Está en la página 1de 50

Inf

orme de disolución de la Unidad Especial de


Investigación

AMIA 1

1
2
3
Introducción

El martes 13 de marzo de 2018, por Decisión Administrativa No. 312, el


señor Jefe de Gabinete de Ministros, en cumplimiento del mandato presidencial
contenido en el Decreto No. 174/18, desactivó y desarticuló la Unidad Especial
de Investigación del Atentado a la AMIA que, tan sólo dos años antes, el
Presidente de la Nación había decidido “fortalecer y jerarquizar” en función de
los compromisos asumidos por el Estado Argentino en el Acta del 4 de marzo de
2005, que instrumentó la solución amistosa alcanzada en el trámite de la Petición
No. 12.240 del registro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
El gobierno del Presidente Macri, por ese entonces (enero de 2016,
Decreto No. 108), declaró que correspondía “desplegar acciones concretas y
efectivas para contribuir al esclarecimiento de quienes fueron los autores y
partícipes del atentado, como así también determinar los funcionarios
públicos que al obstruir, entorpecer y desviar la investigación del mismo,
procuraron la impunidad de los responsables del hecho”.
Desde el momento mismo en que se me ofreció, y acepté, la titularidad de
esa Unidad Especial de Investigación, tuve muy en claro que la tarea que se me
encomendaba no iba a estar exenta de cuestionamientos, entorpecimientos,
operaciones difamatorias, amedrentamientos y todo tipo de maniobras
obstructivas; porque cuando un atentado de las características del perpetrado
contra la sede de la mutual judía en nuestro país atraviesa casi un cuarto de siglo
sin ser investigado como para exhibir resultados tangibles y concretos, es porque
el Estado y sus distintas dirigencias (los gobiernos) no han tenido decisión para
hacerlo.
A la luz de todo cuanto ha sucedido, nada autoriza a suponer que ese
renuente objetivo no se mantenga plenamente vigente en la actual Gestión de
Gobierno, a pesar del declamado interés esclarecedor explicitado por el señor
Presidente de la Nación en los considerandos del Decreto No. 108/16.
La investigación -hasta donde se le permitió avanzar- ha dado un
panorama aproximativo del sustrato del atentado, puesto en evidencia por su
enmascaramiento, por las asociaciones de intereses que lo motivaron, y por la

4
inexplicable actuación judicial durante las últimas décadas. Perpetuada por el
síndrome de Diógenes de la Justicia Argentina, la misma seguirá incrementando
masas estériles de información acumulada, sin estrategias de exploración e
interpretación, ni tácticas esbozables de sistematización investigativa y con nula
voluntad de rozar intereses del poder real.
En efecto, la investigación del atentado a la AMIA ha quedado amarrada a
previas determinaciones de hipótesis de verdad sentadas por flojas decisiones
anteriores, que no acusan ingenuidad epistemológica, sino simple inercia,
hipocresía, cobardía o directa complicidad institucional.
El entramado de delitos, negocios y negociados, relaciones malsanas y
clandestinas, intereses económicos, estratégicos y diplomáticos en el que se
pergeñó, ejecutó, enmascaró y encubrió al atentado contra la AMIA ha sido
apenas rasguñado con las investigaciones simuladas durante más de dos
décadas.
La masacre de la mutual judía en la Argentina se vincula con otros
“delitos de época y de poder”, sobre cuyo conjunto las investigaciones oficiales,
periodísticas e individuales han generado una masa de información que pudo ser
explorada y sistematizada.
Frente a crímenes de esta magnitud no hay derecho al secreto, ni al
misterio, ni a la preservación de los amigos. La Verdad y la Justicia no pueden
seguir esperando que llegue un momento más oportuno. La Verdad y la Justicia a
veces son inoportunas, pero siempre son innegociables e irrenunciables.
Agradezco al Presidente Macri haberme “formalmente” encomendado la
investigación de este atroz atentado, porque con ello me permitió atisbar la
cadena de delitos aberrantes asociados al Estado y me dio la oportunidad de
organizar y dirigir un minúsculo grupo de abogados e investigadores que
priorizaron la búsqueda de la verdad y su honor profesional por sobre su
conveniencia personal y su propio sustento.
Agradezco al Presidente, también, que al disolver la Unidad Especial de
Investigación de la causa AMIA me haya dispensado de ser el responsable de
cumplir la enorme promesa que hizo ante su primera Asamblea Legislativa. Al

5
menos, agradezco que la Unidad Especial de Investigación AMIA haya
desaparecido sin tener que convertirse en una "Unidad Especial de
Encubrimiento", cuando ya su Gobierno ni siquiera intentaba fingir que alguna
vez hubiera tenido intención de cumplirla aquella promesa.
La torpe idea de que la República Argentina haya honrado sus
compromisos asumidos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
expresada por el gobierno para disolver la Unidad Especial de Investigación,
olvidándose de sus propias víctimas y sus propios ciudadanos, nos libera -a mí y
a mis colaboradores- de cualquier deber de reserva institucional, y nos deja en
libertad de exponer públicamente nuestros escuetos avances sobre dichos
compromisos, condicionados por la obstrucción permanente de otros organismos
del Estado.
También nos deja en libertad de utilizar nuestra experiencia y
conocimiento en seguir colaborando con esfuerzos independientes para procurar
"Verdad y Justicia".
Mario J. Cimadevilla.

6
Índice

Introducción Pág. 4
Inicio de los trabajos Pág. 9
Fondos documentales (cuadro) Pág. 10
Metodología Pág. 13
Método de aproximaciones (cuadro) Pág. 15
Abordajes (cuadro) Pág. 16
Primera determinación de vínculos (cuadro) Pág. 17
Fuentes de la instrucción (cuadro) Pág. 18
Entes sujetos a análisis (cuadro) Pág. 19
Proximidad temática y recurrencias (cuadro) Pág. 20
Hipótesis oficiales. Marco de refutación (cuadro) Pág. 21
Mapeo vincular (cuadro) Pág. 22
La explosión Pág. 22
Comparativo de atentados (cuadro) Pág. 24
Cuestiones plantadas o inamovibles (cuadro) Pág. 25
Dicotomías al vector explosivo (cuadro) Pág. 26
Estructura expectable (cuadro) Pág. 27
Estructura de incógnitas (cuadro) Pág. 28
Los estragos Pág. 28
Delitos asociados. Estragos (cuadro) Pág. 30
Marcos de condicionamiento (cuadro) Pág. 32
Hipótesis por fuente (cuadro) Pág. 33
Datos previos y previamente colectados (cuadro) Pág. 33
Tráfico de armas Pág. 34
Marco de referencia (cuadro) Pág. 36
Delitos asociados. Homicidios – suicidios (cuadro) Pág. 37
Delitos probablemente asociados. Homicidios (cuadro) Pág. 37
Comunidad de negocios y encubrimiento Pág. 37
Interferencias a la investigación Pág. 39
Delitos y actividades “paraempresarias” (cuadro) Pág. 40

7
Ciclo de evolución (cuadro) Pág. 41
Condicionamientos a la investigación (cuadro) Pág. 41
Modelo “empresario” (cuadro) Pág. 42
Modelo judicial federal (cuadro) Pág. 43
Áreas de análisis de delitos en los organismos oficiales (cuadro) Pág. 43
Encauzamiento de la investigación Pág. 44
El artefacto explosivo Pág. 45
La estructura de negocios Pág. 45
Los negocios y las complicidades internas Pág. 46
Áreas de investigación por material (cuadro) Pág. 47
Incumplimientos oficiales (cuadro) Pág. 49
Reconocimientos Pág. 49

8
I. Inicio de los trabajos de la Unidad

La muerte del Fiscal Federal Nisman, los anuncios del Presidente Macri, y
la expectativa de saneamiento del aparato judicial y de los sistemas de
inteligencia locales, propiciaron a la Unidad Especial de Investigación la apertura
de contactos internacionales que estaban bloqueados y proveyeron información
de generación propia.
En prácticamente todos los casos, los aportes se hacían a título de
confianza y con reserva de fuentes, porque los contactos involucrados invocaban
violaciones a dichos principios por parte de diferentes organismos del Gobierno
Argentino. Lo hizo expreso la Oficina de Coordinación y Planificación del
Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel en una reunión oficial llevada a
cabo en su Embajada en Buenos Aires. No obstante ese vicio continuó invariable
y cada dato, iniciativa o proyecto que la Unidad Especial de Investigación
consultaba con otros órganos oficiales argentinos, se filtraba a la prensa o a otros
interesados en cuestión de horas.
Los sistemas diplomáticos y de inteligencia europeos continentales
acusaban las secuelas del espionaje ilegal estadounidense, el impacto del Brexit,
la crisis de los refugiados de Medio Oriente y África, las discusiones sobre la
reformulación de la OTAN y el sorpresivo resultado de la elección presidencial
en EEUU, haciendo nítida la diferencia de criterios entre los sistemas de
inteligencia y seguridad de Europa Continental frente a los anglosajones, y
flexibilizando los usos de intercambio de información.
Hubo una apertura de fuentes de sistemas, investigadores y periodistas de
países del ex pacto de Varsovia y Medio Oriente, de manera menos organizada.
También se recibieron aportes de información técnica por parte de
operadores de media docena de organismos estatales europeos, que a su vez
proveyeron contacto con organismos académicos, think tanks y no
gubernamentales en el área de seguridad internacional.
Se identificaron y catalogaron miles de documentos de fuente abierta y
literatura gris, y un volumen menor de documentación acopiada por fuentes
privadas y evaluaciones técnicas reservadas.

9
Se obtuvo una cantidad importante de fotografías del incidente que no
habían sido consideradas por las investigaciones. Las mismas habían
permanecido en manos de particulares y agencias estatales y no habían sido
obturadas por la acción de la Policía Federal o la ex Secretaría de Inteligencia del
Estado.
Curiosamente, fue más difícil acceder a información en poder de los
Sistemas de Inteligencia y Seguridad Argentinos, y el acceso a expedientes
judiciales resultó conflictivo. Los instrumentos que respaldaban la mayor parte
de la información adquirida consistían en fotocopias de escasa calidad o escaneos
en una base gráfica equiparable, de baja nitidez y muchas veces ilegible, sin
aptitud para ser explorada digitalmente.

Fondos documentales utilizados


Información recopilada por la ex SIDE, en proceso de examen desde 2005, ahora en
GERAD proceso de digitalización. Sin certificación de fuentes ni resguardo de custodia.

Información suministrada por las diferentes unidades fiscales, no


UFI
sistematizada. Incluye algunos legajos no desarrollados

MATERIAL Libros e investigaciones periodísticas y de analistas. Literatura gris y


PUBLICADO fuentes abiertas.

SAN ANDRES / Sistematización informativa de las causas vinculadas por el tiempo, las
VITO materias o los involucrados. Digitalizaciones de material público.

SILOS Información compartida por agencias, consultores, analistas, ONG y universidades


COMPARTIDOS Internacionales. Colecciones particulares y fuentes reservadas. Análisis preliminares
entregados a otras áreas de gobierno
4

El procesamiento de la masa documental fue adjudicada a dos equipos:


uno, enfocado en la reconstrucción lineal de la investigación del atentado y otro,
que se dedicó de lleno a enfrentar el seguimiento de los llamados "juicios de
encubrimiento"; el aporte de este último fue fundamental a los efectos de esta
investigación.

10
La información obtenida por canales reservados fue adjudicada a un tercer
equipo, que la clasificó y analizó con auxilio de libros y publicaciones,
herramientas, asesoramiento y traducción todo solventado a su propio costo.
El resultado colectado por todos los equipos fue entregado a un
coordinador encargado de procurar el trabajo de análisis experto.
Todo el volumen informativo analizado quedó pendiente de la provisión
de una herramienta tecnológica que permitiese su entrecruzamiento. Para ello
inicialmente, se contó con la colaboración directa o el asesoramiento puntual de
expertos y analistas comisionados por organismos de seguridad. Por un par de
meses colaboraron técnicos en digitalización, archivología y documentalización,
cuya incorporación fue indefinidamente dilatada. No obstante, produjeron y
entregaron avances importantes, y un proyecto de trabajo que también se
obstaculizó y frustró.
Pese al compromiso anunciado, el gobierno no autorizó la contratación de
especialistas ni expertos en algunos de los temas puntuales de análisis y
procesamiento.
No obstante, se identificaron testigos, bajo principio de reserva de fuente e
identidad, que no habían sido previamente convocados ni relevados, quienes
arrojaron datos desconocidos y visiones novedosas.
Se estableció relación con informantes y confidentes de algunas
estructuras investigadas.
Se recibieron sugerencias técnicas de los organismos de investigación de
la Corte Penal Internacional y del Tribunal Especial para el Líbano.
Como consecuencia de estas recomendaciones, en octubre de 2016
expertos en Terrorismo y Medio Oriente visitaron en Buenos Aires el Ministerio
de Modernización.
Hicieron un estudio diagnóstico y una propuesta concreta y definida de
reingeniería de la investigación, y una demostración de sistema ante técnicos de
de todos los Ministerios con necesidades en Inteligencia Criminal Compleja.
Usando la información disponible del atentado a la AMIA, enunciaron
algunas observaciones objetivas:

11
A. Sobre el modus operandi

A la fecha del atentado, Hezbollah registraba pocas operaciones externas a


su zona de conflicto.
Un atentado como el sufrido por la AMIA quedaba "fuera de carácter" por
su modo de ejecución, y también, por no haber sido reivindicado oficialmente.
Tampoco fueron investigados otros grupos que a principios de la década
del noventa se dedicaban a atacar intereses israelíes y judíos, sin descartar, como
eventualidad, que Hezbollah -respaldado por Irán- pudiera facilitar recursos para
llevar a cabo ataques a gran escala.

B. Sobre el dispositivo

El supuesto VBIED (siglas del inglés “vehicle-borne improvise dexplosive


device” para “dispositivo explosivo improvisado transportado por vehículo”)
utilizado para destruir el edificio de la AMIA nunca fue substancialmente
evidenciado ni investigado.

C. Sobre la colocalización y geolocalización

La fijación de una línea de tiempo anterior, que se había limitado sólo al


momento exacto de una llamada telefónica hecha por el “supuesto facilitador”
Moshen Rabbani -geolocalizada en proximidades a la playa de estacionamiento
denominada “Jet Parking”, donde había ingresado una camioneta Trafic- era el
único vínculo entre él y la camioneta.
No fueron exploradas en detalle las demás llamadas de los teléfonos de
Rabbani, tanto celular como de su residencia, ni dejado claro que haya llamado a
alguien relacionado con las redes en Sudamérica.

D. Sobre la red de soporte logístico y financiero

Grandes movimientos de dinero fuera de cuentas bancarias no fueron


analizados ni en mínimo nivel de detalle, siendo un área que merecía mayor
desarrollo.
Basado en el análisis de los registros de llamadas, aunque existía una red
vinculada a Hezbollah activa en el momento de los bombardeos, coordinada en la

12
zona de la Triple Frontera, no se analizó su actividad antes o inmediatamente
después del ataque de 1994.
Esto podría indicar que la red apoyaba activamente intereses iraníes, pero
llevando a cabo otras tareas. No quedó claro que sus llamadas telefónicas
estuvieran directamente relacionadas con los acontecimientos del atentado de
1994 contra la AMIA.
La propuesta y la demostración –que se aplicó a otros casos críticos de
inteligencia criminal y financiera- fue presentada oportunamente ante la Jefatura
de Gabinete de Ministros.
Pendiente esta propuesta, se perdió la oportunidad única de realizar un
ensayo químico de residuos de explosivos sobre muestras biológicas sorpresiva y
sorprendentemente halladas en la morgue de la Policía Federal, pese a la reserva
y advertencia oficial que la Unidad Especial de Investigación hiciera (los
estudios de laboratorio, hechos con premura que hubiera merecido más reflexión,
se limitaron a microscopia electrónica de barrido con espectrometría de
dispersión de rayos X, para cotejar la estructura y composición de los materiales
metálicos extraídos, excluyendo cualquier otro análisis).

II. Metodología

Con estos antecedentes, la Unidad Especial de Investigación enfrentaba


algunos problemas cuyo planteo sistematizó con ayuda del Ministerio de
Modernización.
1º) Explorar la información no estructurada en soporte físico, necesidad
compartida por todos los organismos de investigación dependientes del Estado.
2º) Reconstruir el proceso investigativo previo, de modo de ser sometido a
una reingeniería objetiva y válida.
3º) Contrastar la información caóticamente acopiada por el Estado, con la
recogida y sistematizada por los sistemas de inteligencia internacionales,
aprovechando veinte años de evolución.
4º) Validar la calidad de las fuentes y la veracidad de la información.

13
5º) Efectuar la composición de las relaciones estructurales, mediante
procedimientos estandarizados que cumplieran con parámetros recogidos o
aceptados por los organismos de Naciones Unidas.
6º) Establecer un método ponderable de minería de datos y extracción de
entidades.
La metodología básica adoptaba Técnicas Esenciales de Inteligencia
Criminal, orientada a la realización de diagramas de relaciones entre personas,
eventos, actividades, y organizaciones u otras entidades.
Este trabajo debió haber sido materializado durante el masivo proceso de
acopio de material en la investigación original, pero no había sido oportunamente
estructurada en una matriz de asociaciones, que generara el pertinente mosaico
informativo.
En este caso debía extraerse de otra clase de data proveniente de una masa
caótica de documentación, para ser filtrada por números y categorías de
conexiones existentes entre sí.
Ante la permanente dilación y obstrucción burocrática, los analistas se
concentraron en realizar una aplicación artesanal para un volumen de
información que resultaba inmanejable, por lo que se abocaron en primer término
a las recurrencias de personas, relaciones, actividades y, particularmente,
involucramiento en causas judiciales concurrentes.

14
La exploración, la aplicación de criterios de filtro y descarte, fue manual y
personal, pero resultó suficiente a los efectos de la presentación de este informe.

15
Este barrido de datos originó el primer esquema de relaciones. El formato
de este y otros cuadros se ha adecuado a las herramientas rudimentarias provistas
a la Unidad Especial de Investigación, reduciendo su densidad y complejidad.

16
Los vínculos exhibidos son los más destacados.

Resultado de la primera determinación de vínculos


Subcom
Gutierrez Armentano
Embajada (1994)
Israel (1992) (1994)
Rio III
BCCI (1995)
(1991)

Carlitos
Echegoyen Menem
1990 (1995)

Aduana
Paralela
Cluterbuck
(1996)
(1988)

Campo
Violación de Polo
Acta (1996)
CIDDHH
(2018)

Encubri-
miento Ex Estrada
Fiscales (1998)
(2018) AMIA

ARA San Banco Gral


Juan (2017) de Negocios

Yabran
Time Warp (1998)
(2016)

Nisman Causa
(2015) Armas

Memoran- Extorsiones
dum Iran Policía
(2014) Provincia
Causas
Hermanos Policía
Juliá (2011) Triple Lourdes Di
Crimen Natale Federal
(2008) (2003)

Casos con más de un vínculo personal/situacional/relacional con AMIA.


Todos mal investigados, dilatados, encubiertos, contaminados,
interferidos, o pendientes de resolución.

17
Extinta la Unidad Especial de Investigación, los investigadores honran a la
reserva de sus fuentes y de la documentación compartida, así como toda
característica que pueda revelar las herramientas técnicas prestadas que fueron
utilizadas.
La posibilidad de fugas de información crítica y los riesgos de seguridad
provocados por los propios organismos del Estado así lo requieren.
En la primera etapa, la Unidad Especial de Investigación se enfocó en la
visualización de las reiteradas irregularidades cometidas en todas las
investigaciones, la obstrucción activa por parte del Estado, y los actos de
encubrimiento y manipulación más evidentes.

Fuentes de la instrucción
Etapa Galeano Etapa Nisman Etapa Triunvirato

SIDE
Stiuso (SIDE) GERAD (SIDE)

CIA (sin verificar)


CIA (sin verificar) CIA y relevamiento local (sin verificar)

P.O.C. Palacios
Afectación
Infiltraciones permanente de la
estructura
Mullen Barbaccia

Infiltraciones Lagomarsino Acompañantes rentadas


entre servicios y
jueces vinculados

Spartacus Lifchitz

18
En la segunda, se siguió el criterio de aplicar un filtro referido a los
vínculos entre entidades oficiales y empresarias, y a la manipulación institucional
y el accionar de operadores judiciales, referido siempre a la recurrencia personal.

Entes sujetos a análisis

Agencias de inteligencia, Empresas argentinas en


servicios de seguridad, medio oriente
proveedores de tecnología
Empresas de medio oriente
en cono sur
Bancos, servicios de
intermediación y lavado.
Intermediarios, brokers,
emprendedores y
facilitadores locales
Traficantes de armas,
dinero y drogas Aduanas y prestadores de
servicios aduaneros

Importadores y
exportadores Funcionarios estatales y
magistrados judiciales

Operadores judiciales
27

19
Se estableció un esquema de relaciones adecuado, orientado por la
intensidad de las coincidencias.

La investigación y los procesos judiciales por el atentado no han


avanzado, y la causa principal se encuentra virtualmente congelada por la
imposibilidad de tomar las respectivas declaraciones indagatorias a los acusados.
Asimismo, en estos momentos se lleva adelante el Juicio de Encubrimiento
denominado “AMIA II”, el cual tiene la paradójica situación de contar en el
banquillo de los acusados con la presencia de los funcionarios que han dirigido la
investigación de la causa hasta su elevación a Juicio en Septiembre de 2001.

20
La mera posibilidad de un Juicio in absentia, propuesto por la Unidad
Especial de Investigación con proyecto ingresado al Congreso por el Honorable
Senado de la Nación, requiere el respeto por las máximas garantías defensivas a
los ausentes, y ello a su vez, exige una estricta argumentación contra las
hipótesis acusatorias.

Hipótesis oficiales: marco de refutación.


Policía
Fuente de
“inteligencia” federal
indirecta; no Inteligencia Bajo vigilancia
corroborada estricta y estrecha
Hezbollah/ de SIS
Decisión en internacionales
Triple
Irán
Frontera

Sin diferenciar
variantes.
Residuos
adulterados.

Nitrato de Ingeniero
Amonio extranjero
Sin evidencia.
Incompatible
con artefacto
atribuido
Berro discapacidad
ambulatoria y pulmonar.
¿podía manejar? Muerto en Conductor
otras circunstancias. Se lo Suicida Mezquita
“incorpora” años después por Flores /
informes de inteligencia Rabbani
indirectos no corroborados Trafic / coche
bomba

Bajo
El “ingeniero extranjero” y la decisión en Irán podrían vigilancia
haber obtenido sustento si se aceptaban las observaciones (legal e
hechas por especialistas en explosivos y Medio Oriente Incompatibilidad ilegal) a
Incompatibilidad
con los atentados
con el escenario presión
comparados

17

El grado alcanzado por los estudios de relaciones, que aproximaban un


mapeo vincular más concreto, requerían combinarlo con otras situaciones en las
que se involucraba al Estado Nacional y a las entidades vinculadas a esas causas.
El nivel de agrupación recomendaba realizar un análisis temático, que
necesariamente debía clasificarse por materias.

21
Mapeo vincular

Carlos
Menem
(h)
1995
Time Warp Hermanos Comision Anti LOURDES DI
(2016) Juliá (2011) Mafia NATALE
HCD Tandanor (2003)
Echegoyen Aduana
EMBAJA (1990) Campo
(1990) (1996)
Yoma DA de Polo
gate (1992) (1996)
(1991) Rio III
Estrada (1995)
(1998)
Comision CAUSA
Aduana YABRAN
Paralela (1998)
ARMAS
H.C.D. (1995)
AMIA Interferencias
Telleldin
Subcom Armentan Causas
a la GUTIERREZ Policía
investigación
Monjo (1994)
(1994) o (1994) Federal
Comision BCCI
AMIA (1991)
Encubrimient
HCD o Fiscales
(2018) Bco Republica
/ Mendoza
Abandono (1996) Extorsiones
CIDDHH Policía
(2018) BCRA (1995/ Provincial
2000)
Comisión
Antilavado
Banco
HCD
General de
Negociosa(20
01)
Memoránd N. A.
um Irán Nisman
(2014) (2015)
Antonini
Wilson (2007)

12

Por la naturaleza híbrida de la Unidad Especial de Investigación, se


diseñó un margen discrecional diferenciado de las pautas rígidas y limitadas de la
investigación judicial, para realizar un enfoque con criterio sistémico histórico.

III. La explosión:

Uno de los pocos datos duramente asentados en veinticuatro años de


investigación es que el 18 de julio de 1994 una bomba detonó en el Barrio de
Once de la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina,
derribando casi íntegramente el edificio de la Asociación Mutual Israelita
Argentina, que compartía con la Delegación de Asociaciones Israelitas
Argentinas, parcialmente otro, y generando daños de diferente importancia en los
circundantes.
A partir de allí, ha sido una puja de relatos con diferentes componentes de
interés, veracidad o independencia.

22
El abordaje del tema a estas alturas es como examinar los panaderos que
portan las semillas del diente de león, para reconstruir la flor después que se
dispersara.
En busca de esos datos duros, y ateniéndose a la realidad a la que la
Secretaría fue limitada desde el principio y diluida al final, es útil y riguroso
comenzar por el análisis comparativo del modus operandi de los atentados
producidos por explosivos portados por vehículos en Occidente durante el
período de significación.
Son nueve eventos con mayor información que el caso AMIA y con
recurrencias suficientes como para compararlos.
Abarcan atentados en España, Perú, Inglaterra, Italia, Colombia y Estados
Unidos de América. Han sido adjudicados respectivamente a ETA, Sendero
Luminoso, IRA, Cosa Nostra, Cártel de Medellín, Al Quaeda, Hezbollah y
Extrema Derecha inorgánica norteamericana. Se incluyen también, las
explosiones correspondientes a la Embajada de Israel y Río Tercero en nuestro
país.

23
Coche Sin conductor
Zaragoza; Hipercor ETA bomba suicida. Auto
Amonal abandonado;
(Barcelona); Vic 1987/1991 Dif. Comb. estacionado Carga
Coche
Embajada Israel Yihad bomba.
¿Pentrita
¿Conductor
suicida?
proyectada o
EFP
Islámica
(Buenos Aires) 1992 (reivind)
TNT?
¿Carga
Camioneta
estacionada
proyectad
Coche
Tarata Miraflores (Lima) Sendero a?
bomba.
Amonal
Sin conductor
Efectos de
chorro
Luminoso suicida. Auto
1992 Combi
nado abandonado

Coche
Alta presión y
Bishopsgate (Londres) bomba Sin conductor Artificiero
IRA nitrato
suicida. Camión
velocidad desconocido
1993 combinado
(1000 kg) estacionado

Roma, Milán, Florencia Cosa Coche


Sin conductor
suicida. Auto AMIA
bomba TNT
1993 Nostra abandonado
Rio III
(Buenos
Coche Sin conductor Aires) (Córdoba)
bomba 300 suicida. Auto
Cartel de
Bogotá 1993 Medellín
kg TNT
(método
abandonado 1994 1995
ETA)
Coche
World Trade Center bomba Sin conductor
A. Q. Nit. de suicida. Furgón Sin fuegos Explosión
(New York) 1993 urea e
hid
estacionado. resultantes,
humo ni calor
programada,
secuenciada,
10/15 kg dirigida
Sin conductor
Embajada Israel y Balfour Adjudicados “explosiv suicida. Auto Propagación no
Hezbollah os”
House (Londres) 1994 (Semtex)
estacionado. esférica

F.B. Murrah (Oklahoma) Ultra derecha


Coche
bomba
Sin conductor
suicida. Furgón Carencia de
local ANNM epicentro
1995 (1800 kg )
estacionado.

Comparativo de bombas utilizando automóviles


Casos argentinos
contra edificios y blancos fijos en occidente. 15

Sirve para considerar un juego de semejanzas y diferencias que determine


el marco del atentado a la AMIA, y analizar inicialmente la solidez del
argumento -impuesto desde los primeros minutos- de un conductor suicida del
extremismo musulmán y de un artefacto más o menos casero, con una
indeterminada combinación de las múltiples variantes de los explosivos en base a
nitrato de amonio.

24
Cuestiones plantadas desde el inicio y hechas inamovibles. Base de la
“investigación” Nisman y “reinvestigacion” Triunvirato
Se copió el esquema de hallazgos e investigación
del primer atentado WTC Cuestionado por
expertos
Coche
bomba

Aparición tardía.
Identidad
Contaminación
de muestras y Amonal y Conductor improbable
escena TNT (500 kg.) suicida

Fuera de modus
Vigilancia operandi. Sin
estrecha. Triple evidencia
Evidencia de Hezbollah
lavado y soporte frontera
financiero

Ninguno está bien probado, pero ninguno se sostiene sin los demás. Traban la hipótesis
general, y combaten las alternativas que surgen de la prueba y el contexto
13

1º) En ninguno de los eventos comparados se registró la existencia de


conductor suicida;
2º) En todos hubo restos voluminosos y hallazgo inmediato del vehículo
portante;
3º) En la mayoría hubo focos de incendio posteriores y alto calor residual;
4º) En todos se determinó con precisión el epicentro de la explosión y un
consiguiente cráter;
5º) Hubo una dispersión omnidireccional de los efectos, ondas y daños;
6º) Las lesiones de las víctimas exhibían consistencia según su ubicación;
7º) Existía una explicable distribución del área de escombros;
8º) Se compatibilizaban las diferencias en las percepciones de los testigos
relevados.
La lista se extiende y su propagación es creciente de acuerdo a las
variables que se introduzcan. Hay semejanzas menores y eventuales con los
diversos atentados “occidentales” y todavía más débiles con los atentados
suicidas en Medio Oriente, con otro marco de soporte.

25
Respecto de los otros dos eventos ocurridos en Argentina, cabe señalar:
1º) En el caso de la Embajada de Israel, la conclusión final de la Corte
Suprema no sostuvo la tesis asertiva impuesta del conductor suicida para concluir
en una “carga proyectada” en base a pentrita instalada en un vehículo
estacionado.
2º) Respecto de la planta de Fabricaciones Militares en Río Tercero, la
Cámara Federal de Casación Penal ha dado por demostrado que se concretó una
explosión programada, multisecuenciada y dirigida.
En ninguno de estos dos casos se ha aproximado, ni siquiera
tentativamente, la identidad del autor técnico de los dispositivos.

Dicotomías y “soluciones” al vector explosivo


Embajada

Explosión Coche bomba Solución Explosión técnica de pentrita combinada en


Vs. aceptada
interna con suicida auto estacionado, con carga proyectada

AMIA

Explosión Coche bomba Alternativa Explosión técnica de amonal en contenedor, con


Vs. propuesta
interna con suicida fragmentos señuelos de Trafic

Rio III

Incendio Explosión intencional


Solución Explosión técnica secuenciada con estricta
Vs. con propagación
aceptada
accidental descontrolada planificación y control

El análisis específicamente propuesto por expertos internacionales de primer nivel a la Jefatura de Gabinete
proponía un análisis de una explosión técnica de máximo nivel “profesional” .La hipótesis coche bomba con
suicida es problemática, y la explosión interna es rechazada por sugerir complicidad o ineficiencia de la
AMIA. Un artefacto de alto nivel técnico da otro marco de análisis coherente
16

Para el caso del atentado a la AMIA, la investigación fue orientada desde


los primeros minutos a la destreza de un conductor suicida, al mando de una
camioneta ensamblada y sobrecargada de explosivos y tierra, que habiendo
girado muy lentamente en la esquina de Tucumán, adquiriera velocidad
suficiente en no más de treinta o cuarenta metros por calle Pasteur, para lograr un

26
giro preciso entre un volquete y un móvil policial e introducirla por la puerta
parcialmente abierta, retornando casi dos metros sobre el sentido de su marcha,
para todavía accionar el disparador, sumando la destacable característica
(coincidente con el atentado a la Embajada) de un tránsito inusualmente escaso y
la custodia policial alejada.
Sostener tal punto requirió a los investigadores adecuar el marco de los
estudios técnicos y relevamientos de respaldo, hasta obtener una explicación que
es consistente con las variables a las cuales se limitó, excluyendo otros datos y
otras hipótesis.
La instrucción eludió los pasos elementales de análisis para un evento de
esta naturaleza, lo que debió ser suplido por la Unidad Especial de Investigación.

27
Desde el principio mismo del acopio de prueba y evidencia fueron
notorias estas discrepancias, que plantearon la formulación de otras alternativas:
1º) La explosión interna;
2º) Un explosivo proyectado ubicado en un volquete en la vereda;
3º) La colocación de un dispositivo de varios focos.
La sola propuesta de estas hipótesis enardeció los ánimos, por cuanto la
posibilidad de una explosión interna les implicaba a las instituciones afectadas
aceptar la posibilidad de la introducción y colocación clandestina del dispositivo
por una falla mayor en la seguridad del edificio, un accidente superior de acopio
de explosivos, o un auto atentado.

IV. Los estragos

La supuesta jerarquización de la Unidad Especial de Investigación fue


precedida de hechos extraños, que alternaron entre lo trágico y lo grotesco y
exhibieron en menos de dos meses la nula calidad institucional aplicada a estas
investigaciones:

28
El Fiscal Federal Nisman acusaba al gobierno de Cristina Fernández de
Kirchner por el Memorándum de Entendimiento con Irán. Apenas horas después,
apareció muerto en condiciones extrañas y bajo hermética custodia oficial. La
investigación de su muerte fue contaminada (de la misma manera que en AMIA
y otros eventos) por los propios investigadores y organismos de seguridad. La,
entonces, Presidente de la Nación criticó oficialmente a la Corte Suprema de
Justicia de la Nación por los escasos avances en la investigación de la causa por
el atentado contra la Embajada de Israel; hizo lo propio con el Estado de Israel
porque, a su entender, no se había ocupado de impulsarla. El Presidente de la
Corte anunció oficialmente que la causa había recibido sentencia definitiva con
carácter de cosa juzgada. Fue inmediatamente corregido por su propia Secretaría,
la que debió aclarar que se trataba de actos de imputación innominada, que no
habían sido objetados. Por su parte la Embajada de Israel señaló oficialmente que
la custodia de las legaciones diplomáticas corresponde a los anfitriones y que la
Argentina no había investigado adecuadamente ninguno de los dos atentados, al
tiempo que resaltó la importancia de profundizar sendas investigaciones.
El tropiezo de la Corte Suprema y el choque con la Embajada sirvió para
sacar a la superficie algunos datos relevantes:
1º) Que en el caso de la Embajada no se había sostenido la teoría del
conductor suicida, dejando a salvo la hipótesis de la carga proyectada.
2º) Que en la Embajada se había aplicado un artefacto de mayor
complejidad y diferente composición a los coches bomba usualmente conducidos
por suicidas.
3º) Que ambas investigaciones se encontraban abandonadas por el Estado
Argentino.
Ocurrieron avances significativos en la causa por la voladura de Río
Tercero, tramitada fuera de la cápsula de contaminación de Comodoro Py,
estableciéndose que se trató de una explosión planificada y programada mediante
una secuenciación milimétrica de alto nivel técnico. También se relacionó el
móvil del hecho con delitos asociados al tráfico ilegal de armas argentinas al
exterior.

29
La concurrencia de elementos torna imperioso el análisis conjunto -por
diferentes vías de contacto y relación- de las cuatro causas de estragos mayores.

Delitos asociados
Estragos

Menem
(1995)
Embajada Campo de
Amia (1994) Rio III (1995)
(1992) Polo (1996)

23

En el caso que aquí ocupa (AMIA) las explicaciones técnicas otorgadas a


las explosiones de la Embajada y Rio Tercero, se suman a las dificultades
presentadas por el coche bomba con conductor suicida ya expuestas.
Por insuficiencia de recursos materiales y humanos, la Unidad Especial de
Investigación no tuvo posibilidad de acceder a información oficial sobre el
evento de Campo de Polo, de por sí extraño y con explicaciones técnicas
hipotéticas. Tampoco a la relativa a la muerte de Carlos Menem (h) y Silvio
Oltra, con algunos puntos de contacto con otros atentados a aeronaves livianas.
Aunque de escasas precisiones y llenas de incógnitas, el avance de las
causas de Embajada y Río Tercero arroja nuevas preguntas y posibles respuestas
a la de AMIA. Entre ellas:
1º) Al extraño escenario post explosión.
2º) A la falta de evidencias sobre el necesario equipo de apoyo
psicológico, sostén religioso y estructura logística que requeriría un conductor
suicida (sobre este punto los investigadores hicieron algunos avances).

30
3º) Una forma de estudiar la real vinculación de oficiales del gobierno de
Irán en el evento, basados en su gran complejidad tecnológica.
4º) Una vía de estudiar el involucramiento de otros técnicos vinculados a
Hezbollah en el manejo del material explosivo, que pudiera prescindir de un
equipo suicida.
Quepa en este punto señalar que en forma más o menos contemporánea a
estos avances, fuentes de tercer o cuarto orden (medios de prensa no
especializados o vinculados a organismos no gubernamentales y grupos de
presión), comenzaron a repetir la hipótesis de una "carga proyectada o E.F.P.",
sugerida por muchos expertos en explosivos a lo largo del tiempo.
El comunicado de la Embajada de Israel aparta a ese país de cualquier
responsabilidad o colaboración oficiosa con la investigación sobre los atentados,
contradiciendo los usuales argumentos de incorporación de versiones que le eran
adjudicados a través de la entonces SIDE.
La Embajada de Israel hizo más formales, si cabe, las contestaciones
previamente dadas por Shimon Peres a familiares de víctimas de ambos
atentados, a la par que reclamó la profundización de su investigación por parte de
nuestro país.
La investigación de la causa Embajada tiene un grado de articulación del
que la causa AMIA carece. El cruce y minería de datos entre ambos es un trabajo
descomunal, pero que no puede -ni debe- evitarse si realmente existe voluntad
política por saber quiénes fueron los responsables del mayor atentado terrorista
ocurrido en nuestro país.
Esos eventos judiciales desde 2015 a la fecha dan otra dimensión, con
varios ejes significantes, a la investigación que todavía debe iniciarse sobre las
responsabilidades del Estado Argentino y sus organismos de Gobierno.
Por un lado, la adjudicación a grupos palestinos y al entorno iraní de
responsabilidad sobre el atentado a la Embajada de Israel en 1992, concentró la
inteligencia, la vigilancia y el espionaje, legal e ilegal, sobre la comunidad
musulmana en general e iraní en particular en Argentina, con especial ahínco en
la zona de la Triple Frontera. La observación fue estrecha por parte de servicios

31
de inteligencia argentinos, pero también brasileños, israelíes y estadounidenses (a
las que a los efectos judiciales llaman “agencias colaterales amigas”).

De hecho, en la investigación instructoria y en los debates judiciales sobre


el atentado a AMIA y sus "encubrimientos" se hace referencia a material
ilegalmente obtenido y hasta a violaciones sobre la inmunidad diplomática.

32
Hipótesis por fuente, origen y oportunidad
Sectores
de la
Sectores de la SIDE
SIDE
Inteligencia Sectores de la
SIDE.
Agencias
Hezbolah /
Decisión en
Triple clandestinas.
Irán
Frontera

POLICIA
FEDERAL

Nitrato de Ingeniero
Amonio extranjero
Sectores de la
SIDE. (Usina
informatica
complemntaria)

Sectores de la
SIDE Conductor
Suicida Mezquita
Flores /
Rabbani
Trafic / coche
bomba
Sectores
de la SIDE

Sectores de la
SIDE POLICIA
FEDERAL

14

Asumir que pudo haberse repetido puntualmente un esquema de atentados a


vista, conciencia y paciencia de tales organismos es exagerar su ineficiencia.

33
Por el otro extremo, en la causa que llamamos Río Tercero se cierran otros
tres o cuatro círculos, como la responsabilidad atribuida a integrantes del
Gobierno investigados en el encubrimiento, la existencia de un diseño maestro de
explosiones programadas y dirigidas, y la vinculación con el tráfico -legal e
ilegal- de armas.
Paradójicamente, estos nuevos vínculos generan otro punto de vista sobre
la probabilidad de participación de ciudadanos iraníes (empresarios y
funcionarios), cuya investigación también es resistida.
En la causa Embajada de Israel existe una relación de datos significativa
sobre la estructura de la comunidad de negocios y diplomática iraní en Argentina,
que todavía puede ser útil.

V. Tráfico de armas

Llegado a este punto, debe tenerse en cuenta que el tráfico clandestino o


ilegal de armas en Argentina no se limitaba a la violación de los embargos
dispuestos por la ONU a Croacia y Ecuador. Tampoco puede limitarse al papel
argentino de proveedor o fabricante.
Analizada con cierto método por la Corte Suprema de Justicia de la
Nación, operaba en Argentina una "comunidad de negocios" de ciudadanos y
quizás diplomáticos iraníes, de presencia nutrida y funciones opacas, pero no
secretas.
Estaba detectada la introducción de moneda extranjera, sobre todo dólares,
auténticos o falsificados (“superdólares”), a través de empresas de origen iraní y
probablemente ingresos diplomáticos. Esas empresas y comerciantes operaban y
establecían sus negocios en sendos lados de las áreas de frontera con Uruguay,
Paraguay y Brasil.
Algunos de ellos formaban parte del soporte de una estructura
internacional de tráfico irregular de armas, que contaba con el auspicio o
beneplácito implícito de los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido e Israel,
y permitió la provisión oficiosa de armas a países embargados. Nada de eso era
desconocido para el Gobierno Argentino.
34
Fue una estructura discreta y eficaz, cuyo único traspié incómodo fue el
derribo de un avión de Transporte Aéreo Rioplatense en Armenia en 1981. En el
caso argentino, afectado por embargos desde 1982, la estructura además adquirió
legitimación defensiva y estratégica.
En forma simultánea o anterior al desmantelamiento de los proyectos
misilísticos en Falda del Carmen y a la interrupción de la colaboración en
tecnología nuclear con Irán, se hizo visible la irrupción de nuevos jugadores en el
sistema.
Operadores oriundos de Medio Oriente -mayoritaria u ostensiblemente
sirios- comenzaron a recibir autorizaciones o mandatos para ofrecer armas
argentinas, se pactaron algunas operaciones, y no se ha investigado con precisión
cuántas se concretaron.
Un grupo con vínculos familiares y orígenes regionales en Siria adquirió
manifiesta influencia y participación en Presidencia de la Nación, Cancillería,
Aduanas, servicios logísticos, depósitos fiscales y aeropuertos.
Los nuevos operadores no deben haber sido tan discretos como los que
desplazaron, por la forma en que estallaron las causas por venta de armas a
Croacia y Ecuador, no obstante haber contado con similar cobertura extra
diplomática internacional.
El entorno participó en otros eventos que provocaron causas e
investigaciones posteriores, con los mismos agentes y operadores, en los que el
desenlace fue similar.
Estas irrupciones empresariales coincidieron con un ímpetu liquidador de
activos por parte del Ministerio de Defensa, que involucró todo tipo de ofertas de
inventario, armas, sistemas, tecnología, instalaciones e inmuebles.
Esta etapa de negocios fue simultánea con la inyección de otra clase de
fondos financieros, de fuentes más diversas y en volúmenes mucho mayores a los
ingresados y blanqueados por los sistemas iraníes, que necesitaban otro tipo de
mecanismo de lavado.

35
Estos elementos fueron extensa pero superficialmente investigados por la
Comisión Especial Investigadora sobre Hechos Ilícitos vinculados con el Lavado
de Dinero de la Cámara de Diputados de la Nación y en los informes de Bancos
Intervenidos y liquidados por Banco Central de la República Argentina.
En este marco se introducen vínculos múltiples con la serie de causas
(tampoco aclaradas) con víctimas individuales.

36
Delitos asociados
Suicidios -homicidios

Brigadier Cánepa Cap. Navío


Lourdes Di Natalio
Etchegoyen Carrizo Estrada Yabrán Perel y Sra.
Natale Nisman
(1990) (1995) (1998) (1998) (2001)
(2003) (2015)

24

Delitos probable o indirectamente asociados


Homicidios

Subc.
Armentano Testigos Comisario
Gutiérrez
(1994) Menem (h) Piazza
(1994)
(1995) (2003)

25

VI. Comunidad de negocios y encubrimiento

En todos los capítulos anteriores, los analistas de la Unidad Especial de


Investigación se han valido de fuentes públicas y verificables, prescindiendo para
este informe (como fuente, pero no como contraste) de la información que
primero se desclasificó y después se reclasificó, la Judicial que primero se liberó

37
y después se volvió a restringir, y aquellas que le fueron exhibidas con carácter
reservado.
El caso de la comunidad de negocios grises que rodeó a estos eventos,
cuyos vínculos también surgieron del estudio de estructura relacional, tiene otros
matices, que parece necesario iluminar.
La Comisión Especial Investigadora sobre Hechos Ilícitos vinculados con
el Lavado de Dinero de la Cámara de Diputados de la Nación manejó un gran
volumen de documentación, en cuya sistematización avanzó, hasta el punto de
plasmar un “Informe Parcial”, antes de eclosionar y diluirse. Existen también
varios dictámenes de minoría.
La Unidad Especial de Investigación no ha contado con respaldo oficial,
recursos humanos, acceso y capacidad tecnológica para validar sus fuentes y los
datos resultantes. Sin embargo, esas conclusiones e informes, parciales y
provisorios, arrojan resultados coincidentes y escalados respecto de los aquí
tratados.
La Comisión Antilavado en el capítulo 8º de su Informe Parcial, “Las
causas judiciales más importantes de la Argentina de la última década en relación
con sobornos, lavado de dinero proveniente del narcotráfico y terrorismo”
anticipaba informes como “8.3 Armas.”, 8.4 “AMIA: la posible pista siria”, “8.5
Operación Chimborazo”, “8.6 Ducler y Cartel de Juárez”, y “8.7 El caso Yoma”.
Respecto de AMIA, finalmente no informa nada.
Tras la evaporación de esa Comisión Investigadora, que logró avanzar un
poco más que la llamada Comisión Antimafia, muchos modelos y estructuras de
negocios allí analizados se transformaron en operaciones económicas y
financieras consolidadas, en algunos casos, con otras apariencias, nombres, caras
o caretas.
Por las mismas limitaciones institucionales y de recursos, no se pudo
avanzar en el cruce de información de las demás comisiones parlamentarias, sin
perjuicio de que resulta indispensable hacerlo con la de la Aduana Paralela y sus
causas penales resultantes, también originadas en forma contemporánea con los
atentados de 1992 y 1994.

38
Organizaciones ilícitas se transformaron en empresas destacadas,
formando parte de la trama económica argentina, vigente hasta hoy. Ese contexto
de progreso personal y pertenencia familiar, cultural, y social ofrecen una buena
explicación a la presencia del Estado Argentino como encubridor y obstructor de
las investigaciones, y el papel -a veces inexplicable y colaboracionista- de las
Instituciones damnificadas y alguna de las querellas y agrupaciones de víctimas.
La información parcial de las Comisiones del Congreso permite una
agrupación radial y progresiva aproximada entre las entidades, y a la vez
establece líneas de conexión con los crímenes que de otro modo parecen aislados.

VII. Interferencias en la investigación

La actuación del Estado Argentino en la investigación está lejos de ser


eficaz y efectiva. Todo lo contrario.
La única persecución judicial concreta consiste en la llamada Causa
“AMIA II”, cuya lista de imputados está encabezada por funcionarios de la talla
de un ex Presidente de la Nación, un ex Secretario y un ex Subsecretario de la ex
SIDE.
También quedaron involucrados el ex Juez a cargo de la causa, los ex
Fiscales, un ex Jefe del Departamento de Protección del Orden Constitucional de
la Policía Federal Argentina, un ex Jefe de la División Antiterrorista de la misma
fuerza, dos ex agentes de la SIDE, y un ex Presidente de la DAIA, entre otros.
En otra causa se llegó a instancias de acusación contra un abogado
defensor, funcionario de la Secretaría de Seguridad y -posteriormente y hasta su
muerte- Juez de la Cámara de Casación de la Provincia de Buenos Aires, un ex
Comisario Inspector de la Policía Bonaerense y titular del “Área Especial” de esa
fuerza-, junto a otras personas.
En otra investigación sin definir permanecen los cuatro secretarios del
Juzgado investigador.
Resta una investigación con poco avance sobre la actuación del ex
Ministro del Interior de la Nación entre 1995 y 1999 -principal arquitecto de la
Justicia Federal- junto a ocho de sus asesores.

39
Los repositorios –exclusivamente los limitados a Contraterrorismo y
Medio Oriente- de la ex SIDE son, todavía hoy, la única fuente de investigación
sostenida por el Estado, sin que parezca relevante que sus máximas autoridades,
agentes y auxiliares estén seriamente comprometidos en la contaminación de la
investigación.
Finalmente, la cadena de custodia de dichos repositorios ha sido
definitivamente cortada por CUDAP EXP MPF 4306/2017, firmada por la
Procuradora General de la Nación, el 17 de noviembre de 2017, comprometiendo
su calidad de prueba judicial y su valor como fuente primaria.
Estos procesos muestran apenas la superficie visible de una maraña de
obstrucción y encubrimiento, que no puede deshacerse sin una interpretación del
entorno ecológico, que interrelacione el comportamiento de todos los actores y
grupos.

Este análisis puede hacerse extensible a la simbiosis inestable establecida


después de 2004 entre el Gobierno Nacional, la UFI AMIA y la misma SIDE,
cuya implosión terminó con la muerte del Fiscal Federal Nisman y la persecución

40
penal a otra ex presidente y un ex Canciller, entre otros relevantes funcionarios
del Estado y ciudadanos.
Y alguna vez, seguramente se analizará la actitud de la Gestión iniciada en
enero de 2016.

Ciclo de evolución del atentado

Interferencia y Encubrimiento
Motivación desviación
(1990/1996) (1994/2003) (1994/2004)

Enmascaramiento
Decisión Abandono y
(1993/1994) (1993/1994) diversión
(2004/2015)

Planificación Dilación y
(1993/1994) Ejecución obstrucción
(1994) (2016/2017)

Encubrimiento
Inteligencia
Engaños previos final
(1994)
(1993/1994) (2017/2018)

El proceso “AMIA II”, en instancias finales de debate, es indispensable


para analizar el desmontaje de la lógica de las mentiras que han imperado en esta
investigación.

41
La SIDE suministró y estructuró virtualmente toda la información
utilizada, atribuida a otros sistemas de Inteligencia foráneos identificados
vagamente como “agencias colaterales amigas”. Ese maremágnum informativo
careció de validación de fuentes y fue masivamente procesado en sus áreas de
Contraterrorismo, que proveyeron una cantidad ingente y anónima de
investigadores y analistas.
La verdadera estructura del enmascaramiento está por explorar, porque
excede a las condiciones “normales” de la ineficiencia y corrupción judicial que
se dan por inherentes, aceptadas como un marco natural inevitable,
extendiéndose a las luchas entre y dentro de las Agencias de Seguridad, y los
negocios encarnados en organismos del Estado.

42
Por graves que hayan sido, no sorprenden a la investigación la
incompetencia, la corrupción y la ineficiencia, hechas evidentes desde el
momento que pudo replicarse, casi al detalle, un atentado en apenas dos años.

43
Las investigaciones y procesos por encubrimiento, parciales y remisos,
ponen en evidencia otras dos dimensiones propias.
Los cientos de vidas destruidas en AMIA no han logrado conmover la
indiferencia del Estado, que –lejos de investigar y castigar- se ha regodeado en
una evidente convivencia delictual, hasta extremos promiscuos.
El análisis de las maniobras de encubrimiento, que adquirieron una
dimensión desmesurada, sostiene la hipótesis que se obstruyó la investigación
sobre el mecanismo del atentado para proteger y mantener oculto un profuso
sustrato de corrupción y sus múltiples relaciones locales.
El desentrañamiento de esa red debe servir para despejar aquellos datos
que resultan esenciales de las otras relaciones no atinentes.
No todos los protegidos en la investigación son necesariamente
responsables directos o indirectos del atentado, sino que la necesidad de
mantener ocultas las relaciones que lo habrían provocado, hizo obstruir la
investigación y redireccionarla. Dicho de otro modo, no ha existido una masiva
conspiración para producir el atentado, sino que éste fue generado en un masivo
marco de negocios, cuya necesidad de opacidad conspira todavía para ocultarlo.
Estas dimensiones son explorables y mensurables, con aptitud para
retrotraer la investigación a la determinación del móvil del hecho criminal
investigado y poder establecer quiénes fueron sus responsables.
Una investigación seria, exhaustiva y profesional sobre el atentado a la
AMIA, que incluyese sus profundas motivaciones y la totalidad de los personajes
interrelacionados hubiera expuesto una red de promiscuidad indiscriminada de
negocios ilícitos apenas ocultos, con independencia de su vinculación directa en
la materialidad del atentado.

VIII. Encauzamiento de la investigación

Los tres ejes fijados en los capítulos III, IV y V, abordados con un método
demostrable, y las pautas sugeridas por la realidad en los capítulos VI y VII,
arrojaron vías muy concretas para encauzar la investigación:

44
A. El artefacto explosivo

Como ya se ha mencionado, aun la prensa de presión e influencia empieza


a conceder la posibilidad de aplicación de una carga proyectada, o un “E.F.P”
(explosively formed penetrator), aunque no son exactamente el mismo
concepto.
Un estudio a fondo y genuino del mecanismo de explosión es ineludible, y
ha sido esquivado –por diferentes motivos- por todos los involucrados en la
causa.
Paradójicamente, reforzar la probabilidad de un E.F.P. (explosively
formed penetrator) podría reforzar la imputación a expertos iraníes, aunque
quizás debilitaría la viabilidad de intervención de libaneses y de Hezbollah.
Hasta donde se pudo explorar y plantear (recurriendo al auxilio de
matemáticos y físicos y expertos en explosivos por separado) los modelos
matemáticos de tales fenómenos, la explicación no sólo no resulta inverosímil,
sino adecuada a algunas características de la escena y área de la explosión. Este
análisis fue expresamente denegado por los organismos del Ejecutivo
Nacional.
Obtener un mínimo de precisión técnica sobre las posibilidades reales del
artefacto explosivo y su vector, en los términos de experticia que el escenario
sugiere, acotaría el padrón de probables diseñadores y apuntaría a especialistas
concretos e identificables.

B. La estructura de los negocios paraoficiales en torno al tráfico de


armas

Semejante nivel técnico, muy poco conocido en 1994, implica también


conceder un marco a la exploración -sin pretenderla excluyente- de la puja por el
área de comercio y apoderamiento de armas, evidenciada muy poco tiempo
después.
En esas áreas de negocio coinciden el padrón de explosivistas de
contratación privada, el nivel tecnológico, la capacidad financiera y una
semántica demostrada de mensajes violentos.

45
La parte técnica de esta concesión ya se encuentra realizada por la
explicación aceptada por la Corte Suprema para el atentado contra la Embajada
en 1992 y por el alto nivel de complejidad requerido para la voladura intencional
de la Planta de Rio III en 1995.
La asociación de las características del diseño de este último evento debe
ser vinculado con las del atentado a la AMIA apenas un año antes, y otros
eventos internacionales que están mejor estudiados.

C. Los negocios y las complicidades internas del estado nacional

Con estas hipótesis se va consolidando la apertura a la posibilidad de un


atentado impulsado por motivos de criminalidad más lucrativos que ideológicos,
con otro perfil de financiamiento y soporte logístico, diferente a los explorados
hasta ahora.
Conforme la frondosa y copiosa información relativa a la participación del
Estado, puede postularse que las sucesivas y mutables coberturas,
enmascaramientos y encubrimientos sufridos por el atentado a la AMIA/DAIA,
facilitaron que los posibilitadores de dichos negocios ilícitos, pudieran prosperar
ininterrumpidamente desde 1990 hasta la fecha.

46
Esta postulación de continuidad se ve severamente reforzada por el
destino que recibieron las inquietudes transmitidas por los responsables técnicos
de virtualmente todos los organismos de investigación en el ámbito del Poder
Ejecutivo, en seguridad, defensa, economía, corrupción, lavado de activos,
narcotráfico y crimen organizado, al Ministerio de Modernización, durante parte
de 2016 y de 2017.
Todos volcaron las mismas necesidades; todos sugirieron los mismos
requisitos para las herramientas; todos fueron informados de los sistemas en el
máximo estado del arte; todos coincidieron en las características de las
soluciones, en las pautas y requisitos similares de una herramienta objetiva e
inteligente, con parámetros homólogos, aplicable para todas las áreas y todos los
casos.
En varias rondas documentadas, públicas y actuadas, a la que asistieron
representantes de todos los organismos, todos participaron en demostraciones de
sistemas de alimentación irrestricta, exploración y explotación autónomas con

47
respuesta inteligente del sistema de exploración, por parte de los principales
desarrolladores.
No obstante, el Poder Ejecutivo ha optado por implementar herramientas
parciales, no complementarias, de carga manipulable y diferentes para cada
organismo. O, lo que es más significativo, en muchos casos no hacer nada.
En esta interpretación, que merece analizarse y discutirse, reside la más
probable explicación a la permanente impunidad por el Atentado a la AMIA. ¿Es
la necesidad de no investigar el atentado a la AMIA -hace veinticuatro años- lo
que frustra el acceso a herramientas de transparencia?. ¿O es la de mantener
opacos los negocios privado-públicos -de siempre y hasta hoy- lo que impide
investigar y prevenir delitos complejos, y arrojar un poco de claridad sobre
AMIA?.
En cualquiera de los dos casos, los muertos, heridos, deudos, vecinos y
damnificados por el atentado a la AMIA, pagarán el precio de impunidad de
sostener la opacidad de la corrupción en la República Argentina.
Las reiteradas y eternas promesas gubernamentales, ante los Organismos
Internacionales y sus propios ciudadanos, siguen incumplidas.

48
IX. Reconocimientos

Por respeto a la reserva de la colaboración y su propia seguridad, no se


hacen expresos los agradecimientos a las muchas personas e instituciones que
colaboraron con la labor de la Unidad Especial de Investigación durante dos
años.
Cada una de ellas sabe lo que significaron las entrevistas realizadas, la
construcción de confianza y los diálogos intensos.
A los familiares y deudos, el reconocimiento sin excepción. El dolor sin
explicación y la injusticia sin remedio justifican cualquier gesto de ira o desborde
de subjetividad.
En el área oficial, se realizan cuatro agradecimientos que constituyen
sendas notorias excepciones:
A Gendarmería Nacional, que hizo una oportuna puesta a disposición de
sus recursos técnicos y logísticos, aunque lamentablemente poco se pudo
aprovechar.
A la Secretaría de Gestión e Innovación Pública del Ministerio de
Modernización, que hizo grandes esfuerzos y concretos aportes de desarrollo,

49
proponiendo un plan de trabajo de primer nivel, debiendo resistir las presiones
generadas desde su propio gobierno.
A la Agencia Federal de Inteligencia, inspiradora del decreto 229/17, que
propició la mayor apertura y desclasificación de fuentes jamás intentada,
prontamente frustrada por otros organismos gubernamentales, y una colaboración
irrestricta.
A la Policía Federal Argentina, por sus aportes concretos, discretos y
eficaces de información, colaboración y asesoramiento técnico de máxima
calidad.

50