Está en la página 1de 12

Piden 30 años por feminicidio

Publicado en 4 noviembre, 2019

COMMENTS

HUNTER. AUNQUE LA DEFENSA DE CARLOS SARMIENTO ZAPANA


POSTULÓ QUE NO COMETIÓ FEMINICIDIO SINO PARRICIDIO POR
EMOCIÓN VIOLENTA CONTRA SU PAREJA JUANA GUILEMY GÓMEZ,
PARA DISMINUIR SU PENA, PODRÍA IR 30 AÑOS A PRISIÓN.
Esa es la prognosis de pena que planteó ayer el Ministerio Público por el delito
de feminicidio durante la audiencia de prisión preventiva que se realizó en el
Módulo de Justicia de Hunter.

La jueza de Investigación Preparatoria, Liliana Morales, dictó 9 meses de


restricción de la libertad contra Sarmiento Zapana mientras duren las
investigaciones.
Sarmiento es acusado de asfixiar y luego degollar a su expareja Guilemy
Gómez el pasado 30 de octubre en su vivienda ubicada en Sachaca. Él estaba
impedido de acercarse a la joven madre por una denuncia anterior por violencia
familiar.

Carlos Sarmiento admitió que la sofocó, pero no recuerda cómo fue que le
cortó el cuello. Además argumenta que reaccionó de manera violenta luego
que su víctima le contara que le era infiel. Según la familia, ellos ya no tenían
ningún vínculo como pareja.

Se conoció que el menor presenció el hecho. Según declaró, escuchó a sus


padres discutir y vio a su madre en el suelo. Luego subió a su habitación y por
una videollamada le contó a su hermano mayor Jeanpaul que algo malo le
pasó a su madre.

El joven a su vez llamó a una tía para contarle el hecho.


Dictan 9 meses de prisión preventiva para carlos sarmiento. familiares y amigos piden justicia

JUSTICIA
Hasta el Módulo de Hunter llegaron varios amigos y familiares de la madre de
familia exigiendo justicia para Guilemy.

Había el temor de que el confeso victimario quede en libertad. Previo a la


audiencia Carlos Sarmiento fue agredido por ciudadanos indignados. También
se generó un enfrentamiento con la Policía que llegó para resguardar el lugar.
“Fue una completa decepción": El último mensaje de
la víctima de feminicidio antes de ser asesinada en
Puno
Evamaría Carcausto Huancapaza murió esta madrugada a
manos de su pareja, quien la golpeó tres veces con una comba
en la cabeza.

Evamaria Carcausto fue asesinada tras discutir con su pareja Darwin Mesco Mamani

Esta tarde, la Policía Nacional atrapó a Darwin Mesco


Mamani (25) mientras conducía su mototaxi con el cadáver
de Evamaría Carcausto Huancapaza a bordo. Él confesó a
los agentes del orden que los celos lo motivaron a acabar
con la vida de su enamorada de 24 años mientras ella
dormía.
El primer feminicidio del 2020 ocurrió durante la madrugada de
hoy sábado en Juliaca (Puno), en la urbanización Juan El
Bueno. Allí, al interior de una vivienda fue ultimada la joven,
quien ya evidenciaba a través de su cuenta de Facebook que su
relación sentimental no marchaba bien.

A Evamaría la asesinaron al promediar las 3 de la mañana de


este sábado. Aproximadamente 11 horas atrás, ella publicó un
mensaje en su Facebook, el cual manejaba bajo el nombre de
‘Valeria Carli’, en el cual evidencia que estaba completamente
decepcionada de su relación y que todo eso había quedado en el
pasado, deslizando que estaría dispuesta a cambiar su suerte.
“Qué feo es cuando defendiste tanto a alguien y al final resultó
ser la mier* que todos decían y que tú no te dabas cuenta”, fue
el mensaje que posteó ayer viernes a las 4:28 p.m.

Al parecer, Evamaría no estaba conforme con lo que pasaba en


su relación con Darwin Mesco Mamani, pero trataba de sacar a
flote a pesar de 'no darse cuenta, pese a que todos le decían’
sobre su pareja. Con su muerte, una pequeña

Además, según publicó la pareja en Facebook, ellos habrían


iniciado su relación el 7 de junio del año pasado. Casi siete
meses después, Darwin Mesco la asesinó tras una discusión e
intentó ocultar el cadáver.
Cuádruple crimen en El Agustino: lo que se sabe hasta ahora del
asesinato de una mujer y sus tres hijos

Juan Huaripata fue intervenido por los vecinos cuando intentaba


escapar luego de matar a su pareja, dos hijos e incendiar el
departamento donde vivían. Testigos denuncian que hubo demora en
atención policial.

Juan Huaripata, de 28 años, apuñaló a su pareja Jesica Tejeda y mató a dos de sus hijos.
(Joseph ángeles / GEC)

A una semana de que termine el año con


más feminicidios reportados de la década, otra mujer fue
asesinada a manos de su pareja en Lima. Esta vez, tres de los
hijos de la víctima también murieron a causa del ataque.
►Cuádruple crimen en El Agustino: policías solo
tenían que recorrer 159 metros para salvarlos |
CRÓNICA
La madrugada del último domingo, Juan César Augusto
Huaripata Rosales, de 28 años, mató de 80 puñaladas a Jesica
Tejeda Huayanay, de 34 años. También asesinó a dos de sus
hijos, de 15 años y 3 meses de edad, incendió la casa donde
todos vivían en El Agustino y dejó heridos a otros dos pequeños.

Esta madrugada, falleció una niña sobreviviente del ataque.

►#EstamosHartas: crece a 75 el número de huérfanos


por feminicidios
►Todos los hombres buscados por feminicidio en el
Programa de Recompensas

Según estadísticas del Ministerio de la Mujer y Poblaciones


Vulnerables (MIMP), enero y noviembre de este año, 152
mujeres han sido víctimas de feminicidio a nivel nacional. Esta
cifra es la más alta reportada desde el año 2019. Con el
asesinato de Tejeda Huayanay van 11 solo en diciembre y 163 en
lo que va del año.

Esto es lo que se sabe hasta ahora del nuevo caso violencia


contra la mujer.

El infierno en la vivienda de El
Agustino
El asesinato de Jesica Tejeda Huayanay y sus hijos sucedió en el
tercer piso de una vivienda ubicada en la calle La Mar, en El
Agustino. Aproximadamente a las 4 de la madrugada de ayer,
Juan César Augusto Huaripata Rosales, de 28 años, llegó hasta
el lugar y, luego de una discusión, atacó a su pareja con un
cuchillo de cocina.

Juan Huaripata fue detenido y sería acusado de feminicidio y parricidio.

El hijo mayor de la víctima, de 15 años y fruto de su primer


compromiso, intentó defenderla, pero fue asesinado por el
sujeto con el mismo cuchillo. Su hermano, de 3 meses de
nacido, también perdió la vida porque, antes de intentar
escaparse, el asesino provocó un incendio en el departamento.

Otros dos hijos de la mujer, de 9 y 2 años resultaron heridos. El


primero sufrió cortes en la cabeza y brazos, pero se salvó porque
fingió su muerte y logró correr para refugiarse en casa de una
vecina. La segunda quedó gravemente afectada por el humo.
Ella luchó más de 24 horas por su vida, pero falleció esta
madrugada.

El asesino
Luego de atacar a la familia, Juan César Augusto Huaripata
Rosales prendió fuego a la vivienda con la intención de borrar
las pruebas. Sin embargo, cuando pretendía huir, fue retenido
por los vecinos. Cuando llegó la policía fue trasladado a la
comisaría de San Cayetano.

De acuerdo con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones


Vulnerables (MIMP), el sujeto no registraba denuncias por
violencia, pero amigos cercanos de Tejeda indicaron que agredía
constantemente a su pareja.

Eliana Revollar, adjunta de la Defensoría del Pueblo, informó


que el sujeto sería acusado por los delitos de feminicidio,
parricidio (por los dos menores) y lesiones graves por los otros
dos.

Triple crimen ocurrió en la avenida La Mar de El Agustino. (Foto: ANDINA/Renato


Pajuelo)
Denuncian demoras
Los vecinos de la familia fueron testigos del cuádruple. En
declaraciones a la prensa, varios contaron que a las 4 de la
madrugada escucharon los gritos desesperados de Jesica Tejeda
Huayanay y pidieron ayuda a la policía. Sin embargo, denuncian
que los agentes llegaron más de media hora después, cuando los
asesinatos se habían consumado.

A las 4:09, una vecina llamó al número de emergencias de la


Policía Nacional del Perú (105), tal como quedó registrado en su
teléfono. Al ver que no llegaba el apoyo, otra vecina asegura que
fue corriendo a la comisaría de San Cayetano, ubicada a pocas
cuadras del lugar del crimen. “Cuando llegué, encontré a otro
señor que les rogaba a gritos a los policías para que fueran a
auxiliar a la vecina. ‘Ayúdame a derribar la puerta’, le imploré
yo. ‘Señora, ya hemos mandado efectivos’, me dijo. Pero yo le
insistía que no había nadie”, dice la mujer a El Comercio.

Los videos que grabaron los vecinos son prueba del


ensañamiento de Huaripata Rosales contra su familia. Una de
las grabaciones, registrada a las 4:28 a.m., muestra que para esa
hora el departamento ya estaba incendiándose y la policía aún
no llegaba.

La distancia entre la escena del crimen y la comisaría de San


Cayetano no supera los 219 metros.

La primera respuesta de la PNP fue que los agentes llegaron


inmediatamente después de la alerta. El domingo, el coronel
Herbert Ramos, jefe de la Región Policial Lima, indicó que la
institución estaba recogiendo información de la presunta
demora que se dio al atender el caso. “Si hay responsables, van a
ser sancionados y denunciados drásticamente (…) Acá no hay
ningún ánimo en solapar el hecho”, dijo a ‘Canal N’.

Según Ramos, el parte policial señalaba que los agentes llegaron


al lugar de los hechos en pocos minutos, luego de recibir la
llamada. “Si la policía hubiese llegado una hora después, no se
habría encontrado a nadie, el asesino estaría prófugo”, señaló.

El comandante Marco Nuñez Ortiz, jefe de la División Policial


Este 2, agregó que, según el personal de la comisaría, “ellos se
enteraron de la emergencia a las 4:30 a.m y se apersonaron a las
4:35 a.m. Eso está en el parte policial”.

No obstante, los vecinos aseguran que fueron ellos quienes


interceptaron al asesino.

Los familiares de las víctimas contaron que los niños estaban internados como NN
debido a que los DNI se quedaron en el departamento incendiado.
Relevan a todos los policías de
comisaría
Un día después del cuádruple asesinato, el ministro del
Interior, Carlos Morán, ordenó el relevo de los 34 policías de
la comisaría de San Cayetano. Según el sector, ya se han
identificado a los seis agentes “directamente responsables” por
la demora para atender el pedido de auxilio de los vecinos de
Tejeda.

Se trata del comandante PNP Marco Núñez Ortiz, mayor PNP
Jorge Martín Carrillo Vega, alférez PNP José Antonio Rodríguez
Manrique, suboficial William Jiménez Chumacero, suboficial
Jhon Canchanya Huamán, suboficial Miguel Martínez
Cuadrado.

Además, la Procuraduría del Mininter informó que solicitará a


la fiscalía que evalúe el pedido de detención contra estos seis
agentes. Ellos también serán denunciados ante el Fuero de
Justicia Militar Policial y se iniciará un proceso administrativo
en su contra, que podría concluir con su separación de la
institución policial.

Sobreviviente no resistió
Esta madrugada, falleció la niña de 2 años que resultó
gravemente herida por el ataque.

Ayer, la Ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, había


informado que la niña de 2 años se encontraba con pronóstico
reservado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de
Pediatría del Hospital Nacional Dos de Mayo. La menor
presentaba insuficiencia respiratoria por el humo que respiró
cuando Juan Huaripata Rosales, pareja de su madre y quien
atacó a su familia, intentó incendiar la vivienda. “Ella se
intoxicó con mucho monóxido de carbono y ahora tiene un
problema respiratorio, por eso está con respiración mecánica”,
dijo a la prensa.

En tanto, el menor de 9 años se encuentra está estable, pese a


que sufrió múltiples cortes en su rostro y cabeza. “Se le ha
intervenido para hacer la limpieza quirúrgica a fin de minimizar
la pérdida de sangre o tejidos”, apuntó.

La titular de Salud explicó que ambos menores reciben atención


gratuita del Seguro Integral de Salud (SIS).
Una hora de infierno
El testimonio de los vecinos testigos del cuádruple asesinado
demuestra que la policía tardó más de media hora en atender la
denuncia.

Todo comenzó a las 3:40 a.m. La vecina del segundo piso de su


edificio ubicado en el jirón La Mar escuchó los gritos de Jesica
Tejeda y fue la primera en acudir a su auxilio. “Escuché gritos y
subí a tocarles la puerta pensando que así él reflexionaría.
Toqué varias veces y no me abrieron”, dice Nelly, de 46 años, a
El Comercio. Regresó a su casa al notar una pausa en los ruidos.

Minutos después, los gritos se reanudaron. Rebeca, de 36 años,


quien vive en el tercer piso de ese edificio, llamó a la policía.
Eran ya las 4:09 a.m. “Llamé a la PNP y justo se escucharon los
gritos de la vecina. Le pregunté al policía si los había oído y me
dijo que sí, que ya estaba mandando a un efectivo”, afirma
Rebeca.

Para las 4:15 a.m, ningún agente llegaba pese a que la comisaría
de San Cayetano se ubica a 159 metros de la vivienda de Jesica.
Los vecinos volvieron a llamar al 105. Estaban en la calle
esperando a la policía. Luego de diez minutos no se veía a
ningún agente, ni motorizado ni a pie.

Al menos dos vecinos fueron a la comisaría a llevar ellos


mismos a la policía hasta la casa, pero en el lugar un agente
aseguró que ya habían mandando a alguien. "Pero yo le insistía
que no había nadie”, contó una testigo.

Los vecinos aseguran que la policía llegó aproximadamente a las


4:40.