Está en la página 1de 7

RESUMEN

El compresor
Compresores de émbolos axiales y cilindrada fija El compresor está formado por una
carcasa de aluminio que sirve de soporte a los restantes elementos, además de permitir su
anclaje y fijación al bloque motor, mediante los pertinentes soportes. En la parte central
están situados los cilindros, de forma equidistante y paralela, dentro de los cuales se
mueven los émbolos, en número que oscila de 5 a 7.

Eje de impulsión Disco oscilante Émbolo Válvula aspirante/impelente En su parte


delantera se disponen las culatas, en las que se encuentran ubicadas las válvulas de
aspiración e impulsión de tipo membrana, mediante las cuales se controla la entrada y
salida del fluido. En su funcionamiento, es necesario que aspire solamente gas, pues el
líquido es incompresible y provocaría la destrucción del compresor.

El movimiento alternativo de los émbolos lo proporciona un disco oscilante inclinado,


conectado mediante bielas y rótulas a los primeros. El disco, en su movimiento roto-axial,
provocará el empuje y tracción de las rótulas, las cuales, mediante las bielas, producirán
en los émbolos un movimiento lineal alternativo.

Las rótulas se disponen en el llamado anillo de rótulas, el cual es accionado por el plato
oscilante, pero que a diferencia de este, no gira, sino que tan sólo se desplaza axialmente.
De no ser así, las bielas se verían arrastradas por el giro del disco oscilante,
imposibilitando el funcionamiento del compresor.

Compresores de cilindrada fija, con émbolos de doble efecto


Es una variante sobre el sistema anterior, en la que los
émbolos, impulsados a través de las articulaciones, se
desplazan en un cilindro con dos cámaras de compresión
opuestas. De este modo, cuando el émbolo comprime el
fluido en una cámara, aspira a su vez en la cámara
opuesta por su otra cara, de ahí la denominación «de
doble efecto».

Para ello, presenta la particularidad de que el plato


oscilante se intercala entre ambas caras activas de los
émbolos, en su parte media, prescindiendo de las bielas,
al disponerse las rótulas directamente entre el plato y el
émbolo.
Este tipo de compresores cuenta con dos culatas opuestas, con los juegos de válvulas
correspondientes. Los respectivos conductos de entrada y salida de refrigerante de cada
culata se unifican en un conducto único (uno de cada tipo), para su conexión con las
conducciones exteriores
Compresores de cilindrada variable
Disco oscilante Carcasa
Este tipo de compresores
es cada vez más empleado
hoy en día, por las ventajas
que ofrece en cuanto a
regulación y consumo
energético. Al poder
ajustarse el caudal de
refrigerante a las
necesidades de
funcionamiento, no sólo se
mejoran sus posibilidades
de regulación, sino que las
pérdidas de potencia
generadas por el arrastre se ajustan a las citadas necesidades de funcionamiento.
igual que las pérdidas por arrastre. Ello permite prescindir de la válvula de expansión (que
no del dispositivo expansor), al cumplir el compresor la función de regulación de caudal
que esta efectúa. La regulación de caudal se efectúa mediante la variación de carrera de
los émbolos, la cual a su vez viene dada por la inclinación del plato oscilante. Cuanto más
perpendicular sea el citado plato al eje de giro del compresor, menor será su inclinación,
y más reducida será por tanto la carrera de los émbolos

EL CONDENSADOR

El condensador es un
intercambiador de calor formado
por un serpentín tubular rodeado
de aletas disipadoras, con las que
se consigue una mayor superficie
de intercambio con la atmósfera.
Su función es la de evacuar el
calor del fluido frigorífico que se encuentra en estado gaseoso y a alta presión, para que
pase a estado líquido. La temperatura del fluido baja en unos 40 °C. Se suele situar por
delante del radiador del circuito de refrigeración del motor, para aprovechar la corriente
de aire que provoca el vehículo en su movimiento. El electroventilador suele ser comú
ELECTRO VENTILAD

Su ubicación depende del vehículo,


siendo frecuente que se sitúe por
delante del condensador. Su
alimentación queda a cargo del
presostato cuando este es de tres o
cuatro vías. En muchos casos se
disponen dos electroventiladores, de
tal manera que uno de ellos se activa
solamente en caso de grandes
demandas de refrigeración o
elevadas temperaturas exteriores.

En otros casos se dispone un único ventilador, de grandes dimensiones, accionado


mediante dos relés diferentes, para así conseguir dos velocidades de funcionamiento. En
los vehículos más modernos, el electroventilador es alimentado mediante una corriente
pulsatoria, tipo PWM, con dwell variable.

La velocidad de giro depende directamente de dicho factor dwell. Se dispone para ello de
una centralita específica para el electroventilador, ya que es frecuente que en estos casos,
el electroventilador sea compartido con el sistema de refrigeración del motor, para
efectuar el enfriamiento del radiador perteneciente a dicho sistema.

EVAPORADOR

El evaporador es el intercambiador de calor instalado en el lado de baja presión, mediante


el cual se enfría el aire que se va a introducir en el habitáculo, para así proceder a su
refrigeración.
Para ello, el fluido absorbe calor de la
corriente de aire, antes de que este entre
en el habitáculo. El incremento de
temperatura en el refrigerante es decisivo
para finalizar el proceso de vaporización
del fluido, que se encontraba en estado
difásico tras su paso por el expansor.

En el evaporador se produce un proceso


de absorción de humedad, ya que el vapor
de agua del aire que lo atraviesa tiende a
condensarse en su superficie. Ello
propicia una disminución en la humedad
relativa del aire que se introduce en el
habitáculo, lo cual resulta beneficioso
para el desempañado del parabrisas
delantero, pero perjudicial para los
ocupantes. Para controlar la humedad del aire, los modernos sistemas de climatización de
control electrónico, mezclan las corrientes de aire que atraviesan el aerotermo y el
evaporador.

El agua procedente de la condensación ha de ser recogida y evacuada, por lo que se


dispone un conducto de drenaje, mediante el cual se vierte dicho agua al exterior. La
estructura del evaporador es similar a la del condensador, ajustándose sus dimensiones a
las de la caja climática. Para compensar su menor anchura y altura respecto al
condensador, su grosor es más elevado que el de este. 1,2/2,5 bar –10/–15 °C

Otro inconveniente surgido de la condensación de agua en el evaporador es que esta


podría llegar a congelarse en su superficie, lo cual interrumpiría el ciclo de
funcionamiento, al no absorberse calor del aire exterior. Para evitarlo, se instala un sensor
de temperatura en el evaporador, mediante el cual se detecta la formación de hielo,
procediéndose en dicho caso a la desconexión del compresor. 1,2/2,5 bar 6/12 °C 6.55.
Evaporador. B.P. B.P.

VALVULA TETRMOSTATICA DE EXPANSION

Es el primer tipo de válvulas utilizado, y en ellas la regulación se producía tomando la


temperatura del evaporador mediante un capilar y un bulbo sensor en contacto con este.

La posición de la válvula es mantenida por el diafragma (2) que es gobernado por el bulbo
sensor (1), situado a la salida del evaporador (3), y conectado con la cápsula-diafragma a
través del capilar, ambos llenos de refrigerante. Cuando aumenta la temperatura del fluido
a la salida del evaporador, el refrigerante contenido en el 2 bulbo, en el capilar y en la
cápsula, ven incrementado su volumen. Ello produce el desplazamiento de la membrana,
la cual a su vez empuja a la válvula, aumentando de esta forma el caudal. Como
consecuencia de ello se produce una disminu3 ción de temperatura en el evaporador, que
hace que la membrana y la válvula se retraigan, disminuyéndose el caudal. El ciclo se
repetirá dependiendo de la transferencia térmica en el evaporador, así como de la presión
suministrada por el compresor

FILTRO SECANTE

En los sistemas con válvula de expansión, el filtro se instala a la salida del condensador,
y por él circula fluido en estado líquido. Cumple las siguientes funciones en la instalación:

– Actúa como depósito de reserva.

– Amortigua las oscilaciones de presión provocadas por el compresor.

– Filtra el líquido en circulación.

– Absorbe la humedad contenida en la instalación, la cual puede producir hielo en la


válvula de expansión, llegando incluso a bloquearla.

En la parte superior de la botella se instala un visor mirilla, a través del cual se puede
observar el paso del fluido, en estado líquido, por el circuito. Los valores máximos de
humedad permitidos en el fluido
refrigerante oscilan entre 12 y 15 ppm.

En el caso de los equipos con sistema de


expansión mediante válvula de espiga, el conjunto se instala en la zona de baja presión,
entre el evaporador y el compresor. Recibe el nombre de depósito colector,
diferenciándose del anterior en que trabaja a una presión mucho más reducida (de 14 a
1,5 bares). Debido a ello no cuenta con mirilla, ya que por su ubicación el fluido se
encontrará en estado gaseoso dentro del filtro