Está en la página 1de 3

Elección y enunciado del problema

Selección del tema de investigación


Es recomendable que la idea surga de un área de interés del investigador, de una motivación
interna y un cierto conocimiento del tema; que exista suficiente información bibliográfica y
electrónica, que sea factible recoger datos de interés, que sea relevante y aporte ideas al
conocimiento. Es importante tener presente que no debe obligarse al investigador a abordar un
tema con el cual no se identifica.
A continuación, quiero señalar algunas recomendaciones que proporcionan Hernández, Fernández,
& Baptista (2003) para orientar dicha selección:

1. Trata de seleccionar un tema novedoso que no haya sido estudiado muy a fondo y, si lo ha
sido, lo puedas abordar desde una perspectiva diferente. Analiza si llena los requisitos exigidos
para una tesis o trabajo de grado que debes preparar.
2. Comienza por indagar acerca del tema que llamó tu atención. Investiga a través de Internet
qué se ha publicado del mismo; lee materiales impresos que lo contengan; periódicos,
revistas; habla con profesores que puedan ayudarte a darle claridad a tu idea.
3. Visita bibliotecas y ubica Tesis que contengan antecedentes que se relacionen con la
temática que te ocupa; pueden ser tesis publicadas y estructuradas que reportan los
resultados de la investigación o análisis anteriores.
4. Ubica temas ya investigados pero menos estructurados sobre los cuales existen pocos
documentos escritos y además dispersos. De ser así, habla con profesores, expertos en el tema,
amigos. Internet sigue siendo un gran recurso en estos casos. La combinación de fuentes
conduce a definir el área temática a abordar.
5. Un mismo tema puede ser abordado desde diversos ángulos; selecciona la perspectiva
principal, no única, desde la cual lo harás. Aunque tu estudio se centre en una perspectiva en
particular no hay que olvidarse de otras que lo atañen. Ejemplo: el acoso escolar podría ser
abordado desde el punto de vista psicológico para estudiar los procesos emocionales del
acosador y el acosado; también se puede observar desde el punto de vista familiar, ejemplo:
cómo es el entorno personal de los estudiantes acosadores y acosados. Lo importante es
establecer qué perspectiva conducirá el estudio y seguir la línea seleccionada.

POR ZULAY / MARTES, 17 JULIO 2018

https://apruebatodo.com/blog/seleccion-tema-investigacion/

Planteamiento del problema

El planteamiento del problema es el proceso que explica cuál es la dificultad a resolver en una
investigación. Esto forma parte esencial del método científico en cualquier área de la ciencia.

Saber elegir un problema es el punto de partida de cualquier investigación. En ciencia, un


problema es una dificultad que necesita de una investigación para poder resolverse.

El proceso problema-investigación-solución es una cadena de eventos, según Mario Bunge. A


su vez, la solución de cualquier problema puede convertirse en un nuevo problema.

Para empezar una investigación, la primera consideración que debemos tener es "¿estamos
interesados en este asunto?".
El trabajo de investigación no puede llegar a buen fin si no hay antes una curiosidad y un
interés libre asociado desde el inicio.

Etapas en el planteamiento del problema


Reconocimiento de los hechos

Primero hay que partir del reconocimiento de los hechos, esto es, examinar los hechos que
sustentan el problema, clasificarlos y seleccionarlos de tal forma que sean relevantes para la
investigación. En resumen, es la búsqueda del conocimiento previo, es decir, toda aquella
información que conocemos y que hemos recabado sobre lo que queremos resolver.

La elección de los problemas está determinada por el estado del conocimiento ya existente
sobre el asunto. Si los conocimientos son escasos no pueden formularse problemas profundos
que puedan resolverse. Por ejemplo, los problemas con los que se enfrentó Einstein no
hubiesen podido resolverse si antes no hubiese estudiado los trabajos de Isaac Newton y Max
Plank.

Descubrimiento del problema

Una vez establecidos los hechos, se busca aquello que no concuerda con lo conocido hasta el
momento y que queremos resolver. Todo problema está incluido en un conocimiento
preexistente.

Para conseguir problemas podemos buscar puntos débiles en soluciones conocidas o aplicar
soluciones conocidas a situaciones nuevas y ver si siguen funcionando.

También podría funcionar relacionar problemas de campos diferentes. Como, por ejemplo,
relacionar el crecimiento descontrolado de una población (problema social) con el crecimiento
descontrolado de células en un tumor (problema biológico).

Formulación del problema

Es la elaboración de la pregunta con mayor posibilidad de ser la correcta a partir de lo que se


conoce sobre los hechos.

Todo problema debe estar bien formulado. Esto es, debe contener tantas variables como
incógnitas y debe presentar una suposición correcta. Por ejemplo, ¿cuál es el efecto de la
aspirina?, esto supone que la aspirina, que es una variable, tiene un efecto, que es la incógnita.

Ana Zita

https://www.todamateria.com/planteamiento-del-problema/

Cronograma del proceso de investigación