Está en la página 1de 4

LA OMNISCIENCIA DE JESÚS EN CUANTO AL PECADO

Introducción:
¿Qué es la omnisciencia de Jesús? es, que Jesús conoce todas las cosas “perfectamente”.
Y aún más nos conoce a nosotros, tanto por dentro como por afuera. Y es acerca de esto
que hoy hablaremos, de como nuestro Señor Jesús conoció el pecado de un hombre
pecador llamado Saulo.
Desarrollo de la enseñanza: Hechos 9:1 – 5.
Vs.1 – 2 (1) Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, (2)
vino al sumo sacerdote, (3) y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que,
si hallase algunos (4) hombres o mujeres de este Camino, (5) los trajese presos a
Jerusalén.
(1) ¿Quién era Saulo? En (1) S. era quien estaba de acuerdo con la muerte de Esteban
(Hch.7:58; 8:1); (2) S. era enemigo de la iglesia (Hch.8:3). Y aún más en este vs. se
ve a Saulo teniendo intensiones malas contra los cristianos.
(2) ¿Quién es un sumo sacerdote y quién era el sumo sacerdote? el S.S es el presidente
del sanedrín (lugar donde había 71 líderes judíos, entre ellos estaba como presidente
o líder el sumo sacerdote, y el resto eran saduceos o fariseos).
Acerca de ¿Quién era el sumo sacerdote a quién Saulo fue? se podría decir que era Caifás
(18 – 37 d.C.). ¿Por qué? Porque es probable que Saulo se convirtió en la cuarta década
del siglo I, cuando este estaba en el sacerdocio.
(3) ¿Qué significa las cartas? Sig. la autorización del sumo sacerdote, para que Saulo
(1) pueda hacerles ver a los líderes judíos de las sinagogas de Damasco, (2) y así
poder arrestar a los cristianos que estaban contagiando con su doctrina a los judíos
de Damasco.
(4) ¿Qué significa hombres y mujeres de este camino? Significa personas que obedecían
la doctrina de Cristo y le servían.
(5) ¿Cuántos kilómetros está de Jerusalén a Damasco? Según (Simón Kistemarker) “En
los días de Pablo, un viaje por tierra de Jerusalén a Damasco tardaba entre cinco y
seis días, pues había que cubrir una distancia aproximada de 280 kilómetros”.
Aproximadamente desde Huanta a la selva.
John Stott dice “Saulo podría ser considerado como más animal salvaje que ser
humano” y agrega más “Si nos hubiéramos encontrado con Saulo cuando salía de
Jerusalén y le hubiéramos dicho que antes de llegar a Damasco se habría hecho creyente,
indudablemente habría considerado ridícula la idea”.
Vs.3 – 5 (1) Mas yendo por el camino, aconteció que, al llegar cerca de Damasco, (2)
repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; (3) y cayendo en tierra, oyó una
voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? (4) Él dijo: ¿Quién eres, Señor?
Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; (5) dura cosa te es dar coces contra el
aguijón.
(1) En Hechos podemos ver tres veces que es narrado la conversión de Saulo (9:1 –
19; 22:4 – 16; 26:12 – 18). Y en los tres pasajes se puede ver datos nuevos acerca
del tiempo en la cual Saulo estaba llegando a Damasco y también acerca de la luz.
Hechos 22:6 Hechos 26:13
Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del
Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí
mucha luz del cielo; y a los que iban conmigo.
En 9:3 dice cerca de Damasco; en 22:6 dice cerca de Damasco, como a mediodía; y en
26:6 dice a mediodía.
Entonces, diríamos que Saulo estaba ya llegando a Damasco (prob. Algunos kilómetros
noma faltaba) al medio día del día, cuando el sol estaba fuerte en su resplandor.
(2) Comparación de los 3 pasajes: en 9:3 dice me rodio un resplandor de luz del cielo;
en 22:6 me rodeó mucha luz del cielo; y en 26:13 dice vi una luz del cielo que
sobrepasaba el resplandor del sol, la cual los resplandeció a Saulo y a sus
acompañantes.
¿Quién era esta luz que resplandecía más potente que el sol? El versículo 5 nos da la
respuesta.
(3) ¿Quién estaba persiguiendo a quién? Según (Mateo 10:40; Lucas 10:40) nuestro
Señor Jesús es uno con la iglesia. Entonces, se diría que Saulo no solo estaba
haciendo mal a los cristianos, sino también a Jesús.
Según Hechos 26:14 nuestro Señor Jesús se dirige a Saulo en el idioma hebreo, y según
Hechos 22:9 Saulo estaba acompañado, y estos vieron la luz potente que Saulo vio (y se
espantaron), pero no entendieron la voz que le hablaba a Saulo, y ante esto surge una
pregunta ¿Por qué no entendieron? porque estaban atónitos o estupefactos (en gr. esta
como enneos que significa mudo, no pudiendo hablar o sin habla. Y que se traduce mudos
de terror).
¿Qué sucedió con el gran perseguidor Saulo? Según (John Stott) “cayó al suelo, postrado
a los pies del gran conquistador”.
(4) La ignorancia de Saulo y la revelación de Jesús.
(5) ¿Qué significa dura cosa te es dar coces contra el aguijón? Esta frase en el
original gr. en este versículo no aparece, pero sí aparece en Hch.26:14, y ¿Qué
significa esa frase? Significa la resistencia que Saulo tenía al aceptar a Jesús, es
decir, que por su resistencia e incredulidad se oponía a los cristianos, pero Jesús
con esto le dice a Saulo “ya no te resistas en creer, sino acepta que yo existo”.
Hasta aquí podemos aprender acerca del amor de Jesús hacía un hombre pecador y
también acerca de cómo nuestro Señor Jesús sin titubeos le encara a Saulo su pecado,
diciéndole, de esta manera: “Saulo, Saulo ¿porque me persigues?” con esta declaración,
nuestro Señor Jesús le esta aclarando a Saulo “quien es él”, “que tipo de persona es él”,
es decir, le está diciendo todas sus verdades a Saulo. Esto significa que nuestro Señor
Jesús le dice a Saulo: “Saulo, tú me persigues desde que naciste, desde que fuiste un niño,
un joven y un adulto, por más que conozcas bien mi palabra, tú no entiendes quién Soy
Yo y que hice Yo por ti, es por esa razón que me revelo a ti, en este momento, no para
condenarte, sino para salvarte”
Aplicación: Al igual que a Saulo, en este momento nuestro Señor Jesús se revela a
nosotros por medio de su palabra, y se revela con dos propósitos: (1) para encararte tu
pecado como lo hizo con Saulo (tú porque sigues fornicando, tú porque sigues matando
a las personas, tú porque sigues siendo malcriado, tú porque sigues maltratando a tu
esposa y a tus hijos con tus groserías, tú porque sigues viendo la pornografía, tú porque
sigues estando en los vicios de la drogadicción, del alcoholismo, de la prostitución, del
secuestro, tú porque sigues ignorándome, maldiciéndome, injuriándome y
blasfemándome, tú porque sigues robando, tú porque sigues maltratando e insultando a
tus trabajadores, tú porque sigues siendo orgulloso, tú porque sigues adulterando, tú
porque sigues siendo idolatra, tú porque sigues deleitándote haciendo el mal cuando eres
mi hijo, tú porque sigues pecando y estando lejos de mí) (2) para decirte que necesitas su
perdón y salvación.
Conclusión: “La gracia de Dios vino a un gran pecador llamado Saulo, y ahora también
la gracia de Dios desciende sobre esta congregación, ¿hay alguien que exclame diciendo
¡Señor dame tu gracia y perdón soy un gran pecador!, hay alguien que sea humilde y
sincero de corazón que venga corriendo a Cristo de rodillas, reconociendo su pecado? ¡Sí
tú lo eres ven a él! ¡corre a él! ¡acude a él!”
Vs.6 (1) El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? (2) Y el Señor
le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.
(1)
Aplicación