Está en la página 1de 7

Historia del café en Honduras

Información recopilada por Helga Zavala para su informe de Monografía Final sobre Beneficios
y Exportadores de Café.

A pesar que no existen datos concretos que determinen con certeza ni la época en
que fueron traídas a Honduras las primeras semillas y plantas de café, se considera que la
fecha más antigua sobre la llegada del Café a Honduras fue en 1799: “a juzgar por las
importaciones que se hacían de Cuba al reino vía el puerto de Trujillo, según informa la Gazeta
de Guatemala: seis quintales de café en grano” el 12 de Septiembre de 1799 en la goleta La
Reyna Luisa; “tres barriles de café” procedentes de la Habana” , así mismo según dicha autora,
durante ese período del siglo, por esta vía del puerto de Trujillo, se hicieron muchas otras
importaciones de Café desde las Antillas al reino (aún y cuando, ya Guatemala exportaba Café,
en pocas cantidades). (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Se menciona que la producción de Café en Honduras se inicia por el año de 1835,


mientras el Ing. Edgard Ortiz en su libro “Estudio Analítico del problema Cafetalero en
Honduras” publicado en 1953, por el Banco Nacional de Fomento, citando el “Anuario
Estadístico” de don Antonio R. Vallejo, publicado de 1889 a 1993. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Se refiere al censo levantado en 1801, por don Ramón Anguiano, Gobernador


Intendente y Comandante General de Centroamérica, en su visita a Honduras dice: “Año 1804,
“el Café es de tan excelente calidad como el de moka, se cree que haya sido sembrado por
algunos curiosos, porque ha pocos años que se conoce en esta provincia, y aunque se cosecha
en poca cantidad, pudiera cosecharse en mucha…., por lo que se asume que el Café llega a
Honduras a finales del siglo XVIII. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

El Ing. Don Pompilio Ortega, Director de Agricultura; hombre amante del cultivo del café, al
respecto dice:

Una fuente de información es la que nos cuenta la tradición “Parece que los primeros
granos de café vinieron a Honduras, traídos de Costa Rica, por comerciantes ambulantes y
sembradas en Manto, en ese tiempo, cabecera del Departamento de Olancho y que se trataba
de la variedad arábiga”. Se dice también que para 1804, el cultivo era ya conocido para los
antiguos habitantes de Comayagua. (Ponce)

Así mismo está documentado que más tarde en el año 1860, un señor Luna importó a
Honduras semilla de café proveniente de Guatemala, a fin de sembrar en el departamento de
Santa Bárbara, información aportada por el Dr. Jesús Aguilar Paz. (Ponce)

También hay una serie de diversas versiones sobre la introducción del Café al país,
todas las cuales deberían ser consideradas. El café es, sin duda, una de las bebidas más
deliciosas y populares del planeta. También una de las más antiguas. Su nombre viene del
vocablo turco kawah, que significa "lo que maravilla y da vuelo al pensamiento". (HWC,
Honduran Western Coffee´s, 2011)

Así mismo Honduras se ha destacado por su producción de cafés finos con base en las
características agro-climáticas, organolépticas, culturales, socioeconómicas y ambientales de
cada región. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)
Fomento del cultivo de café en Honduras

A partir de la Independencia, el primer gobernante que se interesó por la industria del


café en Honduras, fue el expresidente Don Coronado Chávez. (Ponce)

A través del decreto legislativo, publicado en el Diario Comercial, No. 5076 del 19 de
Febrero de 1849, que en su artículo 3 decía: El café cultivado en Honduras, será libre de
extracción y consumo, y quedan además exentos de pagar diezmo, primicia y cualquier otro
impuesto por el término de diez años, según lo expresado por el historiador Edgar Ortíz en su
escrito, “Historia del Café en Honduras”, Parte 1, Capítulo 1 del año 1953. (Ponce)

De igual manera se considera que el gobierno del Dr. Marco Aurelio Soto se erigió
como propulsor primordial de la agricultura y principal impulsor del café en el año 1887, lo
anterior es descrito por los historiadores: Valenzuela J.R. y Argueta M. en el año 1978, en su
escrito “Marco Aurelio Soto y la Reforma Liberal de 1876”, al afirmar que a menos de un año
de asumir el poder, la administración de Soto emitió el 29 de Abril de 1877 un decreto que
tenía por objeto fomentar la agricultura; promoviendo particularmente los cultivos de café,
caña de azúcar, jiquilite y cacao. (Ponce)

Un estímulo adicional del decreto según Brignoli Pérez (1973), era la exención de
impuestos de exportación para el café, azúcar y cacao; así como facilidades para la adquisición
de terrenos propiedad nacional y la expedición gratis de los correspondientes títulos. (Ponce)

El crecimiento de la caficultura en Honduras a fines del siglo XIX y primeras décadas del
XX, en comparación al desarrollo alcanzado por Guatemala, El Salvador y Costa Rica, puede
considerarse tardío e incipiente, lo cual se prolongó hasta la mitad del siglo XX. (Ponce)

A partir de entonces y más específicamente a principio de la década de los años 60, la


caficultura en Honduras irrumpe con particular impulso y con una rapidez de crecimiento
sorprendente, consolidándose en los últimos 30 años de la segunda mitad del siglo XX, con
posibilidades legítimas de poder constituirse en los primeros años del siglo XXI en el primer
productor de Centro América. (Ponce)

Historia del café en Occidente

La región de Occidente de Honduras por su ubicación geográfica, su importancia


estratégica desde los tiempos antiguos; sus pobladores de las Etnias Lenca y Chortis hicieron
de ella una de la zonas más relevantes durante las diferentes etapas de su existencia, siendo
los sistemas de cultivo, la conservación e intercambio de especies importantes, las tradiciones
culinarias y las diversas tecnologías silvo-agrícolas implementadas hasta nuestros días. (HWC,
Honduran Western Coffee´s, 2011)
En esta zona se produce un café extraordinario, cosechado a mano y procesado
artesanalmente, un lugar único y mágico con gente muy noble y muy leal, su riqueza
inigualable en diseños arquitectónicos coloniales, esto sumado a la preservación de la cultura y
costumbres de su gente, da como resultado un fuerte entramado social. (HWC, Honduran
Western Coffee´s, 2011)

Los valores, tradiciones y conocimientos sobre la producción y procesamiento del café


son pasados de generación en generación, cuyos productores viven y dedican su mayor tiempo
a sus cafetales, produciendo en armonía con el medio ambiente, conservando y protegiendo la
naturaleza y su biodiversidad. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Podríamos preliminarmente escribir que el cultivo y establecimiento del Café como


producto comercial como hoy lo conocemos ha tenido tres diferentes momentos/etapas: La
primera como planta de jardín, “por la curiosidad de unos cuantos” como dice don Ramón
Anguian, incluyendo en esto la hipótesis de los Curas mencionados. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

La segunda: cuando el Café pasa a ser una planta de solar, con tendencia a proveer las
necesidades de consumo familiar (no hay huerto o solar en Occidente donde no haya Café y
diversos tipos de plátanos predominantemente, además de una diversidad de otras especies
vegetales autóctonas o introducidas). (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

La tercera: el Café como planta cultivada para una escala comercial (que a su vez tiene
varias etapas, circunstancias e impulsos hasta nuestros días). (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Ya en 1873, la Municipalidad de Corquín Copán, en un Acta de la misma, mencionaba


que para ese entonces en dicho Municipio habían establecidas cerca de 130 fincas, con áreas
comprendidas entre 1 y 5 manzanas, desde unos siete o diez años atrás. (HWC, Honduran
Western Coffee´s, 2011)

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX pueblos como Trinidad, Colinas, San
Nicolás, Atima e Ilama en el Departamento de Santa Bárbara y Corquín en Copán, Lepaera,
Gualcinse y San Andrés en el Departamento de Lempira, así como San Francisco y San Marcos
de Ocotepeque, fueron pioneros en este rubro en el Occidente del país. (HWC, Honduran
Western Coffee´s, 2011)

El desarrollo de la caficultura en esta zona ha estado asociado a los nexos familiares,


afines, geográficos, de comercio y culturales, con la República del Salvador. (HWC, Honduran
Western Coffee´s, 2011)

Desde el uso de variedades comunes como “Typica denominada en la zona como Café
Indio o Cafeton, para después continuar con la introducción la variedad Bourbon en los años
1950, y luego Pacas, Caturra, Catuaí y otras. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

La producción se realizaba en terrenos con condiciones Agroecológicas apropiadas, la


selección del sitio era vital, con sombra natural, de buen suelo y clima; se necesitaban áreas
pequeñas (una ventaja fundamental del Café). (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Las prácticas agrícolas como: La siembra, selección de almácigo, constituyeron en


alguna medida prácticas generalizadas, por ejemplo se seleccionaba la plántula para el campo
definitivo, obteniéndola a partir de las que nacían naturalmente a la orilla de las quebradas
(riachuelos) donde se acumulaban, o las que los pájaros o murciélagos dejaban caer en su
busca de alimentos, en un proceso de selección natural. (HWC, Honduran Western Coffee´s,
2011)

La plántula se sembraba en campo definitivo, haciendo un agujero en la tierra con una


especie de barra de una planta de especie local apropiada, disponible en el lugar, llamada
“siembra de escoba”. Las prácticas de mantenimiento se centraban en limpias, podas, agobios,
más cierto manejo fitosanitario. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

La producción era marcadamente cíclica, un año bueno, dos para recuperarse. Cuando
era la época de cosecha (Noviembre-Febrero-Marzo), la familia emigraba si vivía en el pueblo,
si no incrementaba su trabajo, el Café ha unido las familias, su funcionamiento solo ha sido
posible en un proceso de intercambio de esfuerzos intrafamiliares. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Beneficiado

Hasta los años cuarenta, y principios de los cincuenta el café se secaba en la cereza,
llamándole Café Guacuco, cuando ya estaba seco; se secaba en patios de tierra algunos de los
cuales habían sido apisonados y compactados manualmente. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Posteriormente se seleccionaba a mano para limpiarlo; también se secaba en patios de


ladrillo cocido (ladrillo rafón), donde el Café se secaba mejor. Posteriormente se trillaba, fuera
en unos troncos vaciados de diferentes maderas, llamado: Mortero, Piladera, etc. (HWC,
Honduran Western Coffee´s, 2011)

Cuando la finca era más grande se usaba una Trilla, la cual consistía en un canal hecho
de ladrillo o lámina, en una circunferencia completa, dentro de la cual se había colocado Café
guacuco, y sobre el cual transitaba una rueda de madera que los pisoteaba tirada por una
bestia mular, que giraba entorno, atada a un timón que tenía como eje el centro de la
circunferencia. Lugares como Lepaera, San Francisco del Valle, Trinidad, Colinas las usaron.
(HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Comercialización

El Café se vendía en oro a San Pedro Sula por caminos y derechuras, tardándose varios
días en la travesía; también lo vendían a la República del Salvador desde San Marcos de
Ocotepeque, Corquín Copán, varios caficultores se unían y hacían el viaje juntos, a lomo de
mula, tardándose varios días en llegar, haciendo estaciones en lugares conocidos; hasta un
lugar cerca de San Salvador llamado la Toma de Aguilares, allí esperaban el tren que pasaba, la
última parte del viaje lo hacían por ese medio. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Hubieron en varios pueblos, personas que se encargaban de prestar ese servicio,


poseyendo 20-50 mulas de carga, de cuyo mantenimiento y manejo se especializaban. Llevar el
Café, al comprador, era una alternativa; venderlo en el lugar a comerciantes salvadoreños, que
llegaban era otra. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)
Así mismo también era común los intercambios, porque era cuando el papel moneda
era tan escaso y las transacciones se realizaban en función de trueque: Café por mercaderías
traídas por los salvadoreños (ropa, jabón, dulces, zapatos, camisas, alambre de púas,
sombreros, clavos, etc.), o por bestias de carga y de silla; durante mucho tiempo el precio de
las mercaderías lo determinaba el precio del Café. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Con la llegada del avión de carga y de pasajeros (de las empresas TACA y SAHSA), el
Café también se transportaba por esa vía, hacia San Pedro Sula, durante los años entre 1940 y
1965, hubieron campos de aterrizaje en: Santa Rosa, Concepción (anteriormente), Corquín,
Ocotepeque, San Marcos de Ocotepeque, Copán Ruinas, etc. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Posteriormente, con el aumento de la superficie cultivada de Café, la red de carreteras


se amplió poco a poco, entonces comienza una nueva era con el transporte terrestre. (HWC,
Honduran Western Coffee´s, 2011)

La calidad del Café de esta Zona siempre reconocida y diferenciada por diversos
Comercializadores y Exportadores, así como localmente, nacionalmente e internacionalmente.
(HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Población

La región de Occidente de Honduras está conformada por los departamentos de


Lempira, Copan, Ocotepeque y oeste de Intibucá, colindan con la frontera de El Salvador y
Guatemala. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

La región de Occidente, es una de las más importantes del país, por sus altos índices de
producción y desarrollo organizativo. Contribuyendo con más de 1.6 millones de quintales y
más de 24,925 productores (Representa el 39 % producción nacional), siendo la zona con
mayor rendimiento por manzana del país. Población total en la zona piloto: 826, 975
habitantes en el área geográfica: 9,637.97 km2. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Zonas de cultivo

La cultura cafetalera de la región de occidente se caracteriza por realizar semilleros


sobre camas de tierra donde es colocada la semilla que germina en 45 días, para luego al estar
la planta en chapola se pasa a la bolsa que tiene como sustrato tierra con abono orgánico, y
posteriormente en 5 a 7 meses después se procede a la siembra en el terreno. (HWC,
Honduran Western Coffees, 2011)

Dentro de las prácticas realizadas está el manejo de malezas realizando una o dos
chapias por año con machete, así como el manejo de sombra y manejo de tejido utilizando
podas de recepa selectivas y en algunas ocasiones recepas por lotes o por ciclos con sierra cola
de zorro o machete, también se realizan descopes, podas medias y poda sanitaria. Se realizan
una o dos fertilizadas por año. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Las densidades de siembra comunes son de 2,000 a 3,500 plantas por manzana. La
sombra más utilizada son las ingas, musáceas y en menor grado plantas silvestres. La cosecha
inicia en diciembre hasta abril en las zonas por encima de 1,000 msnm, la floración se produce
en los meses de Mayo y junio. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)
Las variedades más representativas de la región son el Catuaí (46.2%), Caturra (17.5%),
Bourbon (9.0%), Pacas (8.7%) y otros como Typica, Lempira, Ihcafe 90, Villasarchí, etc. (HWC,
Honduran Western Coffee´s, 2011)

La zona cafetalera presenta una topografía irregular dividida por cordilleras


montañosas, sierras, cerros, con terrenos de pendientes que van de 20 hasta más de 45
grados, y alturas de 1,000 hasta 1,750 msnm. Cuenta con los ríos de Cucuyagua, Aruco,
Jicatuyo, Higuito, Mocal, San Juan, Guarajambala, Lempa y Sumpul, dentro de los macizos
montañosos están: Celaque, Merendón, Pucas, Camapara, Güisayote, Erapuca, Espíritu Santo,
Gallinero, Cerro Azul, Cerro Verde, Monte Cristo. (HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

Comercialización

La comercialización de café en Occidente se compone por Intermediarios y


Exportadores, así también hay productores compradores de café, cooperativas y empresas
mercantiles. (HWC, Honduran Western Coffees, 2011)

En cuanto a la comercialización del café, el 75% de los productores venden su café en


pergamino húmedo, el 20% lo hacen en pergamino seco, el 5% lo venden en uva recién
cortada. El 75% de los productores venden su café a intermediarios, 10% a exportadoras y 15%
manejan su café a través de sus Cooperativas, empresas asociativas o empresas mercantiles.
(HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

En la región existen 184 intermediarios (123 activos) y 11 exportadores, que


comercializan café, según información registrada en el IHCAFE. (HWC, Honduran Western
Coffee´s, 2011)

Las principales casa exportadoras presentes en la región son:

 Becamo

 Molinos de Honduras

 Sogimex

 Beneficio Santa Rosa

 Inaginsa

 Exprocci

 Bon Café

 Café Bermejo S.A. (BERMEJO)

 Cigrah.

 Olam

 Cafex

(HWC, Honduran Western Coffee´s, 2011)

El flujo de café de la zona productora de los departamentos de Copán, Ocotepeque,


Lempira y San Juan, Intibucá, se concentra en Santa Rosa de Copán, donde es preparado para
exportación, para luego transportarlo a Puerto Cortés. (HWC, Honduran Western Coffee´s,
2011)

También podría gustarte