 1ª edición. Madrid,
Electra, 1993.
MINSKY,M. The Society of Mind. Nueva York, Simon
& Schuster, 1985. MONEDERO, J. «Renderings. Some Technical and
non technical questions raised by the use of
MITCHELL, W.J., STEADMAN, P. & LIGGET, R.S.
Computers in the Visual Analysis of Architecture».
«Synthesis and Optimization of Small Rectangular
ECAADE 93, Eindhoven, 1993.
Floor Plans». Environment and Planning B, 3 (1), pp
37-70, junio, 1976. MONEDERO, J. «Nota sobre la idea de analogía y su
posición fundamental para una teoría de la expresión
MITCHELL, W.J. Computer Aided Architectural
gráfica». EGA. Revista de Expresión Gráfica
Design. Nueva York, Van Nostrand Reinhold, 1977.
Arquitectónica. Valencia, nº1, 1993.
MITCHELL,G.&STINY,G. «The Palladian Grammar».
MONEDERO, J.; REDONDO, E. «La manipulació
Environment and Planning B. Vol 5, pp 5-18, 1978.
d’imatges fixes per mitjans informàtics de baix cost
MITCHELL,G.; STINY, G. «Counting Palladian en les avaluacions sobre l’impacte ambiental».
plans». Environment and Planning B, vol 5, pp 189- L’arquitectura del territori. Planejament territorial i
198, 1978. medi ambiental de la Diputació de Barcelona.
MITCHELL, W.J. «Formal Representations: A Barcelona, Diputació de Barcelona, 1993.
Foundation for Computer Aided Architectural MONEDERO, J; REGOT, J.; DE MESA, A.;
Design». Environment and Planning B, vol. 13, pp REDONDO, E. «From Model Space to Image Space
133-162, 1986. and back again». The Virtual Studio. ECAADE 1994
MITCHELL, W.J.; LIGGET, R.S.; KVAN, T. The Art Glasgow, University of Strathclyde, 1994.
of Computer Graphics Programming. A structured MONEDERO, J. «Consecuencias conceptuales de las
Introduction for Architects and Designers. Nueva Técnicas Informáticas». La formación cultural
York, Van Nostrand, 1987. arquitectónica en la enseñanza del dibujo. Las
MITCHELL, W.J. The Logic of Architecture. Palmas, Vº Congreso EGA, 1994.
Cambridge, MA, MIT Press, 1990. MONEDERO, J.; REDONDO, E. «Images to save a
MITCHELL, W.J. City of Bits. Space, place and the river». Multimedia and Architectural Disciplines.
Infobahn. Cambridge, MA, MIT Press, 1995. ECAADE 95, Palermo, Università di Palermo,
MONEDERO, J. «Notas sobre la apreciación visual de 1995.
la arquitectura en relación con algunas obras de MONEDERO, J.; REGOT, J. Modelado Geométrico
Michael Graves y de Aldo Rossi» Anales, Barcelona, en Arquitectura por medios Informatizados.
ETSAB, nº 1, 1981. Barcelona, ETSAB, Monografía nº 2 del Laboratorio
MONEDERO, J. «Tecnología. Técnica. Tekné. de Técnicas Gráficas, 1997.

Segunda edición: mayo de 2000


422 Aplicaciones informáticas en arquitectura

MONEDERO, J. «Parametric Design. A review and NISHITA, T., NAKAMAE, E. «Continuous Tone
some experiences». En: Challenges of the future. Representation of three Dimensional Objects taking
Collaborative Teamwork. Digital Design Process. account of Shadows and Interreflection». Computer
Spatial Modeling. ECAADE 97, Viena, 1997. Graphics (Proc. SIGGRAPH 85), vol 19, nº 3, pp
MONEDERO, J; REGOT, J.; DE MESA, A.; 23-30, 1985.
REDONDO, E. «Transfer of Architectural 2D NORMAN, A.D. Perspectives on cognitive science.
Images to 3D Models by a Simplified and New Jersey, Alex Pub. Corp., 1981. Trad. cast.:
Semiauthomatic Process». Mathematics & Design Perspectivas de la ciencia cognitiva. Barcelona,
98. San Sebastian, The University of the Basque Paidós, 1987.
Country, 1998. NYQUIST, H. «Certain factors affecting telegraph
MONTREUL, B. «Requirements for representation of speed». Bell Syst. Tech. Journal, vol 3, abril, p 324,
domain knowledge in intelligen environments for 1924.
layout design». Computer Aided Design, vol 22, nº 2, OLFE, D. B. Computer Graphics for Design. From
marzo, pp 97-108, 1990. Algorithms to AutoCad. New Jersey, Prentice Hall,
MORTENSON, M. Geometric Modeling. Nueva York, 1995.
Wiley, 1985. OPPENHEIM, A.; SCHAFER, R. W. Digital Signal
MOTO-OKA,T.; KITSUREGAWA, M. El ordenador Processing. Englewood Cliffs, Prentice Hall, 1975.
de quinta generación. Madrid, Ariel, 1986 (original OWEN, J.C. «Algebraic Solution for Geometry from
japonés, 1984). Dimensional Constraints. En: ROSSIGNAC, J.;
MULLINEUX, G. CAD: Computational Concepts and TURNER, J. (eds.): Proceedings of Symposium on
Methods. Nueva York, MacMillan, 1986. Solid Modelling Foundations and CAD/Cam
NASH, S. G. A History of Scientific Computation. Applications. Austin, ACM Press, 5 a 7 de junio, pp
Reading MA, Addison-Wesley, 1990. 397-407, 1991.
NEGROPONTE, N. The Architecture Machine. MIT PAPERT, S. Uses of Technology to Enhance
Press, Cambridge, Mass., 1970. Education. Cambridge, Mass, MIT AI Lab, 1973.
NEGROPONTE, N. Being digital. 1995. Trad. cast.: PEACHEY, D. R. «Solid Texturing of complex
El mundo digital. Barcelona, Ediciones B, 1995 surfaces». Computer Graphics (Proc. SIGGRAPH
85), vol. 20, nº 4, pp 55-64, 1985.
NEWELL, A. «GPS: A program that simulates human
thought». En: FEIGENBAUM, E. A.; FELDMAN, J. PENROSE, R. The Emperor’s New Mind. Oxford U.
(eds.). Computers and thought. Nueva York, Press, 1991. Trad. cast.: La Nueva mente del
McGraw Hill, pp 279-293, 1963. emperador. Madrid, Mondadori, 1989.
NEWELL, A. & SIMON, A.H. Human Problem PENROSE, R. Shadows of the Mind: An Approach to
Solving. N.J., Englewood Cliffs, Prentice Hall, 1972. the Missing Science of Consciousness. Oxford,
Oxford UP, 1994. Trad. cast.: Las sombras de la
NEWMAN, W. M.; SPROULL, R.F. Principles of
mente. Barcelona, Crítica, 1996.
Interactive Computer Graphics. Nueva York,
McGraw-Hill, 1979. PENROSE, R. The Large, the Small and the Human
Mind. Cambridge, Cambridge UP, 1997. Trad. cast.:
NIELSEN, N. Multimedia and Hypertext. The Internet
Lo grande, lo pequeño y la mente humana. Madrid,
and beyond. UK, Academic Press, 1995.
Cambridge UP, 1999.
NISHITA, T. «A shading model for Atmospheric
PERLIN, K. «An Image Synthesizer». Computer
Scattering Considering Luminous Intensity
Graphics, vol. 19, nº 3, pp 279-286, 1985.
Distribution of Light Sources». Computer Graphics
(Proc. SIGGRAPH 87), vol. 21, nº 4, pp 303-310, PERRAULT, D. "La transformation des pratiques de la
1987. maîtrise d'oeuvre". En: La Gestion de Projet dans la
Construction. Actes des journées d'etudes organisées
NISHITA, T.; NAKAMAE, E. «Continuous Tone
para l'Ecole National des Ponts et Chaussées, le 12 et
Representation of Three-Dimensional Objects
13 octobre, 1993. París, Presses de l'Ecole National
Illuminated by Sky Light». Communications of the
des Ponts et Chaussées, 1993.
ACM, vol. 20, nº 4, pp 125-132, 1986.

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 423

PHIGS. «PHIGS + functional description». Computer IEEE Computer Graphics and Applications, vol 3
Graphics. 22 (3), 1988. (7), octubre, pp 25- 37, 1983.
PHONG, B.T. «Illumination for Computer Generated REQUICHA, A. A. G.; VOELCKER, H. B. «Boolean
Pictures». Communications of the ACM,18 (6), junio, Operations in Solid Modeling: Boundary Evaluation
pp 311-317, 1975. and Merging Algorithms». Proceedings IEEE, vol 73
PICOTT, K.P. «Extensions of the Linear and Area (1), enero, pp 30-44, 1985.
Lighting Models». IEEE Computer Graphics and RICH, E.; KNIGHT, K. Artificial Intelligence. Nueva
App, marzo, pp 31-38, 1992. York, McGraw Hill, 1991. Trad. cast.: Inteligencia
POLYA, G. How to Solve It. Princenton, New Jersey, Artificial. Madrid, McGraw Hill Interamericana,
Princenton UP, 1945. 1994.
POST, E. “Formal reduction of the general RITTEL, H. W.; WEBBER, M. M. «Planning
combinatorial decision problem». American Journal Problems are wicked problems». En: CROSS, N.
of Mathematics, 65, pp 197-268, 1943. (ed.): Developments in Design Methodology. John
Wiley, pp 135-166, 1984.
PRATT, M.J. «Aspects of Form Feature Modelling».
En: HAGEN, H.; ROLLER, D. (eds.). Geometric RIVEST, L.; FORTIN, C.; MOREL, C. «Toleracing a
Modelling, Methods and Applications. Springer, pp. solid model with kinematic formulation». Computer
227-250, 1991. Aided Design, vol 26, nº 6, junio, pp 465-476, 1994.
PRATT, W.K. Digital Image Processing. Nueva York, ROGERS, D.E.; EARNSHAW, R.A. (eds.).
Wiley, 1978. Techniques for Computer Graphics. Nueva York,
Springer, 1987.
PREPARATA, F; SHAMOS, M. I. Computational
Geometry. An Introduction. Berlín, Springer, 1985. ROGERS, D.F. Procedural Elements for Computer
Graphics. Nueva York, McGraw-Hill, 1985
QUENDERF, P. "CAD/CAM use in Aerospatial
Aircraft Division", ArecDao 93, IV Simposio ROLLER, D. «A system for interactive variation
Internacional sobre Diseño Asistido por Ordenador design». En: WOZNY, J, et al. (eds.): Geometric
en lla Arquitectura y la Ingeniería Civil, Barcelona, Modelling for Product Engineering. Elsevier, North
ITEC, 1993. Holland, pp 207-219, 1990.
RADFORD, A.; STEVENS, A. CADD Made Easy. A ROLLER, D. «An approach to computer aided
Comprehensive Guide for Architects and Designers. parametric design». Computer Aided Design, vol 23,
Nueva York, McGraw Hill, 1987. nº 5, junio, pp 385-391, 1991.
REEVES, W.T.; SALESIN, D.H. «Rendering ROLLER, D.; SCHONEK, F.; VERROUST, A.
Antialiased Shadows with Depth Maps». Computer «Dimension driven geometry in CAD: a survey».
Graphics, vol. 21, nº 4, pp 283-291, 1985. En: STRASSER, W.; SEIDEL, H.P. (eds.): Theory
and Practice of Geometric Modeling. Nueva York,
REGLI, W.C.; GUPTA, S.K.; NAU, D.S. «Towards
Springer, 1989.
multiprocessor feature recognition». Computer Aided
Design, vol 29, nº 1, pp 37-51, 1997. RONEY, J., STEADMAN, P. (eds.) Computer
Graphics Principles and Practice. Addison-Wesley,
REICHARDT, J. (ed.) Cybernetics, Art and Ideas.
Reading, Mass, 1990.
Londres, Studio Vista, 1971.
ROSENBLATT, F. Neurodynamics: Perceptrons and
REQUICHA, A.A.G. «Representations for Rigid
the Theory of Brain Mechanisms. Washington DC,
Solids: Theory, Methods, and Systems». ACM
Spartan, 1962.
Computing Surveys, 12 (4), diciembre, pp 437-464,
1980. ROSSIGNAC, J.R. «Constraints in constructive solid
geometry». ACM Worshop on Interactive 3D
REQUICHA, A.A.G.; VOELCKER, H.B. «Solid
Graphics, University of North Carolina, Chapel Hill,
Modeling : A Historical Summary and Contemporary
1986.
Assesment». IEEE Computer Graphics and
Applications, 2 (2), marzo, pp 9-24, 1982. ROTH, J.; HASHIMSHONY, R. «Comparison of
existing three-room apartment plans with computer-
REQUICHA, A.A.G.; VOELCKER, H.B. «Solid
generated layouts». Environment and Planning B,
Modeling : Current Status and Research Directions».
vol 14, pp 149-161, 1987.

Segunda edición: mayo de 2000


424 Aplicaciones informáticas en arquitectura

RUITER, M.M. «Parametric Design». En: Advances in SEBESTA, R.W. Concepts of Programming
Computer Graphics. III Eurographics Seminars, Languages. Reading, Mass., Addison-Wesley, 1996.
Springer, 1988. SETHI, R. Programming Languages. Concepts and
RYAN, D.L. Computer-Aided Graphics and Design. Constructs. Reading, Mass., Addison-Wesley. Trad.
Nueva York, Marcel Dekker, 1979. cast.: Lenguajes de programación. Conceptos y
RYLE, G. The Concept of Mind. Londres, Hutchinson, constructores. Wilmington, USA, Addison-Wesley
1949. Iberoamericana, 1992.
SAKURAI, H. «Volume decomposition and feature SHANNON, C. Collected Papers. Sloane, N.Y.A.;
recognition. Part I - Polyhedral objects». Computer Wyner, A.D. (eds.). Nueva York, IEEE, 1993.
Aided Design, vol 27, nº 11, noviembre, pp 833-844, SHANNON, C.; WEAVER, W. The Mathermatical
1995. Theory of Communication. Urbana, University of
SAKURAI, H. & DAVE, P. «Volume decomposition Illinois Press, 1948.
and feature recognition. Part II - Curved objects». SHAVIV, E. «Generative and Evaluative CAAD Tools
Computer Aided Design, vol 28, nº 6/7, pp 519-537, for Spatial Allocation Problems». En: KALAY, Y.E.
1996. (ed.): Computability of Design. Nueva York, J.
SANDERS, K. The Digital Architect. A Common- Wiley, 1987.
Sense Guide to Using Computer Technology in SILLION, F.X., et al. «A Global Illumination Solution
Design Practice. Nueva York, J.Wiley, 1996. for General Reflectance Distributions». Computer
SCHACHTER, B. J. Computer Image Generation. Graphics (Proc. Siggraph), vol. 25, nº 4, julio, pp
Nueva York, Wiley, 1983. 187-196, 1991.
SCHANK, R.C. Scripts, Plans, Goals and SILLION, F.X.; PUECH, C. «A General Two-Pass
Understanding. Hillsdale, N.J., Lawrende Erlbaum, Solution to the Rendering Equation: A Synthesis of
1977. Trad. cast.: Guiones, planes, metas y Ray Tracing and Radiosity Methods». Computer
entendimiento. Barcelona, Paidós, 1988. Graphics (Proc. Siggraph), vol. 23, nº 3, julio, pp
335-344, 1989.
SCHANK, R.C. The Cognitive Computer: On
Language, Learning and Artificial Intelligence. SIMON, H. Administrative Behavior. 1947. Trad.cast.:
Reading, Mass, Addison & Wesley, 1985. Trad.: El El comportamiento administrativo. Madrid, Aguilar,
ordenador inteligente. Barcelona, A.Bosch, 1986. 1971.
SCHMITT, G. «Expert systems in Design Abstraction SIMON, H. The Sciences of the Artificial. Cambridge,
and Evaluation». En: KALAY, Y.E. (ed.): Mass, MIT Press, 1967. Trad. cast.: Las Ciencias de
Computability of Design. Nueva York, J. Wiley, lo Artificial. Asesoría Técnica de Ediciones, 1979.
1987. SIMON, H.A. «The structure of ill-structured
SCHMITT, G. Microcomputer Aided Design for problems». En: CROSS, N. (ed.): Developments in
Architects and Designers. Nueva York, J. Wiley, Design Methodology. Nueva York, J. Wiley, pp 135-
1988. 166, 1984.
SCHUMACKER, R.; SPROYLL, R.F.; SIMONS, G. L. Towards fifth-Generation Computers.
SUTHERLAND, I.E. «A characterization of ten The National Computers Centre Ltd. 1983. Trad.
hidden-surface algorithms». Computings Surveys, 6 cast.: Los Ordenadores de la quinta generación.
(1), pp 1-55, 1974. Madrid, Díaz de Santos, 1984.
SEARLE, J. «Minds, Brains and Programas». SMITHERS, T. «AI-based design versus geometry-
Behavorial and Brain Sciences, vol 3, pp 442-444, based design or why design cannot be supported by
1980. geometry alone». Computer Aided Design, vol 22, nº
3, marzo, pp 97-108, 1989.
SEARLE, J.R. Intentionality, an Essay in the
Philosophy of Mind. Cambridge, England, SNYDER, H. «Image Quality: Measures and Visual
Cambridge University Press, 1983. Perfomance». En : TANNAS, L. Jr (ed.).: Flat-Panel
Displays and CRTs. Nueva York, Van Nostrand
SEARLE, J.R. Minds, Brains and Science. The 1984
Reinhold, 1985.
Reith Lectures. 1984. Trad.cast.: Mentes, cerebros y
ciencia. Madrid, Cátedra, 1994. SOLANO, LL.; BRUNET, P. «Constructive constraint-

Segunda edición: mayo de 2000


Bibliografía 425

based model for parametric CAD systems». VERBECK, C.P.; GREENBERG, D.P. «A
Computer Aided Design, vol 26, nº 8, agosto, 1994. comprehensive light source description for Computer
STENBERG, R. J.(ed.) The Nature of Creativity. Graphics». IEEE Computer Graphics & Application,
Cambridge UP, 1988. vol. 4, nº 7, pp 66-75, 1984.
SUNDE, G. «A CAD system with declarative VEROUST, A.; SCHONEK, F.; ROLLER, D. «Rule
specification of shape». Eurographic Workshop on oriented method for parametrized computer-aided
Intelligent CAD Systems. Noorwijkerhout, Holanda, designs». Computer Aided Design, vol. 24, nº 10,
abril 21-24, pp 90-104, 1987. octubre, pp 531-540, 1992.
SUNDE, G. «Specification of shape by dimensions and VILLORIA, V. Curvas planas y dibujo por ordenador.
other geometric constraints». En: WOZNY, M. J.; Madrid, Dossat, 1992.
MCLAUGHLIN, W.; ENCARNAÇAO, J. (eds.): VON NEUMANN, J. «The General and Logic Theory
Geometric Modelin forCAD Applications. North of Automata». En: JEFFRESS, L.A. (ed.). Cerebral
Holland, 1988. Mechanisms in Behavior. Nueva York, Wiley, 1951.
SUTHERLAND, I. E. SKETCHPAD: A Man-Machine También en: PYLYSHYN, W. (ed.). Perspectives on
Graphical Communication System. Cambridge, the Computer Revolution. Nueva York, Prentice Hall,
Mass., MIT Lincoln Laboratory Technical Report 1970.
256, 1965. VON NEUMANN, J. The Computer and the Brain.
SUTHERLAND, I. E.; SPROULL, R. F.; New Haven, Conn., Yale UP, 1958.
SCHUMACKER, R.A. «A Characterization of Ten WALLACE, J.R.; COHEN, M.F.; GREENBERG, D.P.
Hidden-Surface Algorithms». ACM Computing “A two-pass solution to the Rendering Equation: A
Surveys, 6 (1), marzo, pp 1-55, 1974. Synthesis of Ray Tracing and Radiosity Methods».
TAYLOR, D.L. Computer Aided Design. Nueva York, SIGGRAPH 87, pp 331-320, 1987.
Addison-Wesley, 1992. WARN, D.R. «Lighting Controls for Synthetic
THOMAS, A.L. «VLSI for Solid Modelling». En: Images». Computer Graphics, vol. 17, nº 3, pp 13-
RUITER, M.M. (ed.): Advances in Computer 21, 1983.
Graphics III Eurographics Seminars. Springer, WARNOCK, J. «A Hidden Surface Algorithm for
1988. Computer Generated Halfone Pictures». University
TORRANCE, K. E.; SPARROW, E. M. «Theory for of Utah, Computer Science Dept.C.S. Tech., Report
off-specular reflection from roughened sufaces». 4-15, 1969.
Optical Society of America, 57 (9), pp 1105-1114, WATKINS, G.S. «A Real Time Visible Surface
1967. Algorithm» University of Utah Computer Science
TRILLAS, E. La inteligencia artificial. Máquinas y Dept. Tech.Rep. UTEC-CSC-70-101, junio, 1970.
personas. Madrid, Debate, 1998. WATT, A.; WATT, M. Advanced Animation and
TURING, A. A.M.Turing’s ACE Report of 1946 and Rendering Techniques. Nueva York, Addison-
other papers. Carpenter, B.E.; Doran, R.W. (eds.). Wesley, 1992.
Cambridge, Mass., MIT Press, 1986. WHITTED, J.T. «A scan line algorithm for the
TURING, A. «On Computable Numbers with an computer display of curved surfaces». Proc. 5th
application to the Entscheidungsproblem». Conf. on Computer Graphics and Interactive
Proceedings of the London Mathematical Society, Techniques. Atlanta GA, p 2, 1978.
enero, 1937. WHITTED, J.T. «An improved illumination model for
TURING, A. «Computing Machinery and shaded display». Communications of the ACM, 23
Intelligence». Computers and Thought, 1950. (6), pp 342-349, 1980.
ULLMAN, J. D. Principles of Database and WIENER, N. Cybernetics. 1948. 2ª ed. rev. MIT
Knowledge Base Systems. Computer Science Press, Press, 1961, Trad. cast.: Cibernética o el control y
1988. comunicación en animales y máquinas. Barcelona,
Tusquets, 1985.
UPSTILL, S. The RenderMan Companion. Reading,
Mass., Addison-Wesley, 1990. WIENER, N. The Human Use of Human Beings.
Cybernetics and Society. Houghton Mifflin, 1950.

Segunda edición: mayo de 2000


426 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Trad. catalana.: Cibernètica i Societat. Barcelona,


Ed. 62, 1965.
WIENER, N. Ex-Prodigy. My Childhood and youth.
Cambridge, Mass, MIT Press, 1953.
WIENER, N. I am a mathematician. The later life of a
prodigy. Cambridge, Mass, MIT Press, 1956.
WINOGRAD, T. Understanding Natural Language.
Nueva York, Academic Press, 1972.
WINSTON, P. (ed.) The Psychology of Computer
Vision. Nueva York, McGraw-Hill, 1975.
WINSTON, P.H. Artificial Intelligence. 1992 (3ª ed.).
Trad.cast.: Inteligencia Artificial. Washington,
Addison-Wesley Iberoamericana, 1994.
WYLIE, C.; ROMNEY, G.W.; EVANS, D.C.;
ERDAHL, A.C. “An Improved Procedure for
Generation of Half-tone Computer Graphics
Representations». University of Illinois, Coordinate
Science Lab. Tech.Rep. R-432, septiembre 1967.
WYLLIE, C:, ROMNEY, G.W., EVANS, D.C.,
ERDHAL, A.C. «Halftone perspective Drawings by
Computer». Proceedings Fall Joint Computer
Conference. Thompson Books, Washington D.C.
1967.
YAACOV, H.; RAPOPORT, A.; WERMAN, M.
«Relaxed parametric design with probabilistic
constraints». Computer Aided Design, vol 26, nº 6,
junio, pp 426-434, 1994.
YESSIOS, C. I. «The computability of Void
Architectural Modeling». En: KALAY, Y.E. (ed.):
Computability of Design. Nueva York, J.Wiley, 1987.
YOUNG, T.Y.; FU, K.S. (eds.) Handbook of Pattern
Recognition and Image Processing. San Diego,
Academic Press, 1986.
ZIENKIEWICZ, O. C. The Finite Element Method.
Londres, McGraw Hill, 1979.
ZLOOF, M. M. «Query-By-Example: A dabase
Language». IBM System Journal, 1977.

Segunda edición: mayo de 2000


Introducción
Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 21

Capítulo 1 . Sobre algunos conceptos fundamentales en la evolución


de la informática
La evolución de los computadores automáticos se un éxito considerable en su época.
encuentra en todo tipo de publicaciones por lo que Lo que, por ahora, se considera como "la pri-
incluiremos una rápida sinopsis de los hitos princi- mera máquina de calcular conocida" se atribuye a
pales, que puede ampliarse con alguna de las obras Wilhelm Schickard (1592-1635), un astrónomo y
dadas en la bibliografía general. Adjuntamos tan profesor de Tubinga que describe su funcionamien-
sólo algunos datos de interés que no hemos encon- to en una serie de cartas a Kepler, en 1623 y 1624
trado en dichas obras. que han permitido una reconstrucción que puede
contemplarse en el Museo de la Ciencia de Lon-
1. Prehistoria de la informática dres, junto con los bastones de Napier y las gran-
des máquinas de Babbage.
Como se recuerda en algunos de dichos textos, es La invención de Schickard no se ha conocido
posible remontarse hasta los inicios de la mayoría públicamente hasta que los historiadores de la in-
de las civilizaciones para encontrar herramientas y formática han empezado a rastrear precedentes de
métodos que simplificaron la tarea de realizar cál- los ordenadores. La primera máquina de calcular
culos. El ábaco, utilizado por los chinos y los tárta- de la que sí se tuvo noticia pública, y que gozó de
ros se remonta a tiempos inmemoriales y se con- cierto renombre, fue diseñada por Pascal en 1642
servan ábacos romanos construidos con tablas di- y permitía hacer sumas automáticas. Leibniz, unos
vididas en ranuras verticales por las que se desli- 30 años más tarde, en el decenio de 1670, mejoró
zaban unos botones y cuyo esquema de funciona- el invento de Pascal incorporando mecanismos que
miento era similar al de los chinos o los japoneses. permitían hacer multiplicaciones y divisiones. Pero
Los avances principales provienen del siglo su propuesta no se llegó a realizar en la práctica
XVII. John Napier o Neper (1550-1617), barón de aunque los principios de funcionamiento eran co-
Merchiston, es conocido por su contribución a la rrectos.
simplificación de los cálculos por medio de los Hay otros antecedentes pero hasta el siglo XIX
logaritmos. Y algo menos conocido por otra con- no aparecen máquinas producidas de un modo sis-
tribución que se considera antecesora de las mo- temático. Thomas Colmar, en 1820, en Alsacia, ideó
dernas máquinas de calcular. Tres años después de la primera calculadora mecánica, el Arithmometer
la publicación de su obra sobre los logaritmos, y el que podía sumar, restar, multiplicar y dividir por
mismo año de su muerte, publicó un libro: la medio de cilindros engranados entre sí. No se co-
Rabdologiae seu Numerationis per virgulas libri mercializó hasta 1860. Otro investigador alemán,
duo (1617) en donde describía unos bastones de su Otto Steiger, patentó en 1893 un modelo de calcu-
invención, los "bastones de Napier", que posibili- ladora que hacía multiplicaciones directas en lugar
taban la realización de cálculos mediante giros que de sumas repetidas y que estaba basada en un dise-
permitían reducir multiplicaciones a sumas y que ño anterior de 1887 de otro investigador francés.
también permitían hacer divisiones largas, raíces Hacia 1912 había unas 2.000 unidades en uso.
cuadradas y cúbicas. La Rabdologiae se reimprimió El gran precursor de los ordenadores modernos
varias veces, se tradujo a varios idiomas y conoció es Charles Babbage (1792-1871) un personaje ex-

Segunda edición: mayo de 2000


22 Aplicaciones informáticas en arquitectura

céntrico que dedicó su vida a sus inventos, ignora- varios modelos que están en el origen de los orde-
dos, con raras excepciones, por sus contemporá- nadores modernos. Vannebar Bush, con quien tra-
neos. En 1822 presentó el primero de ellos, la bajaría Shannon nada más terminar sus estudios y
Difference Engine, una gran calculadora automáti- que es un personaje importante en la historia de la
ca que incorporaba un programa de instrucciones informática de este siglo, completó en 1932, en el
fijas, alimentada a vapor y que parecía una peque- MIT, una computadora analógica que efectuaba
ña locomotora; puede contemplarse en la gran sala cálculos complejos, incluidas la integración y la
del museo de la Ciencia de Londres dedicada a resolución de ecuaciones diferenciales.
Babbage. A partir de esta primera aportación tra- A finales de esta misma década, el alemán
bajó durante muchos años, hasta el final de su vida, Konrad Zuse desarrolló una serie de ordenadores
en la Analytical Engine, su gran e inconclusa obra. electromecánicos que fueron destruidos durante los
Este segundo invento puede considerarse un or- bombardeos de la IIª guerra mundial. Como sería
denador mecánico en la terminología actual. A di- de esperar, los alemanes consideran a Zuse el "au-
ferencia del anterior, era de propósito general, esto téntico" inventor de los ordenadores. Por otro lado,
es, estaba controlado por un programa que podía en 1937 se fabrica el ABC, un ordenador electró-
modificarse según los casos, un programa grabado nico (pero que realizaba un único tipo de cálculo)
en una serie de tarjetas perforadas inspiradas en construido por John Atanasoff en Iowa, Estados
los telares de Jacquard. Los telares Jacquard tejían Unidos. Por estos mismos años, G.R. Stibitz, de los
patrones mediante un ingeniosos sistema que for- laboratorios Bell, y H.H. Aiken, de la universidad
zaba a las agujas a pasar por unos agujeros que de Harvard, en colaboración con IBM, desarrolla-
formaban patrones regulares. El sistema fue utili- ron modelos electromecánicos que pueden también
zado por Babbage para grabar instrucciones, "pro- considerarse antecesores de los ordenadores actua-
gramas" que podían ser sustituidos según las nece- les.
sidades del cálculo. Estos programas, así grabados, En 1943 se produjo el Mark I, la primera calcu-
incluían por añadidura saltos condicionales, es de- ladora programable electromecánica que pesaba
cir, instrucciones que forzaban al programa a sal- cinco toneladas y contaba con 750.000 piezas. El
tar a líneas diferentes de la secuencia de instruc- programa se introducía por medio de una cinta per-
ciones en función de que se cumpliesen o no deter- forada, como los telares de Jacquard y la máquina
minadas condiciones. Veremos ejemplos de lo mis- de Babbage. Y, aunque durante mucho tiempo se
mo más adelante pero con una diferencia de casi mantuvo en secreto, en 1943 entró en servicio en
un siglo. Inglaterra el Colossus, un ordenador no electrome-
Babbage fue auxiliado en su empresa inacabada cánico sino electrónico, es decir, un ordenador en
por Ada Lovelace, hija de Lord Byron, que creó un el que son los electrones los que causan la mayoría
programa para la máquina de Babbage y es consi- de los movimientos principales. El Colossus fue
derada, por esta razón, como la primera "progra- construido por Alan Turing entre otros colabora-
madora" de la historia. El lenguaje de programa- dores del Bletchey Research Establishment, en In-
ción Ada se llama así en su honor. A Ada Lovelace glaterra, con la finalidad específica de descifrar el
se debe también una aguda descripción de estos código "Enigma" utilizado por los alemanes, lo que
primeros modelos: "Se podría decir que la parece que contribuyó de un modo decisivo al fi-
Analytical Engine teje patrones algebraicos del nal de la guerra.
mismo modo que el telar de Jacquard teje hojas y El decenio de los 1940 aparece así como el mo-
flores...". mento histórico en el que surge en diversos puntos
En 1890 se desarrollan por primera vez siste- un mismo ingenio, para el que se habían creado
mas de tarjetas perforadas para el Censo en Esta- todo tipo de condiciones propicias y cuyo alum-
dos Unidos que posteriormente serían utilizadas por bramiento, como ha ocurrido con un gran número
grandes empresas. En 1931 IBM produjo una má- de inventos, estuvo claramente condicionado por
quina de calcular que incorporaba una unidad arit- la guerra mundial. Los historiadores siguen consi-
mética capaz de hacer una multiplicación en un derando, sin embargo, que el primer ordenador
segundo de la que se vendieron unas 1500 unida- electrónico fue el Eniac (Electronic Numerical
des a diferentes empresas. Integrator And Computer) que fue presentado al
Durante el decenio de los 1930 se desarrollan público en 1946. Sus características se han citado

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 23

tantas veces que no hará daño hacerlo una vez más. Con la invención del transistor por Bardeen y
Pesaba 30 toneladas, ocupaba una sala de 10 × 20 Brattain (1948) y Shockley (1951) que recibieron
metros repleta de máquinas auxiliares y contaba conjuntamente el premio Nobel en 1956 por este
con unas 18.000 válvulas de vacío. Necesitó descubrimiento, se entra en un nuevo período, en
150.000 watios de potencia para su funcionamien- el que estamos inmersos, marcado por la acelera-
to y grabó en el imaginario popular la impresión ción y por la duplicación de prestaciones de los
de un ordenador como una máquina gigantesca, ordenadores (cada año y medio aproximadamen-
agresiva y peligrosa, que requería la energía de te). Antes de describir la situación actual y aque-
varios bloques de viviendas para su funcionamien- llos aspectos de la misma que pueden interesar par-
to. Pero, para nuestro regocijo, también hay que ticularmente a los arquitectos, las cuatro secciones
anotar que su capacidad de procesamiento se esti- que siguen pretenden tanto rendir un homenaje a
ma que era más de mil veces inferior a la de un PC cuatro personajes claves y menos conocido de lo
actual, su capacidad de almacenamiento de datos
que deberían, como trazar el origen de algunas ideas
varios millones de veces inferior y su coste incal-
culablemente superior. y técnicas actuales, lo que creo que contribuirá a
El Eniac fue desarrollado por J.P. Eckert y J.W. su mejor comprensión.
Mauchy en la Moore School de la Universidad de
Pensilvania. Se les ha considerado durante mucho 2. Norbert Wiener
tiempo como los diseñadores del "primer ordena-
dor" pero este honor se ha puesto en duda última- Norbert Wiener nació en Columbia, Missouri, en
mente por diversas razones, aparte de las insinua- 1894. Si en todos los casos que seguirán nos en-
das en los párrafos anteriores.. Por un lado, cuan- contraremos con personajes que dieron muestras
do Eckert y Mauchy se vieron envueltos en un liti- de una notable precocidad, el caso de Wiener es el
gio sobre la patente del Eniac, iniciado en 1967, de un "niño prodigio" en el sentido más conven-
salió a la luz que Atanasof había estado en estre- cional del término, pues fue objeto de un tratamien-
cho contacto con Mauchy hasta el punto de que el to especial. En el primer volumen de su autobio-
juez consideró que había razones para pensar que grafía, que lleva por título Ex-prodigy (MIT, 1953),
algunas de las ideas principales podían haber sido Wiener relata la tensión que le supuso, en su ado-
tomadas de los modelos desarrollados por Atanasof lescencia, el ser tratado como un pequeño mons-
entre 1937 y 1942. truo, objeto de entrevistas y artículos periodísticos.
Por otro lado, parece evidente para los especia- Como el mismo Wiener se encarga de subrayar
listas en la materia que es imposible separar de "la repetidas veces a lo largo del volumen menciona-
invención" de un aparato tan complejo como un do, su padre fue una figura absolutamente central
ordenador el papel jugado por las contribuciones en su formación. Leo Wiener había nacido en
teóricas de científicos de primera fila. John von Byelostok (Rusia) y estudió en Varsovia y Berlín.
Neumann no era dueño de ninguna patente pero es Durante una reunión en esta ciudad convocada por
bien sabido que tuvo una contribución decisiva en una asociación de influencia tolstoyana decidió ha-
el desarrollo de los ordenadores que se construye- cerse vegetariano y embarcarse en la aventura de
ron a principios de los 1940. Los párrafos que fi- fundar una colonia naturista en América Central.
guran en varios lugares de los escritos de Wiener Al llegar a Estados Unidos, primera etapa de la
sobre la irracionalidad del sistema de patentes ame- expedición, la mayoría de los integrantes decidie-
ricano y el modo en que marginan el papel de cien- ron abandonar la empresa y el padre de Wiener se
tíficos de primera fila pueden servir para continuar encontró en un país extraño, sin dinero y sin ami-
este tema. gos. Personaje de una tenacidad y de un talento
En 1951 Eckert y Mauchy patentaron el Univac, extraordinarios, pasó por todo tipo de oficios mien-
primer ordenador comercial (5.000 válvulas), de tras incorporaba el inglés a las muchas lenguas que
características similares a los anteriores, que tuvo ya dominaba y acabó como profesor de lenguas
un considerable éxito (se hicieron 40 unidades des- eslavas en la Universidad de Harvard, en la que
de esta fecha hasta 1963) y que puede decirse que prosiguió una investigación original y, según su hijo,
inaugura la época en que los ordenadores comien- verdaderamente notable y precursora de las ideas
zan a estar disponibles para la iniciativa privada. que dominarían este área de conocimiento en Eu-

Segunda edición: mayo de 2000


24 Aplicaciones informáticas en arquitectura

ropa en los años que siguieron. Hilbert, la personalidad principal de la época y, sin
Una cita del segundo volumen I am a duda, una de las figuras matemáticas principales
Mathematician (MIT, 1956), puede redondear este de los últimos tiempos y que, como veremos, esta-
breve retrato: "De todas las influencias que obra- ría también presente en los itinerarios intelectuales
ron sobre mí en mi infancia y adolescencia, la más de von Neumann y de Turing. Pero la guerra esta-
importante fue la de mi padre, Leo Wiener, profe- ba a punto de estallar y Wiener volvió a Estados
sor de literatura y lenguas eslavas en la universi- Unidos antes de completar la estancia prevista.
dad de Harvard -un hombre pequeño, vigoroso, de Durante algún tiempo investigó en diversas áreas
emociones al mismo tiempo profundas y rápidas, matemáticas, entre otras en lo que entonces se de-
de gestos y movimientos repentinos, dispuesto a nominaba analysis situs y que ha pasado a conver-
aprobar y a condenar con prontitud, un estudioso tirse en una de las áreas matemáticas más fructífe-
(scholar) por naturaleza más que por formación ras del siglo con el nombre de "topología", así como
específica. En él se unían la mejor tradición del en otros temas que tendrían una relación directa
pensamiento alemán, el intelecto judío y el espíritu con sus trabajos posteriores, como el estudio de
americano. Llegaba a dominar la voluntad de quie- procesos estocásticos asociados al movimiento
nes le rodeaban por la pura intensidad de su emo- browniano. Mientras tanto, ejerció de docente en
ción más que por un deseo particular de controlar a la universidad de Harvard, de redactor de una en-
otros." ciclopedia en la universidad de Maine y de investi-
En un determinado momento de la educación gador de balística en Maryland. Finalmente, en
de Norbert, su padre, que tenía sus propias ideas 1919, fue contratado como profesor en el MIT en
sobre la educación y que contaba con la formación donde permanecería hasta su muerte.
suficiente para instruirle en todos los terrenos, se Entre 1919 y 1925 se estabiliza como profesor
hizo cargo personalmente de esta. Sea por el méto- e investigador en el MIT e incrementa sus contac-
do de educación, sea por contar con unas cualida- tos internacionales, a partir principalmente del con-
des excepcionales, o sea por ambas cosas, a los 4 greso de matemáticas de Estrasburgo en 1920 y de
años ya había aprendido a leer y a los 7 sus lectu- visitas posteriores a Europa en las que conocería a
ras incluían a Darwin, Dante, una enciclopedia de Felix Klein poco antes de morir, o establecería con-
ciencias naturales y textos de psicólogos france- tacto con los hermanos Bohr en Dinamarca o Max
ses. A los 8 años el médico de la familia le prohibió Born en Gottinga.
leer durante 6 meses debido a una creciente mio- Durante este periodo trabaja en diversos temas
pía. Como explicaría más tarde, esto favoreció su matemáticos que retomaría más tarde en la teoría
educación, pues le permitió apreciar mejor el len- de la información, principalmente los relativos al
guaje hablado y desarrollar una memoria ya de por análisis armónico, basados en los principios esta-
sí fuera de lo normal. blecidos por Fourier en el siglo pasado, pero cuya
Acabó el equivalente a nuestro bachillerato a los relevancia para ingeniería eléctrica comenzó a com-
14 años e ingresó en la universidad, junto con un prenderse por estas fechas. En 1926 se casó con
grupo especial de otros cuatro superdotados. A los Margaret. El matrimonio trajo paz, estabilidad y
18 años completó un doctorado en filosofía con dos hijas. Siguió realizando continuas visitas a
una tesis sobre filosofía de las matemáticas. Beca- Europa donde su reconocimiento era mayor que en
do por la universidad de Harvard para completar Estados Unidos.
sus estudios en Europa, escribió a Bertrand Russell En 1933 conoce a "un joven y brillante estu-
para que aceptará ser su tutor. La respuesta favora- diante" que permanecería algún tiempo en el MIT
ble no tardó en llegar y en 1912 inició un viaje que junto con un grupo de estudiantes pregraduados,
tendría como destinos principales Cambridge y Claude Shannon. En sus referencias posteriores a
Gottinga. Russell le convenció de la necesidad de la publicación de "Cybernetics...", Wiener se refe-
completar su formación en matemáticas como re- riría a "la nueva teoría de la información que esta-
quisito necesario para profundizar en el estudio de ba siendo desarrollada por Shannon y por mi".
la lógica y se inscribió en un curso con G.H. Hardy, En los años previos a la guerra su trabajo de
una de las principales figuras matemáticas de In- investigación se dirige hacia la teoría de la predic-
glaterra en aquel periodo. ción balística y desarrolla el aparato matemático
En Gottinga estudió con Landau y con David necesario para calcular el lugar de encuentro de

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 25

dos proyectiles a partir de datos estadísticos que tierras de nadie a la espera de alguien con la auda-
pueden autocorregirse. Estos trabajos se basaron cia y la amplitud de conocimientos suficientes para
en tablas ya elaboradas por el mismo en la Iª gue- cultivarlas con herramientas desarrolladas en otras
rra mundial y están en la base de la teoría de la especialidades que no fueran la suya. Para sacar el
realimentación (feedback). Durante este mismo máximo partido de estas tierras vírgenes el plan-
periodo lleva a cabo largas investigaciones sobre teamiento ideal no podía ser otro que el trabajo en
el sistema nervioso en colaboración con su amigo, equipo, con científicos que dominasen una de es-
el fisiólogo de origen mejicano, también profesor tas áreas limítrofes pero con la curiosidad como
en Harvard, Arturo Rosenblueth, que les permiten para comprender y asimilar los principios genera-
comprobar que muchos mecanismos reflejos pue- les provenientes de otro campo.
den equipararse a los sistemas que habían desarro- El grupo de problemas que fueron investigando
llado en balística. y que provenía de campos aparentemente tan dis-
En 1946, durante una nueva visita a Inglaterra y pares como la balística o la neurología, comenza-
a la universidad Manchester, conoce probablemente ron a revelar un núcleo común. La ausencia de una
a Turing quien, como dice en su autobiografía "es- terminología que sirviera para sintetizar los hallaz-
taba haciendo el mismo tipo de síntesis entre lógi- gos y proporcionar una mayor economía
ca matemática y electrónica que Shannon había lle- metodológica comenzó a pesar más que las venta-
vado a cabo en los Estados Unidos". En esta mis- jas de explorar un terreno libre de tradiciones. Para
ma visita a Europa conoce a Freyman, de la edito- dar a una unidad a sus trabajos acuñaron el térmi-
rial Hermann, que le propone escribir un libro so- no "cibernética", en 1947, a partir del vocablo grie-
bre teoría de la información. Como descubre con go χυβερνητηζ que significa "timonel", "gober-
sorpresa Freyman, es el fundador del famoso gru- nante". Al escoger este término buscaron también
po colectivo tras el que se oculta el "famoso mate- rendir homenaje a lo que consideraron el primer
mático francés" Nicolás Bourbaki. El libro se edi- trabajo importante sobre servomecanismos, un ar-
tará en francés y luego en inglés, en 1948, con el tículo sobre gobernalles publicado por Maxwell
título Cybernetics y contribuye notablemente a la en 1968, así como a la significación de "timón"
divulgación de una serie de nuevos conocimientos como prototipo de un dispositivo clásico que in-
hasta entonces compartidos por unos pocos. corpora alguna de las características más notables
Norbert Wiener murió en Massachusetts, en de los servomecanismos.
1964 a los 69 años. Las ideas que cristalizaron en este término, que
actualmente es omnipresente en revistas, televisio-
La noción de cibernética nes, periódicos, películas y concursos, provenían
de trabajos que se remontaban a unos diez años
Una buena parte de las contribuciones de Wiener, atrás y que se habían ido formalizando en diversas
que resumiremos apretadamente en lo que sigue, reuniones y publicaciones. Entre los muchos tra-
se derivan de su colaboración con el Dr. bajos dignos de mención que se remontan a este
Rosenblueth a quien dedica Cybernetics, su obra período deben citarse los del Dr. Warren
más famosa y cuyo éxito es realmente notable ha- McCulloch, un psiquiatra que había investigado en
bida cuenta de que se trata de un texto en el que no diversos campos relacionados con la fisiología y la
se ahorran al lector los desarrollos matemáticos para neurología, y los de Walter Pitts, que había estu-
aclarar los conceptos. Tal como se explica en el diado con Carnap en Chicago y tenía una buena
prefacio de esta obra, la noción se originó en unas formación en lógica matemática y que colaboró ac-
reuniones informales, en la Harvard Medical tivamente con McCulloch en la propuesta de mo-
School, antes de la IIª guerra mundial, alrededor delos neuronales.
de los 1940, que agrupaban a científicos de dife- Las investigaciones de este período se centra-
rentes especialidades, físicos, médicos y matemá- ron principalmente en los intentos de elaborar mo-
ticos entre otros. delos que pudieran simular el comportamiento del
De estas reuniones surgió la convicción de que sistema nervioso de animales y seres humanos. Así
los campos más fructíferos para el desarrollo de como la visión había sido el modelo que llevaría
nuevas ideas científicas eran los que ocupaban re- desde la perspectiva renacentista a la cámara foto-
giones limítrofes entre diferentes especialidades, gráfica a lo largo de cuatro siglos de investigacio-

Segunda edición: mayo de 2000


26 Aplicaciones informáticas en arquitectura

nes, este periodo inaugura una época, en la que dir con la presa, con la finalidad del movimiento, a
estamos plenamente inmersos, en la que el modelo través de una sucesión constante de mensajes vi-
es el cerebro entendido en un amplio sentido, como suales y motores que se van autocorrigiendo
centro neurálgico de un organismo completo en el automáticamente. Caminar en equilibrio sobre un
que las terminales nerviosas sensitivas se extien- borde recto es otro buen ejemplo de cómo funcio-
den hasta las inmediaciones del cuerpo. na un sistema de retroalimentación que conocemos
Un punto que se debe destacar de este mismo bien pero que seríamos incapaces de analizar y
periodo es que puede ser entendido como un giro explicar con precisión.
en los intereses científicos, en donde se abandona La sorprendente eficacia de estos sistemas de
la obsesión por lo microscópico y lo microscópico autorregulación orgánica se revela dramáticamen-
que ha caracterizado y sigue caracterizando la ac- te cuando estamos en presencia de alguien que su-
tividad científica que despliega mayor número de fre una descapacidad motora. Un paciente con
recursos económicos, y se atiende a fenómenos que ataxia no padece ninguna malformación aparente,
se producen en una escala más cercana a la huma- su constitución y su musculatura son normales. Sin
na y que, por esto mismo, se hurtan a una explica- embargo es incapaz de beber un vaso de agua sin
ción científica; es notable, en este sentido, las pá- derramarlo y tan pronto como intenta atrapar un
ginas dedicadas por Wiener, en textos de hace más objeto su mano es incapaz de atinar con la posi-
de 30 y 40 años, a la explicación de los fenómenos ción del mismo y el gesto se convierte en una osci-
meteorológicos, turbulencias y, en general, siste- lación angustiosa que no consigue resolverse. O
mas dinámicos no lineales que se han convertido bien, en otra modalidad de esta misma enferme-
en el centro de atención en los últimos años a tra- dad, el enfermo es incapaz de ponerse en pie, sus
vés de las diversas popularizaciones de la teoría piernas proyectan movimientos que no consiguen
matemática del caos. adecuarse a la finalidad buscada, mantenerse en
equilibrio, caminar.
Retroalimentación y aprendizaje Una enfermedad aparentemente similar pero de
naturaleza muy distinta es el temblor parkinsoniano.
El término "retroalimentación" (feedback) se ha Un paciente afectado de la enfermedad de
convertido, como el de "χιβερντιχα" o como los Parkinson manifiesta un temblor continuo de sus
de input y output, en parte de la jerga manos cuando está en reposo. Sin embargo, este
pseudocientífica con que adornan sus conversacio- temblor se atenúa notablemente cuando realiza una
nes o sus escritos quienes buscan dar un toque de acción. Permítaseme mencionar un ejemplo cerca-
modernidad a sus frases. Pero aparte de su presen- no. Cuando el dibujo era una de las asignaturas cla-
cia en nuestro estilo de intercambio social es evi- ves para comenzar los estudios de arquitectura,
dente su progresiva incorporación a los mecanis- había en Barcelona algunas academias prestigio-
mos que hacemos servir diariamente. sas que preparaban a los estudiantes para afrontar
El concepto es central a la noción de cibernéti- alguna de las más temidas pruebas, como era el
ca. Un organismo con capacidad de control de sus dibujo de estatua. Una de las más famosas era la de
movimientos es un organismo que funciona a par- Josep María Baixas, un pintor de cierto renombre,
tir de sistemas más o menos complejos de retroali- cuyos magníficos dibujos he tenido la ocasión de
mentación. Los ejemplos mejores, y los que reci- admirar de cerca, e incluso poseer, pues era pa-
bieron la atención concentrada de Wiener y sus co- riente de mi mujer. Al final de su vida Baixas pade-
laboradores, son los más simples, los más familia- cía de Parkinson y he oído, más de una vez, la mis-
res. Cuando conducimos un coche al mismo tiem- ma anécdota, relatada por sus últimos discípulos.
po que mantenemos una conversación o cuando El maestro se acercaba a corregir con unas manos
mantenemos una conversación telefónica mientras temblorosas que apenas si acertaban a agarrar un
extendemos una mano para coger un vaso, un ciga- carboncillo que parecía que iba a acabar en el sue-
rrillo o un bolígrafo, estamos utilizando un lo en cualquier momento. Entonces indicaba algún
complicadísimo sistema de mensajes que van ajus- defecto en el dibujo, un brazo mal encajado, una
tando, imperceptible y constantemente, los peque- torpe curva que intentaba representar la graciosa
ños movimientos de nuestros brazos, de nuestras espalda de una Venus. Después de algunas expli-
muñecas, de nuestros dedos, para hacerlos coinci- caciones sobre cómo mejorar el dibujo añadía un

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 27

"¿Comprende?". Y entonces, de un sólo gesto, se- biertos o atarse los zapatos son gestos que se apren-
guro, sin ninguna vacilación, trazaba una curva den. Pero lo que se aprende es un patrón de ac-
impecable sobre el papel. Luego dejaba el carbon- ción. Este patrón de acción se realiza en cada caso
cillo y las manos volvían a su temblor habitual. concreto merced a unos mecanismos automáticos
Los órganos, naturales o artificiales, encargados con que todos los animales y los seres vivos cuen-
de actuar sobre el exterior, los efectores como se tan.
denominan en la literatura sobre estos temas, nece- Las investigaciones de Wiener y sus colabora-
sitan, en primer lugar, contar con elementos articu- dores se dirigieron fundamentalmente a la inves-
lados que puedan transmitir un movimiento en di- tigación de este automatismo. ¿Es posible repro-
ferentes direcciones y con diversos grados de in- ducir este sistema de retroalimentación por medios
tensidad. Pero, en segundo lugar, necesitan ser guia- artificiales? O mejor aún, ¿es posible diseñar má-
dos adecuadamente para que la acción no se dis- quinas capaces de prever cursos de acción y antici-
perse en una serie de movimientos absurdos que parse a ellos? O todavía mejor, ¿es posible diseñar
despilfarren energía sin alcanzar su término. Cuan- máquinas capaces de prever acciones complejas y
do la acción no es una mera repetición, sino que es adaptarse a ellas, es decir, por consiguiente, má-
un patrón genérico que debe adaptarse a las infini- quinas capaces de aprender?
tas pequeñas variaciones que se presentan en cada En el curso de estos trabajos se juntaron, entre
caso, esto implica una serie ininterrumpida de men- otras experiencias, como ya hemos mencionado, la
sajes de confirmación. Piénsese en algo tan senci- balística con la neurología. Uno de los trabajos a
llo como coger un lápiz que está sobre la mesa para que se dedicó Wiener durante la IIª guerra mundial
empezar un dibujo. El modelo de la acción es cla- fue a buscar sistemas que permitieran acertar más
ro, se parte de una posición inicial: el lápiz y la veces el blanco. El cálculo de la trayectoria de un
mano en reposo, y de un resultado final: la mano proyectil que se mueva a velocidad constante y, a
sujetando el lápiz del modo habitual (de nuestro partir de este, el de la dirección y la intensidad de
modo habitual, que tampoco es idéntico en todos otro proyectil que busque alcanzar el primero, no
los casos). presenta grandes dificultades matemáticas. Pero las
Sin embargo todos los casos presentan sutiles cosas son bastante más complicadas y, en princi-
variaciones. La distancia, la orientación de la mano pio, imposibles de resolver mediante cálculo, cuan-
con respecto al lápiz, la forma, el peso del mismo do se trata de un proyectil tripulado, que puede al-
nunca son exactamente iguales y esto conduce a terar su dirección y su velocidad, como es el caso
una larga serie de ajustes que se traducen en de un avión conducido por un piloto. Sin embargo,
micromovimientos, cambios imperceptibles de un avión en vuelo no puede variar bruscamente su
posición para alcanzar la posición más cómoda, más velocidad aunque pueda alterarla para evitar un
cercana a un esquema motor abstracto que puede impacto. La trayectoria puede, por consiguiente,
satisfacerse de varios modos, no idénticos. Estos predecirse dentro de ciertos margénes y se pueden
ajustes se llevan a cabo mediante tanteos incons- hacer estimaciones sobre su curso más probable.
cientes, ligeras flexiones y giros de las articulacio- El cálculo es posible pero debe hacerse a partir de
nes de los dedos, leves deslizamientos de la yema consideraciones probabilísticas y, por añadidura, a
sobre la superficie cilíndrica del lápiz, suaves pre- partir de lecturas de posición que se vayan adap-
siones para comprobar el mejor punto de apoyo tando con rapidez a las variaciones del objetivo
según el peso. Cada uno de estos tanteos es un antes de lanzar el disparo.
miniexperimento que arroja un resultado; en fun- La retroalimentación es, por consiguiente, un
ción de este resultado se modifica la posición y se método para regular sistemas de diversos tipos y el
vuelve a ensayar. medio de que se vale es la introducción, como nue-
Ahora bien, lo interesante de este proceso es que vos datos, de los resultados de la propia acción. Si
es automático. Rara vez nos detenemos a pensar estos datos se utilizan como datos numéricos sim-
en todos estos ajustes lo que, por otro lado, sería ples que sirvan para introducir correcciones ele-
prácticamente imposible pues tan pronto como di- mentales nos encontramos con una forma sencilla
rigimos nuestra atención al gesto reflejo este deja de retroalimentación que es lo que en ingeniería se
de ser tal. Lo cual no quiere decir que sea pura- denomina control. Un termostato o un
mente instintivo: sujetar un lápiz, manejar los cu- servomecanismo de un tipo similar, cuyo esquema

Segunda edición: mayo de 2000


28 Aplicaciones informáticas en arquitectura

básico se muestra en la figura 1, es un ejemplo de Cibernética y sociedad


esta forma básica de sistema de retroalimentación.
Si, por añadidura, los nuevos datos pueden llegar a A diferencia de los otros tres científicos que hemos
modificar el método y la forma de funcionamiento escogido para resumir alguna de las nociones prin-
del sistema y, por consiguiente, llegar a generar cipales que han presidido el nacimiento y la evolu-
otros tipos de acción, nos encontramos con la for- ción posterior de la informática, Wiener escribió
ma más elaborada de retroalimentación que se de- extensamente sobre temas no estrictamente cientí-
nomina . ficos; fue un raro ejemplar, en vías de extinción, un
La distancia que separa estas dos formas de re- liberal de ideas menos conservadoras que las de
troalimentación es la misma que separa las máqui- muchos de sus colegas, culto y que combinaba una
nas simples de los animales superiores. La tesis que excepcional capacidad como científico con una
sustenta las investigaciones actuales más esforzadas sólida formación humanista.
en informática, en los últimos 50 años, es que es En el último capítulo de Cybernetics y en la obra
posible llegar a comprender y reproducir estos sis- posterior The Human Use of Human Beings.
temas por medio de máquinas. Máquinas con ca- Cybernetics and Society (1950) Wiener analiza las
pacidad de aprender y llevar a cabo muchas de las consecuencias que la cibernética y el uso de com-
actividades que hasta ahora tan sólo podían ser lle- putadores puede tener en el mundo moderno. Su
vadas a cabo por el hombre. Las dificultades son, intención es reflexionar sobre las consecuencias
probablemente, mayores que lo que se supuso en sociales de un conjunto de herramientas y concep-
un comienzo. Como el propio Wiener subraya en tos novedosos que, a su juicio, la sociedad actual
varias ocasiones, los organismos naturales son no está aún preparada para asimilar y pueden ge-
homeostáticos, es decir, poseen un conjunto extraor- nerar tantos problemas como soluciones. Es más
dinariamente complejo de reguladores que asegu- que recomendable la lectura de estos capítulos es-
ran que la temperatura del cuerpo, el nivel de oxí- critos hace ya más de 30 años, pues la agudeza con
geno, de sal, de anhídrido carbónico en nuestra san- que se describen situaciones familiares para noso-
gre, el nivel de un sinfín de compuestos segrega- tros, antes de que se produjeran, son una buena
dos por diversos órganos, se mantengan en unos muestra de la penetración de su autor.
niveles que no pueden variar más allá de unos lí- La noción central que articula estos textos es,
mites estrictos sin que sobrevenga la enfermedad y en primer lugar, que la sociedad, cualquier socie-
la muerte. Reproducir muchos de estos sistemas por dad, puede ser comprendida en su naturaleza esen-
medios mecánicos es una tarea que, en determina- cial a partir de un estudio de los mensajes que cir-
dos aspectos, parece equivocada en su planteamien- culan en su interior y de los medios con que cada
to inicial o, como mínimo, antieconómica. Sin em- sociedad cuenta para comunicar estos mensajes. Y,
bargo hay una notable unanimidad entre los cientí- en segundo lugar, que en nuestro caso, en el futuro
ficos en que, más pronto o más tarde, esto será po- inmediato, "los mensajes entre el hombre y las
sible. máquinas, entre las máquinas y el hombre y entre
las mismas máquinas, están destinados a ejercer
cada vez más un papel preponderante".
Desde el punto de vista de "la circulación de
mensajes", para una situación vital determinada,
Ei e es indiferente que el mensaje sea emitido por una
Entrada S Efector Salida persona o por una máquina. Este punto de vista,
que veremos reaparecer en la sección dedicada a
E0
Turing, y que volveremos a retomar en el último
Retroal.
capítulo de este libro, plantea problemas nuevos,
específicos de nuestra época y que afectan de modo
S: Substractor e = E i - E0 directo a los arquitectos.

Figura 1 Esquema de un sistema elemental de


retroalimentación

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 29

3. John Von Neumann computación, por la lógica matemática. La obra de


Gödel, que consideraba que había modificado de
John von Neuman, cuyo nombre completo era modo fundamental la naturaleza y las posibilida-
Margittai Neumann János, nació en Budapest en des de la lógica, le marcó también profundamente.
1903. Su padre era un banquero judío que había En el prefacio a la publicación póstuma de El or-
recibido un titulo nobiliario (lo que se refleja en la denador y el cerebro, uno de sus ayudantes, P.R.
i final de Magittai traducida al alemán como "von"). Halmos, recoge esta cita significativa a propósito
Fue un niño precoz con una memoria prodigiosa y de la repercusión del famoso artículo de Gödel so-
una capacidad de cálculo fuera de lo normal, que bre su trabajo: "...esto ocurrió mientras yo vivía, y
conocía el francés, alemán, griego clásico y latín sé por experiencia con qué humillante facilidad
además del húngaro, su idioma nativo. Leía con cambiaron mis propios valores acerca de la verdad
avidez libros de historia y de todo tipo de materias matemática absoluta en este momento y cómo vol-
y destacaba particularmente por su talento mate- vieron a cambiar después por tres veces consecuti-
mático. A los seis años era capaz, según cuentan vas".
sus biógrafos, de dividir mentalmente números de En 1930 es invitado a Princenton como confe-
ocho decimales, a los ocho resolvía problemas de renciante visitante. Durante tres años alterna su ac-
cálculo diferencial y a los doce había leído y asi- tividad académica entre Princenton y Berlín hasta
milado algunos de los textos más complejos de la que, en 1933, se le ofrece un contrato permanente;
matemática moderna como la Teoría de funciones una oferta que acepta motivado por las mayores
de Borel. oportunidades que veía en Estados Unidos y el cre-
A los 17 años quería ser matemático pero su ciente deterioro de la situación política en Europa.
padre, ayudado por amigos influyentes, le conven- Por estas fechas es reconocido como una de las
ció de que invirtiera su notable talento en una pro- principales figuras internacionales en matemática
fesión más rentable por lo que se decidió a estudiar y en física matemática. Fue uno de los seis profe-
ciencias químicas. En 1921 ingresó en la universi- sores fundadores de la Escuela de Matemáticas del
dad de Budapest pero asistía con frecuencia a cla- Instituto de Estudios Avanzados de Princenton y
ses en la universidad de Berlín. En 1923 ingresó en mantendría este puesto hasta el final de su vida. En
el ETH de Zürich en donde amplió sus contactos 1930 se casaría con Marietta Kövesi y cinco años
con destacadas personalidades científicas de la más tarde tendrían una hija, Marina, que comple-
época. En 1926 obtuvo el diploma de ingeniero taría también una brillante carrera académica. En
químico por el politécnico de Zürich al mismo tiem- 1937 se divorciaría de su primera mujer para ca-
po que un doctorado en matemáticas por la univer- sarse de nuevo con Klàra Dán.
sidad de Budapest. Mientras tanto publicó, en 1923, La imagen de von Neumann que se ha transmi-
un libro sobre mecánica cuántica que sería traduci- tido de esta época es la de una persona encantada
do al francés (1947), al español (1949) y al inglés con su nueva ciudadanía, con una vida social rela-
(1955), y que sigue siendo considerado una obra tivamente activa, con fiestas en las no escaseaban
básica sobre este tema. las bebidas y con una colección de anécdotas que
Tras obtener sus primeras titulaciones trabaja dibujan una persona con una notable capacidad de
como Privatdozent en Berlín, de 1926 a 1929, y en concentración, que le hacía incurrir en frecuentes
Hamburgo, de 1929 hasta 1930. Durante este pe- despistes, así como con una inagotable capacidad
riodo, hasta 1930, publica numerosos artículos so- de trabajo. La mayoría de las anécdotas se centran,
bre matemática, lógica matemática y mecánica por otra parte, en su asombrosa capacidad y rapi-
cuántica y establece una estrecha relación con Da- dez de cálculo, que conservó más o menos intacta
vid Hilbert; participa en el programa formalista de hasta el final de su vida. Políticamente era de ta-
éste dirigido a proporcionar un fundamento lógico lante más bien conservador y profesaba un
preciso a las matemáticas, programa que fracasa- anticomunismo que podría calificarse de "apasio-
ría en parte debido a la famosa demostración de nado" y que le llevó a apoyar, al menos
Gödel pero que debió servir a von Neumann para especulativamente, la posibilidad de una guerra
sus posteriores trabajos sobre computación. A lo preventiva contra Rusia así como la imperiosa ne-
largo de toda su vida mantuvo un constante inte- cesidad de llevar adelante el programa para fabri-
rés, que se refleja evidentemente en sus trabajos de car la bomba atómica por estas mismas razones.

Segunda edición: mayo de 2000


30 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Durante la siguiente década, se ocupará Von Neumann". En sentido estricto, y habida cuenta
crecientemente de investigaciones relacionadas de los numerosos precedentes que hemos mencio-
directamente con la guerra en la que Estados Uni- nado y de la colaboración en el Eniac, quizá hubie-
dos había terminado por tomar parte, principalmen- ra sido extender esta etiqueta para incluir otros
te como asesor del gobierno en el BRL (Ballistic nombres. Pero el prestigio intelectual de Von
Research Laboratory) en Los Álamos y en otros Neumann, junto con la necesidad de los historia-
laboratorios y centros clave en el desarrollo tecno- dores por simplificar han dejado las cosas así. En
lógico ligado inicialmente a fines militares. En este este informe se incluía la primera descripción com-
contexto comienza a interesarse cada vez más por pleta conocida de la noción de "programa almace-
la computación. Puede decirse, de un modo muy nado" y se detallaba el modo en que un ordenador
general, que si la reputación de von Neumann has- de estas características procesa la información. Los
ta 1940 había estado basada en sus trabajos sobre puntos principales contenidos en este informe y los
matemática pura, a partir de estas fechas comienza dos que le siguieron se detallan más adelante.
a basarse sobre todo en sus trabajos sobre matemá- Otro informe fundamental de esta misma épo-
tica aplicada. Es, con todo, una afirmación que ca, que continuaba el anterior, es un escrito de tres
habría que matizar bastante pues, como veremos, volúmenes Planificación y codificación de proble-
la obra de von Neumann supondrá una de las apor- mas para un instrumento de computación electró-
taciones fundamentales a una nueva ciencia, la cien- nico, escrito en colaboración con Goldstine, que
cia de la computación. Por el camino dejó una se- apareció en 1947 y 1948. Al igual que el anterior,
rie de trabajos también notables entre los que de- los autores lo consideraron incompleto debido a
ben citarse sus aportaciones a la teoría de los jue- que no detallaba los sistemas de control de entra-
gos con una obra monumental la Teoría de juegos da/ salida y a que mantenía en suspenso muchas
y comportamiento económico (1944) escrita en cuestiones en función de los avances tecnológicos
colaboración con Morgenstern. que los autores anticipaban pero que aún no esta-
El mismo Von Neumann describe esta transición ban realmente disponibles. Pese a todo, circularon
hacia la computación, por la que comenzó a sentir diversas copias del informe en Estados Unidos y
un interés creciente a partir de un viaje a Inglaterra Europa, y tuvo una considerable repercusión en la
en 1943, en una carta de esta época en los siguien- medida en que era el único escrito importante so-
tes términos: "...Asimismo, he desarrollado un in- bre programación disponible en aquella época. El
terés obsceno por la computación...". El motivo contenido principal de este informe se resumirá
concreto fue su colaboración con un matemático, también más adelante.
John Todd, en la creación de un programa para Durante estos años trabaja en el Edvac y en el
máquinas de calcular. La siguiente participación Joniac. El Edvac permitía insertar las instruccio-
importante, y definitiva, se dio en Los Álamos bajo nes por medio de tarjetas perforadas, sin necesi-
la dirección de Oppenheimer. dad de modificar el cableado. El informe Edvac no
Von Neumann participó de un modo difícil de describía los detalles de ingeniería sino que pre-
estimar en la realización de Eniac. Parece que se sentaba un ordenador teórico basado en neuronas
incorporó tardíamente, hacia finales de 1944, al idealizadas. Esto sería la base para la teoría de au-
equipo de la Moore School y parece que fue más tómatas que desarrollaría a lo largo de los siguien-
bien como resultado de un encuentro casual con tes años. El mayor interés del informe está en la
Herman Goldstine que actuaba como supervisor del separación de aspectos mecánicos, concretos, y
proyecto secreto para la BRL, en una estación de aspectos teóricos, independientes de la realización
tren. Puede ser que contribuyera a modificar algu- por medios disponibles en un momento dado. El
no de los diseños lógico matemáticos pero su inte- Joniac era un calculador electrónico experimental,
rés estaba dirigido hacia otros proyectos. construido por von Neumann, junto con un peque-
El 30 de junio de 1945 publicó un famoso infor- ño grupo de ingenieros y matemáticos, en el
me First Draft of a Report on EDVAC distribuido Institute for Advanced Studies de Princenton. El
inicialmente entre el personal de la Moore School, modelo fue el cerebro humano y el trabajo fue
en donde se exponían brillantemente, en algo me- acompañado de estudios de neurología y teoría de
nos de 100 páginas, las ideas principales de lo que autómatas.
se ha denominado posteriormente "la arquitectura En 1955 enfermó, le operaron y se le diagnosti-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 31

có un cáncer. Ese mismo año, tres meses antes, había c) Una unidad de memoria principal en la que
recibido una invitación para dictar las conferen- se almacenasen tanto los datos propios del progra-
cias Silliman, de gran prestigio en el mundo acadé- ma en curso como datos numéricos correspondien-
mico. El tema escogido fue "el ordenador y el ce- tes a funciones predefinidas, como instrucciones
rebro" y von Neumann solicitó que se abreviará su codificadas correspondientes a las diferentes ope-
participación pues acababa también de ser nom- raciones que el ordenador pudiera realizar.
brado, por el presidente Eisenhower, miembro de d) Una unidad de entrada para transferir infor-
la Comisión de Energía Atómica, con dedicación mación desde el sistema externo de aceptación de
plena. Propuso, como contrapartida, que entrega- datos, al sistema interno o propio de las unidades
ría un manuscrito más extenso. Desde comienzos centrales (las tres unidades anteriores).
de 1956 tuvo que desplazarse en una silla de rue- e) Una unidad de salida para transferir informa-
das y tuvo que reducir drásticamente su actividad. ción desde el sistema interno (las unidades centra-
Durante los últimos meses de su vida trabajó casi les de procesamiento) al sistema externo.
exclusivamente en esta obra que quedó inconclusa El informe se presentó sin completar, con apar-
a su muerte, en febrero de 1957. tados en blanco y aspectos claramente pendientes
de un estudio posterior más elaborado. Los princi-
El diseño lógico de un ordenador. La pales, entre éstos, eran los relativos al funciona-
"arquitectura" de Von Neumann miento detallado de las unidades de entrada y sali-
da que, en esta época, resultaban claramente limi-
Lo que se conoce como "arquitectura de Von tados como es fácil juzgar desde nuestra perspecti-
Neumann" está formulada substancialmente en el va actual y, en segundo lugar, todo lo relativo al
informe de 1945 sobre el Edvac. El objetivo bási- funcionamiento de la memoria que requería una
co del informe era describir de un modo genérico subdivisión en diferentes tipos. Se menciona ex-
la estructura de un sistema de computación digital presamente la necesidad de desarrollar una discu-
automático y los requisitos que debía de cumplir sión más completa acerca de la memoria de alma-
sus sistema de control lógico. Los problemas prin- cenamiento secundario.
cipales a los que iba dirigido eran la resolución de Esta descripción estaba desarrollada en térmi-
ecuaciones diferenciales parciales no lineales de nos puramente lógicos, sin detallar los dispositi-
dos o tres variables independientes pero dada la vos mecánicos o ingenieriles a partir de los cuales
complejidad de este tipo de problemas era previsi- se realizaría físicamente; se contemplaba incluso
ble su extensión a cualquier otro tipo de problema la posibilidad de que la realización física corriera
lógico que pudiera ser expresado por medio de sím- a cargo de un sistema biológico en lugar de un sis-
bolos no ambiguos. Incluía también un sistema de tema mecánicos y se utilizaba constantemente la
detección de errores con capacidad autocorrectora. analogía con el cerebro y el sistema nervioso hu-
El informe describía el sistema de computación mano que está en la base de la propia terminología
por medio de cinco unidades principales, que son utilizada, que se relaciona muy directamente con
esencialmente las mismas que incorporan los or- trabajos de Warren McCulloch y Walter Pitt que se
denadores actuales y que se detallan a continua- remontan a esta misma época y que hemos men-
ción: cionado en la sección anterior, sobre Wiener.
a) Una unidad aritmética capaz de realizar las El informe rebasó pronto el círculo al que iba
cuatro operaciones básicas, suma, substracción, dirigido y tuvo una repercusión importante. Poste-
multiplicación y división, a la que podrían even- riormente aparecieron factores de tensión debido a
tualmente añadirse módulos que llevaran a cabo reivindicaciones de autoría y a la posición que iban
otras tales como el cálculo de raíces cuadradas y adoptando Eckert y Mauchly que se desvelaría con
cúbicas, la obtención de logaritmos y de funciones mayor claridad cuando ambos se embarcaron en la
trigonométricas. comercialización de grandes ordenadores. Soste-
b) Una unidad de control encargada de compro- nían que von Neumann se había limitado a resumir
bar que las instrucciones y los cálculos y la inter- discusiones de grupo, generalizando y abstrayen-
vención de los diferentes módulos implicados en do las conclusiones. Esta discusión se endureció
cualquier tarea computacional se llevaban a cabo con la aparición del Edvac cuya patente fue un tema
en el orden correcto. de litigio y que se prolongó con la salida de Eckert

Segunda edición: mayo de 2000


32 Aplicaciones informáticas en arquitectura

y Mauchly de la Universidad de Pensilvania para una buena parte de los informes a discutir las alter-
fundar una empresa propia. nativas tecnológicas más adecuadas para la época.
En trabajos posteriores, principalmente en un Por último, se mencionaba la necesidad de contar
segundo informe publicado en 1946, completado con un tercer nivel de almacenamiento al que se
con una segunda parte en 1947, se desarrollaban denominaba "almacén muerto", de características
algunos de estos aspectos inconclusos. Concreta- similares a las de la memoria secundaria pero que,
mente, la memoria ideal se describía como una a diferencia de ésta, no necesitaba estar integrada
memoria de acceso aleatorio y capacidad ilimitada en el sistema general de computación. Los méto-
que pudiera leer y reemplazar con facilidad y rapi- dos de acceso a este tercer nivel de memoria eran
dez la información almacenada en cualquiera de también, por añadidura, más directamente depen-
sus partes o módulos afines. Especificaron un tiem- dientes de la intervención humana que los de los
po de acceso de 5 a 50 microsegundos, algo inal- otros dos tipos de memoria. En esta memoria se
canzable para la tecnología de la época (los actua- guardarían datos o programas de uso no frecuente.
les son del orden de los 10 nanosegundos) y un Otro de los temas de discusión fue el sistema de
tamaño condicionado por el tipo de problemas a numeración. La representación decimal simplifica
los que iba inicialmente dirigido y que requerían la interacción con la máquina pero complica la rea-
capacidades para almacenar unos 4.000 números lización física. Las ventajas e inconvenientes de la
de 40 dígitos binarios, equivalentes a unos 12 representación binaria son exactamente las opues-
dígitos decimales. tas. Se decidió que la representación binaria era
Se contemplaban tres tipos de memoria en dos claramente más conveniente puesto que se adapta
partes. Una memoria principal, rápida y de acceso directamente al funcionamiento de la máquina y
aleatorio. Una memoria secundaria capaz de con- simplifica y abarata enormemente la realización
tener grandes cantidades de datos a un coste mu- física. El principal inconveniente se zanjaría me-
cho menor que la memoria secundaria, lo que im- diante un sistema de conversión de decimal a
plicaba un tiempo de acceso también mucho más binario, y viceversa, en los sistemas de entrada y
lento. Esta memoria debía ser de fácil acceso, con salida respectivamente. Dado que la mayoría de los
un control de lectura muy fiable y debía también cálculos se realizan internamente el coste de esta
ser regrabable, lo cual suponía también un proble- conversión sería pequeño.
ma para la tecnología de la época basada funda- Otro de los temas de discusión fue el de repre-
mentalmente en tarjetas perforadas. Se dedicaba sentación fija frente a representación flotante. La
representación fija mantiene una precisión cons-
tante para todos los números internos. La repre-
sentación flotante permite utilizar lo que se deno-
mina "notación científica" e incrementa conside-
Unidad Unidad de rablemente la precisión. En este caso se tomó una
Memoria decisión más prudente, impuesta por las limitacio-
Aritmético- Control del Principal nes de la época, y se adoptó la representación fija.
Lógica Proceso
Los PC actuales llevan incorporados dos tipos de
unidades aritméticas: una para cálculos con núme-
ros corrientes y otra para cálculos en coma flotan-
te. La discusión sobre si operaciones frecuentes
tales como la raíz cuadrada debía o no ser incorpo-
radas a esta unidad se saldaron restringiendo el
número de operadores básicos a los citados.
Las operaciones aritméticas se realizaban por
medio de una serie de componentes, el principal
ENTRADA / SALIDA
de los cuales era el "acumulador", una unidad de
almacenamiento con capacidad para recibir un nú-
mero, agregarlo a otro previamente alamacenado y
enviar el resultado a otro registro. La figura 12
Figura 2 Esquema lógico de un ordenador muestra un sumador actual en base a transistores y

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 33

puertas lógicas. sistía al menos en dos fases. En primer lugar, la


El sistema de control se llevó a cabo por medio comprensión del proceso dinámico a través del cual
de un reloj interno incorporado al sistema que lle- debía pasar el sistema para resolver el problema
vaba la cuenta de los pulsos; cada acción se produ- propuesto y la traducción de este proceso a un sis-
cía de un modo pautado dado por el número de tema simbólico adecuado y, en segundo lugar, la
pulsos marcado por el reloj y utilizando en el mo- traducción de este sistema simbólico a un código
mento adecuado las tablas de decodificación nece- adecuado que era el que se introducía en la máqui-
sarias a lo largo de todo el proceso. Podemos ima- na.
ginarnos el funcionamiento de todo el sistema como Este sistema simbólico adecuado para compren-
una ciudad en la que miles de coches (bits) frenan der el proceso interno llevó a la invención de los
y arrancan constantemente, a lo largo de varios que se conoce como diagramas de flujo, de los que
carriles (buses) frente a miles de semáforos (los puede verse una muestra genérica en la figura 3.
pulsos del reloj) que se encienden y se apagan a La importancia de esta herramienta es el concepto
gran velocidad. La unidad de control incorpora tam- subyacente que de este modo se abría paso; la con-
bién dispositivos de verificación que aseguran que cepción de la programación no como un proceso
no se producen cierto tipo de errores a lo largo del lineal en el que determinadas secuencias
proceso, por medio de cálculos dobles, controles algorítmicas se codifican de tal modo que puedan
sencillos aplicados a los resultados, etc. ser comprendidas por una máquina sino la realiza-
Todo esto, que se resumen en la figura 2 es lo ción de la programación como un proceso dinámi-
que aún se conoce como «arquitectura de von co y complejo que implicaba saltos de secuencia,
Neuman» y que, como veremos en el siguiente ca- retrocesos, bifurcaciones y toda una serie de movi-
pítulo, sigue siendo una descripción general válida mientos que suponían un salto fundamental en la
para un ordenador corriente actual. comprensión del posible papel jugado por los or-
denadores.
Programación. Diagramas de flujo En estos escritos se describía la programación
como un proceso que implicaba seis pasos princi-
El segundo informe que hemos mencionado Plani- pales:
ficación y codificación de problemas para un ins-
trumento de computación electrónico (1947, 1948) a) Describir rigurosamente el problema en tér-
contenía las principales nociones sobre programa- minos conceptuales, por medio de ecuaciones
ción de computadores. matemáticas y físicas.
El informe se centra en determinados aspectos e b) Elaborar un algoritmo numérico que incor-
incluye herramientas de programación que poste- pore estas expresiones en un procedimiento
riormente pasarían también a ser de uso común. secuencial bien definido.
Las principales son: la discusión sobre aspectos c) Llevar a cabo un análisis numérico que de-
relativos a la codificación de programas; la intro- termine la precisión e identifique los errores
ducción de los diagramas de flujos; y la acumulados a lo largo del proceso.
estructuración de los programas en rutinas y d) Determinar los factores de escala para evi-
subrutinas así como el uso de bibliotecas de fun- tar que se produzcan valores que superen las
ciones. La importancia fundamental del escrito es posibilidades del ordenador.
que supone una modificación esencial con respec- e) Elaborar un diagrama de flujo a partir de un
to a la idea previa de que programar una calcula- análisis dinámico que represente la totalidad
dora automática no implicaba otra cosa que la con- del proceso.
versión de una serie de operaciones en una serie de f) Escribir el código e introducirlo en la má-
símbolos comprensibles para la máquina que se quina.
ejecutaban en secuencia. Por el contrario, la fina-
lidad era encontrar un sistema de control adecuado Otro punto de importancia era el énfasis en la ca-
para un proceso "extremadamente dinámico" cu- pacidad del ordenador para llevar a cabo, no sólo
yos elementos podían modificarse a lo largo del operaciones de cómputo, sino también operacio-
proceso de computación. nes lógicas de ordenación y clasificación. Es de
La programación, desde este punto de vista, con- hecho esta acepción la que rige el término «orde-

Segunda edición: mayo de 2000


34 Aplicaciones informáticas en arquitectura

nador» que proviene del francés ordinateur y fue


propuesto en 1954 por el profesor Jacques Perret,
a instancias de IBM, para denominar a las nuevas
máquinas, de acuerdo con, según parece, la cita
teológica "Dieu, grand ordinateur du monde".
ORDEN A Por último, se destaca la necesidad de codificar
programas a partir de variables referidas a
subrutinas, esto es, secuencias de cálculos y opera-
ciones comunes a diversos problemas que pueden
almacenarse en memorias externas de modo que
puedan ser reutilizadas por diferentes programas.
Así mismo, los programas utilizados con mayor
ORDEN B frecuencia podía almacenarse en memorias exter-
nas y reutilizarse en otros programas posteriores.

La teoría de autómatas programables. El


ordenador y el cerebro

SÍ Como hemos visto más arriba, el informe de 1945


Condición C para el Edvac describía un ordenador de modo ge-
nérico utilizando analogías con el sistema nervio-
so del hombre y describiendo los elementos de com-
putación como "neuronas" similares a las humanas
en lugar de tubos de vacío u otro sistema de con-
mutación plausible. Este modo de descripción te-
nía como finalidad principal el separar el diseño
lógico del diseño físico, idealizando éste. Pero la
ORDEN D
analogía iba más allá y, como también hemos vis-
to, constituyó la preocupación principal de Von
Neumann hasta su muerte y está reseñada, no sólo
en su última obra publicada, sino en una gran can-
tidad de artículos, notas y cartas que se conservan.
Entronca con una línea de investigación en la que
figuran como nombres pioneros autores como
Condición E McCulloch y Pitts, Wiener, y, a partir de ellos,
NO
muchos otros que han trabajado y trabajan en inte-
ligencia artificial.
Central a esta preocupación es el propio con-
cepto de "información", al que volveremos con
Shannon, y que también interesó considerablemente
a Neumann y sobre el que mantuvo una serie de
ORDEN F debates con el propio Shannon en el decenio de los
1940. Otro tanto puede decirse de la noción de
"computabilidad" a la que volveremos en relación
con Turing, al que conoció hacia 1935, y al que
Neumann intentó ayudar a conseguir una beca para
estudiar en Princenton.
etc. A partir de 1940 Von Neumann manifiesta un
creciente interés en la anatomía del sistema ner-
Figura 3 Diagrama de flujo vioso humano y del cerebro y en las analogías que
cabía establecer con los ordenadores. Este interés

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 35

se acrecentó con la lectura de un artículo de Warren trocinador, Josiah Macy) y posteriormente como
McCulloch y Walter Pitts ("A Logical Calculus of "Conferencias sobre cibernética". El grupo era bas-
the Ideas Immanent in Nervous Activity", Bulletin tante más numeroso e incluía a personalidades de
of Mathematical Biophysics, 1943, 5, pp 115-133). diversos ámbitos. Intervinieron, entre otros, ade-
Este trabajo presentaba un modelo idealizado y muy más de von Neumann y Wiener, que jugaron los
simplificado de redes neuronales en el que las papeles principales, Julian Bigelow, un ingeniero
neuronas se trataban como "cajas negras", es de- electrónico que colaboraba estrechamente con
cir, como elementos de los que se ignoraba su fun- Wiener, Claude Shannon, antropólogos como
cionamiento pero se sabía qué respuesta propor- Gregory Bateson y Margaret Mead, ensayistas es-
cionaban a un estímulo determinado. Estos estímu- pecializados en literatura o en arte como I.A.
los y respuestas se enumeraban y codificaban me- Richards o Suzanne Langer, y filósofos, como
diante reglas matemáticas que permitían un proce- Northrop.
samiento general de la información del sistema Estas reuniones sirvieron como incentivo para
como un conjunto regulado. las investigaciones de Von Neumann. La primera
Este programa de investigación se movía en la descripción de la teoría de autómatas se encuentra,
misma dirección que el emprendido por Norbert probablemente, en una conferencia dada el 20 de
Wiener y otros científicos por esta misma fecha en septiembre de 1948 en un simposio, el simposio
torno a la noción de cibernética. Von Neumann Hixon, en Pasadena, California, titulada "La lógi-
emprendió sin embargo una investigación indivi- ca de redes y autómatas análogos" que se publica-
dual cuya principal contribución se concretaría en ría posteriormente, en 1951. Aunque no hay una
la teoría de autómatas. Durante estos años se em- definición precisa Von Neumann denomina "autó-
barcó en estudios y trabajos en colaboración con mata", en general, a cualquier sistema que procesa
bioquímicos, fisiólogos y psiquiatras para tratar de información y que incorpora un mecanismo de
comprender mejor los procesos propios del siste- autorregulación. Hay dos ejemplos esenciales que
ma nervioso humano y tratar de superar, en la me- se manejan para esta formulación, uno natural y
dida de lo posible, la radical simplificación de los otro artificial: el cerebro y los ordenadores. Pero
modelos iniciales de McCulloch y Pitts. Hay que caben también dentro de esta definición otros sis-
añadir que estas propuestas teóricas fueron acogi- temas diversos que se caracterizan por un funcio-
das con algo más de frialdad por la comunidad namiento autónomo y autorregulado.
médica, poco sensible al interés de los aspectos La relación entre estos dos grandes grupos de
matemáticos y lógicos implicados y bastante más a modelos se postula como biunívoca, es decir, se
la extrema simplicidad del modelo. considera que la investigación en este campo pue-
A finales de 1944 von Neumann, Howard Aiken de servir para crear máquinas más eficaces para el
y Norbert Wiener reunieron a un selecto grupo de hombre pero, también, para comprender mejor
científicos para debatir los diversos temas impli- cómo funciona el cerebro. Los principios en que se
cados en el desarrollo de los nuevos sistemas de basa el estudio siguen siendo, a grandes rasgos, los
computación y su analogía con los sistemas gene- propuestos por McCulloch y Pitts: las neuronas se
rales de procesamiento de información, incluidos consideran como "cajas negras" equiparables a ele-
los naturales. Se propuso que el grupo fuera cono- mentos de conmutación similares a los de los orde-
cido como "Sociedad teleológica" de acuerdo con nadores (tubos de vacío en aquella época, transis-
la concepción de la teleología como "el estudio de tores en nuestros días). Las comparaciones se ha-
la intencionalidad de la conducta". El grupo se re- cen en términos de números de elementos y de ve-
unió en Princenton los días 6 y 7 de enero de 1945 locidad. El número de elementos es muy inferior
y, además de los citados, incluyó a McCulloch y en el caso de los ordenadores; Von Neumann da la
Pitts entre otros científicos notables. Se formaron cifra de 104 componentes básicos (cerca de 107 en
cuatro grupos de estudio para desarrollar algunos un PC de 1998) frente a alrededor de 1010 neuronas
de los temas tratados pero por razones poco claras en el cerebro. La velocidad, por contra, sería mu-
no volvieron a reunirse. cho mayor en el caso de un ordenador.
Una segunda iniciativa tuvo lugar en 1946 en La finalidad primaria del estudio es compren-
una serie de conferencias que se conocieron ini- der la estructura lógica y funcional de ambos siste-
cialmente como "Conferencias Macy" (por el pa- mas. La noción de "complejidad" aparece con fre-

Segunda edición: mayo de 2000


36 Aplicaciones informáticas en arquitectura

cuencia en los escritos de Von Neumann de esta motores de calor que trabajan bajo diferencias ex-
época como una noción a la que es necesario aproxi- cesivas de temperatura que los hacen funcionar de
marse inicialmente con criterios cuantitativos. Otra modo ineficaz. La idea básica que no cabe aquí
noción clave es la de autorreplicación, que se reve- analizar en detalle está basada en la noción de
la como diferencia esencial entre los ordenadores multiplexión que puede resumirse brevemente en
biológicos, capaces de evolución hacia organismos la idea de llevar un mensaje por varias líneas si-
superiores, y los artificiales. Esta noción se rela- multáneamente en lugar de una sola. Una versión
cionaría con la noción de complejidad en un senti- aún más simplificada de esta idea de implantación
do específico: debería existir un nivel mínimo de puede resumirse en un principio básico de teoría
complejidad por debajo del cual los autómatas de- de información: la redundancia minimiza la pérdi-
generarían, es decir que sólo serían capaces de re- da de información.
producirse dando lugar a autómatas menos com-
plicados que ellos mismos, mientras que por enci- 4. Alan Turing
ma de este nivel sería posible generar especies más
complejas que la propia. Alan Turing nació en 1912, en Londres. Su padre,
Los resultados principales de la teoría de autó- Julius, había trabajado como magistrado en la In-
matas se encuentran en un manuscrito inacabado dia en una época marcada por el inicio de las rebe-
que se publicó posteriormente en un artículo de liones que acabarían culminando con la declara-
Scientific American de 155 y en la obra de A.W. ción de independencia de 1947. Su madre, Ethel,
Burks: Theory of Self-Reproducing Automata había nacido en la India en donde su padre trabaja-
(1966) así como en la obra de Von Neumann, tam- ba como ingeniero jefe en una compañía de ferro-
bién inacabada, The Computer and the Brain carriles, pero creció en Irlanda. Alan tenía un her-
(1958). Según se desprende de una conferencia de mano mayor que había nacido dos años antes. De-
1953, Von Neumann consideraba que podía hablar- bido a la situación en la India los dos hermanos se
se de cuatro tipos principales de autómatas quedaron en Inglaterra al cuidado de dos parientes
(cinemático, celular, de excitación-umbral-fatiga y que intentaron inculcarles, sin demasiado éxito, las
continuo) que suponen refinamientos sucesivos de virtudes de una educación estricta asociada a un
un modelo similar. El término "autómata celular" fervoroso militarismo.
se utiliza de modo genérico para abarcar los diver- Según cuentan sus biógrafos era lo que se llama
sos tipos. La idea básica es la de una estructura “un niño difícil”. Combinaba una terquedad y una
más o menos homogénea formada por células que torpeza considerables con una inteligencia brillan-
pueden adoptar diversos estados y responder a es- te. Era tartamudo, desaliñado, escasamente dotado
tímulos provenientes de otras células. La investi- para los ejercicios físicos, incapaz de distinguir su
gación sobre los diversos modelos busca elaborar mano izquierda de la derecha hasta el punto de te-
sistemas que permitan comprender las posibilida- ner que dibujarse sobre una de ellas marcas de tin-
des abiertas por sistemas de estas características. ta que, al parecer, no destacaban demasiado debi-
Determinadas derivaciones de estas teorías son do a la abundancia de estas sobre sus pantalones,
menos teóricas y especulativas de lo que podría camisas, brazos y cara. Por otro lado aprendió a
parecer a partir de esta descripción sucinta. Con- leer y manejar números con una rapidez inhabitual
cretamente, a partir del análisis del modo en que y se aficionó al estudio de la biología y de la quí-
los autómatas biológicos son capaces de desenvol- mica a una edad en la que la mayoría de los niños
verse con seguridad, en función de procesos que leen con dificultad.
incluyen necesariamente multitud de errores y cál- A los 13 años ingresó en Sherborne, en lo que
culos necesariamente equivocados e imprecisos, los ingleses llaman una “escuela pública”, deno-
von Neumann desarrolló una teoría probabilística minación que resulta equívoca para todo el mundo
de la fiabilidad que apuntaba a una cuestión clave excepto para los ingleses dado que las public
en teoría de la información y que está bien presen- schools inglesas son escuelas de élite, muy caras
te en el desarrollo de los computadores modernos. (el nombre proviene de que estaban reservadas a la
La línea de respuesta se basaba en la relación del aristocracia hasta que se permitió el acceso a los
concepto de información con el de entropía y de miembros de familias no aristócratas capaces de
ambos con sistemas termodinámicos tales como pagar los elevados costes de estos centros). Era

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 37

poco popular y tuvo pocos amigos con una notable Proceedings of the London Mathematical Society.
excepción, un estudiante llamado Christopher En 1936 solicitó una beca para Princenton que,
Morcom, que compartía los gustos de Turing por en aquellos años, era el lugar del mundo en donde,
las matemáticas y la ciencia pero que unía a estas debido entre otras cosas a la diáspora provocada
aficiones un gusto por la música y el arte que debió por el nazismo, se concentraba un mayor número
de servir para pulir el comportamiento un tanto de talentos matemáticos, Einstein, Weyl o Von
salvaje de Turing. Pero Christopher murió de tu- Neumann entre otros. La beca le fue denegada pero
berculosis en 1928, una pérdida que le afectó pro- decidió ir por su cuenta y permaneció allí 2 años.
fundamente. Durante este periodo lee a Einstein y La estancia no fue feliz; Turing se sentía aislado y
a Eddington y consigue sus primeros premios y una su artículo, en el que describía lo que él mismo
reputación entre sus condiscípulos que comienzan había bautizado como la Universal Turing Machine,
a respetarle por su logros intelectuales. En 1930 recién publicado en Inglaterra fue ignorado. En
ingresa en la universidad de Cambridge donde per- cartas escritas durante este periodo considera la po-
manece hasta 1934, año de su graduación. En sibilidad del suicidio por diversos métodos que ana-
Cambridge toma parte activa en movimientos pa- liza con una notable frialdad.
cifistas y resuelve lo que hasta entonces parecía En 1938 vuelve a Inglaterra. A diferencia de los
ser una indefinición sexual y mantiene sus prime- profesores de Princenton, los servicios de inteli-
ras relaciones homosexuales. El conocimiento de gencia británicos sí se habían fijado en el artículo
los profesores judíos exiliados y de las atrocidades de Turing y le contratan con una finalidad muy es-
cometidas por el régimen nazi contra diversas mi- pecífica. Durante los años que siguen a su vuelta
norías de las que él comienza a sentirse parte mo- trabajará con creciente concentración en temas re-
difican su actitud y abandona el pacifismo por una lacionados con la computación. En primer lugar,
actitud más beligerante hacia el nazismo alemán. se encarga de dirigir un numeroso equipo dedica-
Con posterioridad a su graduación, con distin- do a manejar una supercalculadora con la que se
ciones, es becado por el King’s College. Tras una descifran los códigos secretos, la famosa clave
investigación brillante sobre temas matemáticos se Enigma de los alemanes, un trabajo que tuvo, por
le ofrece un puesto de don, algo inhabitual para lo que parece, consecuencias decisivas en la evo-
alguien que acaba de cumplir los 22 años. En 1935 lución de la IIª guerra mundial. Durante este perio-
trabaja extensamente en lo que se conocía como el do traba una intensa amistad con una de sus cola-
Entscheidungsproblem, el 20º de una famosa lista boradoras, Joan Clarke, que comparte sus gustos
propuesta por Hilbert. Turing considera que de lo por el ajedrez, las matemáticas y la biología. Se
que se trata es de distinguir entre problemas solu- comprometen en un matrimonio que Turing parece
bles y no solubles (un planteamiento que difiere desear intensamente como vía de estabilidad so-
del de Hilbert). Y la respuesta de Turing, caracte- cial y afectiva pero, finalmente, el compromiso se
rística de su línea general de pensamiento, es que rompe.
la mejor manera de decidir la cuestión sería probar Ni este episodio, ni el estricto requisito de que
de resolverla físicamente, es decir, encontrar una su notable contribución al triunfo de los aliados
acción mecánica, algo que una máquina pudiera deba permanecer en secreto contribuyen a apaci-
llevar a cabo. guar una vida que, a los poco más de 30 años, se
En estrecha relación con esta cuestión los inte- tensa cada vez más entre unos logros extraordina-
reses intelectuales de Turing se van centrando pro- rios que muy pocos conocen y menos aprecian, y
gresivamente en las posibilidades de una máquina la soledad. Turing se dedica a correr grandes dis-
de computación. Por estas fechas había visto la Gran tancias con una dedicación cada vez más estricta
Máquina Analítica de Charles Babbage, expuesta hasta lograr reseñas en los periódicos y convertirse
en el Museo de Ciencias de Londres después de su en un serio candidato a los Juegos Olímpicos. En
reconstrucción. La respuesta al problema de 1947, sin embargo, una caída le ocasiona una le-
Hilbert, su primera gran contribución a la teoría de sión en la cadera que da al traste con su carrera
la computación y uno de los artículos más famosos como atleta.
y citados del siglo, se publica con el título “On Al acabar la guerra es contratado por el National
Computable Numbers with an application to the Physical Laboratory, en Teddington, para desarro-
Entscheidungsproblem” en enero de 1937 en los llar el prototipo de una computadora, una

Segunda edición: mayo de 2000


38 Aplicaciones informáticas en arquitectura

"Automatic Computer Engine". Elabora un infor- Durante varios meses Turing tuvo que inyectarse
me que constituirá también una referencia impor- grandes dosis de estrógeno (hormona femenina) en
tante para la investigación posterior, en donde su- el muslo. El resultado fueron graves alteraciones
braya la importancia del desarrollo del software no sólo físicas sino psíquicas. Su capacidad de tra-
frente al hardware, en contra de la tendencia do- bajo y concentración disminuyó de un modo nota-
minante entonces (y ahora) y en la importancia de ble. El 8 de junio de 1954, la mujer de la limpieza
construir máquinas que pudieran volver a progra- encontró su cuerpo sin vida, con restos de veneno,
marse con facilidad (un concepto corriente ahora proveniente de sus experimentos químicos, que él
pero inhabitual en aquellos años). En 1946 se de- mismo se había administrado.
cide la construcción de una gran computadora de
acuerdo con las líneas propuestas por Turing aun- Las nociones de algoritmo y proceso computable
que con un presupuesto, importante, (10.000 libras)
pero inferior al requerido. Un algoritmo puede definirse como una serie de
En 1948 Turing se desplaza a Manchester para, operaciones concatenadas que permiten alcanzar
entre otras cosas, atender la construcción de otra un resultado determinado. Esta noción, así enun-
computadora, la Manchester Automatic Digital ciada, si la relacionamos de un modo laxo con nues-
Machine. Por estas misma fechas su reputación va tra vida cotidiana, es muy sencilla pues nos pasa-
en aumento a lo que contribuye un artículo de 1950 mos el día "haciendo algoritmos". Si la relaciona-
sobre "Computing Machinery and Intelligence" mos con una importante área de investigación que
publicado en la prestigiosa revista de filosofía Mind. se ha desarrollado principalmente durante este si-
Es un artículo que se ha reproducido en numerosas glo y que ha cobrado una importancia fundamental
antologías con un título de mayor impacto "Can a en la programación de computadores resultará algo
Machine Think?" y cuyo contenido se ha conden- más complicada.
sado en algo sobre lo que volveremos denominado Cualquier operación que implique el enunciado
"El test de Turing". de unas reglas del tipo "para llegar a tal resultado
Mientras tanto, en su vida privada, Turing se síganse las siguientes instrucciones" es un algorit-
embarca en unas experiencias que acabarían dra- mo. Los manuales de instalación y de uso de arte-
máticamente. En Manchester comienza a moverse factos diversos y los libros de recetas de cocina
por círculos marginales en donde conoce a Arnold son ejemplos de colecciones de algoritmos. Un
Murray, un joven de 19 años, en paro, que se dedi- ejemplo es el que se da en la figura 4 y que sirve
caba esporádicamente a la prostitución y al que para preparar un dry martini. La diferencia funda-
Turing invita a su casa en varias ocasiones. A lo mental entre este "algoritmo" y el que veremos a
largo de estas visitas se produjeron robos menores continuación es que, si bien el proceso está clara-
y, posteriormente robos mayores en los que cola- mente definido y el resultado (hasta cierto punto)
boraron al parecer, otros amigos de Murray. Irrita- también, está repleto de ambigüedades que, por otro
do por el abuso de confianza, Turing denuncia los lado, nadie está muy interesado en resolver ¿Cuál
hechos a la policía. Pero la investigación de ésta es la proporción correcta de martini y ginebra?
descubre que en el origen de los hechos están las Según los muy moderados, 7 partes de lo primero
preferencias sexuales de Turing, penalizadas por por 1 parte de lo segundo. Según los menos mode-
la ley inglesa de la época. El resultado fue el arres- rados, 1 parte y 1 parte de ambos ingredientes. Pero
to de Turing por “gross indecency”. El suceso tuvo hay quien defiende que basta con humedecer el vaso
una considerable publicidad y dividió a los amigos con martini y arrojar el resto para cumplir con el
de Turing en dos bandos, requisito. Un famoso escritor defendía la idea de
El juicio se celebró en 1952 y muchos de sus que bastaba, incluso, con sostener una botella de
colegas testificaron en su favor destacando la im- martini frente a una ventana de modo que un rayo
portancia de sus contribuciones científicas. Sin de sol la atravesara hasta llegar a tocar la copa du-
embargo el juez consideró que el acusado no había rante unos segundos para cumplir con el protoco-
dado "ninguna muestra de arrepentimiento" y le lo.
condenó a elegir entre un año de prisión o un trata- El término "algoritmo" deriva del nombre pro-
miento clínico rigurosos que se acercaba a lo que pio del matemático árabe al-Jwarizmi quien, a prin-
podía considerarse como una castración química. cipios del siglo IX, elaboró las reglas de las cuatro

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 39

Inicio Inicio

M,G x,y

si si
M>G G ++ x>y x=x-y
no no
si si
G>M M ++ y>x y=y-x
no no

M G x=y

Fin Fin

Figura 4 Algoritmo para preparar un Figura 5 Algoritmo de Euclides para hallar el


dry martini máximo común divisor de dos números

operaciones aritméticas básicas en el sistema deci- 369. Para llevar a cabo esta simplificación necesi-
mal de numeración. Al pasar a Europa, estas reglas tamos encontrar "el máximo común divisor" de dos
y otras derivadas de ellas recibieron el nombre de números. Y la regla que descubieron los griegos y
"algoritmia" y el termino pasó a ser utilizado, por que recoge Euclides es: si el numerador es mayor
extensión, por los matemáticos, para referirse a un que el denominador, restar éste de aquél y sustituir
conjunto de reglas que servían para solucionar di- el numerador por el resultado. Y si no es así, pro-
versos tipos de problemas. A comienzos de este ceder a la inversa. Es decir, aplicado este algorit-
siglo y sobre todo en el decenio de los 1930 el con- mo a 246/369 nos daría la secuencia: 246/369, 246/
cepto de algoritmo se estudió de modo sistemático 123, 123/123. Si ahora dividimos numerador y de-
por parte de diversos matemáticos, entre ellos nominador por este resultado podemos afirmar que
Turing, hasta pasar a convertirse en una disciplina el número racional 246/369 es idéntico a 2/3.
matemática íntimamente ligada a la teoría de la La figura 5 muestra un diagrama de flujo de este
computación. algoritmo. Su aspecto es similar al del dry martini
Matematizar el concepto de algoritmo significa con al menos dos diferencias importantes: sabemos
hacer abstracción de los recursos manteniendo tan el significado exacto de cada uno de los términos y
solo la exigencia de que los procesos sean finitos y sabemos que el número de pasos es finito, es decir,
las reglas estén enunciadas de modo no ambiguo. puede demostrarse que se llegará en un número de
Muchas de las reglas características de los pasos finito, si hemos partido de números finitos, a
algoritmos elementales nos son bien conocidas la igualdad entre numerador y denominador. La fi-
porque las hemos estudiado en el bachillerato. Un gura 6 muestra una versión simple de este algorit-
ejemplo clásico de algoritmo, con el que empiezan mo en lenguaje C, en la que hemos prescindido de
la mayoría de libros técnicos sobre algoritmos, es controles de errores y entradas y salidas. La prime-
el algoritmo de Euclides que permite escribir un ra línea crea una función denominada "mcd", con
número racional del modo más elemental, esto es, dos argumentos enteros "m" y "n", que realiza una
escribir 2/3 en lugar de 4/6 o 16/24 o 22/33 o 246/ serie de operaciones y devuelve como resultado un

Segunda edición: mayo de 2000


40 Aplicaciones informáticas en arquitectura

int mcd (int m, int n) a los algoritmos en sentido intuitivo así como algu-
{ nos de los temas principales de análisis de la disci-
int t; plina.
while ((t = m % n) != 0) El punto de conexión entre la teoría de
{ algoritmos y la matemática es el hecho de que, como
m = n; es bien conocido por matemáticos, físicos o inge-
n = t; nieros desde hace más de tres o cuatro siglos, co-
} nocer el algoritmo que da la solución de un proble-
return n; ma frecuente supone contar con la posibilidad, real
o potencial, de poder automatizar su solución. Esto
Figura 6 Una versión simplificada del es fácilmente comprensible por cualquiera que haya
algoritmo de Euclides en lenguaje C. hecho problemas de matemáticas; cuando se cono-
ce bien el mecanismo el proceso se desarrolla de
entero. Los corchetes encierran la definición de las un modo perfectamente pautado, formalizable en
operaciones. En primer lugar se define una varia- reglas claras y es fácilmente imaginable la posibi-
ble temporal "t" y, a continuación, se establece un lidad de convertir cada paso en una operación que
bucle cuya condición es que el resto (que se asigna pudiera hacerse "sin pensar" (en el tercer apartado
a la variable temporal t) de dividir m por n (el sig- de esta sección volveremos sobre esta frase) y que,
no "%" tiene el significado de "devuelve el resto por consiguiente, podría ser completada por una
de dividir el símbolo que me precede por el que máquina. Estas reglas que asimilamos o enuncia-
me sigue") sea distinto de 0 (el símbolo "!=" tiene mos para nosotros mismos no son sino extensión
el significado "distinto de"). Mientras se cumpla de las reglas por las que todos los niños aprenden a
esta condición se intercambiarán los símbolos, tal sumar o multiplicar "llevando" restos de una a otra
como indican las dos líneas siguientes y se volverá columna en un cierto orden.
a realizar la operación de división. Cuando esta Dado que la matemática consiste en buena me-
condición deje de cumplirse, es decir, cuando m y dida en resolver problemas a partir de unos princi-
n sean iguales, la función terminará y devolverá el pios estrictos de los que cabe deducir reglas deri-
resultado ("return n"). vadas y teoremas se pensó, en el contexto del con-
Este simple algoritmo ilustra algunos puntos siderable esfuerzo de axiomatización que se llevó
básicos. En primer lugar un algoritmo informático a cabo a finales del siglo pasado, que cabría la po-
debe ser finito, debe terminar de algún modo. En sibilidad de estructurar la matemática de tal modo
segundo lugar, un algoritmo debe operar con datos que los problemas pudieran resolverse mediante una
y con instrucciones perfectamente definidos en un aplicación puramente mecánica de una serie de
rango dado, es decir, inequívocos. En el ejemplo principios básicos a los diferentes casos que pu-
anterior se ha prescindido de códigos de error, ta- dieran presentarse. El principal promotor de esta
les como asegurar que tanto m como n deben ser idea fue David Hilbert (1872-1943), uno de los más
mayores de 0 pero un algoritmo correcto debe in- grandes matemáticos de nuestra era, y en su labor
corporarlos para evitar que el programa se bloquee. fue acompañado de numerosos discípulos hasta que,
Esto implica que un algoritmo correcto no sólo debe en 1931, la demostración por parte de Gödel de la
terminar de algún modo sino que debe dar siempre imposibilidad de completar de un modo coherente
algún tipo de respuesta, sea el resultado esperado, este intento echo, parcialmente, por tierra esta la-
sea un mensaje indicando que se ha producido al- bor.
gún tipo de error. Un algoritmo puede describirse, El programa formalista de Hilbert puede
desde el punto informático, como "la esencia de un resumirse como sigue. Supongamos que reempla-
programa", esto es, el diseño de una secuencia de zamos cada concepto matemático fundamental por
operaciones que especifiquen cómo llevar a cabo una ficha de una forma o de un color, o de ambas
una tarea a partir de unos determinados datos de cosas, diferentes. Estas fichas pueden juntarse con
partida. Los términos dato inicial, precisión, ope- arreglo a una colección de reglas sintácticas enu-
ración, lenguaje, resultado final y los adjetivos meradas con total precisión para obtener filas de
inequívoco y en un tiempo determinado caracteri- signos que pueden considerarse, a su vez, como
zan lo propio de los algoritmos matemáticos frente superfichas las cuales pueden combinarse, a su vez,

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 41

con otras para obtener nuevos símbolos de orden la izquierda", "muévete a la derecha", "borra el sím-
superior. El razonamiento matemático se reduce bolo", "escribe el símbolo" o bien "detente". Po-
entonces a la aplicación de estas reglas para dedu- demos imaginar que la máquina funciona de tal
cir nuevos tipos de superfichas o símbolos com- modo que es el cabezal el que se mueve ante la
puestos de símbolos simples. cinta o que es ésta la que se mueve ante el cabezal,
Esto implica varias cuestiones fundamentales. es irrelevante para lo que importa. La máquina
En primer lugar, es preciso probar que pueden cons- cuenta con un número finito de estados que depen-
truirse modelos de este tipo para los principales den de las instrucciones que va leyendo sobre la
problemas matemáticos conocidos. En segundo cinta. Si se programa adecuadamente la máquina
lugar, probar que estos modelos son consistentes, para realizar determinado tipo de operaciones, la
esto es, que no hay ninguna contradicción interna.
sucesión de estados conducirá a un estado final en
Ambas cuestiones son equivalentes a la cuestión
de si un determinado problema es o no computa- el que la máquina se detiene proporcionando un
ble. ¿Es susceptible de ser llevado a una formula- resultado.
ción de este tipo cualquier problema que pueda ser Para comprender mejor el funcionamiento de la
enunciado en términos matemáticos? Ésta es, bási- máquina de Turing, y para que, de paso, nos sirva
camente, la pregunta que planteó Hilbert y a la que para relacionarlos con el modo actual en que má-
respondió Turing. quinas equivalentes funcionan por medio de tran-
sistores y puertas lógicas (figuras 9 a 12) podemos
La Universal Turing Machine describir su funcionamiento para un ejemplo muy
sencillo, en el que la máquina actúa como sumador.
La máquina de Turing es un dispositivo ideal des- Si queremos sumar dos cantidades, pongamos que
crito por Turing en 1935 y publicado en 1937 en 4 más 5, la máquina podría programarse de modo
un artículo titulado "On Computable Numbers with que contase con la siguiente lista de instrucciones:
an Application to the Entscheidungsproblem", estado lectura acción nuevo estado
como respuesta a la pregunta por la computabilidad e1 / "/" e1
de un problema. En este artículo describe una má- e1 - - e2
quina ideal o, más exactamente, una clase de má- e2 - "/" e3
quinas que ahora se denominan "máquinas univer- e3 / - e3
sales de Turing" con las siguientes características. e3 - "-" stop
Una máquina de esta clase se reduciría, en su
aspecto externo, a un cabezal de lectura/ escritura Si presentamos a la máquina, en este ejemplo
y una cinta. La cinta puede imaginarse como una simplificado, una colección de signos que repre-
película, de longitud ilimitada, subdivida en mar- sentan los dígitos 4 y 5 por medio de otras tantas
cos iguales, en cada uno de los cuales hay una de- barras inclinadas, vemos, siguiendo la secuencia
terminada información. En el caso de la máquina dada por la figura 7, que las instrucciones progra-
de Turing la información puede reducirse a la au- madas en la máquina tienen el efecto de convertir
sencia o la presencia de un único signo, tal como la estos dos dígitos en su suma, 9, mediante una serie
barra inclinada que aparece en la figura 7. El cabe- de movimientos mecánicos que son en cierto modo
zal tiene la capacidad de captar e interpretar la in- análogos a los que llevaríamos a cabo para contar
formación elemental que aparece en el marco o vi- con los dedos.
ñeta situado frente a él. La eficiencia de una máquina de estas caracte-
Por lo que respecta al aspecto interno, la máqui- rísticas y su semejanza con los ordenadores actua-
na está programada de tal modo que cuenta con les, puede mejorarse si en lugar de representar nú-
una serie específica de instrucciones, asociadas a meros por trazos los codificamos en el sistema de
la información que puede ser captada por el cabe- numeración binario. Esto implicaría elaborar una
zal, que le hacen pasar por una serie de estados tabla algo más compleja en la que, por ejemplo, se
internos. Así, la lectura de la cinta da lugar, en fun- incorporaran las reglas básicas de la aritmética
ción del estado y del símbolo presente en el cabe- binaria tales como las cuatro básicas de la suma
zal de lectura a una respuesta del tipo "muévete a "0+0 = 0 resto = 0"; "0+1 = 1 resto = 0"; "1+0 = 1

Segunda edición: mayo de 2000


42 Aplicaciones informáticas en arquitectura

tabla de instrucciones interna, dice: "suma el dato


que hay en la posición primera (1234) con el que
hay en la posición segunda (9876) y guárdalo en
esta última". Una función F, mucho más compleja,
podría venir, en principio, representada por una
e1 larga serie de instrucciones concatenadas. Pero cada
una de estas instrucciones elementales sería tan sim-
ple como la mencionada.
La cuestión está en saber si esta representación
es posible o no. Si es posible representar una de-
terminada selección de valores como respuesta a F
e3 se dice que F "es calculable". O, más exactamente,
se dice que F es calculable si existe una máquina
de Turing tal que para cualquier disposición seme-
jante a la descrita por la función y partiendo de la
observación de la casilla situada más a la derecha,
llegue a detenerse tras escribir a la derecha de lo
stop ya impreso un número de rayas correspondiente al
número F (x1, x2, ..., xn). El concepto de
Figura 7 Una máquina de Turing "calculabilidad" se traduce a veces por
como sumador elemental "recursividad" o "definibilidad".
Las máquinas de Turing han dado lugar a una
resto = 0"; "1+1 = 1 resto = 1". Con reglas de este larga serie de trabajos y desarrollos que rebasan
tipo pueden elaborarse secuencias más complejas. ampliamente la temática de este libro. El artículo
Puede encontrarse, por ejemplo, una secuencia se- de Turing coincidió, por otra parte, con otras con-
mejante a la anterior, pero un poco más larga, para tribuciones notables entre las que deben citarse al
el algoritmo de Euclides, en Penrose (1989, p. 69 menos las debidas al matemático y lógico america-
de la edición en español, 1991). no Alonzo Church. Lo que interesa aquí subrayar
La importancia de una máquina de estas carac- es que suponen una referencia precisa para concre-
terísticas es que puede demostrarse que, en su ex- tar lo que podemos entender por "algoritmo", "com-
trema simplicidad, y haciendo abstracción del tiem- putable" o "recursivo". Cualquiera de estas nocio-
po requerido y de las condiciones físicas necesa- nes, que se conocen a veces como "Tesis de Church-
rias para llevar a cabo sus programas, representa a Turing", implican que existe o podría existir un
cualquier ordenador digital conocido que no con- procedimiento mecánico para resolver las funcio-
tenga elementos probabilísticos. Es una máquina nes y las operaciones implicadas de que se trate en
de calcular ideal que acepta programas de longitud cada caso. Inversamente, cabría también demos-
ilimitada. La relevancia de esta propuesta teórica trar que determinadas funciones o conceptos tra-
es que permite definir con precisión la noción de ducibles en funciones no son computables, es de-
"calculable". Para ello, se describe el funcionamien- cir, no existe un algoritmo capaz de resolverlas.
to de la máquina como una serie compleja de ope-
raciones elementales. El test de Turing
Cualquier función puede representarse por una,
extremadamente larga pero coherente, sucesión de La presunta capacidad de las máquinas para llegar
signos elementales. Piénsese que, en un ordenador a "pensar", una cuestión que ha dado lugar a inten-
moderno, una operación como sumar dos números sos debates en los últimos años de este siglo, fue
puede venir representada por un número semejan- planteada con notable agudeza por Turing en un
te a 1234987612, donde esta secuencia significa- famoso artículo publicado en el número de octubre
ría: "aplica la instrucción 12" (los dos últimos nú- de 1950 por la revista Mind con el título
meros) "a lo contenido en las direcciones dadas" "Computery Machinery and Intelligence".
(los cuatro números y los cuatro números anterio- Turing comienza su artículo planteando la pre-
res a estos); y la instrucción 12, contenida en una gunta "¿pueden pensar las máquinas?" y subrayan-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 43

do, a continuación, la dificultad de definir lo que gos "verdaderamente característicos" de los seres
es una "máquina" y la no menor dificultad de defi- humanos. Quizás el más notable y el más apto para
nir que es lo que significa "pensar". Y propone, confundir a una máquina sería el sentido del hu-
como medio de esquivar los prejuicios que se des- mor y el juego deliberado con situaciones absur-
lizarían inevitablemente en una discusión basada das. El problema de esta alternativa es que muchos
directamente en estos términos, que imaginemos seres humanos carecen de sentido del humor, lo
"un juego" al que bautiza como "el juego de la cual no les descalifica como tales. El interrogador
imitación". podía comentarle a la máquina: "Al venir hacia aquí
Este juego comenzaría jugándose con 3 perso- he visto un elefante rosa volando por el medio de
nas, un hombre (A), una mujer (B) y un interrogador la calle" a lo cual un humano podía contestar algo
(C) situado en una habitación separada de los otros así como: "Ah, ¿sí? Que interesante. Y tú llevabas
dos, con quienes se comunica de tal modo que no un buen rato en el bar de la esquina ¿no?". Mien-
pueda verles ni oír su voz. El objetivo de C es des- tras que una máquina bien educada probablemente
cubrir quién es el hombre y quién la mujer. La mi- replicaría "Los elefantes no vuelan y, además, es
sión de A es confundir al interrogador con respues- muy improbable que fuera de ese color pues no se
tas falsas y la misión de B ayudarle con respuestas conocen especies con tales características". Lo malo
correctas. Pero C no sabe quién es A y quién es B y que es que todo el mundo conoce a alguien que
no sabe por consiguiente cuál de los dos intenta también podría dar ese tipo de respuesta. Y tam-
ayudarle y cuál confundirle. Debe usar todo su in- poco es impensable que la memoria del ordenador
genio para descubrirlo. Algo evidentemente pro- incorpore reglas retóricas que incluyan la ironía
blemático. como respuesta a comentarios que puedan catalo-
Pero ahora, continúa Turing, supongamos que garse notoriamente como absurdos.
modificamos el juego y que el papel de A se adju- Probablemente la cuestión decisiva sería el que
dica a una máquina. Y supongamos también que realmente llegara a construirse una máquina con
contamos con un programa capaz de producir res- semejantes capacidades. En este sentido hay que
puestas razonables a todo tipo de preguntas que se resaltar el hecho de que Turing, hacia la mitad del
le puedan plantear. Ahora bien, estas repuestas de- artículo, dice "para simplificar el asunto de cara al
ben estar preparadas para engañar al interrogador lector en primer lugar expondré mis propias creen-
haciéndole creer que él es el ser humano y que el cias sobre tal asunto". Y afirma a continuación: "Yo
verdadero ser humano es un impostor. Dado que creo que en unos cincuenta años será posible pro-
los ordenadores son mucho más rápidos y precisos gramar computadoras con una capacidad de alma-
que los seres humanos esto implica que el ordena- cenamiento de alrededor 109 bits, para jugar al jue-
dor tendrá que "disimular" y si le preguntan, pon- go de la imitación tan bien, que el interrogador no
gamos por caso, cuál es el producto de 1234 por tendrá más de un 70% de probabilidades de acer-
5678, una operación un ordenador realiza en tar con la identificación después de cinco minutos
milisegundos, debe hacer una estimación de lo que de interrogatorio".
tardaría un humano en producir la respuesta ayu- El caso es que hemos llegado precisamente a la
dado por papel y lápiz, o bien, de vez en cuando, época que profetizó Turing y no se ha conseguido
confundirse intencionadamente. aún construir una máquina de estas características.
Parece evidente que las preguntas que estuvie- Pero la mayoría de los científicos que trabajan so-
ran basadas en la mera información tampoco da- bre estos temas no tienen dudas de que, más pronto
rían mucha ventaja al humano. El ordenador puede o más tarde, llegará a construirse. Uno de los más
almacenar en su memoria todo tipo de datos, tanto conocidos oponentes de la Inteligencia Artificial y
relativos a los conocimientos generales con que de las ideas avanzadas por Turing, H.L. Dreyfus,
cuenta un adulto, geográficos, históricos o litera- también profetizó, en un libro ampliamente citado
rios, como relativos a los conocimientos particula- y discutido, publicado en 1972 (What Computer's
res de quien ha vivido en un determinado entorno. Can't Do) como parte de sus argumentos en contra
Tampoco es preciso que estos sean muy elabora- de la pretensión de atribuir inteligencia a las má-
dos pues el interrogador puede haber nacido en un quinas, que un ordenador jamás podría llegar a ju-
entorno muy diferente al del interrogado. gar al ajedrez con la habilidad y la astucia de un
El interrogador debería centrarse en algunos ras- humano. Hace poco más de dos años el campeón

Segunda edición: mayo de 2000


44 Aplicaciones informáticas en arquitectura

mundial de ajedrez, Kasparov, fue batido por un máquinas inteligentes: "Bueno, nosotros somos
ordenador especialmente programado para estos máquinas y pensamos ¿O no?".
menesteres, dejando así zanjada la polémica. Claude Shannon nació en Petoskey, Michigan,
La cuestión es, más bien, de índole filosófica. Y Estados Unidos, en 1916. Su padre era un hombre
política; en un sentido sobre el que volveremos. Es de negocios y su madre, hija de emigrantes alema-
decir si, suponiendo que pueda llegar a construirse nes, profesora de lengua. Según cuentan sus bió-
una máquina de estas características, podemos de- grafos, Shannon mostraba de pequeño una consi-
cir que "piensa" en el mismo sentido en que deci- derable habilidad para la construcción de ingenios
mos que nosotros, los seres humanos, pensamos. mecánicos, reforzada por una creciente afición a la
Sobre esta cuestión, sobre la que volveremos en el ciencia y las matemáticas. Antes de los 16 años
último capítulo de este libro, Turing no rehuye pro- había construido planeadores y pequeños barcos
nunciarse. Y discute, en su artículo, posiciones que controlados por radio, un sistema de telegrafía que
etiqueta respectivamente como las objeciones le permitía conectarse con un amigo que vivía a
"teológica", "del avestruz", "matemática", "de la casi un kilómetro de distancia y había ganado al-
consciencia", "a-que-no-puede-hacer-tal y tal", "de gún dinero arreglando radios estropeadas, entre
Lady Lovelace o de la originalidad", "de la conti- otras actividades. Admiraba profundamente a
nuidad del sistema nervioso frente a la discontinui- Edison al que le unía, como descubrió más tarde,
dad del sistema informático", "del comportamien- además de un mismo gusto por la invención mecá-
to informal", "de la percepción extrasensorial". No nica, un parentesco lejano.
podemos resumirlos; algunos se adivinan fácilmen- En 1932 ingresó en la universidad de Michigan
te por el enunciado; en otros casos el lector deberá en la que su hermana mayor acababa de obtener un
acudir a la fuente original. Todos estos argumentos máster en matemáticas. En 1936 terminó brillante-
son refutados y, en algún caso, Turing añade, con mente los primeros estudios con un BS (Bachelor
humor un tanto sarcástico que, probablemente, lo of Sciences, el equivalente aproximado a un título
que el oponente necesita es, más que una refuta- universitario de grado medio) en ingeniería eléc-
ción lógica, "un poco de consuelo" ante tan alar- trica y otro BS en matemáticas.
mante perspectiva. Ese mismo año entró como investigador asis-
tente en el MIT (Massachusetts Institute of
5. Claude Shannon Technology). Su trabajo principal estaba relacio-
nado con el funcionamiento del "analizador dife-
Lo que sabemos de Claude Shannon nos dibuja un rencial" de Bush, una de las máquinas de calcular
personaje que parece situarse en las antípodas de más sofisticadas de aquella época, capaz de resol-
Alan Turing. Si la vida de éste fue breve y ator- ver ecuaciones diferenciales de sexto grado y que
mentada la de Shannon ha sido larga y feliz. El ya hemos mencionado en la primera sección de este
periodista que lo entrevistó en enero de 1990 para capítulo. Esta máquina incorporaba un complejo
Scientific American nos retrata a un activo hombre circuito con más de cien relés y su estudio, y el
de 74 años, que toca jazz al clarinete (Dixieland análisis revolucionario que de él hizo, utilizando
Old Style) en sus ratos libres, padre de 3 hijos, la lógica booleana, durante el verano de 1937, en
amante de la poesía, e impaciente por mostrar al su tesis de máster, fue la primera gran contribución
periodista sus numerosos inventos, la mayoría de de Shannon, a la que volveremos más adelante. La
los cuales, sostiene con orgullo y buen humor, "no tesis se publicó en 1938, con el título A Symbolic
han servido para nada". Pero las semejanzas entre Analysis of Relay and Switching Circuits, tuvo una
Shannon y Turing son más profundas. Ambos vie- considerable repercusión y le supuso la concesión,
ron con mayor profundidad que nadie cómo emergía en 1940, de un premio otorgado por un consorcio
una nueva ciencia que iba a revolucionar el mundo de las sociedades de ingenieros de Estados Uni-
en que vivían. Ambos sostenían una actitud similar dos, convocado anualmente para la mejor contri-
ante la inteligencia que escandalizaba, y sigue es- bución publicada en alguna de las revistas de estas
candalizando a sus contemporáneos y que se mani- sociedades por un investigador no mayor de trein-
fiesta en la provocativa respuesta de Shannon a la ta años.
pregunta por la posibilidad de llegar a construir Durante estos años Shannon llevó a cabo nume-
rosas investigaciones relacionadas tanto con siste-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 45

mas mecánicos de cálculo, como con teorías y prin- modo de salir.


cipios matemáticos relacionados con este área, Posteriormente deja los laboratorios Bell para
como con ciencias aparentemente más alejadas, iniciar una actividad más académica. Es profesor
particularmente la biología. Pasó el verano de 1939 en el MIT a partir de 1956, miembro del Centro de
en Cold Spring Harbor trabajando con especialis- Estudios de Ciencias del Comportamiento
tas en genética acerca de la posibilidad de aplicar (Behavioral Sciences) en Palo Alto (California) y,
sistemas algebraicos a la organización del conoci- a partir de estos años la carrera académica de
miento genético. En 1940 presentó su tesis de doc- Shannon es una larga lista de premios, títulos ho-
torado en matemáticas al mismo tiempo que le era norarios, conferencias en prestigiosas instituciones
concedido el título de máster en ingeniería eléctri- de todo el mundo.
ca. El verano de ese mismo año se quedó en los Después de retirarse de la actividad académica,
laboratorios Bell investigando nuevos métodos de en 1978, con una cuenta corriente más que sanea-
conmutación en circuitos eléctricos. Toda esta ac- da debido a diversas inversiones en compañías
tividad, acompañada de publicaciones de primera relacionadas con alguno de sus descubrimientos y,
importancia, provenía de una persona que acababa según parece, a la aplicación de algunos modelos
de cumplir los 24 años. matemáticos al análisis de la evolución de la bolsa,
Durante el periodo académico de 1940-41 se se dedicó, casi obsesivamente a investigar los jue-
trasladó a Princenton donde trabajaría bajo la di- gos malabares. Construyó varias máquinas y ela-
rección de Hermann Weyl y donde comenzarían a boró una sofisticada teoría que resumió, como se-
tomar forma sus ideas sobre teoría de la informa- ría de esperar, en una fórmula: B/H = (D + F) / (D
ción y sistemas de comunicación. Su vinculación + E), en donde B representa el número de bolas, H
principal, sin embargo, siguieron siendo los labo- el número de manos, D el tiempo que cada bola
ratorios Bell, en donde permanecería muchos años, permanece en cada mano, F el tiempo de vuelo de
hasta 1972, trabajando en contacto directo con al- cada bola y E el tiempo en que cada mano perma-
guno de los principales científicos cuyo nombre ha nece vacía. El teorema implica que no hay límite
quedado ligado históricamente a la tecnología de en el número de bolas que una persona puede lan-
las comunicaciones, desde Harry Nyquist, que ha- zar al mismo tiempo. El récord mundial, según
bía publicado en 1928 un histórico artículo sobre Shannon, está en 12 bolas. Un aficionado experto
teoría de las comunicaciones, hasta Brattain, puede lanzar 4 o 5 sin dificultad. Shannon solía
Bardeen and Schockley, que recibirían el premio rematar algunas de sus conferencias con una de-
Nobel en 1956 por su descubrimiento del transis- mostración de sus habilidades como malabarista.
tor pasando por John Pierce, otro investigador des- El "limite de Shannon", en este caso, era 4.
tacado en sistemas de comunicación por satélite. Una de sus más notables contribuciones "inúti-
En 1948, después de la guerra, publicó A les" fue la Ultimate Machine (basada en una idea
Mathematical Theory of Communication, lo que de Marvin Minsky) que construyó a principios de
se considera su principal contribución y una de las los 1950: un pequeño cofre con un botón en la tapa.
obras maestras del siglo, y que supondría la funda- Al presionar el botón se oye un gruñido de irrita-
ción de lo que pasaría a denominarse "Teoría de la ción y un zumbido persistente. La tapa se abre len-
información", alguna de cuyas ideas principales tamente y surge una mano. La mano se estira hasta
resumiremos más abajo. Los trabajos de este pe- el botón, lo aprieta y se retira al interior de la caja.
riodo incluyen diversas investigaciones sobre teo- Al cerrarse la tapa cesa el zumbido y vuelve a rei-
ría de juegos y principalmente ajedrez. Puede men- nar la paz.
cionarse un artículo notable 1950 sobre este tema
(“Programming a computing for Playing Chess”). Un álgebra de circuitos
Fue uno de los primeros en diseñar programas que
permitieran a una máquina jugar al ajedrez contra En 1937 Shannon eligió como tema de su tesis doc-
un humano. En 1950 construyó un ratón mecánico toral en el MIT la aplicación de las técnicas del
al que bautizó como Theseus que colocado en el álgebra lógica de clases propuesta por George
interior de un laberinto cuyo suelo contenía un cir- Boole a mediados del siglo XIX a estudio de los
cuito integrado a través del cual el ratón se comu- circuitos utilizados en ingeniería eléctrica. Como
nicaba con el programa, era capaz de aprender el en los casos anteriores, la aplicación de la lógica

Segunda edición: mayo de 2000


46 Aplicaciones informáticas en arquitectura

matemática, una disciplina cultivada en aquellas dados por el propio Shannon y que se reproducen
fechas por muy pocos, a las nuevas técnicas se re- en la figura 8. El circuito original venía dado por
velaría como una mina de nuevas posibilidades. El la siguiente formulación: U = wxyz + w' x' yz +
problema de partida era puramente técnico. Pero w'xy' z + w'xyz' + wx'y'z + wx'yz' + wxy'z', donde
los resultados fueron mucho más allá. w, x, y, z representan relés y las operaciones indica-
El problema de que partió Shannon era buscar das, de suma, multiplicación y negación, relacio-
un método que simplificara el diseño de los nes requeridas entre ellos. La primera reducción
intricados circuitos que se necesitaban en sistemas permite agruparlos como U = w[x(yz + y'z') + x'(y'z
eléctricos complejos tales como los que se utiliza- + yz')] + w'[x(y'z + yz') + x'yz] ecuación que se
ban por aquella época en centralitas telefónicas o corresponde con el circuito representado en la par-
sistemas de control de motores utilizados en te superior de la figura 8 que requiere 20 elemen-
equipamientos industriales. tos. Sucesivas reducciones algebraicas permiten
La solución se basaba en representar estos cir- simplificar el circuito hasta reducirlo a los 14 ele-
cuitos por medio de ecuaciones que pudieran ser mentos del circuito representado en la parte infe-
analizadas y simplificadas de modo similar a como rior de dicha figura.
se hace con los sistemas corrientes de ecuaciones En los ordenadores actuales estas operaciones
algebraicas. Para poder operar con sentido sobre están automatizadas por medio de "puertas lógi-
estos sistemas de ecuaciones era necesario desa- cas" formadas por grupos de 2, 3 o 4 transistores.
rrollar un sistema de reglas que reflejase propieda- Estas operaciones tienen lugar principalmente en
des reales de los elementos implicados así como la ALU, siglas de Arithmetic and Logic Unit, "Uni-
un sistema de símbolos apropiado para representar dad aritmética y lógica", la parte fundamental de la
estos elementos. Shannon descubrió que era posi- unidad central de un ordenador en donde se reali-
ble adaptar las reglas de la lógica simbólica a los zan las operaciones básicas. El circuito se forma
diversos tipos de conexiones realizadas entre cir- con arreglo a las siguientes reglas, similares a las
cuitos. Así, la noción de "verdadero" podía recibir utilizadas por Shannon. La puerta NOT o "inver-
el símbolo "1" como representación y asociarse al sor" acepta una entrada y la invierte; si la entrada
estado físico de un circuito "abierto". Y "falso" al es 1 la salida es 0 y viceversa (ver figura 9). Com-
símbolo "0" y el estado "cerrado". binando inversores se forman otras puertas lógi-
De modo similar la noción de "sumar" recibía cas: AND, OR o XOR (disyuntor exclusivo, no re-
el símbolo "+" como representación y se asociaba
al estado físico de dos circuitos X e Y conectados
"en serie", así como a la regla lógica: "la proposi- U
ción X + Y es verdadera si X o Y son verdaderos". w w' -
+
Y la noción de "multiplicar", al símbolo "×" aso- x x' x x'
ciado al estado físico de conexión "en paralelo",
así como a la regla lógica "la proposición X × Y es y y' y y' y y' y
verdadera si X e Y son verdaderos". La negación
z z' z' z z' z z
de X se representa por X' y corresponde al estado
"cerrado" si X está abierto o "abierto" si X está
cerrado, así como a la regla lógica "X' es la contra-
z'
dicción de X".
A lo largo de su escrito Shannon demostró que z
los teoremas desarrollados por Boole, Morgan y y' y y' yz
U
otros lógicos posteriores, así como nuevos teore- + x'y x -
mas que podían derivarse de estos para simplificar
los cálculos, eran válidos como medio de repre- w' x x' w
sentar circuitos eléctricos y electrónicos y de ope-
rar con ellos.
La utilidad inmediata de este sistema puede apre-
ciarse, sin necesidad de poseer conocimientos de Figura 8 Reducción algebraica de un circuito
electrotecnia mediante un vistazo a los ejemplos (de Shannon (1938)

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 47

presentado en las figuras), que aceptan dos entra-


das y generan una salida con arreglo a la tablas A A C
lógica que se muestran en las figuras correspon-
dientes. 1 0
Agrupando puertas lógicas se consigue crear
dispositivos que pueden realizar las cuatro opera-
ciones elementales. La figura 12 muestra un ejem- 0 1
plo simplificado que describe cómo se agruparían C
estas puertas lógicas para hacer una operación ele-
mental. Puede seguirse la lógica del proceso en la Figura 9. Puerta NOT o inversor
propia figura y compararla con la figura 7 del apar-
tado anterior, donde se muestra la misma opera- A B A B C
ción realizada con una máquina de Turing progra- 0 0 0
mada para realizar este tipo de operación elemen-
tal. 1 0 1
0 1 1
La teoría de la información
C 1 1 1
La obra fundacional de lo que ha pasado a denomi-
narse "teoría de la información", publicada por Figura 10. Puerta OR
Claude Shannon y Warren Weaver con el título A
Mathematical Theory of Communication en 1949 A B C
(la segunda parte, más técnica, se publicó previa-
A B
mente en el Bell System Technical Journal, en oc- 0 0 0
tubre de 1948) se origina en un contexto muy espe- 1 0 0
cífico: el de la búsqueda de técnicas apropiadas para
mejorar la calidad de la comunicación en los siste- 0 1 0
mas corrientes en aquella fecha, principalmente el 1 1 1
telégrafo y el teléfono. Sus aportaciones estricta- C
mente técnicas supusieron una revolución en este
área. Concretamente, Shannon demostró, en con- Figura 11. Puerta AND
tra de lo que era la opinión corrientemente acepta-
da que, para mejorar la calidad de las comunica-
ciones, era más importante incidir en los métodos
de codificación de los mensajes que en la calidad 0100
de los canales. Por muy deficiente que fuera la ca- 0101
lidad de la línea siempre era posible encontrar un
método de codificación que permitiera la recupe-
ración íntegra del mensaje original. 0
0/0

0
0/0

1
1/1

1
1/1

0
0/0

0
0/0

0
0/1

0
0/1

Las repercusiones posteriores han ido mucho 1/0 0/1 1/0 1/1

más allá y, en las dos décadas que siguieron a la


1/0 0/0

publicación de esta obra, aparecieron múltiples tra-


bajos en los que se aplicaban estos principios a to- 0/1 0/1 0/0 0/0 0/0 0/0

dos los sectores imaginables, de la biología a la 0 0 0 0 0 0

1001
economía, pasando por la lingüística y la estética. 0/0 1/0 1/0

Esto es tanto como decir que las ideas presentes en


dicha obra manejan un concepto técnico, operati- Sumador Binario: 4 + 5 = 9
vo, de información pero que se abre con rapidez a
las implicaciones generales del término común. En
este apartado nos limitaremos a resumir los puntos Figura 12 Sumador. Combinación de puertas
principales que pueden ayudar a situar en su con- lógicas para efectuar la operación 4 + 5

Segunda edición: mayo de 2000


48 Aplicaciones informáticas en arquitectura

texto alguna de las nociones principales que se ve- ción de puntos de color, sin tomar en considera-
rán más adelante. ción, en principio, si lo transmitido es producto del
La primera cuestión de importancia es que la puro azar o de la más rigurosa reflexión.
información es tratada como una cantidad física De lo que se trata entonces es de medir la canti-
similar a la masa o la energía. Los elementos pro- dad de información que transporta un mensaje por
pios del sistema se pueden considerar como análo- relación a cualquier otra información que resulta-
gos a los de un sistema de transporte y, de hecho, ría a partir de cualquier combinación imaginable
tal como veremos en el capítulo dedicado a redes y de una colección de símbolos dados que pueden
tal como puede apreciarse en cualquier comenta- tomar valores en un determinado rango. Desde este
rio periodístico actual sobre las "autopistas de la punto de vista, lo que resulta relevante es que se
información" pero también en la literatura técnica, haya escogido un mensaje particular (un símbolo
la analogía es adecuada y fructífera. particular) en lugar de otro. Esto quiere decir que
El sistema de comunicación de que se parte cons- si tan sólo hay un mensaje posible a transmitir, no
ta de los siguientes 5 elementos: 1) una fuente de hay información; la medida de la información es 0.
información que origina un "mensaje"; 2) un trans- Si hay dos mensajes posibles la información es
misor que transforma o codifica esta información mínima pero existe; si necesitamos conocer si se
para adaptarla al medio de transmisión (el mensaje ha producido un determinado suceso y la respuesta
así transformado se denomina "señal"); 3) un ca- sólo puede ser "sí" o "no" recibir una de estas dos
nal a través del cual circula la señal. A lo largo de respuestas es información. La incertidumbre se ha
la trasmisión por el canal la señal puede quedar eliminado.
alterada por diversas causas que se engloban gené- Es, de hecho, esta incertidumbre lo que se trata
ricamente bajo la denominación de "ruido"; 4) un de medir inicialmente. Y la relación entre el men-
receptor que transforma o descodifica la señal para saje recibido y el número de mensajes posibles es
recuperar el mensaje original; 5) un destinatario de lo que nos da una estimación precisa de la cantidad
la información(figura 13). de información que se nos ha suministrado. La fór-
Al igual que ocurriría con un sistema de trans- mula propuesta por Shannon para concretar esta
porte, aparecen dos cantidades importantes, la ma- noción es
teria prima que se transporta y la capacidad del n
canal. ¿Cómo medir esta materia prima? Aquí se
produce una distinción importante entre el uso téc-
H =− ∑ p log p
i =1
i i

nico de la palabra "información" y su uso corrien- donde H es la "cantidad de información" y p es la


te. Tendemos a asociar espontáneamente la noción "probabilidad de que se produzca determinado
de información a la de significado. Sin embargo, mensaje". Como la fórmula puede parecer abstru-
como se dice explícitamente en la obra que esta- sa a quien no sienta demasiada simpatía por los
mos comentando, "los aspectos semánticos de la sumatorios y los logaritmos, comentaremos breve-
comunicación son irrelevantes para la transmisión mente su significado.
de la información". Evidentemente, el significado Si tan solo hay un mensaje que no tiene alterna-
de un mensaje depende de tal variedad de factores, tiva estamos ante un "suceso seguro" cuya proba-
subjetivos, culturales, contextuales que su trata- bilidad es "1". Por lo tanto H = 0 (el logaritmo de 1
miento científico es en principio inabordable. De en cualquier base es 0 pues x0 = 1). Por otro lado,
lo que se trata es de transmitir con fidelidad un la probabilidad de cualquier suceso siempre está
mensaje, sea una secuencia de letras o una colec- comprendida entre 0 y 1 y el logaritmo de un nú-

Fuente de
Transmisor Receptor Destino
información

mensaje señal ruido señal mensaje

Figura 13 Elementos de un sistema de transmisión de información

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 49

mero que está entre 0 y 1 es negativo; el signo me- En la exposición anterior se ha considerado un
nos delante de la fórmula asegura entonces que la mensaje aislado. Es evidente que, en general, lo
información siempre será positiva o nula. El rango que recibiremos es una secuencia de mensajes. Si,
de valores posible de H va desde 0, cuando el su- como también ocurrirá en la gran mayoría de los
ceso ocurrirá con toda certeza, hasta lg N (repre- casos, estos mensajes están relacionados entre sí,
sentaremos "log2" por "lg") correspondiente al caso la fórmula puede generalizarse para tomar en con-
en que todos los sucesos son igualmente probables sideración la estructura del lenguaje, que no es
(tienen una probabilidad de 1/N), lo que corres- puramente aleatoria. En el caso del lenguaje co-
ponde a la máxima incertidumbre. mún, el lenguaje escrito, el mensaje mínimo es un
La fórmula está expresada con total generalidad carácter. Pero los caracteres están relacionados por
con lo que cubre todos los casos, incluyendo aque- una estructura interna de tal modo que determina-
llos en los que la probabilidad de los diferentes das secuencias se dan con mucha mayor probabili-
sucesos sea diferente, esto es, que por ejemplo, el dad que otras. Cada cierto número de caracteres,
suceso 1 tuviera una probabilidad p1 = 1, el suceso que raramente supera una cifra media, habrá un
2 una probabilidad p2 = 1/2, el suceso 3 una proba- espacio de separación. Las vocales y las consonan-
bilidad p3 = 1/4, etc. En los casos que nos pueden tes se alternan con cierta regularidad. Ciertos gru-
interesar la situación es más simple. Si aplicamos pos consonánticos aparecen unidos con frecuencia
esta fórmula al caso de una elección entre dos ca- y otros no. Todo esto es susceptible de medición y
sos igualmente posibles nos dará como resultado pueden crearse tablas estadísticas similares, pero
H = 1. Este resultado se toma como unidad de in- más sistemáticas, a las que Edgar Allan Poe mane-
formación y se denomina "1 bit". Hablaremos más ja en "El escarabajo de Oro" un cuento precursor
de unidades en el próximo capítulo. Si la aplica- de alguno de los principios básicos de la criptogra-
mos al caso de la elección entre 8 casos igualmen- fía.
te posibles obtendremos que H = (1/8 × lg 1/8) × 8 Si codificaramos las 26 letras del alfabeto en un
= 3 bits. código binario, sin tener en cuenta su frecuencia,
Esto puede apreciarse intuitivamente en la figu- la cantidad de bits requeridos sería de 4.7 (lg 26).
ra 14 . Vemos que, en el segundo caso, la cantidad Sin embargo, mediante diversos análisis estadísti-
de información se corresponde con el número de cos Shannon demostró que, en un texto normal en
niveles de un árbol binario en el que cada nivel se inglés no hay, de hecho, sino alrededor de 1 bit de
corresponde con una decisión que hay que tomar información por letra. Es decir, si se eliminara la
entre diferentes subcasos posibles; podemos divi- cantidad de redundancia que hay en la mayoría de
dir todos los casos en dos grupos con la certeza de los idiomas podríamos comunicarnos con 2 letras
que la respuesta estará en uno de los subgrupos y en lugar de 26 sin perdida substancial de conteni-
continuar esta división hasta alcanzar el nivel equi- do. Una confirmación intuitiva de que esto es efec-
valente a 1 bit, representado en la parte izquierda tivamente así es que podemos eliminar un conside-
de la figura.
Otro modo de apreciar el sentido de esto mismo
es pensar en un juego como el de "adivinar un per- 1 bit
sonaje". Si los jugadores hacen preguntas sistemá-
ticas del tipo "¿es un hombre?" o bien "¿vive en el
hemisferio norte?" de tal modo que las respuestas
dividan aproximadamente en dos los casos posi-
bles, es posible, con 20 preguntas, decidir entre algo 2 bits
más de 1 millón de posibilidades puesto que 224 =
1 048 576 (o, si se prefiere, puesto que lg 1 048 3 bits
576 = 24).
Sobre la capacidad de un canal, otra noción fun- 1
8
1
8
1
8
1
8
1
8
1
8
1
8
1
8
damental en la teoría de la información, volvere-
mos en el capítulo 8, dedicado a redes. Concluire-
mos este apartado con otro concepto clave en teo- Figura 14 Árbol binario correspondiente a la
ría de la información, el de redundancia. elección entre 8 posibilidades iguales

Segunda edición: mayo de 2000


50 Aplicaciones informáticas en arquitectura

rable número de letras e incluso palabras comple- caso de la informática a la elección de un mensaje.
tas de un texto y su contenido sigue siendo com- La emergencia del concepto científico de infor-
prensible. mación y su relación con el concepto termodiná-
Otro tanto ocurre en los mensajes gráficos. Las mico de entropía puede remontarse a 1871, fecha
técnicas de compresión de archivos de imágenes, en que Maxwell propuso una famosa imagen, la de
que veremos en el capítulo 6, se basan en la codi- un diablo malicioso, dotado de increíbles poderes,
ficación de la redundancia de tal modo que se re- situado junto a un orificio que comunicase dos re-
duzca la cantidad de información que se envía. Si cipientes a diferente temperatura. La segunda ley
una imagen representa un cielo de un color azul de la termodinámica nos dicen que estos dos reci-
uniforme que se va degradando según una pauta pientes alcanzarían la misma temperatura en un
susceptible de análisis, no es necesario transmitir tiempo determinado puesto que la velocidad de sus
todos y cada uno de los puntos de color sino que moléculas iría convergiendo hacia un valor similar
basta con enviar una fórmula que describa cómo debido a los incesantes choques entre ellas. Sin
obtener los valores para cada punto. embargo, el malicioso demonio podría alterar este
Todo esto no debe hacer pensar, sin embargo, resultado abriendo y cerrando con rapidez el orifi-
que la redundancia es algo innecesario. Es, por el cio de tal modo que tan sólo las moléculas más
contrario, una característica de todo lenguaje que veloces pasaran de uno a otro recipiente.
cumple dos funciones fundamentales. En primer En 1929, uno de los colegas húngaros de von
lugar, sirve para prevenir errores; la reiteración de Neumann, Leo Szilard, propuso en un artículo pu-
un mensaje es una garantía contra los errores de blicado en alemán ("Uber die Entropie-
transmisión y todos los sistemas informáticos son verminderung in einem Thermodynamischen
deliberadamente redundantes precisamente por esta System bei Eingriffen Intelligenter Wesen",
razón. En segundo lugar, la redundancia propor- Zeitschrift fur Physik 53, p 840) que la respuesta a
ciona información adicional sobre el sentido de un esta paradoja debía formularse en términos
mensaje. Para tomar un ejemplo famoso de Frege, informacionales. La entropía que pierde el gas de-
la frase "el lucero matutino" y la frase "el lucero bido a la acción del demonio de Maxwell debe igua-
vespertino" tiene una misma referencia, designan larse a la información que este ser obtiene acerca
un mismo objeto (Venus) por lo que cabría califi- del estado de las partículas. De aquí surgió la idea
carlas de redundantes. Pero su sentido es distinto; de definir la información como una especie de
implican un conocimiento, que se afirma indirec- entropía negativa que introduce orden en un siste-
tamente y que no era asequible a nuestros antepa- ma dado. Von Neumann utilizó este concepto en
sado remotos. Similarmente, la reiteración, cuan- una explicación personal de la dinámica cuántica.
do no es retórica vacía, aumenta el contenido de un Este concepto lo recuperó en sus debates con
mensaje de un modo que se hurta a la capacidad de Shannon al que le hizo ver estas conexiones histó-
codificación informática y que hay que prevenir ricas que, al parecer, Shannon desconocía pues
que no sea destruido por una codificación excesi- había llegado a sus formulaciones mediante desa-
vamente "eficaz". rrollos de otro tipo.
Según cuenta el propio Shannon, no está muy
Entropía e información claro si en serio o en broma, von Neumann le sugi-
rió que utilizará el término "entropía" como alter-
La fórmula que hemos visto en el apartado anterior nativa al de "información" puesto que "al ser este
para especificar la cantidad de información es for- un término científico de significado nada claro le
malmente idéntica a ciertas fórmulas dadas para la proporcionaría una clara ventaja en los debates
entropía por Boltzmann, en el siglo pasado, y en el científicos". En cualquier caso es un hecho que
contexto de la aplicación de la mecánica estadísti- Shannon utilizó indistintamente ambos términos en
ca a la termodinámica. En ambos casos, tanto en la los escritos posteriores a la teoría matemática de la
teoría de la información como en la termodinámi- comunicación.
ca, esta fórmula puede a su vez ser considerada La concepción de la información como una no-
como una medida del azar. En el caso de la termo- ción de significado inverso al de entropía y, con
dinámica la incertidumbre estaría referida a la po- ella, de la vida como transmisión de información y,
sición de un punto en el espacio de fases. En el así, como una isla de orden que puede mantenerse

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 1. Sobre algunos conceptos fundamentales 51

y crecer en un océano de desorden, es una idea tan


poderosa que no necesita comentarios adicionales
y parece una buena manera de concluir este capítu-
lo introductorio a algunas de las ideas principales
que han impulsado la evolución de la informática.

Figura 15 De arriba abajo y de izquierda a derecha: Wiener, Von Neumann,


Turing y Shanonn

Segunda edición: mayo de 2000


Primera parte

Sistemas de generación de formas e imágenes.


Anteproyecto

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 55

Capítulo 2 . Recursos básicos. Programas y máquinas


Como hemos visto en el capítulo anterior, los prin- servirá, o así lo esperamos, para aclarar el sentido
cipios fundamentales que han orientado el desa- que tienen, en la práctica, algunos de los concep-
rrollo espectacular de la informática surgieron a tos más abstractos que ya han aparecido en el capí-
mediados de este siglo, en un período que pode- tulo anterior.
mos situar entre 1935 y 1955. Al finalizar el siglo, Para aligerar la exposición y hacerla más fácil-
tanto la rapidísima difusión como el abaratamiento mente asimilable se ha prescindido en este capítu-
o la diversidad de productos complementarios de lo de todo lo referente a redes. De esto se tratará en
que se abastece la industria informática habrían, el capítulo 11 que puede considerarse como una
probablemente, sorprendido a los propios precur- continuación de este.
sores de este desarrollo pese a su notable capaci-
dad como visionarios de un futuro que pocos cree- 1 Información. Bits. Parámetros básicos
rían tan cercano. Como recuerda Negroponte, si
los automóviles se hubieran desarrollado al mismo Los términos "información", "dato" o "conocimien-
ritmo que los ordenadores, en estos últimos años to" están estrechamente ligados pero no significan
del siglo podríamos tener un modelo especial de lo mismo. Un dato es algo que puede permanecer
Rolls Royce, por algo menos de 300 pesetas, con impermeable al conocimiento durante siglos, como
la potencia de un trasatlántico y que podría dar 25 ocurre con los jeroglíficos tallados sobre piedra,
veces la vuelta al mundo con 1 litro de gasolina. aunque sea portador de información. El conoci-
Pero si procuramos que los árboles no nos impi- miento de un artista sobre el modo en que debe
dan ver el bosque, comprobaremos que los recur- actuar para conseguir determinados resultados es
sos informáticos básicos, las máquinas de que dis- también información. Pero no puede ser almace-
ponemos y los programas y aplicaciones que fun- nada por medio de datos y, en este sentido, no es
cionan sobre estas máquinas, pueden agruparse en información en el sentido que ha adquirido esta
una serie de categorías generales y que estas cate- palabra en los últimos años.
gorías o funciones genéricas pueden calibrarse por En informática, se denomina información aque-
medio de una serie de parámetros cuya evolución llo que puede ser transmitido por medio de datos
es en buena medida previsible. unívocos a lo largo de canales normalizados y que
La finalidad de este capítulo, bastante largo y puede ser descifrado si se conoce el código o códi-
que, por resultar más útil a quienes va destinado, gos en que se basa. La unidad mínima de informa-
se adentra en algunas descripciones o referencias ción es "si" o "no". Un "sí" o un "no" se codifican
que quedarán obsoletas en pocos años, es propor- por medio de un BIT, acrónimo de Binary digIT. El
cionar una serie de criterios generales que resistan origen del término se remite a finales de los 1940 o
lo mejor posible la prueba del tiempo y, sobre todo, quizás antes, y mantiene relación semántica con el
que proporcionen a los arquitectos y colaborado- significado corriente en inglés de «trozo» o «por-
res de despachos de arquitectura, términos de com- ción». Está aceptado por la Real Academia Espa-
paración, independientes de productos comercia- ñola que lo define como "1) Unidad de medida de
les y que sirvan para juzgar del mejor modo posi- información equivalente a la elección entre dos po-
ble si un determinado producto resultará útil para sibilidades igualmente probables" y "2) Unidad de
lo que realmente se pretende que sea útil. De paso medida de la capacidad de memoria, equivalente a

Segunda edición: mayo de 2000


56 Aplicaciones informáticas en arquitectura

la posibilidad de almacenar la selección entre dos abreviado como Gb, del latín "Gigantis", al que se
posibilidades, especialmente usada en los compu- le ha asignado el significado de mil millones; su
tadores". Su significado lógico es el de una varia- valor exacto es de 1024 Mb. El Terabyte, abrevia-
ble que sólo admite dos valores, 0 y 1. Su signifi- do como Tb, del griego "teras", "prodigio, mons-
cado físico es el de un estado que sólo admite dos truo"; su valor exacto es 1024 Gb.
situaciones: abierto o cerrado. En los primeros tiem- Resumiendo estos valores, el almacenamiento
pos de la informática esto se conseguía por medio de datos informáticos se mide en:
de válvulas. A partir de 1948 puede conseguirse
por medio de transistores que se combinan para bits unidad de información (0 o 1)
formar puertas lógicas. nibbles 4 bits (raramente utilizada)
Las capacidades de almacenamiento del volu- bytes 8 bits
men de información de los dispositivos Kilobytes (Kb) 1024 bytes
informáticos se miden en términos de bits y de sus Megabytes (Mb) 1024 Kb igual a
múltiplos superiores. La unidad que sigue a un bit 1024 × 1024 bytes
es un byte, unidad de almacenamiento igual a 8 Gigabytes (Gb) 1024 Mb igual a
bits. No está claro su origen aunque es obviamente 1024 × 1024 × 1024 bytes
una derivación de "bit" y, como este término, se Terabytes (Tb) 1024 Gb igual a
relaciona con "bite", "mordisco", "pequeña parte 1024 × 1024 × 1024 × 1024 bytes
de algo". Debido a que el alfabeto se codifica co-
rrientemente por medio de un código denominado Una página de texto de unas 40 líneas y unos 50
ASCII (siglas de American Standard for caracteres por línea ocuparía unas 2 Kb o unos 16
Information Exchange) y a que el código ASCII × 103 bits (figura 1, a). Un libro de unas 500 pági-
(extendido) utiliza 8 bits para grabar 256 caracte- nas ocuparía alrededor de 1 Mb o 8 ×106 bits (figu-
res (los números y las letras del alfabeto más una ra 1, b). Una imagen en blanco y negro, impresa en
serie de códigos adicionales) resulta que 1 byte un Din A4, con una resolución de unos 150 dpi,
equivale en la práctica a 1 carácter alfanumérico. ocuparía más o menos lo mismo que el libro de
A veces se denomina "octeto" en lugar de byte. 500 páginas; con esto queda claro que una imagen
Las unidades superiores son las siguientes. El vale bastante más que mil palabras. Una imagen en
Kilobyte, abreviado como Kb, del griego "Kilo" color, del mismo tamaño que la anterior, y el doble
que significa "mil". En informática, debido al sis- de resolución (300 dpi), es decir, una imagen que
tema de numeración binario su valor exacto es de podría figurar en un libro de mediana calidad con
1024 bytes. El Megabyte, abreviado como Mb, del ilustraciones a color, ocuparía algo más de 108 (fi-
griego "mega" que significa "grande"; su valor gura 1, c; para obtener el resultado exacto basta
exacto en informática es de 1024 Kb. El Gigabyte, multiplicar la anchura en pulgadas, por la altura en
pulgadas, por la resolución y por 24; la razón de
este cálculo se explicará en el capítulo dedicado a
18
Volumen de Información en Bits

10 imágenes. Una película de vídeo de unos 120 mi-


nutos de duración ocuparía unos 4 × 109 bits (figu-
1015
ra 1, d), un poco más de lo que ocuparía la Enci-
10
12 clopedia Británica (que tiene unas 25 000 páginas)
y algo menos que el número de neuronas del cere-
10 9 bro, que quizás puede relacionarse, más o menos
10
6 directamente con su capacidad de procesamiento
de información, y que se estima que está entre 1010
3
10 y 1011 (figura 1, e).
En fin, la memoria principal del procesador (me-
A B C D E F moria RAM) requerida para trabajar adecuadamen-
te con un programa de CAD debería ser como mí-
nimo, en 1999, de unos 32 Mb, mejor 64 Mb. Es
Figura 1 Comparación de diferentes volumenes aún más recomendable contar con 128 Mb si se va
de información a trabajar con archivos de gran tamaño. Y debería

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 57

los Iomega Zip, unos 30 ms, el de un CD alrededor


-3 de los 100 ms. Se mide en microsegundos el ciclo
Velocidad en Segundos

10
de máquina (figura 2, b). Se mide en nanosegundos
10 -6 (ns) el tiempo de acceso a la memoria RAM, que
puede ser del orden de los 10 a 30 ns (figura 2, c).
10
-9 Se mide en nanosegundos, picosegundos o
femtosegundos el tiempo de conmutación en un
-12
10 transistor (figura 2, d, e).
-15
Sin embargo no debe pensarse que en el interior
10 de un ordenador las velocidades vienen dadas por
estas cifras. Hay, al menos, un factor que retarda
E D C B A
las velocidades y otro que las acelera. El factor que
las retarda es debido a lo que se conoce como ve-
Figura 2 Comparación de velocidades de acceso locidad de sincronismo. El que las acelera es debi-
a diferentes dispositivos do a lo que se conoce como procesamiento en pa-
ralelo.
La velocidad de sincronismo es lo que podría-
de ir acompañada de un disco duro con espacio mos caracterizar como "el pulso característico" de
para almacenar el programa, los archivos de traba- un ordenador. Debido a que los cientos de miles de
jo y los archivos complementarios generados, sin operaciones que se realizan en el interior de un or-
contar con otros programas de apoyo. Lo que pue- denador deben estar exactamente sincronizadas, la
de llevar fácilmente estos requisitos a un mínimo transferencia de datos se realiza a partir de pautas
de 400 u 800 Mb libres, lo que supone contar con temporales exactas a las que deben ajustarse todas
al menos 2 Gb de espacio total en el disco. las operaciones. Esta pauta depende del procesador
y es una cifra que debe resultar familiar a cualquie-
Modos y velocidades de transmisión ra que posea un ordenador pues ha marcado la di-
ferencia entre los diferentes modelos que han ido
La capacidad de almacenamiento es un concepto surgiendo cada año. Se mide en ciclos por segun-
sencillo que significa poco hasta que no aclaremos do; un ciclo por segundo es una unidad que se de-
cómo y a qué velocidad se transmiten estas canti- nomina "herzio" en honor del físico alemán
dades. La velocidad de transmisión implica al me- Heinrich Hertz que en 1883 detectó las ondas elec-
nos dos parámetros; la velocidad en sí misma y la tromagnéticas.
capacidad del canal por el que circulan estos da- Los microprocesadores que hacían funcionar los
tos. Ninguno de estos parámetros es simple ni pue- primeros PCs tenían velocidades casi diez veces
de desentrañarse hasta que no se tengan en cuenta inferiores a las actuales. El 8086, puesto en circu-
los diferentes modos de comportamiento de un or-
denador. Este apartado servirá de breve introduc-
ción al tema. 500
La velocidad de acceso o velocidad elemental
Velocidad en MHz

de transmisión y transferencia de datos entre dis- 400


positivos se mide en:
300
milisegundos 10-3 seg
microsegundos 10-6 seg 200
nanosegundos 10-9 seg
picosegundos 10-12 seg 100
femtosegundos 10-15 seg
Se mide en milisegundos (ms) el tiempo de ac- 1982 84 86 88 90 92 94 96 98 2000
ceso al disco (figura 2, a). El tiempo de acceso a
un disco duro de velocidad media puede ser del Figura 3 Evolución de la velocidad de
orden de los 14 ms, el de un disco magnético como sincronismo de los PCs en los últimos años.

Segunda edición: mayo de 2000


58 Aplicaciones informáticas en arquitectura

los ordenadores para gestionar volúmenes ingen-

38
19
2

9
2.5×10

4.2×10
6.5×10

3.4×10
1.8×10
tes de información mientras que, por otro lado, im-
pone una presión difícilmente superable sobre los
1

núcleos de control. La discusión admite una analo-


gía con las actividades humanas pues es evidente
que muchas personas trabajando a la vez en una
misma tarea avanzan con mayor rapidez, hasta cier-
to punto en el que la coordinación es difícil de man-
1 8 16 32 64 128 tener.
La velocidad real depende de muchos otros fac-
Figura 4 Volumen de información transmitido en tores que no pueden tenerse en cuenta en esta pre-
sentación sumaria. Los programas de CAD que fun-
paralelo con diferentes anchuras de canal
cionan sobre plataformas potentes miden su rendi-
lación por Intel en 1981 funcionaba a 6 MHz.El miento en MIPS, siglas de Millions of Instructions
80286, en 1984, 10 MHz, el 80386, en 1985, al- per Second, millones de instrucciones por segun-
canzaba los 33 MHz, el 80486, en 1989, los 66. do. Es uno de los parámetros que se utilizan para
Con la familia de los Pentium, iniciada en 1994, evaluar el rendimiento de un ordenador y que pue-
estos valores pasaron sucesivamente de los 90 MHz den dar una idea más exacta de su velocidad real.
a los 133, 166, 200, y 233 en 1997 y 300 y 400 en En el caso de los PCs los datos se refieren compa-
1998. La figura 3 muestra la evolución de los dife- rativamente al rendimiento de un VAX 11/780. Se
rentes modelos de microporcesadores por lo que estima que un i386/16 tenía un rendimiento de 4
respecta a su velocidad en MegaHerzios mips; un i386/20, 5.6 mips; un i386/25, 8.5 mips;
El otro factor es el procesamiento en paralelo un i386/33, 11.4 mips; un i486/33, 27 mips; un
que se ilustra en la figura 4 para las anchuras de i486/50, 40 mips. Los Pentium están por encima
canal más corrientes. Se entiende por procesamiento de los 100 mips. Al igual que ocurre con la veloci-
en serie la transmisión de datos en modo secuencial. dad de sincronismo, medida en MegaHerzios, debe
Y se entiende por procesamiento en paralelo un tenerse en cuenta sin embargo que este no es sino
modo de conexión, interna o externa, en el que los un factor que se debe tener en cuenta junto con
datos o los procesos se transfieren o se desarrollan otros factores. También se utiliza como unidad de
simultáneamente en paquetes de tamaño prefijado. medida, sobre todo en grandes ordenadores, los
La anchura del canal o bus de transmisión se mide FLOPS, acrónimo de FLOating Point operations
también en bits y puede calcularse la capacidad del per Second, operaciones en coma flotante por se-
canal elevando 2 al exponente dado por esta an- gundo. El Cray-2, fabricado en 1986, un famoso
chura. Los primeros procesadores contaban con superordenador, tenía un rendimiento de 1
buses internos de 4 bits; esta cifra ascendió pronto Gigaflop, es decir mil millones de operaciones en
a 8, luego a 16 y luego a 32 o 64 bits que es el coma flotante por segundo. El rendimiento de los
tamaño de bus de los modernos procesadores y que más potentes ordenadores actuales se mide en
permite direccionar como mínimo 232 bits frente a Teraflops y algunos expertos consideran que se al-
los 28 de los procesadores primitivos. Todo esto es canzará la cifra de los 1000 Teraflops en la prime-
bastante parecido a lo que ocurre con los carriles ra década del 2000. Las máquinas más rápidas de
de las autopistas; es evidente que cuanto más carri- que se tenía noticia a finales de 1998 eran el Intel/
les haya más coches podrán circular; algo similar Sandia con una velocidad de 1,8 Teraflops propor-
ocurre con el procesamiento en paralelo. cionada por 9.152 Pentiums en paralelo y el Blue
El término paralelismo a venido a significar, Pacific de IBM, con una velocidad de 3.9 Teraflops
por extensión, una organización o estructura que proporcionada por 5.865 procesadores (15.000
enfatiza las conexiones simultáneas como modo de veces la velocidad de un PC corriente). Nec anun-
aumentar la velocidad de transferencia de los da- ciaba por estas fechas la próxima aparición del SX-
tos. El procesamiento en paralelo es un tema de 5, capaz de procesar a 4 Teraflops.
controversia a nivel teórico pues, por un lado, se
considera el único modo de franquear barreras
cuantitativas por lo que respecta a la capacidad de

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 59

nador. Cualquier dato o instrucción es traducido


en última instancia a lenguaje máquina que con-
siste exclusivamente en series de 0s y 1s. Los 0 se
H O L A convierten en señales de bajo voltaje relativo. Los
72 79 76 65 1 se convierten en señales de alto voltaje relativo.
Las diferencias de voltaje pueden ser del orden de
4F los 5 voltios.
48 4C 41 En la práctica, los programadores utilizan el len-
1001000 1001111 1001100 1000001
guaje hexadecimal, sistema de numeración en base
16, debido a que permite representar potencias de
2 de un modo compacto; un programa interno tra-
duce los números hexadecimales a binarios. Los
primeros 16 números hexadecimales se represen-
tan como
Figura 5 Codificación ASCII de la palabra
0,1,2,3,4,5,6,7,8,9,A,B,C,D,E,F
"hola" en decimal, hexadecimal y binario
El número decimal 17 es F0. También se utiliza, o
Codificación y normalización se utilizaba, más raramente, en algunas aplicacio-
nes informáticas, el sistema octal, un sistema de
La enorme capacidad de almacenamiento y veloci- numeración en base 8.
dad de procesamiento de los ordenadores moder- La codificación requiere un código universal-
nos permite que cualquier tipo de dato, sea un tex- mente aceptado que permita compartir datos entre
to o una imagen, sea traducido a bits de modo prác- diferentes ordenadores. Existen diversas institucio-
ticamente simultáneo. Puede imaginarse este pro- nes, que colaboran en este sentido. La principal es
ceso como algo que tiene lugar a lo largo de miles la ISO, siglas de International Standards
de carreteras microscópicas con millones de puer- Organization, ("Organización Internacional de
tas que se abren y cierran automáticamente de tal Normalización") fundada en 1946 con la finalidad
modo que el tráfico va adquiriendo una forma pre- de racionalizar las unidades de medida y los patro-
cisa en cada instante. Esta forma es la que adopta nes utilizados por diversas industrias. Actualmente
la información transmitida. Su codificación elemen- tiene su sede en Ginebra, agrupa a unos 80 países y
tal, la accesible en última instancia por los progra- cuenta con más de 160 comités y alrededor de 2.200
madores, es una serie de datos que se representan subcomités y grupos de trabajo. El concepto clave
como series de 0s y 1s de estos acuerdos y de muchos otros que están por
El proceso de conversión de todo tipo de dato llegar es, desde un punto de vista informático, lo
en dato informático se denomina digitalización. Los que se denomina portabilidad, y que puede
términos "análogo" y "digital", como los términos
"átomo" y "bit" han venido a significar en la litera-
tura informática lo que caracteriza al mundo físico 48 57 65 90 97 122
por un lado y al informatizado por otro. La repre-
sentación en modo análogo es la representación 0 9 A Z a z
de datos en un rango de valores continuo, no enu- 4 6 126 135 163 167

merable, fenoménico, propio de las cosas reales tal • — ~ ‡ £ §


como se nos aparecen. La representación analógica 169 174 176 177 181 182
reproduce efectos característicos, vibraciones o mo-
vimientos, del objeto representado. La representa- © ® ° ± µ ¶
ción en modo digital es la representación de datos 188 190 215 216 222 223

en un rango de valores discreto, enumerable, ¼ ¾ × Ø Þ ß


cuantificable.
El sistema binario es el sistema de numeración
en que se basan todos los ordenadores pues se adap- Figura 6 Códigos ANSI correspondientes a
ta de modo directo al "lenguaje propio" del orde- diferentes caracteres

Segunda edición: mayo de 2000


60 Aplicaciones informáticas en arquitectura

definirse como la capacidad de un programa para 2 El soporte lógico


funcionar en diferentes tipos de plataformas.
La normalización es, por consiguiente, la regu- El soporte lógico o software de un ordenador de-
larización de la forma en que se presenta un deter- signa a sus componentes operacionales, esto es, a
minado soporte físico o lógico. La normalización los programas que lo hacen funcionar, entre los que
es una liberación para los usuarios y una victoria o deben situarse en primer lugar las rutinas integra-
una derrota para los productores. La historia de la das en la placa base así como las propias de las
informática (como la de otras historias) puede con- controladoras de periféricos, en segundo lugar el
tarse como la historia de unos productos para im- sistema operativo y, por último, los programas de
poner su norma sobre otros. En cada momento de aplicación que almacena o puede almacenar un or-
esta historia hay unas normas oficiales y unas nor- denador. El término soft, significa literalmente
mas de hecho que luchan por convertirse en oficia- "blando", por contraposición a hard, hardware,
les. Las normas oficiales, por otro lado, pueden "duro"; ware significa "artículo, mercancía". El
convertirse en obsoletas si no son aceptadas por software y el hardware pueden considerarse las dos
grupos industriales poderosos. Algunas de las prin- partes principales de un ordenador, algo así como
cipales instituciones que emiten normas reconoci- su forma y su materia. La traducción que aquí se ha
das son, además de ISO, ANSI (consultar el glo- adoptado es la de "soporte lógico" frente a "sopor-
sario), CCITT (id), o IEEE (id). Las normas afec- te físico". Los términos más utilizados siguen sien-
tan a códigos tales como el código ASCII (id) o el do los de hardware y software.
código EBCDIC (id) o el código UNICODE (id) o La codificación dota de un léxico a los progra-
a protocolos de organización de programas tales madores. Si existe la posibilidad de que este léxico
como el PHIGS, interfaces de hardware como el se traduzca en última instancia en modificaciones
RS-323 o medios de almacenamiento. reales de un dispositivo físico, están puestas las
La figura 5 muestra la codificación de la pala- bases para lo que se denomina programación, una
bra "hola" en código ASCII y en los sistemas deci- secuencia o conjunto de operaciones, estructuradas
mal, hexadecimal y binario. La parte inferior de la de tal modo que puedan realizarse de modo auto-
figura muestra la representación de distintos mático para llevar a cabo una acción determinada.
voltajes que estarían asociados a la representación Un programa consta básicamente de una función o
binaria. Si se trabaja con el sistema operativo rutina principal, que organiza toda una serie de fun-
MSDOS o MSWindows se obtiene el mismo re- ciones, rutinas y subrutinas secundarias. Las fun-
sultado pulsando las letras correspondientes que si ciones pueden haberse creado con anterioridad, sea
se introduce su código. Para introducir el código por el propio usuario, sea por otros desarrolladores,
de un carácter ASCII basta teclear el número co- y estar disponibles para el programador que puede
rrespondiente mientras se mantiene apretada la te- concentrarse en el modo de relacionarlas entre sí.
cla Alt. Para llevar a cabo todo esto se necesita un lengua-
Como la tabla de codificación admite hasta 256 je de programación que permita formalizar todo el
caracteres hay bastantes más disponibles aparte de proceso. El resultado final es la creación de un pro-
los usuales, una ventaja interesante que pocos usua- grama de aplicación. Un programa de aplicación,
rios aprovechan. Debe tenerse en cuenta, sin em- esto es, un programa destinado a resolver proble-
bargo, que bajo MSWindows se utiliza el código mas específicos de un determinado sector de tra-
ANSI que es una variante del anterior en el que la bajo, puede considerarse como un programa de
codificación de los caracteres corrientes, números programas, un programa que articula diferentes ti-
y letras, es idéntica a la codificación ASCII, pero pos de ordenes, a menudo más de un centenar, cada
los caracteres menos usuales pueden tener códigos una de las cuales realiza una tarea específica y puede
distintos. Para introducir el código de un carácter incluso haber sido desarrollada por un programa-
ANSI hay que teclear el número correspondiente, dor especializado.
precedido de un "0" mientras se mantiene apretada La programación de los últimos años está cada
la tecla Alt. La figura 6 muestra los códigos co- vez más apoyada en funciones y desarrollos pre-
rrespondientes a letras y números corrientes (en este vios que pueden tratarse como módulos unitarios.
caso los códigos son correlativos) y a otros signos Se conoce por programación estructurada la or-
menos corrientes pero que pueden resultar de utili- ganización explícita de un programa en módulos
dad.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 61

relativamente independientes que son llamados Lenguajes


secuencialmente por un módulo principal. Un paso
más en la dirección de dar autonomía a los módu- Si se cuenta con la posibilidad de realizar opera-
los, que supone variaciones importantes con res- ciones elementales que, concatenadas dan lugar a
pecto a la programación estructurada es la orien- funciones elementales y se cuenta además con la
tación a objetos, un desarrollo relativamente re- posibilidad de codificar los datos en el mismo có-
ciente que introduce conceptos y técnicas nuevas digo que las funciones y de relacionar datos y fun-
que aumentan la flexibilidad de la programación y ciones por medio de reglas precisas (que son a su
sus posibilidades. vez funciones) se cuenta con un léxico y una sin-
Veamos todo esta evolución con mayor detalle. taxis. Es decir se cuenta con las bases para un len-
El concepto fundamental es el de algoritmo, que guaje. Un lenguaje informático está compuesto, al
ya hemos visto en el capítulo anterior: una secuen- igual que un lenguaje natural, por un léxico, unas
cia de operaciones programadas que resuelven un reglas sintácticas y unas reglas semánticas. El léxi-
problema genérico. Como vemos, la definición es co es una colección de palabras claves o palabras
la misma que la de programa y lo único que separa válidas, que están registradas como tal en el len-
a ambos conceptos es el número y complejidad de guaje. Las reglas sintácticas especifican el orden
las operaciones implicadas, así como el hecho de en que deben aparecer los términos y cuentan con
que en los programas datos y operaciones siguen signos auxiliares que permiten formar sentencias y
cursos muy diferenciados. Puede decirse que la expresiones. Las reglas semánticas especifican el
construcción de algoritmos constituye la base de la significado de los términos del léxico y de sus po-
programación. sibles combinaciones.
Un algoritmo que se repite una y otra vez en Los lenguajes informáticos se clasifican corrien-
diferentes contextos se denomina una rutina. Las temente en lenguajes de bajo nivel y de alto nivel.
rutinas pueden contener subrutinas, algoritmos aún Un lenguaje de bajo nivel no es un lenguaje lleno
más elementales que también se repiten del mismo de palabras soeces sino uno que se formula de un
modo. Las rutinas que cumplen una finalidad de- modo muy similar a como funciona la máquina y
terminada se denominan también funciones y es que cuenta con un número muy reducido de térmi-
corriente que se almacenen por separado, en bi- nos, lo que obliga a emplear un gran número de
bliotecas de funciones, de modo que puedan ser combinaciones sintácticas para formar expresiones.
llamadas fácilmente por un programdor para inte- El dibujo de una línea, por ejemplo, puede reque-
grarlas en el programa que está escribiendo. rir muchas líneas de código para ser efectivo. Los
Las operaciones elementales que se llevan real- lenguajes de más bajo nivel son el lenguaje máqui-
mente a cabo al final de esta cadena se basan en na y el lenguaje ensamblador.
buen medida en la aplicación de una lógica Un lenguaje de alto nivel cuenta con mayor nú-
booleana que, como hemos recordado en el capí- mero de términos y, por añadidura, con un gran
tulo anterior, se denomina así en homenaje al siste- número de términos compuestos (funciones aso-
ma desarrollado por el matemático inglés George ciadas) lo que le permite crear expresiones muy
Boole (1815-64) en su obra The laws of Thought sintéticas. El dibujo de una línea, para seguir con
(1854), ignorado en su época, y que constituye una el ejemplo, puede requerir no más de cuatro o cin-
base fundamental para los ordenadores actuales. co líneas de código en un lenguaje de alto nivel
Las operaciones básicas de la lógica booleana se gracias al recurso a una función previamente espe-
han descrito también en el capítulo anterior así cificada que, a su vez, puede ser relativamente bre-
como su automatización por medio de "puertas ló- ve y hacer poco más que llamadas a subfunciones
gicas" formadas por grupos de 2, 3 o 4 transisto- de interacción con el sistema gráfico.
res. Estas operaciones tienen lugar principalmente Los programas de aplicación pueden contar tam-
en la ALU, siglas de Arithmetic and Logic Unit, bién con lenguajes de alto nivel asociados que per-
"Unidad aritmética y lógica", la parte principal de miten al usuario crear macros o incluso ordenes
la unidad central de un ordenador en donde se rea- adicionales mediante la combinación de términos
lizan las operaciones básicas. válidos que se apoyan a su vez en los términos del
lenguaje de alto nivel en que se ha creado la apli-
cación, que se apoyan a su vez en los términos pro-

Segunda edición: mayo de 2000


62 Aplicaciones informáticas en arquitectura

pios del lenguaje de bajo nivel asociado a la má- LENGUAJE NATURAL


quina específica que se está utilizando. Hay tam-
(5000-25000 palabras,
bién lenguajes intermedios que pueden ser utiliza- sintaxis flexible)
dos por varias aplicaciones que compartan una
misma plataforma de modo que tanto los
desarrolladores de programas como los usuarios APLICACIÓN SISTEMA OPERATIVO
puedan acceder a ellos. Ejemplos de esto son el
(300-700 palabras, (50-90 palabras,
lenguaje GL de Silicon Graphics en que se basa el sintaxis estricta) sintaxis estricta)
Open GL que permite crear con relativa facilidad
aplicaciones gráficas que funcionan bajo Windows.
El lenguaje de más bajo nivel, más cercano al
soporte físico, de todos los lenguajes de programa- LENGUAJE INFORMÁTICO DE
ción existentes, es el lenguaje máquina. El lengua- ALTO NIVEL
je máquina son ristras de 0s y 1s que se traducen a (20-40 palabras primarias (keywords))
diferencias de microvoltaje y a caminos cerrados o (Docenas de palabras secundarias
abiertos. Los primeros programadores que utiliza- en bibliotecas de funciones)
ron el sistema binario escribían sus códigos en len-
guaje máquina lo que supone una proeza difícil de
imaginar y una limitación importante a la hora de LENGUAJE ENSAMBLADOR
refinar o revisar los programas. Pronto se introdu-
(10-20 palabras-instrucción
jo un simbolismo básico que permitía representar
en símbolos-letra)
largas series de 0s y 1s por palabras de tres o cua-
tro letras (en lenguaje ensamblador) y un progra-
ma capaz de traducir estos símbolos a lenguaje má-
quina y de detectar errores sintácticos y, posterior- LENGUAJE MÁQUINA
mente, lógicos, denominado compilador. Cada fa- (10-20 palabras-instrucción
milia de máquinas necesita un compilador especí- en binario)
fico que traduzca los códigos del lenguaje a opera-
ciones físicas concretas. Todos los ordenadores que
utilizan procesadores de la familia 8086 de Intel, BLOQUES LÓGICOS
por ejemplo, utilizan el mismo lenguaje máquina.
En un nivel inmediatamente superior al lengua-
je máquina está el lenguaje ensamblador. Cada CIRCUITOS INTEGRADOS
orden o sentencia en lenguaje ensamblador se tra-
duce a una sentencia equivalente al lenguaje má- Figura 7 Ordenación de lenguajes de
quina pero el lenguaje ensamblador utiliza símbo- programación por su mayor o menor cercanía al
los que pueden ser fácilmente memorizados en lu-
lenguaje humano o al lenguaje máquina
gar de ristras de 0s y 1s. Por esta razón los lengua-
jes ensambladores concretos son dependientes del na, detecta errores sintácticos y lógicos y genera
hardware y, aunque hay un lenguaje ensamblador un programa ejecutable. Todos los lenguajes prin-
genérico, con códigos comunes, cada máquina con- cipales de alto nivel van provistos de compiladores.
creta requiere desarrollos distintos. Los códigos del A partir de aquí pueden crearse diferentes len-
lenguaje ensamblador son traducidos a lenguaje guajes de programación. La figura 7 muestra un
máquina por el compilador. cuadro que resume los diferentes tipos de lengua-
Para que los símbolos utilizados por el lenguaje jes y la figura 8 un cuadro que resume la evolución
ensamblador o cualquier otro lenguaje de superior de los principales que se usan en la actualidad. El
nivel puedan ser traducidos a lenguaje máquina se primer programa de uso generalizado fue el
necesita, como ya hemos avanzado en los dos pá- FORTRAN, acrónimo de FORmula TRANslation.
rrafos anteriores, un lenguaje o programa interme- Fue introducido en 1954 por IBM, se considera el
dio denominado compilador. Es un programa que primer lenguaje de alto nivel desarrollado de un
traduce lenguajes de alto nivel a lenguaje máqui- modo efectivo y sigue siendo uno de los principa-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 63

les lenguajes de programación, principalmente en 1978 en los Laboratorios Bell. Estaba basado en el
áreas relacionadas con la matemática, la ingeniería lenguaje B, escrito por Ken Thompson en 1970,
y las aplicaciones científicas en general. Fue una como derivación del lenguaje BCPL derivado a su
creación conjunta de varios científicos entre ellos vez del APL; el nombre "C" hace honor a estos
Ruitzhauser, en 1951, para la calculadora Zuse 4, antecesores. Desde mediados de la década de los
Murray Hopper, en 1952, para el compilador A0 1980 se ha convertido en el lenguaje principal con
utilizado en el ordenador UNIVAC, y De Carlo, en el que se desarrollan la mayoría de los programas
1954, para el IBM 701. comerciales, incluidos los principales que se utili-
El Fortran era un lenguaje difícil de manejar. zan en aplicaciones informáticas en la arquitectu-
Para extender y facilitar el uso de la informática se ra. Es un lenguaje de alto nivel pero que se aproxi-
creó el BASIC, acrónimo de Beginners All purpose ma a un lenguaje de bajo nivel, lo que permite ge-
Symbolic Instruction Code, ("código de instrucción nerar programas muy compactos y eficaces a costa
simbólica de carácter general para principiantes"). de una mayor dificultad de sintaxis.
Fue desarrollado por los profesores John Kemeny A principios de los 1980, apareció el C++, ver-
y Thoms Kurtz a mediados de los 1960 en sión avanzada del lenguaje C, orientado a objetos,
Dartmouth College. Está considerado como el len- creado en 1983-85 por Bjarne Stroustrup, en AT&
guaje de programación más fácil de aprender y uti- Bell Laboratories a partir del desarrollo de la no-
lizar, si bien carece de las ventajas y la potencia de ción de "clase" incorporada al lenguaje C hacia
lenguajes como Fortran, Pascal o C. Su estructura 1980. El Object Oriented Programming, "progra-
es pobre y es poco compacto lo que genera progra- mación orientada a objetos" es otro concepto que
mas poco eficientes para aplicaciones profesiona- importa presentar en la medida en que supone el
les si bien sigue utilizándose extensamente. Otro nivel más alto hasta la fecha de condensación de
lenguaje que surgió por esta misma época fue el funciones en una entidad unitaria. El término sur-
COBOL, acrónimo de Common Business Oriented gió a principios de los setenta con un lenguaje de
Language, ("lenguaje común orientado a los nego- programación denominado SIMULA si bien el pri-
cios"), un lenguaje de programación utilizado de
modo principal en aplicaciones comerciales y ges-
tión de empresas. Fue uno de los primeros lengua-
jes de alto nivel, introducido en los 1960 y tiene 1950
una sintaxis más desarrollada que otros lenguajes
lo que lo hace fácilmente legible. Algol APL Fortran I Lisp
A comienzos de los 1970 surgió un nuevo con-
cepto, la programación estructurada, que implica- 1960 Fortran IV
Simula BCPL
ba una ascensión de nivel, es decir la posibilidad Basic
de organizar los programas a partir de módulos, Pascal B
Prolog
algo así como superfunciones o pequeños progra- 1970 C
mas que podrían ser llamados en el momento en Fortran 77
que se necesitasen por el programa principal. El Modula2
Small
primer lenguaje en que se implantó este concepto 1980 Talk
fue el PASCAL, un lenguaje de programación de Quick
alto nivel desarrollado a comienzos de los 1970 C++ Basic Common
Ansi C
Lisp
por el profesor suizo Niklaus Wirth. De relativa-
1990
mente fácil aprendizaje, con programación Java
estructurada y una sólida estructura lógica, se con-
virtió en el lenguaje de programación favorito en
las universidades. El nombre fue dado en honor de 2000
Modula3 Eiffel C VBasic Prolog
Blaise Pascal (1623-1662) que, como vimos en el Ada C++ Fortran Lisp Java
capítulo anterior, inventó lo que quizá fue la pri-
mera máquina de calcular conocida, en 1642.
A finales de los 1970 surgiría el C, desarrollado Figura 8 Evolución histórica de los principales
por Brian W. Kernighan y Dennis M. Ritchie en lenguajes de programación

Segunda edición: mayo de 2000


64 Aplicaciones informáticas en arquitectura

mer paso importante no se dio hasta los ochenta y primera versión comercial. En 1999 se ha conver-
el primer lenguaje de uso extendido creado con esta tido en el lenguaje de programación más utilizado
nueva filosofía fue SmallTalk desarrollado por la en todo el mundo, junto con C++, debido que reina
Xerox. El lenguaje C++ es en la actualidad el prin- sin competidores en cualquier aplicación que fun-
cipal lenguaje orientado a objetos con que cuentan cione sobre Internet.
los desarrolladores. Sin embargo este no fue su primer objetivo: lo
Tanto el Basic, como el Pascal, como el Delphi, que se pretendía era crear un lenguaje de progra-
cuentan en la actualidad con versiones específicas, mación que fuera independiente de los dispositi-
Visual Basic, Delphi y Visual C++, respectivamen- vos físicos con los que fuera a funcionar. Y esto es
te, que facilitan la programación bajo Windows de- lo que se consiguió: a diferencia de los lenguajes
bido, por un lado, a la situación hegemónica de esta anteriores, que requieren de un compilador que tra-
plataforma y, por otro lado, a la dificultad de ma- duzca su código al del tipo de máquina sobre la
nejar los cientos de funciones implicadas en el par- que va a funcionar, Java es independiente de la pla-
ticular funcionamiento de este entorno. Estas ver- taforma física. La compilación genera un formato
siones facilitan la tarea por medio de macros y fun- binario, independiente de la plataforma, que puede
ciones predefinidas que permiten al programador ser transportado con mucha mayor facilidad que
despreocuparse, hasta cierto punto, por conocer en los anteriores. Todo lo que se requiere es que el
detalle el funcionamiento interno del sistema so- ordenador tenga instalada una "máquina virtual
bre el que va a correr su aplicación. Java", algo que ocurre actualmente con todos los
Otros lenguajes dignos de mención son el navegadores de Internet, razón por la que este len-
PROLOG, acrónimo de PROgramming in LOgic guaje se ha convertido en pocos años en el favorito
("programación en lógica") un lenguaje de progra- de los internautas y ha dado lugar a cientos de
mación utilizado en Inteligencia Artificial, desarro- applets (pequeñas aplicaciones que funcionan en
llado en Marsella en 1972 por Colmenauer y Internet).
Roussel principalmente, con importantes contri- Pero por añadidura, Java es un lenguaje orien-
buciones de Kowalski desde Edinburgo, entre otros. tado a objetos con una estructura que permite ma-
Y el LISP, acrónimo de LISt Processing, ("proce- nejar de un modo adecuado la gran complejidad
samiento de listas"), un lenguaje de programación de las aplicaciones actuales. Puede decirse que per-
de alto nivel desarrollado, en su primera versión, tenece a un linaje con una cierta continuidad histó-
hacia 1960, por John McCarthy. Es uno de los prin- rica. Así como C tomó lo mejor de B, BCPL y APL
cipales o quizá el principal lenguaje de programa- y C++ amplió la sintaxis y el léxico de C con la
ción, junto con PROLOG, utilizado en Inteligencia noción de "clase", y todo lo implicado por esta
Artificial. Hay muchas variedades de LISP que han noción, esto es, el paso a la programación orienta-
sido desarrolladas, la principal de las cuales es el da a objetos, Java está basado en la sintaxis de C y
Common Lisp. La variedad simplificada AutoLisp, en la estructura de programación de C++. Es un
utilizada por AutoCad, ha contribuido a la gran lenguaje que resulta fácil de aprender si se cuenta
difusión de este programa al permitir a los usua- con una buena familiaridad con estos programas y
rios avanzados desarrollar ordenes propias median- que resulta más simple, pues su gestión de memo-
te este lenguaje que está integrado directamente en ria es menos engorrosa. Esto es una ventaja que
el programa general. conlleva un inconveniente: Java no puede sacar el
En 1995 se presentó el lenguaje JAVA que lan- máximo partido de una máquina concreta, como
zaría su primera versión comercial al siguiente año. ocurre con C++, y de ahí que resulte más lento (de
Java fue concebido y desarrollado por James 10 a 20 veces más que una aplicación equivalente
Gosling, Patrick Naughton, Chris Warth, Ed Frank en C++). Pero este inconveniente puede ser bas-
y Mike Sheridan, a partir de 1991, en Sun tante llevadero en muchos casos y palidece frente
Microsystems. La primera versión se desarrolló en a dos grandes ventajas: el ser un programa orienta-
unos 18 meses y de ahí nació una primera do a objetos con toda la potencia estructural y las
implementación que se llamó "Oak", nombre que capacidades de C++ y, sobre todo, su independen-
se cambió a "Java" en 1995, según parece en ho- cia de la plataforma, lo que le permite moverse con
menaje "al alimento primordial de los programa- libertad por Internet.
dores" (el café). Muchos otros colaboraron en la

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 65

Programas Tipos de plataformas

Los lenguajes de programación sirven, en fin, como Lo primero que se debe comenzar por aclarar es
ya hemos dicho, para construir un programa de que hay diversos tipos de ordenadores, algunas de
aplicación. Un programa de aplicación es un pro- cuyas características son comunes y otras no. Co-
grama informático escrito con una finalidad deter- mencemos por precisar los términos. Un ordena-
minada. Ejemplos de aplicaciones características dor es un galicismo utilizado, principalmente en
son: el procesamiento de textos, las hojas de cálcu- España, para referirse a un computador, o compu-
lo, los programas de diseño asistido que permiten tadora, es decir, un anglicismo utilizado sobre todo
generar dibujos automatizados, modelados en America Latina pero que también aquí es de uso
geométricos y renderings, los programas de cálcu- corriente. Puede definirse como un conjunto de dis-
lo de estructuras, etc. Un programa de aplicación, positivos, mecánicos y electrónicos, con capacidad
descrito de un modo muy sumario, no es sino una para tratar y almacenar información de modo auto-
colección de palabras clave que llama a otras pala- mático por medio de algoritmos y programas inte-
bra clave que a su vez llaman a otras palabras cla- grados en él. El término "ordenador" proviene del
ve. Al final, se activan una serie de rutinas básicas francés ordinateur y fue propuesto en 1954 por el
que efectúan operaciones tales como transferir un profesor Jacques Perret, a instancias de IBM, para
dato de una posición a otra, sumar, multiplicar o denominar a las nuevas máquinas, por referencia,
dividir datos, concatenarlos, etc. según parece, a la cita teológica "Dieu, Grand
Los programas actuales dedican una gran parte Ordinateur du Monde".
de sus recursos a lo que se denomina interface. El Aunque estos términos están comenzando a que-
interface o la "interfaz" de un programa es un con- dar obsoletos, aún se distingue entre mainframes,
junto de mecanismos que no tienen otra finalidad minis, workstations y PCs. Un mainframe, literal-
que favorecer el manejo del programa. En el si- mente "marco principal" o "estructura principal"
guiente analizaremos los recursos de interfaz que se puede definir como una macrocomputadora. Es
se encuentran habitualmente en un programa de un término que proviene de la época anterior a los
CAD. Estos recursos son muy similares a los que PCs cuando todos los sistemas informáticos con-
se encuentran en cualquier otro tipo de programa sistían en una gran máquina, alojada en un recinto
con algunas adiciones específicas. especial y de la que colgaban numerosos estacio-
nes de trabajo. En esta época sólo había 8 empre-
3 El soporte físico sas que fabricaran máquinas de este calibre y se les
conocía como IBM y los siete enanitos (Burroughs,
El soporte lógico puede desarrollarse con indepen- Control Data, GE, Honeywell, NCR, RCA y
dencia del soporte físico y, de hecho, la parte prin- Univac).
cipal de los programas actuales se basa en descu- Los primeros mainframes ocupaban salas ente-
brimientos y teorías que existieron mucho antes que ras y, por contraste, se denomina o se denominaba
los ordenadores. Pero un soporte físico potente mini a una computadora de mediana escala, menor
permite llevar a cabo con increíble rapidez tareas que un mainframe y mayor que un PC que funcio-
que requerirían movilizar una cantidad ingente de na generalmente como servidor de varias docenas
esfuerzo y recursos. Conocer las características del o incluso cientos de terminales. La primera o más
soporte físico que vayamos a emplear es, ni más ni conocida minicomputadora fue la PDP-1 fabrica-
menos, que conocer las posibilidades que tenemos da por Digital en 1959. Otro modelo famoso fue el
de realizar determinadas tareas en un tiempo razo- VAX, siglas de Virtual Address Extension, "exten-
nable. sión de direcciones virtuales", una familia de orde-
Las especificaciones y descripción de caracte- nadores de 32 bits producida por Digital Equipment
rísticas del hardware se dan en términos del tipo Corporation que apareció en 1977 con el modelo
de plataforma, características de los procesadores VAX-11/780 y que se impuso como uno de los pro-
que lo constituyen y número y variedad de éstos, ductos principales dentro del mundo de las
velocidad y capacidad de almacenamiento. Revi- minicomputadoras en la década de los ochenta. Es
saremos sumariamente estas nociones. el modelo que se utilizaba hasta hace muy poco en
el centro de cálculo de la ETS de Arquitectura de

Segunda edición: mayo de 2000


66 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Barcelona. Una workstation, "estación de traba- Algunos de los principales programas de gestión,
jo" es un ordenador de gran potencia que, por lo como la base de datos dBase o la hoja de cálculo
general, cuelga de un servidor (un mini) aunque Lotus 1-2-3, aparecieron pocos meses después.
puede funcionar de modo independiente. Para com- Hacia 1983 aparecieron los primeros clónicos, co-
prender hasta que punto son relativos todos estos pias de los modelos de IBM, y Apple presentó la
conceptos baste recordar que Windows 95 que fun- LISA, un ordenador que funcionaba en modo grá-
ciona sobre casi cualquier PC, es aproximadamen- fico y que presentaba los archivos en modo desktop,
te 3 veces mayor que el sistema operativo System / imitando una mesa de escritorio tradicional. Al año
360 de IBM que se introdujo en 1960 con el que siguiente, en 1984 IBM sacó el AT y Apple a su
funcionaban los mainframes más potentes de aque- vez presentó el primer modelo Macintosh. Este año
lla época de los que colgaban unas cuantas doce- puede considerarse como el año en que los ordena-
nas de terminales. dores personales, capaces de trabajar en modo grá-
El término plataforma alude al mismo tipo de fico, y más fáciles de utilizar por usuarios con es-
diferencias. Se denomina así a la configuración ca- casa experiencia, irrumpieron de modo espectacu-
racterística de un ordenador atendiendo principal- lar en el mercado.
mente a la arquitectura de la placa base. Aunque el La historia que sigue está marcada en buena
término se refiere básicamente al soporte físico, medida por la aparición de los denominados orde-
implica en primer lugar el sistema operativo por lo nadores clónicos y por la guerra comercial a que
que a menudo se designan las plataformas por el dieron lugar. Un clon es, en biología, un conjunto
tipo de sistema operativo utilizado o de un modo de seres que descienden de un único individuo y
ambiguo que incluye ambos conceptos. Se distin- conserva su herencia genética. Se denominaron así
guen corrientemente, en este sentido, 3 tipos prin- a los primeros PCs que copiaron la tecnología de
cipales de plataformas: PC (70 millones de venta los PCs de IBM. Por extensión, se aplica el térmi-
estimada hasta 1993 en USA), Macintosh (unos 10 no a cualquier procesador o sistema físico que haya
millones) y Unix (en torno a 1 millón). Estas cifras conseguido copiar la tecnología de otro conocido,
han aumentado aún más espectacularmente, a fa- sin diferencias apreciables en cuanto a su rendi-
vor de los PCs, en los últimos años. Los tipos des- miento y esquivando los impedimentos legales.
critos en el párrafo anterior funcionan principal- En 1986 Compaq presentó el primer ordenador
mente con el sistema operativo Unix, los PCs fun- personal basado en el intel 386. En 1987 IBM pre-
cionan con el sistema operativo MSDos y con el sentó la serie PS, una generación de ordenadores
entorno Windows que describiremos más adelan- más potente y equipada para trabajar con gráficos,
te. con la que pretendía responder al creciente avance
Se denomina PC, siglas de Personal Computer, de sus competidores. En ese mismo año Apple pre-
"ordenador personal" a un ordenador autónomo, sentó la serie Mac SE y Mac II. En 1989 apareció
que no depende de un servidor central. El primer el intel 486. Significativamente, este nuevo
ordenador personal fue el Altair, fabricado por una procesador apareció simultáneamente tanto en or-
pequeña compañía de Albuquerque, New Mexico, denadores de grandes firmas como en ordenadores
con un coste de $397, basado en procesador Intel clónicos. La hegemonía de los grandes se derrum-
8080 con 256 bytes de memoria. Ese mismo año baba. Como respuesta, Apple e IBM se asociaron
aparecieron otros modelos: Apple, Commodore, para fabricar el Power PC un nuevo tipo de orde-
Radio Schack, Apple II, Hatari 500 fueron algunas nador personal de gran calidad, basado en tecnolo-
de las marcas que lanzaron productos en esta línea. gía RISC.
Contaban con un procesador de 8 bits (los actua- A finales de 1999 hay tres empresas que prácti-
les son de 32 y 64) y podían alcanzar hasta 64 Kb camente monopolizan el mercado de chips para
de memoria principal (los actuales cuentan con 8, PCs: Intel, AMD y Cyrix. Estas dos últimas produ-
16, 32, 64 o 128 Mb). En 1981 IBM presentó el cen chips algo más baratos que los Intel que sigue
primer PC basado en el procesador Intel 8088 que siendo la principal productora. En 1998 se vendie-
era sólo algo más rápido que sus predecesores pero ron en Europa 30.3 millones de ordenadores per-
contaba con una memoria principal 10 veces supe- sonales. De estos, un 79% iban equipados con Intel,
rior. Utilizaba el sistema operativo MSDOS que un 13% con AMD, un 5% con Cyrix y un 3% con
también podía ser utilizado por otros ordenadores. IBM/IDT.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 67

Proc.: Fecha: Trans.: Bus: MHz: Mips:

8086 1981 --- 16 6 ...


80286 1984 135.000 16/20 6/10 ...
80386 1985 275.000 32 16/33 10
80486 1989 1.200.000 32 33/66 40
Pentium 1994 3.000.000 32 90/166 200
PII 1998 7 000 000 64 300/400 700
PIII 1999 ---- 64 450/550 1.500

Configuración

Se entiende por configuración de un ordenador, en


sentido físico, a la particular combinación de dis-
positivos con que trabaja. La elección de una con-
figuración adecuada para el trabajo que se piensa
realizar es un primer paso al que es necesario dedi-
car suficiente tiempo. Es un paso difícil debido a
que la evolución vertiginosa de la tecnología infor-
Figura 9 Configuración externa de un PC mática hace que cualquier configuración quede
obsoleta en un plazo de dos años y a que aparecen
Los ordenadores personales se distinguen bási- constantemente nuevos productos que puedan mo-
camente, en primer lugar, por el tipo de platafor- dificar la decisión en el último momento.
ma, en segundo lugar, por el tipo de procesador, y Desde un punto de vista muy general puede de-
en tercer lugar, por su configuración específica. cirse que la configuración característica de un PC
Desde el punto de vista de la plataforma, puede (figura 9) es la siguiente: 1) unidad central, o CPU
hablarse de dos tipos principales, los PCs propia- (Central Processing Unit, "unidad central del pro-
mente dichos, que funcionan con el sistema opera- ceso") que puede suponerse que incorpora la placa
tivo MSDOS y una infinidad de programas de apli- base, una unidad para disquetes y una unidad de
cación, y los Apple Macintosh, que funcionan con disco duro; 2) teclado; 3) ratón; 4) monitor y placa
el sistema operativo System 7 y una variedad más gráfica; 5) periféricos de salida, típicamente una
restringida de programas. La tercera plataforma impresora pero también un trazador gráfico o
principal que hemos mencionado más arriba, los plotter o una filmadora de diapositivas; 6) otros
ordenadores que funcionan bajo el sistema opera- periféricos de entrada tales como un escáner o un
tivo UNIX comprende principalmente ordenado- CDRom; 7) otros periféricos de salida para alma-
res no personales, es decir sistemas servidor/ter- cenamiento de datos, tales como una unidad gra-
minal que agrupan a varios usuarios. En lo que si- badora de cintas magnéticas, de discos magneto-
gue nos referiremos principalmente a los PCs en ópticos o de discos ópticos.
sentido estricto, esto es, ordenadores que funcio- La unidad central es la parte principal de un
nan bajo MSDOS o bajo MSWindows. ordenador. En sentido estricto, se denomina así al
Desde el punto de vista del procesador puede chip principal, la memoria principal y las vías de
hablarse de generaciones de PCs, cada una de ellas comunicación entre ambos y, en sentido laxo, a la
más potente y rápida y comparativamente más ba- placa base en donde están situados el chip del
rata que la anterior. Todos los PCs han estado ba- procesador principal y los chips adicionales. Por
sados hasta la fecha en procesadores Intel y la his- extensión, se denomina también así la pieza prin-
toria de ambos productos es indisociable. Los pri- cipal de un ordenador, la caja o torre que alberga
meros PCs de IBM o basados en él se denomina- la unidad central, el reloj, la memoria principal y
ban también XT (eXtended Technology, basado en otros periféricos, discos duros, disqueteras, o pla-
el i8086), y AT (Advanced Technology, basado en cas gráficas. La unidad central en sentido estricto
el i80286). Las características principales son las tiene dos componentes principales, la unidad de
siguientes (los mips son muy aproximados y se control y la ALU.
basan en estimaciones indirectas)

Segunda edición: mayo de 2000


68 Aplicaciones informáticas en arquitectura

realizar dibujos sencillos en 2D el comentario es


idéntico; no se requiere nada especial pues las ne-
E cesidades son del mismo orden, ligeramente ma-
yores que para escribir. En el capítulo 9 se propor-
cionarán algunos datos de referencia más detalla-
dos para lo que se necesita corrientemente en un
A
despacho arquitectónico.
B

G Placa base. Chips


H
F D C La placa base es una placa rígida en donde se alo-
jan todos los componentes principales de un orde-
nador. Su tamaño y configuración están normali-
zados de modo que pueda admitir diferentes com-
Figura 10 La placa base ponentes. En un PC la placa base contiene básica-
mente el bus y los conectores para los diferentes
La capacidad de la unidad central se juzga prin- chips, el de la CPU, la memoria RAM, memoria
cipalmente de acuerdo con los siguientes ROM, reloj y controladores del teclado. La placa
parámetros: tipo de procesador, memoria princi- base contiene también slots o ranuras de expan-
pal, tipo de bus local y capacidad de disco duro. sión a la que se conectan otras placas o "tarjetas".
Estos parámetros deben ser puestos en relación con Las más corrientes son las correspondientes a puer-
el tipo de programas que se van a llevar a cabo. tos adicionales, controladoras de disco, y las pla-
Así, por ejemplo, si el único programa que se va cas o tarjetas gráficas. Se denomina arquitectura
utilizar es un procesador de textos, todos los requi- de un ordenador o de la placa base al diseño de la
sitos de memoria y velocidad quedarán absorbidos placa base de un ordenador, más concretamente, el
por el programa; no se necesita nada más y los pro- tipo de procesador, memoria, bus y otros compo-
gramas actuales derrochan espacio y velocidad para nentes básicos y el modo en que se conectan entre
lo que realmente se necesita para escribir. Si se pre- sí. No se debe perder de vista este uso del término
tende utilizar un programa de CAD que permita "arquitectura" pues no sería el primer caso de un

Figura 11 Microprocesador o «chip»

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 69

rrollo de chips de silicio y, por esta razón, es un


1 100 Veces
nombre que ha adquirido un notable prestigio en el
0.8 mundo de la informática. Aunque el material más
Micras

0.6 corriente es el silicio también se utilizan el zafiro y


el arseniuro de galio.
0.35 Las placas de silicio se cortan para formas obleas
0.25
0.18 (wafers), pastillas de silicio de 1 mm de espesor
aproximadamente y entre 7 y 15 cms de diámetro
a b c d e f z que constituyen la materia prima con que se fabri-
can las placas que constituyen propiamente los
Figura 12 Comparación entre la evolución del chips. Los chips se graban por medio de técnicas
tamaño de los componentes de un chip, un pelo especiales para formar circuitos integrados, esto es,
humano y una bacteria redes de vías de comunicación entre elementos es-
peciales. Los chips actuales se construyen por me-
estudiante de arquitectura de tercer ciclo que ha dio de chips, esto es, el diseño se realiza por me-
estado a punto de matricularse en un curso de "ar- dios informáticos. El resultado se graba en una placa
quitectura de computadores" pensando que ahí le de cristal del tamaño real de la oblea. Los transis-
explicarían cómo se trabaja en el estudio de Gehry. tores se construyen grabando a diferentes profun-
La figura 10 muestra una esquematización de la didades la superficie de silicio por medio de
placa base de un Pentium II: A es el núcleo princi- fotomáscaras y exponiendo la oblea a la luz
pal, lo que se denomina el "chip set". Las tres ra- ultravioleta para formar una película endurecida.
nuras junto a B albergan los chips de memoria RAM Las partes no endurecidas se graban con ácido. Las
que puede aumentarse por módulos independien- partes grabadas se someten a procesos químicos
tes. El chip C es la memoria caché (de 512 Kb en que alteran su conductividad. Todos estos pasos se
este tipo de placas). Las dos ranuras junto a D son llevan a cabo simultáneamente creando miles de
las conexiones con las controladoras (IDE o transistores en una sola operación. El número de
UDMA) del, o de los, discos duros. La ranura jun- transistores que contiene un chip es una medida de
to a E es la conexión con la controladora de la su capacidad.
disquetera de 1,4 Mb. F, G y H son, respectiva- Los chips constan básicamente de transistores,
mente, las conexiones con buses ISA, con buses resistencias y diodos. Un diodo es un componente
PCI y con el bus AGP, de los que hablaremos más electrónico que funciona como una válvula
adelante, en el apartado sobre buses. unidireccional. Permite el paso de la corriente en
Los elementos principales de la placa base son un sentido pero no en otro. Una resistencia es un
los microprocesadores o chips. El término componente electrónico que se opone al flujo de
microprocesador es ambiguo pues se aplica tanto a corriente en un circuito electrónico. Junto con los
los chips como al propio ordenador. Chip significa transistores y los diodos es uno de los tres princi-
literalmente, en inglés, "viruta" o "astilla". Fue de- pales constituyentes de un chip. Un transistor,
sarrollado a finales de los 1950 por Jack Kilby y acrónimo de TRANSfer resISTOR es un dispositi-
Robert Noyce. Los chips se fabrican con silicio vo inventado por Bardeen y Brattain (1948) y
que se convierte en semiconductor al ser combina- Shockley (1951) que recibieron conjuntamente el
do con otros elementos. El silicio es el material premio Nobel en 1956 por este descubrimiento. Es
sólido más abundante de la naturaleza, lo que es el elemento fundamental de los chips y, por consi-
uno de los factores que ha contribuido al especta- guiente, de todos los ordenadores modernos. Con-
cular desarrollo de la informática. El dióxido de siste básicamente un dispositivo que se utiliza para
silicio, que se encuentra en las rocas, la arena o el amplificar una señal o para abrir o cerrar un circui-
cuarzo, se utiliza para crear la capa aislante de los to.
transistores, entre las compuertas metálicas de la Los transistores se graban mediante procesos que
parte superior y los elementos de silicio en la parte los exponen parcialmente a la luz y a diferentes
inferior. Silicon Valley, zona situada en California, procesos químicos para alterar sus propiedades
al sur de San Francisco, cerca de Palo Alto, agrupa conductoras. Se forman así dos uniones sucesivas,
a un gran número de empresas pioneras en el desa- positivas o negativas, de sentido opuesto PNP o

Segunda edición: mayo de 2000


70 Aplicaciones informáticas en arquitectura

sobre un soporte físico de pequeñas dimensiones.


Los términos SSI, siglas de Small Scale Integration,
"integración a pequeña escala" que se refiere a un
chip con un pequeño número de componentes elec-
trónicos (transistores, resistencias y diodos), entre
2 y 100 aproximadamente; LSI , siglas de Large
Scale Integration. "integración a gran escala", y
VLSI, siglas de Very Large Scale Integrated Circuit,
"circuito integrado a gran escala" que se refiere a
chips con un gran número de componentes, del or-
den de cientos de miles, marcan la evolución que
ha llevado de los primeros chips, SSI, a principios
de los setenta hasta la fecha actual.
El término microprocesador se utilizó original-
mente para referirse a un procesador de un solo
Figura 13 Esquema de un microprocesador
chip. Actualmente se utiliza también como sinóni-
Pentium simple mo de ordenador personal que cuenta con un solo
NPN. La zona media del transistor se denomina chip principal (el chip que alberga la CPU) pero
base y los extremos se denominan emisor o colec- varios chips secundarios de importancia creciente,
tor, según el sentido de la corriente inducida. Dé- hasta el punto de poner en cuestión qué significa
biles variaciones de corriente entre emisor y base "chip principal". El primer microprocesador fue
originan fuertes variaciones entre emisor y colec- creado por Intel. Intel Corporation fue fundada en
tor, este efecto es el que da origen al término "trans- 1968 en Mountain View, California por B. Noyce
istor". Los transistores se utilizan para crear puer- y G. Moore. En 1971 fabricaron el 4004 al que se
tas lógicas combinando su disposición de modo que considera como primer chip del mundo. En años
den lugar a salidas diferentes según los casos. Esto posteriores produjeron el 8080, 8086, 286, 386, 486
permite traducir operaciones lógicas y aritméticas y Pentium. Todos ellos han constituido la base fun-
a impulsos automáticos que se producen a la velo- damental de los ordenadores personales auspicia-
cidad de la luz. La miniaturización de los compo- dos tanto por marcas poderosas como por marcas
nentes ha permitido multiplicar hasta extremos ini- que han aparecido y desaparecido sin pena ni glo-
maginables la capacidad de los chips que puede ria.
decirse que no consisten en otra cosa que combi- La figura 11 muestra las diferentes escalas a las
naciones de transistores, resistencias y diodos que que se organizan los chips. La figura 12 muestra
traducen a un soporte físico combinaciones lógi- los tamaños relativos de un cabello humano, de un
cas. espesor medio de unas 100 micras (0.1 mm), au-
Los primeros chips integraban algunos cientos o mentado 100 veces, de la tecnología de los prime-
miles de transistores. Los i386 contaban con cerca ros i486 (a), de los i486/66 (b), de los primeros
de 300.000 en una pastilla de unos 4 cms de lado. Pentium (c), de los Pentium de 1999 (d), de la tec-
Los i486 llegaron al 1.200.000 y los Pentium han nología más reciente (e, 1999), de las previsiones
sobrepasado los 3 millones. Se prevé que esta cifra de Intel para el 2007 (f) y de una bacteria (alrede-
puede multiplicarse antes de que termine el siglo. dor de 0.3 micras) aumentada 100 veces (0.3 mm)
La velocidad de los tiempos de conmutación en el para poder comparar el punto resultante, práctica-
interior de un chip se mide en nanosegundos mente invisible en la impresión, con el cabello hu-
(milmillonésimas, 10-9 segundos) y picosegundos mano o con el componente actual de un chip que
(billonésimas, 10 -12 segundos). Un transistor tiene aproximadamente el mismo tamaño.
superconductor de juntura Josephson puede reali- La figura 13 muestra el interior del chip set de
zar conmutaciones en 50 femtosegundos un pentium. A es la BIU (bus interface unit), co-
(milbillonésimas o 10-15 segundos). nectado directamente con la memoria principal
Se denomina, en general, circuito integrado a (RAM) de la que recibe datos e instrucciones por
un conjunto de componentes electrónicos un bus de 64 bits. B y C son las memorias caché de
interconectados que se graban de un modo unitario código y datos respectivamente, conectadas con la

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 71

BIU por buses de 64 bits. El chip G, es la branch


predictor unit que decide cuál de las dos ALUs
(Arithmetic and Logic Unit), chips E, podrá ma-
nejar más eficientemente los códigos que esperan 8 bits
en la caché. Estos códigos se envían desde B a H,
el instruction prefetch buffer, que incorpora una uni-
dad de decodificación y prepara los códigos de
programa para ser manejados por los tipos de có-
digo utilizados por las ALUs. D es el chip de regis-
tros utilizados por las ALUs para procesar los da- 16 bits
tos que recibe. Todo este conjunto central, deno- (ISA)
minado unidad de ejecución, execution unit, sólo
trabaja con números enteros de 32 bits y los mue-
ve internamente por buses de este mismo tamaño.
Si se requiere llevar a cabo operaciones en coma
flotante hay que enviar los datos a F, la floating
point unit, unidad de procesamiento especial para 32 bits
este tipo de datos. (PCI)
Buses, puertos

El término bus se puede traducir por "vía", "colec- Figura 14 Buses locales
tor", o "canal" pero no hay traducción establecida
y se utiliza corrientemente el término inglés. Es la
línea de comunicación entre diversos componen- Desde el punto de vista de su contenido los buses
tes de un ordenador. Un bus actúa a la vez como un se clasifican principalmente en buses de datos,
enlace y como un conmutador, en la medida en que buses de direcciones y buses de control. El bus de
es capaz de dirigir la comunicación entre varios datos transfiere los datos introducidos en el siste-
enlaces. Los buses funcionan en paralelo, es decir, ma a la memoria principal. El bus de direcciones
hay un número determinado de bits que son envia- transfiere las direcciones de los datos, esto es, las
dos simultáneamente a través de un bus. Este nú- direcciones de los registros o posiciones de memo-
mero es uno de los descriptores del bus y es una de ria en donde se guardarán los datos. El bus de con-
sus características principales aunque no la única. trol sincroniza el orden de transferencia de los dos
Los buses se clasifican principalmente, además de anteriores. Desde el punto de vista de los compo-
por su anchura, por su contenido y por los compo- nentes que relacionan, se puede distinguir de modo
nentes que relacionan. La anchura se mide en bits, muy sucinto entre buses del sistema, que se encar-
está asociada a la potencia y crece con la evolu- gan de las comunicaciones internas de la CPU,
ción tecnológica. Los primeros procesadores con- buses I/O que comunican con los periféricos prin-
taban con buses de 4 bits. Los posteriores con buses cipales de entrada/salida, buses de diseño específi-
de 8 bits y 16 bits. Los buses principales de un 386 co para un dispositivo determinado y buses loca-
o un 486 eran de 32 bits y los de los Pentium de les.
64. La velocidad de transferencia depende tanto Un bus local es un bus adicional que está ligado
de la anchura como de la velocidad de directamente a la CPU (está es más o menos la ra-
sincronización del bus que viene dada en zón por la que se le llama "local") y se comunica
MegaHerzios y era del orden de los 25 o 33 MHz con ella a su misma velocidad, pero tiene caracte-
en un 386 (1992), de los 66 MHz en un 486 (1994), rísticas internas específicas. Se introdujeron con la
de los 90 a 166 en un Pentium de 1996, de los 233 función específica de eliminar los cuellos de bote-
a 400 en un Pentium de 1998 y será seguramente lla que se producían entre la placa base y las placas
de los 500 a 800 en un procesador del 2000. Dicho gráficas al aumentar progresivamente la importan-
de otro modo; puede estimarse que la velocidad se cia de éstas con la difusión de sistemas que reque-
duplica cada 2 años. rían mayor capacidad de procesamiento gráfico. El

Segunda edición: mayo de 2000


72 Aplicaciones informáticas en arquitectura

bus local permite que la transferencia se produzca de la AGP en conexión con los chips principales
a través de enlaces de una anchura mayor que los 8 de la placa base. La conexión directa con la RAM
bits de las conexiones anteriores. Había dos tipos se realiza a través de un bus A, de 32 bits, a 66
principales de buses locales en 1995 para PCs: los MHz, con una velocidad de transferencia de 528
Vesa (VL-Buses) y los PCI (siglas de Peripheral Mbps (megabits por segundo). La conexión con el
Controller Interconnect, "interconcexión de con- procesador principal de la CPU es a través de un
trolador periférico"). Ambos transmiten datos so- bus, B, de 32 bits a 33 MHz. La conexión con el
bre una anchura de 32 bits y a una velocidad del controlador ISA y otras tarjetas de expansión, in-
orden de los 130 Mb/segundo. En 1996 se ha im- cluyendo la de la placa gráfica, a través de buses
puesto el bus PCI debido a su independencia del C, E y F también de 32 bits a 33 MHz. La co-
procesador central, algo que no ocurría con los bus nexión de la controladora ISA son sus ranuras de
Vesa y que constituía su mayor limitación. A partir expansión propia se lleva a cabo mediante un bus
de 1998 es posible que se imponga progresivamen- D de 16 bits a 8 MHz.
te, para aplicaciones gráficas, un nuevo bus, el AGP La CPU se comunica con los distintos
(Accelerated Graphics Port) desarrollado por Intel periféricos, tanto internos como externos, a través
en 1996 para sustituir al bus PCI y que permite una de puertos. Un puerto es una conexión de la uni-
conexión más rápida con la placa base del ordena- dad central que requiere de un programa específi-
dor y su memoria principal. Cuenta, entre otras co de gestión que, por lo general, está integrado en
mejoras, con un bus de direcciones de 32 bits y un el sistema operativo o cuenta con chips especiali-
bus de datos de 32 bits a diferencia del PCI que zados que se hacen cargo de la mayoría de las fun-
utiliza el mismo bus para ambos tipos de datos. Las ciones de intercambio.
velocidades de transferencia son del orden de los La conexión con los discos duros o CD Roms se
251 MBps y 503 MBps. Puede estar, por ejemplo, realiza a través de puertos internos. Los primeros
especialmente indicado para tarjetas gráficas ca- PCs sólo podían reconocer un número limitado de
paces de almacenar texturas que se apliquen a discos (al principio 14, más tarde 30), aquellos para
polígonos 3D generados por hardware. los que contaban con información grabada en sus
La figura 14 muestra los tipos más corrientes de registros internos. Esta limitación se superó con la
tarjetas de expansión, que se conectan a la placa aparición de las tarjetas IDE (Integrated Drive
base a través de unas ranuras normalizadas de di- Electronics) y EIDE (Enhanced IDE) que integran
ferentes tipos que también están representadas en tanto la tarjeta controladora del disco como la in-
el esquema de la placa base de la figura 10. La formación de la CPU. Prácticamente todos los PCs
figura 15 es una representación interna del chip set actuales llevan incorporados estos dos
controladores.
Por lo que respecta a las conexiones externas,
todos los ordenadores vienen equipados con, al
menos, dos tipos de conexiones, abiertas a dife-
rentes dispositivos, un puerto serie y un puerto pa-
ralelo. Los puertos paralelos están basados en una
conexión de 25 pins. Los datos se transmiten por
las líneas 2 a 9 y el resto de las líneas se utilizan
para funciones de control. El primer puerto parale-
lo se conecta habitualmente a la impresora. En los
sistemas operativos de Microsoft se designan
convencionalemente los puertos paralelos como
LPT1, LPT2, etc., y los puertos serie como COM1,
COM2, etc.
Los puertos serie tradicionales están basados en
una conexión estándar, la RS-232, que se aplica a
dos tipos de conexiones, con 9 y 25 pins respecti-
vamente. Es una conexión simple y segura pero
Figura 15 Chipset de un bus local AGP transmite datos por una única línea, es decir, es len-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 73

to, y sólo admite una conexión lo que presenta un de acceso relativamente lento y de gran capacidad.
grave inconveniente, al igual que los puertos para- Esta memoria se designa como la memoria propia
lelos corrientes si, como es habitual, se quiere co- de dispositivos de almacenamiento. Esta puede
nectar más de un periférico al ordenador. subdividirse a su vez en memoria de almacenamien-
Esto ha llevado a buscar otros sistemas. La co- to interno y externo. La siguiente relación presenta
nexión con los periféricos podrá simplificarse con los tipos principales de memoria en orden ascen-
la generalización del USB (Universal Serial Bus) dente, de menor a mayor velocidad:
una norma definida en 1995 que sirve para todo
tipo de periféricos y tiene varias ventajas. Cuenta Memoria de baja velocidad
con una mayor aceleración en la transmisión de (dispositivos de almacenamiento externo):
datos con tasas de transferencia de 12 mbps, es de
Cintas magnéticas
conexión más sencilla y es plug and play, es decir,
Disquetes magnéticos
la gran mayoría de los sistemas operativos lo reco-
nocen automáticamente. Por añadidura, permite Discos magnetoópticos
Discos ópticos y CDRoms
encadenar hasta 127 periféricos con lo que tan sólo
Discos duros de cabezales móviles
se necesita una conexión de salida. El único requi-
sito es que todos los periféricos cuenten con una Discos duros de cabezales fijos
conexión de este tipo. Memoria de alta velocidad
Cuando se requieren altas velocidades de trans- (dispositivos de almacenamiento interno):
ferencia puede ser conveniente utilizar un SCSI,
siglas de Small Computer System Interface, siste- Memoria RAM
ma de interfaz para pequeños ordenadores (se pro- Memoria caché
nuncia "escasi"), un puerto de alta velocidad y que Registros
permite conectar hasta 8 dispositivos encadenados La memoria RAM, Random Access Memory, ("me-
al ordenador. Popularizado por Apple Macintosh y moria de acceso aleatorio"), es la memoria princi-
utilizado en la actualidad en los PCs para conectar pal de un ordenador, la memoria en que se carga el
de un modo más eficaz todo tipo de periféricos, sistema operativo, los programas complementarios
escáners, CDRoms, discos duros, discos externos, de control de periféricos (drivers) y el núcleo de
etc. Otra norma que ha surgido recientemente y los programas de aplicaciones cuando son activa-
que ofrece tasas más altas de velocidad y que pre- dos. También se cargan en memoria RAM los ar-
tende reemplazar a los Scsi es Firewire que pro- chivos de datos de estos programas.
porciona velocidades de 100, 200 y 400 mbps. El Cuanto mayor es la capacidad de esta memoria
coste de estos dispositivos es superior y requieren mayor es la capacidad de gestionar archivos de gran
periféricos especiales; estos son sus principales tamaño con rapidez. Por otro lado, cada programa
inconvenientes.

Memoria principal

En informática, la memoria está referida genérica- 1001 Datos


mente a la capacidad de un ordenador para retener Direcciones
y recuperar datos. Hay dos tipos principales de me-
moria, la memoria permanente y la memoria tem- D 1
poral o volátil. La primera no depende de la ali-
mentación eléctrica; la segunda sí, los datos se pier-
D 2

den cuando se apaga el ordenador. La memoria per- D 3


Condensador
manente es a su vez de dos tipos: la que queda gra-
bada en determinados registros de la unidad cen- D 4 Transistor
tral, que no pueden ser modificados y son de acce-
so muy rápido y poca capacidad y la que queda
grabada en dispositivos externos a la unidad cen- Figura 16 Esquema de funcionamiento de la
tral que pueden, en general ser modificados y son memoria RAM

Segunda edición: mayo de 2000


74 Aplicaciones informáticas en arquitectura

de aplicación tiene unas exigencias mínimas que datos, representados en la figura por líneas verti-
deben ser cumplidas para que el programa pueda cales, etiquetadas en su inicio por 1, 0, etc. El esta-
funcionar. Un programa complejo de procesamiento do de los puntos del circuito se modifica mediante
de textos exigirá como mínimo 2 Mb, un programa una combinación de transistores y condensadores.
de dibujo en 2D, un mínimo de 4 Mb, un programa Los transistores actúan como puertas que permi-
de modelado geométrico en 3D exigirá probable- ten, o no, el paso. Cuando, por ejemplo, para escri-
mente un mínimo de 8 Mb para poder trabajar con bir datos, los pulsos eléctricos alcanzan un transis-
comodidad y uno de rendering o procesamiento de tor que permite su paso, llegan a un condensador,
imágenes a nivel básico un mínimo de 16 Mb. To- un dispositivo electrónico capaz de almacenar elec-
das estas cifras deben multiplicarse por 4 en 1999 tricidad que queda cargado positivamente, "alma-
si se trabaja con últimas versiones de programas, cena 1 bit". Este proceso se renueva continuamen-
debido a que las exigencias de estos son cada vez te para prevenir la descarga del condensador. Al
mayores. Por ejemplo, el programa 3DStudio Max apagar el ordenador, el condensador se descarga y
funciona "bien" si cuenta al menos con un queda como los otros condensadores a los que no
procesador de 200 MHz y 64 Mb de Ram; por de- ha llegado ningún impulso por estar bloqueado por
bajo de esta cifras puede haber problemas. transistores que impiden su paso.
La memoria RAM puede diferenciarse en me- El esquema de funcionamiento de una memoria
moria SRAM y DRAM. La SRAM, siglas de Static ROM es muy similar; la principal diferencia es que
RAM está formada por un chip constituido por un se utilizan diodos en lugar de transistores.
circuito biestable con tiempos de acceso caracte-
rísticos del orden de los 10 a 30 nanosegundos. La Dispositivos de entrada y salida
DRAM, siglas de Dynamic RAM, es la más corrien-
te; es algo más lenta y está formada por un chip Un dispositivo (device) es cualquier máquina utili-
constituido por un circuito biestable con tiempos zada en informática como componente externo de
de acceso característicos superiores a los 30 una plataforma de trabajo. Se denomina periférico
nanosegundos. Las memorias bipolares cuentan con a cualquier dispositivo conectado a la unidad cen-
tiempos de acceso por debajo de los 10 ns. tral a través de los buses de entrada/salida o buses
La memoria ROM, Read Only Memory, ("me- I/O. Los periféricos requieren pequeños programas
moria de sólo lectura"), es la memoria propia de especiales que se denominan BIOS, siglas de Basic
los registros situados en la placa base de un orde- Input Output System, "sistema básico de entrada y
nador, la memoria en la que se graban las rutinas salida", un conjunto de rutinas que permiten su
básicas que precisa el sistema operativo para fun- enlace con la CPU. En los PCs, los BIOs residen
cionar, tales como los códigos de caracteres en el en chips ROM y se activan automáticamente al en-
sistema ASCII. La memoria ROM no es, en gene- cender el ordenador.
ral, accesible por los usuarios. Hay varias varian- El término entrada se aplica genéricamente a
tes que se denominan con una relativamente am- todos los dispositivos que permiten introducir da-
plia variedad de siglas tales como la EPROM Si- tos e instrucciones en el ordenador. Los dispositi-
glas de Erasable Programable Read Only Memory, vos de entrada más corrientes son el teclado y el
"memoria de sólo lectura programable y borrable"
o la PROM siglas de Programable Read Only
Memory, "memoria de sólo lectura programable",
un chip que se graba por el cliente con posteriori-
dad a su salida de fábrica.
La figura 16 muestra un pequeño esquema de
cómo funciona la RAM. Para escribir o leer datos
se envían pulsos eléctricos a través de líneas de
direcciones, representadas en la figura por líneas
horizontales etiquetadas en su inició por D1, D2,
etc. Estos pulsos reconocen el estado de los miles
de puntos del circuito con capacidad para almace-
nar bits y, en función de este estado, graban o leen Figura 17 Teclado

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 75

del ratón, convencionalmente fijada en 1/200 pul-


gadas (0.127 mm). Su inventor fue Douglas
Engelbert, del Stanford Research Institute, a prin-
cipios de los 1960 y en el contexto de una serie de
investigaciones dirigidas a mejorar la comunica-
ción entre los seres humanos y los ordenadores. La
principal observación que podemos hacer con res-
pecto al ratón es que también cabe la posibilidad,
en muchos programas, de introducir secuencias
personalizadas combinando la acción de cada uno
de los botones con las tres teclas de secuencia al-
ternativa Mysl, Ctrl y Alt.
Otros dispositivos de entrada de datos son los
siguientes. La tableta digitalizadora es un disposi-
Figura 18 Ratón tivo de entrada que se utiliza con diferentes finali-
dades y que funciona de un modo similar a un
ratón. escáner que se tratará con más extensión en el ca-
El teclado (figura 17) de un PC cuenta con 102 pítulo dedicado a tratamiento de imágenes. La prin-
teclas que incluyen todos los caracteres cipal aplicación desde el punto de vista arquitectó-
alfanuméricos normales más una serie de teclas nico es introducir datos en un programa por medio
especiales. Las teclas de un PC no imprimen ca- de un puntero que introduce las coordenadas de
racteres directamente sino que están asociadas a diferentes puntos marcándolas sobre la tableta. Esto
unos códigos de rastreo (scan code) que, a su vez, permite, entre otras cosas, transferir planos desde
están asociados a unas tablas de códigos que son un soporte tradicional a un soporte informático.
en parte universales y en parte dependientes del También se puede utilizar como auxiliar de un pro-
país en que se esté trabajando. Al configurar el sis- grama de CAD manteniendo un menú desplegado
tema se le comunica al sistema operativo las tablas sobre la tableta, sobre el que se marcan las órdenes
nacionales que se quiere utilizar. Esto permite usar deseadas con un puntero, liberando de este modo
caracteres propios de cada país. Debido a que los espacio en pantalla, si bien esta utilización está más
códigos de rastreo incluyen combinaciones de te- bien en desuso ante la proliferación de métodos de
cla el número de salidas posibles es mucho mayor interfaz que agilizan la entrada de órdenes. Otro
que el que se proporciona de modo directo. Cada dispositivo raramente utilizado en aplicaciones ar-
carácter normal puede utilizarse sólo o en combi- quitectónicas es el joy stick o "palanca de juegos",
nación con las teclas grises "Alt" "Mysl" y "Con- un dispositivo de entrada, similar a un ratón en su
trol". Por otro lado hay 12 teclas de función que funcionamiento, que se usa en algunos juegos de
están en principio disponibles para los usuarios y vídeo y en algunos programas de CAD para des-
para los programas. Por esta razón, un usuario ex- plazar el cursor con rapidez por la pantalla.
perimentado utiliza extensamente el teclado y una Los dispositivos de salida principales son el
de las primeras cosas que hace al comenzar a uti- monitor y la impresora. De estos, el más conspicuo
lizar un nuevo programa es crear alias y macros, es el monitor; hasta tal punto que resulta extraño
abreviaturas de las ordenes más comunes, si bien considerarlo como un dispositivo externo a la uni-
hay muchos programas que ya proporcionan esta dad central. Sin embargo debe tenerse en cuenta
posibilidad sin necesidad de programarla desde el que se podría, teóricamente prescindir de él. Po-
sistema operativo. dríamos, siempre que no cometiéramos ningún
El ratón (mouse) (figura 18) es un dispositivo error, introducir una serie de datos por medio del
de entrada de datos que se utiliza asociado a un teclado, activar, siempre a través del teclado una
cursor en pantalla. Los movimientos del ratón se serie de ordenes y esperar los resultados que po-
traducen en movimientos del cursor. La velocidad drían recogerse a través de una impresora. Debido
de este movimiento se mide, como no podía ser a la complejidad de los programas actuales esto es
menos, en mickeys y puede controlarse de diversos en la práctica imposible, pues es preciso compro-
modos. Un mickey, es una unidad de movimiento bar constantemente la secuencia del proceso y, aún

Segunda edición: mayo de 2000


76 Aplicaciones informáticas en arquitectura

prescindiendo de los mensajes de error que nos la placa gráfica.


envía la máquina y con los que se debe contar siem- Un CRT, siglas de Cathode Ray Tube ("tubo de
pre, muchas secuencias no son lineales sino que rayos catódicos") es el tipo más corriente, utiliza-
dependen de bifurcaciones que deben ser decidi- do en la mayoría de los monitores actuales, al igual
das por el usuario a lo largo del proceso. De ahí que en los televisores. Está constituido por un tubo
que el monitor sea un elemento esencial aunque de vacío, sellado, en uno de cuyos extremos hay un
técnicamente resulte externo a la unidad central. cañón emisor de electrones y en el otro una panta-
lla con una capa de minúsculas partículas de fósfo-
Monitores ro que recubren su parte interna y brillan durante
un instante al ser impactadas por los electrones. El
El término monitor es sinónimo de "guía" y se re- flujo de electrones va del polo positivo (ánodo) al
fiere a una persona o dispositivo que permite se- polo negativo (cátodo) en donde está situada la pan-
guir y orientar un proceso. Se denomina corriente- talla. Los cañones de electrones emiten rayos ha-
mente "monitor" en informática a un aparato que cia la capa de fósforo situada en la parte interior de
transforma una serie de señales eléctricas en una la pantalla. Tienen un alto voltaje interior (15.000-
serie de señales ópticas. Realiza la operación in- 20.000 voltios). El mecanismo de enfoque se basa
versa a una aparato de captación de imágenes, tal en campos magnéticos inducidos por bobinas
como una cámara de vídeo o un escáner que trans- deflectoras que dirigen los electrones hacia puntos
forman señales luminosas en señales eléctricas. A determinados sobre la pantalla. La permanencia de
diferencia de lo que ocurre en televisión y vídeo, la excitación del fósforo es de 10 a 60
sin embargo, las señales de un monitor utilizado en microsegundos. La pantalla debe refrescarse como
con computadores gráficos, pueden ser generadas mínimo 60 marcos/segundo en barrido entrelaza-
por el propio usuario. do para asegurar 30 renovaciones por segundo que
Técnicamente, se reserva el nombre de monitor evite la impresión de parpadeo. La mayoría de los
para aquellos aparatos que no necesitan un monitores actuales tienen velocidades de refresco
sintonizador sino que generan la imagen en panta- muy superiores, del orden de los 60, 70, 80 Hz, no
lla directamente, a partir de señales de vídeo pro- entrelazado. La figura 19 muestra una sección ca-
ducidas internamente. Sus características genera- racterística de un CRT.
les son idénticas a las de los de televisión excep- Los monitores adecuados para el trabajo con
tuando la ausencia del sintonizador. A pesar de que CAD deben ser multifrecuencia. Esta especifica-
son de diseño más sencillo que un receptor de TV ción indica que el dispositivo en cuestión no traba-
suelen ser más caros, debido a la menor demanda y ja con una frecuencia de exploración fija sino que
a las especificaciones de funcionamiento, tanto más admite diversas configuraciones que pueden ser
estrictas cuanto mayor sea la calidad del monitor. determinadas por el usuario en función de lo que
Puede decirse que hay dos tipos principales de requieran sus programas. Puede interesar en algún
monitores, los CRT y los flat-planned. Los princi- caso conocer el ancho de banda propio de un mo-
pales son, en la actualidad, con amplia diferencia, nitor. Para ello hay que multiplicar el número de
los primeros. Los CRT pueden ser, en principio, de puntos por la velocidad de refresco; con esto ob-
dos tipos, vectoriales o ráster. Los monitores tipo tendremos la velocidad de reloj, es decir, la veloci-
flat-planned pueden clasificarse a su vez en dos dad a la que deben enviarse los puntos para que la
categorías, emisores y no emisores. Los primeros vista no aprecie parpadeo. Este valor, multiplicado
convierten la energía en luz por diversos métodos, por 1,5 (sobrecarga), nos dará el ancho de banda
lo que da lugar a su vez a diferentes tipos. Los estimado. Por ejemplo, un monitor que trabaje con
monitores flat-planned-no-emisores utilizan algún una resolución de 1024 × 768 y una frecuencia de
tipo de recurso técnico para convertir luz prove- 70 Hz estará funcionando con una velocidad de
niente de otra fuente en patrones visibles. Los prin- reloj de 55 MHz (1024 × 768 × 70 Hz). Su ancho
cipales son los dispositivos que utilizan cristal lí- de banda será por consiguiente de 82 MHz (55 ×
quido con este fin. Los parámetros principales que 1.5). El mismo cálculo para 640 × 480 a 60 Hz o
se deben tener en cuenta en cualquier tipo de mo- para 1600 × 1200 a 90 Hz nos dará un ancho de
nitor son, en cualquier caso, el tamaño y la resolu- banda de 27 MHz y 258 MHz respectivamente, dos
ción. La resolución depende en última instancia de valores que pueden considerarse como extremos

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 77

de lo que es habitual.
El tamaño de los monitores utilizados corrien-
temente en informática suele ser de 14", 15", 17",
19" y 21". Esta medida se refiere a la diagonal de
la pantalla. Como la proporción es de 3/4 si se quie-
re saber la anchura basta recordar que la propor-
ción, incluida la diagonal es 3,4,5 con lo que un
monitor de 172 tendrá una dimensión horizontal
de 17"4/5, es decir 13.6" o 345 mm y una dimen-
sión vertical de 17" 3/5, es decir 10.2" o 259 mm.
Si el tamaño del punto de este monitor es de 0.28
mm su resolución efectiva será de unos 1260 pixels
algo inferior a los 1280 de una placa gráfica de alta
resolución. Sin embargo la anchura nominal suele
Figura 19 Sección de un monitor CRT ser unos 20 o 30 mm inferior a la eficaz, como puede
comprobarse midiendo la mayoría de los monitores
por lo que la resolución efectiva, en un monitor de
15" difícilmente superará los 800 × 600. Y, por otro
lado, debido a factores complejos, que no pueden
resumirse aquí, la resolución efectiva es inferior a
la nominal. Dicho de otro modo, si un tamaño de
punto de 0,25 corresponde a una resolución de 4
lpm, equivalente a 102 dpi, esta resolución debe
multiplicarse por una cifra cercana a los 4/7 para
encontrar la resolución efectiva de un monitor que
estará, en general, comprendida entre los 55 y lo
75 dpi. Es decir, haciendo números, un monitor de
15" no superará los 900 pixels en horizontal. La
figura 21 muestra los valores adecuados para los
tipos corrientes.
La frecuencia de refresco es otro parámetro im-
portante pues una frecuencia demasiado baja se tra-
Figura 20 Máscaras internas de un monitor CRT duce en fluctuaciones de la imagen que pueden ser
dañinas para la vista u ocasionar fatiga, mientras
que una resolución alta consume más memoria. Las
1600x1200 últimas recomendaciones dan cifras superiores a
los 80 Hz como frecuencias recomendadas para
1280x1024 trabajos que requieran una atención concentrada.
Una cifra inferior a 60 Hz se considera no reco-
mendable. Valores en torno a los 70 Hz son habi-
1024x768 tuales.
La calidad de la imagen depende del enfoque,
800x600
que debe ser igual para toda las zonas de la panta-
640x480 lla, de la convergencia, que si no es correcta se tra-
duce en separación de los colores, de la geometría
de la pantalla, que puede crear deformaciones. To-
dos estos factores dependen bastante del tipo de
máscara utilizado. Todos los monitores cuentan con
una máscara interna metálica, justo detrás del cris-
Figura 21 Dimensiones y resoluciones tal de la pantalla que aseguran que los flujos de
normalizadas en monitores corrientes electrones van a caer exactamente en los puntos

Segunda edición: mayo de 2000


78 Aplicaciones informáticas en arquitectura

capas que se muestran esquemáticamente en la fi-


gura 23. La capa 1 es una capa emisora de luz fluo-
rescente. La capa 2 es un filtro polarizador vertical
y la capa 6 un filtro polarizador horizontal. Estos
filtros se apoyan sobre unos paneles de vidrio en
cuyo interior están los componentes de la capa 3 y
de la capa 6. La capa 3 consiste en una red de tran-
sistores conectados por medio de electrodos a
subpixels. Esta red está conectada a una matriz que
indica el voltaje que debe aplicarse a cada subpixel.
La capa 4 es la capa principal, la capa de cristal
líquido, de un espesor no superior a una docena de
micras. En esta capa están las moléculas de cristal,
de estructura espiral, que cambian su forma en fun-
ción del voltaje que reciben. Si la carga recibida es
Figura 22 Ordenador portátil con pantalla LCD máxima, la luz polarizada, de orientación horizon-
de unos 7 mm de espesor tal por la acción del primer filtro polarizador, gira
90º hasta alcanzar una orientación vertical. Cargas
que les corresponden. Hay tres tipos principales de intermedias determinan orientaciones intermedias.
máscara, representadas en la figura 20: la máscara La capa 5 es un filtro de color, subdividido en rec-
con tríadas regulares (delta o dot-trio shadow mask) tángulos rojos, verdes y azules de tal modo que la
que es la más corriente; el tubo tipo trinitron luz emergente de las células insertas en la capa de
(aperture grille CRT) que consiste en una malla de cristal líquido pasa por uno de estos tres pixels y se
alambres verticales arriostrados por otros horizon- tiñe del color correspondiente. Si el rayo de luz no
tales lo que proporciona mayor luminosidad y re- ha sufrido ninguna modificación en su trayectoria
sistencia; y la máscara tipo slot, utilizada por NEC quedará bloqueado por el filtro polarizador hori-
con la denominación Croma Clear, que es una zontal de la capa 6 y el subpixel resultante será
mezcla de los dos tipos anteriores. negro. Si ha sufrido alguna modificación esto se
Hay otros monitores que no son CRT y que pue- traducirá en un menor o mayor grado de saturación
den agruparse genéricamente como monitores pla- con alguno de los tres colores primarios. Si se ha
nos. Los dos tipos principales son los de cristal lí- aplicado un máximo voltaje a los tres componen-
quido y los de plasma. tes, la orientación de los tres rayos de luz compo-
Los monitores LCD, siglas de Liquid Crystal nentes habrá girado 90º, los tres pasarán sin pérdi-
Display ("pantalla de cristal líquido") utilizan una da por el filtro polarizador horizontal y el resulta-
tecnología alternativa al tubo de rayos catódicos y
que se utiliza principalmente en ordenadores por-
tátiles. Utilizan poca energía y ésta se utiliza prin-
cipalmente para activar las moléculas de unos flui-
dos orgánicos denominados "cristales líquidos" que 1
cuentan con dos propiedades fundamentales que 2
facilitan su utilización como minúsculos conmuta-
dores que activan y desactivan pixels. En primer
lugar, son transparentes pero pueden modificar la 3
orientación de la luz polarizada que los atraviesa. 4
En segundo lugar, la alineación de sus moléculas,
que determina el grado en que se modifica la orien- 5
tación de la luz, puede cambiarse por la aplicación 6
de un campo eléctrico. La figura 22 muestra el perfil 7
de un ordenador portátil que permite apreciar la
diferencia de dimensiones. Figura 23 Estructura interna de un
Un monitor LCD consta básicamente de seis monitor LCD

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 79

vierte en un plasma brillante compuesto por elec-


trones e iones. De este modo pueden activarse to-
dos los puntos de pantalla de modo independiente.
Son muy caros y no se utilizan en ningún tipo de
aplicación que tenga que ver con la arquitectura.
La figura 24 muestra un monitor CRT y un moni-
tor de plasma superpuestos.

La Placa gráfica

La placa gráfica, tarjeta gráfica o adaptador grá-


fico (graphics board, graphics adapter) es una
placa metálica adicional que se conecta a la placa
base de un ordenador a través de alguno de las ra-
Figura 24 Perfil de un monitor de plasma nuras de expansión y que lleva incorporados chips
comparado con un CRT de funcionalidad específica. En aplicaciones gráfi-
cas, la placa gráfica puede llegar a funcionar como
do será blanco. Entre estos dos extremos están to- una segunda placa base, tanto por su tamaño, como
dos los colores que puede producir un monitor por su configuración, como por su precio. Las me-
LCD. jores placas gráficas llevan memoria y procesadores
Tienen importantes ventajas: son planos, no re- propios especializados en las diferentes funciones
quieren el espacio en profundidad tan molesto de implicadas en el funcionamiento corriente de pro-
los CRTs, utilizan poca energía; ofrecen mayor re- gramas gráficos y descargan de estas tareas a la
solución a igualdad de tamaño. Su principal incon- CPU. Esto puede incluir desde chips de conver-
veniente es el coste, que puede ser del orden del sión digital analógico (DAC) o memoria de vídeo
cuádruple de un CRT de similares prestaciones. (VRAM) hasta chips con funciones preparadas para
Otro de los principales inconvenientes de las pan- el dibujo de líneas, la realización de zooms o la
tallas LCD, el que su visibilidad disminuya rápida- eliminación de líneas ocultas (Z-buffers). El térmi-
mente al contemplarlas desde ángulos no perpen- no vídeo en informática, se refiere no sólo a la tec-
diculares a la pantalla. Esto se reduce utilizando nología de grabación y reproducción por cintas
tecnología TFT (Thin Film Transistor) o pantallas magnéticas, sino al sistema de monitor y placa grá-
"de matriz activa" que consisten en una matriz de fica con que cuenta un ordenador.
transistores fotoemisores, pequeños componentes La placa gráfica puede trabajar en varios mo-
semiconductores que emiten luz al ser atravesados dos. Indicaremos tan sólo los principales para apli-
por la corriente. No tienen defectos de enfoque ni caciones arquitectónicas. El modo VGA, siglas de
de convergencia. Los tamaños y resoluciones co- Video Graphics Array ("matriz gráfica de vídeo")
rrientes, disponibles en 1998, eran de 12" , 13" y es el propio de un sistema presentado por IBM en
14 "con una resolución máxima de 800 × 600 para 1987 y que se convirtió en un estándar de hecho
el primero y de 1024 × 768 para los dos últimos. El durante los siguientes años. El modo VGA admite
espesor de pantalla llega hasta algo menos de 7 mm una resolución máxima de 640 x 480 pixels y re-
en algunas marcas. El número de colores es infe- sulta insuficiente para trabajar en CAD pero está
rior al de los monitores CRT; las cifras nominales disponible en cualquier PC. El modo SVGA, siglas
están en torno a los 250.000. de Super Video Graphics Array ("super matriz de
Los monitores denominados de plasma panel vídeo para gráficos") admite una resolución máxi-
están basados en una tecnología alternativa al CRT ma de 800 × 600 pixels. Fue introducida en 1989
que utiliza un gas inerte ionizado. El gas se distri- por varios fabricantes para superar los límites de la
buye entre dos paneles de vidrio paralelos cada uno VGA. Poco después apareció el estandar VESA,
de los cuales está recorrido por cables que se cru- siglas de Video Electronics Standars Association,
zan, horizontales en uno y verticales en el otro. una asociación fundada en 1989 para normalizar
Cuando ambos cables están activados el gas situa- el modo SVGA. La gran mayoría de placas gráfi-
do en el punto de cruce correspondiente se con- cas cuentan con este estándar. En 1991 se intentó

Segunda edición: mayo de 2000


80 Aplicaciones informáticas en arquitectura

la introducción de un nuevo estándar, que alcanza- Impresoras, plotters y filmadoras


ba los 1024 × 768 y 16,7 millones de colores y en
1993 otro nuevo estándar con resoluciones de 1280 Los dispositivos de salida permanente siguen prin-
× 1024. Sin embargo los estándares superiores a cipios similares a los de salida no permanente, como
SVGA no están realmente normalizados y depen- los monitores. Como en éstos, la diferencia princi-
den del fabricante. pal es, en principio, entre dispositivos vectoriales
Si se quiere trabajar con una resolución supe- y de rastreo. En el caso de los monitores, los de
rior a SVGA (en un modo que a veces se denomina salida vectorial pasaron a la historia hace muchos
XGA, siglas de Extended Graphics Array) con re- años. En el caso de los plotters aún es posible en-
soluciones 1024 x 768 y 16,7 millones de colores contrar algún viejo plotter de plumillas, que traba-
(24 bits per pixel) no queda otro remedio que ad- ja en modo vectorial y produce líneas perfectas,
quirir una buena tarjeta e instalar sus drivers pro- pero puede decirse que desde 1995 más o menos la
pios. Debe tenerse en cuenta que la placa deberá inmensa mayoría de los plotters funcionan exacta-
contar con una memoria de vídeo (VRAM) ade- mente igual que las impresoras, como dispositivos
cuada a la resolución y el color que tengamos que de rastreo.
utilizar. El cálculo básico es sencillo: si queremos Una impresora es un dispositivo de salida per-
trabajar en color real se necesita 1 byte por cada manente que se utiliza tanto para archivos de tex-
uno de los tres canales RGB (o 24 bpp, bits per to, como para gráficos o imágenes. Las impresoras
pixel) para que los colores se distribuyan de modo requieren un formato lógico de edición que se tra-
uniforme sin crear franjas (todo esto se explicará duce en una grabación sobre un formato físico, ge-
más extensamente en el capítulo sobre tratamiento neralmente un soporte de papel.
de imágenes). Para saber el número de bytes que la Las impresoras se pueden clasificar con arreglo
placa debe almacenar en su memoria temporal a diversos criterios. Los principales son los siguien-
(frame buffer) para enviarlos en un solo paquete a tes:
la pantalla bastará multiplicar el número de puntos 1) Desde el punto de vista del formato de salida,
por 3. Así: pueden ser de papel continuo, de hojas sueltas de
tamaño Din A4 y de hojas de tamaño Din A3; no
800 × 600 = 480.000 pixels; × 3 = 1.440.000 bytes = 1.3 Mb
hay diferencia real entre una impresora de gran for-
1024 × 768 = 786.432 pixels; × 3 = 2.359.296 bytes = 2.2 Mb
mato y un plotter de pequeño formato.
Pero dado que los chips de memoria tienen capaci- 2) Desde el punto de vista de la calidad de la
dades normalizadas habrá que ajustar este cálculo. imagen resultante, hay impresoras en blanco y ne-
La memoria de vídeo depende, en primer lugar, de gro y en color que requieren por lo general tecno-
la resolución y de la profundidad de pixel que se logías bastante distintas y, para cada uno de estos
mide en bits por pixel (bpp). A igualdad de fre- casos, hay impresoras con mayor o menor resolu-
cuencias y prestaciones, la siguiente tabla especi- ción. Se considera que una impresora tiene una re-
fica la mínima memoria requerida, en Mb. solución aceptable para imprimir textos con cali-
dad semejante a los de una imprenta tradicional a
bpp: 4 8 16 24
partir de los 300 dpi (dots per inch, puntos por
nº colores: 16 256 65.000 16.700.000
pulgada); se considera que una impresora tiene una
640 x 480 0.5 0.5 1 2 resolución aceptable para imprimir imágenes con
800 x 600 0.5 1 2 2 una resolución semejante a los de una imprenta tra-
1024 x 768 1 1 2 4 dicional a partir de los 600 dpi aunque esta cifra
1280 x 1024 1 2 4 4 puede aumentar hasta 1.200 o 3.300 según los gra-
1600 x 1200 2 2 4 8 dos de exigencia; estas cifras son relativas como lo
es el propio concepto de "calidad" o "resolución
La instalación de los drivers propios de cada placa aceptable".
era una pequeña odisea cuando se trabajaba en 3) Desde el punto de vista de la velocidad, se
MSDOS pero se ha simplificado en los sistemas pueden clasificar en impresoras "lentas" que im-
actuales por lo que prescindiremos de explicacio- primen menos de 4-6 ppm (páginas por minuto) y
nes adicionales. "rápidas" que imprimen más de 8-10 ppm.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 81

4) Desde el punto de vista del coste de manteni- dos piezoeléctricos en los que una membrana es-
miento sería necesario establecer una clasificación pecial impulsa la tinta. La piezoelectricidad es una
en función del precio medio de cada página impre- propiedad de algunos cristales que se deforman en
sa. Esto puede compensar el coste de la impresora, un sentido bajo presión mecánica y en sentido in-
un factor que no siempre se tiene en cuenta. Así, verso bajo cargas eléctricas, lo que permite utili-
por ejemplo, si bien el coste de las impresoras de zarlos como impulsores controlados con absoluta
chorro de tinta es inferior a de las impresoras láser, precisión. La precisión geométrica se logra hacien-
su coste medio por página es casi el doble y son do pasar las gotas por minúsculas toberas (nozzles).
también, en general, algo más lentas. En general, Los diámetros de las gotas están alrededor de los
desde el punto de vista de la relación calidad coste 25 micromilímetros y la velocidad de impulsión es
o, si se prefiere, de número de ventas, las principa- del orden de las 4.000 pulsiones por segundo. El
les son las impresoras láser y las de chorro de tinta, número de toberas por cabezal determina la reso-
que cubren ampliamente el mayor número de ven- lución. Las resoluciones típicas son del orden de
tas (en 1998-99). los 360, 720 y 1.440 dpi en los modelos más co-
5) Desde el punto de vista de su funcionalidad rrientes. Con resoluciones de 720 x 1440 dpi y cua-
habría que distinguir las impresoras corrientes, que tro tintas (amarillo, magenta, cyan y negro) se al-
sólo sirven para imprimir, de las multifuncionales canzan calidades cercanas a las de fotografías en
o MFP (multifunction printers), que se han intro- color. Hay también impresoras de 6 tintas que cu-
ducido en el mercado desde 1996 aproximadamen- bren mejor el espectro cromático. Todo esto, junto
te, y pueden utilizarse como impresora, escáner, con el abaratamiento de este tipo de impresoras,
fax y fotocopiadora. las sitúa, en 1998, en primera fila por lo que res-
6) Desde el punto de vista de la tecnología o pecta a aplicaciones que requieren la impresión de
medio de impresión que implica, de un modo más imágenes en color.
preciso, los criterios anteriores, hay varios tipos Las impresoras de transferencia se pueden cla-
principales, que resumiremos a continuación. sificar en impresoras láser, de transferencia térmi-
Las impresoras de impacto (dot matrix printers) ca, de emulsión de cera y de sublimación. Por nú-
se basan en un principio similar al de las imprentas mero de ventas, las principales son las primeras.
tradicionales. Si se golpea un tipo sólido contra una Las impresoras láser (figura 26) imprimen una co-
cinta entintada colocada sobre un papel, el perfil pia de la imagen enviando un rayo de luz muy pre-
del tipo se transfiere al papel. Esta es la tecnología ciso sobre un tambor cargado con alto voltaje que,
básica a partir de la cual se puede distinguir entre
impresoras de banda, de tambor, de margarita, o
de matriz de puntos. Todas se basan en el mismo
principio, con algunas diferencias; en el último caso
no hay un tipo fijo sino un grupo de puntos (agu-
jas) que pueden ser configuradas para formar cual-
quier carácter y que también pasan por delante de
una cinta entintada y se accionan por un mecanis-
mo de percusión hace que el carácter se grabe so-
bre el papel. Todas estas impresoras están siendo 1 2
desplazadas por el abaratamiento de las impresoras
de chorro de tinta o láser que son de superior cali-
dad y escasa diferencia de precio.
Las impresoras de chorro de tinta o inkjet utili-
zan un método similar a las de impacto con la dife-
rencia de que lo que se proyecta son minúsculas
gotas de tinta que quedan adheridas al papel. La
figura 25 muestra un esquema del proceso. Las mi-
núsculas gotas son impulsadas por medio de dife- 3 4
rentes técnicas, aumentando la temperatura para que
el líquido entre en ebullición o por medio de méto- Figura 25 Impresora de chorro de tinta

Segunda edición: mayo de 2000


82 Aplicaciones informáticas en arquitectura

5 3
5
2
1
4

Figura 26 Impresora laser Figura 27 Impresora de transferencia térmica


al recibir la luz en determinadas zonas, se descar- se proyecta sobre el papel donde queda adherida;
ga. El tambor se pone en contacto con polvo de algunas casas denominan a estas impresoras "de
carbón pulverizado (toner) que se adhiere a la par- cambio de fase" porque la cera pasa de estado sóli-
te cargada del tambor. Por último, el tambor se pone do a líquido, al calentarse, de modo que este líqui-
en contacto con un soporte de papel al que queda do pueda proyectarse sobre el papel y, vuelven a
adherido por medio del calor y la presión. Las convertirse en sólido con rapidez al secarse. En
impresoras láser corrientes cuentan con resolucio- otros casos, la cera está en una cinta o papel espe-
nes de 300 y 600 dpi lo que permite imprimir tex- cialmente recubierto que se calienta para fundir la
tos y dibujos con calidad profesional e imágenes tinta antes de que se aplique sobre ella una matriz
en blanco y negro con calidad suficiente para mu- de puntos que representa la imagen a imprimir. En
chas aplicaciones. Las imprentas profesionales uti- las impresoras de sublimación (thermal dye
lizan en la actualidad impresoras láser con resolu- printers, dye sublimation printers), la tinta se fun-
ciones típicas del orden de los 1270 y hasta 3386 de sobre una capa de poliestireno aplicada sobre el
(p.ej. la Linotronic 330). papel; de este modo se crean mezclas continuas que
Hay diversos tipos de impresoras de transferen- proporcionan, en principio, una calidad superior a
cia térmica. La figura 27 muestra un esquema ge- la impresión de pequeños puntos. Estos últimos ti-
neral de una impresora de este tipo utilizada prin- pos se emplean de modo exclusivo para impresión
cipalmente, como las de cera y sublimación, para en color y la máxima calidad se obtiene con el últi-
impresión en color da alta calidad. Se utilizan pa- mo, las denominadas impresoras de sublimación,
peles especiales que se introducen en el mecanis- un término equívoco pues no puede decirse que
mo presionados por un tambor metálico (el círculo tenga lugar una verdadera sublimación (paso de
inferior semioculto en la figura) que lo mantiene estado gaseoso a sólido y viceversa, sin pasar por
en contacto con una hoja especial cubierta de tinta estado líquido). Pese a su calidad, están siendo pro-
de los tres o cuatro colores primarios (cian. gresivamente desplazadas por el aumento de pres-
magenta, amarillo y negro) mezclados con un me- taciones y la calidad de las láser en color y chorro
dio sólido que puede ser cera o plástico. El papel de tinta en color. No debe perderse de vista, por
pasa bajo cada uno de ellos, volviéndose a intro- último, que cualquier impresión en color por estos
ducir en el mecanismo si es necesario. En cada métodos tiene una permanencia frágil.
pasada, un elemento calefactor situado junto al ro- Un plotter o "trazador" es un dispositivo de sa-
dillo superior funde pequeños puntos de cada co- lida que dibuja archivos gráficos sobre un soporte
lor primario que se fijan al papel y que se mezclan permanente, corrientemente papel, aunque también
entre sí en diferentes proporciones para producir se emplean otros soportes. Había, hasta hace poco,
el tono de color especificado. dos tipos principales de plotter, vectoriales (plu-
Las impresoras de cera (wax jet transfer printers, millas) y de rastreo (electrostáticos). Los plotters
thermal wax printers) utilizan tinta sólida que se vectoriales utilizan plumillas de fieltro, de acero o
calienta por una serie de elementos calefactores y de cerámica y dibujan las líneas que constituyen el

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 83

dibujo una a una, desde sus extremos, dados en co- cintas de modo que sus diferentes sectores sean ac-
ordenadas de salida del dispositivo en el caso de cesibles para lectura o escritura.
líneas rectas o descomponiéndolas en pequeños tra- Cada una de las unidades, en un PC, con los sis-
zos invisibles a simple vista en el caso de líneas temas operativos de Microsoft se denomina con-
curvas. Los plotters vectoriales proporcionan una vencionalmente con una letra que puede ir de la A
gran calidad de dibujo pero si el dibujo es comple- a la Z. La unidad A designa corrientemente la uni-
jo resultan lentos y, en ocasiones, poco fiables de- dad que contiene los disquetes, la unidad B, si exis-
bido a la multitud de recorridos que deben hacer te, a una segunda unidad de disquetes, que puede
las plumillas y a la necesidad de mantener estas en ser de 5,25" si la anterior, como es habitual, es de
perfecto estado para prevenir que se sequen a mi- 3,5" aunque también puede alojar disquetes mag-
tad del dibujo. Por estas razones están siendo sus- neto-ópticos de 120 Mb. La unidad C designa co-
tituidos por los plotters de rastreo. Los plotters de rrientemente el disco duro. La unidad D puede de-
rastreo funcionan exactamente igual que una im- signar un segundo disco duro. La unidad E puede
presora, almacenan toda la información en una ma- designar un lector CDRom o una unidad magneto-
triz de puntos e imprimen el dibujo con práctica- óptica externa, y así sucesivamente. Estas unida-
mente la misma velocidad, tanto si está compuesto des pueden también ser virtuales, es decir, por de-
de una línea como si está compuesto de varios mi- terminadas razones puede interesar dividir el disco
les. Los tipos principales son los de chorro de tinta duro en diferentes unidades, D, E, F, etc. que fun-
y los electrostáticos, que funcionan según princi- cionan en la práctica como lo harían dispositivos
pios similares a los de las impresoras descritas en independientes.
los párrafos anteriores. La resolución para impri- Aunque está relacionado directamente con ellos
mir dibujos con calidad aceptable debe estar por no debe confundirse este término con un driver
encima de los 600 dpi. "controlador", "conductor", traducido corriente-
Otro método de obtención de copias permanen- mente como controladora; un dispositivo que sir-
tes es por medio de una filmadora. Consiste bási- ve para relacionar el funcionamiento de los
camente en un dispositivo que incorpora un tubo periféricos con la unidad central. Cada uno de los
de rayos catódicos en cuyo extremo se sitúa una principales periféricos de un ordenador, tales como
cámara. La imagen se envía directamente desde la el monitor, el disco duro o la disquetera, cuenta
CPU a través de un puerto paralelo de modo seme- con una controladora específica que permite trans-
jante a como se enviaría a un monitor o una impre- ferir datos de la CPU al dispositivo en cuestión. Ya
sora. Pero, en lugar de una plantilla o un papel, lo hemos mencionado el tema a propósito de las pla-
que hay al final es una película en la que se va gra- cas gráficas. En el mundo de los PCs, los drivers
bando la imagen en tres pasadas, una por cada uno son la pesadilla de productores y consumidores
de los canales rojo, verde y azul, a una resolución debido a que la ingente cantidad de programas y
del orden de las 4.000 líneas y que puede alcanzar periféricos en circulación pertenecen a empresas
hasta las 8.000 líneas. El tiempo de filmación pue- independientes. Pero dada la gran cantidad de pro-
de ser del orden de los 2 o 3 minutos por imagen. gramas en circulación éstos se ven a menudo inca-
Se obtiene así una película que se lleva a revelar paces de satisfacer la demanda. Gran parte del éxi-
como lo haríamos con una película fotográfica co- to de Microsoft Windows se debe a que resuelve
rriente. este problema para todo programa que se adapte a
su entorno.
Dispositivos de almacenamiento Los discos magnéticos son soportes físicos de
diversas características que permiten almacenar
Al enviar datos a un periférico o al recibirlos es programas y ficheros de datos propios. Se distin-
preciso indicar a la unidad central cuál de ellos es guen por su tamaño, por su capacidad y por el tipo
el activo. Se denomina unidad, traducción corrien- de superficie. Hay dos tipos principales de discos
te de drive, si bien el significado no es exactamen- magnéticos: discos duros y disquetes. Los discos
te el mismo, al disco de almacenamiento que esté magnéticos, tanto los discos duros como los
activo en un momento dado. Su descripción gené- disquetes, deben ser formateados antes de ser utili-
rica sería la de un dispositivo que contiene un apa- zados. Al dar formato a un disco la información se
rato electromecánico que permite girar discos o organiza en pistas y sectores tal como se muestra

Segunda edición: mayo de 2000


84 Aplicaciones informáticas en arquitectura

a las 20 Mb de 1990. En los modelos con 4 platos


Track
Sector y 8 cabezales esta cifra alcanza, en 1999, los 18
Gb.
El tiempo de acceso (tiempo promedio que se
tarda en alcanzar una pista cualquiera) puede estar
entre 12 y 28 ms (milisegundos). La velocidad de
rotación, que estaba hasta hace poco situada en tor-
no a las 2.400 a 3.600 revoluciones por minuto, ha
Cluster aumentado también hasta 7.200 revoluciones por
minuto. Además de la capacidad y el tiempo de ac-
ceso debe tenerse en cuenta otros parámetros tales
como la velocidad de transferencia media
FAT (sustained data rate) que era del orden de los 3,5 a
5 MBps en 1998 y la velocidad de transferencia
punta (burst data rate) que puede ser del orden de
7 a 9 veces superior, alcanzando los 66 mbps en
los modelos más o menos corrientes en 1999. La
firma Seagate, fundada en 1979, era hasta hace poco
la mayor proveedora de discos duros, seguida por
Figura 28 Discos magnéticos. Disquete. Quantum, Western Digital, IBM, Maxtor, Fujitsu,
Samsung y Toshiba con una cuota de mercado en
en la figura 28. Las pistas son anillos concéntricos torno al 20% para la primera citada y en torno al
y los sectores regiones determinadas por radios tra- 4% para la última.
zados a intervalos regulares sobre las pistas. Un Hay dos tecnologías principales, ya menciona-
sector es la cantidad mínima de información que das en la sección sobre buses, que se utilizan para
puede ser escrita o leída en cada acceso al disco conectar los discos duros con la unidad central, IDE
por el cabezal de lectura. (Integrated Drive Electronics) y SCSI (Small
Los disquetes son de dos tipos, disquetes flexi- Computer System Interface). La primera es la uti-
bles de 5¼ pulgadas, cada vez menos frecuente y lizada por todos los discos duros corrientes, con
disquetes flexibles, más rígidos que los anteriores, las características que hemos resumido en el párra-
de 3½. Giran a una velocidad de unos 300 revolu- fo anterior. La segunda, bastante más cara, se utili-
ciones por minuto. Los discos duros consisten en za cuando se quiere obtener rendimientos superio-
varios discos superpuestos de tal modo que todas res y mayor seguridad. Un disco duro SCSI tiene
sus pistas quedan alineadas verticalmente consti- una capacidad de 9 Gb por cada plato, gira a 10.000
tuyendo cilindros (ver figura 29). El primer disco revoluciones por minuto y tiene una velocidad de
duro para ordenador fue introducido por IBM en
1954 y tenía una capacidad de 5 Mb y un diámetro
de 24 pulgadas (60 cms). El primer ordenador per-
sonal, también introducido por IBM en 1981, tenía
un disco duro con una capacidad de 5 a 10 Mb y un
diámetro de 5,25 pulgadas. A finales de los 1980
comenzaron a aparecer discos duros para ordena-
dores personales de 3,5 pulgadas y 500 Mb de ca-
pacidad. Y a lo largo de los 1990, con mejoras en
la densidad de almacenamiento, en la velocidad de
rotación y transferencia y en la capacidad de lectu-
ra, con cabezales más pequeños, la capacidad de
almacenamiento ha crecido espectacularmente. Una
cifra corriente de capacidad, en 1990 era 20 Mb,
en 1995, 400 Mb y, en 1999, 4,3 Mb para un único
disco de 3.5 pulgadas con un coste absoluto menor Figura 29 Discos magnéticos. Disco duro

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 85

transferencia de unos 80 mbps. Dado el espectacu- Memory, "disco compacto con memoria de sólo lec-
lar desarrollo de los discos tipo IDE estas ventajas tura" consiste en un formato normalizado de gra-
rara vez compensan la diferencia de coste. bación de datos digitales, textos, imágenes o soni-
Para almacenamiento externo se utilizan tam- do, sobre CD, que permite almacenar una gran can-
bién los discos magnetoópticos. Un disco magne- tidad de datos, del orden de 650 Mb, en un soporte
to-óptico tiene un soporte físico similar al de los magnético de 12 cms de diámetro, espesor de 1.2
discos magnéticos pero que combina tecnologías mm y un agujero central de 15 mm. Sobre este so-
de grabación magnéticas y láser para crear discos porte se graba en modo digital una serie de peque-
con gran capacidad de almacenamiento y que pue- ños surcos a lo largo de una espiral continua, en
den regrabarse. La superficie de grabación se basa lugar de pistas concéntricas como ocurre en los
en una aleación de hierro que permite grabar pun- discos magnéticos (figura 31), que se protegen con
tos magnéticos con diferente orientación, positiva una capa transparente de barniz o plástico transpa-
o negativa, que sirven así para alamacenar bits, de rente. Se leen por medio de un rayo láser que diri-
modo similar a como lo hacen los discos magnéti- ge luz hacia los surcos, recoge los reflejos y los
cos, discos duros o disquetes, y las cintas. Pero, a traduce a código digital. La densidad de grabación
diferencia de éstos, los bits grabados, los puntos es de 16.000 TPI (tracks per inch) cifra enorme-
magnetizados, son mucho más pequeños debido a mente superior a la de los discos magnéticos que
que se utiliza un láser que calienta el punto a unos es de 135 en los de 1,44 Mb. Otra diferencia fun-
300º de temperatura, lo que permite realinear con damental es que la velocidad de rotación es varia-
extrema precisión el punto magnético. Los discos ble, de tal modo que la información pasa bajo los
magnetoópticos han alcanzado una enorme popu- cabezales de lectura con la misma velocidad, lo que
laridad durante 1996 y 1997 con el lanzamiento, permite optimizar al máximo la lectura si bien los
por la firma Iomega de la marca Zip, discos mag- tiempos de acceso son menores debido a las acele-
netoópticos de 100 Mb de capacidad y tamaño si-
milar a un disquete de 3,5", fácilmente
transportables, compatibles y baratos. La misma
firma tiene otro modelo, el Iomega Jaz, con 1 Gb
de capacidad y similares características al Iomega
Zip. Otras firmas, como Syquest, ofrecen produc-
tos similares.
La capacidad de almacenamiento se ha revolu-
cionado sobre todo con la aparición de los discos
ópticos, principalmente los discos compactos o
CDs. Las especificaciones de un CD actual se ba-
san en las acordadas por Philips y Sony, las com-
pañías que lo desarrollaron entre 1980 y 1982 y
que fijaron sus dimensiones y sus protocolos de
almacenamiento de la información. A partir de esto Figura 30 Discos ópticos. CD
han surgido diferentes formas de CD, para música
(CD Audio, primer modelo en 1982, por Sony), para
datos y programas informáticos (Phillips y Sony,
1985), para PCs (CDRom, Phillips y Sony, 1X con
650 Mb de capacidad y un precio de $1000).
Todos tienen las mismas dimensiones (12 cms
de diámetro) y la misma capacidad (650 Mb). Los
CDs se fabrican en policarbonato semitransparente
que se funde a 300º. Después de grabar los datos
por estampación se enfrían rápidamente para evi-
tar malformaciones. La figura 30 muestra un es-
quema del sistema de lectura. Figura 31 Formatos de un disco magnético
Un CDRom, siglas de Compact Disk Read Only y de un disco óptico

Segunda edición: mayo de 2000


86 Aplicaciones informáticas en arquitectura

raciones y desaceleraciones. Read Throughput) que es el tiempo requerido para


La velocidad nominal de una controladora de leer datos en bloques de 16K y se mide en KBps.
CDRom (CDRom drive) está referida a su veloci- Puede ser más significativo, aunque no es un dato
dad de transferencia efectiva. Las controladoras de que se pueda conocer en todos los casos, lo que se
velocidad simple, que fueron las primeras en apa- denomina tiempo de acceso que es el tiempo que
recer (1987), contaban con velocidades de transfe- tarda una controladora en colocar el cabezal de lec-
rencia del orden de 150 KBps (kilobytes por se- tura sobre un sector de datos seleccionado
gundo). Cuando aparecieron en el mercado aleatoriamente y en leer 2K. La distancia media es
controladoras de 300 KBps, que doblaban esta ve- un tercio de todo el CD. Los tiempos de acceso se
locidad se bautizaron como CDRoms "de doble miden en milisegundos (ms) y pueden variar entre
velocidad". En breve plazo aparecieron otras que 150 en los mejores hasta los 300 ms en los peores
triplicaban y cuadriplicaban esta velocidad y que casos.
se etiquetaron como 4X (1994), 6X (1995), 12X Los CDRom están a puntos de ser superados por
(1996). una versión más avanzada de discos ópticos, los
En esta fecha se había alcanzado 12 veces la DVD, siglas de significado errático, Digital Video
velocidad de 1987 a un coste de $250, la cuarta Disk o Digital Versatile Disk, una tecnología desa-
parte. Para saber cuál es la velocidad nominal de rrollada por Sony y Phillips con la finalidad de con-
estas controladoras en KBps basta con multiplicar seguir un sistema capaz de superar la barrera de
estos valores por 150. Las cifras disponibles a prin- los CDs que impide grabar películas de duración
cipios de 1996, los 4X, 6X y 8X equivalen por con- corriente en formato digital. Los DVD son simila-
siguiente a 600, 900 y 1.200 KBps. A principios de res a los CD, tienen su mismo formato y son com-
1998 las velocidades corrientes eran de 12X y 24X patibles con estos, pero tienen mucha mayor capa-
($100 de coste, 15.000 pts por término medio, la cidad de almacenamiento. La primera generación
décima parte que en 1987 para una velocidad 24 cuenta con una capacidad de 4,7 Gb, equivalente a
veces mayor). En 1999 las velocidades corrientes unos 7 CDRoms lo que permite almacenar unas dos
son del orden de los 32X o superiores. horas de vídeo, 135 minutos que son suficientes
Debe tenerse en cuenta que la importancia de la para la duración de la mayoría de las películas. La
velocidad depende del uso que se piense dar al tecnología de los DVD permitirá por añadidura que
CDRom. Para hacer correr un vídeo corto de modo puedan ser leídos tanto desde un televisor como
satisfactorio se necesitarán velocidades innecesa- desde un PC, lo que es previsible que garantice la
ria para instalar un programa u otro tipo de aplica- difusión y el abaratamiento. Pero, además, todo esto
ción más o menos esporádica. La velocidad nomi- permitirá aumentar las capacidades de los progra-
nal está referida a la lectura secuencial (Sequential- mas de generación y modificación de imágenes, por
lo que tendrá una influencia indudable sobre este
sector. La segunda generación de DVDs, aún en
fase de desarrollo, añadirá una segunda capa,
semitransparente, que podrá ser leída por un láser
4,7 Gb
de doble poder, aumentando la capacidad a 8,58
Gb. También se prevé, a corto plazo, sistemas de
doble capa y doble lado que alcanzarán las 17 Gb
8,5 Gb (aunque habrá que dar la vuelta al disco). La velo-
CD cidad de transferencia para juegos y aplicaciones
sencillas es, en los DVD actuales, del orden de los
600 KBps, equivalentes a un CDRom 4X. Para da-
9,4 Gb tos, esta velocidad puede llegar a los 1,3 MBps,
equivalentes a un CDRom 10X. Ya hay en el mer-
cado sin embargo modelos que duplican estas ci-
fras (figura 32).
DVD 17 Gb

Figura 32 Discos ópticos. DVD

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 87

4 Sistemas operativos turno para introducir una orden. El prompt puede


ser modificado por el usuario pero hay ciertos usos
El sistema operativo de un ordenador es el progra- corrientes que es preferible respetar. Así en el sis-
ma principal sin el cual no podría funcionar ningún tema operativo MSDOS, el prompt "C:\" indica,
otro programa, y que actúa como intermediario en- por convención, que se está trabajando en la uni-
tre los demás programas y la máquina. Tanto los dad del disco duro ("C:") y en el directorio raiz
pequeños programas que controlan el funciona- ("\").
miento de un periférico, como los grandes progra- Los sistemas operativos actuales pueden intro-
mas de aplicación, deben incluir rutinas de ducirnos directamente en modo gráfico con lo que
interacción con el sistema operativo que permitan en lugar del prompt nos encontraremos con lo que
traducir sus funciones al formato de instrucciones se denomina un shell ("concha", "caparazón", "en-
de la plataforma con que se cuenta. El sistema ope- voltura"); se denomina así a un programa que ac-
rativo, al igual que cualquier otro programa, cuen- túa como intermediario para otros programas, pro-
ta con una serie de términos clave y unas reglas de porcionando un entorno de trabajo con menús, ca-
sintaxis que deben ser conocidas por el usuario para jas de diálogo, etc., que facilitan la tarea del usua-
poder utilizar el ordenador correctamente. Aunque rio. Un ejemplo omnipresente de entorno es el pro-
la palabra "sistema" se aplica a cualquier conjunto porcionado por Windows. Las últimas versiones de
de entidades y reglas de interacción entre entida- Windows son un sistema operativo autónomo: esto
des, que sirven a una determinada finalidad, el tér- es parcialmente cierto en el caso de Windows 95 y
mino "sistema", en informática se refiere corrien- Windows 98 que prescinden aparentemente del
temente al sistema operativo y, por extensión, a MSDos pero cuentan con él como estructura sub-
todos los protocolos de configuración de dispositi- yacente y plenamente cierto en el caso de Windows
vos con que se cuenta en un ordenador. NT que cuenta con protocolos propios de gestión
El sistema operativo se pone en marcha de archivos y dispositivos. El esquema de la figura
automáticamente al arrancar el ordenador. Si todo 33 representa el modo en que el sistema operativo
ha ido bien, una vez ejecutadas todas las operacio- actúa como un anillo de intercambio entre las apli-
nes previas de ajuste, aparecerá en pantalla un sím- caciones y los sistemas de entrada y salida y
bolo que se conoce como el prompt del sistema, un periféricos.
término inglés que proviene del latín promptus, Hemos visto que el término configuración o
"preparado, dispuesto". En el mundo teatral se uti- setup designaba a la disposición de las partes que
lizaba con la acepción de "apuntar"; en informáti- constituyen un soporte físico (hardware) o un so-
ca se denomina así a un indicador, un mensaje bre- porte lógico (software). En la segunda acepción se
ve, que puede ser un signo o un carácter, que apa- denomina así a los parámetros y órdenes específi-
rece en el monitor y que indica al usuario que es su cas que se dan desde al sistema operativo a los
controladores de cada dispositivo para que el ren-
dimiento de éstos resulte óptimo.
Uno de los chistes más famosos en el mundo
informático es el del mecánico, el ingeniero y el
informático que viajan en un coche que de pronto
se para. El mecánico propone desmontar el motor
Periféricos Redes
y hacer una inspección a fondo. El ingeniero pro-
pone limpiar el carburador. El informático propo-
ne subirse otra vez y volver a arrancar. Este chiste
se basa en la notable capacidad de los ordenadores
Salida Entrada para solucionar muchos problemas sin más que
"reinicializar" o "rebotar". La palabra boot, "arran-
car el ordenador, botar, inicializar", es el término
Usuario utilizado corrientemente en el argot informático in-
glés para esta acción tan efectiva. Carece de tra-
Figura 33 Esquema de funcionamiento del ducción corriente aunque se usa a veces "botar" o
sistema operativo "butar". El término original deriva de bootstrap,

Segunda edición: mayo de 2000


88 Aplicaciones informáticas en arquitectura

las tiras de cuero que asoman de las botas campe- PCs se ha incrementado con la aparición de las di-
ras y ayudan a calzárselas; se atribuye el origen a ferentes versiones de MSWindows, un shell o siste-
uno de los cuentos del barón de Munchausen en el ma de interfaz superpuesto al MSDOS y que ha
que salió de un agujero en el que había caído esti- contribuido espectacularmente a la difusión de los
rando de sus botas hacia arriba. También se utiliza PCs. La firma Microsoft fue fundada en 1975 por
el término inicializar o reinicializar. La operación Paul Allen y Bill Gates, dos estudiantes universita-
de volver a arrancar la máquina en caliente, sin rios que escribieron el primer intérprete Basic para
desenchufarla se lleva a cabo para descargar la me- el i8080 y crearon la microcomputadora Altair
moria de datos o programas que pueden estar in- 8800.
terfiriendo en un proceso en curso. En el sistema La noción básica, Window, "ventana" fue una
operativo MSDOS, esta operación se efectúa pre- metáfora puesta en circulación por los ordenado-
sionando simultáneamente las teclas Control-Alt- res Apple Macintosh aunque las ideas básicas se
Supr. Otro término con el mismo significado es remontan a las ideas desarrolladas por Alan Kay,
reset, si bien se reserva para los casos en que la un estudiante de la universidad de Utah que pre-
máquina va provista de un botón o algún tipo de sentó una tesis doctoral en 1969 en la que se antici-
conmutador que permite una reinicialización direc- paban muchas de las nociones de lo que se ha veni-
ta. do en denominar desktop computing y otras nocio-
Como ya hemos visto existen tres sistemas nes fundamentales de simulación y orientación a
operativos principales para PCs, el Unix, utilizado objetos que se desarrollarían en los centros de in-
sobre todo por minicomputadores y estaciones de vestigación Xerox de Palo Alto, en California, don-
trabajo pero que también puede instalarse en orde- de Kay trabajó en la década de los 1980s junto con
nadores personales, el utilizado por los ordenado- muchos otros investigadores y que se concretarían
res Macintosh y el utilizado por los PCs. El Unix en 1972 el lenguaje de programación Small Talk,
es un sistema operativo multiusuario utilizado co- el primer lenguaje de programación orientado a
rrientemente en estaciones de trabajo de mayor po- objetos.
tencia y capacidad que los PC. Fue desarrollado en Cuando se trabaja con estos conceptos-metáfo-
1969 por Ken Thompson. A mediados de los 1970 ra, el monitor se presenta como una pantalla com-
corría principalmente en ordenadores tipo PDP, or- puesta por subventanas que pueden abrirse y ce-
denadores con una unidad central potente y varias rrarse y en las que el usuario puede adentrarse sin
terminales. A finales de esta década surgieron dife- límite. El proceso real se basa en una compleja es-
rente versiones comerciales. En la década siguien- tructura de transferencias de bloques de bits que
te se normalizaron diferentes versiones. En 1989 están en gran medida normalizados e integrados
se formó la UNIX Software Operation que, en 1990, en rutinas compartidas por una gran variedad de
se convirtió en la UNIX System Laboratories Inc., sistemas gráficos.
división subsidiaria de AT&T. En la actualidad es Una piedra de toque de los sistemas operativos
el principal sistema operativo sobre plataformas no es su capacidad para la multitarea. Se denominan
personales aunque está perdiendo progresivamen- así los sistemas operativos capaces de controlar la
te cuota de mercado frente a los PCs. ejecución de dos o más programas en paralelo por
En los PCs el sistema operativo principal sigue un mismo ordenador. Windows 95 y Windows NT
siendo el MSDOS, siglas de Microsoft Disk son auténticos sistemas multitarea lo que marca su
Operating System, "Sistema Operativo de Disco distancia con respecto al MSDos y al Windows 3.x.
de Microsoft". Su futuro se presenta más que pro-
blemático desde hace años ante la limitación que Funciones
supone contar con una memoria principal de 640
Kb, cuando muchos ordenadores utilizan 32 Mb lo Los sistemas operativos permiten controlar de modo
que obliga a realizar una serie de enojosas chapu- directo la organización de archivos en el disco duro.
zas que serían innecesarias en un sistema sin esta El principal uso directo que se hace de un sistema
limitación (que se mantiene por requisitos de com- operativo es para copiar, mover y renombrar fi-
patibilidad con versiones anteriores) para poder cheros. Esto implica un trasiego constante por di-
gestionarla. rectorios, subdirectorios. Un directorio o carpeta
La hegemonía de Microsoft en el mundo de los puede entenderse como algo que no tiene otro con-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 2. Recursos básicos. Programas y máquinas 89

tenido que o bien un subdirectorio, es decir un di- .dll dynamic link library, subprograma que
rectorio subordinado a otro directorio o un fiche- se activa en tiempo de ejecución
ro, que es el receptáculo sustancial de información. .drv driver
Un fichero, archivo o file es un conjunto de in- .exe ejecutable
formación almacenada de modo unitario bajo un .hlp help, archivo de ayuda a un programa
único nombre y asociado a uno o más tipos de pro- .ini archivo con códigos de inicialización
gramas de aplicación. Los ficheros pueden conte- .rtf rich text format, archivo asci mejora-
ner información propia de un programa, no accesi- do
ble para el usuario o bien información generada .tmp archivo temporal
por el propio usuario y administrada por un pro- .ttf true type font, tipo de letra "verdade-
grama. Los ficheros generados por el propio usua- ro"
rio pueden a su vez ser accesibles por otros usua- .txt archivo de texto genérico en código
rios o quedar protegidos por claves propias. Pue- ASCI
den ser reescritos o pueden quedar protegidos para .sys archivo de sistema de un programa
escritura.
Todo fichero lleva asociada una ruta o path. Formatos
Dado que los archivos, en un ordenador, están in-
sertados en una estructura compleja que, por lo Se denomina formato, genéricamente, a la forma
general, incluye diferentes unidades y, dentro de en que están estructurados los datos sobre un de-
cada una de ellas, directorios y subdirectorios, la terminado soporte. Sobre este tema volveremos en
indicación de la vía de acceso a un fichero, sea de varias ocasiones. En el capítulo 11, sobre bases de
modo directo, sea por medio de variables incorpo- datos y sistemas de información, se discutirá algo
radas al sistema operativo o a un programa de apli- más extensamente la importancia de estructurar los
cación, es un aspecto fundamental de la gestión de datos de uno u otro modo. Desde un punto de vista
archivos. En el sistema operativo DOS, los niveles meramente operativo, y por lo que respecta al tipo
de la vía de acceso se indican por medio de barras de datos más generales, puede decirse que hay tres
contrainclinadas. La ruta de acceso a un archivo tipos principales de formatos:
"CASA9. dwg" que contuviera la planta de una casa a) Los archivos de mapas de bits guardan imá-
podría ser, por ejemplo genes como matrices que almacenan la posición
"C:\grupo1\pry3\dwg\CASA9.DWG" en donde de cada punto y el valor cromático o acromático
"C:" indica la unidad en que se trabaja "grupo1" el que le corresponde. En el capítulo 6, sobre imáge-
grupo de trabajo, "pry3" el proyecto 3 de los pro- nes, se enumeran los principales tipos de formatos
yectos en curso y "dwg" el subdirectorio en donde utilizados en tratamiento de imágenes, probable-
se incluyen los archivos gráficos de dibujo de este mente el sector en donde puede encontrarse mayor
proyecto. variedad.
En todos los sistemas operativos el nombre de b) Los archivos vectoriales guardan entidades
los ficheros consta de una serie de caracteres que geométricas como estructuras que asocian etique-
representan su "nombre propio" más tres caracte- tas de identificación, propiedades y datos. Por ejem-
res adicionales que indican su tipo y que se deno- plo, "línea", "color negro", "tipo continuo" "punto
minan su extensión. Estos caracteres se sitúan al inicio: 1,2", "punto final: 3,42. Pueden considerar-
final del nombre del fichero, separados por un pun- se como bases de datos con instrucciones implíci-
to. Cuando se utiliza el sistema operativo como el tas sobre como imprimir o mostrar tales datos.
MsDOS o un entorno operativo como Windows, c) Los metaarchivos son archivos con capaci-
hay una serie de extensiones que se han adoptado dad para contener los dos tipos anteriores. Se utili-
convencionalmente y que deben respetarse. Algu- zan principalmente en impresión y en programas
nas de las principales son las siguientes: de autoedición que deben manejar archivos de di-
.bak backup, copia de seguridad bujo e imágenes. El principal es sin duda EPS (si-
.cfg archivo con datos sobre configuración glas de Encapsulated Postcript File), un formato
.com command, fichero ejecutable que es propiamente un lenguaje de descripción de
.dat archivo con datos sobre instalación de entidades de diversos tipos y que es compartido
un programa por muchos modelos de impresoras. Otro formato

Segunda edición: mayo de 2000


90 Aplicaciones informáticas en arquitectura

de transferencia muy utilizado bajo Windows es desfragmentación del disco duro, etc. Algunos pro-
WMF (siglas de Windows Meta File). gramas populares integran un gran número de es-
Cada programa de aplicación graba sus datos en tas utilidades en un conjunto unitario que funciona
un formato propio y los archivos especifican este como un sistema superpuesto al sistema operativo
formato por medio de una serie de extensiones ca- que aumenta sus recursos y hace la gestión más
racterísticas que es necesario conocer y respetar sencilla mediante la adición de recursos gráficos,
para poder identificar los archivos. Se indican a ventanas, menús colgantes, etc.
continuación algunos ejemplos corrientes. De todos estos, probablemente el más necesario
es un buen antivirus. Un virus es un programa di-
.cdr composición con Corel Draw señado con la sana intención de ocasionar fallos en
.dgn dibujo o modelo en Microstation el funcionamiento de un disco duro o destruir da-
.doc documento de Word tos. Los virus se instalan en ficheros ejecutables de
.dot plantilla de Word modo invisible para el usuario y se copian a si mis-
.dwg dibujo o modelo de AutoCad mos en otros ficheros ejecutables, propagándose a
.max escena de 3D Studio Max través de archivos compartidos por cualquier or-
.mda base de datos creada con Access denador que haya entrado en contacto con estos
.psd imagen generada con Photoshop archivos. Hay virus de diversas categorías, desde
.xls tabla de datos creada con Excel los que pueden producir simples molestias en el
.3ds escena de 3D Studio funcionamiento de un programa hasta los que pue-
den destruir componentes básicos del ordenador.
Hay otros archivos que se utilizan para transferir Existen programas antivirus que los detectan y los
datos entre aplicaciones. Los dos más conocidos eliminan y que se van renovando continuamente a
son IGES (siglas de Initial Graphics Exchange medida que aparecen nuevas especies y que pue-
Specification) desarrollado por un comité de ANSI den encontrarse con facilidad a través de Internet.
con la intención de que fuera independiente de cual-
quier programa de CAD, que se reconoce por la
extensión ".igs" y DXF (acrónimo de Drawing
eXchange Format), con extensión ".dxf", desarro-
llado por AutoDesk.

Complementos operativos

Aunque un sistema operativo proporciona la ma-


yoría de funciones que un usuario normal puede
necesitar y, desde luego, muchas otras que no utili-
zará nunca, siempre hay determinadas cosas que
uno querría hacer pero para las que el sistema ope-
rativo no dispone de una función adecuada. Para
complementar esta carencia hay infinidad de pe-
queños programas denominados convencionalmen-
te utilidades, que complementan las órdenes del
sistema operativo de modos a veces inesperados y
pueden facilitar la gestión de archivos o la realiza-
ción de determinadas tareas. Ejemplos de utilida-
des son: programas de comprensión de archivos
(pkunzip.exe, arj.exe, winzip), programas de bús-
queda, de conversión de formatos (alchemy.exe),
de conexión con otras unidades u otros ordenado-
res, de edición de textos en ascii (múltiples), de
antivirus, de generación de copias de seguridad,
de visualización de documentos, de

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 91

Capítulo 3 CAD2D
Para la gran mayoría de arquitectos que utilizan la introduciendo. Desde 1984 aproximadamente, pri-
informática los instrumentos principales de traba- mero a través de los ordenadores Apple, después
jo siguen siendo, y seguirán siendo, aquellos que de los IBM y más adelante a través de todo tipo de
posibilitan una definición precisa de perfiles y vis- marcas, los PCs están equipados con placas gráfi-
tas planas de las formas que están proyectando. Y cas que posibilitan este modo de trabajo. Actual-
esto es así no sólo por razones técnicas que limitan mente la inmensa mayoría de los programas de
la capacidad para usar otras técnicas más comple- CAD trabajan en modo gráfico.
jas de generación que se verán más adelante sino, Pero, por añadidura, el concepto ha evoluciona-
sobre todo, porque la propia índole de la arquitec- do hasta incluir un sinfín de mecanismos que no
tura confiere una importancia esencial a las plan- tienen otro objeto que facilitar la interacción del
tas, los alzados, las secciones y el trabajo sobre usuario con la máquina. Sin embargo, esta razón
planos maestros que lo son tanto por razones cons- aparentemente secundaria se ha convertido en la
tructivas como por razones de concepción del pro- práctica en primordial debido a dos razones que es
yecto. De ahí que el primer tipo de programa de difícil mantener separadas: por un lado, a impera-
aplicación que un arquitecto debe conocer en la tivos comerciales y por otro a la propia evolución
actualidad y, si es posible, dominar, es lo que se de los programas. La búsqueda de nuevos clientes,
denomina genéricamente CAD2D, esto es, un tipo que comprenden las ventajas de utilizar un ordena-
de programa informático que permite generar y dor pero son reacios a entrar en la lógica de la má-
modificar figuras planas. quina, es lo que ha impulsado la proliferación de
mecanismos de interfaz "amistosos". Pero, también
1 Interfaz es verdad, y esto es particularmente cierto en el
mundo del CAD, que la complejidad que han ido
Antes de la aparición de los ordenadores con capa- adquiriendo los nuevos programas hace necesario
cidad gráfica, trabajar con un programa de CAD que estos se complementen con recursos que, como
implicaba conocer una serie de funciones, activar mínimo, descarguen al usuario de la necesidad de
estas funciones escribiéndolas con el teclado y memorizar cientos de ordenes y parámetros.
esperar una respuesta de la máquina que podía ser Los recursos de interfaz están en parte normali-
un dato, un mensaje de confirmación o un mensaje zados por asociaciones que procuran contribuir a
de error. Si la sesión había ido bien, al final se en- facilitar el intercambio tecnológicos. El grupo de
viaba una orden de imprimir el resultado y sólo normativos principales, hasta hace unos años esta-
entonces se podía contar con una vista de lo que ba parcialmente recogido en PHIGS, siglas de
uno se traía entre manos. Contar con un ordenador Programmer’s Hierarchical Interactive Graphics
con "capacidad gráfica" quiere decir, en primer Standards, ("estándares de gráficos interactivos
lugar, que no es preciso esperar hasta que la impre- jerarquizados para programadores"), un sistema de
sora (o un monitor especial al que hay que activar protocolos y convenciones independientes del dis-
mediante una orden específica) nos muestre el re- positivo, creado para unificar funciones y facilitar
sultado de una serie de acciones sino que este apa- el intercambio entre diferentes tipos de dispositi-
rece "en tiempo real", es decir, como respuesta in- vos y programas de gráficos. Había 6 dispositivos
mediata a la secuencia de operaciones que vamos lógicos de entrada normalizados en Phigs: locator,

Segunda edición: mayo de 2000


92 Aplicaciones informáticas en arquitectura

pick, choice, valuator, string y stroke. El primero, tamaño de un carácter, que parpadea para facilitar
locator, proporcionaría la posición en coordena- su localización. En modo gráfico, el cursor adopta
das globales (x,y,z) de un punto de datos; su reali- diversas formas que dependen del tipo de progra-
zación física puede venir dada por un ratón o un ma y del tipo de operación que se esté llevando a
cursor asociado a una tableta digitalizadora. El se- cabo. Algunas de las más corriente en programas
gundo, pick, identificaría una estructura o un ele- de imágenes son: una flecha, que indica por lo ge-
mento de una estructura; puede ser realizado por el neral que se está en modo selección general, dos
mismo dispositivo que el anterior, tal como un ra- líneas ortogonales cruzadas que indican que se está
tón. El tercero, choice, identificaría una selección en modo de introducción de datos gráficos o un
en un rango de alternativas, tal como ocurre cuan- pequeño rectángulo que indica que se está en modo
do se escoge una orden de un menú. El cuarto, de selección de entidades.
valuator, identificaría un valor numérico en un ran- Las rubber bands o bandas elásticas son otro
go de valores posibles dados. El quinto, string, daría recurso corriente en sistemas gráficos que simulan
una entrada de texto, por lo general a través del la deformación interactiva de una entidad gráfica
teclado. Y el sexto y último, stroke, proporcionaría tal como una línea o un rectángulo, lo que facilita
una secuencia de posiciones (x,y,z) en coordena- el seguimiento de las operaciones. Las asas,
das globales. handles o grips son pequeños iconos en forma de
Mencionamos estos términos para subrayar el cuadrado que aparecen en los vértices de entida-
hecho de que lo que puede aparecer como una ca- des seleccionadas y que indican que están disponi-
racterística "natural" de algunas aplicaciones tiene bles para ser cambiadas de posición arrastrando la
detrás una larga historia de protocolos, normativas entidad pero sin modificar el resto de los vértices.
acuerdos y desacuerdos. Hay que decir por otro Todos estos recursos básicos, algunos de los cua-
lado que los organismos internacionales de norma- les se muestran en la figura 1, tienen ya cerca de
lización siguen a duras penas la evolución comer- 30 años de existencia.
cial y que, en estos momentos, a finales del siglo, La entrada de ordenes se puede hacer básica-
las normas gráficas están dominadas por los recur- mente de dos modos: escribiéndolas directamente
sos propios de Microsoft Windows que son simila- por teclado o seleccionándolas por medio del ra-
res en algunos aspectos a los indicados pero inclu- tón o las teclas del cursor del teclado a partir de
yen una miríada de herramientas adicionales, una serie de alternativas dadas por menús. En am-
omnipresentes en toda aplicación que funcione en bos casos se activa, por medio de una palabra cla-
este entorno. ve, una serie de procesos. En el primer caso el tex-
Haremos una revisión rápida de los recursos to aparece en algún sector especial de la pantalla
habituales presentándolos de un modo menos téc- que se conoce generalmente como línea de orde-
nico. Dado que la mayor parte de la información nes o command line. Esto permite comprobar lo
está en inglés utilizaremos los términos ingleses que se ha escrito antes de confirmar la orden. La
acompañados de su traducción al español para fa- mayoría de los programas de CAD permiten crear
cilitar la doble asimilación de estos términos. abreviaturas personalizadas para las órdenes más
corrientes. Por esta razón, la entrada por teclado
Recursos gráficos principales

Muchos de los recursos gráficos habituales, como


el cursor o las bandas elásticas, se remontan a 1963,
fecha en que Sutherland presentó en su tesis docto-
ral ("Sketch-Pad: A Man-machine Graphical
Communications System") un buen número de las
técnicas de interfaz que ahora están presentes en
cualquier PC. Así, el cursor, como casi todo el mun-
do sabe, es un indicador, en la pantalla de un moni-
tor, de la posición en que se está ejecutando un pro-
grama. En modo alfanumérico, el cursor adopta ge-
neralmente la forma de un pequeño rectángulo, del Figura 1 Cursores, asas y cintas elásticas

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 93

como medio principal de interacción sigue siendo entre introducir los datos por medio de coordena-
el método favorito de usuarios experimentados aun- das cartesianas, por medio de coordenadas polares
que se utilicen los menús para órdenes de uso me- o por medio de coordenadas cilíndricas o esféri-
nos frecuente. cas. Muchos usuarios prefieren utilizar macros o
En el segundo caso la orden se selecciona a par- alias para evitar tener que repetir determinadas se-
tir de algún tipo de menú, que incorpora de algún cuencias obligadas para el caso de, por ejemplo,
modo la orden, evitando el tener que escribirla; entrada en coordenadas polares relativas.
basta resaltarla y hacer clic con el ratón para acti- La utilización de alias o macros es una forma
varla. Las listas de ordenes aparecen agrupadas de de personalizar el uso de un programa. Un ordena-
diversos modos. La mayoría de programas de Cad dor "personal" admite la posibilidad, como sería
actuales presentan tres o cuatro menús. Uno fijo, de esperar, de adaptar todos o la mayoría de los
que puede estar situado en la parte lateral derecha, programas de aplicación a los modos
el menú de pantalla o screen menu. Otro que apa- personalizados o individualizados de trabajo. Esto
rece en el momento en el que el cursor se sitúa so- se consigue, en mayor o menor grado, en función
bre la parte superior de la pantalla, el menú col- de lo abierto que sea el programa y puede ir desde
gante o pop down menu; hasta ese momento la lí- la modificación de aspectos propios de la
nea superior puede haber servido como un indica- interacción básica, tal como el color de la pantalla
dor de la posición en coordenadas del cursor, de la o el tipo de letra de los menús, hasta la creación de
capa y el color activos y de las restricciones de ordenes propias por medio de lenguajes de alto ni-
ortogonalidad activas si bien la tendencia actual es vel incorporados al programa y accesibles para el
mantener la información de estado, dada por otro usuario. Un mínimo grado de personalización, a
recurso, la barra de estado o status bar, en la parte través del sistema operativo y los archivos de arran-
inferior de la pantalla. que, es prácticamente obligado para adaptar el fun-
Una tercera posibilidad la proporcionan los cionamiento de cualquier programa a las caracte-
menús de iconos o barras de herramientas, icon rísticas particulares de la máquina.
menus o tool bars. Microstation o AutoCad para Otro aspecto importante, ya mencionado, es la
Windows presentan menús de este tipo que pueden utilización de restricciones o constraints en la en-
desplazarse y situarse en cualquier posición de la trada de datos. Las principales restricciones dispo-
pantalla. Aunque la utilización de iconos facilita a nibles en cualquier programa de CAD2D son:
usuarios noveles el aprendizaje del programa ocu- a) las que fuerzan la ortogonalidad; si se activa
pan partes considerables de la pantalla y los usua- este modo todas las líneas y movimientos se reali-
rios más expertos tienden a reducir su uso al míni- zan perpendicularmente al sistema de coordenadas
mo. Por último los menús emergentes o pop up activo; b) los snaps ("cazados" en la versión espa-
menus surgen en cualquier posición de pantalla in- ñola de Microstation); si se activa esta opción al
cluyendo ordenes particularmente frecuentes; se ac- seleccionar un elemento el cursor se sitúa
tivan a menudo presionando el botón derecho del
ratón o alguna combinación tal como este botón
Menú colgante (Pull down)
junto con la tecla de mayúsculas. Estos recursos Línea de
básicos se resumen en la figura 2. Menús
La entrada de datos (coordenadas, dimensio-
nes) puede efectuarse en modo gráfico o en modo Menú de
numérico. En modo gráfico la entrada es aproxi- Iconos
mada a no ser que se tenga activada alguna de las
restricciones que obligan a las entidades gráficas a
situarse sobre una retícula. En modo numérico de- Menú
ben escribirse los datos en la línea de ordenes o en
(Pop up)
un panel anexo y caben diversas posibilidades.
Puede introducirse un punto a partir de las coorde-
nadas absolutas o de las coordenadas relativas al Línea de ordenes y mensajes
último punto introducido o a un punto selecciona-
do. Y, en cualquiera de estos casos, puede elegirse Figura 2 Recursos básicos de interacción

Segunda edición: mayo de 2000


94 Aplicaciones informáticas en arquitectura

automáticamente sobre determinados puntos cla- varse, presentan en primer plano la página corres-
ves tales como el punto final, el punto medio, el pondiente, un sistema que se denomina técnicamen-
punto perpendicular o la intersección de una línea, te property sheets (el conjunto del recurso) y
el centro de un círculo, etc; c) las retículas forza- property pages (cada una de las fichas electróni-
das, o grids que obligan al cursor a situarse sobre cas). La mayoría de estos recursos tienen como ca-
un punto de la retícula. racterística principal el ser de inmediata compren-
sión por cualquier tipo de usuarios por lo que huel-
Otros recursos gráficos ga cualquier explicación adicional.
Quizás lo principal que debe tenerse en cuenta
La implantación masiva de Microsoft Windows ha sobre este apartado es la necesidad de personalizar
generalizado una creciente cantidad de recursos la interfaz para adaptarla tanto a las preferencias
gráficos que facilitan la entrada de datos o de personales como al tipo de trabajo que se vaya a
parámetros que afectan a los datos. Un recurso com- desarrollar. Esto implica una selección drástica. Por
plementario utilizado por muchos tipos de progra- ejemplo AutoCad, en sus últimas versiones, cuenta
mas, además de los que funcionan bajo Windows, con más de 400 o 500 órdenes, muchas de las cua-
son las cajas de diálogo o dialog boxes, un recurso les implican varias opciones subsidiarias que ele-
de interfaz que hace surgir en pantalla un recuadro varían la cifra de palabras clave a cerca de 1.000.
en cuyo interior aparecen una serie de mecanismos Lo primero que se requiere, una vez que se conoce
virtuales y textos que facilitan la entrada de opcio- el programa suficientemente bien, es seleccionar
nes o parámetros asociados a ordenes o la especifi- las que se utilizan con mayor frecuencia.
cación de variables. En el caso de MS Windows, Y lo siguiente es optar por un modo de entrada.
los principales dispositivos son los siguientes: bo- Pues la mayoría de las órdenes principales pueden
tones de radio o radio buttons, que permiten "sin- activarse de 3 o 4 modos diferentes. Esto es una
tonizar" opciones que se excluyen mutuamente; ventaja que se ofrece al usuario desconocido, que
conmutadores, casillas de verificación o check pertenece a un mercado muy amplio al que se in-
boxes, que permiten elegir opciones no excluyentes; tenta contentar de todos los modos posibles, para
cajas de listas o listboxes, que presentan listas de que elija cuál es el modo que, en general, prefiere;
alternativas; textos estáticos o static texts, que eti- no para que vaya alternado uno u otro aunque en
quetan las diferentes opciones y facilitan la com- casos muy específicos pueda ser interesante jugar
prensión de la caja de diálogo; textos editables, con opciones de entrada alternativas. La figura 4
cajas de edición o edit boxes, que permiten intro- muestra los diferentes modos en que pueden
ducir valores. La figura 3 muestra una caja de diá- introducirse los datos de una línea recta.
logo genérica en la que aparecen ordenados todos Una elección común y recomendable es crear
estos componentes. alias por teclado para las ordenes más frecuentes y
Otros recursos más recientes son: barras de pro- dejar en los menús aquellas que se utilicen con
gresión, progress bars o track bars que muestran menor frecuencia, cuyo nombre quizás no se re-
el estado del proceso, cuánto falta para que se cum- cuerda con seguridad, pero que interesa que que-
pla una determinada tarea (no hay que fiarse de-
masiado de los tiempos que se dan); vistas de listas Título de la Caja de Diálogo

y árboles de listas, list views, tree views, que pre-


Grupo 1 Grupo 2
sentan el contenido de un dispositivo tal como el Lista A
disco duro por medio de iconos provistos de una Botón 1 Opción activa (botón 1)

etiqueta de "+" que al pulsarla muestra otras listas Botón 2 Opción activa (botón 2)
Lista B
subordinadas o "-" que indica que puede cerrarse.
Este tipo de indicadores son los mismos que se uti- Grupo 3 Grupo 4
Alternativa 1
Grupo 5
Modo a
Valor X
lizan por barras de persianas que muestran (en modo Valor Y Alternativa 2
Modo b
Modo c
"-") u ocultan (en modo "+") diversos controles. Valor Z Alternativa 3 Modo d

La mayoría de las diálogos recientes presentan Aceptar Cancelar Ayuda


múltiples cuadros de opciones agrupados en una
misma caja por medio de un recurso similar a las
fichas tradicionales con solapas o tabs que, al acti- Figura 3 Caja de diálogo elemental

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 95

trictas que aseguren la consistencia del resultado.


Otro aspecto fundamental de la organización,
relacionado directamente con el anterior, está liga-
a) - (Retícula) do a la distinción entre el modelo virtual y los pla-
nos de salida. Un modelo o un conjunto de mode-
b) 1,1 - 4,5 los 2D es un conjunto de entidades que represen-
tan las líneas maestras y los componentes básicos
c) - @3,4 de un edificio a escala natural. Imprimir planos tra-
dicionales a partir de un modelo de estas caracte-
d) - @5<53.13 rísticas implica una serie de pasos que no son ob-
vios. En muchos programas de CAD existen meca-
0,0
nismos que facilitan este paso. En AutoCad se uti-
liza una distinción eficaz entre lo que se denomina
"espacio papel" (Paper Space) y "espacio mode-
Figura 4 Alternativas para entrada de datos de lo" (Model Space). Es posible conmutar entre es-
una línea tos dos espacios lo que facilita el tránsito del mo-
delo virtual informatizado al modelo tradicional.
den accesibles con rapidez bajo categorías genéri- Sobre el espacio papel es posible dibujar nuevas
cas que recuerden su funcionalidad. entidades pero también "abrir ventanas" sobre el
espacio modelo. Estas ventanas permiten proyec-
Organización básica tar vistas del espacio modelo, en la orientación y
escalas más convenientes, sobre el espacio papel.
Las decisiones sobre la organización de un archivo El espacio papel puede contar con un marco gene-
deben quedar enmarcadas en una planificación ge- ral listo para imprimir a escala 1:1 e integrar todo
neral del proyecto. Será necesario conocer, para lo que vaya destinado a la salida de planos. Los
empezar, cuántos modelos y planos habrá y cómo diferentes marcos, adecuados para los diferentes
se relacionarán entre sí. Sobre estos aspectos vol- tamaños de papel, pueden insertarse directamente
veremos con mayor detalle en el capítulo 10. En lo en el espacio papel desde bibliotecas de símbolos
que sigue daremos por supuesto que ya existe un que los incluyan.
contexto general de planificación y nos concentra- También es posible, en los programas actuales,
remos en los detalles básicos que afectan a archi- integrar en el modelo texto, imágenes y, en gene-
vos individuales, resumiendo brevemente estos as- ral, cualquier tipo de información proveniente de
pectos generales a los que volveremos.
La planificación general de un proyecto implica
que existen criterios y normas sobre cómo nom-
brar los archivos y cómo ordenarlos; sobre qué ti-
pos de capas utilizar y cómo nombrarlas; sobre qué 101.dwg
colores, tipos de línea y gruesos de línea se utiliza-
rán para imprimir; sobre qué elementos (puertas,
ventanas, elementos de instalaciones, detalles) es-
tán disponibles en las bibliotecas de símbolos con
que cuenta el proyecto; sobre cómo se relaciona-
rán entre sí los archivos, modelos y planos.
Por lo que respecta a esto último, es fundamen-
tal saber desde el comienzo si se va a trabajar con
abc.dwg 101.dwg def.dwg
uno o con varios modelos principales relacionados
entre sí. La mayoría de los programas de CAD per-
miten trabajar con vinculaciones o referencias ex-
ternas, un tema sobre el que volveremos más ade-
lante. Esto permite fragmentar un modelo, lo que Figura 5 Organización de un archivo por
facilita el trabajo pero obliga a seguir pautas es- referencias externas e internas

Segunda edición: mayo de 2000


96 Aplicaciones informáticas en arquitectura

otro tipo de aplicación, vinculando archivos al precisión máxima sería de 1 cm. O bien, en un tra-
modelo en CAD mediante enlaces tipo OLE (Object bajo de diseño a pequeña escala, puede optarse por
Linking and Embedding). Si se inserta un docu- trabajar con un dígito decimal, con la implicación
mento de texto, una hoja de cálculo o una imagen, de que se trabajará con 1 mm de precisión como
mediante este tipo de vinculación, el contenido de máximo.
lo insertado se actualiza automáticamente, y tam- Los colores más adecuados para trabajar son
bién es posible acceder directamente a la aplica- también algo que se debe decidir desde el inicio
ción de la que proviene sin salir del programa de del trabajo. La primera decisión, que puede ser una
Cad que estemos utilizando. norma del despacho en que se trabaje, pero debe-
Por lo que respecta a aspectos más básicos, la ría ser puramente personal pues depende de carac-
organización de un archivo para la elaboración de terísticas individuales, es qué color de fondo que-
un modelo 2D sigue pautas muy similares a las de remos utilizar: blanco, negro o gris. Según cuál sea
un modelo tradicional. Según el tipo de proyecto esta elección habrá que seleccionar aproximada-
de que se trate habrá que comenzar por decidir la mente una docena de colores, que destaquen con
escala adecuada del modelo, la precisión y las to- claridad sobre este fondo, para diferenciar los dis-
lerancias admisibles y las unidades con que se va a tintos elementos del modelo.
trabajar. Otras características que se reflejarán en los
En el caso de un sistema tradicional, la decisión documentos del proyecto, como son los tipos de
sobre estos aspectos básicos implicaría algo así línea, los estilos de texto, los estilos de multilíneas,
como la utilización de mesas más o menos grandes si se utilizan, o los estilos de acotación, deben de-
y de escalímetros más o menos finos. En el caso de pender de criterios generales. En cualquier despa-
un modelo informático esto implica la elección de cho profesional todas estas cuestiones están deci-
unos límites para el espacio de trabajo virtual, de didas a priori lo que facilita el trabajo y ahorra te-
un sistema de aumentos y decrementos proporcio- ner que tomar decisiones que no tienen que ver con
nales a estos límites, un tipo u otro de unidades, y lo fundamental del proyecto en curso
un sistema de ángulos y dimensiones preferentes En la mayoría de los casos, la elección de un
que pueden activarse o desactivarse y que, en la sistema de preferencias adecuado para un tipo de
gran mayoría de los casos, implicará una serie de trabajo se concretará en la creación de un dibujo
restricciones preferentes, tal como ángulos restrin- prototipo, un archivo en blanco que sirve como
gidos a direcciones ortogonales. Esto puede com- plantilla para modelos de determinadas caracterís-
binarse con retículas para hacer bocetos rápidos ticas comunes. Además de las unidades y los lími-
tal como se muestra en la figura 6. tes, este archivo puede incorporar una serie de ca-
Por ejemplo, por lo que respecta a las unidades pas básicas que pueden modificarse a posteriori
de trabajo, uno puede elegir trabajar con dos dígitos pero que en muchos casos pueden ser las mismas.
de precisión para unas unidades abstractas que se Todo lo relativo a la nomenclatura y normaliza-
decide (esta es una decisión externa al sistema ción de capas es una cuestión importante y com-
informático) que son iguales a metros, en un rango pleja a la que se volverá en el capítulo 10. Baste
de 100 × 80 m. Esto implica que no se espera tra-
bajar con una precisión mayor de 1 cm y que, algu-
na de las vistas principales que se grabarán para
volver a ellas con rapidez, o la vista principal a la
que se volverá cuando se invoque la orden "zoom
a toda pantalla" será una vista que mostrará un rec-
tángulo de, aproximadamente, estas dimensiones
virtuales.
Similarmente, para otro tipo de trabajos a ma-
yor escala, se podría decidir trabajar con tres dígitos
de precisión para unas unidades abstractas que se
decide representan kilómetros. Esto implicará que
la precisión máxima con que contará será de 1 m. Figura 6 Uso de restricciones a retículas para
Si, en este mismo caso, se optara por 4 dígitos la bocetos previos

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 97

por ahora con apuntar que cualquier modelo nece- proyección es lo que acabamos viendo en el moni-
sita algunas capas básicas, auxiliares, para ejes de tor. Si dibujáramos un punto en la posición 200,
construcción, para elementos diversos, etc., que 150, 0 de la escena inicial, en el primer sistema de
pueden incorporarse al dibujo prototipo o crearse coordenadas, este punto se transformaría en el punto
nada más comenzar el modelo. Un despacho bien 0.5, 0.5, 0 del cubo de visión normalizado y se pro-
organizado contará con varios dibujos prototipo que yectaría en la el punto 512, 384 del sistema de co-
correspondan a los diferentes tipos de trabajo que ordenadas del dispositivo.
se realizan. Las configuraciones de ventana pue- La automatización de las transformaciones en-
den también incluirse en el dibujo prototipo si el tre estos sistemas implica que se pueda escoger en
usuario tiene preferencias claras sobre ello. cualquier momento entre una vista en planta, en
alzado, en axonometría ortogonal o en perspecti-
2 Visualización va. Para la máquina no hay ninguna diferencia, no
hay mayor dificultad entre elegir uno u otro siste-
Los modelos informáticos se generan a "escala real" ma.
y se inspeccionan a través de una ventana, la pan-
talla del monitor, de reducidas dimensiones. Como Configuración de ventanas y selección de
en todos los procesos gráficos se requiere cierta vistas
habilidad para moverse con facilidad por este es-
pacio. No hay ninguna recomendación ni explica- Esto quiere decir que pueden escogerse diversas
ción que pueda sustituir a las horas de vuelo. Pero proyecciones y, por añadidura, subdividir la panta-
puede ganarse tiempo si se comprende cuando an- lla en diferentes ventanas, también denominadas
tes cuáles son los mecanismos implicados y con viewports y enviar cada una de las proyecciones
que herramientas se cuenta. Lo que sigue es una escogidas a cualquiera de estas ventanas. Esto per-
breve sinopsis de ambas cosas. mite trabajar en varias vistas simultáneas (a costa
de perder campo de visión). El trabajo en CAD pre-
Sistemas de coordenadas normalizadas senta una considerable ventaja con respecto a los
sistemas tradicionales junto con un enorme incon-
La imagen que aparece en el monitor de un orde- veniente. La gran ventaja es la variedad de técni-
nador cuando se trabaja en CAD obedece siempre cas que nos permiten navegar con rapidez por el
a una proyección que es el resultado de 5 transfor- espacio virtual de trabajo. El inconveniente es el
maciones de sistemas de coordenadas normaliza- reducido espacio con que se cuenta. Las estrate-
dos. Estos cinco sistemas de coordenadas, que no gias de visualización implican una compensación
describiremos en detalle, corresponden respectiva- constante entre estos dos extremos.
mente al conjunto de la escena, al objeto, al volu-
men de visión, a la normalización del volumen de
visión y al dispositivo de proyección.
Se entenderá esto mejor con un ejemplo. Si co-
menzamos una sesión sin haber creado ningún ob-
jeto, el monitor nos mostrará una vista en planta de
una escena vacía. Supongamos que los límites de
esta escena son 0,0 (esquina inferior izquierda) y
400, 300 (esquina superior derecha). Por omisión,
el tipo de proyección es ortogonal y el volumen de
visión que el programa tiene en cuenta es un cubo
de 400 x 300 unidades y una altura indefinida. Nor-
malizar este cubo de visión significa traducir estas
dimensiones y cualquier otra que contuviera en su
interior a un cubo unitario de 1 × 1 × 1. Este cubo
unitario deberá proyectarse sobre el plano virtual
que constituye nuestra pantalla y que podemos su- Figura 7 Organización de un modelo en
poner que es un plano con 1024 × 768 puntos. Esta diferentes ventanas (viewports)

Segunda edición: mayo de 2000


98 Aplicaciones informáticas en arquitectura

retener en memoria, siempre que se utilice la mis-


ma nomenclatura. Es mucho más rápido llamar a
estas vistas escribiendo su nombre por medio del
teclado que navegar por el espacio virtual. Las fi-
guras 7, 8 y 9 muestran una disposición caracterís-
tica de ventanas para trabajar en 3D y movimien-
tos básicos en estas ventanas.

Desplazamientos y tipos de vistas

En otras ocasiones es necesario navegar por este


espacio. Para ello se utilizan dos ordenes
omnipresentes en todo programa de diseño: zooms
(aumentos o reducciones) y pans (desplazamien-
Figura 8.Ampliación (zoom) de un sector de la tos laterales). De nuevo, la principal observación
figura anterior que cabe hacer es que debe encontrarse el método
personal más rápido para desplazarse con rapidez
por la escena. Hay un número suficiente de alter-
nativas donde elegir; las placas gráficas suelen ofre-
cer alternativas adicionales y merece la pena dedi-
car cierto tiempo a revisar el manual de la propia y
a personalizar las opciones.
La visualización en perspectiva cónica es auto-
mática en los sistemas de CAD2D. Las únicas difi-
cultades se presentan a la hora de familiarizarsse
con los métodos de escoger el ángulo de visión y la
posición de la cámara y su dirección. Otra dificul-
tad que sólo puede superarse con la práctica es que
raramente ocurre, al comienzo, que la imagen men-
tal, lo que esperábamos que nos mostrara la má-
quina, y lo que realmente aparece en pantalla, co-
Figura 9 Desplazamiento (pan) de un sector de incidan.
la figura anterior Dentro del capítulo de visualización se debe in-
troducir un tema sobre el que volveremos más ade-
Un primer requisito que debe tenerse en cuenta, lante: la organización por medio de capas (layers
por esta razón, es contar con vistas grabadas. Por en AutoCad, levels en Microstation). Toda entidad
lo general es mucho más rápido volver a una vista gráfica, en los programas de CAD2D, pertenece a
previa indicando su nombre que desandando el una capa y las capas pueden ser visibles o invisi-
camino. Aunque no cabe dar normas al respecto, bles y estar activadas o desactivadas. El equiva-
es una práctica bastante común contar con, al me- lente por medios tradicionales sería el trabajar con
nos, una vista grabada que muestre en planta todos diversos papeles transparentes que pueden super-
los elementos con que se trabaja. Esto puede com- ponerse u ocultarse.
plementarse con una vista grabada que presente una El trabajo por capas proporciona una potencia
axonométrica global. Supongamos que llamamos extraordinaria en la medida en que permite rela-
a estas dos vistas "z" y "x". Durante el curso del cionar de modo directo diversos elementos entre sí
trabajo puede ser más operativo crear y modificar y ocultar estos elementos cuando interfieren en el
sobre la marcha dos o tres vistas de trabajo (por trabajo que se está realizando. Pueden disponerse,
ejemplo, una planta, una axonométrica y un alzado por ejemplo, ejes constructivos o trazados regula-
de un determinado sector) a las que también pode- dores o plantas inferiores sobre las que calcar las
mos llamar "zz", "xx" y "aa". Esto da un total de 5 superiores que faciliten el trabajo. La organización
vistas grabadas que es un número adecuado para de los elementos por capas es, por consiguiente,

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 99

un requisito previo de la organización de un mode- rellenar con color un área delimitada por puntos.
lo en 2D que debe llevarse a cabo por diversas ra- La cuarta, fill area set, para dibujar un conjunto de
zones, la primera de las cuales es la necesidad de áreas de color. La quinta, text, para dibujar una
controlar la visualización. cadena de caracteres. La sexta, annotation text
relative, para asociar un texto a un dibujo. La sép-
3 Creación de entidades 2D tima, cell array, para dibujar una retícula de áreas
sólidas. La octava, generalized drawing primitive,
El funcionamiento de un sistema gráfico implica para incluir curvas en las polilíneas.
una serie muy compleja de rutinas que se han ido A partir de estos tipos normalizados, que pue-
normalizando progresivamente. El primer sistema den ser compartidos por diferentes programas, el
que se normalizó oficialmente fue el GKS número y tipo de primitivas queda hasta cierto punto
(Graphical Kernel System, ANSI 1985). En 1988 abierto a quien utilice el programa. Cualquier enti-
se aprobó el GKS-3D. En este mismo año se incor- dad geométrica que admita una representación
poró al ANSI y posteriormente al ISO otro sistema exacta puede ser convertida en una primitiva. Es
más complejo y más desarrollado, el PHIGS posible, por ejemplo, elaborar un sencillo progra-
(Programmer’s Hierarchical GraphicsSystem) que ma en AutoLisp que dibuje una parábola (una enti-
posteriormente incorporaría rutinas de simulación dad que no existe en la lista proporcionada por el
visual (rendering) en el PHIGS-PLUS. Hay que programa) y, a partir de aquí, crear una orden pro-
decir sin embargo que la evolución de los progra- pia que se llame "parábola". Cada vez que se intro-
mas avanza a un ritmo difícil de seguir por los de- duzca esta nueva palabra clave, la palabra "pará-
partamentos de estos institutos y aunque conviene bola" el programa nos preguntará, por ejemplo,
conocer las normas internacionales es aún más im- dónde queremos situar el punto de arranque, cuál
portante conocer las normas de hecho, impuestas es el valor del radio y cuál es el límite. Una vez
por la propia evolución de los productos introducidos estos valores se dibujará una parábo-
informáticos. la exactamente igual que se dibuja un círculo o un
Las funciones fundamentales que lleva a cabo polígono, dos entidades que sí están en la lista de
un sistema gráfico están recogidas en una serie de primitivas del programa. Lo mismo vale para cual-
protocolos que actúan como intermediarios entre quier tipo de curva que admita una representación
un programa de aplicación y un conjunto de dispo- paramétrica.
sitivos físicos. Para una mejor comprensión de
cuanto está implicado en el proceso general de Representación vectorial y raster
modelado geométrico incluiremos una relación muy
resumida de las operaciones básicas que se llevan No deben confundirse las entidades gráficas pri-
a cabo. mitivas, desde el punto de vista del programa de
aplicación, con las entidades gráficas primitivas,
Primitivas gráficas en sentido estricto desde el punto de vista del dispositivo. En toda se-
sión de trabajo real hay una conversión constante
Las entidades gráficas primitivas definidas en este de las primeras a las segundas y si no se entienden
sistema son básicamente: puntos, líneas, superfi- algunas de las características de esta conversión
cies (filled areas) y textos. Las entidades 3D se no se entenderá el porqué de algunos resultados,
resuelven en entidades 2D, es decir, superficies y que pueden resultar un tanto extraños, del funcio-
volúmenes se representan por medio de líneas y namiento del sistema.
superficies en 2D. Más exactamente se normalizan El tipo de línea más sencillo de representar es
una serie de entidades denominadas graphical obviamente la línea recta, que puede quedar deter-
output primitives ("primitivas gráficas de salida"). minada por las coordenadas de dos puntos. De ahí
En las normativas PHIGS, mencionadas más arri- que la mayoría de las aplicaciones reduzcan cual-
ba, figuraban 8 entidades que pertenecerían a esta quier otro tipo de línea a una colección más o me-
categoría. La primera, polyline, para dibujar una nos numerosa de segmentos de recta. La primitiva
secuencia de líneas rectas conectadas. La segunda, gráfica más elemental estaría constituida por con-
polymarker, para etiquetar un conjunto de puntos siguiente por dos funciones que están incorpora-
de datos con símbolos. La tercera, fill area, para das a cualquier lenguaje de programación (el nom-

Segunda edición: mayo de 2000


100 Aplicaciones informáticas en arquitectura

bre concreto de la función puede variar de un pro- llas (también en vías de extinción), el procedimiento
grama a otro). Estas dos funciones son: MoveTo es relativamente sencillo; se trata de dar la orden a
(x,y) y LineTo (x,y). La primera orden actúa sobre un elemento mecánico, de que se mueva siguiendo
los mecanismos (bobinas magnéticas deflectoras) una dirección claramente determinada.
que modifican el recorrido del rayo de electrones Sin embargo, en el caso de un dispositivo raster,
dirigido sobre los puntos de fósforo de la pantalla que es con gran diferencia, hoy por hoy, el más
y lo obligan a situarse en la posición x,y en coorde- utilizado, el procedimiento es bastante más com-
nadas de pantalla. Evidentemente, esto implica un plicado. Un dispositivo raster almacena toda la in-
complejo desarrollo, que obviaremos, y que per- formación gráfica como matrices de puntos que
mite a una orden de este tipo dar lugar físicamente quedan activados o desactivados en función del
a esta acción. La segunda orden actúa sobre los elemento que se deba presentar. Esto implica que
mecanismos que modifican el recorrido del rayo cualquier información geométrica que, en general,
de electrones y lo obligan a trazar una línea recta, implica una sucesión continua de números reales,
desde la posición en que estuviera situado, hasta la debe quedar traducida a una sucesión de números
posición x,y. enteros. En el caso de una línea horizontal o verti-
Estas órdenes se definen en el espacio pantalla cal, esta transformación adicional resulta trivial
a partir de órdenes provenientes del espacio geomé- pues tan sólo cabe una solución posible. Pero en el
trico. Ahora bien, el procedimiento real será muy caso de una línea inclinada o de un arco de círculo
distinto si se cuenta con un dispositivo de salida la solución no es unívoca y se requieren algoritmos
vectorial o de tipo raster. En el caso de un disposi- especiales que determinen cuáles son los puntos
tivo vectorial, tal como sería un monitor vectorial que deben ser activados. En el caso de líneas uno
(en desuso en la actualidad) o un plotter de plumi- de los algoritmos más utilizado es el algoritmo de
Bresenham que, sucintamente, consiste en locali-
zar las posiciones óptimas sobre una matriz de pun-
tos que deben representar una línea. El método con-
siste básicamente en incrementar en una unidad la
coordenada x o la coordenada y según la inclina-
ción de la línea se aproxime más a una de las dos.
El incremento de la otra variable se iguala progre-
sivamente a 0 o a 1 examinando iterativamente la
distancia entre la posición real de la línea y las po-
siciones más cercanas de la rejilla.
Lo que interesa retener es que la solución no es
única y que, cuanto menor sea la resolución más
insatisfactorio puede ser el resultado. En algunos
Figura 10 Conversión de una línea de casos el efecto puede minimizarse utilizando téc-
vectorial a raster nicas de antialiasing que se explicarán en el capí-
tulo correspondiente a tratamiento de imágenes.
Pero la única solución efectiva es aumentar la re-
solución del dispositivo de salida.

Primitivas del programa

Las primitivas propias de un programa de aplica-


ción son aquellas entidades que los diseñadores del
programa han decidido incluir en un repertorio que
podría ser tan extenso como se desee pero que se
mantiene deliberadamente restringido puesto que,
en general, basta con unas pocas entidades básicas
Figura 11 Conversión de un polígono de para elaborar dibujos de arquitectura o ingeniería.
vectorial a raster Las entidades que se muestran en la figura 12 cons-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 101

ros que trabajaban en la industria automovílistica,


el más conocido de los cuales ha llegado a ser
Bézier por cuyo nombre se conocen algunos de los
tipos de splines más utilizados, desarrollaron mé-
línea arco círculo polígono todos matemáticos informatizados que permitían
obtener resultados similares a los tradicionales por
polilínea medio de simulaciones informáticas.
Hay numerosos tipos de splines utilizados en
CAD. Se pueden clasificar de muy diversos mo-
Figura 12 Primitivas del programa dos. Una de las divisiones más obvias consideraría
dos grandes grupos: splines de interpolación, que
tituyen el repertorio básico de la mayoría de los pasan por sus puntos de control, y splines de aproxi-
programas de CAD. mación, que no pasan por estos puntos. Otra divi-
Las más elementales son la línea y el arco que, sión, menos fácil de resumir, tendría en cuenta el
debido a la frecuencia de su uso cuentan también menor o mayor grado en que una modificación lo-
con una amplia diversidad de alternativas para en- cal afecta al conjunto de la curva.
trada de datos. No describiremos todas estas alter- Combinando estos dos criterios podremos men-
nativas por razones de espacio; baste con subrayar cionar los siguientes tipos. Dentro del grupo de
que, sobre todo en el caso de líneas, una de las pri- splines de interpolación, las primeras splines
meras cosas que debe hacerse al comenzar a utili- informatizadas, las splines cúbicas naturales, eran
zar un programa de CAD es familiarizarse con to- un tanto intratables pues las modificaciones loca-
dos los modos de crear líneas rectas, algo menos les se propagaban al resto de la curva de maneras a
trivial de lo que puede parecer a primera vista. Si a veces indeseadas. Posteriormente aparecieron las
estas dos entidades añadimos otras tres, polígonos splines de Hermite que especifican una tangente
regulares, círculos y elipses, habremos cubierto la en cada punto de control, o las splines cardinales
práctica totalidad de lo que pueden considerarse de Catmull-Rom que especifican tangentes de modo
como primitivas básicas del programa y que son el indirecto y más sencillo para el usuario.
mínimo común denominador de cualquier progra- (Microstation las incluye).
ma de CAD. Dentro del grupo de splines de aproximación,
Líneas y arcos pueden combinarse para formar las primeras y principales son las de Bezier, poste-
una entidad unitaria de rango superior, la polilínea, riormente las B-splines uniformes, la B-splines no
que también se encuentra en cualquier programa uniformes, las Beta-splines y las nurbs (siglas de
de CAD2D. Una polilínea es una entidad que pue- non uniform rational b-spline), de desarrollo más
de manipularse como una unidad para las opera- reciente, que admiten mayor control a costa de un
ciones corrientes de transformación pero que per- mayor gasto de computación que puede ser fácil-
mite también, mediante ordenes especiales, la mo- mente asumible por los PCs actuales.
dificación de sus vértices, cambiando su posición Por último, los programas de CAD utilizan tam-
pero manteniendo la conexión con los adyacentes.
Las polilíneas permiten también mantener la posi-
ción de los vértices pero transformando los seg-
mentos rectos en arcos y viceversa.
La mayoría de programas de CAD incluyen tam-
bién un tipo especial de entidad extraordinariamente
valioso, la spline, para crear formas complejas de
perfiles curvos. Una spline era, tradicionalmente,
una plantilla, una tira de metal flexible o de made-
ra que se utilizaba como perfil maestro para trazar
curvas. Algunas de estas splines se obtenían col-
gando pesas de perfiles metálicos hasta obtener cur-
vas armoniosas que se fijaban por diversos méto- Figura 13 Creación y modificación
dos. En la década de los sesenta algunos ingenie- de una spline

Segunda edición: mayo de 2000


102 Aplicaciones informáticas en arquitectura

En segundo lugar, puede ampliarse el repertorio


de entidades mediante la definición de formas
paramétricas. Aquí también aparece un tema de
primerísima importancia desde el punto de vista
de la práctica arquitectónica, el diseño paramétrico,
que resumiremos muy brevemente para volver a
ello en la última sección de este capítulo.
Desde un punto de vista muy elemental puede
decirse que no existe una frontera bien delimitada
entre lo que se denomina "diseño paramétrico" y
Figura 14 Detalle de un modelo dibujado lo que es el "dibujo automatizado" o el "modelado
con multilíneas geométrico" o CAD2D y CAD3D. En estos casos,
la generación de formas se lleva a cabo mediante
bién multilíneas. Una multilínea consiste en una el recurso a entidades que se insertan en el modelo
serie de segmentos rectos y curvos conectados, por medio de una especificación de sus descriptores
como en una polilínea. Pero, por añadidura, incor- básicos. En este sentido las entidades primitivas o
poran una serie de líneas paralelas o símbolos, in- los elementos más simples de un programa de CAD
cluidos entre las líneas, de forma y dimensión es- también son paramétricos puesto que son descrip-
pecificadas por el usuario o elegidas entre un re- ciones genéricas que tan sólo adquieren un valor
pertorio dado, que sirven para representar un ele- en el momento de ser insertadas. Por añadidura, en
mento constructivo. El ejemplo más obvio, en el algunos casos no es posible una modificación a
caso de la arquitectura, podría ser un muro con cá- posteriori de estos parámetros, pero en otros sí.
mara de aire, aislamiento, etc. Un muro de estas Una línea es una entidad que se inserta en un
características (figura 14) puede dibujarse arras- dibujo por medio de dos parámetros, su longitud y
trando su eje, como se dibujaría una línea simple; su orientación, que pueden ser modificados con
y el programa se encarga de completar la represen- facilidad. Una polilínea es una colección de líneas
tación y resolver los encuentros con otras unidas entre sí por sus vértices. La modificación es
multilíneas por medio de órdenes especiales de en este caso más comprometida pues implica que
edición. debemos necesariamente modificar al menos dos
líneas a la vez, esto es, debemos modificar simul-
Primitivas de usuario. Bloques o células. táneamente los dos pares de parámetros propios de
Formas paramétricas las dos líneas que coinciden en el vértice. Esto pue-
de hacerse en los actuales programas de CAD de
El usuario puede ampliar el repertorio de entida- diversos modos. Una orden como stretch, por ejem-
des que le ofrece el programa de dos maneras prin- plo, disponible en diversos programas de CAD,
cipales. En primer lugar puede agrupar diversas en- permite modificar partes de un contorno en una
tidades simples en un sólo bloque (término propio única dirección, lo que puede considerarse como
de AutoCad y que es el que utilizaremos en lo que una forma elemental de diseño paramétrico.
sigue), célula (término propio de Microstation) o Otro tanto cabe decir de otros recursos básicos
símbolo (término utilizado en otros programas de en estos programas. La utilización de modificado-
CAD). A partir de la creación de un bloque, esta res de escala o la inserción de bloques permite,
nueva entidad se comporta exactamente como una como ya hemos dicho, variar las dimensiones
entidad primitiva, por compleja que sea su confi- globales a lo largo de los dos ejes del dibujo, con-
guración. Se inserta invocando su nombre y, en el junta o independientemente, o a lo largo de los tres
momento de la inserción pueden especificarse sus ejes principales si se trata de un elemento
dimensiones globales, en las tres direcciones prin- tridimensional.
cipales, así como su orientación. El bloque tiene Sin embargo, todo esto vale para elementos muy
propiedades, tales como el color o el tipo de línea simples que quedan descritos tan sólo por tres di-
que pueden quedar ligadas a su definición. Es, ob- recciones principales. Pero no para elementos com-
viamente, una herramienta preciosa desde el punto plejos en los que todas las variaciones quedarían
de vista de la aplicaciones arquitectónicas. alteradas por igual por un cambio de escala. Si,

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 103

por ejemplo, definimos una ventana o una puerta La noción de familia es importante en este con-
como un bloque unitario, la modificación de su lon- texto y conviene subrayarla. Entendemos por fa-
gitud para adaptar el detalle a un caso particular milia, en diseño paramétrico, un conjunto de ele-
nos modificaría también las dimensiones del mar- mentos que sólo difieren en las dimensiones de sus
co en la misma proporción que la anchura de la partes pero que son idénticos en cuanto a sus ca-
puerta lo que resulta en un efecto, en general, racterísticas formales y tipológicas. En la creación
indeseado. Lo que se necesita es un modo de alma- de una célula parametrizable se requieren funda-
cenamiento que mantenga las dimensiones del mar- mentalmente dos cosas: la descripción topológica
co y del vano como variables independientes. De que especifica las partes y las relaciones que estas
esto trata el diseño paramétrico. La figura 15 mues- partes mantienen entre sí y el esquema dimensio-
tra un ejemplo característico. El elemento de la iz- nal que especifica las prioridades o las restriccio-
quierda puede modificarse por una orden como nes dimensionales que deben afectar a algunas de
stretch para alterar sus dimensiones en un sentido estas entidades o a su relación. Esta fase inicial se
determinado. Pero si queremos modificar sus com- denomina diseño primario. El diseño primario da
ponentes de modo independiente, tal como se mues- lugar a una serie de variantes, en una segunda fase,
tra a la derecha de la figura con una serie de va- por medio de un método de evaluación de varian-
riantes, será preciso recurrir a alguna forma de di- tes dimensionales.
seño paramétrico. La creación de una célula parametrizable es un
El interés del tema en el caso de la arquitectura proceso más complejo de lo que pudiera parecer
es evidente debido al hecho de que un número muy puesto que es preciso especificar todas las restric-
importante de elementos constructivos y de diseño ciones que delimitan la forma. Muchas de estas
pueden agruparse en familias que se prestan de restricciones se dan por supuestas en el proceso
modo espontáneo a ser parametrizadas lo que, si intuitivo o corriente de generación gráfica y tien-
se consigue llevar a cabo de un modo satisfactorio, den a ser pasadas por alto. La necesidad de tornar-
permitiría economizar espacio de almacenamiento las explícitas obliga a un etiquetado bastante labo-
y simplificaría la gestión de estos elementos. A un riosos en el que es fácil pasar por alto alguna de
nivel más elaborado, que por el momento queda ellas. Una de las líneas de investigación que se si-
lejos de los resultados obtenidos, esto podría tam- gue actualmente en diseño persigue la creación de
bién facilitar el proceso de diseño en la medida en una interfaz adecuada que facilite al usuario tanto
el ajuste dimensional podría dejarse, en determi- la ordenación gráfica de las restricciones como el
nados casos, para una fase posterior de análisis y control global de éstas de modo que se asegure la
los bocetos iniciales podrían reutilizarse en esta fase coherencia del resultado.
posterior. El diseño paramétrico es una vía de investiga-
ción muy activa en ingeniería industrial y hay di-
versos métodos y programas que se están utilizan-
do en la actualidad basados en esta noción general.
Un resumen de los métodos y programas principa-
les superaría los límites de este libro. Baste con
subrayar la importancia del concepto que se irá ex-
tendiendo en los próximos años y al que volvere-
mos en cursos más avanzados.

4 Propiedades

Una entidad gráfica tiene una serie de propiedades


que pasan inadvertidas pero que forman parte in-
trínseca de la misma. Estas propiedades son modi-
ficables y constituyen un recurso adicional impor-
tante que debe tenerse en cuenta a la hora de orga-
Figura 15 Modificación de un elemento por nizar un modelo en 2D.
deformación simple y por parametrización Además de la normalización de las primitivas

Segunda edición: mayo de 2000


104 Aplicaciones informáticas en arquitectura

gráficas de salida, en segundo lugar se normalizan tical recta mediante el recurso de asignar "espe-
las propiedades gráficas. Las primitivas gráficas sor" a las líneas 2D. Sería preferible denominar a
de salida carecen de propiedades, por lo que no estas líneas "líneas extrusionadas" para evitar con-
son visualizables; para serlo necesitan como míni- fundir la altura con la anchura.
mo contar con una especificación de color. Todas
las especificaciones que no afectan a la informa- Tipos de línea
ción geométrica pero sí al aspecto con que se pre-
sentan las entidades gráficas se recogen bajo esta Por lo que respecta a los tipos de línea, esto no
categoría. Hay tres propiedades principales en el presenta otro problema en la práctica que el de con-
sistema mencionado en el apartado anterior. El pri- tar con una codificación interna coherente. Los pro-
mero, linetype, establece el tipo de línea. El segun- blemas implicados son muy distintos si se trabaja
do, linewidth, establece el grosor de la línea. El para un despacho pequeño que para una organiza-
tercero, polyline colour, establece el color de sali- ción grande. En el primer caso la única recomen-
da. dación que cabe hacer es la de que conviene man-
Partamos del ejemplo de una línea que aparece tener un estilo consistente, lo que irá unido con toda
dibujada sobre la pantalla en tres casos distintos: seguridad a la utilización de pocos tipos, así como
cuando el fondo es negro, es gris o es blanco. Es a la personalización de estos tipos.
evidente que esta línea deberá detener algún color Por ejemplo, una de las primeras cosas que de-
y que este color no será el mismo en los tres casos bería hacer un usuario de AutoCad es olvidarse de
que hemos citado y que son los más corrientes (el los tipos "hidden", "hidden2", "dot", etc., y perso-
color de fondo de la pantalla se escoge al configu- nalizar unos pocos tipos con nombres simples como
rar por primera vez el programa). En segundo lu- "trazos", "puntos", etc. Esto es tan sencillo como
gar deberá tener alguna anchura que, en principio, copiar el fichero "acad.lin", en el subdirectorio de
pero no necesariamente, será la mínima posible. Y, trabajo habitual, editarlo, borrar todos los tipos que
en tercer lugar, tendrá un trazo continuo aunque, no se necesiten y, si se considera necesario, incluir
de nuevo, podríamos decidir, por alguna razón, que códigos de este tipo
las líneas que trazaramos tuvieran inicialmente un
trazo discontinuo. *TRAZOS,
Estas tres características son comunes a las lí- a, 3, -1, 3, -1
neas trazadas sobre un papel y a las líneas trazadas
sobre un monitor; en ambos casos la línea tiene, para las líneas que se vayan a utilizar corriente-
necesariamente, un color, una anchura y un tipo de mente. La secuencia indica: a) el nombre del tipo
trazo, continuo o discontinuo. Las líneas de un pro- (*TRAZOS); b) el tipo de alineación ("a": empie-
grama de CAD cuentan además con, al menos, una za y termina con trazo); c) la longitud del trazo
cuarta propiedad: pertenecen a una capa. En positivo ("3"); d) la longitud del trazo en blanco
AutoCad, si no se especifica lo contrario, hay una ("-1").
sola capa activa al comenzar una sesión de trabajo
que se denonima "0". En Microstation hay 63 ca-
pas disponibles y, mientras no se especifique lo
contrario, las nuevas entidades que se vayan crean-
do se situarán en la capa "1".
AutoCad cuenta además con una quinta posibi-
lidad (de hecho es una cuarta posibilidad pues las
líneas simples no admitían anchura hasta la ver-
sión 2.000). Una línea puede tener espesor,
"thickness". El término es desafortunado y se ha
mantenido por razones de compatibilidad con las
versiones de AutoCad anteriores a la 10 que ofre-
cían modelado en "dos dimensiones y media". Esto
quería decir que no se trabajaba realmente en 3D Figura 16 Diferentes tipos de línea disponibles
pero cabía contar con elementos de dimensión ver- corrientemente en programas de CAD

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 105

722.45 cerse con facilidad experimentando con la orden

.25
FormW10 ltscale (line type scale).
Angular
50x50x5 Color

90.00
Perfil TK5
Por lo que respecta al color las cosas son algo
32 más complicadas. El color se utiliza en un pro-
grama de CAD, al igual que en cualquier otro
medio de trabajo tradicional, en un doble sentido:
Perfil TK5/7
como medio de diferenciación y como medio de
representación. Esta diferencia es un tanto sutil
pues, a menudo, los dos sentidos coinciden o se
90.00

33
confunden: si utilizamos un color para represen-
tar un material, este color sirve también para di-
ferenciarlo. Pero si tenemos una gama restringida
Perfil TK5/7
de colores y, además, hay unos elementos a los
que nos interesa distinguir con claridad de otros
aunque al final resulte que se fabricarán con el
90.00

34 mismo material la diferencia resulta relevante. Por


ejemplo, muchos sistemas de modelado represen-
719.25 Perfil TK5
tan los elementos horizontales con un color y los
Angular
verticales con otro lo que facilita la orientación
visual por un entramado de líneas que a veces se
.25

50x50x5
superponen. Sin embargo estos elementos
35 horizontales y verticales pueden ser del mismo ma-
terial y, desde el punto de vista de la representa-
FormW10
ción material deberían tener por consiguiente el
mismo color.
Figura 17 Detalle arquitectónico con diferentes Pero las cosas se complican aún más porque
tipos de línea y tipos de texto en el trabajo en CAD puede haber también otros
criterios de diferenciación por el color. Por ejem-
plo, en AutoCad hay dos razones principales por
las que se asigna un color a un elemento. Para
Pueden crearse combinaciones tan complejas
diferenciarlo visualmente de otro, para distinguir,
como se quiera mientras la especificación no supe-
por ejemplo, muebles de muros, y para indicar el
re los 80 caracteres. Es igualmente posible, aun-
grueso de línea que se quiere imprimir. Si, además,
que algo más complicado, integrar definiciones de
se pretende utilizar el color como fuente analógica
formas simples en la definición de las líneas.
de información es decir, para representar mate-
AutoCad permite hacer esto mediante un tipo es-
riales de tal modo que al hacer un rendering des-
pecial de entidad "SHAPE" que permite especifi-
de AutoCad o una impresión a color los elemen-
car símbolos por medio de una combinación de
tos aparezcan con su color "propio" será imposible
códigos similares a los anteriores.
compaginar los tres criterios.
De este modo pueden integrarse en la definición
Aún limitándonos a los dos primeros la super-
de los tipos de línea símbolos similares a los que
posición de criterios hace difícil la elección y pro-
aparecen en la figura 16. En la gran mayoría de los
bablemente por esta razón Microstation no dife-
casos será suficiente con saber que estos tipos exis-
rencia los trazos de línea por color sino por el pro-
ten y que se pueden utilizar de muy diversos mo-
pio grueso de línea que funciona como una propie-
dos, combinando adecuadamente los disponibles
dad independiente asequible para todo tipo de ele-
con las infinitas variantes que pueden obtenerse a
mento, cosa que no ocurre en AutoCad.
partir de un ajuste adecuado de la escala de salida
del tipo; en AutoCad, por ejemplo, esto puede ha-

Segunda edición: mayo de 2000


106 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Estilos de texto hace una "pica" y 6 picas hacen una pulgada) y se


mide desde la parte inferior de un carácter descen-
Por lo que respecta a los textos, al igual que ocu- dente como la "g" hasta la parte superior de un ca-
rría con los tipos de línea, el primer cuidado que se rácter ascendente como la "l". Aunque es variable
debería tener es personalizar las fuentes. Esto quiere según el tipo de letra, la relación entre la altura de
decir que debe comenzarse por seleccionar aque- una M y el punto está en torno a 3/4 o 2/3. Esto
llas fuentes que cuenten con caracteres propios del quiere decir que la relación entre el parámetro
español o del catalán, como la "ñ", la "ç" o los acen- "height" de AutoCad y la altura en puntos es de
tos y descartar las otras. En el caso de AutoCad unos 0,351 x 3/4 = 0,26 o de 0,351 x 2/3 = 0,23.
12.0 esto implica elegir fuentes que terminen en Tomando 0,25 como valor medio y teniendo en
"8" tales como "txt8.shx" (el "8" indica que se está cuenta esta relación podemos utilizar una tabla
utilizando la codificación ASCII extendida, de 8 como la siguiente que da la altura en cms para un
bits, que cuenta con 256 caracteres en lugar de los tamaño determinado de punto y una escala corriente
127 correspondientes a 7 bits). A partir de la ver-
sión 13.0 estos problemas desaparecen pues es Puntos: 1:1 1:2 1:4 1:5 1:10 1:20 1:40 1:50
posible contar con fuentes TTF (true type fonts). 10 0.25 0.50 1.00 1.25 2.5 5.0 10.0 12.5
La segunda cosa que se debería hacer es selec- 11 0.27 0.55 1.10 1.37 2.7 5.5 11.0 13.7
cionar un paquete reducido y tampoco está de más 12 0.30 0.60 1.20 1.50 3.0 6.0 12.0 15.0
cambiarles el nombre: si uno encuentra en la lista 14 0.35 0.70 1.40 1.75 3.5 7.0 14.0 17.5
de fuentes algo que se llame "normal" o "cursiva"
en lugar de "roman3" sabe a qué atenerse y resulta
más cómodo de manejo. 5 Transformación y modificación de
Es importante definir un estilo antes de utilizar entidades 2D
la herramienta de texto. De este modo, si se decide
cambiar alguna de las características del texto, ta- Una diferencia fundamental entre el trabajo con un
les como la propia fuente, el tamaño o la anchura, ordenador y el trabajo con un medio tradicional es
bastará con cambiar la definición del estilo y todos la enorme potencia que proporciona el primero por
los textos asociados podrán renovarse lo que respecta a lo que se conoce como "edición"
automáticamente. Por lo que respecta a la modifi- de entidades. El término "edición" resulta chocan-
cación del propio texto, las versiones actuales de te para quien no tiene relación con la jerga infor-
programas de CAD, incluidos AutoCad y mática pero no es ni más ni menos que el término
Microstation, cuentan con mecanismos cómodos convenido para referirse a cualquier operación que,
para editar y modificar el contenido de los textos sin alterar excesivamente el contenido fundamen-
insertados en el dibujo. tal, modifique su apariencia. Es bien cierto, sin
Debe procurarse también controlar el tamaño de embargo, que las alteraciones posibilitadas por las
los textos. En AutoCad, el parámetro que controla operaciones de edición generan nuevos entes, por
el tamaño del texto es la "altura (height)". Este lo que el término resulta equívoco en relación con
parámetro va referido al tamaño de las letras ma- su uso tradicional.
yúsculas; si se mide la altura impresa de, por ejem-
plo, una "M" mayúscula se verá que coincide con Operaciones básicas
la especificación dada. Resulta conveniente rela-
cionar este tamaño con los tamaños corrientes de Las operaciones básicas son las mismas que las de
tipografía. En tipografía los tamaños de las letras geometría elemental: la traslación el giro, el cam-
se miden en puntos. Los textos de la inmensa ma- bio de escala y la simetría especular. Es decir, una
yoría de los libros, revistas o periódicos tienen no vez creada una entidad gráfica, se puede mover, se
menos de 10 y no más de 12 puntos. Este texto, por puede rotar, se puede cambiar de escala y se puede
ejemplo, tiene 11 puntos en los párrafos, 11,5 pun- invertir. Las operaciones internas se basan en las
tos en los títulos de secciones y 9 puntos en el en- fórmulas clásicas para estas operaciones
cabezado (suponiendo que no se estén utilizando automatizadas mediante el uso de coordenadas
fotocopias reducidas o ampliadas). Un punto an- homogéneas y multiplicación de matrices. Algunos
glosajón vale exactamente 0.351 mm (12 puntos programas de Cad distinguen entre transformacio-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 107

que se representan en la figura 18. Además de mo-


verse, girarse, cambiarse de tamaño e invertirse,
una entidad gráfica se puede borrar y se puede co-
piar. El borrado se puede recuperar mediante una
orden general con que cuentan todos los progra-
Endpoint Midpoint Intersection mas y que es una auténtica bendición para quienes
trabajan en CAD, que es la orden de "deshacer lo
hecho" (undo); una orden que anula el efecto de la
última orden o de la última serie de órdenes. Esto
proporciona una gran agilidad al trabajo en CAD
Perpendicular Near pues, además de corregir errores, permite probar
alternativas sin temor a las consecuencias.

Otras operaciones

La copia puede generalizarse por medio de orde-


Center Tangent Quadrant nes específicas denominadas arreglos, arrays que
permiten multiplicar la copia a lo largo de un retí-
culo rectangular de un retículo polar, con un centro
Figura 18 Modos característicos de de expansión (figura 21). Otra orden notablemen-
selección con snaps te útil es lo que se denomina offset en AutoCad y
otros programas de CAD, no así en Microstation
(la orden es copy parallel). Un offset es una copia
nes y modificaciones, denominando transformacio- que desplaza o expande el objeto en una dirección
nes a las operaciones básicas, mover, rotar y cam- y una distancia determinadas. Si se trata de una lí-
biar de escala, que no modifican las características nea crea una copia paralela en la dirección dada
formales de la entidad, y modificaciones a las ope-
raciones que sí las modifican. Este uso
terminológico no es general y sólo lo seguiremos
ocasionalmente para facilitar la presentación del
tema.
El aplicar estas operaciones a una entidad im-
plica que, previamente, es necesario hacer una se-
lección de esta entidad. Todos los programas de Traslación
Rotación
CAD ofrecen recursos diversos de selección. Los
principales son: la selección individual de elemen-
tos, la selección por medio de una ventana rectan-
gular o poligonal que selecciona todo lo que queda
dentro y descarta lo que queda mitad dentro y fue-
ra; la selección por una ventana rectangular o Reflexión Escala
poligonal que selecciona todo lo que cruce el cer-
co; la selección por medio de filtros tales como el
color o la capa, etc. Cuando se seleccionan entida-
des y se requiere controlar con exactitud la opera-
ción es preciso especificar sobre qué parte de la
entidad se va a actuar. La figura 18 muestra una
colección de snaps, un recurso corriente para es- Elongación Deformación
pecificar los puntos de anclaje de la operación.
Una vez seleccionada la entidad pueden apli- Figura 19 Operaciones básicas
carse sobre ella una serie de operaciones básicas o
de trasformación
transformaciones como las descritas más arriba y

Segunda edición: mayo de 2000


108 Aplicaciones informáticas en arquitectura

por los ejes coordenados x o y. Si se trata de un 6 Entidades compuestas


objeto compuesto crea un objeto mayor o menor,
paralelo al original. Dentro del apartado más espe- Los programas de CAD2D proporciona diversas
cífico de operaciones que modifican la configura- herramientas para combinar objetos y tratar esta
ción propia de la entidad encontramos órdenes que composición como un objeto o un elemento unita-
permiten borrar parte de una serie de líneas o ex- rio. De nuevo, ésta es una posibilidad que propor-
tenderlas o modificarlas localmente. Órdenes como ciona capacidades desconocidas para los usos tra-
recortar (trim); romper (break); extender (extend); dicionales. Hay al menos cuatro métodos principa-
crear un filete o un chaflán en esquina (fillet, les para hacer esto, que son más o menos comunes
chamfer), son órdenes extraordinariamente útiles a los diferentes programas. Aunque en el fondo el
pues permiten realizar modificaciones habituales recurso es el mismo, merece la pena subrayar las
sin tener que crear un objeto ex profeso. La diferencias técnicas. Se pueden crear objetos uni-
casuística puede extenderse pero hemos señalado tarios por medio de polilíneas, por medio de blo-
los casos principales, representados en la figura 20. ques o células, por medio de grupos seleccionados
Además de éstas, hay otra serie de ordenes que y por medio de capas.
funcionan de un modo más directo. Los vértices de
una entidad compuesta se pueden cambiar de muy Polilíneas
diversos modos, alterando la geometría de la enti-
dad; esto puede hacerse por medio de la selección Las polilíneas son composiciones de líneas rectas
directa del objeto y la manipulación gráfica de sus y curvas que funcionan como una entidad única.
vértices. Tanto AutoCad (a partir de la versión 12) Una polilínea queda definida por sus vértices y por
como Microstation cuentan, al igual que otros pro- el tipo de entidad que hay entre estos vértices. La
gramas de diseño, con mecanismos que muestran entidad puede ser una línea recta, un arco de curva
unas pequeñas asas o grips sobre los vértices de un simple o un arco de curva paramétrica, tipo spline.
objeto compuesto; al mover estas asas se desplaza Las curvas tipo spline son curvas paramétricas que
el vértice manteniéndose la topología del objeto. están formada por polinomios cúbicos, es decir, por
Otros modos de hacer lo mismo es mediante orde- polinomios de grado superior al de las cónicas, y
nes como el stretch (de AutoCad) que permiten des- que siguen un recorrido determinado por unos pun-
plazar parte de un objeto mientras permanece an- tos de control que pueden modificarse en modo
clado el resto. interactivo. Hay diversos tipos que se presentarán
en la siguiente clase y que se encontrarán más de-
sarrollados en la bibliografía referente a modelado

Fillet (r=0) Fillet Chamfer

Extend Extend

Trim

Figura 20 Operaciones básicas de modificación local

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 109

table por ordenes específicas, es posible añadir o


Array quitar elementos del grupo. Las órdenes select, add
Rectangular y remove en AutoCad 12.0 más la orden group a
partir de AutoCad 13.0 o las ordenes agrupar/
desagrupar (group selection, group add, group
dropp) de Microstation hacen esta función.

Bloques

Array Polar Los bloques, células, símbolos o componentes son


(rotar: sí) otro modo de formar entidades compuestas. Como
ya hemos dicho la terminología es variable: en
AutoCad se llaman "bloques" (blocks); en
Microstation "células" (cells); en otros programas
de CAD que funcionan sobre estaciones de traba-
jo, "símbolos" (symbols); algunos autores los de-
nominan genéricamente "componentes". Todos se
Array Polar refieren a lo mismo: un conjunto variado de enti-
(rotar: no) dades gráficas que se agrupan para componer una
entidad compleja que puede ser tratada como una
unidad. Utilizaremos el término "bloque" por ser
el más conocido en nuestro entorno.
Figura 21 Arrays Cualquier cosa puede ser un bloque, incluido el
dibujo completo de una planta con cotas, textos
insertados, marco y carátula. Todos los bloques lle-
geométrico o a curvas y superficies. van asociado un nombre y, en AutoCad, una capa.
Las polilíneas pueden crearse de modo similar Otros ejemplos más corrientes de bloques son to-
a como se crea una entidad simple, definiendo el dos aquellos elementos que antes se insertaban por
tipo de línea y su punto final, tramo por tramo, o medio de plantillas o por medio de dibujos trans-
bien pueden definirse a posteriori, juntando líneas, parentes pegados (como los letraset); es decir, ele-
a condición de que éstas estén yuxtapuestas. Una mentos de mobiliario, piezas de sanitarios, puertas
vez creadas es posible editar sus vértices y mover- y ventanas, árboles, coches, símbolos de elemen-
los o eliminarlos. tos de instalaciones de electricidad, de fontanería,
etc.
Grupos Los bloques permiten solucionar en un instante
operaciones rutinarias que se requieren habitual-
También es posible crear grupos de elementos di- mente para completar o mejorar la presentación de
versos y tratar a estos grupos como una unidad. Si un plano. Al igual que ocurría con los tipos de lí-
bien todos los programas de CAD permiten hacer nea y los tipos de texto es recomendable personali-
una selección de elementos y tratar esta selección zar los bloques; esto quiere decir que algunos de
como una entidad unitaria para cierto tipos de ope- los que se utilizan habitualmente pueden ser crea-
raciones, hay algunos programas, entre ellos dos ex profeso (esto es una buena práctica para los
Microstation y AutoCad 13.0, que permiten agru- que se inician en CAD2D) y, sobre todo, que tanto
par elementos de un modo estable por medio de los bloques propios como los adquiridos deben estar
una orden específica. El resultado es similar al de organizados en subdirectorios accesibles y deben
la creación de una polilínea a posteriori, con la depender de rutinas de inserción que aseguren que
diferencia de que el tipo de entidades que pueden ésta se realiza de modo directo.
incluirse en la selección es más amplio y que las Las principales observaciones con respecto a los
entidades no tienen por qué estar yuxtapuestas. Tan- bloques son las relativas a su gestión. A diferencia
to en la creación temporal de grupos por medio de de las polilíneas, los bloque se crean sobre todo
herramientas de selección como en la creación es- como elementos independientes de un dibujo de-

Segunda edición: mayo de 2000


110 Aplicaciones informáticas en arquitectura

terminado, para compartir con otros dibujos, y esto 7 Organización y vinculación de archivos.
requiere que se deban almacenar con un cierto or-
den cuando su número comienza a crecer. Sobre Por razones de organización, es habitual que dife-
este tema volveremos en los capítulos correspon- rentes partes de un mismo modelo se creen en ar-
dientes a la organización del despacho y de los pro- chivos diferentes; por ejemplo, dos plantas de un
yectos. mismo edificio o la estructura correspondiente a
una planta determinada. Tanto AutoCad como
Capas Microstation permiten vincular archivos lo que ase-
gura que la conexión entre estos se produzca de un
Por último, la utilización de capas es también una modo exacto. El procedimiento, en el caso de
manera de crear entidades unitarias en la medida AutoCad, es similar a la inserción de un bloque; un
en que permite tratar todos los elementos como una archivo se vincula a otro mediante una rutina que
unidad y efectuar operaciones con ellos, borrar, es exactamente igual a la de insertar un dibujo en-
mover, copiar, escalarlos, etc., aún cuando no es tero como un bloque. Las entidades propias del di-
ésta su principal finalidad bujo insertado, tales como bloques y capas, se
renombran de tal modo que el nombre de la capa
se suplementa con el nombre del archivo separado
con un "|". Por ejemplo, si un vestíbulo de un edifi-
cio cuenta con una escalera compleja que se ha tra-
bajado en un archivo separado que se llama
"escalera.dwg" en el que hay, entre otras, una capa
que se llama "baranda", al insertar este archivo en
otro que contiene la planta del vestíbulo, esta capa
se renombrará y pasará a ser la capa "escalera | ba-
randa".
Con esto se entra en lo que es propiamente la
confección de un proyecto. Hasta aquí hemos des-
crito los medios que permiten confeccionar un
modelo 2D aislado. En determinados casos esto
puede ser suficiente. Un archivo informático único
puede contener toda la información necesaria para
explicar un proyecto si este proyecto es relativa-
mente simple y no se necesita más que conocer los
recursos que se han presentado y practicar el tiem-
po suficiente como para poder manejarlos con fa-
cilidad.
Pero un proyecto arquitectónico es algo más
complejo. Aún cuando fuera posible resumir toda
la información en un único archivo que incluyera,
entre otras muchas cosas, los marcos y las carátu-
las para imprimir diferentes vistas del modelo, esta
forma de organización es ineficaz. Es el equiva-
lente, desde un punto de vista tradicional, a guar-
dar toda la información en un gran armario, lo que
nos obliga a mover cosas de un lado para otro cada
vez que queremos encontrar algo.
La organización de un proyecto requiere una
estructura lógica que se traduce en una estructura
de modelos y en una estructura de archivos
Figura 22 Detalle arquitectónico compuesto informáticos. Desde el punto de vista que aquí es-
por diferentes bloques tamos abordando esto quiere decir que habrá que

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 111

comenzar por distinguir entre archivos destinados de plano es el espacio papel. Desde éste, se dibuja
a la impresión, archivos de planos, y archivos des- la ventana a través de la cual van a aparecer las
tinados a la concepción, archivos de modelos. vistas que interesen del modelo, como se dibujaría
Ambos implican una división del proyecto global un rectángulo corriente. Al conmutar, desde el es-
en diferentes partes y, por consiguiente, un método pacio papel, al espacio modelo, se "penetra" en esta
sistemático de puesta en relación, con agilidad y ventana y, desde su interior, se controla la escala a
fiabilidad, de todos estos componentes entre sí. la que se va a visualizar el modelo con la opción
Dado que esto debe abordarse desde una pers- "XP" del zoom. De este modo, los cambios de es-
pectiva más general, que proporcione criterios so- cala no afectan a la configuración del plotter o de
bre cómo organizar un proyecto arquitectónico, de- la impresora sino que dependen exclusivamente de
jaremos este tema pendiente de desarrollo hasta el la composición del dibujo.
capítulo 10. Pero esta sección quiere introducir el
tema y subrayar el hecho de que lo que podemos Archivos de modelos
denominar genéricamente CAD2D no termina con
la descripción de las herramientas de modelado El trabajo con archivos de planos implica el traba-
básico sino que debe completarse desde un punto jo con referencias externas. En un programa de
de vista superior. CAD esto quiere decir que pueden abrirse otros
archivos desde un archivo dado e insertar su con-
Archivos de planos tenido en una posición determinada. Este conteni-
do es el modelo, un término que vale tanto para el
Un "archivo de plano" es un archivo preparado para trabajo en 2D como para el trabajo en 3D. Los
imprimir. Se debe distinguir por un nombre espe- modelos, en CAD, se elaboran a "escala natural",
cífico, del tipo de los que se sugerirán en el capítu- es decir, se utilizan dimensiones virtuales que co-
lo 10, y consta de tres partes básicas: un marco, inciden con las reales, relegando a los archivos de
una carátula y una ventana que se abre al conteni- planos todo lo referente a la gestión de las escalas.
do que, en general, proviene de otros archivos a Por razones obvias, siempre que se pueda es
los que se vincula. preferible trabajar con un sólo archivo por mode-
Los archivos de planos se generan a partir de la lo. De este modo tenemos toda la información "a
modificación de otros archivos similares que ac- mano" y podemos navegar por los diferentes ele-
túan como plantillas. Si un despacho imprime co- mentos comprobando cómo se relacionan entre sí.
rrientemente sus planos en formato DinA1 y con La confusión que puede crear el exceso de infor-
una carátula que lleva incorporado un logotipo o mación se controla mediante la posibilidad de ocul-
algún tipo de seña de identidad del despacho, bas- tar y desocultar elementos, adecuadamente agru-
tará con copiar un archivo, ya preparado con estas pados en capas.
características, o contar con él como archivo pro- Pero, en general, en un despacho se acostumbra
totipo. A partir de aquí basta con cambiar los datos a descomponer un modelo en diferentes partes. La
relativos al proyecto en curso o adaptar la carátula principal razón es la necesidad de trabajar en equi-
para tener una base común a todos los planos del po lo que obliga a que diferentes partes de un mis-
proyecto. mo proyecto se desarrollen por diferentes perso-
Este archivo se prepara para imprimir a escala nas. Esto supone un inconveniente, por lo que res-
1:1 en el plotter con que se trabaje, de tal modo pecta al control de la relación entre las diversas
que el marco coincida con los límites aceptados partes, que se puede solucionar mediante el uso de
por esta máquina, una operación que puede resul- un sistema de vinculación de archivos basado en
tar menos trivial de lo que parece. Una vez calibra- referencias externas. Es conveniente contar con un
dos archivo y plotter la operación de imprimir se archivo principal, en donde figuren los ejes o los
vuelve algo tan sencillo como apretar un botón. elementos fundamentales del proyecto al cual se
El control de la escala se efectúa a partir de la remitan los demás archivos. Y es aún más conve-
inserción del modelo en una ventana preparada para niente contar con un sistema de organización del
este fin. En AutoCad toda esta operación se lleva a proyecto bien pensado que facilite el intercambio
cabo mediante un cambio del "espacio modelo" al consistente de información. Como ya hemos dicho,
"espacio papel". El espacio propio de los archivos volveremos sobre este tema en el capítulo 10.

Segunda edición: mayo de 2000


112 Aplicaciones informáticas en arquitectura

8 Personalización. Diseño paramétrico al menos por las siguientes razones: para asegurar-
se que está presente el tipo que conviene al trabajo
Como ya se ha mencionado en la primera sección, previsto, para renombrarlo de modo adecuado y
sobre interfaz, los programas de CAD no deben para reducir la variedad de tipos que no se van a
utilizarse "en crudo" sino que es más conveniente utilizar nunca.
personalizarlos para que sean más eficaces. Esto Tanto los textos como las cotas se utilizan en
quiere decir, fundamentalmente, llevar a cabo una tres fases características: definiendo un estilo, in-
selección drástica de la multitud de órdenes y sertando un texto o una acotación y editando lo in-
subórdenes con que cuenta el programa y elegir un sertado para introducir modificaciones. La defini-
método preferente para introducir las órdenes más ción de un estilo, tanto para textos generales como
corrientes. También se han mencionado, en el apar- para acotaciones, es un paso previo al que con fre-
tado sobre organización del entorno de trabajo, cuencia no se concede la importancia suficiente y
otros aspectos importantes que se deben tener en que es más que conveniente personalizar, esto es,
cuenta y que dependen no sólo de las preferencias contar con una definición previa de varios estilos
personales sino del tipo de trabajo que se va a de- que incorporen un tipo de letra, un tamaño prefe-
sarrollar. rente, alineación, etc.
La personalización no puede ser rígida pues de- El aspecto más importante de la personalización
pende no sólo de preferencias personales, que pue- es, sin embargo, todo lo que afecta a la reducción y
den ir variando a medida que se conozca mejor el ampliación de las órdenes utilizadas por medio de
programa utilizado, sino de condiciones de trabajo rutinas propias, menús y alias. Reducción, porque
que también se irán modificando. Sin embargo, un porcentaje importante de ordenes de cualquier
cuando se dan situaciones parecidas una y otra vez, programa de CAD no se utiliza nunca y hay que
que dan lugar a respuestas prácticamente idénti- asegurarse de que las órdenes que se tienen más a
cas, acabará resultando tanto más obvia la necesi- mano son las frecuentes. Ampliación, porque un
dad de tener preparada una respuesta adecuada de usuario experto siempre cuenta con macros y ruti-
modo automático. nas adicionales que extienden la funcionalidad del
Repetimos brevemente aspectos que ya se han programa en función de sus intereses.
mencionado antes de mencionar otros que se desa-
rrollarán más extensamente más adelante. Diseño paramétrico
El primer aspecto que se debe tener en cuenta
es la personalización del entorno de trabajo lo que Un parámetro es una variable relacionada con una
implica elegir cosas tales como la resolución, el familia de elementos. Los elementos de esta fami-
tamaño de fuentes de pantalla, el color del fondo, o lia tienen una serie de propiedades y mantienen
los menús presentes en pantalla durante una sesión entre sí una relación topológica, no geométrica. El
normal de trabajo. Muchos de los aspectos que elemento está caracterizado por sus parámetros,
entrarían en este apartado, sobre todo aquellos que que son valores numéricos. Si todos los parámetros
pueden depender del tipo de trabajo que se vaya a de un elemento reciben un valor numérico el ele-
realizar, deben incorporarse a dibujos prototipo de mento queda plenamente definido y pasa a ser una
los que puede haber uno o varios. instancia particular de ese elemento genérico.
Otro aspecto a personalizar es la elección de una Por diseño paramétrico se entiende el proceso
gama de colores con los que trabajar. La elección de generación de formas cuyos elementos consti-
de un determinado color de fondo modifica las ga- tuyentes no están determinados geométricamente,
mas posibles. Hay que tener en cuenta, en cual- de un modo estático, sino por medio de variables
quier caso, que aunque AutoCad ofrece la posibili- cuyos valores se especifican en cada caso. En los
dad de trabajar con 256 colores codificados, la ma- sistemas de diseño paramétrico en sentido estricto,
yoría de estos colores o bien no son claramente vi- los elementos pueden ser modificados a posteriori
sibles porque no destacan con suficiente claridad sin que se altere la coherencia del conjunto. Esto
contra el fondo, o bien se confunden entre sí. Re- requiere la especificación de unas propiedades res-
sulta necesario llevar a cabo una selección perso- trictivas que afecten de un modo selectivo a algu-
nal atendiendo al menos a estos dos criterios. nos de los elementos que constituyen la forma o a
Los tipos de línea deben también personalizarse la relación que algunos de ellos mantienen entre sí.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 113

Aunque el concepto de diseño paramétrico es tridimensional.


un concepto complejo que requiere una investiga- Sin embargo, todo esto vale para elementos muy
ción aún por desarrollar, sus bases son muy ele- simples que quedan descritos tan sólo por tres di-
mentales. Las primitivas gráficas que hemos men- recciones principales. Pero no para elementos com-
cionado en la sección 2 son un ejemplo elemental plejos en los que todas las variaciones quedarían
de diseño paramétrico. Una "circunferencia" es una alteradas por igual por un cambio de escala. Si,
familia de elementos que admite tres parámetros: por ejemplo, definimos una ventana o una puerta
la posición de su centro (dos coordenadas) y el ra- como un bloque unitario, la modificación de su lon-
dio. Una vez que se han especificado estas dos va- gitud para adaptar el detalle a un caso particular
riables la circunferencia genérica pasa a ser una nos modificaría también las dimensiones del mar-
circunferencia concreta situada en una posición de- co en la misma proporción que la anchura de la
terminada, en un contexto determinado y con un puerta, lo que resulta, en general, indeseado. Lo
tamaño determinado. Un "segmento de recta" es que se necesita es un modo de almacenamiento que
también una familia de elementos que admite cua- mantenga las dimensiones del marco y del vano
tro parámetros; en este caso podemos elegir dife- como variables independientes. De esto trata el di-
rentes modos para estos cuatro parámetros; el seg- seño paramétrico.
mento quedará igualmente determinado si damos El interés del tema en el caso de la arquitectura
dos puntos (dos pares de coordenadas) o si damos es evidente debido al hecho de que un número muy
el punto inicial (dos coordenadas), el ángulo y la importante de elementos constructivos y de diseño
distancia. La nueva entidad "parábola" que hemos pueden agruparse en familias que se prestan de
indicado más arriba como ejemplo de "nueva pri- modo espontáneo a ser parametrizadas. Si esto se
mitiva" del programa sería otro ejemplo de lo mis- consigue llevar a cabo de un modo satisfactorio,
mo. permite economizar espacio de almacenamiento y
No existe, por consiguiente, una frontera bien simplifica la gestión de estos elementos. A un nivel
delimitada entre lo que se denomina diseño más elaborado esto podría también facilitar el pro-
paramétrico y el dibujo automatizado o el modela- ceso de diseño en la medida en el ajuste dimensio-
do geométrico. En estos casos, la generación de nal podría dejarse, en determinados casos, para una
formas se lleva a cabo mediante el recurso a enti- fase posterior.
dades básicas que se insertan en el modelo por En la creación de una célula parametrizable se
medio de una especificación de sus descriptores requieren fundamentalmente dos cosas: la descrip-
básicos. En este sentido las entidades primitivas o ción topológica que especifica las partes y las rela-
los elementos más simples de un programa de CAD ciones que estas partes mantienen entre sí y, en se-
también son paramétricos, puesto que son descrip- gundo lugar, el esquema dimensional que especifi-
ciones genéricas que tan sólo adquieren un valor ca las prioridades o las restricciones dimensionales
en el momento de ser insertadas. Por añadidura, en que deben afectar a algunas de estas entidades o a
algunos casos también es posible la modificación su relación. Esta fase inicial se denomina diseño
a posteriori de estos parámetros. Una orden como primario. El diseño primario da lugar a una serie
stretch, por ejemplo, disponible en diversos pro- de variantes, en una segunda fase, por medio de un
gramas de CAD, permite modificar partes de un método de evaluación de variantes dimensionales.
contorno en una única dirección, lo que puede con- La creación de una célula parametrizable es un
siderarse como una forma elemental de diseño proceso más complejo de lo que pudiera parecer
paramétrico. puesto que es preciso especificar todas las restric-
Otro tanto cabe decir de otros recursos básicos ciones que delimitan la forma. Muchas de estas
en estos programas. La utilización de modificado- restricciones se dan por supuestas en el proceso
res de escala o la inserción de "bloques", "células" intuitivo o corriente de generación gráfica y tien-
o "símbolos", elementos elaborados genéricamen- den a ser pasadas por alto. La necesidad de tornar-
te y almacenados en bibliotecas de elementos ar- las explícitas obliga a un etiquetado bastante labo-
quitectónicos, permiten variar las dimensiones riosos en el que es fácil pasar por alto alguna de
globales a lo largo de los dos ejes del dibujo, con- ellas. Una de las líneas de investigación que se si-
junta o independientemente, o a lo largo de los tres gue actualmente en diseño persigue, como no po-
ejes principales si se trata de un elemento dría ser menos, la creación de una interfaz adecua-

Segunda edición: mayo de 2000


114 Aplicaciones informáticas en arquitectura

da que facilite al usuario tanto la ordenación gráfi- siste en la generación de un elemento de un grado
ca de las restricciones como el control global de de complejidad limitado por medio de un progra-
estas de modo que se asegure la coherencia del re- ma que llama secuencialmente a ordenes elemen-
sultado. tales de generación de entidades de un programa
El tipo de programa depende fundamentalmen- de CAD, asignando valores a las variables. El pro-
te del método de evaluación dimensional escogi- grama solicita los valores dimensionales principa-
do. Podemos resumir los trabajos sobre estos te- les de modo interactivo para determinar las varia-
mas en una serie de métodos que resumiremos a bles y, a continuación, ejecuta las órdenes progra-
continuación. madas para definir la forma. Los principales limi-
taciones de este método son, en primer lugar, que
Programación de variantes (variants el número de variables posibles es bastante limita-
programming) do si no se quiere multiplicar hasta límites intrata-
bles la complejidad del programa y la multiplica-
La programación de variantes dimensionales con- ción de mensajes de error que invaliden opciones
de valores de entrada que lleven a resultados im-

(defun ini ( ) (progn


(setq P1 (getpoint "Introducir punto de inicio: ") (if (= op1 "Propia")
a (getdist "Anchura marco: ") (setq c (getdist "Anchura de la hoja: "))
b (getdist "Profundidad marco: ") (setq c 3.5)
v (getdist "Anchura vano: ") )
) (if (= op2 "Izquierda")
(initget 6 "Propia Corriente Ninguna") (progn
(if (setq op1 (getkword "Anchura hoja (Propia/Corriente(3.5)/ (setq P31 (list (+ (car P3) c) (cadr P3) )
<Ninguna>): ")) () P71 (list (+ (car P7) c) (cadr P7) )
(setq op1 "Ninguna") )
) (command "pline" P3 P31 P71 P7 P3 " ")
(initget 6 "Izquierda Derecha") (command "pline2 P6 "a" "ce" P3 P71 " ")
(setq op2 (getkword "Apertura a (Izquierda/Derecha): ") )
P2 (list (+ (car P1) a) (cadr P1) ) (progn
P3 (list (+ (car P1) a) (+ (cadr P1) b) ) (setq P61 (list (- (car P6) c) (cadr P6) )
P4 (list (car P1) (+ (cadr P1) b) ) P81 (list (- (car P8) c) (cadr P8) )
P5 (list (+ (car P2) v) (cadr P1) ) )
P6 (list (car P5) (cadr P3) ) (command "pline" P6 P8 P81 P61 P6 " ")
P7 (list (car P3) (+ (cadr P3) v) ) (command "pline" P81 "a" "ce" P6 P3 " ")
P8 (list (car P6) (cadr P7) ) )
) )
) )
(defun prta ( ) )
(command "pline" P1 P2 P3 P4 "c") )
(command "copy" "last" " " P1 P5) (defun C:PRTA ( )
(if (= op1 "Ninguna") (setvar "blipmode" 0)
(if (= op2 "Izquierda") (setvar "cmdecho" 0)
(command "pline" P6 "a" "ce" P3 P7 "l" P3 " ") (ini)
(command "pline" P6 P8 "a" "ce" P6 P3 " ") (prta)
) (setvar "blipmode" 1)
) (setvar "cmdecho" 1)
(if (or (= op1 "Propia")(= op1 "Corriente(3.5)")) )

Figura 23. Código en AutoLisp para inserción de una puerta dada por parámetros simples

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 3. CAD 2D 115

posibles. En segundo lugar que este método no Especificación de restricciones paramétricas


permite modificar a posteriori los valores trabajan-
do directamente sobre la forma ya generada. Un problema fundamental en CAD es cómo hacer
Las variantes pueden desarrollarse en un len- explícitos ciertos conocimientos intuitivos, de tal
guaje de alto nivel que forme parte de un programa modo que sean interpretables por una máquina y
de CAD, tal como AutoLisp para AutoCad o MDL puedan ser tratados de modo automático. Uno de
para Microstation. El elemento se especifica a par- los aspectos cruciales de este problema general
tir de variables relacionadas entre sí y por medio surge de la constatación de una gran parte del co-
de órdenes propias del programa que se aplican a nocimiento con que contamos se da por supuesto,
estas variables. El valor de estas variables se esta- es sentido "común" y no parece necesario especifi-
blece interactivamente para cada caso. carlo hasta el momento en que intentamos automa-
Hay múltiples ejemplos de esta forma básica de tizarlo por un dispositivo tal como un computador.
diseño paramétrico. Pueden crearse rutinas que di- Un método genérico de abordar este problema
bujen e inserten elementos de carpintería corrien- es la especificación de restricciones sobre un mo-
tes, tales como puertas y ventanas en 2D, u otros delo constituido por una serie de entidades primiti-
tipos de elementos similares adecuados para un vas. El modelo puede ser entendido entonces como
proyecto concreto. Pueden igualmente crearse ru- un conjunto de restricciones y variables. Una res-
tinas que dibujen e inserten huecos en muros 2D o tricción es una relación que enunciamos y que afecta
que generen muros 3D con huecos en posiciones a una o más variables o, si se prefiere, una condi-
determinadas. Pueden generarse escaleras o perfi- ción a la que debe someterse una entidad o un gru-
les de escaleras en 3D que se desplieguen entre dos po de entidades. Ejemplos elementales de restric-
puntos dados, etc. En algunos trabajos de investi- ciones son: una línea con una orientación fija, una
gación se han parametrizado también pequeñas vi- línea recta con una longitud fija, dos líneas que de-
viendas aunque la utilidad de esto es meramente ben cortarse en un punto fijo, dos arcos que deben
experimental. ser tangentes en un punto fijo, dos segmentos cu-
La figura 23 muestra un ejemplo sencillo de una yas dimensiones deben mantener una proporción
puerta que puede insertarse en cualquier posición fija, etc.
y con cualquier dimensión con una rutina en Cada conjunto de restricciones configura un
AutoLisp. Consta de dos funciones. La primera conjunto de variantes que configuran a su vez una
("ini") abarca 20 líneas de código. Las primeras 4 región en el espacio modelo. Un modelo puede ser
líneas solicitan datos del usuario. La línea 6 solici- entendido, desde este punto de vista, como una fa-
ta tres alternativas que darán lugar a tres bucles en milia con n variables o dimensiones independien-
la siguiente función: si se quiere dibujar una hoja tes. Cada restricción especificada disminuye la di-
con una ancho dado, con un ancho corriente (3,5 mensión en un grado. Cuanto mayor sea el número
cms) o si no se quiere dibujar hoja. El resto de las de restricciones, por otro lado, más difícil es orga-
líneas son datos derivados a partir de los datos in- nizar un modelo coherente y que sea consistente
troducidos por medio de cálculos simples. Las pa- para un rango determinado de valores. El tipo, el
labras clave "car", "cadr" son códigos característi- número y la complejidad de las restricciones lleva-
cos de Lisp que permiten procesar listas; en nues- rían desde el diseño paramétrico hasta los sistemas
tro caso, coordenadas: "car P1" indica que se tome expertos.
el primer valor de la lista asociada a P1, es decir, la El concepto de restricción implica el de toleran-
coordenada x. cia, grado de libertad, subrestricción, y
La segunda función "prta" ejecuta la secuencia superrestricción. Los sistemas de diseño
de órdenes necesarias para dibujar la puerta según paramétrico permiten especificar distintos grados
cuál de las variantes se haya escogido. de tolerancia para transformar bocetos iniciales en
Finalmente, las 8 últimas líneas definen una nue- células paramétricas. Así, una tolerancia angular
va orden denominada "prta" mediante la secuencia de entrada inferior a 5º, por ejemplo, implicaría
de AutoLisp "C:PRTA", desactivan variables mo- que líneas dibujadas con una diferencia inferior a
lestas, llaman a las dos funciones anteriores y vuel- este ángulo con respecto a la horizontal y vertical
ven a dejar las variables como estaban. se transformarían automáticamente en líneas per-
fectamente horizontales o verticales. El grado de

Segunda edición: mayo de 2000


116 Aplicaciones informáticas en arquitectura

libertad de una célula paramétrica especificaría el tos de la vida real, que tengan propiedades seme-
número de restricciones adicionales que cabe es- jantes a estos que faciliten su manejo.
pecificar en un caso concreto. Una célula La dificultad para incorporar objetos, entendi-
subrestringida sería un célula con una definición dos en este sentido, a los programas de CAD es,
insuficiente. Una célula superrestringida contaría actualmente, de índole meramente cuantitativa; se
por el contrario con una definición conflictiva que requieren máquinas capaces de soportar la mayor
sería preciso resolver. Los programas comerciales cantidad de memoria y velocidad que exige un pro-
de diseño paramétrico cuentan con controles que grama que cuente con "objetos" en lugar de "enti-
avisan al usuario de este tipo de situaciones. dades", es decir que cuente con elementos con una
Hay diversos modos de especificar una restric- definición interna muy compleja en lugar de ele-
ción. Un método obvio es formular las restriccio- mentos cuya definición se reduce a la especifica-
nes por medio de ecuaciones internas que reflejan ción de dos puntos y un modo de dibujar el recorri-
las condiciones relacionales especificadas por el do entre estos dos puntos, como es el caso de la
usuario. Este método se basa en enunciar todas las entidad línea.
restricciones del modelo en forma de ecuaciones, Desde el punto de vista de un arquitecto esto
tomando como variables los puntos característicos. quiere decir que, si se cuenta con un programa de
El sistema de ecuaciones se resuelve en cada caso estas características, no se dibujarán "líneas" sino
por un método numérico iterativo. Las ecuaciones "muros" o "perfiles de carpintería". Si el objeto es
pueden ser muy simples o relativamente comple- parametrizable, cualquier cambio posterior no im-
jas, según la capacidad del programa. plicará borrar o mover la entidad sino abrir un cua-
A diferencia de los métodos anteriores que pue- dro de diálogo amodal (se denominan "amodales"
den desarrollarse con programas de uso corriente, los cuadros de diálogo que pueden permanecer
sin otra condición que la voluntad del usuario de abiertos mientras se efectúan operaciones en otra
adentrarse hasta cierto punto en las técnicas de pro- posición de pantalla) y cambiar los valores
gramación, la especificación de restricciones re- dimensionales o las propiedades del elemento en
quiere que el programa cuente con módulos espe- cuestión.
cíficos para reconocer y gestionar estas restriccio- Este modo de trabajar favorece la interacción y
nes. Hay diversos programas disponibles para di- la experimentación. El diseñador no necesita pre-
seño paramétrico en diseño industrial: uno de los ocuparse por los datos, puede realmente, crear "bo-
más conocidos y utilizados es ProEngineer. El pro- cetos" 2D o 3D y dejar la definición dimensional o
grama Mechanical Desktop de AutoDesk, que fun- los ajustes geométricos para una fase posterior de
ciona sobre AutoCad puede integrarse con mayor desarrollo. Favorece igualmente las innumerables
facilidad en los métodos de trabajo propios de los correcciones que tienen lugar corrientemente en el
despachos de arquitectura aunque está orientado proceso de diseño.
en principio a otro tipo de aplicaciones. Un buen ejemplo de este diferente modo de tra-
Microstation cuenta también con complementos bajar lo proporciona el programa 3DStudio Max
que permiten generar células paramétricas en 2D. que es uno de los primeros programas que utiliza
objetos paramétricos y cuadros de diálogo amodales
Objetos parametrizables para interaccionar con ellos. No debe perderse de
vista, sin embargo, que este modo de trabajo es
Un objeto es, en términos informáticos, una enti- adecuado para objetos aislados pero es aún insufi-
dad que incorpora una funcionalidad autónoma, es ciente para trabajar con modelos arquitectónicos
decir que incorpora, por ejemplo, funciones que relativamente complejos en 3D y que presenta di-
permiten realizar operaciones adecuadas a este ficultades aún no resueltas para modelos en 2D,
objeto tales como moverlo, girarlo, cambiar sus di- por lo que no debe considerarse sino como el co-
mensiones, etc. La orientación a objetos es una es- mienzo de una historia que aún debe dar muchas
trategia de programación relativamente reciente que vueltas.
busca aumentar la interrelación entre programas y
la facilidad de uso por medio de la creación de en-
tidades que se asemejan intuitivamente a los obje-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 119

Capítulo 4 . CAD3D
La inmensa mayoría de los despachos de arquitec- que se mira con prevención, como algo innecesa-
tura operativos en el último año del siglo actual riamente complicado que costará demasiado tra-
desarrollan sus proyectos con métodos que se han bajo llegar a dominar. Esta prevención podía estar
resumido a grandes rasgos en el capítulo anterior. justificada hace algunos años pero no lo está en la
El número de los que utilizan la informática para actualidad. Un mínimo conocimiento de los funda-
proyectar comienza a descender en picado cuando mentos teóricos de los modelos geométricos
nos salimos de este marco y nos adentramos en la tridimensionales junto con la mayor capacidad de
creación de modelos más elaborados. Hay varias interacción de los programas actuales contribuirá
razones que explican el que esto sea así. Una de en pocos años a cambiar radicalmente, con toda
ellas, que no debe perderse de vista, pese a lo que seguridad, el modo en que se desarrollan los pro-
digan los más entusiastas defensores de los méto- yectos.
dos informáticos, es que en muchos casos se tiene
mayor control sobre el diseño trabajando en dos 1 Definición. Tipos de representaciones.
dimensiones que trabajando en tres. Para ser más Aplicaciones
exactos: trabajar en tres dimensiones sobre una
pantalla plana, no es exactamente trabajar "en tres Las diversas técnicas incluidas bajo la denomina-
dimensiones". Y la propia noción de trabajar sobre ción CAD3D o modelado geométrico por medios
un objeto "en tres dimensiones" es discutible, pues informatizados o modelado tridimensional, o
sólo vemos, en cada momento, un aspecto del ob- maquetación virtual, se han desarrollado en deter-
jeto. minados sectores pioneros, en donde han surgido
Estas observaciones implican, de hecho, una los métodos principales, que posteriormente se han
metodología de trabajo con diversas variantes. Las extendido a otras áreas. Estos sectores son princi-
preferencias de los arquitectos pueden ponerse en palmente los de la industria aeronáutica, automo-
relación, en este sentido, con las de los escultores. vilística y naval. No debe de perderse de vista este
Miguel Angel esculpía sobre un plano frontal del origen a la hora de evaluar las herramientas con
que surgían sus figuras "como un cuerpo en una que se cuenta en los programas comerciales, que
bañera que se estuviera vaciando". Rodin giraba y para un arquitecto pueden parecer descompensadas;
giraba incesantemente en torno a su modelo. Mi- demasiado abundantes por un lado y muy escasas
guel Angel esculpía, es decir, quitaba. Rodin mo- por otro. En arquitectura, el modelado geométrico
delaba con barro, es decir, añadía. por medios informáticos está adquiriendo, poco a
Como veremos a lo largo de este capítulo, los poco, una importancia creciente que es de prever
métodos de modelado en 3D admiten variantes que aumente en los próximos años.
metodológicas que se relacionan con estas varian- Los problemas que se presentan al generar un
tes universales. Por desgracia son escasamente co- modelo arquitectónico son en buena medida dife-
nocidas y así venimos a parar a otra razón, más rentes a los que se presentan al generar modelos
prosaica, por la que los arquitectos no utilizan la propios de las áreas industriales pioneras que he-
informática como herramienta, real, de proyecto. mos mencionado. En la gran mayoría de los casos,
Esta razón es, sencillamente, que en un gran núme- los modelos arquitectónicos están constituidos por
ro de casos es una herramienta desconocida a la superficies planas, verticales u horizontales, cuya

Segunda edición: mayo de 2000


120 Aplicaciones informáticas en arquitectura

generación resulta más bien trivial; las dificultades que, como ocurre con todo modelo, un modelo
aparecen más bien a la hora de gestionar los ele- geométrico informatizado implica una abstracción.
mentos que configuran el espacio, elementos muy Hay ciertas características del posible objeto físi-
diversos, muy numerosos y que mantienen entre sí co real que se construye a partir del modelo, que
relaciones complejas. Los arquitectos diseñan es- habrán quedado adecuadamente representadas;
pacios y el espacio se constituye por relaciones entre otras no.
formas. Este punto de partida marca una diferencia
esencial entre la producción de la arquitectura y la Tipos de representaciones
producción de objetos industriales que deberá re-
flejarse más pronto o más tarde en la propia evolu- Todas estas funciones son similares a las funciones
ción de las técnicas de modelado geométrico ar- generales de un sistema gráfico que volvemos a
quitectónico. Hechas estas salvedades podemos resumir enfatizando las diferencias propias del
abordar una descripción más general. modelado en 3D. En un sistema de modelado
Entendemos por modelado geométrico el pro- geométrico es preciso distinguir entre la represen-
ceso que sigue un sistema informatizado para in- tación principal y las representaciones auxiliares.
troducir, almacenar y modificar representaciones La representación principal es la representación
de objetos, con la suficiente precisión como para de la que derivan las demás y que se va actualizan-
que puedan servir de base a su producción real en do a medida que evoluciona el proceso. La repre-
la ingeniería o en la arquitectura. sentación de los objetos se lleva a cabo por medio
Un sistema de modelado geométrico puede con- de estructuras simbólicas que no son en general
siderarse constituido de acuerdo con tres funcio- accesibles para los usuarios. De ahí que una parte
nes o procedimientos principales, comunes a los fundamental de todo sistema de modelado geomé-
diversos sistemas de modelado que se describirán trico esté constituida, como en el CAD2D, por el
más adelante. Estas funciones son la representa- modo específico en que se realiza la interacción,
ción, la interacción y la aplicación a otros sistemas por la serie de protocolos y órdenes inmediatas que
o bien su integración como módulos de otros siste- permiten introducir los datos de modo intuitivo, sea
mas. gráficamente, sea mediante especificaciones numé-
Un sistema de modelado geométrico es un mó- ricas o especificaciones de texto convenientemen-
dulo independiente y fundamental de un sistema te simplificadas. Las representaciones auxiliares
completo de diseño asistido por computador. Las dependen de otras funciones o de otras aplicacio-
características específicas que diferencian un sis- nes y derivan en todo momento de la representa-
tema de otro dependen del tipo de aplicación y del ción principal. La representación principal está
tipo de plataforma física, en la medida en que esta- sujeta, como toda estructura de datos informáticos,
blecen unos límites que son accesibles por unos a procesos de entrada y salida de datos. Esto impli-
sistemas pero no por otros. Es importante subrayar ca la existencia de un tipo especial de representa-
ciones auxiliares dirigidas específicamente a las
Representación Interacción Aplicación funciones de interacción.
Las representaciones auxiliares de entrada y sa-
Conv lida de datos son las propias de la interfaz, un mó-
Principal dulo clave que diferencia de modo más inmediato
Conv un sistema de otro. Son básicamente las dos que ya
-Uso hemos visto en el caso del CAD2D: representación
Aux Aux Aux
1 2 3 Directo por lenguajes de órdenes (cadenas de texto) y re-
Conv
-Exportación presentación por técnicas gráficas tales como la se-
Proc
lección puntual de una lista de alternativas (menús)
1 Proc
o la indicación directa de una posición en el espa-
2 ...
Conv cio de la pantalla. Las técnicas de entrada de datos
Proc pueden también diferenciarse en técnicas de espe-
n cificación inicial y técnicas de edición o modifica-
ción de objetos ya representados. Las primeras sir-
Figura 1 Funciones de un modelo geométrico ven para crear nuevos objetos y las segundas para

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 121

modificar objetos ya creados. Las técnicas de sali- función única que limita los valores que pueden
da de datos dependen del tipo de dispositivo, del adoptar todos los puntos de esa entidad a una de-
tipo de imagen que se busque conseguir y del gra- terminada región del espacio que identificamos
do de calidad de tal imagen. No debe perderse de como "la forma" de esa entidad. Así, por ejemplo,
vista que, desde un punto de vista técnico, la salida la ecuación x2 + y2 + z2 = r2 limita los valores que
de pantalla es un tipo de salida similar al de otras pueden tomar todos los puntos x, y, z al cumpli-
salidas permanentes y que involucra técnicas se- miento de la igualdad que establece la ecuación, y
mejantes. la región del espacio que así queda delimitada, des-
Cabría llevar a cabo el modelado geométrico de cribe una forma que denominamos "esfera". Sin
un objeto complejo sin recurrir a otro tipo de re- embargo hay muchas otras formas de interés que
presentación que la representación simbólica de sus no admiten una formalización matemática tan di-
características principales. Sin embargo, desde el recta. En estos casos será preciso elaborar una des-
punto de vista de la interacción entre el usuario y cripción articulada en partes que admitan algún tipo
el ordenador, este modo de representación requie- de formalización matemática, junto con una espe-
re ser complementado con métodos que permitan cificación de la relación que mantienen estas par-
visualizar las entidades con que se trabaja sobre un tes entre sí. El tipo de representación, así como el
monitor y actuar sobre ellas, sea para modificarlas modo en que muy diversos tipos de representación
sea para visualizarlas de diversos modos, también se relacionan para dar una descripción compleja y
a través de un monitor. Esto implica toda una serie adecuada a una determinada aplicación de un ob-
de técnicas de representación dirigidas a facilitar jeto, es uno de los aspectos claves del modelado
la visualización. En primer lugar, el trabajo con geométrico. De nuevo aparece aquí una tensión
vistas diferentes que pueden aparecer simultánea- entre la noción de "primitiva" por un lado y los
mente en diferentes ventanas. En segundo lugar, diversos modos en que éstas pueden combinarse
técnicas específicas de generación de áreas sóli- entre sí para formar entidades compuestas.
das y eliminación de superficies ocultas. Por últi- Por último, otro tipo de requisito fundamental
mo, hay otro aspecto importante y que a veces queda que debe cumplir una representación, desde el pun-
insuficientemente clarificado: para poder visualizar to de vista de su disponibilidad para cualquier tipo
objetos que estén formados por superficies curvas de aplicación, es el de ofrecer una estructura bien
y para que, en consecuencia , se dé una interacción definida y normalizada, de tal modo que los datos
efectiva entre la máquina y el usuario, es necesaria principales con que se cuente puedan generar toda
una representación que, en muchos casos, implica una variedad de datos secundarios. La normaliza-
una reducción de los atributos visuales del objeto ción supone, por el momento, una meta aún no al-
en cuestión. La representación de objetos canzada, si bien se cuenta con una colección de
poligonales resulta ser, por consiguiente, una par- formatos de hecho, junto a formatos oficiales que
te fundamental del modelado geométrico por dos intentan recoger la dinámica de los formatos co-
razones que es importante distinguir con claridad merciales. Las siglas "dxf","iges" o "step", como
pues tienden a confundirse. En primer lugar, por- las "gif", "tif" o "tga" que veremos en el capítulo
que hay numerosos objetos, y más aún en el caso dedicado a imágenes, son muestras de una colec-
de la arquitectura, cuya representación propia tam- ción que está a la espera de un formato único para
bién es poligonal. Y, en segundo lugar, porque es los diversos tipos de aplicación, o que busca impo-
el modo habitual de reducir la complejidad de su- nerse como formato de facto, con todas las venta-
perficies curvas de tal modo que sea posible su re- jas comerciales que ello puede reportar para quien
presentación gráfica. lo consiga.
También cabe distinguir, como en CAD2D y
desde un punto de vista ya más cercano a los tipos
de modelos que se utilizan en la práctica, entre re-
presentaciones simples y compuestas. Dado un sis-
tema de coordenadas cartesiano universal, en 3D,
la representación de una entidad, tal como un pla-
no, un cilindro, un cubo, una esfera o un paraboloide
hiperbólico, puede llevarse a cabo mediante una

Segunda edición: mayo de 2000


122 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Aplicaciones de los modelos geométricos integrales. En cualquier caso, el modelo geométri-


co es la base de la que parten diversos modelos
Los modelos geométricos se usan con una diversi- derivados algunos de los cuales se dan a continua-
dad de fines, incluso dentro de un mismo campo ción.
de aplicaciones generales como es el que nos ocu-
pa. Las principales son las siguientes. 4 Análisis y simulación visual. Una de las aplica-
ciones más habituales de un modelo geométrico en
1 Visualización. Un modelo geométrico puede uti- el sector de la arquitectura es, en la actualidad, en
lizarse como una herramienta de diseño que per- conexión con otros módulos de rendering, anima-
mite verificar la forma, el aspecto que va adqui- ción y tratamiento de imágenes, la obtención de
riendo una idea de proyecto, sea con fines inter- vistas "realistas" del proyecto dirigidas a la pro-
nos, para orientar las correcciones que deberá su- moción o la comunicación de la obra. El modelado
frir el proyecto, sea con fines externos, como base geométrico es el punto de partida de este proceso y
para generar perspectivas lineales que puedan ser de la precisión del modelado depende directamen-
presentadas al cliente. te la calidad de la imagen final.

2 Representación. Lo anterior no implica que los 5 Análisis funcional. La generación de un modelo


modelos 3D se utilicen como parte de la represen- geométrico permite asociar al modelo atributos di-
tación final del proyecto aunque evidentemente esto versos tales como peso, temperatura o resistencia
es así en muchos casos si bien no tanto como se mecánica. La simulación funcional es un área en la
esperaba. Cuando surgieron los primeros prototi- que se han alcanzado notables resultados en los
pos, hace más de 20 años, se pensó que en un futu- sectores pioneros mencionados al comienzo, la in-
ro cercano todo el proceso de trabajo en un despa- geniería automovilística, naval o aeronáutica; la
cho se vería radicalmente alterado y que, en pocos interacción de un modelo geométrico con un mo-
años, lo natural sería generar un modelo arquitec- delo eólico y el análisis de los resultados por me-
tónico tridimensional y extraer de él los planos 2D. dio de un programa de elementos finitos es un ejem-
Progresivamente se ha ido comprendiendo con más plo entre muchos. En el caso de la arquitectura se
claridad hasta qué punto la representación han realizado experiencias diversas, de considera-
bidimensional tradicional incorpora numerosos ele- ble interés y menos conocidas de lo que deberían
mentos simbólicos que no pueden obtenerse por ser, en esta línea.
proyección directa de elementos tridimensionales.
En la actualidad la mayoría de los despachos pro-
fesionales trabajan de modo independiente los
modelos 2D y 3D aunque la cuestión sigue abierta,
sigue generando polémica y en ciertos casos se uti-
liza, de modo total o parcial, el modelo geométrico
como base de los documentos corrientes, los pla-
nos de proyecto.
2D
3 Análisis geométrico. La generación de un mode-
lo geométrico permite, entre otras cosas, obtener
numerosos datos, longitudes, áreas y volúmenes de Representación A. Funcional
elementos aislados o conjuntos de elementos, de
modo automático. Esto es fundamental desde el Visualización A. Geométrico
punto de vista de la coherencia constructiva y es
una las razones principales que justifican el uso de Simulación A. Visual
modelos geométricos. Otra razón importante es que
puede permitir realizar una medición automatiza-
da completa del proyecto, lo que permitiría a su Figura 2 Aplicaciones de los
vez la realización de presupuestos automatizados modelos geométricos

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 123

Límites de aplicación. Otros sistemas de los, particularmente los fractales y las gramáticas
modelización de forma se han utilizado y se están utilizando en
arquitectura con carácter experimental.
En general, puede decirse que todo sistema de
modelado geométrico parte de unas limitaciones 2 Tipos principales y desarrollo histórico
que se pondrán de manifiesto en función del tipo
de objeto que se pretenda representar. Esto es algo Se acepta en la literatura especializada que el tér-
obvio si se consideran dos extremos: la representa- mino "modelado geométrico" abarca toda una se-
ción de objetos artificiales simples, tales como cu- rie de técnicas y subsistemas que pueden englobarse
bos, conos o esferas, y la representación de obje- en cuatro grupos principales, por orden de apari-
tos orgánicos, tales como árboles, plantas o terre- ción histórica, que se resumen en la figura 3.
nos irregulares. Entre estos dos extremos hay una
diversidad infinita de casos que establecen una gra- a) Modelos alámbricos (wireframes)
dación aproximada que podría orientar las posibles
formas de clasificación de los sistemas de modela- Los modelos alámbricos consisten en la represen-
do geométrico. Esto implica igualmente la presen- tación simple, por medio de aristas o líneas princi-
cia de otro concepto ya mencionado: el grado de pales, de la envoltura externa de un objeto. Esto se
precisión del modelo en relación con el objeto que remonta a los inicios de la computación gráfica, a
se pretende representar, lo que se relaciona, desde finales de los 1950. Sigue siendo la representación
el punto de vista de la producción real, con la tole- auxiliar más utilizada durante la interacción pero
rancia que se especifique para un determinado pro- es obviamente insuficiente como medio de trabajo
ducto. tanto por problemas de visualización como por falta
Hay por otro lado sistemas diversos, puestos en de definición completa del objeto representado.
circulación durante la década de los ochenta, que
no encajan bajo la denominación de "modelado b) Mallas poligonales
geométrico" si bien, por otro lado, tampoco son de
aplicación directa al campo de la arquitectura con La representación por medio de mallas poligonales
algunas excepciones notables. La mayoría de estos consiste en la representación de un objeto por me-
métodos surgieron de la necesidad y del interés por dio de facetas planas yuxtapuestas por sus aristas.
generar objetos virtuales que fueran capaces de si- Se remonta a la misma época y constituye un modo
mular de modo satisfactorio objetos naturales o so- suficiente de modelar objetos simples y, por añadi-
metidos a la acción directa de dinámicas naturales, dura, es el modo más utilizado durante el proceso
tales como la fuerza del viento, de las olas o de de visualización, tanto para conseguir representa-
fuerzas de crecimiento que impulsan el desarrollo ciones lineales simples, mediante algoritmos de
de plantas y árboles. eliminación de superficies ocultas, como para con-
Los métodos denominados genéricamente seguir representaciones en color mediante progra-
procedurales, los fractales, las gramáticas de for- mas especiales que incorporen modelos de ilumi-
ma, los sistemas basados en modelización de partí- nación (rendering).
culas, entre otros, permiten generar objetos irregu-
lares, tales como nubes, montañas, humo, fuego, c) Modelado de superficies de forma libre
etc., que serían impensables por métodos
geométricos. Los métodos basados en leyes físicas El modelado de superficies de "superficies escul-
permiten modelar objetos tales como superficies pidas" (sculptured surfaces), "parches
elásticas, objetos de plástico o telas sometidas a la paramétricos" (parametric patches) o "superficies
acción de fuerzas gravitatorias, a la acción del vien- de forma libre" (free form surfaces) consiste en la
to o a la interacción con otras superficies. Otros representación de un objeto por medio de facetas
métodos, en fin, como el volume rendering, permi- formadas por superficies cuádricas o cúbicas que
ten generar matrices de propiedades espaciales que mantienen sus continuidad en las aristas producien-
son utilizadas posteriormente para la generación do globalmente una superficie continua que puede
de imágenes del interior de objetos virtuales que ser modificada interactivamente. Como ya se ha
modelan objetos reales. Algunos de estos mode- mencionado, el desarrollo del CAD se llevó a cabo

Segunda edición: mayo de 2000


124 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Alámbricos Poligonales Superficies Sólidos


1950

2D

Splines
(Bézier,
1960 De Casteljau...)
Algoritmos de
eliminación Extrusiones.
de líneas y Parches Instancias de
2'5D primitivas
superficies paramétricos
ocultas (Coons,
Ferguson...)
1970
CSG,
B-Reps,
Algoritmos Árboles
mejorados. octales
Suavizado de B-Splines,
3D aristas Beta-Splines,
1980 Nurbs

Objetos
paramétricos
Integración
en hardware
1990 Integración
de CSG y
B-Reps

2000

Figura 3 Tipos de modelos.


Evolución histórica

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 125

de modo principal en el mundo de la ingeniería continua entre todas las partes.


naval, aeronaval y aeronáutica, en donde tienen una En cuanto surgieron los métodos informáticos
importancia fundamental las superficies de curva- se pusieron a disposición de los diseñadores técni-
tura compleja que no admiten representaciones sim- cas extraordinariamente potentes de generación y
ples por medio de mallas poligonales o superficies rectificación de estos marcos y comenzaron a im-
de definición matemática relativamente simple, ponerse paulatinamente como nuevo método de tra-
como es el caso de las cuádricas. Esto llevó al de- bajo hasta que, a mediados de los sesenta, la ma-
sarrollo de nuevos métodos de representación que yoría de las compañías navales y aeronáuticas ha-
han constituido y constituyen uno de los campos bían pasado a utilizarlas con carácter principal. A
más activos de investigación en el mundo del CAD finales de los cincuenta, comenzó también a plan-
y que tienen un interés algo menor pero en absolu- tearse la conveniencia de utilizar lo que se deno-
to despreciable desde el punto de vista de la arqui- mina "métodos numéricos", esto es, máquinas pro-
tectura. ductoras de formas metálicas o de madera, contro-
ladas por ordenador. Este interés surgió principal-
d) Modelado de sólidos mente en la industria del automóvil que necesitaba
especificaciones precisas capaces de ser aplicadas
El modelado de sólidos consiste en la representa- automáticamente sobre grandes series. Progresiva-
ción de objetos unitarios a los que se pueda asig- mente se fue aplicando por igual en las tres gran-
nar atributos complejos y combinar con otros ob- des áreas pioneras en el uso de sistemas CAD/
jetos unitarios. A finales de los setenta e inicios de CAM, la industria automovilística, la industria
los ochenta, se planteó la necesidad de avanzar en aeroespacial y la industria naval. Actualmente, la
la automatización de los procesos de definición de producción de las compañías aeronavales está ba-
objetos de tal modo que se eliminaran ambigüeda- sada en un 100% en sistemas CAD/CAM.
des y se pudieran utilizar estas definiciones en la Los primeros sistemas utilizados en la industria
simulación de procesos reales, estructurales o di- naval y aeronaval para dibujar los perfiles estaban
námicos. De ahí nacieron nuevos tipos de repre- basados en lo que se denominaba conic lofting y
sentación que, desde el punto de vista de la arqui- que podría traducirse como "levantamientos en base
tectura, es previsible que vayan adquiriendo una a cónicas" y que se basaban en la utilización de
importancia creciente. secciones cónicas para ajustar las curvas caracte-
rísticas del fuselaje. Se pueden encontrar descrip-
Evolución histórica ciones de estos métodos en trabajos de la década
de los cuarenta. Sin embargo, el uso de secciones
Resumiremos brevemente la evolución histórica de cónicas era torpe y la necesidad de contar con mé-
estos tipos por lo que hace principalmente a los todos más flexibles se hacía sentir en todas estas
dos últimos mencionados en el apartado anterior.
El antecedente histórico principal de los méto-
dos de diseño de superficies de forma libre se en-
cuentra en la ingeniería naval. Las técnicas utiliza-
das en este área derivaban de métodos tradiciona-
les de construcción. La superficie se generaba a
partir de líneas maestras que proporcionaban las
líneas de curvatura principal. El relleno de estos
marcos maestros se producía de modo natural si la
relación entre ellos era adecuada. Este requerimien-
to implicaba una notable precisión en la especifi-
cación de las líneas de curvatura. Las curvas se di-
bujaban a escala natural para barcos pequeños o a
escala 1:10 para barcos grandes. Eso generaba una
gran colección de marcos, agrupados en tres vistas
principales, que se sometían a correcciones sucesi- Figura 4 Modelado de un avión
vas hasta conseguir una transición suficientemente por conic lofting

Segunda edición: mayo de 2000


126 Aplicaciones informáticas en arquitectura

se mantendría el secreto haciendo que las funcio-


nes a partir de las cuales se dibujaban las curvas
permanecieran codificadas en lugares inaccesibles
del ordenador. Los primeros métodos eficaces sur-
gieron a principios de los años ’60. Los trabajos
pioneros fueron debidos a P. De Casteljau en
Citroën y a P. Bezier en Renault. Estos ingenieros
idearon métodos matemáticos de definición de cur-
vas que permitían una interacción intuitiva y un
grado de control suficiente sobre ellas, no muy ale-
jados de los métodos tradicionales una vez se su-
peraba la distancia con el aparato informático que
permitía su aplicación. Las "curvas Bezier" se uti-
lizan ahora en innumerables programas populares
Figura 5 Splines de diseño, desde AutoCad y Microstation a Corel
Draw o Photoshop.
áreas de la industria. El punto clave estaba en en- El término spline tiene un origen similar. Se de-
contrar técnicas capaces de especificar en térmi- nominaban splines a unas tiras de metal flexible o
nos matemáticos cualquier tipo de curva. Para com- madera utilizadas para trazar curvas. En ciertas
prender bien el enlace entre los nuevos y los viejos aplicaciones industriales se utilizaban varias
métodos es necesario comprender el tipo de técni- splines, unidas entre sí, y deformadas a base de
cas tradicionales que se utilizaban hasta el momen- colocar pequeños pesos metálicos en puntos clave.
to. Las catenarias que utilizaba Gaudí son un caso par-
Un modo sencillo de especificar una curva de ticular de este tipo de splines. El modo de cons-
complejidad superior es hacerlo en términos de la trucción de las splines asegura la creación de cur-
deformación simple de una curva de complejidad vas con continuidad de segundo orden, esto es, con
inferior. Por ejemplo, es sencillo dibujar una elip- tangentes comunes en cualquiera de sus puntos. La
se a partir de un círculo delimitado por un marco ventaja principal de las B-splines, de las que se tra-
rectangular sobre el que se han situado una serie tará más adelante, es similar.
de puntos. La deformación controlada de este mar- Las splines informatizadas aparecieron a media-
co permite generar la elipse. La misma idea puede dos de los sesenta como respuesta a una demanda
ser utilizada para especificar una curva en el espa- muy concreta. Se necesitaba una curva capaz de
cio. interpolar tantos puntos como se desease, mante-
Estos principios elementales estaban en la base niendo una continuidad de segundo grado en todos
de los primeros intentos de definir curvas por me- sus puntos y capaz de efectuar esta interpolación
dio de funciones analíticas que las relacionasen con sin las complicaciones provocadas por la utiliza-
tres lados de un cuadrilátero de base. Los lados ción de polinomios de orden superior. Se denomi-
extremos definían los puntos de arranque de la curva naron B-splines para distinguirlas de las splines tra-
y sus tangentes. Pronto se llegó a la conclusión de dicionales. La "B" viene de "base" y alude al he-
que la solución más operativa era expresar la fun- cho de que estas nuevas splines pueden ser repre-
ción analítica como suma de polinomios sentadas como suma ponderada de funciones
paramétricos. Uno de los principales innovadores polinómicas de base, a diferencia de las antiguas
en este campo, el ingeniero P. Bezier, cuenta cómo splines en las que esto no era posible.
sus primeros hallazgos chocaron con la oposición Las NURBS (Non-Uniform-Rational-B-Splines)
de diseñadores veteranos que habían llegado a de- proporcionan los métodos más potentes hasta la
sarrollar curvas propias de las que habían elabora- fecha para definir superficies de forma libre y que
do cuidadosas plantillas que guardaban celosamen- puedan ser modificadas interactivamente mante-
te. La idea de traducir sus plantillas manuales a niendo la coherencia y la unidad de aspecto que
funciones generales que podrían ser utilizadas por derivan del mantenimiento de una representación
cualquiera que comprendiera sus principios no les analítica y de una serie de propiedades asociadas a
hacía ninguna gracia y fue preciso asegurarles que ella, que se mantienen constantes. Desde un punto

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 127

de vista práctico la principal diferencia entre las una región de la superficie considerada como
nurbs y sus predecesoras es que admiten un con- topológicamente cuadrada. Los trabajos de
trol local más fino, esto es, permiten hacer ajustes Ferguson describían el parche bicúbico a partir de
que no se propagan excesivamente lejos. 4 puntos de control y vectores tangentes. Estos tra-
Hasta aquí hemos hablado de curvas. La exten- bajos constituyeron la base de métodos de control
sión de estos métodos al caso de superficies por numérico de producción. Los trabajos de Coons
medio de "parches biparamétricos" (biparametric eran muy similares pero partían de un parche dado
patches) se inspiró también en métodos utilizados en función de cuatro curvas específicas que con-
en fundición para obtener superficies de diversas formaban sus cuatro lados. Estas curvas debían sa-
formas tales como el recurso a cajas irregulares lle- tisfacer determinadas condiciones de continuidad
nas de arena. El exceso de arena se eliminaba por y correspondencia que permitieran la interpolación
medio de una plantilla que se deslizaba sobre dos interna. Estas condiciones implicaban que las cur-
perfiles cuidadosamente diseñados. Esta idea se ex- vas de apoyo fueran paramétricas.
tendió a la de generar superficies de un modo simi- Por lo que respecta al modelado de sólidos, éste
lar, por medios matemáticos, pero permitiendo que surgió a partir de la necesidad de automatizar de-
la curva generadora variara de forma y tamaño para terminadas opciones realizadas sobre objetos que
adaptarse mejor a los perfiles directrices, algo que, no podían llevarse a cabo mediante meras repre-
obviamente, no era posible por medios mecánicos sentaciones de superficie dado que, en determina-
pero sí con métodos matemáticos. dos momentos, necesitaban una interpretación por
En esta dirección hay que situar los trabajos de parte del usuario para resolver ambigüedades de
Coons y Ferguson, entre otros, que trabajaron en referencia. Los primeros trabajos, aislados, surgie-
diversas factorías navales y aeronáuticas. Estos tra- ron a principios de los sesenta y los primeros tra-
bajos partían de una dirección distinta a lo que hasta bajos experimentales se sitúan en un período de
entonces había sido el método tradicional en las transición entre los sesenta y los setenta.
industrias y que se basaba en la especificación de La primera representación de sólidos utilizando
superficies a base de secciones maestras que el sistema CSG, uno de los dos sistemas principa-
actuaban como directrices globales de la superfi- les utilizados en la actualidad, parece que fue de-
cie total. No intentaban representar la superficie sarrollado por MAGI (Matehematic Applications
por medio de secciones generales sino que partían Group Inc), a principios de los sesenta por encargo
de representarla mediante "parches" unitarios. del BRL (Ballistic Research Laboratory), una or-
Un "parche" (patch) se definía, de modo simi- ganización dependiente del Departamento de De-
lar a las curvas paramétricas, como una función fensa de USA que ya había estado detrás del pri-
biparamétrica que establecía una aplicación entre mer acontecimiento notable de la historia de la
un cuadrado unitario en un espacio paramétrico y computación al promover la construcción del

Figura 6 Nurbs. Dibujo Figura 7 Nurbs. Imagen

Segunda edición: mayo de 2000


128 Aplicaciones informáticas en arquitectura

ENIAC, en 1946. bases teóricas y la terminología de lo que ya se


Los primeros modelos de esta época se cons- denominó Solid Modelling y que recogía cinco sis-
truían laboriosamente entrando los datos manual- temas principales (B-reps, CSG, Cell
mente. Cada sólido se describía por medio de do- decomposition, PPI, Sweeppings), que en 1999 se
cenas de parámetros introducidos en la unidad por han reducido prácticamente a tres (los tres prime-
medio de tarjetas agujereadas. A pesar de esto, hay ros). En la actualidad, y en el campo de la arquitec-
documentación de alrededor de 150 modelos cons- tura, hay dos sistemas principales que a menudo se
truidos por el equipo de BRL a lo largo de unos 14 utilizan en combinación: los modelos basados en
años. Hacia 1969 aparecen también en Europa los representación de fronteras, boundary
primeros sistemas, entre los que cabe citar el representations o b-reps, y los modelos basados
Compac, el Euklid y el Proren. El primero se desa- en geometría constructiva de sólidos, constructive
rrolla en la universidad de Berlín, el segundo en solid geometry o CSG.
Francia (por Brun) y en Suiza (por Engeli) y el ter-
cero en la Universidad de Ruhr. En 1973 aparecen 3 Modelado por mallas poligonales
en Inglaterra, en los laboratorios del Computer
Laboratory de la Universidad de Cambridge, los Una malla poligonal es una colección de vértices,
sistemas Build-1 y Build-2. A comienzos de los se- aristas y facetas planas constituidas por polígonos
tenta aparecen en USA algunos sistemas bastante simples, generalmente triángulos o rectángulos, co-
completos tales como SynthaVision, que se comer- nectadas de tal modo que una arista es compartida
cializó a finales de esa década y que había surgido por dos polígonos o constituye un límite de la ma-
a partir de estudios sobre los efectos de impactos lla. Son el recurso de modelización elemental más
balísticos y nucleares. Otro producto importante fue antiguo con que se cuenta en modelado geométri-
el Glide-1 desarrollado por Eastman en los labora- co por medios informatizados y sin duda lo seguirá
torios de Carnegie-Mellon y que es, por añadidura, siendo durante mucho tiempo debido a su simpli-
uno de los pocos modelos sólidos que provienen cidad y a las numerosas ventajas que presenta.
del mundo de la arquitectura. Eastman ha conti-
nuado produciendo trabajos de notable interés en Sistema propio de modelado y recurso de
este área. visualización
Un tercer producto importante de esta misma
época es el PADL-1, seguido por el PADL-2, desa- Las mallas poligonales son el tipo de representa-
rrollados a partir del 1973 en la Universidad de ción más utilizado para representar objetos
Rochester en el marco del Production Automation tridimensionales por dos razones fundamentales.
Project. A finales de los setenta los sistemas de mo- En primer lugar, porque resulta ser, en sí mis-
delado de sólidos habían configurado un área de mo, un tipo de representación adecuado para un
investigación de creciente interés. En 1976 CAM- gran número de casos que se presentan en la prác-
I organizó el Geometric Modelling Project. En 1977 tica; esto es particularmente pertinente en el caso
la General Motors comenzó el desarrollo de de la arquitectura. Muchos motivos arquitectóni-
GMSolid. En 1978 apareció el ShapeData de cos quedan adecuadamente representados por un
Romulus. En 1979 se lanzaron dos proyectos de conjunto de polígonos planos concatenados entre
colaboración entre universidad y empresa: el sí, sin necesidad de recurrir a superficies de repre-
PADL-2 de Rochester y el Geometric Modelling sentación compleja, a diferencia de lo que ocurre
Project de Leeds, en Gran Bretaña. En 1980, Evans en el ámbito de la ingeniería automovilística, na-
y Sutherland comercializaron Romulus, uno de los val o aeronáutica.
programas principales y que ha influido notable- En segundo lugar porque la representación por
mente en el desarrollo de otros programas comer- mallas poligonales es un modo, en muchos casos
ciales. En 1981 Applicon sacó al mercado un pro- inevitable, de simplificar la representación de una
grama de modelado de sólidos basado en superficie compleja en el momento de visualizarla
Synthavision. En este mismo año Computer Vision de modo temporal, a través del monitor o de modo
sacó al mercado el programa Solidesign. Por estas permanente, mediante una copia impresa. Muchos
mismas fechas apareció un artículo de Requicha, programas comerciales sustituyen automáticamente
citado con frecuencia, en donde se resumían las la representación interna de una superficie, dada

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 129

por una función paramétrica, por su traducción rectángulos planos. A partir de aquí hay diversos
aproximada a una retícula más o menos densa de modos de estructurar la representación de una ma-
facetas poligonales. lla poligonal. Las principales son: la representa-
Estas dos razones deben tenerse distinguirse con ción explícita de polígonos, la basada en vértices y
claridad. Un método determinado de modelado la basada en aristas. Cada una de estas formas de
puede incluir operaciones que no son propiamente representación tiene ventajas e inconvenientes.
asequibles para un sistema de modelado por ma- Estas ventajas e inconvenientes se sintetizan, en
llas y, sin embargo, requerir una conversión a una general, por una relación inversa, constante en cual-
malla incorporando algunas de sus peculiaridades quier aplicación informática, entre memoria y ve-
y limitaciones por razones exclusivas de visualiza- locidad. Sin entrar en la discusión técnica de estos
ción. aspectos, bastará con señalar que ésta puede ser
una de las causas por las que un programa o una
Características del sistema de representación rutina pueden funcionar con mayor o menor velo-
cidad en igualdad de condiciones físicas.
Dado que los datos fundamentales que se introdu- Las mallas deben ser consistentes. Por consis-
cen al generar una malla poligonal son los vértices tencia de una malla se entiende el cumplimiento
es preciso conocer el tipo de polígono que se ha de la condición de definición de la malla que pue-
asociado a estos vértices, lo que puede variar se- de haber quedado alterada por errores en su gene-
gún los diferentes programas. En primer lugar, un ración o en su manipulación. Esto quiere decir que
polígono puede ser convexo o cóncavo. todos los polígonos de la malla deben permanecer
Intuitivamente se define un polígono como convexo conectados, las superficies implicadas por la repre-
cuando es posible envolver el conjunto de vértices sentación deben ser planas, todos los polígonos
por una cinta elástica de modo que el recorrido de deben ser cerrados y todas las aristas deben estar
la cinta siga a todos sus vértices de modo consecu- definidas por al menos dos vértices. Otras condi-
tivo. Esta definición tiene un correlato matemático ciones adicionales pueden ser especificadas como,
exacto, que obviaremos, que permite pasar de la por ejemplo, que no haya duplicidades de aristas.
definición intuitiva o la comprobación y manipu-
lación numérica. En segundo lugar, un polígono Orientación de la normal
puede ser plano o no plano. En el primer caso to-
dos los vértices especificados están contenidos en Para los procesos de visualización se necesitan otros
un mismo plano dado por una ecuación algebraica. datos acerca de las mallas poligonales que se de-
En el segundo caso esto no es necesariamente así. ducen automáticamente de los datos principales
Algunos programas permiten la generación de ma- dados por las coordenadas de los vértices. A partir
llas poligonales por medio de polígonos no planos de 3 vértices adyacentes de una cara poligonal se
de configuración arbitraria. Por último, el polígo- establecen tres ecuaciones de la misma forma, que
no puede o no admitir agujeros en su interior. En permiten obtener los valores de los coeficientes A,
general, las mallas poligonales se especifican a B, C, D de la ecuación del plano que forman estos
partir de polígonos simples, esto es, polígonos pla- vértices y que está dada en general por la fórmula
nos, convexos y sin agujeros. Ax + By + Cz + D = 0. Obtenida esta ecuación, los
Esta especificación admite todavía diversas va- coeficientes A, B, C proporcionan de modo direc-
riantes en función del número de vértices. Dado to los componentes cartesianos y por consiguiente
que una de las funciones principales de las mallas la orientación del vector normal a la superficie, N
poligonales está dirigida a la visualización y que = (A,B,C).
esta función requiere la interpolación de los atri- La consideración de la normal al trabajar con
butos asignados a los puntos de una superficie se mallas poligonales es un hábito que puede ser con-
descarta por lo general la utilización de polígonos veniente adquirir por diversas razones. Aunque la
con más de cuatro vértices que imposibilitarían la mayoría de los conceptos que estamos comentan-
realización de modo eficiente de este y otros tipos do permanecen ocultos a los usuarios es convenien-
de cálculos. te conocerlos para prever el comportamiento de los
Las mallas generadas por un sistema corriente programas y, principalmente para comprender que
están formadas, por consiguiente, por triángulos o éste es el modo en que finalmente se traducen los

Segunda edición: mayo de 2000


130 Aplicaciones informáticas en arquitectura

datos introducidos por el usuario en el ordenador. Curvas paramétricas


La orientación de la normal depende conven-
cionalmente del orden en que se hayan especifica- Las splines, la versión informatizada de los dispo-
do los vértices del polígono. Si consideramos que sitivos mecánicos con que se modelaban curvas
los polígonos son las caras de un objeto cerrado y complejas, que hemos mencionado más arriba,
especificamos los vértices en sentido antihorario pueden expresarse por medio de un polinomio de
mirando desde el exterior de dicho objeto, la nor- grado 3. Esta forma de representación tiene pro-
mal apuntará al exterior. En el caso del modelado piedades específicas de las que estas curvas deri-
de superficies, a diferencia de lo que ocurre con el van sus propiedades principales. La representación
modelado de sólidos, no es posible saber cuál "es" paramétrica de una curva en 2D se basa, en gene-
la cara externa y cuál la cara interna de una super- ral, en una expresión de la forma x = x(t), y = y(t).
ficie. Esta distinción sólo puede hacerla el usuario Similarmente, una curva en 3D vendría dada por
de acuerdo con las intenciones, no explícitas, con una expresión de la forma x = x(t), y = y(t), z = z(t)
que esté modelando un determinado objeto. La di- y una superficie en 3D por una expresión de la for-
rección de la normal, por consiguiente, depende ma x = x(t,s) , y = y(t,s), z = z(t, s). Cada una de
de criterios que pueden variar en el curso del mo- estas funciones es un polinomio de grado k.
delado o simplemente de errores o falta de aten- Cada segmento de una curva 2D vendrá dado
ción a la hora de introducir los vértices en un de- por consiguiente por dos funciones polinómicas y
terminado orden. Por esta razón se necesita contar cada segmento de una curva 3D por tres funciones
con la posibilidad de invertir la dirección de la nor- polinómicas. Las propiedades de las curvas depen-
mal, sea de modo manual sea de modo automático, derán de las propiedades de las funciones escogi-
para evitar tener que volver a generar la lista de das comenzando por su grado. Por encima o por
vértices de la malla. debajo del grado 3, la utilidad de la representación
Muchos programas proporcionan o bien la po- paramétrica disminuye. Un polinomio de grado 2
sibilidad de cambiar manualmente la dirección de no ofrece suficiente flexibilidad. Un polinomio de
la normal o bien de duplicarla, de tal modo que grado 4 ofrece mayor flexibilidad pero mayor difi-
siempre se asegure la visibilidad de una cara que cultad de control, tanto por el aumento de coefi-
de otro modo quedaría descartada en el rastreo pre- cientes, que complica el cálculo, como por la ma-
vio (back-face culling) que es un método estándar yor oscilación de la curva. El punto crucial viene
de eliminación de superficies ocultas. Evidentemen- dado por la necesidad de controlar el paso de la
te esta última posibilidad tiene un coste en tiempo curva por puntos dados en una dirección dada. El
de computación que es preferible evitar. grado cúbico es el mínimo que posibilita el grado
El modelado por mallas poligonales puede ha- de continuidad requerido.
cerse de modo manual, introduciendo los vértices Estos polinomios linealmente independientes
de las caras uno a uno o por medios automáticos o pueden ser entendidos como las coordenadas de
semiautomáticos. La mayoría de los programas de un espacio constituido por todos los polinomios
CAD proporcionan rutinas que permiten generar posibles de su mismo grado cada uno de los cuales
"primitivas" constituidas por mallas poligonales. llevaría a una configuración de la curva, que man-
Sobre esto, así como la necesidad de no confundir tendría, sin embargo, ciertas propiedades comunes.
este tipo de primitivas con las de los modelos sóli- Por esta razón se denominan funciones de base o
dos volveremos en la sección 7 de este capítulo. bases y ejercen un papel similar al que ejercen los
ejes principales en un sistema de coordenadas
4 Modelado de superficies de forma libre cartesianas; puede decirse que especifican la con-
figuración genérica del espacio en que se va a mo-
La teoría de superficies paramétricas puede consi- ver la curva. Como este espacio es de cuarto orden
derarse como una extensión de la teoría de curvas (k + 1) se necesitan cuatro coordenadas para defi-
por lo que se tratará de éstas en primer lugar. nir un segmento de curva. Esto es lo mismo que
decir que, dado un polinomio cúbico con cuatro
coeficientes que hay que determinar se necesitan
cuatro datos para poder resolver las cuatro

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 131

ecuaciones con cuatro incógnitas. Estos cuatro da- representaciones paramétricas. Esto genera toda
tos son los que configuran el polígono de control una estrategia de tipos de bases que tienen diferen-
en el caso de las curvas de Bezier si bien pueden tes propiedades que pueden ser útiles para diferen-
ser de otro tipo en diferentes bases. En cualquier tes aplicaciones. Existen diversos tipos, Mencio-
caso, dado que son los datos de que se ha partido naremos sólo los principales.
para resolver la curva, son el equivalente de sus Las curvas de Bezier tienen una serie de propie-
coordenadas en el espacio polinómico y, por esta dades importantes que justifican su utilización ge-
razón, se denominan puntos de control. neralizada en distintos sistemas de CAD. En pri-
Estas curvas tienen por añadidura una serie de mer lugar, son fáciles de desarrollar utilizando cál-
propiedades que las hacen extraordinariamente culos recursivos. En segundo lugar, la curva pasa
valiosa para su aplicación al diseño. En particular, por sus puntos de control inicial y final y la tangen-
son invariantes bajo transformaciones afines lo que te en estos puntos coincide con la recta que une
significa que pueden pasar por todas las transfor- dichos puntos con sus correlativos, siguiente y an-
maciones básicas que se llevan a cabo terior respectivamente; esto proporciona un buen
automáticamente en un sistema de CAD: control de la configuración general de la curva y
traslaciones, rotaciones, inversiones, cambios de permite concatenar curvas de Bezier con facilidad.
escala y cambios de sistema de proyección. Ade- En tercer lugar, la curva siempre se mantiene en el
más de esto admiten un determinado grado de con- interior del casco convexo, convex hull formado
trol local y un determinado grado de continuidad, por sus puntos de control.
variable según los tipos. Tienen por lo general con- Las curvas b-splines uniformes y no uniformes
tinuidad geométrica G1, es decir, la tangente es son curvas compuestas por segmentos cuyos co-
común aunque la curvatura cambie, y continuidad eficientes polinómicos dependen de unos pocos
paramétrica C1, es decir, que el vector tangente puntos de control. El mover uno de estos puntos de
coincide en dirección y también en magnitud. Hay control afecta a una pequeña parte de la curva, con
continuidad paramétrica C2 si además de la tan- escaso coste de computación, lo que se indica di-
gente la curvatura es igual en el punto considera- ciendo que la curva admite control local; una mo-
do. dificación local no afecta a la totalidad de la curva
Desde el punto de vista práctico, la principal como ocurre con las splines tradicionales. Son cur-
diferencia con respecto al tipo de splines es que se vas de aproximación, a diferencia de las splines
trate de una curva que funciona por interpolación naturales, no interpolan sus puntos de control que
o por aproximación. Es decir, si se trata de una permanecen externos a la curva. Su principal in-
curva que debe pasar por puntos dados, esto es, si conveniente es que son más complejas y de aplica-
se basa en una función que interpole dichos pun- ción más difícil. El término uniforme significa que
tos, o si debe tan sólo acercarse a ellos. los nodos o knots (puntos complementarios de con-
Todos los tipos proporcionan la capacidad de trol) están separados a intervalos iguales. Las no
manipular a posteriori los puntos de control para uniformes son similares, con la diferencia de que
modificar el recorrido de la curva. Esta manipula- los knots no quedan espaciados de modo regular
ción es generalmente favorecida por un polígono sino que varían de segmento de curva a segmento a
gráfico de control. Este polígono conecta en se- curva.
cuencia los puntos de control de modo que se Las curvas Beta-splines son una generalización
visualice su orden para una mejor comprensión de de las B-splines obtenidas a partir de la imposición
las características de la curva y del modo en que va de condiciones de continuidad geométrica sobre las
a ser afectada por el desplazamiento de los puntos derivadas del primero y el segundo parámetro. Su
de control. Este polígono se denomina indistinta- primera característica principal es que tienen con-
mente, en la literatura especializada control tinuidad geométrica G2 pero no continuidad
polygon, characteristic polygon o control graph. paramétrica C2. Desde el punto de vista de la prác-
Al igual que en coordenadas cartesianas es po- tica, la característica más sobresaliente es que pue-
sible representar un mismo objeto con diferentes den ser especificadas de modo intuitivo mediante
bases cartesianas, esto es, con diferentes tripletes parámetros de configuración (shape parameters)
de vectores unitarios de referencia, así, una misma denominados beta1 (b1) y beta2 (b2). Estos
curva puede ser representada mediante diferentes parámetros controlan la continuidad de la curva y

Segunda edición: mayo de 2000


132 Aplicaciones informáticas en arquitectura

se denominan respectivamente bias y tension. Per- valo [0,1]. Si se fija el valor de uno de los
miten modificar de modo intuitivo la mayor o me- parámetros se obtiene una curva dada por el otro
nor curvatura de la spline. parámetro. De este modo, asignando valores cons-
Las curvas nurbs (siglas de non uniform tantes en el intervalo 0,1 se obtienen familias de
rational b-splines) son el tipo más flexible y que curvas que forman una red sobre el parche y que
proporciona mayores posibilidades de constituyen unos de los modos habituales de
modelización. Una curva racional viene dada por visualizar un parche paramétrico.
un cociente entre polinomios. Esto permite homo- Las diferentes estrategias de control de las su-
geneizar la curva que puede ser considerada como perficies paramétricas se relacionan directamente
la proyección de una curva en un espacio con los diferentes modos de determinar sus grados
tridimensional sobre el plano homogéneo dado por de libertad. Al igual que ocurría con las curvas
la coordenada w. Esto permite asignar un "peso" a paramétricas, esto puede llevarse a cabo de diver-
cada punto de control que puede intuitivamente ser sos modos. Unos de estos modos puede consistir
considerado como la proyección de un punto ho- en especificar los 4 puntos correspondientes a las
mólogo más o menos alejado en el espacio y pro- esquinas, 8 vectores tangentes en estos puntos y 4
porciona un control aún mayor sobre la curva. vectores torsión que se obtienen, de modo similar
Hasta aquí lo referente a los nuevos tipos de a los vectores tangente, por medio de las derivadas
curvas que el desarrollo informático ha puesto a segundas en un punto determinado. Otro modo es
disposición de los diseñadores. Las nuevas super- especificar directamente 16 puntos de la superfi-
ficie están basadas directamente en estos tipos. cie. Otro modo es definir 4 curvas a partir de las
cuales se pueden derivar los puntos requeridos. En
Superficies y parches paramétricos general, los procedimientos principales son simi-
lares a los seguidos en el caso de las splines; se
Una superficie puede venir representada matemá- trata de contar con una provisión adecuada de re-
ticamente de diversos modos, sea de forma implí- cursos, de modos diversos de solucionar las 16
cita, mediante una función que tendría la forma variables triádicas independientes que se puedan
general f(x,y,z) = 0 sea, de forma explícita, mediante adaptar a los diversos casos que pueden surgir en
una función del tipo z = f(x,y), sea de otros modos la práctica.
adecuados a determinados casos. La ventaja de la Una superficie de Bezier se define como exten-
representación paramétrica es, por un lado, que sión de una curva de Bezier. Al igual que el ele-
permite aplicar con facilidad algoritmos que aso- mento más característico de ésta era un polígono
cian puntos reales de la superficie a "puntos" con cuatro puntos de control, el primero y el cuar-
(pixels) discretos del dispositivo de salida, lo que to de interpolación y los dos intermedios de aproxi-
facilita considerablemente el proceso de visualiza- mación, que permitían modificar la curva asegu-
ción. Por otro lado, proporcionan un dominio sin rando el mantenimiento de determinadas propie-
precedentes sobre las operaciones de modelado dades claves, de modo similar, una superficie de
debido a las posibilidades de escoger diferentes Bezier cuenta con un poliedro de control constitui-
modos de parametrización y de subdivisión de los do por 16 puntos (4 × 4). La superficie pasa por
parches que se adapten de la manera más adecuada cuatro de ellos, los correspondientes a las cuatro
a las necesidades de los diversos casos que se pue- esquinas del parche y se aproxima a los restantes
den presentar. de modo tal que modificaciones de estos tienen el
El elemento fundamental en la teoría de las su- efecto de modificar la curva manteniendo sus pro-
perficies paramétricas es lo que se denomina en la piedades geométricas principales. La forma
literatura especializada un parametric surface algebraica es una extensión directa de la ya dada
patch y que se traduce corrientemente por "par- para la curvas de Bezier considerando dos
che" superficial o paramétrico. Un parche parámetros u,v en lugar de uno. El lector interesa-
paramétrico se define como una serie de puntos do puede encontrar esta fórmula en la literatura
dados por funciones matemáticas que representan especializada que se indica en la bibliografía. El
sus coordenadas mediante tres series de ecuaciones notable interés práctico de este tipo de superficies
paramétricas del tipo x = x(u,v), y = y (u,v), z = z es que, al igual que ocurría con las curvas análogas
(u,v) con los parámetros u,v restringidos al inter- es posible editar con facilidad la curva modifican-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 133

do su aspecto a partir de la modificación de la po- con una serie de requisitos. El primer requisito con
sición de sus puntos de control. que debe contar un sistema de modelado de sóli-
Una superficie B-spline se define igualmente dos es la asignación de un dominio. Se entiende
como una extensión de una curva B-spline. Lo di- por dominio el conjunto de objetos que son
cho para las Bezier vale exactamente igual para este representables por el sistema. Una de las caracte-
tipo de curvas. En fin, las non-uniform-rational-b- rísticas de cada sistema viene dada por el poder
splines o nurbs, extensión de las curvas nurbs al descriptivo de su dominio que debe ser lo suficien-
campo de las superficies, proporcionan los méto- temente grande como para ser de interés en rela-
dos más potentes hasta la fecha para definir super- ción con la aplicación prescrita. El segundo requi-
ficies de forma libre y que puedan ser modificadas sito con que debe contar un sistema de modelado
interactivamente, con un máximo grado de control de sólidos es que la representación sea válida. Esto
local, manteniendo la coherencia y la unidad de as- quiere decir que la configuración de símbolos y
pecto. reglas que constituyen la representación de un ob-
Pueden formarse parches bicúbicos con diferen- jeto debe cumplir determinadas condiciones que
tes tipos de curvas, por ejemplo, Bezier en un sen- aseguren que tan sólo objetos del dominio pueden
tido y b-spline en otro. Los parches bicúbicos pue- corresponder a esta configuración. Es decir, no se-
den también combinarse entre si para formar ma- ría, en general, aceptable una representación que
llas bicúbicas (bicubic meshes). El número de par- pueda corresponder a objetos tales como, por ejem-
ches con que se represente una superficie depende plo, la botella de Klein o los objetos sugeridos por
de las características de la aplicación. Cuanto ma- algunos dibujos de Escher. En tercer lugar, la re-
yor sea este número mayor será la precisión con presentación debe ser completa. Se entiende por
que se representa la superficie de que se trate, a representación completa una representación no
costa de un aumento en el tiempo de procesamien- ambigua. No puede haber varios objetos del domi-
to y en los requerimientos de almacenamiento. Por nio que se correspondan con una única representa-
esta razón es importante escoger con cuidado la ción. Por último, sería también necesario que la re-
representación adecuada para cada caso y tener un presentación fuera única, si bien este no es el caso
cierto conocimiento de las propiedades geométricas para la mayoría de los sistemas. Que la representa-
de la herramienta que se va a utilizar en relación ción sea única significa que, procediendo en direc-
con las propiedades latentes del objeto que se bus- ción inversa a lo anterior, un objeto del dominio
ca representar.

5 Modelado de sólidos

El objetivo del modelado de sólidos es la repre-


sentación de objetos físicos tridimensionales de un
modo compacto que posibilite su tratamiento uni-
tario. La diferencia entre la representación de un
objeto por medio de superficies envolventes, y la
representación de un objeto por medio de un mo-
delo sólido es que la segunda nos proporciona una
información adicional que permite someter el ob-
jeto a operaciones automáticas. Esta información
adicional es, precisamente, la información que es-
pecifica el objeto como una entidad unitaria que
deberá mantener ese status a través de cualquier
proceso a que quede sometido.

Requisitos. Tipos principales. Operaciones


booleanas
Figura 8 Ambigüedad de
Un modelo sólido debe cumplir por consiguiente los modelos poligonales

Segunda edición: mayo de 2000


134 Aplicaciones informáticas en arquitectura

A B sólo podría ser representado de un modo, median-


te una única combinación de símbolos y reglas. Por
razones de eficacia y de compatibilidad entre sis-
temas diversos, esto no es así en la actualidad, lo
que complica algunas operaciones elementales que
deben llevarse a cabo repetidamente, tales como la
determinación de la igualdad entre dos objetos.
La figura 8 muestra un ejemplo clásico de cómo
A B A B A B B A la información de vértices y aristas puede ser insu-
ficiente para que el sistema pueda resolver con exac-
Figura 9 Operaciones booleanas en 2D titud que tipo de objeto responde a la especifica-
ción "prisma con un hueco". Los tres modelos que
se muestran a la derecha contienen la misma infor-
mación geométrica pero distinta información
topológica.
Los tipos principales que cumplen estas condi-
ciones, y los más utilizados actualmente en CAD,
B
son principalmente dos: los basados en modelos
de fronteras (B-Reps, boundary representations) y
Unión Intersección los basados en geometría constructiva de sólidos
A
(CSG, Constructive Solids Geometry). Los progra-
mas comerciales más utilizados en arquitectura, ta-
les como AutoCad, Microstation, utilizan princi-
palmente estos dos sistemas, solos o en combina-
ción.
Una de las utilidades principales de la represen-
tación de objetos por medio de modelos sólidos es
Diferencia A - B Diferencia B - A
que estos pueden ser combinados entre sí para for-
mar otros objetos complejos por medio de opera-
Figura 10 Operaciones booleanas en 3D ciones que pueden automatizarse. La posibilidad
de automatizar operaciones se basa en la teoría de
conjuntos y en las operaciones de unión, intersec-
ción y diferencia conocidas corrientemente como
operaciones booleanas y a las que ya nos hemos
referido. En general, dados dos objetos A, B, que
tiene parte de su volumen en común, la aplicación
de los operadores booleanos daría lugar a cuatro
objetos derivados: el objeto unión de A,B, el obje-
to intersección de A,B, el objeto obtenido al sus-
traer B de A y el objeto obtenido al sustraer A de B.
Las figuras 9 y 10 presentan un esquema de la apli-
cación de las cuatro operaciones booleanas bási-
cas a objetos de dos y tres dimensiones. La figura
11 muestra cómo un muro con un hueco podría ser
representado mediante uniones o intersecciones
booleanas de diferentes primitivas. Las figuras 12
y 13 muestran el tipo de representación interna que
se generaría utilizando uno u otro de los sistemas
que describiremos en los dos siguientes apartados.
Figura 11 Generación de un muro con un hueco
por unión o intersección de sólidos

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 135

Modelos de fronteras (b-reps)

Los modelos de fronteras (b-reps) son similares a


las mallas poligonales. Un modelo sólido puede ser
descrito exactamente en términos de mallas de
polígonos sin más que añadir otra condición: que
el objeto sea cerrado, esto es, que la representa-
ción describa un volumen completamente rodeado
de superficies, de tal modo que se produzca una
bipartición del espacio modelo en "espacio exter-
no al objeto" y "espacio interno al objeto". La re-
presentación debe entonces describir con exacti-
tud la frontera entre estas dos particiones.
La representación de un objeto por un modelo
de fronteras está basada en registros que contienen
información geométrica y topológica del objeto.
Algunos autores prefieren evitar esta distinción y
Figura 12 Muro con un hueco.
describen simplemente la representación
Modelo sólido obtenido por B-Reps geométrica del objeto. En cualquier caso, el regis-
tro se basa en una triple entrada de: 1) caras o
facetas (faces) o fronteras (boundaries) del objeto,
que especifican sus límites con el espacio interno y
P1+P2+P3+P4 externo; 2) aristas (edges) que especifican los lí-
mites de las caras; 3) vértices (vertexes) que espe-
cifican los límites de las aristas. Los vértices con-
U tienen los datos correspondientes a la posición del
U U objeto en el sistema de coordenadas utilizado.
Este registro es, básicamente, una descripción
P1 P2 P3 P4 topológica del objeto que debe ser complementa-
da con una descripción geométrica. Esta descrip-
P1+P2 ción geométrica, en la descripción anterior, se ha
limitado a la especificación de las coordenadas de
los vértices. Esta descripción, por sí sola, sería in-
U suficiente para conocer la naturaleza del objeto re-
presentado. La descripción topológica complemen-
P1 P2
taria, que especifica la relación de aristas y caras,
tampoco sería suficiente. La información debería
ser complementada con una especificación del tipo
Figura 13 Muro con un hueco.
de superficie que constituye una cara que en gene-
Módelos sólido obtenido por CSG ral, vendrá dada por la ecuación del plano cuyos
coeficientes pueden deducirse a partir de las coor-
denadas de los vértices.
Otras superficies cuádricas, como cilindros o
esferas, podrían venir igualmente representadas por
los coeficientes de sus ecuaciones. La mayoría de
los modelos de fronteras admiten sólo límites pla-
nos por razones de simplicidad de los procesos,
aunque es posible en un modelo de fronteras que
las fronteras sean parches superficiales dados por
superficies paramétricas. Esto proporciona herra-
mientas extraordinariamente poderosas a costa de

Segunda edición: mayo de 2000


136 Aplicaciones informáticas en arquitectura

A B C D que contienen la información del nuevo objeto. La


1
A 1 4 3 figura 14 muestra un ejemplo simple que puede
1
B 3 1 2 dar una idea del tipo de procesamiento interno que
2 B A C 1 2 4 tiene lugar en este tipo de modelos.
4
2 B A Los modelos de fronteras pueden combinarse
6 3 D 4 3 2 4
E
3 para crear nuevos modelos de fronteras mediante
8 E F G H
7 F H
operaciones booleanas regularizadas. Se han desa-
F H E 6 8 7 rrollado diversos algoritmos que permiten combi-
F 7 6 5 nar objetos dados por modelos de fronteras. Estos
G 6 5 8 5
5 algoritmos parten de las tablas que contienen la
H 8 7 5 representación de los vértices, aristas y facetas y
reelaboran automáticamente las nuevas tablas para
A B C D A B C D el objeto resultante que tienen lugar.
A 1 4 3 3 A B C D A B Una de las principales ventajas de los modelos
B 3 1 2 2 A 1 4 3 en b-reps está en que la información está disponi-
C 1 2 4 4 B 3 1 2
ble de modo directo, por lo que resulta un modelo
D 4 3 2 C 1 2 4
D 3 2 5
prácticamente adecuado para cualquier proceso de
A 2 4 3
B 3 3 2 5 A 2 5 4 visualización. El control local se ve favorecido y
C 2 2 5 4 B 4 3 5 es relativamente fácil efectuar cambios de detalle
D 4 4 3 5 sin tener que reelaborar todo el modelo. Las prin-
cipales desventajas derivan de su estructura com-
pleja, que tiende a ocupar una gran cantidad de
Figura 14 Cómputo interno para la unión
memoria y es de difícil control por parte de cual-
de dos tetraedros con B-Reps quier programa de aplicación. No sólo se requiere
mantener tablas para todos los vértices, facetas y
un considerable incremento en la complicación de aristas del objeto sino someter estas tablas a ruti-
la representación. nas de comprobación de la consistencia del mode-
La representación interna se basa en una eva- lo en tanto que modelo sólido.
luación de las fronteras que pertenecen a uno u otro
de los objetos sobre los que se opera, por medio de Modelos de geometría constructiva de sólidos (csg)
matrices que representan la estructura topológica
de estos objetos a partir de vértices y caras. La com- El sistema conocido como geometría constructiva
binación de estos objetos resulta en la supresión de de sólidos (csg) representa un objeto por medio de
filas y columnas lo que da lugar a nuevas matrices una estructura en árbol que describe en función de

z=1

z=-1

y=-1
x=-1
x=1 y=1

Figura 15 Estructura de un modelo en CSG. Definición de primitivas y árbol binario de operaciones


booleanas para formar un objeto compuesto

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 137

operaciones booleanas consecutivas realizadas a de superficies ocultas, los modelos csg deben
partir de un repertorio inicial de objetos denomi- "mallarse", esto es, recubrirse de mallas poligonales
nados "primitivas sólidas". Las primitivas y las ope- o convertirse en modelos b-reps. Lo primero pue-
raciones de construcción son explícitas, esto es, son de hacerse por medio de algoritmos automáticos, a
accesibles directamente al usuario. Las represen- costa de un notable incremento de memoria y del
taciones internas son implícitas, esto es, no son ac- riesgo de que se produzcan errores como ocurría
cesibles y su estructura recoge todos los estadios con la extensión AME de AutoCad (versión 12) que
de la construcción a partir de las primitivas inicia- fue abandonada, probablemente, por esta causa..
les. Los nodos-hoja (leaf-nodes) recogen informa-
ción sobre el estado del objeto tras cada operación. Otros modelos
Los nodos-internos (internal-nodes) recogen infor-
mación acerca del tipo de operador utilizado sobre Hay otros modelos que se utilizan bastante en la
cada objeto situado en un nivel anterior y a dere- ingeniería pero escasamente en la arquitectura. El
cha e izquierda del nodo. sistema de modelado geométrico conocido genéri-
Las primitivas son objetos cuyo tipo de especi- camente como "enumeración espacial" (spatial
ficación interna es idéntico al de los objetos secun- enumeration) o "descomposición en células espa-
darios si bien se produce a un nivel no accesible ciales" (cell decomposition) (figura 16) posibilita
para el programa de aplicación. La especificación la representación de un objeto mediante una colec-
terminal de las primitivas y, por consiguiente, la ción de células espaciales yuxtapuestas. Esta des-
especificación terminal de todo objeto construido composición puede hacerse de dos modos princi-
con primitivas, se da en términos de operaciones pales: a) por enumeración espacial de voxels; b)
booleanas sobre semiespacios (halfspaces). Un por enumeración espacial de octrees, árboles
semiespacio puede considerarse como una primiti- octales.
va fundamental que sirve de base a cualquier otra La primera (figura 17) consiste en la división
primitiva. Todo semiespacio queda definido por una del espacio propio del objeto en un número sufi-
ecuación que describe analíticamente las dos re- ciente de cubos yuxtapuestos de igual tamaño dis-
giones delimitadas por una superficie "adecuada" tribuidos sobre una malla tridimensional fija. Los
esto es, que carezca de discontinuidades o de com- cubos se denominan voxels (volume elements) por
plejidades que dificulten su descripción elemental. analogía con pixels (picture elements). Para cada
Por ejemplo, un cubo con un vértice en el origen uno de los cubos se determina si queda fuera del
podría venir descrito por las intersecciones de los
semiespacios dados por las ecuaciones de los seis
planos que lo limitan. La figura 15 muestra la defi-
nición de una de estas primitivas, un cubo definido
por la intersección de 6 semiespacios, junto a un
árbol binario que representa como las primitivas
(círculos negros) pueden combinarse por medio de
alguna de las cuatro operaciones booleanas que
hemos visto (círculos rayados) para generar el ob-
jeto situado en la raíz del árbol (círculo blanco).
Las principales ventajas de los modelos csg son:
la información es compacta, facilitan la construc-
ción de objetos de cierto grado de complejidad y
pueden editarse: es posible modificar tanto las com-
ponentes del árbol binario como sus relaciones, lo
que supone contar con una herramienta muy po-
tente de control de la forma. Las desventajas prin-
cipales son que no existe información explícita so-
bre aristas y caras, por lo que no es posible una
utilización directa para rutinas de visualización.
Para visualizarse adecuadamente, con eliminación Figura 16 Descomposición en células

Segunda edición: mayo de 2000


138 Aplicaciones informáticas en arquitectura

necesidades de la representación, haciéndose más


fina en las zonas de frontera y más tosca en otras
regiones.
La estructura de datos resultante es una matriz
booleana tridimensional en la que cada elemento
identifica un voxel e indica si está fuera o dentro
del objeto. Las ventajas de esta estructura son, en
primer lugar, que es muy simple, lo que facilita su
procesamiento y, en segundo lugar, que es particu-
larmente adecuada para aplicaciones que necesi-
ten manejar datos acerca de la masa o el volumen
de un objeto. Las principales desventajas son, en
primer lugar, que los objetos con superficies de for-
ma libre deben ser representados con un grado de
aproximación que para ciertas aplicaciones puede
ser insuficiente y, en segundo lugar, que si se au-
menta el tamaño de la malla, para aumentar el gra-
do de aproximación, aparecen con rapidez límites
insostenibles para la capacidad de computación
Figura 17 Voxels corriente. Una malla de 1000 ×1000 × 1000 voxels
requeriría más de 1000 Mb de memoria, algo bas-
tante difícil de manejar por la mayoría de los com-
putadores.

2 6 Operaciones de edición global y local


3
6 2 La potencia de los sistemas de modelado geomé-
3
6 trico no proviene solamente de la capacidad de
7 3 3
6 generar objetos geométricos sino también, de modo
6 7 7
1 principal, de la capacidad de modificar y combinar
4 estos objetos. Esto se lleva a cabo mediante dos
5 5 1
tipos de operaciones que son técnicamente distin-
4 5
tas: la edición global y la edición local.
5
Operadores de modificación global

Las transformaciones generales que se vieron en la


lección anterior pueden aplicarse a un objeto 3D
Figura 18 Ärboles octales del mismo modo que se aplicarían a un objeto 2D.
Esto quiere decir que un modelo geométrico puede
objeto o si queda dentro. Los cubos que quedan en ser modificado, en principio, de 4 modos principa-
una posición intermedia, a caballo entre el interior les: se puede trasladar, girar, invertir y cambiar de
y el exterior, se asignan a uno de estos dos lados en escala tal como se muestra en la figura 19. Es de-
función de un criterio preestablecido que suele con- cir, una vez generado un elemento 3D podemos mo-
sistir, por lo general, en aceptar que es interno si ver este elemento para situarlo en otra posición o
más de la mitad del volumen queda dentro del ob- para obtener un nuevo elemento; podemos rotar
jeto o bien, alternativamente, si el centro del cubo este elemento; podemos invertir dicho elemento y
queda dentro del objeto. La enumeración espacial podemos modificar su escala para adaptarlo a un
por octrees (figura 18) es una respuesta a la nece- nuevo contexto. Cada una de estas operaciones pue-
sidad de reducir el volumen de memoria y permite den alterar un objeto dado o pueden dar lugar a
una adecuación entre el tamaño de la malla y las

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 139

Translación Simetría Rotación Escala

Figura 19 Transformaciones básicas en 3D

una copia, un nuevo objeto, lo que evidentemente Operadores de modificación local


proporciona una herramienta que no difiere en lo
esencial de lo que hemos visto para CAD2D pero Con frecuencia se necesitan modificaciones loca-
que facilita considerablemente el modelado. lizadas de un modelo tridimensional que obliga-
La principal diferencia con respecto a las mis- rían a replantear todo el objeto pero que pueden
mas operaciones en 2D es que los resultados pue- resolverse de un modo mucho más rápido y más
den ser menos controlables; girar un objeto en 3D eficaz por medio de algoritmos específicos que
no es una operación que pueda ser seguida de un pueden adaptarse de modo independiente a los di-
modo preciso a través de un monitor en muchos ferentes sistemas que hemos presentado en la sec-
casos y se requiere cierta experiencia para contro- ción anterior. Las superficies de transición o blend
lar adecuadamente los resultados. Los métodos de surfaces son superficies que se insertan sobre una
modificación global, en combinación con un siste- superficie dada para resolver el encuentro entre dos
ma que permita realizar operaciones booleanas so- partes de la misma de un modo genéricamente de-
bre los objetos, son un medio de composición ex- terminado, tal como el dado por una curva que re-
traordinariamente potente y que aún no se está uti- suelva con mayor suavidad la transición. Estos
lizando a pleno rendimiento debido principalmen- métodos se desarrollaron a mediados de los ochenta
te a la falta de programas de modelado de sólidos y actualmente se encuentran incorporados a la ma-
que funcionen adecuadamente sobre plataformas yoría de los programas comerciales de modelado
asequibles y, por otro lado, a la escasez de recur- geométrico en 3D.
sos de interfaz que faciliten este tipo de operacio- Estos métodos estaban a su vez basados en mé-
nes. todos propuestos en los cuarenta para el diseño de
Estos operadores se complementan, en el caso secciones maestras en la industria naval. Este tipo
del modelado de sólidos, con los operadores de operadores locales permite modelar localmente
booleanos que ya hemos comentado. Hay que ad- el encuentro entre dos superficies locales de muy
vertir que algunos programas permiten también, diversos modos. El más corriente es la inserción
aparentemente, realizar operaciones booleanas con de una cuádrica como superficie de transición que
superficies. Estas operaciones no son, sin embar- se extiende según un rango determinado por el pro-
go, reales. Parte de la superficie queda oculta, no pio usuario entre las dos superficies.
modificada en sentido estricto, lo que puede dar Las operaciones más corrientes son equivalen-
lugar a efectos imprevistos. Una combinación de tes a las que hemos visto en CAD2D, con las com-
superficies da lugar, en cualquier caso, a una inter- plicaciones propias del 3D. Un fillet 3D es una ope-
sección y el procedimiento correcto es obtener esta ración que genera una arista curva como superficie
intersección de modo riguroso. de transición entre dos planos en lugar de una aris-
Si la superficie está aproximada por medio de ta recta (figura 20). Los fillets pueden acumularse
facetas planas el procedimiento correcto es obte- de modo que se obtenga un vértice que es un sector
ner la intersección para cada una de las facetas lo de cuádrica (ver en la figura 20, derecha, un deta-
que puede hacerse por medio de rutinas especia- lle de la esquina) como encuentro de esta misma
les.

Segunda edición: mayo de 2000


140 Aplicaciones informáticas en arquitectura

1 2 3
Figura 20 Modelado de esquinas con operadores locales

operación realizada sobre tres aristas que conflu- circulan en nuestro entorno son poco más que
yen en un punto, si bien no todos los programas interfaces, es decir, sistemas, más o menos propios,
controlan igual de bien este tipo de operaciones. de gestión de algoritmos básicos, conocidos y pu-
Lo mismo cabe decir con respecto a otra opera- blicados desde hace más de diez o veinte años. Esto
ción corriente como un chamfer 3D. La única dife- es algo que queda oculto para el usuario. En pri-
rencia es que lo que se inserta es un plano oblicuo mer lugar porque se supone, en general, con fun-
de transición. damento, que el usuario medio no está interesado
Las deformaciones son operaciones que se si- en conocer los detalles técnicos de lo que está ha-
túan a medio camino entre las operaciones locales ciendo. En segundo lugar porque el dar a conocer
y las globales. Un operador de deformación define los recursos fundamentales en que se basa el pro-
parte de la superficie como deformable y parte grama, la mayoría de los cuales, como ya se ha di-
como fija; la traslación de alguno de los puntos se cho, han sido dados a conocer hace muchos años,
transmite de modo variable a los otros punto. como puede comprobarse en las referencias biblio-
Los recortes son operadores que se aplican a gráficas, empañaría la imagen de novedad, de pro-
una superficie modificando sus límites en función ducto de tecnología punta, que interesa promover.
de una curva determinada. En el caso de superfi- Por otro lado, también los mejores programas
cies paramétricas la operación no implica un re- de CAD están interesados en proporcionar herra-
corte real sino, como ya se ha indicado, una modi- mientas cómodas de introducción y modificación
ficación de los atributos de visualización de la su- de datos que faciliten el trabajo, si bien los manua-
perficie. Dado que una superficie paramétrica de- les oficiales de los programas de primera fila dis-
riva su configuración de una serie de puntos de con- tinguen con claridad (unos más que otros, AutoCad
trol, si el recorte altera estos puntos de control se es en este sentido más explícito y generoso que
modifica la propia configuración de la curva. Microstation, o ha preferido jugar, con éxito, una
política de apertura técnica) entre procedimientos
7 Métodos generales de construcción y de interfaz y procedimientos genuinos de genera-
generación ción. El problema es que, en muchos casos, esto se
detalla en apéndices o en textos complementarios
Dada la progresiva difusión de programas comer- que son poco accesibles o pasan inadvertidos, o
ciales de CAD y el interés de las casas comerciales bien las explicaciones resultan incompletas. Todo
por conseguir que sus programas resulten fáciles esto viene a complicarse aún más por el hecho de
de utilizar y se introduzcan con rapidez en el mun- que procedimientos que comenzaron siendo
do profesional y universitario, todos los recursos generativos han pasado a ser intermediarios. Es
se han volcado en los métodos de diálogo con el decir, muchos programas presentan, de cara al usua-
usuario que hagan más atractiva y novedosa la en- rio, procedimientos de entrada de datos que luego
trada de datos. Puede decirse que la mayoría de los son convertidos internamente a otra estructura de
programas comerciales de CAD de segunda fila que datos, a otro formato de almacenamiento interno.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 141

El resultado de todo esto es que hay, en la actua- neración que no son accesibles de modo directo al
lidad, una notable confusión entre lo que son ge- usuario y que están en la base de la generación de
nuinos procedimientos de generación y lo que son objetos complejos. Este es el sentido estricto del
procedimientos de interfaz una distinción que ya término primitiva; implica combinaciones posibles
es de por sí dificultosa, si bien resulta dentro de un rango, operaciones que pueden reali-
meridianamente clara en los extremos. Una confu- zarse sobre el dominio de las primitivas.
sión que las propias casas comerciales han contri- Muchos programas incluyen la posibilidad de
buido a crear y que se va desvelando poco a poco generar objetos simples de modo directo sin tener
con la práctica a los usuarios expertos en forma de que construirlos manualmente. Así, programas o
anomalías o comportamientos inesperados que se módulos de programas que generan mallas
comprenden con claridad cuando se llega a cono- poligonales pueden dar la opción de generar obje-
cer mínimamente el tipo de estructura de datos que tos como esferas, cilindros, cubos, prismas regula-
subyace en el procedimiento. res o pirámides sin más que entrar directamente
los datos relativos a estos objetos, tales como la
Métodos generales de entrada de datos. posición de su centro o de una de sus esquinas, el
Primitivas del programa radio o las dimensiones de la base y la altura, etc.
Ahora bien, esto no son sino facilidades que se pro-
Como ya se ha recalcado en el capítulo anterior, un porcionan para generar cuerpos que se supone que
programa comercial incluye una serie de protoco- serán utilizados con frecuencia. El resultado final
los más o menos normalizados para la entrada de será exactamente el mismo que si generamos algu-
datos. Por lo general, este protocolo se basa en un no de estos objetos entrando cada uno de los vérti-
léxico, una colección de palabras clave que ponen ces de la malla que lo constituyen; es evidente que
en marcha algoritmos que realizan tareas específi- en el caso de un objeto tal como una esfera, aproxi-
cas. El léxico es accesible por medio de menús que mada a partir de una malla poligonal, el contar con
presentan las palabras claves ordenadas por temas un pequeño programa que genere los vértices de la
o bien mediante entradas textuales en la línea de malla a partir de los datos generales es algo bas-
ordenes. Los datos que acompañan las ordenes tante conveniente; pero lo que hace la rutina no es
pueden determinarse textual o gráficamente, seña- otra cosa que introducir los vértices de modo auto-
lando posiciones en la pantalla. El léxico incluye, mático siguiendo exactamente los mismos pasos
por lo general, una serie de "primitivas" que no que seguiría el usuario si tuviera que hacerlo ma-
deben confundirse con la noción de primitiva pro- nualmente para aproximar una esfera de este modo.
pia de un sistema de modelado. Una primitiva, en Esta posibilidad es, como decíamos, un recurso de
un sistema tal como el csg, es una entidad interfaz, no un sistema en sí mismo.
constituída a partir de unos procesos básicos de ge- Todo esto es particularmente pertinente por lo
que respecta a la generación de mallas poligonales.
Como se ha dicho más arriba, la generación de ma-
llas poligonales puede hacerse de modo directo o
de modo automático. Entre estos dos extremos hay
varias posibilidades intermedias. En sentido estric-
to, la entrada directa de datos supondría la especi-
ficación de las coordenadas de cada uno de los vér-
tices que componen la malla. Aún en este caso se
necesita al menos un protocolo de interfaz que so-
licite los vértices en un orden determinado que ase-
gure la consistencia interna de la tabla. La orden
mesh de AutoCad o la orden place surface de
Microstation son dos ejemplos de esto. Sin embar-
go esta posibilidad raramente es utilizada excepto
para la generación de rutinas personalizadas ya que
es considerablemente trabajosa y resulta fácil equi-
Figura 21 Primitivas del programa vocarse. Por el contrario, cualquier programa de

Segunda edición: mayo de 2000


142 Aplicaciones informáticas en arquitectura

thickness mayor que 0, genera un polígono o una


serie de polígonos concatenados que, de hecho,
constituyen una malla. Pero debido a la necesidad
de mantener la compatibilidad con versiones ante-
riores el registro interno puede no ser aceptado
como tal malla por algunos programas externos por
lo que, en general, sería preferible generar esta
misma serie de polígonos con la orden mesh o
3dface.
La extrusión generalizada o barrido (sweeping)
Figura 22 Extrusión simple es otro método de generación de elementos 3D que
tanto puede ser un método específico en determi-
nados programas como un recurso de interfaz. Las
ordenes tabsurf o revsurf de AutoCad, por ejem-
plo, son recursos de interfaz, no son extrusiones
propiamente dichas. El término lofting, traducido
en algún caso con el neologismo "solevación", pue-
de asimilarse a esta técnica: se parte de dos entida-
des, una o varias curvas cerradas y un recorrido
(path) al que se van adptando las curvas, en los
lugares especificados por el usuario. Lo que se ge-
nera es una malla poligonal por cómputo interno a
partir de un recorrido especificado por el usuario.
Figura 23 Extrusión a lo largo de un recorrido Pero según se haya generado internamente el obje-
to tendrá unas propiedades u otras, entre las que
están las de poder ser editado a posteriori o no.
En general, pueden considerarse tres tipos prin-
cipales de extrusiones: a) extrusiones simples, en
las que la sección generadora se desplaza a lo lar-
go de una recta o de una curva con un centro de
curvatura; b) cilindros generalizados en donde la
sección generadora se desplaza formando ángulos
rectos (secciones rectas normales) con una curva
directriz en el espacio; c) extrusiones generaliza-
das en donde la sección generadora puede ser una
curva compleja o un objeto tridimensional que cam-
Figura 24 Extrusión generalizada bien de forma, tamaño u orientación al desplazarse
a lo largo de una trayectoria directriz en el espacio.
modelado geométrico proporciona opciones más Los dos primeros han pasado a constituir, en
sofisticadas de generación de mallas que facilitan muchos casos, recursos de interfaz que generan
la entrada de datos al usuario y que son converti- realmente una malla por cálculo interno de las po-
das posteriormente en mallas poligonales median- siciones de los vértices. El tercer método se en-
te rutinas internas de conversión. Esto da lugar a cuentra en sistemas más sofisticados de modelado.
cierta confusión metodológica ya que se toma por El principal problema de las extrusiones generali-
un método de representación lo que no es sino un zadas es la dificultad de someter los objetos resul-
método de entrada de datos. tantes a operaciones de edición, sobre todo a ope-
Las extrusiones simples, por ejemplo, son, ac- raciones booleanas. El conjunto no es cerrado para
tualmente, en la mayoría de los casos, un método este tipo de operaciones, y el objeto resultante de
de entrada de datos, no un método de representa- la combinación de dos extrusiones no es una
ción con algunas excepciones o ambigüedades. Por extrusión; esto impide automatizar las transforma-
ejemplo, la orden de AutoCad line, con el atributo ciones. Por esta razón, las extrusiones generaliza-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 143

ocasional en el campo de la arquitectura. Y faltan


herramientas para modificar con rapidez y facili-
dad agregaciones complejas de elementos simples.
La aparición de sistemas extraordinariamente po-
tentes de control del diseño ha desvelado con ma-
yor claridad algunas de las peculiaridades del tra-
bajo de los arquitectos, que implican métodos de
trabajo bastante más diferenciados de lo que se pen-
saba en los primeros tiempos del diseño asistido
por computador.

Funciones de los modelos 3D en el trabajo de


los arquitectos
Figura 25 Superficie de revolución
aproximada por una malla poligonal En la década de los setenta se mantenía el paradig-
ma del modelo 3D como referente principal del tra-
das se utilizan en combinación con otros métodos bajo de un arquitecto que utilizara corrientemente
de modelado de sólidos, principalmente con b-reps medios informáticos. La idea básica partía de una
y csg. transposición casi directa de los métodos utiliza-
Esto último es también un rasgo notable que hay dos en las industrias pioneras del uso del CAD:
que subrayar. La multirrepresentación y conversión definir un prototipo con todo tipo de detalles, per-
es una característica que comparten muchos pro- fectamente especificados y, de aquí, obtener toda
gramas comerciales. Debido a las diferentes carac- la información que se incluía en los proyectos rea-
terísticas de los sistemas de modelado de sólidos, lizados con medios tradicionales, particularmente
muchos programas de modelado proporcionan re- los dibujos 2D, plantas, alzados, secciones, etc. El
presentaciones múltiples. Esto implica la conver- modelo 3D se constituía, así, en el corazón del pro-
sión automática entre sistemas y plantea la cues- ceso, como el referente por antonomasia.
tión de la exactitud y la posibilidad de tal conver- Progresivamente se ha ido admitiendo que las
sión. El tipo de conversión más corriente, y prácti- cosas son bastante más complicadas. Hay diversas
camente obligado en muchas aplicaciones es la que conclusiones de expertos en este campo que avalan
debe realizarse entre modelos en b-rep y modelos una serie de conclusiones. Por un lado, se ha reco-
en csg. Hay diversos algoritmos, que permiten la nocido explícitamente hasta qué punto determina-
evaluación de fronteras (boundary evaluation) en dos aspectos del dibujo tradicional, concretamen-
un sistema csg. Por otro lado, muchos programas te, la utilización de ciertos simbolismos gráficos
parecen estar utilizando en la actualidad sistemas que aparentemente se dan como proyecciones de
híbridos aunque resulta difícil saber con exactitud elementos reales, había sido insuficientemente va-
cuáles pues no se proporciona información sobre lorada en el paradigma mencionado. Por otro lado,
estos puntos. y desde el propio campo de la ingeniería se ha lle-
gado también a la conclusión de que los modelos
8 Aplicaciones arquitectónicas 3D tan sólo resultan adecuados cuando se aplican
a estructuras de ingeniería compleja, tal como plan-
Como ya se ha dicho más arriba, la mayoría de las tas industriales que incluyen trazados intrincados
técnicas disponibles en CAD provienen de diver- de tuberías, en las que la visualización 2D implica-
sos sectores industriales, pero muy pocas se han ría una combinación confusa y poco orientativa de
desarrollado directamente para la arquitectura. De diferentes niveles por medio de diferentes seccio-
ahí que, aunque las técnicas principales son comu- nes. Por último, también se ha reconocido que no
nes a todos los sectores, desde el punto de vista de es operativo desarrollar un modelo 3D de un con-
la arquitectura puede resumirse la situación dicien- junto muy complejo (tal como un edificio) y que
do que hay superabundancia por un lado y escasez las maquetas virtuales son adecuadas cuando se
por otro. Hay herramientas para modular superfi- aplican a elementos muy específicos o bien cuan-
cies muy complejas, algo que se da tan sólo de modo do se aplican a modelos esquemáticos que impli-

Segunda edición: mayo de 2000


144 Aplicaciones informáticas en arquitectura

can una abstracción útil para ciertos propósitos, tal propia concepción del proyecto sino también so-
como la descripción de secuencias constructivas bre la dinámica de su construcción. Nunca se tiene
determinadas pero que no pretenden representar la plena seguridad de que no vayan a surgir facto-
todos los elementos realmente implicados. res imprevistos que obliguen a modificar partes del
Estas ideas coinciden plenamente con la opinión proyecto. El producto industrial es repetitivo, de
de quienes llevan años trabajando en este campo. cada prototipo se fabricaran numerosas unidades
El hecho es que la construcción de un modelo si- con diferentes destinos. Esto justifica el esfuerzo
gue siendo, en la actualidad, algo parecido a la cons- dedicado a construir un modelo real o virtual. La
trucción de una maqueta. Algo que, en general, se obra arquitectónica, por el contrario, es única.
encarga a un especialista externo o integrado en un
equipo con una misión muy concreta a partir de Carácter de los elementos arquitectónicos.
planos 2D y bocetos en 3D. Tipos de modelos 3D
Sin embargo es de prever una utilización pro-
gresiva de los modelos geométricos como herra- En arquitectura, la descomposición en elementos
mienta de proyectación. A medida en que los pro- tiene un límite. De hecho podría decirse que los
gramas resultan más potentes y más fáciles de uti- arquitectos trabajan con dos tipos de elementos:
lizar aumenta el número de testimonios de arqui- elementos preformados y elementos informes. Si
tectos que manifiestan que lo utilizan como ayuda la arquitectura aparece como una continuidad que
para la propia concepción del proyecto, como al- en ocasiones se acerca a la continuidad de lo orgá-
ternativa o complemento de pequeñas maquetas o nico es porque prevalece el segundo tipo. Si apare-
dibujos que permiten analizar una idea y producir ce como un artefacto similar a una "máquina de
variaciones de esta idea con agilidad. Y podrían habitar" es porque prevalece el primero. Pero am-
ser más, y lo harían de un modo más eficiente, si se bos están presentes en todos los casos.
comprendieran mejor las características del proble- Determinados "elementos" como los constitui-
ma que es lo que intentaremos resumir en lo que dos por hormigón, mortero, yeso, no pueden
sigue. modelarse como se modela una carpintería metáli-
En primer lugar, hay una cuestión que afecta a ca o de madera. Estos materiales tienen un com-
la propia actividad del arquitecto. La naturaleza del portamiento fluido que resulta particularmente ade-
proceso de generación de una obra arquitectónica cuado para constituir articulaciones entre elemen-
impide la definición de un prototipo arquitectóni- tos con límites más precisos. Pero esta misma cua-
co como si fuera un prototipo industrial. Un pro- lidad de entidad fronteriza, que es fundamental para
yecto de arquitectura debe ser necesariamente am- su uso en arquitectura, es un inconveniente a la hora
biguo y dejar un margen considerable de indefini- de representar un edificio por medios digitalizados
ción para ajustes en obra. Tan sólo la distancia tem- y obliga a adoptar criterios relativamente arbitra-
poral que media habitualmente entre un proyecto y rios sobre dónde acaba un elemento y dónde em-
su realización es razón más que suficiente para que pieza otro.
esto sea así. La ambigüedad de la noción de elemento arqui-
En segundo lugar, en un edificio participan di- tectónico está en la base de una distinción funda-
versos industriales que, en el mejor de los casos mental para la noción de modelado arquitectónico,
pueden formar parte del equipo habitual de un con- la distinción entre tipos de modelos.
tratista determinado y, en el peor, intervienen en la En arquitectura se utilizan varios tipos de mo-
obra cuando se les necesita, con los consiguientes delos, tanto por medios tradicionales como por
problemas de coordinación que esto ocasiona. Pero medios informáticos. Estos diferentes tipos corres-
incluso en los casos más favorables, todos los in- ponden a diferentes intenciones o diferentes fases
dustriales están sujetos a fluctuaciones de merca- del proyecto. Aunque no respondan a una clasifi-
do que les pueden obligar a modificar especifica- cación corriente, a fines expositivos podemos di-
ciones de sus productos que pueden afectar en ferenciarlos del siguiente modo: 1) modelo básico
mayor o menor medida a las previsiones de la obra. o boceto 3D; 2) modelo de análisis visual; 3) mo-
Por último, a diferencia de un prototipo indus- delo de análisis constructivo. La figura 26 muestra
trial, una obra de arquitectura está anclada a un lu- un esquema característico que puede relacionarse
gar. Y el lugar impone condiciones no sólo sobre la con estos tipos.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 145

El primero es ágil, puede producirse directamen- El tercero es un modelo complejo en el que,


te en 3D y permite desarrollar un proyecto senci- cuando se da el caso, mucho menos frecuente de lo
llo, tal como una vivienda unifamiliar, en pocas que sugiere la propaganda de determinados pro-
horas. Es el tipo de modelo que realiza un arqui- gramas de CAD, pueden modelarse, hasta cierto
tecto que utiliza el ordenador como herramienta de punto, los elementos constructivos reales, lo que
concepción del proyecto. Hace 5 años los ejem- permitiría un control exhaustivo de los mismos para
plos eran escasos pero en los últimos años han au- la gestión del presupuesto de la obra. En la prácti-
mentado las referencias de arquitectos conocidos ca, esto se da, si se da, de un modo parcial: ciertos
que manifiestan servirse del ordenador como ayu- elementos pueden ser modelados con rigor, inclu-
da para visualizar ideas incipientes. Los "elemen- yendo especificaciones y atributos materiales, para
tos" que se modelan en este caso son los volúme- efectuar determinados cálculos. Pero esto no ocu-
nes principales del proyecto. Lo que llamamos pro- rre jamás de modo generalizado, pues sería incom-
piamente elementos están simplificados al máxi- patible con el carácter real de un proyecto arqui-
mo o incluso suprimidos, como puede ser el caso tectónico tal como lo hemos resumido más arriba.
de carpinterías de puertas y ventanas, barandillas, Los métodos adoptados en cada uno de estos
etc. casos son muy distintos. En los dos primeros casos
El segundo es un modelo geométrico, estricto, y no es necesario recurrir a modelos sólidos, algo que
cuya finalidad puede ser analizar un determinado puede ser inevitable en el tercer caso para ciertos
aspecto del proyecto para comprobar el modo en tipos de análisis. Pero, sobre todo, el tipo de des-
que se articulan determinados elementos si bien, composición que se llevará a cabo, es decir, la re-
con mayor frecuencia, se utiliza en la fase final del lación de "elementos" que se tomará en considera-
anteproyecto para presentar o comunicar el primer ción varía de un modo absoluto.
resultado. Los "elementos" que se modelan en este En el primer caso, lo que hemos etiquetado como
caso son básicamente revestimientos. La figura 26 "boceto tridimensional", podría llegarse a un mo-
(centro) enumera 8 superficies que pueden delo simple con rapidez por medio de extrusiones
recubrirse con otros tantos materiales. Todo lo que simples, aunque las uniones no queden resueltas
puede quedar de un muro, en uno de estos mode- con precisión, y esto podía ser suficiente para ha-
los, es una lámina externa, sobre la que se proyec- cerse una idea del volumen global del ámbito que
tará una textura o un color determinados y una lá- se está estudiando. En el segundo caso, lo que he-
mina interna sobre la que ocurrirá otro tanto. Entre mos etiquetado como "análisis visual" o "modelo
las dos láminas no se necesita nada más para satis- de presentación de anteproyecto", no es necesario
facer las intenciones que rigen este modelo que re- plantearse articulaciones constructivas reales; pue-
quiere ser completado con programas de simula- de modelarse únicamente el revestimiento, por me-
ción (rendering). dio de superficies y generar así un modelo fantas-
mal, sin substancia interna, pero que presente to-
dos los atributos de la forma aparente y que resulte
perfectamente adecuado para comprender o pre-
sentar el proyecto. Por último, el tercer caso debe-
rá precisar y definir qué es muro, qué es tabique,
qué es losa de forjado, qué es losa de escalera, qué
es cielo raso y qué es pavimento, etc., si quiere mo-
delar adecuadamente los elementos reales, los ele-
mentos que se corresponden con acciones construc-
1
2 tivas concretas. Extrusiones, superficies y sólidos
3
8 4
serían, en principio, las técnicas de modelado más
adecuadas para cada uno de estos casos.
7
6 5 Esta situación, característica de las aplicaciones
arquitectónicas, debe contrastarse con la evolución
propia de los programas que ofrecen técnicas de
Figura 26 Tres esquemas de modelado de modelado en 3D. Los programas de modelado
una escalera entre dos niveles geométrico tridimensional se han mostrado parti-

Segunda edición: mayo de 2000


146 Aplicaciones informáticas en arquitectura

cularmente escurridizos a lo largo de la última dé- mitivo que se quiere modificar y, por último, re-
cada por razones que se han resistido a un diagnós- construir el árbol.
tico claro. Primero no funcionaban adecuadamen- Para entender mejor las tendencias actuales y lo
te porque faltaba potencia; se confiaban animosa- que depara el futuro inmediato analizaremos
mente en que esto se resolvería con la llegada de sumariamente algunas de las peculariedades técni-
microprocesadores más potentes. Cuando se alcan- cas de la situación actual y la evolución de los pro-
zó una velocidad suficiente resultó que lo realmente gramas de aplicación, que derivan a su vez de la
faltaba era una técnica adecuada; pero los tres mo- evolución de las estrategias de programación.
delos principales, csg, b-reps y árboles octales se Hasta la fecha, la mayoría de los programas es-
han disputado la primacía, sin que resulte claro con taban basados fundamentalmente en acciones. Di-
seguridad en cuál de ellos las ventajas superan a bujar un rectángulo, por poner un ejemplo elemen-
los inconvenientes; resulta claro, por el contrario, tal, consistiría en la concatenación de una serie de
cuáles son las limitaciones que todos comparten acciones: a) ordenar al dispositivo de salida que se
por lo que respecta principalmente a las posibili- desplazara a una posición determinada, v1; b) que
dades de modificación a posteriori del modelo. se desplazara después a una posición v2 y que com-
Una vez que esto se ha comenzado a vislumbrar putase los puntos o vectores barridos en este des-
como el problema principal ha surgido un nuevo plazamiento para su salida gráfica asignándoles atri-
paradigma: el modelo basado en orientación a ob- butos de color, espesor y tipo de línea; c) que hi-
jetos. Las dos principales empresas de CAD utili- ciera lo mismo con las posiciones v3 y v4 (= v1);
zado por arquitectos, a las que nos hemos ido refi- d) que guardará la posición de estos vectores en la
riendo constantemente, AutoDesk (AutoCad) e base de datos asociado al fichero gráfico junto con
Intergraph (Microstation) están preparando versio- la etiqueta "línea" y sus atributos asociada a cada
nes orientadas a objetos de sus programas y mu- uno de estos pares.
chas firmas de arquitectura, principalmente en Es- Cualquier modificación posterior de este "rec-
tados Unidos, han decidido esperar a que estas ver- tángulo" implicaría la modificación de la posición
siones estén ultimadas para cambiar de versión. En de estos vectores y de sus líneas asociadas como
cualquier caso, y al margen del interés de estos de- entidades básicas, y la reconstrucción del rectán-
sarrollos, lo que probablemente se necesita es una gulo como entidad compuesta de entidades bási-
mayor investigación y una mayor experimentación cas. Más aún, algunos de estos atributos podían per-
por parte de los propios arquitectos para precisar derse al pasar a otro ordenador. Por ejemplo, si el
los diferentes modos de modelar que hay que to- tipo de línea fuera un tipo de línea personalizado,
mar en consideración a la hora de desarrollar téc- este atributo desaparecería al cambiar a otro orde-
nicas adecuadas. nador que tan sólo contara con los tipos de línea
estándar.
Tendencias. Parametrización de elementos. Si reelaboramos el ejemplo, y en lugar de un
Orientación a objetos rectángulo 2D consideramos un rectángulo
extrusionado para formar el agujero de un muro, la
Los dos sistemas utilizados principalmente en la situación se complica aún más. El coste de rehacer
actualidad, el csg y los b-reps son básicamente es- toda la operación, multiplicado por muchos aguje-
táticos o, como se dice a veces en la literatura es- ros en muchos muros similares, comienza a pesar
pecializada, "history based"; los parámetros que de tal modo que hace que se abandone la tarea a la
definen el elemento se especifican en el momento espera de soluciones más efectivas. Este tipo de
de su definición y cualquier modificación poste- problemas, comunes en su estructura interna a mu-
rior deberá tener en cuenta la sucesión y la secuen- chos tipos de aplicaciones, es lo que ha propiciado
cia propia de estos parámetros. Un ejemplo carac- la aparición de técnicas de diseño paramétrico y de
terístico era el módulo AME de AutoCad. Si se crea diseño orientado a objetos.
un elemento basado en la combinación de varios El diseño paramétrico implica diversos niveles
elementos primitivos, la modificación de alguno de que no rebasan necesariamente el ámbito de los pro-
los valores implica recorrer el árbol CSG, editar gramas actuales. El nivel más elemental es lo que
los parámetros correspondientes del elemento pri- hemos introducido en el capítulo anterior y que se
conoce en la literatura especializada como progra-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 147

mación de variantes. Un ejemplo, ya mencionado, mitía crear objetos parametrizados incorporando


son los "objetos 3D" que incorpora AutoCad des- elementos constructivos (planos y ejes de trabajo
de las primeras versiones propiamente asociados paramétricamente al modelo) y restric-
tridimensionales. Un prisma, una pirámide, un cono ciones de diversos tipos, tanto topológicas
o una esfera, junto con otros objetos simples que (ortogonalidad, tangencias, coalineaciones entre
aparecen en los menús de generación de formas de elementos) como métricas (acotación por medio de
AutoCad no son, como ya hemos mencionado, sino parámetros ligados a la entidad, ecuaciones que
mallas poligonales generadas por una rutina exter- permiten relacionar unos elementos con otros, etc.).
na de AutoLisp, lo que evita al usuario el enojoso El desarrollo avanzado de este tipo de técnicas
trabajo de tener que computar los vértices corres- requiere, sin embargo, el salto a una tecnología di-
pondientes a un objeto de estas características. De ferente capaz de abordar de modo consecuente los
un modo similar pueden generarse otros objetos diversos problemas técnicos que implican. Las con-
tridimensionales. diciones técnicas, esto es, una velocidad y capaci-
La limitación principal de esta técnica es que no dad suficiente, ya se han comenzado a dar. Las di-
permite editar el elemento y cambiar alguna de sus ficultades principales quizá son comerciales. Las
dimensiones. O permite hacerlo utilizando órde- grandes casas productoras de CAD requerirían una
nes específicas de edición de elementos poligonales reestructuración de sus programas que difícilmen-
que son excesivamente genéricas y resultan poco te soportaría la compatibilidad con versiones ante-
operativas; se adaptan mal a las características pro- riores. Pero es altamente probable que este cambio
pias del elemento que se quiere modificar. se de en breve plazo.
Una opción más avanzada la proporcionan los El término objeto, al que ya nos hemos referido
módulos o programas específicos de diseño en el capítulo anterior, se utilizó por primera vez a
paramétrico que también hemos mencionado. La finales de los sesenta, en relación con un progra-
versión 12 de AutoCad venía acompañada de uno ma, Simula (acrónimo de SIMUlation LAnguage)
de estos módulos, el AutoCad Designer 1.0 desa- desarrollado en Noruega, y que comenzó a utili-
rrollado en ACIS, el sistema que AutoCad incor- zarse a principios de los setenta con la intención de
poraría posteriormente a la versión 13.0 y que per- crear simulaciones de procesos reales entre obje-
tos reales. El término, sin embargo, no estaba liga-
do a un programa específico si bien en los comien-
zos se le identificó con un programa concreto, Small
Talk, que estaba específicamente diseñado con esta
orientación. A mediados de los ochenta, programas
de gran implantación sacaron versiones que incluían
palabras clave, órdenes específicas, basadas en ob-
jetos. Este fue el caso del Object Pascal o del C++.
Por estas mismas fechas, la orientación a objetos
pasó a convertirse en el "nuevo paradigma" de la
ingeniería de programación. Hay que subrayar, sin
embargo, que se trata más de un estrategia o filo-
sofía de organización que de un conjunto de técni-
cas específicas, por lo que cualquier programa po-
tente puede desarrollarse "en base a objetos" si bien,
lógicamente, el esfuerzo de diseño sería mucho ma-
yor. Los dos lenguajes de programación más utili-
zados a finales de los noventa, C++ y Java, son
programas orientados a objetos.
El término "orientación a objeto" puede descon-
certar a quien no esté muy familiarizado con los
Figura 27 Parametrización de un conceptos informáticos porque algunas de sus ideas
hueco en un muro básicas son muy sencillas. Uno de los primeros
promotores de la idea sostenía que era más fácil

Segunda edición: mayo de 2000


148 Aplicaciones informáticas en arquitectura

enseñar programación con esta técnica a niños que asimilarse a mecanismos abstractos; un procedi-
a expertos en informática, pues éstos sabían dema- miento puede bautizarse con un nombre, lo que nos
siado para aceptar de modo natural las nuevas ideas. evita tener que pensar en todo lo que hace y nos
Puede entenderse esto mejor con un ejemplo. facilita pensar en para que sirve. Los procedimien-
Supongamos que queremos construir un muro y tos están en la base de los módulos, que son como
que consideramos dos métodos. El método A con- pequeños programas de considerable complejidad
siste en comprar ladrillos, cemento, arena, instru- pero que mantienen el suficiente grado de genera-
mentos para manipular estos materiales, cuerda para lidad como para ser compartidos por diferentes pro-
alinear las hiladas, etc., y, con todos estos ingre- gramas. Así llegamos, por otra vía, a la noción de
dientes a mano, comenzamos a construir el muro. objeto como algo que estaría, en cierta medida,
El método B consiste en describir lo que hay que compuesto, o bien que vendría a continuación, de
hacer por medio de dibujos, textos y palabras, ex- los módulos; un dato abstracto, que puede asimi-
plicárselo a un experto en construcción de muros y larse de un modo unitario pero que encierra diver-
desentenderse del asunto. La diferencia entre estos sos datos entrelazados que permiten a su vez la
dos métodos, así como los matices que cabría aña- relación con otros datos similares. Ni más ni me-
dir para completar la descripción de un modo rea- nos que lo que se puede decir, simplificando, de
lista, debe ser plenamente familiar para un arqui- los objetos que pueblan el mundo real.
tecto. Pues bien, la programación orientada a obje- La mayoría de los programas actuales, del tipo
tos se aproximaría al segundo método. que sean, están organizados por medio de módulos
Lo esencial del método consistiría en que se (procedimientos o subrutinas) que llevan a cabo
transmite un mensaje a un agente que es capaz de tareas específicas. La mayoría de estos módulos
realizar la acción por medio de una serie de méto- están orientados en función de datos externos al
dos que se activarán al comenzar la tarea. Este agen- programa que serán introducidos por el usuario y
te-capaz que incorpora métodos adecuados a las que se adaptan al formato específico utilizado por
tareas que se preve pueda realizar es, desde el pun- el programa. Esto genera diversos problemas: por
to de vista informático, el objeto. El mensaje son ejemplo, los formatos de intercambio de texto o
los datos. dibujos pueden perder información adicional va-
Quien envía el mensaje/datos, el cliente/usua- liosa. O bien el cambio de formato obliga a los pro-
rio, delega su responsabilidad en el agente, inclu- gramadores a modificar todas las rutinas relacio-
yendo la interpretación de los datos. Esta interpre- nadas y efectuar revisiones inacabables en cada
tación puede variar según los agentes (como pasa cambio de versión.
también en la vida real). Los agentes son, de he- En la orientación a objetos, por el contrario, los
cho, de diferentes tipos, si bien pertenecen a una módulos no son procedimientos a la espera de da-
misma clase, son instancias de dicha clase. Las cla- tos. Los procedimientos y los datos estarían conte-
ses, a su vez están relacionadas entre sí, hay nidos en el mismo objeto. La utilización de objetos
superclases y subclases. Los atributos de las cla- permite, entre otras cosas, simplificar la dependen-
ses superiores se heredan por las clases inferiores, cia del formato, hacer que los datos fundamentales
con lo que no es necesario volver a definirlos en tengan una estructura tan sencilla como un archivo
cada caso. de texto ASCII o un bitmap. También facilita el
Desde un punto de vista más técnico puede de- intercambio entre programas. El tipo más conoci-
cirse que un objeto es una extensión de gran gene- do por todo tipo de usuarios debido a la difusión
ralidad de la noción de dato informático. Un dato de Microsoft Windows, un objeto OLE (Object
informático, en el nivel más elemental, es una com- Linking and Embedding), lleva información acer-
binación de 0s y 1s que representan cifras o letras. ca de cómo debe mostrarse y de dónde viene. Esto
Esto puede utilizarse para representar entidades permite enlazar aplicaciones con comodidad. Per-
elementales y acciones elementales tales como "tra- mite también abrir una aplicación desde otra sin
zar una línea". Datos elementales y acciones ele- necesidad de salir y entrar al programa.
mentales dan lugar a rutinas, esto es, series iguales Puede indicarse cierta similitud con los Xrefs de
que pueden copiarse de una parte a otra de un mis- AutoCad o con los archivos vinculados de
mo programa. Se denomina procedimientos Microstation. Si el objeto-padre se modifica, los
(procedures) a rutinas más complejas que pueden hijos cambian sus atributos. O bien, en un progra-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 4. CAD 3D 149

ma de autoedición que también trabaje con víncu- de proyectos, de enorme complejidad, que forman
los, si un capítulo contiene una ilustración que está parte de una red de interacciones entre profesiona-
generada con otro programa, al modificarse esta les muy diversos y que necesita ser modificado múl-
ilustración desde el programa en que se creó, la tiples veces a lo largo de un proyecto real. Está por
ilustración contenida en el capítulo cambia ver hasta qué punto esta finalidad puede ser alcan-
automáticamente. zada. Muchos problemas implícitos en la situación
Todo esto significaría, volviendo al caso del actual habrían desaparecido si se hubiera llegado,
modelado 3D, que si, por ejemplo, tenemos un ob- hace tiempo, a algo mucho más simple: el estable-
jeto definido como "muro con un hueco", podre- cimiento de un formato estándar para los archivos
mos modificar la posición y las dimensiones del gráficos. Esto no ha ocurrido porque todas las em-
hueco sin tener que preocuparnos por lo que ocu- presas involucradas pretendían imponer su propio
rrirá con el resto del muro, pues el hueco seguirá formato.
siendo parte del muro aunque se modifiquen sus El desarrollo de programas que incorporen es-
dimensiones o su posición o ambas cosas. tos nuevos avances supondrá, en cualquier caso,
Los objetos, en sentido informático, se relacio- un incremento en la complejidad de los programas
nan de modo bastante directo con lo que denomi- y en los costes de computación. No cabe duda de
namos corrientemente "elementos" arquitectónicos. que ésta es una finalidad no explícita que interesa
Esto es particularmente notorio en el caso de insta- a las empresas que desarrollan programas. Es pre-
laciones. Si un arquitecto especifica una lámpara ciso considerar con cautela si también interesa y, si
en una determinada posición, no necesita dibujarla lo hace, hasta qué punto, a los usuarios. De aquí la
con todos sus detalles y todas sus conexiones. Bas- importancia de conocer hasta cierto punto alguna
ta con que indique la posición exacta, el tipo gené- de las peculiaridades internas de los procesos im-
rico de conexión y las dimensiones globales. El mo- plicados.
delo concreto podría variar con libertad dentro de Para concluir diremos que la situación actual
un rango más o menos amplio y no será necesario (1999) se caracteriza por la relativa difusión de los
rehacer todo el proyecto cuando se cambie el mo- diversos métodos de modelado que se han ido ex-
delo. La programación basada en objetos intenta plicando a lo largo de apartados anteriores. La
mantener esta situación tan lejos como sea posi- mayoría de ellos se utilizan por diferentes progra-
ble; es decir, procura que la modificación de un mas de CAD3D, accesibles para cualquier arqui-
elemento del modelo pueda efectuarse localmente, tecto que disponga de un PC con velocidad y me-
en todos los casos posibles, sin que afecte a la tota- moria suficientes para trabajar con comodidad. No
lidad del modelo. hay, sin embargo, una respuesta única. Un mismo
Estas son las tendencias que, por lo que parece, programa puede utilizar diferentes técnicas y, por
pueden modificar la técnicas disponibles en un pla- añadidura, un usuario exigente puede preferir uti-
zo muy breve. En junio de 1995 se creó la A/E/C lizar más de un programa para alcanzar ciertos re-
Interoperability Association entre cuyos miembros sultados.
fundadores estaban, además de AutoDesk, empre- Deben considerarse también los condicionantes
sas como la ATT, Carrier, Softdesk, Timberline, de máquina. A pesar del espectacular crecimiento
Tishman y otras grandes empresas americanas. La en el rendimiento de los PCs, los pocos programas
finalidad de la asociación es crear un lenguaje orien- que han surgido que parecen incorporar de un modo
tado a objetos para los proyectos de construcción relativamente satisfactorio esta nueva estructura,
mediante la definición de un conjunto de "clases requieren configuraciones que aún están lejos del
fundacionales para la industria" (IFC, industry equipamiento habitual de un usuario medio. Es in-
foundation classes), lo que facilitaría el intercam- cluso discutible que la actual estructura de placa-
bio de información entre los diferentes sectores que base conectada a placa-gráfica independientes, a
participan en los procesos de construcción. placas de red y a una variedad difícilmente
La finalidad es clara y, sin duda, sería comparti- gobernable de periféricos subsista durante mucho
da por todos los arquitectos: se trataría, no sólo de tiempo. Todos estos factores, que conocerán sin
facilitar al máximo la comunicación externa e in- duda una evolución vertiginosa en los próximos
terna sino, sobre todo, de permitir la modificación años, afectarán a los sistemas que hemos comenta-
ágil de un tipo de documento, como son los planos do y que deberán moverse con velocidad para adap-

Segunda edición: mayo de 2000


150 Aplicaciones informáticas en arquitectura

tarse a las crecientes posibilidades ofrecidas por el


equipamiento físico. Sin embargo no debe olvidar-
se que los programas que han aparecido en los or-
denadores personales llevaban, en la gran mayoría
de los casos, varios años funcionando en máquinas
más potentes, por lo que tampoco es seguro que se
produzcan grandes revoluciones en la oferta de
software y que aparezcan técnicas muy distintas de
las que hemos presentado.

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 151

Capítulo 5 . Rendering
Un modelo geométrico de un proyecto de arqui- 1 Noción general de representación
tectura requiere ser completado con atributos ma- realista y modelo de iluminación
teriales y ser analizado bajo diferentes condicio-
nes de iluminación para comprobar su eficacia Supongamos que hemos elaborado un modelo
como propuesta que aspira a contribuir a la crea- geométrico de acuerdo con alguno de los métodos
ción de un entorno coherente. La adición de obje- explicados en el capítulo anterior. Este modelo es
tos tales como luces y cámaras virtuales a un mo- abstracto, no contiene otra especificación que las
delo geométrico, así como la puesta en relación de dimensiones propias de los elementos que lo cons-
sus superficies con atributos de color o con mapas tituyen y de las relaciones que éstos mantienen en-
de texturas materiales, configura una escenografía tre sí. El siguiente paso, tras la elaboración de una
arquitectónica con diferentes grados de realismo y representación de la forma arquitectónica, es redu-
contribuye notoriamente a este análisis, así como a cir la abstracción, asignar a las formas colores y
una presentación y comunicación de ideas arqui- materiales y comprobar como interaccionan con la
tectónicas más directa. luz.
El desarrollo de técnicas de simulación es una La palabra rendering no tiene una traducción
de las ramas de la informática que ha conocido un exacta en español; lo más cercano sería "represen-
desarrollo más espectacular y popular en los últi- tación en color" o "acabado" o "representación grá-
mos años a través del cine y la televisión. Y todo fica que reproduce efectos materiales y de ilumi-
parece indicar que seguirá siendo así durante va- nación". Aunque el sentido es claro, no existe una
rios años. La arquitectura se ha beneficiado del palabra que lo sintetice de una manera inequívoca
desarrollo de estas técnicas, si bien el trabajo de como ocurre en inglés, por lo que se prefiere co-
generar una escenografía arquitectónica virtual, con rrientemente utilizar este término que no es, por
todo lujo de detalles, requiere un trabajo conside- otro lado, un termino informático sino que se refie-
rable y requiere un cierto grado de especialización. re, tradicionalmente, a cualquier técnica gráfica.
El objetivo de este capítulo es presentar las técni- Está implicada en cualquier caso la idea de repre-
cas principales, insistiendo principalmente en aque- sentación "realista". Y el éxito de los sistemas
llas que son de fácil aplicación y que pueden per- informáticos estriba en que parecen conseguir este
mitir a un arquitecto ampliar la gama de las herra- objetivo con relativa facilidad y con unos resulta-
mientas que utiliza para proyectar; especialmente dos bastante espectaculares.
las relativas a la simulación de materiales, que abren La primera advertencia que hay que hacer es que
una nueva vía de posibilidades inéditas. Y, por aña- este logro es bastante equívoco, como lo es la pro-
didura, partir de este conocimiento, estar en condi- pia noción de "realismo". Ningún programa actual
ciones de calibrar el trabajo de otros y saber hasta de rendering, y menos aún los basados en modelos
dónde se puede llegar en un plazo razonable. locales, consigue reproducir correctamente la
interacción entre la luz y los objetos. Si, pese a esto,
los resultados resultan satisfactorios es debido fun-
damentalmente a dos razones, una positiva y la otra
negativa. La razón positiva es que a menudo resul-
ta más eficaz y más satisfactoria una representa-

Segunda edición: mayo de 2000


152 Aplicaciones informáticas en arquitectura

ción simplificada de la realidad que una represen- quinta transformación normalizada de coordena-
tación exacta. La razón negativa es que es necesa- das) sobre un dispositivo físico. Este dispositivo
rio contar con una sensibilidad educada para exi- físico es el equivalente al ojo virtual que se requie-
gir mayor finura en la reproducción de ciertos efec- re para comenzar a completar la escena. La princi-
tos, cosa que no suele darse con demasiada fre- pal diferencia es que la noción de ojo o cámara
cuencia. virtual implica una configuración específica que si-
En cualquier caso, es importante comprender, mule las características de la visión humana. To-
para aprovechar de un modo positivo las carencias dos los programas de rendering contarán, por con-
de los programas de rendering, que cualquier "re- siguiente, con mecanismos que permitan definir una
presentación realista" está basada en una o varias cámaras, así como controlar con más o me-
interacción muy compleja entre imágenes reales e nos facilidad y precisión, tanto la posición de esta
imágenes mentales, entre estímulos físicos y con- cámara con respecto a los objetos como el ángulo
ceptos sobre objetos, entre estructuras receptivas de visión e, incluso, el enfoque y la profundidad de
prioritarias y figuraciones prioritarias, entre sensa- campo.
ción e imaginación como constituyentes fundamen- La incorporación de una cámara en la escena
tales de la percepción que están en interrelación puede llevarse a cabo como si de otro objeto geomé-
constante. trico más se tratase con métodos similares a los
La consecuencia de esto es que hay una gran que ya se han visto, es decir, asignándole una posi-
diversidad de representaciones "realistas" por me- ción y una orientación en la escena. Las cámaras
dios informáticos que deben valorarse en función virtuales incorporan propiedades adicionales que
del contexto. permiten especificar las condiciones de proyección
por medio de un vector de dirección y un ángulo
Características generales de una escena real y de visión (FOV, Field of View angle). El vector de
una escena virtual dirección se especifica a menudo a partir de una
diana o target, a la cual apunta la cámara y forma
Una escena real, tal como se nos aparece en cual- parte de su definición. En algunos programas (pero
quier circunstancia, es el resultado de la interacción no en todos) es posible también especificar las pro-
de tres cosas o tres fenómenos: la luz, los objetos y porciones del plano de cuadro o ventana de pro-
el ojo. Si desapareciera alguno de estos constitu- yección, así como un plano frontal y un plano tra-
yentes de una escena no veríamos nada. sero que limiten en profundidad la imagen. Resul-
Una escena virtual se compone de lo mismo: lu- ta de esto una imagen geométrica sobre la que se
ces, objetos y ojos. La única diferencia es que los proyecta una escena limitada por seis planos que
tres son productos de un cálculo numérico y des- configuran un volumen piramidal truncado.
aparecen al apagar la pantalla. Por último, será preciso iluminar la escena. Esto
Comencemos por los objetos. Hasta aquí hemos significa que será preciso generar luces virtuales.
visto cómo se generan objetos por medios Y esto implica varias cosas. En primer lugar, que
informáticos. Pero los objetos informáticos que es preciso definir las características de la fuente de
hemos creado eran, hasta ahora, objetos luz que vamos a definir. En segundo lugar, que será
geométricos. Lo primero que habrá que hacer, por preciso calcular cómo modifica esta luz el color de
consiguiente, es asignar algún tipo de atributo visi- las superficies que hemos definido sobre los obje-
ble a estos objetos, lo que equivale a definir las tos. Y, por último, que habrá que calcular tanto la
propiedades visibles de su superficie. Todos los geometría de las sombras que se producen sobre
programas de rendering cuentan, como veremos, los objetos como la gradación de estas sombras en
con técnicas adecuadas para especificar estas pro- función de los efectos de umbra y penumbra que se
piedades. darían en la escena.
Lo siguiente que se requiere en un programa de Los algoritmos desarrollados a lo largo de los
simulación es generar ojos virtuales y luces últimos 25 años aproximadamente, dan respuestas
virtuales. Lo "ojos" vienen dados implícitamente cada vez más precisas a estas cuestiones. Más con-
en los procesos que se han descrito en las leccio- cretamente, permiten especificar un modelo de ilu-
nes anteriores. Lo que aparece en la pantalla de un minación que se aproxime al máximo a los fenó-
monitor es el resultado de una proyección final (una menos que tienen lugar en las escenas reales. Los

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 153

nombres y fechas siguientes, que volverán a apare-


cer más adelante, resumen esta evolución hasta prin-
cipios de los noventa y cubren ampliamente lo que
se puede hacer con un ordenador personal en los Modelo Geométrico
inicios del año 2000. De hecho, en la mayoría de (Representación Principal)
los casos, no hemos ido mucho más allá de 1975
fecha en la que Bui-Tuong Phong, un investigador
chino que trabajaba en Estados Unidos, dio a co-
nocer un método que ahora está incorporado a to-
dos los programas de rendering. Algunos de estos
nombres y fechas son: Bouknight (1970), Gouraud
(1971), Phong (1975), Blinn & Newell (1976), Módulo Rendering
Catmull (1978), Whitted (1980), Cook (1984),
Greenberg, Torrance, et al. (1984), Peachey (1985), (Representaciones
Perlin (1985), Kajiya (1986) y Glassner (1986). Auxiliares)
Estos y otros investigadores, han desarrollado los
principales modelos que resumiremos en lo que
sigue.

Pasos en el proceso de rendering

Desde el punto de vista del usuario las cosas tienen Cámara Luces Objetos
otro aspecto. Lo que interesa conocer es, sobre todo,
cuáles son los pasos que hay que dar para conse- -Parámetros -Tipo -Color Local
de visión -Sombras -Proyección
guir unos determinados resultados. Pero es nece-
-Resolución -Modelo de Texturas
sario comprender que tan sólo desde una compren- cálculo
sión mínima de los procesos que realmente están
teniendo lugar internamente se pueden controlar los
resultados y sacar partido de las limitaciones in-
trínsecas de todos estos sistemas.
Estos pasos son los siguientes: a) preparación
del modelo geométrico; b) exportación de ficheros Rendering Simple a baja resolución
en el caso de módulos no compartidos; c) puesta
en escena, esto es, adición de luces y cámaras; d)
adición de atributos superficiales a los objetos (esto
puede hacerse igualmente antes del paso anterior); Salida Provisional
e) rendering: pruebas parciales y ajuste de los
parámetros de cada objeto; f) pruebas generales;
g) salida provisional por pantalla y vuelta a empe-
zar si el resultado no es el esperado; h) activación Ajustes, Filtro, Antialiasing
de filtros, controles de aliasing y aumento de la
resolución para la obtención de la imagen final; i)
grabación, filmación, impresión sobre un soporte
permanente o incorporación a una animación.
Desde un punto de vista general, puede Salida Permanente
sintetizarse todo lo anterior y describir la noción (Mapa de Bits)
de simulación visual, modelización lumínica o
rendering, como el proceso de transformación de
un modelo en una imagen. Las fases característi-
cas que esto implica y que hemos detallado en el Figura 1 Esquema general del proceso
párrafo anterior son: la incorporación de atributos de rendering

Segunda edición: mayo de 2000


154 Aplicaciones informáticas en arquitectura

adicionales al modelo geométrico; la asignación y


ajuste de los parámetros de control de los atributos
y la activación del proceso para la generación de la
imagen.
Desde un punto de vista más técnico puede des-
cribirse este mismo proceso como la transforma-
ción de una determinada estructura de datos (un
modelo geométrico y un modelo lumínico) en un
mapa de bits. Esto implica una notable similitud
entre lo que entendemos como visualización y lo x, y, z x', y', z'
que entendemos por rendering, lo que invita a pre-
cisar las diferencias y las coincidencias. Ya hemos
visto que las fases características de los procesos
básicos de visualización consistían en una serie de
transformaciones entre a) coordenadas locales, b)
coordenadas globales, c) coordenadas de visión,
d) coordenadas normalizadas y e) coordenadas de
dispositivo.
Para comprender correctamente el proceso que
tiene lugar, debe abandonarse la idea de que los xr , yr , zr
atributos visuales son algo que, por decirlo así, "se
desprenden" o "emanan" de los objetos tal como,
más o menos, ocurre en la vida real. En el proceso
de rendering lo que tiene realmente lugar es un
procesamiento independiente y una inserción de los
cómputos propios del proceso de modelización
lumínica en el proceso básico de visualización. Más
exactamente, lo que ocurre es que se sustituyen o
se corrigen los valores que tendría un pixel, si sólo 0.5, 0.5, 0.5
se hubieran tomado en consideración estos proce- 1, 1, 1
sos básicos, por los valores que se deducen del mo-
delo de iluminación aplicado.
Esto quiere decir que en el proceso de rendering
están implicados, en cualquier caso, los algoritmos
propios del proceso básico de visualización, entre
los que figuran en primer lugar los algoritmos ge-
nerales de eliminación de superficies ocultas. Tal 0, 0, 0
imbricación implica una casuística compleja, que Cálculos
pasaremos por alto, acerca de los métodos más Rendering
adecuados, en sí mismos, y en relación con el pro-
ceso de rendering.
0,0
512, 384
Eliminación de superficies ocultas

Como ya hemos dicho, no existe una frontera que


1024,768
delimite con exactitud lo que es "un rendering" de
lo que es "visualizar" una escena a través de un
monitor. Cuando comprobamos cómo se va modi-
ficando un modelo en la pantalla a medida que
añadimos nuevos elementos, el programa "está ha- Figura 2 Inserción de los cálculos de rendering
ciendo un rendering" para nosotros solos, para que en el proceso general de visualización

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 155

podamos seguir el proceso. Esto puede ser muy sim- ventaja principal es que permiten optimizar el cál-
ple y reducirse a una proyección sobre la pantalla culo para el formato que se esté utilizando y son,
de los elementos que hemos creado. Pero a medida de hecho, los más corrientes; el inconveniente prin-
que el modelo se complique tal proyección resul- cipal, la falta de portabilidad, se ve minimizado
tará en un amasijo de líneas. Para dar este sentido a por el hecho de que los cálculos de este tipo se
estas líneas necesitaremos, en algún momento, uti- realizan por lo general en función del dispositivo
lizar una proyección más sofisticada y utilizaremos de salida que estemos utilizando.
algún tipo de orden que haga que los objetos más Todos los métodos utilizan algunos procedimien-
cercanos oculten a los lejanos, como ocurre cuan- to generales para optimizar el cálculo. El primero
do observamos una escena real. Esto implica la uti- de estos métodos es la detección automática de
lización de un algoritmo de eliminación de super- caras posteriores, un procedimiento denominado
ficies ocultas. back-face detection o back-face culling en la lite-
Los algoritmos de eliminación de líneas o su- ratura especializada. El procedimiento consiste en
perficies ocultas permiten establecer el aspecto que comparar los vectores normales a las superficies
ofrecería un objeto tridimensional opaco desde un de la escena con el vector de visualización. Si el
punto de vista determinado. El problema es consi- ángulo que forman estos vectores entre sí es supe-
derablemente complejo y dio lugar a numerosos rior a 90º es evidente que la superficie no será visi-
trabajos de investigación durante la década de los ble por lo que puede eliminarse de la lista a proce-
setenta y los ochenta. En 1974 Sutherland, junto sar. Este método básico forma parte de estrategias
con otros colaboradores, publicó un artículo ("A generales de ordenación y estimación de la cohe-
characterization of ten-hidden surface algorithms") rencia de la escena que aceleran el procesamiento.
en el que evaluaba los diferentes procedimientos Aunque las ordenes de eliminación de líneas y su-
aparecidos hasta entonces. Puede considerarse un perficie ocultas funcionan actualmente con rapidez
problema resuelto desde mediados de los ochenta y sencillez en los programas de CAD, conocer los
si bien se han ido produciendo diversas mejoras principios en que se basan es importante.
técnicas desde esta fecha. Muchas placas gráficas La figura 3 muestra lo esencial del proceso. Si
llevan incorporados en la actualidad algoritmos que se cuenta con las orientaciones de los vectores nor-
hasta hace poco formaban parte de programas de males a todas las caras de los elementos que cons-
CAD, de modo que se aceleran espectacularmente tituyen el modelo es posible comparar esta orien-
los tiempos de procesamiento. El aumento de las
capacidades de memoria y de las velocidades de
procesamiento ha favorecido por otra parte méto-
dos sencillos pero que requerían una gran cantidad
de fuerza bruta para su aplicación, como el z-bu-
ffer que en la actualidad está incorporado a placas
gráficas de primera línea para PCs.
Los métodos utilizados se dividen habitualmen-
te en dos grandes grupos: algoritmos desarrollados
en el espacio objeto y algoritmos desarrollados en
el espacio imagen. Los primeros efectúan los cál-
culos de determinación de las caras visibles de un
objeto desde un punto dado en coordenadas
globales y subsecuentemente transforman los re-
sultados a coordenadas del dispositivo. Su princi-
pal ventaja es que su precisión es óptima, es de
hecho la misma que la de las entidades que compo-
nen la escena y son plenamente independientes del
formato de salida. Los segundos efectúan sus cál-
culos en función del formato de salida, procedien-
do básicamente a la inversa, buscando qué líneas Figura 3 Eliminación de polígonos ocultos por
resultarían visibles desde una posición dada. Su cómputo directo del ángulo de normales

Segunda edición: mayo de 2000


156 Aplicaciones informáticas en arquitectura

tación con la dirección principal dada por el vector fecto sea menos perceptible es aplicar un filtro que
de visualización. Si el ángulo que forman estos dos dé una transición de intensidades entre las dos su-
vectores es de 0º esto significa que estamos viendo perficies yuxtapuestas. Esto crea un efecto de de-
dicha cara de frente. A medida que aumente el án- gradado o suavizado de los bordes que oculta el
gulo, la cara se irá escorzando. Cuando se alcan- defecto.
cen los 90º estaremos viendo la cara de canto. Y Un segundo ejemplo característico es la pérdi-
más allá de 90º veremos la cara posterior. Por con- da de consistencia geométrica cuando la resolución
siguiente basta con detectar todas las caras que for- de salida no tiene medios para proyectar distancias
men más de 90º con la dirección de la visual para exactas sobre una trama rígida. En este caso apare-
saber que pertenecen a caras posteriores de un ob- cen efectos extraños o sorprendentes que introdu-
jeto modelado por caras poligonales. cen realmente un elemento indeseado que puede
El punto de partida es similar cuando se utiliza echar a perder el sentido de la imagen. La figura 5
un z-buffer. Si el sistema de coordenadas está cen- muestra, a la izquierda, un pavimento ajedrezado
trado en el punto de vista cada punto de la escena que se dispersa hacia el fondo, formando extraños
que pertenezca a un polígono tendrá unas coorde- patrones debido a la incapacidad del sistema para
nadas x,y,z relativas a este origen. Cuando las co- proyectar el modelo geométrico sobre la resolu-
ordenadas x e y coincidan tendremos dos puntos ción limitada de la impresora. A la izquierda se
superpuestos, uno de los cuales debe ser anterior muestra la misma escena después de haber aplica-
al otro y, por consiguiente, debe ocultarlo. Bastará do filtros correctores.
comparar sus coordenadas de profundidad, dadas Dejaremos para el próximo capítulo el comen-
por la coordenada z para saber cuál de los dos es el tario sobre otros aspectos principales de esta cues-
que tiene prioridad. tión. Mientras tanto baste con subrayar que es un
aspecto fundamental que se debe tener en cuenta
Parámetros de ajuste de la imagen resultante. en el proceso final de rendering, sobre todo en de-
Filtros y antialiasing terminados casos más susceptibles de generar es-
tos patrones indeseados.
Un último aspecto, sobre el que se insitirá más en
el capítulo dedicado a las técnicas de procesamiento 2. Iluminación. Tipos de fuentes de luz
de imágenes, es el relativo a lo que se denomina
aliasing y antialiasing. Debido a la falta de co- Las luces que nos rodean se pueden diferenciar ini-
rrespondencia que hay entre el espacio del mode- cialmente en luces primarias y luces secundarias.
lo, un espacio en donde las coordenadas pueden Las luces primarias están constituidas por objetos
darse en números en coma flotante, próximos a que emiten energía lumínica y las secundarias por
números reales, y el espacio propio del dispositi- superficies que reflejan la luz emitida por las pri-
vo, en donde las coordenadas se dan en un rango marias. Podemos distinguir también una serie de
limitado de números enteros, se produce un desfase tipos básicos de luces primarias: luces distantes o
que se traduce visualmente en la aparición de "efec- direccionales (rayos paralelos); luces puntuales (ra-
tos extraños", "artefactos" o "alias". Para corregir yos en direcciones divergentes); luces apantalladas
este defecto, se han desarrollado diversas técnicas (rayos en direcciones divergentes restringidas); lu-
denominadas genéricamente de antialiasing, mé-
todos correctores o métodos de acabado final, que
forman parte actualmente de cualquier programa
comercial de rendering.
La figura 4 muestra dos ejemplos característi-
cos. El primero no es propiamente un "artefacto",
un alias o elemento extraño introducido en la re-
presentación pero podemos decir que pertenece a
la familia y se le combate con las mismas técnicas.
Cualquier línea o borde inclinado presentará una
apariencia escalonada si la resolución es insuficien- Figura 4 Aliasing y antialiasing en el
te. La técnica más sencilla para hacer que este de- caso de un borde inclinado

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 157

ría de perfil cromático según las horas del día y del


año.
Las luces arrojan sombras. También distingui-
mos diferentes tipos de sombras: sombras propias;
sombras derivadas o arrojadas; sombras compues-
tas y sombras derivadas de luces extendidas que
presentan zonas características de transición entre
umbra y penumbra. Es importante resaltar el valor
que tienen las sombras desde el punto de vista de
la visualización y la importancia de la posición re-
Figura 5 Aliasing y antialiasing en el lativa de luces, sombras y punto de vista para la
caso de una textura lejana acentuación de las figuras. En muchos casos com-
prendemos la forma de un objeto gracias a una luz
ces distribuidas (rayos en direcciones divergentes adecuadamente situada para resaltar, por medio de
restringidas y de intensidad variable); luces exten- sombras, sus perfiles internos.
didas de pequeño tamaño (lámparas corrientes, Estas son las principales características de los
sombras de contornos suaves); luces extendidas de escenarios reales. Veamos ahora el desarrollo de
tamaño medio (ventanas, sombras de contornos estos conceptos básicos en términos informáticos.
difusos); luces extendidas envolventes (cielo nu-
blado, sombras sólo insinuadas). Esto es lo que nos Tipos básicos de luces en modelos locales
ofrecen los escenarios reales y que no habrá de
perder de vista a la hora de juzgar la capacidad de Hay 4 tipos de luces normalizadas en los progra-
simulación de escenarios virtuales. mas de rendering: luces puntuales, direccionales,
Las distinciones anteriores son básicamente focales y ambientales. Cada una de estas luces cuen-
geométricas. Pero las luces se distinguen también ta con una serie de parámetros de control igual-
por sus cualidades propias. Los principales atribu- mente normalizados. Una luz puntual u
tos lumínicos son la intensidad y el color. La inten- omnidireccional es una luz que emite por igual en
sidad es un parámetro que presenta en sí mismo todas direcciones a partir de un punto determina-
una notable complejidad; no es, en general, un va- do. Sus parámetros de control son el color, la in-
lor constante sino que se presenta con un rango y tensidad y la posición geométrica. Una luz distan-
modulación característicos. Hay, en los escenarios te o direccional es una luz que emite en una sola
reales, una variación continua de la intensidad por dirección. Sus parámetros de control son el color,
causas diversas (geometría local, distancia, filtra- la intensidad y un vector direccional. Una luz focal
do atmosférico). Esta variación continua es, en ge- es una luz que emite en un rango delimitado de
neral, difícil de reproducir por dispositivos de sali- direcciones. Sus parámetros de control son el co-
da de insuficiente capacidad y aún más difícil de lor, la intensidad, la posición, el ángulo sólido en
simular por cálculo. Por añadidura las luces tienen el que emite y el ángulo de dispersión a lo largo del
color; no existe un blanco universal, perfectamen- cual se atenúa hasta anularse. Una luz ambiental
te homogéneo, sino que cada luz artificial tiene su es una luz que afecta por igual a todos los objetos.
perfil cromático característico y la luz natural va- La figura 6 presenta un diagrama que resume
gráficamente las características de cada una de es-

Valor Color Posición Dirección Atenuación Dispersión


Ambiental * * - - - -
Directa * * - * * según app
Puntual * * * - * -
Focal * * * * * *

Figura 6 Propiedades generales de tipos básicos de luces virtuales

Segunda edición: mayo de 2000


158 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Greenberg, 1984) o los que se están llevando a cabo


sobre luces extendidas de diversos tipos, con luces
lineales, luces de área y luces volumétricas pero, al
menos de momento, chocan con las limitaciones
de los microcomputadores y con las propias insu-
ficiencias de los modelos.
El único recurso disponible es simular estos efec-
tos por medio de luces complementarias introduci-
das hábilmente en la escena para simular reflejos o
dispersión de las sombras. Estos artificios vienen
favorecidos por el hecho de que la mayoría de es-
tos programas cuentan con ciertos medios, muy
lógicos desde el punto de vista del los algoritmos
internos, pero bastante inesperados si uno no ha
sido advertido de su existencia. Es posible, por

Figura 7 Tipos básicos de luces virtuales

tas luces. La tabla de la figura 7 resume las propie-


dades que acabamos de dar y que cubren las prin-
cipales de estos cuatro tipos de luces virtuales.
Tanto la luz ambiental como la luz tipo focal
son recursos artificiosos para simular los efectos
de variación de intensidad y los efectos de umbra y
penumbra, propios de las luces reales pero que no
pueden ser simulados por modelos de iluminación
local. Las figuras 9, 10 y 11 muestran estos efectos
que pueden encontrarse por otra parte en los cua- Figura 8 Luz "direccional" producida por el sol
dernos de notas de Leonardo da Vinci. No existen
luces "puntuales" en la naturaleza, todas las luces,
incluida la del sol, tienen una determinada exten-
sión, por muy lejos que estén. Esto hace que se dé
una divergencia entre sus rayos y que aparezcan,
tras el objeto que arroja sombra, tres zonas dife-
renciadas: una que recibe luz, otra que no recibe
luz, la zona de "umbra" y otra que recibe una parte
de luz, tanto mayor cuanto más se aproxime al lado
de la luz y tanto menor cuanto más se aproxime al
lado de la sombra, la zona de "penumbra".
El que los programas de rendering, con la ex-
cepción de los que utilizan radiosity, que veremos
al final de este capítulo, no cuenten con medios
para simular luces extensas es una de sus principa-
les limitaciones. Ha habido diversos trabajos que
han buscado enriquecer este repertorio, tales como
los que han buscado la simulación de la distribu-
ción de intensidades por incorporación de Figura 9 Detalle de la figura anterior con
diagramas goniométricos al modelo (Verbeck y desviaciones direccionales

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 159

Figura 10 Fuentes de iluminación Figura 11 Umbra y penumbra provocada por


secundarias una fuente de iluminación extensa
ejemplo, hacer que una luz ilumine a unos objetos La luz, al atravesar la atmósfera en condiciones co-
pero no a otros. Basta con eliminar los objetos que rrientes, modifica su intensidad y su color por efecto
no nos interesen a partir de una lista asociada a las de las partículas de polvo o la diferente humedad
propiedades de dicha luz virtual. También es posi- del aire. Estos efectos son muy variables e imposi-
ble especificar que una luz arroje "luz negativa", bles de generalizar, pero es importante tomarlos en
es decir que reste color a un objeto o un conjunto consideración porque se dan en mayor o menor
de objetos o, si se prefiere explicarlo de otro modo, grado en todas las situaciones reales en que se ob-
que cree "sombras directas". Un manejo hábil de servan objetos similares a distancias variables. En
estos y otros recursos, puede compensar las caren- estas situaciones, la atenuación atmosférica propor-
cias inherentes a estos programas. ciona indicaciones sobre la profundidad (depth
cues) que enriquecen y complementan la percep-
Recursos complementarios. Atenuación. ción del espacio.
Efectos de niebla La indicación de profundidad (depth cueing) es
una técnica que ajusta el color de una primitiva en
Hay otros recursos para simular el efecto de las función de su distancia al punto de vista. Muchos
variaciones reales. Uno de ellos es la atenuación programas utilizan esta técnica para simular la ate-
de la intensidad por efecto de la distancia, utilizan- nuación atmosférica que hace que los objetos más
do parámetros de corrección de diversos tipos. Los lejanos aparezcan menos saturados que los cerca-
principales son el "decrecimiento lineal inverso" nos. En los programas mejor desarrollados se aña-
(inverse linear) y el "decrecimiento cuadrático in- de también una modificación de la definición
verso" (inverse square). Por lo general son efectos cromática por la que se desplazan los tonos hacia
cuya finura, teórica, no se corresponde con las se- la región de ondas cortas (azules y violetas) tal como
veras limitaciones del tipo de cálculo interno utili- ocurre en la visión de objetos reales a distancia.
zado en los modelos locales por lo que raramente En fin, hay recursos específicos para simular nie-
se utilizan. En algún caso particular pueden pro- blas de diferentes tipos. La casuística es relativa-
porcionar una herramienta cómoda para simular una mente larga y sin demasiado interés desde un pun-
atmósfera neblinosa o un cierto efecto de profun- to de vista general como el que aquí estamos desa-
didad. rrollando. El lector interesado en estos y otros efec-
También se utilizan métodos de filtrado atmos- tos similares deberá consultar los manuales de re-
férico en "clave de profundidad" (depth cueing) ferencia de los programas con que cuente.
que permiten modificar la intensidad dentro de un
rango dado por planos de referencia anterior y pos-
terior (front and back depth-cue reference planes).

Segunda edición: mayo de 2000


160 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Sombras

Las sombras arrojadas o derivadas (shadows) re-


quieren cálculos específicos distintos de los reque- B
ridos en el caso de sombras internas o propias A
(shades). Es necesario efectuar un cálculo que de-
limite los polígonos de sombra que quedan defini-
dos sobre las diferentes superficie que componen
la escena. Se ha experimentado con diversas técni-
cas y, a diferencia de lo que ha ocurrido con otros A1
casos, no hay ninguna que se haya impuesta como B1
B2
la clara favorita. Probablemente la razón es que los B3
problemas inherentes a algunos de estos métodos
revelan las limitaciones inherentes a los métodos
generales de cálculo de iluminación. En lo que si-
gue describiremos sumariamente los principales,
que son los que se encuentran en los programas de Figura 12 Cálculo de sombras por proyección
rendering actuales. sobre línea de rastreo
Uno de los primeros sistemas fue propuesto ini-
cialmente por Apple (1968) en un artículo que, do como punto de vista el de la luz y comparando
como más adelante veremos, fue también uno de los resultados con el punto de vista del observador.
los fundamentos teóricos del ray tracing. En la li- Como ya Goethe observó, hace unos cuantos años,
teratura especializada se puede encontrar bajo la "el sol no ve sombras". Y otro tanto podemos decir
descripción de scan-line shadow algorithm y po- de cualquier fuente de luz. Pero los bordes de los
demos traducirlo como "cálculo de sombras por objetos, vistos por una luz, corresponden precisa-
proyección directa de polígonos". A diferencia de mente a los bordes de las sombras vistos desde
los otros métodos que describiremos, es un méto- cualquier otro punto de vista desde el que éstas sean
do directo que efectúa los cálculos a medida que visibles. El método fue propuesto inicialmente por
avanza el proceso de rendering. Utilizando el pun- Atherton, Weyler y Greenberg (1978) y se basaba
to de luz como centro de proyección, cada polígo- en aplicar los algoritmos propios de los métodos
no que pudiera arrojar sombra se proyecta sobre de eliminación de superficies ocultas para obtener
los polígonos que crucen la línea de rastreo. Si la los polígonos de contorno de las sombras y, en una
línea de rastreo pasa por puntos que corresponden segunda vuelta, proyectar estos resultados sobre la
a sombras, los pixels correspondientes se imagen obtenida desde el punto de vista corriente.
obscurecen. Bouknight y Kelly (1970) mejoraron Una ventaja importante de este algoritmo con res-
el algoritmo con un preprocesamiento que proyec- pecto al anterior es que opera en el espacio objeto
taba todos los polígonos de la escena sobre una y obtiene resultados globales que pueden
esfera situada alrededor del punto de luz. Todos almacenarse y utilizarse con otros fines. Esto es
los polígonos que no se solaparan se eliminaban particularmente importante en el caso de la arqui-
de la tabla de polígonos a computar lo que acelera- tectura, pues permite efectuar análisis detallados
ba el proceso de cálculo. La figura 12 muestra un de la iluminación de un edificio. Variantes de este
esquema que ilustra lo principal de este proceso. método han sido utilizados con estos fines. La fi-
La línea a, sobre la línea de rastreo, corresponde al gura 13 muestra las imágenes obtenidas a lo largo
polígono A, la líneas B1 y B2 corresponden a las de estos procesos de transformación.
partes visibles del polígono B, la línea Bs corres- Otro método utilizado ampliamente en progra-
ponde a la parte en sombra del polígono B obteni- mas de CAD es el basado en "volúmenes de som-
da por proyección del polígono A sobre el B to- bra" (shadow volumes). Fue propuesto inicialmen-
mando el punto de luz como centro de proyección. te por Crow (1977) en un artículo que contiene una
El método más utilizado, con las variantes que valiosa clasificación de los métodos utilizados hasta
luego veremos, es basar el cálculo en una transfor- la fecha y desarrollado, entre otros, por Bergeron
mación de las coordenadas de proyección, toman- (1986) con importantes mejoras técnicas. Por cada

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 161

punto de luz y objeto que se quiera iluminar se ge-


nera un volumen de sombra que será, en general,
un tronco prismático cuya cara superior correspon-
de al objeto iluminado, la base a una proyección
aumentada de este objeto y las caras laterales a los
planos definidos por el punto de luz y las aristas
del objeto iluminado. La base puede estar situada B
en el infinito pero, en principio, se corresponderá
con una cierta "área de atenuación" más allá de la
cual la luz no tiene efecto. Los polígonos laterales A
están representado por vectores normales que apun-
tan hacia el exterior del volumen de sombra. Estos
vectores se comparan con los vectores correspon-
dientes al punto de vista. Si desde el punto de vis-
ta, que supondremos que no está en sombra para
simplificar la exposición, se envían rayos de ras-
treo hacia los diferentes objetos que integran la Figura 14 Cálculo de sombras por cómputo
escena puede ocurrir que este rayo se encuentre en de vólumenes no iluminados
su camino con un número mayor o menor de nor-
males de sombra que apuntan en su dirección o en (shadow maps) que fue propuesto inicialmente por
sentido contrario. Si asignamos a los primeros un L.Williams (1978). El punto de partida es similar
valor +1 y a los segundos un valor -1 bastará com- al segundo de los que hemos presentado hasta aquí
putar el número de vectores encontrados. Un valor y se basa en una transformación, computando en
positivo nos dirá que el objeto considerado está primer lugar la escena tal como se vería desde la
dentro de un volumen de sombra y, por consiguien- luz, para comparar después los resultados con los
te, está en sombra. La figura 14 presenta un esque- obtenidos desde el punto de vista principal. Pero, a
ma correpondiente a este algoritmo. diferencia del mencionado anteriormente, utiliza
El método más utilizado actualmente en progra- cálculos basados en la propia imagen generada a
mas de simulación local es el de mapas de sombras partir de esta proyección hacia la luz. La imagen
obtenida desde la posición de la luz incorpora di-
ferencias de intensidad que se corresponden con
1 2 diferencias de distancia, asociadas a la coordenada
z en un cambio de coordenadas en que el origen
está situado en el punto de luz y los ejes x e y
enmarcan la escena.
Se obtiene así una imagen que representa, en un
z-buffer, todos los puntos iluminados y su distan-
cia a la fuente de luz. Esta imagen o, más exacta-
mente, estos datos, el conjunto de datos L, se com-
paran con los datos similares correspondientes al
3 4 punto de vista del observador, el conjunto de datos
V, haciendo que cada punto de la escena, dado en
V, se transforme en un punto dado en L. En esta
transformación, todos los puntos coincidirán ex-
cepto unos cuantos cuya coordenada z tendrá dis-
tinto valor. Los puntos cuya coordenada z transfor-
mada tenga un valor mayor que la coordenada z
correspondiente a la escena vista desde la luz co-
rresponden evidentemente a puntos que tienen al-
Figura 13 Cálculo de sombras por gún obstáculo que les impide "ver la luz" y, por
transformación de coordenadas de visión consiguiente, están en sombra.

Segunda edición: mayo de 2000


162 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Dado que el proceso es similar al de un proceso les en las sombras del propio objeto o del objeto
general de visualización, hay que especificar la re- sobre el que cae la sombra. Otra alternativa es au-
solución con que se desea realizar este cálculo. Esto mentar el tamaño del mapa (mapsize) si se cuenta
quiere decir que es necesario definir el tamaño del con suficiente memoria. El valor del bias puede
mapa de proyección (depth mapsize) y calcular o ser cualquier número positivo. En principio es pre-
hacer una estimación de la memoria requerida, en ferible aceptar los valores dados por el programa
función de la distancia y de la resolución final que (en 3DStudio es 2.0). Es inevitable experimentar
se desee, que, en general, será del orden de M × M de modo personal con estos parámetros hasta en-
× 4 si consideramos 4 canales por punto. Una reso- contrar valores adecuados a la escena que quera-
lución baja, del orden de los 512 puntos, requeriría mos representar y a la plataforma y el programa
512 × 512 × 4 = 1 Mb de memoria principal desti- con que trabajemos. La figura 16 ilustra estas di-
nada sólo a este cálculo. Una resolución media/alta, ferencias para distintos valores de alguno de los
del orden de los 2048 puntos, requeriría 16 Mb. parámetros principales de ajuste de sombras en los
Una resolución alta, del orden de los 4096, reque- métodos más corrientes.
riría 64 Mb. Evidentemente los términos "baja" o Los métodos descritos aquí son métodos pro-
"alta" son relativos y depende del tipo de aplica- pios de los que hemos denominado genéricamente
ción que estemos considerando. La figura 15 mues- métodos "de simulación local". En el caso de los
tra los diferentes resultados obtenidos variando el métodos "de simulación global" que veremos más
tamaño de los mapas. adelante, el cálculo de sombras está integrado en
Debe tenerse también en cuenta que en la ma- el cálculo general de la iluminación de la escena
yoría de los programas aparecen errores inevita- por lo que no es preciso contar con métodos espe-
bles tales como el desplazamiento de la sombra con cíficos. Ésta es probablemente la razón por la que
respecto al objeto, lo que se controla por un este tipo de algoritmos tampoco han recibido una
parámetro denominado bias (literalmente "sesgo" gran atención en los últimos años. Es de suponer
o "tendencia") traducido a veces como "alteración". que, a medio plazo, y a medida que aumente la
El valor asignado al bias afecta a este desplaza- potencia de computación, todos estos sistemas que-
miento; cuanto más alto sea su valor mayor será el daran desplazados por los métodos globales.
desplazamiento. Esto es un inconveniente pero evita También deben tomarse en consideración los
que aparezcan efectos de moiré o franjas desigua- problemas específicos de aliasing y antialiasing

Figura 15 Repercusión del tamaño del mapa en el cálculo de sombras

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 163

Figura 16 Repercusión del factor de alteración (bias) en el cálculo de sombras

en el caso de las sombras arrojadas y utilizar filtros tomarán en consideración en lo que sigue, y que
adecuados que minimicen efectos indeseados. constituyen el grupo de fenómenos principales des-
de un punto de vista macroscópico. En principio se
3 Superficies ópticas. Simulación de prescinde de las cualidades materiales de los obje-
efectos básicos tos y se atiende tan sólo a su comportamiento glo-
bal frente a estos fenómenos, como si este compor-
La superficie de un cuerpo es una zona en donde se tamiento fuera homogéneo; esta idea es la que se
confunden su espacio externo e interno y en la que recoge bajo el término "superficie ópticas" que
se produce una discontinuidad en las propiedades encabeza esta sección.
de ambos medios. Una cuestión más difícil de re-
solver de lo que pueda parecer inicialmente es pre- Reflexión, absorción y transmisión
cisar el concepto de superficie. Los fenómenos que
debemos considerar se producen en un espacio que El principal de estos fenómenos, desde el punto de
puede variar, según los casos, entre algunos vista de la modelización lumínica, es la reflexión.
nanómetros y algunas micras y donde no es fácil La reflexión no es un fenómeno unilateral sino que
determinar cuál es el "exterior" o el "interior" de puede darse de tres modos característicos que sim-
un objeto. plifican o generalizan las interacciones entre la luz
Los fenómenos que tienen lugar cuando la luz y las propiedades de diversos tipos de materiales.
incide sobre la superficie de un cuerpo son muy Si la luz que incide sobre la superficie se refleja en
diversos y son objeto de estudio para muy diversas una única dirección decimos que la reflexión es es-
disciplinas cuyos resultados pueden completarse pecular. Si se refleja en todas las direcciones por
mutuamente en el mejor de los caso o entrar en igual, decimos que la reflexión es difusa. Si se re-
contradicción en el peor. Las principales son la fleja en una dirección dominante decimos que es
óptica geométrica y la óptica física. Desde un punto mixta o especular/difusa
de vista muy general podemos decir que la superfi- La mayoría de los objetos que nos rodean son
cie de un cuerpo refleja, absorbe o transmite la luz opacos y reflejan parte de la luz que reciben y ab-
que recibe. El porcentaje correspondiente a cada sorben el resto. La absorción es selectiva. Según
uno de estos fenómenos básicos permite estable- las propiedades materiales de la superficie de que
cer una ecuación general que iguala la energía in- se trate, determinadas longitudes de onda serán
cidente sobre una superficie con el porcentaje re- devueltas al exterior y otras serán retenidas por el
lativo, para cada longitud de onda, de estos tres cuerpo transformándose en energía. Resulta así que
componentes básicos de modo que si Eλ representa cada superficie material puede venir descrita por
el flujo incidente y Rλ , Tλ , Aλ representan respec- una curva que nos indicará cuál es su comporta-
tivamente los porcentajes de flujo reflejado, trans- miento ante las diferentes longitudes de onda que
mitido y absorbido se cumple que constituyen el espectro visible. Esta curva de ab-
sorción/reflexión es captada visualmente como el
Eλ = Rλ + T λ + Aλ color característico de dicha superficie.
Los objetos que no son opacos participan de un
Estos son los tres fenómenos principales que se tercer fenómeno que es la transmisión de la luz a

Segunda edición: mayo de 2000


164 Aplicaciones informáticas en arquitectura

través de los cuerpos. Al igual que la reflexión pura planas. El algoritmo en que se fundamenta el mé-
es infrecuente en la naturaleza también lo es la trans- todo lleva a cabo una interpolación lineal entre vér-
misión pura. La transmisión se produce en cual- tices adyacentes y asigna a los pixels correspon-
quier cuerpo si su espesor es suficientemente pe- dientes valores incrementales que producen el efec-
queño y, por añadidura, va acompañada, igualmen- to de un degradado continuo. El principal inconve-
te, de absorción. Tanto en el caso de la reflexión niente del método es que el artificio se revela en
como en el de la transmisión, la absorción es selec- los contornos que siguen viéndose planos (apare-
tiva y depende de las propiedades del material o cen como líneas quebradas). Tampoco permite si-
materiales de que esté compuesto el cuerpo en cues- mular superficie brillantes en las que aparecerían
tión. En fin, cuando la luz atraviesa un cuerpo se reflejos en posiciones determinadas.
da también un cuarto fenómeno que es la refrac- Esta última limitación se resuelve mejor por el
ción, esto es, la desviación del recorrido rectilíneo método conocido como Phong shading (Phong,
de los rayos de luz al atravesar medios de distinta 1975). El método de Phong cumple dos objetivos
densidad y que puede considerarse como una va- en cierto modo diferentes. Por un lado proporcio-
riante de los fenómenos de desviación de la trayec- na una técnica más eficaz que el método de Gouraud
toria de la luz y, por consiguiente, de la misma fa- para simular la curvatura de las superficies. En lu-
milia que la reflexión. gar de obtener vectores para los vértices adyacen-
tes y de interpolar las intensidades de las regiones
Reflexión y modulación local (shading) intermedias en a partir de estos, computa los
vectores que corresponderían directamente a estas
La simulación informática de los fenómenos de re- regiones intermedias y calcula las intensidades en
flexión, en el caso de modelos de iluminación lo- relación con estos nuevos vectores. Esto propor-
cal, es decir, modelos que no tengan en cuenta los ciona una distribución más homogénea como pue-
efectos de interacción entre los diferentes objetos de apreciarse en la figura 19 que muestra una esfe-
que constituyen una escena, se basa fundamental- ra, modelada con facetas planas y representada con
mente en cuatro métodos que resumiremos en lo los tres métodos que acabamos de describir.
que sigue. Estos métodos se denominan en general Por añadidura, el método de Phong permite cal-
métodos de shading o de modelización por varia- cular el modo en que se distribuiría la luz en una
ción superficial de la intensidad reflejada. superficie que no fuera ni plenamente difusa ni ple-
El primer método se denomina modelado plano namente especular, como ocurre en un considera-
o flat shading y se dio a conocer por primera vez ble número de casos. Utiliza para ello un sistema
en un artículo de Bouknight, en 1970. Consiste de asignación empírica del coeficiente de concen-
sumariamente en comparar el ángulo que forma el tración especular o exponente de reflexión especu-
vector correspondiente a la orientación de la fuen- lar. Un aumento del exponente se traduce en una
te de luz con el vector normal a la superficie que se concentración del punto especular lo que se perci-
quiere simular. A partir de esta comparación puede be como la cualidad propia de una superficie "más
establecerse una relación directa entre ángulos e brillante". La figura 18 muestra un diagrama que
intensidades: un ángulo de 0º implicará máxima ilu- resume los principios en que se basa este método
minación y un ángulo de 90º implicará mínima ilu- que es el más ampliamente utilizado en la mayoría
minación. Este cómputo sencillo permite estable- de los programas comerciales.
cer una gradación de intensidades en función de A pesar del éxito espectacular de estos métodos
los ángulos. La figura 17 muestra un diagrama que los resultados son insuficientes para espectadores
ilustra lo esencial de este y de los métodos alterna- exigentes o, en general, para simulaciones en las
tivos que se describen en los siguientes párrafos. que se pretende conseguir efectos verdaderamente
Lo que se conoce como Gouraud shading cercanos a los naturales. Los objetos modelados
(Gouraud, 1971) o modelado local por incremen- con el método de Phong tienen un aspecto caracte-
tos o por interpolación lineal (incremental shading, rístico, "plástico", lo que da una sensación de
interpolated shading) es un método que se utiliza artificialidad que, por otro lado, es inherente, en
para simular superficies curvas aunque el modelo general, a los modelos de simulación local.
geométrico del que se parta consista en una aproxi- Para remediar este inconveniente en particular,
mación a una superficie curva por medio de facetas se ha investigado considerablemente en la produc-

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 165

ción de modelos materiales más exactos. Puede Asignación de color local


decirse que los resultados de estos trabajos hacen
avanzar los recursos de simulación desde la óptica La simulación de los fenómenos de absorción equi-
geométrica hacia la óptica física. El modelo de vale a la asignación de parámetros de absorción en
Cook y Torrance (incorporado en algunas versio- tres o más bandas delimitadas de longitud de onda
nes comerciales como modo "metal") y otros mo- del espectro visible (canales RGB) lo que equiva-
delos más avanzados, toman en consideración pro- le, más familiarmente, a la asignación de color lo-
piedades específicas de materiales reales. Por lo cal a las diversas superficies, algo que se consigue
general se consigue esta transición de modo más con notable facilidad por medios informáticos y es,
eficaz por los métodos que describiremos en la si- sin duda, una de las razones por las que los siste-
guiente sección aunque no debe perderse de vista mas de rendering son tan populares.
que lo que aquí se está tratando es el modo en que La posibilidad de cambiar el color de una su-
superficies genéricas reaccionan ante la luz, algo perficie y probar diferentes combinaciones
que no puede conseguirse sino por una combina- cromáticas sin poco más que apretar unas cuantas
ción de métodos de simulación material indepen- teclas, es una experiencia verdaderamente revolu-
dientes de la luz con métodos generales de simula- cionaria, indudablemente seductora y con una in-
ción lumínica. discutible aplicación práctica. Es preciso advertir
sin embargo, frente a la publicidad que promete

ß1 I1
Especular
ß2 I2 Ii
a
ß3 I3 I =I×K
r i r
Ir
N
L V

Difusa (Lambert)

Ir = I cosß K d
i
Ii
Ii Ii
a Ir N N
cos a = 1 cos a = 0
L N Ir I = max. I = min.
r r

Mixta (Phong)
n
I = I (cos a + cos b) K
r i d
Ii Ir
Ir
a

b
L N V

Figura 17 Modelado por facetas planas y Figura 18 Simulación de reflexión


por interpolación de intensidades especular, difusa y mixta

Segunda edición: mayo de 2000


166 Aplicaciones informáticas en arquitectura

Figura 19 Simulación de una esfera por facetas, por interpolación de vértices (Gouraud)
y por interpolación de normales (Phong)

que podremos trabajar con "color real" si adquiri- sas que, quienes tengan experiencia en pintura o
mos tal o cual producto, de las limitaciones insu- fotografía deberán olvidarse de que los colores pri-
perables de los rangos cromáticos que pueden ser marios son el amarillo, magenta y cyan, y comen-
producidos por diferentes dispositivos, monitores, zar a pensar de acuerdo con otros primarios más
impresoras, filmadoras de diapositivas, etc. genuinos: el rojo, verde y azul. Ambas tríadas son,
En primer lugar hay que subrayar que los famo- por otra parte, complementarias entre sí. Si se yux-
sos "16.7 millones de colores" de que se puede dis- taponen amarillo con azul, magenta con verde o
poner en cualquier ordenador actual no se corres- cyan con rojo el resultado será una combinación
ponden con el rango real de diferencias cromáticas que tiene la curiosa propiedad de que, observada a
percibidas; poco más del 5% de estos colores son gran distancia (o reducida a un par de puntos) se
percibidos como distintos. En el siguiente capítulo convierte en gris mientras que observada de cerca
se indicarán las razones técnicas por lo que se ne- se satura; ambos colores se muestran en todo su
cesita trabajar con "color real" (true color, 24 bpp esplendor, se realzan mutuamente.
o 16,7 millones de colores). Estas razones se pue- Hay dos sistemas principales utilizados para la
den condensar en la siguiente regla práctica. Si se especificación del color, el sistema RGB que se co-
trabaja con una escena en al que vayan a aparecer rresponde con el propio sistema de generación del
degradados, cielos azules o paredes lisas ilumina- color en un monitor, a partir de tres canales rojo,
das con luces más o menos rasantes, es preciso tra- verde y azul asociados a los cañones electrónicos
bajar con color real para evitar que aparezcan fran-
jas que rompan la continuidad de este degradado.
En escenas en las que no hay degradados y todas Pos. LUT Tabla RGB
0,0 742 0,0 000
las superficies tienen bastante textura y, en gene- 035
0,70 0,35 0,27
ral, en modelos simples en las que no se necesite
un gran grado de realismo es más que suficiente 545 742,545
trabajar con lo que se denomina "color indexado"
que utiliza paletas de 256 colores (8 bpp) en lugar
800,600
de 16,7 millones (24 bpp) lo que reduce considera- 800,600 255
blemente el volumen de memoria necesario. La fi- Pos. R G B H L S
gura 20 muestra el modo en que un sistema de co- 0,0
lor indexado utiliza una tabla (look up table) para 70 8
90
guardar los valores cromáticos economizando me-
156
moria. En ambos casos (parte superior e inferior 742,545 180 180
de la figura) se está especificando un color "ma-
rrón rojizo". Pero en el primero este color es parte
800,600 255 255 255 255 255 255
de una preselección basada en especificaciones
RGB mientras que en el segundo caso la especifi-
cación es directa. Figura 20 Asignación cromática por paletas de
Los sistemas de codificación digital se basan en color indexado (256 colores) o especificación
la mezcla aditiva. Esto quiere decir, entre otras co- directa (16,7 millones de colores)

Segunda edición: mayo de 2000


Capítulo 5. Rendering 167

que activan los fósforos de la pantalla, y el sistema


HLS (o HBS o HVS), siglas de tono (hue), lumi- L*
nosidad, brillo o valor acromático (lightness,
brightness o value) y saturación (saturation), que b*
permite especificar un color de acuerdo con varia-
bles perceptivas. a*
Estos sistemas deben ser puestos en correspon-
dencia con sistemas propios de mezcla sustractiva
por medio de mecanismos de conversión a b
intersistema y de conversión analógica. El princi-
pal sistema dirigido a dispositivos de salida es el
sistema CYMK (cian, yellow, magenta, black) si
bien hay otros, más eficaces, basados en el dispo-
sitivo específico de impresión que se va a utilizar, B Y
y que ayudan a prevenir, hasta cierto punto, las des-
agradables sorpresas con que se encuentra quien
pasa a recoger de la imprenta la imagen que había Blanco Negro
ido trabajando cuidadosamente en su monitor.
Una profundización en el uso del color debería
considerar que los sistemas de codificación son muy R G C M
diversos y que, en determinadas circunstancias,
puede ser necesaria una especificación más exac- c d
ta. El referente principal es el diagrama cromático
de la CIE por el que se rigen internamente todas
las especificaciones técnicas de dispositivos. Hay
varias versiones de esta especificación. Las princi-
pales son las correspondientes a la normativa de
L
1931 que especifica los colores en base a dos coor- S
denadas imaginarias, x,y y a un porcentaje de H
Luminancia, L y las correspondientes a la normati- S
va de CIE Lab de 1964 que especifica los colores H
en relación con dos parámetros que indican el por- L
centaje relativo de rojo-verde o amarillo-azul.
La figura 21 muestra en primero y segundo lu-
gar unos esquemas que se corresponden con los e f
diagramas y espacios cromáticos de la CIE. El pri-
mero (a) corresponde al modelo de 1931 y el se-
gundo al de 1976 (b). Los esquemas siguientes co-
rresponden a: los cubos RGB (c) y CMY (d) que
ya hemos descrito; el semicono (e) y el doble cono
(f) que corresponden a diferentes variantes de los 5Y Y W
sistemas HLS; el modelo de Munsell (g) que sigue 5Y
siendo, desde principio de siglo, un sistema aún 5G 5R C
ampliame