Está en la página 1de 68

EN LOS MÁRGENES

DEL ARTE
TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN
The Bellman himself they all praised to the skies — Al capitán todos le ponían en el alto candelero.
Such a carriage, such ease and such grace! ¡Qué porte, qué soltura y qué gracia!,
Such solemnity, too! One could see he was wise, y ¡tan solemne también! Cualquiera podía ver que
The moment one looked in his face! era un sabio sólo con mirarle a la cara.

He had bought a large map representing the sea, Había comprado un gran mapa que representaba el mar
Without the least vestige of land: y en el que no había vestigio de tierra;
And the crew were much pleased when they found it to be y la tripulación se puso contentísima al ver
A map they could all understand. que era un mapa que todos podían entender.

“What’s the good of Mercator’s North Poles and Equators, “¿De qué sirven los polos, los ecuadores,
Tropics, Zones, and Meridian Lines?” los trópicos, las zonas y los meridianos de Mercator?
So the Bellman would cry: and the crew would reply Así gritaba el capitán. Y la tripulación respondía:
“They are merely conventional signs! “¡No son más que signos convencionales!”

“Other maps are such shapes, with their islands and capes! “¡Otros mapas tienen formas, con sus islas y sus cabos!
But we’ve got our brave Captain to thank: ¡Pero hemos de agradecer a nuestro valiente capitán
(So the crew would protest) “that he’s bought us the best — el habernos traído el mejor —añadían—,
A perfect and absolute blank!” uno perfecto y absolutamente en blanco!”

This was charming, no doubt; but they shortly found out Esto era encantador, sin duda, pero enseguida descubrieron
That the Captain they trusted so well que su capitán, en quien todos confiaban ciegamente,
Had only one notion for crossing the ocean, sólo tenía una noción de cómo cruzar el Océano,
And that was to tingle his bell. y ésta era ir tocando la campana.

Lewis Carroll, La caza del Snark, 1874.


3

Contenido
Alberto Chinchón

Introducción 5 Laura de la Colina


Daniel Villegas

Reflexiones sobre la noción arte Laura de la Colina


Daniel Villegas 6
Alberto Chinchón
desde los márgenes

La etimología del liderazgo 18


María Ángeles Fernández Páez
Clara Soto Heredero

a través de un análisis
con perspectiva de género

Prueba de guión nº 1 24
El Cuarto de Invitados

Los encuentros de Miami 28


Daniel Herrero Molinero
Víctor Martín García

“La Jodida Calle”, acciones urbanas 32


Dos Jotas
Sebas Cabero

Séance Airbnb 34
Edward J. Andrews Gerda

Las heroínas de los tiempos 36


Gloria G. Durán

modernos: cupletistas y vanguardia

Resultado de la investigación 39
Claudia González Fernández
José Enrique Mateo León

Indigestiones [Jornada Laboral]

Made in Jerga 49
Paula Lafuente

El diseño de la razón 53
Patricia Sádaba Alcaraz y Ricardo
Tourón Rodriguez

produce monstruos [Colectivo Sádaba|Tourón]

Sostener una situación 58


María Fernández

Acciones pseudoartísticas Victoria de Gracia


62
en torno al género
y la performa(nce)tividad

Jornadas 2018 64
4 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

En el año 2016 la Dirección General de Soledad Gutiérrez el primer año, y con


Promoción Cultural de la Comunidad Irene Calvo el segundo; y “En los már-
de Madrid puso en marcha la iniciativa genes del arte” en Sala de Arte Joven,
de instaurar dos grupos permanentes dirigido por los docentes, investigado-
de investigación vinculados a sus salas res y artistas Laura de la Colina, Alber-
Alcalá 31 y Sala de Arte Joven, como to Chinchón y Daniel Villegas.
complemento a las actividades forma- “En los márgenes del arte”, que
tivas que se organizan en relación a en la primera edición llevó el subtítu-
sus correspondientes convocatorias y lo de “Tentativas de emancipación”,
exposiciones. Con una dirección exter- se constituyó como una plataforma de
na y una planificación de dos años, los reflexión, debate y praxis en torno a
grupos de investigación de sendas salas aquellas prácticas artísticas y sociales
han contado siempre con participantes ubicadas en los límites difusos de la no-
seleccionados por convocatoria pública ción de arte. El objetivo fue investigar
al arranque del año. Aunque cada grupo y proponer modos de construcción de
dispone de libertad en la planificación imaginarios sociales alternativos que
y en el funcionamiento, se propone un apuntaron hacia un horizonte de eman-
encuentro presencial de los investiga- cipación, situados, por tanto, en las
dores una vez por semana, así como la afueras de la centralidad institucional y
invitación de profesionales del sector del mercado.
que puedan abrir diferentes caminos en La presente publicación supone
la investigación. Los grupos trabajan de una revisión de toda la experiencia acu-
febrero a diciembre y cada edición cul- mulada en el laboratorio “En los már-
mina, si los resultados lo merecen y así genes del arte. Tentativas de emancipa-
lo acuerdan los participantes, con una ción”, donde los textos preparados por
publicación que recoge la experiencia y sus integrantes se mezclan con algunos
las conclusiones teóricas. de los materiales extraídos de los en-
Con el nombre de “LIME Laboratorio cuentros con creadores y profesionales
de investigación y experimentación invitados, así como con los relatos de
museográfica”, se constituyó el grupo acciones y actividades propuestas por
de investigación de la Sala Alcalá 31 en los participantes. Como puede ver el
2016 y 2017, bajo la dirección de Juan lector a primera vista, el diseño de Aitor
Carlos Rico, mientras que la Sala de Méndez enfatiza el carácter transgresor
Arte Joven acogió el “Programa sin cré- de los contenidos con un formato no al
ditos” dirigido por las docentes Selina uso para publicaciones de este tipo.
Blasco y Lila Insúa en ese mismo perio- No queremos dejar pasar la oca-
do. Mientras que el primero se centró sión de agradecer a todos los y las ar-
en la experiencia expositiva a través del tistas, teóricos, gestores y demás profe-
estudio y análisis del montaje e insta- sionales que se han involucrado en esta
lación de arte, el segundo se atrevió a primera edición de “En los márgenes
reflexionar sobre cómo activar una pro- del arte”; al grupo entero de participan-
gramación experimental que abriera e tes por su implicación; a los espacios
hiciera más flexible la educación artís- que han acogido algunas de las sesiones
tica reglada. presenciales, que ha permitido descen-
Para 2018 y 2019 se han genera- tralizar la propuesta; y por supuesto a
do dos nuevos grupos de investigación los directores del programa Laura de la
que toman el relevo de estos: “Conver- Colina, Alberto Chinchón y Daniel Vi-
sación abierta” en Alcalá 31, centrado llegas.
en el comisariado de exposiciones y
dirigido por Tamara Díaz Bringas con Comunidad de Madrid
5

INTRODUCCIÓ
Alberto Chinchón, Laura de la Colina y Daniel Villegas.

Directoras del proyecto En los Márgenes del arte.


Tentativas de investigación.

El grupo de investigación En los már- Vicente Arlandis, Julia Ramírez Blan- de identidades se presentó como un co- las urgencias del día a día.
genes del arte. Tentativas de emancipa- co, Laura López Paniagua, David Cor- loquio debate; Drag King se compuso En el transcurso de los tres días
ción se constituyó a fin de investigar las tés y Pedro G. Roméro. como una charla, taller y performance en los que se desarrollaron las jornadas,
prácticas que, desde posicionamientos Como el contexto definido en que Elena Tóxica (del colectivo Toxic se contó con las ponencias y talleres
críticos, han cuestionado el mundo del este grupo de investigación presentaba Lesbian) realizó sobre las masculini- impartidos por Saioa González, Mar
arte (en tanto en cuanto la categoría arte un complejo carácter teórico práctico, dades femeninas; la performance so- Núñez, Carmen Romero, las Postpo-
se podía entender como una estructura fueron fundamentales las puestas en nora Cuarto de Invitados desarrollaba torras, L.M. Runaway, Solimán López,
más del sometimiento y el control) y común que, de manera semanal, se rea- una intervención acústica en una os- Alberto González Pulido, Raquel G.
que tienen como finalidad contribuir a lizaban. curidad casi total que apenas permitía Ibáñez, Bwelke y Laura Inclán.
generar otros modos de vida de orien- Si bien en un principio se consi- vislumbrar una imagen; “Butler, yo Tras estas jornadas de carácter
tación emancipadora. De esta manera, deró pertinente concretar, en base a in- soy wapa?”: Feminismo academicista público, y a fin de poder dotar de una
aunque el objeto de investigación que- tereses afines por parte de cada uno de versus mamarrachismo era una pefor- mayor visibilidad a los resultados de
da numerosas veces fuera de los propios los miembros, grupos de trabajo defini- mance artística reivindicativa llevada este grupo de investigación, se consi-
márgenes del contexto artístico, aun así das por las áreas de conocimiento tra- a cabo por las Postpotorras;“La Jodida deró adecuado generar la publicación
son prácticas que, hasta cierto punto, zadas, pronto éstas se vieron claramen- Calle”, consistió en un taller y una ac- consiguiente de la que esta introduc-
emplean herramientas similares. te superadas por la propia experiencia ción en Vallecas sobre las diferencias de ción forma parte.
A tal fin, y propuestos por los di- que la investigación iba aportando. clase en la obtención de títulos acadé-
rectores de la investigación, se formu- Los investigadores diseñaron micos, y el Proyecto Ibídem desarrolla-
laron, previos al inicio, cuatro áreas de unas propuestas intermedias que de- ba una táctica de sabotaje frente a las
estudio: La utilidad del arte, La cons- sarrollaron durante el proceso de la reglas que operan tras la concesión de
trucción y propagación de narraciones investigación y que culminaron en los subvenciones artísticas.
alternativas, La condición performati- siguientes proyectos: Made in jerga era Al final del periodo de investiga-
va y Los modelos de producción sim- una deriva por las calles de Vallecas; ción se llevaron a término unas jorna-
bólica popular. Los encuentros de Miami proponía la das, que se articularon a partir de una
La metodología inicial plantea- reflexión sobre el solar abandonado reformulación de las áreas propuestas
ba una primera fase de compilación de de las antiguas piscinas Miami; <hea- inicialmente y que habían sido defi-
prácticas que operasen en estos márge- d><b> Pensar pensando las máquinas nidas por los propios investigadores,
nes, para proceder a su posterior análi- que nos piensan</b></head> plan- donde se realizaron unas nuevas se-
sis y poder definir los marcos y modelos teaba una interfaz que generaba rela- siones de ponencias y se procedió a la
de actuación de estas experiencias. Tras ciones diversas con el propio glosario presentación pública de los proyectos
esta compilación, se finalizaría con la creado por el grupo de investigación; antes citados.
difusión de dichos resultados. Séance Airbnb celebraba una sesión De esta manera, se redefinieron
Se elaboró un programa de char- espiritista en un piso de alquiler turís- las áreas de trabajo pasando a nombrar-
las y conferencias con ponentes selec- tico; Sostener una situación llevaba las se bajo los epígrafes: Sabotaje; Cuerpos
cionados a fin de que pudiesen aportar dinámicas de juego al espacio público; y géneros: disputas, tentativas y márge-
su conocimiento específico, destacando Una teoría crítica de la sociedad: Mo- nes; Precintar-poscintar; Subjetivida-
entre ellos: Nuria Güell, Pablo España, vimientos y prácticas sociales, fábricas des hipermediadas, y Artificios entre
6 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

CRONOLOGÍA 15/02/2018 21/02/2018 28/02/2018

Primera sesión del Desarrollo contenidos Pablo España.


grupo de investigación de las áreas de investigación Colectivo Democracia

A las 17:30 horas se inicia la Encuentro con Pablo Es-


primera exposición de las cua- paña, miembro junto con
tro líneas de trabajo en torno a Iván López del colectivo
las que se orientan los objetivos Democracia. Su trabajo
de estudio del grupo. se ha orientado hacia la
intervención en el campo
Sendas exposiciones, tienen en de lo social, atendiendo a la
común la finalidad de construir preocupación por la espec-
un pequeño marco referencial tacularización de los modos
donde se enuncian nociones o de convivencia que pueden
prácticas que nos sitúan, lejos rastrearse, entre otros
del rigor de la ciencia, en un espacios, en la política, la
fragmentado mapa. tecnología y la cultura.

Reflexiones sob
la noción arte
desde los má rg
Laura de la Colina, Daniel Villegas Cuando hablamos de los márgenes del a la emancipación. Tal circunstancia dominantes, razón por la cual se reve-
y Alberto Chinchón arte ¿a qué nos referimos exactamen- implica que entendemos el marco del la como un fenómeno eminentemente
te? Esta idea ha sido invocada en nu- arte, cuando no la propia noción cen- contradictorio.”1
merosas ocasiones desde el ámbito de tral arte, como un espacio de heterono- En estas páginas no pretende-
la producción cultural y la teoría que mía que determina ideológicamente las mos, en ningún caso, hacer un análisis
le ha acompañado. Sin embargo, es un prácticas y los discursos que aloja en su sobre esta extensísima y compleja cues-
espacio un tanto indeterminado donde, interior, situándolas, voluntaria o invo- tión, más bien partiremos de la idea,
a menudo, se han ubicado prácticas de luntariamente, dentro de la lógica de le- más allá de reconocer la ambigüedad
diversa estirpe que, en no pocas oca- gitimación y refuerzo de las narraciones que plantea Eagleton, de que desde los
siones, han resultado tener signos con- dominantes. Mucho se ha debatido en límites que establece la propia noción
trarios. El término margen tiene mul- las últimas décadas, por no remontar- arte no resulta muy plausible construir
titud de acepciones que hay que tener nos a las polémicas que han acaecido a imaginarios que ayuden a la definición
en cuenta si se pretende mantener una lo largo del proceso de modernización, de genuinas alternativas de vida. Final-
actitud intelectual mínimamente rigu- sobre la capacidad del arte en términos mente, la propia idea de arte es un cons-
rosa. Así, los márgenes en primer lugar de transformación política y social. En tructo bien localizado histórica, social,
hacen referencia a los espacios extre- este sentido, Terry Eagleton ha seña- geográfica e ideológicamente. Frente a
mos que rodean a un concepto central lado la naturaleza ambivalente, inde- las visiones esencialistas que defienden
del que, si bien no participan entera- terminada, de lo estético en el mundo el fenómeno artístico como un elemen-
mente o en absoluto, dependen del mis- occidental: to ahistórico y universal de una supues-
mo para su definición. Por otra parte, “(…) si la categoría de lo estético ta naturaleza humana, entendemos que
constituyen un espacio de posibilidad asume la importancia que tiene en la se trata de un mecanismo cultural a tra-
para la constitución de nociones otras Europa moderna es porque al hablar de vés del cual, como categoría, ha fago-
que, con su acción continuada y en el arte habla también de todas esas cues- citado numerosos modos de expresión
tiempo, podrían lograr transformar las tiones, que constituyeron el meollo de que se han producido históricamente
ideas que constituyen la centralidad de la lucha de la clase media por alcanzar en todo el planeta, hasta perfilar una
la noción de la que se muestran subal- la hegemonía política. La construcción actividad que favorece unos intereses
ternas. En este sentido, resulta esclare- de la noción moderna de artefacto esté- dominantes concretos y que se legitima
cedor que el margen sea ese espacio en tico no se puede por tanto desligar de a través de esa práctica expropiatoria de
blanco donde se permiten anotaciones la construcción de las formas ideológi- los documentos de cultura del pasado
y, asimismo, el lugar de la ocasión para cas dominantes de la sociedad de clases y del Otro. Podríamos, aquí, trazar un
la acción y el acontecimiento. moderna, así como, en realidad, de toda paralelismo entre la idea de tecnología,
Nuestra intención cuando ape- una nueva forma de subjetividad huma- que hiciera el Comité Invisible,2 y la de
lamos a los márgenes del arte es la de na apropiada a ese orden social. (…) sin
ubicarnos en ese territorio de potencia- embargo, es que lo estético, entendido
1 Terry Eagleton, La estética como ideología,
lidad que permita, como se hace refe- en cierto modo, también proporciona Trotta, Madrid, 2006, pp. 53-54.
rencia en el subtitulo de este proyecto, un poderoso e inusual desafío y una
2 Cfr. Comité Invisible, A nuestros amigos,
construir ciertas tentativas orientadas alternativa a estas formas ideológicas Pepitas de calabaza, Logroño, 2015, p. 135.
7

07/03/2018 14/03/2018 21/03/2018

Elizabeth Lorenzi Constitución Vicente Arlandis


de los grupos
Encuentro con Elisabeth Lorenzi antropóloga, autora del de trabajo Encuentro con Vicente Ar-
libro “Vallekas, puerto de mar. Fiesta, identidad de ba- landis, performer y crea-
rrio y movimientos sociales” y con la Cofradía Marinera dor de artes escénicas.
Marinera de Vallekas de la que forma parte. Hablará, fundamentalmen-
te, de su último proyecto
“Sumario 3/94”, donde
a través de una pieza
escénica y un libro aborda
los aspectos sociales y
culturales vinculados a los
procesos judiciales, par-
tiendo de una experiencia
de carácter biográfico.

bre

genes
arte que se propone aquí. Para este co- los hindúes nunca habían entendido delineado por Karl Marx en sus Grun- ría arte, finalmente, está determinada
lectivo, el problema que existe con ese como tal el conjunto de prácticas dedi- drisse, en relación con dicho concepto, ideológicamente por un conjunto de
término no son las técnicas particulares cadas a su panteón de dioses. No creían para aplicarlo en el análisis de los me- prescripciones, ideas y creencias que
constitutivas que lo conforman sino, en su existencia, sabían que coexistían canismos utilizados por la Vanguardia. son constitutivas de la propia idea cen-
más bien, la propia noción de tecno- con ellos. Finalmente, de modo bas- Nos referimos aquí a la autocrítica de tral que la define. Es decir, que las pro-
logía que las expropia y neutraliza sus tante parcial, las autoridades coloniales carácter radical que propone Marx para ducciones artísticas, por el mero hecho
capacidades socialmente transforma- conseguirían establecer una versión del enfrentarse a la concepción de institu- de ser consideradas arte, están atrave-
doras. Para nosotras el propio concepto hinduismo como religión apropiada a ción religiosa en sí misma frente a la crí- sadas por el discurso dominante que ha
de arte actúa de modo semejante desde los estándares occidentales.4 De modo tica inmanente al sistema que no pone ido modelando su definición. Se puede
que se articulara en la Europa moderna, paralelo, pensamos que la idea de arte en crisis la propia noción de religión y objetar que los conceptos a lo largo de
especialmente a partir de la Ilustración, que se configuraría a partir del siglo que establece criterios comparativos y su vida histórica han ido transformán-
reuniendo bajo su definición (conjunto XIV en Europa se constituiría como valorativos entre distintas concepcio- dose y que tienen significados y efectos
de determinaciones de clase, género y noción privilegiada de carácter uni- nes (estilos) que se sitúan en el seno de distintos en los diversos periodos y lu-
atribución racial), los resultados de la versalista que acompañaría, desde el dicha idea. Así, el problema no consiste gares por los que han ido transitando.
aplicación de técnicas concretas que, campo epistemológico, la campaña de en saber que modelo concreto es el más Sin embargo, entendemos que en la
según el momento y el lugar, han aten- colonización que comenzaría después acertado o verdadero sino, más bien, constitución y desarrollo de nociones
dido a finalidades diversas. de su nacimiento y una vez se había someter a juicio crítico el propio con- como el arte, que incluye la institución
Del mismo modo encontra- asentado como marco (arte) donde la cepto e institución de religión. Bürger que lleva aparejada, responde a una es-
mos en la idea de religión un campo diversidad de expresiones, fruto de las traslada este sistema al caso de la Van- tructura epistemológica concreta y que
de análisis comparativo para el tipo técnicas particulares, habían sido reu- guardia histórica que, según sus argu- sus transformaciones obedecen a unos
de fenómeno de asimilación que se ha nidas en un proceso de eliminación de mentos, habría alcanzado el estadio de intereses de dominio originales que no
producido bajo el concepto de arte. sus diferencias. La vocación colonial autocrítica de la institución arte como han cesado de operar a lo largo de su
Sanjay Seth, ha señalado como en la del modelo cultural de las naciones eu- tal.6 No resulta extraño, por tanto, que existencia. Es claro, asimismo, que el
India colonial se introdujo la noción ropeas ha sido señalada recientemente señale al dadaísmo como paradigma de territorio del arte ha sido un espacio de
de religión en el sentido específico de por Hito Steyerl, quien afirma que la este fenómeno, si tenemos en cuenta su disputa ideológica tanto en sus prácti-
creencia propio de la historia europea cultura del imperio colonial, que opera- orientación antiarte. Es conocido, no cas como en su aparato interpretativo
cristiana y que afirma que no deja de ría como emblema de este último, trató obstante, la suerte posterior que estos en el contexto de la modernidad, aun-
ser una invención moderna occidental de ser implantada en todos lugares del movimientos tuvieron siendo institu- que siempre queda la sensación de que
que fue exportada al resto del mundo.3 planeta.5 cionalizados por el marco artístico. invariablemente el fruto de estos deba-
Así, los colonizadores británicos inter- Volviendo al concepto de reli- Las reflexiones anteriores nos tes, al final, han acabado siendo subsu-
pretaron el hinduismo como religión gión, resulta interesante como Peter sirven para señalar que, probablemente, midos por la centralidad del discurso
doctrinal basada en la creencia, cuando Bürger adoptaría el sistema de crítica toda práctica que se encuentre situada dominante. Plantear, por tanto, desde
en el territorio definido por la catego- dentro del marco del arte posturas que
pongan en crisis el modelo social o po-
4 Cfr. Ibid. P. 63.
3 Cfr. Sanjay Seth, Subject Lessons: The Wes- lítico, parece una tarea un tanto estéril
tern Education of Colonial India (Politics, 5 Cfr. Hito Steyerl, Arte Dutty Free. El arte 6 Peter Bürger, Teoría de la vanguardia, Edi- ya que, en ningún caso, se produce una
History, and Culture), Duke University en la era de la guerra civil planetaria, Caja ciones Península, Barcelona, 1997, pp. 60-
Press, Durham, 2007, p.62. Negra Editora, Buenos Aires, 2018, p. 132. 63.
autocrítica con efectos reales sobre la
8 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

4/4/2018 11/4/2018

Nuria Güell Visita al proyecto El cuarto de


invitados
Su práctica artística, desde una
implicación vital, analiza la ma- En la visita al Cuarto de invita-
nera en la que los dispositivos de dos, nos exponen el proyecto que
poder afectan a la construcción tienen en curso sobre lxs becarixs
de la subjetividad mediante el uso procedentes de las prácticas pro-
y disrupción de los mecanismos fesionales del ámbito universita-
de poder que otorgan condiciones rio. Después del visionado de un
de privilegio en función de la ocu- vídeo tuvo lugar una performance
pación o proveniencia. Se dialoga- y, por último, un debate sobre la
rá, asimismo, sobre la utilidad del precariedad de las condiciones
arte, asunto que ha sido tratado laborales contemporáneas, en ge-
ampliamente en su trabajo. neral, y sobre la de los becarios,
en particular.

propia institución arte; puesto que no jo de Erwin Panofsky—, a mediados de nos benjaminianos—13 que, a la postre, referente.15 En este momento creemos
deja de ser un aparato ideológico de siglo XX Ernst H. Gombrich establece- sirve como prueba de la superioridad importante señalar que difícilmente
dicho modelo imperante. Un caso inte- ría un modelo interpretativo articulado cultural de Occidente sobre todos los toda esa producción no perteneciente a
resante de cómo los intereses de poder por un individualismo y una especia- otros pueblos que habitan o han habi- la herencia cultural europea, e incluso
atraviesan incluso a aquellos producto- lización del trabajo propio del libera- tado la tierra.14 Es evidente que para la dentro de ésta la realizada por comu-
res artísticos orientados hacia proce- lismo clásico10 en su canónica Historia mayoría, apercibida por los tópicos de nidades subalternas, puede calificarse
sos de emancipación, lo constituye el del Arte, donde llegaría a afirmar en la historia del arte universal, La Gio- como arte, si entendemos éste como un
de los artistas de vanguardia y agentes su introducción: “no existe, realmente conda de Leonardo Da Vinci no puede marco de determinación ideológica, sin
críticos concienciados políticamente, el Arte. Tan sólo hay artistas”11. Final- ser comparada, en términos de calidad que sirva a los intereses dominantes oc-
en términos de la consecución de una mente, en las últimas décadas del siglo artística (signifique lo que signifique cidentales.
sociedad que eliminara cualquier traza XX la historiografía se abriría a otro tal atributo), con una escultura maya De cualquier modo, la historia y
de subalternidad, como argumentara, tipo de planteamientos especialmente de Quetzalcóatl (serpiente empluma- el museo, lugares de legitimación artís-
en relación con la colonialidad, Edward los de género y los multiculturalistas da) por no decir de cualquiera de las tica por excelencia, son espacios dedi-
W. Said: que obedecerían, sin enjuiciar las mo- piezas procedentes de África, Oriente cados fundamentalmente a la muerte,
“No temamos afirmar que todos tivaciones de los investigadores que se Medio, Asia, Oceanía y América que se como diría del segundo Theodor Ador-
aquellos elementos sociales histórica- ubicaron en este campo de estudio, a la acumulan a tan sólo unos kilómetros de no,16 a pesar de los intentos de las últi-
mente progresistas eran no obstante, incipiente lógica neoliberal transnacio- la pintura renacentista en el Museo de mas décadas de abrir estos espacios a la
desde la perspectiva del imperialismo, nal. Slavoj Žižek advierte del renovado Quai Branly, a pesar de lo lujoso de su vida a través de una especie de simula-
uniformemente retrógrados. Artistas y carácter universalista, neocolonial in- edificio-contenedor, firmado por Jean cro, espectáculo si se quiere, que intro-
escritores de vanguardia, la clase obre- cluso, de esta perspectiva: Nouvel, y de su museografía. Desde la duce en estos contextos una dimensión
ra, las mujeres —todos ellos marginales “El multiculturalismo es un ra- perspectiva de la historia del arte, las de pseudo-acontecimiento o pseu-
en Occidente— mostraban un fervor cismo que ha vaciado su propia po- Señoritas de Avignon de Pablo Picasso do-colaboración social. Entendemos la
imperialista que aumentaba en inten- sición de todo contenido positivo (el serán consideradas de mayor impor- idea de muerte en el sentido de desacti-
sidad y febril entusiasmo al ritmo que multiculturalista no es directamente tancia que las esculturas africanas que, vación de los efectos útiles para la vida
crecía la brutalidad y el insensato —y racista, por cuanto no contrapone al en un giro exotizante, le sirvieron como que pueden potencialmente poseer las
a veces inútil— control de las poten- Otro los valores particulares de su cul- prácticas que, comúnmente, se ubican
cias europeas y norteamericana sobre tura), pero, no obstante, mantiene su en el ámbito artístico. En este mismo
los pueblos sometidos. El eurocentris- posición en cuanto privilegiado punto sentido, se manifestaba Chris Marker
mo penetró la médula del movimiento hueco de universalidad desde el que se 13 Walter Benjamin, “Sobre el concepto Histo- en el ensayo fílmico Las estatuas tam-
ria”, en: Walter Benjamin, Obras, Libro I/
obrero, de las mujeres y de la vanguar- puede apreciar (o despreciar) las otras vol. 2, Adaba Editores, Madrid, 2008. pp. bién mueren, donde se abordaba preci-
dia artística; nadie significativo quedó culturas. El respeto multicultural por la 302-318. samente el proceso de reificación de la
fuera de su alcance.”7 especificidad del Otro no es sino la afir- 14 Los imperios coloniales europeos decimo- estatuaria africana por parte del coloni-
En relación con uno de los prin- mación de la propia superioridad”12. nónicos se sustentarán en una pseudocien- zador europeo:
cipales agentes de legitimación artísti- Siguiendo los razonamientos de cia racista que colocarán en una posición “Cuando los hombres están
de inferioridad a los colonizados mediante
ca, como es la historiografía, podemos Žižek, aplicados a la historia del arte y un proceso de racialización del Otro, ubi-
muertos, entran en la historia. Cuan-
observar como en el transcurso del siglo a las instituciones encargadas de difun- cándolo en los márgenes de lo humano. do las estatuas están muertas. entran
XX se han ido transformando sus prin- dir su saber (museos y centros de arte), Primeramente, una vez sometidos y escla- en el arte. Esta botánica de la muerte
cipios interpretativos para dar cabida, observamos que la inclusión en las pá- vizados, fueron mostrados como animales es lo que llamamos cultura. (…) El arte
en zoológicos humanos como sucedió en
en el seno de una sociedad pluralista ginas de la historiografía de las expre- L’Acclimatation Anthropologique (Jardín negro; lo miramos como si su razón de
que se ha ido encaminando al menos de siones del Otro esconden una agenda de Aclimatación) de París (1877-1912), que existir fuera el placer que nos da, las
forma declarativa hacia una multicultu- que, muy a menudo, aplana sus genui- tuvo como precedentes, entre otros muchos intenciones del negro que lo creó, las
casos, la exhibición, entre 18190 y 1815, de
ralidad, a las producciones artísticas de nos significados cuando no las ubica en Saartjie Baartmann (“la Venus Hotento- emociones del negro que lo mira, todo
grupos subalternos en relación con el la función de comparsa —o como “bo- te”) en Londres y París (véase la película: eso se nos escapa. Porque están escritos
género, los procesos de racialización y, tín de guerra” de los opresores en térmi- Vénus noire, Abdellatif Kechiche, 2010) y sobre madera, pensamos que sus pen-
de una pareja de pigmeos en el zoológico
en cierto sentido, con el de clase en tér- de Edimburgo, en 1870, como representan-
samientos son estatuas y encontramos
minos de una atención a la cultura po- tes del “eslabón perdido” entre el simio y el lo pintoresco ahí donde el miembro de
pular. Si en sus orígenes la historia del ción, en el territorio de la construcción y humano (este asunto fue tratado por Régis la comunidad negra ve el rostro de una
vindicación de un canon alemán, vinculado Wargnier en su film de 2005 Man to Man).
arte, especialmente en el contexto de a la expresión “gran potencia”, en la historia
cultura. (…) Y luego mueren a su vez,
Con posterioridad, y al menos hasta la dé-
los imperios coloniales del siglo XIX, del arte donde resuenan los ecos decimonó- cada de los treinta del siglo XX, en paralelo clasificadas, etiquetadas, conservadas
respondía a una estructura de legitima- nicos de la competición nacionalista. Del con las prácticas descritas, se incorporan en el hielo de vitrinas y colecciones,
ción nacionalista8 —ejemplificada más trabajo de Panofsky sobre Durero, en su te- con mayor importancia —en el contexto entran en la historia del arte, paraíso
sis doctoral de 1914 y la posterior monogra- de las Exposiciones Coloniales que eran el
tarde, según Keith Moxey9, por el traba- fía Vida y arte de Alberto Durero de 1943, complemento de las Exposiciones Univer- de formas donde se establecen los más
puede colegirse la orientación ideológica de sales que daban cuenta de la superioridad misteriosos parentescos. (…) Queremos
su investigación historiográfica desde una occidental en el desarrollo de la técnica y la
perspectiva nacionalista. industria— la producción simbólica de los
7 Edward W. Said, Cultura e imperialismo, pueblos colonizados, que ya estaban presen-
Editorial Anagrama, Barcelona, 1996, p 10 Gombrich, junto con Karl Popper y a Frie- 15 Sobre esta cuestión trabajó Fred Wilson en
tes en los museos etnográficos, como modo su exposición Primitivism: High and Low,
345. drich von Hayek, todos ellos refugiados más amable de mostrar su “infradesarrollo”
políticos durante el periodo nacionalsocia- Metro Pictures Gallery, Nueva York, 1991.
8 Es conveniente recordar en este punto el humano. Este mecanismo de colonización
lista, constituirían “el trío vienés” caracteri- que comenzará por el dominio de los cuer- 16 “El museo y el mausoleo no están unidos
concepto histórico de Volksgeist en su sen- zado por el rechazo hacia los experimentos
tido hegeliano. Vésase: Georg Wilhelm pos proseguirá por la apropiación de los sólo por una asociación fonética. Los mu-
sociales colectivistas, desde una perspectiva “documentos de cultura” y la imposición de seos son como panteones de obras de arte.
Friedrich Hegel, Lecciones sobre la filosofía individualista liberal.
de la historia universal, Ediciones de la Re- un modelo de interpretación de los mismos. Dan testimonio de la neutralización de la
vista de Occidente, Madrid, 1974. 11 Ernst H. Gombrich, Historia de Arte, Sobre estos asuntos consúltese: Hasan G. cultura. Los tesoros artísticos están deposi-
Alianza Editorial, 1988, p. 13. López Sanz, Zoos humanos, ethnic freaks tados en ellos: el valor de mercado desban-
9 Keith Moxey, Teoría, práctica y persuasión. y exhibiciones etnológicas. Una aproxima- ca a la dicha de la contemplación”. Theodor
Estudios sobre historia del arte, Ediciones 12 Slavoj Žižek, En defensa de la intolerancia, ción desde la antropología, la estética y la Adorno, Crítica de la Cultura y la Sociedad
del Serbal, Barcelona, 2004, p. 16. Sostiene Ediciones Sequitur, Madrid, 2008, pp. 56- creación artística contemporánea, Editorial (Obra Completa), Akal. Madrid, 2008, p.
Moxey que Panofsky se sitúa, en su produc- 57. Concreta, Valencia, 2017). 160.
9

18/4/2018 18/4/2018 9/5/2018 16/5/2018 23/5/2018

Presentación de Presentación de Visita a Acción Spring(t). II Presentación de Presentación de


proyectos (I) proyectos (II) Congreso de Arte de Acción proyectos (III) proyectos (IV)

Emanuele Meschini, Se- María Fernández, Sonia Mª. Ángeles Dos Jotas, Sebas Cabero,
bastián Almazán + Irene (La Hortera Refinada) Fernández, Clara Paula Lafuente, Edward
Mohedano, El cuarto de Lago, Patricia Sádaba, Soto, Víctor Martín, Jobst Andrews, Victoria de
invitados y Ricardo Tourón. Ricardo Tourón, Gloria G Daniel Herrero y Gracia, Claudia González y
Durán y Marco Prieto. Sergio Domínguez. José Enrique Mateo.

ver sufrimiento, serenidad, humor, de grupos subalternos para que encajen función original de carácter ritual ge- de clase económicamente acomodada.
cuando nada sabemos. Colonizadores en categorías (el arte en el caso que nos neralmente, se ha mostrado en institu- La noción de arte, tal como la
del mundo, queremos que todo nos ocupa aquí) definidas desde el aparato ciones dedicadas al arte. En 2018, por hemos planteado, surge de la intersec-
hable: las bestias, los muertos, las esta- ideológico (cultura) occidental, con la citar un caso, la Association on Ameri- ción del mercado y la institución y está
tuas. Y estas estatuas son mudas. Tie- coartada de su reconocimiento y reha- can Indian Affairs (AAIA) denunciaba determinada por ambos agentes. Desde
nen bocas y no hablan. Tienen ojos y no bilitación. En este punto, entra en juego el uso no ético de una serie de represen- su origen se han ido desarrollando es-
nos ven. (…) Pero al mismo tiempo que el concepto de traducción intercultural taciones de sus pueblos, exhibidos en el tos ámbitos de manera paulatina hasta
recibe sus títulos gloriosos el arte negro mediante el que se trata de establecer Metropolitan Museum of Art (MET) su conformación actual. La cuestión es
se convierte en una lengua muerta y lo equivalencias. Howard Morphy, en sus en la exposición Art of Native America: entonces ¿de qué hablamos cuando nos
que nace tras su paso es la jerga de la investigaciones sobre la cestería de los the Charles and Valerie Diker Collection. referimos a la idea de arte? Desde luego
decadencia. Sus exigencias religiosas nativos americanos, sostiene que la in- Resultan esclarecedoras las palabras de no compartimos un concepto esencia-
suceden a sus exigencias comerciales. clusión de estas producciones en el cir- la directora de dicha asociación, Shan- lista que ha constituido la visión co-
Y dado que el blanco es el comprador, cuito de legitimación artística —ya que non O’Loughlin, en relación con la ma- lonizadora de la historia universal. Es
y que hay mayor demanda que oferta, podrían ser traducidas como arte— niobra de los curadores que no había decir, que una gran parte de las produc-
hay que ir rápido, y el arte negro se vuel- pueden generar una serie de beneficios sido consultada con los representantes ciones que han sido consideradas arte
ve artesanía indígena. Se fabrican a mi- que van desde el reconocimiento de es- tribales: por ésta, no entendemos que, en reali-
llares réplicas cada vez más degradadas tos pueblos como humanamente igua- “(…) su primer error fue llamar dad, lo sean. La perspectiva que sostie-
de hermosas figuras inventadas por la les, lo que tendría consecuencias en el arte a estos objetos. (…) La mayoría de ne que la historia del arte tuvo su origen
cultura africana, aquí las herramientas terreno de los derechos, hasta la inte- estos objetos no son arte: son objetos en las pinturas rupestres no nos resul-
vulgarizan, la técnica empobrece. En el gración económica de los productores ceremoniales o funerarios que perte- ta demasiado convincente. Recientes
país donde cada forma tenía un signifi- cuya ausencia, según Morphy, perpe- necen a sus comunidades originales y teorías sobre la producción simbólica
cado, donde la gracia de una curva era túan las diferencias culturales, pasando sólo podrían haber terminado en una prehistórica sugieren que la razón que
una declaración de amor al mundo, se por el intercambio cultural.19 colección privada a través del tráfico y animaban la realización de dichas re-
aclimata un arte del bazar”17. El problema, como ya hemos in- el saqueo.”21 presentaciones estaba bastante lejos de
La cuestión que sostenemos es sistido, reside en la asimetría que se pro- Hemos delineado, hasta ahora, la idea moderna de arte.23
que el arte no puede ser tomado por una duce en las relaciones interculturales y las relaciones de poder que atraviesan la El desarrollo histórico de las re-
categoría universal, y que el proceso por en el procedimiento de traducción. Así, noción arte y podemos decir que, den- presentaciones visuales no debe ser
el cual diferentes expresiones que utili- desde una noción arte eurocentrada, la tro de este marco, resulta extremada- entendido en su totalidad como el ar-
zan las técnicas particulares expropia- inclusión de objetos dentro de sus insti- mente complicado proponer modos de gumento central de la historia del arte.
das por éste son clasificadas como tal, tuciones tiene comúnmente un resulta- producción simbólica que coadyuven Larry Shiner ha investigado como se
acaban generándole un enorme per- do que opaca el verdadero significado en la constitución o mantenimiento de produjo la invención del arte, dejando
juicio. No serán pocos los que vean en de los mismos y se les somete a unos formas otras de vida. Si aludimos a las claro que los griegos no tenían una pa-
este tipo afirmación una posición des- criterios de valoración donde siem- prácticas en los márgenes, es porque en- labra para designarlo y los romanos, al
igualitaria18 y que estén convencidos de pre serán situados como producciones tendemos que es un espacio que supone igual que los anteriores, carecían de una
la bondad de incluir, como proceso de menores respecto del canon. Quién, en un umbral donde se pueden dar tenta- categoría de arte. En sus propias pala-
homologación, las producciones sim- definitiva, ostenta el poder de enuncia- tivas de abandono de esa forma con- bras:
bólicas del Otro en la prestigiosa idea ción y traducción está en disposición creta en la que se reúnen, se verifican y “De hecho, los antiguos griegos,
de arte. Pero ¿a qué precio? Ya hemos de otorgar un sentido determinado a se valoran las producciones fruto de la que tenían distinciones precisas para
respondido con anterioridad a esta las cosas. Difícilmente mediante estos aplicación de técnicas particulares bajo tantas cosas carecían de una palabra
pregunta: con el habitual coste de la mecanismos de asimilación se conse- el signo del arte para que, así, puedan para lo que nosotros denominamos arte
inferiorización. Demasiado a menudo guirá un estado de igualdad que, ade- activarse para la construcción de otras bello. La palabra que con frecuencia
hemos asistido al lamentable espectá- más, pasa por su consideración como posibilidades de mundo. Antes de pro- traducimos por arte era techné, la cual,
culo de cómo se fuerzan los significados mercancías —no hay que olvidar la seguir, con las vías que entendemos que lo mismo que la ars romana, incluía
genuinos de las expresiones simbólicas condición mercantil constitutiva de la pueden facilitar este proceso, conviene muchas cosas que hoy en día denomi-
propia idea de arte— como garantía de analizar en qué consiste la idea de arte, namos «oficio» (…) Nuestra moderna
su integración en un modelo distinto cuestión que de manera habitual se ha categoría de arte no tiene equivalente
17 Guion escrito por Chris Marker para la pe- al que generó estos artefactos. De esta intentado situar de manera interesada en el mundo antiguo como tampoco lo
lícula, de 1953, Les statues meurent aussi cuestión hablaba Marker cuando decía: en un espacio de indeterminación para tienen «literatura» o «música».”24
(Las estatuas también mueren) dirigida por “El sujeto es este hombre negro, así no mostrar los intereses que le son
Chris Marker y Alain Resnais.
mutilado de su cultura y sin contacto propios. Pero, antes de nada, conside-
18 En sentido, se puede citar el caso del lin- res, 2017, p. 116.
con la nuestra. Su trabajo ya no tiene ramos necesario recordar, de consuno
güista Daniel Everett que fue acusado por 23 Véase, por ejemplo: David Lewis-Williams,
las autoridades académicas brasileñas de continuidad espiritual ni social, no se con los argumentos de Martha Rosler,
La mente en la caverna. La conciencia y los
racismo por negar, en lo relativo a la lengua abre a nada, su recompensa es nada que aún hoy en día se puede afirmar orígenes del arte, Akal, Madrid, 2015. En
de los Pirahãs (pueblo amazónico), la gra- más que un salario irrisorio. En este que la cúspide de la pirámide del arte relación con la autoría de las producciones
mática universal y el principio de recursi-
vidad teorizados por Noam Chomsky. Tal
país del regalo y el intercambio, hemos sigue ocupada por hombres blancos22 paleolíticas también se ha cuestionado que
por defecto se atribuyeran, desde una pers-
circunstancia provocó que no se le permi- introducido el dinero”20. pectiva patriarcal, a los hombres. De hecho,
tiera en lo sucesivo, después de distintos pe- En los últimos tiempos hemos hace algún tiempo se ha afirmado que, de
riodos de convivencia, el contacto con este asistido a reacciones por parte de pue- 21 Gabriella Angeleti, “Native American manera contraria, las pequeñas esculturas
pueblo. Lejos de considerar este ejemplo group denounces Met’s exhibition of indi- de cuerpos femeninos (habitualmente de-
como muestra de la riqueza comunicativa blos cuyo legado objetual, siendo su
genous objects”, The Art Newspaper, 6 de nominadas venus) bien podrían ser auto-re-
humana que permite, por otro lado, modos noviembre de 2018, On-line (Consultado: presentaciones ejecutadas por mujeres.
de vida diversos, las investigaciones de Eve- 25/04/2019), disponible: https://www. Consúltese: Catherine Hodge McCoid &
rett fueron tomadas como una afrenta que 19 Howard Morphy, “Aesthetics in a Cross-cul- theartnewspaper.com/news/native-ame- LeRoy D. McDermott, “Toward Decoloni-
denigraba a los Pirahãs por negarles el ac- tural Perspective: Some Reflections on Na- rican-group-denounces-met-s-exhibi- zing Gender. Female Vision in the Upper
ceso a la pretendida universalidad de la gra- tive American Basketry”, JASO, nº 23/1, tion-of-indigenous-objects Paleolithic”, American Anthropologist, vol.
mática. Para más información consúltese el 1992, pp. 14-15. 98, nº 2, June 1996, pp. 319-326.
documental: The Grammar of Happiness 22 Martha Rosler, Clase Cultural. Arte y gen-
(Michael O’Neill & Randall Wood, 2012). 20 Chris Marker, op. cit. trificación, Caja Negra Editora, Buenos Ai- 24 Larry Shiner, La invención del arte, Paidós,
10 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

30/5/2018 6/6/2018

David Cortés Laura López Paniagua

Encuentro con David Cortés, historiador Laura López Paniagua (Madrid/Berlin) es profesora
del arte. Comisario del ciclo La imagen adjunta de las Universidades de Leuphana (Luneburgo,
sublevada. Cine anónimo y colectivo en Alemania) y de Halle-Wittemberg (Halle, Alemania).
Mayo del 68 que tendrá lugar en el Museo Partiendo de la literatura libertina del Marqués de
Nacional Centro de Arte Reina Sofía del 3 Sade se analizan las prácticas de infinidad de artistas
al 28 de mayo. La sesión estará dedicada plásticos han entendido el cuerpo como punto de fuga
al estudio de las prácticas cinematográ- de los órdenes simbólicos sociales, y su tratamiento, en
ficas anónimas y colectivas durante Mayo ocasiones, extremo, ha sido una forma de insurgencia,
del 68, como los cinétracts y los Grupos como se puede apreciar en artistas como Paul McCar-
Medvedkin de obreros cineastas, que thy, Mike Kelley, VALIE EXPORT, Bob Flanagan o Genesis
impugnaban tanto la noción tradicional P-Orridge. En el actual clima de corrección política, ¿se
de autoría como los dispositivos conven- toma el abuso artístico-metafórico de los cuerpos como
cionales de producción fílmica. abuso literal, y por tanto, como acto punible? ¿Acabare-
mos censurando al mismo Marqués de Sade, tal como lo
hicieron los defensores del Ancien Régime?

La noción arte, tal y como la no ha trabajado por mor de sí mismo cial. Pero cuando hablamos desde una pintura industrial, la psicogeografía, el
conocemos hoy en día, se irá desarro- sino como mero auxiliar de la religión, perspectiva institucional nos referimos urbanismo unitario, el juego, la cons-
llando a lo largo de varios siglos y será la cual, en las representaciones plásti- no sólo al consenso de los expertos — trucción de situaciones, el Détourne-
modelada en el contexto europeo has- cas que le pedía el arte, atendía más a lo provengan éstos de la historiografía, ment y el cine como propaganda— que
ta convertirse en una maquinaría que, simbólico que a lo bello.”27 la teoría, la crítica, la universidad o los rompiesen con las relaciones de domi-
en tiempos relativamente recientes, Realizar una genealogía del con- centros y museos de arte— sino, tam- nio que le son consustanciales. En de-
fagocitará toda producción simbólica cepto arte sería una labor excesivamen- bién de un modo especial, al mercado, finitiva, se trataba de salir de un marco
proveniente de cualquier tiempo histó- te extensa para los limites de este texto. teniendo en cuenta que en las últimas definido por los intereses de poder es-
rico o comunidad humana. Arthur C. Sirvan estos breves apuntes para ilus- décadas la lógica económica se ha con- tablecidos ya sea por la institución o el
Danto, ha sostenido que la idea de arte trar la idea de que esta noción, aunque vertido en el principal agente de verifi- mercado.32 De alguna manera este tipo
está ligada a una cierta narrativa histó- haya sufrido ciertas transformaciones, cación de nuestra sociedad globalizada. de praxis anticiparía el movimiento de
rica que comenzó en la Europa del siglo es fruto de unas condiciones culturales Conviene insistir en el hecho de que, si Mayo del 68, en el que los situacionistas
XIV: e ideológicas concretas. La hipótesis la definición posible de la noción arte se involucrarían, donde se plantearon
“(…) el tener una historia progre- que defendemos se resume en que esta depende de estas instancias, tal asun- algunas coordenadas del uso del arte
siva perteneció al arte de una de esas categoría tuvo su origen en el contexto to lleva aparejada una serie de conse- por parte del activismo social. Desde
totalidades culturales, particularmente europeo en los albores del Renacimien- cuencias en relación con el sentido, en entonces ha existido, de manera más
aquella que incluye al arte occidental to y las causas de su nacimiento estuvie- términos ideológicos, que adoptan las o menos extendida, una relación con-
desde alrededor del 1300 al 1900. En- ron íntimamente ligadas a la aparición producciones simbólicas cuando se flictiva entre el arte y los movimientos
tonces, con el modernismo, nos mo- en este ámbito de la imagen profana28 y alojan en dicho marco, aceptando táci- de transformación social que podemos
vemos dentro de una nueva totalidad al desarrollo de un primer capitalismo tamente sus relaciones de poder consti- observar en los planteamientos de John
cultural que duró aproximadamente que daría lugar a una nueva clase social, tuyentes. Esta situación ha provocado, Jordan, activista de formación artísti-
ochenta años, desde 1880 hasta 1965.”25 la burguesía, que necesitaba para su desde hace ya tiempo, el rechazo de la ca activo participante del movimiento
Shiner, por su parte, afirma que consolidación de unos mecanismos de propia idea de arte por parte de nume- anticarreteras británico, de la calle oku-
no será hasta el siglo XVII cuando se representación simbólica y a la expan- rosos individuos y colectivos. pada de Claremont Road y de Reclaim
conforme un concepto moderno de sión en las siguientes centurias de una La crítica de la noción arte en- the Streets en el Londres de la década
arte.26 De hecho, resulta revelador que consideración eminentemente mercan- contró en la Vanguardia histórica cuan- de los noventa del pasado siglo. De este
uno de los padres de la estética moder- til de las piezas artísticas. Dichas cir- do abogó por la dilución del arte en la modo, Jordan hacia el siguiente llama-
na, Gotthold Ephraim Lessing, hiciera cunstancias, de un modo u otro, siguen praxis vital. La posición más radical al miento:
en 1766 tabula rasa con la mayor parte vigentes en la actualidad como agentes respecto la protagonizaron los dadaís- “Ruego a los artistas que deser-
de las imágenes del pasado situándolas determinantes, en mayor o menor gra- tas y los constructivistas atravesados ten. Que den la espalda al sistema y se
fuera de los dominios del arte: do, de toda producción simbólica que por un ethos antiartístico.30 Herbert alejen de los museos (…), que abando-
“Sólo quisiera dar el nombre de este localizada dentro de la idea de arte. Read, tiempo más tarde, se mostraría nen el atractivo del glamour y la fama,
obras de arte a aquellas en las que el ar- Desde la perspectiva del arte como un disidente cultural adoptando se muevan fuera del foco que se otorga
tista se ha podido manifestar como tal, contemporáneo, en su intento de defi- una postura de rechazo abierto hacia la el monopolio de la creatividad y des-
es decir, aquellas en las que la belleza ha nir la noción de arte, George Dickie ha cultura, y al arte por extensión, propo- carten la idea de que somos los expertos
sido para él su primera y última inten- señalado que ante cierta indefinición niendo su disolución y declarando que de la imaginación. Os pido que recha-
ción. Todas las demás obras en las que de la categoría se puede establecer un sería mejor no utilizar dicha palabra: cemos los espacios que nos separan de
se echan de ver huellas demasiado cla- método de análisis del sistema que pro- “Ya lo he dicho antes: al infierno la sociedad, que no queramos nuestro
ras de convenciones religiosas no mere- duce la verificación y valoración de las con la cultura; y a esta remisión pode- privilegio, que renunciemos al culto del
cen este nombre, porque en ellas el arte producciones que aloja en su interior: mos añadir otra: al infierno con el artis- individuo y reconozcamos el poder del
“Creo, sin embargo, que la apro- ta. El arte como profesión independiente «nosotros», que proviene de la suma
ximación institucional a la compren- es meramente una consecuencia de la de todos los «yos» separados. En el
Barcelona, 2014, p. 46. Pero esta perspec-
tiva no es precisamente nueva, Władysław sión del arte es viable. Por aproxima- cultura como identidad independiente. momento de que el artista se haga in-
Tatarkiewicz en 1974 afirmaba en relación ción institucional entiendo la idea de En una sociedad natural no habrá seres visible. Qué se disuelva de nuevo en la
con el concepto arte: “A través de los años que las obras de arte son arte como valiosos o privilegiados denominados vida.”33
se ha alterado el sentido de las expresiones.
Los cambios han sido suaves pero constan- resultado de la posición que ocupan artistas: sólo habrá trabajadores. O, si En esta misma línea argumen-
tes, y a través de milenios han hecho que dentro de un marco o contexto institu- prefiere usted la afirmación más para- tativa, de la cual tan sólo estamos aquí
cambie totalmente el sentido de las antiguas cional.”29 dójica que propone Gill de esta misma seleccionando algunos ejemplos, se
expresiones.” Władysław Tatarkiewicz, His-
toria de las seis ideas. Arte, belleza, forma,
El arte, por tanto, se define sisté- verdad: en una sociedad natural no orientó el texto que bajo el título Contra
creatividad, mímesis, experiencia estética, micamente frente a las posiciones esen- habrá seres denostados y carentes de el arte y el artista publicara el colectivo
Editorial Tecnos, Madrid, 1987, p. 39. Las cialistas que lo sitúan en un espacio privilegios denominados trabajadores, DesFace en 2012. Una vez más se seña-
preguntas que surgen del análisis de Tatar- ahistórico y fuera de todo convenio so- sólo habrá artistas.”31 laba la imposibilidad de recuperación,
kiewicz es si la noción de arte no existía en
tiempos antiguos o si, como en el caso de Es bien conocida la posición de para fines emancipatorios, del concep-
la Roma clásica se utilizaba para fines bien “superación del arte” propuesta por los to arte dominante; por lo que se propo-
diferentes que unos siglos después cuando 27 G. E. Lessing, Laocoonte, Ed. Nacional, situacionistas hacia finales de la década nía un cierto abandono de ésta y, más
se articuló su idea moderna; ¿podemos lla- Madrid, 1977, p. 124.
mar a cosas semejantes, pero de significa- de los cincuenta del siglo XX. Se trata- concretamente, del conjunto de reglas
ción distinta bajo el mismo nombre?, ¿qué 28 En este sentido, se puede citar la tesis de ba de una reacción frente a la reificación
Víctor I. Stoichita sobre la “invención del
se pierde en esa homologación? o ¿a qué
cuadro”, en torno a los siglos XVI y XVII,
que imponía la categoría arte expro-
intereses responde dicha operación? Preci-
samente con este texto pretendemos poner en el contexto de la pintura europea, que, piando de su dimensión experiencial y 32 Cfr. Mario Perniola, Los situacionistas.
en cuestión la naturalización del proceso a partir de entonces, se convertirá en mar- potencialmente transformadoras de las Historia crítica de la última vanguardia del
que llevó a entender histórica y cultural- co privilegiado en el que se desarrollará la prácticas. Más allá del arte, entendían siglo XX, Acuarela & A. Machado, Madrid,
mente equivalentes expresiones simbólica noción moderna arte y sobre el que se con- 2008, pp. 13-50.
formará un expansivo mercado asociado a que se puedían encontrar técnicas —la
pertenecientes a ámbitos diversos temporal 33 John Jordan, “The Art of Necessity: The
y geográficamente. la misma. Víctor I. Stoichita, La invención
del cuadro. Arte, artífices y artificios en los subversive imagination of anti-road pro-
25 Arthur C. Danto, Después del fin del arte. orígenes de la pintura europea, Ediciones test and Reclaim the Streets”, en: George
El arte contemporáneo y el linde de la histo- del Serbal, Barcelona, 2000. 30 Cfr. Larry Shiner, op.cit., pp. 344-349 McKay, DiY Culture. Party and Protest in
ria, Paidós, Barcelona, 1999, p. 83 Nineties Britain, Verso, London-New York,
29 George Dickie, El círculo del arte. Una teo- 31 Herbert Read, Al infierno con la cultura, 1998. Citado por Julia Ramírez Blanco, op.
26 Larry Shiner, op.cit., p. 16. ría del arte, Paidós, Barcelona, 2005, p. 17. Ediciones Cátedra, Madrid, 2011, p. 69. cit., p. 84.
11

13/6/2018 20/6/2018

Julia Ramírez Blanco Pedro G. Romero

Encuentro con Julia Ramírez Encuentro con el artista Pedro G. Romero. A partir del texto del título, escrito
Blanco, historiadora y crítica de por Antonio Machado y Juan de Mairena, se repasan algunos de los proyectos
arte. Investigadora Juan de la en que anda implicado el autor (Archivo F.X.; Máquina Ph.; pie flamenco; etc.).
Cierva y profesora del Departa- Se esbozan ciertas genealogías de la clase de productores que se correspon-
mento de Historia del Arte de la de con las artes visuales, las formas de vida bohemias estandarizadas por el
Universidad de Barcelona. Autora capitalismo avanzado y las potencias emancipadoras que también se generan.
del libro “Utopías artísticas de
revuelta. Claremont Road, Reclaim
the Streets, la Ciudad de Sol”,
donde establece una genealogía,
cuyos momentos se detallan el
título del mismo, del uso de las
herramientas artísticas por parte
de los movimientos sociales con
el fin de establecer otros modos
de vida.

y estructuras que llaman “Campo del un llamamiento a la desobediencia vo de circulación (una muestra) surgen
Arte” y de la idea de estética: epistemológica respecto del modelo de muchas dudas en relación a que dichas La utilidad del arte
“La estética por sí misma no es conocimiento propio del sistema-mun- propuestas se distingan demasiado de
emancipadora, por el contrario. Es la do europeo, euroamericano capitalista, otras que pertenecen al circuito inter- En los discursos del arte contem-
reafirmación de la autonomía del arte patriarcal moderno y colonial. Desde nacional del arte contemporáneo y que poráneo reciente se ha insistido en el
respecto de lo social. No existe ni pue- esta perspectiva se ha optado, para de- están perfectamente instaladas en la asunto de la utilidad del arte. Si bien
de existir una estética emancipadora, signar a la producción simbólica, por centralidad de esa noción euro-ame- en las manifestaciones que en este ám-
pues el primer paso hacia un concepto el uso del término estéticas —aunque ricana capitalista. A esta cuestión se bito se han producido, existen distintas
semejante sería emanciparse de su au- se reconozca el origen colonial del tér- unen otros aspectos problemáticos, variantes, la presente área propone un
torreferencia, es decir, emanciparse de mino y, por tanto, apuesten por desen- vinculados en un sentido más general a acercamiento a ciertos usos del arte
sí misma, lo que equivale a destruirse o gancharse de su sentido fundacional la opción decolonial, en lo relativo a la que, con carácter general, se aleja de
abandonarse. La politización efectiva manteniendo el nombre—39 frente al idea de pueblo o la alusión a la idea de las mencionadas iniciativas que, en su
del arte, consiste en la destrucción (que concepto de arte que entienden que “herida colonial” que contrasta con la mayoría, quedan finalmente relegadas
para nosotros es lo mismo que el vacia- forma parte constitutiva de la matriz de “mutilación colonial” como podría al territorio artístico. Se trata de in-
miento o abandono) del campo del Arte. occidental de conocimiento. En este sostener Marker. Estas son cuestiones vestigar planteamientos que invierten
(…) de lo que se trata es de recuperar sentido, se afirma: de gran complejidad que no pueden ser los procesos por los cuales el arte útil,
la experiencia erótica del trabajo y del “Las culturas artísticas (y con desarrolladas aquí pero que, en cual- habitualmente, ha tratado de devolver
arte para la vida, lo que es lo mismo que ello nos referimos a todo el complejo quier caso, el análisis crítico que se pro- el uso de aquél desde su propia especi-
su politización.”34 que suscita y convoca la creación de pone desde las estéticas decoloniales ficidad. De modo tal que se sitúe en un
El ensayo citado está articulado una obra) forman parte de la matriz co- en relación con el estatuto de las pro- escenario donde la utilidad estribe en el
por catorce hipótesis de lucha de las lonial de poder en los procesos de ma- ducciones simbólicas no-occidentales42 desplazamiento del territorio del arte
que destacaremos las dos últimas. La nejar y manipular subjetividades. Por y los sistemas de poder asociados a los hacia la praxis vital.
decimotercera propone el estableci- otro lado, las culturas artísticas fueron conceptos de arte y estética, resultan de En las prácticas de arte útil, aun
miento de los circuitos del don, donde también los espacios de la subversión y gran interés. afectando a aspectos concretos de la
el arte sería una actividad gratuita que no solamente de la novedad. La subver- Los planteamientos críticos fren- vida, puede encontrarse que dichos
estaría fuera del valor de cambio y se sión y la novedad (y la subversión como te a la noción arte, que han sido citados efectos quedan en buena parte reclui-
entendería como un regalo.35 Dicho novedad) fueron ambos conceptos cla- anteriormente, se sitúan en un gradien- dos en el terreno simbólico del arte.
planteamiento entronca con la tradi- ves para marcar la singularidad del arte. te que va desde la impugnación total a Esta circunstancia produce una situa-
ción anarquista, en la que DesFace está Esto, claro está, en la concepción euro- la misma, hasta su superación o trans- ción en la que la práctica artística, fi-
incardinado, y que recuerda a la postu- pea del arte y de la historia del arte, que formación. Nosotras por nuestra parte nalmente, no se ve transformada en
ra que sostuviera Piotr Kropotkin más también se expandió a las colonias y ex- entendemos que, como se ha manifes- términos de producción, distribución
de cien años antes. Kropotkin, argu- colonias ocupando lugares destacados tado aquí reiteradamente, la opción y recepción. Lo que incide en un man-
mentaba en su propuesta de una nueva en el ámbito de las élites gobernantes, para liberar la potencialidad emanci- tenimiento de las formas tradicionales
sociedad que el arte debía, en asocia- cuyos planes consistían en civilizar la padora de las producciones simbólicas de mercantilización e institucionaliza-
ción con la industria, diluirse en la vida nación.”40 pasa por el abandono de la noción arte, ción del trabajo artístico. Lo que esta
cotidiana y su circulación estaría mar- Si bien coincidimos con este que como hemos mantenido a lo largo área propone es una forma distinta a
cada por el ofrecimiento gratuito como análisis en lo relativo a la definición de de estas páginas, consideramos lugar la descrita para tratarse con la noción
muestra de amor.36 La decimocuarta, arte como instrumento de poder co- de sobredeterminación ideológica. Sin de utilidad. Así, se considera adecuada
por su parte, plantea que la obra de arte lonial, entendemos que a la vista del embargo, en las actuales condiciones una vía en la que objetos conveniente-
debe transitar “desde lo local para lo contenido de la exposición Estéticas este resulta un proyecto difícilmente mente “artistizados” puedan retornar
local, no tiene pretensiones de univer- decoloniales41 y de su propio dispositi- viable por lo que abogamos por ubicar- al territorio de su valor de uso sin, por
salidad, ni aspira al gran consumo. Su nos en los márgenes de la misma para, este motivo, perder su condición de re-
politización la arraiga a su entorno, a su de ese modo, probar tentativas de sa- flexión artística
comunidad.”37 39 Pedro Pablo Gómez & Walter D. Mignolo, lida. A tal fin, definiremos a continua- Consideramos el “arte útil”,
La desafección hacia el concepto Estéticas decoloniales, Universidad Distri- ción una serie de campos de prácticas como uno de los “márgenes” en que
tal Francisco José de Caldas, Facultad de
de arte podemos rastrearlo en otro tipo Artes ASAB, Bogotá, 2012, p. 8. donde, en el contexto del proyecto de poder plantear un espacio de trabajo
de posturas emancipadoras como es el investigación, se han ensayado algunas desde el que explorar la potencialidad
40 Ibid.
caso reciente del pensamiento decolo- posibilidades. Éstas se concretaron en transformadora que surge de la relación
nial.38 Desde esta perspectiva se hace 41 Exposición celebrada en Bogotá del 12 de áreas de investigación bajo los siguien- entre arte y sociedad, lo que nos aboca
noviembre al 15 diciembre de 2010 en la Sala tes títulos: La utilidad del arte, la cons- a hablar de unas prácticas situadas des-
de Exposiciones de la Academia Superior de
Artes de Bogotá (ASAB), el Museo de Arte trucción y propagación de narraciones de un posicionamiento político muy
34 Colectivo DesFace, Contra el arte y el artis- Moderno de Bogotá (MAMBO) y el espacio alternativas, la condición performativa concreto. Para aclarar este extremo, en
ta, Libros DesFace, Santiago de Chile, 2012, de proyectos El Parqueadero del Banco de la y los modos de producción simbólica el nº 5 de la revista Nolens Volens43, de-
pp. 9-10. República. Comisariada por: Walter, Pedro
Pablo Gómez, María Elvira Árdila y, en el popular. dicado al arte útil, en el artículo Con-
35 Cfr., op. cit., p. 107. caso del ciclo de vídeo de artistas del este sideraciones sobre la utilidad del arte.
de Europa, Marina Gržinić. El listado de ar-
36 Piotr Kropotkin, La conquista del Pan, La tistas presentes en las diversas exposiciones
Malatesta Editorial, Tierra de fuego & Li- Marina Grzinic y Aina Smid.
fue: Benjamín Jacanamijoy Tisoy, Manuel
bros de Anarres, Madrid, La Laguna & Bue- Barón, Mercedes Angola, QUADRA V.2. 42 En relación con esta cuestión resulta es- 43 Esta publicación se presentó en la expo-
nos Aires, 2008, p. 117-120. HISTORIAS PORTÁTILES, Carlos Bonil pecialmente valioso los estudios sobre la sición que llevó por título Arte Útil, en el
37 Colectivo DesFace, op. cit., p. 110. (Mugre), Freddy Jiménez, Fabiano Kueva, cultura popular que ponen en valor mani- espacio Off Limits de Madrid, en octubre
Mayra Estévez Trujillo, Rolando Vásquez, festaciones colectivas como es el caso de las de 2011, comisariada por Tania Bruguera y
38 Para una introducción sobre la opción de- Tanja Ostojić, Martín Alonso Roa, Eulalia investigaciones que ha realizado Javier R. el Colectivo Democracia. Los artistas par-
colonial, véase: Santiago Castro-Gómez de Valdenebro, Pedro Lasch y Miguel Ro- Romero Flores sobre el Carnaval de Oruro ticipantes fueron: Santiago Cirugeda, Todo
& Ramón Grosfoguel, El giro decolonial. jas-Sotelo, Liliana Angulo, Germán Toloza, (Bolivia). Consúltese entre otros: realiza- Por la Praxis,  Rubén Santiago,  Adrián
Reflexiones para una diversidad epistémi- Alex Sastoque, Miguel Ángel Rojas, Nadín do Javier R. Romero Flores, “Morenada y Melis,  Bert Theis,  Domènec,  Ramón Pa-
ca más allá del capitalismo global, Siglo Ospina, Alex Schlenker, Javier Romero, Liberación. Una aproximación crítica a los rramon,  Reuben Moss,  Unofficial Tou-
del Hombre Editores, Universidad Central, Dalida Benfield, José Alejandro Restrepo, conflictos en la Morenada de los Cocanis en rism, Nuria Güell, Publink y Olive Martin
Instituto de Estudios Sociales Contemporá- Zvonka T. Simćić, Adela Jušić, Lana Čma- el Carnaval de Oruro”, PORIK AN, año 9, et Patrick Bernier. Véase: http://www.
neos y Pontificia Universidad Javeriana & jčanin, Leila Čmajčanin, Petja Dimitrova, nº 12, diciembre de 2007, Universidad del contraindicaciones.net/2011/09/arte-util.
Instituto Pensar, Bogotá, 2007. Tanja Ostojić y David Rych, Ana Hoffner, Cauca, pp. 83-101. html.
12 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

27/6/2018 5/9/2018 5/9/2018


Reunión final Reunión del Performance sonora Cuarto
primera parte grupo de de Invitados
investigación
Vamos a comenzar el encuentro. Hemos tardado un poco porque
queríamos preparar algo especial. Algo que estuviera a la altura
de las presentaciones que nos regalasteis hace unos meses.

Debéis saber que este viaje que comienza ahora para vosotras,
lleva tiempo planeándose.

Con esta serie de operaciones casi de prestidigitadores que


aparecen y desaparecen sin apenas dejar rastro que seguir, los
maquis o los del monte huyeron a las montañas movidos por
una voluntad de subsistencia. Acudir al monte en busca de un
éxodo emancipatorio, una alternativa, un lugar otro desde desde
el cual cambiar el texto de sus vidas.

Algunas preguntas sin conclusión, Daniel tamboén es una falacia teórica. De ma- pondiendo a las urgencias actuales el proyecto El Museo Constituyente: Re-
Villegas se pregunta: nera que sí, todo arte es político, y no, 3. Implementarse y funcionar en situa- colectando relaciones y el potencial trans-
“¿Por qué denominar entonces no todo el arte es lo que entendemos ciones reales formador de Arte Útil, mediante el pro-
a cierto tipo de producción artística, como arte político.”47 4. Reemplazar autores con iniciadores grama de financiación de nuevas artes
vinculada a la acción social, como útil Para establecer una definición y espectadores con usuarios de su nueva unidad Outset Partners. En
frente a la presunta falta de función de del arte político, Camnitzer se remitirá 5. Tener resultados prácticos y benefi- la plataforma on-line Arte Útil, se pue-
otro tipo de planteamientos? Probable- a la expresada por la artista Andrea Fra- ciosos para sus usuarios de leer respecto a los fines que persigue
mente el establecimiento de esta distin- ser en la revista Artforum nº9, en la que 6. Persigue la sostenibilidad mientras dicho proyecto y la entidad gestora:
ción gravita en el gran malentendido especifica que: te adaptas a las condiciones cam- “Una  subvención transforma-
acerca de la neutralidad ideológica del “(…) Una respuesta es que todo biantes dora  única en su tipo, está diseñada
arte, que trató de imponer cierta no- arte es político, el problema es que la 7. Restablecer la estética como sistema para brindar la oportunidad de un
ción moderna de autonomía. (…) John mayoría (del arte) es reaccionaria, es de transformación.”50 proyecto significativo para repensar
Ruskin pudo defender la idea de un decir, pasivamente afirmativo de las El gran archivo que atraviesa radicalmente la institución de arte del
arte útil al servicio de la sociedad y del relaciones del poder bajo las cuales fue todas las salas acoge las fichas de pro- futuro.  £ 150,000 se otorgan conjun-
mejoramiento de las condiciones de la producido…Yo definiría al arte político yectos llevados a término por artistas tamente a Whitworth, la Universidad
vida de la clase trabajadora, contra la como el arte que conscientemente se como Nuria Güell, quien en su Ayuda de Manchester y Van Abbemuseum,
postura autorreferencial del lar pour propone intervenir en las relaciones de Humanitaria ofrecía a varones cubanos Eindhoven  por su iniciativa, el  Museo
l´art.”44 poder (en lugar de solamente reflexio- la posibilidad de seducir a la artista con Constituyente: Relaciones de recolección
Frente a este tipo de pensamien- nar sobre ellas), y esto significa necesa- una carta de amor, contraer matrimo- y el potencial transformador de Arte
to, Theodor W. Adorno en Teoría esté- riamente las relaciones de poder dentro nio con ella y así obtener la nacionali- Útil. Utilizando la metodología de Arte
tica45 defenderá un arte genuinamente de las cuales el arte existe. Y hay una dad española. La ficha 199, del citado Útil («arte como herramienta» o «arte
autónomo frente al arte útil por ser, condición más: Esta intervención tiene archivo, estaba adjudicada al colectivo útil») desarrollada por la artista Tania
este último, un refuerzo de la sociedad que ser el principio organizativo de la esloveno IRWIN, en la que se mostra- Bruguera en los últimos diez años, los
capitalista del entretenimiento y ubi- obra de arte en todos sus aspectos, no ba la fundación de Estado en el tiem- dos museos transformarán radicalmen-
cándolo en el territorio de lo heteróno- solamente en su “forma” y su “conteni- po, en 1992, con el pasaporte, el himno, te sus protocolos centrales al rediseñar
mo. No obstante, la consideración de do”, sino también en su forma de pro- la bandera y las embajadas sitas en las relaciones con los grupos locales,
un arte presuntamente autónomo, libre ducción y de circulación.”48 diferentes ciudades. Sin embargo, y pese creando una agencia para que infor-
de intereses utilitarios, nos remite a po- A lo que Camnitzer añadirá: a la labor de difusión y pedagógica que men a los museos de coleccionar, curar
siciones un tanto cínicas tal como seña- “(…) bajo el disfraz de lo apolítico o se puede reconocer en esta iniciativa de y presentar. «Estamos encantados de
lara Peter Sloterdijk en su texto Crítica de una política consumida instantá- fundación de un museo de “Arte Útil”, contar con este generoso apoyo de Out-
de la razón cínica.46 neamente, servimos a una estructura no deja de ser paradójico que acciones set»,  comentaron Charles Esche (Di-
Este tipo de planteamiento pue- de poder que es totalmente política.”49 llevadas a cabo situadas en contexto rector de Van Abbemuseum) y Alistair
de verse de manifiesto cuando la cate- De acuerdo con esta consideración, en- o en relación con comunidades muy Hudson (Director de la Galería de Arte
goría de arte útil se inserta en los cana- contramos que las prácticas artísticas concretas, ahora se muestren bajo el de Whitworth y Manchester), «Como
les artísticos dado que, como plantea insertas dentro de la noción de arte útil marco privilegiado del museo y bajo una organización dedicada a apoyar
Luis Camnitzer: se plantean mediante estrategias muy una categoría artística que las ubica instituciones públicas con medios pri-
“El mercado capitalista nos ense- heterogéneas. Si, en 1969, Eduardo en una mayor cercanía a la institución vados, tiene convertirse en un estímulo
ña que si un objeto puede ser vendido Costa redactara el primer manifiesto que a la praxis vital con la que se con- vital para crear y presentar arte con-
como arte, es arte. Esta descripción, de “Arte Útil” como parte de las Street cibieron. De hecho, resulta altamente temporáneo. Outset valora el arte como
culturalmente cínica, obscurece una Works, realizadas en Nueva York por un sorprendente que, en 2019, el Van Ab- un bien público y una contribución po-
realidad mucho más profunda. Esta grupo de poetas y artistas, del 7 de di- bemuseum recibiera una subvención de sitiva a la sociedad.  Nuestros museos
realidad es que el propietario del con- ciembre de 2013 al 30 de marzo de 2014 Outlet Contemporary Art Fund51, para también están comprometidos con esos
texto último de la obra de arte deter- El Museum of Arte Útil se instaló, por objetivos y utilizaremos la Transforma-
mina su destino y su función. La pro- iniciativa de la artista Tania Bruguera, tional Grant para experimentar formas
50 Esta información se encuentra alojada en:
piedad del contexto, que es una de las en el Van Abbemuseum de Eindhoven http://museumarteutil.net/about/ (Con- de reutilizar el museo como una nueva
formalizaciones del poder, es un hecho (Holanda). En cada una de las 10 “habi- sultado 15/02/2019). planta de energía social para generar
político. Esa propiedad es tan fuerte taciones”, en colaboración con artistas 51 En la página web de Outset se puede leer:
colectivamente formas de navegar la
que incluso las manifestaciones que son o comisarios, se propone al usuario una “Establecido en 2003, Outset Contempo- gran transición económica y política
y contienen materiales subversivos, son estrategia y una metodología, definida rary Art Fund es la única donación inter- que se avecina».
rápidamente comercializadas. como “Qué usar y cómo usarlo”, esta- nacional, independiente, que reúne dona- Basándose en los dieciséis años
ciones de círculos patrocinadores y socios
Esta comercialización subraya el bleciendo los criterios del “Arte Útil” para apoyar el nuevo arte para el público de experiencia de Outset en la filantro-
hecho, aunque muchas veces negado, desde siete premisas: más amplio posible.  Presente en 9 países, pía de las artes catalíticas, Outset Part-
que la política sea una parte de la defi- 1. “Proponer nuevos usos para el arte ha recaudado más de £ 9,5 millones en todo ners reconoce que las instituciones de
el mundo para apoyar el ecosistema creati-
nición del arte. Y es como consecuencia dentro de la sociedad. vo.  Esto abarca la educación, el desarrollo arte públicas están en una posición de
de la propiedad del contexto y de esta 2. Desafíe el campo dentro del cual profesional, la producción de nuevos tra- responsabilidad para abordar los cam-
negación, que la separación de arte y opera (cívico, legislativo, pedagógi- bajos y exposiciones, el coleccionismo ins- bios en la sociedad, pero a menudo en-
titucional y las iniciativas que sustentan la
política en entidades discretas no sola- co, científico, económico, etc.), res- infraestructura creativa a largo plazo. Out-
frentan una brecha en la financiación
mente es reaccionaria y una manera de set es reconocido por ser pionero en filan- para realizar sus visiones más ambicio-
limitar la libertad del artista, sino que 47 Luis Camnitzer, “La Enseñanza del arte
tropía artística a través de soluciones de
financiación a medida. Estos incluyen OFT,
como fraude”, esferapública , 21/03/2012, invitando a curadores de todo el mundo a
revista On-line (Consultado 15/02/2019) unirse al equipo curatorial de Tate para se-
44 Daniel Villegas, “Consideraciones sobre disponible en: https://esferapublica.org/ leccionar 100 obras de arte de Frieze para la de proyectos de arte desafiantes en la de-
la utilidad del arte. Algunas preguntas sin nfblog/la-ensenanza-del-arte-como-frau- Colección Tate;  Studiomakers, que ofrece finición de bienales y destinos de arte in-
conclusión”, Nolens Volens, nº 5, 2011, p. 8. de/ soluciones empresariales para la protección ternacionales.  Siempre manteniendo a los
45 Theodor W. Adorno, Teoría estética, Akal, 48 Gregg Bordowitz, “Tactics Inside and out,” de los estudios de artistas existentes y de clientes, socios y profesionales en su núcleo,
Madrid, 2004. P. 334. Artforum, nº 9, 2004, p. 215, citado por: creación en apoyo de la misión del alcalde Outset crea experiencias incomparables
Ibid. de Londres de proteger el espacio asequible para personas curiosas para participar en
46 Peter Sloterdijk, Crítica de la razón cínica, para los creativos;  y alentando alianzas en un discurso artístico dinámico”. Para más
Siruela, Madrid, 2003. p. 40. 49 Ibid. todo el mundo para apoyar la realización información: https://outset.org.uk/
13

19/9/2018 28/9/2018 acerca de la construcción social


del género y se cuestionó hasta
Reunión del Drag King (Ponencia + taller + qué punto se asume inconscien-
grupo de performance) temente por parte de los sujetos
investigación una expresión de género nor-
La charla, realizada por el colectivo Elena mativa impuesta por el sistema
Tóxica, componente del colectivo Toxic cisheteropatriarcal. La actividad
Lesbian, versó sobre las Masculinidades finalizó con la performativización
femeninas a partir del análisis de ciertas de los roles adquiridos en una
identidades lesbianas, a través de su procesión subversiva a través del
proyecto «Tomboys, Marimachas, Trans, barrio de Lavapiés hasta visitar
Bedesemeras». un bar castizo.

se planteó como una introducción teórica Actividad a cargo de Clara Soto y


a un taller Drag King, el cual consistió María Ángeles Fernández + Toxic
en la encarnación de masculinidades Lesbian.
diversas por parte de lxs participantes a
través de un evento lúdico-festivo. Con el
taller se realizó una reflexión colectiva

sas para el futuro”.52 obrera acerca de una necesidad de la Ésta es un elemento constitutivo de las el contexto de la Guerra Fría, orques-
En base a lo expuesto anterior- autoeducación. En las décadas de 1820 sociedades modernas ya sean de estirpe tada por la Agencia de Información del
mente, parece claro que el arte si puede y 1830, las organizaciones obreras del totalitaria clásica —fascista, nacional- gobierno de los Estados Unidos (USIA)
ser muy útil, pero no se puede pensar Reino Unido introdujeron esta frase socialista o estalinista— o demolibera- y, fundamentalmente, por el Congreso
que el concepto de la utilidad del arte para describir un cuerpo de saberes que les. De hecho, la cuestión es que la esen- para la Libertad Cultural, institución
sea universal ni, desde luego, que las abarcaba varias disciplinas denomina- cia misma de los sistemas democráticos financiada por la CIA, que pretendía
transformaciones que, pretendidamen- das como “no prácticas” —como la po- es la propaganda, como advierte Alber- enfrentar la libertad e individualismo,
te, el arte pueda provocar deban de ser lítica, la economía y la filosofía—, en to Santamaría.54 Lo que ocurre es que, representado por el expresionismo abs-
definidas por instituciones o entidades oposición a los “saberes útiles” prego- dada su mala reputación, se oculta bajo tracto, al sometimiento colectivista del
privadas. De hecho, que instituciones nados por los patronos quienes, hacía el manto de la cultura desinteresada, el realismo socialista soviético.58 En la
dedicadas a la gestión y financiación tiempo, habían aumentado la inversión entretenimiento y el espectáculo. Así, la España franquista se trasladaría el sis-
de proyectos artísticos situados en la en el avance de sus empresas a través propaganda para la democracia liberal tema propagandístico estadounidense,
centralidad de la noción arte, estén de la financiación de la educación de es, acudiendo a la metáfora de Wal- consiguiendo construir una imagen de
asumiendo prácticas artísticas surgidas los obreros en habilidades y disciplinas ter Benjamin, como la teología para el modernidad del Estado a través de las
desde posiciones radicalmente opues- “pertinentes” como la ingeniería, la fí- “materialismo histórico”, es decir “(…) diversas exposiciones internacionales
tas o críticas con los discursos domi- sica, la química o las matemáticas. Tal pequeña y fea, y no debe dejarse ver en que definirían al informalismo como
nantes, no parece plantear una alterna- vez, entonces, tendríamos que hablar absoluto”55, como el enano encorvado seña de identidad de la cultura españo-
tiva de sesgo emancipatorio. de “un arte realmente útil”. que se ocultaba en el interior del au- la, herencia de una tradición pictórica
En este sentido, resulta muy es- tómata jugador de ajedrez, llamado El que hundía sus raíces en el Barroco, en
clarecedora la noción de “un saber Turco de Mälzel. una operación de legitimación históri-
realmente útil”,53 surgida a principios Si bien podemos encontrar me- ca del presente que, al ponerse al día, se
del siglo XIX junto con la conciencia La construcción y propaga- canismos propagandísticos en toda ubicaba al lado de las producciones de
producción simbólica vinculada a los la modernidad oficial, representada por
ción de narraciones alterna- diversos centros de poder que históri- el expresionismo abstracto y sus aleda-
52 http://www.arte-util.org/the-cons-
tituent-museum-collecting-rela-
tivas camente han existido, parece ser que la ños formalistas.59
tions-and-the-transformational-poten- primera vez que se utilizó el término en Cuando aquí hablamos de pro-
tial-of-arte-util/ Hace tiempo ya que se lleva pro- el sentido de paganda, en cualquier caso, no estamos
53 Del 29 octubre de 2014 al 9 de febrero de duciendo un debate en torno a la efec- “(…) describir la propagación sis- de ningún modo aludiendo a las tipolo-
2015, en el marco del proyecto “Los usos tividad política del arte, habida cuenta temática de creencias, valores y prácti- gías mencionadas, íntimamente ligadas
del arte” de la red de museos europeos L’In- de la importancia que esta cuestión ha cas se remonta al siglo XVII [fue] cuan- al poder dominante. Estamos pensando
ternationale y organizada por el Museo
Nacional Centro de Arte Reina Sofía, se alcanzado en la producción cultural do el papa Gregorio XV promulgó en más bien en tácticas comunicativas que
llevó a cabo la exposición “Un saber real- contemporánea. Desde las posiciones 1622 la Congregatio de Propaganda Fide, faciliten la propagación de cosmovisio-
mente útil”. El comisariado se llevó acabo de análisis y crítica hasta el artivismo, una misión organizada por el Vaticano nes alternativas que se corresponden a
por   WHW (What, How and for Whom)
y participaron los artistas: Brook Andrew, desde el contexto artístico se han plan- para contrarrestar las ideas rivales de la modos otros de vida y que se sitúen en
Ardmore Ceramic Art, Arte Partisano, teado modos otros de tratarse con los reforma protestante.”56 un relativo afuera de las versiones que
Ariella Azoulay, Hicham Benohoud, Chto asuntos de incumbencia social que Habitualmente, como se ha su- del mundo construyen los media. ¿Qué
Delat?, Phil Collins, Carole Condé & Karl
Beveridge, Emory Douglas, Primitivo Eva-
plantean maneras de narración de la gerido, se vincula la idea de propa- tipo de propaganda, entonces, puede
nán Poma &Asociación de Artistas Popu- realidad que difieren de las suministra- ganda a regímenes no democráticos producirse si nuestro horizonte es el
lares de Sarhua, Núria Güell & Levi Orta, das por el aparato medial predominan- debido, probablemente, a que resultan de la emancipación? Y ¿Qué técnicas
Dmitry Gutov & David Riff, Adelita Hus- te. En este escenario problemático en la más visibles sus mecanismos en estos pueden ser empleadas para tal fin? Te-
ni-Bey, Iconoclasistas, Abbas Kiarostami,
Runo Lagomarsino, Darcy Lange, Victoria presente área proponemos una manera ámbitos por su condición espectacular nemos que señalar aquí que existen, en
Lomasko, Marcell Mars, Azzedine Me- de tratarse con lo político que implique concentrada en términos de Guy De- la tradición propagandística del siglo
ddour, Mujeres Públicas, Daniela Ortiz, cierto desbordamiento de la noción bord,57 pero resulta evidente la orienta-
Trevor Paglen & Jacob Appelbaum, Trevor
Paglen, D. A. Pennebaker, Hannah Ryggen, arte en la definición de narraciones al- ción propagandística de gran parte de
58 Sobre esta cuestión véanse: Eva Cockcroft,
Catarina Simão, Mladen Stilinović, Straub– ternativas y vías de propagación de las la producción de los medios de masas “Abstract Expresionism, Weapon of the
Huillet, Subtramas, Traficantes de Sueños, mismas, tanto en una dimensión comu- de las democracias capitalistas. En lo Cold War”, Artforum nº 10, junio de 1974,
Lidwien van de Ven, Cecilia Vicuña, Carla
Zaccagnini, Želimir Žilnik. El catálogo,
nicativa como por la acción directa so- relativo al arte, en estos contextos, exis- pp 39-41; Jane de Hart Mathews, “Art and
Politics in Cold War America”, The Ameri-
del año 2014 Autores: What, How & for bre la realidad. Atenderemos aquí a ini- ten numerosos ejemplos donde se han can Historical Review, vol. 81, nº 4, octu-
Whom, Marina Garcés, Raqs Media Collec- ciativas que, partiendo, en principio, de articulado diversas, difusas y complejas bre de 1976, pp 762-787; Serge Guilbaut,
tive, Luis Camnitzer, Trevor Paglen, Jacob lo artístico superen esa condición para operaciones donde se han visto involu- De cómo Nueva York robó la idea de arte
Appelbaum, Fred Moten & Stefano Harney, moderno, Mondadori, Madrid, 1990; “Jac-
G.M.Tamás. incardinarse en un espacio de contribu- crados determinados movimientos ar-
kson, W. G. Allen Welsch Dulles as director
ción a la transformación de las formas tísticos que habrían sido instrumentos of Central Intelligence. 26 february 1953-
El título de la exposición planteaba un acer- de vida. de una guerra cultural por la consecu- 29 november 1961”, Historical staff of Cen-
camiento a “un saber realmente útil” desde tral Intelligence Agency, Washington D. C,
una perspectiva contemporánea, posicio- Cuando nos referimos a la cons- ción de la hegemonía ideológica. Tal es
1973, pp. 101-102 (informe desclasificado
nando la noción de pedagogía crítica como trucción y propagación de narraciones el caso del gobierno de los Estados Uni- el 26 de abril de 1994, National Archives of
un elemento crucial en las luchas colecti- alternativas, en definitiva, estamos in- dos que se embarcó en una maniobra the United States of America. College Park.
vas, así como investigar la tensión entre la
emancipación individual y la emancipación
cardinándonos en la larga tradición de de propaganda cultural en Europa, en Maryland) y Peter Coleman, The liberal
conspirancy. The Congress For Cultural
social a través de la educación, en ejemplos los mecanismos propagandísticos del Freedom and the struggle for the mind of
tanto históricos como actuales, y su relación arte. Es cierto que en la actualidad en postwar Europe, The Free press, New York
con formas organizativas capaces de liderar 54 Cfr. Alberto Santamaría, Arte (es) pro-
la idea de propaganda resuenan los ecos paganda, Capitán Swing Libros, Madrid,
& London, 1989.
una resistencia unificada a la reproducción
del capital. Al hacerlo, la exposición insis- de maquinaciones siniestras que, espe- 2016. 59 En este sentido pueden citarse: Jorge Luis
te en el uso colectivo de recursos, acciones cialmente, en el transcurso del siglo Marzo, Arte moderno y Franquismo. Los
y experimentos públicos, bien olvidados o 55 Walter Benjamin, op.cit, p.305. orígenes conservadores de la vanguardia y
XX asociamos a los episodios históri-
bajo amenaza de erradicación, tomando el 56 Toby Clark, Arte y propaganda en el siglo de la política artística en España, Fundació
museo como lugar pedagógico dedicado al cos más terroríficos. La cuestión es que Espais d’Art Contemporani, Girona, 2008 y
XX. La imagen política en la era de la cultu-
análisis de formas artísticas interconecta- podemos considerar que todo arte, en ra de masas, Akal, 2000, p. 7. Miguel Cabañas Bravo, La política artística
das con relaciones sociales reales o desea- tanto que es político (ideológico), for- del franquismo. El hito de la Bienal Hispa-
das. Véase: https://www.museoreinasofia. 57 Guy Debord, La sociedad del espectáculo, no-Americana de Arte, Consejo Superior de
es/exposiciones/saber-realmente-util.
ma parte de un aparato de propaganda. Pre-Textos, Valencia, 1999, p. 67. Investigaciones Científicas, Madrid, 1996.
14 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

3/10/2018 14/10/2018

“Butler, yo soy wapa?”: Feminismo La Jodida Calle, acciones


academicista versus mamarrachismo urbanas

En el contexto actual en el que el ca- Las obreras no queremos ser


pitalismo individualizante es cada vez menos que nuestros amados
más hostil y aterrador, nos sentimos dirigentes, queremos realizar el
excesivas, desbordadas, como un cuerpo mismo esfuerzo y sacrificio que
que estalla -y, por tanto, mancha-. Esta hacen ellos para formarse profe-
mancha es muestra de unos ojos que sionalmente. Para ello, os invita-
nos miran y nos hablan de histeria, de un mos a todas el próximo día 14 de
mundo cada vez más grosero. Es aquí, en octubre en el barrio de Vallecas
esta idea de desbordamiento de -y desde- a obtener vuestro propio título de
nuestros cuerpos, donde surge el hilo master universitario en el acto y
desde donde tirar para mirarnos entre de forma gratuita.
nosotras.
Actividad a cargo de Dos Jotas +
Actividad a cargo de Victoria de Gracia + Sebas Cabero.
Las Postpotorras.

XX, varias tipologías. Un gradiente que plaba acciones de alteración del orden las localidades de Besançon y Sochaux, una situación realizada.”65 Y, por otro,
va desde la acción en el territorio sim- público y sabotaje para, con el tiempo, donde en las fábricas realizarían talle- al uso de la técnica del Détournement
bólico hasta la intervención puntual so- incluir el atentado contra figuras de una res técnicos y compartirían cámaras y (desvío o tergiversación) mediante el
bre el tejido que conforma la realidad. alta significación simbólica. En relación materiales para que, de ese modo, los cual se enfrentaba a la propaganda del
En puridad, ambos extremos se acaban con el papel del arte en lo relativo a este trabajadores se apropiaran del medio capitalismo a través de la apropiación
tocando si consideramos que las imáge- tipo de tácticas, podemos establecer un cinematográfico y pudieran represen- y transformación del significado de sus
nes, al igual que las palabras como sos- vínculo con las prácticas artísticas que tar por ellos mismos sus condiciones producciones culturales, con una orien-
tiene Steyerl citando a John Langshaw en su intersección con los movimientos laborales y vitales. Esta iniciativa se tación crítica como contrapropaganda.
Austin, “(…) no son meras representa- sociales se aproximan a la propaganda mantuvo operativa desde 1967 hasta Una vez comentados estos mo-
ciones descriptivas, sino agentes capa- desde una performatividad que se aleja 1974 y de su producción resulta espe- dos de propaganda, vinculados estre-
ces de provocar acciones”60 y que las de las instancias de verificación propias cialmente destacada la trilogía, cuya chamente a las prácticas que en gran
acciones en sí mismas participan de un de la centralidad de la categoría de lo realización no estuvo exenta de con- medida cuestionaban lo artístico pero
sistema de representación simbólica si artístico. flicto entre los obreros y los cineastas, que han utilizado las herramientas, que
se pretende que sean leídas como pro- Una perspectiva distinta podría formada por A bientôt, j’espère (Chris en nuestras coordenadas se ven subsu-
pagación de una idea. constituirla un modo donde la propa- Marker & Mario Marret, 1967), La midas en ese marco, encontramos un
Por poner algunos ejemplos his- ganda no está vinculada de manera tan Charnière (Grupo Medvedkin de Be- importante número de recursos para
tóricos de las variantes de propagan- clara con el campo simbólico sino, más sançon, 1968) y Classe de lutte (Grupo la definición de unos mecanismos de
da, encontramos la noción de Agitprop bien, con una transformación, desde Medvedkin de Besançon, 1968), donde propagación (de contrapropaganda si
(propaganda de agitación o agitación una posición materialista, de las rela- se manifestarían las diferencias de sen- se prefiere) para ponerlos al servicio de
y propaganda), que aparecería en el ciones de producción. Dicha opción fue sibilidad y conceptualización en torno tentativas emancipadoras en lo relativo
contexto pre-soviético de la Rusia bol- teorizada por Benjamin en su conocido al modo adecuado de representación a la definición y expansión de modos
chevique asociado a los órganos del ensayo, que recogía los argumentos de de la lucha obrera y sus circunstancias a otros de vida. Se trata de aportar narra-
Partido Comunista. Se trataba del uso su conferencia en el Instituto para el través del cine militante de orientación ciones alternativas a las que propone el
del arte, en particular, y la cultura, en estudio del fascismo en París el 27 de propagandística.63 Ya en pleno contex- imperio de lo medial como afirmaría
general, para la diseminación de sus abril de 1934, El autor como productor.61 to de Mayo del 68, se desarrollará la desde una perspectiva feminista, en
ideas políticas y la movilización social a Entre el 25 de enero de 1932 al 15 de metodología de los cinétracts (cinepan- 1980, Lucy R. Lippard: “el único modo
la acción para realizarlas. En principio, enero de 1933, Alexander Medvedkin fletos) de carácter anónimo —aunque de combatir la propaganda «normal»,
sus técnicas se situarían en un terreno emprendió un proyecto propagandís- sabemos que participaron realizadores tenida por inevitable, que diariamente
fundamentalmente simbólico, pero, a tico que bien podría situarse en este como Jean-Luc Godard, Alain Resnais nos rodea, es la de cuestionar su versión
través de la agitación de los individuos, tipo de planteamiento. Se trataba del o Chris Marker— cuya finalidad era de la verdad de la manera más pública
se proyectarían hacia la transforma- Cine-Tren que recorrería el medio rural claramente de propaganda en un senti- y abierta posible.”66 Y la manera de ha-
ción efectiva de la realidad. Ejemplo de soviético bajo el lema “hoy filmamos, do contrainformativo.64 cer esto será, según Lippard, poner en
ello lo constituyó el teatro de épico de mañana exhibimos”. Un tren de pasaje- Cuando se habla de la propagan- práctica una propaganda como vehí-
Bertolt Brecht, basado en un distancia- ros se adaptó para después de filmar las da, en torno al Mayo del 68, no se puede culo de diseminación de ideas. En esa
miento o extrañamiento del espectador películas de carácter fundamentalmen- obviar los planteamientos que los situa- misma línea propone, en el momento
(Verfremdungseffekt) frente al ilusio- te documental, en las que participaban cionistas hicieron al respecto en aquella actual, Alberto Santamaría sus tesis en
nismo del teatro burgués que, según el los habitantes locales, poder revelar y época. Por un lado tenemos que citar el torno al uso de la propaganda:
dramaturgo, nublaba el juicio crítico y editar las mismas para su proyección, uso del cine por parte de los mismos “Podemos pensar simplemen-
la racionalidad del espectador respecto en asamblea general, en los pueblos que, tal como señala Mario Perniola, te la propaganda como un modo de
de los asuntos, en su caso marcadamen- donde se realizaban. La información (…) se orienta (…) antes que nada como transmisión de ideas, e incluso como
te políticos de orientación revoluciona- que se recogía en este material no era una forma de propaganda y seguida- un modo de influir en la conducta de
ria, que planteaba la obra y de los que pasiva, sino que se entendía como una mente como elemento constitutivo de los demás, pero esto, realmente, es algo
debía tomar conciencia para, así, pasar intervención crítica y activa sobre las que conocemos mejor por otro nom-
a la acción. condiciones de trabajo existentes en es- bre: comunicación. ¿Entonces? Mi pun-
Una tipología distinta la consti- tas localidades.62 63 Sobre esta cuestión véase la publicación to de vista, o el lugar desde donde voy
tuirá la propaganda por el hecho formu- Precisamente una experiencia del esplendido ciclo que comisariado por a defender mis tesis, es el siguiente: es
lada originalmente por los anarquistas colectiva, que comenzaría motivada David Cortés Santamarta y Amador Fer- en el territorio del arte (de las artes vi-
nández-Savater tuvo lugar durante 2008 en
Errico Malatesta y Carlo Cafiero, en por las huelgas obreras de 1967 que se- las Reales Atarazanas de Sevilla, el Instituto
suales en concreto) desde donde la pro-
1876, y que se basaba en la acción insu- rían la antesala del Mayo francés, adop- Francés de Barcelona y el Museo Nacional paganda tiene hoy su territorio de posi-
rreccional como medio de propaganda taría el nombre del cineasta soviético Centro de Arte Reina Sofía. David Cortés bilidad y lo tiene efectivamente como
más afectivo, considerando la palabra, conociéndose como los Grupos Med- Santamarta & Amador Fernández-Sava- forma de contra-propaganda, que es,
ter, Con y contra el cine. En torno a Mayo
y la imagen por qué no, como insufi- vedkin. Éstos estuvieron compuestos del 68, Universidad Internacional de An- por supuesto, otra forma de repensar
cientes para concitar el acto revolucio- por los obreros de las fábricas y pro- dalucía-UNIA arteypensamiento, Funda- esa misma propaganda.
nario. Posteriormente, el concepto se fesionales del cine tanto realizadores ció Antoni Tàpies & Sociedad Estatal de Considero, en este sentido, la
Conmemoraciones Culturales (Ministerio
popularizará en un artículo bajo el tí- como técnicos. Mario Marret, Chris de Cultura), Sevilla, Barcelona & Madrid, (contra)propaganda como un modo
tulo de Propaganda por el hecho, publi- Marker o Bruno Muel, se trasladaron a 2008. Diez años más tarde, en 2018, Da- de hacer que el poder dominante (por
cado en 1877, por Paul Brousse acerca, vid Cortés Santamarta organizará un ciclo llamarlo de algún modo) se visibilice, y
complementario al anterior, también de
entre otros, de los acontecimientos de enorme interés, en el MNCARS bajo el tí-
de este modo pueda ser herido. El po-
la Comuna de París de 1871. Este modo 61 Walter Benjamin, “El autor como produc- tulo: La imagen sublevada. Cine anónimo y der entendido en plural, tal vez, como
de hacer propagandístico basa su efec- tor”, en: Walter Benjamin, Obras, Libro II/ colectivo en Mayo del 68. aquellos procesos y relaciones cuya
tividad en el ejemplo ejecutado en la vol. 2, pp. 297-315, Madrid, Abada Edito- gestión depende de un grupo (no nece-
res, 2009. 64 En torno a este asunto nos remitimos, de
realidad y que, en principio, contem- nuevo, al trabajo de David Cortés Santa- sariamente una persona o una institu-
62 Cfr. Alexander Medvedkin, El cine como marta en el ciclo La imagen sublevada.
propaganda política. 294 días sobre ruedas, Cine anónimo y colectivo en Mayo del 68,
Siglo XXI Argentina Editores, Buenos Ai- cuya publicación esta disponible on-line
60 Hito Steyerl, op.cit., p.176. El texto citado res, 1973. Chris Marker realizó dos pelícu- en: https://www.museoreinasofia.es/sites/ 65 Mario Perniola, op.cit., p. 33.
se encuentra en: John Langshaw Austin, las sobre el trabajo de Medvedkin: El tren default/files/actividades/programas/la_
Cómo hacer cosas con palabras, Paidós, en marcha (1973) y Le Tombeau d’Alexan- imagen_sublevada_cuaderno_digital_defi- 66 Lucy R. Lippard, “Some Propaganda for
Barcelona, 1971. dre (El último bolchevique, 1992). nitivo.pdf Propaganda”, Heresies, nº 9, 1980. pp. 36
15

17/10/2018 u otros mecanismos de financiación de 24/10/2018 cos de colores y resisten-


proyectos del mundo oficial del arte. cias diversas que darán
Proyecto Ibídem Sostener una situación pie al inicio de la acción.
Actividad a cargo de Jornada Laboral.
Ibídem es una acción coordi- La acción colectiva Cualquiera puede partici-
nada, un sabotaje planifica- “sostener una situación” par, solo hay que mante-
do a la institución arte que se inserta en un espacio nerse en el extremo de
permita poner de relevancia público, en un lugar en el las cintas elásticas en una
determinados mecanismos que los usos cotidianos relación con el otro de
y reglas que operan cuando son la espera, el juego, la fuerza, resistencia, equili-
un artista desea introducirse reunión. Tratar de soste- brio, tensión, agotamiento.
en el campo profesional. ner una situación también Así mismo los participan-
es una acción cotidiana, tes pueden estar cambian-
Ibídem pone en cuestión que puede convertirse en do constantemente.
lógicas como la autoría, la extraordinaria contami-
originalidad de la obra o la nada por la participación
Actividad a cargo de María
competitividad intentando colectiva y por el uso de
Fernández.
subvertir las reglas del elementos lúdicos, como
mercado, las subvenciones son el conjunto de elásti-

ción, ya que puede ser más transversal) rece inevitable que se venga a la men- una brutal erupción de fotos firmadas
que impone una narración concreta, La condición performativa te ese binomio extraño que se podría por artistas, dispuestas a ser vendidas
así como una semántica precisa (con- denominar performance-clásica que, si en todas las grandes ferias. Y del su-
senso, creatividad, sensibilidad, apoli- Si se observa cierta parte de la bien en el siglo XXI no parece com- dor propio de la acción se pasó al olor
ticidad, etc.), capaz de ir desterrando producción artística contemporánea se portar contradicción alguna, hace muy a plata de las emulsiones en tamaños
toda sombra de disidencia. La (con- pueden encontrar innumerables casos poco tiempo apuntar a esa relación en- megalómanos para regocijo de aquellos
tra)propaganda, por su parte, actuaría donde existe una voluntad de interve- tre el arte de acción y algo tan integrado burgueses que temblaban lúbricamente
como forma de visibilizar los pliegues, nir en aquello que denominamos reali- en el contexto artístico como para ser ante el roce de lo prohibido. El artista
las grietas en el interior de la narración dad, construyendo las condiciones para denominado clásico, sería entendido rebelde del arte de acción ahora lucía
(y de la semántica) del poder y de sus la aparición del acontecimiento. Dicha como un oxímoron, lo que de alguna perfectamente enmarcado en 2x2 en un
instituciones.”67 posición parece estar animada por manera supone la confirmación de una lujoso salón del centro de París.
Compartiendo sustancialmente la voluntad de transformación de las decepción sobre sus expectativas. Si esta decepción se percibe en la
lo expresado en estos últimos análisis, coordenadas básicas en las que discu- Y es que el arte de acción (por performance clásica, qué se puede pre-
para nosotras, sin embargo, resulta rre la vida. Más allá de la conversión de usar una terminología aglutinadora de tender de lo performativo en la búsque-
bastante claro que una propuesta con- estas experiencias en mercancía artís- diferentes prácticas), dentro del he- da de algún proceso de emancipación
trapropagandística tiene que, además tica, a través de su documentación, se terodoxo contexto de los años 70, era a día de hoy. En este sentido, el autor
de dejar al descubierto las contradic- puede inferir unos modos de hacer que concebido como un acontecimiento francés Jaques Rancière, en su delicado
ciones e intereses de las narraciones plantean la urgencia de la vinculación fugaz, que sucedía para disiparse, pen- volumen El espectador emancipado70, ya
hegemónicas, propagar versiones otras del arte con la praxis vital e incluso, en sado en contra de la obra de arte como señala que el heterogéneo proceso del
de mundo y hacerlo garantizando que determinados casos, de la superación objeto vendible, por tanto que parecía arte, incluyendo teatro, instalaciones y
su sentido pueda difundirse con el me- de la condición reificadora a la que a destinado a no dejar huella (al menos performances, puede no ser tan clara-
nor grado de manipulación posible, lo menudo se ven sometidas las prácti- artística) y se proclamaba como azote a mente emancipador como en un princi-
que significa un alejamiento del marco cas adscritas a la categoría arte. Desde lo comercial en el arte. pio o, al menos, en sus orígenes parecía
de determinación ideológica que es in- luego esto no es nada nuevo, en cierto La acción debía ser real hasta el ambicionar, y que puede quedar redu-
herente a la noción arte. Y aquí es espe- sentido estas posturas están vinculadas dolor, tan límite en su confrontación a cido a coordenadas de consumo muy
cialmente importante que se aparte, no a la vieja aspiración vanguardista de di- los parámetros artísticos y sociales que lejanas de la emancipación. Tal y como
sólo de las instituciones, sino especial- lución del arte en la vida. se pretendía como un agujero en la capa indica en su texto: “se suponía que esta
mente del mercado para encontrar cier- En este sentido, desde que las simbólica de la construcción de la rea- era la apoteosis del arte convertido en
ta efectividad como señala Boris Groys: vanguardias artísticas establecieron un lidad, las situaciones no debían ser fic- vida. Hoy tiende a ser más bien la de
“El arte se hace políticamente escenario de ruptura disciplinar, allá en cionadas y los artistas llevaban sus pro- algunos egos artísticos sobredimensio-
eficaz cuando es realizado más allá o los albores del siglo XX, de transforma- puestas hasta las consecuencias de sus nados o una forma de hiperactivismo
fuera del mercado del arte —en el con- ción de la práctica artística y de la vida cuerpos, no se puede soslayar la íntima consumista, cuando no ambas cosas a
texto de la propaganda política directa fundiéndose en una totalidad, la con- relación entre arte de acción y BodyArt. la vez.”71
(…) su producción, evaluación y distri- dición de lo performativo ha adquiri- Pero lejos de este relato miti- Sin embargo, y a pesar del relato
bución no sigue la lógica del mercado. do una importancia capital en aquellos ficador, incluso en esos recordados expuesto hasta ahora, sí parece plausi-
Este tipo de arte no es una mercancía.”68 modos que han pretendido construir orígenes, la realidad de las acciones ble, al menos desde un punto de vista
Groys, sugiere que dentro de la una alternativa al arte inserto en las ló- ya anticipaba un devenir con muchas intuitivo, plantear por medio de alguna
categoría arte (ubicada en el mercado), gicas institucionales y mercantil, con menos expectativas. La supuesta fuga- clase de elemento performativo proce-
incluso las prácticas autocríticas con su un carácter crítico o, incluso, emanci- cidad del acontecimiento fue desde la sos que remitan a la emancipación, al
condición de mercancía, no se deja de pador. Se puede trazar una genealogía primera acción dentro del contexto ar- menos en la medida que ésta sea en-
“(…) reafirmar el poder total del merca- en la que lo performativo, en principio tístico (véase la acción de Kazuo Shira- tendida como la capacidad de no re-
do del arte —incluso cuando esta rea- propio de las artes escénicas, se infiltra ga, Challenging Mud de 1955, donde se cibir un relato cerrado de la realidad y
firmación adopta la forma de crítica.”69 en el territorio del arte de vanguardia y aprecia en el espacio escénico un equi- codificado por las leyes simbólicas del
Entendiendo la necesidad de este tipo contemporáneo. Así, desde las sesiones po de cine), traicionada por medio de mundo de la cultura, en tanto en cuan-
de crítica al mercado y la institución, dadaístas del Cabaret Voltaire, El tea- la presencia de la cámara y el celuloide to perteneciente al aparato del Estado.
afirma que no transforman en nada lo tro de la crueldad de Antonin Artaud, que se encargaría de inaugurar la ínti- Siendo, precisamente, la facultad de
fundamental de sus coordenadas bási- hasta las prácticas recientes del arte de ma y difícil relación entre la acción y distanciarse de dichos códigos y vincu-
cas y que, por el contrario, puede ope- acción y la performance, en todos sus el régimen de lo escópico a través de lo larse a una experiencia personal, lo que
rar como agente estabilizador de esas formatos, pasando por el happening de documental. puede propiciar dicha emancipación.
instancias de verificación y valoración. la década de los sesenta del siglo pasado Y de esta, aparentemente, ino- En este sentido y volviendo al
Concluiremos este epígrafe volviendo a que encuentra su vinculación más clara cente relación con lo documental, de- preciso discurso de Rancière sobre la
afirmar que cuando se realizan tentati- en el Teatro de los acontecimientos de vienen los posteriores ultrajes cometi- percepción de las manifestaciones cul-
vas de emancipación que involucran los Tadeusz Kantor, podemos rastrear esta dos por un mercado ávido de mercancía turales “(…) ligarlo a la aventura inte-
usos de técnicas, subsumidas en nues- condición. y un complaciente artista deseoso de lectual singular que los vuelve seme-
tras coordenadas bajo la idea de arte, Lo performativo, y más concre- compartir negocios con tan importante jantes a cualquier otro aun cuando esa
resulta conveniente alejarse de este tamente la promoción del cuerpo, de valedor. Y el tan vociferado antiocula- aventura no se parece a ninguna otra”72
marco de sobredeterminación ideoló- una buena parte de las prácticas artísti- rocentrismo de las artes de acción, ins- y, por tanto, nadie resulta dueño de los
gica. cas actuales, bien podrían encontrar su taurado en el marco de olor a heces y discursos resultantes por el hecho de
razón de ser en la respuesta que desde sangre propio de la performance, se dejó que “(…) los espectadores ven, sienten
cierto ámbito del arte contemporáneo para artistas y allegados, mientras los y comprenden algo en la medida en
se ha dado a la situación de las socieda- agentes al servicio del arte consumían
des occidentales contemporáneas fun- cómodamente los vídeos en sus inaugu-
damentado en la virtualización y abs- raciones con sabor a champagne, en el
67 Alberto Santamaría, op.cit., p. 22. tracción de la experiencia, propia del cual se puede brindar siempre a la salud 70 Jacques Rancière, El espectador emancipa-
progreso de una lógica paneconómica del sin objeto y en contra de la obra de do, Manantial, Buenos Aires, 2010.
68 Boris Groys, Art Power, MIT Press, Cam-
bridge, MA, 2008, p. 7. como agente estructurante de aquéllas. arte como mercancía. 71 Ibid. p. 27.
69 Ibid., p.6.
Al hablar de lo performativo pa- Aquel mal de archivo se tornó 72 Ibid. p. 23.
16 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

31/10/2018 Para des-virtualiizar la platafor- 7/11/2018


ma digital Airbnb, y articular un
Séance Airbnb posible lugar de resistencia, se <head><b> Pensar pensando las máquinas que nos
celebrará una séance o sesión piensan</b></head>
La turistificación es un fenómeno rela- espiritista en un piso dedicado
tivamente reciente que hostiga ciuda- al alquiler turístico en el barrio <body>Nuestro objetivo principal y originario no es otro
des que en muchos casos no basan su de Malasaña. Pues sus clientes que activar y ser activad□s por nuevas formas de pensa-
economía en el turismo. Este escenario se comportan como fantasmas: miento crítico; reformularnos activamente más allá de la
trae consigo consecuencias desastrosas se manifiestan y se ocultan sin recombinatoria algorítmica que procesa y produce nues-
para la identidad de los barrios y sus ha- aparente sentido. Natalia, la mé- tra cotidianidad. Una búsqueda de nuevas/otras formas
bitantes, que a menudo se ven obligados dium, desvelará las huellas que de deconstruir y recorrer nuestro lenguaje, nuestros
a abandonar su hogares por la subida de han dejado estos habitantes pa- textos, generando relaciones aparentemente ocultas, a
los precios de los alquileres. Para mu- sajeros tras de si para conciliar través de la interfaz; segmento desbordado y represen-
chos colectivos la causa de este aumento relatos de distintas dimensiones tación gráfica de esa máquina que nos piensa.
de precios está muy clara: las platafor- temporales.
mas digitales como Airbnb, propias de la Partículas, bases de datos y simulaciones físicas arti-
economía colaborativa. Actividad a cargo de Edward culadas en una interacción mimética, entre ellas, entre
Jobst Andrews. nosotr□s; usuari□s de nosotr□s mism□s. Probabilidad,
azar y fuerzas objetivando nuevos relatos, nuevas narra-

que componen su propio poema (…)”73. el ejército y su guerra con la máquina que ha de constituirse forzosamente en El objeto de esta área es la de
Todo esto remite ineludiblemente a de guerra, se postula en su situación de alguna forma de exterioridad al Esta- explorar las expresiones populares de
alguna manera de aprehender, al me- interior y exterior al Estado, de manera do (o al mercado que éste representa), construcción simbólica, generalmente
nos parcialmente, fuera del arte y de la que: “no basta con afirmar que la má- quedando obligatoriamente fuera o, al asociadas al juego y a lo festivo, que por
cultura en la medida en que: “No es la quina es exterior al aparato, hay que lle- menos, en los márgenes del contexto situarse en un espacio próximo a los lí-
transmisión de un saber o del aliento gar a pensar la máquina de guerra como establecido y normativo de lo artístico mites de lo artístico se pueden constituir
del artista al espectador. Es esa tercera algo que es una pura forma de exteriori- y cultural. como espacios de ensayo de formas de
cosa de la que ninguno es propietario dad, mientras que el aparato de Estado vida alternativas, sin las hipotecas que
(…)”74. De consuno con Rancière, será constituye una forma de interioridad impone el núcleo duro del sistema arte.
difícil entender desde los parámetros que habitualmente tomamos como Los modos de producción sim-
del ARTE ese vendido por el mercado modelo, o según el cual pensamos ha- Los modos de producción bólica popular, si bien pueden orientar-
o financiado por la institución, pie- bitualmente.”79 se desde múltiples perspectivas, supo-
za fundamental de lo simbólico en la Característica ésta enormemen-
simbólica popular81 nen tratarse con prácticas fronterizas
construcción de realidad, la búsqueda te esclarecedora en el caso de ser tras- con lo social —en mayor o menor me-
de una tercera cosa de la que no son ladada a la performance ya que, como Desde diferentes ámbitos del dida—, y de carácter ritual. En nuestro
propietarios ni de su fisicidad ni de su género del arte o del teatro, es el resul- arte contemporáneo, en las últimas caso, se plantean tomando como punto
significado. tante de un proceso del aparato simbó- décadas, se han articulado propuestas de inicio las nociones de lo carnavales-
Por otro lado, Pedro G. Romero lico del Estado con unas coordenadas que, de un modo más o menos explí- co y del juego, tal como hemos men-
también apunta en su texto: Actores, interpretativas prefijadas verticales, cito, han incluido tácticas asociadas al cionado con anterioridad. La primera
situaciones, desenlaces. La máquina tea- normalmente patrocinadas por la pro- juego, lo festivo o lo carnavalesco, con de ellas, en el sentido que lo planteara
tral y el teatro: escenas subalternas en pia institución o por su constituyente la finalidad de constituirse en prácticas Mijail Bajtin en La cultura popular en la
el estado español75, la relación entre el mercado (artístico o escénico) del cual de carácter político-social. Desde las Edad media y en el Renacimiento, el con-
teatro y la máquina teatral, que a su vez es muy difícil y, en base a lo expuesto posiciones del arte relacional hasta los texto de François Rebelais82, publicado
remitía a aquella relación entre guerra al principio de este texto, a día de hoy intentos de vinculación de lo artístico en 1965, y la segunda —el juego— tal
y máquina de guerra que en su día Gi- prácticamente inverosímil esperar que con eventos de carácter festivo-reivin- y como lo enunciara Johan Huizinga en
lles Deleuze y Félix Guattari reflejaron se constituya como una experiencia con dicativo pasando por la apropiación y su texto Homo Ludens83, en 1938.
en su texto Tratado de nomadología: capacidad de emancipación. En cam- diseño de espacios de ocio ciudadanos, Desde ambos conceptos, enten-
la máquina de guerra incluido en Mil bio, su exterioridad, su máquina per- en proyectos Community Based-Art, demos, que se pueden confrontar los
Mesetas.76 Esta relación entre guerra formativa, la condición performativa existe un abanico diverso de plantea- rasgos constitutivos de estas nociones
y máquina de guerra y su vínculo con fuera de las fronteras del mundo de la mientos dirigidos hacia unos postu- con los modos de hacer desde plan-
el teatro y la maquina teatral, permite cultura, sí parece, al menos, tener la po- lados de un arte de estirpe emancipa- teamientos artísticos en relación con
suponer una relación, si no análoga, al sibilidad de generar esa “tercera cosa” dora. En este sentido, estas tentativas, las variantes de producción simbólico
menos similar entre la performance y sin propietario, desde donde pensar en asociadas de forma clara con la máxima popular, dado que la característica co-
la condición performativa, entendien- la posibilidad de una emancipación de vanguardista de diluir el arte en la vida, mún a ambas posiciones tiene que ver
do este último término como una clase los discursos dominantes. Esta perfor- han transitado, en su mayoría, en un con que, tanto lo lúdico como lo fes-
de máquina performativa. Tal y como matividad resulta análoga a las reglas terreno pretendidamente intermedio tivo-carnavalesco, están orientadas a
se apunta en Mil mesetas, estaríamos de la máquina y se producirá en gru- entre estos dos territorios. dar una respuesta popular a las deter-
tratando de algo que se constituye por pos pequeños, por asociaciones com- Resulta difícil, en cualquier caso, minaciones vitales que se establecen
oposición al Estado: “desde todos los plejas y afectivas, y no determinadas no percibir ciertas dificultades propias en regímenes sociales concretos. De tal
puntos de vista, la máquina de guerra es jerárquicamente de forma vertical.80 de este tipo de posturas artísticas, a la modo que, en ambos casos, se posibili-
de otra especie, de otra naturaleza, de En base a lo expuesto, podemos inferir hora de considerar su incidencia en los ta un modo otro de vida regido por una
otro origen que el aparato de Estado.”77 que esperar un proceso emancipatorio ámbitos de lo político y lo social, en cosmovisión alternativa a la impuesta
Esta máquina de guerra nada tiene que a través de lo performativo sólo tendría lo relativo a su inserción dentro de la jerárquicamente, y que se basa en los
ver con un ejército78 —que no es más posibilidades de producirse en tanto en categoría arte. Han acontecido, desde principios de libertad. En este sentido
que una forma de Estado— de la misma cuanto esté contextualizado fuera de hace tiempo, numerosos debates en el Bajtín señala: 
manera que la condición performativa cualquier aparato de Estado y, por tan- seno del arte contemporáneo que han  “Todos estos ritos y espectáculos
no tendría por qué tener que ver con el to, apartado de órganos de poder, lejos señalado que, en numerosas ocasiones, organizados a la manera cómica presen-
aparato del arte. Lo importante de ella de los glamurosos artistas, los preciosos el tipo de prácticas artísticas a las que taban una diferencia notable, una dife-
es su absoluta exterioridad al Estado y, teatros, las convocatorias de cultura, las aquí nos referimos se han apropiado rencia de principio, podríamos decir,
si bien en el texto referencia va a estar becas de los bancos, etc. Estaríamos, (recuperado en términos situacionis- con las formas de culto y las ceremonias
asociado a la guerrilla, la banda y al no- por el contrario, alineados con formali- tas) de los modos y saberes populares, oficiales serias de la Iglesia o del Estado
madismo, el concepto diferencial entre zaciones producidas por pequeños gru- relativos al juego y lo festivo, para su feudal. Ofrecían una visión del mundo,
pos, independientes de las formas de transformación en objetos artísticos del hombre y de las relaciones humanas
poder y con una relación “bandálica” mercantilizados y/o institucionaliza- totalmente diferente, deliberadamente
73 Ibid. p. 20. entre sus integrantes (y quizás muchas dos. Circunstancia ésta que ha propi- no-oficial, exterior a la Iglesia y al Esta-
74 Ibid. p. 21. veces también vandálica). ciado la desactivación del potencial do; parecían haber construido, al lado
En conclusión, se podría apuntar político-social de las genuinas expre- del mundo oficial, un segundo mundo y
75 Pedro G. Romero, “Actores, situaciones,
desenlaces. La máquina teatral y el teatro: que esa posibilidad de la condición per- siones emanadas de las distintas comu- una segunda vida a la que los hombres
escenas subalternas en el estado español”, formativa como proceso emancipato- nidades. de la Edad Media pertenecían en una
en: VVAA, Un teatro sin teatro, Museu rio va a estar siempre condicionada por proporción mayor o menor y en la que
d’Art Contemporani de Barcelona, Barcelo-
na, 2007.
los dos vectores previamente citados,
parafraseado a Rancière: “una tercera 81 Los argumentos que se desarrollaran en este
76 Gilles Deleuze & Félix Guattari, Mil mese- 82 Mijail Bajtín, La Cultura Popular en La
cosa” sin dueño en su interpretación, epígrafe han sido tomados de una investi- Edad Media y en El Renacimiento El Con-
tas. Capitalismo y esquizofrenia, Pretextos, gación anterior. Véase: Laura de la Colina
Valencia, 2010. texto de François Rabelais. Alianza Univer-
Tejeda & Daniel Villegas, “El arte colabora- sidad, Madrid, 1995.
77 Ibid. p. 360. 79 Ibid. tivo situado en relación con lo lúdico”,
83 Johan Huizinga, Homo Ludens. Alianza
78 Ibid. p. 362. 80 Cfr Ibid. pp. 365- 366 Accesos, nº 1, 2017. Editorial, Madrid, 2012.
17

ciones, nuevas subjetivi- 10/11/2018 21/11/2018


dades y subjetivaciones
maquínicas; pensamientos Salida al albergue Los encuentros de Miami
procesados y superficies
sintéticas en las que La propuesta en torno a Los encuentros de Miami se idea bajo
devenir usuari□s capaces la premisa de estimular estrategias para la reactivación del
de leer entre líneas y tejido social urbano. A partir del estudio localizado en el solar
palabras. anteriormente ocupado por la Piscina Miami, dentro del barrio
de Puerta del Ángel, la proposición pasaría por esbozar una
Proyecto a cargo de serie de prácticas abiertas y colaborativas con la voluntad
Patricia Sádaba y Ricardo de impulsar una memoria potencialmente colectiva y plural.
Tourón. Colectivo SÁDA- Debido a los cambios constantes a los que se ve sometida dicha
BA|TOURÓN. zona de la urbe, como parte integrante de las periferias que
asumen un continuo movimiento demográfico motivado por
oscilaciones tanto políticas como económicas, se considera la
necesidad de promover una serie de prácticas que incentiven
el pensamiento crítico ante la situación actual. La instauración
de espacios para el diálogo es uno de los objetivos principales
en Los encuentros de Miami, que busca en los propios recursos

vivían en fechas determinadas.”84   diluyéndose la normatividad clásica, las barreras infranqueables de su Teniendo en cuenta esta situa-
Por otro lado, Huizinga expone no lo es menos el hecho de que el arte condición, su fortuna, su empleo, su ción, podríamos afirmar que el juego y,
las características del juego en los tér- contemporáneo sigue estando regido edad y su situación familiar.”94   por extensión, lo festivo; se ve afectado
minos: “(…) una actividad libre. El jue- por unas determinaciones institucio- En resumen, podríamos enu- de lleno por los principios de explota-
go por mandato no es un juego, todo lo nales y de mercado que cuestionan su merar, siguiendo a los autores citados, ción capitalista. Así, lo que antes podría
más una réplica por encargo, de un jue- inclusión “real” en lo lúdico y lo festivo.  una serie de características, enunciadas ser emancipador, en el momento actual
go. (…) El niño y el animal juegan por- Otro de los elementos de coin- en negativo, que tradicionalmente han corre el riesgo de que sea subsumido97
que encuentran gusto en ello, y en esto cidencia sería cierto aspecto inmersivo fundamentado este tipo de prácticas por la lógica del beneficio, cuya conse-
consiste precisamente su libertad.”85 de ambos fenómenos donde no po- lúdico-festivas: No están regidas por el cuencia fundamental sería la de trans-
Asimismo, este autor, de consuno con drían distinguirse entre productores marco institucional, no tienen una uti- formar el juego y la fiesta en una acti-
las características anteriormente expre- y espectadores. En el caso de Bajtín se lidad concreta, no pertenecen al domi- vidad simulada que produce, más bien,
sadas comenta: “El juego no es la vida expresará de manera más explícita tal nio del arte, y no se rigen por relaciones un resultado alienante. En definitiva,
«corriente» o la vida «propiamente circunstancia:  de jerarquía. un simulacro de la producción simbóli-
dicha». Más bien consiste en escaparse “De hecho, el carnaval ignora Sin embargo, pese a potencia- ca popular. Nosotras abogamos, en este
de ella a una esfera temporera de acti- toda distinción entre actores y espec- lidad liberadora que el juego y la fies- campo, por la dilución en lo popular
vidad que posee su tendencia propia.”86 tadores. También ignora la escena, in- ta pueden tener, actualmente resulta aportando los saberes específicos de las
Por tanto, hay que entenderlo “(…) cluso en su forma embrionaria. Ya que complejo que se pueda producir este técnicas particulares que han sido ex-
como un intermezzo en la vida cotidia- una escena destruiría el carnaval (e extremo, debido a las transformacio- propiadas por la noción arte.
na.”87  inversamente, la destrucción del esce- nes sociales, culturales, políticas y eco-
De tal modo que, tanto lo carna- nario destruiría el espectáculo teatral). nómicas a las que hemos asistido en
valesco como lo lúdico, son expresiones Los espectadores no asisten al carnaval, tiempos recientes. De tal modo que, si
que no vienen determinadas por una sino que lo viven, ya que el carnaval está Huizinga afirmara que en el siglo XX
noción finalista o de corte utilitario y, hecho para todo el pueblo. (…) En el asistíamos a un abandono de lo lúdi-
además, ambas pertenecen al territorio curso de la fiesta sólo puede vivirse de co95, a día de hoy, podemos hablar de
del exceso, ya que este tipo de prácticas acuerdo a sus leyes, es decir de acuerdo una ludificación generalizada que está
“(…) no piden ni exigen nada (…)”88 y a las leyes de la libertad.”92 asociada a la irrupción del imperio del
como sostiene Huizinga estarían vin- Probablemente lo que diferencia juego en el capitalismo tardío, contra-
culadas al potlach como juego de de- los análisis de Bajtín de los de Huizinga viniendo así los principios básicos que
rroche. No parece, sin embargo, que en sea el hecho de la consideración de lo se han señalado anteriormente acer-
ambos autores exista una consideración festivo-carnavalesco y lo lúdico respec- ca de estas cuestiones. De este modo,
del mundo del arte como lugar en el que tivamente, como elementos fundantes Lars Bang Larsen lo expresa del modo
se desenvuelve dicho exceso. De mane- de realidad. En el primer caso, lo car- siguiente:
ra tal que Bajtín afirma con rotundidad navalesco se instituye como un acon- “Ahora bien, lo que resulta in-
que lo carnavalesco no se incluye en los tecimiento temporal, mientras que el quietante es si nos dejamos someter y
límites de lo artístico:  juego, en el segundo caso, se manifiesta absorber por la inexorabilidad del capi-
“(…) el núcleo de esta cultura, como algo ajeno a la cotidianidad, en talismo como juego. Cuando el juego es
es decir el carnaval, no es tampoco la definitiva, como una huida. Aunque en tan común e incuestionable como siem-
forma puramente artística del espectá- ambas posiciones se afirma una forma pre pero ya no es esencialmente libre y
culo teatral, y, en general, no pertene- de construcción alternativa de mundo, se encuentra desligado del placer, se
ce al dominio del arte. Está situado en las consecuencias de cada modo de en- empiezan a vislumbrar los contornos de
las fronteras entre el arte y la vida. En tendimiento pueden valorarse con una un extraño régimen: la hegemonía lúdi-
realidad es la vida misma, presentada intensidad desigual en lo vital. Quizás ca. Como siempre, un juego que prosi- tálogo de la exposición Playgrounds. Rein-
con los elementos característicos del sea por esta cuestión que Bajtín lleva gue sin que lo deseen los participantes ventar la plaza, Museo Nacional Centro de
juego.”89  más lejos sus argumentos asociados indica una vulneración. Del mismo Arte Reina Sofía, Madrid, 2012, p.20.
En el caso de Huizinga, a pesar con la ruptura momentánea del orden modo que existe, como es bien sabido. 97 Un ejemplo paradigmático de este modo de
de reconocer que el arte, en particular, jerárquico que ubica el carnaval en “(…) La mano de obra forzosa, podríamos tratarse con lo lúdico y lo festivo fue la con-
vocatoria de 2010 para “La Noche en Blan-
y la cultura, en general, es una sub specie el reino utópico de la universalidad, de sopesar la relevancia del concepto de co”. Con el título “¡Hagan juego!”, sus comi-
ludi 90, no considera que esta actividad la libertad, de la igualdad y de la abun- juego condicionado cuando, a través sarios (el colectivo Basurama) articularon n
tenga una conexión tan clara con lo lú- dancia”93, afirmando que:  de motivaciones extrínsecas, nos acos- una llamada a la participación ciudadana
dico salvo las de carácter más perfor-   “La abolición de las relaciones tumbramos a la vida bajo el capitalismo en los términos:
mativo (poesía, música y danza).91 Si jerárquicas poseía una significación en un simulacro de riesgo cuyo objeto “¡Hagan Juego! Es una invitación a todos a
bien es cierto que el mundo del arte, muy especial. En las fiestas oficiales las se diluye en la diversión. En última ins- jugar con la ciudad, al mismo tiempo que un
desde los momentos históricos que alu- distinciones jerárquicas se destacaban a tancia, el juego imposeíble ha quedado mensaje de acción positiva y “propositiva”.
Es una llamada a la creatividad y al fomen-
den ambos autores hasta el día de hoy, propósito, cada personaje se presentaba poseído, en todas las acepciones de la to de la interacción, a convertir la ciudad,
ha sufrido una notable transformación con las insignias de sus títulos, grados y palabra: no sólo poseído como propie- el arte y las relaciones sociales en un gran
funciones y ocupaba el lugar reservado dad, sino también acosado y frecuen- campo de juegos.” (Basurama, 2010). Sin
embargo, la invitación a la participación en
a su rango. Esta fiesta tenía por finalidad tado por una presencia indeseada que un juego aparentemente libre no dejaba de
84 Mijail Bajtín, op. cit., p. 11. la consagración de la desigualdad, lo anima y habla a través de él. En este resultar un espectáculo inserto en la lógica
a diferencia del carnaval en la que sentido, el juego se ha visto impulsado jerárquica impuesta por el propio Ayunta-
85 Johan Huizinga, op. cit., p. 24. miento, promotor del evento, y las normas
todos eran iguales y donde reinaba más allá de sí mismo, a pesar de sí mis-
de uso fijadas, que administran los modos
86 Ibid., pp. 24-25. una forma especial de contacto libre y mo, a través de sí mismo.”96  de interacción, por el mencionado colec-
87 Ibid., p. 26. familiar entre individuos normalmente tivo. De esta manera, pretendidamente se
separados en la vida cotidiana por lleva al terreno de lo lúdico las prácticas co-
88 Mijail Bajtín, op. cit., p. 12. laborativas, pese a que ninguna de las con-
94 Ibid. p.15. diciones en las que se produjo este evento
89 Ibid. coinciden con las características antes seña-
95 Cfr. Johan Huizinga, op.cit., pp. 121-122.
90 Johan Huizinga, op. cit., p. 20. 92 Mijail Batjin, op. cit., p. 12. ladas a lo largo de la exposición de lo lúdico
96 Lars Bang Larsen, “Círculos dibujados en el y carnavalesco. Véase:  https://basurama.
91 Ibid. pp. 239-261. 93 Ibid. p. 17. agua: el juego en tonalidad mayor”, en: ca- org/proyecto/la-noche-en-blanco-2010/.
18 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

localizados en el barrio, 14/11/2018


tanto espaciales como
sociales, los elementos Made in jerga
que propicien el estable-
cimiento de tiempos otros, En el cruce de los cuerpos
siguiendo la actitud crítica que transitan agarrados al
que plantean las lecturas googlemaps y la ingenie-
en torno a las ruinas de la ría social del software y
contemporaneidad. el discurso, aparece Made
in jerga.
Actividad a cargo de
Daniel Herrero y Víctor Made in jerga es cuerpo y
Martín. es territorio, es saberse
globalizadx-digital-vir-
tual, además de local y
singular.

Proyecto a cargo de Paula


Lafuente.

María Ángeles Fernández Páez


y Clara Soto Heredero

La etimología del liderazgo


a través de un análisis
con perspectiva de género1

A1 través del análisis etimológico de práctica feminista que responda a las producto o un sector económico, dentro “la Historia Universal, la historia
liderazgo y de la derivación de térmi- exigencias de la contemporaneidad. de su ámbito.” 2 de lo que el hombre ha logrado en el mun-
nos que se generan a partir de éste, En un contexto en el que obser- do, es en el fondo la Historia de los Gran-
observamos la relación que guarda vamos que las mujeres han de modifi- Al buscar su familia de sinó- des Hombres […] Todas las cosas que
con figuras masculinas y tiranas. De car su expresión de género, mediante nimos en diferentes plataformas nos vemos que se han logrado en este mundo
este modo observamos la necesaria su masculinización, con el fin de al- sorprende el hecho de que no existen, son propiamente el resultado material o
revisión de dichos conceptos antes de canzar una posición de poder, dedu- por lo que al probar con la palabra lí- la incorporación práctica de Pensamien-
procurar construir un liderazgo femi- cimos que la adopción del término der los resultados son: “Líder: caudi- tos que moraban en los Grandes Hombres
nista. ¿Por qué nos es más inmediato liderazgo está asociada a una estruc- llo, adalid, paladín, cabeza, cabecilla, Puede que sea justo considerar el alma de
trasladar el feminismo a la noción de tura piramidal propia del cishetero- jefe.”3 la historia como la historia de estos hom-
liderazgo que intentar construir otras patriarcado. ¿Podemos estimar femi- Como podemos observar, im- bres” (Carlyle y Emerson, 2017)
formas alternativas de comunidad nista el intento de llegar a la igualdad plícitamente, es palpable el hecho de El estudio del liderazgo (y de los
desde una perspectiva feminista? Los creando una estructura simétrica a la que todas y cada una de ellas están líderes) se presenta como una preocu-
sistemas de producción de sentido existente? hablando únicamente de hombres pación recurrente y, en consecuencia,
se han democratizado por los nuevos Para comenzar proponemos un –blancos, de clase alta y cishetero- existe una amplia bibliografía proce-
medios, olvidando explorar otros análisis simbólico de la etimología del sexuales-. Esto nos evoca a las narra- dente de diversas áreas del conocimien-
espacios vinculados a nuevas maneras término liderazgo. Para ello acudimos a ciones hegemónicas de los grandes to. Sin embargo, y a pesar del notable
de pensar políticas horizontales, con la Real Academia de la Lengua Española: hombres, y en este sentido Thomas interés que ha suscitado la materia, apa-
el fin de revisar aquellos modelos Carlyle dice: rentemente no existe ningún consen-
hegemónicos para desarrollar una “Liderazgo: so acerca de dichos conceptos; cuanto
1. Condición de líder. más aumenta la producción teórica,
2. Ejercicio de las actividades del líder. 2 http://dle.rae.es/?id=NH60fdB. Consulta- más se complejiza la noción de lideraz-
1 El presente texto se publicará próximamen- do: 5/10/2018
te en un e-book titulado “The Time is Now. 3. situación de superioridad en que se go, de tal manera que parece que exis-
Feminist Leadership in a New Era” a cargo halla una institución u organización, un 3 http://www.wordreference.com/sinoni- ten tantas definiciones como personas
de la UNESCO. mos/lider. Consultado: 5/10/2018
19

23/11/2018 30/11/2018 Mateo, Dos Jotas, Sebas Cabero,


ción exterior, manifiesto
Sergio Domínguez, Clara Soto,
Una teoría crítica de la sociedad: en la creación de identi- Jornadas del grupo María Ángeles Fernández, Victo-
Movimientos y prácticas sociales, dades, en el hackeo a la permanente de investigación ria de Gracia, María Fernández,
fábricas de identidades institución. Convirtiendo
Daniel Herrero, Víctor Martín,
lo personal en político, Las jornadas tienen como obje- Patricia Sádaba, Ricardo Tourón,
desde la potencia de las tivo comunicar públicamente los
Con la Teoría Crítica, la destrucción del Paula Lafuente, Cuarto de invi-
multitudes conectadas, los resultados del grupo permanente
Capitalismo se convierte en hecho tras- tados, Edward Jobst Andrews y
indignados hicieron suyas de investigación de la Sala de Arte
cendental, de sus estructuras y estrata- Gloria G. Durán.
aquellas lecciones, desde Joven de la Comunidad de Madrid
gemas. La conquista del Poder, como an-
las cuales cuestionar todo En los márgenes del arte. Tenta-
ticipaba Gramsci, se convierte en la toma Se contará también con las po-
liderazgo dado, romper tivas de emancipación, corres-
de la propia cultura. La lucha cultural se nencias, acciones y talleres de:
normas morales o ima- pondiente a su primera edición de
arma desde la destrucción de tradiciona- Saioa González (En Contingen-
ginar una nueva realidad 2018. Estarán divididas por ejes
les valores e instituciones, de proverbia- cia), Mar Núñez, Carmen Rome-
social. temáticos desde los que se han
les lenguajes o de nociones históricas. ro, las Postpotorras, Solimán
Edificando un nuevo sentimiento común, agrupado los diversos proyectos López, Alberto González Pulido,
desde un nuevo discurso polifónico, u Actividada a cargo de de las investigadoras participan- Raquel G Ibañez, Colectivo
ocupando espacios estratégicos, el 15M Sergio Domínguez. tes. Presentarán sus resultados: Bwelke y Laura Inclán
vino a articular ese momento de crea- Claudia González, José Enrique

que han escrito sobre ella (Bass, 1990). a otras y que debía estudiarse siempre encontrado restringido el acceso, a lo social” (Reverter, Medina, 2017:10).
El volumen de lo escrito acerca en conjunto. Estas cuestiones, asenta- que debemos agregarle la neoliberali- Morini, hace hincapié de igual mane-
del liderazgo es tal, que a su vez ha ge- ron las bases que permitieron que apa- zación del feminismo (Reverter-Bañón ra en el conflicto laboral que supone
nerado clasificaciones y tipologías para recieran lo que actualmente se llaman y Medina-Vicent, 2017), el cual ha in- socialmente el cuerpo de la mujer y su
llegar a comprender la evolución del los nuevos liderazgos. sertado a las mujeres en posiciones de explotación (Morini, 2005):
estudio del liderazgo. Desde principios Más allá de esto, también ob- mayor poder adaptándose a un sistema “La mujer se encuentra, desde
del siglo XX hasta la década de 1980, servamos que hasta finales del siglo cuya finalidad es explotar su produc- siempre, dentro del contexto laboral y
surgieron consecutivamente diferentes pasado, nadie contemplaba la posibi- ción. no sólo esto, es el paradigma perfecto del
enfoques para analizar el liderazgo. lidad de que una mujer pudiera llegar Los cuerpos de las mujeres se ha- «sujeto social dominado» funcional a
El liderazgo y el éxito de un líder, a alcanzar una posición de poder. De llan desterritorializados en tanto que las demandas de entrada y salida del
son cuestiones muy difíciles de cuanti- esta manera, debemos analizar cuáles su función reproductiva y doméstica se mercado de trabajo según las exigencias
ficar, y por tanto, de estudiar empírica- son las características que requieren los analiza desde el deber y se incompatibi- productivas y sociales del momento. Con-
mente. La mayor parte de los estudios nuevos tipos de liderazgo en relación al liza con el trabajo. Desde una lógica so- densa además, en un único cuerpo, la po-
prácticos de las investigaciones realiza- género y cuáles son los acontecimientos cial, vinculada a la biopolítica, supone sibilidad de tener un papel productivo y
das durante esa época obtuvieron resul- que han iniciado que la mujer se esta- un mayor riesgo la ocupación de pues- reproductivo al mismo tiempo; presenta,
tados poco esclarecedores. Después de blezca en posiciones jerarquizadas y tos de poder por mujeres, pues su res- por lo tanto, la ventaja de constituir un
un largo proceso de búsqueda de facto- masculinizadas, en los que las desigual- ponsabilidad se somete a la maternidad inmenso ahorro de costes para el capital a
res únicos que aseguraban, o no, el éxito dades se interpretan como una caracte- (Fumagalli, 2010). Meysis Carmenati expensas de la explotación intensiva de sí
en una situación de liderazgo –refirién- rística propia del liderazgo. González advierte “la existencia de dis- misma. Si existe, en definitiva, una figu-
donos a los rasgos del líder, al compor- En el último siglo la mujer ha in- positivos políticos sobre los cuerpos de las ra histórica que sintetiza la capacidad de
tamiento del mismo, y finalmente al crementado su nivel formativo, el cual mujeres, junto a la obligatoriedad de la explotación total de la persona por par-
contexto - el liderazgo empezó a com- le ha conferido las herramientas nece- maternidad como filtro por donde se re- te del capitalismo, esta está encarnada
prenderse como un fenómeno difícil- sarias para iniciarse en posiciones labo- conoce, especialmente, la identidad de las en el género femenino. […] Las formas
mente extrapolable de unas situaciones rales en las que anteriormente hubiera mujeres y su deber y en la reproducción de explotación de la fuerza de trabajo
20 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

de las mujeres tienen además en sí mis- dan lugar a una clasificación diferencial profesionales más bajo [...] estas diferen- orgullo ante el reconocimiento externo
mas fuertes aspectos de no valor social, entre hombres y mujeres, distinguiendo cias se han reducido a medida que las y masculinizado.
de flexibilidad infinita, de no visibilidad y potenciando de esta manera el rol de mujeres desempeñan roles menos estereo- El liderazgo se establece en un
y una adaptabilidad del propio tiempo género – como características propias tipados”. (García-Retamero, 2006:23) campo vinculado a la normatividad
verdaderamente extremas”. asociadas a éste – y la creencia norma- Silvia Martínez Cano, propone sexo/género, en la que los roles binarios
El neoliberalismo ha permitido tiva que vincula las funciones a las que así, estrategias de sororidad para com- se interpretan como estrategias para
que el mercado reconociera beneficio- debe estar aunado dicho género – dan- batir la fatriarquía masculina, así como abordar las posiciones de poder. Éstas,
sas las características femeninas – aso- do lugar a una naturalización del fenó- la asertividad, insumisión y autoestima aunadas a una estructura piramidal a la
ciadas y solidificadas, comúnmente, a meno social que representa la distribu- (Martínez, 2017) pudiendo ser usadas que responde su construcción y funcio-
una mujer cisgénero -, con la finalidad ción de los puestos laborales mediante como inicios y antecedentes de la erra- namiento, imposibilitan su aplicación
de aprovecharlas para la consecución unas leyes en apariencia biológicas y dicación de la violencia horizontal mu- en un feminismo no neoliberalizado, en
de una producción más eficiente. Así, eficaces. Este proceso se puede relacio- jer-mujer7 que se manifiesta cuando és- el que adecuación de la masculinidad
el liderazgo democrático4 ha hecho uso nar con el llamado ‘doing gender’6, me- tas alcanzan puestos de poder mediante como norma ejemplar junto a la pro-
de ellas, caracterizándose por la conse- diante el cual, el género se transforma los cuales podrían aplicar medidas que ducción no fueran códigos indispensa-
cución de una meta mediante la moti- en una actividad, “un logro rutinario en promovieran la igualdad. Sin embargo, bles. Así, si se optara por la neoliberali-
vación hacia un grupo de trabajo cuya la interacción diaria”, atendiendo a las debido al establecimiento masculizado zación del feminismo, caeríamos en la
particularidad debe estar ligada al bien- expectativas sociales. en el poder, no se ocasionan, generando trampa que supone la explotación de la
estar del mismo. Este tipo de liderazgo Las mujeres, haciendo uso de un daño inconsciente hacia el resto de mujer por la propia mujer, dando lugar
se relaciona con el modelo transforma- las características que las diagnostican mujeres. a un conflicto alejado de la sororidad.
cional5, en el que prima la adaptación, como tales, se preparan para adecuarse Los impedimentos que deben
flexibilidad e innovación ­—caracterís- al referente por excelencia; la masculi- esquivar las mujeres en el mundo labo-
ticas interpretadas como femeninas—, na. La feminidad como característica, ral son muchos y a menudo invisibles,
en contraposición al transaccional, conduce a las mujeres a puestos de lide- barreras que permanecen en su ascen-
asociado comúnmente con un modelo razgo democrático, y la masculinidad, sión profesional; el llamado techo de
autocrático masculino. logra asentarlas en ellos pues el prejui- cristal o el laberinto de cristal – el pri-
Los roles de lo masculino y feme- cio prescriptivo al que están sometidas, mero interpretado como una metáfora
nino se han diferenciado notablemente, parte de la incompatibilidad existen- de perspectiva ascendente, y el segundo
de manera binaria y solidificada, usán- te entre el liderazgo y la femineidad. mediante un recorrido enmarañado en
dolos con el fin de lograr un incremento De este modo Laura Martínez señala la trayectoria laboral de la mujer que
de la productividad. Éstos han desenca- “la cultura organizativa promueve una le impide acceder a puestos de mayor
denado unas expectativas binarias que única medida, la de los hombres, como poder -. Quizás, estos obstáculos son
referencia de éxito en la organización” los que provocan que la mujer no mo-
(Martínez, 2017:22) y García-Retame- difique la situación estructural y mas-
4 Respecto a estas nociones consultar: BAR- ro indica que la motivación de logro culinizada, pues habiendo alcanzado
BERÁ, E., RAMOS, J. y CANDELA, C. y masculinidad se aúnan como he- posiciones de poder, han tenido que es-
(2011). Laberinto de cristal en el liderazgo de
las mujeres, Psicothema 2011. Vol. 23, nº 2,
rramientas para obtener el liderazgo, quivar una mayor obstaculización, pro-
pp. 173-179. enunciando “las mujeres con poca moti- vocando en sí mismas una sensación de
vación de logro y escaso grado de masculi-
5 Para más información: EAGLY, A., JO-
HANNENSEN-SCHMIDT M.C., VAN nidad muestran un nivel de aspiraciones
ENGEL, E. (2003) Transformational, tran- 7 En este sentido consultar: PULIDO, S.
sactional and laissez-faire leadership styles: (2014), Liderazgo y mujer. DEDiCA. Revis-
A metaanalysis comparing women and men. 6 Para ampliar: WEST, C. y ZIMMERMAN, ta de educaçao e humanidades, 6 março, pp.
Psychological Bulletin, 129(4),569-591. D.H (2009). Contabilidad para hacer género. 273-283.

BIBLIOGRAFÍA FUMAGALLI, A. (2010). Biopolítica y capi- MARTÍNEZ, L. (2017). La digitalización MORINI, C (2005), Precariat@ donn@,
talismo cognitivo: hacia un nuevo paradigma del patriarcado: retención del talento feme- ponencia en el Congreso de la Università
de acumulación. Madrid: Editorial Trafican- nino en las empresas tecnológicas. Dossiers Nomade Oltre il lavoro, Università Statale
BASS, B. M. (1990). Handbook of Leader-
tes de sueños. Feministes, pp. 29-48 di Milán - Bicocca, Milán, 9 de abril.
ship: A survey of theory and research. New
York: Free Press.
GARCÍA-RETAMERO, R. (2006). Identi- MARTÍNEZ, S. (2017) Procesos de empode- REVERTER-BAÑÓN, S y MEDINA-VI-
dad de género y nivel de aspiraciones profe- ramiento y liderazgo de las mujeres a través de CENT, M. (2017). Intersecciones entre li-
CARLYLE, T. y EMERSON, R.W. (2017).
sionales en alumnos universitarios. Revista la sororidad y la creatividad. Dossiers Femi- derazgo y feminismo, Dossiers Feministes,
De los héroes. Hombres representativos. Ma-
Mexicana de Psicología, pp. 217-224. nistes, nº22, pp. 49-72 nº22, pp.5-12.
drid: Editorial Océano.
21

INSTRUCCIONES El juego está compuesto por 5 familias


diferentes, cada una de ellas compues-
Modo de juego: Fin de la partida:

DE JUEGO tas a su vez por 6 cartas que se identifi- Se deben repartir tantas familias de ani- Para conseguir ganar, cada jugador
can con un animal concreto. males como jugadores, pudiendo ser un debe reunir 6 cartas que contengan a
Así, los animales, representan- máximo de 5 los jugadores finales. un mismo animal, o 6 cartas que con-
tes de los biotipos de las subjetividades Cada jugador elige una carta. tengan un mismo fármaco u hormona.
toxicopornográficas masculinas, están Debe pasársela a aquel situado a su de-
asociados a un fármaco u hormona que recha al mismo tiempo que el resto de
los modifica y configura, haciéndoles los jugadores, después de decir ‘macho’,
pertenecer a un grupo u otro. en voz alta.
22 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN
23
Prueba
24 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

de guió
El Cuarto de Invitados

nº 1
Es el momento justo. Para empezar, y
aunque no sea el tema directo de este
texto, si parece que la noción de “ar-
tificio” –hago comillas con las manos
de nuevo- se ha colado desde el primer
momento de la Convocatoria. Artificio
-decíamos-, en el sentido más pirotéc-
nico del término. Artificio como fuego
artificial o como chispa que enciende
un fósforo. Artificio como recurso de
la ficción o como estallido. Como deto-
nante de un acontecimiento colectivo o
taciones que nos regalasteis hace unos individual.
meses. A lo largo de la historia no han
Debéis saber que este viaje que faltado intenciones de cambio y si deci-
comienza ahora para vosotras,  lleva mos “intenciones” es porque gran parte
tiempo planeándose. se quedó en eso. Meras tentativas. Al-
Para nosotras comenzó cuando guien dijo una vez que la intención es
Performance sonora Puerta abierta confeccionamos los paquetes que os cipios rectores. Un momento de desa- lo que cuenta. Pero bueno… igual po-
Vol.II: Más allá del límite presenta- enviamos. O quizás antes; cuando pen- forada plenitud creativa. Quizá volver dríamos decir que la simple intención
da al grupo de investigación EN LOS sábamos juntas que haceros, donde lle- a tocarnos, a encantarnos con algo, a va más allá de la intención. Es un gesto
MÁRGENES DE ARTE. TENTATI- varos o que deciros. Cuando todo esto recuperar la intensidad que despierta que se desliza y contamina abriendo
VAS DE EMANCIPACIÓN. no era más que una mera ocurrencia un momento de suma fragilidad. nuevos posibles.
[El 5 de septiembre se citó en El que nacía de un impulso. Me viene enseguida a la memo- “El accidente jamás es un acci-
Cuarto de Invitados al grupo de inves- ¡Un “impulso”! ria una reflexión de Michi Panero y la dente”.
tigación. Se preparó el espacio con coji- Me ha gustado como ha sonado. fragilidad que siempre nos despierta la Podríamos hablar de Mateo Mo-
nes en el suelo, encendimos un poco la Dicho así “¡Impulso!”, con tanto aplo- primavera y las flores de un día. Vuelvo rral que, después de intentar sin éxito
máquina de humo y los asistentes fue- mo, seguridad y felicidad. Me gustaría, la mirada a la pantalla, tecleo y lo escu- un atentado contra el rey Alfonso XIII
ron entrando en total oscuridad hasta en este mismo audio, que la palabra so- cho.1 en París en el año 1905, viaja a Madrid
acomodarse. Tras cerrar la puerta, se nara tersa como un latigazo y comenza- También he de deciros que “ofi- un año más tarde con el mismo propó-
proyectó una imagen muy borrosa en rá a expandirse con potencia más allá cialmente” –hago comillas con las ma- sito: atentar contra el rey. El artefacto
la pared. Un audio con una voz digital de esta furgoneta. Que la palabra, nos nos-  aquí, en esta furgoneta, está em- escogido para la ocasión era una de las
femenina comenzó a relatar un viaje. invitará a huir con ella muy lejos del pezando Puerta abierta Vol.II: Más allá por entonces típicas bombas de fabri-
A medida que avanzaba el audio, la duro hueso de la realidad cultural que del límite. Así que pónganse cómodas cación casera conocidas como bomba
imagen se volvía más y más nítida. Al envuelve la actividad artística. Una rea- y traten de disfrutar porque aún nos Orsini. ¿Sabíais que el propio Mateo
ser un texto destinado a ser escuchado lidad desbordada por infinitas burocra- queda un rato de viaje. Tened pacien- Morral había escrito una “descripción
hemos evitado incorporar pies de pági- cias digitales que nos chupan la sangre. cia con los antifaces y abandonados a la minuciosa de cómo debe fabricarse un
na y citas. Sin embargo, muchas de las Huir muy lejos de todos esos dosieres, incertidumbre y a la caricia de un “no explosivo” en un libro titulado Pensa-
reflexiones aquí vertidas vienen de En de los recibos acumulados, de las eva- saber” hacia dónde se va. Es parte del miento revolucionario?
los límites de lo posible. Política, cultura luaciones, los informes, y las memorias juego. Fue el 31 de mayo de 1906. Día
y capitalismo afectivo (2018) de Alber- de lenguaje extraño que intentan captu- Por ahora no hemos entrado en de la boda real. Cuando la comitiva se
to Santamaría, sobre todo en lo que rar lo inefable. También huir de aque- materia. Tan solo estamos leyendo. dirigía de vuelta de la iglesia de los Jeró-
respecta a Max Aub. Por otra parte, el llos bellísimos desgloses económicos Por cierto, esperamos que no se nimos al Palacio Real de Madrid. Mo-
texto tiene frases subordinadas muy que nos obligan a justificar lo que, en os hayan olvidado las navajas. Como os rral esperaba su paso desde el balcón
extensas; precisamente pensadas para un principio, no apela a medida alguna. decíamos en la nota, las necesitaremos de la pensión en la que se hospedaba,
ser leídas por la voz digital. A continua- Frente a tanta estadística que en- más adelante. 2 ubicada en el tercer piso del número 88
ción, la transcripción del audio.] gulle la posibilidad de crear desde la in- Hagamos aquí una interrupción. (actualmente 84) de la calle Mayor. A
Queridas seleccionadas, timidad, me gustaría pensar que hemos las 13h 55’, cuando la carroza real pa-
Vamos a comenzar el encuen- propuesto este encuentro para volver saba bajo él, arrojó la bomba oculta en
tro. Hemos tardado un poco porque a recuperar cierto entusiasmo libre de 1 https://youtu.be/zUVBw8yAqzs un ramo de flores. El ramo con la bom-
queríamos preparar algo especial. Algo hipotecas, aquel que acarrea una felici- ba tropezó en su caída con el tendido
2 Bolero 1 - Sabor a mi
que estuviera a la altura de las presen- dad solvente, sin cargas, libre de prin- https://youtu.be/xAcDf BodYhY
del tranvía y se desvió hacia la multitud
25

cha que llevó directamente a la crisis de Operación Ogro. Cómo y por qué ejecu- su verdad parecen encadenados a quie-
la restauración, etapa final del periodo tamos a Carrero Blanco. En realidad el nes lo cuentan. La Gallina ciega fue
constitucional del reinado de Alfonso libro fue escrito por Eva Forest, que ayu- un diario deslumbrante que penetraba
XIII en España. Convirtiendo así las dó al comando a realizar el atentado y hasta el fondo en las grietas narrativas
intenciones o los fracasos en derivas. a escapar, y que lo llenó de pistas falsas del régimen; un régimen que se había
Como las derivas que tomó el —como que el comando había huido por colado en los más diminutos poros, en
bolero que llegó de España y se trans- Portugal— para proteger a sus autores, la forma de las palabras, e incluso en la
formó en la Isla de Cuba para viajar a que colaboraron con ella en su redacción forma de percibir el espacio de la más
la península de Yucatán y conquistar a en Ciboure (Francia). Fue ella quien se nimia realidad. Aub anotó en sus cua-
través de las interpretaciones de Guty inventó el nombre del supuesto autor del dernos de viejas tapas cuarteadas que
Cárdenas a todo México y más tarde al libro Julen Aguirre y el de todo el operati- el régimen había moldeado algo, había
mundo entero.4 vo: Operación Ogro.” transformado los modos de sentir de
Tal día como hoy, hace 56 años Parece que hay un frágil hilo que toda una nación. La intervención am-

ón
en un monte cercano al Palacio de Aie- une la literatura y este último atentado. biental del franquismo había logrado
te en Donosti. Los anarquistas Ángel Quizá todos ellos ya que, al parecer, el algo que, en la mente de Aub, se impo-
Aransáez y Octavio Alberola detonaron libro Crimen y Castigo de Dostoievsky ne como principio: la transformación
los explosivos que con ayuda de ETA ha sido el libro bomba más usado de- radical de las formas de sentir, de decir,
habían transportado desde Francia y bido a su tamaño y, por supuesto, a su de hacer.
que estaba destinados a cambiar el cur- contenido. ¿El fin Justifica los medios? Esta intervención había logrado
so de la historia. El comando debía ac- Eva Forest intentó reescribir el generar (más allá que cualquier otra
cionar la bomba a distancia al paso del atentado y crear una realidad a partir cosa) una nueva expectativa en torno a
Generalísimo por el punto clave. Las de la ficción narrativa llena de pistas lo posible, que es, a su vez, la instaura-
pilas duraban siete días. Nadie sabía falsas. Un ejercicio literario que transita ción de los límites de lo decible. Lo po-
cuándo llegaría Franco y los días pasa- límites muy borgianos. Es decir, una li- sible era adaptarse al recinto dado, no
ban, finalmente tuvieron que detonar- teratura donde La ficción antecede a la moverse, gestionar cada uno su lugar. El
las debido al peligro que representaba realidad. Algo que, como vemos a dia- franquismo se había convertido en cul-
dejarlas allí. Era 19 de agosto de 1962, rio en los medios, es dogma irrefutable tura. En franquismo como monopolio
Franco llegó al día siguiente a Donosti de la política contemporánea. Aun así, del sentido común. Un sentido común
y la historia siguió su curso. hasta que el artificio de Eva Forest fue desvelado. que actúa como hechizo de una trama
el 20 de diciembre, en la calle Claudio Después de todo, ella sería buena cono- invisible que permea involuntariamen-
Coello  de 1973 ETA asesina a Carrero cedora de que quien escribe con sentido te dentro de nuestros cuerpos. Lo que
que estaba observando la comitiva. Los Blanco, entonces presidente del gobier- del riesgo anda sobre un hilo muy fino exponía La Gallina ciega era la habili-
reyes salieron ilesos, pero murieron 25 no de España durante la dictadura fran- y además de andar sobre él, tiene que dad del poder para generar una trama,
personas entre militares y civiles. Más quista, en la operación conocida por su tejerse un hilo propio bajo sus pies. esto es, una fábula, una narración que
de cien resultaron heridas. nombre en clave “Operación Ogro”. Todos los artefactos, los gestos progresivamente invade los recintos vi-
También había Otro artefacto, El asesinato provocó un hondo o las acciones, todos los artificios eran tales de cada sujeto. No es nada nuevo
que no llegó a estallar, se encontró al impacto en la sociedad española de la a una serie muy extraña de equilibrios esto. Se trata de una gran ficción que to-
otro lado de la calle, en Capitanía. época, ya que suponía el mayor ataque y fuerzas que tenían algo que ver con mamos como un sistema mundo inmu-
También he de deciros que no contra el régimen franquista desde el la metáfora literaria. Pienso, que cada table pero que es puro texto que leemos
utilizamos la palabra “artefacto” gra- final de la Guerra Civil Española en momento suspendido, como al que nos sin darnos cuenta, es un texto invisible.
tuitamente. Aquí las palabras son muy 1939. La muerte del presidente aquella está transportando la furgoneta, lleva Como dije anteriormente. Tan solo es
importantes. No es para menos, si tene- mañana eliminó la posible prolonga- consigo la posibilidad de caída. Cada una narración. Todo Palabras.
mos en cuenta que, en este audio, tan ción del régimen que Franco, que había libro, cada viaje y también cada inves- Hagamos otro salto. No muy lar-
solo soy puro texto. Palabras. Artefacto organizado para sustituirle. Carrero iba tigación artística, debería tener la posi- go. Ya estamos acabando y pronto lle-
proviene del latín artefactum que sig- a continuar como Jefe del Gobierno y bilidad de fracaso. garemos a nuestro destino. Me gustaría
nifica “hecho con arte”. Como decía, el el Príncipe Juan Carlos, que había sido El bolero, por ejemplo, basa una resaltar el concepto de familia que esa
accidente jamás es un accidente. Y un designado heredero en 1969, iba a con- buena parte de su encanto en la capa- narración del régimen impuso. El signi-
bolero siempre será un bolero.3 vertirse en Jefe del Estado después de cidad de retratar poéticamente las mil ficado familia en la dictadura franquis-
Volviendo a 1906. Días antes se la muerte o incapacidad de Franco. Sin y una formas del fracaso, en este caso ta era una de esas palabras “rodillo” que
había visto a Mateo junto con otra per- embargo, este acontecimiento desplazó amoroso. Ofreciendo este siempre se utilizaban para justificar el consenso.
sona que no fue identificada, tallando ligeramente la línea de horizonte hacia otros posibles desde los que deslizarse Un significado que aún reverbera con
con una navaja un mensaje amenazante la que se dirigía España. Y aunque la le- a la pista de baile, como, por ejemplo, fuerza en asociaciones cristianas como
en un árbol del parque del Retiro: yenda cuenta que mucha gente brindo él quizás.6 “hazte oír” o “manos limpias”. Durante
Ejecutado será Alfonso XIII el día por el asesinato y que se agotaron las Y quizá Podría existir una extra- el período franquista, el régimen pre-
de su enlace - Un irredento - Dinamita. reservas de champán en las tiendas pa- ña conexión histórica. Se me ocurre, así tendió proteger y resaltar los valores
Este atentado que tenía como fin rece ser que no todo fueron celebracio- de repente, entre el atentado de Carrero familiares, tradicionales y religiosos.
acabar con la monarquía, influyó di- nes... Pero bueno, esto es como el oeste Blanco como crucifixión del franquis- El Estado y la Iglesia católica compar-
rectamente a Manuel Pardiñas que seis y aquí cuando la leyenda supera la rea- mo, el libro “Operación Ogro. Cómo y tían un fin: controlar la estructura fa-
años más tarde acabó pegando tres ti- lidad, se imprime la leyenda.5 por qué ejecutamos a Carrero Blanco” miliar y social, para ello se ejecutaron
ros al presidente del Consejo de Minis- El grupo de tres etarras que per- y la llegada de Max Aub a España des- una serie de medidas: el divorcio fue
tros y líder del Partido Liberal José Ca- petró el atentado se autodenominó pués de 30 años de exilio. derogado, se penalizaron los anticon-
nalejas. Ocurrió mientras, este, miraba, comando Txikia por el nombre de un Porque lo de Max Aub no fue ceptivos, se obstaculiza el trabajo de
con un dedo en los labios, a la misma dirigente de ETA muerto a tiros por la una vuelta, sino una venida: a España, la mujer y se fomentaron las familias
literatura expuesta en un escaparate de policía. El comando lo integraban Jesús en agosto de 1969 aterriza en Barcelo- numerosas. No obstante, con el desa-
la librería San Martín, a escasos pasos Zugarramurdi, Kiskur, José Miguel Be- na, con unos cuadernos en blanco, con rrollo económico de los años sesenta,
de la esquina de la Puerta del Sol (ac- ñarán, Argala, y Javier Larreategi, Atxu- una grabadora y con una super 8. La in- se producirían una serie de aconteci-
tual número 6) con la calle Carretas. lo. tención: ver si coincidían los límites de mientos que transformarían el núcleo
En pleno centro de Madrid. El agresor, El entierro fue la tarde del 21 de la España que había dejado al partir al familiar y el entorno socio-polítco. La
Manuel Pardiñas, un anarquista,​reali- diciembre y en él se vio a Franco llorar exilio con la que se le presentaba ante familia nuclear es la unidad base en la
zó tres disparos; sólo el tercero alcan- en público por primera vez. sus ojos 30 años después. El resultado sociedad del consenso. La familia nu-
zó a Canalejas, que falleció de manera Me quedo un rato indecisa. In- de aquella dolorosa confrontación fue clear, con sus «miserias edípicas». La
prácticamente instantánea tras perfo- quieta. En esta dimensión literaria en La gallina ciega, su “diario español”. familia considerada por la dictadura
rar la bala su cráneo.​Instantes después la que me encuentro acudo a wikipedia Un libro inesperado ya que en un prin- la célula base de la sociedad tenía la
fue reducido por un policía a golpes de y leo: cipio el régimen de Franco le había obligación de someter a sus integrantes
porra y al sentirse acorralado se suici- “La planificación y ejecución del concedido permiso de una estancia de a un control disciplinario.
dó disparándose dos disparos con la atentado fue relatada por sus propios unos breves sesenta días con la excusa Después de haberme dicho esto
misma pistola del atentado. Canalejas perpetradores en un libro publicado en de investigar y escribir un libro sobre me pregunto si Podríamos des-hege-
murió antes de llegar a la sede del Mi- Hendaya al año siguiente con el título Luis Buñuel. ¿Para qué? Quizás esa sea monizar esa noción de familia tan poco
nisterio de la Gobernación donde fue la cuestión menos importante ahora. atractiva para nosotras. ¿Des-hegemo-
trasladado. Este atentado sería la me- Lo que quiero decir es que los hechos y nizarla en esta misma furgoneta? ¿Po-
4 Bolero 3 - ojos tristes.   https://youtu.
be/-thkW9ySBqQ dríamos desheredar su carga histórica
y separar el significado del significante?
3 Bolero 2 - Te quedaras. https://youtu.be/ 5 Bolero 4 - Contigo aprendí. https://youtu. 6 Bolero 5 - Quizás, quizás, quizás. https://
UCSuK0xxW6k be/-_X07NVY3-A youtu.be/B07Bf LDsB0Q
¿separarlo mediante un artefacto bom-
26 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

ba? Para que estalle por los aires. Aco- Signifique esto lo que signifique.
meter nuestro magnicidio particular en Hemos llegado al final del tra-
el significado de familia y en todas las yecto.
categorías que beben del régimen que Por favor, permanezcan con el
arrastra toda la cultura de la transición. antifaz hasta que les indiquemos lo
Es aquí donde los atentados tienen gran contrario.
interés. En las propias palabras. Pueden quitarse los cascos.
Me gustaría que nuestra familia Bienvenidos a una emancipación
de artificieras tuviera cierta autonomía. emancipada de la propia revolución.
Me gustaría que en esta misma furgone- Bienvenidos al atentado de una nación.
ta conspiremos. Que seamos esa clase Seamos; como los maquis.
de personas que parecen entenderse sin Me viene otra asociación inte-
hablar. Como calladas rebeliones que a resante. Junto con el paisaje, los libros
cada momento tienen lugar en el mun- bomba, las navajas plateadas, las suble-
do sin que sean percibidas, grupos que vaciones silenciosas, las guerrillas, su
se forman al azar, súbitas reuniones en lucha y su resistencia,
mitad del bosque o en la antesala oscu- Con esta serie de operaciones
ra de un cine mudo. Un grupo familiar casi de prestidigitadores que aparecen
que un día podría sublevarse con furia y desaparecen sin apenas dejar rastro
inédita y dinamitar todo por los aires. que seguir, los maquis o los del monte
En esta tentativa tan revolu- huyeron a las montañas movidos por
cionaria como literaria, podríamos una voluntad de subsistencia. Acudir
acercarnos también al significado que al monte en busca de un éxodo eman-
tuvo en Sicilia, en algún un momento cipatorio, una alternativa, un lugar otro
concreto de la historia, la noción de fa- desde el cual cambiar el texto de sus vi-
milia. La familia como comunidad de das.
personas que se unen para fortalecer [El proyector iluminaba
los vínculos y protegerse del poder ex- nítidamente la imagen de La Cruz del
plotador. Vincularla con La conducta Valle de los Caídos. Hacía un calor
delictiva, como una mafia que se revela sofocante]
como la única manera de obtener privi-
legios en una sociedad donde el poder FIN
solo se encuentra reservado a las auto-
ridades políticas. La máquina de guerra
en la que estaban pensando Felix y De-
leuze. Una familia mafiosa que desarro-
lla medios eficaces de subsistencia para
resistir. Una mafia que se nos revela
como la posibilidad más efectiva para
lograr la resistencia esbozando una for-
ma de poder alterno.
O quizás Una banda. LA BAN-
DA primitiva de cazadores/recolecto-
res. Si la familia que proponía la cultura
franquista tenía su origen en la escasez
y la miseria, la familia como banda pri-
mitiva y mafiosa que queremos propo-
neros se origina en la abundancia, en su
projimidad. La familia como banda es
abierta, no a todos, por supuesto, pero
sí al grupo de afinidad. Al grupo de ini-
ciados que se comprometen. La banda
no es parte de ninguna jerarquía supe-
rior, sino parte de un modelo horizon-
tal de relaciones, lazos de sangre exten-
didos, contratos y alianzas, afinidades
espirituales, que se despliegan sobre un
paisaje montañoso.
Una banda de maleantes, de te-
rroristas simbólicos que atentan contra
el régimen de la representación que se
dirige al monte.
Respiremos.
Respiremos el aroma a inmen-
sidad que desprenden los pinares. El
monte como espacio potencialmente
autónomo cuya cartografía nos ofrece
la posibilidad de escapar, o más bien
de escabullirnos. practicar la invisibi-
lidad como arte marcial, el sabotaje
como forma de lucha o la huida como
modo de supervivencia. Seamos como
los maquis, como los malandrines, las
ardillas…
Movámonos más en el plano
de la táctica que en el de la estrategia,
como el Maquis desarrollemos otros
modos de hacer; otros mecanismos de
supervivencia acordes con el paisaje en
el que nos desenvolvemos.
Acudamos pues a una revolución
silenciosa, nocturna, primitiva, invisi-
ble, artificiosa en su clandestinidad.
28 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Los encuen Daniel Herrero Molinero y Víctor

de Miami
Martín García

Ya en 1970, Henri Lefebvre acuñaba el Lippolis, en su ensayo Viaje al fin de la grafía, nos permite la lectura de huellas una serie de prácticas que incentiven
término de sociedad urbana para de- ciudad, y siguiendo a su vez la teoría y fragmentos, que recuerda la actividad el pensamiento crítico ante la situa-
signar la población que surgía después de Lefebvre y Augé, señalaba también de un arqueólogo, pues se configuran ción actual. Rescatando de una manera
de la industrialización, donde lo urba- como los no lugares potencian el tipo por la yuxtaposición de múltiples es- “arqueológica” la memoria de un lugar
no sustituía a lo industrial como fuerza de relaciones sociales caracterizado por pacios. El solar, debido a sus caracterís- desactivado, como fue la antigua Pisci-
impulsora de la configuración del capi- la producción y el consumo. De este ticas, podría responder al esquema de na Miami, se pretendía iniciar un reco-
talismo tardío1. A su vez, Martha Ros- modo, la nueva concepción del espacio heterotopía que Foucault definió en su rrido que ayude a comprender, desarro-
ler, en relación con el pensamiento de suprimía la memoria, la experiencia y la ensayo “Los espacios otros”12. Además, llar y promover un pensamiento crítico
Lefebvre, estableció en su ensayo Clase sociabilidad6. no sólo destaca por su carácter espacial, en torno a la situación actual. De este
cultural, que las relaciones sociales es- Sin embargo, y siguiendo a su sino también por su sentido temporal, modo, La “huella mnémica” que supo-
tán configuradas tanto por el espacio vez la línea abierta por Augé, destacaba ¿podrían responder al planteamiento ne el antiguo solar de la piscina dentro
como por la política del espacio en sí2: la importancia de los solares, o espacios que Foucault introduce en ese mismo del tejido urbano, había de servir como
“el paradigma de lo urbano ha supera- vacíos, por su valor simbólico, descrito ensayo como heterocronía13? Uno de los elemento cohesionador a la hora de
do y subsumido a todos los demás, de- por Lippolis de la siguiente manera: “El autores que más recalca el aspecto tem- contextualizar y articular una serie de
terminando las relaciones sociales y la vacío urbano prefiguraría una relación poral del solar, como ruina contempo- narraciones, surgidas de lo común, con
conducta en la vida cotidiana dentro posible con el futuro que todavía no ránea, es una vez más Augé, la aspiración de restituir un posiciona-
de sus marcos”3. Rosler enuncia que, el ha acontecido; en cuanto tal, este nie- Ahora bien, durante algún tiem- miento consciente y activo ante las cir-
concepto de “vida cotidiana” es en sí ga potencialmente el fin de la historia po al menos, los solares y las obras de cunstancias del presente.
mismo producto de lo urbano. Así, las anunciado desde el tiempo totalmente construcción rebasan el presente por La práctica artística, como escri-
relaciones sociales se configuran por ocupado por el ciclo producción-con- sus dos costados. Son espacios en si- biera Rancière, “consiste en construir
el espacio, pues, como escribiera Kani- sumo. Eludiendo la subordinación a las tuación de espera que actúan también, espacios y relaciones para reconfigurar
shka Goonewardena, “es más adecuado reglas y funciones del plan general, los de forma en ocasiones un poco vaga, material y simbólicamente el territorio
llamar al mundo en que vivimos urba- vacíos urbanos no solo opondrían una como evocadores de recuerdos. Rea- común”15. Dentro del proceso en Los
no, en vez de industrial, incidiendo en suerte de resistencia pasiva, sino que bren la tentación del pasado y del futu- encuentros de Miami, optaríamos por
cómo el espacio no es un mero ‘conte- ofrecerían también la perspectiva (¿o la ro. Hacen las veces de ruinas.14 centrarnos en la importancia de las na-
nedor’ ni una simple ‘expresión’ de las ilusión?) de poder llenarlos con activi- Por lo que respecta al proyecto rraciones alternativas. De este modo,
relaciones sociales, sino un factor pro- dades alternativas a las normalizadas”7. dentro del grupo de investigación En se perseguía la recuperación e incenti-
ductivo y constitutivo de ellas. El espa- Por consiguiente, los vacíos urbanos los márgenes del arte, Los encuentros vación a través de los espacios de cierta
cio es un producto social, la sociedad se configurarían una suerte de resisten- de Miami surgirían a partir del estudio memoria colectiva. Entendiendo como
constituye espacialmente”4. cia tangencial8, fuera del consumo de localizado en el solar anteriormente memoria la definición que diera tam-
Desde esa perspectiva, el espacio la ciudad, suponiendo un “espacio de ocupado por la Piscina Miami, dentro bién Rancière, como “un determinado
urbano, y por ende el espacio social, se libertad aún posible, aunque sea mar- del barrio de Puerta del Ángel. Debi- conjunto, determinada ordenación de
entiende como elemento que se utiliza ginal”9. do a los cambios constantes a los que signos, de rastros, de monumentos”16.
y se consume, “pero que también es un Los solares, permiten escapar se ve sometida dicha zona de la urbe, Se buscaba la constitución del discur-
medio de producción”5. Por otro lado, por momentos de la aceleración, invi- como parte integrante de las periferias so considerando la importancia de los
tan a otra experiencia del tiempo, y a que asumen un continuo movimiento espacios vacíos, metaforizado en esta
su vez, posibilitan “devolverlo” a la ciu- demográfico motivado por oscilacio- ocasión por las ruinas contemporáneas
1 GOONEWARDENA, Kanishka. “Henri
Lefebvre y la revolución de la vida cotidia- dad10. Son “palimpsestos donde se re- nes tanto políticas como económicas, dejadas por la piscina.
na, la ciudad y el Estado”. En Revista Urban. inscribe sin cesar el juego intrincado de se establecía la necesidad de promover Asumiendo una perspectiva crí-
Número NS02. Sep 2011 – Feb 2012. Artí- la identidad y la relación”11. Su estrati- tica ante las circunstancias de las que
culos y notas de investigación. Universidad
Politécnica de Madrid. Madrid, 2011. [en
nosotros también formábamos parte,
12 FOUCAULT, Michel. “De los espacios nos propusimos una investigación que
línea] <www.polired.upm.es>. [Consulta: otros”. “Des espaces autres”, Conferencia
Territoriales. En <www.researchgate.net>
27-05-2018]. Pág. 10.
[Consulta: 16-05-2018]. dictada en el desbordó el tiempo mismo en el que
2 LEFEBVRE, H. La Revolución Urbana. participamos del grupo de investiga-
Madrid: Alianza Editorial, 1983. ISBN: 6 LIPPOLIS, L. Viaje al final de la ciudad: La Cercle des études architecturals, 14 de mar- ción. Ciertas premisas requieren aún
8420613789 9788420613789. Pág 11. metrópolis y las artes en el otoño postmoder- zo de 1967, publicada en Architecture, Mou-
no (1972-2001). Madrid: Enclave de Libros, vement, de nuevas propuestas, solicitando otro
3 ROSLER, M. Clase Cultural. Arte y gentri- 2015. ISBN: 9788494270840. Pág. 89. tipo de formulaciones en torno a las
ficación. Buenos Aires: Caja Negra, 2017. Continuité, n. 5, octubre de 1984. Traducida
ISBN: 9789871622597 9871622597. Pág. 79 7 Ibidem, Pág. 107. por Pablo Blitstein y Tadeo Lima.
4 Ibídem, pág. 10. 8 CONCHEIRO, L. Contra el tiempo. Filosofía 13 “las heterotopías están, las más de las veces, 15 RANCIÈRE, J. Sobre políticas estéticas.
práctica del instante. Barcelona: Anagrama, asociadas a cortes del tiempo; es decir que Barcelona: Museu d’Art Contemporani de
5 DE MATTOS, Carlos A. “Lefebvre, prouc- 2016. ISBN: 9788433964090 8433964097. Barcelona : Universitat Autònoma de Bar-
ción del espacio, revolución urbana y urba- Pág. 14. operan sobre lo que podríamos llamar, por celona, 2005. ISBN 848977112X. Pág. 17.
nización pura simetría, heterocronías.” Ibidem, Pág. 4.
9 LIPPOLIS, L. Opus cit. Pág. 107. 16 RANCIÈRE, J. La fábula cinematográfica:
Planetaria”. [en línea]. Universidad Pontifi- 10 Ibidem. Pág. 113. 14 AUGÉ, M. El tiempo en ruinas. Barce- reflexiones sobre la ficción del cine. Barcelo-
cia Católica de Chile. Instituto de Estudios lona: Gedisa, 2003. ISBN: 8474329930 na. Paidós, 2005. ISBN: 9788449316807.
Urbanos y 11 Ibidem, pág. 84. 9788474329933. Pág. 108. Pág. 181.
29

ntros

mismas preguntas o necesidades. Pero, BIBLIOGRAFÍA


teniendo en cuenta desde la posición
que enunciamos. Como planteara Ba-
diou, no basta con anunciar el desastre,
aunque tengamos razones para ello17.
Es por eso que nos gustaría concluir
con las palabras de Badiou, aludiendo
a un proceso abierto en el que seguimos
trabajando de diversas maneras,
¿Qué hacer? Creo que el arte
debería transformarse en algo más
afirmativo que, más que criticar el
estado del mundo y criticar el arte
mismo, debería buscar recursos
secretos del mundo, las cosas positivas
pero escondidas, los elementos de
liberación que aún están a punto de
nacer, que están naciendo. (…) el arte
debería ser también, una promesa,
debería prometernos algo dentro de
su capacidad subversiva. Hay que
desconfiar de la consolación, pues el arte AROZAMENA, A. (ed.) El arte no es la política/la política RANCIÈRE, J. La fabula cinematográfica: reflexiones sobre la
no ha de ser consolador y no está para no es el arte: despertar de la historia. Madrid : Brumaria, 2014. ISBN ficción del cine. Barcelona. Paidós, 2005. ISBN: 9788449316807.
9788493993580. RANCIÈRE, J. Sobre políticas estéticas. Barcelona: Museu
mecernos, aliviarnos o protegernos.
AUGÉ, M. El tiempo en ruinas. Barcelona: Gedisa, 2003. d’Art Contemporani de Barcelona : Universitat Autònoma de Barce-
Pero prometer es otra cosa.18 ISBN: 8474329930 9788474329933 lona, 2005. ISBN 848977112X
AUGÉ, M. Los no Lugares. Espacios del anonimato. Una an- ROSLER, M. Clase Cultural. Arte y gentrificación. Buenos Ai-
tropología de la sobremodernidad. Barcelona: Gedisa, 2006. ISBN: res: Caja Negra, 2017. ISBN: 9789871622597 9871622597.
8474324599 9788474324594 IMAGEN ADJUNTA.
CONCHEIRO, L. Contra el tiempo. Filosofía práctica del [Pie de foto]
instante. Barcelona: Anagrama, 2016. ISBN: 9788433964090 Figura 1: Composición generada a partir del visor Sigpac,
8433964097. del FEGA, Gobierno de España e IDEM: Visor Planea, de la Comu-
CARABANCHELEANDO. Diccionario de las periferias. nidad de Madrid: <http://sigpac.mapa.es/fega/visor/>, <https://
Métodos y saberes autónomos desde los barrios. Madrid: Traficantes de idem.madrid.org>.
Sueños, 2017. ISBN: 978-84-947196-5-3.
DE MATTOS, C. A. “Lefebvre, producción del espacio, re-
volución urbana y urbanización Planetaria”. [en línea]. Universidad
Pontificia Católica de Chile. Instituto de Estudios Urbanos y Territo-
riales. En <www.researchgate.net> [Consulta: 16-05-2018].
FERNÁNDEZ, B.; LORENTE, J. (eds.) Arte en el espa-
cio público: barrios artísticos y revitalización urbana. Zaragoza:
Prensas Universitarias de Zaragoza, 2009. ISBN: 9788415770848
8415770847 8492774770 9788492774777.
FOUCAULT, M. “De los espacios otros”. “Des espaces au-
tres”, Conferencia dictada en el Cercle des études architecturals, 14
de marzo de 1967, publicada en Architecture, Mouvement, Continuité,
n. 5, octubre de 1984. Traducida por Pablo Blitstein y Tadeo Lima.
G. CORTÉS, J. M. (ed.) IMPASSE 7. Ciutats negades 2. Re-
cuperant espais urbans oblidats (Ciudades negadas 2. Recuperando
espacios urbanos olvidados). Lleida: Centre d’Art la Panera, 2007.
ISBN: 8489781788 9788489781788.
GOONEWARDENA, K. “Henri Lefebvre y la revolución de
la vida cotidiana, la ciudad y el Estado”. En Revista Urban. Núme-
ro NS02. Sep 2011 – Feb 2012. Artículos y notas de investigación.
Universidad Politécnica de Madrid. Madrid, 2011. [en línea] <www.
polired.upm.es>. [Consulta: 27-05-2018]. Pág. 10.
17 BADIOU, A. “Las condiciones del arte con- LEFEBVRE, H. La Revolución Urbana. Madrid: Alianza Edi-
temporáneo” en AROZAMENA, A. (ed.) El torial, 1983. ISBN: 8420613789 9788420613789.
arte no es la política/la política no es el arte: LIPPOLIS, L. Viaje al final de la ciudad: La metrópolis y las
despertar de la historia. Madrid : Brumaria, artes en el otoño postmoderno (1972-2001). Madrid: Enclave de Li-
2014. ISBN 9788493993580. Pág. 35.
bros, 2015. ISBN: 9788494270840.
18 Ibidem, Pág. 34 y ss.
30 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN
31
32 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Dos Jotas y Sebas Cabero

“La Jodida Calle”, a


En los últimos tiempos, dentro de la po- su currículum una licenciatura en Ad- como está montado y hacia dónde va el que lo acredita o es común engordar los
lítica española han aparecido una larga ministración y Dirección de Empresas, mundo de la docencia universitaria. currículums para conseguir un trabajo;
lista de políticos y políticas que han después, su cv se fue diluyendo a “es- Por otro lado, la gran parte de la Se planteó una acción consistente en
falseado su currículum añadiendo mas- tudios” en la misma materia y en 2008 población está mucho mejor formada regalar masters oficiales en el barrio de
ters, cursos inexistentes o consiguiendo seguía menguando hasta ni siquiera es- que sus élites. La necesidad de la clase Vallecas.
títulos oficiales de forma dudosa como tudios superiores. política de falsear sus currículums aca- Los masters repartidos pertene-
son el caso de Pablo Casado, Pedro Sán- Estos son simplemente varios de démicos es una constatación de la poca cían a la URJC, universidad relaciona-
chez, Susana Díaz, Juan Carlos Mone- los muchos ejemplos de los casos de fal- cualificación que poseen. La oligarquía da con los últimos casos e imputacio-
dero, Toni Cantó, Pilar Rahola o Cris- sedad curricular dentro de la política. exige al pueblo altos conocimientos nes. El barrio de Vallecas fue elegido
tina Cifuentes. Una tradición consolidada dentro del para acceder al mundo laboral, mien- por ser el distrito al que pertenece La
Esto aparentemente nuevo, en- poder. tras el poder no lo necesita. Esto pone Asamblea de Madrid, lugar donde se
tra dentro de la lógica clásica, casposa Pero porque esa “titulitis políti- de manifiesto un país cacique y atrasa- investigaron diferentes masters fraudu-
y mafiosa de la política española. Ya en ca”, para que necesitan un máster estas do democráticamente. Quienes “repre- lentos.
su época Luis Roldán mintió diciendo personas que manejan el país a su anto- sentan” al pueblo no necesitan alta cua- Bajo el lema “consigue un máster
que era ingeniero, tenía una licenciatu- jo, conectados con todos los círculos de lificación para acceder a los cargos de GRATIS, sin ir a clase y sin estudiar.
ra y un máster, cuando en realidad no poder conocidos y donde no necesitan responsabilidad, solo necesitan buenos No sólo los políticos pueden tenerlos
terminó ni el Bachillerato. Otro caso méritos académicos para poder ascen- contactos. El país está representado por sin estudiar”. Comenzó la acción, la
el de Tomás Burgos, diputado del PP der. Según el profesor Nacho Somalo los menos aptos, los peores seres huma- repartición de masters gratuitos a la
desde 1993, cuyo expediente fue facili- en Twitter, lo relacionaba con la ida y nos y lo saben, por ello hacen trampas. carta, donde cada cual podía elegir su
tado por La Moncloa figuraba que era venida de la vida política a la docencia Partiendo de estos sucesos y propia titulación real o inventada.
licenciado en Medicina, sin embargo, universitaria, y la necesidad de un más- viendo la falsedad curricular como algo
sólo tenía cursos menores de Medi- ter oficial para acceder a un doctorado común dentro de nuestra sociedad,
cina o Juan Manuel Moreno Bonilla, para posteriormente dar clase, bastante donde la gran mayoría tienen un nivel
que a principios de siglo mostraba en lógico, pero igualmente injusto, dado medio-alto de inglés, sin ningún título
33

acciones urbanas
34 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Edward J. Andrews Gerda

Séance Airbnb
Huevos endiablados: plato para un velatorio
Ingredientes (12 personas) para la receta Huevos endiablados

12 HUEVOS
1 KG. LANGOSTINOS COCIDOS PELADOS
125 GR DE ATÚN EN ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
CHILI PODER
SAL
PIMIENTA RECIÉN MOLIDA
2 CUCHARADITAS DE MOSTAZA PICANTE TIPO DIJON
PEREJIL
PARA LA MAHONESA:
1 HUEVO
ZUMO DE MEDIO LIMÓN
250 ML DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
SAL

Elaboración de la receta de Huevos en- blados, cuece los huevos en una cazuela de medio limón, sal y el aceite. Introdu- turístico en el barrio de Malasaña para
diablados: con agua durante 10 a 12 minutos desde ce el brazo minipimer en el vaso. Pon des-virtualiizar la plataforma digital
Cuando piensas en comida para que el agua empiece a hervir. Pélalos y la batidora en marcha y realiza mo- Airbnb y articular un posible lugar de
un velatorio, lo que te viene a la mente córtalos por la mitad. Separa las yemas vimientos suaves, ascendentes y des- resistencia. Teniendo en cuenta el ca-
depende de dónde vivas, tu cultura y las de las claras, teniendo cuidado de que cendentes, hasta que la mahonesa coja rácter fantasmal de los clientes de estos
tradiciones de tu familia. Los habitan- no se rompan. Reserva las yemas y las cuerpo. Agrega la mahonesa al cuenco pisos, contraté a una médium, Natalia,
tes del sur de Estados Unidos a menudo claras por separado. de las yemas. Añade las 2 cucharaditas que nos reveló las huellas que habían
recurren a los huevos endiablados: un Recuerdo que hace no tanto se de mostaza y espolvorea con chili po- dejado estos habitantes pasajeros tras
plato económico, reconfortante, fácil podía comprar los huevos en tiendas der, sal y pimienta negra recién molida de si para mediar relatos y vivencias
de preparar y fácil de comer. El término especializadas tales como pollerías o y mezcla bien. Con una cuchara peque- de distintas dimensiones tempora-
“endiablado” data del siglo XIX pro- hueverías. Estos comercios se han ido ña rellena las 24 mitades de la clara de les y conciliar, de alguna manera, mi
bablemente del francés à la diable y se desapareciendo debido al cambio de los huevo. Coloca un langostino encima de relación con estos entes. Se prohibió
usaba para referirse a alimentos pican- hábitos de los habitantes del barrio. En cada huevo y espolvorea con una pizca documentar la sesión para reanimar
tes. Independientemente de lo que de- mi opinión y en la de muchos expertos, de chili poder. Pon los huevos rellenos la consideración hacia el storytelling
cidas servir, es importante recordar que la culpa la tiene los pisos de alquiler tu- en un plato y decóralos con una hoja de o boca a boca cómo técnica de pasar
el propósito del velatorio es proporcio- rístico. Los habitantes habituales han perejil. información. Séance Airbnb, título del
nar a los que han venido a presentar sido reemplazados por turistas y para Los huevos endiablados quizás proyecto, continuará hasta que se pon-
sus respetos la oportunidad de reunirse mí, se comportan como fantasmas: se sea un plato básico en los velatorios su- ga en marcha el Plan Especial de Im-
para apoyarse mutuamente y compartir manifiestan y se ocultan sin aparente reños, pero también resulta ideal para plantación de Uso del Hospedaje.
sus recuerdos del fallecido que, en este sentido. las sesiones espiritistas. El 31 de octu-
caso, se trata del barrio de Malasaña. Para la mahonesa, casca el huevo bre se celebró una Séance o sesión es-
Para elaborar los huevos endia- en el vaso de la batidora, agrega el zumo piritista en un piso dedicado al alquiler
35

6 COMENTARIOS

La_Impostora: Queen_of_hearts PLC_indahouse: Cuarto_de_invitados:.

Yo lo viví como una manera de abrir la Un momento y un espacio para reunir- Imaginar la pradera, una pradera...y Para mi, la experiencia con el péndulo,
percepción a estímulos que nos pasan nos desde una escucha diferente a la ha- que sólo me vine la de Windows y que las cartas y el humo del palo me replan-
desapercibidos en el día a día y eso me bitual. Un clima de encuentro que co- busco otras y aparecen bosques pero teo la relación que tenemos con la fic-
gustó mucho. Una forma de fundirnos menzó con  expectación y que nos situó praderas no. Como experiencia me ción. O la relación que mantiene la fic-
con la energía que nos rodea y a la que a todas en una experiencia compartida. acerco a la gentrificacion desde la mís- ción con la realidad, y por lo tanto con
no prestamos atención. Pensar en los Una invitación a participar en una ac- tica y eso me gusta, me saca del discur- la política. Y de como el arte es el único
cientos de personas que a diario pasan ción poética en torno a la metáfora del so de turno, y además luego tomamos ámbito que es consciente de si mismo,
por los espacios que habitamos y en el turista como presencia fantasmagórica. unos pastelitos tan ricos de que es ficción permanente y no da
rastro que dejan (al margen del mone- La magia y el rito se constituyen como nada por sentado.
tario, o del beneficio que puedan gene- herramientas posibles para replantear-
rar económicamente). nos nuestras certezas y conocimientos. DVJ:
Como herramientas de análisis de la
realidad válidas para generar conexio- Desde mi experiencia lo viví como un
L@delacolina: nes improbables. modo de acercarse cotidiana y simbóli-
camente a formas de entender y digerir
Yo lo entendí como una metáfora de la problemas sociales y políticos complejos
actual situación de comunidades nó- que, por otro lado, nos afectan a todas.
madas, efímeras... con las que convivi- Para ello me pareció especialmente in-
mos pero que tienen una “encarnacion” teresante no hacerlo desde las tradicio-
un tanto difusa... nales posturas de las ciencias sociales,
que a menudo nos ubican en un callejón
sin salida (bucle discursivo sin encarna-
ción), y sí desde lo inefable asociado al
espiritismo (como instrumento)
36 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Gloria G. Durán

Las heroínas de los


cupletistas y vangua
El 22 de julio del año 1915, el mismo ta que no es bailadera de café cantante o ese señor, que él llamó C.G. que era tó nada menos que el Señor Foucault
año en el que La Coquito actuaba, a de- ni bailarina de zarzuela ó de ópera; que el único capaz de dar cuenta de lo eter- cuando le pidieron que replicase nada
cir de Joaquín Belda, en el Salón Nuevo no es tampoco cantadora de lo flamenco no que hay en lo transitorio, esto es, de menos que al señor Kant cuando éste
de la Calle Cabestreros, los hermanos ni tiple por lo fino, y que, sin embargo, y la belleza de la modernidad. Una mo- trataba de dilucidar nada menos que a
Quintero escribieron un artículo en la en general, algo tiene de éstas y de aqué- dernidad, eso sí, que no se refiere a un la pregunta del millón: ¿Qué es la ilus-
revista España que titularon, “La Estre- llas revuelto y fundido con algo también tiempo histórico, aunque muchos se tración?. El francés, qué quiso contestar
lla del Género Ínfimo”. Es interesante original y propio. Flor de nuestra vida emperren en así afirmarlo, sino a una al alemán que fue preguntado por un
como tratan de dilucidar qué es, o quie- actual, ha merecido la estrella del género actitud, “La actitud de la modernidad”. periódico de su siglo XVIII, contesto
nes son, estas estrella de las varietés, o ínfimo a atención de todos, cultos e incul- ¿Y cual es esta actitud?, se pregun- en el tiempo que le fue propio, el siglo
los espectáculos de variedades, que aún tos, refinados y vulgares, apasionados é
en ese año no se llamaban así sino sim- indiferentes. La masa anónima la feste-
plemente varietés. Aún no encontrába- ja, la aplaude y la aclama, convirtiéndo-
mos el uso de términos de otros países la en ídolo de unas horas; la prensa da
como una amenaza sino como síntoma a la estampa gran profusión de retratos
de modernidad. Así escriben los Her- suyos, colmandola de los más lisonjeros
manos Quintero: elogios; los poetas la cantan con fervor y
El escritor ha encabezado así una entusiasmo ; los pintores la pintan con
blanca cuartilla. Con ese título denomi- deleitosa complacencia... Es propiamente
na á la artista de varietés (¿y por qué no una heroína de estos tiempos.
de variedades?), por no hallar en caste- Mucho tiempo antes otro es-
llano palabra que resuma y compendie de critor llamado Charles Baudelaire, o
modo expresivo la multiforme diversidad Carlos Baudelaire como podría perfec-
de matices de esta mariposa de colores de tamente llamarlo la prensa nacional de
un arte moderno, que hoy vuela triunfa- ese 1915, escribió un texto fundacional
dora por todos nuestros escenarios. Artis- en torno al Pintor de la vida moderna,

Julia Fons. La gatita blanca. Julia Fons. La regadera. Julita Fons en bicicleta
37

La Bella Chelito en sidecar en San Sebastián. Cupletista anónima fumando.

tiempos modernos:
ardia
XX, el año 1993. Para Foucault la acti- Pero Julita no pierde la compos- Y siendo cierto que la Chelito era oro ; ya Encarnación la Argentinita, que
tud de la modernidad es el dandysmo, tura ni al escribir sus memoria, “Lo que un bombón, no es menos cierto que era gira y vuela como pluma ta en el arte... Y
es, exactamente hacerse dandy, hacerse yo pienso” las llamará, en las que afir- una empresaria de pro que compró un luego otras, y otras, y otras más, y cien y
yo-como-arte, hacerse cosa, convertir- ma que eso de casarse es un solemne solar donde construyó un teatro que a mil—porque pueden ser llamadas estre-
se en mercancía y vendedor en un solo tontería y que como sabe que esperan día de hoy, y tras ser el Chantecler y El- llas también por el número—, sino tan
ser. Es además ser soberano y hacedor de ella excentricidades pues se puede dorado, será el Muñoz Seca, y también preciadas y luminosas como las ya nom-
de tus propias costumbres. permitir el lujo de hacerse y deshacerse es cierto que en un acto activista proto bradas, de idéntico o parecido linaje, cas-
Para Baudelaire, el señor C.G. en su misma creación. Así que podemos dadá se paseara en sidecar por las pla- ta ó abolengo.
era un héroe de los tiempos modernos, verla también montando en bicicleta yas de san Sebastián en crossdressing, Fueron infinitas las damas que de
un verdadero dandy, para los Quinte- como un verdadero caballero, subien- esto es, con un traje de baño de hombre. modo valiente indagaron nuevas posi-
ro las estrellas del género ínfimo, las do en globo, navegando en el estanque Reivindicando la incomodidad supre- bilidades de ser mujer, de entre todas
cupletistas, o reinas de la varietés son del Retiro, hablándole a los elefantes de ma de los trajes de baños que una mujer ellas hemos de demorarnos un tiempo
las heroínas de los los tiempos mo- asuntos del espíritu o en un combate de en ese 1914 debía llevar si quería remo- en esa que regresando del más allá de
dernos, ¿podremos pensarlas también boxeo revolcándose por los suelos con jar sus carnes en el mar. cuando en cuando llega algún domingo
como dandys en tiempos de miseria? una ceñidísimas mayas y el pelo bien Y las Fornarina, quien murió en a la homilía de la iglesia patólica en la
Sin dudar ni un momento afirmo que recogido. ese mismo 1915 con tan solo 30 años, mismísima Travesía de la primavera, esa
sí. No solo supieron construirse a con- El caso de La Chelito o de al For- será quizá la estrella más rutilante de que viera a la rotunda Augusta Berges en
tracorriente de una asfixiante norma narina, por solo nombrar las más fa- esa constelación a la que también se 1893 cantar el primer cuplé reconocido,
impuesta al género femenino en esta ci- mosas, es bien parecido. De la Chelito refieren los Quintero y mucho después “La Pulga”. Ese momento fundacional
vilización nuestra tan dada a la conten- se miró solo un aspecto, su picardía, su Serge Salaum en su fundamental “El cu- se revive en con Laura Inclán en este
ción, sino que además, fueron capaces sicalipsis, sus coquitos cuya perfección plé 1900-1936”. 2019, ilustre cupletista, miembro de la
de desdibujarse y lograr el gran anhelo admiró hasta el mismísimo Ramón Gó- Y poco á poco, como al impulso de constelación de dandys galácticos, he-
baudelairiano, esos límites difusos tan mez de la Serna. El hombre del -simo aire de danza, han ido acercándose á él roínas en tiempos de decadencia. Laura
importantes y queridos. Serán como unipersonal y del monóculo sin cristal hasta encontrarlo cual si las tuviese pre- recreó, en una nueva creación3 por su-
peces que no se dejarań jamás atrapar. escribirá en sus texto “Senos” un pa- sentes en persona, las más famosas en- puesto, un cuplé olvidado y grandioso.
Ellas y el mismo cuplé no han recibido rrafín que dará pie, sin duda a Joaquín tre cuantas estrellas de estos tiempos ha Una creación original de Amalia de
ni podrán recibir nunca una definición Belda para escribir su maravillosa nove- podido admirar por sus propios ojos, en Isaura, “!!Ultraísmo Puro!!”. Si las van-
estanca. la “La Coquito”: Madrid, en Barcelona, en Sevilla... Ya guardias patrias hubieran incorporado
Julita Fons, por ejemplo, puede Los senos de la Chelito tienen la era Consuelito la Fornarina, de lindo ros- en sus acciones públicas solo una pizca
vestirse como una niña inocente, con belleza del seno pizpireto y madrileño, tro y gentil donaire2; ya Pastora Imperio, de la picardía, osadía, descontrol, disla-
sus tirabuzones y sus medias rosas y sus pero su singularidad es que está en su si- arrogante y gallarda, que, al levantar los te y disparate que rezumaba la inmensa
volantes almidonados para cantar “La tio y que están bien centrados. De vez en hermosos brazos parece que va á ceñirse
gatita blanca”. Este cuplé forma par- cuando la Chelito da unas fotografías en una corona; ya Amalia Molina, la de los
3 Aclaramos que cada vez que una cupletista
te de una zarzuelita, y da cuenta de la que por entre el encaje de la mantilla en- negros ojos, todo pasión y simpatía, sa- canta un cuplé no lo interpretaba o repro-
técnica, infalible, de deshacerte de to- seña un seno, el mejor de los dos, su seno lero y garabato; ya Tórtola Valencia, en ducía sino que lo “creaba”. Ellas eran crea-
dos los amantes y/o admiradores que izquierdo. (...) sus extrañas y caprichosas danzas; ya la doras pues el género no se apoya tan solo en
una voz, en general no cantan demasiado
te puedan acosar. Hay que subirse a un El seno de la Chelito es como un Goya, que en plena juventud y fragancia bien las cupletistas, sino en una completí-
tejado, poner a bailar el cake walk a to- niño mimado, como su ojito derecho y evoca tiempos viejos; ya Antonia la Ar- sima puesta en escena. Una suerte de proto
dos los incautos, y esperar a que ellos es el que saca en las grandes solemnida- gentina, maliciosa de cara, airosa y flexi- performances. A este respecto en breves se
publicará en la UPV, “Protoperformance en
solitos, en una alarde de ego masculi- des cuando la multitud grita desespe- ble de cuerpo, cuyos palillos son arpa de España (1834-1964)” del Laboratorio de
no, mientras muestran sus dotes dan- rada: “¡Que lo saque! ¡Que lo saque...! Creaciones Intermedia (ed.) (2018) España
zantes acaban precipitándose al vacío. La Chelito es la que ha inventado esta (1834-1964). Lucena: Weekend Proms.
Son tres los pretendientes que se caen. dádiva de un seno supuesto regalado a los 179-180.
ISBN: 978-84-09-03496-3. Editorial Wee-
Mientras tanto ella queda tan contenta espectadores, que supuestamente por su- 2 Esta es la nota que los mismos Quintero kend Proms de Lucena (Córdoba)
y sigue cantando con sus tirabuzones, puesto se le llevan en el bolsillo.1 escribieran, parece que cuando redactan el
los mismo que empleará para cantar su texto La Fornarina aún estaba viva: ¡Qué En tal publicación saldrá publicado Perfor-
lejos estábamos de pensar, cuando le dedi- matividades cupleteriles: Desbordamiento
famosa oda ala masturbacion femenina cábamos este recuerdo, que había de prece- de la sicalipsis desde la escena a la calle”.
“La Regadera”. 1 Ramón GÓMEZ DE LA SERNA: Senos, der á su publicación la muerte de la bella é Gloria G. Durán, UCM y Miguel Molina
Libertarias/Prodhufi, Madrid, 1992, pp. infortunada artista!-A. Q Alarcón, UPV
38 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

constelación de mujeres que llenaron Con el objetivo de recuperar a las cu-


las tablas entre 1893 y 1936 sabríamos Creación de Laura Inclán4 pletistas, damas sicalípticas y proto
mucho más de nuestra propia capaci- feministas vanguardistas ando escri-
dad para ser y estar en la vanguardia, biendo un libro para la editorial La Fel-
Desgraciadamente fueron mujeres y no Aquí donde me ven, señores míos, soy lo que el vulgo lla- guera. Nunca imaginé cuando cuando
hombres, las que se atrevieron a romper ma modernista, y pues porque soy una mujer algo avanzada, en el año 2009 en la defensa de mi tesis
moldes y no se demoraron tanto en ha- me preguntaron sobre la posibilidad de
cerse publicidad. avanzada se entiende ultraísta …. Presiento que en el éter vi- un dandysmo en mujeres españolas, lo
El cuplé “!!Ultraísmo Puro!!” viremos cual pájaros con alas muy fugaces, y tendremos cini- iba a encontrar precisamente en donde
que se cantaba en teatros, salones y ca- nis y conciertos y hasta bandas veremos por el aire … uno debe mirar siempre, en la calle, en
fés cantantes en la década de los años la vida cotidiana, en la sociología ordi-
20, fue una pieza poemática actuada,
Recitado naria y en el firmamento de las estrellas
tal y como lo nombraba Sonia Delau- Ya me imagino los tipos que se van a ver por estas al- de las varietés. La vanguardia española
nay, concentraba en su esencia la van- turas; los pollos “mal” vestirán dentro de un siglo faldoncito y su historia deben ser, como ya lo dije-
guardia y el futuro del arte, aunque po- corto, medias caladas y sus alitas correspondientes. Será un ra Juan Manuel Bonet, escrita una vez
cos parecieron darse cuenta. y mil más.
encanto verles ahuecar el ala. Las niñas desenfrenadas para
tranquilidad de sus papás irán forradas de hoja de lata, aun-
que no faltará algún pollo que se encargue de la caída de la
hoja… a fuerza de latas. Y las grisetas como es consiguiente,
libarán de flor en flor sin necesidad de hoja de lata ni de nada

Estribillo
Que soy ultra, ultra, que soy ultraísta
Esto salta salta bien salta a la vista
Pues yo tengo, tengo tal penetración
Que yo no soy de esta ge-ne-ra-ción.
En tipos de pinturas causo asombro, el verde es mi color
más predilecto, y en mil exposiciones concurridas, a mí más
de una vez verde me han puesto, yo pinto unas marinas UL-
TRAÍSMO! que causan el asombro y la quimera, pues doy los
vivos tan a maravilla que fama tengo de ultramarinera!
Recitado
En los tonos vivos soy … todos una viva. He aquí una
marina en noche de centellas y borrascas y entre nubarrones
aparecen hasta las brujas. (Señalando un dibujo ultraísta
que muestra al público ¿Eh? ¿No es maravilloso?) Indicando
con el dedo, aquí la marina, la tempestad y la bruja. !Ultraís-
mo Puro!
Estribillo
Que soy ultra, ultra, que soy ultraísta
Esto salta salta bien salta a la vista
Pues yo tengo, tengo tal penetración
Que yo no soy de esta ge-ne-ra-ción.
Premiada siempre fui en juegos florales, y casi casi ya
perdí la cuenta pues he de asegurar que yo en los juegos de fijo
ya gané treinta y cuarenta. Yo siento de tal forma el ultraísmo
que en verso yo a una estampa le doy vida. Aunque nunca ha
faltado algún cretino que al leerme mi estampa no maldiga ...
Escuchad la imagen de un dia lluvioso
Cenid preñado de negruras, vomita liquido lacrimoso.
Paraguas semejan campos de setas movedizas, los portales
respiran humanidad, un canupcio que vuela ignoto y ma-
cilucio enclavase en pindorina cúspide torre. Fenece. Lloran
volátiles, abruptos, expelen salobridades, cazcarrias invaden
pantalones, faldas, zapatos y borzeguíes
Eh? se ve que llueve?
Esto está claro como el agua!
!ULTRAISMO PURO!
Estribillo
Que soy ultra, ultra, que soy ultraísta
Esto salta salta bien salta a la vista
Pues yo tengo, tengo tal penetración
Que yo no soy de esta ge-ne-ra-ción.

4 Laura Inclán la volvió a crear en “Acciones desde la perriferia”: Proto-performances


sonoro-musicales de la bohemia a la vanguardia histórica española (1890-1958)”#, en
el XXIV Festival Internacional de Arte Sonoro y Música Electroacústica “Punto de
Encuentro” en Valencia – 30º Aniversario de la AMEE (2017)
39

JORNADA
Páginas interiores

EL PROYECTO IBÍDEM

LABORAL
CLAUDIA GONZÁLEZ FERNÁNDEZ + JOSÉ ENRIQUE MATEO LEÓN, JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID
LEVE ESCÁNDALO EN
LA INSTITUCIÓN

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN
INDIGESTIONES

Stradanus (1523-1605), Taller de imprenta.

Durante un año se PROYECTO IBÍDEM de relevancia ciertos mecanismos y re-


glas, que operan cuando se desea acceder
se mandaron once propuestas idénticas
pero bajo diferentes autores y autoras. De
plantearon cómo ibidem Voz lat.
al campo profesional del arte. Los partici-
pantes del proyecto trataron de poner en
todos ellos fue seleccionado uno.

actuar desde los 1. adv. Allí mismo, en el mismo lugar. U. en


índices, notas o citas de impresos o manuscritos.
cuestión algunas lógicas como la autoría,
la originalidad de la obra o la competiti-
Todos los detalles de la ideación, el de-
sarrollo posterior, las decisiones, la res-
vidad. Intentaron subvertir las reglas del puesta de la institución y las imágenes
«márgenes del La transgresión es un gesto que concierne al mercado, las subvenciones u otros meca- están incluidas en las siguientes páginas.
nismos de financiación de proyectos.
arte». Pretendieron
límite, es allí, en la delgadez de la línea, donde se
manifiesta el relámpago de su paso, pero quizás
también su trayectoria total, su origen mismo. La Para conseguirlo selecionaron una con-
molestar, indigestar, raya que ella cruza podría ser efectivamente todo
su espacio.
vocatoria que estaba vigente en ese mo-
mento, y decidieron presentar un pro-
importunar, Michel Foucault, «Prefacio a la transgresión»,
yecto. Éste fue elaborado en una jornada
de trabajo colectiva. Cuando estuvo re-
incordiar… Este De lenguaje y Literatura, Paidós, Barcelona, 1996
(1963), p. 127.
dactado, cada participante se llevó una
copia. La propuesta era que cada uno lo
documento es el relato Ibídem fue una acción coordinada, un
presentase de forma individual, con su
nombre, sus datos, incluso incorporán-
de aquel intento. sabotaje planificado a la institución arte,
que funcionó como un intento de poner
dole un título. No obstante, el contenido
debía ser siempre el mismo. Finalmente, Jornada Laboral, Ibídem, 2018.
40 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Punto de Parece que


Desde la his- ¿En qué térmi-
partida dentro aquello que se
toriografía, nos se ejerce
del grupo de denomina “lo
el modelo de el control den-
Investigación hegemónico”
representa- tro del sistema
de la ha aprendi-
ción visual visual actual?
Comunidad do a engordar
bajo el que se ¿Quién lo ejer-
de Madrid En engullendo la
ha interpreta- ce y cuáles
los Margenes crítica y la sos-
do la realidad pueden ser las
del Arte. pecha.
ha ido mo- posibilidades
Tentativas de dificándose, «eficaces» para
emancipación. trazar planes
¿Cómo provo- muchas veces
manejado por de huida?
carle, al me-
El plan investi- nos, una leve el poder para Hoogstraten y Samuel Marolois). Kepler
descubrió la imagen invertida pero no

adecuarlo a
dio el siguiente paso, a saber: es la mente

gador comen- indigestión? la que interpreta la luz que se proyecta


en el fondo del ojo. Es decir, seguía vien-

zó repasando sus intereses. do al ojo como un juez supremo.

Descartes (s. xvii): la imagen de la re-

ciertos siste- Al mismo tina no era la misma que la imagen del


cerebro. La percepción se da en la men-

Su expansión tiempo, desde


te. Aquí la luz no es lo importante sino el

mas usados
encuentro entre ella y la subjetividad del
observador. Lo que vemos y cómo lo ve-
y fortaleza se una posición
mos depende del observador. Descartes

para realizar duda, sospecha, «no tengo ojos para ver-

construye a
lo todo» («La dióptica», de este texto ha-

representacio- crítica, se han bla Victor I Stoichita en La invención del


cuadro). La representación y su interpre-

base de argu- ideado diver-


tación sustituye al parecido. Las cosas ya
no se parecen sino que están a la intem-
nes visuales. perie de la interpretación (¡Peligro para
mentos margi- sos trucos o los intereses del poder!).

En 1648, Luis XIV crea la Real Academia


nales. En esta técnicas para
de Pintura, y adapta este sistema de re-
presentación a sus intereses. En el ojo

Se analizaron situación, se
(rey) confluyen todos los rayos, pero no

poder sortear puede mantener la perspectiva geomé-


trica de manera matemática, porque te-

algunos acon- trataba de bus- las formas niendo en cuenta su ubicación en el espa-
cio, pudiera darse el caso de que la figura
del rey podría aparecer en la representa-
tecimientos car elementos, implantadas y ción más pequeña que el resto de los cor-
tesanos, y no era pertinente en términos

puntuales don- actos, palabras, legitimadas.


de representación del poder. Así pues,
construye una adaptación o mediación
del sistema para que pueda funcionar sin

de la puesta gestos, imáge- escribe Tratado de la pintura donde hace


violentar las lógicas de poder. Se implan-
ta una institución encargada de determi-
nar las reglas se debe respetar: aplicar

en marcha de nes que, senci- una descripción de un sistema de repre-


sentación llamado «perspectiva» (ópti-
ca, punto de vista, panorama, mirar lejos,
la perspectiva geométrica a los espacios
mientras que para las figuras se usaría la
proporción clásica, fomentar el uso de
mecanismos llamente, inco- «per-» que significa «a través de» y «spe-
cere» que quiere decir «mirar, observar»).
la línea, utilizar las formas alegóricas,
etc. Estas reglas serán perpetuadas me-

de observación modaran.
La perspectiva ordena lo visible y así atrae diante un sistema de becas y concursos
al ojo. Es decir no refleja el mundo exte- que repercute directamente en el acceso
rior sino es un medio para interpretar el a recursos económicos de los pintores.

habían servido A principios del s. xi el erudito musul-


mán Alhacén propuso la «pirámide vi-
mundo. Aquí hay dos observadores: a) el
ideal imaginado por el sistema; y, b) el real
que ve la imagen. Los espectadores apren-
Legitimando unos parámetros concretos
que determinan quién está dentro, y por
lo tanto hace representaciones «válidas»,
para transfor- sual» en su Tratado de óptica, donde el
ojo era el vértice de una estructura pira-
midal del cual fugaban líneas que orde-
dieron a aceptar este convencionalismo
visual, de algún modo los dos observado-
res se imaginaban como la misma perso-
y quien no lo está.

Al mismo tiempo, Luis XIV también


mar la relación naban los objetos espacialmente. na, el ojo del que mira queda suspendido
fuera de la representación.
pide instalar, a modo de antesala a su au-
diencia, una enorme galería en el pala-

entre las per-


En Europa, las imágenes debían parecerse cio Versalles. Se trata de un espacio de
a lo que representaban (Teoría de los pa- Thomas Kepler (s. xvii): el cristalino 73 metros de largo, decorado con pintu-
recidos). En los siglos xiv y xv, en Italia (la lente) presenta una imagen inverti- ras de Charles Le Brun y que albergaba

sonas. el ojo pasó a ser el «juez universal de los


objetos». En 1435, León Battista Alberti
da en la retina. Aquí podemos ver refe-
rencias (pintores del tipo: Samuel Von
357 espejos. Este enorme recorrido daba
paso a la recepción real, y su función
41
JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID

Anamorfosis Interpretaron Teniendo en


1. f. Pintura o la Galería de cuenta que el
dibujo los Espejos vértice de la
que ofrece del Palacio pirámide sólo
a la vista una de Versalles podía ser ocu-
imagen defor- como un ca- pado por un
me y confu- mino acondi- ojo (el obser-
sa, o regular cionador, un vador ideal,
y acabada, trayecto de el juez, el ele- Hans Vredeman de Vries, Perspectiva (Lugdunum
Batavorum: Hendrik Hondius), 1604.

según desde autocontrol, gido), despla-


donde se la un dispositivo zando a los
mire. de mediación demás indivi-
tenía un doble sentido: por un lado, mos- que prepara duos a la late-
el orden de ralidad visual,
trar la grandeza del rey, embelesar y em-
pequeñecer al visitante; y por otro, dotar
al invitado de la posibilidad de confir-
mar su adecuación al protocolo de quién
se dispone a estar delante del rey. De
este modo, se dota al sujeto-súbdito de
las posicio- se producía
un recurso (el espejo) que le concede la
responsabilidad individual de mostrarse
adecuadamente al «ojo real». Podemos
nes dentro del una situación
interpretar la galería de los espejos como
un camino acondicionador, un trayecto siguiente sa- paradójica, en
lón, un lugar tanto que el
de autocontrol, un dispositivo de media-
ción que prepara el orden de las posicio-
nes dentro del siguiente salón, un lugar
donde por un tiempo tendrán que convi-
vir las figuras del rey y del súbdito. donde por un «truco» de la Sébastien Leclerc, La galería de los espejos, 1684.

Aprovechando el punto flotante del ob-


servador del esquema piramidal, don- tiempo ten- anamorfosis
drán que con- proporcionaba
de habitualmente se sitúa la élite, los
pintores introdujeron un truco: la
Anamorfosis. En este sistema el punto

vivir las figu- una nueva po-


donde confluyen todas las líneas (el ojo)
se desplaza de la posición frontal y exter-
na a posiciones laterales sobre la super-
ficie de la representación. De este modo
se consigue una imagen que sólo se ve
si el observador se coloca en los latera-
ras del rey y sición de ven-
les. Con este sistema representacional se
dota a la representación de un truco, la del súbdito. taja. Dándose
una oportuni-
imagen se completaba con una mirada
desde «los márgenes». Habitualmente las
representaciones se observan desde una pensó en la idea de panóptico, un sis-
posición central y frontal (la situación
de rey). Teniendo en cuenta que el vérti-
ce de la pirámide sólo podía ser ocupado
tema carcelario donde el vigilante tenía
control visual sobre todos los prisione-
ros y, en cambio, a éstos se les negaba la
dad de saltarse
por un ojo (el observador ideal, el juez, el
elegido), desplazando a los demás indivi-
duos a la lateralidad visual, se producía
visión del mencionado vigilante. Con
este esquema parece como si la antigua
pirámide visual, donde el ojo y la repre-
los controles. Jeremy y Samuel Bentham, dibujo para
penitenciaria panóptica, 1787.
una situación paradójica, en tanto que el sentación eran paralelos y ambos situa-
«truco» de la anamorfosis proporciona- dos en la perpendicular respecto al sue- trol perpetua. La visibilidad es una trampa. miento («Todo es gratis, menos el video
ba una nueva posición de ventaja para los lo, sufriera un giro de 90º. Un sistema que grabamos de ti. Ése nos pertenece»,
súbitos. Se trataba de elementos que solo donde el ojo tiene una visión completa y En 1999, Josh Harris realizó en Nueva decía Harris). Se trataba de la vida en
eran vistos correctamente desde un án- al mismo tiempo el mismo es invisible a York Silencio, vivimos en público. Una línea. En este caso el vértice de la pirá-
gulo sesgado y, por lo tanto, fuera del al- las otras miradas. Aquí la representación propuesta que consistía en confinar en mide visual, el punto de vista único se
cance de la visión de rey. Así delante de la se convierte en el «campo de lo social», una construcción bajo tierra a cien per- multiplica y se comparte entre todos los
autoridad las representaciones contenían y el vértice en un emplazamiento de vi- sonas. Harris instaló en cada espacio observados, convirtiéndoles en observa-
formas que versaban sobre temas ilícitos, sión cenital donde se sitúa el observador una cámara que retransmitía en directo. dores. Se trata de observar mientras se es
escenas eróticas o imágenes escatológicas total. En cada uno de los habitáculos había un observado. Observación y control entre
que constituían una alternativa popular aparato de televisión donde cada canal iguales, donde los roles se solapan. En
a los espacios del arte oficial, y que nos En 1975, este esquema es analizado por estaba sintonizado a una de las cámaras. este momento no hay distancia entre el
imaginamos causaban una hilaridad ge- Michel Foucault en Vigilar y castigar, don- Cada participante podía ver en cualquier punto flotante de visión y la superficie de
neralizada restándole toda solemnidad a de utiliza instituciones como cárceles o momento las imágenes en directo de la representación. Todo sucede en la re-
la representación del poder. hospitales psiquiátricos para pensar acerca cualquiera de las cámaras instaladas en presentación.
de la sociedad disciplinaria, donde los ob- las otras habitaciones, en el comedor o
En 1791, el inglés Jeremy Bentham (per- servados, a los que no se les permite inte- en los baños. Toda la experiencia era gra- La noche del 28 de octubre de 2003 se
teneciente a la tendencia del llamado ractuar entre ellos, no saben ni quién les tuita, «únicamente» los participantes de puso en marcha Facemash, que más tar-
utilitarismo, teoría que defiende que la observa ni cuándo, pero que sí se les deja la propuesta cedían todas las imágenes de llamaría Thefacebook, y finalmente
mejor opción siempre es la más «útil») claro la existencia de una realidad de con- grabadas durante el tiempo de confina- Facebook. Pero, ésta es otra historia…
42 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

IBÍDEM EL PROYECTO

Jornada Laboral, Ibídem, 2016.

JORNADA LABORAL
fue la «Convocatoria de proyectos expo- alquiler se destinará a comprar una obra
sitivos de Universidad de Murcia-Aula de entre los que expongan que se donará a
Artes Plásticas y Visuales 2019» que pedía la institución.
una propuesta expositiva para alguno de

REALIZA PEQUEÑO
sus espacios disponibles. De los tres que Se redactó texto a partir de los habituales
ofertaba elegieron la Sala La capilla en el apartados: «Descripción de la propuesta»,
edificio del Rectorado, una antigua capi- «objetivos», «conceptos en los que se basa»
lla reconvertida en sala de exposiciones. y «características técnicas». Una vez se

SABOTAJE EN LA
tuvo el texto redactado, se entregó una co-
En las bases se pedía un proyecto inédito, pia digital a cada uno de los asistentes. Se
no se ofrecía remuneración ninguna en les pidió que lo maquetaran bajo criterios
concepto de producción ni de honora- propios, que le pusieran un título, añadie-

CIUDAD DE MURCIA
rios; se exigía que el transporte corriera ran el currículum artístico y un dossier de
por cuenta del artista y además, al final proyectos (documentación solicitada en
de la muestra una pieza de la exposición la convocatoria). Una vez lo tuvieran ter-
tenía que ser donada a la institución. A minado, debían entregarlo encuadernado
cambio la institución se comprometía a para su envío por correo postal.
hacer el montaje de la exposición y di-
Desde la línea de propuestas del proyec- mecanismos y reglas que operan cuan- fundirla mediante una publicación digi- Se consiguieron once proyectos indivi-
to conjunto Jornada laboral, se propuso a do un trabajador del ámbito de lo ar- tal y otros medios. duales de aspecto diferente pero de con-
los miembros del grupo de investigación tístico desea introducirse en el campo tenido idéntico. Estos proyectos fueron
de la Comunidad de Madrid 2018 «En los profesional. Una vez elegida la institución a la cual se enviados a la dirección indicada en las
márgenes del arte. Tentativas de emanci- concursaría, se elaboró un proyecto du- bases de la convocatoria.
pación», realizar una acción que permi- El proyecto consistía en poner en cues- rante una jornada de trabajo colectiva. El 27 de noviembre desde el servicio de
tiera lanzar hipótesis a partir de ciertas tión lógicas como la autoría, la origina- cultura de la Universidad de Murcia, se
sospechas sobre las convocatorias artís- lidad de la obra o la competitividad. En De forma colaborativa, los asistentes mandó un mail con la resolución donde
ticas promovidas desde las instituciones. cierto modo, se intentaba remover las idearon y redactaron un proyecto artís- se anunciaba los seleccionados. De los
reglas del mercado, las subvenciones u tico que consistía en poner en alquiler documentos enviados dentro del proyec-
Básicamente, se propusieron desvelar un otros mecanismos de financiación de la sala concedida para la exposición. La to Ibídem uno fue elegido.
poco el engranaje que sostiene los siste- proyectos del mundo «oficial» del arte. idea era ofertar el espacio a artistas, crea-
mas de concursos y convocatorias. dores y otros agentes culturales por una En las siguientes páginas se incluye el tex-
¿Cómo lo hicieron? Se seleccionó una cantidad simbólica durante el tiempo y to ideado y enviado, y el intercambio de
Ibídem fue una acción coordinada, un convocatoria de presentación de proyec- el horario de la exposición a fin de que correos electrónicos derivados de la ac-
sabotaje planificado a la institución-ar- tos expositivos que estuviera vigente en ellos pudieran montar sus propias mues- ción donde se explicaba los motivos del
te con el que visibilizar determinados ese momento. La convocatoria elegida tras. El dinero recaudado en concepto de envío colectivo y las respuestas obtenidas.
43
JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID

Jornada Laboral, Ibídem, 2018. Muestra de los proyectos encuadernados individualmente por cada participante en el proyecto.

Desvelar leve- Se redactó un


mente el en- texto a partir
granaje que de los habitua-
sostiene los les apartados
sistemas de que se solicitan
concursos y en estas convo-
convocatorias. catorias.

Ibídem fue una Consistía en


acción coordi- conseguir do-
Jornada Laboral, Ibídem, 2018.
Proyectos dentro de los sobres con la dirección de la convocatoria dispuestos para envío.

nada, un sabo- cumentos con


taje planificado distintos títu-
a una llamada los y maque-
institucional. taciones, pero
con un conte-
nido idéntico.
El proyecto
consistía en
poner en cues- Junto con el
tión lógicas currículum,
como la auto- había que en-
Jornada Laboral, Ibídem, 2018.
Acción de búsqueda de buzones por la ciudad de Madrid para efectuar los envíos.

ría, la origina- FUERON ENVIADOS tregarlo encua-


lidad, la com- dernado para
petitividad y el
ONCE PROYECTOS (CASI) el envío por
curriculum. IDÉNTICOS correo postal.
PROYECTO IBÍD.
44 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Conceptos en los que se basa

CONTENIDO La noción que atraviesa fundamentalmente este proyecto


versa sobre la idea contemporánea de clase creativa. En este

ENVIADO A LA sentido, este proyecto trata de renombrar quiénes confor-


man la comunidad que construye el material de transfor-
mación simbólico en la sociedad del rendimiento. Para una

CONVOCATORIA aproximación a estas cuestiones, se hace necesario poner de


relieve las relaciones laborales entre la práctica artística y
los modelos económicos occidentales. Dichas condiciones
deben ser entendidas en el actual paradigma contemporá-
Descripción de la propuesta neo en el que la precariedad puede ser vista como oportuni-
dad para reconfigurar y consolidar el panorama actual de la
institución arte, tal y como se ha constituido desde tiempos
El proyecto «(...)» recoge una de las preocupaciones funda- de la modernidad, con la puesta en crisis de conceptos en
mentales del sector artístico en términos de las condicio- torno a la autoría, el valor, la originalidad, exclusividad, etc.
nes de la producción y difusión contemporánea. Se trata de La solicitud del espacio requerido se fundamenta en el pro-
abordar cuestiones tales como la precarización del trabajo pio contexto expositivo. El hecho de que sea un espacio des-
artístico, la problemática en torno a las condiciones labora- acralizado no es neutral, debiéndose tener en cuenta cómo
les, la mercantilización del capital cognitivo y la obsesión afecta este espacio arquitectónico a la lectura, exposición y
por la visibilidad del trabajo artístico si este permite unas difusión de las obras inscritas en este marco.
condiciones de vida suficientes para el productor artístico.

En este sentido lejos de dar una solución última a este esta-


do de la cuestión, el proyecto trata de visibilizar y generar
Especificaciones técnicas
un marco de práctica que ponga de relieve estas cuestio-
nes críticas. Para ello se propone una acción que se llevará Dimensiones variables / Técnica mixta / Multidisciplinar /
a cabo en el marco temporal que dure la exposición y du- Trans-media / Otros.
rante el horario de apertura de la sala expositiva. La acción
consiste en el alquiler por una cantidad simbólica de dicho Este proyecto pretende cumplir el artículo 26 de la Ley Or-
espacio mediante un anuncio público. Este alquiler estará gánica 3 2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva en-
destinado a artistas, creadores visuales, productores cultu- tre hombres y mujeres.
rales y demás agentes artísticos.

Se solicitará una cantidad simbólica de dinero a los artis-


tas que quieran participar, con ese dinero se comprará una
obra entre los que expongan que se donará a la institución.

Objetivos del proyecto

• Visibilizar la producción, el apoyo y difusión de las


artes visuales y multimedia, el arte sonoro, el diseño o
cualquier propuesta creativa interdisciplinar contem-
poránea.
• Poner de relieve la importancia de la mediación y
cómo opera en los procesos de arte contemporáneo.
• Aumentar la visibilidad de la convocatoria.
• Poner en valor el capital cognitivo de la Universidad
de Murcia.
• Fortalecer el tejido artístico local.
• Generar sinergias entre el colectivo artístico.
• Mapear y cartografiar la escena creativa murciana.
• Democratizar los espacios de difusión y visibilización
del arte contemporáneo.
• Empoderar a los creadores facilitando una vía de ac-
ceso a los espacios expositivos.
• Configurar un proyecto legitimado por el parámetro
de la utilidad. Jornada Laboral, Ibídem, 2016. Montaje en la pared durante las fases de ideación y planificación del proyecto.
45
JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID

Jornada Laboral, Ibídem, 2016. Imágenes utilizadas para la ideación del texto enviado.
Fotografías y croquis obtenidos de la web de la convocatoria, Capilla del Edificio Convalecencia (Rectorado) de la Universidad de Murcia.
46 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

E-MAILS INTERCAMBIADOS ENTRE


LA INSTITUCIÓN CONVOCANTE
Y LAS PERSONAS SELECCIONADAS
De: Servicio de Cultura < > De: >
para: Enviado: martes, 18 de diciembre de 2018 9:36
fecha: 27 nov. 2018 15:34 Para: .com
Asunto: Selección de Proyectos Expositivos - Aula de Artes Asunto: Re: Fwd: Convocatoria proyectos expositivos
Plásticas y Visuales Universidad de Murcia 2019 2019

Estimados amigos, Buenos días ,

En anexo os enviamos la relación de seleccionados en la Tras nuestra conversación telefónica y como te he


Convocatoria de Proyectos Expositivos para 2019 promovida adelantado las fechas en las que os ha sido asig-
por la Universidad de Murcia, y cuyas bases fueron publi- nada la Sala La Capilla son de mediados de noviem-
cadas el pasado mes de Julio estableciendo como plazo de bre a mediados de diciembre del próximo 2019 (con-
presentación el 9 de noviembre del presente año 2018. cretaremos los días más adelante), para desarrollar
vuestra instalación consistente en una audiovisual y
Reunida la comisión designada a tal efecto en fecha 26 de .
noviembre de 2018, acordó la selección de proyectos que os
adjuntamos y que ya ha sido publicada en la web de la Uni- Como te he comentado, la Universidad de Murcia, como
versidad de Murcia. A partir de mañana contactaremos con administración pública, no podría asumir el proyec-
los seleccionados para comunicarles las posibles fechas de to colectivo que nos indicabais al no poder realizar
realización de las exposiciones, teniendo en cuenta que convocatoria pública alguna referente a “alquiler”
éstas se iniciarán a partir de febrero de 2019. de la sala, aparte de la inconcrección del proyec-
to resultante de esa propuesta y que la comisión de
Por último, queremos transmitir a todos nuestra más since- selección rechazó en todas las solicitudes así pre-
ra gratitud por vuestra participación en la convocatoria, sentadas.
y nuestra felicitación por la calidad puesta de manifiesto
en todos y cada uno de los proyectos, Seguiremos en contacto.
Muchas gracias por vuestra colaboración,
Recibid un cordial saludo. Saludos,

-- ---------------------------
Universidad de Murcia Universidad de Murcia
Servicio de Cultura Servicio de Cultura
C/ Murcia C/ Murcia
Telf: Telf:
www.um.es/cultura www.um.es/cultura

Asunto: Convocatoria proyectos expositivos 2019


Fecha: Mon, 17 Dec 2018 20:13:00 +0000
De: < >
Para: < >

Estimados señores,

Tal y como aparece en la resolución publicada on line de


la CONVOCATORIA DE PROYECTOS EXPOSITIVOS UNIVERSIDAD DE
MURCIA - AULA DE ARTES PLÁSTICAS Y VISUALES. PROGRAMACIÓN
2019, y tras comprobar que hemos sido seleccionados, que-
ríamos en primer lugar, darles las gracias por su confian-
za.
Por otro lado, aunque sabemos que, tal y como aparece en
las bases, se pondrían en contacto personalmente con los
seleccionados, les queríamos preguntar si tienen alguna
información, aunque sea provisional, respecto a las fechas
posibles en las que se tendría que llevar a cabo la expo-
sición.

Sin otro particular. A espera de su respuesta. Muchas gra-


cias de nuevo.

Saludos,
47
JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID

RE: Fwd: Convocatoria proyectos expositivos 2019


pat < .com>
14 de enero de 2019, 14:04
Para: < @um.es>

Estimada ,

Ante todo, feliz año.

Después de nuestra conversación telefónica y tu e-mail, pude


comentar la situación con mi compañero .
Tras una larga reflexión, no podemos más que, por un lado,
daros las gracias por haber decidido seleccionarnos, y por
otro, tener que declinar vuestra propuesta de exposición.

Para poder entender mejor nuestra postura, nos gustaría ex-


plicar las razones específicas que nos llevan a tomar esta de-
cisión. De: < @um.es>
Enviado: 28 de enero de 2019
En primer lugar, queremos apuntar que éramos conscientes del Para: .com
envío de otros diez dosieres; cada uno de ellos realizado por Asunto: Re: Fwd: Convocatoria proyectos exposi-
un artista o artistas de forma individual y que, idénticos en tivos 2019
su contenido -salvo en lo que implicaba el currículum perso-
nal y artístico específico de cada uno de ellos- proponían un Buenos días y feliz año también para
proyecto claro y una formalización del mismo que respondía a vosotros ,
un objetivo mayor: el Proyecto Ibídem.
Sentimos sinceramente que hayáis declinado vues-
Formando parte del grupo de investigación de la Comunidad de tra participación para la Sala La Capilla de la
Madrid En los Márgenes del Arte. Tentativas de Emancipación, Universidad de Murcia, como seleccionados en la
el colectivo Jornada Laboral propuso realizar el Proyecto convocatoria de proyectos expositivos correspon-
Ibídem, consistente en una acción que pudiera poner en crisis diente a 2019, e, igualmente, entendemos vuestro
determinadas prácticas de la institución-arte. Se trataba de planteamiento como integrantes de un colectivo
poner a la vista los mecanismos y las reglas que operan en el y grupo de investigación que trabaja actualmente
momento en el que un artista desea introducirse en el campo en una línea definida y específica, pero que la-
profesional, poniendo en cuestión las lógicas que sustentan mentablemente choca en nuestro caso con una rea-
conceptos como autoría, originalidad y competitividad. lidad administrativa que no podemos obviar.
No obstante, a pesar de los impedimentos que ya
Para ello, la acción resultante en dicho marco, consistió en te expuse en mi mensaje anterior y de que vues-
seleccionar una convocatoria vigente –en este caso, la vues- tro proyecto planteaba las mismas premisas, ob-
tra- para que de manera colectiva, entre todos los miembros jetivos y metodología que los restantes proyec-
del grupo de investigación, poder idear y redactar un pro- tos rechazados, la comisión seleccionó vuestro
yecto específico para tal convocatoria. Una vez realizado di- proyecto una vez observada la cali-
cho ejercicio, cada uno de los participantes le puso un tí- dad, originalidad y concreción del mencionado
tulo específico y maquetó el proyecto de manera individual, trabajo que respaldaba vuestra solicitud, y es-
añadiendo su currículum artístico y su dosier de proyectos u timó muy interesante la posibilidad de ser exhi-
obras anteriores. De ahí, los diez dosieres idénticos que re- bido en nuestra Universidad; no se trató de una
cibisteis. selección arbitraria como indicas, sino que la
comisión seleccionó el resultado de un proyecto
Teniendo en cuenta todo esto, entendemos perfectamente vues- concreto previamente planteado, aunque no fuera
tra premisa en la que, tal y como apuntabas en el e-mail, no el solicitado inicialmente por y
podíais “(…) asumir el proyecto colectivo que nos indicabais por ti, .
al no poder realizar convocatoria pública referente a “alqui-
ler” de la sala, aparte de la inconcreción del proyecto re- Dicho lo anterior, esperamos que en próximas
sultante de esa propuesta (…)”. Sin embargo y por las razones convocatorias, bien de manera individual o como
explicitadas más arriba, esperamos que entendáis que noso- colectivo, podamos seguir recibiendo vuestras
tros tampoco podemos asumir una exposición basada en una se- interesantes propuestas.
lección arbitraria de un proyecto concreto del colectivo (en
este caso ), que en el dosier enviado se especifi- Recibid un afectuoso saludo,
caba como parte del “dosier de obra anterior” (tal y como se
pedía en las bases de la convocatoria). Por tanto,
no es el proyecto concreto que se presentaba para ser llevado
a cabo, además, de ir en contra de los propios principios que
constituyen el núcleo de la propuesta original.

Dicho esto, nos encantaría conocer las razones por las que se
decidió elegir específicamente la obra y no otra.
¿Por qué no fue desestimada completamente la propuesta, de la
misma manera que se hizo con el resto de dosieres idénticos
presentados?

Esperamos, entendáis nuestra posición y os damos las gracias


de nuevo por vuestra confianza.

Estamos a tu total disposición para cualquier duda o pregun-


ta.

A espera de tu respuesta.

|
(+34) | (+34)
.com
www. .com
48 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

JORNADA
LABORAL
CLAUDIA GONZÁLEZ FERNÁNDEZ + JOSÉ ENRIQUE MATEO LEÓN, JORNADA LABORAL, FEBRERO-DICIEMBRE 2018, MADRID

Jornada Laboral, Escudándonos, 2017

El atajo (octubre 2016) de diciembre de 2017, desde las 9 de la


mañana, dedicaron toda la jornada dejar
En la primera década del siglo xix el pin- brillante y reliciente el espacio elegido.
tor alemán C. D. Friedrich realiza «Monje
frente al mar» o «Monje a la orilla del mar», Escudándonos (noviembre de 2017)
donde se representa a una pequeña figura
junto a paisaje marino. Esta imagen pic- Con motivo del centenario de la Revo-
tórica les sirvió de punto de partida para lución Rusa, se planteó en Madrid una
la ideación de «El atajo». Sencillamente, exposición donde se invitó a abordar el
quisieron acercase todo lo posible para al- asunto desde las estrategias y los plan-
canzar ver el mar. Lo trataron de hacer an- teamientos del arte. Entre otras intencio-
dando por el camino más corto. nes, el texto incial de la propuesta expo-
sitiva abría un interrogante acerca de la
De este modo, el 22 de octubre de 2016, intersección entre el arte y la revolución.
un grupo de personas quedaron a través
de las redes sociales en centro del área ur- El trabajo consistía en lijar durante
bana de Madrid según el catastro. En ese ocho horas palillos para dejarlos romos.
(Arriba y abajo) Jornada Laboral, El atajo, 2016 momento estaba situado en una farma- Durante el lijado se aprovecho este acto
cia situada en el cruce de la calle Máiquez para intentar diseñar un escudo que pu-
con Dr. Castelo (calculado por cortesía diera representar la próxima revolución.
de Manuel Benito, arquitecto urbanista). El resultado quedó sobre una mesa fo-
rrada de papel de lija, y durante la mues-
Desde aquel punto iniciaron una cami- tra se pudo ver un montaje de todo tipo
nata que los condujo fuera de la ciudad. de elementos habituales de los escudos:
Andaron durante ocho horas en línea espadas, estrellas, ángeles, barcos, rifles,
recta hacia la costa. No llegaron, pero soles, pirámides, banderas, columnas,
cuando la jornada acabó estában un hojas de laurel, alas, rayos, pájaros, for-
poco más cerca. mas geométricas, coronas, joyas, retra-
tos, siluetas, letras, cadenas, caballos,
Un proyecto brillante (diciembre 2017) montañas, lunas, hoces y martillos, osos,
leones, tipografías, etc.
EL ATAJO
Trataron andar desde Madrid con + PROYECTOS Esta acción consistió en la limpieza orga-
nizada y planificada del espacio público. Todos estos símbolos fueron encontra-
dos a partir de la búsqueda de la palabra
el propósito a ver el mar. Una
caminata de ocho horas hasta una
SOBRE EL TIEMPO Con la colaboración un grupo de es-
tudiantes del Master de Investigación
«escudo» en Google.

playa de Valencia. No llegaron;


pero sintieron que estaban
DE TRABAJO en Arte y Creación de la Universidad
Complutense de Madrid, se propuso
adecentar un trozo delimitado de la calle.
Desde hace un tiempo han venido reali- No pretendieron añadir nada al espacio,
más cerca. zado una serie de acciones que proponen solo el efecto de la limpieza.
reflexionar sobre los límites temporales
UN PROYECTO BRILLANTE del trabajo en las sociedades contempo- Con ese objetivo, se esforzaron por re-
Quedaron para limpiar un espacio ráneas. Mediante algunas acciones tratan tirar la suciedad de un anfiteatro al si-
de poner en tensión cómo se «emplea» el tuado en la Facultad de Ciencias de la
público. Iban armados con tiempo de trabajo. Información de la Universidad mencio-
estropajos, fregonas, detergente nada anteriormente. De esta manera el 4
y espátulas. Una serie de acciones dentro de un pro-
yecto colectivo que han denominado
ESCUDÁNDONOS «Jornada Laboral». Bajo este marco rea-
lizan trabajos tan diversos como cami-
La revolución de lijar palillos nar desde el centro geográfico de Madrid
hasta quitarles la punta. Mientras durante ocho horas en dirección lo más
recta posible hacia el mar, limpiar hasta
aprovecharon para imaginar un dejar reluciente una ubicación urbana, o
escudo representativo de su lucha. lijar palillos hasta dejarlos romos.

Según afirman ellos mismos, el térmi-


no «Jornada Laboral» parece hacer refe-
rencia una forma de trabajo (asalariado)
del pasado, cuando el sistema producti-
vo era rígido. En este sentido, les inte-
resa compararlo con lo que ocurre en la
actualidad, donde algunos aspectos de la
economía se han mezclado con la vida
cotidiana, con el ocio o la afectividad.
Sus acciones tratan de explorar un con-
texto donde la esfera del trabajo parece
haberse apropiado de las estrategias tra-
dicionalmente atribuidas al arte y la pro-
ducción simbólica. Jornada Laboral, Un proyecto brillante, 2017
49

Made in Jerga Paula Lafuente

Entre 1937 y 1957, el ingeniero de so- emergentes y en sus contenidos”6. Esta je como ejercicio de dominación. Tal y dicho paseo se recolectan palabras es-
nido ruso Yevgeny Muzrin inventó el comprensión de una realidad fluida como nos diría el propio Artaud: “No critas encontradas en la calle (toma-
sintetizador ANS, cuya peculiaridad basada en la confusión de las fronteras7, se trata de suprimir la palabra habla- das en imágenes), palabras escuchadas
es generar sonido a partir de la lectu- no obedece a configuraciones previas da, sino de dar aproximadamente a las (transcritas), localizaciones de aquellos
ra de un dibujo realizado en una placa de realidades binarias: pasivo-activo, palabras la importancia que tienen en lugares donde hemos encontrado estas
de vidrio cubierta con resina negra. El objeto-sujeto o mente-cuerpo; permi- los sueños”12. Dicha reflexión ofrece palabras (a partir de unas coordenadas
instrumento escanea la imagen a través tiendo de esta manera, en un ejercicio una comprensión del lenguaje desde la facilitadas por googlemaps) y audios de
de sensores fotoeléctricos que mandan de transcripción a la práctica artística, distorsión poética del sueño, que nos sonido ambiente tomados en los trán-
las señales a filtros y amplificadores, la emergencia de un espacio operacio- conduciría a una relación flexible y po- sitos del paseo. Las palabras elegidas
convirtiendo la información gráfica en nal para pensar nuestra relación con los rosa con el mismo. Este sería el objetivo se articulan desde la práctica del deseo
sonido1. El nombre de ANS se le da en nuevos medios, y cómo éstos transitan transversal que correlaciona el deseo, la como potencia vital, por pura atracción
honor a Aleksandr Nikoláievich Skria- y atraviesan nuestra subjetividad. transcodificación y la palabra en Made o rechazo o curiosidad.
bin, músico ruso que afirmaba escuchar El sintetizador ANS sería uti- in Jerga: “El código se parece menos a Made in Jerga, en un ejercicio
colores, lo que habitualmente se conoce lizado por el músico Edward Artemiev8 un lenguaje que a una jerga, formación analógico-digital de transcodificación
como sinestesia2. para componer la banda sonora de la abierta y polívoca” 13. de corporalidades, nos ofrece un en-
El sintetizador ANS posibili- película Solaris, de Andrei Tarkovsky. Made in Jerga se configura en- jambre de datos que abren nuevas vías
ta una transformación de formatos, En el film, basado en el libro del escri- tonces como un gesto poético que im- de exploración en el marco de las narra-
que como proceso sinestésico permite tor de ciencia ficción Stanisław Lem9, plicaría un proceso adivinatorio tanto ciones alternativas. Hoy, en el contexto
pensar en una poética de la transcodi- un equipo de científicos orbita en una en el encuentro con el material como digital, qué hacer y cómo aproximarnos
ficación, donde la transmutación entre estación espacial alrededor del planeta en el encuentro con el otro. El proceso a la información y conocimiento que se
los distintos medios, posibilite un espa- ficticio Solaris. La tripulación se enfren- adivinatorio proporciona una escucha derivan del análisis y configuración del
cio de extensión de nuestra configura- ta a acontecimientos extraños genera- abierta que se resiste a las obligaciones dato, parecen preguntas indispensables
ción en el mundo, algo que podría com- dos por el planeta océano: una realidad coercitivas del orden explicador y los para pensar el relato desde la práctica
prenderse como un cuestionamiento al que se excede a sí misma provocando dispositivos de control encarnados en artística. Aunque la sesión se planifica
determinismo tecnocrático que opera una experiencia subjetiva repleta de la comunicación14. Dicho proceso es- como una práctica de escucha y una
en la actualidad. Este sería el caso del alucinaciones. Más allá del argumento taría vinculado a experiencias intuiti- elaboración de los procesos relaciona-
glitch art3, un tipo de práctica artística concreto, la película parece retratar un vas, pero íntimamente convocadas por les que nos vinculan al territorio y al
generada por comunidades en la red contexto subjetivo-afectivo que supera instrucciones comando propias de los lenguaje, su retorno se convierte en una
y que se configura como un lugar de las expectativas objetivas de la ciencia códigos informáticos. colección de palabras, sonidos y local-
resistencia a la informática de la dom- y evidencia la falta de comprensión de El proyecto Made in Jerga se izaciones.
inación4. El glitch se articula precisa- unas coordenadas que no obedecen a compone, por el momento, de dos ep- Esto nos conduce al segundo ep-
mente en la transcodificación asociada un constructo lineal del tiempo, y que isodios: una práctica participativa que isodio de Made in Jerga, donde se pro-
al error a través de usos que transitan se basan en relaciones de afecto. En mi ocurre el 14 de noviembre de 2018 en pone traducir, transcribir o transcodifi-
formatos para los que no fueron dise- planteamiento, ANS ofrece el gesto o las inmediaciones del espacio ABM, en car la huella-dato de la actividad del 14
ñados5. En el desarrollo de estas prácti- la acción para entrar a movernos en el el barrio de Vallecas de Madrid, y un de noviembre en tres propuestas gráfi-
cas la relación con la máquina se ofrece contexto del planeta-océano Solaris. ejercicio de transcripción gráfico-sono- co-sonoras. Y en el eco de la pregunta
abriendo posibilidades para producir La relación del arte con el len- ra, compuesta de tres aproximaciones de qué hacemos con los datos y cómo
hallazgos inesperados y en cuyos vecto- guaje ha sido extensa y controvertida. elaboradas a partir de los datos obteni- esto nos configura como sujetos, des-
res inscribo Made in Jerga. Algunos de los grandes referentes en dos en la sesión participativa, y que cansa esta propuesta. Ante la tendencia
Para Lev Manovich, la transcod- este sentido resuenan en el movimien- presento en esta publicación. de creencias inamovibles basadas en el
ificación se puede entender en su senti- to artístico Dadá de principios del siglo En el grupo de investigación Los algoritmo, como ese nuevo dios al que
do más amplio como estudios del Soft- XX: “Si las palabras no podían conten- Márgenes del Arte: tentativas de emanci- venerar, propongo una forma de mo-
ware: “la ontología, epistemología y er hechos, podían disolverlos”10 a través pación, todo confluye en una nebulosa vilizar, remover y transcribir nuestra
pragmática del ordenador, — influyen de sus conocidos poemas sonoros; y donde el conocimiento es casi nunca relación con la tecnología en eso que
en la capa cultural de los nuevos medi- más adelante, en los letristas y los ar- afirmativo. Y desde ahí se articula esta hemos llamado dentro del grupo de
os, en su organización, en sus géneros tistas neoconcretos, que proponen una propuesta que ofrece transmutaciones investigación, subjetividades hiperme-
“desintegración del lenguaje”11 tanto tecnológicas desde nuestra relación con diadas. Made in Jerga es una posible re-
escrito como hablado, incluyendo, en el lenguaje: palabra y código. Teniendo spuesta a la pregunta de qué hacemos
algunos casos, sonidos corporales. Am- en cuenta estos recorridos, cruces y de- con los datos, ofreciéndose así como
1 TEUBAL, Nicolas. Sintetizador ANS. [En
bos recorridos desgranan y encarnan la splazamientos que conforman nuestra un giro trans-media que incluye el azar,
línea]Argentina: Universidad de Buenos desactivación de la palabra y el lengua- realidad15, y tomando el relevo de las el deseo y la voluntad, y que se adentra
Aires. [fecha de consulta 15 Marzo de 2019] técnicas situacionistas, se propone en en lo inesperado hermanado con una
Disponible en https://proyectoidis.org/ este primer episodio de Made in Jerga, “actitud de destrucción generativa” 17.
sintetizador-ans/ 6 HARAWAY, J. Donna. Manifiesto para cy- un paseo o deriva que se realiza sin un Made in Jerga es el relato codificado que
2 Colaboradores de Wikipedia. Aleksandr borgs. Valencia: Episteme, 1995. ISBN: 84-
89055-85-8. objetivo de desplazamiento prefijado16. se mueve en el entramado de los nue-
Nikoláievich Skriabin [en línea]. Wikipe-
dia, La enciclopedia libre, 2012 [fecha de La actividad se configura como un gru- vos medios y que situamos en la poéti-
7 MANOVICH, Lev. El lenguaje de los nuevos
consulta: 14 marzo 2019]. Disponible en: medios de comunicación: La imagen en la po de WhatsApp, lo que posibilita que ca sinestésica del sintetizador ANS de
https://es.wikipedia.org/wiki/Aleksandr_ era digital. Argentina: Paidós, 2006. ISBN: algunos miembros del grupo particip- Muzrin, y en las ganas de habitar-en-
Skriabin. 950-12-7563-9. en desde otras localizaciones. Durante contrar-suceder otras formas de ser y
3 MENKMAN, Rosa. Glitch studies manifes- 8 TEUBAL, Nicolas. Sintetizador ANS. [En estar en el mundo, tal y como nos pro-
to. In Amodern [En línea]. Edited by Scott línea]Argentina: Universidad de Buenos pone el planeta océano Solaris.
Pound, Lakehead University and Darren Aires. [fecha de consulta 15 Marzo de 2019]
Wershler, Concordia University, 2016. 12 ARTAUD, Antonin. El teatro y su doble.
Disponible en https://proyectoidis.org/ Barcelona: Edhasa, 2011. ISBN: 978-84-
[fecha de consulta: 15 Marzo 2019] Dis- sintetizador-ans/.
ponible en: https://amodern.net/wp-con- 350-1885-2.
tent/uploads/2016/05/2010_Original_Ro- 9 Colaboradores de Wikipedia. Solaris [en 13 DELEUZE, Gilles y GUATARI, Félix. El
sa-Menkman-Glitch-Studies-Manifesto. línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, antiedipo: capitalismo y esquizofrenia. 12ª
pdf. 2012 [fecha de consulta: 14 marzo 2019]. edición. España: Espasa, 2016. ISBN: 978-
Disponible en: https://es.wikipedia.org/ 84-7509-329-1.
4 HARAWAY, J. Donna. Manifiesto para cy- wiki/Solaris_(película_de_1972).
borgs. Valencia: Episteme, 1995. ISBN: 84- 14 LATOUR, Bruno. Lecciones de sociología de
89055-85-8. 10 MARCUS, Greil. Rastros de carmín. Una las ciencias: Introducción al pensamiento de
historia secreta del siglo XX. 4ª edición. uno de los grandes sociólogos de nuestro tiem-
5 MENKMAN, Rosa. Glitch studies manifes- Barcelona: Anagrama, 2011. ISBN: 978-84- 17 MENKMAN, Rosa. Glitch studies manifes-
to. In Amodern [En línea]. Edited by Scott po. España: Arpa y Alfil, 2017. ISBN: 978- to. In Amodern [En línea]. Edited by Scott
339-1365-4. 84-16601-38-7.
Pound, Lakehead University and Darren Pound, Lakehead University and Darren
Wershler, Concordia University, 2016. 11 Espectros de Artaud. Lenguaje y arte en los 15 15. Ibídem Wershler, Concordia University, 2016.
[fecha de consulta: 15 Marzo 2019] Dis- años cincuenta. Edición a cargo del Depar- [fecha de consulta: 15 Marzo 2019] Dis-
ponible en: https://amodern.net/wp-con- tamento de Actividades Editoriales del 16 MARCUS, Greil. Rastros de carmín. Una ponible en: https://amodern.net/wp-con-
tent/uploads/2016/05/2010_Original_Ro- MNCARS. Madrid: Museo Nacional Cen- historia secreta del siglo XX. 4ª edición. tent/uploads/2016/05/2010_Original_Ro-
sa-Menkman-Glitch-Studies-Manifesto. tro de Arte Reina Sofía, 2012. ISBN: 978- Barcelona: Anagrama, 2011. ISBN: 978-84- sa-Menkman-Glitch-Studies-Manifesto.
pdf. 84-8026-460-0. 339-1365-4, pdf.
50 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN
51
52 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN
53

El diseño de la razón
produce monstruos
Patricia Sádaba Alcaraz y EL DISEÑO DE LA RAZÓN PRODUCE MONSTRUOS
Ricardo Tourón Rodriguez.
Patricia Sádaba Alcaraz y Ricardo Tourón Rodríguez
[Colectivo Sádaba|Tourón]
[Colectivo Sádaba|Tourón]

¿Emancipación?

¿Libertad?
¿Es posible hablar de praxis emancipatoria, entendiendo ésta como la capacidad de imaginar y construir otras maneras de ser y estar en el
mundo?

setup() {
const actReal;
var emancipación, libertad;
}

loop() {
var actual = new realidad(randomSeed(actReal));
for(estructura in realidad) {
realidad.slice(null, estructura);
}

Cabe admitir que las estructuras actuales que aparentan nuestra realidad no son suficientes; sólo ocupan un gran vacío, claramente
redundante, saturándonos al completo.
Ejercicio de poder efectivo, cuyo impulso último es dado por nosotros mismos, en un continuo y aparente ejercicio de elección libre.

Ejercicio de poder efectivo, porque propone, dispone, clasifica, nombra y establece normas y valores, quedando en evidencia la tiranía de
una única verdad; una única realidad.

for(d in data) {
realidad.update(d);
}
realidad.display();

Única en tanto que constantemente mutable, emergiendo entre las conjunciones; suma promediada de la infinitud de ínfimos instantes
que se condensan como datos. Datos resultantes de la destilación de imágenes, textos, vídeos, audios... inclinación, aceleración,
temperatura, estado de la pantalla... triangulación GSM, posicionamiento GPS, conexión a redes wifi, dispositivos bluetooth... Por tanto,
esencias en las cuales somos sintetizados por ser consideradas significativas o, simplemente, por la posibilidad de hacerlo. Sea por lo que
fuere, de su combinación proporcionada se nos conforma como partículas aislables e individuales, aun cuando el interés se focaliza en el
conjunto total*.

*[Podría decirse, mientras los individuos permanecen, en principio, desenfocados.]

Relaciones de poder que controlan, someten y categorizan al sujeto.

Relaciones que controlan, someten y categorizan el cuerpo.

...
realidad.update = function() {
ctrl = new fuerza(error);
smt = new fuerza(compensación(error);
var cat = [ctrl.aplicar(realidad)];
cat.slice(smt.aplicar(realidad), cat.length);
}
...

Fig. 1. Planta, sección y alzado del panóptico penitenciario de Jeremy Bentham (1785) y grabado de la Biblioteca de Babel de Érik
Desmazières realizado en 1997 para ilustrar el libro de Jorge Luis Borges, La Biblioteca de Babel.
Imagen extraída de BENTHAM, Jeremy. The Works of Jeremy Bentham, vol. 4. Edinburgh: William Tait, 1838-1843. p.344.
Disponible en: <http://files.libertyfund.org/pll/pdf/Bentham_0872-04_EBk_v7.0.pdf> [Consulta: 20-03- 2019].
Imagen extraída de la plataforma web Warnock Fine Arts. Disponible en: <https://www.warnockfinearts.com/erik-desmazires-
library-of-babel> [Consulta: 20-03- 2019].
(Edición de imágenes realizada por los autores).
54 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Somos definidos por el cómputo del error. Modulados en un incesante intento por compensar cada uno de los desfases que ocurren
entre cada uno de nosotros y el conjunto total. Como sonidos ordenados y filtrados en pos de una armonía que, aun siendo realmente
inexistente, se justifica por las propias posibilidades de edición y procesamiento. Frecuencias transformadas, iteración tras iteración,
forzando la inteligibilidad del ruido.

error = map(realidad–actual, minErr, maxErr, 0., 1.);


...
º
Por ello, sólo podemos pensar desde y a través de lo humano, desde y a través de la experiencia humana. Sólo desde la
relación y reacción dada por la superficie de nuestra piel, podremos imaginar nuestra libertad; nuevas y potenciales realidades.
Movimiento, acto, acción, relación. Porque somos fuerzas; fuerzas con las que afectar y ser afectados y eso, primeramente, incumbe a
nuestra piel y su relación con otras pieles.

try {
// […] “ya no se vincula con un centro,
// y tampoco enfrenta un medio o unos obstáculos.
if(this.centro || this.medio || this.obstaculos) {
this.centro = ¡this.centro;
this.medio = ¡this.medio;
this.obstaculos.remove(0, this.obstaculos.length);
}
// Sólo enfrenta a otras fuerzas,
// se relaciona con otras fuerzas,
// a las que ella afecta o que la afectan.”1
for(f in fuerzas) {
f.relacion(fuerzas);
}

Movimiento, acto, acción que, si bien, comienza en la individualidad y singularidad del yo, vehicula y vincula a través de ese acto a un
otro, a los otros. Un nosotros posible, en los márgenes, en la potencialidad; más allá de lo estipulado.

} except {
return actual.mímesis(realidad);
console.log(err[error]);
}


var img = new newImg[16][16];
// ?
var imgScl = img.mult(12);

Son bien conocidas las problemáticas derivadas de los sistemas técnicos de proyección y representación, especialmente aquellas que se
acrecientan cuando existe, además, una necesidad por usar transformaciones de escalas de cierta magnitud.

Por muy extensa que pueda llegar a ser una base de datos siempre será posible diseñar una representación gráfica que la torne inteligible;
y sin embargo, resultará imposible cualquier intento por tratar de comprender cualquiera de sus elementos o segmentos aislados.
Del mismo modo en que es posible generar un espacio tridimensional que mimetice la realidad, pero resulta inconcebible que para
representar un horizonte lejano éste sea computado polígono por polígono en una escala minúscula; sencillamente porque existen formas
simples mediante las cuales generar la apariencia de un horizonte idéntico.

Porque no puede existir una simulación fidedigna sin usar las trampas de la mímesis, del mismo modo en que no puede existir una
computación objetiva de un conjunto sin la imprescindible homologación de cada una de sus partes. Y de igual forma, se puede hacer
foco en un simple átomo o en la inmensidad de una galaxia, pero resulta imposible transitar el inmenso espacio de transformaciones que
separa a ambos.

console.log(libertad + “ “ + emancipación};
}

¿Libertad?

Yo como tránsito, en constante devenir, en continuo movimiento, sin capacidad posible para ser fijado. “Mi libertad, el poder fundamental
que tengo de ser el sujeto de todas mis experiencias, no es distinta de mi inserción en el mundo.”2
¿Emancipación?

Fragmentos de una realidad que completamos en constante cambio. En la incompletitud reside el potencial emancipador. ¡Debemos
dejarnos ser libres!

[][] newImg = function() {


var img = [width], [height];
for (px in img.width) {
for (py in img.height) {
img[px, py] = int(random(0,255));
}
}
}

img es una variable. Una variable con forma de matriz bidimensional en la que se insertan bits. img no es una imagen. La
imagen es el resultado de imponer el formato imagen a img; es decir, formatear –cambiar de formato– la matriz, para que
cada una de sus casillas sea un pixel, al igual que los bits contenidos en ellas sean indicadores de color. Pero es así, sólo

1 DELEUZE, Gilles. La imagen-tiempo. Estudios sobre cine 2. 1a ed. Barcelona: Paidós Comunicación, 1987. p.188.
2 MERLEAU-PONTY, Maurice. Fenomenología de la percepción. 1a ed. Barcelona: Planeta - Agostini, 1993. p.371.
55

porque es posible técnicamente o, lo que es lo mismo, porque se puede computar sin producir un error que haga colapsar el
proceso. No obstante, ello no quiere decir que img no pueda ser, por el mismo motivo, un sonido, un texto, un archivo de
coordenadas físicas.

“La tecnología no es la respuesta. Tampoco es una solución. Es una pregunta abierta y un problema urgente para pensar el
presente y liberar el futuro de falsas certezas algorítmicas.”3

▓▒░▐█▀▄▌▐█▓░▐▐█▓░▐▄▄▒▬▬▀▄▌▒▬▬A íØ ▓▐░}Ú!•æ»ä½ÔDOÓÜT¨▐▌█▐▓▄▀▀ f’ h\¬ªj¾Y”Ÿãû>®š‹#Eê¾ÆÑI(?Ùª‰ˆþž×˵ì[ÌfTHÅ


þtÿ Ÿ‡A=¿žýÔöÖél.®.âhÏ Ñ×q8è¢vÃ}ÝI²;!ïÇ .1“¬XýÃÕ¦4/ö ”¢ÿ ¡â‘¿Ÿa=à Á ¤[ŽßeºÙÜmÛ¬sXÊ¥] VSäAþGˆ9‑ž¼ù©QTøþÉÁ5q@¨Û‹o,
¤É]‡™ã§y,nÍ▄▄▒▬¿¦œ8ý„}bÏ8}Ú!•æ»ä½Ô“¬XýÃÕ¦4/ö ”ÿ ¡â‘¿Ÿa=à Á ¤[ŽßeºÙÜmÛ¬sXÊ¥] VSäAþGˆ9‑ž¼ù©QTøþÉÁ5q@¨Û‹É]Ï8}
Ú!•æ»ä½ÔDOÓÜÐ:·Íú2˜ï“½#‘„Kýõ†…DOÓÜT¨ùÀ/Ð:·Íú2˜ï“½#‘„Kýõ†…´†x2X̽,èOö’‰˜~t³‑b8ù›eWësXÊ¥] VSäAþGˆ9‑ž¼ù©QTøþÉ“¬XýÃÕ¦4/
ö”¢ÿâ‘¿Ÿa=ÃÁ ¤[ŽßeºÙÜmÛ¬sXÊ¥] VSäAþGˆ9‑ž¼ù©QTøþÉÁ5q@¨Û‹É]‡™ã§y,nÍ▄▄▒▬¿¦œ8ý„}bÏ8}Ú!•æ»ä½ÔDOÉ]‡™ã§y,n¦œ8ý„}
bÏ8}Ú!•æ»ä½ÔDOÓÜT¨ùÀ/Ð:Íú2˜ï“½#‘„Kýõ†…ã§y,nÍ, ¤É]‡™ã§y,nÍ▄▄▒▬¿¦œ8ý„}bÏ8}Ú!•œ8ý„}XýÃÕ¦4/ö ”¢ÿ
¡â‘¿Ÿa=Ã Á ¤[ŽßeºÙÜmÛ¬sXÊ¥] VSäAþGˆ9‑ž¼ù©QTøþÉÁ5 q█▄▀▌▐▓░▓▒░▐██▄▀▄▌▐█▓░▐▐█▓░▐▄▄▒▬▬▀▄▌▒▬▬

¿Y dónde queda la imaginación?

Como bien exponía Georges Didi-Huberman: “Al igual que no hay forma sin formación, no hay imagen sin imaginación”4, y si tenemos
que hablar de imagen, ¿qué mejor espacio/tiempo que el ahora?


▀▄▌½×½û¯uï▓░▓░▄▌7‡’ÙáÉ¥ÏäAæÃUÏp/DOÓÜT¨ùÀ/Ð:·Íú2˜ï“½#‘„Kýõ†…´†x2X̽,èOö’‰˜~t³‑b8ù›eWësXÊ¥] VSäAþGˆäh¿3ëÝ{ߺ÷^÷{÷^ëÞý{░▄▒▬▬▀

La imagen es tan sólo una de las interfaces posibles de img. Ya no es más que uno de los sistemas de intercomunicación entre un
cuerpo biológico y un cuerpo tecnológico. La inercia del ocularcentrismo aplicada sobre una realidad alfanumérica y computable; leer
erróneamente imagen en un mensaje que sólo dice img.

Vivimos en un momento de continuas transformaciones, de dudas y desplazamientos constantes. Nos hemos dejado llevar por la proyección
lumínica y codificada de las imágenes de nuestros dispositivos y herramientas tecnológicas. Nos hemos dejado engañar.

Fig. 2. Texto perteneciente a la pintada callejera que se viralizó en julio de 2016 a través de la twittera
@misstrainwreck. (Imagen realizada por los autores).

...
▓░▌‡’return loss;
}

Un sentimiento de extrañamiento respecto a la interfaz ha comenzado a emerger. Brota aquí o allá, normalmente como consecuencia de
la última filtración o noticia que arroja un mínimo de luz sobre la oscuridad de nuestra contemporaneidad digital. Se encienden luces que
nos hacen ver la hostilidad de algunos de los espacios en los que nos hemos estado moviendo a tientas; y sin embargo apenas cambia
nada.

Preferimos reconfortarnos en el hecho de que hemos comenzado a ver, antes que ser afectados por lo que hemos visto, y huir.

Podría ser que hayamos empezado a desconfiar que la oscuridad no es más que la sombra que proyectan las interfaces mismas; o podría
ser el miedo por volver de nuevo a la incierta oscuridad, después de ver lo visto...

No ha cambiado nada, ciertamente. Pero es ese extrañamiento el que nos permite atisbar la posibilidad. Lugar inestable desde el que
alcanzar a ver y tocar otra realidad. Sólo hace falta caminar al unísono.

Porque en la oscuridad reside la potencialidad latente de toda realidad otra. Es la suma estratificada de todas las luces virtualmente
posibles la que dota de esa característica oscuridad a este palimpsesto saturado.


▀▄▌½×½û¯uï▓░▓░▄▌7‡’ÙáÉ¥ÏäAæÃUÏp/DOÓÜT¨ùÀ/Ð:·Íú2˜ï“½#‘„Kýõ†…´†x2X̽,èOö’‰˜~t³‑b8ù›eWësXÊ¥] VSäAþGˆäh¿3ëÝ{ߺ÷^÷{÷^ëÞý{░▄▒▬▬▀

Caminar para posibilitar la apreciación de cualquier mínima luz que, emitida y reflejada en ese espacio opaco, nos ayude a enfocar la
mirada. Todo es oscuridad –sabemos que la claridad de la interfaz es un señuelo– por ello, necesitamos acomodar nuestras pupilas a la
escasa luz. Llevamos demasiado tiempo deslumbrados.

3 BRIDLE, James. New Dark Age. Technology and the End of the Future. 1a ed. Londres: Verso Books, 2018. p.78.
[Technology is not the answer. Nor is it a solution. Is an open question and urgent problem in order to think the present and free the future from false algorithmic certainties.]
4 DIDI-HUBERMAN, Georges. “Cuando las imágenes tocan lo real”. En: Cuando las imágenes tocan lo real. 1a ed. Madrid: Círculo de Bellas Artes, 2013. 1a ed. pp.9-36.
56 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Fig. 3. Fotograma del “making of” de la película Videodrome (1983), del


director David Cronerberg. Imagen extraída de la plataforma web YouTube.
Disponible en: <https://www.youtube.com/watch?v=AyFKDXwCFd0>
[Consulta: 20-03- 2019].
(Edición de imagen realizada por los autores).

...
let display = function(f) {
this.f = f;
for(f in this.f) {
if(this.mod) {
this.mod.display();

Inter(faz); la que nos podría permitir la comunicación entre ambos lados. Compilador de sentido, sensible a ser descifrado en su esencial
visibilidad lumínica. Superficie siempre a la vista, porque es ahí donde reside su condición; permite ser vista. Pero no podemos olvidar
que, al mismo tiempo, podría devolvernos la mirada; aquello que nos mira. Una faz singular, que nos toque y permita ser tocada;
percibida, interpretada; un entre-rostros.
Como prolongación sensorial de nuestro ser en el mundo debe ser compartida en plena interacción con el otro, como exposición natural
a las diferentes individualidades. Y es aquí, dónde es posible su verdadera visibilidad y transparencia; en ese devolver la mirada, dejando
de ser meros entendedores de un único reconocimiento –el propio– para poder habitar su capacidad mutable, dinámica y posible en una
continua construcción con el otro.

Tras ella, la inmensa oscuridad, las virtuales emergencias, las realidades otras, el complejo ruido, los repositorios de datos… el flujo
de un nosotros, en presente, articulado con el archivo de todos los nosotros que ya han sido procesados; y todos los futuribles nosotros
computables.

Fig. 4. Fotograma de la película 2001: Una odisea en el espacio (1968) y fotograma


de la película La naranja mecánica (1971), ambas dirigidas por Stanley Kubrick. En el
primer caso, la imagen pertenece al personaje Hall, acrónimo en inglés de Heuristically
Programmed Algorithmic Computer (Computador algorítmico programado
heurísticamente). En el segundo, al personaje Alex DeLarge sometido al Método
Ludovico.
Imagen extraída de la plataforma web YouTube. Disponible en: <https://www.youtube.
com/watch?v=jRNIRfojb9A> [Consulta: 20-03- 2019].
Imagen extraída de la plataforma web YouTube. Disponible en: <https://www.youtube.
com/watch?v=fAsElxRYDAg> [Consulta: 20-03- 2019].
(Edición de imágenes realizada por los autores).

Si queremos la libertad, sólo podremos pensar desde este lugar. Pero sobre todo, sólo podremos pensar, actuar y afectar comprometiéndonos
a entender y aprehender la capacidad de codificar y descodificar nuestras imágenes contemporáneas. Aquellas que nos conforman y nos
confirman aparentemente quiénes somos y cómo debemos ser; como debemos afectar y ser afectados.

Sólo a través de su conocimiento y reconocimiento podremos “[…] dar sentido a estas nuevas herramientas. Perder el tiempo en
procedimientos inútiles es un regalo universal para la humanidad. Nacemos para esperar (hasta que muramos).”5

}
}

La emancipación la tenemos delante, sólo hay que tocarla, o parafraseando a Vilém Flusser, tenemos que “tocarla con los dedos”, “teclear
a tientas”6, intentando descifrar, investigar y conocer, qué y cómo funcionan las “cajas negras” de nuestra contemporaneidad.

REFERECIAS

BRIDLE, James. New Dark Age. Technology and the End of the Future. 1a ed. Londres: Verso Books, 2018. ISBN: 9781677337689.

DELEUZE, Gilles. La imagen-tiempo. Estudios sobre cine 2. 1a ed. Barcelona: Paidós Comunicación, 1987. ISBN 84-7509-414-7.

DIDI-HUBERMAN, Georges. “Cuando las imágenes tocan lo real”. En: Cuando las imágenes tocan lo real. 1a ed. Madrid: Círculo de Bellas Artes, 2013. 1a ed. ISBN 978-84-
87619-74-8.

FLUSSER, Vilém. El universo de las imágenes técnicas. Elogio de la superficialidad. 1a ed. Buenos Aires: Caja Negra, 2015. ISBN: 978-987-1622-37-5

LOVINK, Geert. Networks without cause: a critique of social media. 1a ed. Cambridge: Polity Press, 2012. ISBN: 9780745649672.

MERLEAU-PONTY, Maurice. Fenomenología de la percepción. 1a ed. Barcelona: Planeta - Agostini, 1993. ISBN 84-395-2168-5.

5 LOVINK, Geert. Networks without cause: a critique of social media. 1a ed. Cambridge: Polity Press, 2012. p. 35.
[[…] to make sense of these new tools. Wasting time on useless procedures is a universal gift to mankind. We’re born to wait (until we die).]
6 FLUSSER, Vilém. El universo de las imágenes técnicas. Elogio de la superficialidad. 1a ed. Buenos Aires: Caja Negra, 2015.
57

Fig. 5. Grabado de Francisco de Goya titulado El sueño de la razón produce monstruos (1797-1799), perteneciente a la serie de los Caprichos. Imagen extraída de la plataforma web del Museo Nacional del Prado.
Disponible en: <https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/el-sueo-de-la-razon-produce-monstruos/e4845219-9365-4b36-8c89-3146dc34f280> [Consulta: 20-03- 2019].
(Edición de imagen realizada por los autores).
58 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Sostener
una
María Fernández.

situación Formas de jugar


Formas de relacionarse
Formas de permanecer
Formas de cotidianeidad
Formas de transformar
Formas de dibujar
Formas de acción
Formas de tensión
Formas de relajación
Formas de estar
Formas de violencia
Formas de agotamiento
Formas de resistencia
Formas de fuerza
Formas de continuidad
Formas de sostener
Formas de reunión
Formas de pausa
Formas de descanso
Formas de situarse
Formas de ocupar
Formas de reactivar
Formas de seguir
Formas de parar
Formas de expansión
Formas de relación
Formas de cercanía
Formas de convivencia
Formas de habitar
Formas de terminar
María Vallina
59
62 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Acciones pseudoartísticas
en torno al género
y la performa(nce)tividad
Victoria de Gracia

Creado con el objetivo de represen- Las relaciones de poder en torno género como relaciones de poder, que un cuerpo que estalla —y, por tanto,
tar obras experimentales, la compañía al género y las subalternidades que de estructuran tanto aspectos “objetivos” mancha—. Esta mancha es muestra de
The Living Theatre nacida en 1947 de la ellas se derivan son precisamente las como “subjetivos” de la realidad social unos ojos que nos miran y nos hablan
mano de Judith Malina y Julian Beck, causas que producen que en el grupo de y cultural, así como la conciencia y la de histeria, de un mundo cada vez más
pretendía remover conciencias y sub- investigación se propusiera un espacio vivencia corporal y psicológica. De ahí grosero. Es aquí, en esta idea de des-
vertir los límites de la obra de teatro de representación escénica y reflexión se ha desprendido un desarrollo muy bordamiento de —y desde— nuestros
alterando los roles de actores y autores, en torno a los condicionantes que nos diverso de perspectivas analíticas y cuerpos, donde surge el hilo desde don-
cuestionando la necesidad del texto es- atraviesan como sujetos y que confor- posturas críticas.” 5 de tirar para mirarnos entre nosotras.” 8
crito como base y dejando espacio a la man nuestras relaciones con las estruc- Es llamativo, aun así, que las di- La importancia de que se dota
improvisación y la libre interpretación turas que nos rodean. visiones de género que afectan a todas al cuerpo como forma de ser, estar en
por parte de los intérpretes. El sociólogo Pierre Bourdieu y cada una de las personas que forman el mundo y relacionarnos con él, pero
Hundiendo sus raíces en el tea- percibe que, como integrantes de una parte de cualquier comunidad, no sean que está a su vez, condicionado por el
tro de la crueldad de Antonin Artaud, sociedad nos insertamos en estructuras todavía entendidas como ejes transver- sexo biológico como categoría regula-
intentaron transmitir sus ideales liber- “estructurantes y estructuradas” pre- sales que condicionan la vida de todo dora, es posiblemente una de las apor-
tarios implicando a las personas que existentes, pero estas estructuras son ser humano, como lo fue en su día la taciones más notable que han sabido
contemplaban sus obras mediante la también generativas.4 En este sentido clase o la raza, dando lugar a algunas de recoger las teorías de género, aunque ya
creación de experiencias y situaciones podríamos decir que cada individuo, las teorías de ordenación y estructura hubieran sido exploradas por pensado-
que proponían el cuestionamiento del como parte de la sociedad, se inserta social más estudiadas y analizadas. En res como Merleau–Ponti, de la llamada
sistema capitalista y el ordenamiento en dichas estructuras que le preceden, este sentido, es muy clarificadora la de- fenomenología de la percepción.
político y social. 1 pues han sido creadas con anteriori- finición de individuo que hace Teresa Por otro lado, Michel Foucault
Corrientes como el teatro social dad a su existencia. Estas estructuras De Lauretis: “(…) un sujeto generado no concibe el cuerpo como el vehículo
y el Teatro de las Oprimidas se basan en son estructuradas en cuanto a que es- dentro de la experiencia de las relacio- del ser, sino que es el ser mismo que se
estos mismos principios, representando tán forjadas por regulaciones sociales nes de raza y clase, además de las de manifiesta en el movimiento, en el con-
situaciones en las que se evidencian las y culturales que han ido formándose en sexo; un sujeto, en definitiva, no uni- tacto con el mundo. “Para este autor,
relaciones de poder y desigualdades la interacción social, pero también son ficado sino múltiple, no sólo dividido deliberar sobre lo humano es pensar
que se dan en las sociedades y las situa- estructurantes porque moldean a los sino contradictorio.” 6 llanamente en lo corporal, espacio don-
ciones de opresión que estas generan. sujetos ya insertos en ellas para que se Desde el análisis del género, el de la relación con el mundo se traza en
“El “Teatro de las Oprimidas adapten continuamente a la estructura cuerpo es visto como un elemento ne- términos de construcción histórica.” 9
(TO)” es una metodología, una práctica en la que viven y las reproduzcan. cesario para mantener una estructura Las consideraciones de Foucault
artística y pedagógica que se funda- Estructuras que conforman ins- social y cultural que, a través de diver- nos ayudan a pensar en el cuerpo como
menta en la ética y la solidaridad. Es un tituciones como la Academia, en ma- sas y férreas regulaciones, perpetúa el una entidad imposible de separarse de
teatro social, comunitario y participati- yúsculas, como constructo que repre- orden heteropatriarcal y las relaciones los atributos que los regulan y normati-
vo sistematizado a partir de los años 60 senta el espacio donde los saberes son de género. El sexo, un atributo mera- vizan de manera definitiva, esto es, del
por Augusto Boal (Brasil), se basa en la compartidos, o más bien impartidos. mente físico, se convierte así en la cate- ser en sociedad. Dichos atributos no
idea que todas/os somos artistas y po- Las universidades, que, a pesar de abo- goría más primitiva, pues se define des- solo moldean al individuo, sino que se
demos usar el Teatro y otras artes como gar por la democratización del conoci- de el nacimiento, y dichas categorías se perpetúan a través de la su propia exis-
medios democráticos de transforma- miento, sientan sus bases en sistemas materializarán con la performatividad tencia que, con su forma de ser y estar, se
ción de la sociedad. (…) El “Teatro del que se sustentan en la autoridad, la del género. Es decir, la asignación del inserta y encaja en las estructuras de las
Oprimido” es una formulación teórica validación y la legitimación del conoci- género a través de los atributos corpo- que hablaba Bourdieu: “Semejante ló-
y un método estético, basado en dife- miento que se produce dentro de ellas rales se convierte en la pauta a seguir gica tiende a producir su propia confir-
rentes formas de arte y no solamente en que desemboca en su hegemonía frente para el individuo sexuado: “El sexo se mación, suscitando la “vocación” por las
el teatro. Tiene por objetivo utilizar el a los saberes no normativizados o for- plantea como “ideal regulatorio”, es de- tareas a las cuales uno está destinado. La
teatro y las técnicas dramáticas como malizados. cir no sólo funciona como norma, sino evidencia performativa de lo arbitrario
un instrumento eficaz para la compren- Las realidades de las que desde que además es parte de una práctica re- naturalizado. Cuerpo como un opera-
sión y la búsqueda de alternativas a pro- hace no demasiado tiempo intentan guladora que produce los cuerpos que dor analógico que instaura todo tipo de
blemas sociales e interpersonales.” 2 ocuparse las ciencias sociales y huma- gobierna.” 7 equivalencias prácticas entre las diferen-
En esta línea escénica que en- nas, pasan inevitablemente por el aná- En relación al cuerpo como cen- tes divisiones del mundo social.” 10
tiende el teatro como una forma de lisis de las formas de subalternidad que tro de sus perfomances, las Postpoto-
contestación y escenificación del con- producen las estructuras de género que rras afirman: “En el contexto actual en
flicto, la propuesta que las Postpoto- regulan las vidas de las comunidades. el que el capitalismo individualizante
rras, grupo de investigadoras y perfor- La relevancia de ciertas situaciones vi- es cada vez más hostil y aterrador, nos
mers presentaron en Los Márgenes del tales y su estudio se han introducido sentimos excesivas, desbordadas, como
arte, es definida por ellas como “una también en la Academia a través de los
fuerte herramienta política y personal llamados Estudios de género, y las Teo- 8 Manifiesto Postpotorras (en línea). (Consul-
tado el 15 de marzo de 2019). Disponible
de reivindicación y comunicación.” 3 rías feministas y queer. 5 ALMONACID, A. Diálogos entre arte en: https://www.facebook.com/pg/pos-
“Es fundamental reconocer que y feminismo: la crítica de arte feminista tpotorras/about/?ref=page_internal
el feminismo no es un dogma ni una como herramienta didáctica. Bogotá: Uni-
1 TYTELL, J. The Living Theatre: Arte, exilio versidad Nacional de Colombia, 2012. 9 BARRERA, O. El cuerpo en Marx, Bour-
y escándalo. Barcelona: La liebre de marzo, teoría homogénea, sino una forma de (Consultado el 15 de marzo de 2019) dieu y Foucault, Iberofórum. Revista de
1999. ISBN: 978-84-8740-340-8. ver y analizar el mundo tomando en Disponible en: http://bdigital.unal.edu. Ciencias Sociales de la Universidad Ibe-
co/11507/1/04489207.2012.pdf roamericana, Universidad Iberoamericana
2 MOTOS, T. y FERRANDIS, D. Teatro
cuenta la primacía de las relaciones de A.C., Ciudad de México, 2011. ISSN: 2007-
Aplicado. Barcelona: Octaedro, 2015. ISBN 6 Ibídem. 0675 (Consultado el 12 de marzo de 2019)
978-84-9921-653-9 Disponible en: https://www.redalyc.org/
tpotorras/about/ 7 BUTLER, J. Cuerpos que importan. Sobre html/2110/211019068007/
3 Manifiesto Postpotorras (en línea). (Consul- los límites materiales y discursivos del sexo.
tado el 15 de marzo de 2019). Disponible 4 BOURDIEU, P. El sentido práctico. Madrid: Buenos Aires: Paidós, 1993. ISBN: 978-95- 10 BOURDIEU, P. El sentido práctico. Madrid:
en: https://www.facebook.com/pg/pos- Taurus, 1980. ISBN 978-84-3231-302-8. 0123-811-2. Taurus, 1980. ISBN 978-84-3231-302-8.
63

Judith Butler en “Cuerpos que nocimiento situado, definido por Donna tructura social, idealización aprobada y BIBLIOGRAFÍA
importan” 11 reflexiona sobre como Haraway en “Manifiesto Cyborg”. 14 exteriorización mímica.” 17
a través del cuerpo se define nuestra Especialmente en las disciplinas Su implicación en los feminis- ALMONACID, A. Diálogos entre
identidad y subjetividad, es el cuerpo el que inevitablemente se ven condicio- mos y el activismo LGTBIQ las colo- arte y feminismo: la crítica de arte femi-
que es categorizado desde el nacimien- nadas por la experiencia y la propia ca en una posición de crítica hacia la nista como herramienta didáctica. Bogotá:
Universidad Nacional de Colombia, 2012.
to, asignándole un sexo que marcará las corporalidad de las personas que las de- producción teórica de los estudios de (Consultado el 15 de marzo de 2019) Dis-
pautas a seguir por el sujeto en su vida sarrollan, las fricciones se vuelven más género, en la que ellas mismas están ponible en: http ://bd igital.unal.edu.
futura. En este sentido, la matriz de las evidentes cuando el hacer académico inmersas, poniendo en cuestión a la co/11507/1/04489207.2012.pdf
relaciones de género es anterior a la pasa por producir teoría sobre la propia institución universidad y su necesidad BARAÚNA, T. y MOTOS, T. De
aparición de lo “humano”. 12 Por tanto, vivencia, atravesada en muchos casos de revisión en muchos aspectos, tales Freire a Boal: Pedagogía del Oprimido-Teatro
del Oprimido. Ciudad Real: Ñaque, 2009.
el cuerpo debe cumplir con los requi- por desigualdades que se traducen en la como la conexión con la realidad so-
ISBN: 978-84-9676-532-0.
sitos que posibiliten su categorización implicación en el activismo cial, especialmente en el ámbito de las BARRERA, O. El cuerpo en Marx,
de manera que, cuando estos rasgos de La presencia de Las Postpotorras ciencias sociales. Bourdieu y Foucault, Iberofórum. Revista
categorización no se presentan, lo que en el grupo de investigación parte del La presentación que realizaron de Ciencias Sociales de la Universidad Ibe-
queda en cuestión, es la propia huma- hecho de haber compartido la expe- en una de las sesiones del grupo, se roamericana, Universidad Iberoamericana
nidad. El individuo y su cuerpo deben riencia académica en el Máster de Aná- completó con su presencia en las Jor- A.C., Ciudad de México, 2011. ISSN: 2007-
0675 (Consultado el 12 de marzo de 2019)
“performar” las características que le lisis sociocultural del conocimiento y la nadas que tuvieron lugar en noviembre Disponible en: https ://www.redalyc.
identifican dentro de la categoría social comunicación, que desembocó en una de 2018. Las Postpotorras y Carmen org/html/2110/211019068007/
que se les ha asignado. amistad que trasciende el propio más- Romero, una de las voces que miran al BOAL, A. El Arco Iris del Deseo.
Precisamente el cuerpo ha sido ter para explorar como el hecho de en- cuerpo como hacedor de todas nuestras Barcelona: Alba, 2004. ISBN: 978-84-8428-
espacio de conflicto y reflexión tanto trar en la academia nos reconfigura al prácticas, tanto artísticas como acadé- 231-0.
BOURDIEU, P. El sentido práctico.
para las teorías de género como para las encontrarnos en espacios fuertemente micas, se reunieron en unos diálogos
Madrid: Taurus, 1980. ISBN 978-84-3231-
artistas que se sienten identificadas con regulados que nos provocan, en mu- que transitaron por lo académico y lo 302-8.
esta corriente de pensamiento: chos casos extrañamiento e incomo- mamarracho, contando como los dos BUTLER, J. Cuerpos que importan.
“El cuerpo constituye uno de didad al vernos obligadas a plegarnos ámbitos interactúan y las dinámicas Sobre los límites materiales y discursivos del
los ejes principales de preocupación ante sus normas. que se producen cuando un lugar como sexo. Buenos Aires: Paidós, 1993. ISBN:
y análisis del feminismo desde siem- Precisamente en este sentido, la academia o la institución universi- 978-95-0123-811-2.
Butler, yo soy wapa? [sic] (en línea).
pre, ya que el género como proceso de Las Postpotorras producen su vídeo taria se ve okupada por cuerpos que Consultado el 15 de marzo de 2019. Dispo-
configuración de prácticas sociales in- “Butler, ¿yo soy wapa?” [sic] 15 en el que buscan con sus prácticas y su produc- nible en: https://www.youtube.com/wat-
volucra directamente al cuerpo (…) El se evidencia el extrañamiento que se ción de saberes subvertir, cuestionar y ch?v=0CDPCXONma0
cuerpo que somos está efectivamente produce al estar involucradas en ambos plantear situaciones que desestabilizan ESTEBAN, M.L. Antropología del
regulado, controlado, normativizado, ámbitos, el activismo y la Academia, así o intentan desestabilizar las férreas es- cuerpo. Género, itinerarios corporales, identi-
dad y cambio. Barcelona: Edicions Bellate-
condicionado por un sistema de género como la obligación de transitar conti- tructuras de las facultades en las que
rra, 2004. ISBN: 978-84-7290-611-2.
diferenciador y discriminador para las nuamente entre ellos. La propuesta vi- nos educamos. Sus acciones provocan FOUCAULT, M. Vigilar y castigar.
mujeres, por unas instituciones concre- sual que presentaron tiene que ver con situaciones de fricción, que ponen en México: Siglo XXI, 2012. ISBN: 978-84-
tas a gran escala. Pero esta materiali- los lenguajes y marcos que operan en escena malestares y contradicciones 1555-501-8.
dad corporal es lo que somos, el cuerpo cada uno de los entornos, el académico con las que convivimos cada día y lo GOFFMAN, E. Los momentos y sus
que tenemos, y puede ser (y de hecho y el que ellas describen como “activista hacen con los estudios de género, los fe- hombres. Madrid: Paidós, 1988. ISBN: 978-
84-7509-708-1.
lo está siendo) un agente perfecto en la mamarracho” 16, en el que utilizan ves- minismos y la teoría queer como bases. HALL, S. Representation: Cultural
confrontación, en la contestación, en timentas y accesorios que recogen ele- Estar en la academia, decidir en- Representations and Signifying Practices.
la resistencia y en la reformulación de mentos del folclore en contraposición trar en ella y hacerla un modo de vida Londres: Sage Publications, 1997. ISBN:
nuevas relaciones de género.” 13 a la formalidad y seriedad de la aca- implica múltiples gestiones: tiempo, 978-18-4920-563-4.
La relevancia de los estudios de demia, en una suerte de performance esfuerzo, recursos materiales, físicos y HARAWAY, D. El Manifiesto cyborg.
Madrid: Puente Aéreo, 1985. ISBN: 978-
género, aunque creciente, sigue siendo apropiacionista de elementos estéticos mentales. Una forma de inversión en
987-29348-5-9. 
marginal y casi únicamente sustenta- de la cultura popular que interactúan el sistema del capitalismo cognitivo Manifiesto Postpotorras (en línea).
da por mujeres, trans y queer que han con otros propios del ámbito institu- que reporta dudosos beneficios. Y, sin Consultado el 15 de marzo de 2018. https://
accedido a la universidad como una cional. Tal y como afirma Goffman, la embargo, el aura que todavía envuelve www.facebook.com/pg/postpotorras/abou-
suerte de “impostoras” parafraseando historia debe ser contada a través de a la institución sigue nublando la per- t/?ref=page_internal
a Carmen Romero. Impostoras que, recursos visuales limitados y recono- cepción de sus debilidades y necesidad MERLEAU - PONTI, M. Fenome-
nología de la Percepción. Madrid: Península,
con sus cuerpos okupan la Academia cibles: “Tienen que convertir hechos de renovación y actualización de la 1975. ISBN: 978-84-8307-026-0.
aportando una perspectiva experien- oscuros a una forma fácilmente inter- universidad que permanece anclada en MOTOS, T. y FERRANDIS, D.
cial, estudiándose a sí mismas y a las pretable, sirviéndose de procedimien- prácticas y modos de hacer propias del Teatro Aplicado. Barcelona: Octaedro, 2015.
estructuras que las moldean. Se vuelve tos básicos: exhibición de intenciones, pasado. ISBN 978-84-9921-653-9.
aquí imprescindible el concepto de co- organización microecológica de la es- TYTELL, J. The Living Theatre:
Arte, exilio y escándalo. Barcelona: La liebre
de marzo, 1999. ISBN: 978-84-8740-340-8.

11 BUTLER, J. Cuerpos que importan. Sobre 14 HARAWAY, D. El Manifiesto cyborg. Ma-


los límites materiales y discursivos del sexo. drid: Puente Aéreo, 1985. ISBN: 978-987-
Buenos Aires: Paidós, 1993. ISBN: 978-95- 29348-5-9.
0123-811-2.
15 Butler, yo soy wapa? [sic] (en línea). Consul-
12 Ibídem. tado el 15 de marzo de 2019. Disponible en:
https://youtu.be/0CDPCXONma0
13 ESTEBAN, M.L. Antropología del cuerpo.
Género, itinerarios corporales, identidad y 16 Manifiesto Postpotorras (en línea). Consul- 17 GOFFMAN, E. Los momentos y sus hombres.
cambio. Barcelona: Edicions Bellaterra, tado el 15 de marzo de 2018. https://www. Madrid: Paidós, 1988. ISBN: 978-84-7509-
2004. ISBN: 978-84-7290-611-2. facebook.com/pg/postpotorras/about/ 708-1.
64 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

Jornadas 2018
Las Jornadas del grupo permanente de investigación de la Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid “En los márgenes
del arte. Tentativas de emancipación” tuvieron lugar en la Sala El Águila, los días 30 de noviembre, 1 y 2 de diciembre de
2018. Tenían como objetivo comunicar públicamente los resultados del grupo que se había desarrollado a lo largo de ese
mismo año.
Las jornadas se articularon en áreas de investigación que, a partir de la reformulación de unas categorías propuestas
inicialmente desde la dirección del proyecto, han sido definidas por los investigadores que han formado parte grupo. Las
mencionadas áreas eran:

Sabotaje. En la actualidad, el imaginario hege- objetos de consumo del mercado. Nuestro interés en esta propues-
mónico ha aprendido a engordar en- Pero, aunque el sistema asimile ta es explorar diferentes posibilidades
gullendo sistemas de representación la resistencia, siempre siguen quedan- de realizar estos movimientos para in-
marginales y críticos, ha aprendido a do márgenes, lugares fuera de la centra- comodar al sistema, desde la acción di-
expandirse y a fortalecerse a base de lidad del sistema, ajenos y separados de recta, los movimientos sociales, la gue-
acopiar argumentos marginales. Un éste. En estas jornadas queremos pre- rrilla urbana o la recontextualización
arte que trabaje desde la idea de auto- guntarnos qué lugares son estos, cómo de lo institucional, entre otras formas.
nomía pretende elaborar y construir se puede desde las estrategias artísticas
estos lugares alternativos a lo hegemó- contribuir a la elaboración de estos es- Investigadores:
nico, sin embargo, normalmente con el pacios marginales que generen nuevas
paso del tiempo estos intentos acaban posibilidades frente a lo ya establecido Claudia González, José Enrique Mateo, Dos
estetizándose y convirtiéndose en me- y qué panoramas ofrece la dialéctica Jotas, Sebas Cabero y Sergio Domínguez.
ras decoraciones en instituciones o en que establece entre el arte y lo social.

Cuerpos y géneros: Desde este grupo proponemos el abor- lizando identidades de género no bina- ploración de la construcción de identi-
daje de las prácticas artísticas desde la rias, orientaciones no normativas y ex- dad de género y la performatividad de
disputas, tentativas perspectiva de género, prestando aten- plorando el ámbito de lo performativo la misma.
y márgenes. ción a las dinámicas que se producen y la performatividad.
cuando el cuerpo se convierte en su- Para nuestra participación en Investigadores:
jeto y objeto artístico operando desde las jornadas del grupo de investigación
los márgenes del género, mostrando su proponemos una estructura de charla Clara Soto, María Ángeles Fernández
influencia en el hacer del artista, visibi- y taller. Ambos irían enfocados a la ex- y Victoria de Gracia.

Precintar-poscintar La investigación se ha centrado en tor- formas de configurar lo común. las diferentes partes del lugar, generar
no al concepto de ciudad como gene- El carácter lúdico de alguna de nuevas reescrituras sobre la memoria
rador de sentido sobre el sujeto. El es- estas propuestas estudiadas, han servi- del mismo, son algunas de nuestras mo-
pacio urbano, que condiciona nuestra do tanto para recuperar ciertos espacios tivaciones, planteadas a través del juego
identidad como individuos, constituye secundarios dentro de lo urbano, como y de la acción conjunta.
a su vez un papel esencial para la con- para resignificar o reinterpretar sus po-
formación de lo colectivo. Si la articu- sibles usos y funciones. Es por ello que Investigadores:
lación de las diferentes áreas, públicas la propuesta que traemos a colación,
o privadas, ha supuesto históricamente consistiría en una acción de carácter María Fernández, Daniel Herrero
una serie de estrategias desde el po- participativa, basada en la intervención y Víctor Martín.
der a la hora de configurar y modificar sobre un lugar determinado, alterando
nuestras relaciones sociales, el empleo así los significados y usos del mismo.
de otro tipo de tácticas, surgidas desde Reescribir líneas sobre el espacio, gene-
un sesgo horizontal, han abierto una rar nuevas maneras de habitar o rehabi-
respuesta alternativa, buscando nuevas tar, incentivar nuevas conexiones entre

Acepto términos y Actualmente estamos conformados Conocer cómo funcionan dichos vertir el ruido en mensaje; alterando y
por dispositivos y redes que condicio- sistemas y activarlos desde otros modos cuestionando el tipo de subjetividades
condiciones. Subjetividades nan nuestra manera de ser y estar en el de pensar y de hacer se convierte en uno y el (dis)curso de estas corrientes.
hipermediadas. mundo. Somos atravesados por miles de los retos de nuestro contexto con-
de ondas y mediados por sintonizado- temporáneo. Desde el grupo de investi- Investigadores:
res y repetidores de una señal codifica- gación hemos querido poner el acento
da, clave para el ejercicio del poder en en la comprensión de los códigos de Patricia Sádaba, Ricardo Tourón
la era del algoritmo. transmisión donde se hace posible con- y Paula Lafuente.

Artificios entre las La cotidianidad tiene un rasgo significación… de ahí el peso y la fuerza Investigadores:
esencial: no se deja agarrar. Se escapa. cotidiana.
urgencias del día a día. Pertenece a la insignificancia, y a lo
Cuarto de invitados, Edward Jobst Andrews
y Gloria G. Durán.
insignificante sin verdad, sin realidad, Maurice Blanchot.
pero quizás también sea el lugar de toda
65

El programa, que se completó con ponencias de conferenciantes ajenos propuestos


desde las diversas áreas, lo detallamos a continuación.

30 de noviembre
17:00-17:30 Inauguración de jornadas. Planteamientos generales del proyecto.
Laura de la Colina, Alberto Chichón y Daniel Villegas. Presenta-
ción de acción colectiva propuesta por el grupo Precintar-poscin-
tar.

Sabotaje. Claudia González, José Enrique Mateo, Dos Jotas,


17:30-20:30 
Sebas Cabero y Sergio Domínguez.


Presentación de Proyecto Ibidem. José Enrique Mateo y Claudia
González

Presentación de “La Jodida Calle”, acciones urbanas. Sebas Cabero


y Dos Jotas

Presentación de Artivismo y cultura colectiv@: estéticas y retóricas


marginales. Sergio Domínguez

Ponencias

Saioa González. En contingencia. La degradación de las relacio-


nes laborales en los últimos tiempos con la llegada de las nuevas
formas de organización del trabajo de la empresa neolibreral, nos
hace entender que es necesario emprender la acción de rescatar la
capacidad para pensar completa y radicalmente el trabajo a partir
de la experiencia que tenemos de ese espacio en sus formas ac-
tuales. A través de un recorrido por el proyecto En Contingen-
cia, se planteó cómo la acción directa es un espacio de libertad
y creatividad en tanto que supone una acción no mediada y una
concepción de uno mismo capaz de tomar las riendas de su vida
en todas sus dimensiones.

Mar Núnez. Ser parte de la bestia. Asumiendo que estamos, hoy


día, plenamente integradas en el neoliberalismo, puesto que es la
“cultura” hegemónica y nos atraviesa vitalmente (en las formas de
trabajo, consumo, ocio, vivienda, etc.), hablar de desplazamien-
to o de huida, no solo no parece posible, sino que tampoco sería
apropiado categóricamente. Podemos decir, aunque suene escan-
daloso, que somos parte de la bestia y es imposible huir de noso-
tras mismas. ¿Quiere decir eso que no hay nada que hacer? Sin
duda no.

Esta conferencia quería explorar el concepto de acción distribuida


desde una práctica híbrida entre arte y política (ambos términos
tomados en su sentido más básico, más radical, si se quiere).

1 de diciembre
Cuerpos y géneros: disputas, tentativas y márgenes. Clara Soto,
10:00-13:00 
María Ángeles Fernández y Victoria de Gracia.


Presentación de Taller de Drag King. María Ángeles Fernández y
Clara Soto

Presentación de “Butler, yo soy wapa?”: Feminismo academicista


versus mamarrachismo. Victoria de Gracia

Ponencias (conferencia y taller)

Carmen Romero (conferencia) + Las postpotorras (Taller). La



performance como terreno de exploración de la corporalidad y el gé-
nero. Transformismo, travestismo, los roles de género y la cons-
66 EN LOS MÁRGENES DEL ARTE. TENTATIVAS DE EMANCIPACIÓN

trucción de identidades masculinas. Reflexión acerca de los me-


canismos indentificados como propios del género masculino que
se asocian a la autoridad, y las mujeres que recurren a ellos para
conseguir una posición de poder.

L.M. Taller: Runaway: “The category is not men or women realness”.


En el taller se realizó una pequeña introducción a la escena Ball-
room como espacio político propio de la comunidad LGTBIQ+.
A continuación, se propuso un Runaway en el que se pedió a lxs
participantes que desfilaran con la ropa y accesorios que lleven
encima.

Precintar-poscintar. Daniel Herrero, Víctor Martín y María


13:00-14:00 
Fernández.


Presentación de Los encuentros de Miami. Víctor Martín y Daniel
Herrero

Presentación de Sostener una situación. María Fernández.

Acepto términos y condiciones. Subjetividades hipermediadas.


17:00-20:30 
Patricia Sádaba, Ricardo Tourón y Paula Lafuente.

Presentación de <head><b> Pensar pensando las máquinas que


nos piensan</b></head> en. Ricardo Tourón y Patricia Sádaba.

Presentación de Made in jerga. Paula Lafuente.

Ponencias

Solimán López. Umbrales mediados/mediales. La codificación de


la retina. La aportación de Solimán López se centró en los lími-
tes entre la mirada mediatizada por los mass media y la sociedad
de la comunicación en general y el aprehendizaje de las lógicas
digitales. Ambas situaciones devienen en una retina codificada
y aumentada que ha desprovisto al mundo de su tradicional di-
mensión para aportar una nueva capa de información, que pronto
dejará de ser notable para convertirse en parte de. Este análisis
fronterizo fue además ejemplificado con la muestra de algunos de
los últimos trabajos desarrollados por el artista.

Alberto González Pulido. Captchalismo. Acciones de ámbito digi-


tal y sus consecuencias legales y éticas. ¿Va primero la ley o lo digi-
tal? ¿Es actualmente nuestro ordenamiento jurídico competente
para legislar en el ámbito digital? Desde el año 2000 hemos expe-
rimentado como sociedad un cambio drástico, y quizás violento,
en nuestra forma de relacionarnos, en nuestro concepto de intimi-
dad, y sobre todo, de libertad.

2 de diciembre
Artificios entre las urgencias del día a día. Edward Jobst An-
10:00-14:00 
drews, Cuarto de Invitados y Gloria G. Durán


Presentación de Puerta Abierta vol.II: Más allá del límite. Cuarto
de invitados.

Presentación de Séance Airbnb. Edward Jobst Andrews.

Ponencias (Acciones)

Raquel G Ibañez. How to become invisible trabaja en torno a la


idea de producciones no visibles, de la invisibilidad, de la desapa-
rición y de la imposibilidad de transmitir el carácter intransferible
de la experiencia, utilizando las herramientas necesarias para con-
seguir nuestra disolución total en el ambiente.

Bwelke. Donde Oscarito. Propuesta que nos trajo el colectivo


Bwelke (Lorenzo García-Andrade, María Buey y Juanito Jones)
donde en un ejercicio de hiperrealismo se tratara de transformar
el espacio de El Cuarto de Invitados en una barbería cubana. Tra-
bajando en distintas capas, desde estéticas a políticas. Donde Os-
carito busca cuestionar las fronteras, los usos y los trasvases entre
el espacio público y el espacio privado.

Laura Inclán. Única y excesiva, Laura Inclán es la Gran Patóloga



Cupletista de este país. Una artista que canta cuplés y demuestra
porqué es el género más feminista e iconoclasta de todos.
Rendiremos tributo a las cupleteras más rebeldes y sicalípticas.
67

Créditos

También podría gustarte