Está en la página 1de 3

RAZONES DE PESO PARA USAR ACEITES ESENCIALES

Oxigenan a las células: los aceites esenciales de grado terapéutico 100% puros,
ofrecen altos niveles de oxígeno a las células creando así una atmósfera en la
cual no pueden sobrevivir los agentes patógenos.

Son ricos en antioxidantes: los aceites esenciales son ricos en propiedades


antioxidantes, lo que nos hace más resistentes contra las infecciones u otras
enfermedades.

Contienen iones negativos: muchos aceites, al tener carga negativa, crean un


entorno que perjudica a los agentes patógenos y otros agentes causantes de
enfermedades.
Fortalecen nuestro sistema inmunológico: muchos de los aceites esenciales
tienen esta propiedad, le dan a nuestro organismo la capacidad de resistir y
defenderse ante la agresión de agentes extraños que generalmente son el origen
de diversas enfermedades.

Tienen propiedades germicidas: la mayoría de los aceites esenciales son


antivirales, antimicóticos, antibacteriales, antiparasitarios por naturaleza, lo que
ayuda a eliminar la posibilidad de infecciones.

Traspasan la barrera hemato-encefálica: los aceites esenciales aromáticos como


el limón, el incienso y el sándalo entre otros, contienen sesquiterpenos –
componentes químicos que tienen la capacidad para traspasar la barrera hemato-
encefálica, oxigenando la célula y ofreciendo una protección inmediata contra
diversas enfermedades.

Son de alta frecuencia: cultivando las plantas, teniendo en cuenta el momento de


poda y vigilando el proceso de extracción de la forma adecuada, se logra que los
aceites esenciales tengan una frecuencia/vibración muy alta. Esto se traduce,
para quien los use, en un bienestar inmediato, creando en el cuerpo un equilibrio
holístico, liberándolo de las enfermedades. Uno de los aceites de mayor
frecuencia es el de rosas.

Estimulan la producción de endorfinas: casi todos los aceites esenciales


estimulan la liberación de endorfinas en nuestro organismo, lo que crea un
sentimiento de bienestar, alegría. Las endorfinas relajan, aliviando así el estrés
físico y emocional.
Son agentes quelantes naturales: la mayoría de los aceites esenciales de grado
terapéutico puro son quelatos, es decir que tienen la capacidad de eliminar
toxinas (metales pesados) de las células. Helicriso y cilantro son excelentes para
esto.

Contienen nutrientes: todos los aceites esenciales aportan oxígeno y otros


nutrientes vitales a las células, regulando de esta manera de forma natural el
funcionamiento de nuestro organismo, propiciando la sanación del cuerpo,
generando una sensación de plenitud y bienestar.

Influencian nuestras emociones: Toda esencia tiene de alguna manera una


influencia en nuestras emociones, cada esencia de forma diferente,
equilibrándonos emocionalmente. Es por este motivo que los aceites esenciales
son sanadores holísticos, porque no solamente ayudan físicamente, sino que
también emocionalmente. Es aquí en donde radica lo espectacular en ellos….