Está en la página 1de 530

LA PATRIA ES EL OTRO

Pensamiento y acción de
Cristina Fernández de Kirchner
desde sus discursos (2007-2015)

EDICIÓN A CARGO DE CARLOS SANTOS SÁEZ


LA PATRIA
ES EL OTRO
Pensamiento y acción de
Cristina Fernández de Kirchner
desde sus discursos (2007-2015)

EDICIÓN A CARGO DE CARLOS SANTOS SÁEZ


© 2019, Carlos Santos Sáez
e-mail: carlossantossaez@gmail.com

Diseño de interior y tapa: Dumas Bookmakers


Primera edición: junio de 2019

Sáez, Carlos Santos


La patria es el otro : pensamiento y acción de Cristina Fernán-
dez de Kirchner desde sus discursos : 2007-2015 / Carlos San-
tos Sáez ; compilado por Carlos Santos Sáez. - 1a ed . - Ciudad
Autónoma de Buenos Aires : Carlos Santos Sáez, 2019.
Libro digital, PDF

Archivo Digital: descarga y online


ISBN 978-987-86-0715-3

1. Historia Política Argentina. I. Título.


CDD 320.0982
“Habrá, pese a todo, que insistir con la frase: La patria es el otro. Porque
es nueva. Porque nunca se propuso en este país. Pero no será aconsejable
olvidar que ellos, el poder, el establishment, los monopolios, jamás pensa-
rán que la patria son los otros. Sino que pensarán lo que siempre pensa-
ron: que son ellos, solamente y nadie más que ellos.”

José Pablo Feinmann

“La patria es el otro porque excede toda institución, toda ideología, todo
interés. Es desinteresada. No se mueve por otro objetivo que no sea el bien
del otro. Por eso no es un acuerdo o un pacto entre las partes, es un don,
algo que se da sin buscar un rédito, porque la carencia de cualquiera es la
obligación de cualquiera. Cualquiera es la obligación de cualquiera.”

Darío Sztajnszrajber
Cristina Fernández
siente, piensa y hace

La lectura de este libro, conformado por algunos tramos de los dis-


cursos pronunciados por Cristina Fernández durante sus dos presi-
dencias, ayuda a encontrar ejes y cuestiones que marcaron su gestión,
y a revisar los hechos que singularizaron la historia argentina entre
los años 2007 y 2015.
El corpus fundacional del trabajo constaba de más de 5000 pági-
nas, y contenía todas sus disertaciones como presidenta, desde la
presentación de su candidatura en 2007, hasta su despedida, en la
noche de diciembre de 2015, cuando se convierte en calabaza. Exis-
tió una primera intención, todavía no desechada, de publicar los dis-
cursos completos en varios volúmenes. Pero apareció con fuerza la
necesidad de comunicar, en pocas páginas, eso que necesitamos com-
partir entre amigos y revelar en voz alta entre compañeros. Por esa
razón, quizá no estén aquí sus mejores piezas oratorias, ni siquiera
las más trascendentes, sino la voz de Cristina que nos hace bien, la
que nos devuelve la esperanza. Elegimos y editamos, titulamos y
subtitulamos, para que la intensidad de su oralidad pudiera ser leída.
Aquí hay más palabras liberadoras que palabras encantadoras, pala-
bras como espejos de acciones, pensamientos y sentimientos. Cris-
tina Fernández piensa como una presidenta de acción, y actúa como
una presidenta de pensamiento. Proyecta futuros con memoria, sin

7
sacrificar jamás el presente para salvar un mañana incierto. Siente y
piensa. “Siente el pensamiento, piensa el sentimiento…”, como decía
Miguel de Unamuno. Sabe que nada puede estar bien en un sistema
político donde los discursos contradicen a los acontecimientos.
Sobre 7 ejes elabora casi todas sus alocuciones: igualdad, empo-
deramiento popular, redistribución del ingreso, reivindicación de la
política, memoria, justicia y soberanía.
Su oratoria se apoya en referencias literarias, históricas y perio-
dísticas, cita libros, autores y notas de diarios. Habla sin papeles,
con humor y emoción. Pocas veces arenga, su elocuencia puede ser
reflexiva y conversacional en algunas ocasiones, o desafiante en
otras, cuando confronta con agudeza, ironía o vehemencia. Para
hablar de economía habla de política y de cultura, presentando siem-
pre precisiones estadísticas e informaciones fidedignas. Construye
su exposición sobre saltos temporales y espaciales, sin perder nunca
la ilación de su informe. Va desde la referencia a un pasado lejano a
la proyección hacia un futuro posible, desde una observación sobre
estrategia internacional a un detalle partidario local, desde un hecho
histórico a una anécdota personal, para volver siempre a la esencia
de su acción política desde alguno de los siete ejes.
Cristina Fernández sabe decir porque sabe hacer. Nunca se ufana
de saberlo todo. Duda y se contradice, pero sus dudas y contradic-
ciones no crean confusión, la localizan e intentan deshacerla.
Predica empecinadamente sobre 6 cuestiones durante toda su
gestión: Malvinas, jubilaciones, educación, ciencia, integración
regional y desendeudamiento. Se autodenomina una “presidenta
malvinera”, piensa que los aumentos de las jubilaciones son “una
caricia para el alma”, está segura de que la educación es la única
posibilidad de “igualdad de oportunidades”, se emociona con el
lanzamiento de un satélite argentino, se abraza con Sudamérica, y
lucha contra los fondos buitres.
Su relato nunca elude los conflictos que se agitaron en sus
gobiernos: la crisis con el sector agropecuario por la suba de reten-
ciones a la renta extraordinaria en la llamada “resolución 125”, la
pelea con el grupo de multimedios Clarín, la relación con los sindi-
catos, la tragedia ferroviaria de Plaza Once, las dificultades con el
“partido” Judicial y el suicidio del fiscal Nisman.

8
Luego de la muerte de Néstor Kirchner habló muchas veces de
Él, sin nombrarlo, con el dolor de ser su viuda, pero aclarando siem-
pre que lo recordaba, extrañaba y admiraba como compañera de
militancia.
Cuando Cristina Fernández dice “Patria” en cada uno de sus dis-
cursos, lo dice desde los siete ejes de su acción política y desde las
seis cuestiones que ocuparon su gobierno. Dice y hace patria. Dice
patria porque “…la patria es el otro…”, porque necesitamos de los
otros para ser. Dice “…la patria es el otro…”, porque solo cuando
vemos a los otros podemos ver que no somos los únicos, porque los
otros nos completan, porque la patria no es correcta ni definitiva,
es de todos, y se va haciendo entre nuestras incompatibilidades y
contradicciones. Dice “…la patria es el otro…”, porque hacen falta
los otros para imaginar una patria posible. Porque, como escribió
José Pablo Feinman, “La patria es una urdimbre de otredades que se
requieren las unas a las otras.”.

Carlos Santos Sáez

9
100 hechos 2003 - 2015

1. Desendeudamiento de la Argentina. Se renegoció la deuda externa


y se produjo una quita histórica de casi el 70% del capital. Al fina-
lizar Cristina Fernández su mandato, la deuda pública nacional
ascendía aproximadamente a U$221 700 millones, lo que equi-
valía al 43% del PIB y el 13% en deuda externa. En 2002, era del
166% del PIB y 96% de la deuda, respectivamente.

2. Memoria, verdad y justicia. El parlamento anula las leyes de “obe-


diencia debida” y “punto final”, y el indulto a los genocidas. Se rea-
bren los juicios a los militares responsables de crímenes de lesa
humanidad. Fueron condenados, de manera efectiva, 733 impu-
tados por crímenes imprescriptibles y se impulsó el juicio a civiles
responsables y cómplices. Jorge Rafael Videla muere en 2013, a
los 87 años, en la cárcel de Marcos Paz, donde cumplía la pena
de cadena perpetua.

3. Nacionalización de los fondos de los jubilados y pensionados


(AFJP).

4. La jubilación mínima sube 1. 500%, y aumentan y mejoran las


prestaciones sanitarias y sociales para la tercera edad.

5. Más de dos millones de amas de casa obtienen el derecho a la


jubilación.

11
6. Por ley, se fija un doble aumento anual a jubilados y pensionados.

7. En 2015 la Argentina tiene las jubilaciones mejor pagadas de toda


la región.

8. PROCREAR (créditos para construcción de viviendas)

9. Asignación Universal por Hijo (AUH) por trabajador, registrado o no,


o incluso desocupado.

10. Paritarias libres. Los trabajadores discuten sueldos y derechos.


Crece la tasa de afiliación a los gremios. Mejoran los salarios
reales y las condiciones de trabajo.

11. Leyes educativas. La Ley de financiamiento permite un aumento


progresivo de la inversión total en educación, ciencia y tecnología
hasta superar la meta del 6% del PBI.

12. Programa Conectar Igualdad. 5 millones de netbooks a estudian-


tes secundarios para reducir la brecha digital.

13. Creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Pro-


ductiva.

14. Los científicos vuelven al país gracias a un plan de fomento estatal.

15. 2.677 km de autopistas.

16. 5.486 km de nuevas rutas.

17. 856.143 soluciones habitacionales (construcción de nuevas


viviendas, reparación y ampliación).

18. 10 nuevas Universidades Nacionales

19. 2.250 escuelas.

20. Tecnópolis.

21. Centro Cultural Kirchner.

22. ARSAT 1.

12
23. ARSAT 2. (Dos satélites de comunicaciones puestos en órbita, dise-
ñados y construidos en el país por científicos argentinos.)

24. Impulso a la industria local, sustitución de importaciones, exporta-


ción de productos con valor agregado, creación de miles de pues-
tos de trabajo y redistribución del ingreso, permiten recuperar y
expandir el mercado interno.

25. En 2010, por primera vez en la historia argentina, del total expor-
tado, las manufacturas de origen industrial (34%), superan a
las manufacturas de origen agropecuario (32%).

26. Subsidios a los servicios públicos, aumento del empleo, salarios


más altos y políticas fiscales progresivas para mejorar la distribu-
ción del ingreso.

27. Lucha contra la pobreza. Según un informe de la Comisión Econó-


mica para América Latina (CEPAL), la situación de la pobreza se
redujo de 21% en 2006, a 11,3% en 2009 (la segunda más baja
de América Latina, detrás de Uruguay), en tanto que la cantidad de
indigentes bajó en ese lapso de 7,2 a 3,8 por ciento.

28. Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Conocida como la


Ley de medios, de carácter antimonopólico.

29. Derogación de la ley que permitía enjuiciar por injurias y calumnias


a periodistas. No hubo ningún juicio del Estado contra periodistas.
Estas medidas permitieron que se ejerciera una libertad irrestricta
de expresión.

30. Sistema de Televisión Abierto Digital con más de 20 canales libres


y gratuitos provistos por la plataforma satelital de la empresa esta-
tal ARSAT.

31. Ley de Reforma Política, se puede votar a partir de los 16 años.

32. Regulación de la publicidad electoral para garantizar pluralidad.


Techo al aporte privado al financiamiento de las campañas.

33. Limite a la extranjerización de tierras. Tope a la compra de propie-


dades por parte de extranjeros, para fortalecer la defensa nacio-
nal, y proteger la soberanía, la integridad territorial y los recursos
naturales estratégicos.

13
34. Ley de Matrimonio Igualitario.

35. Ley de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la


violencia contra la mujer.

36. Nueva Ley de Migraciones. Plan Patria Grande. Para regularizar


la situación de millones de inmigrantes latinoamericanos, darle
reconocimiento legal al trabajo doméstico y garantizar el salario
mínimo, la cobertura sanitaria y la previsional.

37. Bajan las tasas de mortalidad infantil.

38. Se amplía el Calendario de Vacunación Obligatoria.

39. Ley de Medicamentos Genéricos.

40. Ley de Educación Sexual y Procreación Responsable.

41. Distribución gratuita de medicamentos por el Sistema Público de


Salud para el tratamiento del HIV y la diabetes, entre otras pato-
logías.

42. Ley de Soberanía Hidrocarburífera, que declara de interés público


lograr el autoabastecimiento de hidrocarburos, propuone crear el
Consejo Federal de Hidrocarburos y declara de utilidad pública y
sujeto a expropiación el 51% del patrimonio de YPF S.A. y de Repsol
YPF Gas S.A., en manos de capitales extranjeros.

43. Recuperación de Aerolíneas Argentinas.

44. Recuperación del servicio de agua y cloacas.

45. Recuperación del correo.

46. Recuperación de los ferrocarriles.

47. Reestatización de la fábrica de aviones de Córdoba.

48. Rechazo al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) concre-


tado en la reunión de mandatarios del continente celebrada en la
ciudad de Mar del Plata.

49. Demanda histórica de soberanía sobre las Islas Malvinas.

14
50. Impulso de los procesos de integración regional.

51. Reformulación del rol del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

52. Constitución de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)

53. Constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Cari-


beños (CELAC).

54. Construcción de la Represa Binacional de Yacyretá

55. Central nuclear de Atucha 2.

56. Aumento de las indemnizaciones por riesgos del trabajo.

57. Nueva ley de glaciares.

58. Fútbol para Todos. Se transmiten por televisión abierta los partidos
del torneo de primera división de la AFA.

59. Museo Casa Rosada.

60. Museo del Libro y de la Lengua.

61. Centro Cultural Julio Le Parc, en la provincia de Mendoza.

62. Museo de Bellas Artes en la provincia de San Juan.

63. Centro Cultural del Bicentenario en Santiago del Estero.

64. Centro de Convenciones en Santiago del Estero.

65. Casa de las Culturas en Resistencia.

66. Centro del Conocimiento en Posadas.

67. Ley de derechos de autor de doblaje.

68. INCAA tv.

69. Canal Encuentro.

70. Paka-Paka.

15
71. Según el informe anual que presenta la ONU con respecto al
“Desarrollo Humano” del año 2015, Argentina se había convertido
en la segunda nación iberoamericana con el índice de desarrollo
humano más alto, quedando solo detrás de España y sacando ven-
taja de Chile y Portugal.

72. Durante 2015, y por primera vez en la historia, el Banco Mundial


dijo que Argentina era una economía de alto ingreso. Tenía una
renta per cápita que superaba los 16 mil dólares americanos en
paridad de poder adquisitivo (PPA), siendo la segunda más alta de
Latinoamérica, luego de Chile.

73. Creación del Ministerio de Industria, que se encargaría de la mora-


toria tributaria y reducción de retenciones para el agro, blanqueo,
desarrollo del trabajo para las PYMES, así como la repatriación
de los capitales y créditos públicos que estimulan la producción y
consumo otorgando 13.200 millones de pesos, lo que se traduce
en 4400 millones de dólares. Este dinero se otorgó a través de la
banca privada y tenía un bajo interés.

74. Creación de más de 200 mil nuevas empresas en los diferentes


sectores de industria, comercio y servicios.

75. Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios (FinES)


que permite que personas adultas terminen sus estudios.

76. Entre el 2001 y 2010 la matricula estudiantil se elevó hasta el


17,2% en el nivel inicial, la tasa de matrícula escolar en el nivel pri-
mario subió hasta el 99% y en el nivel secundario hasta el 82,2%.

77. En el año 2011se hizo el primer digestivo jurídico del país. Esto
quiere decir que de 32.204 leyes que formaban parte del sistema
legislativo, siguieron funcionando solo 3.124. Para lograrlo primero
hubo que analizar todas las leyes y legislaciones nacionales que se
habían dictado desde el año 1853 para poder depurar y establecer
las leyes o decretos que aún tuvieran vigencia. En este proyecto
se embarcaron más de 200 profesionales que comenzaron a tra-
bajar desde el año 2005, todos contratados para hacer el primer
proceso de depuración y ordenamiento jurídico que se ha visto en
Latinoamérica.

16
78. Para mediados del año 2015, se comenzó a utilizar el Código Civil
y Comercial de la Nación, lo que daba por terminada una tradición
de 144 años de uso del Código Civil que fue escrito por Dalmacio
Vélez Sarsfield, al igual que se acabó con los 152 años de uso del
Código de Comercio que fue escrito por Eduardo Acevedo y Vélez
Sarsfield y así reunir todas las bases de ordenamiento jurídico en
cuanto a materia civil y comercial de Argentina.

79. Ley de Identidad de Género, donde se estipular que el Estado reco-


noce el derecho de cada persona para elegir su propia identidad,
teniendo como base que esta es una “vivencia interna e individual
del género tal como cada persona la siente, la cual puede corres-
ponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento,
incluyendo la vivencia personal del cuerpo”.

80. Reemplazo en todo el país de las lámparas incandescentes por


unas que consumen menos electricidad, teniendo como resultado
un descenso en el consumo de energía.

81. Plan Energético Nacional 2007-2019.

82. Central Guillermo Brown.

83. Central termoeléctrica de Río Turbio.

84. Gasoducto del Noreste que llevaría gas hasta las provincias de
Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, hasta el norte de Salta y
norte de Santa Fe, que eran las únicas zonas de la república que
no contaban  con servicio de gas.

85. Parque eólico Valle Hermoso con 40 aerogeneradores.

86. Parque Loma Blanca IV, en Rawson, uno de los parques más impor-
tantes de energía eólica se refiere en toda Suramérica.

87. Parque Eólico El Tordillo.

88. Ley Gaucho Rivero, que prohíbe la estadía, amarre y abasteci-


miento de barcos que porten la bandera británica de las Islas Mal-
vinas, la bandera del Reino Unidos y de otras colonias británicas
en los puertos argentinos.

17
89. Agua y Saneamientos Argentinos S.A (AySA) propulsó un programa
integral para lograr el acceso de agua potable y saneamiento de
las mismas a toda la población de la Ciudad de Buenos Aires, así
como 17 municipios del primer cordón del conurbano bonaerense.
Por acciones del plan, la cobertura del agua potable se incrementó
a un 82% de la población total, así como la cobertura de cloacas
subió hasta alcanzar el 54,4% de la población.

90. Incorporación de tres nuevas vacunas para los niños; estas fueron
rotavirus, varicela y meningococo y contra el virus del papiloma
humano. Estas se aplicaron a más de 1,5 millones de niños entre
los 0 y 2 años de edad.

91. Ley de Obesidad y Trastornos Alimentarios con el fin de que las


obras sociales y empresas de medicina incluyeran dentro del Pro-
grama Médico Obligatorio (PMO) un espacio para la atención, pre-
vención y tratamiento de estos trastornos.

92. Programa Nacional de Control de Tabaco, que prohibió la venta de


cigarrillos a menores de edad.

93. Ley de Reproducción Médicamente Asistida donde se garantiza el


acceso gratuito a diferentes tratamientos médicos que se necesi-
tan para la fecundación e implantación de embriones.

94. Inauguraron del Hospital Néstor Kirchner-El Cruce, uno de los


mejores cuatro de América Latina.

95. Se creó el Centro Integral de Género en las fuerzas de seguridad


de Argentina, que dejaba entrar a oficiales transexuales y trans-
género como parte de las fuerzas de seguridad. Se instruyó a los
oficiales para respetar la identidad de género tanto de los agentes
como de los ciudadanos.

96. Ley de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia


a sus Víctimas, se creó la Oficina de Rescate y Acompañamiento
a las personas damnificadas por el Delito de Trata y la Oficina de
Monitoreo de Publicación de Avisos de Oferta de Comercio Sexual
(OM).

18
97. Se eliminó la posibilidad de que un violador no sea condenado
si su víctima acepta casarse, una figura que tenía como nombre
“avenimiento”.

98. Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT), se fiscalizaron


alrededor de 1.4 millones de establecimientos, lo que permitió ins-
peccionar a más de cuatro millones de trabajadores, esto durante
los años 2003 a 2014.

99. La cobertura del seguro de los empleados subió al 100% mientras


que el 88% de los trabajadores tenían acceso a seguro; con esta
cifra se alcanza el record en la historia del país con casi 9 millones
de trabajadores amparados por el sistema.

100. La pobreza fue en 2015 del 19,7% y la indigencia bajó al 4,5%,


según datos de CIFRA, instituto que depende de la Central de Tra-
bajadores de la Argentina (CTA), exactamente 30 puntos menos
que en 2003.

19
Índice

Cristina Fernández siente, piensa y hace, por Carlos Santos Sáez | 7

2007. POLÍTICA Y AUTOESTIMA ARGENTINA | 33


19 de Julio. Las tres construcciones | 35
Sistema de decisión del estado democrático constitucional
Modelo económico de acumulación con inclusión social
Recuperación de la autoestima argentina
10 de diciembre. La política mejora la vida | 39
He pertenecido 12 años a este Parlamento
Estamos reconstruyendo el sistema de decisión de todos los
poderes
Una Corte Suprema de Justicia honorable
Los argentinos nos debemos un relato diferente de nosotros
mismos
Debemos superar el tabú histórico
La educación como eje de transformación.
Nuestra casa, el MERCOSUR
Uruguay y las pasteras
Ingrid Betancourt
Un mundo unilateral es un mundo más injusto
El ejemplo de Eva
17 de diciembre. Ser de América del Sur | 47
La política no es sucia

2008. REDISTRIBUCIÓN Y TRAICIÓN | 49


1 de marzo. El acuerdo del Bicentenario | 51
¿De dónde venimos?
¿Cómo estamos y hacia dónde vamos?
Integración regional
Inversión pública
Expansión de la generación de energía
Red ferroviaria

21
Poleas de crecimiento
Terminar el ciclo escolar
Hablando de transparencia
Ciencia y tecnología
Ley de Educación Superior
Salud y desarrollo social
Núcleos duros de pobreza
Impunidad, seguridad y justicia
25 de marzo. Paro patronal agropecuario: los piquetes de la
abundancia | 63
¿Qué país queremos?
27 de marzo. Paro patronal agropecuario: los intereses de
todos | 66
"Videla volvé"
¿Qué pasó?
Decir la verdad
El Grito de Alcorta
Cambalache
1º de abril. Paro patronal agropecuario: por la convivencia
y el diálogo | 72
He visto el rostro de un pasado que quiere volver
En defensa propia
9 de junio. Paro patronal agropecuario: redistribución | 74
No es crisis, es la reacción de un sector
¿Un gesto de estadista?
17 de junio. Paro patronal agropecuario: la democracia se
defiende con más democracia | 75
Siempre fueron los jóvenes los que pusieron la sangre
18 de junio. Paro patronal agropecuario: aprender a mirar
más allá de lo que nos muestran | 79
17 de julio. Paro patronal agropecuario: traición | 81
21 de octubre. En defensa de los jubilados y del futuro | 81
¿Hacerse de una caja?
Cambio estructural
Tomar resguardos culturales y comunicacionales

22
2009. IDEAS ARGENTINAS Y CRISIS MUNDIAL | 87
1 de marzo. Un pensamiento alternativo frente a un mundo
de incertidumbre | 89
Reformular a los organismos multilaterales de crédito
¿Cómo nos encuentra esta crisis sin precedentes?
Creían que el dinero se reproducía a sí mismo
Es bueno desmitificar
Un aumento para los jubilados, una caricia en el alma
Educación: el gran eje de la movilidad social
Multiplicar peces y panes
La 125
Estas ideas merecen crédito
27 de agosto. Ley de medios: información pública y libertad
de prensa | 103
Un organismo plural
Superpoderes y suprapoder
Esta ley va a poner a prueba a la democracia

2010. LA IGUALDAD Y EL DOLOR | 107


1 de marzo. La Argentina real contra la Argentina virtual y
mediática | 109
No fue magia
No necesito aplausos, necesito cooperación
El aire es gratis
Proteger la oferta nacional
Nos salvó el mercado interno
No es odio, es demanda de verdad y justicia.
Argentina en el mundo
No hay Corte más independiente del Gobierno que esta
Corte
Default
Fondo del Bicentenario
Me reivindico militante por sobre todas las cosas
¿Cómo se enfría la economía?
No renuncien a sus ideas

23
6 de abril. Igualdad contra viento y marea |132
La igualdad necesita de un fuerte contenido económico
Estamos ante un nuevo mundo
18 de mayo. Por un mundo más justo |134
Trato discriminatorio al inmigrante
La soberanía de las Islas Malvinas
Doble estándar
25 de mayo. La vida está hecha de pequeñas batallas | 138
21 de julio. Matrimonio igualitario: por una sociedad
abierta, plural y diversa| 139
24 de septiembre. Argentina: conejillo de indias de las polí-
ticas de los años 90 |140
Uso racional de las reservas
Reingeniería
Cambio climático
Construcción de la paz
Nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas
1 de noviembre. Tras la muerte de Néstor Kirchner. El dolor
más grande | 147
20 de noviembre. Ver con el cristal de la patria | 149
Aquí pelearon mujeres
26 de noviembre. Un hombre maravilloso, único e irrepe-
tible | 151

2011. EL PUEBLO Y LA SINTONÍA FINA | 155


1 de marzo. Reconstruir la capacidad de debate | 157
Manufacturas industriales
Recaudación impositiva
Evasión
¿Cómo prestan los bancos?
¿En dónde está el gran desafío?
Tipo de cambio: flotación administrada
Hemos creado el Ministerio de Agricultura y Ganadería
Plan Energético
"Prefiero gobiernos que abran escuelas y no que abran cár-
celes"

24
Aerolíneas Argentinas: una empresa emblemática
Jornadas memorables
Por un 2020 sin desempleo
Asignación Universal por Hijo
¿Mano dura o garantistas?
Centralizar los controles de identidad
Trata de personas
¿Alguien puede hablar de eternidad?
El año de menor producción legislativa
La Casa de Gobierno no la manejan las corporaciones
No tengan miedo
10 de junio. Hace 10 años lanzábamos piedras, hoy lanza-
mos satélites | 175
5 de julio. Contra la trata de personas. Rubro 59, hipocresía
y doble moral | 177
Por ser mujeres sufrimos discriminación
14 de julio. Inauguración de Tecnópolis. Entrar al futuro es
entrar a la vida | 178
Un diario que yo no leo porque miente mucho
Terca la mula
¡Qué lindo, qué lindo!
15 de agosto. La autonomía de la política | 181
28 de septiembre. Más patria para todos | 182
Hemos recuperado la voluntad
23 de octubre. Tras ser reelecta. La voluntad unida a la con-
vicción | 185
Hoy es una noche rara para mí
Un país lo construye su pueblo
Que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles
10 de diciembre. Un proyecto colectivo, nacional, popular y
democrático | 188
Ana Teresa Diego
Las tres distribuciones
No soy la Presidenta de las corporaciones
América del Sur, codo a codo
Vienen tiempos de sintonía fina
Guíense por la mirada de la gente

25
2012. GESTIÓN Y VERDAD | 195
25 de enero. El reino del revés | 197
No podemos volver a las épocas del Virreinato
Las avivadas que distorsionan la política
Mi enfermedad
7 de febrero. Informe Rattenbach. Democracia y sobera-
nía | 205
“¡Ya ganamos!”
Una causa regional
1 de marzo. No se dejen manejar la agenda | 209
Corralito
Inclusión social sin precedentes
La gestión es cambio permanente
El pan de los argentinos
Trenes: tragedia y bochorno
Baltasar Garzón y los derechos humanos
Para Videla los Kirchner fueron lo peor
YPF
Aerolíneas Argentinas
Carta Orgánica del Banco Central
Agenda propia
2 de abril. Una Presidenta malvinera | 228
Memoria, verdad y justicia
Antígona
No queremos tambores de guerra
La dignidad de la condición humana
16 de abril. Expropiación de YPF. La recuperación de la
soberanía hidrocarburífera | 232
Desde que se desnacionalizó YPF
La inversión de Repsol y su recupero
Los recursos del Estado pueden ser administrados correcta-
mente
No hay Nación sin provincias ni hay provincias sin Nación
Una política de Estado
Una empresa nacional, profundamente federal
El primer petróleo argentino

26
Del petróleo y de la yerba también
Fue una Guerra de Secesión al revés
12 de junio. Aprender a bajar de la cama de un lado dis-
tinto | 242
26 de junio. Esta Presidenta no es operable | 243
26 de julio. Eva: la intuición de la sensibilidad | 245
No la atamos con alambre
José Luis Sampedro
Cadena nacional del miedo y el desánimo
El Estado no es “mongo”
El discreto encanto de la burguesía
La inteligencia del corazón
25 de septiembre. Paz, derechos humanos, igualdad y
verdad | 251
Palestina
Administración financiera de capitales sin regulación
Guerra comercial
Los muertos no pagan sus deudas
No seremos economistas pero no somos tontos
Somos un mal ejemplo
Oídos propicios para los cantos de sirena
La cuestión colonial de Malvinas
AMIA
No puede haber paz en un mundo donde no se diga la verdad
31 de julio. “…siento que he arado en el mar…” | 264
Los ricos no quieren socios, quieren esclavos
No es deuda, es apropiación de recursos
Florecieron mil flores
La unidad de la región
Una lucha por ocupar los espacios
15 de junio. No queremos más muertes, no queremos más
guerras | 268
Una historia que se quiere negar
Parte de la plataforma del continente suramericano
Reanudar las negociaciones
Las guerras no se festejan

27
En pocos países del mundo hay tanta libertad
Una cuestión global

2013. SIRENAS Y BUITRES | 279


9 de enero. ¡Patria sí, colonia no! | 281
Ulises, las sirenas y los buitres
Los dos mayores períodos de endeudamiento de la historia
argentina
Honrar las deudas
Aves que comienzan a volar sobre los muertos
En pelotas como nuestros paisanos los indios
De una sola pieza
8 de febrero. Contra el terrorismo internacional, por memo-
ria, verdad y justicia | 285
El diálogo como un instrumento universal
La causa
1 de marzo. La década ganada | 296
Desarrollo y crecimiento
¿El sector público administra mal y los privados administran
bien?
Viviendas populares
PAMI
Argentina trabaja
Reindustrializar la Argentina
Cuatro elementos de nuestras vidas cotidianas
Parques industriales y polo electrónico
Educación
Ciencia y tecnología
El paradigma liberal
Remediar
Agua potable
Obras en ejecución y grandes hitos
Historias de endeudamientos y desendeudamientos
Pusilánimes vegetativos que están haciendo la plancha
El centímetro de la ética
No queremos volver al pasado

28
2014. PATRIA Y ANTIPATRIA | 329
1 de marzo. Una nueva forma de hacer política | 331
Agroalimentos
Trabajo legal y registrado
Argentinos que nunca habían tenido vacaciones
Movilidad social
Entre fantasmas no nos vamos a pisar las sábanas
¿Cómo reparte el trabajo el mundo?
La segunda reserva mundial de gases no convencionales
Gestión sanitaria
Somos hijos de la educación pública y gratuita
La abuela de las corridas cambiarias
Fuego con el parquet, malvones en el bidet
Fondo de Garantía de Sustentabilidad
Una toga romana
Golpe suave en la República Bolivariana de Venezuela
Recuperar la administración de YPF
Fin de ciclo
El Estado reparador de desigualdades
16 de Julio. Una nueva organización global | 357
Reestructuración de la deuda argentina
Imponer un sobre-endeudamiento en una Argentina muy
rica
29 de Julio. La cándida Eréndira y su abuela desalmada | 365
Leer derechos y obligaciones
9 de Septiembre. Universalización del sistema previsional
argentino | 373
23 de Septiembre. El virus del neoliberalismo | 374
Voluntad de pago
Creen que quitando derechos a los trabajadores van a desa-
rrollar la economía
Ánimo depredatorio
La sentencia de Griesa
El extraño caso de la Argentina
24 de Septiembre. No seguir alimentando el monstruo | 386
24 de Septiembre. Por una verdadera democracia global | 390

29
¿Quiénes son estos fondos buitres?
Los que ayer eran malos
7 de Octubre. Un producto cultural auténticamente argen-
tino, hijo de la democracia | 401
Un final para una historia de frustraciones
Un paradigma no discriminatorio
Nuevos valores
Formas de contratación
Seguridad y certidumbre para todos
La responsabilidad del Estado
Nuevas relaciones de familia
La voluntad de tener hijos
Identidad de las personas
Celeridad en los juicios
16 de Octubre. Las alas de los argentinos | 415
13 de Diciembre. La patria es algo más que una campaña de
marketing | 417
Necesitamos hombres y mujeres identificados con proyectos
colectivos
13 de Diciembre. La patria sigue siendo siempre el otro | 423
¡Qué hermosa noche después de la lluvia!

2015. EMPODERAMIENTO Y MEMORIA | 427


1 de marzo. Un país cómodo para la gente, incómodo para
los dirigentes | 429
Compatriotas: hemos desendeudado definitivamente a la
República Argentina
Consumo interno y generación de empleo
La inmensa mayoría no sabe odiar, quiere amar a su prójimo
48 leyes y ninguna vergüenza
Norma Pla y las lágrimas de cocodrilo del ministro
Cuando la justicia y la equidad articula con la economía
Reconocimientos internacionales
No fue magia
Valor agregado
Proyecciones para el 2015

30
Ahora 12 y precios cuidados
No hay que distraerse nunca
Empiezan las clases
La evolución de la población estudiantil
Al gran pueblo argentino salud pública
El cirujano que leía La Nación
Abrir el campo de la ciencia a los procesos productivos
Abrir la cabeza
Es política de Estado
Nos juntamos en el fondo del garaje del ministro e hicimos
un satélite
Con los fierros viejos, vamos a construir nuevos sueños
¿Con cuál Nisman me quedo?
El país que viene
11 de Abril. Las lecciones de la historia | 480
Colombia en paz
Cuba está aquí
Venezuela: ¿una amenaza para la mayor potencia del mundo?
Argentina: ¿una amenaza para el Reino Unido?
A mí sí me gusta la historia
Populistas de América del Sur
Sinceridad
19 de Mayo. Tener memoria para tener vida | 486
Una victoria de la patria sobre la antipatria
16 de Julio. Descolonización | 488
Tiempos de inclusión
28 de Septiembre. Por una sociedad justa y equitativa | 491
Cuando la política retoma el comando de la economía
El mundo no está nada bien
Igualdad de género
Certezas y seguridad para un mundo envuelto en conflictos
Causa AMIA
Las finanzas no pueden seguir manejando la política
30 de setiembre. Que nadie nos robe el futuro | 501
Cosas que hemos hecho en 12 años
Declarar de interés nacional el desarrollo de la industria
satelital

31
14 de Octubre. No fue magia |507
Joseph Stiglitz
Instituto Nacional del Cáncer
La Cuyana
Dra. Andrea Gamarnik
Nadie vota en contra de sí mismo
6 de Noviembre. Ciencia y tecnología al servicio del país | 511
El curro de los derechos humanos
Enfermaron la mente de muchos argentinos
Algunos confunden gobernabilidad con acuerdo de cúpulas
¿Es económico el problema del país?
Nunca pedí el voto, siempre pedí la reflexión
10 de Diciembre. El constructor de una nueva Argentina | 516
Cuiden a la Argentina
10 de Diciembre. A las doce me convierto en calabaza | 519
Presidente cautelar
En libertad condicional
Podemos mirar a los ojos

32
2007
Política y autoestima
argentina

“Recuperar la autoestima argentina es vencer a la cultura del fra-


caso. No creernos los peores, ni pensar que todo va a salir mal. No
darle prestigio intelectual al fracaso, ni solazarse en que todo es
negativo, en que nada puede durar. No querer que el otro fracase,
ni regocijarse en el fracaso ajeno. Esto no significa ser tontos volun-
taristas, eso significa reconocernos y proyectarnos, desde nuestra
identidad, con la autoestima y la cultura del trabajo como ejes.”
Mientras una crisis crediticia inédita castiga a los EEUU, en la Argen-
tina de Néstor Kirchner baja la desocupación y crece la economía.
Lula inicia su segundo periodo en Brasil. En Nicaragua es presidente
el ex comandante sandinista  Daniel Ortega. Hugo Chávez, adelanta la
iniciación de su nuevo mandato en la República Bolivariana de Vene-
zuela. Rafael Correa llega al poder en Ecuador. Evo Morales cumple su
primer aniversario como Presidente del Estado Plurinacional de Boli-
via. Soplan vientos de pueblo en América Latina. En Buenos Aires cae
nieve después de un siglo, y Soda (Stereo) después de una década.
Hay floggers y emos en el Abasto. Los celulares con tapa y antena son
el mañana. Cristina Fernández es la primera mujer electa para ocupar
la presidencia de la Argentina.
19 de Julio. Lanzamiento de su candidatura presiden-
cial en el Teatro Argentino de La Plata.

LAS TRES CONSTRUCCIONES

Sobre tres construcciones basales vamos a componer la Argentina


del Bicentenario: el sistema de decisión del estado democrático
constitucional, un modelo económico de acumulación con inclusión
social, y la recuperación de la autoestima argentina.

Sistema de decisión del estado democrático constitucional


Recuperar el sistema de toma de decisiones que fija la Consti-
tución Nacional para los tres poderes del Estado no es una cues-
tión menor. Había una clara percepción en la sociedad desde hace
ya varias décadas que quienes ocupaban el sillón de Rivadavia no
podían o no querían representar el interés del conjunto. El pueblo
intuía que, por presión de grupos económicos, quien ocupaba ese
sillón no era realmente quién tomaba las decisiones. Esto llevó a
un deterioro de la institución presidencial, insoportable para un
sistema representativo y republicano. También el poder legislativo,
por defección, por chantaje o por corrupción, en lugar de votar las
leyes que merecíamos y necesitábamos los argentinos, votaba lo que
pedía el Fondo Monetario, porque un ministro tenía la BANELCO
o porque los militares habían salido a la calle. Ese poder dejó de
representar los intereses populares, y contribuyó al deterioro de la
confianza en el sistema representativo de la Argentina. El último
componente, la Corte Suprema de Justicia, esa Corte que convalidó
la depredación contra el Estado Nacional. Hemos reconstituido el
sistema de decisión del estado democrático constitucional. El poder
ejecutivo, que preside la República Argentina, toma las decisiones
de acuerdo con sus convicciones y a lo que le prometió a la socie-
dad cuando se sometió al voto popular. El fallo reciente de la Corte
Suprema de Justicia, que decreta la nulidad de los indultos, viene
conjuntamente con las declaraciones de nulidad de las cámaras y

35
de inconstitucionalidad de la obediencia debida y del punto final, a
cerrar un ciclo en la República Argentina. Debemos poner en vigen-
cia ahora y para siempre la Constitución Nacional Argentina, que es
de lo único de lo que no debemos apartarnos los argentinos. En la
Argentina que viene, esta Construcción debe ser profundizada. Con
un Poder Ejecutivo como brazo de gobernación y administración
del estado, que deberá impulsar planificación estratégica a mediano
y largo plazo; y un Poder Legislativo que deberá calificar el debate,
despersonalizando la discusión, abandonando la competencia de
agravios y proponiendo ideas y programas, y, fundamentalmente,
aclarando desde dónde habla cada uno. La calidad institucional no
solo es responsabilidad de un Gobierno, es responsabilidad también
de la oposición y del sector privado. Esa calidad institucional queda
expresada también en los empresarios, en los dirigentes sociales,
y en las empresas periodísticas. Calidad institucional en todos los
mostradores y a todas las puntas, no de un solo lado. Esto es lo
que significa profundizar el estado democrático y constitucional.
Una forma de gobierno es el instrumento para que la política pueda
llegar a la sociedad, hacerse carne en la sociedad, y mejorar la cali-
dad de vida.

Modelo económico de acumulación con inclusión social


Los problemas de miseria, de inequidad, de desocupación, no
se arreglan desde un Ministerio de Asuntos Sociales, que en todo
caso puede servir para paliar la situación. La vida de los argenti-
nos se arregla o se desarregla desde la economía. No es concepción
dogmática, no es idea extravagante, es dato empírico de la realidad,
experiencia trágica de todos los argentinos. Y este modelo de cons-
trucción económica y social que defino como un modelo de acu-
mulación y de inclusión social, es la contracara de la economía de
transferencia de recursos y riquezas que operó durante el modelo
neoliberal de los años 90, cuando millones de argentinos se caían
del aparato productivo. Han descendido drásticamente los índices
de desocupación, nos desendeudamos, mejoramos salarios y jubi-
laciones, hemos podido desembarazarnos del Fondo Monetario
Internacional. No hay misterios. Hemos roto los tabúes. Los argen-
tinos parece que fuéramos expertos en plantearnos falsas contra-

36
dicciones que nos frustran y nos hacen fracasar: economía agrícola
ganadera o economía industrial, mercado interno o exportación.
Hemos demostrado que podemos tener una economía con récord
de producción agrícola, y un proceso de reindustrialización, que ha
permitido que descienda el índice de desocupación y aumenten las
exportaciones, y al mismo tiempo que mejore la calidad de vida.
Los indicadores sociales así lo demuestran. La gente ha vuelto a
consumir. Un modelo de perfil industrialista, pero con matriz de
acumulación diversificada. Todavía nos falta, todavía hay franjas de
inequidad y pobreza. Hasta hace muy poco tiempo la teoría de la
dependencia establecía que quienes producíamos comodities íbamos
a estar siempre dependiendo de los que producían valor agregado.
Se han revertido los términos del intercambio porque lo que tene-
mos que aprender, quienes tenemos responsabilidades instituciona-
les, quienes aspiramos a conducir la vida de los argentinos, es a no
tener las cabezas cerradas, a entender que nada es inmutable, sólo
la muerte es inmutable. Las cosas cambian y hay que tener la inte-
ligencia de aprender con los cambios y saltar para arriba y para
adelante. Esta es la responsabilidad que tenemos quienes solicita-
mos el voto popular. Las elecciones a presidente no pueden ser más
una ruleta rusa, donde si gana uno vamos para allá y si gana el otro,
vamos para el otro lado. Esto no lo tolera más ni el país, ni la socie-
dad, ni la historia. Necesitamos no jugar más a la ruleta rusa, nece-
sitamos darle un rumbo perseverante y ahondar nuestros esfuerzos
y nuestro. En esa institucionalidad hay roles que cumplir: el Estado
abordando la planificación estratégica en materia de infraestructura
logística y social en Educación. Durante mucho tiempo discutimos
acerca del financiamiento de la educación, que no podíamos mejo-
rarla porque no había plata. Este Modelo de Acumulación ha hecho
crecer el presupuesto educativo a cifras nunca vistas, comprome-
tiéndonos que al 2010, en el Año del Bicentenario, vamos a tener
6 % del Producto Bruto Interno, destinados a educación. Creo que
vamos a llegar antes, pero entonces, argentinos, ya no vamos a tener
más excusas. Vamos a mejorar la calidad de la educación, vamos a
darle innovación tecnológica a todo lo que estamos haciendo. El
rol de la educación en la preparación de ciudadanos y ciudadanas
para el mundo que viene es vital. Vamos a proponer un acuerdo en

37
esta institucionalización del modelo: el diálogo social en la Argen-
tina, en el cual tenemos una rica historia trabajadores y empresa-
rios, con el Estado que garantiza las condiciones macroeconómicas
de no endeudamiento, de superávit fiscal primario, de superávit
comercial, de tipo de cambio competitivo, de reservas suficientes
para evitar cualquier cimbronazo. Esas condiciones macroeconómi-
cas no pueden ser solamente de un gobierno o del presidente de
turno, tienen que ser patrimonio de todos los argentinos, y tiene que
ser institucionalizadas. Acordar metas a mediano y largo plazo. No
solamente discutir precios o salarios, fijar el modelo en el que vamos
a trabajar o producir porque es lo que más le conviene al país. Este
acuerdo institucionalizado es lo que va a garantizar seguir en una
misma dirección, evitando esos cimbronazos de un lado al otro que
nuestro país tuvo durante las últimas décadas y que nos dejaron al
borde de la extinción social. No quiero empresarios buenos y sensi-
bles, quiero empresarios inteligentes y que sepan contar (que sea en
ese orden), primero inteligentes, porque algunos solamente saben
contar, y entonces se aferran a proyectos casinos, a burbujas, que
tienen poca sustentabilidad en el tiempo, y que finalmente hacen que
el conjunto se desplome. Es por eso que esta 2ª construcción de este
modelo económico de acumulación con inclusión social, es la única
manera en que concebimos al crecimiento. Ya conocimos el creci-
miento de la década de los 90, donde crecía la economía, la gente se
caía y el país desaparecía. Algunos creyeron que habían desapare-
cido los sindicatos y se alegraban. No se habían dado cuenta de que
en realidad lo que había desaparecido era el trabajo en la República
Argentina, y cuando se dieron cuenta era demasiado tarde, como en
ese poema de Bertold Brecht.

Recuperación de la autoestima argentina


Recuperar la autoestima argentina es vencer a la cultura del fra-
caso. No creernos los peores, ni pensar que todo va a salir mal. No
darle prestigio intelectual al fracaso, ni solazarse en que todo es
negativo, en que nada puede durar. No querer que el otro fracase, ni
regocijarse en el fracaso ajeno. Esto no significa ser tontos volun-
taristas, eso significa reconocernos y proyectarnos, desde nuestra
identidad, con la autoestima y la cultura del trabajo como ejes.

38
Recuerdo esa Argentina de 2003, miles de argentinos sin trabajo,
cortando puentes y calles. ¿Cuántas veces le decían a Ud. Presidente
que había que proceder con mano dura? Ud. apostó por una Argen-
tina sin palos, apostó por la canalización democrática de la conflic-
tividad social, por los derechos humanos. Hemos sufrido demasiado
los argentinos, apostemos una vez más por la vida.

10 de diciembre. Asunción del mando en el Congreso


de la Nación

LA POLÍTICA MEJORA LA VIDA

Este es un escenario diferente al del 25 de mayo de 2003. El pre-


sidente, que está sentado a mi izquierda, junto a todos los argenti-
nos, cambió en estos cuatro años y medio el escenario que teníamos.
Lo hizo en nombre de sus convicciones, que son las mías y las de
muchísimos argentinos que siempre creímos en el país, en el pueblo
y en la nación, palabras que tal vez en tiempos de globalización no
suenen bien, pero a poco de conocer a los países con más desarrollo
económico y social, e indagar en las claves de su crecimiento y desa-
rrollo, uno puede encontrar en la defensa irrestricta de sus propios
intereses, como estados y sociedades, la clave de ese avance y ese
desarrollo. Por eso, pueblo y nación en tiempos de globalización
siguen más vigentes que nunca. Puede tal vez parecer una paradoja,
pero la diferencia de 22,25 puntos porcentuales que nuestra fuerza
obtuvo con la que salió en segundo término, son casi los mismos
22,24 puntos que usted, presidente, obtuvo por todo concepto en
las elecciones de 2003. Usted, sentado en este mismo lugar, con
más desocupados que votos, se propuso dar término a dos mandatos
constitucionales: el que había sido iniciado el 10 de diciembre de
1999 por imperio de la voluntad popular y el que se había iniciado
un 2 de enero por voluntad de esta misma Asamblea Legislativa,
luego de los trágicos sucesos del 2001. Ninguno de los dos manda-
tos constitucionales pudo cumplir los tiempos de la Constitución y

39
usted pudo junto a todos los argentinos, revertir aquella sensación
de frustración, que millones de argentinos sentíamos en esos días.
Lo hizo en nombre de un proyecto político. Usted nunca fue un pos-
moderno; en tiempos de la posmodernidad, usted es un presidente
de la modernidad y me parece que yo también. Creemos en los pro-
yectos políticos y en las ideas, creemos que es posible superar las
individualidades. Una idea, una propuesta, lleva mucho más que dos
minutos de televisión o cinco centímetros en las columnas de los
diarios. Las ideas y los proyectos son lo que triunfaron este 28 de
Octubre. No me engaño, nunca he creído en los triunfos individua-
les, creo en las construcciones colectivas. Este último 28 de octubre
se ratificó una construcción política, social y económica diferente, lo
hicimos entre todos los argentinos.

He pertenecido 12 años a este Parlamento


He estado sentada en esas bancas como ustedes y con ustedes,
como diputada y como senadora. Recuerdo madrugadas, fines de
semanas enteros aquí mientras se sancionaba el ajuste permanente;
"lo pide el Fondo si no se acaba todo" era la frase que más escu-
chábamos en aquellos días. De la política del ajuste permanente
que caracterizó la década de los ´90, pasamos al otro Parlamento,
al que aplaudía el default. De la hazaña del ajuste a la hazaña de no
pagar. Amigos y amigas senadores y diputados de todas las ban-
cadas, hemos logrado recuperar el equilibrio, el rol constitucional
que nos asigna nuestra Carta Magna, volver a ser unos los repre-
sentantes del oficialismo, los otros los representantes de la oposi-
ción; cada uno cumpliendo el mandato popular que le ha conferido
la ciudadanía, pero volviendo a tener la libertad que tal vez, desde el
advenimiento de la democracia no habíamos tenido. En los años ´80
el poder militar, o el partido militar, le arrancó a este mismo Par-
lamento, las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y luego en
las postrimerías del siglo XX el poder económico característico de
los ´90 y de la globalización, le hizo legislar el saqueo a la Nación.
Hemos recorrido un largo camino en estos años de democracia y
espero profundizar este rol del Congreso, donde podamos debatir
sin adjetivaciones, sin agravios, con propuestas alternativas y via-
bles, con memoria histórica de dónde viene cada uno, qué hizo y qué

40
representó, que es lo que nos da legitimidad para poder plantear
una propuesta.

Estamos reconstruyendo el sistema de decisión de todos


los poderes
Tengo grandes esperanzas, El Presidente que está a mi izquierda
lo hizo en la Casa Rosada, volvió a significar a la política como el
instrumento válido para mejorar la calidad de vida de los ciudada-
nos y para torcer un destino que parecía incierto, que parecía casi
maldito. Curiosamente fue desde la política donde por primera vez
en la República Argentina se empezó a gobernar sin déficit fiscal.
Fue desde la política donde por primera vez se comenzó un proceso
de desendeudamiento del país. Fue desde la política donde decidi-
mos cancelar nuestras deudas con el Fondo Monetario Internacio-
nal, para tener un modelo de acumulación con autonomía razonable
en un mundo globalizado. Fue desde la política y desde la Casa
Rosada donde pudimos evidenciar que los argentinos podíamos,
porque empezábamos a creer en nosotros mismos.

Una Corte Suprema de Justicia honorable


Desde los poderes ejecutivo y legislativo, saldamos una deuda
con los argentinos: una Corte Suprema de Justicia honorable. Falta
todavía que abordemos el resto del poder judicial, con una reforma
que necesariamente deberemos darle, para que la sociedad vuelva a
sentir a la justicia como un valor reparador y equilibrador, impres-
cindible en la reconstrucción de la seguridad para todos los ciudada-
nos. Quiero que discutamos estos temas. En el año 2005 aprobamos
la iniciativa de reforma del Consejo de la Magistratura, en vigencia
hace ya más de un año. Recuerdo los argumentos de muchos oposi-
tores y de los medios de comunicación, que no son lo mismo pero a
veces se parecen bastante. Aquellas profecías que se desgranaron en
radio, en televisión, en río de tinta acerca de que íbamos a manipu-
lar la justicia, o perseguir a los jueces probos, resultó desestimada,
no por otros discursos, sino por la realidad, por la práctica con-
creta de un nuevo Consejo de la Magistratura, que por primera vez
es presidido por un académico que precisamente no es de nuestro
partido. Además, a iniciativa de una consejera oficialista, y con la

41
aprobación de todos sus miembros, por primera vez los argentinos
vamos a conocer las declaraciones juradas de los hombres y muje-
res que deciden sobre nuestra vida, libertad y patrimonio. No es
una cuestión menor, también espero que podamos colocar a todos
los argentinos en pie de igualdad tributaria, que no haya ningún
argentino que no pague impuestos. Muchas veces sorprenden algu-
nas declaraciones de los que deben aplicar la ley y la constitución,
los que deben dar garantía de igualdad, porque si algo debe carac-
terizar el ejercicio de la democracia es la igualdad ante la ley, no
solamente la libertad, la libertad y la igualdad, la una sin la otra no
funcionan. Cuando se escuchan algunas declaraciones en cuanto a
que esto no es posible, se comprende la desazón que envuelve a los
ciudadanos y a las ciudadanas de a pie. En esta tarea de reconstruir
institucionalidad, los tres poderes del Estado, ejecutivo, legislativo
y judicial, hemos finalmente derribado el muro de la impunidad, y
decretado la anulación de las leyes de Obediencia Debida, Punto
Final e Indultos, aportando a la construcción del sistema democrá-
tico. Espero que en estos cuatro años de mi mandato, estos juicios
que han demorado más de treinta años en ser iniciados, puedan ser
terminados. Tenemos la obligación desde el ejecutivo, desde el par-
lamento, desde la propia Corte Suprema de Justicia y los Tribuna-
les, de adoptar y diseñar los instrumentos que, garantizando todos
los derechos que otros argentinos no tuvieron, permitan finalmente
enjuiciar y castigar a quienes fueron responsables del mayor genoci-
dio de nuestra historia. Se lo debemos a quienes fueron las víctimas,
a sus familiares, a las Abuelas, a las Madres, se lo debemos a los
sobrevivientes que no pueden seguir estando sometidos a la tortura
del relato permanente de la tragedia. Y se lo debemos también a
las Fuerzas Armadas, para que de una vez y para siempre, hacia el
Bicentenario, se pueda separar la paja del trigo, y los argentinos
podamos todos volver a mirarnos a la cara.

Los argentinos nos debemos un relato diferente de noso-


tros mismos
No solo las instituciones del Estado en sus tres poderes deben
abordar la reconstrucción de nuestro país, también otros estamen-
tos de la sociedad, empresarios, dirigentes, medios de comunicación,
deben saber que el hecho de no integrar el espacio público guber-

42
namental, no los exime de la tarea y la responsabilidad que a cada
les corresponde. Los argentinos nos debemos un relato diferente
de nosotros mismos los argentinos, no de autocomplacencia, no de
ocultamiento, pero sí de reconocimiento por los logros obtenidos.
Marcar lo que falta, y reconocer lo que se ha logrado. La socie-
dad es parte importante. No se puede cambiar un país únicamente
con un buen gobierno en sus tres poderes. Para cambiar un país
hace falta un buen gobierno y una buena sociedad, donde cada uno
de los ciudadanos sepa que todos los días cuando toma decisiones,
está también construyendo el modelo de sociedad en la que quiere
vivir. Debemos interpelarnos cada uno de nosotros, más allá de los
lugares que ocupemos como ciudadanos, qué hacemos todos los días
para ser un poco mejores y vivir en un país mejor. Esto no sig-
nifica diluir responsabilidades, sino simplemente que cada uno se
haga cargo de la que le corresponde en la construcción de una socie-
dad diferente. Instituciones y sociedad solo se reconocen cuando
pueden lograr objetivos de mejorar la calidad de vida de la gente.
Este nuevo modelo económico de matriz diversificada, de acumu-
lación con inclusión social, es la clave para los tiempos que vienen;
un modelo que reconoce en el trabajo, la producción, la industria, la
exportación y el campo, la fuerza motriz que permite a los argenti-
nos recuperar el trabajo y la esperanza de una vida mejor.

Debemos superar el tabú histórico


Siempre hubo entre los argentinos una controversia, sobre si el
modelo era la industria, o el modelo era el campo. Podemos demos-
trar que en un modelo de acumulación, campo e industria tienen
sinergia. Aquí hay roles importantes que cumplir, el acuerdo al que
hemos hecho mención permanente durante toda nuestra campaña,
y que no es un acuerdo de precios y salarios. Yo no he venido a ser
Presidenta de la República para convertirme en gendarme de la ren-
tabilidad de los empresarios; que se olviden. Tampoco he venido a
ser Presidenta para convertirme en parte de alguna interna sindical
o política. El acuerdo del que hablo es el acuerdo de las grandes
metas, de los grandes objetivos, cuantificables, verificables y luego
iremos por sector y por actividad analizando cuál es más competi-
tivo, cuál nos puede dar mejor ventaja, dónde se necesita inversión,
dónde innovación tecnológica. No es casual la decisión de haber ele-

43
vado a rango de ministerio a la investigación y la tecnología. Allí
está una de las claves para que la competitividad no solamente sea
por el tipo de cambio, sino también por la innovación y la investi-
gación. Esto lleva tiempo, esfuerzo, perseverar en los objetivos. Se
trata de poder sentar las bases de acumulación para que luego las
elecciones democráticas que marca la Constitución no signifiquen
que cada cuatro años los argentinos cambiamos de modelo econó-
mico y en una política pendular terminamos frustrando todo. Nadie
puede vivir cada cuatro años cambiando absolutamente todo. Siem-
pre hay que cambiar las cosas que se han hecho mal o hacer las que
no se han podido hacer, pero rescatando y profundizando las que se
hicieron bien. Este tipo de discusión, este tipo de debate es el que
nos debemos.

La educación como eje de transformación


El Presidente que está a mi izquierda y yo somos hijos de la
escuela pública y de la universidad pública y gratuita. No es casua-
lidad, no somos hijos de personas con mucho dinero, somos hijos
de trabajadores, producto de la educación pública. Creemos profun-
damente en la transformación, en el hacer y en el trabajar, y hemos
fructificado uniéndonos a hombres y mujeres de distinta pertenen-
cia partidaria con un solo objetivo: cumplir con el mandato popu-
lar. No nos votan para que nos peleemos entre nosotros. Nos votan
para que trabajemos por ellos, los ciudadanos y las ciudadanas. Esto
creo, es lo que también tenemos que hacer para mejorar la movi-
lidad social ascendente que ha caracterizado a este país dándonos
una poderosa clase media, y que permite que hijos de trabajadores
estudien en la educación pública y lleguen a la primera magistratura
del país. Ese es el país que tenemos que reconstruir los argenti-
nos, reconociéndonos en nuevos instrumentos y en nuevas políticas,
porque vivimos también en un mundo diferente y de esto finalmente
es de lo que quiero hablar, de nuestra inserción en el mundo.

Nuestra casa, el MERCOSUR


Ayer, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno tuve la foto-
grafía que creo que es la fotografía de nuestra historia, de nuestros
orígenes, de nuestros intereses. Allí, el Presidente del Brasil (Lula)
que hoy nos acompaña, el Presidente de Ecuador (Correa) , el Pre-

44
sidente de Paraguay (Lugo), el Presidente de Bolivia (Evo), el Pre-
sidente de Venezuela (Chávez) junto a nuestro Presidente (Néstor)
firmaban el Acta Fundacional de lo que espero sea un instrumento
para la transformación económica y social de nuestros pueblos. Esta
es nuestra casa, el MERCOSUR, nuestro espacio, al que esperamos
que se incorpore a la brevedad Venezuela para cerrar la ecuación
energética de América latina, porque alimentos y energía serán la
clave de un futuro que ya está aquí en la puerta, que no es tan lejano.

Uruguay y las pasteras


Quiero también agradecer la presencia del Presidente de la
República Oriental del Uruguay, el doctor Tabaré Vázquez. Quiero
decirle con toda la sinceridad que no va a tener de esta Presidenta
un solo gesto que profundice las diferencias que tenemos, pero tam-
bién con la misma sinceridad quiero decirle que esta situación que
hoy atravesamos no nos es imputable. Porque más allá de medidas
que muchas veces podemos no compartir, lo cierto es que nosotros
nos hemos presentado en la Corte Internacional de La Haya porque
se ha violado el Tratado del Río Uruguay al instalar las pasteras.
Este y no otro es el conflicto; resituar el conflicto requiere también
un ejercicio de sinceridad por parte de todos nosotros que no sig-
nifica ahondar la diferencia; simplemente saber cuál es la diferencia
para darle gobernabilidad a esa conflictividad, hasta tanto resuelva,
como corresponde a los Estados de derecho, el Tribunal Jurídico
Internacional que ambos pactamos en el caso de controversias. Esta
es la situación, pero sepan compatriotas del Uruguay, que los argen-
tinos lo sentimos siempre nuestros hermanos. Que de esto no haya
ninguna duda.

Ingrid Betancourt
Quiero también hacerme eco del llamado al Presidente de la
República Argentina por parte del señor Presidente de la República
de Francia, Nicolás Sarkozy, para que colaboremos en la negocia-
ción o en lo que podamos hacer en cuanto a lograr la liberación de
la ciudadana franco-colombiana Ingrid Betancourt cuya madre hoy
también nos acompaña aquí. Quiero comprometer el esfuerzo de
nuestra diplomacia, el esfuerzo de nuestro país y también solicitar a
Dios ilumine al señor Presidente de la hermana y querida República

45
de Colombia para poder alumbrar a una solución que exige el dere-
cho humanitario internacional, sin que esto signifique inmiscuirnos
de ningún modo en cuestiones internas de otro país. Pero creo que
hay un derecho humanitario internacional que amerita que ponga-
mos todo el esfuerzo para lograr una solución.

Un mundo unilateral es un mundo más injusto


Finalmente, queremos en este mundo global también fijar nues-
tra posición en cuanto a una necesidad imperiosa, la reconstrucción
del multilateralismo. Un mundo unilateral es un mundo más inse-
guro, más injusto. Hemos vivido los argentinos dos veces, en 1992 y
1994, los ataques del terrorismo global. La lucha en la que estamos
comprometidos contra ese terrorismo tampoco nos debe llevar a
justificar que por temor al terrorismo global incurramos en la vio-
lación global de los derechos humanos. No creo en esa ecuación.
No lo creo por convicción y no lo creo por estrategia política en la
lucha contra el terrorismo. Creo que, por el contrario, es una estra-
tegia que abona y es absolutamente funcional a los objetivos que
ellos pretenden lograr. Por eso creo que es no solamente de gente
sensible ante la condición humana, sino inteligente, adoptar meto-
dologías que precisamente no conlleven ningún tipo de violación a
los derechos humanos. Reafirmamos, una vez más, nuestro reclamo
irrenunciable e indeclinable a la soberanía sobre nuestras Islas Mal-
vinas. Le decimos al país ocupante, que en todos los foros inter-
nacionales luce como respetuoso, que hay una situación de enclave
colonial, denunciada ante Naciones Unidas, y que es hora de volver
a cumplir el mandato de esas mismas Naciones Unidas de las que
todos formamos parte. La multilateralidad y la equidad permitirán
vivir en un mundo más seguro.

El ejemplo de Eva
Convoco a todos los hombres y mujeres de mi país, a los que nos
votaron y a los que no lo hicieron, porque hoy estamos represen-
tando los intereses de todos, quiero hacerlo desde mis convicciones.
Sé que faltan muchas cosas, sé que tendremos que corregir otras.
Estoy convencida de que lo vamos a poder hacer con el trabajo de
todos. Tengo la fuerza y el ejemplo de otras mujeres para poder
hacerlo. El ejemplo de Eva. El ejemplo de unas mujeres con pañuelo

46
blanco que se atrevieron cuando nadie se atrevía, Madres y Abuelas
de la Patria.

17 de diciembre. Acto de asunción como presidenta


pro tempore del MERCOSUR.

SER DE AMÉRICA DEL SUR

Leía antes de venir aquí, en letras de molde, que esta iba a ser una
reunión de defunción del MERCOSUR. Lo escribían los que nunca
creyeron en el MERCOSUR, los que en cada uno de nuestros países,
tampoco creen en sí mismos, en la potencia del pueblo, en la iden-
tidad cultural, en la pertenencia histórica. Este MERCOSUR ha
sobrevivido a la década del neoliberalismo en la región, donde nos
hicieron creer que el Estado ya no servía, que el mercado era el
mejor asignador de recursos, el único que podía a derramar riqueza
sobre todos. El MERCOSUR no solamente goza de buena salud
sino que además, tiene excelentes anticuerpos. Debemos profundi-
zar ahora, en un tiempo diferente para nuestra región, que ha vuelto
a reencontrarse en su identidad, con gobiernos que han hecho de la
democracia y la inclusión social dos ejes irrenunciables de la activi-
dad política. Nuestro desafío será lograr un código aduanero que
impida que los productos de cada país tengan que pagar aranceles
en una y otra jurisdicción. Es una tarea que podemos llevar a cabo.
También debemos afrontar el problema de la integración pro-
ductiva, la reindustrialización, este segundo proceso de reindustria-
lización que está teniendo mi país y que es dable que sea extendido
a todas las otras jurisdicciones, porque todos sabemos que la clave
en la mejor calidad de vida para nuestros pueblos es agregar valor
a nuestros productos para poder colocarlos mejor en el mundo, y de
esta manera tener trabajo digno, que ha sido siempre el gran signo
de la movilidad social ascendente. Necesitamos obras de infraes-
tructura para que esta unidad sea percibida y disfrutada por nues-
tra sociedad, de modo tal que no solamente sean defensores de este
espacio común los gobernantes sino también las sociedades. Es un
gran desafío y tenemos que darlo.

47
La política no es sucia
Algunos que hacen política desde adentro y desde afuera de
nuestros países, son los que hacen operaciones sucias en la región.
Pero la política es maravillosa, es un instrumento que ha servido
para mejorar la calidad de vida de los pueblos. En nuestra historia
de apenas de 200 años, ayudó a liberar a esta región, que nunca fue
una región que colonizara, sino que fue colonizada. Nuestra región
fue profundamente libertaria. Nuestros libertadores hacían polí-
tica, muchos tuvieron que meterse a militares para lograr esa tarea
libertaria. Vaya mi recuerdo a ese gran argentino que fue Manuel
Belgrano, a José de San Martín, a Bolívar, a Artigas, a O´Higgins, a
tantísimos latinoamericanos que con el instrumento maravilloso de
la política, dieron su vida por la libertad y también por la igualdad,
porque las dos cosas deben ir unidas. Libertad sin igualdad no sirve,
igualdad sin libertad tampoco. Queremos igualdad en libertad. Y
aquí, en América Latina, un continente tan inequitativo en la distri-
bución de la riqueza, debemos dar la lucha por la igualdad. En esto
no tenemos que ser ingenuos, amigos y amigas presidentes, creo que
muchas veces vamos a sufrir, como lo estamos sufriendo en estos
momentos, "interferencias", por llamarlo de algún modo generoso
en términos diplomáticos o eufemísticamente, "interferencias" de
los que solamente quieren países empleados y subordinados y no
entienden la política de amistad que sí entendemos los pueblos de
Latino América. En esto tenemos que ser muy serios, no recurrir
al discurso panfletario por allí, pero sí al discurso firme, sincero y
genuino de que no nos van a doblegar. Vamos a seguir luchando por
la profundización de este MERCOSUR; vamos a seguir abogando
por un mundo multipolar, la multipolaridad que da equilibrio en
las relaciones internacionales. El unilateralismo ha creado sólo tra-
gedia, dolor e inseguridad en el mundo contemporáneo. Tenemos
que volver a reconstruir el equilibrio perdido, y en esto, el MER-
COSUR, tiene que ser una punta de lanza. Me siento latinoameri-
cana, hermana de mis hermanas latinoamericanas, una ciudadana.
Me gusta llamarme ciudadana. Ser ciudadano nos da una categori-
zación universal, la del respeto por las libertades, las igualdades y
la defensa irrestricta de los derechos humanos, la del respeto por la
condición humana.

48
2008
Redistribución y
traición

“Cuando hay pérdidas quieren que la sociedad las absorba, en


una suerte de socialización de vacas flacas, pero cuando las vacas
vienen gordas, las vaquitas son solo para ellos y las penitas para
los demás.”
“Despojando ya de los discursos, de la bulla mediática, separando
todo, lo que queda es esto: la reacción de alguien que se niega
a contribuir en la redistribución del ingreso para los que menos
tienen.”
Por la 125, 128 días de paro patronal agropecuario, los piquetes de
la abundancia cortan las rutas. En el congreso se debate y se vota:
¡36 a 36! El histórico voto "no positivo" del vicepresidente Julio Cobos
desempata. Néstor Kirchner es electo presidente del PJ. Chau AFJP.
Las jubilaciones vuelven al Estado. El ministro de Economía Martín
“125” Lousteau es reemplazado por Carlos Fernández. Al jefe de Gabi-
nete Alberto Fernández lo sucede Sergio Massa.  Menéndez y Bussi
son condenados a perpetua.  Diego Maradona es el nuevo técnico de
la selección. Queen sin Freddy en Vélez, y Madonna en River. Se descu-
bre la galaxia más lejana. Barack Obama es el primer presidente negro
elegido en los Estados Unidos.  Se celebran los Juegos Olímpicos en
Beijing, China. Empezamos a extrañar a Jorge Guinzburg. 
1 de marzo. 126° período de sesiones ordinarias del
Congreso de la Nación Argentina.

EL ACUERDO DEL BICENTENARIO

Dar cuenta del estado de la Nación, presupone tres ejercicios bási-


cos. El primero, saber de dónde venimos; el segundo, cómo estamos
y el tercero, hacia dónde vamos y cómo definimos sus instrumentos
operativos.

¿De dónde venimos?


Venimos de una sociedad desequilibrada, con fuertes crisis, de
una Argentina volátil, de un pasado volátil. Desde 1900, uno de cada
tres años había sido de recesión. En los últimos 24 años la Argen-
tina tuvo 9 recesiones que le costaron el 38% de su Producto Bruto
Interno. En ese mismo lapso Chile tuvo una sola recesión y Brasil
tres, con una notable diferencia en la pérdida de Producto Bruto
Interno en relación a nosotros.

¿Cómo estamos y hacia dónde vamos?


Por primera vez en cien años tuvimos cinco años ininterrumpi-
dos de crecimiento económico a tasas superiores al 4 y 5 por ciento.
Si este año volvemos a crecer, habremos completado, desde 1810
a la fecha, el mayor período de crecimiento de toda nuestra histo-
ria. Lo hicimos con un modelo de acumulación de matriz diversi-
ficada con inclusión social, donde pudimos articular, por primera
vez, a sectores que parecían antagónicos como la industria y el
campo. Pero donde además logramos el comportamiento virtuoso
del Estado que permitió: administración fiscal correcta, superávit
fiscal primario, superávit comercial. El sesgo claramente exporta-
dor del modelo, constituye uno de los pilares básicos que es el de los
superávit gemelos, con un tipo de cambio competitivo que ha per-
mitido reposicionar a la Argentina en el mundo. Un claro proceso
de desendeudamiento pasó de la renegociación de la deuda externa
a la cancelación total y definitiva con el Fondo Monetario Inter-

51
nacional. Esto se tradujo en números sociales. Pudimos llegar, por
primera vez en trece años, a una desocupación de un dígito, que el
último trimestre medido fue del 7,5 frente a aquel 22 por ciento de
desocupación que deshonraba la historia de los argentinos. Pudimos
hacer una notable reducción de la pobreza y de la indigencia, pero
seguimos con una pobreza de dos dígitos. Uno de nuestros objetivos
será llegar a la pobreza de un dígito en el Bicentenario de nuestra
independencia en 2016.
Algunos creían que el acuerdo económico era un acuerdo de
estabilización de precios y salarios como tantas veces hemos cono-
cido y que finalmente han terminado siempre en recesión. Aquí no;
aquí queremos hacer acuerdos sectoriales, ir actividad por activi-
dad, agregando valor y construyendo las cadenas de valor, para que
cada sector pueda generar más productividad, más trabajo para los
argentinos y más saldos exportables.
Este va a ser el siglo de los alimentos, la energía y el conoci-
miento. Argentina es un país que está en condiciones de producir
alimentos para más de 500 millones de personas, pero al mismo
tiempo, por el alto grado de competitividad que hemos adquirido,
por la tecnología que hemos desarrollado en la producción de esos
alimentos y por tener una población que no alcanza a los 40 millo-
nes, podemos sostener precios internos que permitan calidad de
vida a nuestro pueblo y fuertes saldos exportables que deben ser
incrementados en el valor agregado, porque si el valor de la soja, del
trigo tiene un valor hoy muy calificado, dentro de un pollo o de un
cerdo triplica y quintuplica el valor.
A través de acuerdos sectoriales se cierra el círculo virtuoso
del sostenimiento y crecimiento del mercado interno, calidad de
vida para los argentinos, y aumento en la exportación. Este es el
modelo que proponemos, de profunda racionalidad e inteligencia.
Si podemos entender esta sinergia de los distintos sectores en este
momento tan particular que vive la Argentina y el mundo, esta-
mos ante la oportunidad histórica, de que este ciclo de crecimiento
inédito de cinco años, pueda transformarse en un ciclo de creci-
miento de 10, 15 y 20 años que sean los que nos permitan entonces
alcanzar las metas de erradicación de la pobreza y la indigencia. La
clave está en la economía.

52
Integración regional
Nosotros tenemos que entender –y cuando hablo de nosotros
hablo de nosotros y de nuestros socios principales, la República
Federativa del Brasil con quien hoy tenemos un déficit comercial
de 4.317 millones de dólares, que se ha incrementado en un 17 por
ciento respecto del año pasado– cuál es la solución para abordarlo,
lo hemos charlado con el presidente Lula y lo estamos haciendo per-
manentemente. Tenemos que lograr un equilibrio de balanza comer-
cial razonable a través de mayor integración y de mayor grado de
complementariedad entre todas las industrias, fundamentalmente, el
sector automotriz es el que explica casi el 50 por ciento del déficit de
la balanza comercial. Tengo muchas esperanzas y mucha confianza
de que podamos abordar con mucha racionalidad la nueva discusión
del nuevo plazo que vence ahora el 30 de junio del corriente año,
porque la integración tiene que ser vivida por todos los sectores
que la conforman de una manera equitativa para que se entienda que
es beneficiosa para todas las partes y no solamente para una. Esta
ha sido la clave de integración en la Unión Europea y sabemos que
esta debe ser la clave de integración aquí, en América del Sur, en
el MERCOSUR. Por eso también la incorporación de la República
Bolivariana de Venezuela al MERCOSUR para cerrar finalmente la
ecuación energética que es el segundo capítulo, el de la infraestruc-
tura, en donde lo vamos a abordar, es clave. No es una cuestión de
simpatías personales o amiguismos políticos. Es, simplemente, un
ejercicio de racionalidad para integrar y cerrar definitivamente la
ecuación energética en América del Sur.

Inversión pública
En pocos días más presentaremos la planificación estatal para la
inversión pública en todo el territorio de la República. El Decreto
1.824, del año 2004, creó la Subsecretaría de Planificación Territo-
rial para la Inversión Pública. Tenía por objetivo recorrer el país
con especialistas para reunir consensos básicos en torno a cada pro-
vincia, y saber cómo iba a intervenir el Estado de acuerdo a los inte-
reses de cada región, en materia de desarrollo, servicios, turismo,
zonas de producción, hábitat de cada uno de los habitantes. A través
de consensos por primera vez en la República Argentina abordamos

53
la planificación estratégica del desarrollo de la inversión pública en
cada una de las provincias. Esto es clave y forma también parte de
lo que yo llamo el "Acuerdo del Bicentenario".
AySA ha desarrollado su Plan Quinquenal para los años 2007-
2011, con más de 5.700 millones de inversión, el objetivo es agua
potable para el cien por ciento de los argentinos.

Expansión de la generación de energía


Vamos a incorporar este año un 11% en materia de expansión de
la generación de energía eléctrica, y el 8% en materia de gas, lo que
permitirá afrontar sin riesgos la producción durante todo el año.
En Olivos, durante la semana pasada, nos reunimos con los
presidentes de Bolivia y del Brasil para la creación de un grupo
coordinador integrado por los ministros de Energía –la próxima
reunión tiene lugar en La Paz y será presidida por Evo Morales–
no solamente para la administración y el uso racional, porque esta-
mos absolutamente interconectados. Del mismo modo que Bolivia
nos vende gas a nosotros y al Brasil, nosotros lo devolvemos en
garrafas a Paraguay y a Bolivia. Brasil nos vende energía eléctrica,
nosotros le damos gas a través de Uruguayana que ellos convierten
en energía eléctrica. Le damos electricidad a la República Oriental
del Uruguay, la República Oriental del Uruguay nos devuelve tam-
bién energía y nosotros gas a Chile, porque, tal vez, no sé si por
cuestiones electorales o por lo que fuere, no importan los motivos,
lo importante son los resultados, quiso instalarse que el problema
de la energía era una cosa que sucedía únicamente en la República
Argentina, y esto no es así; el problema de la energía, es un pro-
blema del mundo y de la región, y nosotros estamos en el mundo y
en la región. Por lo tanto, debemos abordar la cuestión con serie-
dad y con mucha tranquilidad además, porque esta preocupación no
es producto de que se cayó el producto y tampoco tenemos ener-
gía. Leía el otro día en algunos diarios que algunos "expertos", así
fueron calificados, pronosticaban que íbamos a tener problemas en
el invierno, los mismos que pronosticaban que íbamos a tener pro-
blemas en el verano y en el invierno pasado. Curiosamente, ambos
expertos fueron protagonistas de los cortes en los años ´80 cuando
el crecimiento del país era negativo. No era que no teníamos ener-

54
gía porque crecíamos o no nos alcanzaba por el tipo de crecimiento
que teníamos. No, crecíamos a tasas negativas, decrecíamos, y no
teníamos energía. Los “expertos”, cuyas opiniones hoy se publican,
eran los responsables institucionales y políticos en ese momento de
darle energía a los argentinos y una buena economía. Ni lo uno ni lo
otro, mala economía y nula energía. Sin embargo, pronostican, pon-
tifican y, por supuesto, terminan generando comentarios que creo
que no le hacen bien a nadie. El deber que tenemos, cada uno en el
rol que le cabe, es el de informar y no el de asustar. La diferencia es
notable entre informar y asustar. El acuerdo al que hemos llegado,
curiosamente no fue publicado ni pude verlo en letra de molde en
ninguna parte. Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, anun-
ciaba que había dado instrucciones a las empresas productoras de
gas en Bolivia, tal cual lo había dicho en la reunión de Olivos, que el
mantenimiento de pozos no se hiciera durante la etapa invernal que
es normalmente donde más se demanda gas tanto en Brasil como en
Argentina y como en Chile, sino que el mantenimiento lo hicieran
fuera de la temporada crítica, con lo cual permitiría aumentar la
producción de 39 a 41 o 42 millones. Esto no apareció publicado en
letra de molde. Sí apareció publicado en letra de molde la palabra de
algún titular de alguna compañía energética que dijo, con un crite-
rio poco feliz para la integración y la solidaridad latinoamericana,
"ni una molécula de gas para la Argentina". Esto sí fue publicado.
No sé si será por pautas culturales de que siempre está todo mal, o
alguna otra pauta de alguna importante empresa. Pero lo cierto es
que la racionalidad y el acuerdo van a primar entre todos quienes
tenemos altísimas responsabilidades en la dirección de los Estados
que conforman la América del Sur. Confío plenamente en la respon-
sabilidad de los presidentes de la República Federativa del Brasil,
de la República de Bolivia, de la hermana República de Chile y del
Uruguay, porque creo que más allá de la lógica representación de
los intereses locales, hay una clara conciencia de que la integración
es el único camino posible.

Red ferroviaria
También en materia de infraestructura, ustedes han aprobado
hace muy pocos días, el diseño de un nuevo sistema de operatividad

55
en materia de ferrocarriles, que va a significar una matriz diferente a
lo que se ha tenido hasta ahora donde, por un lado, está la operación
ferroviaria y, por el otro lado, lo que es la operación de infraestruc-
tura y construcción de infraestructura. Esto, junto a las importantes
inversiones en materia de soterramiento de una línea ferroviaria, del
reposicionamiento prácticamente de toda la línea del San Martín,
más la electrificación del Roca. La importante inversión que esta-
mos haciendo en todo lo que es red ferroviaria, aborda un problema
que había sido dejado de lado en la agenda de los argentinos, con
nuestro sistema de trenes casi clausurado.

Poleas de crecimiento
El tema de la infraestructura significa, además, una de las poleas
de crecimiento. Mucho se ha hablado de la inversión o el gasto
público en la Argentina. Aún estamos muy por debajo en mate-
ria de inversión pública de lo que tienen los países desarrollados
que están por arriba del 40 por ciento, en su gran mayoría, en la
inversión pública como un instrumento fundamental para el movi-
miento y el crecimiento de la economía. Y creo que, en este sentido,
la infraestructura económica, además de ser una formidable polea
de crecimiento, es la que da sustentabilidad a la actividad privada a
través de autopistas, puertos y rutas, y mejoras sociales, porque los
que viven en las viviendas que se construyen, son los trabajadores
que luego van a las fábricas, los que concurren a nuevas y mejores
escuelas son los hijos de los que van luego a trabajar a comercios y
talleres. Es un círculo virtuoso que se construye para lograr entre
todos una mejor calidad de vida.

Terminar el ciclo escolar


En unos días más, vamos a lanzar a través del Ministerio de Edu-
cación, un plan de finalización de la escuela primaria y secundaria.
Hay, entre los argentinos menores a 40 años, 5 millones de argen-
tinos que no han terminado el colegio secundario que, como todos
ustedes saben, por ley del Congreso se ha tornado obligatorio y de
los cuales medio millón tampoco han terminado la primaria. Si le
sumamos a la población superior a los 40 años, estamos duplicando
las cifras. No es para ponerse nerviosos, porque también tenemos el

56
más alto grado de alfabetización de toda Latinoamérica, con un 97
por ciento. Pero lo cierto es que tenemos que abordarlo y hacerlo
a través de un plan que va a ser presentado, un plan flexible para
acordar también con medios tecnológicos modernos, para acordar
con sindicatos, empresas, organizaciones no gubernamentales, con
módulos que permitan contemplar las diferentes situaciones de
quienes no han podido terminar su escuela primaria y su escuela
secundaria. Tenemos el problema de la escuela primaria regionali-
zado y focalizado en NOA y NEA, lo vamos a abordar con mucha
fuerza en ese sector.
Quiero lograr una mejor calidad de educación. Siendo hija de
trabajadores, he llegado acá por la instrucción que recibí. Quiero que
todos los argentinos vuelvan a tener esa oportunidad que alguna
vez tuvimos nosotros. En estos días, hemos arribado a la primera
gran paritaria nacional docente. El Estado ha acordado junto con
los gremios del sector el salario testigo que establece la ley ele-
vándolo casi en un 24 por ciento, superando los recursos que este
propio Parlamento había asignado para ayudar al financiamiento de
las provincias que no puedan hacerse cargo de ese salario testigo.
También por primera vez el sector –y debo reconocerlo– se ha com-
prometido al cumplimiento de los 180 días de clases. Desde el año
2003 al año 2007, la anterior administración puso el acento muy
fuerte en la educación. No solamente hizo lugar a demandas de los
sectores políticos y gremiales en cuanto a una nueva ley de educa-
ción que sustituyera aquella que había sufrido tan duras críticas,
sino que, además, se decidió asignarle una cantidad de recursos, a
la construcción de infraestructura como nunca se había hecho. De
las 700 escuelas, ya tenemos 450 terminadas y queremos llegar a
mil. También la cantidad del 6% del PBI para cumplir en el 2010 en
materia de educación.
Acordamos también con el sector de educación de gestión pri-
vada, que todos aquellos que reciban subsidios del Estado, van a
publicar en Internet su declaración jurada de cuánto reciben del
Estado, cuáles son todos sus gastos, cómo impacta lo que reciben
del Estado, cuánto gastan en salarios, de modo tal que cada padre
pueda acceder, en un ejercicio de transparencia, a los costos, porque
allí actúan como usuarios y consumidores.

57
Hablando de transparencia
Cuando se habla de transparencia, de saber cuánto ganan y cómo
lo ganan, por lo general vienen al Parlamento, para saber cuánto
gana un legislador o cuántos asesores tiene, hay muchísimas organi-
zaciones que se han dedicado históricamente a eso, o a investigar qué
hacen en el Poder Ejecutivo. Es muy bueno que todos demos cuenta
a los ciudadanos sobre qué hacemos con sus recursos, qué hacemos
sus representantes en este Parlamento y en el Poder Ejecutivo. Pero
también sería bueno, por la transparencia del mercado, que los usua-
rios y consumidores sepan cómo se componen las distintas cadenas
de valor, porque tienen el derecho como usuarios y consumidores,
a conocer la racionalidad del precio que están pagando. Porque la
transparencia debe ser para todos, para el Estado y para el mercado,
para lo público y para lo privado. Es lo que una sociedad democrá-
tica debe exigir. Queremos trabajar junto a empresarios y producto-
res en las cadenas de valor, en cómo se van conformando los precios,
para poder articular con racionalidad un proceso económico que
está dando resultados, y que todos tenemos que ayudar a sostener.

Ciencia y tecnología
Hemos creado el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y consti-
tuido un plan de inversiones para dotar a nuestros investigadores
de los lugares físicos para poder desarrollar sus tareas. La repa-
triación de científicos, la mejora en la calidad de sus ingresos, un
sistema nuevo de becas con una fuerte orientación para todas aque-
llas actividades en las cuales tenemos cierto grado de criticidad y
necesitamos además incorporar nuevos profesionales, se va a seguir
profundizando y esto está absolutamente vinculado con el proceso
económico.

Ley de Educación Superior


Debemos sancionar una nueva Ley de Educación Superior, un
viejo compromiso que tienen las instituciones en la Argentina. Hace
pocos días me tocó estar en la ciudad de Córdoba, en una de las
universidades más prestigiosas, en la Casa de Trejo con su joven
rectora, por primera vez también una mujer es rectora de la Uni-
versidad Nacional de Córdoba, y le escuché decir algo que me pare-

58
ció importante, no solamente porque coincidí con lo que estaba
diciendo, sino además porque tenía desde la propia universidad, la
necesidad de reformular el concepto de la autonomía universitaria
en la República Argentina. La autonomía que se obtuvo después
de largas luchas en esa gloriosa reforma del ‘18 y que era la lucha
contra el régimen por la libertad de pensamiento, por la libertad
de cátedra, por la libertad de enseñar, a la que tenemos que seguir
defendiendo a rajatabla, por nivel académico y porque además las
universidades son las que generan el pensamiento crítico, el conoci-
miento, pero tenemos que articular lo académico con lo económico,
como hacen las grandes sociedades desarrolladas en todo el mundo,
porque si le ponemos conocimiento a este proceso productivo que
estamos desarrollando, como de hecho lo estamos haciendo, lo
vamos a multiplicar.
No es casualidad que por primera vez en la historia de la huma-
nidad, a fines del siglo XX, un hombre es el más rico del mundo
no porque se quedó con algo del otro, no porque tiene el petró-
leo, el oro, las riquezas, sino porque tuvo ideas y conocimientos.
Este cambio estructural en la manera de acumular riqueza es clave
en el mundo del siglo XXI y yo tengo grandes esperanzas por la
calificación de nuestros recursos humanos, por la calidad de nues-
tras universidades. Por alguna razón, en la República Argentina, un
país de premios Nobel y de hombres y mujeres brillantes, siempre
desvinculamos la cuestión académica, el conocimiento de lo econó-
mico, casi como si fuera pecado vincular el ejercicio intelectual con
la economía, cuando en realidad es un círculo virtuoso. No sola-
mente para lograr un mejor país, sino para devolverle al pueblo,
que sostiene a la universidad pública y gratuita, que sostiene nues-
tra educación, devolverle generación de riquezas. Quienes tuvimos
la suerte de asistir a una universidad, de haber obtenido un título
sin haber pagado un solo peso por ello, debemos saber que estamos
siendo sostenidos por muchos de los que tal vez ni siquiera termi-
nen su escuela primaria. Es por ellos que todos los universitarios
debemos hacer el gran esfuerzo de entender la necesidad de esta
reformulación histórica que creo que el país y la historia nos deman-
dan a todos.

59
Salud y desarrollo social
Necesitamos un acuerdo sanitario, un sistema nacional inte-
grado de salud donde lo público no compita con lo privado, sino
que, por el contrario, se articule en materia de recursos humanos,
de distribución regional, de capacitaciones regionales para ser más
efectiva la prestación de la salud. Y en esto, la señora Ministra de
Salud va a anunciar en los próximos días, dos planes que constitu-
yen una primera etapa de esta articulación: un programa nacional
de cardiopatías congénitas infantiles. En la Argentina nacen vivos
por año 700 mil chicos; 7.000 de ellos, el 1 por ciento, tiene car-
diopatías congénitas, de las cuales el 66 por ciento o sea 4.000, son
operables, pero entre el subsector público y el subsector privado
solamente pueden operar 3.000 con lo cual va quedando anualmente
un rezago de 1.000 chicos, 1.000 pibes de menos de un año que está
a la espera de poder ser operado con esperas de hasta 18 meses. El
plan va a abordar esta problemática, esto puede impactar en reducir
en un 6,34 por ciento la mortalidad en ese rango etario.
También, en esta primera etapa se va a lanzar un plan de capaci-
tación de recursos humanos, fundamentalmente en enfermería, que
es un sector crítico, en forma conjunta entre el sector público y el
sector privado. Y, conjuntamente con Desarrollo Social, que sigue
adelante con los planes que viene desarrollando en familias, plan ali-
mentario, plan de desarrollo local, van a abordar un problema clave.

Núcleos duros de pobreza


Llega un momento en que el crecimiento económico no impacta
en determinados sectores, a los que podemos denominar núcleos
duros de la pobreza. Tenemos generaciones de chicos que nunca
han visto trabajar a sus padres. Hagamos un ejercicio y pensemos
en cuando éramos chicos; todos veíamos en algún momento del día
entrar y salir a nuestro padre que iba y venía del trabajo o a nuestra
madre, en mi caso trabajaban los dos y nosotros teníamos que ir
al colegio a cumplir horarios, veíamos una vida de horarios, obli-
gaciones y cumplimientos. Hay generaciones de argentinos que no
han visto trabajar a sus padres. Se producen procesos de desociali-
zación y en algunos casos con mayor profundidad, por ejemplo, en
las zonas rurales. Por eso, se va a abordar en forma conjunta por el

60
Ministerio de Salud y el Ministerio de Desarrollo Social, el Plan
de Abordaje Integral que, en una primera etapa, va a comprender
a 216 localidades rurales y urbanas e involucrar en esto a más de
medio millón de personas de altísimo riesgo social, riesgo social que
no solamente lo han medido con el índice común de las NBI, sino
cruzando otras variables. Hay poblaciones de entre 2.000 y 10.000
habitantes donde muchas veces ni siquiera se tiene la posibilidad
de acceder a algunos de los servicios. Volveremos a articular a la
escuela con la salud. También se presentará simultáneamente con
ello el Plan de Sanidad Escolar, el PROSANE. Porque también se
había perdido lo que durante mucho tiempo tuvimos que era el con-
trol de la salud y las revisaciones en el colegio. Articular salud y
escuela va a permitirnos también abordar estos problemas.

Impunidad, seguridad y justicia


Quiero hablar de la impunidad, de la seguridad y de la justicia
en la República Argentina. Aquí ya no podemos hablar de acuerdos,
aquí tenemos que hablar lisa y llanamente de cumplimiento de la ley.
Los argentinos tenemos el derecho de demandar a la justicia, la fina-
lización de los juzgamientos a quienes cometieron delitos de lesa
humanidad durante la última dictadura. No es un tema de acuerdos.
También quiero hablar del tema de la inseguridad, porque
aunque parezcan desconectados lo uno con lo otro, creo que tienen
una conexión. El deterioro de las instituciones de seguridad empezó
durante la dictadura. Hoy cuando una madre o un padre o alguien
dice "había zona liberada para vender paco o droga o para hacer
aquel asalto o cometer aquel homicidio", no es distinta a otra “zona
liberada” que había durante la dictadura para llevarse o secuestrar
a alguien. No es distinto, hay una conexión. Unos, para delitos de
lesa humanidad, otros para delitos comunes, pero ambos contribu-
yendo a crear inseguridad. ¿Cuál es entonces la salida? Sé que hubo
algún proyecto para abordar en especial el tema del juzgamiento
de los delitos de lesa humanidad. Pero sinceramente creo que esta-
ríamos cayendo en una trampa mortal. Porque la solución debe ser
sistémica, no podemos tener leyes para delincuentes de lesa huma-
nidad y leyes para delincuentes comunes. Las leyes para delincuen-
tes son para todos los delincuentes, para los de lesa humanidad y

61
para los comunes también. Porque esta es la clave de la democracia.
La ley igual para todos. En estos días vamos a enviar al Parlamento
argentino, en nuestro rol de colegisladores, como nos corresponde,
podemos ser iniciadores desde el Poder Ejecutivo pero para que los
trate el Poder Legislativo, instrumentos de oralidad en los recursos,
de manera tal que el recurso ya no sea más traba en ningún juicio,
ni en los de lesa humanidad ni en los para delincuentes comunes,
y también que la interposición de recursos en instrucción no nos
entrampe y no nos deje elevar a juicio de plenario las causas. De
acuerdo con los números que tenemos, provistos por las organiza-
ciones de derechos humanos y también por la CONADEP, de las
992 personas directamente involucradas en violación a los derechos
humanos, solamente están en proceso unas 342, de las cuales solo
una tercera parte, aproximadamente o un poco menos, está en cár-
celes comunes, otras están en institutos militares y otros están en
arresto domiciliario, más allá de que, como todos ustedes saben, el
Estado a través de los organismos competentes, ha demandado per-
manentemente a la Justicia de que sean internados en lugares comu-
nes y no nos equivocábamos.
Hemos aumentado los recursos de la justicia desde 2003 a la
fecha en un 173 por ciento. Su planta de recursos humanos también
en un 17%. Esta Corte prestigiosa y prestigiada, tiene instrumentos
en sus manos, a través de leyes vigentes, para poder tener un mejor
servicio de justicia. En el caso de los delitos de lesa humanidad, se
me ocurre que el antecedente de la AMIA, cuando la Corte ordenó
que un solo tribunal se ocupara de la causa, es un antecedente a
tener en cuenta. Hay numerosas facultades que las leyes siguen con-
servando en manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación,
para controlar a todos sus juzgados inferiores, que deben ser ejerci-
das porque son el órgano supremo de ese poder. Y si tienen faculta-
des para poder instruir al Poder Legislativo a que dicte una ley o al
Poder Ejecutivo a que cumpla algo, ¡cómo no van a tener facultades
dentro de su propio poder! Yo soy keynesiana, el sistema no tiene
lagunas, se basta a sí mismo. Tomemos las facultades y que cada
poder, con las facultades que le da la Constitución y las leyes vigen-
tes, se haga cargo de la parte de responsabilidad que le compite en
la administración de justicia a quienes son el órgano supremo de la

62
Justicia, en la parte legislativa a quienes, como ustedes, conforman
este Poder, y en mi caso, a propender las políticas que mejoren la
calidad de vida de los argentinos. Esos son los roles institucionales
y constitucionales que cada uno de nosotros tenemos que tener.
Argentinos y argentinas, tengo plena confianza, no solamente
en el futuro, sino en el presente de la Argentina, porque vislumbro
que la sociedad está cambiando, ha comenzado a avizorar que es
posible construir un país mejor y que todos tenemos un grado de
responsabilidad en esa construcción.

25 de marzo. Firma de convenios entre AySa y muni-


cipios bonaerenses.

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: LOS PIQUE-


TES DE LA ABUNDANCIA

Recién escuchaba muy atentamente las palabras del señor presi-


dente de AySA, nuestra empresa de aguas, que atiende a la provincia
de Buenos Aires, por lo menos a gran parte del conurbano bonae-
rense, y a la Capital Federal, y escuchaba hablar de transformación,
de lo que significa una política inédita en materia de saneamiento
durante las últimas décadas. Pero quiero permitirme hablar de la
profunda transformación que ha tenido nuestro país. Las imáge-
nes que me tocó ver este fin de semana largo, aquí en la República
Argentina, casualmente en Semana Santa, siempre Semana Santa
ha sido emblemática para los argentinos, y como si fuera una señal
pegada, en esta oportunidad, a la memoria de una de las peores
tragedias que tiene la historia Argentina, y que fue la del 24 de
marzo de 1976. Una señal de la historia ¿casual? que el último de
estos cinco días fuera el 24 de marzo. En estos días hemos visto la
transformación que ha tenido la Argentina, desde el año 2003, a la
fecha. Recuerdo esa Argentina de miles de argentinos en piquetes,
cortando rutas porque les faltaba trabajo, porque hacía años que
habían perdido su trabajo o, tal vez, en el 2001, porque se habían

63
apropiado de los depósitos de pequeños ahorristas de la clase media,
Eran los piquetes de la miseria. Este último fin de semana largo nos
tocó ver la contracara, los piquetes de la abundancia, los piquetes
de los sectores de mayor rentabilidad. La Argentina ha cambiado
muchísimo, desde aquella tragedia a esto que parece casi un paso de
comedia. La historia ha cambiado y algunos sectores insisten con
las mismas prácticas de siempre y parece que no están decididos ni
a cambiar ni a entender. Aquellos argentinos, desesperados por la
miseria, se lanzaron a las calles y fueron duramente denostados de
algunos medios. Yo me acuerdo, años 2003 y 2004, como pedían al
Gobierno que diera palos y pusiera orden en la República Argen-
tina; infinidad de editoriales, de artículos pidiendo orden para los
que no tenían trabajo. Hoy, afortunadamente, millones de argen-
tinos han recuperado la dignidad de trabajar y curiosamente, rea-
parecen los piquetes, pero más violentos y protagonizados por el
sector de mayor rentabilidad de los últimos cuatro años y medio o
cinco. ¿Y por qué hago esta señalización tan exclusiva de fechas o
de períodos? Porque alguien desprevenido que viera la imagen diría,
"bueno, este es un sector que siempre fue rentable, que tuvo una altí-
sima rentabilidad, de repente viene un Gobierno, el ‘gobierno malo'
del presidente Kirchner o la "presidenta mala' Cristina Fernández
de Kirchner que quiere apropiarse de una rentabilidad que venía
de mucho tiempo en el sector". Pero es exactamente a la inversa,
porque junto con aquellos desocupados, junto con aquellos ahorris-
tas, también captados en sus depósitos, los productores del campo
se debatían, también, entre el remate de sus campos y la falta de
competitividad que la economía argentina, como tal, como sistema
macroeconómico los había llevado al fondo del pozo. Eso sí, allá por
1991, cuando se instaura la convertibilidad, el uno a uno, se elimi-
naron las retenciones. No había retenciones en la República Argen-
tina, eso sí casi nos quedamos sin productores con el uno a uno. Yo
me acuerdo el surgimiento de los movimientos de mujeres en lucha
porque remataban los campos, me acuerdo los primeros tiempos de
nuestro propio Gobierno, cuando los dirigentes ruralistas, que hoy
amenazan, no al Gobierno, sino a la sociedad con el desabasteci-
miento de comida, venían a pedir que por favor tuviéramos una polí-
tica de recuperación en materia de créditos bancarios para que no

64
fueran rematados sus campos; política que realmente se llevó a cabo
desde el Banco Nación, que siempre –bueno es reconocerlo– hizo
el aguante a todos los productores. Hay una rara conducta, cuando
hay pérdidas quieren que la sociedad las absorba, en una suerte de
socialización de vacas flacas, pero cuando las vacas vienen gordas,
las vaquitas son solo para ellos y las penitas para los demás.
Yo quiero aportar reflexión y pensamiento y preguntarles
a todos y cada uno de los que integran el sector, más allá de que
algunos me dicen: "hay una fuerte carga ideológica". Bueno, uno
puede ser peronista, antiperonista, no peronista, comunista, puede
ser cualquier cosa, en política se puede ser cualquier cosa, pero en
economía hay que tratar de ser lo más sensato y racional posible. Es
a partir del gobierno que se inicia en el año 2003, donde realmente
comienza a tener competitividad el sector.

¿Qué país queremos?


¿Queremos volver al país de unos poquitos o queremos este país
más justo, con mayor equidad, con mayor distribución? Porque las
retenciones, no son medidas fiscales, son profundas medidas redis-
tributivas del ingreso. Escucho y leo muchas veces a periodistas
que por allí tienen un marcado tinte progresista, encarar el tema de
las retenciones desde una percepción únicamente fiscal. Pero a ver,
¿qué es la distribución del ingreso? ¿Cómo se hace, si no es sobre
aquellos sectores que tienen rentas extraordinarias? ¿De qué ejer-
cicio me están hablando en materia de distribución del ingreso? ¿A
quién le vamos a pedir, a los países fronterizos? Algo que siempre
se declama, algo que siempre se dice pero que muy pocas veces se
cumple, ¿por qué?, porque hay que tocar intereses que muchas veces
son muy poderosos y que cuestan. Los llamo a la reflexión y les digo
que no me voy a someter a ninguna extorsión. Yo puedo entender
los intereses del sector, pero quiero que sepan que soy Presidenta
de todos, y que tengo que gobernar para los intereses de todos, para
que los argentinos que vivimos en la Argentina, sigamos pagando
precios argentinos por los alimentos. Somos todos nosotros los que
con el esfuerzo sostenemos este modelo y permitimos que los sec-
tores que tienen una mayor competitividad, puedan tener también
una mayor rentabilidad. Quería, finalmente, dirigirme a todos los

65
argentinos y pedirles un esfuerzo muy grande de tolerancia, porque
siempre las pujas distributivas y los enfrentamientos con sectores
generan violencia, violencia que por cierto he visto mucho más en
los sectores de alto poder adquisitivo que en aquellos que no tenían
trabajo.

27 de marzo. Parque Norte, Ciudad de Buenos Aires

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: LOS INTE-


RESES DE TODOS

Racionalidad, sinceridad, sensibilidad y responsabilidad caracteri-


zan a la condición humana. Escuchémonos, es importante no ocul-
tar las ideas con los gritos, es importante poder escucharnos, es
importante poder reflexionar. Vi escenas y carteles, escuché voces y
discursos, observé caras que poco tenían que ver con una conflicti-
vidad sectorial. Escuché, también invocaciones, insultos, a mi con-
dición de mujer, eso siempre nos pasa a todas las mujeres, se puede
ser presidenta de un país, jardinera o médica, pero cuando tienen
que criticarte y sos mujer lo hacen por el género, no por si sos buena
presidenta o mala presidenta, buena jardinera o mala jardinera, es
casi una capitis deminutio el género.

"Videla volvé"
Vi en un diario un cartel fotografiado que decía: "Kirchner mon-
tonero", no fue eso lo que más me preocupó, han dicho otras cosas
también del ex presidente. Debajo de eso decía: "Videla volvé".
Me pregunto todavía quién será el que pudo escribir eso, será una
mujer, un hombre, un viejo, un joven, quién puede en la Argentina
querer que Videla vuelva. Vi también caras de conocidos defenso-
res y defensoras de los genocidas, también, en esa Plaza de Mayo,
que después supimos no fue espontánea, la cadena de emails había
empezado por la mañana, mucho antes de que hablara, mientras se
lanzaba un paro por tiempo indeterminado. Sin embargo, se tituló

66
que la reacción fue por el discurso duro de la Presidenta. Quiero que
reflexionemos acerca de estas cosas por las responsabilidades que
nos caben a todos: dirigentes institucionales, sociales, mediáticos, en
la construcción de una Argentina pacífica y con inclusión social. La
inclusión social es la garantía de la pacificación nacional.

¿Qué pasó?
Qué fue exactamente lo que disparó esto que se presenta como un
conflicto con un sector económico, que por algunas características
que yo vi, por lo menos aquí en la Capital Federal, parece algo más
que eso, parece un conflicto político, fundamentalmente de aque-
llos sectores que condenan nuestra política de derechos humanos
y aquellos que han perdido las elecciones. Porque también vimos a
dirigentes de partidos autodenominados revolucionarios, que piden
la reforma agraria, allí compartiendo el reclamo, entre comillas, de
lo que parece ser un despojo que este Gobierno le está haciendo a
un sector económico. Parece ser que, por lo que dicen, fueron las
retenciones que se fijaron, quiero explicar un poquito esto muy bre-
vemente. Las retenciones no empezaron con este Gobierno, este
Gobierno ha tomado la decisión estratégica de rebajar, por primera
vez, las retenciones del trigo y del maíz y aumentar las de la soja.
Porque necesitamos, además, los argentinos como decisión estra-
tégica, que no se sojice nuestro campo, necesitamos más produc-
tores de trigo, de maíz, de leche, de carne. No solamente por una
cuestión de diversidad, sino porque hace a la calidad de vida de los
argentinos. Necesitamos controlar los precios internos. Para que
el pollo, la carne, la leche, el pan no valgan a precio internacional
y los argentinos puedan acceder a los bienes que se producen. Uno
de los problemas que tenemos hoy en la República Argentina, es la
altísima rentabilidad de la soja, que se exporta el 95 por ciento de
lo producido, cada vez es menor la producción de trigo, de maíz y
de carne. Desde el boom sojero, en la República Argentina, el cre-
cimiento ocupacional, del sector rural creció solamente en un 1,5,
mientras que el resto de la economía, afortunadamente, (industria,
servicio, comercio) pudo hacer crecer la tasa de ocupación en un 17
por ciento. Por eso hoy tenemos un 7,5 por ciento de desocupación.
No es una política antisoja, es una política esencialmente pro-Ar-

67
gentina, pro-pueblo, pro-campo también. No es una cuestión, como
alguien quiere hacerlo aparecer, entre campo e industria, una parte
importante de la planta industrial es de la agroindustria, todos son
necesarios: el campo, la industria, el comercio, los servicios, pero
todos tenemos que entender que todos tenemos que participar
armónicamente de ese crecimiento porque es la única manera de
erradicar definitivamente el hambre y la miseria, en la Argentina,
como lo estamos haciendo.

Decir la verdad
Este Gobierno no está en contra de los pequeños productores
que trabajan con sus manos el campo. Les quieren hacer creer a los
pequeños productores que queremos ir por ellos. Pero no piden por
los pequeños productores, piden por la totalidad de la eliminación
de las retenciones, los de los pooles sojeros también, los de los gran-
des productores también. Entonces, el primer ejercicio que debemos
hacer todos, la Presidenta de la República y los dirigentes secto-
riales, es decir la verdad. Este gobierno otorga compensaciones a
tamberos, a productores trigueros, a invernadores, uno lo puede ver
en internet, basta con ingresar a ONCCA, que es un organismo
que integra la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la Nación,
compensaciones para poder sostener el precio interno de la carne,
de la leche, del pan. ¿Cómo vamos a estar en contra de abordar el
problema del pequeño productor? Los grandes pooles son los que
dicen que el estado se quiere llevar toda la ganancia. Hablemos con
sinceridad, porque es la manera en la que nos vamos a entender.

El Grito de Alcorta
Quiero rendir homenaje, desde aquí, al Grito de Alcorta. Nues-
tros abuelos y bisabuelos, llegaron a Esperanza, Santa Fe, corridos
por el hambre o la política desde Europa. Venían a hacerse chaca-
reros. Los arriendos que les cobraban, el alquiler de las tierras no
los dejaban vivir, los esquilmaban y surgió así el Grito de Alcorta.
Quiero también homenajear a Francisco Netri, el abogado napolitano
que representaba los intereses de los chacareros contra el Gobierno
conservador, asesinado en 1916 por un sicario de la aristocracia del
campo. Este Gobierno popular siempre va a contemplar los intere-

68
ses de los pequeños productores. Pero, entonces ¿qué es lo que se
está discutiendo en la República Argentina? Se está discutiendo la
distribución del ingreso y un modelo de país. Las retenciones no
solo son una medida antiinflacionaria para que los alimentos puedan
estar accesibles para todos los argentinos, tienen también un fuerte
impacto distributivo. Todo es costo argentino para ellos, pero todo
lo que recaudan es en euros o en dólares. El peronismo nunca plan-
teó la lucha de clases, el peronismo nunca planteó la guerra entre
los pobres y los ricos, somos los creadores de la articulación entre
el capital y el trabajo, y fíjense, por estas cosas que tiene la vida,
que hasta hace unas semanas atrás, durante la campaña y durante
mis primeros meses de gestión, los grandes titulares, en cuanto a la
cuestión socio-económica, era qué iba a pasar con la presión gremial
por los salarios. Parecía que los malos de la película iban a ser los
trabajadores que iban a pedir salarios para que se derrumbara el
crecimiento, la producción, la actividad económica. Nada de eso está
pasando. Por el contrario, en un formidable aprendizaje histórico;
los trabajadores argentinos y sus dirigentes sindicales, han com-
prendido que el país está por sobre todas las cosas. Pregunto yo:
si los que son asalariados tienen este nivel de comprensión, de arti-
culación con los intereses de los demás sectores, de los que aún no
consiguieron trabajo o de los que aun teniendo trabajo informales
ganan mucho menos, ¿cómo no podemos obtener el tema de la sen-
sibilidad de los que más ganan? Y aquí viene la otra cuestión, la sen-
sibilidad. Y bueno, alguien me podrá decir, como escuché en algún
medio: "está bien, yo voy a seguir ganando plata, pero yo quería
ganar más porque me correspondía más". Y es bueno, no se puede
criticar a alguien por querer ganar. Me parece que lo importante es,
entonces, que entendamos cómo funciona un país. Porque junto a la
sensibilidad para entender cómo funciona un país, está la viabilidad
de que ese país tiene como sociedad y como Nación. Hemos probado
de todo los argentinos, hemos probado desde 1900 para adelante
muchas fórmulas. La fórmula de "la Argentina del Centenario",
agroexportadora únicamente la riqueza concentrada en unos pocos
y el resto la "ñata contra el vidrio". Duró poco. Con el voto popular,
sube al gobierno de Hipólito Yrigoyen. Luego, probaron, a partir
de 1930, con los golpes militares. Luego, vinieron los gobiernos de
signo popular que traicionaron el mandato y se convirtieron en los

69
gobiernos más liberales y seguidores del consenso de Washington.
Luego, probaron con un partido popular, centenario y democrático,
con un sector del progresismo, casi nos vamos todos al tacho. Han
probado de todo en 100 años. Ahora llevamos 5 años de crecimiento
sostenido y este año, si crecemos, argentinos y argentinas, va a ser
el crecimiento más importante de los últimos 200 años, toda nues-
tra vida. ¿No les parece un buen motivo para discutir, para dialogar,
para debatir? Pero el diálogo también tiene que ver con la respon-
sabilidad. Dialogar con una pistola en la cabeza es muy difícil, sobre
todo en democracia. No se dialoga tres horas antes de que hable la
Presidenta de la República decretando un paro, un lockout patronal,
contra el Gobierno, en definitiva, contra el pueblo al quitarle los
alimentos o al hacer que estos suban producto de la escasez. ¿Cómo
se dialoga? El otro día leía un interesante artículo –también hay
interesantes artículos en los diarios, sobre todo cuando los perio-
distas escriben lo que ellos piensan realmente y no lo que por ahí
se sugieren que escriban los dueños de los diarios– del periodista
Zaiat que hablaba de la metodología, esencialmente, de este paro y
se preguntaba qué pasa si el día de mañana los concesionarios de
los peajes, por ejemplo, dicen "o me aumentan las tarifas tanto por
ciento o no pasa ningún auto más". ¿Qué pasa si el día de mañana
los empresarios de los distribuidores de los servicios de gas, por
ejemplo, dicen "o me aumentan tanto las tarifas o no hay más gas
para nadie"? ¿Qué pasa si los distribuidores de energía eléctrica me
dicen "o me aumentan tanto las tarifas de energía eléctrica o no
hay más energía..."? ¿Esta es la forma de negociar en la República
Argentina? Creo en el diálogo. Pero sepan que, no por una cues-
tión de fuerza ni de orgullo, sino de responsabilidad institucional de
una Presidenta de la República, no se puede negociar sin que hayan
levantado las medidas de fuerza que extorsionan a la población. Es
una cuestión no de respeto a la democracia. Mucho se ha hablado
de la calidad institucional en la República Argentina, calidad que
parece ser sólo se le demanda a cierto sector. He visto que algunos
medios diferencian los piquetes por el color de piel. Así no se cons-
truye democracia. Así no se ejerce libertad de prensa. Se ejercee
libertad de prensa cuando se trata a todos por igual, sin importar el
color de piel o el apellido.

70
Cambalache
Represento los intereses de los que me votaron y los que no
me votaron. Dije en mi campaña que el eje era la inclusión social,
que íbamos a trabajar por la distribución del ingreso. Me pregun-
taron acerca de las retenciones y dije que no se podían modificar,
porque no solamente eran redistributivas, sino porque además ayu-
daban a sostener los precios de los alimentos de los argentinos. Sin
embargo, hubo otra fuerza política a la que escuché criticar en estos
días, que ganó aquí en la Ciudad de Buenos Aires, una importante
elección, 60 % de los votos, absoluta legitimidad política y social. En
la campaña, cuando le preguntaban si iban a aumentar los impues-
tos, lo negaron terminantemente. Luego aumentaron los impuestos
inmobiliarios de los sectores más pudientes, con lo cual estoy de
acuerdo, yo soy vecina también de la Ciudad de Buenos Aires. Estoy
de acuerdo con que cuando uno vive en un barrio con servicios y
en lugares que denotan un alto poder adquisitivo, uno tenga que
pagar más impuestos, está muy bien que sea así. Ahora, lo que no
se entiende, son los gritos de algunas paquetas señoras, vecinas de
donde yo vivo, que protestan con tanto entusiasmo contra retencio-
nes que se distribuyen entre el pueblo, y aplauden tanto a los que
en definitiva les aumentan los impuestos a ellas. ¿De qué naturaleza
es este conflicto para algunos sectores? De naturaleza política. Pero
no política partidaria, política de modelo de país. Soy consciente de
que una parte de esas cacerolas que el otro día estaban en la calle,
son por nuestra política de derechos humanos. Había en la plaza
defensores y defensoras de los genocidas junto a dirigentes autode-
nominados revolucionarios que proclaman la reforma agraria. En
fin, se podía ver de todo. Lamenté que Enrique Santos Discépolo no
estuviera vivo, hubiera superado Cambalache. En la puerta de Olivos
algunos gritaban: "¡No queremos a Cuba, no queremos a Evo Mora-
les, no queremos a Chávez!". ¿Qué tiene que ver esto con los inte-
reses de los pequeños productores rurales? Nada. La cuestión es
el modelo de país. Quiero convocar al diálogo al sector que corta
caminos, levanten el paro para dialogar.

71
1º de abril. Plaza de Mayo.

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: POR LA


CONVIVENCIA Y EL DIÁLOGO

Hace apenas dos días que se cumplieron cien días desde que juré
como Presidenta de todos los argentinos y créanme, hermanos y
hermanas, que nunca había visto en tan corto tiempo tantos ata-
ques a un gobierno surgido del voto popular, nunca tantas ofensas,
nunca tantos insultos. ¿Y por qué? Parece que solo he cometido
un pecado: haber sido votada por la mayoría de los argentinos en
elecciones libres, populares y democráticas. Tal vez, además de ser
votada, tenga otro pecado: el pecado de ser mujer. De los dos peca-
dos me siento orgullosa: ser mujer, y ser la primera que gobierna la
República Argentina en nombre del voto popular. Tal vez muchos
que hablan de institucionalidad y de cultura democrática deberían
practicarla, pero practicarla en las acciones concretas en lugar de
los discursos.

He visto el rostro de un pasado que quiere volver


Hubo otro lockout patronal. Las mismas organizaciones que hoy
se jactan de poder llevar adelante el desabastecimiento del pueblo,
llamaron a un lockout patronal el 24 de febrero de 1976, un mes
antes de la tragedia más terrible que hemos tenido los argentinos.
Esta vez no han venido acompañados de tanques, esta vez han sido
acompañados por algunos "generales" multimediáticos, que además
de apoyar el lockout al pueblo, han hecho lockout a la información,
tergiversando, mostrando una sola cara. Hoy pude ver mi caricatura
en un diario, no me molesta, me divierten mucho las caricaturas,
pero esta era una caricatura donde tenía una venda cruzada en la
boca, en un mensaje cuasi mafioso. ¿Qué me quieren decir, qué es
lo que no puedo hablar, qué es lo que no puedo contarle al pueblo
argentino? Ese pasado que quiere volver no va a poder, porque ha
cambiado la Argentina, ha cambiado el mundo y hemos cambiado

72
también todos nosotros, somos otro país, pese a quienes les pese.
Un país más abierto y tolerante, a pesar de los que solo quieren
agraviar.

En defensa propia
En esta tarde de alegría han llegado aquí bajo una consigna, la
del apoyo al gobierno nacional y popular, hombres y mujeres que
han venido en defensa propia, de sus trabajos, de sus logros, de sus
ilusiones, de sus conquistas, de sus esperanzas. Somos la plaza del
reencuentro y la transformación. Muchas veces nos dividieron con
enfrentamientos artificiales, que hoy intentan algunos burdamente
repetir. Cuando uno escucha a algunos dirigentes que dicen per-
tenecer al campo popular y representar a los pequeños producto-
res, digo yo, ¿se puede representar al pueblo y enorgullecerse de
desabastecerlo? ¿Se puede pertenecer y representar a los pequeños
productores que todos los días luchan contra los pools y las gran-
des concentraciones económicas? Hablemos claro, si hablamos con
el corazón en la mano, vamos a poder construir un país sin falsos
enfrentamientos.
Invito a los argentinos a hacer un ejercicio de memoria. Cuán-
tos sectores creyeron que aquel 24 de marzo iba a ser para mejor,
conozco inclusive militantes de los organismos de derechos huma-
nos con esta autocrítica. Hoy estamos en un momento histórico de
la patria. Nunca en 100 años habíamos protagonizado esta recu-
peración económica, trabajadores con trabajo, empresarios con sus
fábricas abiertas, comerciantes con sus comercios, estudiantes estu-
diando en las universidades públicas y en las universidades priva-
das. Si este año, argentinos y argentinas, volvemos a crecer vamos
a ser el período más fructífero de nuestros 200 años. No desaprove-
chemos la oportunidad, que no nos arrebaten el presente y el futuro,
sepamos defender con inteligencia, con democracia y con tolerancia,
sin hacer caso a las provocaciones, las conquistas sociales, políti-
cas y económicas que hemos logrado en estos 5 años. Argentinos
y argentinas, muchos de nosotros venimos de historias diferentes,
de experiencias diferentes, de lugares político sociales y hasta cul-
turales diferentes, pero lo importante no es de dónde se viene sino
hacia dónde vamos todos juntos argentinos. Esta es la clave, el país

73
que queremos. Y este país que ha vuelto a recuperar la fuerza del
trabajo, que ha vuelto a recuperar sus fábricas, que ha vuelto a recu-
perar la autoestima nacional y que tiene una oportunidad histórica
no la puede desaprovechar.
Me siento orgullosa de poder mirar al mundo y que el mundo
nos mire como ejemplo de plena vigencia de los derechos humanos.
Sé que hay costos personales que pagar, sé que cuando uno elige el
camino del pueblo, de una sociedad más justa y equitativa, las cosas
se hacen siempre más difíciles. Pero tengo la convicción, la fuerza y
el coraje para llevar adelante el mandato que me confirió el pueblo
argentino.

9 de junio. Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: REDISTRI-


BUCIÓN

Cuidar los alimentos de los argentinos y redistribuir el ingreso


fueron los dos objetivos. ¿Qué pasó en estos tres meses en los que
vimos cortar rutas y derramar ríos de leche? ¿Cuál fue el error que
cometió el Gobierno? Tal vez haya sido la ingenuidad política de no
advertir qué pasaría, al tocar una parte de la renta extraordinaria de
un sector para redistribuir el ingreso. ¿Realmente estamos decidi-
dos a abordar en la República Argentina el problema de la pobreza?
Porque el problema de la pobreza sin redistribución del ingreso y
sin tocar rentas extraordinarias, compatriotas, es imposible.

No es crisis, es la reacción de un sector


Hace unos días un periodista me hablaba de crisis y yo lo corre-
gía, en realidad no estábamos viviendo una crisis. Crisis los argen-
tinos vivimos en los días terribles del 2001, 2002, del 2003, con
millones de argentinos sin trabajo, con los fondos y ahorros confis-
cados, sin reservas en el Banco Central, endeudados, sin trabajo, sin
industrias, los comercios cerrados, con esa Buenos Aires desierta
del 2002, nadie en los restaurantes, sin autos en las calles. No vivi-

74
mos una crisis en estos 90 días. El consumo, las exportaciones y las
ventas siguen creciendo. Mejora la calidad de vida. No hay crisis, en
realidad vivimos la reacción de un sector, al que el Estado, en atribu-
ciones legitimas que le confiere la Constitución, había afectado una
parte de su renta extraordinaria para un ejercicio de redistribución.
Despojando ya de los discursos, de la bulla mediática, separando
todo, lo que queda es esto: la reacción de alguien que se niega a con-
tribuir en la redistribución del ingreso para los que menos tienen.

¿Un gesto de estadista?


El Estado no quiere cerrar las cuentas fiscales, quiere cerrar la
cuenta social de todos los argentinos. He pensado mucho en estos
días, acerca de algunos reclamos por un gesto de estadista, o un
gesto patriótico. ¿Qué sería un gesto de estadista? Sería, tal vez,
decirle a los sectores que más rentabilidad han tenido, en los últi-
mos tiempos, está bien, como durante 90 días cortaron caminos,
hicieron lockout patronal, no permitieron que otros argentinos tra-
bajen, encarecieron productos, está bien, hay mucho lío, ¡quédense
con todo! vamos a ver qué hacemos el resto. ¿Qué podría decirles
después a todos los argentinos? “El campo están en orden. Feliz día
de la Bandera.” Pero saben qué, creo sinceramente que los estadis-
tas debemos gobernar con mucha responsabilidad institucional y
social, teniendo en cuenta las urgencias de los que más necesitan
para poder hacer sustentable una sociedad.

17 de junio. Conmemoración del 53º aniversario del


bombardeo a la plaza de Mayo

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: LA DEMO-


CRACIA SE DEFIENDE CON MÁS DEMOCRACIA

Conmemorando el 53 aniversario de los bombardeos a la Plaza de


Mayo, inauguramos un monumento en la plaza que está al lado de
la Casa Rosada, recordando no solamente hombres y mujeres que

75
perdieron la vida en esa trágica jornada, sino fundamentalmente
una de las claves de la historia contemporánea de los argentinos.
Ese día, aviones de la Marina bombardearon la Casa Rosada, esta
Casa Rosada, donde un Gobierno constitucional, que presidía el
general Perón, conducía los destinos de la República. Sería fácil úni-
camente pensar que fueron militares los que bombardearon la plaza,
de hecho lo fueron, obviamente, conducían los aviones, pero nunca
en la historia de nuestro país los golpes de Estado solamente han
tenido protagonistas militares, eso no es cierto, es una reducción. Es
tal vez encontrar un fantástico chivo emisario, las Fuerzas Armadas
Argentinas, que permítanme decirlo, más allá de las responsabilida-
des que les han cabido, siempre han sido utilizadas como mascarón
de proa para interrumpir procesos democráticos. Es algo que tam-
bién debemos reconocer como verdad histórica, sin que ello implique
eliminar responsabilidades, pero colocarlas sí en su contexto histó-
rico, como un homenaje a la verdad. Y yo creo que de allí en más,
se instaló en la Argentina la impotencia de aquellos sectores civiles,
que incapaces de organizar un proyecto político que fuera conva-
lidado por el voto popular, utilizaban a las Fuerzas Armadas para
tomar el poder. El mejor homenaje que podemos hacer a esas vidas,
como argentinos, es que finalmente se pueda reconstruir un sistema
político donde todos puedan sentirse representados y expresados.
Porque la clave está en presentar las ideas de cada uno, los modelos
de país de cada uno ante la ciudadanía, y cuando ésta elige y vota, si
ese voto no nos ha sido favorable, a mejorar la propuesta y esperar
el próximo turno electoral, esa es la clave.
Toda la vida he militado en el peronismo, siempre he creído en
la justicia social, en la distribución del ingreso. Nos tocó ganar y
perder elecciones como partido, pero siempre fuimos respetuosos
de la voluntad popular. Quiero convocar a todos, a aquellos que tal
vez no les guste este modelo que a partir del 25 de mayo del 2003
devolvió a los argentinos esperanza, trabajo, tal vez porque piensan
que pueden hacerlo mejor o de otro modo, o tal vez porque piensan
que es bueno que por ejemplo pueda haber pobres y ricos, y que
tienen derecho a pensarlo y a sentirlo así, pero asumirse, cada uno
en su espacio, con vocación participativa y democrática, a someterse
a la ciudadanía.

76
Siempre fueron los jóvenes los que pusieron la sangre
Escuchaba a quien me precedió en el uso de la palabra, su padre
tenía 29 años cuando murió, 4º año de derecho, Policía Federal. Siem-
pre fueron los jóvenes los que pusieron la sangre en nuestro país. En
el `55 fueron jóvenes; en el `76 fueron jóvenes; en Malvinas fueron
jóvenes; y fueron jóvenes también en los días de diciembre del 2001
los que murieron. Siempre son los jóvenes. Yo les pido en nombre
de esos jóvenes, que no solamente mueren por una bala, sino por la
miseria o por la droga, porque no han tenido las oportunidades que
tuvimos quienes vivimos y nacimos en un país distinto. Ayer hizo
53 años, yo soy del 53. Nací en un país donde había trabajo, donde la
gente aprendió a comer todos los días y cuatro veces, donde muchos
tuvieron vacaciones por primera vez, donde muchos conocieron el
mar porque empezaron a hacer turismo popular Perón y Eva Perón.
Por esas cosas y en nombre de ellos, les pido a todos, que respetemos
la democracia.
Todos ustedes saben los días que corren. Quiero anunciarles
que a esta medida de las retenciones móviles que tanto revuelo
ha causado a un sector, que hace 90 días corta rutas, e impide que
otros argentinos transiten libremente; quiero darle más contenido
democrático y más institucionalidad aún. En el día de la fecha voy a
enviar al Parlamento de la Nación un proyecto de ley, para que sea
tratada la medida, más allá de su vigencia, porque es una facultad
que, de acuerdo al código aduanero, le corresponde al Poder Eje-
cutivo. Pero yo digo que la democracia se defiende con más demo-
cracia y que las instituciones se defienden con más instituciones.
También pido igualdad en el tratamiento ante la justicia. Porque
usted, ex presidente Kirchner, tuvo un logro que fue fundamental en
nuestra historia, logró cambiar una Corte Suprema de Justicia que
era una vergüenza para los argentinos. Pero también debo decirle
que aún nos falta mucho para lograr una Justicia que sea igual para
todos. ¿Por qué digo esto? Me acordaba hace días de algún mili-
tante social que por pedir comida en un supermercado o cortar una
calle, fue condenado y cumplió cárcel, dos años en Batán. Con los
jueces de la Constitución y las leyes de la Constitución. También
me acuerdo de vendedores ambulantes, o travestis en la puerta de
la Legislatura porteña, un año de cárcel. Me gustaría la misma Jus-

77
ticia para un estanciero que corta la ruta o desabastece, o no deja
pasar combustible. No quiero vivir en un país donde me digan qué
puedo llevar y por dónde puedo pasar, quiero vivir en un país libre
en serio, donde pueda transitar, y que si alguien no me deja haya un
juez de la Constitución, un fiscal de la República, que garantice mis
derechos. Siempre hemos estado y estaremos dispuestos al diálogo.
No quiero una democracia corporativa, donde se crea que se puede
manejar el país desde la Sociedad Rural, con cacerolas, cortes de
ruta y bocinas, así no se gobierna un país. Por eso, con respeto y
afecto, hoy vamos a dale más democracia a la democracia, más insti-
tución a las instituciones. En los 7 meses de gestión que llevo como
presidenta de todos los argentinos no he firmado un solo decreto
de necesidad y urgencia. Me hablaban de calidad institucional. Yo
tengo compromiso con la calidad institucional. He querido, como
una contribución muy fuerte a esa calidad institucional, no hacer
uso de esa facultad que me confiere la Constitución. No he visto una
sola línea sobre eso, porque en realidad, no les molestan las formas
ni les importa la calidad institucional, me parece que a algunos lo
que les molesta en el fondo son las políticas públicas populares. No
hay una sola letra de molde que señale esta condición. Sí hablar
horas acerca de otras cosas, He sido una militante política toda mi
vida y la verdad que cuando comenzó la democracia, allá por 1983,
con una nueva valorización que también hicimos nosotros, desde la
juventud, que tal vez teníamos una visión de la democracia allá por
los años 70 lábil, desdeñosa casi, tal vez porque corrían tiempos en
el mundo y en el país de cambios y revoluciones, pero la historia
nos enseñó a valorar a la democracia. ¿Saben por qué? Por todas
las cosas que nos pasaron, por todo lo que perdimos y todas las
vidas que se perdieron. Este aprendizaje de puesta en escena en el
centro de la democracia nos significó, por lo menos en lo personal,
un aprendizaje fuerte. Primero comenzamos a competir en internas
en nuestro propio partido y empezamos perdiendo, dos veces antes
de ganar. Será que tal vez para aprender a ganar primero hay que
saber perder. Y me parece que tal vez esta suerte de pequeña histo-
ria personal de quien es hoy Primera Mandataria de los argentinos,
ayude a que todos podamos reflexionar un poco sobre este país que
queremos. En nombre de esa militancia, porque no puedo olvidar-

78
los, invitarlos mañana a esta Plaza de Mayo, que ya no es de los
peronistas, hace mucho tiempo que dejó de ser de los peronistas, es
de los argentinos. Esas mujeres de pañuelo blanco la convirtieron
en la plaza de todos los argentinos. Quiero invitarlos a compartir
a todos, no importa de qué partido, no importa de qué lugar, no
importa de qué sector, lo importante no es de dónde se viene sino
adónde se va, cuál es el país que queremos. Y aún cuando mañana
tengamos opciones electorales diferentes, lo importante es tener en
común ese hilo conductor de respeto a la democracia y a la voluntad
popular, y por eso y en nombre de eso quiero agradecerles a uste-
des, a la Comisión de Víctimas de los bombardeos del 16 de junio
y a todos los argentinos y argentinas que hayan tenido un dolor
inferido por la intolerancia de otro argentino. En nombre de todos
y por todos ellos, perdón para todos los argentinos que han sufrido
gestos de intolerancia.

18 de junio. Acto de Plaza de Mayo

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: APRENDER A


MIRAR MÁS ALLÁ DE LO QUE NOS MUESTRAN

Me conocieron como senadora, defendiendo la soberanía nacio-


nal de nuestros hielos continentales. Me conocieron los ex com-
batientes de Malvinas, cuando los acompañé en sus luchas para
lograr la ley que reconociera sus derechos. Me vieron sentada en
mi banca de diputada, junto a ese gran socialista, que fue Alfredo
Bravo, reclamando la anulación de las Leyes de Obediencia Debida
y Punto Final. Me vieron los trabajadores y sus dirigentes sindi-
cales negarme a votar en 1998 la Ley de Flexibilización Laboral y
más tarde la Ley de la desvergüenza y de la Banelco. Me han visto
en muchas batallas, dadas con convicción y pasión. Sabía que como
Presidenta de la República iba a tener que dar otra gran batalla,
lo supe cuando me comprometí, ante todos ustedes, a profundizar
la transformación y el cambio, que ese hombre que está aquí junto
a mí, mi compañero de toda la vida, comenzó el 25 de mayo del

79
año 2003. Sabía que la profundización de ese proceso venía por la
redistribución del ingreso. Por eso, mis decisiones no fueron contra
nadie, fueron para que todos los argentinos pudiéramos vivir mejor;
para que los alimentos llegaran a todos.
Creía que estaba ante la batalla por la redistribución del ingreso
porque, quienes tenían que resignar una pequeña parte de su renta
extraordinaria disputaban y discutían; creía que estaba ante esa
batalla, la de la lucha de los intereses naturales en toda democracia
donde hay conflicto social. Pero luego, cuando comenzaron a pasar
los días y veía que desde una corporación, cuatro personas a las que
nadie votó, se reunían, deliberaban, decidían y comunicaban al resto
de los argentinos quién podía andar por las rutas del país y quién no,
me di cuenta que estaba ante otra situación muy diferente. Estaba
ante otro escenario, ya no era solo retenciones sí o retenciones no,
se estaba socavando la construcción democrática.
Estamos ante una gran oportunidad histórica, por primera vez
el mundo necesita más de nosotros que nosotros de ellos. Seamos
inteligentes, dejemos de mirarnos el ombligo, dejemos de lado
esa costumbre de cierta dirigencia argentina, que cuando se frus-
tra frente al voto popular se encierra sobre sí misma y no es capaz
tender una idea mejor.
Tenemos que aprender a mirar más allá de lo que nos mues-
tran, aprender a escuchar más allá de lo que nos recitan, comenzar
a pensar en base a nuestros intereses, para dejar de lado los cantos
de sirena. Tenemos que decidir cómo queremos vivir y convivir,
procesar democráticamente nuestras diferencias. Por eso les pido en
nombre de la democracia, liberen las rutas y dejen que los argenti-
nos volvamos a trabajar.
Esta es la plaza del amor y los sueños, no vinimos a agraviar,
vinimos a contar nuestra idea de país. A los que crean que pueden
hacerlo mejor que nosotros, los invitamos a que se constituyan
como partido político y en las próximas elecciones reclamen el voto
del pueblo.

80
17 de julio. Rechazo de la resolución 125 en el Con-
greso

PARO PATRONAL AGROPECUARIO: TRAICIÓN

Gracias Chaco por esta noche tan chaqueña, impresionante de calor.


Como siempre lo hemos hecho, nos miraremos a los ojos, hombres
y mujeres del pueblo, y al mirarnos sabremos que nunca nos hemos
traicionado, que siempre hemos elegido un camino que es irrenun-
ciable: representar los intereses de los que menos tienen, volver a ser
una correa de transmisión entre los distintos sectores de la sociedad
para construir una Argentina con más inclusión social. Para hacer
esta Argentina hay que tocar intereses, porque la distribución del
ingreso tiene que ser esencialmente un compromiso en la gestión
de Gobierno. Los pobres no pueden ser solo materia del discurso
electoral.

21 de octubre. ANSES. Finalización del sistema de


AFJP

EN DEFENSA DE LOS JUBILADOS Y DEL FUTURO

He leído a alguien preguntándose ¿por qué así de repente esta


decisión? Como si de pronto un día, en un mundo donde todo está
maravilloso, en un país con mucha tranquilidad en todos los frentes,
alguien se levanta intempestivamente y decide tomar una medida
de esta naturaleza. Es obvio el contexto internacional y nacional en
el que se adopta una decisión, que sin lugar a dudas, es de carácter
estructural, tan estructural como la que se tomó en 1994 en otro
marco nacional y mundial, el neoliberalismo, con el repliegue abso-
luto del Estado. Una vez más, como en el año 2001, el Estado tiene
que hacerse cargo del desmanejo de políticas que presuponían que
el mercado y la teoría del derrame llegarían.

81
Tomamos esta decisión en un contexto internacional donde los
principales estados integrantes del G8, y del no G8 también, adop-
tan una política de protección hacia los bancos. Nosotros protege-
mos a nuestros jubilados y trabajadores. Aquel relato que inundó
comunicacionalmente nuestras vidas y las de todo el mundo, se ha
desmoronado estrepitosamente, y una vez más aparece el Estado,
las naciones que siempre permanecen. Desaparecen bancos y
empresas, pero ahí están los estados para hacerse cargo finalmente
del resultado de políticas que pueden ser calificadas con buena fe de
erróneas, pero que yo me atrevo a calificarlas sin lugar a dudas de
políticas de saqueo. Todas las grandes crisis en nuestro país y en el
mundo han representado una fenomenal transferencia de ingresos
de los sectores menos favorecidos, de los más vulnerables, llámense
trabajadores, pequeños ahorristas, jubilados o pequeñas empresas,
a favor de las grandes concentraciones económicas. Estamos ante
un final de época a nivel mundial y creo que esto que hoy estamos
haciendo aquí es una decisión estratégica en este marco interna-
cional, pero también en esta situación nacional que tenemos desde
1994. Podríamos hablar por ejemplo de sistemas tan sofisticados
en este mercado de la capitalización que permitía que algunos no
pagaran Impuesto a las Ganancias. Aquellos que tenían mayor capa-
cidad de ahorro porque tenían mayores ingresos, no pagaban a la
AFIP el Impuesto a las Ganancias, y lo capitalizaban en una renta
vitalicia, aparte de la obligatoria del Sistema de Capitalización, y de
esta manera hacían un doble despojo, porque también se le sacaban
fondos a la AFIP, que en definitiva es el Estado, permitiendo un
mecanismo de elusión. Hay una diferencia entre evasión y elusión,
mientras la evasión se hace violando la ley, en la elusión se crea una
ley para evadir. Un sistema que evidentemente constituye un des-
pojo y además una clausura a lo que ha sido la base de todo Sistema
Previsional hoy en el mundo, la base de la solidaridad, porque pre-
supone esencialmente la asociatividad de los trabajadores y de todos
aquellos que perciben un ingreso, para poder hacer frente a la vejez
y a los derechos de la pensión.

¿Hacerse de una caja?


Escucho decir que el Gobierno quiere hacerse de una caja, yo
quiero tener algunas precisiones respecto de esto: este Gobierno

82
cuando decide tomar intervención en Aerolíneas Argentinas no lo
hace precisamente pensando en la caja, lo hace pensando en nuestra
línea de bandera, y en lograr la conectividad de todo nuestro país a
lo largo y a lo ancho. Nunca hemos especulado a la hora de tomar
decisiones más allá de cuidar el superávit fiscal. Cuando tomamos la
decisión de hacernos cargo, por incumplimiento de contrato, de la
vieja Obras Sanitarias, Aguas Argentinas, que es la que provee agua
y desagües cloacales a toda la Capital Federal y a toda la región
metropolitana del conurbano, no pensamos en hacernos de caja, al
contrario, pensamos en los sectores más vulnerables de la socie-
dad, que son los que necesitaban esos servicios. Cuando decidimos
incorporar en la jubilación inclusiva a más de un millón y medio de
argentinos y argentinas que habían quedado afuera de la protección
previsional, porque recordemos que un millón y medio de argenti-
nos no tenían protección jubilatoria y eso se debía esencialmente a
dos cuestiones de carácter estructural: primero, a la desocupación,
que fue el mecanismo de ajuste de la convertibilidad, la desocupa-
ción era fenómeno estructural a esa política económica y, la segunda,
precisamente, fue la capitalización, porque quien no tiene trabajo no
es atendido por ninguna AFJP, pero sí es atendido muchas veces por
distintos organismos del Estado cuando va a pedir socorro o auxi-
lio. En ese momento tampoco pensamos en la caja, como tampoco
lo hicimos cuando luego de años de congelamiento o descuento,
aumentamos trece veces los haberes de los jubilados y los pensio-
nados. Tampoco pensábamos en la caja cuando por primera vez,
para no quedar sujetos ya a la mano del presidente o presidenta
de turno, consagramos legislativamente la movilidad jubilatoria a
través del parlamento argentino. Sí pensamos en la Constitución,
que dice que es el Estado el que debe garantizar las jubilaciones y
las pensiones de los argentinos. Pero yo les propongo otra hipótesis.
Supongamos que esta Presidenta, o ese administrador, piensan en la
caja, ¿en qué caja pensamos? En la de la ANSES. Yo les pregunto a
los que quieren seguir con el sistema de la AFJP: ¿a qué caja defien-
den o a qué caja quieren representar? Asombra escuchar deter-
minadas argumentaciones como si la ANSES fuera de propiedad
privada del señor Amado Boudou o de esta argentina que les está
hablando. Sorprende porque, además, puede ser cotejada con todas

83
estas acciones que nosotros hemos venido desarrollando en defensa
de los jubilados. Pero no solamente porque tengamos convicciones
éticas, sino porque estamos convencidos que sostener trabajo, sala-
rio, jubilaciones, pensiones, es sostener la actividad económica que
vuelve a retroalimentarse, y permitir que cada vez la geste pueda
estar mejor.

Cambio estructural
Estoy muy interesada en que podamos debatir este cambio
estructural, sé que muchos dirigentes de otros partidos lo han pedido
durante largo tiempo. Cuando debatamos este problema, sé que van
a haber muchas presiones, de toda índole y naturaleza, porque son
pocos los intereses pero grandes los dividendos. Los partidos popu-
lares y democráticos, aquellos que creemos en el Estado, aquellos
que hemos dado muestras concretas de creer en el rol que debe cum-
plir insustituible e irremplazable el Estado, vamos a acordar que
realmente estamos ante un verdadero cambio estructural estraté-
gico de defensa de nuestros jubilados y de nuestros pensionados.
Para aquellos que todavía siguen aferrados al modelo neoliberal,
cuando las medidas estatistas las toma Estados Unidos, Francia o
Alemania, son medidas inteligentes, pero cuando se toman aquí, son
nostalgias de los estatistas.

Tomar resguardos culturales y comunicacionales


Les pido a todos, a los partidos populares y democráticos que
han tenido un discurso sobre esto, una práctica y plataformas, y a
los otros, a los que piensan diferente, a los que critican acá lo que
defienden en Estados Unidos, que por única vez dejemos de pensar
cada uno en nuestro posicionamiento, y pensemos en el futuro de
la República Argentina, porque esta decisión y esta elección que
hoy estamos tomando trasciende a un gobierno, trasciende a un
partido político, y trasciende, esencialmente, a nuestra generación.
Esto tiene que ver con el futuro, con las próximas generaciones,
con un mundo que ha cambiado definitivamente y exige también
para nosotros, que repensemos qué país y qué modelo de vida le
planteamos a las futuras generaciones, no solamente un modelo
económico. Porque el modelo económico y social que desde 2003

84
venimos llevando adelante, ha demostrado, pese a todos los ago-
reros, que realmente estaba en un sentido justo: mercado interno,
sesgo exportador, diversificación, trabajo para los argentinos, buen
salario, aumento de los trabajadores en la participación del Pro-
ducto Bruto Interno. Lo que ahora tenemos que acordar entre los
argentinos es que este modelo se institucionalice políticamente para
que no pueda volver a ser cambiado cuando, tal vez, alguna otra
teoría, como la del Consenso de Washington dentro de unos años,
encuentre comunicadores que le digan al país que todo lo público
es horrible y que el Estado no sirve para nada. Tenemos que tomar
también resguardos culturales y comunicacionales. Porque en un
momento habían convencido a los argentinos de que el Estado
estaba de más. Me acuerdo de propagandas donde alguien que se
sentaba en una silla fabricada en la Argentina y se rompía y cuando
se sentaba en una silla fabricada en el extranjero era fantástica. Me
acuerdo todavía cuando nos decían que los ferrocarriles no servían,
que era mejor cerrarlos. Me acuerdo de cosas recientes en la econo-
mía, la globalización tiene una inmensa ventaja: antes para descu-
brir los errores se tardaba décadas o tal vez un siglo; la velocidad
de las comunicaciones, la vertiginosidad de los cambios, es de tal
magnitud, que podemos comparar lo que ayer nomás parecía muy
bueno y que finalmente se vio que no era tanto, y que este Gobierno
no estaba tan equivocado en algunas cosas que proponía, hace unos
meses nada más.
Estamos ante una modificación estructural del Sistema Previ-
sional Argentino, pero también del sistema de cohesión social. Lo
hacemos en defensa de nuestro futuro, con la convicción de ser
coherentes en cada una de las decisiones tomadas. Aunque muchas
veces la coherencia no sea estimada, para nosotros sigue siendo un
importante valor político.

85
2009
Ideas argentinas y crisis
mundial

“Quiero convocarlos a nuevas gestas, no será necesario emplazar


cadenas en el río, como en la gesta de la Vuelta de Obligado, será
necesario despojar nuestras cabezas de las cadenas culturales
que durante tanto tiempo nos han metido. Son más fuertes y dañi-
nas esas cadenas, son invisibles pero más profundas. Porque nos
hacen ver las cosas con el cristal de los intereses de otros, no con
el cristal de la patria.”
La recesión económica es mundial pero la Argentina sigue creciendo.
Hay elecciones legislativas. En Capital, Gabriela Michetti es la más
votada. En la Provincia de Buenos Aires, Néstor Kirchner, que no va a
ShowMatch para enfrentar a su imitador, pierde por 2 puntos, frente
al “Colorado” Francisco de Narváez, de Unión-Pro, que acepta jugar
el juego de Tinelli. Los latiguillos “ayudame, ayudate” y “alica, alicate”
ganan más votos que bajar cuadros de genocidas. Descubren Gripe A
en la Tierra y agua en la luna. Explotan las redes: Facebook y Twitter
comunican la vida social de los argentinos. Mientras, la Ley 25.552 de
Comunicación Audiovisual, conocida como la ley de medios, inquieta
a los dueños de la prensa hegemónica. El fútbol es para todos, los
partidos se emiten por canales de televisión abierta de alcance nacio-
nal. Un conflicto de fronteras casi termina en una guerra entre Colom-
bia, Ecuador y Venezuela. Producen un golpe de estado en Honduras.
En las presidenciales uruguayas es electo en la segunda vuelta José
Mujica, del Frente Amplio. Se encuentran en la muerte, como se habían
encontrado en la vida, la cantora nacional Mercedes Sosa, y el primer
presidente del retorno a la democracia Raúl Alfonsín. 
1 de marzo. Apertura del 127° período de sesiones
ordinarias del Congreso de la Nación.

UN PENSAMIENTO ALTERNATIVO FRENTE A


UN MUNDO DE INCERTIDUMBRE

Estamos ante una situación inédita. Todos coinciden en que es simi-


lar a la de 1930. Algunos la comparan con la caída del Muro de
Berlín, pero la diferencia con la caída del Muro de Berlín, es que en
aquella oportunidad se les había caído a los que estaban del otro lado.
Ahora los muros se nos han derribado a nosotros. Aquel derrumbe
del Muro de Berlín hizo creer a algunos en otros fundamentalismos.
Del modelo que presuponía que el Estado todo lo podía resolver,
a este otro modelo que se impuso, en lo que podemos denominar
"fundamentalismo de mercado", en el cual el Estado debía desapa-
recer, el mercado era el correcto asignador de recursos, y la política
apenas la tarea de administrar lo que se tenía.
Los paradigmas han caído y vemos todos los días noticias que
agobian, caídas de bancos, despidos masivos, fábricas quebradas,
parece que nada pudiera tener fin en este vacío. Y lo que es más
importante, los que toda la vida pronosticaron lo que iba a pasar
sobre nosotros, sobre ellos, sobre el mundo y sobre la historia, no
aciertan en ninguna de las medidas, en ninguno de los diagnósticos.
Tengo también mis serias dudas que quienes fueron los causantes de
esta crisis puedan tener la capacidad intelectual de formular alter-
nativas y soluciones diferentes. No por malos, sino simplemente por
estructuras mentales muy consolidadas por mucho tiempo de pen-
samiento único rechazando toda otra alternativa, lo cual nos obliga
a todos nosotros a ejercitar una fuerza diferente en cuanto a encon-
trar alternativas a un mundo que se ha derrumbado.
Vamos a ir al G-20 llevando las propuestas que venimos sos-
teniendo desde hace mucho tiempo, pero sinceramente creo que lo
económico y lo financiero es solamente la punta del iceberg. Creo
que hay un modelo en crisis que tiene que ver también con una

89
forma de relacionarse en el mundo basado en la subordinación y no
en la cooperación, basado, fundamentalmente, en que las reglas sólo
existen y deben ser cumplidas por los países débiles o emergentes,
y tal vez los que integran un selecto grupo que hasta ahora ha diri-
gido las economías, las finanzas y la política del mundo no deben
atenerse a esas reglas. Por eso, pienso, sostengo y creo que no sola-
mente el problema es económico o financiero. Al G-20 vamos a ir
con lo que venimos sosteniendo desde el año 2003 en todos los foros
internacionales, pero que ya no se agota en la mera formulación de
los organismos multilaterales de crédito o en la propia organiza-
ción política que es Naciones Unidas, va a requerir la reformulación
total del pacto de Bretton Woods, pero al mismo tiempo también,
un acuerdo en materia de políticas macroeconómicas globales que
tiendan a sostener la demanda global. Porque vemos que, con el solo
fondeo de bancos que se caen, no alcanza; el grave problema es que
se ha quebrado la confianza y muchas sociedades están al borde de
su capacidad de endeudamiento, la han superado, con lo cual uno
de los problemas fundamentales del mundo, es lograr reactivar la
demanda global, única manera de reactivar la economía, además
también de lograr fuentes de financiamiento. Deberemos tener,
entonces, una noción de cooperación y no de subordinación en la
formulación de políticas en este sentido.

Reformular a los organismos multilaterales de crédito


También deberán ser reformulados los organismos multilatera-
les de crédito, que deberán cambiar lo que han sido hasta ahora,
siempre sometiendo y condicionando con ajustes a las economías
emergentes. Estos organismos multilaterales, Banco Mundial,
Fondo Monetario Internacional, deberán convertirse en instru-
mentos de financiamiento sin condicionalidades, fundamentalmente
de las economías emergentes, que han sido las responsables de las
tres cuartas partes del crecimiento de la economía mundial en los
últimos 10 años, en planes de infraestructura que complementen
además, los requerimientos de la demanda global. Por otra parte,
también deberá regularse definitivamente a nivel global, el sistema
financiero, el movimiento de capitales para que no se produzca la
paradoja que tenemos hoy donde precisamente desde los países

90
emergentes que no han provocado la crisis, emergen y se trasladan
hacia los países centrales los capitales. También llevaremos como
propuesta a ese G-20 la supresión de los paraísos fiscales. Se calcula
que más del 40 por ciento de los capitales del mundo, están preci-
samente fondeados en los paraísos fiscales. Será necesario encon-
trar un modo de cooperación y un modo de funcionamiento global
sustancialmente diferente, porque esto trae aparejado también dos
análisis o dos conclusiones que no podemos soslayar. La primera,
que el acuerdo debe ser global y, la segunda, que va a ser imposible
la salida de modelos nacionales si realmente la crisis se prolonga en
el tiempo porque terminará impactando indefectiblemente en todos
los países a escala planetaria. Esto es una realidad incuestionable y
esto es lo que tiene de nuevo e inédito esta crisis: que emergiendo de
los países centrales impacta en todas aquellas economías que venían
sosteniendo el crecimiento mundial y, al mismo tiempo, no da res-
puestas hacia afuera ni hacia adentro de sus propias economías.

¿Cómo nos encuentra esta crisis sin precedentes?


Esta crisis nos encuentra en nuestro sexto año –me refiero al
año 2008, mi primer año de gestión– de crecimiento consecutivo
completando el ciclo de crecimiento económico más importante de
nuestros 200 años como Nación: del 66 por ciento del crecimiento
de la economía, 47 puntos se los debemos esencialmente al mer-
cado interno. Un modelo de acumulación que tuvo en el mercado
interno, en la exportación y en la inclusión social, generación de
trabajo, producción y economía real, los ejes fundamentales. Esta
es una de las características de la Argentina frente a esta economía
global que se convirtió en una economía de dinero electrónico de
carácter absolutamente financiero que nos hace recordar mucho al
derrumbe del año 2001 en nuestro país cuando se había construido
una pirámide, tal vez no financiera pero sí en torno a la converti-
bilidad que finalmente provocó el desplome de nuestra economía,
de nuestra sociedad y de nuestras instituciones. Nos encuentra
además, a diferencia de lo que sucede en el mundo financiero global,
con un sistema financiero que ha duplicado su capital en los últimos
5 años que además, ha pasado de tener al Estado como deudor o
como acreedor neto en base a que sostenemos con nuestros depósi-

91
tos, parte importante también de ese sistema; sistema que además
solamente tiene un 12 por ciento de sus depósitos en dólares, que
además solamente puede prestar, de acuerdo a regulaciones inter-
nas, a sectores que también reciben ingresos únicamente en dólares.
Encuentra además a esa sociedad y a ese sistema financiero, con
un nivel de endeudamiento que no supera el 20 por ciento frente a
economías como la estadounidense, por ejemplo, donde el endeu-
damiento de sus sociedades es superior al ciento por ciento de su
Producto Bruto Interno.
Se encuentra también con un posicionamiento en torno a la redis-
tribución del ingreso más importante que el que teníamos inclusive
a fines del año 2007. En el año 2007 la participación de los trabaja-
dores en el PBI había llegado al 42.9; finalizamos el año 2008 con
una participación de los trabajadores en el PBI del 43.6, la serie más
alta desde el año 2003 a la fecha donde partimos de un 34 por ciento
de los trabajadores en la participación del PBI. Esto se debe, esen-
cialmente, al modelo de acumulación que también impactó midiendo
el último trimestre en materia de desocupación el 7.3, alcanzando
también la serie más baja de aquellos 25 puntos de desocupación
del año 2003. ¿A qué se deben esencialmente estos resultados que
también podemos adosar a lo que fue el resultado de la exportación
en el año 2008 donde batimos récord en materia de exportación
llegando a 70.124 millones de dólares sobre los 55.880 millones de
dólares del año 2007, un superávit que significó el 4.6 de nuestro
PBI, el más alto nivel de exportaciones y el superávit comercial
más importante de la Argentina en toda su historia? Tiene que ver
esto, absolutamente, con el modelo que veníamos desarrollando y
del que bueno es decirlo, desde las usinas centrales que se cayeron
en los grandes centros de poder venían anunciando reiteradamente
desde el año 2003 en adelante, que indefectiblemente se derrumba-
ría. Sin embargo, en este año 2008 que me tocó presidir la suerte
de los argentinos, el gobierno de los argentinos, pudimos tener un
récord de exportaciones, récord de exportaciones, que también es
bueno desentrañarlo, porque tal vez refleja con absoluta claridad,
el por qué de la disminución del desempleo, el por qué del aumento
de la participación de los trabajadores y del sector asalariado en
el PBI: de esos 70.124 millones que exportamos la mayoría fue de

92
manufacturas de origen industrial; 25.000 millones de dólares tuvo
el sector, por ejemplo, de exportación de cereales, pero es bueno des-
entrañar las cifras también; de esos 25.000 millones de dólares de
exportación del sector granario, 14.000 corresponden al sector de la
agroindustria, es decir, aquella que agrega valor a la materia prima.
Y, además, reportó en exportaciones –entre recursos primarios y
manufacturas de origen agropecuario– un crecimiento importante
respecto del año anterior del orden del 30 por ciento; 19.800 millo-
nes de dólares que habían exportado en este rubro en el año 2007 y
más de 25.000 millones en el año 2008; en el sector de carnes 1.776
millones de dólares frente a los 1.500 millones aproximadamente
del año 2007 y 566 millones en el sector de leche frente a 460 millo-
nes de dólares del año 2007.
Como vemos podemos llegar a dos conclusiones: primero, que
crecimos en todas nuestras exportaciones y que además lo hicimos
fundamentalmente ese crecimiento en torno al sector manufactu-
rero industrial, de origen agropecuario en menor medida y de origen
industrial en gran medida. Esto explica la baja en el desempleo y
la redistribución del ingreso que se produjo. Todos sabemos que es
precisamente el sector donde más valor se agrega, donde podemos
redistribuir con mayor justicia el ingreso generando trabajo y cre-
cimiento para la economía. No es propiedad de este Gobierno ni de
este partido; simplemente es la comprobación fáctica y científica de
que el dinero por sí mismo produce dinero, si no pasa por la circuito
de la producción de los bienes y de los servicios, que es el modelo
que creemos que debemos seguir sosteniendo.

Creían que el dinero se reproducía a sí mismo


Creemos que parte importante –diría– total y fundamental de
la crisis de lo que se denominaba el "primer mundo", pasó precisa-
mente por creer que el dinero se reproducía a sí mismo, sin nece-
sidad de articular con trabajo y producción, eso es una economía
financiera frente a nosotros que, siempre la Argentina ha querido
construir en sus mejores períodos históricos cuando ha basado sus
políticas y sus gobiernos en la economía real. Esta es una compro-
bación que nos da nuestra propia experiencia histórica como país.
Cada vez que dejamos de lado a la producción, al trabajo, a la gene-

93
ración fundamentalmente de riqueza a través del esfuerzo, es donde
caímos en la fantasía de pensar que podíamos vivir sin trabajar o
siendo solamente un país de servicios. Toda esa experiencia, la que
hemos tenido nosotros como país, la que hoy podemos confrontar
con el mundo, nos dice muy claramente cuál es el rumbo que debe-
mos profundizar y seguir. También en materia de estructura de
financiamiento, hemos tenido en este año 2008 que ha pasado, un
mejoramiento de nuestra ratio de deuda. Del 56,1 por ciento que
teníamos de ratio de deuda sobre PBI hoy, luego del financiamiento,
refinanciamiento que hemos hecho de los PG, estamos en el orden
del 49.1 de ratio de deuda sobre PBI. Se acordarán ustedes que eran
los PG, eran los préstamos garantizables que se dieron a partir del
famoso megacanje y cuyos vencimientos estaban calzados funda-
mentalmente desde el año 2009 al 2011. De estos 23.800 millones
de pesos de PG elegibles, hemos financiado más de 19.000, el 80,20
por ciento de la deuda exigible que tenía la República Argentina,
pero además lo hemos hecho con un ahorro concreto de 2.001 millo-
nes de pesos en materia de ese financiamiento, sin pagar además
ningún tipo de comisión.
Hemos también mejorado la situación de nuestras provincias.
El crecimiento de la actividad económica desde el año 2003 en ade-
lante, impactó más que positivamente en todas las cuentas provin-
ciales. No sólo en forma directa a través de la coparticipación y de lo
que constituyen las transferencias automáticas del Tesoro Nacional
a provincias, sino a partir de la mejora de la inversión pública en
materia de infraestructura.

Es bueno desmitificar
Es bueno aclarar que cuando el país crece, crecen todos en el
país, que no hay salidas personales ni individuales en un país, que un
país sólo se reconoce en un proyecto nacional, que podrá estar en un
determinado momento de la historia impulsado por un sector polí-
tico, pero que yo sueño, sinceramente, para convertirnos en un país
en serio, que lo que son las bases estructurales del crecimiento, del
trabajo, de la redistribución del ingreso sean asumidas como ban-
dera por la mayoría de la dirigencia política argentina para garan-
tizarle este crecimiento a los argentinos. Porque yo me pregunto y

94
no ceso de preguntarme: ¿qué pasaría si esta crisis a nivel mundial
hubiera encontrado a la Argentina en otra situación o, tal vez, con
alguna dirigencia política que siempre concibe al ajuste y el no tocar
los privilegios de los que más tienen para enfrentarla? ¿Por dónde
hubieran ajustado? ¿Quiénes estarían pagando los costos de esta
crisis en otro momento? Creo que la respuesta la tienen todos los
argentinos, basta con mirar para atrás lo que vivimos para entender
lo que se hubiera hecho tal vez en esa oportunidad. Sinceramente
me enorgullezco de formar parte de un Gobierno que jamás envió a
este Parlamento un proyecto de ley que restringiera las garantías o
que quitara derechos a los argentinos, que le descontara salarios a
jubilados o empleados públicos, jamás, ni tampoco que no hiciera de
la memoria, de la verdad y la justicia los ejes centrales de su gestión.

Un aumento para los jubilados, una caricia en el alma


Quiero también rescatar que en este marco me enorgullezco de
formar parte de este proyecto político que cuando uno lee los diarios
en este tembladeral que es el mundo y solamente ve que hay despi-
dos, que hay ajustes y que hay crisis, ha podido decirle a sus jubila-
dos una vez más, como lo viene haciendo desde el año 2003, que van
a tener un aumento del 11.69 por ciento. Es difícil encontrar otros
ejemplos similares y quiero detenerme en este caso puntual de los
jubilados, porque siempre han sido una de las variables de ajuste en
la República Argentina. He tenido también el honor de ser la Pre-
sidenta que envió a este Parlamento para su tratamiento la Ley de
Movilidad de Salarios y Haberes de Pensionados y Jubilados de la
República Argentina y también ustedes haber tenido el honor, como
Parlamento, sobre todo mirándoles la cara a muchos de ustedes
que muchos veces como oficialistas o como opositores han tenido
que votar cada cosa, poder votar un aumento para los jubilados, no
deja de ser una caricia en el alma. De esta manera hemos llegado
una vez más, a más de 6.118.000 beneficiarios para ser más exactos,
de los cuales también tenemos que acordarnos de ese 1.800.000 al
que ya llega la moratoria donde hemos incorporado a gente que se
había caído de la producción y del trabajo y que luego, al cabo de
una vida, por eso o porque tal vez algún patrón inescrupuloso no le
había hecho los aportes, carecía del derecho a la jubilación. También

95
hemos dado a esos argentinos y a esas argentinas el derecho a tener
un ingreso.

Educación: el gran eje de la movilidad social


Mañana vamos a inaugurar el ciclo lectivo en la provincia de
Salta, en forma simultánea inauguraremos una escuela ahí casi en
la frontera con Bolivia, más al norte de Santa Victoria, en Salta, al
mismo tiempo el Ministro de Educación estará en la provincia de San
Juan inaugurando también varios establecimientos, la señora Minis-
tro de Asuntos Sociales estará en El Impenetrable, Chaco, inaugu-
rando también una escuela allí en el corazón de El Impenetrable, y
la Ministro de Defensa, en compañía de la señora Gobernadora de
Tierra del Fuego estará en la Antártida reinaugurando la escuela
que se incendió y que hemos reconstruido para que a lo largo y a lo
ancho del país, para que en el marco del Plan 700 y 1.000 Escuelas,
sigamos construyendo capacitación, educación para los argentinos
que es el gran eje de la movilidad social. En este marco también,
hemos cumplido, tal cual lo marca la Ley de Financiamiento, con
fijar el piso de lo que un docente debe ganar como básico, como
mínimo en la República Argentina. Ustedes saben que estaba en el
orden de los 1.290 pesos y se ha establecido una suma fija de 200
pesos que lleva ese salario mínimo para los docentes a 1.490 pesos.
También hemos decidido pagar lo que restaba de la deuda del Fondo
de Incentivo Docente, que no se había pagado en el año 2001, y que
el anterior gobierno del presidente Kirchner pagó una parte y esta
Presidenta va a terminar de pagar la deuda existente con el sector
pagando los 3 FONID que se debían del año 2001 en cuotas de 55
pesos que arrancan desde el mes de julio hasta diciembre.

Multiplicar peces y panes


Escuché decir por ahí que yo era una persona a la que gustaba
sacarles a unos para darles a otros; la economía es, precisamente,
administrar. Siempre en economía, lo que se les asigna a unos, es
porque se lo está sacando a otros, porque el único que pudo multi-
plicar los peces y los panes fue Jesucristo, el resto tiene que tomar
decisiones en base a los recursos que se tienen. El resto es lo que se
dice en las campañas electorales y que luego no se puede cumplir

96
cuando se está en la concreta gestión de gobierno. Si uno mira este
año concreto de gestión, con números estadísticos muy puntuales
de resultados de recaudación, de ingresos, de actividad, de redistri-
bución del ingreso, de exportaciones, de crecimiento de la actividad
económica, de mejora de nuestros jubilados y, a propósito, me había
olvidado de decirlo –nadie se sienta ofendido por lo que voy a decir–
y de comentarles que cuando discutimos la Ley de Movilidad aquí
en este ámbito, hubo una fuerte discusión acerca de qué índice apli-
car. Me acuerdo que el índice que quería aplicar el oficialismo, o sea
nosotros, el Gobierno, le iba a dar mal a los jubilados, el 4 por ciento
y, sin embargo, si hubiéramos aplicado el índice que quería la oposi-
ción, que yo calculo que lo hacía con las mejores intenciones, no creo
que hubieran querido hacerlo con malas intenciones, hubiera sido
menor que el que se aplicó. ¿Por qué? Porque esta Presidenta deci-
dió en todo caso cuando me vinieron a consultar en el bloque por las
diferencias que había, "apliquemos siempre el más alto" dije. Si se
hubiera aplicado el RIPTE, los jubilados hubieran cobrado menos.
Primer aprendizaje: no es bueno muchas veces oponerse por opo-
nerse; lo importante es que podamos razonar y no hacer solamente
ejercicio político de oposición, sino esencialmente trabajar por los
intereses de nuestros representados.
Quiero también decirles que todos estos números, tal cual me lo
preguntaba el otro día un periodista en España, para el año 2008,
fueron en términos de rentabilidad, inclusive para todas las empre-
sas que cotizan en Bolsa, los dividendos más importantes de los
últimos 20 años; las utilidades de los bancos las más importantes de
los últimos 15 años; la redistribución del ingreso y de crecimiento
a través de convenios, más de 1.500 convenios colectivos de trabajo
que se sancionaron, fue un crecimiento global del país.
Este momento en que nos toma la crisis, crea la necesidad de
profundizar aún más el modelo, para cuidar el trabajo, la producción
y el empleo. Y, en este sentido, hemos lanzado el Plan de Infraes-
tructura más importante que recuerda la historia. No estamos junto
a este Plan de Infraestructura y las medidas que tomamos en mate-
ria de incentivar el consumo o de dotar de capital de trabajo a las
empresas y también incentivar el consumo ante un Plan B. En abso-
luto, estamos en las medidas contracíclicas para seguir sosteniendo

97
el Plan A porque el que se ha derrumbado es el mundo que sostenía
que este modelo estaba equivocado. Y tan es así que estamos des-
tinando 74 mil millones de pesos a estos menesteres, 7 punto del
PBI; 57 mil millones de pesos para un plan de obras públicas de
los más ambicioso que se recuerden, esto para ser ejecutado en el
corriente año; 6.600 millones para incentivar los préstamos de con-
sumo; otros 6.600 millones para incentivar los préstamos de capital
de trabajo y 3.800 millones en lo que son las políticas de ingresos.
Todo esto, 7 puntos del PBI, para seguir sosteniendo, como bien lo
decía, la generación de la actividad económica y el mantenimiento
del trabajo que es lo más importante que tenemos que cuidar los
argentinos. En este marco, creo que ustedes y la calidad institu-
cional en este país, han tenido un protagonismo sin precedentes
también en la historia parlamentaria, por lo menos que yo recuerde
desde el advenimiento de la democracia a la fecha. No solamente
han participado de esa ley de Movilidad Jubilatoria, también han
participado de un proceso que significó recuperar para los argen-
tinos su línea de bandera luego de un proceso de deterioro de este
servicio público sin precedentes. Hemos logrado acuerdos con todos
los gremios y con todos estamentos que conforman nuestra línea de
bandera para volver a recuperar el prestigio perdido. Creo que tam-
bién ha participado en el tema un instrumento que hemos diseñado
y que es la Ley de Repatriación y Exteriorización de Capitales, más
allá de cómo haya votado cada uno de ellos. Y permítanme decirles
algo respecto de esto que refleja un poco la manera de abordar y
tratar los problemas muchas veces que perjudican, no a los intere-
ses de un gobierno, sino fundamentalmente a los intereses de un
país. Sobre esta ley se dijo que el GAFI la iba a observar, que iba a
servir para no sé qué cosas, se fueron a hacer denuncias afuera del
país no denunciando a un gobierno, sino denunciando a la República
Argentina porque, en definitiva, quién había aprobado esta ley, más
allá de cómo haya votado cada uno, es el Parlamento de la República
Argentina, es uno de los tres pilares del sistema democrático. Sin
embargo, porque el resultado no fue el que algunos querían –algu-
nos, no todos, sería injusto que generalizara– hicieron denuncias
que luego fueron desestimadas como no podía ser de otra manera
en el GAFI. Pero si se me permite una digresión y para reflejar

98
como muchas veces se plantean las cosas ante la sociedad por parte
de algunos medios de difusión. Ayer salió que un informe de los
Estados Unidos observaba a la Ley de Repatriación y Exterioriza-
ción. La propia embajada de los Estados Unidos salió a desmentir
esto y hoy el título es que Estados Unidos analiza si se va a levantar
su veto a la Ley de Repatriación y Exteriorización. Esta manipula-
ción de la información realmente le hace mucho mal a la República
Argentina y también a todos los ciudadanos que tienen derecho a
acceder a una información correcta. Estados Unidos forma parte del
GAFI, lo sabe cualquiera, con lo cual no puede haber habido error
en la información.

La 125
Son necesarias algunas líneas básicas de comportamiento, y
algunas reglas democráticas, institucionales y constitucionales,
para ser cumplidas por la totalidad de los partidos políticos, porque
si alguien denuncia que el Parlamento argentino, no el gobierno, el
Parlamento argentino aprueba leyes para narcotraficantes y lava-
dores de dinero o terroristas, estamos ejerciendo una muy mala
calidad institucional. Y este Gobierno que me ha tocado presidir
desde el año 2007, ha hecho del tratamiento en el Parlamento y de
la consulta al Parlamento sus decisiones más importantes y, tal vez,
más trascendentales que marcaron a fuego la gestión durante el año
pasado cuando esta Presidenta tomó la decisión de remitir aquí, al
Parlamento, en el medio del conflicto con las patronales rurales la
Resolución 125, lo hizo precisamente para que el Congreso tomara
la decisión y aceptó la decisión que ese Congreso tuvo de rechazar
la 125. Y quiero hacer un ejercicio con ello para que veamos cómo
muchas veces priman los intereses partidarios o simplemente espe-
culativos y finalmente, lo que se quería defender en realidad no era
lo que se decía, sino tal vez tomar decisiones que descolocaran al
Gobierno. Si hoy la Resolución 125 estuviera vigente, las alícuotas
de los derechos de exportación serían inferiores a las vigentes. Pero
además, los pequeños y medianos productores estarían recibiendo
compensaciones, pero además los que estuvieran a más de 400 kiló-
metros, si mal no recuerdo, de los puertos, estarían recibiendo el
subsidio por fletes. Hagan cuentas de cómo estarían. ¿Qué quiero

99
decir con esto? Que muchas veces hay que analizar desde la perspec-
tiva de lo que es la política, pero no la política partidaria, la política
en serio que supone la transformación de la realidad y también de
los comportamientos de la dirigencia política en la Argentina. No
va a haber mayor calidad institucional si además nosotros, como
dirigentes, no mejoramos nuestro propio comportamiento a la hora
de formar parte de las instituciones y de jugar los roles que cada
uno tiene dentro de esas instituciones. Porque tener calidad insti-
tucional no significa que los opositores voten o piensen igual que el
Gobierno, significa que en aquellas cosas que evidentemente mejo-
ran la situación de lo que se está discutiendo, se apoye y luego, en la
elecciones, cada uno de los argentinos pueda elegir quién a su juicio
va a defender y representar mejor sus derechos como ciudadanos,
como trabajadores, como empresarios, como comerciantes. Pero al
momento de decidir, decidir teniendo en cuenta eso, los verdade-
ros intereses. Cuando alcancemos eso, argentinos, ahí sí habremos
alcanzado la verdadera calidad institucional que demandan todos
los argentinos piensen cómo piensen y tengan el lugar que tengan.

Estas ideas merecen crédito


Junto a estas medidas que hemos tomado, absolutamente proac-
tivas para sostener nivel de empleo y actividad económica, también
enviaremos al Congreso todos aquellos instrumentos que las épocas
y los tiempos exijan. Algunas viejas deudas también de la demo-
cracia argentina, como la reforma de la Ley de Radiodifusión, vieja
deuda de la democracia. Y también nuevos instrumentos que den
cuenta de los nuevos tiempos económicos y políticos que corren en
la Argentina y en el mundo donde ya no es necesario que se denoste
al Estado, pero es necesario lograr instrumentos nuevos que nos
permitan intervenir adecuadamente en la economía para preservar
el trabajo y la generación de la actividad económica. Creo también
que todos tenemos que tener una actitud diferente frente a esta
crisis inédita a nivel mundial, que no significa seguir a pie juntillas
lo que diga quien es el titular del Poder Ejecutivo, pero sí significa
–reitero– tener una actitud diferente. Es necesario lograr, frente a
los grandes temas de los argentinos, la unidad. Es necesario que
juntemos esfuerzos para preservar a la Argentina y a lo que hemos

100
logrado en estos años que, de prolongarse la crisis tal cual como se
preanuncia, impactará y convertirá al año 2009 en el año más difícil
de los últimos 100 años.
Esto que nos tiene que llevar a Gobierno, a oposición, a sec-
tores económicos, sociales y productivos a saber que es necesario
reconocer que en estos años que han pasado, con aciertos y con
errores, que los hemos tenido, es imposible no equivocarse, desde
una banca parece imposible no equivocarse cuando se es gobierno,
hay que estar sentada acá para saber lo que es gobernar la Repú-
blica Argentina. Convoco a todas las fuerzas políticas y a todos los
sectores. Creo, sinceramente, sin arrogancia, con mucha humil-
dad, que este proyecto político, estas ideas que hemos levantado,
merecen crédito porque hemos tenido resultados muy concretos. A
aquellos que defendían lo que decían los de afuera, a aquellos que
defendían a los que nos criticaban desde consultoras, desde bancos
internacionales, que hoy ya no existen y a los que nadie les cree, les
pido, no apoyo, pero sí comprensión y, fundamentalmente, coope-
ración, que es el nuevo verbo que debemos conjugar en el mundo y
en la Argentina. Cooperación que significa solidaridad por parte de
aquellos que en este proceso económico y en estos años han tenido
la suerte de poder acumular una rentabilidad tan importante, que
les permite ser el único sector económico que puede no comercia-
lizar sus productos. Díganme todos ustedes, hombres y mujeres de
provincia, que conocen comerciantes, que conocen empresarios de
metalmecánica, de metalurgia, de textiles, de calzado, de servicios,
de cualquiera de las actividades, quién puede hoy no comercializar
su producción y subsistir. Al contrario, el objetivo casi desespe-
rante es mantener la venta y con ello la actividad económica. Por
eso, le pedimos a aquellos que han tenido la inmensa suerte, pero
no porque no la hayan merecido, sino porque además hemos con-
tribuido para que así sea con este modelo de producción de tipo
de cambio competitivo, de crecimiento, de subsidio en materia de
generación de energía, el país en el año 2008 gastó más de 9 mil
millones de pesos en subsidio a la generación eléctrica que abarca a
hogares, alumbrado público, a comerciantes –pequeños, medianos y
grandes– y pequeña y mediana industria, 9 mil millones de pesos.
En realidad, la eliminación de una parte de los subsidios que se hizo

101
durante el año pasado que fue de 807 millones, simplemente tuvo
como objetivo, no solamente comenzar a eliminar los subsidios, sino
también en aquellos sectores de mayor y alto consumo lograr una
conciencia de mayor ahorro para tener una mejor administración
de los recursos. Hay un formidable esfuerzo de todos, subsidios al
gasoil para que la producción también pueda tener mayor competi-
tividad, cosas que todos ustedes saben. Creo que es entonces nece-
sario que esos sectores que por diversos motivos que tienen que ver
con este modelo económico han podido tener una rentabilidad más
que buena, tengan la solidaridad, no por cuestiones de ética, sino
por cuestiones de inteligencia y sustentabilidad del propio modelo
para seguir creciendo.
No necesitamos empresarios con bondad; necesitamos empre-
sarios con inteligencia, necesitamos buenos empresarios, buenos
comerciantes, buenos productores, para que entiendan que es nece-
sario apuntalar este esfuerzo que hemos hecho los argentinos y que
ha dado resultados para todos, pero que todavía, sin lugar a dudas,
faltan argentinos, a los que no tienen trabajo, que no han podido
acceder a una vivienda o que tal vez no han podido acceder aún a la
educación. Por todos esos argentinos, es que las dirigencias políticas
tenemos que plantearnos seriamente estas cosas, estos debates y
estas discusiones.
No quiero terminar este mensaje sin pedir una vez más que se
haga justicia, que los que violaron los derechos humanos durante la
dictadura sean juzgados. Ya pasó la hora del Poder Ejecutivo y la
hora del Poder Legislativo, es la hora de la Justicia y se viene demo-
rando desde hace demasiado tiempo.
Estamos ante la crisis de un sistema de ideas que hizo de la
especulación, de la subordinación, de un mundo donde unos pocos
mandan y el resto obedece, de términos de intercambio comercial
absolutamente malos para la mayoría de la humanidad, un modelo
de decisión, un modelo de ejercicio del poder. Estas son las cosas
en las que los argentinos tenemos que aportar, sin arrogancia pero
con la convicción de que hemos podido hacer aquí en la República
Argentina, algo diferente y que tuvo buenos resultados, distintos a
los que tuvieron otros países con otros modelos.

102
27 de agosto. Implementación de la Ley 25.552 de
Comunicación Audiovisual.

LEY DE MEDIOS: INFORMACIÓN PÚBLICA Y


LIBERTAD DE PRENSA

No es casualidad que hayamos elegido este día, Día de la Radio-


fonía y además el 5º aniversario de la constitución de la coalición
democrática que precisamente fue el conjunto de organizaciones no
gubernamentales que impulsó una nueva ley de medios que sustitu-
yera a la de la dictadura. A ellos muchas gracias por haber tenido la
férrea voluntad durante tanto tiempo. Es de ellos, es de ustedes, es
de todos los que queremos vivir en una Argentina más democrática
y más plural, este proyecto. No es de este Gobierno, no es de un
partido político; es de la sociedad, es también en nombre de los 118
periodistas detenidos desaparecidos durante la dictadura, que con
su vida dieron testimonio de lo que es el verdadero ejercicio de la
libertad de prensa. Esta ley tiene una metodología novedosa. Como
anteproyecto la presentamos un 18 de marzo en la ciudad de La
Plata para que fuera discutida en foros en todas las provincias y en
todas las regiones argentinas; más de 23 foros, más de 80 conferen-
cias, participación de todos los sectores para que realmente consti-
tuya un proyecto colectivo, un proyecto común.

Un organismo plural
Se establecerán tres segmentos de los medios audiovisuales.
El campo de los medios audiovisuales es hoy mayoritariamente de
carácter comercial. Solo hay un pequeño espacio para el sector coo-
perativo, para el sector de las ONG. Eso va a cambiar en forma
estructural. Un tercio será para el espacio comercial, un tercio para
el espacio público y un tercio para las organizaciones no guberna-
mentales. Universidades, iglesias, sindicatos, asociaciones de pro-
fesionales, podrán acceder a frecuencias para hacer conocer su voz.

103
Se sustituye el viejo directorio militar por un organismo plural
en el que participan Poder Ejecutivo y oposición parlamentaria
creándose también organismos como el Consejo Federal donde van
a intervenir todas las provincias y todos los actores, los privados, los
públicos, los cooperativistas, las organizaciones no gubernamenta-
les, los pueblos originarios, para garantizar al acceso a la informa-
ción pública y la libertad de prensa.

Superpoderes y suprapoder
Pasaron veintiséis años sin que ningún Poder Ejecutivo enviara
este proyecto de ley al Congreso. Se ha hablado en los últimos tiem-
pos, fundamentalmente a partir del año 2003, de gobiernos con
superpoderes, los mismos poderes que se tenían durante los años
´90 en todas las legislaciones y que tienen en numerosas provincias.
Lo que pasaba era que esas facultades que tenían en todas las legis-
laciones eran facultades que se ejercían, no a favor de la sociedad,
sino para privatizaciones, para bajar sueldos, para achicar presu-
puestos sociales. Mientras eso fue así, nadie habló de superpoderes.
Se comenzó a hablar de superpoderes cuando esas facultades comen-
zaron a usarse a favor del pueblo. Mientras hablaban de los super-
poderes en realidad había un suprapoder en la República Argentina,
un suprapoder por sobre los tres poderes instituidos por la Cons-
titución. Otro poder sutil, y no tanto, con la suficiente fuerza para
imponer y arrancar decisiones en cualquiera de los tres poderes a
partir de la presión. Por eso, conceptos como libertad de expresión,
libertad de prensa, derecho a la información, deben ser concebidos
e interpretados en su correcta dimensión. Porque libertad de expre-
sión no puede convertirse en libertad de extorsión. Porque libertad
de prensa no puede ser confundida con la libertad de los propieta-
rios de la prensa. Y porque el derecho a la información significa el
derecho a toda la información, no al ocultamiento de una parte de la
información y a la distorsión y manipulación de la otra parte. Esta
ley busca consagrar esa pluralidad, estos principios, que todas las
voces puedan ser escuchadas, las que nos gustan y las que no nos
gustan, las que nos convienen y las que no nos convienen. Sería
ingenuo no advertir la necesidad de esta norma como un salto a
las nuevas tecnologías. Cuando se aprobó esta ley, sancionada por

104
una dictadura, lo más moderno que existía en materia de comuni-
caciones era el fax. El advenimiento de las nuevas tecnologías, la
incorporación de nuevas normas, exige pluralidad de actores que
garanticen a todos los ciudadanos que vamos a poder acceder a las
mejores tecnologías y a los mejores precios, también de esas tecno-
logías.

Esta ley va a poner a prueba a la democracia


Como nunca, se va a poner a prueba la capacidad del Parlamento.
Estoy convencida de que hemos adquirido la madurez institucional
para poder decidir en representación de los que nos han votado y de
los intereses del colectivo social. De esta prueba nuestra democracia
va a salir victoriosa. Han sido demasiados años en los cuales todos,
no solamente quienes trabajan en política o tienen responsabilida-
des institucionales, sindicales o empresariales, han visto coartadas
sus libertades, al no poder escuchar su voz frente a otra voz, su
expresión y su verdad frente a otra verdad o frente a otra mentira.
Es una oportunidad histórica que tenemos los argentinos para mos-
trar calidad institucional. No hay calidad institucional únicamente
por las formas, la calidad institucional es de fondo, es de contenido,
es de sustancia, es cuando las instituciones de la Constitución sirven
al pueblo y solamente al pueblo y no a otros intereses.

105
2010
La igualdad y el dolor

“La igualdad contra viento y marea, contra los poderosos y sus inte-
reses, que necesitan de las desigualdades para seguir teniendo
poder. La igualdad es el gran instrumento liberador de las socie-
dades, de los pueblos y del mundo. Me gustaría que me recuerden
como una persona que luchó denodadamente por la igualdad, por
la redistribución del ingreso, para que todos los argentinos pudie-
ran tener las mismas oportunidades.”
Los festejos del Bicentenario se convierten en la celebración más mul-
titudinaria de nuestra historia. La ley de Matrimonio Igualitario salda
una deuda jurídica y vital de la sociedad argentina. Hay terremotos en
Haití y Chile. Mil millones de televidentes de todo el mundo, ven en vivo
y en directo, durante 69 días, el rescate de los 33 mineros chilenos.
El 27 de octubre, la paz de la jornada del censo nacional se convierte
en consternación: muere Néstor Kirchner. Una multitud despide al ex
presidente al día siguiente en la Casa Rosada. Las filtraciones de Wiki-
Leaks destapan la olla del Departamento de Estado de los Estados
Unidos, con más de 250 mil cables. Con Maradona en el banco y Messi
en la cancha no alcanzó: Alemania nos mete 4 en cuartos y nos des-
pacha del mundial de Sudáfrica. El genocida Jorge Rafael Videla es
condenado a prisión perpetua.
1 de marzo. Apertura del 128° período de sesiones
ordinarias del Congreso de la Nación

LA ARGENTINA REAL CONTRA LA ARGENTINA


VIRTUAL Y MEDIÁTICA

Voy a hablar del país real, del país que me toca administrar todos los
días, porque he advertido que en los últimos tiempos han surgido
dos países: un país real que permite records de consumo popular, y
otro país, un país virtual o mediático en el cual suceden cosas horri-
bles, en donde nada está bien, en donde todo está mal. Quiero hablar
de este país real en un mundo que se ha tornado muy real. Hasta el
último trimestre del año 2008 teníamos un mundo global virtual,
una burbuja que nos presentaban en estos casi siete años de gestión
del proyecto, como el modelo a seguir, y que estalló, dejando ver
la economía real, ese mundo que estaba afuera de la especulación.
Hacía 50 años que el PBI global no caía un punto como sucedió,
desde el año 1982 que el comercio global no había caído el 13,4
como cayó durante el año 2009. El producto industrial de Japón
retrocedió 16 puntos, el de Estados Unidos 9 puntos.

No fue magia
¿Qué pasó en nuestro país durante el año 2009? Vengo a dar
cuentas del estado de la Nación. La recaudación por ventas, el total
de ventas que se produjeron durante el año 2009 fue de un billón
790.000 millones de pesos, 98 millones de pesos más que el año 2008
que había sido un año de excelencia. Y pese a que nuestras exporta-
ciones cayeron, nuestra balanza comercial batió records, nos falta-
ron apenas 19 millones para llegar a los 17 mil millones de dólares
de superávit comercial. Esto no fue magia, esto no fue artilugio,
esto fue simplemente gestión y una fuerte intervención de políticas
activas del Estado a través de ayudas como el Repro a muchísimas
empresas, más de 100.000 trabajadores han recibido la ayuda del
plan del Ministerio de Trabajo; a los incentivos que dimos durante

109
todo el año en materia fiscal, en materia de reintegros, porque el
objetivo que nos planteamos fundamentalmente frente a la crisis era
evitar la generación masiva de despidos.
No sé si ustedes recuerdan, la Argentina mediática nos hablaba
de que no íbamos a recaudar en nuestra balanza de comercio exterior
más de 6 mil millones de dólares, con lo cual iba a faltar dinero, dóla-
res para pagar otras obligaciones contraídas; 17.000 casi recauda-
mos. Nos hablaban de que nuevamente se iban a disparar los índices
de desocupación, que íbamos a trasponer largamente los dos dígitos,
terminamos el último trimestre del año pasado con una reducción
de lo que había sido un aumento en el anterior trimestre y cerramos
el año con 8,4 de desocupación. Volvimos a tener superávit fiscal, no
los 3,5 que se veníamos teniendo, obviamente hubo un incremento
de los recursos para poder darle sustentabilidad al mercado interno,
que bueno es decirlo, el desarrollo de ese fuerte mercado interno fue
lo que permitió sortear la crisis; del billón 790 mil millones de pesos
de las ventas facturadas, un billón 586 mil millones correspondieron
exclusivamente al mercado interno, porque hubo una fuerte caída
de las exportaciones, sobre todo en el sector primario que cayeron
el 43 %, siendo la manufactura agropecuaria, con un 10%, la que
menos impacto negativo tuvo. Esto significó ser uno de los muy
pocos países en el mundo con una recaudación positiva del 13,2.
Chile por ejemplo cayó casi un 25 % en su recaudación, y la mayoría
de los países ha tenido recaudación negativa. Todo esto fue posible
no solamente por los instrumentos y políticas activas que desarro-
llamos durante este año 2009, creo que se debió esencialmente a la
solidez de un modelo económico y político que desde el 25 de Mayo
del 2003 generó las condiciones macroeconómicas que permiten
que un país salga adelante.
Hay algunos que creen que las cosas se dan individualmente o
porque tienen capacidad o porque son emprendedores. Obviamente
que el éxito de cada uno depende mucho de las propias iniciati-
vas, pero para tener éxito en un país tiene que tener éxito primero
el país y tener condiciones macroeconómicas que permitan a los
emprendedores, a los que quieren invertir, a los que quieren pro-
gresar, que puedan hacerlo. Desde el año 2003 al 2008 acumulamos
un crecimiento del PBI del 63%; en el período comprendido entre

110
1993 y 1999, también conocido como período de la convertibilidad,
la economía también había crecido pero lo había hecho en un 24,4%
y con una creciente expulsión del mercado laboral de millones de
argentinos. Por eso sostenemos nosotros que no todo crecimiento
económico es virtuoso, el crecimiento económico para ser virtuoso
debe generar empleo, debe generar nuevas empresas, debe generar
disminución de la pobreza y de la indigencia, ése es el crecimiento
económico en el que creemos y por el que hemos trabajado desde el
25 de mayo del 2003.
En cuanto a las reservas acumuladas el año 2009 fue de cre-
cimiento mucho menor, 0,9, pero tuvimos crecimiento positivo; la
variación de reservas acumuladas en el período ha sido de 32.566
millones de dólares y el año pasado, pese la crisis, pudimos acumular
también 1.411 millones de dólares de reservas más, superando este
año los 48 mil millones de dólares. Queremos llegar de vuelta a los
50.000, tope al que habíamos llegado en marzo del 2008 también
batiendo records en toda la serie histórica y completando el creci-
miento económico y el crecimiento de reservas más importante de
que se tenga memoria.
Los superávit gemelos, fiscal y comercial, que fueron bandera de
esta gestión y condiciones y pilares macroeconómicos del sosteni-
miento, fueron para el período 2003-2008, 82.966 millones de dóla-
res que arrojó nuestra balanza comercial. Yo quiero decirles que
durante el período de la convertibilidad tuvimos balanza comercial
negativa pese a que teníamos crecimiento en todo el período de
8.400 millones de dólares para abajo, en negativo.
Reducimos la pobreza. Quiero leer un informe para ver cómo ha
impactado este modelo en la reducción de la indigencia y la pobreza
en la Argentina, y por qué pudimos sostenernos en 2009 frente al
vendaval. Voy a leer el informe del IPEC, el Instituto Provincial de
Estadísticas y Censos de la provincia de Santa Fe, cuando analiza
uno de los conglomerados urbanos, tal vez el más representativo de
todos los avatares económicos que ha tenido nuestro país, el conglo-
merado urbano del Gran Rosario. ¿Por qué? Porque allí se centran
muchas actividades, fabriles, agrícolas; por eso y porque además,
congrega gran parte de la población, es un conglomerado urbano
muy representativo de cómo impacta un modelo económico y polí-

111
tico allí. Voy a leer el informe textualmente: "En el Gran Rosario a
comienzos del año 2003, el 42,4 por ciento de los hogares rosarinos
era pobre; a su vez, el 54,6 por ciento de la población se encon-
traba sumergida en la pobreza, mientras que en el primer semestre
del 2009 mostró que sólo el 10 por ciento de los hogares del Gran
Rosario son pobres y el 14,6 por ciento de la población se encuen-
tra atravesada por la pobreza. En el conglomerado rosarino, en el
primer trimestre del año 2003, el 20,7 por ciento de los hogares era
indigente, mientras que la medición del primer semestre del 2009
mostró que este índice se encuentra en el 4,2 por ciento. Además,
cuando comenzó el año 2003, el 29,3 por ciento de la población se
encontraba en la indigencia; la última medición, en el 2009, sola-
mente arroja el 5,7 por ciento de la población en indigencia". Vamos
a poder aplaudir más el día que podamos decir pobreza e indigencia
cero en toda la República Argentina. Por ese día seguimos traba-
jando con mucha fortaleza.

No necesito aplausos, necesito cooperación


Cooperación, no para mí, sino para la patria. La patria, no Cris-
tina, como acostumbran llamarme los diarios, no el Gobierno, no
la Presidenta, la patria necesita que todos los hombres y mujeres
que tenemos representación popular nos despojemos por un minuto
de nuestras ambiciones legítimas, nadie está en política porque no
quiere ser nada, todos los que están sentados acá quieren ser todo y
más también, como yo también lo quería ser. Pero por un momento
despojarnos de esas ambiciones, no para archivarlas, sino para ver
el país real que nos permita tener una clara visión de lo que está
ocurriendo. Y este país real, que se enfrenta con ese país virtual y
mediático, ha logrado un piso social de protección como nunca se
había visto en la República Argentina.
2.200.000 jubilados pudieron ingresar a la protección social, por
la gestión que hemos hecho. Habían estado afuera porque no tenían
sus aportes, porque cuando se quedaron sin trabajo en el vendaval
de la desocupación ya no tenían edad para que los pudieran tomar,
porque las privatizaciones los desplazaron. El 41 por ciento de los
que cobran jubilaciones o pensiones en la ANSES, lo hacen merced
a este sistema de ampliación del piso de protección social, que se

112
suma a las pensiones no contributivas que allá por el año 2003 era
apenas de 100.000 y hoy casi estamos llegando al millón de pensio-
nes no contributivas; se suma a los planes de capacitación laboral,
se suma a los planes que hemos lanzado a través del Ministerio de
Trabajo y se suma a la Asignación Universal por Hijo que por pri-
mera vez instituye en la República Argentina un sistema de protec-
ción totalmente desvinculado de cualquier gerenciamiento político.
De clientelismo también quiero hablar, no hay mayores posi-
bilidades de tener clientes políticos que cuando un país alcanza el
25 por ciento de desocupación, cifra que tenía cuando asumió el ex
presidente Néstor Kirchner. Los clientes vienen cuando no hay tra-
bajo. Por eso la generación de más de 4 millones y medio de puestos
de trabajo, que hemos realizado en estos años, es el mejor antídoto
contra el clientelismo.
El país mediático nos criticó duramente cuando enviamos el pro-
yecto y sancionamos en este Congreso, el traspaso de la administra-
ción de los recursos de los trabajadores del sector privado al sector
público. No fuimos acompañados, como en tantísimas otras cosas, lo
hicimos sólo con los votos del oficialismo, y de los partidos aliados o
que, sin estar aliados, creían que era importante recuperar, no para
el Gobierno, sino para el Estado, la administración de los recur-
sos de los trabajadores. No nos acompañaron lamentablemente esos
partidos que se opusieron en su momento cuando esto sucedió, y
que habían presentado muchísimos proyectos. No importa, cosas de
la política, o de lo pequeño, de la política de lo pequeño. Lo cierto es
que esta Asignación Universal que hoy cobran 3 millones y medio
de chicos, y con la cual todos estaban de acuerdo, solamente se pudo
hacer a partir de poder transferir el recurso de los trabajadores a
manos del Estado, sino esos 3 millones y medio de chicos seguirían
hoy siendo motivo de discursos maravillosos, de exposiciones fan-
tásticas por radio y televisión de todos los dirigentes de la Repú-
blica Argentina, sociales, empresariales, políticos, eclesiásticos. Pero
hubo que hacer eso para que los 3 millones y medio de chicos hoy
cobren Asignación Universal.
Por eso hablo de esta Argentina real, de esta Argentina que tra-
baja, que construye, que gestiona, con errores y con equivocaciones,
pero creo que también con aciertos, de la otra Argentina, la virtual,
la mediática, que sólo obstruye.

113
Quiero reivindicar para todos nosotros un tema como es el de
educación. También una Argentina real y una Argentina virtual.
La Argentina real fue la del financiamiento educativo que nos ha
permitido llegar hoy a destinar 6 por ciento de nuestro PBI a la
educación como nunca. Era una de ustedes en los años 90 cuando
tuvimos más de 1.000 días de carpa blanca. Ya no está Marta Maffei
sentada aquí, en un momento estuvo también Marta sentada aquí,
y recuerdo también discursos, alocuciones y marchas. Pero fue este
Gobierno el que destinó el 6 por ciento del PBI; fue este Gobierno el
que fijó un piso salarial en la propia Ley de Financiamiento de modo
tal de contribuir a la equidad educativa con criterio federal porque,
evidentemente, no es lo mismo un maestro en Jujuy que un maestro
en Capital Federal. Lo hemos hecho porque estamos absolutamente
convencidos de que la educación es uno de los ejes básicos de este
proyecto. Y vamos a inaugurar este ciclo lectivo –mañana lo voy a
hacer en Berazategui, pasado mañana en Posadas– inaugurando en
ese Año del Bicentenario, en este mes de marzo, más de 100 escuelas
que vienen a completar 756 escuelas ya terminadas, 246 en ejecu-
ción y 148 escuelas ya en proceso de licitación, con lo cual vamos a
terminar, creo, este Año del Bicentenario, con más de 1.000 escuelas
construidas en 7 años. Nunca en la historia del país se ha construido
este número de escuelas. Además hemos hecho crecer el salario de
los docentes universitarios en un 450 por ciento desde el año 2003
a la fecha. Todavía recuerdo aquel año en el que nos vinieron a pro-
poner como una salida de la crisis que redujéramos el presupuesto
de las universidades. No es para enrostrarle nada a nadie, es simple-
mente para saber qué país real tenemos hoy y el país que tuvimos.
En materia de infraestructura, el país real, en el año 2002 en
general en infraestructura y presupuesto tenía 991 millones para
obras públicas; entre los 34.000 ó 36.000 millones presupuestados
para el año 2010, hemos crecido en infraestructura el 3.853 por
ciento en materia de inversión. Parte son las escuelas, parte son las
viviendas, casi medio millón de viviendas, parte es el agua potable
para más de 5 millones de habitantes, parte es el saneamiento para
más de 8 millones de habitantes.
En ese país virtual y mediático, no querían que rescindiéramos
el contrato de la empresa privatizada para toda la región metropo-

114
litana, que no había hecho ninguna obra y que realmente no estaba
cubriendo ninguno de los tipos de servicios. Me tocó inaugurar hace
poco tiempo en Virrey del Pino la obra de agua potable que estaba
prevista en el Plan Director para el año 2021, en el Plan Director
de la privatizada esa obra de Virrey del Pino que inauguré iba a ser
inaugurada recién 10 años después que terminara mi mandato.
Esa Argentina mediática viene preanunciándonos un apagón
desde el año 2003 a la fecha. Del año 2003 a la fecha hemos crecido
en generación de megavatios 4.718 megavatios. De un pico máximo
en el año 2003 de aproximadamente 14.000 megavatios, este año
casi llegamos a los 20.000, 19.600 y pico de megavatios en la hora
pico.
Hemos conectado al país de manera inédita en materia de dis-
tribución de energía. A Chubut y a Tierra del Fuego no llegaba el
sistema interconectado, llegaba únicamente a Río Negro; más de
2.200 kilómetros de líneas de tensión de 500 hemos realizado en
estos años, lo que nos permitió conectar la totalidad de Chubut y
toda la parte Norte de la provincia de Santa Cruz, también entre
Recreo y La Rioja, también entre San Juan y Mendoza, y también
estamos realizando las obras de conexión entre el Comahue y Men-
doza; las obras que hemos hecho de ciclo combinado, la San Martín,
la Belgrano, la ampliación de la cota de Yacyretá, en fin, todas las
obras que nos han permitido sostener tarifas competitivas para la
industria, accesibles para los consumidores y que pudieron sostener
el mayor crecimiento económico de los 200 años de historia que
tenemos en la República Argentina.
También estamos terminando la Central Atómica de Atucha que
nos demanda una inversión de 1 millón de dólares diarios para diver-
sificar esa matriz energética y no hacerla solo gasífera, sino también
hidroeléctrica, atómica. Y hemos licitado además, con mucho éxito,
más de 1.000 megavatios de energías alternativas, ni qué hablar, ya
hemos puesto en marcha también el tema del biodiesel y ha comen-
zado a ponerse en marcha esa ley que se implementó aquí en el Con-
greso y el proyecto de ampliar las oportunidades para tener más
combustible y ampliar el negocio de un sector muy dinámico como
es el sector agrícola en la República Argentina, al cual también me
quiero referir en esta Argentina real y en esta Argentina virtual.

115
En la Argentina virtual y mediática nos dijeron que íbamos a
tener que importar trigo y carne, que íbamos prácticamente a tener
una cosecha muy magra, que no había ayuda por parte del Estado,
ni mirada por parte del Estado hacia este sector que tiene un gran
dinamismo y una gran generación de riqueza para el país. No sola-
mente hemos creado este año el Ministerio de Agricultura y Gana-
dería de la Nación sino que además ya llevamos autorizadas más 4
millones 300 mil toneladas de trigo que se han exportado. ¿Y saben
por qué no las habíamos autorizado antes? Porque no las habían
declarado, este es el otro problema. Y si siguen declarando, vamos
a autorizar más; por una razón muy sencilla, permítanme, el país
necesita para su seguridad alimentaria entre 6 millones y medio y
6 millones 800 mil toneladas de trigo que es para consumo interno.
En realidad cuando no se autoriza es porque no se han declarado
existencias ante la ONCCA o ante el Ministerio de Agricultura y
Ganadería, de modo tal que los registros cuando a nosotros nos
indican que hay solamente un saldo de 6 millones y medio paramos
la exportación porque no podemos dejar sin pan a nuestra gente,
no sea que tengamos que comer pan negro y después se acuerden
como se acordaban de Perón algunas personas, únicamente por el
pan negro, queremos que coman pan blanco y que nos recuerden
por otros motivos.
Entonces qué pasó, comenzaron a declarar, declararon inclusive
de la cosecha 2008/009 y hasta hubo acopiadores y exportadores
que declararon de la anterior cosecha todavía. Por eso este mito,
esta cosa virtual de que no dejamos exportar trigo, ¿cuál sería la
razón de no dejar exportar trigo si tenemos cubierta nuestra cuota?
Sería una tontería, entrarían divisas, habría dinero en el país. Pero
para poder autorizar la exportación, reitero, tienen que declararlo.
Fue chica la cuota de trigo este año porque en algunas regiones
hubo mucha sequía, en algunas, porque por ejemplo en Entre Ríos
se batió récord de cosecha de trigo, no solamente por cantidad sino
por rendimiento por hectárea, la hectárea durante la última década
en Entre Ríos daba aproximadamente 2.400 kilos por hectárea, este
año dio 3.600 kilos la tonelada de trigo por hectárea en la provincia
de Entre Ríos, lo que marcó una cosecha récord y estamos con-
tentos por los entrerrianos, por los argentinos y por los que plan-

116
taron trigo y les fue bien. El maíz, hablaban de que no íbamos a
tener maíz; vamos a superar, creo yo, los 20 millones de toneladas
de maíz. Las plantas de maíz tienen más o menos 3 ó 4 metros de
altura, lo cual va a permitir tener mayor saldo exportable, porque va
a haber mayor cantidad de forraje, que es una de las cuestiones que
tienen que ver con el tema de también cubrir una cuota de maíz para
el país, porque lo necesitamos para toda la cadena de valor, avícola,
porcina, ganadera, etcétera.
Cuota Hilton: editoriales enteros acerca de que no íbamos a cum-
plir la cuota Hilton e íbamos a perder mercados internacionales. Yo
quiero darles un dato: en el año 2009 se cumplió el 99,99 por ciento
de la cuota Hilton, la mejor performance de los últimos 8 años, pero
además transparenté la distribución de la cuota Hilton mediante un
sistema de concurso público para evitar la judicialización y lo que
fue también durante mucho tiempo una fuente de enriquecimiento
de funcionarios políticos o de jueces con cosas que todos sabemos
pero que nunca repetimos públicamente y en voz alta. Pero además
hemos hecho aportes al sector por más de 2.100 millones en materia
de compensaciones avícolas, porcinos, molineros, además de todos
los otros planes, de ingresos y egresos, más terneros, los planes que
ustedes tienen seguramente en la memoria que Jefatura de Gabi-
nete les habrá acompañado oportunamente. Y en ese sentido quiero
decirles que vamos a tener una muy buena cosecha. Vamos a superar
los 90 millones de toneladas; algunos hablan de 96 millones de tone-
ladas, esto es exactamente más de 4 millones de viajes de camión,
para que tengamos una idea del volumen, de la entidad, de lo que
significa esta actividad que valoramos mucho.
En la Argentina real de la ciencia y la tecnología, inauguramos
la construcción del INVAP, el Instituto provincial que está en Río
Negro y en el cual estamos asociados con la CONAE y con la NASA
produciendo satélites, el proyecto Acuario –mi signo, pero no tiene
nada que ver eso– para medir la salinidad de los océanos. Eso lo
estamos haciendo en la Argentina; estamos haciendo por primera
vez radares militares y civiles con nuestra inteligencia, con nues-
tras neuronas, con los que se quedaron y con los 713 científicos y
científicas que hemos repatriado en estos 7 años donde hemos mejo-
rado, como nunca en toda la historia, los salarios de los becarios y

117
donde nunca se nos ocurrió enviar a nuestros científicos a lavar los
platos; al contrario, les pagamos buenos sueldos, los pusimos a tra-
bajar y les dimos los instrumentos necesarios a través de la creación
del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que también ha ejecutado
presupuesto como nunca, más de 400 millones para más de 1.911
proyectos.
En la Argentina real, hemos podido hacer un descenso impor-
tante de la mortalidad infantil al 12,5 por mil en el año 2008, y
donde, si ustedes se acuerdan, presenté también en este mismo
recinto, el programa de cirugías, cardiopatías infantiles congénitas;
hemos hecho una reducción ya del 35 por ciento de niñitos en la
lista de espera, que es un 35 por ciento menos de posibilidades de
muerte para aquellos chicos que necesitan ser atendidos.

El aire es gratis
Podría hablarles de tantas cosas en esta Argentina real. Nos
faltan apenas unos kilómetros para terminar la emblemática auto-
vía Nº 9 que conecta Córdoba-Rosario, corazón de la producción
agrícola-ganadera del país y también fabril. También la Hidrovía
hemos podido solucionar, que va a mejorar la competitividad y que
nos va a permitir inclusive sacar desde Bolivia toda la producción
a través de una empresa argentina con tecnología argentina, y que
hemos logrado destrabar una situación que se arrastraba durante
años. Podemos hablar de la ruta 14, de la ruta de Capricornio,
que comunica Salta, en fin de los miles y miles de kilómetros que
hemos hecho en materia de conectividad, que es otra de las cues-
tiones sistémicas para lograr competitividad en nuestra economía.
Sin infraestructura económica no hay posibilidades de desarrollo y
crecimiento para el sector privado que no puede hacer este tipo de
inversiones. Por eso nosotros, en la reunión que teníamos el otro
día con los principales sectores empresariales del país y también
con representantes de pequeñas y medianas empresas, estábamos
diciendo que tenemos que quebrar esa lógica histórica que ha tenido
la Argentina, o los sectores o agentes económicos de la Argentina,
de mantener o aumentar rentabilidad vía precios, sino que tenemos
que hacerlo vía aumento de la oferta, vía volumen, porque noso-
tros, el Estado, a través de salarios dignos, a través de jubilaciones,

118
a través de asignaciones, a través de ese piso de protección social
estamos asegurando la demanda agregada. Este es el rol que tiene
que tener el Estado que además se retroalimenta con la actividad
privada porque si nosotros, ante momentos de crisis, utilizamos
políticas activas en donde sostenemos y aumentamos aún a costa
de que dicen "se redujo el superávit", ¿y cómo no se va a reducir
el superávit fiscal en un año de crisis? Seríamos casi criminales si
queremos mantener un superávit, aparte estúpidos porque en la pri-
mera parte hambrearíamos a la gente, en la segunda parte, empe-
zaríamos con el déficit. Nunca pude entender a los capitalistas que
siempre me hablan de planes de ajuste y de achicar el gasto público.
Sí creo en el superávit, sí creo que no se puede gastar más de lo que
tiene, pero sí tenemos que achicar el superávit como medida contra-
cíclica para mandar más dinero al mercado, mantener la demanda
agregada para que la oferta también se sostenga y no echen gente.
Yo me acuerdo que tuve, y quiero contarles también la reunión que
tuve con los dirigentes de la CGT a principios del 2009. Vino Hugo
con toda la directiva de la Confederación General del Trabajo. Yo
no sé si estabas vos Héctor, estabas, ¿no? Estabas y me acuerdo que
obviamente venían con la preocupación que tenían todos: qué va a
pasar, van a echar gente, tenemos que modificar la ley y aumentar la
indemnización por despido; llevarla de vuelta al doble para que no
despidan gente, tenemos que sacar una ley que impida los despidos.
Sé que se presentaron proyectos de ley en el Parlamento para pro-
hibir los despidos, sé que se presentaron proyectos de ley para que
las indemnizaciones fueran duplicadas o triplicadas y cuando ellos
vinieron a verme yo les dije: "eso no da resultado, eso es como la
Ley de Intangibilidad de los Depósitos". La economía no se sostiene
con leyes, yo era diputada, yo también estaba sentada ahí cuando
se discutió aquí en este mismo Congreso, días antes del "corralito"
y del desastre declarar, para darle certeza y seguridad a la gente,
la Ley de Intangibilidad de los Depósitos. Me acuerdo que al lado
mío se sentaba Ana María Mosso, ex diputada mendocina y eco-
nomista y realmente no tenía ningún sentido porque –como no lo
tuvo realmente, ni tuvo tampoco ningún efecto– es más tuvo efecto
negativo porque mucha gente temió que como estaba pasando esto
posiblemente sucediera algo en esta Argentina, en la cual nadie cree

119
en lo que ve, sino cree en lo que le cuentan. Somos muy raros en
la República Argentina, por ahí no creemos en lo que vemos, pero
vienen y nos cuentan algo y lo creemos, actuamos "efecto manada,
efecto expectativa". Uno de los problemas que tenemos en la Repú-
blica Argentina, es que el aire es gratis. Estoy segura de que si el
aire se cobrara, si cada uno de los que hablan o arriesgan pronósti-
cos, tuviera que pagar por utilizar esa porción de oxígeno, se dirían
menos tonterías.

Proteger la oferta nacional


Mantener el vínculo laboral, que no llegaran telegramas de des-
pido, fue el objetivo de mi Gobierno desde el primer momento de la
crisis, porque una vez que se destruye el vínculo laboral es muy difí-
cil reconstruirlo. Defendimos la oferta nacional, Proteger la oferta
nacional es lo que hacen todos los países del mundo, protegen a sus
empresas y a sus trabajadores, les ponen otros nombres, les ponen
“barreras fitosanitarias”, nombres permitidos por la OMC, pero en
definitiva, lo que hacen es eso: proteger su oferta. Y yo creo que este
es otro de los ejes que tenemos que aprender.

Nos salvó el mercado interno


El mercado interno fue el que nos salvó en el año 2009, que no es
contradictorio con el fuerte incentivo que tenemos que seguir dán-
dole a las exportaciones, que nos permiten tener los saldos comer-
ciales, además de generar valor agregado, sino también proteger la
oferta, que no significa medidas que finalmente terminen en el apro-
vechamiento de posiciones para poder tener mejores precios a costa
de medidas proteccionistas. Tampoco creo en ese modelo porque
tampoco dio resultados. Creo en un modelo de absoluta racionali-
dad con un Estado sosteniendo la demanda agregada; con un sector
privado que invierta y aumente la oferta; con un Estado que tam-
bién proteja esa oferta; con una capacitación de nuestros recursos
humanos a través de la educación, de la ciencia y la tecnología para
agregar cada vez más valor a sus productos. Esto es –señores legis-
ladores y señoras legisladoras– lo que nos permitió sobrevivir como
lo hicimos en el que año 2009, y enfrentar con expectativas muy
buenas este año 2010. Por eso la colaboración a todos, porque en
definitiva este es el país de todos.

120
No es odio, es demanda de verdad y justicia
No puedo dejar de mencionar la política de derechos humanos,
la recuperación del nieto 101. Lo conocí junto a su padre, a quien ya
conocía. Este año han avanzado mucho las causas emblemáticas, las
mayores de Campo de Mayo y de la ESMA y realmente quiero, en
nombre, no de todos, pero sí creo de casi todo los argentinos, pedirle
a la Justicia que finalmente termine juzgando a los responsables y a
los culpables para que con verdad y con justicia podamos dar vuelta
definitivamente la página más dolorosa de este siglo XX..
Yo puedo asegurarles que no hay odio, en absoluto; me tocó vivir
algo muy impresionante el otro día porque junto con Francisco
Madariaga y su padre, con Estela, con Madres, vinieron a visitarme
otros nietos recuperados y estábamos sacándonos fotos. Permítanme
contarles esta anécdota para reflejar que no hay odio, en absoluto,
al contrario, hay inmensas ganas de vivir y seguir adelante. Estába-
mos sacándonos fotos con Estela, con todos, con Kirchner y viene
uno de los nietos, no importa cuál, y me dice muy sonriente, pero
sonriente, contento, alegre: "me puedo sacar una foto con ustedes
dos ya que no la puedo sacar con mis viejos –tiene los dos padres
desaparecidos– déjenmela sacar con ustedes dos". Yo les aclaro que
casi me desmayo, el chico se reía, sonreía, no había odio como no
hay odio en esas mujeres, solamente demanda de verdad y justicia.
Y queremos que sea pronto para terminar esa historia y seguir una
historia mejor.
Esta Argentina virtual y mediática que planteó que odiábamos
a las fuerzas armadas, por Dios, ¿nosotros los peronistas contra
los militares?, somos el único partido político vigente en la Repú-
blica Argentina fundado por un general. Nuestro ADN se gestó allí
cuando las fuerzas armadas acabaron con el fraude patriótico de la
"Década Infame" y Perón fue presidente. Así que no tenemos nada,
al contrario yo creo que han humillado mucho más a las fuerzas
armadas los que las redujeron a ser simples encapuchados en lugar
de defensores de la soberanía nacional. Esos humillaron a nuestras
gloriosas fuerzas armadas: las de San Martín y las de Belgrano,
las de Savio, Mosconi y Baldrich. Queremos recuperar a nuestras
verdaderas fuerzas armadas, por eso hemos iniciado una muy fuerte
política de recuperación del rol industrial de la defensa, que ha sido

121
clave en el desarrollo estratégico de la defensa nacional. Nosotros
queremos honrar a nuestras fuerzas armadas, a las que vi el otro día
orgullosas recorrer, recorrer con sus principales jefes, junto a mí,
el INVAP, mostrándome cómo están haciendo, junto a Fabricacio-
nes Militares, radares militares, cómo están haciendo radares civiles
con tecnología propia, cómo hemos recuperado la ex Lockheed y
hemos bautizado en Córdoba, con el nombre de otro glorioso mili-
tar, el brigadier San Martín, la fábrica de aviones militares, en la
cual pensamos reparar también los EMBRAER. O cuando visité
el otro día con Hugo Chávez el Almirante Storni, donde estamos
haciendo en ese astillero lanchas, junto a la Armada y a nuestros
mejores técnicos, y reparando barcos. Esas son las Fuerzas Arma-
das que tenemos que volver a tener; las que están en Haití, cum-
pliendo una misión ejemplar de paz de la cual me siento orgullosa y
fui a visitarlas. Son las Fuerzas Armadas que sostienen el hospital
de la Misión de la MINUSTAH, son las que están en Gonaives, son
las que están en Chipre, son las Fuerzas Armadas de la Cruz del Sur
donde, por primera vez, junto a los chilenos no nos ladramos, sino
que nos juntamos para hacer un ejercicio militar conjunto. Esas son
las Fuerzas Armadas que estamos construyendo en estos 7 años de
gobierno. Porque hubo otros que las encapucharon y hubo otros que
las escondieron cuando volvieron de Malvinas. Ni encapuchados ni
escondidos, con orgullo de haber pertenecido a una historia y a un
país que merece tener otro destino.

Argentina en el mundo
Y escucho también un país virtual y mediático que nos habla de
una Argentina aislada en el contexto internacional. Nunca la Argen-
tina tuvo una actividad y una presencia internacional como la que
hemos tenido. Hoy integramos el G-20 junto a los principales países
del mundo, donde nos vamos a volver a reunir ahora en Toronto,
Canadá, donde hemos debido abordar y donde hemos planteado lo
que a nuestro criterio era, y ahora se está admitiendo, uno de los
principales problemas que no era solamente salvar a los bancos, que
había que hacerlo para no repetir la crisis del '30, pero que había
que sostener la demanda agregada para que hubiera crecimiento.
Formamos parte de la UNASUR, en donde nos tocó actuar para

122
evitar el golpe en Bolivia y que Evo Morales fuera y pudiera volver
a ser electo democráticamente por la mayoría de su pueblo. Tuve el
orgullo el otro día, en una cumbre en la cual participaron todos los
países de América, excepto Estados Unidos y Canadá, pero toda la
comunidad caribeña, que es de origen anglófilo, angloparlante, tuve
el orgullo de tener el apoyo a nuestra causa de Malvinas más con-
tundente del que se tenga memoria. Y vamos a seguir en esa línea,
en la de la diplomacia, en la del Derecho Internacional, en la de
seguir condenando la rémora colonial que significa hoy que el Reino
Unido pretenda que tiene soberanía a 14.000 kilómetros de distan-
cia. No le da ni por la geografía ni por la historia ni por el derecho,
por ninguna parte; lo único que queremos es sentarnos, como indica
Naciones Unidas, a discutir con el Reino Unido teniendo en cuenta
los intereses de los habitantes de Malvinas pero queremos que se
cumpla esta resolución de que nos sentemos a discutir. No pueden
ampararse más en Galtieri, ellos eran los que reconocían gobiernos
como el de Galtieri, no nosotros, la mayoría de los argentinos.

No hay Corte más independiente del Gobierno que esta


Corte
Y ya que estamos hablando de justicia, también hay una Argen-
tina virtual y una Argentina real. La Argentina real es la del
gobierno dio la Corte de Justicia más independiente del gobierno
que se recuerde en toda la historia de la República Argentina. No
hay Corte más independiente del Gobierno que esta Corte. Necesi-
tamos también una justicia que sea independiente del resto de los
poderes políticos y, fundamentalmente, de los poderes económicos
concentrados; necesitamos jueces que fallen no de acuerdo con la
tapa de Clarín sino al Código Civil y al Código Penal; necesitamos
jueces que condenen a los responsables de lo que sucedió por el
accidente aéreo de LAPA y no a un mecánico a 3 años; necesitamos
jueces que no dejen salir a los delincuentes, porque están tabulados
los precios de excarcelaciones o eximiciones de prisión y, entonces,
los criminales que entran por una puerta salen por la otra. Es una
profunda reforma que tenemos que hacer de la justicia sin lugar
a dudas y estamos dispuestos a dar todas las discusiones porque
hemos sido los únicos que no hemos puesto jueces amigos en la

123
Corte Suprema de la República Argentina. Al único que conocía
a través de los medios es a Raúl Zaffaroni, que además lo conocía
porque era opositor nuestro, ni siquiera lo conocía de amigo.

Default
Por eso y para ir terminando, quiero sí referirme a lo que cons-
tituye a mi criterio uno de los principales problemas: el default. Que
la Argentina tenga que pagar tasas en el mercado de capitales del
14 o del 15, si es que tiene que salir, porque ustedes saben que han
aprobado un presupuesto que en su artículo 43 autoriza a tomar
crédito, a tomar endeudamiento al Estado nacional. O sea que tomar
endeudamiento tiene que estar claro, está autorizado por el Estado
nacional a través de su Parlamento. Los costos, para el sector pri-
vado y para el sector público, devienen de aquel default, no de nin-
guna otra cuestión. Y también quiero, antes de adentrarme en el
tema del Fondo del Bicentenario, recordar un poco el tiempo en que
yo estuve sentada aquí y recordar el sistema.
Estamos hablando mucho de las formas en la Argentina virtual
y yo quiero hablar de las formas, quiero hablar del sistema que tene-
mos en nuestra Constitución, de las facultades que cada uno de los
poderes tiene en la Constitución. He sido legisladora como uste-
des, me ha tocado perder muchísimas votaciones, votaciones terri-
bles para el país como aquella que perdimos de los superpoderes de
Cavallo, como la que perdí de la primera reforma laboral de Erman
González, como la otra que perdí que fue la segunda reforma labo-
ral, un poco más bochornosa, la de la BANELCO, esa también la
perdí; perdí también la votación de la ley que derogó el delito de
subversión económica y que permitió que ninguno de los que se
habían robado el país tuviera ni siquiera una citación de la Justicia,
pero nunca, nunca que perdí una votación fui a ver a un juez o a
demandar a la Justicia para que la Justicia me diera los votos que yo
no pude conseguir en este recinto.
Creo en serio en la división de poderes, no me lleno la boca
hablando de la república y de la división de los poderes y veo luego
a legisladores que como no logran tener los votos que necesitan
aquí adentro, van y encuentran jueces..., encuentran los jueces que
según la Argentina mediática manejamos nosotros que les dan la

124
razón y se introducen en cuestiones que son estrictamente políti-
cas y a resolver entre el Poder Ejecutivo y ustedes que son el otro
poder político de la República, el que representa a las provincias y
al pueblo. Y en esta Constitución del '94, hay decretos de necesidad
y urgencia. No los puse yo, les aclaro que comparto la figura de los
instrumentos de decretos de necesidad y urgencia, si no estuviera
de acuerdo no los utilizaría, pero también quiero recordarles que de
todos los presidentes argentinos, de todos, fui la que menos decretos
de necesidad y urgencia utilizó. Pero están allí, en la Constitución,
son una atribución del Poder Ejecutivo que es el que administra el
país en general. Y también me tocó cuando fui legisladora impulsar
la sanción que reglamentara el ejercicio de ese derecho por parte
del Poder Ejecutivo para que pudiera haber contralor de ustedes, el
Parlamento. Desde 1994, donde antes inclusive de que estuviera en
la Constitución se dictaban decretos de necesidad y urgencia, desde
1994 hasta el 2006, se dictaron cientos de decretos de necesidad
y urgencia que ustedes nunca controlaron, nunca. Si hoy pueden
controlarlos es porque yo presenté un proyecto como legisladora y
obtuve los votos de la mayoría para poder sancionarlo. Por eso creo
que hablo desde un lugar no fácil, pero sí real y concreto y saben que
estoy hablando con la verdad. Podré caer no simpática, pero saben
que estoy hablando con la verdad.
Entonces digo: lo que debe ser resuelto políticamente, debe ser
resuelto en términos del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo.
Esto no quita que la Justicia revise un decreto de necesidad y urgen-
cia, porque puede ser votado por unanimidad del Cuerpo y la Jus-
ticia igual tener derecho a revisarlo porque lesiona algún interés
particular de algún derecho constitucional aún cuando sea aprobado
por unanimidad del Parlamento.

Fondo del Bicentenario


Pero voy a hablar fundamentalmente de lo que constituye el
Fondo del Bicentenario y el problema del endeudamiento. Cuando
lanzamos el Fondo del Bicentenario hubo una respuesta de la eco-
nomía nacional e internacional positiva. ¿Por qué? Por una razón
muy simple: porque durante todo el año 2009 se había dicho que la
Argentina iba a entrar nuevamente en default; también lo decía la

125
Argentina mediática y virtual. Afortunadamente no entramos en
default, pero igual las tasas de interés a las que se tenía que acceder
eran altísimas. ¿Cuál fue la idea esencial? Primero, la de constituir
un fondo para pagar con eso exclusivamente las deudas –las de los
multilaterales no porque ya estaba contemplado en otra ley– de
los tenedores privados de deuda, de modo tal de que en lugar de
seguir recibiendo por esos 4 mil y pico de millones de dólares sólo
el 0,5 por ciento anual, no tuviéramos que ir a buscar 4 mil y pico de
millones de dólares a un 15 o a un 16. Sinceramente creí que como
la cuenta era muy gruesa y muy fuerte, no iba a ser necesario expli-
carlo demasiado. ¿Cuál es el sentido de tener indisponibles miles de
millones de dólares con una tasa que nos están pagando en Basilea
el 0,5 y endeudarme por otro lado con una tasa de más del 15 por
ciento? Lo cierto es que la evolución del Fondo del Bicentenario fue
que redujimos el riesgo país de 1.062 puntos llegamos a 660 puntos
y estábamos en camino de perforar los 500 cuando se produjo lo
que yo denomino la judicialización de la política, algo que realmente
debe ser definitivamente evitado.
Ayer estaba leyendo –y para que ustedes vean la política de des-
endeudamiento que ha tenido este gobierno– un diario que no es
nacional además y al que nadie podrá tildar de amigo, en El País
del día domingo en la sección económica hay un ranking de deuda
externa en relación a PIB (Producto Interno Bruto), al año 2008,
todavía no tienen el dato del 2009 porque falta terminar el último
trimestre, la Argentina de 129,3 por ciento de relación con el PBI
había hecho una reducción al 39,5, año 2008; fuente, no es ni Poliar-
quía ni Mora y Araujo, es el Fondo Monetario Internacional el que
publica este ranking y estamos entre los 5 países de menor rela-
ción de deuda entre Producto Bruto y deuda, pero entre los que la
redujeron creo que somos el país que más la ha reducido porque de
129 pasamos a 39,5. Esta política de desendeudamiento es la que
apunta fundamentalmente a seguir destrabando lo que era sí un
problema estructural macroeconómico. Todo país que deba más del
50 por ciento de su PBI tiene ya en la deuda un problema estructu-
ral macroeconómico. Dicho sea de paso Irlanda aquí figura con el
1052 por ciento relación deuda-producto bruto interno, esto como
un dato más de la economía para algún admirador de aquel modelo.

126
¿Cuál fue la idea entonces? La idea es no destinar superávit a
pagar deuda, recaudación, sino seguir incrementando el soste-
nimiento de la demanda agregada a través de infraestructura, a
través de múltiples acciones como las que hemos hecho en este año
2009 y utilizar esa porción para el pago de la deuda, esto es todo.
Sin embargo y sin tener ningún proyecto alternativo, salvo el de
infraestructura que he leído, pero también es cierto que si se utiliza
para infraestructura tendríamos un impacto que habría que medir
en el mercado interno, porque internamente se pagan los salarios
y toda la obra en pesos, por lo cual podríamos tener presiones a
la baja sobre el tipo de cambio al ingresar, porque no sería usado
monetariamente el ingreso para afectarlo a obras, pero sería cues-
tión de abordar el tema, no estamos negados ni cerrados a ninguna
discusión. Lo que sí debo decirles es que he adoptado en el marco de
las facultades que me competen y habida cuenta de que el Congreso
también ha comenzado sus Sesiones Ordinarias, tres medidas.
La primera, he derogado, con acuerdo general de Ministros, el
decreto 2010 de Fondo del Bicentenario, porque el grado de judicia-
lización alcanzado había desnaturalizado absolutamente facultades
que son propias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo.
He firmado también otro decreto simple en virtud de las facul-
tades que se establecieron mediante la modificación de la ley cuando
se pagó al Fondo Monetario Internacional y que permite pagar a
los organismos multilaterales de crédito, con lo cual no se requiere
ninguna otra medida más que un decreto del Poder Ejecutivo.
Y he firmado en acuerdo general de Ministros, con discrimina-
ción absoluta de lo que se va a pagar, porque además quiero aclarar-
les que toda la deuda que estamos pagando es deuda que se originó
en los gobiernos anteriores. Tenemos para todos los gustos: corra-
lito, pesificación asimétrica, PG de Cavallo, todo lo que se paga y
está desagregado en este último decreto, también hemos afectado
4.187 millones de dólares de las reservas, pero además lo hemos
hecho conformando una Comisión Bicameral integrada por 8 sena-
dores y 8 diputados para que sigan, vigilen y controlen cada uno de
los pagos que se efectivizan con esas reservas. Porque he escuchado
cosas como que no sabemos qué vamos a hacer con las reservas.
¿Alguien piensa que se pueden sacar reservas del Banco Central y

127
llevárselas a la casa o ponerlas en algún lugar diferente del que está
acá? Por favor, no se ha modificado artículo 6 de la ley de Converti-
bilidad que tanta marejada había traído, como si la Convertibilidad
hubiera sido una panacea. Yo escuchaba hablar de que modificaron
el artículo 6 de la ley de Convertibilidad y pensaba que había modi-
ficado la Biblia o el artículo primero de la Constitución Nacional,
entonces me parece que es claro y concreto.
Además lo hemos hecho no en forma abierta sino únicamente
por los vencimientos que operan durante el año 2010, de modo tal
que si el otro tema era que se abría una caja de Pandora que no
se sabía en qué podía terminar, hay un acotamiento absoluto a los
vencimientos desagregados y discriminados en el propio decreto,
y la constitución de esta Comisión Bicameral para que controle el
seguimiento del pago de la deuda.
El tema de la deuda, argentinos, no es un problema de este
gobierno, no lo creó este gobierno, muchos de los que también
están sentados acá tampoco tienen nada que ver, pero el Estado es
uno solo, el Estado no tiene nombre y apellido, somos la República
Argentina. El que debe esto no es ni este gobierno ni los que ven-
drán, lo debe la República Argentina. Y cuando es demandado no es
demandado el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Poder Judi-
cial, la presidenta de la República; la demandada es la República
Argentina, a la que todos ustedes tienen que representar, defender
y lograr crearle condiciones para que siga creciendo y no endeudán-
dose a tasas imposibles de pagar. Esto va a impactar positivamente
en todas las provincias y en todas las economías. No vayan a creer
que por querer obstruir algo les va a ir mejor en las elecciones, esto
nunca fue así, nunca fue así.
Yo formé parte de este Parlamento cuando en el año 1999 perdi-
mos las elecciones; no las perdimos porque obstruíamos, al contra-
rio, ni tampoco obstruyeron después al propio gobierno y sucedieron
cosas muy terribles, las elecciones no se ganan por ponerles palos en
la rueda al otro para que le vaya mal; las elecciones se ganan cuando
vos sos mejor que el otro. Esto es lo que tenemos que aprender los
argentinos, cuando tenemos una propuesta y un proyecto mejor, más
creíble. Y acá, si se me permite, quiero dirigirme a todos los parti-
dos políticos de la República Argentina, a todos, en esta Argentina

128
real de la que formamos parte los partidos políticos; los partidos
políticos que vamos a ir a elecciones con una reforma también muy
importante. Por primera vez después de años de hablar de transpa-
rencia, de reformas, de que se democraticen los partidos, pudimos
sancionar un proyecto. Yo lo había presentado como senadora de
la oposición me parece allá por el año 2002, no tuve éxito, no les
gustó. Luego pudimos sancionarlo y vamos a tener la oportunidad
los partidos políticos en el próximo año de ir a elecciones con una
norma absolutamente nueva que ya se aplica en algunas provincias
como Santa Fe, que con otras variaciones se aplica en Uruguay y
que permite que la sociedad, que la gente entre a los partidos políti-
cos. Los partidos políticos somos parte de esta Argentina real pero
también hay otra Argentina mediática, también hay otra Argentina
virtual a la que no le interesan los partidos políticos fuertes, la que
no quiere dirigentes que estén sustentados por partidos políticos
fuertes, porque entonces es mucho más fácil torcerles la mano.
Nunca creí que tuviera que irme del peronismo para poder llevar
adelante el proyecto; de hecho formé parte de la oposición interna
durante años y muchos de los que luego volvieron me decían ¿y por
qué te quedás? Porque esta es mi casa y porque si cada vez que en
un partido político que es el mío me voy porque no me gusta el que
está, terminamos con una fragmentación política que es la que hoy
tiene la República Argentina y que es la que provoca la debilidad de
la democracia y la fortaleza de los sectores económicos corporativos
que medran sobre nuestras pequeñas miserias, debilidades, divisio-
nes y ambiciones para después quebrarnos finalmente la voluntad y
terminar humillando a partidos centenarios, a partidos que pueden
mostrar entre sus conquistas y su historia cosas memorables, termi-
nan haciendo mamarrachos. Esto es lo que yo quiero evitar.
Ya he llegado aquí al lugar más importante que puede llegar un
argentino, que es sentarse en el lugar, no voy a decir de Rivadavia
por más que le moleste a La Nación, en el sillón de Presidente, ya
he llegado, pero lo que quiero es una Argentina diferente para mis
hijos de la que me tocó vivir a mí, por suerte no de la dictadura, pero
quiero una Argentina diferente también en cuanto a una revalida-
ción de la política.

129
Me reivindico militante por sobre todas las cosas
Si ustedes me dicen cuál es el logro más importante de este
proceso iniciado el 25 de mayo del año 2003, miren, quemo todos
estos papeles que tengo acá, de crecimiento económico, de mejora
de las condiciones, de los puestos de trabajo, de la indigencia, de
la pobreza, todo, por decir que en realidad lo más importante que
hemos hecho es que los partidos políticos han vuelto a hacer política
en la República Argentina y no hemos sido gerentes de los grupos
económicos. Este es el orgullo más grande que tengo como argen-
tina y como militante política, me reivindico militante por sobre
todas las cosas. Tengo orgullo de decir que pertenecí toda mi vida a
la política. Cuando me preguntaban y me decían si yo era una abo-
gada peronista, no, no soy una abogada peronista, soy una peronista
que es abogada. Siempre me puse por arriba de las corporaciones
desde la política, porque son malas, pero son malas no porque haya
hombres malos en las corporaciones, sino porque la propia lógica de
la corporación que defiende un interés sectorial finalmente termina
muchas veces en contradicción con los intereses de la sociedad y
somos nosotros lo que estamos aquí y fundamentalmente aquellos
que decidimos representar ideas progresistas, ideas de movilidad
social ascendente, ideas de justicia social y equidad, los que mayor
responsabilidad tenemos para devolverle a esta Argentina una polí-
tica diferente y nueva en donde se discutan ideas y proyectos.
¿Cómo se enfría la economía?
Muchas veces siento que se discuten cuestiones absolutamente
banales, algunos porque a lo mejor no tienen proyecto alternativo
y les hubiera gustado poder hacer lo que hicimos nosotros, otros
porque tal vez tienen proyectos que no los pueden contar porque
sino no los votarían. Pero por una cosa o por otra no discutimos en
la República Argentina las cosas que tenemos que discutir en pro-
fundidad: qué modelo de país queremos, qué vamos a hacer, ¿vamos
a privilegiar endeudarnos a tasas al 14 ó al 15 y pagar la deuda y
enfriar la economía? Sobre estas cosas tenemos que hablar y si no
cuál es la solución, cuál es la salida, bajamos y enfriamos la econo-
mía. ¿Qué hubiera pasado si en el año 2007, cuando me eligieron
Presidenta, hubiéramos enfriado la economía? ¿Cómo se enfría la
economía? ¿Cuál es el economista que me explica cómo se enfría

130
la economía? ¿Con qué swich la mueve, cómo lo pone a 28 grados,
a 30 o a 5 y no manda al tacho las expectativas, como por ejemplo
pasó durante el año 99, cuando vino la Alianza y con el impuestazo
tiró por abajo las expectativas que parecía que estaban surgiendo?
Tenemos que discutir las cosas verdaderamente importantes en la
República Argentina. Tengo pasión por el debate, ustedes lo saben,
por algo soy Presidenta, entonces la pasión por el debate se ha
transformado en pasión por la acción y la gestión porque tengo que
encargarme de que se paguen los sueldos, de que haya coparticipa-
ción, de que haya obras para las provincias, tengo que encargarme
de las cosas que corresponden a la Administradora General del país,
de pagar la deuda también. No le van a ir a pedir a ninguno de uste-
des que paguen la deuda, los Boden 12, los Bonar, los PGs, se lo van
a pedir al ministro de la Economía, a la Presidenta de la República.
Por eso es que vine a hablar de esta manera, no de otra, engolada,
con discursos largos que nadie entiende, porque lo he discutido con
ustedes, sentada ahí, estas cosas las he discutido muchas veces, infi-
nidad de veces. Los conozco a todos, conozco los tiempos parla-
mentarios, conozco también hasta las vanidades, todos las tenemos.
Yo también, soy humana, sino no estaría sentada acá, no creo ni en
santos ni en ángeles, no por lo menos en la Tierra, pero del otro
lado, de las corporaciones, que siempre critican a la política después
de haber conocido a muchos, desde mi función de Presidenta, les
aseguro que bueno, en fin, muchas veces ansío por ahí juntarme con
algunos de ustedes para rememorar viejos tiempos.

No renuncien a sus ideas


No renuncien a sus proyectos, a sus ambiciones personales,
pero por favor hagamos un inmenso esfuerzo, no por el Gobierno
sino por la República, por la Nación, para poder abordar en serio
los problemas estructurales que aún nos quedan, como el caso del
endeudamiento, que si lo resolvemos bien y tal cual viene y pinta la
economía..., en un año en donde también tenemos problemas que
nos vienen desde afuera, por la volatilidad de los mercados, uste-
des vieron lo que está pasando en España, en Italia, en Grecia, y
lo que también dijeron el otro día de economías emergentes desde
el Fondo Monetario Internacional, aunque en realidad no le creo

131
mucho pero bueno... lo cierto es que necesitamos tener mucha res-
ponsabilidad, necesitamos tener mucho sentido común y que en el
2011, cuando la gente decida quiénes van a ser los que conduzcan la
República Argentina a partir del 10 de diciembre de 2011, lo hagan
en el marco de esta nueva ley, pero fundamentalmente en el marco
desde donde pueda escuchar qué dicen sus dirigentes acerca de cada
cosa, qué van a hacer con la demanda agregada, qué van a hacer con
las jubilaciones, qué van a hacer con el plan económico, qué van a
ser con los incentivos fiscales, qué van a hacer con la recaudación,
cuáles son las áreas que van a privilegiar, cómo van a hacer si bajan
impuestos de un lado para financiar gastos del otro.

6 de abril. Presentación del Programa Conectar Igualdad

IGUALDAD CONTRA VIENTO Y MAREA

Se revolucionó la Argentina con la escuela pública, con la obliga-


toriedad de la primaria, con una educación que caracterizó siem-
pre a nuestro país como un país distinto en la capacitación de su
pueblo, en su grado de alfabetización y de instrucción. Siento que
lo mismo sucede con este programa que estamos lanzando hoy:
Conectar-Igualdad. No fue casual la elección del nombre, quise que
figurara la palabra igualdad, porque creo que es la palabra distin-
tiva que siempre han perseguido aquellos argentinos que han estado
comprometidos con el desarrollo del país desde 1810. Igualdad que
tuvo distintas connotaciones históricas, igualdad que pedían los
criollos y por eso luchaban contra el yugo colonial, igualdad que
reclamaban los hombres y mujeres de las provincias para ser trata-
dos como en Buenos Aires, igualdad que quería Sarmiento para que
todos pudieran llegar a la escuela, igualdad para votar sin fraude
como la quisieron Sáenz Peña e Yrigoyen, igualdad y justicia social
que buscaron Perón y Eva Perón.

132
La igualdad necesita de un fuerte contenido económico
Me acuerdo que estábamos en el Senado discutiendo sobre la
ley de Financiamiento Educativo que sancionó nuestro Gobierno, y
que puso por primera vez en la historia el 6% de nuestro Producto
Bruto Interno. Discutíamos la importancia de la ley 1420 que fue
la que estableció la educación primaria obligatoria, y yo decía que la
igualdad necesita de un fuerte contenido económico, porque puedo
tener el derecho de ir a la escuela, pero si tengo que salir a traba-
jar, porque mis padres no me pueden mantener, entonces no puedo
terminarla, o no puedo ir a la universidad, en realidad esa igualdad
es declamativa. Perón y Evita pusieron en marcha otra igualdad, la
igualdad que permitía que los hijos de los obreros pudieran llegar
a la universidad, y hasta ser presidentes del país. Porque segura-
mente si no hubiera sido así, solo hubiésemos terminado la prima-
ria, y nunca hubiéramos podido llegar a la universidad. El sueño de
la igualdad es un sueño largamente perseguido en estos 200 años
de historia. Este Programa Conectar-Igualdad, va a permitir que
todos los estudiantes secundarios de la escuela pública, puedan, en
el lapso que va del año 2010 hasta el 2012, contar con su netbook,
un instrumento de igualdad para superar la brecha digital. Estamos
muy contentos en este nuevo capítulo de la igualdad. En 3 años
todos los chicos de las escuelas secundarias públicas y sus docen-
tes, van a tener este instrumento, y además, el que termina, el que
llega al final, se lo lleva a su casa. Porque lo importante no sola-
mente es lograr que ingresen a la escuela, sino que el gran desafío,
por supuesto, es que terminen la escuela secundaria. Ya estamos en
estos momentos en condiciones de conectar desde el Ministerio de
Planificación Federal a 4.000 escuelas. Porque esto lógicamente va
a venir acompañado también de las conectividades. Y fundamental-
mente incorporar a la familia al proceso educativo y de información,
como un modo de compromiso.

Estamos ante un nuevo mundo


He charlado en muchísimas oportunidades con educadores, con
nuestro ministro, y la verdad es que hay una brecha digital muy
importante entre entre nuestra generación y la de los chicos. Muchas
veces nos quejamos de problemas en la enseñanza, creo que también

133
obedecen a esta frontera del acceso al conocimiento en que estába-
mos. Nuestra generación y las anteriores, accedía al conocimiento
con el libro, como casi todos los docentes, los chicos hoy acceden
al conocimiento a través de la red, de la web, el instrumento es la
computadora. Esto no nos tiene que horrorizar ni hacer creer que
no quieran estudiar. Si un chico es capaz de estar frente a una com-
putadora 3 horas chateando, buscando información o conectándose,
quiere decir que tiene las dos condiciones básicas para el aprendi-
zaje: constancia de estar con un instrumento utilizándolo y también
fundamentalmente el poder de abstracción. El poder de abstracción
que teníamos nosotros frente al libro ellos lo tienen frente a la com-
putadora. Lo que tenemos que entender nosotros, los de nuestra
generación, es que han encontrado un nuevo instrumento. Debe
haber sido parecido en la época de Gutemberg cuando se inventó la
imprenta y el conocimiento estaba solamente en manos de las igle-
sias, donde tenían guardados todos los saberes del mundo. Estamos
ante un nuevo mundo, debemos abrir sus puertas, que no sea hostil,
que sea un mundo de conocimientos, de conectar igualdad.
La igualdad. La igualdad. Debe ser el signo distintivo de este
Bicentenario. La igualdad contra viento y marea, contra los podero-
sos y sus intereses, que necesitan de las desigualdades para seguir
teniendo poder. La igualdad es el gran instrumento liberador de las
sociedades, de los pueblos y del mundo. Me gustaría que me recuer-
den como una persona que luchó denodadamente por la igualdad,
por la redistribución del ingreso, para que todos los argentinos
pudieran tener las mismas oportunidades.

18 de mayo. VI Cumbre Europea. Madrid

POR UN MUNDO MÁS JUSTO

Todos han señalado lo difícil que van a ser las negociaciones entre
Unión Europea y MERCOSUR. Se va a poner en juego la cuestión
del proteccionismo, algo que muchas veces, desde un reduccionismo
mediático de intereses, se simplifica como una cuestión arancelaria

134
o de aduanas. Pero el problema del proteccionismo debe ser abor-
dado en todas sus formas, aranceles, subsidios, promociones fiscales,
exenciones fiscales, promoción de exportaciones, dumping, y dis-
tintos modos que contribuyen a crear barreras muchas veces no tan
visibles como las aduaneras.
Las economías de la América del Sur, han tenido un comporta-
miento más que notable durante esta última crisis que comenzó a
insinuarse en el 2007, que explotó durante el último trimestre del
año 2008 y que nuevamente tiende a resurgir en Europa. Con lo
cual, la primera conclusión a la cual deberíamos llegar, es que no
es una crisis nacida en algún lugar, que pueda dejar alguna región
fuera de los problemas, y que toda crisis económica global finan-
ciera, finalmente, termina impactando en todas las economías.
En este sentido, me gustaría señalar, como uno de los países
integrantes del G-20, que necesariamente, en la próxima reunión
que se llevará a cabo en Toronto, Canadá, deberemos abordar pro-
blemas que hasta ahora solo se han articulado verbalmente, como
regulación de capitales financieros, regulación de bancos de inver-
sión, regulación de fiscalizadoras o calificadoras de riesgo, regula-
ción de paraísos fiscales; problemas que no se han tratado a fondo
y nos colocan recurrentemente en situaciones de crisis. El realismo
en nuestras discusiones va a tener que imponerse, como una necesi-
dad de abordar las verdaderas causas de las crisis y dar respuestas,
porque la prolongación no hace más que agravar la situación de
todas las economías.

Trato discriminatorio al inmigrante


Como representante de la América latina, solicito a todos los
países del mundo evitar conductas y sanciones de leyes discrimina-
torias contra la inmigración. En momentos de crisis económica, de
desesperación social, la condición humana tiende a encontrar cul-
pables en determinadas comunidades. Vemos con mucha preocupa-
ción, el trato discriminatorio que se está dando en distintos países,
sobre todo en los más desarrollados, al inmigrante. Se lo estigma-
tiza como un adversario, un enemigo, alguien a quien se debe sepa-
rar de la sociedad, cuando todos sabemos que los inmigrantes hacen
los trabajos que normalmente los ciudadanos de esos países a los

135
que llegan no están dispuestos a desempeñar. Lo digo, y acá me
permito un ejercicio no ya institucional sino personal, como un país,
la República Argentina, que ha sido y es un ejemplo en materia de
recepción de inmigrantes. Esta Presidenta es nieta de españoles;
de mis cuatro abuelos, tres son españoles. Múltiples comunidades
de Europa encontraron en la Argentina de fines del siglo XIX y
principios del siglo XX un lugar seguro donde obtener un trabajo
y un plato de comida. También mi país ha recibido una ola inmigra-
toria de los países limítrofes de la región. Y podemos hablar con el
ejemplo, porque hace pocos días sancionamos y reglamentamos la
nueva Ley de Migraciones, que permite la regularización de más de
700.000 extranjeros, con absolutamente los mismos derechos y las
mismas responsabilidades que los ciudadanos argentinos. Residen
en mi país uruguayos, paraguayos, bolivianos, peruanos, chilenos,
etcétera, constituyendo la segunda ola de inmigración de los siglos
XX y XXI. Por eso, hago una especial llamada en nombre de todos
aquellos compatriotas latinoamericanos que han debido abandonar
sus países, no porque hayan querido, sino porque las condiciones,
precisamente, de subdesarrollo, de falta de oportunidades, los ha
obligado a buscar otros horizontes.

La soberanía de las Islas Malvinas


También y en ejercicio de ese multilateralismo que tanto nece-
sitamos en el orden político y económico mundial, quiero pedir, en
nombre de mi país y de los países de la América latina también, que
el Reino Unido reanude las negociaciones con relación a la soberanía
de las Islas Malvinas, tal cual lo impone la resolución que se dictó
desde el año 1965 en Naciones Unidas y que aún sigue incumplida.
Somos un país de paz, no se nos puede cargar en nuestra cuenta, y
cuando hablo de nuestra cuenta hablo de aquellos ciudadanos que
hemos militado toda la vida en partidos democráticos y populares, y
accedido al poder únicamente a través del voto, lo sucedido en dic-
taduras militares que nada han tenido que ver con la idiosincrasia
de nuestros países y en las cuales también, nuestros propios conna-
cionales han sido víctimas de esas dictaduras. Pretender cargar en la
cuenta de Argentina lo ejercido por gobiernos dictatoriales que no
eran reconocidos por su propio pueblo, mientras eran reconocidos

136
por los países desarrollados, y algunos (como algún ex dictador de
la hermana República de Chile) también recibidos en países de la
Unión Europea, nos pone exactamente en el lugar no de victima-
rios, sino de víctimas.

Doble estándar
Reivindicamos la necesidad de que todos los países del mundo,
quedemos sujetos a las resoluciones de Naciones Unidas. No puede
haber un doble estándar en materia ambiental; no puede haber un
doble estándar en materia nuclear; no puede haber un doble estándar
en materia de proteccionismo, porque estos dobles estándares van
generando, esencialmente, un mundo con cada vez más contradic-
ciones, con cada vez más conflictividades en donde ya nadie estará
seguro si no nos sometemos a la autoridad de quienes conformamos,
desde la firma de la Carta de San Francisco, esa organización que
nos debe cobijar a todos y que debe ser la garantía de la seguridad
y la paz mundial.
Quiero dar por inaugurada en nombre de América latina y del
Caribe esta VI Cumbre del ALC-UE con un llamado esperanzador
a la reconstrucción del multilateralismo; a la reconstrucción de la
solidaridad entre las naciones; a la reconstrucción de los criterios de
una economía realista, no basada en la especulación, sino en la pro-
ducción y en la generación de empleo que son los verdaderos instru-
mentos generadores de riqueza y de bienestar para los pueblos. En
nombre de todos estos principios, que creo que todos compartimos,
y con la convicción de que todos, porque no divido el mundo entre
buenos y malos, no creo en el maniqueísmo, en la convicción de
que todos tenemos que entender en estos momentos de crisis tan
profunda, la necesidad de redefinir conceptos, políticas, comporta-
mientos y conductas, es que hago este llamado con mucho respeto,
con mucha humildad pero con la certeza absoluta de que tenemos
que cambiar, porque de la forma en que nos hemos conducido hasta
ahora, no nos ha dado buenos resultados. Creo que es hora de cam-
biar y todos tenemos una parte de responsabilidad en la necesidad
de ese cambio. Seguramente los países con más poder específico en
los organismos multilaterales, son los que más responsabilidades
tienen.

137
Los liderazgos existen, los países importantes y líderes exis-
ten, pero ese liderazgo debe ser ejercido con responsabilidad, para
no devenir en cuestiones que nada tienen que ver con el liderazgo
social y mundial, sino que son solamente una cruda y terrible rela-
ción de fuerzas que, en definitiva, convierte al mundo en un lugar
más injusto y más inseguro.

25 de mayo. Palabras por el Bicentenario, Casa de


Gobierno.

LA VIDA ESTÁ HECHA DE PEQUEÑAS BATALLAS

El primer Centenario había sido llevado a cabo en un país en el que


se había declarado el estado de sitio. Un país al que los inmigrantes
habían venido de la vieja Europa a conseguir un trabajo o un plato
de comida, y habían traído nuevas ideas, anarquistas y socialistas.
Aquellos festejos se hicieron con represión y persecución. Y por esa
cosa de querer parecernos a Europa, de no ser nosotros mismos,
habíamos traído como protagonista central de los festejos a un
miembro de la Casa Real de España. Con todo el respeto que tene-
mos por todo, yo quería un Bicentenario diferente; un Bicentenario
popular, con el pueblo en las calles, en nombre de la historia de todos
los hombres y mujeres que en los últimos 200 años abonaron con
su vida, su sangre y sus ideales, una América del Sur democrática,
con libertad para la igualdad. Hace apenas 27 años que tenemos una
democracia continuada en la Argentina. Todos pueden expresarse
libremente. Agradezco el patriotismo y la alegría con que están fes-
tejando este Bicentenario. Millones han salido a las calles a reír, a
estar junto al otro, a compartir. Quería un Bicentenario acompañada
de los hombres que tienen responsabilidades de Estado en América
del Sur, y que con nuestras diversidades, matices e identidades, com-
partimos el mismo camino que tomaron San Martín, Bolívar, O´Hi-
ggins, Artigas, Martí, y que antes habían llevado a cabo los pueblos
originarios, con valentía.

138
Nuestros pueblos están mejor que hace 100 años, pese a quien le
pese. Hace 100 años no existían derechos sociales, estaba prohibida
y era casi un delito la actividad sindical. Hace 100 años no podía-
mos elegir a nuestros gobernantes, lo pudimos hacer a partir de la
Ley Sáenz Peña donde se instauró el sufragio obligatorio, universal
y secreto. Cumplimos 200 años en la más profunda democracia de
la que se tenga memoria, con el compromiso de un gobierno que
hoy también cumple años, este proyecto comenzó un 25 de mayo de
2003.
Conmemorar no es solamente festejar. No nos gustan los fastos
con brillos sin contenidos. Creemos en la historia, tenemos identi-
dad, tenemos pasión por la verdad, la memoria y la justicia, pasión
por la patria. Luego de inaugurar esta Galería de Patriotas Lati-
noamericanos, los vamos a invitar a nuestro Cabildo, el mismo en
el cual hace 200 años, hombres y mujeres se congregaron para pre-
guntar de qué se trataba. Había muchos que ya sabían de qué se tra-
taba. Nos cuestan visiones edulcoradas de esas jornadas gloriosas.
No fueron pacíficas, ni consensuadas, fueron de lucha. Fueron de
Castelli, que furibundo ingresó a ese Cabildo el 22 de mayo a decir
que si no conformaban el gobierno patrio iban a venir con las armas
a conformarlo ellos. Es bueno conocer la historia para saber que hay
múltiples formas de dar batallas, y ellos tenían que dar esa batalla
contra aquel colonialismo. Siempre hay que dar batallas. La vida
está hecha de pequeñas batallas.

21 de julio. Promulgación de la ley de Matrimonio


Igualitario

POR UNA SOCIEDAD ABIERTA, PLURAL Y DI-


VERSA

Este debate, dentro de unos años, va a resultar absolutamente ana-


crónico. Como el debate por la sanción de la Ley de Divorcio, o
el voto femenino. El matrimonio igualitario no tiene que ver con

139
convicciones religiosas, tiene que ver con la condición humana, con
la aspiración a la igualdad que toda sociedad debe tener. Son temas
que no nos pueden dividir, que al contrario, nos deben unir. Hoy
somos una sociedad un poco más igualitaria que la semana pasada.
Hemos constituido un hito fundamental en el camino de la
igualdad. No hemos promulgado una ley, hemos promulgado una
construcción social, transversal, diversa, plural, amplia, que no le
pertenece a nadie, sino a la sociedad.
Es posible esquivarle a esa política mezquina de que si el pro-
yecto es de otro no lo tratamos, o tal vez en menoscabar lo que
es importante. Creo que construir calidad institucional es esto que
estamos haciendo hoy. Tal vez podíamos haberlo hecho antes, todo
tiene sus tiempos de maduración. Si esto se hubiera planteado años
atrás, quizás hubiera sido imposible, sin embargo, hoy se pudo hacer,
con el espíritu de Bicentenario, en el contexto de una sociedad que
tiene ganas de crecer, una sociedad abierta, plural y diversa.

24 de septiembre. 65º Asamblea General de las Nacio-


nes Unidas

ARGENTINA: CONEJILLO DE INDIAS DE LAS


POLÍTICAS DE LOS AÑOS 90

Argentina fue exhibida en los años 90 como una alumna ejemplar,


mientras llegaba a niveles de endeudamiento insoportables, no pro-
ducía bienes ni servicios, reducía su nivel de generación de empleo,
y finalmente se desplomaba en una crisis de carácter financiero, muy
parecida a la que sacudió al mundo en el tercer trimestre del año
2008.
A la Argentina le soltaron la mano en el año 2001, y sin embargo,
a partir de una política que se desarrolló desde el año 2003 en ade-
lante hemos podido superar aquella crisis que se parece muchísimo
a la que ha tenido el mundo en el año 2008, y lo hemos hecho con
esfuerzo propio, y fundamentalmente con un proyecto económico

140
y político no dictado de acuerdo a lo solicitado por los organismos
multilaterales de crédito sino a nuestras propias convicciones y a
nuestros propios intereses.
En estos ocho años hemos logrado el crecimiento económico
más importante de los 200 años de historia y también hemos logrado
desendeudamiento como nunca se había visto en nuestra historia.
Desde aquel default soberano del año 2001, que fue el más impor-
tante también en términos históricos, hoy la Argentina ha renego-
ciado el 93% de la totalidad de su deuda con tenedores de títulos de
deuda argentina y además ha protagonizado un crecimiento inédito
inclusive en el último año. Luego de las medidas contra cíclicas que
aplicamos durante todo el año 2009 y durante fines del año 2008
tenemos un crecimiento del 9% de la actividad económica en los
últimos 12 meses continuados, hemos vuelto a reducir el índice de
desempleo a 7,9% y también hemos logrado fundamentalmente
seguir disminuyendo los índices de pobreza y de indigencia a lími-
tes antes nunca vistos en nuestro país. Esto se debió esencialmente
a un manejo contra cíclico de la economía y a la comprensión de
que los instrumentos tales como Banco Central, reservas, comercio
exterior, producción, generación de puestos de trabajo, generación
de mejor y más calidad de vida, con una fuerte expansión del gasto
fiscal, fue lo que determinó precisamente que la crisis sobreviniente
de los países en desarrollo no impactara en la medida que lo hubiera
hecho en otro momento.

Uso racional de las reservas


En este sentido quiero decir que también hemos impulsado un
uso inteligente, algo que está en discusión hoy en todos los orga-
nismos multilaterales, en el mundo de la economía y también en
el mundo del G-20, hemos hecho un uso racional de las reservas
porque consideramos que las reservas, que en nuestro caso son pro-
ducto del superávit comercial, o sea dólares genuinos, fueran apli-
cadas al pago de la deuda en lugar de salir al mercado de capitales
para tener un endeudamiento con tasas de dos dígitos, mientras de
nuestras reservas solamente nos pagaban por año el 0,5% de interés.
Resultaba realmente incongruente e irracional que el país se endeu-
dara con tasas de dos dígitos cuando en realidad tenía reservas más
que suficientes por las cuales apenas pagaban el 0,5%.

141
Y en esto quiero decir que esta experiencia que hemos tenido
en la Argentina y en los países emergentes, que vuelvo a reiterar
estamos sosteniendo el crecimiento económico, obliga al desarrollo
por parte del G-20 –lo vamos a impulsar también desde el G-77– de
una fuerte reforma de los organismos multilaterales de crédito, que
han fracasado en su misión fundamental de mantener una econo-
mía estable a nivel mundial que generara bienestar y empleo para
los habitantes de este planeta. En este sentido creemos que urge
realmente una legislación global en materia de fondos buitres, fun-
damentalmente, que son los que se desplazan de un lado a otro en
movimientos realmente especulativos y que golpean sin piedad a las
economías, y también en la necesidad de calificar, evaluar y legis-
lar sobre las calificadoras de riesgo. Calificadoras que por ejemplo
daban un riesgo muy alto para la deuda de la Argentina cuando
en realidad la República Argentina venía pagando su deuda rigu-
rosamente desde la primera renegociación de 2005 sin recurrir a
los mercados de capitales, y sin embargo calificaban con una nota
mucho mejor a países que luego demostraron que no tenían capaci-
dad para hacer frente a su deuda porque tenían problemas estruc-
turales en su economía, tales como déficit fiscal, déficit comercial,
escape de reservas, exactamente la contracara de lo que sucedió con
la Argentina.

Reingeniería
Creemos en la necesidad de una reingeniería a nivel interna-
cional de los fondos multilaterales y fundamentalmente un marco
teórico diferente al que vivió el planeta y que fue el del Consenso de
Washington, agotado por fracaso pero no sustituido por un nuevo
marco teórico en el cual se les diera diferentes roles a los bancos
centrales y también diferentes roles a los Estados como instru-
mento para impulsar medidas fiscales, medidas contra cíclicas que
aseguraran lo que a nuestro criterio es central: la estabilidad del
empleo, no solamente la estabilidad de la moneda.
Creemos además sinceramente que a la moneda no se la cuida
únicamente desde una perspectiva monetaria, al contrario, creemos
que el valor de la moneda de cada país está directamente vinculado
a las posibilidades de crecimiento y generación de riqueza de cada

142
una de esas economías y además a la distribución con equidad que
de esa riqueza se haga, de modo tal que cohesionada la sociedad dé
sustentabilidad a un modelo que no solamente puede ser económico
sino que es esencialmente político.

Cambio climático
Decíamos también, y esto es muy importante, que el cambio cli-
mático –próximamente estará la reunión de Cancún– es otro de los
temas centrales en todas las intervenciones de quienes han estado
en este estrado, pero bueno es decirlo, no hemos podido llegar a
un acuerdo porque en realidad no se está planteando una solución
justa y equitativa en esta materia en cuánto y en quiénes son los
que tienen que hacerse cargo, en su gran mayoría, de lo que es el
pasivo en materia de contaminación ambiental. No es justo que los
países en desarrollo, que a duras penas con su crecimiento econó-
mico han podido superar niveles de pobreza y brecha social, sean
precisamente los que tengan que hacerse cargo del pasivo ambien-
tal que históricamente es producto de los países desarrollados, que
contaminaron durante décadas al mundo y que como tal tienen que
asumir también esa responsabilidad. El establecer también metas y
objetivos que sean viables y que sean congruentes con la necesidad
de que siga creciendo la economía, obligan a un replanteo serio de lo
que son nuestras metas en materia de calentamiento global.

Construcción de la paz
Es una buena noticia la reanudación del diálogo entre el Estado
de Israel y la Autoridad de Palestina, para finalmente llegar a algo
que creo que todos ambicionamos desde hace mucho tiempo y que
es que en la próxima sesión ordinaria de esta Asamblea General,
pueda estar sentado como miembro pleno el Estado de Palestina.
Creemos que esto será una inmensa contribución a la preservación
de la paz y la seguridad internacionales.
Lo decimos desde la autoridad también y desde la experiencia
histórica que nos da ser un país que ha sido objetivo y víctima de
organizaciones del terrorismo internacional. Ustedes saben que mi
país en los años 1992 y 1994 sufrió dos terribles atentados, el pri-
mero fue en el ‘92 con la voladura de la Embajada de Israel y el
segundo en 1994, la segunda tragedia, fue la voladura de la AMIA.

143
En el año 2007 en este mismo ámbito, el entonces presidente
de mi país Néstor Kirchner solicitó a la República Islámica de Irán
que accediera a la extradición de aquellos funcionarios, de aquellos
ciudadanos iraníes que habían sido acusados por la Justicia argen-
tina de haber participado en la perpetración de tan horrible crimen.
Lo volví a hacer yo como Presidenta en los años 2008 y 2009, debo
reconocer sin mayores resultados. Y pese a que el mío es un país
líder en materia de respeto a los derechos humanos y de ejercicio de
justicia para quienes cometen crímenes contra la humanidad, pese a
que tenemos un sistema que garantiza el debido proceso, la defensa
en juicio, pese a que somos un sistema donde no se puede juzgar
ni condenar a nadie en ausencia, por eso la solicitud que hacemos
permanentemente de extradición, pese a que aún si algún ciuda-
dano argentino considera que la Justicia de nuestro país no ha sido
lo suficientemente equitativa y no ha aplicado las normas tenemos
convenciones internacionales que le permiten recurrir por ejem-
plo a tribunales internacionales como la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos, y pese a que hemos garantizado que todos
estos principios iban a ser respetados en nuestro país la República
Argentina, aún no hemos logrado resultados.
Yo no voy a volver en esta oportunidad a reclamar por cuarta
vez lo que evidentemente no va a tener ningún resultado, pero voy a
ofrecer a la República Islámica de Irán que acceda a que si no confía
en la Justicia argentina como lo ha dicho porque hay un prejuzga-
miento y no va a haber la neutralidad suficiente para juzgar, se elija
de común acuerdo, entre ambos países, un tercer país en donde las
garantías del debido proceso estén vigentes, en donde pueda haber
observadores internacionales, en donde participen delegados de
estas Naciones Unidas para poder llevar a juicio lo que constituye
un terrible atentado como fue el de la mutual judía en nuestro país.
Que debo decirlo, no lo consideramos un atentado a una comunidad,
a una religión, para nosotros es un atentado a todo los argentinos.
Esta Presidenta preside un país en el cual podemos festejar en
conjunto, como me ha tocado hacerlo en mi carácter de Primera
Magistrada, el Año Nuevo judío como lo hemos hecho este año,
junto a la colectividad judía y también festejar en el centro islámico
el fin del Ramadán. Somos un país de una amplitud, por nuestra

144
propia conformación de carácter migratoria, que garantiza la plura-
lidad y la diversidad para todos los habitantes del mundo.
Por eso estamos proponiendo fundamentalmente esto que tiene
antecedentes, no es una construcción jurídica caprichosa ni fanta-
siosa, es el caso Lockerbie, tenemos antecedentes a nivel mundial de
juicio desarrollado en un tercer país neutral, que permita garantizar
a aquellos que tienen temor a no ser juzgados con imparcialidad. Yo
quiero aclarar que en este aspecto la República Argentina no busca
culpables, la República Argentina lo único que demanda es justicia,
y que finalmente si alguien ha cometido un delito de esta magnitud
sea castigado. Por eso este ofrecimiento puntual ante esta Asamblea
de las Naciones Unidas a la República Islámica de Irán para termi-
nar con las excusas de la no neutralidad, para terminar con la coar-
tada finalmente que se nos quiere imponer de sostener que no van a
poder ser sometidos a un juicio imparcial. Creo que es un gesto más
que elocuente, que tiene antecedentes internacionales y que nos va
a permitir salir y encauzar institucionalmente una conflictividad y
diferencias que necesariamente, si queremos sentirnos parte de la
comunidad internacional, tenemos que resolver en el marco de la
justicia y la legalidad.

Nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas


Debemos una vez más en esta Asamblea reclamar por nuestros
derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, pero fundamental-
mente no un reclamo que es solamente de carácter histórico, un
reclamo que es de carácter absolutamente presente, el Reino Unido
se niega sistemáticamente a cumplir las resoluciones de este Cuerpo,
que nos une a todos, para entablar negociaciones con la República
Argentina en materia de soberanía. Pero no solamente eso, sino que
ahora ha tomado decisiones unilaterales de explotación de hidrocar-
buros, con lo que esto significa en dos aspectos: el primero la depre-
dación de recursos naturales que no son propios, es impensable que
pueda sostenerse un planteo de soberanía territorial histórica o
jurídica en un territorio que está a 14.000 kilómetros de distancia
y con población trasplantada a una plataforma continental, que sin
lugar a dudas geográfica, geológica e históricamente pertenece a
la República Argentina. Y el segundo riesgo es también el de la

145
catástrofe ecológica. British Petroleum ha protagonizado frente a
las costas de aquí del golfo y de Estados Unidos, una catástrofe eco-
lógica sin precedentes. La falta de control por parte de nuestro país
y de cualquier otro país sobre lo que está haciendo el Reino Unido
en las islas Malvinas, no solamente nos moviliza desde la defensa
de los recursos propios de mi país, sino también de la preservación
ante una catástrofe ecológica por la total falta de control. Inglate-
rra, como otros países que tienen sillón permanente en el Consejo
de Seguridad, hace uso y abuso de esta posición. Y entonces las
resoluciones que dicta esta organización solamente son aplicables
a aquellos países que no tienen el poder suficiente o no tienen el
derecho a estar sentados en un sillón permanente en el Consejo de
Seguridad. Consejo que debe ser reformulado porque no ha podido
preservar hasta ahora la paz internacional ni la seguridad interna-
cional. No obedece solamente al hecho del carácter permanente de
algunos de los miembros, obedece a que ha cambiado el escenario
mundial en el cual se firmó la Carta de San Francisco y se creó ese
Consejo de Seguridad. Ese Consejo de Seguridad, con esos miem-
bros permanentes, era un Consejo de Seguridad en el cual quienes
estaban sentados tenían la posibilidad de ante un botón colorado
provocar un holocausto nuclear. Esta fue realmente la razón de con-
formar un Consejo de Seguridad en el cual se pudieran equilibrar
los intereses de un mundo bipolar y evitar el holocausto nuclear.
Ese mundo ya no existe, quienes antaño eran enemigos enfrentados
e irreconciliables hoy son socios. Lo cierto es que aquellos que sí
pueden provocar situaciones terribles de conflictividad, tragedias,
terrorismo internacional, no están por supuesto ni estarán nunca
sentados en estos sillones y por lo tanto ese Consejo de Seguridad
ha perdido funcionalidad porque no se compadece con el escenario,
con el mundo y con los peligros que este mundo encierra. Al contra-
rio, muchas veces el uso y abuso que de esa posición dominante, al
ser miembros del Consejo de Seguridad, hacen algunos países, es lo
que desencadena conflictos que luego no pueden ser reencauzados
por el propio Consejo y mucho menos por este organismo. Por eso
creo que el caso de Malvinas es muy demostrativo, pueden hacer lo
que hacen porque nadie les impone cumplir las resoluciones de este
cuerpo porque son miembros permanentes del Consejo de Seguri-
dad y aliados muy importantes en la OTAN.

146
En un mundo con doble estándar, donde los que tienen que cum-
plir son únicamente los países en desarrollo o los países con mayor
grado de debilidad, y están los que pueden violar sistemáticamente
el ordenamiento jurídico vigente a nivel internacional, no habrá
posibilidades de construcción de paz y mucho menos de preserva-
ción de la seguridad, porque son estas situaciones las que termi-
nan generando las brechas, las diferencias insalvables que vemos a
diario. Por eso creo que es importante advertir que los conceptos
de seguridad y los conceptos de paz nunca pueden estar asociados
únicamente a una cuestión de carácter militar, están asociados esen-
cialmente a valores que tienen que ver con la política, que tienen que
ver con la equidad, que tienen que ver con la libertad y que tienen
que ver tal vez con una de las banderas por las cuales la humanidad
ha luchado desde sus comienzos y que es la igualdad.

1 de noviembre. Cadena nacional tras la muerte de


Néstor Kirchner

EL DOLOR MÁS GRANDE

Son las 17:40 horas del día lunes, en unos instantes más voy a reci-
bir las cartas credenciales de nuevos embajadores en la República
Argentina, un día más de gestión de gobierno pero evidentemente
un día diferente en mi vida, que como todos saben cambió en forma
definitiva. He leído o escuchado que este es mi momento más difícil,
en realidad es otra cosa, es mi momento más doloroso. El dolor es
algo diferente a las dificultades o a las adversidades. Yo he tenido en
mi vida política o en mi gobierno, en particular, muchísimas dificul-
tades y muchísimas adversidades, pero el dolor es otra cosa... es el
dolor más grande que he tenido en mi vida, es la pérdida de quien
fue mi compañero, durante 35 años, compañero de vida, de lucha, de
ideales. Una parte mía se fue con él, está en Río Gallegos. Pero no es
este un momento para utilizar la cadena nacional para terapia emo-
cional, sino para agradecer. Yo quería dedicar estos pocos y breves

147
minutos para agradecer a todos y a todas, a todos los hombres y
mujeres que se movilizaron, que quisieron verlo, que quisieron des-
pedirlo, que rezaron por él, que lloraron por él, que no pudieron
llegar tal vez acá porque vivían lejos pero se reunieron en otros
lugares, que me entregaron rosarios; los rosarios de él los tengo
todos, colgados en mi casa, de Río Gallegos; agradecerles las flores
y las cartas; las camisetas de Racing, que él adoraba, y las banderas
que me entregaron. Quiero agradecer mucho esa inmensa y formi-
dable muestra de amor, que él se la merecía. No voy a tener falsa
humildad porque como decía una dirigente muy importante, que
ya falleció: "hay que ser muy grande para ser humilde" y yo no soy
grande, así que no voy a ser humilde, simplemente voy a decir que
él se lo merecía y permítanme agradecerles en forma especial a las
decenas de miles y miles de jóvenes que cantaron y marcharon con
dolor y con alegría, cantando por él, por la patria. Quiero decirles
a todos esos jóvenes que en cada una de esas caras yo vi la cara de
él cuando lo conocí, ahí estaba el rostro de él exacto. Y decirles a
esos jóvenes que tienen mucha más suerte que cuando él era joven,
porque están en un país mucho pero mucho mejor, en un país que no
los abandonó, en un país que no los condenó ni persiguió. Al contra-
rio, en un país que los convocó, en un país que los ama, que los nece-
sita, en un país que vamos a seguir haciéndolo distinto entre todos.
Y a los millones y millones de argentinos, que parece que somos
más de cuarenta millones, porque además tuvimos la suerte de que
él nos debe de haber ayudado para que el Censo salga muy bien.
Siempre he tenido un gran sentido de la responsabilidad, en todas
las funciones que he cumplido, cuando fui legisladora provincial,
cuando fui legisladora nacional y, más aun, como Presidenta porque
siento que de mí depende la suerte de todos los argentinos. Desde
este miércoles, además de esa inmensa responsabilidad que siempre
sentí y ejercí con mucho amor, con mucho corazón, con mucha con-
vicción, con mucha pasión, siento otra gran responsabilidad que es
la de hacer honor a su memoria y hacer honor a su gobierno, que
transformó y cambió el país.

148
20 de noviembre. Día de la Soberanía Nacional

VER CON EL CRISTAL DE LA PATRIA

Hoy estamos aquí cubriendo una deuda histórica de los argentinos


y de su historia cual es recordar una epopeya como fue la Vuelta de
Obligado, oculta, premeditadamente ocultada desde hace 165 años
por la historiografía oficial. En este lugar, donde hemos emplazado
este monumento histórico, estas cadenas recuerdan a las cadenas
que, por orden del brigadier general don Juan Manuel de Rosas, el
general Lucio Mansilla y sus tropas cruzaron en el río para que la
flota anglofrancesa no pudiera pasar. Corrían tiempos en los cuales,
como en tantos otros de nuestra historia, potencias extranjeras
querían dividir el país y apoderarse de nuestros recursos. Buques
de guerra, como cantaba la canción de Teresa, acompañados por
buques mercantes, venían en nombre del libre comercio, pretendían
transformar este río, nuestro Río Paraná, en un río internacional, y
no en lo que es, siempre será un río de la Nación argentina. Iban por
más, querían también, para poder transformarlo en internacional,
separar a las provincias de Entre Ríos, de Corrientes y de Misiones
para conformar la República de la Mesopotamia, y entonces el río
iba a ser internacional y nosotros íbamos a ser menos, más chicos.
Pero en esos buques de guerra y mercantes, no venían solamente
ciudadanos ingleses o franceses, venían también ciudadanos de la
Confederación Argentina, identificados como unitarios, que habían
emigrado a Montevideo y venían en las mismas naves que iban a
invadir a su tierra, su patria. Esos cañonazos de la Vuelta de Obli-
gado se vienen sucediendo a lo largo de la historia, en esta división
entre los que amamos al país y los serviles y funcionales a los inte-
reses foráneos.
La valentía de esos hombres, la decisión de Rosas, la del general
Mansilla, soldado con honor que al frente de sus tropas comandó
la batería de la Vuelta de Obligado. Sabía de la superioridad numé-
rica, militar y de todo tipo que traía el invasor, había que debilitar
a los buques, por eso las cadenas. Y mientras no podían pasar eran

149
atacados de las costas en una verdadera guerra de guerrillas. Tuvie-
ron que rendirse, saludaron al pabellón nacional con 21 cañonazos
pese a que eran muy superiores en tecnología y en armamento. Pero
se enfrentaron con militares y pueblo unidos en un solo fusil para
enfrentarlos.

Aquí pelearon mujeres


Quiero homenajear a las mujeres, porque aquí pelearon muje-
res de San Pedro y San Nicolás. No quiero olvidarme de María y
Josefa Ruíz Moreno; no quiero olvidarme de Rudecinda Porcel, de
Carolina Núñez, de Francisca Navarro, de Faustina Pereyra, todas
comandadas por Petrona Simonino. Seguramente deben tener algún
nombre esas calles, Intendentes y concejales, de San Pedro y de San
Nicolás, si no los tienen es bueno que vayan pensando en ponerles
el nombre de estas mujeres, por favor. Tantas calles, tantas plazas,
tantas avenidas con el nombre de argentinos que no supieron servir
a su país, bien merecen estas mujeres el nombre de alguna plaza o
de alguna calle.
Siempre me pregunto y siempre me preguntaré: ¿por qué en la
escuela siempre nos han enseñado con muchísimo detalle cada una
de las batallas, cada una de las campañas en las que nos permitieron
liberarnos del yugo español y, sin embargo, se ocultó deliberada-
mente durante dos siglos todas las luchas que se dieron contra otros
colonialismos que aún subsisten como, por ejemplo, en nuestras
Islas Malvinas? Creo que no es casualidad, creo que es para con-
vencernos que es imposible luchar, o mantener la dignidad nacional.
Por eso, el mejor homenaje que podemos hacer a estos hombres y
mujeres en el Bicentenario, a los 165 años de aquella gesta maravi-
llosa, es, precisamente, entender la necesidad de la unidad nacional.
No como un objetivo declarativo, sino como un instrumento para
lograr definitivamente la construcción de una gran nación como
soñaron Rosas, San Martín, Belgrano, Moreno, Castelli, Montea-
gudo, todos los hombres y todas las mujeres que lucharon por esos
ideales. Él también, sí, él también, él y muchísimos más, más anó-
nimos, menos reconocidos, tal vez, él representándolos, pero tantos
argentinos que han dado sus vidas para vivir en una sociedad más
justa, más libre, más igualitaria, más democrática, más de todos.

150
Este monumento es para todos los argentinos y es de todos los
argentinos. Quiero saludar desde aquí a los más de 40 millones de
compatriotas y convocarlos a nuevas gestas, que no va a ser nece-
sario emplazar cadenas en el río ni cañones; será necesario despojar
nuestras cabezas de las cadenas culturales que durante tanto tiempo
nos han metido. Son más fuertes, más invisibles, más dañinas, más
profundas que los cañonazos. Porque muchas veces nos hacen ver
las cosas no con el cristal de la patria, sino con el cristal de los
intereses de otros. Por eso, quiero saludarlos a todos en este 20 de
noviembre, que sea símbolo de unidad nacional, pero también de
dignidad y soberanía para defender a la patria. ¡Viva la patria!

26 de noviembre. IV Cumbre de UNASUR

UN HOMBRE MARAVILLOSO, ÚNICO E IRREPE-


TIBLE

Néstor Kirchner estuvo al frente de la secretaria general de la


UNASUR solamente durante seis meses, pero fueron esos seis
meses como fue toda su vida política, de una fuerte intensidad.
Nunca conocí a alguien que viva tan intensamente la vida y la polí-
tica como lo hacía él. Desde ese 4 de mayo del 2010, en Los Carda-
les, donde fue electo secretario general de la UNASUR, se lanzó de
lleno a lograr que la mayoría de los países pudieran ratificar este
tratado. Pero su mayor compromiso fue el de unir nuevamente a dos
naciones hermanas que se había distanciado, como eran las herma-
nas República Bolivariana de Venezuela y la República de Colombia.
Un caso muy especial, también para nosotros, primero, por la pro-
funda amistad que tenemos con quien preside la República Boliva-
riana de Venezuela, el compañero presidente Hugo Chávez Fría y
por el otro lado, entablar una relación con alguien a quien conocía,
el compañero Juan Manuel Santos, electo democráticamente por el
pueblo colombiano como su presidente. Lo hizo con un bajo perfil,
sin frases estridentes, en una verdadera y auténtica diplomacia; a él

151
que lo acusaron tantas veces de ser tan poco diplomático, de ser tan
frontal. Él era frontal cuando había que ser frontal, y sabía ser diplo-
mático, cuando se necesitaba aunar esfuerzos. Luego, con el episodio
de Ecuador, su primera reacción fue lanzarse, subirse a un avión, ir.
Quiero contarles intimidades que desconocemos. Su primera inten-
ción era e ir a Ecuador. Después empezamos a pensar, dónde iba a
bajar el avión, si en Guayaquil no estaba la oposición y en Quito no
los dejaban bajar. Nunca hablé, durante tantas horas, con todos los
presidentes de la región, para poder articular esa reunión, en poquí-
simas horas. Nunca vi una reunión convocada en tan poco tiempo,
en tan pocas horas, donde absolutamente todos los presidentes
fueron a Buenos Aires, algunos llegaron a la madrugada, como el
caso de Hugo Chávez o el caso de Juan Manuel Santos, pero nos
pedían que, por favor, siguiéramos con la reunión, porque querían
estar presentes y dar testimonio de la fe democrática de una región
que ha sufrido dictaduras militares y gobiernos antidemocráticos.
Fueron solamente seis meses, pero seis meses muy intensos,
como fueron solamente 60 años los que vivió, pero 60 años de una
intensidad muy fuerte. Siendo intendente allá en la lejana Patago-
nia, siendo tres veces Gobernador de la provincia de Santa Cruz y
luego presidente de la República Argentina, tal vez en la crisis más
terrible que le ha tocado afrontar a nuestro país en toda su historia,
nunca se achicó, al contrario, las adversidades lo impulsaban a hacer
las cosas. Lo fácil le aburría, lo difícil le convocaba. Así fue toda su
vida y en todas sus cosas, hasta cuando logró conquistarme a mí, en
la Universidad, sí. Era un hombre. No era tan lindo, pero era alto,
gallardo, maravilloso, único e irrepetible.
Quiero recordarlo también como un gran constructor de nuevos
paradigmas en la América del Sur. Cuando él llegó a la Presidencia,
en la América del Sur imperaba el espíritu del Consenso de Washin-
gton. Se abocó a la tarea de derribar tabúes y preconceptos acerca
de las cosas que no se podían. Todas las cosas que nos dijeron que
no se podían hacer, él las pudo llevar adelante.
Me acuerdo de aquella Cumbre en Mar del Plata –la que hacía
referencia el compañero Lula– IV reunión de las Américas que tuvo
lugar en la ciudad de Mar del Plata y donde realmente si la tuviéra-
mos que definir, yo la definiría como la gran batalla de la América

152
del Sur, por darse un sistema de crecimiento económico propio, que
nos ha permitido precisamente en esta crisis sin precedentes en el
orden global, afrontarla con una fortaleza que de no haber triunfado
nuestra postura –y cuando digo nuestra postura no es la postura
de Néstor Kirchner o la postura de la Argentina– sino la postura
de los mayores países de la América de tener su propio grado de
autonomía, en materia económica. Le valió por supuesto, las iras
de los poderosos, el estigma de los poderes fácticos –como lo llama
Rafael– pero también le valió el cariño, la memoria de su pueblo y
de la historia.
Entre un lugar en la historia y congraciarse con los poderosos,
él eligió definitivamente un lugar en la historia. Creo que ese es el
legado más importante que me ha dejado a mí y a sus hijos, y creo
que a todos aquellos que lo conocieron, aún con diferencias, aún
no compartiendo sus puntos de vista, pero sabiendo de la honesti-
dad de sus convicciones y de cómo las llevó adelante siempre, aún
cuando le decía que tenía que parar porque no podía seguir, nunca
pudo parar. Debemos recordarlo con alegría, porque vivió la vida
que quiso vivir, y esto no lo puede hacer mucha gente. Él fue un
afortunado. Me hubiera gustado tenerlo más tiempo al lado mío,
pero Dios también sabe por qué hace las cosas.

153
2011
El pueblo y la sintonía
fina

“Hemos tomado la decisión de privilegiar el talento, la inteligencia,


la educación, la ciencia y la tecnología como los verdaderos motores
que van a permitirnos profundizar este proceso de transformación
y distribución del ingreso. Es un momento histórico a nivel nacio-
nal y global, se derrumban estrepitosamente los paradigmas que
durante tanto tiempo colonizaron culturalmente a nuestra región.”
La crisis europea contrasta con el crecimiento de la economía argen-
tina. Cristina Fernández es reelecta en la primera vuelta con más del 54%
de los votos. Daniel Scioli gana un segundo mandato como gobernador
bonaerense, con el 55%. En la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri
es reelegido jefe de Gobierno en ballotage, con 65%. “Lilita” Carrió con
menos del 2% de los votos, se ubica en el último lugar de la carrera pre-
sidencial. Schoklender estafa a las Madres de Plaza de Mayo y traiciona
a los Sueños Compartidos. Sicarios asesinan a Facundo Cabral  en
Guatemala. Las cenizas del volcán chileno Puyehue nos tiñen de gris. El
dentista femicida Barreda sale en libertad. Boom automotor: Argentina
alcanza la relación vehículos por cantidad de habitantes más alta de
América Latina, un auto cada cinco habitantes. Adiós a las lamparitas, y a
Ernesto Sabato. El autor de Sobre héroes y tumbas muere a los 99 años.
1 de marzo. Apertura del 129° período de sesiones
ordinarias del Congreso de la Nación.

RECONSTRUIR LA CAPACIDAD DE DEBATE

Cuando Néstor Kirchner asumió como Presidente, tenía la más


severa restricción –reconocida por todos los partidos políticos y por
todos los sectores– en un endeudamiento externo que importaba el
156% de su PBI. Le tocó a él encarar la primera reestructuración, en
el año 2005. Pudo reestructurar el 76% de la deuda soberana, contra
viento y marea, de afuera y de adentro, finalmente lo pudo hacer, y
al mismo tiempo terminar con el endeudamiento del Fondo Mone-
tario Internacional. Luego vino la segunda etapa, la que nos tocó
encarar a mí y a nuestro equipo el año pasado, cuando comenza-
mos a reestructurar la parte que quedaba y llegamos al 92,3% de la
totalidad. Llevamos aquel endeudamiento del 156%, a un 36,5% del
Producto Bruto Interno. Si lo vemos desde la perspectiva del sector
público el 19,7%; desde el sector privado el 16,3%. Fue en realidad el
sector público el que realizó el gran esfuerzo de desendeudamiento
producto –como ya sabemos– de que la deuda privada, gran parte
de ella había sido estatizada y tuvo que ser soportada por todos los
argentinos. También se produjo otro de los pilares básicos de este
modelo: el crecimiento de nuestras reservas. Las reservas del Banco
Central de la República Argentina, habían tenido un promedio del
11,8% de crecimiento entre el 2003 y el 2010, lo que nos llevó a
batir récords constantemente. El récord histórico de crecimiento
de reservas –no basada en dólar financiero sino en dólar comercial–
lo obtuvimos el año pasado, el 2010, con el 13,4% de crecimiento,
llegando en el día de ayer a 52.350 millones de pesos. Lo paradójico
es que el año de mayor crecimiento de las reservas se dio precisa-
mente en el primer año que utilizamos las mismas para pagar la
deuda y no solicitando crédito externo para seguir endeudándonos.
Una discusión, que me acuerdo anuncié aquí, hace exactamente un
año –cuando todavía él se sentaba al lado del compañero Presidente

157
de nuestra bancada– el Fondea, que nos permitió a los argentinos
instalar lo que decíamos: la confianza de que íbamos a hacer frente
a nuestro endeudamiento frente a los constantes rumores, lanza-
dos desde los centros financieros, de que no íbamos a poder hacer
frente a la deuda para continuar especulando con el endeudamiento
argentino, pero al mismo tiempo que esos recursos no se destinaran
al pago de deuda sino precisamente a sostener la actividad econó-
mica a través no solamente de la demanda agregada, sino también
de un fuerte esfuerzo de financiamiento al sector productivo, que
el año pasado –entre privado y público– obtuvo también su récord
histórico de 22,7% de financiamiento del PBI para toda la economía
argentina.

Manufacturas industriales
La apertura comercial, un promedio del año 2003 al 2010 del
36,2%, son las sumas de exportaciones e importaciones, y por pri-
mera vez, creo que es un dato clave en el modelo, por primera vez
en el año del Bicentenario, en el sector de exportaciones, el mayor
rubro lo cubrieron las manufacturas industriales. Para que ustedes
tengan una idea, las manufacturas industriales representaron el
mayor ingreso, representaron un 35,4% del total de exportaciones
de la República Argentina; 9 años además consecutivos del superá-
vit de cuenta corriente fiscal.

Recaudación impositiva
La recaudación tributaria, también récord en nuestra historia, es
importante comprender por qué hemos podido hacer estas cosas y
para eso hay que saber de dónde han salido los recursos y cómo se
han construido los instrumentos para que esos recursos aparecie-
ran. Por primera vez –también en 200 años de historia– la Argen-
tina supera la recaudación impositiva en más de 100 mil millones
de dólares. Para ser más exactos 104.754 millones de dólares, como
también un récord de facturación en la República Argentina; esta-
mos hablando, obviamente, de la facturación declarada, de la fac-
turación en blanco, porque no podemos ignorar –seríamos muy
hipócritas, si así lo hiciéramos– que todavía resta un gran desafío en
la Argentina que es vencer a la evasión fiscal. Por eso, le voy a pedir

158
al Parlamento argentino, que por favor trate la Ley Penal Tributaria
que envié, para que vayan presos los evasores. Es una deuda, como
la Ley de Lavado que nos exige el GAFI, que es importante que sea
sancionada por este Parlamento, porque el Poder Ejecutivo ha hecho
todos los esfuerzos y ha tomado todas las medidas disponibles, en
el marco normativo vigente, en materia de lavado. Sería bueno que
el Poder Legislativo y la Jurisprudencia argentina pudieran tener
una actuación mucho más activa de la que han tenido hasta ahora
en materia de lavado porque si no es probable que la Argentina sea
condenada por el GAFI, pero no por lo que no ha hecho su Poder
Ejecutivo, en definitiva, sino porque no se han sancionado las leyes
o no se han dictado las sentencias que deberían haberse dictado.

Evasión
Quería plantearles algunas cuestiones en cuanto a cómo ha par-
ticipado cada sector de la actividad económica argentina, sobre todo
vinculado al tema de la evasión, en esta recaudación récord que
hemos tenido. El sector que más ha participado en esta recaudación
ha sido el de la industria manufacturera, con un 21,4%, siguiéndole
el sector financiero, el sector bancario con un 17,9%, casi un 18%
de la recaudación; en tercer término el comercio al por mayor y
al por menor, con un 10,6; 9,5% los servicios inmobiliarios; 8,4%
comunicaciones y servicios de transporte y una curiosidad: el sector
de agricultura y ganadería –uno de los sectores más dinámicos de
nuestro país, en cuanto a productividad y rentabilidad– solamente
ha participado en esa recaudación en 2,8%, casi igual que lo que ha
recaudado la enseñanza privada en la Argentina, con el 2,1%. Hay
algo que me suena inconsistente en el dato: o están cobrando muy
caras las cuotas de los colegios privados o hay evasión en nuestro
sector primario de la economía, que debe ser realmente abordada
con mucha seriedad y mucha responsabilidad de todos los sectores.
Lo que es importante también es que hemos avanzado 5.3 % en la
participación de los impuestos directos en la composición de esa
recaudación.
La situación financiera provincial: también en el año 2010 se
ha producido –y creo que es una muy buena noticia para el fede-
ralismo argentino– la transferencia hacia los sectores provinciales

159
más importante, 9% del PBI ha sido transferido al sector provin-
cias, además de haberse abordado el desendeudamiento más impor-
tante del que se tenga memoria permitiendo a numerosas provincias
argentinas, que tenían un altísimo nivel de endeudamiento, hoy
puedan tener una situación menos comprometida en lo que hace a
sus finanzas. Nuestro Banco Nación Argentina lidera el ranking en
materia de financiamiento.

¿Cómo prestan los bancos?


Me pasó algo: cuando estaba preparando los números, la llamé
a Mercedes Marcó del Pont, la titular del Banco Central, y le dije
que por favor me enviara la nómina de entidades financieras en las
cuales me desagregara cuánto han prestado para consumo, cuánto
para hipotecas, cuánto para pymes, cuánto para capital de inver-
sión, cuánto para capital de trabajo, porque es así como tenemos
organizado nosotros el análisis de lo que ha hecho y cómo se ha
transformado la gestión del Banco Nación del año 2003 a la fecha.
Con curiosidad y pese a que por el Banco Central han pasado
muchos economistas de mucho lustre mediático, estos datos no han
podido obtenerse porque nunca se ha desagregado en las 35 enti-
dades financieras que envían su nómina al Banco Central, nunca se
ha hecho un estudio de cómo prestan. Las características son muy
difusas. Para decirles dos temas: por ejemplo, en materia de cré-
ditos hipotecarios, es la banca pública, a través del Banco Nación,
primero, del Banco Provincia de Buenos Aires después, y del Banco
Hipotecario la que lidera el préstamo hipotecario con casi el 65 por
ciento de los préstamos hipotecarios. Cuando vamos al préstamo de
consumo, es exactamente a la inversa, es donde hay mayor rentabi-
lidad y mayor tasa de retorno, es allí donde lideran, precisamente,
las entidades privadas. Me gustaría decirles los números de nuestro
Banco Nación, y cuando hablo de nuestro Banco Nación hablo del
de todos, del de todos los representantes de los pueblos y de las
provincias que están sentados también hoy en este ámbito: en el
año 2003, el Banco Nación prestaba en su cartera a las pymes el 8
por ciento de sus préstamos y el 50 por ciento era para las grandes
corporaciones, para las grandes empresas; hoy se ha revertido esta
tendencia y el 45 por ciento va a las pymes y el 20 por ciento a las

160
grandes empresas. Un modelo tanto en inversiones productivas, con
el 61 por ciento, y en capital de trabajo, que también muchas veces
es muy necesario para las empresas, sobre todo en algunos momen-
tos difíciles, en el orden del 39 por ciento. Vamos a iniciar una meto-
dología de análisis mucho más desagregada de cómo presta también
la totalidad de la banca tanto pública y privada y nacional como
extranjera. Necesitamos reorientar fuertemente el crédito también
para sostener la inversión y el crecimiento, sobre todo teniendo
en cuenta la muy buena rentabilidad que han tenido las entidades
financieras. Les doy un dato: en los '90, la relación entre activos
y patrimonios era del 8.3 en los bancos; ahora es de 8.6, práctica-
mente lo mismo. Sin embargo, la rentabilidad en los años '90 en
el sector financiero era del 3.9 y en el año 2010 fue del 24.5. Esto
revela claramente lo que constituye también el clima de negocios
de la República Argentina. Nos pone muy contentos que este año
del Bicentenario haya sido también el gran año de la recuperación
de todos. Es más, el nivel de recuperación del crédito popular tam-
bién, que se puede medir a través de tarjetas de débito y tarjetas de
crédito, ha sido sumamente importante. Ha retornado el crédito a
la Argentina. Del año 2003 a la fecha, el consumo por tarjetas de
crédito ha crecido el 1.019 por ciento y en las tarjetas de débito,
donde reintegramos el 5 por ciento de IVA a cada uno de los consu-
midores, hemos crecido un 1.171 por ciento. Esto explica también,
porque algunos dicen "por qué consumo, se calienta la economía",
pero si uno tiene además una fuerte política industrial de protección
al trabajo y a la industria nacional, este consumo, este incentivo a la
demanda agregada constituye el reaseguro de desarrollo industrial
y de generación de puestos de trabajo que, dicho sea de paso, han
sido en más de 5 millones de puestos de trabajo que hemos generado
a la fecha. Para que ustedes tengan una idea de cómo ha impactado
esto en el desarrollo de las industrias en la República Argentina,
el crecimiento industrial promedio en estos años ha sido más del
87 por ciento, midiendo el promedio de los 10 bloques industriales.
Pero en algunas industrias, como la automotriz, ha superado el 346
por ciento y en las más importantes y en las más generadoras de
mano de obra, textiles, calzado, también ha estado muy por encima
de este promedio que, además, este promedio es récord histórico. En

161
el año 2003 en la Argentina se fabricaban 268.991 celulares; en el
año 2010, fabricamos 4.883.329 celulares, no solamente en Tierra
del Fuego sino también en el continente. Esto no solamente ha sido
una formidable generación de mano de obra y de sostenimiento,
una provincia en la que me acuerdo de Víctor Choque, que había
muerto cuando cerraban las fábricas y Tierra del Fuego quedaba
desierta, no solamente ha servido para mantener la capacidad ins-
talada y la mano de obra, sino para incrementarlas. Otras cosas que
también reflejan el consumo popular en la base de nuestro pueblo:
los lavarropas que en el año 2003 fabricábamos 366.000, 1.120.000
se fabrican en la Argentina; los LCD, que se fabricaban cero en la
Argentina, 1.208.000 en el año 2010. Esto significa, además, una
formidable sustitución de importaciones y un formidable aporte a la
balanza comercial que permite seguir sosteniendo uno de los pila-
res básicos que ha sido nuestro superávit comercial que este año,
pese al formidable crecimiento de las importaciones, producto de
la actividad económica, ha superado los 12.000 millones de dólares
comerciales, que son, precisamente, los que ayudan, conjuntamente
con el superávit fiscal primario que venimos sosteniendo a rajatabla
desde el año 2003, a sostener el modelo. Superávit comercial, un
número de reservas como nunca, superávit fiscal primario, desen-
deudamiento, y al mismo tiempo crecimiento industrial, capacidad
instalada. Comparando la capacidad instalada entre el año 2009, que
crecimos apenas al 0,9, y la capacidad instalada al último trimes-
tre del año 2010, vemos el formidable proceso de inversión, porque
estamos en un promedio, en el cuarto trimestre del año de mayor
crecimiento, del 81,9 de la utilización de capacidad instalada contra
el 79.8, apenas 2 puntos más de lo que era una fuerte crisis todavía en
el último trimestre del año 2009. Esta capacidad instalada nos per-
mite también –esta mayor participación en las exportaciones– tener
un proceso –los datos que voy a dar son de CEPAL, datos duros–
Argentina fue el único país que no reprimarizó sus exportaciones, al
contrario, avanzó en su desprimarización. Esto tiene que ver con el
crecimiento en las exportaciones del sector industrial. Descendimos
en el año 2008, 3 puntos porcentuales y en el año 2010, 9 puntos
porcentuales llegando al 64,9 siendo el tercer país luego de Brasil y
de México o de México y Brasil en ese orden. El resto de los países,

162
inclusive estos dos países que tienen menor índice de primarización,
Brasil poca diferencia con Argentina hoy, aumentaron porcentual-
mente su grado de primarización. Y esta es una de las claves en las
cuales estamos hoy inmersos y por eso el lanzamiento del Plan de
Desarrollo Industrial 2020. Les digo que el título 2020, no lo puse
yo, sino lo puso un industrial que tuvo una imaginación con más
marketing que nosotros, y que constituye básicamente un plan que
fija metas a 2020 de reducción del desempleo, de crecimiento de las
exportaciones, de sustitución de importaciones porque, por primera
vez, además en nuestra historia, el crecimiento del mercado interno,
el crecimiento de las exportaciones, no constituye una cosa incom-
patible y se da en forma armoniosa y virtuosa.

¿En dónde está el gran desafío?


En profundizar este desarrollo industrial avanzando en tecnolo-
gía, en valor agregado, en sustitución de importaciones, en alargar
las cadenas de valor, en también ver en qué eslabones de las cade-
nas internacionales podemos agregarnos. Sobre estas cosas vamos
a discutir en 10 foros federales en todo el país porque hemos agru-
pado a los 10 grupos industriales, grupos no en términos nominales
sino aglomerados, por favor, aglomerados industriales de los que
se miden y que representan el 80 por ciento del PBI y el 60 por
ciento de la generación de mano de obra. Esto es muy importante
¿y por qué no se pudo hacer antes? Muy fácil: porque en el año 2005
estábamos saliendo del infierno, casi hasta el año 2007; luego vino
la crisis del 2008. ¿Y por qué digo yo construcción de certezas?
Porque nos discutieron desde el primer día hasta el derrumbe de
Wall Street, que el modelo que teníamos que seguir era ese que se
había derrumbado. Y nosotros, afortunadamente, casi terca y empe-
cinadamente, insistimos en que el desarrollo y el modelo de acumu-
lación con matriz productiva diversificada e inclusión social era el
camino más apropiado y no nos equivocamos.

Tipo de cambio: flotación administrada


El otro gran pilar de este modelo ha sido el tipo de cambio. La
flotación administrada. Desde algunos sectores empujan devalua-
ciones, que ya sabemos a quiénes sirven y a quiénes perjudican. No

163
vamos a someternos a presiones de ninguna naturaleza que distor-
sionen el modelo. Si uno mira el tipo de cambio deflactado por sala-
rios promedio 1995-2001, era del 1.33; en diciembre es del 1.83, una
diferencia del 37,4 por ciento. Y esto se revela fundamentalmente
en el crecimiento de las exportaciones. No hay modo de alcanzar tal
grado de competitividad si no tenemos un tipo de cambio que así lo
refleje.

Hemos creado el Ministerio de Agricultura y Ganadería


También hemos creado el Ministerio de Agricultura y Gana-
dería en un país que iba a tener, según algunos, que importar trigo
y carne. Afortunadamente se equivocaron. Pienso que tenían mala
información, no pienso en la mala fe, no hay porqué pensar en eso, un
error de cálculo, un error de información. Lo cierto es que, tal cual
lo dije, inclusive aún cuando los pronósticos de mi propio Ministro
de Agricultura y Ganadería, vamos a llegar a los 100 millones de
toneladas de grano este año, con un crecimiento en la producción
de trigo que hemos doblado la producción tanto del año 2009 como
2008, superando los 14 millones de toneladas. Y en cuanto a que
teníamos que importar carne, no se preocupen que hemos podido
exportar carne en el año 2010 por 1.200 millones de dólares. Afor-
tunados los que tienen las vaquitas, dijera don Atahualpa Yupanqui,
pero estamos contentos porque es un sector dinámico, productivo,
que invierte. Y lo que queremos es precisamente incorporar también
a ese inversor que hoy todavía es productor primario, a que se agre-
gue a los siguientes eslabones de la cadena de valor, para tener mayor
rentabilidad y poder participar de mayor grado de rentabilidad.
El financiamiento ha sido muy importante por parte del Minis-
terio de Agricultura y Ganadería de la Nación, que ha suscripto
con las provincias argentinas convenios por más de 180 millones
de pesos en ayuda de fondos rotatorios para los distintos cultivos;
185 millones en materia de ganadería, más de 5.000 millones en los
créditos que hemos lanzado con tasas subsidiadas que nos han dado
un monto de 130 millones. Nada más que en tasa subsidiada en el
Banco Nación por préstamos de más de 5.000 millones hemos colo-
cado numerosos créditos que han llegado a los pequeños y medianos
productores. Ni qué hablar también en materia de crédito del lanza-

164
miento del proyecto de los créditos del Bicentenario que ya hemos
otorgado más de 2.000 millones de pesos y han permitido explicar
también el crecimiento de este año 2010, con una reducción impor-
tante en el Programa de REPROs, Ministerio de Trabajo, que sirvió
durante la crisis para sostener a aquellos sectores sin que tuvieran
que echar gente o suspenderla. Fue una metodología, un instru-
mento de política activa contra cíclica muy bien utilizado.

Plan Energético
En materia energética, este crecimiento impresionante que
hemos tenido en estos años ha tenido su equivalente, como no podía
ser de otra manera, en el crecimiento, a partir del Plan Energético
que se lanzara en el año 2004 para la generación de energía, para el
transporte de energía, para la distribución.
Cifras: el pico récord de demanda, de generación estoy hablando,
lo que se tiene que tener para poder brindar electricidad. En el año
2003 el pico récord era de 14.350 megavatios. En el año 2010 el
pico fue 20.843 megavatios. Se explica por dos vías, la vía del cre-
cimiento de la actividad económica y la demanda interna producto
del desarrollo y del acceso de las clases populares a bienes que antes
no poseían. La energía no es solamente un número económico, es
también un número social. La potencia instalada en el año 2003,
la capacidad de generación de energía, era de 17.900 megavatios,
hoy la capacidad de generar energía en la República Argentina es
de 25.290 megavatios, 7.390 megavatios hemos incorporado merced
al Plan de Energía que se lanzara en el 2004 y que también fuera
incrementado por el Plan de Energía Plus que se dio en varios ámbi-
tos. Ni qué hablar de lo que nos tocó hace pocos días protagonizar
a todos los argentinos, más allá de que circunstancialmente haya
sido esta Presidenta quien tuvo el inmenso honor, junto al Goberna-
dor de Misiones y junto al Presidente de la hermana República del
Paraguay, de inaugurar Yacyretá, después de 37 años finalizar esta
obra que también acompañará este año en septiembre a otra obra
emblemática, no solamente desde lo energético sino de lo científico
y tecnológico, como es la inauguración de Atucha II, que vamos a
hacerla en septiembre de este año incorporando más de 700 mega-
vatios también al parque de generación.

165
"Prefiero gobiernos que abran escuelas y no que abran
cárceles"
Ayer iniciamos las clases, hubo provincias como la querida pro-
vincia de Neuquén, no sabía el dato, lo leí ayer, que por primera
vez en 6 años empieza sus clases como corresponde. Y me acordé
–mirando de acá lo veo a Daniel Filmus– del año 2003 donde el
Ministro de Educación y Néstor Kirchner presidente, fueron a su
provincia, diputada Osuna, a levantar una huelga que llevaba 3
meses. No era un gobierno de nuestro signo partidario, pero no nos
importaba, los problemas hay que solucionarlos. No importa quién
los provoca, lo importante es que todos sepamos darle una solu-
ción a esos problemas. Y desde allí en más el compromiso con la
educación pública que se refleja desde la infraestructura, ayer inau-
gurando la escuela 1.097. Yo me acuerdo que en el discurso que
les hablé aquí por primera vez me comprometía a terminar las 700
escuelas. Léanlo porque es interesante, no por lo que dije sino por
las cosas que se pudieron hacer. Me comprometía a terminar el Plan
de 700 escuelas que él había iniciado y que no habíamos culminado y
me comprometí a llegar a las 1.000 escuelas, y la verdad que todavía
falta todo este año y no solamente hicimos las 700, sino que hicimos
1.097 escuelas, y déjenme decirles que me siento muy orgullosa. Y
quiero repetirles algo que nos tocó escuchar a Daniel Scioli y a mí
cuando ayer juntos inauguramos el Ciclo Lectivo, en lo que había
sido una promesa mía, de que un viejo establecimiento dedicado a
los niños pobres pudiera transformarse en una escuela agrotécnica,
en la cual podíamos volver a identificar educación y producción. Me
acuerdo que un sacerdote dijo una frase que me impresionó: "Pre-
fiero gobiernos que abran escuelas y no que abran cárceles".
Había una terrible deuda con la educación pública en la Argen-
tina; una deuda que comenzamos a saldar con la Ley de Financia-
miento Educativo cuando dijimos que íbamos a destinar el 6 por
ciento del PBI, de nuestro Producto Bruto a la educación. Lo hemos
superado. Durante el año 2010 alcanzamos el 6 punto 47 por ciento
del Producto Bruto Interno dedicado a la educación, casi invertido
a lo que era la ecuación anterior al 2003. En el año 2003 se dedicaba
un 2 por ciento del PBI a la educación y más del 5 por ciento al
pago de la deuda. Ahora hemos invertido esa ecuación y se destina

166
el 2 por ciento del PBI al pago de la deuda y el 6,47 a la educación
pública, lo que ha significado además el mejoramiento de los sala-
rios docentes, lo que ha significado la construcción en universida-
des, de nuevos edificios que se inauguran cotidianamente, lo que
ha significado además la creación de 9 nuevas universidades que
van a permitir que chicos que nunca hubieran podido llegar a la
universidad ahora lo hagan. Lo que ha permitido también, y direc-
tamente vinculado con esto, generar desde ciencia y tecnología la
inversión más importante de la que se tenga memoria. En el año
2003 se invertía en ciencia y tecnología en la República Argentina
algo así como 870 millones de pesos, más de 5.000 millones de pesos
hemos invertido en ciencia y tecnología y vamos a seguir haciéndolo
desde el nacimiento de este Ministerio.
Estamos dotando a todas las escuelas secundarias públicas del
país, de un instrumento nuevo de acceso al conocimiento como
son las netbooks. Es necesario dar el salto cualitativo en materia
de calidad para que realmente esta formidable inversión que están
haciendo los argentinos en materia de educación sea absoluta-
mente redituable. ¿Y cómo es redituable? Es redituable en términos
de capacitación de cada uno de nuestros jóvenes para que puedan
ganarse la vida a partir de esa capacitación y lograr movilidad social
ascendente a partir de esa capacitación, que fue el gran paradigma
que siempre hemos sostenido históricamente, la educación como el
gran movilizador social.

Aerolíneas Argentinas: una empresa emblemática


Quiero referirme a un caso muy especial como es el de Aero-
líneas Argentinas, una empresa emblemática porque fue parte de
lo que significó el proceso de privatizaciones en la Argentina. El
otro día estaba leyendo una cifra de cuánto significó en términos de
ingresos netos para la economía el traspaso de la electricidad, del
agua, de la energía, del gas, del petróleo, de los canales de televi-
sión, de las radios, de las empresas telefónicas, han sido aproximada-
mente 27 mil millones de dólares los ingresos netos. ¿Quieren que
les cuente algo? Es la cifra que fue el precio diferencial de la soja
entre el año 2003 y el 2010. Voy a repetir: transferimos el capital
por la misma cifra que fue el diferencial de precio internacional de la

167
soja entre el año 2003 y la fecha producto de la diferencia del tipo de
cambio y del incremento de productividad y la rentabilidad por las
exportaciones. Por eso creo que el Estado argentino está haciendo
un gran esfuerzo, hemos aumentado los pasajeros transportados en
un 21%, de 26 aviones operativos hoy tenemos 57 aviones operati-
vos, habiendo hecho la compra de 20 aviones Embraer a la hermana
República de Brasil, que representa la mayor compra aerocomercial
en la República Argentina.
También hemos aumentado la frecuencia, yo no tengo que con-
társelo a los diputados y senadores del interior porque saben cómo
estaba la administración y la frecuencia que tenían con Aerolíneas
en manos privadas, que es un decir en manos privadas porque en
realidad nosotros pagábamos los sueldos y también el combustible,
y lo que hoy es. También su personal que ha crecido en un 7,20%
producto del aumento de la operación, son 1.000 empleados que se
han incorporado el plantel y también mejoras salariales y han lle-
vado sus sueldos de aproximadamente 7.157 de promedio en el año
2008 a 13.114 pesos el promedio salarial de cada uno de los emplea-
dos de Aerolíneas. ¿Por qué digo esto? Porque creo que todos los
sectores sindicalmente organizados vinculados a servicios y a tareas
que tienen que ver con lo que utilizan otros trabajadores como
usuarios y consumidores, tienen que tener prácticas diferentes, no
pueden someter de rehenes a usuarios y consumidores en la Repú-
blica Argentina luego del esfuerzo ingente. Yo reflexionaba el otro
día y se los digo con todo el afecto a mis compañeros de los sindica-
tos: muchas veces como militantes políticos, independientemente de
nuestra ocupación institucional, criticamos prácticas monopólicas
que se dan por allí en el sector empresario, producto de posiciones
dominantes, las criticamos duramente y con razón, pero muchas
veces también vemos que en el sector de los trabajadores sindical-
mente organizados, que por allí tienen el monopolio, no hay otra
forma de viajar que no sea en avión para otros, o de transportarse
en trenes o en colectivos, o de tener luz o gas, no utilizar también la
misma lógica o el mismo comportamiento que criticamos en otros
porque yo quiero seguir siendo compañera de mis compañeros de
los sindicatos y no cómplice de maniobras que siempre terminan
perjudicando a trabajadores, porque los que viajan en colectivos, en

168
trenes, en aviones, son también trabajadores. Y además ser lo sufi-
cientemente inteligentes para advertir que precisamente las críticas
pivotean sobre estas prácticas porque en realidad no es eso lo que
les molesta, porque los que critican eso no necesitan de los colec-
tivos ni de los trenes ni de los aviones, o tienen aviones propios, o
tienen choferes, los critican para desprestigiarlos ante la sociedad,
porque no es eso lo que les molesta, al contrario, lo que les molesta
realmente es el grado de participación que los trabajadores, a través
de más de 1.800 convenios colectivos de trabajo, más de cinco millo-
nes de puestos de trabajo, con un salario mínimo que es el más alto
de América latina, han logrado en la República Argentina. Eso es lo
que quieren afectar, no lo otro, lo otro es la excusa, y con esa excusa,
con la del mal funcionamiento, con la de los teléfonos que uno tenía
que estar esperando dos años para que le dieran un teléfono o 10.000
ejemplos que ustedes recordarán, los que tiene mi edad, porque hay
mucha gente joven que no había nacido en esa época, sobre estos
puntuales argumentos pivotearon para arrasar con todo y dejar el
país como lo dejaron. Por eso una vez más convoco a mis compa-
ñeros los trabajadores a que defendamos el proyecto y el modelo,
porque los primeros beneficiarios de ese proyecto y ese modelo han
sido precisamente las millones de hombres y mujeres que han recu-
perado la dignidad del trabajo.

Jornadas memorables
El año pasado, en jornadas memorables millones de argentinos
se volcaron a la calle, para desmentir con su presencia y su activa
participación el retrato que querían vendernos de nosotros mismos.
Si de algo me voy a sentir orgullosa toda mi vida, será de haber par-
ticipado, y ayudado a organizar, esa magnífica conmemoración que
se dio a sí mismo el pueblo argentino, por sus 200 años de historia.
Todavía recuerdo a título de anécdota una publicación que hizo una
politóloga o filósofa, un día 19 de abril, unos días antes del Bicente-
nario, diciendo que no iba a pasar nada, porque no se había organi-
zado nada, o un conocido noticiero recomendando que no vayan al
centro porque hay demasiada concentración. Tenemos en nosotros
mismos la fuerza necesaria para seguir adelante.

169
Por un 2020 sin desempleo
Los indicadores en trabajo y en seguridad social, con la reduc-
ción del trabajo no registrado a límites nunca vistos, todavía muy
altos, 35.5, pero del 50% que teníamos en el año 2003 hemos hecho
una nueva reducción, y también en el desempleo del 7.3 en el último
trimestre, retornando lo que había sido la mejor performance, toda-
vía falta y por eso el plan de desarrollo industrial 2020 tiene como
meta para el 2020 una desocupación del 5% que se considera laboral-
mente el ejemplo rotatorio y por lo tanto no se considera desempleo.
Nuestro régimen de cobertura social es el sistema más impor-
tante de Latinoamérica en materia previsional juntamente con la
asignación universal por hijo. Hoy 1º de marzo entra en vigencia el
quinto aumento de la ley de movilidad jubilatoria, no estoy hablando
de los aumentos que dio el gobierno desde el año 2003 a la fecha
donde la jubilación mínima era de 150 pesos y hoy es de 1.262 con
el aumento que hoy comienza a tener efectividad, y que fue contra
todos los pronósticos muy alto, 17,33%, faltando todavía el incre-
mento porcentual correspondiente al mes de septiembre. Lo mismo
en la cobertura y en el número, tenemos una cobertura social entre
previsional y pensiones no contributivas del 96% en la República
Argentina, con más de un millón de pensiones no contributivas.

Asignación Universal por Hijo


Lo mismo ha sucedido con el impacto sin precedentes de la
Asignación Universal por Hijo. La asignación universal por hijo,
que llegó a un pico el 5 de octubre de 1.927.310 familias cubiertas,
registrándose una reducción, producto de gente que ha encontrado
trabajo, a febrero del 2011, de 1.860.473, más de 66.000 familias
con 176.000 chicos han bajado del sistema porque sus padres han
conseguido trabajo. Pero hoy esta medida se ha reducido en un 48%
a la persona por debajo de la línea de pobreza y el 68% a las per-
sonas bajo la línea de indigencia, y hoy quiero anunciar también
que quiero extender esta asignación universal por hijo a las mujeres
embarazadas a partir del tercer mes de embarazo. El Plan Nacer
brindará a las madres y a las criaturas todos los controles médicos.
Uno de los objetivos es descender la mortalidad infantil y descender
la mortalidad materno-infantil, y estoy segura que lo vamos a poder

170
lograr. Este beneficio se comenzará a implementar a partir del 1º
de mayo. ¿Por qué a partir del 1º de mayo? Estaríamos en condicio-
nes de hacerlo ahora, pero es que, precisamente, durante el mes de
marzo y abril se está dando, y muchos de ustedes lo saben, en todas
las sedes de la ANSES, la verificación de todos los niñitos para que
se compruebe que han ido al colegio y que han hecho todos los con-
troles de salud y poder continuar con el principal efecto que tiene
esta política que es la de inclusión social. Podría seguir también con
todo lo que ha significado el incremento en el PAMI en materia de
recursos, en materia de medicamentos.

¿Mano dura o garantistas?


Quiero referirme también a la creación del Ministerio de Seguri-
dad que ha tenido lugar este año y a lo que ha significado en materia
de inversión en estos años para nuestras Fuerzas de Seguridad, Poli-
cía Federal, Prefectura Nacional, también la Gendarmería Nacional.
Hasta el 2003, durante décadas, estuvieron congeladas las vacan-
tes en los sistemas de seguridad argentinos. Nosotros hemos hecho
incorporaciones en Gendarmería por más de 12.000 efectivos, en
Prefectura por más de 3.300, cerca de los 10.000 en Policía Federal,
más 2.000 millones de inversión en todo lo que es infraestructura y
hoy también contribuimos, a partir del Operativo Centinela, con la
Gendarmería Nacional, en lograr en toda la región Metropolitana
y, fundamentalmente, la que circunda a la Capital Federal, en dar
mayor seguridad. Un valor que no puede estar sometido a discusio-
nes y a tironeos infantiles, la seguridad no debe tener ideología, no
debe ser utilizada como mensaje mediático o publicitario con fines
electorales. Porque si realmente rechazamos esa falsa dicotomía
entre "mano dura" y "garantistas", tampoco podemos aceptar, si
tenemos honestidad intelectual, la utilización mediática o electoral
de lo que significa una tragedia como puede ser la muerte de alguien.
El otro día la Ministra de Seguridad daba los índices de reducción
de homicidios dolosos. Ese mismo día o al otro día creo que mata-
ron en distintos episodios a tres personas. Una tragedia, pero eso
no quita que si uno compara los índices de homicidios dolosos con
otras partes del mundo, inclusive con nuestra propia historia entre
el año 2002, que era el 9.2 por cada 100 mil habitantes y en el 2008,

171
que es la última, estábamos en el 5.8, que hay que bajarlo y que si
hoy a la tarde alguien tiene la tragedia de perder la vida en un hecho
delictivo, no modifica el índice. Lo que sí muchas veces pasa, es la
utilización publicitaria muy mediocre de lo que constituye una tra-
gedia para cualquier persona, como es la de perder un ser querido
en un episodio de violencia. El respeto que merece esa situación,
es lo que amerita que nos demos una discusión seria, a partir de
cuáles son los mejores instrumentos para combatir ese flagelo que
es la inseguridad. En estos días que siguen también la Ministra va
a hacer anuncios respecto de la reestructuración que vamos a hacer,
fundamentalmente en la Policía Federal, para poner menos gente en
el sector administrativo y más gente en calle y comisarías, que es
donde tienen que estar los policías. Nadie es policía para escribir a
máquina o hacer documentos.

Centralizar los controles de identidad


He tomado la decisión de que todo lo referente a documentación,
pasaporte, cédula, pase a donde debe estar por ley, al Ministerio
del Interior, donde está el Registro Nacional de las Personas, para
que el pasaporte, juntamente con el documento de identidad, sea
dado donde corresponde por autoridad de aplicación y por lógica
organizativa y funcional. Centralizar la identidad y los controles de
identidad de nuestros habitantes en un solo lugar. Por otra parte,
debemos rescatar la tarea que se realizó en materia de Documento
Nacional de Identidad, ya hemos otorgado más de 5.800.000 docu-
mentos nuevos de identidad en el último año. Lo hemos hecho con
software y planificación argentina e imprimiéndolo el propio Estado.
sin tercerizarlo. Les recuerdo que en algún momento se llegó a
hablar de una inversión de 1.000 millones de dólares con compa-
ñías extranjeras para poder hacer lo que nosotros hemos hecho con
inteligencia argentina y con mano estatal argentina. Ese pasaporte,
que permitirá reubicar a los miles de policías que estaban destina-
dos a documentación, a tareas operativas de seguridad, además ya
no tendrá una validez solamente por 5 años sino que tendrá una
validez por 10 años, costará exactamente lo mismo y a partir del 7
de marzo, el lunes que viene, podrá comenzar a tramitarse en cada
uno de los más de 1.500 puntos y 600 oficinas que tienen RENA-

172
PER y Ministerio del Interior, conjuntamente con los acuerdos y
convenios que se han llevado a cabo con municipios y provincias. De
estas cosas también hay que ocuparse. Les recuerdo que antes para
sacar un documento se tardaba hasta un año y medio, dos años, pero
no era por ineficiencia, si uno tenía un amigo y pagaba una suma, lo
conseguía muy rápidamente. Creo que también hay que comenzar a
terminar con todos los sedimentos que hay en distintos estamentos
y desde épocas inmemoriales.

Trata de personas
Hemos hecho en la trata de personas importantes rescates. En
el año 2008 rescatamos 157 personas, y en el año 2010 rescatamos
569. Hablando de trata de personas y de reducción a servidumbre
humana, vamos a hablar un poquito también de una ley que des-
cansa acá: el Estatuto del Peón Rural. Hemos verificado servidum-
bre humana en los días que corren, que no se reduce solo a temas
de prostitución, hemos visto que la servidumbre humana se rela-
ciona con condiciones de trabajo, que tiene que ver con la forma de
ganarse la vida de jóvenes y niños. Es importante que leyes como la
que hemos remitido al Congreso, de peón rural, sirvan para modi-
ficar esto, y para que finalmente el control no esté en cabeza de los
dirigentes sindicales, que parecen no haber controlado demasiado,
vuelvan al Estado, porque debemos terminar con esta verdadera
vergüenza que es el trabajo esclavo.
.
¿Alguien puede hablar de eternidad?
Cuando me postulé como Presidenta en el año 2007, circulaban
todas las teorías acerca de que iba a estar un turno yo y al turno
siguiente Néstor Kirchner. Recuerdo que a un importante perio-
dista de un medio extranjero en España, que me hizo la pregunta
acerca de esa teoría, le dije: ¿alguien puede decir en el 2007 lo que
va a pasar en el 2011?, ¿alguien puede hablar de eternidad? Si hasta
parece casi un chiste de humor negro.
Como también la otra discusión que se dio el año pasado donde
numerosos dirigentes políticos, decían que iba a existir una “veto-
cracia”, que parecía que se venía el mundo abajo. Miren, me tomé
el trabajo, yo no en realidad, el Jefe de Gabinete, se tomó el trabajo

173
de ver en materia de vetos, cómo había sido la historia de los vetos
en la República Argentina de la democracia. ¿Se acuerdan que me
decían que yo casi iba a ser Vetina casi no Cristina? Bien, déjenme
decirles que esta Presidenta en 3 años de gestión proporcional-
mente ha hecho vetos por el 0,70 por ciento; solamente superada en
menor cantidad de vetos por el presidente Kirchner, que fue el 0,68,
y el período Alfonsín fue el 0,83. El período donde más se vetó fue
durante el año 2002 que fue de 6.92 vetos. Pero además, y como sé
que hay una fuerza política muy importante y con representación
aquí que tiene el gobierno de la Ciudad, en realidad el récord de
récords lo bate el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con el 9.28
por ciento de vetos en la Capital. ¿Qué quiero decirles con esto? Que
debemos sustraernos a la tentación de discutir los temas que poco
importan a la transformación, para adentrarnos en la verdadera dis-
cusión de los problemas que todavía falta resolver.

El año de menor producción legislativa


Es importante volver a reconstruir la capacidad de debate, y dis-
cutir políticas de acuerdo a las ideas que cada uno de nosotros tiene.
Juntarse los que piensan negro, azul, gris y verde para ver cómo le
embroman la vida al blanco, no lleva a ningún camino. Ha sido el
año de menor producción legislativa. Y no lo digo como reproche,
lo digo como comprensión política. No vengo a reprochar a nadie,
porque no soy fiscal de nadie. Yo he sido una de ustedes y no voy a
estar eternamente sentada en este lugar. Entonces la convocatoria
que les hago a todos ustedes y a todos los argentinos es poder dar
una vuelta de página definitiva, porque hemos construido certezas
en este año del Bicentenario, nos hemos reencontrado los argenti-
nos. Hemos comprobado que el modelo que hemos sostenido desde
el año 2003 a la fecha pudo sortear la crisis más importante de la
que se tenga memoria en el año 2009 y tuvo un crecimiento y vamos
a volver a tener un crecimiento muy importante en este año 2011,
que nos permitió llegar con cobertura social a sectores que no lle-
gábamos y esto también llevó a que creciera la demanda agregada.

La Casa de Gobierno no la manejan las corporaciones


Por eso le decimos también al sector empresarial que aquí está
el Estado, para hacerse cargo de los roles indeclinables en materia

174
de construcción de infraestructura, en materia de sostenimiento de
la demanda agregada, en materia de sostenimiento de los pilares
macroeconómicos que le han dado sustentabilidad y andamiento a
este modelo. Por eso digo del esfuerzo que tienen que hacer todos
los sectores, empresarios argentinos, intelectuales, docentes, traba-
jadores y nosotros, los políticos, que hemos vuelto a recuperar la
iniciativa política. La Casa de Gobierno no la manejan las corpora-
ciones. En la Casa de Gobierno hay una Presidenta con la cual cada
uno de ustedes tiene todo el derecho a tener sus diferencias. Eso es
la política, diferentes visiones, diferentes propuestas. No se puede
renunciar a la política para entregar el sistema de decisiones a las
corporaciones.

No tengan miedo
Nadie es eterno, ni eterna. La eternidad es un mito atrás del
cual corre el hombre, que tal vez sea mejor nunca alcanzarlo. No
tengan miedo al pueblo. No tengan miedo tampoco a la juventud, a
esos miles de jóvenes que se han volcado nuevamente a la política.
Jóvenes que no creían en nada ni en nadie y que han vuelto a creer.
Tenemos que darles, y darnos, la oportunidad de un país diferente.
El año pasado convocaba a la dirigencia al Acuerdo del Bicen-
tenario, después vi a millones de argentinos en las calles, y me di
cuenta que cuando los dirigentes no saben hacer las cosas, finalmente
el pueblo las hace. Como lo hizo ese 25 de mayo, un gran acuerdo con
su propia historia, con su propia nación, con su memoria.

10 de junio. Lanzamiento del satélite argentino de


aplicaciones científicas SAC-D Aquarius

HACE 10 AÑOS LANZÁBAMOS PIEDRAS, HOY


LANZAMOS SATÉLITES

Es de todos los argentinos. Es el esfuerzo de nuestras universidades,


del CONICET, de la CONAE, y de la Comisión Nacional de Energía

175
Atómica, que desarrolló los paneles solares que van a suministrar
energía permanente a este satélite que se ha puesto en marcha en
la NASA. Estoy segura de que uno sale a la calle, pregunta por
la NASA y todo el mundo sabe qué es la NASA, y si salimos a la
calle y preguntamos por CONAE nos miran con cara de si estamos
hablando en español o en algún otro idioma extraño. Esto no es
culpa de la sociedad, es culpa de que estas cosas nunca son noticia.
En los medios de comunicación y difusión siempre pueden saber el
último incidente, el último corte de ruta, pero no sabemos de los
miles de científicos que están construyendo cosas necesarias para el
país y para la humanidad.
Esto que pasa en la Argentina no pasa accidentalmente, hoy
lo podemos poner en marcha porque ha habido desde el año 2003
esfuerzo e inversión en todas las áreas, en el CONICET, en las uni-
versidades, en la CONAE, en el INVAP. Hemos puesto recursos
para desarrollar. Tenemos los recursos humanos, pero sin los recur-
sos financieros no se puede. Con la inteligencia sola no se puede, la
inteligencia necesita dinero y eso lo puede hacer el estado en un país
soberano. Fuimos un país que pudo construir el misil Cóndor, que
fue un misil que alcanzaba 1.000 kilómetros de distancia y que fue
desarmado por exigencias impuestas desde afuera durante los años
´90. Cuando nosotros llegamos al gobierno, los habían mandado a
lavar los platos a los científicos del CONICET.
Me apasionan la ciencia y el arte, parecen cosas diferentes, pero
el entusiasmo creativo que pone un artista cuando esculpe, cuando
pinta, cuando diseña, cuando filma, cuando compone, cuando escribe,
es el mismo entusiasmo creativo que ponen ingenieros, físicos, biólo-
gos, químicos, cuando miran por el microscopio, descubren y crean.
Este es el satélite más grande y complejo que se ha construido en
la Argentina, donde por primera vez construimos los paneles sola-
res que le dan energía y los 8 instrumentos totales que cuenta este
satélite, 5 son diseñados y ejecutados por argentinos, y el ensamble
de todo se hizo en la Argentina. Hace apenas 10 años lanzábamos
piedras y hoy estamos lanzando satélites al espacio; díganme si no
es para sentirse contenta y orgullosa, y miren que me pasan cosas
como para no sentirme feliz. Estas cosas reflejan al verdadero país,
al país que nos quiere ocultar y distorsionar. Esta es la Argentina

176
que nosotros tenemos que mostrar todos los días. Chicos con net-
books, nuevos científicos, las posibilidades infinitas de un nuevo
tiempo.

5 de julio. Anuncio de medidas contra la trata de


personas

RUBRO 59, HIPOCRESÍA Y DOBLE MORAL

Dimos un gran paso en la lucha contra la trata de personas, y contra


la discriminación también, porque la oferta sexual, fundamental-
mente publicada en el Rubro 59, no solamente es un vehículo en
la comisión del delito de trata de personas, sino también es una
profunda discriminación hacia la condición de la mujer. Por eso en
la parte de los considerandos del Decreto, no solamente hacemos
mención a la Ley de Trata, sancionada en el año 2008, sino que tam-
bién hacemos mención a la Ley sobre discriminación y a todos los
protocolos internacionales que la Argentina ha suscripto y que el
Parlamento ha aprobado, donde se impone como un principio, como
un deber de la sociedad y del Estado. Desde abril de 2008 hemos
rescatado 2.221 personas, de las cuales 1.044 personas lo han sido
en los últimos 5 meses. Dimos un gran paso contra la doble moral
y la hipocresía.
Impacta ver cómo se aborda en informes periodísticos el pro-
blema de la trata de personas, y luego, en esos mismos medios, en
el Rubro 59, aparece la oferta sexual que le deja pingües ganancias
a las mismas empresas periodísticas. No se puede desde las prime-
ras páginas de los periódicos, exigir al Gobierno que luche contra
la trata de personas y luego, en las páginas comerciales, poner los
avisos donde se vehiculiza la más formidable y vergonzante, no
solamente trata de personas, sino humillación a la condición feme-
nina, porque también la discriminación es crear estereotipos de la
condición femenina como objeto de consumo. Es algo que tuvimos
en cuenta, a la hora de firmar este Decreto que prohíbe la publica-

177
ción de avisos de oferta sexual, y crea la Oficina de Monitoreo, para
que el Ministerio de Justicia, junto al Consejo Nacional de la Mujer
y otros organismos del Estado, puedan articular la lucha. Esta no es
una condena a las mujeres que son objeto de este comercio, es una
condena a los medios, y a los que instrumentan este tipo de explota-
ción a través de la propaganda. Jamás vamos a condenar a ninguna
mujer explotada, nadie elige esa vida.

Por ser mujeres sufrimos discriminación


En los últimos nueve meses he pasado de ser un títere de doble
comando a ser una deprimida crónica, de estar sedada y medicada
a, en los últimos tiempos, ser la autoritaria rebanadora de cabezas
de utópicos candidatos, ¡todo eso solo nueve meses! Seguro que en
las próximas semanas algo más se les ocurrirá. Pero bueno, son las
reglas del juego y yo digo siempre que será porque, tal vez, nunca
entendieron lo que fue mi relación con él, una relación de compañe-
ros y de amigos entrañables. Nunca entendieron que es la tristeza,
no la depresión, la tristeza y el dolor infinito de perder a una de
las tres personas que más he querido en toda mi vida, y tampoco
entienden la fortaleza de las mujeres, para hacernos cargo de las
tareas que nos tocan, en el momento que nos toca.

14 de julio. Inauguración de Tecnópolis.

ENTRAR AL FUTURO ES ENTRAR A LA VIDA

Quiero contarles la historia de esta Tecnópolis, que estamos inau-


gurando para todos los argentinos. La imaginamos para el año
pasado, como culminación de los festejos del Bicentenario. La
última carroza que desfiló era una inmensa burbuja, llena de chicos
con computadoras y de científicos, era el eslabón final de esos 200
años de historia que nos unía con lo que venía: la ciencia y la tecno-
logía. Porque Tecnópolis es una convocatoria al futuro. La idea era
que – unos meses más tarde – antes de finalizar el año del Bicente-

178
nario, pudiéramos hacer Tecnópolis en la Ciudad de Buenos Aires,
como hicimos los festejos del Bicentenario nacional, popular, fede-
ral y latinoamericano. Lamentablemente, no nos autorizaron. Res-
petuosos, nos pusimos a pensar. No nos pusimos a rezongar, ni a
quejarnos, ni a echarle la culpa a nadie de lo que no íbamos a poder
hacer. Nos pusimos a pensar cómo lo hacemos, y la verdad es que
¡no hay mal que por bien no venga! De aquello, algo que iba a durar
unos pocos días, vinimos a este verdadero parque temático de carác-
ter permanente, más grande, más importante. Y lo pudimos hacer,
¿saben por qué? No solamente por el inmenso esfuerzo y recur-
sos que ha puesto el Gobierno Nacional. Sino porque también ha
venido el sector privado, a través de las empresas a participar de
esta Argentina que también es de ellos. Sino porque encontramos un
Intendente y un Gobernador que nos ayudaron a hacer este parque
maravilloso. Como siempre, cuando se hacen las cosas con unidad y
armonía todo sale bien. Hacer juntos es bueno. No importa de qué
partido sean. Acá lo tenemos al amigo, Enrique “Japonés” García,
radical hasta los tuétanos, pero argentino por sobre las cosas. Y
Daniel, nuestro Daniel Scioli, nuestro compañero Gobernador de la
provincia de Buenos Aires.

Un diario que yo no leo porque miente mucho


El Intendente me entregó el decreto que nos habilita a tener este
parque temático. Y acá me cuentan, que apareció en un diario, que
yo no leo porque miente mucho, que los concejales de su partido,
que representan la fuerza de quien hoy gobierna la Ciudad capital,
le dijeron que tampoco nos querían votar la habilitación. Parece que
no quieren que lo hagamos, ni en la Ciudad de Buenos Aires ni acá.
Yo no le creo, estoy segura de que ese jefe político va a llamar a sus
legisladores y les va a pedir que aprueben esto, porque es para todos
los argentinos y estamos seguros que le interesa a todos. Y claro
que es mucho más grande, y claro que es mucho más importante
porque, además, estamos en Villa Martelli, en lo que alguna vez
fueron las instalaciones del Ejército Argentino y que ahora que-
remos transformar en parque temático de la historia de la indus-
tria, de la innovación y de la tecnología. Estamos aquí para que los
argentinos conozcamos lo que somos capaces de hacer, la potencia

179
que tenemos, porque aquí también se exhibe la historia de los 200
años de producción, de innovación tecnológica. Es una convocatoria
para conocer y aprender.

Terca la mula
Tuvimos que remover muchos obstáculos, pero “terca la mula”,
como me dicen, ahí fuimos. ¿Saben cuántos metros de tierra tuvimos
que remover? 450.000 metros cúbicos de tierra; sacamos 40.000
toneladas de escombros; 2.000 personas participaron en el desmale-
zado de toda Villa Martelli y más de 12.000 cooperativistas trabaja-
ron junto a la Municipalidad, junto a la Provincia. Tenemos más de
8 kilómetros de fibra óptica aquí abajo y gracias a las empresas pri-
vadas que pusieron esa fibra óptica que nos permite interconectar
a todo el Parque; más de 59 kilómetros subterráneos de cable. Esto
lo pensábamos hacer un poco más pequeño en la Ciudad de Buenos
Aires. Tenemos una gran ilusión: que todos los argentinos vengan a
conocer esta maravilla. No es una conmemoración de lo que fuimos
capaces de hacer, es un verdadero Parque Temático, que la Gene-
ración del Bicentenario, le deja como legado a todos los argentinos
al empezar el tercer siglo de su historia. La ciencia, la tecnología y
el conocimiento son el valor agregado definitivo para dar el salto
cuantitativo y cualitativo como país.

¡Qué lindo, qué lindo!


Hoy leía, con mucha alegría, un informe de la CEPAL, donde
rectifica cifras anteriores y nos habían dicho que íbamos a crecer
al 4,3. Hoy la propia CEPAL está reconociendo que vamos a crecer
más allá del 8 por ciento. La CEPAL, un organismo de Naciones
Unidas.
Hemos tomado la decisión de privilegiar el talento, la inteli-
gencia, la educación, la ciencia y la tecnología como los verdaderos
motores que van a permitirnos profundizar este proceso de trans-
formación y distribución del ingreso. Es un momento histórico a
nivel nacional y global, se derrumban estrepitosamente los paradig-
mas que durante tanto tiempo colonizaron culturalmente a nues-
tra región. Esta es una invitación al futuro, a pensar el país de una
manera diferente, a sentirlo de una manera más profunda, a saber

180
que la gestión, el compromiso con el pueblo y con los intereses de
la Nación, son los únicos que nos permitirán avanzar en la cons-
trucción de ese futuro. Quiero que sea una convocatoria a la vida,
a la vida de las nuevas generaciones, a los que todavía no nacieron,
a los que van a venir y por los que tenemos la obligación de seguir
adelante con fuerza, pasión y convicción. ¡A disfrutar Tecnópolis! ¡A
disfrutar del futuro que ya ha llegado!
Entrar al futuro es también entrar a la vida.

15 de agosto. Al finalizar las elecciones primarias.

LA AUTONOMÍA DE LA POLÍTICA

Argentinos y argentinas hoy construyeron un hecho histórico al


haber concurrido a votar por primera vez en Elecciones Primarias,
para ampliar la democracia y profundizar el cambio. Una autén-
tica reforma política, con una presencia de votantes similar a la de
cualquier acto general, revela un grado de madurez de la socie-
dad argentina. No esperen de mí ninguna palabra que menoscabe
o que ofenda a nadie, no vine a eso. Me siento muy orgullosa de
haber coronado esta reforma política que parecía imposible. La soñé
siendo senadora opositora, no la pude llevar a cabo siendo senadora
oficialista, pero la hicimos, finalmente, y hoy estamos dando esta
lección de democracia. Pero no solamente porque participa la socie-
dad en la vida de los partidos políticos, sino porque gracias a la Ley
de Medios Audiovisuales y a la Ley de Reforma Política, todos los
partidos políticos han podido acceder por primera vez a los medios
audiovisuales y a la difusión de sus programas y candidatos, en una
época donde lo mediático se torna imprescindible. Desde 1983 hasta
los años 90, los canales de televisión, los medios de comunicación en
general, estaban en manos del Estado; luego se privatizaron y hasta
este momento, hasta esta elección, solamente podían acceder a la
gran difusión publicitaria aquellos que contaran con mucho dinero,
porque se lo daban a su partido o porque el candidato tenía un patri-

181
monio suficiente que le permitía contratar publicidad. Hoy, en esta
Argentina cada vez más igualitaria, en esta Argentina donde segui-
mos persiguiendo denodadamente como el gran valor reparador a
la igualdad, y que la hemos alcanzado también en ámbitos que jamás
hubiéramos sospechado años atrás, hoy también podemos hablar
de la igualdad de los partidos políticos para poder llegar a todos
los ciudadanos sin ningún tipo de diferencia. No es una cuestión
menor, significa también comenzar a construir la autonomía de la
política del poder económico. Y esto es central, es casi una cuestión
de supervivencia social. Es necesario que todos los que tienen ideas
políticas lleguen a la ciudadanía, para que no haya un pensamiento
único.
El mundo es un gran tembladeral y los argentinos, no el
Gobierno, los argentinos, necesitamos de una sociedad unida pero,
fundamentalmente, de una dirigencia que pueda tener sapiencia
para seguir construyendo instrumentos como los que nos han per-
mitido, con errores y con aciertos, sobrellevar con éxito el desastre
del 2008, la crisis del 2009 y hoy estar plantados también frente a
esta situación. No permitan que este esfuerzo que hemos hecho en
estos años, fundamentalmente en lo social y en lo económico, se
dilapide o se destruya. Pensemos en grande; quiero convocarlos a
que estemos unidos, el mundo está difícil, pero si logramos superar
diferencias, si logramos no discutir sobre las cosas que ya se han
resuelto, si escuchamos lo que dice la sociedad, vamos a equivocar-
nos menos.

28 de septiembre. Puesta en marcha de la Central de


Atucha II.

MÁS PATRIA PARA TODOS

Cuando recién presioné los dos pulsores, el que dio comienzo al


rotor de la turbina y el otro, el que ya hace ingresar el agua para
enfriamiento, al iniciar las tareas de esta Atucha II, que era el sím-

182
bolo de la postergación en algo que fuimos pioneros. Recién leíamos
la carta que nos dirigiera el señor Amano, titular de la organización
internacional de Naciones Unidas, en materia de energía nuclear, la
máxima autoridad a nivel global, cuando nos decía que muestro país
hace casi 40 años, para ser más precisos en 1974, ponía en marcha
Atucha I, convirtiéndose en el primer país latinoamericano en operar
una central nuclear, yo siento que, como cuando estuvimos hace
poco en Yacyretá, como cuando él decidió terminar con la deuda con
el Fondo Monetario Internacional, cuando decidimos reestructurar
también la deuda, en el 2005 y en el año pasado para finalizar con
esa espada de Damocles permanentemente sobre el crecimiento de
la República Argentina, cuando ayer botábamos también, luego de
20 años de inactividad de nuestros astilleros navales, también crea-
dos para hacer submarinos y podíamos poner en marcha las tareas
de reparación nuevamente aquí en el país y no tener que llevarlas al
Brasil, como lo hicimos en el 2001, con el submarino "Santa Cruz",
sí increíble. Qué premonitorio ¿no?, en el 2001, el submarino "Santa
Cruz", que es el mellizo del que ayer terminamos las tareas de repa-
ración mayores, se llamaba "Santa Cruz" y tuvo que ser reparado en
Brasil porque aquí no teníamos ya los talleres, apenas unos pocos
operarios mantenían vivo el "Adolfo Storni", los mismos operarios
que tal vez aquí mantuvieron viva, durante los años de parálisis,
esta maravillosa planta. Les agradezco a quienes han sido custodios
de la soberanía nacional, los obreros. Esta planta era un inmenso
galpón lleno de búhos y ratas, porque esto fue paralizado en 1994.
Cuando él decidió poner en marcha nuevamente el Plan Nuclear
Argentino, en el año 2006, estaba recuperando uno de los bastiones
más importantes del desarrollo tecnológico argentino, pionero en
América latina.

Hemos recuperado la voluntad


Esta generación del Bicentenario está cubriendo deudas histó-
ricas, que se han generado durante décadas de abandono, de equi-
vocaciones, de malas políticas, de ingerencias externas para que
Argentina no tenga desarrollo nuclear. Hemos recuperado la volun-
tad, hemos recuperado la decisión de que el país debe gobernarse a
sí mismo, a través de las autoridades que eligen democráticamente

183
los argentinos y cumpliendo los proyectos por los cuales la gente
elige a sus gobernantes.
Acá hay insumos y suministros argentinos, mano de obra de tra-
bajadores argentinos, más de 800 técnicos y operarios calificados
que retornaron, luego de que comenzamos a impulsar nuevamente
la cuestión nuclear. Aquí se han formado más de 900 soldadores
nucleares, en estos años; más de 100 técnicos; más de 200 operarios
especializados. Esto es también capacitación, es también aumen-
tar la matriz energética; vamos a inyectarle al sistema 700 mega-
vatios porque 45 son reservados para el propio funcionamiento de
la central. Pero además estamos aumentando la participación de la
generación por energía nuclear del 7 al 10 por ciento, diversificando
nuestra matriz energética. Y por si esto fuera poco hemos incorpo-
rado, en estos ocho años, 7.422 megavatios, con estos megavatios
estamos llegando a 8.122 megavatios más, desde el año 2003 a la
fecha; 45,4 de lo que teníamos cuando Néstor Kirchner asumió como
presidente de la República Argentina. Que se escuche bien la cifra,
hemos incorporado 8.122 megavatios más, repito, 45,4 por ciento de
lo que generábamos en el 2003. Y no es solamente energía lo que se
incorporó, porque se pudo incorporar esa energía porque en estos
8 años se abrieron fábricas, talleres, comercios que demandaron esa
energía. Por eso, tuvimos que generar tanta energía y todavía tene-
mos que seguir generando más. Porque los argentinos hemos prota-
gonizado en estos 8 años el crecimiento económico más importante
de toda nuestra historia. Y en el último año, en el 2010 y en lo que
va del 2011, tenemos el orgullo también de ser el segundo país,
después de China, que más ha hecho crecer su economía en todo el
mundo. Me siento orgullosa como Presidenta de todos los argenti-
nos. Esto ha significado mayor consumo, ha significado, para sinte-
tizarlo, una mejor calidad de vida para más argentinos. Y tenemos
que ir por más en este Plan Nuclear Argentino. Por eso las próximas
metas tienen que ser la puesta en marcha del alargamiento de vida
de Embalse de Río Tercero; la segunda, la construcción de Atucha
III y también, la construcción del reactor nuclear CAREM, que ya
ha comenzado. CAREM es un reactor nuclear diseñado, proyectado,
no solamente el reactor sino su combustible, por argentinos, son
pequeños reactores de 25 megavatios que van a permitir dar ener-

184
gía a las pequeñas localidades en el interior. La primera va a ser
la provincia de Formosa y por eso también nos está acompañando
aquí el Gobernador de esa provincia. Somos un país líder en el uso
pacífico de la energía nuclear, líder de la no proliferación. No todos
pueden decir lo mismo. Los científicos argentinos nunca han usado
sus neuronas para destruir la vida de otros seres en otros lugares
del planeta. Al contrario, siempre lo hemos empleado con fines pací-
ficos y además, también, para generar energía, crecimiento y apli-
carlo también a la salud, a la industria farmacéutica, a los productos
terapéuticos, porque está en nuestra idiosincrasia, somos gente de
paz, somos buena gente los argentinos que queremos de una buena
vez por todas saber que este crecimiento nos tiene que tener como
protagonistas a todos.
Quiero decirles también que entonces mi compromiso no es
solamente ser una generación que pague deudas, sino también la
generación que vuelva a poner en marcha esa maquinaria formida-
ble y maravillosa que es la Nación argentina que cuenta además con
combustible nuclear. La maquinaria argentina cuenta con el mejor
combustible: el pueblo y su fuerza. Tenemos que ponernos de pie
para seguir asegurando que a esa maquinaria nunca más nadie la
pueda detener, que siga su marcha indetenible para lograr más cre-
cimiento, más justicia, más igualdad, más libertad, más democracia,
más patria para todos.

23 de octubre. Tras ser reelecta.

LA VOLUNTAD UNIDA A LA CONVICCIÓN

Yo no me la creo, nunca me la creí ni pienso hacerlo. Sin él, sin


su inconmensurable valentía y coraje, hubiera sido imposible llegar
hasta aquí. Porque ahora es fácil, cuando el mundo está patas para
arriba, y los hechos comprobaron que realmente teníamos razón.
Pero cuando él decía esas cosas, era una voz solitaria, condenada,
criticada, y sin él y sin las cosas a las que él se atrevió, todo hubiera

185
sido complicado. Y voy a ir un poco más lejos, sinceramente, porque
si no lo digo esta noche siento que me va a estallar el corazón, y no
quiero: fue él el que también en el año 2009 se puso al frente en el
momento de mayor adversidad de nuestra gestión. Si él no hubiera
ido al frente como lo hizo, si él no hubiera recorrido todo como
recorrió, nuestra derrota en la provincia de Buenos Aires hubiera
sido terrible y tal vez hoy no podríamos estar aquí donde estamos.
En aquella oportunidad, ese hombre que había transformado la
Argentina, fue al frente y puso todo y más de lo que tenía que poner.
Pero él era así, cada instante se lo jugaba como si fuera la última vez
y, sobre todo, porque siempre hizo honor, hasta el último aliento,
a que él jamás iba a dejar sus convicciones. No las dejó en la Casa
Rosada, pero lo que es más importante, porque el paso por la Casa
Rosada siempre es temporal y circunstancial, tampoco dejó sus con-
vicciones mientras vivió y tuvo aliento, que eso sí es más difícil y
también más valioso.

Hoy es una noche rara para mí


Es un día raro. Son muchos los sentimientos que se entremez-
clan y es muy difícil, casi imposible, definirlos. Si les digo que estoy
feliz, les miento, si les digo que estoy triste, les miento. Si les digo
que me gustaría…, no sé, qué se yo, ustedes se dan cuenta, pero
tenía que decir estas cosas, porque él se las merecía. No las estoy
diciendo como su viuda, las estoy diciendo como su compañera de
militancia de toda la vida. Que nadie se equivoque. No hablo de él
como marido; hablo de él como cuadro político, tal vez uno de los
mejores cuadros políticos que ha dado nuestro país. Que nadie se
equivoque. Es el dolor de una mujer, pero es la comprensión de una
militante política.

Un país lo construye su pueblo


Un país no lo construyen solamente sus dirigentes, lo construye
su pueblo. Hoy nuestro pueblo ha dado una muestra de madurez.
Hemos consolidado una de las reformas políticas más importantes
de los últimos años. Este sistema de partidos políticos, se va a ver
fortalecido por un sistema que ha abierto las puertas a la sociedad,
y que va a llevar a los dirigentes a un replanteo sobre cuáles deben

186
ser las propuestas, las formas y las vocaciones, no para conquistar
al electorado, el electorado no es un punto fijo, la conquista siempre
implica una actitud de guerra, sino fundamentalmente para persua-
dir. Que los discursos coincidan con las acciones para poder lograr
la voluntad popular.

Que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles


Muchos de los que tienen micrófono hablan de las instituciones,
pero todos los días las demuelen un poquito. Decían que no íbamos
a hacer las internas abiertas, simultáneas y obligatorias. Me acuerdo
que hasta que 15 ó 20 días antes nuestro ministro del Interior, tuvo
que estar confirmando que esas se hacían. Bueno, dijeron que iba a
ir poca gente. Hubo un maravilloso caudal superior, inclusive a las
presidenciales. Decían que esto iba a eliminar a los partidos chicos.
Tampoco fue así, porque esa maravillosa clave que fue la Ley de
Medios y la Ley de Reforma permitió que todas las fuerzas polí-
ticas pudieran acceder a los espacios audiovisuales fundamentales,
para poder hacer conocer sus propuestas a todos. Quiero convocar
a todos los argentinos a la unidad nacional, a que no nos distraigan
con enfrentamientos inútiles. Tenemos que pasar un país diferente,
donde el que venga construya sobre lo que ya se hizo. Esta es la
Argentina con la que sueño, una Argentina donde tengamos conti-
nuidad de proyecto de Nación y de país.
Es importante la voluntad unida a la convicción. Pensaban que
no se podía luchar contra determinadas cosas preestablecidas en la
Argentina, que había que pedirles permiso a algunos para ver qué
se podía decir, y lograr cinco minutos de pantalla, o cuatro líneas
en un periódico. Lo importante es lograr un lugar en el corazón de
nuestro pueblo, saber leer los ojos de los millones de argentinos. A
los dirigentes que se desesperan leyendo diarios y mirando televi-
sión, les pido que miren más a los ojos, que recorran el país y vean.
Ahí van a comprender qué nos falta. Tengan confianza en ustedes
mismos y en sus ideas. La política no es cuestión de imagen, es cues-
tión de convicción, de pensar que uno está haciendo lo mejor, y no
desfallece ni aun cuando pareciera que todo está perdido. Es más,
cuando todo está perdido, es el mejor momento para luchar más que
nunca por lo que uno cree, por su patria, por el país, por las ideas.

187
10 de diciembre. Asunción del segundo mandato ante la
asamblea legislativa

UN PROYECTO COLECTIVO, NACIONAL, POPU-


LAR Y DEMOCRÁTICO

Pueblo de mi patria: como todos se imaginarán, hoy no es un día fácil


para esta Presidenta. Pese a la alegría y la contundencia del voto
popular, falta algo y falta alguien; alguien que hace exactamente
ocho años y cinco meses, en este mismo lugar, venía a decirle a todos
los argentinos que pertenecía a una generación diezmada, que 30
años antes había estado junto a cientos de miles en esta misma Plaza
de Mayo festejando la llegada de otro gobierno popular luego de 18
años de proscripciones.

Ana Teresa Diego


Como todas las mañanas hoy leí los diarios. Leer los diarios es
un ejercicio militante. Descubrí que la Unión Astronómica Mun-
dial, la organización que le da el nombre a las estrellas, impuso el
nombre de Ana Teresa Diego, a un asteroide. Ana Teresa es una
joven que desapareció el 25 de septiembre de 1976. Estudiaba en los
años ’70, en la Facultad de Astronomía de la Universidad Nacional
de La Plata, en el Observatorio como le decíamos los que somos de
La Plata. En la tapa del diario estaba la fotografía congelada de esa
joven de veinte y pico de años. Ahora su nombre está en un aste-
roide. Por un momento me hizo acordar a una fotografía muy linda
que apareció hace unos días de nuestra querida compañera, amiga
y Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rous-
seff, muy jovencita también, cuando estaba encarcelada. Pensé por
un minuto que hoy Dilma ocupa el sillón de uno de los países más
importantes del mundo. A lo mejor, Ana Teresa podría haber estado
sentada en este mismo lugar en donde estoy sentada yo.

Las tres distribuciones


Y en tren de lectura, también estaba leyendo hoy el artículo
que publicó en un diario local, un compañero de bancada oficialista,

188
(Erik) Calcagno. Me pareció muy interesante. Las tres aperturas
que habíamos hecho: la distribución del ingreso, la distribución de la
palabra, y la distribución del conocimiento, que significó que pasá-
ramos de una Argentina que en el año 2002 destinaba el 5 por ciento
de su PBI al pago de la deuda, y apenas el 2 a la educación, hoy haya
invertido esa ecuación trágica y estemos destinando 6.47 a la edu-
cación y solamente 2 por ciento al pago de la deuda externa. Hay
una diferencia entre esas tres distribuciones. La distribución de la
palabra, a través de la Ley de Servicios de Medios Audiovisuales, fue
una distribución construida colectivamente con coraje, con el acom-
pañamiento de grandes sectores de nuestra sociedad y también de
otras fuerzas de este Parlamento que no son oficialistas, a las cuales
agradezco que hayan acompañado este instrumento que permite
dar pluralidad a las voces. Y digo coraje, porque se debió enfrentar
al más formidable aparato mediático en épocas, donde si no apare-
cés en la televisión o en el diario, no existís. Y tomar la decisión de
levantar la mano frente a esas amenazas, bien vale que esta Presi-
denta reconozca, a propios y ajenos, el esfuerzo de esos legisladores
que no se fueron, aunque estaban sometidos a presiones, y votaron
con convicción. Para las otras dos distribuciones, la del ingreso y
la de la educación, además de coraje y decisión, hizo falta gestión, y
una clara definición de privilegiar a los intereses de nuestro pueblo
por sobre todo cualquier otro interés.

No soy la Presidenta de las corporaciones


Soportamos cinco corridas cambiarias, provocadas por las cor-
poraciones, creyendo que este Gobierno iba a ceder. Que se den
por notificados: yo no soy la Presidenta de las corporaciones, soy
la Presidenta de 40 millones de argentinos. Y para entrar en deta-
lles, ya que a las corporaciones les gusta tanto hablar de números,
a mí también me gusta hablar de números, pero de los números de
todos, no solamente de los de ellos, esta es la gran diferencia. En el
año 2003, el susto de lo que nos había pasado en el 2001 los tenía
a todos calmados. Pero cuando empezamos a mejorar, empezaron
a hacer cosas para volver para atrás. El titular de la UIA hablaba
el otro día del péndulo, yo lo corregí, le dije: “Mirá que si el pén-
dulo va muy fuerte, termina convirtiéndose en maza como fue en

189
el 2001 y termina estrellándose contra la pared y derrumbando el
edificio”. Y lo recuerdo muy bien, porque yo estaba sentada en ese
lugar que están ustedes cuando el edificio se derrumbó, cuando me
opuse a la derogación de la Ley de Subversión Económica, porque
sostenía que quienes habían vaciado el país tenían que ser castiga-
dos. Lamentablemente, no pudimos tener los votos para también,
enjuiciar a los que son responsables, en definitiva, de ser siempre los
ganadores, les vaya como les vaya a los argentinos. En estas cinco
corridas cambiarias, el Central vendió 15.897 millones de dólares,
casi 16.000 millones de dólares. Nos querían obligar a devaluar. Nos
marcaban la cancha. Si yo sumara lo que hemos pagado en materia
de deuda, más estos casi 16.000 millones de dólares, hoy el Banco
Central tendría 88.684 millones. Por eso le pido a todos los secto-
res que no escupamos al cielo, porque no es buen método y nunca
nos ha dado resultado a los argentinos escupir al cielo. Cuidemos lo
que hemos logrado en estos años, donde pequeños empresarios se
convirtieron en medianos; donde medianos empresarios se convir-
tieron en grandes y donde los grandes se cansaron de ganar dinero,
y que está bien, no me quejo de los que ganan dinero; simplemente
les pido la contribución sensata e inteligente, ni siquiera patriótica,
sensata e inteligente de seguir colaborando con un modelo virtuoso
de economía que ha producido pingües ganancias y que les permite
hoy a muchos de ellos, inclusive y tenemos el orgullo, de que se
conviertan en verdaderos ejemplos de empresas que trascienden las
fronteras.
El hecho de que los trabajadores tengan buenos salarios y que
haya cobertura social, no es impedimento para la rentabilidad. Al
contrario, cuando la sociedad crece, todos crecen con ella. Debemos
aprender esta lección y seguir apostando a la economía real.

América del Sur, codo a codo


Nada de eso tampoco hubiera sido posible si no hubiéramos
virado estratégicamente la dirección de nuestra economía y de nues-
tra mirada. La volvimos a casa, la volvimos al continente, a la Amé-
rica del Sur, al MERCOSUR, porque sabemos que aquí, que en la
integración regional, está una de las mejores defensas que podemos
tener contra un mundo difícil y plagado de desafíos que debemos

190
enfrentar. Afortunadamente, los jefes y jefas de Estado de la Amé-
rica del Sur, más allá de las diferencias, sabemos que nuestro futuro
está brazo con brazo, codo a codo, como quería Mario Benedetti.

Vienen tiempos de sintonía fina


Cuando me tocó dar el mensaje ante la Unión Industrial Argen-
tina, he recomendado, “recomendación” es un eufemismo, en reali-
dad he ordenado a mis ministros hacer sintonía fina. Eso para que
mañana no digan que soy autoritaria, porque parece ser que los
que dan órdenes a los ministros son autoritarios, es una cosa muy
extraña, yo no sé, parece que quieren un presidente que le den órde-
nes los ministros a él o…no sé. Pero bueno, yo siempre viví en un país
donde los presidentes elegidos por el voto popular daban orden a los
ministros y los ministros que no estaban de acuerdo, por supuesto,
tenían siempre la opción de la renuncia, como todo el mundo. He
dado orden a mis ministros de la necesidad de hacer sintonía fina.
Para ello también he dispuesto que, en el ámbito del ministerio de
Economía, se cree una Secretaría de Comercio Exterior que, junto
a la Secretaría de Comercio Interior, como en todos los países del
mundo el comercio no es a dos bandas, es una sola banda, bajo la
égida y la órbita del ministro de Economía y con la dirección de la
Presidenta de la Nación, Comercio Exterior y Comercio Interior
sean al mismo tiempo las dos caras de una moneda, que es el comer-
cio de la República Argentina, que es una sola y que no puede estar
dividida. Porque, ¿saben qué me tocó observar en estos cuatro años
de Presidenta? Claro, desde el año 2003 al 2007, era todo una ola
impresionante de cosas que había que resolver, agujeros que había
que tapar. Pero luego, cuando las cosas van ordenándose, uno puede
observar con mayor precisión y uno ve que hay muchas ventanas
separadas en el Estado con los mismos fines y, entonces, los que
ya tienen gimnasia de años en estas cosas, van tocando diferentes
ventanas a ver qué pueden sacar. Y la falta de conexión y armoni-
zación entre las áreas, nos convierte en un Estado bobo, y yo quiero
ser cualquier cosa, menos boba. He decidido que todas las áreas se
articulen. Esto es sintonía fina. No puede haber reglas generales
para todas las empresas ni para todos los empresarios. Vamos a ir
empresa por empresa, actividad por actividad. Porque también he

191
decidido crear una Subsecretaría de la Competitividad, que es el
gran desafío que vamos a tener en esta etapa que viene: mejorar la
competitividad, que no pasa ni por el club de los devaluadores ni por
el club de los endeudadores, pasa por el club de los que queremos
generar mayor valor agregado, con más innovación, ciencia y tecno-
logía. Por eso también, nuestro ministerio de Ciencia y Tecnología,
y todas nuestras áreas técnicas, desempeñan un rol tan importante
y lo van a seguir haciendo. Son claves la innovación, la ciencia y la
tecnología en la competitividad para esta etapa. También la com-
petitividad exigirá que examinemos en forma conjunta utilidades y
rentabilidades para hacerlas acorde con los estándares internacio-
nales. Esto no significa, como se dijo por ahí “ninguna ley”.

Guíense por la mirada de la gente


A mí me tocó estar sentada en una banca, el día que se discutió
en este recinto la Ley de Intangibilidad de los Depósitos. ¿Saben
cuándo la discutimos? Creo que en octubre del 2001, no pasaron dos
meses y vino lo que vino. El otro día vi una suerte de ranking de
congresos por leyes. Parece ser que algunos miden la calidad de este
Parlamento por la cantidad de leyes que sancionan. Les quiero decir
que en ese ranking el que más leyes había sancionado en dos años
fue el gobierno de Fernando De la Rúa. Y el que menos leyes había
sancionado, era, obviamente, tenía todos los números comprados, el
de esta Presidenta. Qué bueno es decirlo, perdió su mayoría legis-
lativa a pocos meses de iniciado el Gobierno, porque también, así
como cinco corridas cambiarias, podemos también agregarle el con-
flicto político más largo y prolongado desde que se tenga memoria
por lo menos, desde el advenimiento de la democracia. No importa,
si nos hubieran hecho caso, estarían mejor. Pero bueno, no importa.
El ranking decía que habíamos sancionado 92 leyes, muy poquito.
Miren, así hubiéramos sancionado tres leyes, y hubieran sido la Ley
de Servicios de Medios Audiovisuales, la Ley de Recuperación de las
AFJP para la Administración Pública Nacional, la Ley de la Movi-
lidad Obligatoria dos veces al año, que ha permitido que nuestros
jubilados tengan una recuperación en sus haberes jamás vista en las
últimas décadas, y ya voy por cuatro, con eso me hubiera bastado.
Me acuerdo cómo me peleaba con mis compañeros de bancada en

192
Santa Cruz, cuando sacaban esas leyes de “Declárase de Interés Pro-
vincial…”, hasta un campeonato de bochas llegamos a declarar de
interés provincial en Santa Cruz. Bueno, uno ve también ejemplos
en todas partes todos los días. Por eso les recomiendo a todos, pro-
pios y extraños, recomiendo, no ordeno ni aconsejo ni nada, reco-
miendo: no se guíen por la letra de molde; guíense por la mirada
de la gente, por las necesidades de la gente, vayan viendo…porque
realmente hay otra Argentina.
.Sé que represento un proyecto colectivo, no soy yo, soy parte de
un proyecto nacional, popular y democrático. En honor a los cua-
renta millones de argentinos, en honor a todos los compañeros y
compañeras, vivos o que ya no están, y a nuestra propia historia,
no vamos a dejar las convicciones, como nunca lo hicimos, vamos
a seguir trabajando con todos y por todos por una Argentina más
justa, equitativa y solidaria.

193
2012

Gestión y verdad

“No me pidan nunca un gesto de hipocresía o falsedad, con mis


defectos, con mis errores, con mis horrores, soy como me ven,
de una sola pieza, no miento, no engaño, me interesa la patria,
defiendo la bandera, quiero que la memoria de él, de mi compa-
ñero, quede bien en alto y por eso voy a seguir luchando siempre
desde cualquier lugar por el bienestar del pueblo, por la grandeza
de la nación y por la felicidad de todos los argentinos.”
Operan a Cristina Fernández para extirparle un tumor en la tiroides,
los medios tiran fruta podrida sin límites, pero la presidenta no tiene
cáncer. De cáncer se van Caloi y Luis Alberto Spinetta, y nos roban un
color. Un tren que se aproxima a la estación de Once, en Buenos Aires,
no logra detener su marcha y choca con los sistemas de contención
de la estación, mueren 51 pasajeros. La Presidenta envía al Congreso
un proyecto de ley para expropiar el 51% de YPF, perteneciente a la
firma española Repsol. La petrolera vuelve a manos del Estado. La CGT
de Hugo Moyano va a la huelga para pedir la elevación del mínimo no
imponible del impuesto a las ganancias. Se vota por primera vez a los
16 años. El juez Griesa falla contra el país, a favor de los buitres.
25 de enero. Retoma sus funciones, luego de 21 días de
licencia por enfermedad.

EL REINO DEL REVÉS

Quiero agradecer a los que se preocuparon por mi salud, hicieron


cadenas de rezos, hicieron el aguante, y al Hospital Austral, porque
es una institución modelo, pero no modelo solo por su calidad téc-
nica, sino por su calidad humana.
Otra vez aquí, en el ruedo, como corresponde y muy contenta
porque ayer escuchaba al señor Vicepresidente, en ejercicio en ese
momento del Poder Ejecutivo, y al ministro de Economía que anun-
ciaban al país un crecimiento para el año 2011 de 9,2. Y yo quiero
decirles también que ese 9,2 no es un 9,2 frío de los números, sino
que se compadece también con el número de desocupación que se
dará a conocer próximamente y que va a ser para el último trimes-
tre del año 2011 del 6,7. Por primera vez perforamos el piso del 7%.
Tiene que ver todo en este resultado: es el 9,2 de crecimiento, pero
de un crecimiento con inclusión social. Por eso también la gene-
ración de trabajo ha sido muy importante y uno lo puede perci-
bir claramente. Esto que anunciamos hoy, es el resultado de lo que
venimos haciendo desde el año 2003. No se llega, en un país que
estuvo asolado por el 25 por ciento de desocupación, a punto de
desintegrarse sus instituciones, no se llega a esto mágicamente. Se
llega haciendo.
La vorágine de la gestión no deja tomar distancia de los hechos.
El cuerpo te hace parar un poquito, y te permite mirar las cosas un
poco más de afuera, con mayor equidistancia. Noté en estos 20 y
pico de días, lo que yo llamo “el reino del revés”. Me acordaba de
mi querídisima amiga María Elena Walsh. Hay un "reino del revés"
que es global, o sea, tampoco es cuestión de autoflagelarnos. Miraba
hoy el allanamiento a esta consultora internacional Fitch, por parte
de la policía tributaria italiana. ¿Dónde está Moreno? Un príncipe
usted al lado de los italianos. Y además, no le pueden echar la culpa a

197
Berlusconi porque no está. Le hicieron el allanamiento, fueron más
prolijitos que el Fondo Monetario y el gobierno técnico italiano. Se
despacharon nada más ni nada menos que con la AFIP. ¿Te imagi-
nas a Echegaray entrando a las consultoras? No, no, quedaría feito.
Pero parece ser que allá entraron a Fitch que es una de las con-
sultoras más importante junto con Standard & Poor's y Moody's.
Los allanaron con cargos tremendos. No vi ningún editorial en este
país acerca de...,seguramente será mañana, o en estos días aparecerá
alguna crítica de las duras que suelen aparecer contra nosotros.
Pero también, en ese "mundo del revés" escuché que nos trata-
ban de colonialistas a nosotros, los argentinos. Uno tiene siempre
la tentación de contestar. Pero hay que evitarlo, porque cuando se
dicen esas cosas es porque realmente no se tienen razones ni argu-
mentos. El Comité de Descolonización de Naciones Unidas tiene 16
causas todavía de lugares que son colonias y de las cuales 10 son de
Inglaterra y, obviamente, una de las más emblemáticas son nuestras
Islas Malvinas. Nosotros vamos a seguir de la misma manera que
lo hemos hecho hasta ahora, con mucha rigurosidad jurídica, polí-
tica y diplomática, recabando apoyos tal vez como nunca lo hemos
logrado. Pero esto no se hizo en dos o tres días, esta es una gestión
que viene haciéndose desde hace años cuando se revirtió lo que a
mi criterio y a criterio del entonces presidente Kirchner era una
desmalvinización. Hemos vuelto a colocar a la cuestión de Malvi-
nas sobre la mesa, no desde la perspectiva, como piensan o quieren
algunos, de reivindicar hechos que fueron protagonizados por la
dictadura. Bajo ningún punto de vista. Porque todos sabemos, tanto
la decisión en ese entonces de la dictadura como la respuesta furi-
bunda por parte del Reino Unido obedeció fundamentalmente por
cuestiones de políticas internas. Acá querían tapar la tragedia de
30.000 desaparecidos y una economía devastada y no se les ocurrió
mejor cosa que mandar a una guerra suicida a chicos que no esta-
ban preparados. Por eso también he tomado una decisión en estos
días: ustedes saben que se hizo un informe, el Informe Rattenbach,
que el entonces presidente de turno, Bignone, lo declaró secreto
militar por 50 años. Voy a instruir al señor ministro de Defensa y al
señor Canciller para que conformen una comisión que proceda a la
apertura y conocimiento público del Informe Rattenbach. Para los

198
muy jóvenes, el que hizo el informe, Rattenbach, militar de muchí-
simo prestigio, fue elegido por su conocimiento, para que hiciera
ese informe. El resultado no fue el que algunos esperaban y allí se
demuestra claramente, que aquello no fue una decisión del pueblo
argentino, sino una decisión de una Junta desesperada por ocultar
una realidad que había sido destapada por mujeres con pañuelos
blancos todos los jueves, con mucha valentía, dando vueltas a la
Pirámide y buscando a sus hijos y a sus nietos.
Algunas aclaraciones, porque quieren convertirnos en chicos
malos a nosotros, en chicos violentos que realmente no lo somos; no
formamos parte de ninguna fuerza invasora de ningún país, nues-
tras Fuerzas Armadas solamente participan en misiones de paz, esta
es una decisión política de la sociedad argentina y de los gobiernos
democráticos desde el año 1983 a la fecha, con alguna excepción.
Pero lo cierto es que además, muchísimas empresas inglesas tra-
bajan en nuestro país, invierten en nuestro país, como dijo nuestro
Canciller, hay más ingleses viviendo en Capital Federal y en la pro-
vincia de Buenos Aires que en las Islas Malvinas y, además, nadie le
pide a los habitantes de las Islas Malvinas que dejen de ser ingle-
ses, como no le pedimos a ningún español ni a ningún italiano ni a
ningún ucraniano ni a ningún inmigrante que siguió conservando
su nacionalidad. Esos argumentos caen por su propio peso y son del
"reino del revés". En el mundo real, en el mundo de las instituciones,
nosotros, este 2 de abril, porque también leí algunos comentarios
que estaríamos preparando no sé qué cosas, vamos a seguir con la
misma política de siempre: recordando a nuestros muertos, porque
a los muertos se los recuerda y se los homenajea, pero fundamental-
mente, vamos a seguir con el reclamo de que se cumpla la resolución
de Naciones Unidas de sentarse a dialogar y a negociar sobre esa
cuestión. No esperen de parte nuestra ni gritos destemplados ni
gestos xenofóbicos, eso se lo dejamos para otros. Nosotros tenemos
un concepto de la soberanía que enlaza profundamente la Nación
con el pueblo, con la historia y además también, con la defensa de
nuestros recursos naturales. Porque vamos a hablar con todas las
letras: también están depredando nuestros recursos naturales, nues-
tro petróleo, nuestra pesca. Una cosa que me llamó la atención y
que nunca me había dado cuenta, pero descubrí en estos 20 días: no

199
he escuchado a ninguna ONG ambientalista hacer críticas al Reino
Unido por lo que están haciendo en Malvinas, ni nacionales ni inter-
nacionales.
Me gustaría, en fin, escuchar ese tipo de cosas y realmente tran-
quilizar a todos. Porque inclusive, acá tengo informes que me hizo
Débora Giorgi, la ministra de Industria, de principalísimas empre-
sas del Reino Unido que trabajan en Argentina como la British
Petroleum, que es accionista de Paramerican Energy, la Royal, la
Easy, ex Duperial, todas las mineras, como Río Tinto, Alexander
Mins, Patagonia Gold, HSBC, Standar Gold, Glaxo, Unilever, Bri-
tish Telecom, en fin, pilas de empresas que están trabajando desde
hace muchísimo tiempo aquí en la República Argentina. O sea, ¿nos
tienen miedo, somos tan malos? Si somos tan malos no deberían
venir. Me parece que el Primer Ministro debería revisar o tener una
charlita con los empresarios y los CEOs de estas empresas para que
le comenten cómo somos los argentinos. Cuando en el "reino del
revés" nos tratan de colonialistas, uno ve estas realidades y tiene la
necesidad de expresarse de esta manera.

No podemos volver a las épocas del Virreinato


Han pasado muchas cosas en estos días, pese a que todos decían
que no íbamos a dejar hacer nada a Boudou, que esto, que el otro,
que no iba ni a poder firmar decretos, que Zannini le iba a cerrar
la puerta, que le íbamos a pegar. Lo tratamos divino, no digas, y
además también, una cosa muy importante que tiene que ver con
una cuestión que vamos a debatir en estos días, y hace fundamental-
mente a la cuestión argentina, hemos tenido también un excelente
superávit comercial.
La verdad que nosotros habíamos planteado a principios de año,
que entre 8 y 10 mil millones de dólares era una muy buena cifra
teniendo en cuenta la crisis mundial, un mundo con mucho viento en
contra, y la verdad que llegamos a 10.347 millones de dólares......e,
inclusive se produjo un tema como que en diciembre, que siempre
estacionalmente es mucho más bajo, tuvimos mayor diferencia en el
superávit que, inclusive, en diciembre del año pasado. También es
cierto que si las empresas petroleras en nuestro país hubieran man-
tenido o aumentado la producción, esto hubiera sido mucho mejor

200
porque la verdad que hemos tenido que importar 9.396 millones de
dólares en combustible. Un 110 por ciento más que el año 2010. Y
la verdad que el argumento de que creció la producción, puede ser
válido, pero no aumentó 110 por ciento como para que tengamos
este nivel de importación. En realidad, lo que ha caído y mucho es la
producción que está también afectando a las provincias argentinas,
a las productoras. Sé que hoy se ha reunido la OFEPHI nuevamente
y han sacado...Ustedes saben que a partir de la reforma del '94 los
propietarios de los yacimientos son, precisamente, las provincias.
Que eso también es bueno que lo tengan en claro todas las empresas
petroleras: que el subsuelo es de los argentinos y que está concesio-
nado y que, por lo tanto, no podemos volver a las épocas del Virrei-
nato donde se llevaban todo, el oro y la plata, y no dejaban nada.
Creo que es bueno que se notifiquen que han pasado esas épocas
y que es necesario reinvertir en el país y que, además, el tema del
costo del combustible debe ser costo argentino y no costo inter-
nacional, porque los costos de producción son costos de la Argen-
tina. Para que ustedes se den cuenta en dónde están estos 9.000
millones, en gasoil, que es vital para la producción, para todas las
actividades, tuvimos que importar 4.004 millones de dólares; en gas
natural licuado, 1.927 millones de dólares; en fueloil, 1.044 millones
de dólares; en gas natural gaseoso, 570 millones. Quiere decir que
de los 9.000 millones, 7.547, fueron en cosas que se podrían haber
producido acá.
Curiosamente, por ejemplo, hoy estaba charlando con gente de
Aerolíneas Argentinas, el JP1, que no es la JP, el JP1 es el combus-
tible, no es la JP2, el JP1 se llama al combustible de los aviones que
sí se produce casi todo salvo una pequeñísima parte que importan,
que creo que lo hacen para justificar que nos cobran precio interna-
cional, y me estaba contando la gente de Aerolíneas que inclusive
no los dejan cagar la totalidad en Aeroparque porque, bueno, tienen
acuerdo una y otra empresa para poder hacerlo en otra y entonces
sacan hasta el último peso que pueden. Son 500 millones de dólares
en combustibles de Aerolíneas Argentinas, o sea, entre el 30 y el
40 por ciento del costo. Estamos hablando de cosas que tienen que
ver con todas las actividades. El combustible es algo que atraviesa
a toda la sociedad en su vida civil y privada y, fundamentalmente, a

201
todos los sectores en la vida económica. ¿Por qué? Porque con ese
gas o porque con ese fueloil o con ese gasoil se genera la electricidad
y la energía, no solamente la rueda del camión o la rueda del auto.
Es el funcionamiento de las usinas, el uso intensivo que algunas
industrias tienen en materia energética, fundamentalmente las bási-
cas, el aluminio, el acero.
La otra vez charlando con la empresa más importante, una multi-
nacional que ustedes ya saben cuál es, en materia de acero, hacíamos
los cálculos y la mitad de la utilidad de la empresa era el subsidio
energético que paga el Gobierno, la mitad de la utilidad. Así como
eso, si lo hacíamos con el cálculo de lo que es el costo del combus-
tible, por ejemplo, en Brasil. No estamos hablando ni de Estados
Unidos ni en Europa. Con lo cual vemos que realmente el vector
energético es un vector también de competitividad de nuestra eco-
nomía y por eso creo que, además, todo esto viene a cuento porque
sé que hubo una denuncia durante mi ausencia de las cámaras trans-
portistas acerca de que aquellos que recibían subsidio, se les pagaba
un precio el gasoil y por eso hubo una denuncia. Esto es lo que yo
llamo más que distorsión, economía o sintonía fina, cómo teníamos
que ir sector por sector. Y cuando fuimos a un sector, bueno, descu-
brimos que pasaba esto. Por eso, algunos quieren identificar sinto-
nía fina con plan de ajuste. Se acabó la avivada, que es diferente. La
sintonía fina va a lograr que se acabe la avivada. Si con el subsidio
que te da el Estado vos pagás un precio mayor ¿qué te importa? si
total lo paga el Estado. Entonces, se produce una distorsión de un
subsidio. Vamos a seguir sosteniendo el crecimiento, la demanda
agregada y que los subsidios vayan realmente a mejorar la calidad
de vida de aquellos que necesitan ser subsidiados, o a mejorar la
competitividad de los sectores de la economía que todavía necesitan
tener una ventaja comparativa frente a tanta competencia externa.

Las avivadas que distorsionan la política


Es bueno que todos entendamos que la sintonía fina pasa por
eso, por acabar con las avivadas, que distorsionan la política y malo-
gran el modelo.
Es raro que muchas veces y con todas las cosas que han pasado,
no estoy hablando de hace 20 años, estoy hablando de las elecciones,

202
de la corrida bancaria, de la corrida sobre el dólar, de esto de las
petroleras, de la baja de la producción, en realidad, solamente dé
cuenta el Gobierno. Creo que todos tienen que darse cuenta, empre-
sarios, trabajadores organizados sindicalmente, que estas cosas
finalmente terminan impactando en todos. Y creo que estos resulta-
dos que tenemos hoy, este crecimiento del 9,2, esta perforación que
hacemos por primera vez de ese 7, ¿queda mal decir rompimos el 7?,
queda horrible, pero bueno. Vamos a seguir trabajando fuerte, me
di cuenta de que en muchas cosas tuvimos desaciertos, pero cuando
observo a los trabajadores más humildes, veo todo lo que hemos
generado en estos años, más de 5 millones de puestos de trabajo,
convenciones colectivas como nunca. Lo importante es defender lo
que hemos logrado. Lo que más me gustó de estos días es que todo
siguió funcionando aunque yo no estuviera.

Mi enfermedad
Y, finalmente, quiero referirme a cómo fue tratada mi enferme-
dad. Pensé en venir con un pañuelo porque vieron que no está muy
estético, pero dije: "Si me pongo un pañuelo mañana Clarín dice
'esta no se operó'". Dije "no, no, no". Ustedes saben que la estética
me puede, pero bueno, "la política antes que la estética, querida".
Así que, nada. Hubo alguno que me sugirió "porque no llevás la
tiroides y la ponés ahí..." Le digo yo: "No, me parece too much, ya
sería desagradable, sería impresionar a la gente, cómo voy a hacer
eso". "Pero tendrías que hacerlo". Pero realmente, ¿qué fue lo que
hice cuando me enteré de lo que tenía? Yo me acordaba del episodio
de lo que había sufrido Néstor en el año 2004, se acuerdan cuando
tuvo aquel episodio que lo debimos internar y la verdad que, bueno,
hubo una cierta desinformación de lo que le estaba pasando en ese
momento a él, él me había pedido que nadie lo viera como estaba y
yo dije "ni muerta te van a ver, quedate tranquilo". Y me acuerdo
que una periodista, después cuando informamos, después de dos o
tres días, dijo "bueno, pero usted, por qué no informa usted, bueno,
porque es el presidente". "Bueno sí, pero antes que el presidente es
mi marido" me acuerdo que le contesté. Y bueno, después dije "no,
la verdad que uno debe informar paso a paso lo que le pasa a la salud
del presidente, porque es una cuestión de Estado y porque la gente

203
lo debe saber". Y la verdad que el 22, cuando me hice el primer aná-
lisis, cuando me dieron el primer resultado, queríamos, después de
pasar las fiestas, cuando me iban a hacer el segundo análisis para ver
cómo estaban los ganglios, si se había extendido en el cuerpo, decidí
comunicarlo una vez que tuviéramos la certeza de cuál era el cuadro
de situación general. Y así lo comunicamos, puntualmente, punti-
llosamente, sin agregar ni quitar una letra ni una coma y, bueno, y
parece que tampoco está bien, porque cuando el resultado afortuna-
damente para mí y yo sé que para muchos, tal vez alguno se desilu-
sionó, es cierto, no hay que enojarse.
Estaba en condiciones de irme el viernes por la tarde. Pero la
verdad es que me trataban muy bien ahí, era una habitación divina,
vidriada, que daba a un bosque de pinos, y dije "yo no me quiero
ir". Entonces el médico me dice: "Bueno, mire, mejor quédese hasta
mañana, descanse tranquila.". Al otro día me levanté, me vestí, las
chicas me habían dado un libro para que les hiciera un recordatorio,
estaba escribiendo y entró el doctor Saco seguido por el doctor Buo-
nomo con unas caras y yo digo "¿qué pasó?". Me dice: "No, tran-
quilícese" y me dio el resultado. Me dijo "siéntese". Yo me senté al
lado de unas fotos que me habían regalado en la clínica, eran fotos
con Néstor, donde nos estamos mirando, muy lindas, no sé de dónde
la sacaron, lindo él, lindo el portarretratos, y otra con mis hijos. El
médico me dijo que no habían encontrado células cancerígenas en
los nódulos, que un tercer nódulo no aparecía en la tomografía, ese
fue el único momento que me puse a llorar. Me abracé a la foto de
Néstor, fue un momento de mucha emoción. No era alegría, no sé,
fue un momento intransferible. Y después cuando uno vio todo el
batifondo que se armó a partir de eso, faltó que opinara la Organi-
zación Mundial de la Salud nada más, porque opinaron todos. La
verdad que ahí creo que algunos quedaron muy desnudados, muy
expuestos. Porque cuando uno tiene diferencias políticas, que decís
que sí, que no, subsidio, que no subsidio, que sí a apertura, que no
apertura, siempre es opinable, siempre se puede manipular, de un
lado y del otro, ojo, yo no me vengo acá a vestir de angelito. Pero en
esas cosas en las que va la salud... Pero bueno, así es la vida. En defi-
nitiva, lo que yo quería era agradecerles a todos los que se alegra-
ron, que se ve que son más. Y contarles una anécdota: el doctor Saco

204
y otros profesionales que había ahí, son todos muy serios, estaban
azorados. Venían azorados por las cosas que leían. Ahora cuando
pasó todo, alguno de ellos me dijo: "Nunca pensamos que podía
escribirse tanta mentira y tanta barbaridad". Estaban todos asom-
brados, desde la última enfermera hasta el primer residente, de las
cosas que se decían. Bueno, es como todo: la verdad tarda en cono-
cerse, pero llega. Voy a contar otra cosa, el médico cuando se sienta
en ese momento, me dice: "La verdad, estoy conmocionado, porque
todas las pruebas habían dado…”, pero hasta que no se abre no se
puede verificar, “es increíble lo que pasó, parece…”, no se animaba,
“un milagro”, “yo no puedo decir milagro porque soy un científico”
–me dice. "Bueno, está bien, yo dije milagro, no se haga problema".
Fue una cosa muy fuerte, como todas las que me han tocado vivir.
Creo en la fuerza del amor. Creo que siempre el amor es mucho,
mucho más fuerte que el odio.

7 de febrero. Firma del decreto de desclasificación del


Informe Rattenbach.

DEMOCRACIA Y SOBERANÍA

Hoy más que nunca me siento la Presidenta de los 40 millones de


argentinos. La presencia del conjunto de la sociedad, expresada por
los partidos políticos, las fuerzas del trabajo, las organizaciones
de derechos humanos, los integrantes de las fuerzas armadas, los
empresarios, los representantes de cada uno de nuestros Estados
Federales, más los combatientes de Malvinas, revela que estamos
ante un hecho de política nacional.
Quiero, en primer lugar, agradecer al Coronel Benjamín Rat-
tenbach – hijo del General Rattenbach – el honor que nos dispensa
de integrar esta comisión y también transmitirle a él y a su fami-
lia el orgullo que tenemos los argentinos de haber tenidos gene-
rales como el General Rattenbach, un verdadero hijo del ejército
sanmartiniano, que debe haber elaborado y analizado con mucho

205
dolor el informe, que en treinta días más el Estado argentino va a
dar a conocer al mundo entero. Esto tiene que ver las políticas de
Estado que hemos sostenido a partir del año 2003: memoria, verdad
y justicia. En este caso agregaría dos conceptos a estos tres valo-
res: democracia y soberanía. Democracia, gobiernos que surgen de
la voluntad popular, la primera soberanía, la soberanía popular, sin
esa soberanía no puede haber ningún otro gesto de soberanía, hacia
dentro o hacia afuera, de ningún gobierno. Y esto es una distinción
muy importante para evitar confusiones, y saber en qué lugar este
Gobierno, y creo que la mayoría absoluta de los argentinos, coloca
la cuestión Malvinas. Por eso seguimos sosteniendo, y como lo hice
ante la Asamblea de Naciones Unidas, que no se puede achacar al
pueblo argentino una decisión y basarse en esa decisión para negarse
a cumplir lo que ha ordenado Naciones Unidas, que es sentarse a
dialogar y negociar acerca de la cuestión de las Islas Malvinas.
Los días 2 y 3 de enero de 2013, se van a cumplir 180 años exac-
tos de la usurpación y el desalojo de los argentinos de las Islas Mal-
vinas, deberíamos considerar también esas fechas. No son las únicas
en los intentos que hubo de someternos, si vamos un poquito más
atrás de 1833, nos vamos a encontrar en 1806 – cuando aún éramos
colonia española – y en 1807 rechazando las invasiones inglesas. Y
más tarde – bajo la égida del Brigadier General Don Juan Manuel
de Rosas, en 1845, combatiendo el bloqueo anglo-francés. Por esas
cosas de la historia el gaucho Rivero, aquel hombre que peleó e hizo
izar el pabellón nacional en nuestras Islas Malvinas, murió en la
Vuelta de Obligado. Parece que su destino estaba irremediablemente
atado a defender la soberanía del suelo patrio contra el colonialismo.

“¡Ya ganamos!”
Malvinas ha dejado de ser solamente una causa de los argenti-
nos para transformarse en una causa de la América del Sur. Eso es
uno de nuestros mayores logros. He escuchado y he leído en estos
días algunas opiniones de periodistas, y también de algún intelec-
tual o filósofo, acerca de que en aquel momento el pueblo argentino
apoyó la guerra, y por tanto no debería quejarse tanto. Quiero res-
catar un reportaje que leí hoy al Coronel José Luís García, inte-
grante del CEMIDA, colaborador directo del General Rattenbach.

206
Contaba que el plan original había sido un intento de toco y nos
vamos, para que se entienda o para que lo entiendan los ingleses que
nos escuchan, un touch and go, para que no digan que no queremos
entendernos con ellos. El plan era que un grupo de hombres tomara
la isla, izara el pabellón nacional y luego se retirase. Pero, sucesos
que se produjeron en la sociedad y fundamentalmente – lo decía hoy
el Coronel en su reportaje – los medios de comunicación, convirtie-
ron al hecho enseguida en causa masiva. Con la frase, que muchos
de ustedes recordaran “¡Ya ganamos!”, nació en la dictadura la idea
de quedarse in eternum. Quiero recordarles otras manifestaciones
populares, como la de 1979, en la Avenida de Mayo, con motivo
de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Huma-
nos. Los medios de comunicación desviaron hacia allí, a una gran
manifestación popular, que festejaba la obtención del mundial de
futbol Sub-20, en Tokio, Japón, mientras familiares de los deteni-
dos desaparecidos hacían cola para pedir por sus seres queridos. Esa
multitud fue acicateada por las radios, que hablaban de la campaña
anti-argentina en el exterior, y hacían pegar un cartelito a muchos
ciudadanos argentinos en sus autos y sus ventanas: “Los argentinos
somos derechos y humanos”. Para que no se confundan, y reconsi-
deren esos análisis falsos, ningún acto de la dictadura militar puede
ser revalorizado por el apoyo circunstancial que pudo haber tenido,
por algunos habitantes manipulados.

Una causa regional


Esta Presidenta no fue a la plaza de su pueblo, en Río Gallegos,
el 2 de mayo, mientras festejaban muchos habitantes. Si estuve en
esta Plaza de Mayo el 14 de junio, accidentalmente estaba en Buenos
Aires y concurrí, junto a miles de argentinos a expresar nuestro
repudio por lo que pasaba. Hago esta leve digresión para evitar con-
fusiones, malos entendidos, malas interpretaciones y peores analo-
gías. Definitivamente, esta causa es global y regional, porque es un
anacronismo en el siglo XXI seguir manteniendo colonias. Hay solo
16 casos en todo el mundo y 10 de esos casos son de Inglaterra,
y entre estos 10 estamos reconociendo como recrudece el reclamo
de España frente al Peñón de Gibraltar. Es regional y es global
porque se están depredando recursos naturales, pesca y petróleo, sin

207
ningún tipo de control ambiental, que puede provocar, tal cual lo ha
dicho nuestro Canciller ante el Parlamento, un verdadero caos eco-
lógico en cualquier momento. Es regional y global porque las gran-
des batallas del siglo XXI van a ser sobre los recursos naturales de
nuestros pueblos. Y la América del Sur es una de las regiones más
ricas del planeta, no solamente en recursos humanos, sino en recur-
sos naturales, en agua y en todas las potencialidades que a diario se
están descubriendo. Finalmente, y tal vez aquí lo más importante, es
una causa regional y global porque están militarizando el Atlántico
Sur una vez más. No podemos interpretar de ninguna otra manera,
a pesar del mayor esfuerzo y voluntad que pongamos, el envío de
un destructor –esa sola palabra–, un inmenso y modernísimo des-
tructor acompañando al heredero real, a quien nos hubiera gustado
verlo con ropas civiles y no con uniforme militar. Si algo debemos
a preservar, además de nuestros recursos naturales, es la paz en la
región. Por eso, he instruido a nuestro Canciller para que presente
formalmente ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y
también ante la Asamblea de Naciones Unidas, esta militarización
del Atlántico Sur, que implica un grave riesgo para la seguridad
internacional.
Que nadie espere de nosotros gestos que estén por afuera de la
política y por afuera de la diplomacia. Somos gente que ha sufrido
demasiado la violencia. No nos atraen los juegos de las armas ni las
guerras, al contrario. Por eso quería en el día de hoy dar a conocer
este Decreto, que corre el velo a un conflicto que los argentinos tene-
mos que procesar con seriedad, con responsabilidad, sin falsos chau-
vinismos, haciéndose cargo cada uno del rol que tuvo en eso. Cierra el
círculo, antes hicimos una caracterización política del conflicto deci-
dido en el marco de una dictadura, cuando hablamos de democracia y
de soberanía. Cierra el círculo, porque también habla del tema militar
y de la irresponsabilidad en términos estrictamente militares, no ya
políticos, no ya institucionales, en el manejo del conflicto.
Vamos a inaugurar el Hospital de Salud Mental Islas Malvi-
nas para todos los que combatieron en el frente en Malvinas y que
estuvieron en territorio malvinense. Hay, si no recuerdo mal, 439
ex combatientes que se suicidaron. Este Hospital va a estar situado
en lo que fue el Instituto Geográfico Militar y responde a un largo

208
reclamo de los combatientes. Tendríamos que encontrarle algún
otro nombre en vez de “salud mental”, porque la salud es una sola.
No hay “salud mental” o “salud corporal”. Me parece que se debería
encontrar algún otro nombre para definirlo. No solamente se van a
atender las secuelas que pudiera tener un ex combatiente, sino tam-
bién muchas veces los problemas de adicciones, de violencia familiar
que estas cosas han generado en cada uno de esos hombres que,
seguramente, vivieron situaciones límite en el verdadero sentido de
la palabra.
Vamos a seguir firmes y el 14 de junio estaremos en el Comité de
Descolonización de Naciones Unidas argumentando y exponiendo
una vez más. Vamos a invitar a que nos acompañen todos los par-
tidos políticos de la República Argentina porque es una convicción
definitiva hoy en todo el mundo que este es un reclamo avalado por
el conjunto de la sociedad argentina y, fundamentalmente, por el
conjunto de la comunidad latinoamericana.

1 de marzo. Apertura del 130° período de sesiones


ordinarias del Congreso.

NO SE DEJEN MANEJAR LA AGENDA

La Nación Argentina sigue protagonizando desde el año 2003 uno


de los más vigorosos crecimientos económicos con inclusión social
que se tenga memoria, no ya solamente en nuestra propia historia
sino también en el marco de una situación internacional donde, de
acuerdo a fuentes tales como el Fondo Monetario Internacional –en
el que yo sé que algunos de ustedes confían más que en nuestras
propias estadísticas – , se ubica a la Argentina, luego de India y
China, en el tercer lugar en cuanto a crecimiento económico durante
el último año 2011. El promedio de crecimiento de estos años nos
coloca como el proceso de expansión económica más importante de
toda la región.

209
Es importante recalcar que si bien hemos crecido exponencial-
mente en nuestras exportaciones, el motor del crecimiento econó-
mico fue el mercado interno y el consumo popular. Esto nos obliga
a seguir profundizando las políticas que sostengan la demanda
agregada, con mejores condiciones laborales, en términos criollos
sostener que la gente pueda tener poder adquisitivo, sobre todo
los sectores de mayor vulnerabilidad que al no tener capacidad de
ahorro, que al no poder viajar al exterior y al no poder comprar
dólares, son los que consumen hasta el último peso que les ingresa.
Esta es una de las claves de este crecimiento.

Corralito
Hubiera sido fácil para el presidente Kirchner, que subió con tan
pocos votos decir: “bueno, yo no tuve nada que ver con el corralito,
no tuve nada que ver ni con esto ni con lo otro”. Pero no, se hizo
cargo, inclusive las dos cuotas más altas que hubo que pagar por el
corralito fueron pagadas durante su gobierno, fue en los años 2006
y 2007 donde casi tuvo que pagar 3.000 millones de dólares por ese
bendito y famoso corralito. Y los veo por allí, rozagantes, a quie-
nes provocaron tanto daño a nuestra economía y a nuestra gente, y
ahora critican con tanta facilidad.

Inclusión social sin precedentes


La mejora en la distribución del ingreso, que se mide interna-
cionalmente a través de un coeficiente, el coeficiente de GINI, bajó
desde el tercer trimestre del 2003 al tercer trimestre del 2011 del
0,53 al 0,43. Todos saben lo que significa el esfuerzo para que este
índice se mueva, se mueve muy lentamente. Haber disminuido el
índice de GINI en un punto significa un crecimiento en materia de
inclusión social sin precedentes en las últimas décadas en la Repú-
blica Argentina, que alcanza de esta manera la mejor distribución
del ingreso en América latina. Esto es base CEPAL, Argentina con
el 0,43; Uruguay con el 0,44; Colombia con el 0,45: Paraguay con
el 0,49; México con el 0,49; Brasil con el 0,52; Chile con el 0,56 y
Bolivia con el 0,62. Estos son los números de la CEPAL en lo que
hace a mejora de la vida y calidad de los argentinos y que nos colo-
can orgullosamente en la primera fila de nuestro querido continente

210
de la América del Sur, que sin lugar a dudas ha tenido por parte de
los otros gobiernos de nuestros países hermanos un gran esfuerzo,
porque esos países también han crecido mucho y toda la región ha
mejorado a través de gobiernos democráticos y populares, por lo
menos en su gran mayoría.

La gestión es cambio permanente


La vida es cambio permanente, lo que nunca se debe perder es
la dirección que ese cambio tiene que tener, y créanme que no sola-
mente tengo un compromiso en la dirección de ese cambio con mis
propias convicciones y con mi propia historia, como militante, como
legisladora y como Presidenta, sino también por la persona que más
he querido en toda mi vida y por todos los compañeros que dieron
su vida para tener un país mejor.

El pan de los argentinos


En el sector también muy dinámico que es el sector agrícola
vamos a tener récord de granos, pero quiero comentarles algo, que
tuvo siempre mucho lío, mucho ruido: el trigo. Ante el pedido de
los pequeños productores, que decían que eran estafados por las
grandes cerealeras porque les compraban a un precio mucho más
bajo el trigo, o de la propia industria molinera, acordamos un sis-
tema de anotación de físico para poder disponer y tener claramente
los datos. Ustedes saben que nosotros necesitamos para el soste-
nimiento de nuestro mercado interno aproximadamente con rea-
seguro unas 7 millones de toneladas para asegurarles el pan a los
argentinos. ¿Pero qué pasa? Como no declaraban no podíamos per-
mitir la exportación porque teníamos temor a quedarnos sin trigo
para los argentinos. El año pasado establecimos un Sistema de Ins-
cripción de Físico, declaración de físico por cada uno de los produc-
tores y quiero comentarles que la cosecha récord de trigo del año
2008, que era de 16 millones de toneladas, ha sido superada por la
inscripción que se ha hecho de lo que existe físicamente hoy, y se ha
superado el producido en la Argentina en trigo, que este año va a
alcanzar 16 millones 600 mil toneladas. Lo digo para la tranquilidad
de los productores y de todos los argentinos.

211
Trenes: tragedia y bochorno
Quiero referirme a dos temas, uno que es una tragedia, la semana
pasada en Once. Y quiero referirme a otro que no fue una tragedia
sino que fue un episodio bochornoso en el día de ayer. Referido el
primero a los trenes y el otro referido a los subtes, porque tam-
bién integran parte de la inversión argentina y de la historia argen-
tina. Esta Legislatura más que ninguna otra, esta Asamblea sabe
de la emergencia económica que venimos prorrogando, inclusive en
materia ferroviaria desde el año 2001 y en el año 2002 que se dictó
en el marco de emergencia económica general que ya se había dic-
tado en el 2001, se declaró mediante Ley 25.561, se determinó en el
año 2002 mediante el decreto 2075 la Emergencia Ferroviaria. Hoy
todavía, sancionado por el Parlamento estamos en el marco de la
emergencia ferroviaria tratando de dar respuesta a la problemática
de un sector que, también hay que decirlo, no empezó ni siquiera
con “ramal que para, ramal que cierra”. Sería fácil echarle la culpa
pero no sería cierto. Esto empezó en los años 60 con el Plan Larkin,
que fue un plan global también, de sustituir una forma de trans-
porte que habían sido los ferrocarriles hasta ese momento, por otra
forma de transporte que era el transporte automotor. Esto se acen-
tuó durante la época de los ´90, pero por qué se acentuó durante la
época de los ´90. Entre otras cosas hubo varias causas concurrentes
de las cuales tendremos que hablar seria y responsablemente todos.
Una de las causas fue el abaratamiento del petróleo. El barril de
petróleo en el año 1998 llegó a estar a 9 dólares, me acuerdo como
si fuera hoy, porque para poder pagar los sueldos en la provincia de
Santa Cruz, Néstor Kirchner que era su gobernador, tuvo que traer
fondos del exterior que tenía en el Fondo de la Regalías Hidrocarbu-
ríferas que habíamos cobrado todas las provincias petroleras, traer
dinero del exterior porque con los ingresos de la coparticipación, de
las regalías, de los tributos provinciales, no alcanzaba para cubrir la
masa salarial provincial. El barril de petróleo estaba 9 dólares, se
entiende entonces que se haya privilegiado el transporte automotor,
porque era barato. Pero hoy tenemos el barril de petróleo por arriba
de los 100 dólares y de petróleo vamos a hablar más tarde. Estamos
hablando ahora de los trenes, y quiero decirles que es importante
recordar que en esas previsiones del decreto de aquella oportuni-

212
dad se decretó la suspensión de los incrementos tarifarios, la obli-
gación de presentación por parte de los concesionarios de un plan
de emergencia, el pago de subsidios y garantizar la aplicación de los
convenios colectivos de trabajo, porque también debemos decirlo,
mientras la tarifa en el año 2001 promedio era de 0,95, él la man-
tuvo a 0,95 durante toda su gestión, en la gestión mía subió de 1,10
la mínima, los convenios salariales de los trabajadores de ferrocarri-
les y subtes superaron los 600 y pico por ciento de incremento. No
estoy haciendo ninguna crítica, estoy simplemente determinando la
ecuación económica entre costo de tarifa y costo operativo a través
de masa salarial únicamente, sin pasar al tema combustible. Estas
cosas hay que discutirlas seriamente, sin demagogia y para no tratar
de ganar 2 centímetros de diario o 2 minutos de televisión, que ya
se los dije varias veces, dura muy poco y finalmente a la hora de la
verdad no sirve para nada, no cuenta.
Quiero también recordar que se dio un proceso de renegocia-
ción en la UNIREN, creada no por nuestro gobierno, sino por el
gobierno anterior, y allí se dio la aprobación, y tuvo intervención la
Auditoría General de la Nación que depende, como todos ustedes
saben, de este Parlamento, de los contratos, sin ninguna observa-
ción por parte tampoco de las Comisiones Bicamerales, de los trenes
de carga. Eso es lo que hace a la renegociación de los trenes de
carga. No sufrieron ninguna observación, fueron aprobados por la
Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones y tam-
bién no sufrieron observaciones por parte de la Auditoría General
de la Nación. Respecto de los ferrocarriles con transporte de pasa-
jeros, no ya de carga, todavía siguen pendiente en la UNIREN los
procesos de negociación y en el año 2003 se estableció como política
de Estado la reconstrucción del sistema ferroviario nacional. Uste-
des también saben que nosotros, cuando hablo de nosotros hablo del
Parlamento, aprobamos –yo creo que todavía era senadora porque
Néstor era presidente– con el modelo español se sancionó la Ley
de Reordenamiento Ferroviario 26.352 que dividió la Administra-
ción de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado ADIF y la
Sociedad Operadora Ferroviaria, Sociedad del Estado SOF. En este
estado la Comisión Nacional de Regulación del Transporte dictó la
resolución 1.770 del año 2008 para que en orden al marco jurídico

213
vigente nuevo, o sea, el Parlamento había modificado la estructura
del sistema de transportes a iniciativa de un proyecto del Poder Eje-
cutivo, dividiendo la Administración, entonces se intimó desde la
CRT a que se presentaran los planes de mantenimiento; con los
informes del citado organismo correspondientes a los año 2008-
2009 fueron tomados como insumos propios por la Auditoría Gene-
ral de la Nación.
Yo quiero decirles con todo el respeto que me merecen todos
los cuerpos y todos los órganos de la Constitución, que todos los
insumos con los que cuenta la Auditoría General de la Nación, por
lo menos en esta cuestión, provienen de la Administración Cen-
tral y de los órganos descentralizados y de la CNRT. Nunca hubo
una observación, nunca hubo una investigación, y lo que es más,
nunca hubo ningún pedido de rescisión notificado por lo menos al
Ejecutivo, de ninguna de las concesiones ferroviarias por parte de
ningún organismo de control, ni siquiera de la Auditoría General
de la Nación.
Esto quiero decirlo porque en realidad los insumos con los que
trabajan son fundamentalmente los informes que han producido
la propia CNRT, las multas que ha aplicado la propia CNRT y las
observaciones que ha hecho la propia CNRT.
Pero quiero pasar a la otra cuestión: a las inversiones en trenes
y en subtes, contando con todo lo que hemos hecho y pagado en
todo este tiempo, porque como lo dije el otro día, en el tema de la
bandera, ojalá pudiéramos tener todos los recursos del mundo para
hacer todo al mismo tiempo, pero a mí, por lo menos, me ha resul-
tado imposible. Y creo que a los que estuvieron antes que nosotros
también porque si uno mira lo que se hizo antes. Y uno mira lo que
hicimos en estos ocho años y medio con un mercado de capitales al
mundo cerrado, con oposición y palos en la rueda todo el tiempo, la
verdad a lo mejor podíamos haber hecho más y mejor, sin lugar a
dudas, pero creo que hemos hecho bastante más de lo que se había
hecho hasta que llegamos nosotros al gobierno. No es soberbia, es
simplemente los números y los datos de la realidad.
Quiero hablar que en materia de trenes ya están terminados,
en el Mitre y el Sarmiento, 166 kilómetros de vías renovadas, con
157 unidades nuevas. Voy a hablar de Sarmiento, Belgrano norte,

214
Urquiza, San Martín, Roca, Ferro Central y Belgrano Carga: en
total hemos renovado 448 kilómetros de vías y comprado 553 uni-
dades nuevas; en ejecución tenemos 757 kilómetros de nuevas vías
y en coches nuevos 700 unidades a comprar. El total de inversión
es de 7.631 millones, hasta ahora, y en lo que nos falta aún 13.591
millones. ¿Si hubiéramos podido invertir más? Sin lugar a dudas,
si no hubiera tenido que pagar los 19.641 millones de dólares del
“corralito” tendríamos los mejores trenes del país.
Pero yo quiero decir algo también porque el otro día leí, ustedes
saben que siempre digo que hago lectura militante de los diarios, no
de todos porque hay algunos que ya no se leen, pero un diario que es
de un diputado opositor, pero es buen diario, pese a que es opositor.
Leí: economía política, del día miércoles 29 de febrero, escribe Pablo
Fernández Blanco, en el Cronista Comercial. “La modernización
ferroviaria encerrada en el laberinto de las empresas de siempre”,
cuando vi el título me gustó y me puse a leerlo. Y decía que TBA,
Ferrovías, que es de la empresa EMEPA, conducida por Gabriel
Romero, creo que muchos de ustedes lo conocen; Metrovías que es
de Benito Roggio y creo que también otros, tal vez de otro sector,
lo conocen. Bueno, resulta ser que este hombre dice que la primera
de la familia Cirigliano, TBA, a través de EMFER, la mayor planta
industrial del país; la segunda, de los Romero, con las empresas
del grupo EMEPA, Santa Fe y Chascomús; la tercera, la última en
entrar a este rubro a través de Benito Roggio, Ferro Industrial, con
talleres en Córdoba. Habría que agregar a Tasselli – dice – pero
Kirchner lo echó, que tenía reparaciones en sus talleres de Mater-
fer, Córdoba, que supo ser la fábrica de locomotoras más importan-
tes también de toda Latinoamérica. Las cosas que perdimos en este
camino largo los argentinos. Pero cuándo viene mi sorpresa, cuando
dice que el mantenimiento de las unidades quedó en las manos de las
propias compañías que las operan y el gobierno se asegura que las
divisas que eroga para esas tareas queden en mano de empresarios
locales, o sea que no vayan a otros empresarios, que se queden con
empresarios locales. Dice que esto es una de las máximas kirchne-
ristas desde siempre, ahora refrendada por la necesidad de evitar la
salida de divisas. Y dice: “pero ese mismo sistema le puso un cerco
al ingreso de otros jugadores”. O sea el cerco –creado por nosotros–

215
de dar a empresas nacionales le creó un cerco a otros jugadores.
Y menciona a la empresa española Caf, a la alemana Siemens; a la
francesa Alstom o a la japonesa Mitsubishi. Quiero recordar que
la empresa Talgo española es la que ha traído el tren que está ope-
rando el Estado y que está uniendo Mar del Plata-Buenos Aires, si
bien digo, se ve que no se ha enterado. Yo quiero recordar una sola
cosa, que parece que a lo mejor es muy jovencito, estoy mirando
la foto, a lo mejor no estaba o en el año 2008 se dedicaba a otra
cosa. Pero cuando yo propuse, mediante financiamiento de la com-
pañía francesa Alstom, que era un financiamiento excelente, hacer
un tren de alta velocidad entre Buenos Aires y Rosario, que luego se
iba a extender a Córdoba, me mataron. ¿Se acuerdan? Despectiva-
mente cuánto se habló, propios y ajenos. No hablo solamente de la
oposición, hasta de nuestras propias fuerzas criticaron el hecho de
cómo se iba a hacer esa inversión. Me acuerdo que era una inversión
que llegaba con el tiempo hasta Córdoba. Seguramente algunos de
esos que me criticaban cuando ahora vayan a Brasil de vacaciones
y puedan ir en un AVE, un alta velocidad, desde San Pablo hasta
Río de Janeiro van a decir:” ¡qué lindo!”. Van a ir mirando por ahí
por la ventanilla por ahí cosas no tan lindas como las que tene-
mos nosotros porque hay un poco más de problemas que nosotros,
desafortunadamente. Pero quiero recordarles que a mí me mataron
por intentar que Alstom hiciera un tren modelo para transporte de
pasajeros entre Buenos Aires-Rosario, y más tarde llegaría a Cór-
doba y era financiado precisamente por una de las empresas que
menciona este periodista: Alstom, empresa francesa, que además
es cierto, es muy buena empresa en materia ferroviaria y es cierto,
Francia tiene muy buenos ferrocarriles pero también es cierto que
los subsidia. Porque todos los ferrocarriles en el mundo –creo que
todos lo saben, aún cuando algunos se hagan los distraídos– son
subsidiados por el Estado porque si no serían imposibles de operar
por los altos costos. Pero les recuerdo eso nada más y esto es para
los opositores y para algunos propios que me criticaron tan dura-
mente. Por eso en el soterramiento del Sarmiento, que por supuesto
debe ser conocido, estamos invirtiendo 11.785 millones de pesos. Es
cierto que no es en trenes, es en soterrar la vía, pero es darle a la
Ciudad de Buenos Aires y a los municipios del Gran Buenos Aires,

216
hasta Moreno, la posibilidad de que no haya más accidentes y que
se agilice mucho más el tránsito. Deberían saberlo, por lo menos
el Jefe de la Ciudad debería saberlo, porque la empresa que ganó la
licitación es una UTE integrada por IECSA y GELA. Ya está aquí
la tunelera, ya arribó a la obra y se está construyendo en la localidad
de Haedo, la trinchera que es el pozo donde van a meter la tunelera
para que comience a trabajar. Digo porque llama la atención tanto
desconocimiento y tanto olvido, sobre todo cuando encontramos
gente que ha sido tan ferviente y ha apoyado tanto las políticas que
precisamente devastaron el país y hoy pretenda que todo se haga de
una sola vez.
Hemos decidido la intervención técnica, operativa, contable y
administrativa de la firma TBA, del ferrocarril Sarmiento, y saben,
porque todos ustedes me conocen, que no me va a temblar la mano
para tomar las decisiones que tenga que tomar. Lo único que pido,
aunque por allí alguno se moleste, que es necesario tener cuanto
antes las pericias terminadas, porque de acuerdo a las pericias se van
a determinar las responsabilidades. No es tan difícil ni puede durar
tanto tiempo. Se han designado – me han comentado – excelentes
técnicos, tanto por parte del propio juez, como por parte del Estado,
así que creo no va a haber ningún problema. Esto es la tragedia,
que algunos quisieron utilizar y que realmente – vuelvo a repetir
lo que dije con motivo del acto de Rosario – se puede hacer política
y oposición con cualquier cosa menos con la muerte. Por eso creo
que las decisiones que tengamos que tomar, las vamos a tomar, no
tengan dudas.
Vamos a pasar ahora, de lo que fue una tragedia a lo del día
de ayer, que fue un bochornoso episodio, en donde por conferen-
cia de prensa me quisieron devolver los subtes. Esto lo digo como
abogada, no como Presidenta. Se me ocurre que cuando alguien ha
firmado un contrato administrativo entre el Estado Nacional y el
Estado de la Ciudad de Buenos Aires, cuando ha habido principio
de ejecución de ese contrato al fijar tarifas, al ejercer la potestad
tarifaria, al ser depositado… Sí, viste que no fue registrado prác-
ticamente por nadie, nadie dijo nada: 127 por ciento. Pero parece
que bueno, yo creo que hay mucha cobertura mediática, todos los
sabemos. Pero bueno, no importa: 127 por ciento de aumento, 2.50

217
el precio del subte, ya llevamos depositados todos los subsidios que
corresponden, porque hemos cumplimentado todas nuestras obli-
gaciones. Seguimos adelante con la obra de subtes más importante
de la Ciudad, que la está haciendo el Gobierno Nacional; Benito
Roggio la está haciendo además, que es el concesionario de Metro-
vías, que dicho sea de paso tenía todo el obrador pintado de amari-
llo, me acuerdo, me llamó la atención y le dije: ¿Por qué tienen todo
el obrador pintado de amarillo? Porque parece que fuera una obra
del Gobierno de la Ciudad y no hay ningún cartelito indicando que
es una obra del Gobierno Nacional, que son recursos federales. Y
digo recursos federales porque la única ciudad que tiene subte en la
República Argentina es la Ciudad de Buenos Aires; los cordobeses
no tienen subte; los rosarinos no tienen subte. Y ni la Intendenta
socialista de Rosario, ni el Intendente radical de Córdoba me pueden
pedir que yo les administre las líneas de colectivo de cada una de sus
ciudades, que son ciudades muy grandes Córdoba y Rosario. Y son
de la oposición también. Pero antes de pasar a las cifras, hay algo
que me llamó mucho la atención, que fue el hecho que desde media-
dos de enero, verbalmente, y por escrito a partir del 20 de enero, y
luego reiterado a través de una nota, cuando pidieron una prórroga,
la ministra de Seguridad le había informado al Jefe de la Ciudad que
iba a retirar los 240 policías federales, que tenemos ahí para lle-
varlos a la verdaderas función que tiene la Policía Federal, que por
competencia debe cuidar trenes y estaciones porque llegó a existir,
inclusive, una policía ferroviaria. La competencia de la guarda y la
seguridad de trenes y estaciones de trenes es de la Policía Fede-
ral. Ahora la del subte, obviamente, es competencia de la Ciudad
de Buenos Aires, que para eso ha creado una Policía Metropolitana,
que cuenta – según ellos – con 3.000 efectivos.
Cuando la Ministra, el 20 de enero, le dice que a partir del pri-
mero de febrero no van a tener más ese servicio porque lo tienen
que destinar precisamente a otro lado, se arma medio una batahola,
empieza nuevamente la victimización y le da una prórroga más por
otra nota, desde el 20 de enero hasta el 1° de marzo. Van casi dos
meses para organizar 240 personas en un sistema de subtes que
habían pedido que se los entregaran durante las dos campañas, que
habían prometido hacer 15 kilómetros por día, por hora, por año, no

218
sé cómo era, una cosa que no se podía hacer. Cómo puede ser que
alguien no pueda conducir: le estamos dando la mitad del subsidio,
aumentó en un 127 por ciento la tarifa, le mantenemos el subsidio
de 31 millones de pesos de electricidad anual, que gasta la empresa
Roggio en el mantenimiento del subte, para no agravar la situación,
¿y no puede organizar 240 personas de sus 3.000 efectivos para
cuidar el subte? Voy a dar la instrucción a la ministra de Seguridad
para que le prorrogue por 30 días más los 240 efectivos de la policía
Federal, a ver si en tres meses puede organizar 240 personas con
un uniforme policial en las líneas de subtes de la Ciudad de Buenos
Aires. Por favor. (Cánticos). Quiero también, porque ha corrido una
versión, hoy escuché a un delegado gremial que es del sindicato que
fue reconocido hace poco por Trabajo, que agrupa específicamente
a la gente del subte en la ciudad de Buenos Aires, que dice que en
realidad hay un lock out patronal porque ellos fueron a trabajar y no
los dejaron entrar. Yo no quiero pensar mal, yo no quiero pensar que
haya un acuerdo entre la empresa concesionaria, porque es empresa-
rio y el jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que también es
empresario, quiero por favor mucho respeto porque estas son cosas
graves y severas, fueron a trabajar y no los dejaron entrar. Quiere
decir que hoy los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires se quedaron
sin subte no por decisión de los trabajadores, sino por decisión de la
empresa que dicen que no los dejaron entrar. Como los empresarios,
y no quiero ser nada peyorativa, muchas veces se ponen de acuerdo
para cosas buenas y otras veces se ponen de acuerdo para cosas no
tan buenas y la cabra siempre tira al monte, como decía mi abuela,
quiero esperar que no haya ninguna de estas cosas y que mañana el
subte a cargo del Gobierno de la Ciudad le esté prestando servicio
a todos los ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires y también a los
que no lo son.
De las obras: subtes pagados desde el 2003 al 2011, 104 coches
nuevos ya incorporados por 1.296 millones de pesos; moderniza-
ción completa de la Línea A, 496 millones; adquisición de 45 coches
que ingresan este año, son de China, 433 millones; extensión de la
Línea E de subte, que es la que está frente a la Casa de Gobierno, ese
inmenso obrador no es un circo, es una estación, la estación Correo
de la Línea E, que es –reitero– la obra de subtes más importante

219
que se está haciendo y que la está haciendo el Gobierno nacional,
pese a las promesas que se escucharon durante dos campañas. El
total invertido, además en el subsidio, ha sido de 2.708 millones de
pesos entre el 2003 y el 2011. Y la seguridad de la Policía Federal,
294.000.000. Total 5.743 millones.
¿Saben cuánto costó la interconexión eléctrica de 550 kilova-
tios NEA-NOA, un reclamo histórico de todas las provincias del
norte argentino? 4.100 millones. O sea, gastamos más aquí que en
todo el NEA y NOA empobrecido y necesitado de inversiones desde
hace tiempo y que no conocen un subte ni por foto. Pero además, y
reitero también, estamos haciendo el soterramiento del Sarmiento,
una inversión millonaria, como también vamos a hacer la inver-
sión, estamos negociando con la República Popular de China, con la
empresa china, para lograr los 2.700 millones de dólares que son del
Belgrano Cargas, aproximadamente 50 locomotoras, 1.544 kilóme-
tros de rieles y 858 vagones, si mal no recuerdo. El soterramiento
del Sarmiento, que también le va a servir fundamentalmente a la
Ciudad. Por eso quería decir estas cosas, porque no es posible que
no se asuma la responsabilidad. ¿Qué hubiera pasado si Kirchner o
yo hubiéramos hecho lo mismo en el año 2003? No me hago cargo
de esto porque está mal, no me hago cargo de aquello que está mal.
¿Ahora descubrió que los vagones son viejos? ¿Pero de dónde se
creía que era alcalde, de Nueva York? No, era alcalde de acá, de la
Ciudad de Buenos Aires, de la ciudad que casi fue devastada.
Yo la verdad que esta actitud adolescente, de capricho, además
de rompimiento…Yo sé que es ingeniero y no tiene por qué saber
derecho, pero tiene que tener algún asesor letrado que le diga que
no puede haber ruptura unilateral de los contratos cuando hay eje-
cución y cuando las partes han cumplido. Esto debe saberse como
mínimo, pero además hace a la responsabilidad y a la seriedad del
Estado.
Uno puede cambiar de esposa, uno puede cansarse del auto, uno
puede devolver la ropa que le quedó chica, pero uno no puede andar
devolviendo contratos y concesiones como si fueran pares de zapa-
tos. Esto es poco serio y por sobre todas las cosas es profundamente
injusto con el resto del país, profundamente injusto. Por eso, un país
federal necesita ser federal en serio; tenemos que reformular políti-

220
cas para que parte de lo que está depositado en los lugares y en los
bolsones de la sociedad o de la geografía más rica, pueda ser inver-
tido en los sectores más vulnerables y en los que todavía no tienen
lo que tienden que tener. Quería decir esto porque era muy impor-
tante y porque realmente ayer yo no podía creer. Miren, les digo
sinceramente, es una cosa que no me cabe en la cabeza. Porque estoy
en la función pública desde el año ‘87 en que él fue intendente, yo
lo acompañaba como asesora, luego fui diputada, luego fui senadora
nacional, diputada, Presidenta, bueno, vi de todo, estuve sentada ahí,
vi gobernantes de toda clase y laya en mi provincia, en las provin-
cias, pero yo nunca vi que alguien por una conferencia de prensa
le tire a otro por la cabeza lo que había firmado 90 días antes y de
lo cual no habíamos recibido notificación de ninguna naturaleza ni
queja de ninguna naturaleza, solamente aumento de tarifa y cobro
de subsidio que está depositado rigurosamente como corresponde.
Por eso, realmente, me encuentro muy sorprendida.

Baltasar Garzón y los derechos humanos


Aprovechando la presencia del juez Baltasar Garzón, que
pusiera preso a Scilingo, el de los “vuelos de la muerte”, que tam-
bién tuviera que ver en la cuestión del procesamiento de Pinochet.
Parece ser que en los países desarrollados se puede procesar a los
tiranuelos de los países emergentes, de las republiquetas, como nos
llaman o como nos consideran, y la verdad que su juzgamiento por
haber intentado develar la tragedia del franquismo, los asesinatos
y desapariciones del franquismo, la verdad es que es una afrenta no
para usted sino para la justicia universal, que muchos dicen defen-
der cuando se tratan de países que ellos consideran de segunda. Yo
quiero reconocerle, doctor Baltasar Garzón, en nombre no sé si de
los 40 millones de argentinos, pero estoy segura que de millones y
millones de argentinos, su rol en la defensa de los derechos huma-
nos, que para nosotros es uno de los puntales de nuestra política y
de nuestro proyecto de país.
Quiero también, en honor a reclamos que he efectivizado, no sé
si se habrá llevado a cabo, pero me comentaron que la Cámara Fede-
ral Penal en Casación, ha sacado una acordada en el día de ayer, es
la que es última instancia en juicios de lesa humanidad y que como

221
ustedes saben constituía, en muchos casos, una barrera infranquea-
ble dada la densidad de las causas y las triquiñuelas legales, que
todos los abogados sabemos que se pueden hacer con un código de
procedimientos a mano y con jueces que consientan determinadas
cosas, sé que ha sacado una acordada que ha enviado hoy a nuestra
Suprema Corte de Justicia de la Nación estableciendo reglas, que
respetando el debido proceso –como no puede ser de otra manera–
puedan permitir el juzgamiento y el próximo Presidente que le
toque hablar en este mismo lugar, el 10 de diciembre del 2015, no
tenga que estar arrastrando todavía la rémora de los juicios por las
tragedias que nos pasaron a todos los argentinos.

Para Videla los Kirchner fueron lo peor


Hace pocos días le hicieron un reportaje al ex general Videla.
Me levanté a la mañana y como leo todos los diarios le veo la cara
y con un titular grandote, en un diario muy conocido, un matu-
tino porteño, diciendo que los Kirchner fueron lo peor que les pudo
haber pasado, una cosa así dijo. La verdad que sentí una gran pena
porque Néstor no pudo leer eso, lo peleé mucho el 24 de marzo del
2004 cuando en la ESMA tuvo un discurso muy fuerte. Yo le había
dicho que lo escribiera porque se iba a poner nervioso y después
le peleé por algunas cosas. Y la verdad que cuando leí el reportaje
lo único que lamenté es no tenerlo cerca para pedirle perdón. Pero
¿saben lo que hice? Agarré y llevé el diario allá a Río Gallegos y se
lo metí debajo de la bandera porque ese diario era de él. Creo que es
la ley de la vida, ¿qué le vamos a hacer?

YPF
Santa Cruz, como provincia productora de hidrocarburos, igual
que el resto de las otras nueve, vivió de cerca la sanción de la ley
de privatización y federalización de hidrocarburos. Al señor José
Estenssoro, pese a estar en mis antípodas ideológicas, debo recono-
cerle una tarea que llevó a YPF a la producción más alta en 1998. Él
falleció, nunca se supo claramente a qué se debió su muerte, yo tengo
mis propias teorías que como son teorías no las puedo comprobar
y no las voy a decir. Vamos a decir la verdad. Cuando se federalizó
y privatizó YPF, no era de los argentinos; YPF había sido vaciada

222
durante la dictadura con préstamos pero, además, luego terminó
presa de las contratistas y de los partidos políticos de turno. Fue
cayendo totalmente su producción. Yo recuerdo muy bien porque
a la provincia de Santa Cruz, con motivo de las regalías hidrocar-
buríferas, le tocó 600 millones de dólares que constituía el Fondo,
con el cual compramos 3.50, 3.60 de las acciones. Llegamos a tener
entre todas las provincias, más la acción de oro de YPF, el poder
de decidir en la compañía. Las provincias teníamos un sillón en el
directorio y me acuerdo que Kirchner quería llegar al 5 por ciento.
¿Por qué? Porque el que llegara al 5 por ciento de las acciones tenía
un director. Con lo cual, él pensaba que iba a tener un director por
las provincias y con lo que estaba comprando, llegamos a comprar
casi el 4 por ciento de las acciones, las compraba en la Bolsa de
Nueva York, mientras otras provincias las vendían por necesidades,
él juntaba, así juntó el fondo de 600 millones de dólares, que ya no
existe más, por supuesto, y compró las acciones. Iba en camino del
5 por ciento cuando Roque Fernández decide la desnacionalización
de YPF, que es otro tema totalmente diferente. Porque hasta ese
momento las provincias tuvimos participación, Santa Cruz, Neu-
quén, Mendoza, Chubut, Tierra del Fuego. La provincia de Salta
fue pionera en materia de juicios por regalías hidrocarburíferas mal
liquidadas, de ella copiamos el resto de las provincias los juicios que
luego acordamos por mucha menor cantidad a la que demandába-
mos en la Nación. Esta es la verdadera historia y no la cuento así
ahora. Hay un libro de diálogos de Néstor Kirchner con Torcuato
Di Tella cuando era candidato en el año 2003, que él cuenta exac-
tamente esto que estoy diciendo yo ahora. Precisamente, la curva
de caída del crudo comienza a partir del año 99 para descender en
forma vertiginosa, a punto tal que el año pasado tuvimos el mayor
aumento de importaciones, y si no hubiéramos tenido el aumento de
importaciones en combustibles que tuvimos, la balanza superavita-
ria comercial hubiera llegado a 15 mil millones de dólares. Porque
pasamos del año 2010, de importar aproximadamente entre 300 o
400 millones de dólares, a más de 1.000 mil millones de dólares úni-
camente en uno de los rubros de los combustibles, creciendo un 179
por ciento todo el rubro combustibles, gas, petróleo, gasoil, JP1 (el
combustible que se utiliza en los aviones).

223
Aerolíneas Argentinas
El costo que tiene Aerolíneas Argentinas en combustible anual
es de 500 millones de dólares. El costo del barril, que se lo hacen a
Aerolíneas Argentinas a un costo de 86 en Aeroparque y 96 en el
interior, porque además se cartelizan con otras empresas, en reali-
dad, les está costando entre 31 y 29 pesos el barril de petróleo. Por
eso Aerolíneas ha hecho una presentación ante la defensa nacional
de la competencia. Digo lo de Aerolíneas porque, por un lado, criti-
can la falta de inversión en los trenes, pero por otro lado critican las
inversiones que hacemos en Aerolíneas Argentinas y nos dicen que
es deficitaria cuando estamos poniendo la flota de aviones, en la que
muchos de ustedes vuelan y que hace a la seguridad, nueva. La flota
de aviones más nueva de toda América latina la tiene Aerolíneas
Argentinas. Los aviones de Embraer, Boing y Airbus que van a ser
las tres marcas de las cuales va a quedar finalmente. Curiosamente,
critican cuando invertimos en la empresa donde vuela la gente,
cuando además conectamos a la Argentina. El avión es impres-
cindible, es un rasgo de federalismo que las empresas comerciales
extranjeras no cubren. Tenemos que tener en claro que todas las
aerolíneas del mundo son deficitarias, estamos dándole conectividad
a la República Argentina. Sin embargo, nos publican el déficit y todo
lo que gastamos. Y por otro lado, critican todo lo que no inverti-
mos. Como verán, el problema no son las políticas, el problema es
el rumbo que tenemos que es el que no favorece a los que favoreció
durante tantísimo tiempo en la República Argentina.

Carta Orgánica del Banco Central


También quiero comentarles que he enviado en el día de la fecha
bajo el mensaje nº 291 un proyecto de ley que es la modificación
de la ley de la Carta Orgánica del Banco Central 24.144 y de la ley
de Convertibilidad 23.928. Ponemos en esta norma punto final a la
norma de convertibilidad que fuera sancionada oportunamente, que
revirtiera por completo y que terminara como terminara. Porque
además es coincidente, no es casualidad que este año terminemos de
pagar el BODEN 12. Permítanme ustedes que esté un poco insisti-
dora y cargosa con esto del BODEN 12, pero yo no me puedo olvi-
dar de esos 19.641 millones de dólares que estaban en los bancos,

224
estaban en los bancos y no estuvieron más y los tuvimos que poner
nosotros.
Hoy el sistema financiero argentino está solvente, pero hemos
decidido mejorarle la solvencia. Por eso el Banco Central dispuso
que se capitalizara el 75 por ciento de las excelentes utilidades que
han tenido los bancos en la República Argentina y que no es más ni
menos que cumplir Basilea 3, norma del G-20. No estamos inven-
tando absolutamente nada, la norma que dictó oportunamente el
Banco Central permitiendo solamente la distribución del 25 por
ciento de las utilidades en el último trimestre del año.
Esta ley de reforma de la Carta Orgánica merece una breve
introducción de cuál es el rol de los Bancos Centrales. Uno de los
más antiguos fue el Banco de Inglaterra. El rol de los Bancos Cen-
trales fue siempre financiar a los gobiernos. El Banco Central de
Inglaterra que fue creado en el siglo XVII ¿adivinen para qué fue
creado, para financiar qué, a los pobres, a los nobles, a la reina? No,
a los conflictos bélicos, así fue fundado el Banco Central de Inglate-
rra en el siglo XVII y todos los Bancos Centrales en general tienen
una historia de fuerte intervención de la economía, dirección del
crédito y no solamente cuidar la estabilidad de la moneda, que es
una de sus funciones principales pero que no puede ser la única.
Precisamente esta fue la historia de la República Argentina hasta el
año 1992. En el año 1992 se produjo la reforma orgánica del Banco
Central, se suprimieron todas las funciones que tenía de orientación
de crédito, de decidir si el crédito podía ir al consumo, al crédito a
largo plazo, la posibilidad de dar adelantos para tal o cual línea de
créditos o para tal o cual producción donde el Estado privilegiara
tal o cual actividad. Se lo inmovilizó, se lo invisibilizó. Claro, todo
ese poder fue a parar a algún lado, porque cuando el poder se saca
de un lado no es que se difumina o se evapora, eso es el vapor. El
poder fue a parar a las entidades financieras, a los bancos. Por eso
pasó lo que pasó no solamente en la República Argentina, sino en
el mundo entero. Lo financiero por sobre lo productivo es producto
de esto que se llamó en un momento Consenso de Washington y
que hoy están dando marcha atrás varios países. Les leo los que han
modificado las cartas orgánicas de los Bancos Centrales, luego de
la relevancia que tuvo la crisis. Porque ¿saben por qué Europa está

225
mucho más atada a la crisis y no puede salir de ella que por ejem-
plo Estados Unidos? Por la inflexibilidad de las normas del banco
europeo que es mucho más inflexible que la Reserva Federal de los
Estados Unidos que como son estadounidenses podrán gustarnos o
no podrán gustarnos pero saben cómo se maneja la economía y lo
que hay que hacer para poder reactivarla.
Quiero leerles la nómina de países que entre el 2008 y el 2010,
no es casual, modificaron las leyes de los Bancos Centrales: Canadá,
Chile, Ecuador, Francia, Alemania, Brasil, India, Inglaterra, España,
Estados Unidos, Uruguay y Rusia.
Pensaba y lo comentaba muchas veces con Zannini, que es mi
alter ego jurídico nada más, no crean esas cosas que dicen por ahí,
y discutimos bastante jurídicamente porque por ahí nos peleamos,
él tiene una visión y yo tengo otra. Yo decía que siento que estamos
transformando el país de hecho, pero que no estamos plasmando en
un plexo normativo, en un marco normativo las transformaciones
que estamos efectuando. Y yo creo que hay que ponerle definitiva-
mente un fin a la convertibilidad, un BCRA que no esté reducido
únicamente a preservar la estabilidad monetaria, sino que esté tam-
bién preservando la estabilidad fiscal, que esté preservando el valor
de la producción, la economía real, que interactúe con la economía
real es lo que necesita el mundo y es lo que necesitamos nosotros.
De hecho el Banco Central lo ha hecho interviniendo muy fuerte-
mente en la línea de créditos del Bicentenario, raspando ahí la inter-
pretación de un artículo, el 17 inciso F si mal no recuerdo, para que
nos diera en el fondeo del fondo del Bicentenario.
Pero debemos saber que el Banco Central debe estar en función
de la economía real, no tampoco para hacer cualquier zafarrancho.
Por eso se mantiene la independencia de cualquier instrucción que
pueda darle el Gobierno Central, pero no se le resta la posibilidad
y la obligación de intervenir en la economía real para poder seguir
sosteniendo crecimiento y trabajo. Pero además, sé que hay varios
proyectos de reformar a las entidades financieras. Sinceramente esta
Presidenta, salvo…, ustedes son los que legislan, no puedo dar ins-
trucciones, pero no creo que sea necesario reformar la ley de enti-
dades financieras. Creo que lo que hay que reformar es la Carta
del Banco Central que es la que regula y controla a las entidades

226
financieras, porque si no se hace un ruido que muchas veces parece
más ruido y creo que son pocas nueces. Por eso creo que hay que
fortalecer, y esto lo hacemos en la reforma, del rol regulador de la
actividad financiera como motor de la inversión y palanca del desa-
rrollo. Tenemos que alcanzar otras actividades que no están alcan-
zadas por la regulación y fluctúan ahí en zonas grises. De hecho
tuvimos en la ANSES y luego en la Administración Pública Central
que establecer un tope para las tasas de interés porque se estaba
esquilmando a empleados y jubilados con tasas usurarias en présta-
mos de consumo. Miren cómo será que le pusimos 5 puntos arriba
de lo que hace la tasa testigo Banco Nación para los préstamos que,
obviamente, siempre son diferentes y son para personas de mayor
edad, porque son tasas más altas por la edad que para los jóvenes
y tomamos esa medida que también es una medida importante. Y
la participación activa en la prevención de los abusos en las rela-
ciones del sistema financiero con sus clientes y un establecimiento
y un adecuado nivel de competencia. ¿Qué estoy diciendo? Nunca
se sabe qué es lo que cobran, cómo lo cobran, cuándo lo cobran y
desde cuándo lo cobran. Esto no significa intervencionismo, signi-
fica además poner en cabeza del directorio del Banco Central que
por supuesto siempre va a seguir necesitando el acuerdo del Senado.

Agenda propia
Les pido a todos con mucha humildad, que no se dejen manejar
la agenda por tres o cuatro monopolios a los que les importa un
corno la Argentina. Piensen cómo los matan cuando no hacen lo que
ellos quieren, los utilizan para sus fines y cuando no les sirven los
critican. Tengan su propia agenda, sus ideas y objetivos, y tengan
la certeza de que si tienen razón van a ganar. No crean que ganarán
algo poniendo palos en la rueda a quien gobierna, o tirándole las
cosas por la cabeza, o victimizándose. Tenemos que solucionarle la
vida los argentinos entre todos, no crearles problemas, solucionár-
selos, para eso nos votan.

227
2 de abril. 30º aniversario de la guerra de Malvinas

UNA PRESIDENTA MALVINERA

Eso me decía él siempre, que yo era una Presidenta malvinera.


Venimos hoy a ofrecer reconocimiento a los que sobre sus pechos
lucen condecoraciones, conseguidas con honor y valor en el campo
de batalla. Venimos también en memoria de los jóvenes que comba-
tieron y dieron su vida. ¿Por qué será que la historia se lleva siempre
a los más jóvenes en los momentos difíciles? Gratitud eterna a esa
juventud que marchó a las islas sin preparación, sin pertrechos sufi-
cientes, sin formación, yo diría también con miedo. ¿Quién no siente
miedo de ir a la guerra? Los que no sienten miedo no son los valien-
tes. Valientes son los que avanzan aún con miedo. Esos jóvenes que
estuvieron en las islas y dejaron su vida allí, tienen para siempre la
memoria del pueblo argentino.
Hoy leía, antes de venir aquí, una frase de uno de esos jóve-
nes que combatió en Malvinas y que luego devino en periodista,
Edgardo Esteban, y él decía que la gran derrotada en una guerra
es la verdad. Por eso a la memoria le agregamos verdad, esa fue
la decisión que tomé cuando ordené desclasificar el Informe Rat-
tenbach, porque la historia, los muertos, sus familiares y el pueblo
nos debíamos la verdad acerca de lo que había sucedido, y que esa
verdad fuera conocida por la Argentina y por el mundo. Una verdad
encendida con algunos gestos heroicos y valores inenarrables. Una
verdad dolorosa también, llena de cobardías e injusticias inéditas.
Una condensación de la propia condición humana revelada, no por
dirigentes de partidos políticos, sino por militares que, con respon-
sabilidad, hicieron honor al ejército sanmartiniano y desprendién-
dose de cualquier espíritu corporativo, escribieron la verdad para la
historia, para sus propios compañeros de armas y para el mundo.
Esa verdad revela que no fue una decisión del pueblo argentino
la del 2 de abril, ni siquiera fue un intento de ejercer soberanía y
rechazar el colonialismo. Fue apenas el deseo de perpetuarse en el

228
poder. Ese informe también revela miserias y vergüenzas. Memoria
y verdad entonces y, fundamentalmente, que se descorra el telón
que pretende hacer creer el Reino Unido, que aquella decisión fue
una decisión del pueblo argentino.
Hoy leía al Primer Ministro británico declarando que en esos
momentos se había atacado la libertad de los isleños. Parece que no
sabe que tampoco teníamos libertad los argentinos. Había presos
sin nombre ni apellido en campos de concentración, había detenidos
desaparecidos que nunca volvieron a aparecer. Parece ser que no
se da por enterado. Es tal vez el último justificativo, cada día más
absurdo e inverosímil ante los ojos de un mundo, que ven como la
Argentina convierte la política de Derechos Humanos en uno de los
pilares de Estado. No sé cuántos países pueden tener el orgullo que
tenemos los argentinos, de ser desde 1983, por decisión soberana
del pueblo, una Nación que emerge con democracia, pluralismo y
diversidad, con marchas y contramarchas, pero definitivamente en
el camino de la libertad, la democracia y la dignidad.

Memoria, verdad y justicia


Memoria y verdad entonces, y a esa memoria y a esa verdad, yo
le quiero agregar la de justicia. Memoria, verdad y justicia, porque
es una injusticia que en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves
coloniales como el que tenemos aquí, a pocos kilómetros de distan-
cia; solamente 16 kilómetros enclaves coloniales en todo el mundo y
10 de ellos son del Reino Unidos. Justicia reclamamos también para
que no sigan depredando nuestro medio ambiente, nuestros recur-
sos naturales ictícolas y petroleros; justicia, para que se respete la
integridad territorial. Resulta absurdo pretender dominio a más de
14 mil kilómetros de ultramar, cuando claramente estas Islas inte-
gran parte de nuestra plataforma marítima; justicia también para
los que aún no han podido ser identificados.

Antígona
Quiero decirles que el día viernes, en mi carácter de Presidenta
de la República, he dirigido una carta al titular de la Cruz Roja
Internacional, para que tomen las medidas pertinentes, e interceda
ante el Reino Unido para identificar a los hombres argentinos y

229
aún ingleses, que no han podido ser identificados. Cada uno merece
tener su nombre en una lápida, cada madre tiene el derecho ina-
lienable, como Antígona, desde el fondo de la humanidad, desde el
fondo de la historia, de enterrar a sus muertos y llorarlos. Cada
hermana, cada viuda, cada padre tiene ese derecho. Las guerras solo
traen dolor, las guerras subvierten el orden natural, que los hijos
entierren a los padres. La guerra solamente trae atraso. La guerra
solamente trae odio. Por eso, porque hemos sido víctimas los argen-
tinos de muchas guerras internas y de las otras, nos hemos conver-
tido en abanderados de la paz. Y pedimos justicia también para que
se cumpla el derecho internacional. No es posible que solamente
puedan violar los derechos los que son poderosos y están sentados
en un sillón en el Consejo de Seguridad. Jamás habrá orden inter-
nacional, jamás habrá derecho internacional, jamás habrá seguridad
internacional, hasta que todos y cada uno de los países que integran
Naciones Unidas, respeten todas y cada una de sus resoluciones.
Parece ser que hay resoluciones de primera y de segunda: de pri-
mera, las que llevan adelante los países que se sientan en el sillón de
los Consejos de Seguridad y, entonces, pueden ejercer el derecho de
veto; de segunda, las órdenes que, a pesar de haber sido aprobadas
en reiteradas oportunidades por la Asamblea General, a pesar de
las resoluciones del Comité de Descolonización, se siguen incum-
pliendo. Así será muy difícil la paz en el mundo.

No queremos tambores de guerra


Queremos justicia para nuestra región, y la justicia significa que
esta región siga siendo lo que ha sido hasta ahora, una zona desmi-
litarizada. No queremos tambores de guerra ni cascos de guerra; los
únicos cascos que queremos son los de trabajadores, que cada vez
haya más trabajo para que haya más inclusión. Y en cuanto a los que
por allí muchas veces desde adentro, voces minoritarias pero voces
con amplia repercusión mediática, intentan desmerecer el reclamo
de soberanía, bueno, yo les digo que si fuera por cuestiones eco-
nómicas es un argumento que no nos pueden aplicar a nosotros,
sería mucho más aplicable al Reino Unido que a la República Argen-
tina, afortunadamente para todos los argentinos. Por eso, esto que
ha dejado de ser una causa nacional, esto que ha pasado a ser una

230
causa de todos los argentinos, pero también de todos los países de
la UNASUR y de todos los países en el mundo que levantan el diá-
logo. No estamos reclamando ninguna otra cosa más que eso, el
diálogo entre ambos países para discutir la cuestión de soberanía,
respetando el interés de los isleños, tal cual reza la resolución de
Naciones Unidas.

La dignidad de la condición humana


Nadie puede creer ni nadie puede hacerle creer a un solo argen-
tino ni a un solo compatriota latinoamericano, que este pueblo argen-
tino, que esta sociedad no respeta y no recibe con amor y cariño a
todos y cada uno de los hombres y mujeres que han decidido habi-
tar este bendito suelo. Pueden dar cuenta de ello, no solamente los
miles de ingleses que viven en la República Argentina, los miles
de compatriotas latinoamericanos. Pocos países en el mundo, tienen
la libertad migratoria que tiene la República Argentina. Entonces,
¡cómo no vamos nosotros a respetar, no solamente los intereses de
los isleños, sino los de todos los habitantes! No hacemos distincio-
nes, para nosotros lo más importante es la dignidad de la condición
humana, sea cuál sea su nacionalidad, su origen, su religión, cómo
piensen. No nos interesa, solamente nos interesa que se respete la
ley y la Constitución de nuestro país. Por eso, digo entonces que
esta no es una historia que empezó hace treinta años; esta historia
el año que viene va a cumplir 180 años de usurpación. Por eso, y
lo venía comentando recién en el viaje del Aeropuerto hasta aquí
con la Gobernadora, tengo un gran deseo que nuestro Museo de
Malvinas, a construirse en el predio de la Escuela de Mecánica de
la Armada pueda inaugurarse en el mes de agosto cuando se van a
cumplir exactamente 180 años desde que el gaucho Rivero pudiera
izar nuevamente el pabellón en aquel lugar. Finalmente, memoria
y honor para quienes lucharon en el frente, para quienes murieron
combatiendo; verdad para los argentinos y para todos los pueblos
del mundo; y justicia, para el cumplimiento del derecho internacio-
nal, para que podamos tener un mundo mejor.

231
16 de abril. Ley de expropiación de YPF

LA RECUPERACIÓN DE LA SOBERANÍA HIDRO-


CARBURÍFERA

Son exactamente 19 artículos los que conforman el texto que


firmé hace unos instantes, que ingresará hoy mismo al Senado de
la Nación, y son casi 50 páginas de fundamentos claros y precisos.
Pero yo quiero hablarle a todo el pueblo argentino de esto que sig-
nifica lo que el primer título de la ley habla, y que es precisamente
la recuperación de la soberanía hidrocarburífera de la República
Argentina. Realmente somos el único país de Latinoamérica –y yo
diría casi del mundo– que no maneja sus recursos naturales. Pero
hubo motivos más fuertes aún para tomar esta decisión.

Desde que se desnacionalizó YPF


Después de la política que se implementó desde que se desna-
cionalizó YPF en el año 1998, en el año 2011, nos convertimos en
importadores netos de gas y petróleo con un déficit de 3.029 millo-
nes de dólares. Quiero que quede bien claro, es la primera vez que
la República Argentina tiene que importar gas y petróleo, y que
esto nos significa un pasivo hidrocarburífero, por primera vez en la
historia, de más de 3.000 millones de dólares. Obviamente, de pro-
seguir esta política de vaciamiento, de no producción, de no explo-
ración, prácticamente nos tornaríamos con el nivel de crecimiento,
actividad, industrias, trabajadores, en un país inviable. Pero lo más
grave, nos tornaríamos en un país inviable por políticas empresa-
riales y no por falta de recursos, porque somos el tercer país en el
mundo, tal cual lo dice la agencia, la propia agencia de petróleo y
energía de Estados Unidos, luego de China y Estados Unidos en
tener gas Shale de reciente descubrimiento. Pero igualmente no se
trabajó ni se produjo sobre el gas convencional que existe. Desde el
2001 a la fecha se redujeron las reservas de petróleo en un 50%. Pese
a todo esto que indicaría que entonces la empresa debía dar pérdi-
das, porque si se bajaron las reservas, si se redujo la producción de

232
petróleo y es una empresa que vende petróleo, que vende nafta, que
vende gasoil, que vende fuel oil, debería haber perdido. No fue así.
Pese a haber contraído su nivel de producción YPF logró más que
duplicar sus ventas a través de aumentos de precios, en millones
de dólares corrientes en un 113 por ciento desde el año 2003 a la
fecha, siendo precisamente el año donde más tuvimos que importar
los argentinos combustibles, el mayor año de ventas en millones
de dólares corrientes: vendieron por 12.425 millones de dólares. La
utilidad neta de YPF entre el año 1999 y 2011 –ustedes se acuerdan
en el ´98 cuando se nacionalizó que ese fue el gran problema, la des-
nacionalización, la pérdida de los resortes que todo Estado Nacional
debe tener sobre instrumentos básicos que atraviesan fundamental-
mente a todos los sectores de la producción, desde los sectores más
primarios hasta los sectores de mayor valor agregado pasando por
supuesto por los millones de usuarios y consumidores que deben
hacer uso de combustibles– ha sido de 16.450 millones de dólares.
Los dividendos pagados entre la misma fecha han sido de 13.246
millones de pesos. Ahí están exactamente, en la distribución de divi-
dendos y en la no inversión, las claves de por qué hoy tenemos que
estar haciendo esta importación que también va a ser muy fuerte
este año pero que vamos a seguir sosteniendo, porque necesitamos
seguir sosteniendo el crecimiento de la República Argentina, con
inclusión y trabajo.

La inversión de Repsol y su recupero


Cuando en el año 98-99 toma el control paga por ello 13.158
millones de dólares. El total de dividendos, como les dije, había sido
de 16.000 millones de dólares. Le ingresó por la venta al grupo
argentino del 25,46 por ciento de las acciones de YPF 3.539 millo-
nes de dólares; los ingresos de las ventas del 17,09 en la Bolsa,
cuando se venden acciones en la Bolsa, fueron por un total de 2.704
millones de dólares, con lo cual el saldo de la inversión ingresos
menos egresos es a la fecha de 8.813 millones de dólares.
Leí un sugestivo título en el diario El País del viernes 13 de
abril de 2012: “El trampolín argentino de Repsol, YPF costó 13.000
millones de euros y llevó a la petrolera española a la cúspide”, ese
es el título, el negocio del crudo que aporta la Argentina, un tercio

233
del beneficio bruto de la empresa. Pero lo que realmente me dolió
fue un párrafo donde dice que Repsol en 1999, bajo la presiden-
cia de Alfonso Cortina, decidió comprar YPF para dejar de ser
una pequeña empresa local sin apenas producción, para jugar en
la primera división de la liga petrolera, y el cambio de actitud del
gobierno argentino hacia la filial argentina es algo más que un con-
tratiempo.
Yo quiero decirles a todos los argentinos y a todos en gene-
ral, los que no son argentinos también, que esta Presidenta no va a
contestar ninguna amenaza, no va a responder ningún exabrupto,
no se va a ser eco de las faltas de respeto o las frases insolentes
que algunos dijeron, primero porque represento a los argentinos
y segundo porque soy una Jefa de Estado no una patotera. Así que
los que esperen que esta Presidenta responda improperios, agravios,
descalificaciones, pierden el tiempo. No me han votado para eso. Mi
responsabilidad es conducir con seriedad los destinos de la Repú-
blica en donde Yacimientos Petrolíferos Fiscales, nuestra histórica
empresa petrolera, tiene un rol muy importante que cumplir.

Los recursos del Estado pueden ser administrados correc-


tamente
Quiero mencionar que no estamos ante un hecho inédito; en rea-
lidad en América latina somos el único país, reitero, que no maneja
la petrolera, y el modelo además que hemos elegido no es un modelo
de estatización, que quede claro, es un modelo de recuperación de
la soberanía y del control de un instrumento fundamental, porque
seguimos conservando la forma de sociedad anónima, seguimos
funcionando de acuerdo a la ley de sociedad privada. Vamos a hacer
una conducción, una dirección de la empresa absolutamente pro-
fesionalizada, y cuando digo esto también quiero hacer una auto-
crítica de nosotros los argentinos, que durante mucho tiempo en
distintos sectores de la economía manejados por el Estado, los
manejamos con un criterio casi partidario o de política que terminó
dando fundamento a los discursos de que el Estado era inútil y que
solamente los privados podían administrar los recursos del Estado.
Está demostrado en esta administración que los recursos del Estado
pueden ser administrados correctamente también.

234
De hecho, paso a mencionar algunos de los países empezando
por el principal productor mundial de petróleo, Arabia Saudita, el
Estado, –la monarquía, para decirlo un poquito más concretamente–
es el ciento por ciento. Gazprom, Rusia el 50, Rosneft, Rusia el 75,16,
la Nathional Irany Company, los iraníes el ciento por ciento, China
el ciento por ciento, Sinopec 75,84, CNPC China también 66,41,
PDVSA, Venezuela ciento por ciento, Pemex México ciento por
ciento. Me acuerdo que el presidente Calderón intentó hacer una
reforma y no fue permitido que se privatizara, y México sigue con-
trolando el ciento por ciento de la empresa. Emiratos Árabes Unidos
ciento por ciento, Brasil Petrobrás 51 por ciento, que es el tema
que hemos elegido como nuestro socio comercial más importante y
que también conversamos y queremos tener una relación de igual a
igual para en forma conjunta ayudar a que esta América del Sur se
convierta también en una región de autoabastecimiento. Y ustedes
me habrán escuchado hablar también de la necesidad de incorpo-
rar a Venezuela al MERCOSUR, para cerrar el anillo energético,
como tantas veces lo he dicho hace años. Irak, ciento por ciento,
Kuwait ciento por ciento, Noruega, país escandinavo y modelo de
explotación de hidrocarburos y también de fondos de pensión, el
Estado noruego, la monarquía noruega controla el 63 por ciento y
ha dado lugar a un modelo muy virtuoso, porque ha constituido, con
las regalías que le da, un fondo de pensión que garantiza por más
de 20 años a sus jubilados y pensionados, ha hecho su inversión en
los fondos de pensión. Este es el modelo noruego que también es
un modelo muy interesante en materia de administración y aplica-
ción de recursos a observar. Sonatrach, Argelia ciento por ciento;
Libia ciento por ciento; Kazajstán ciento por ciento; Katar ciento
por ciento; Indonesia ciento por ciento; India 74 por ciento; Colom-
bia – donde estuvimos ayer – 90 por ciento; Omán 60 por ciento;
Malasia ciento por ciento, uno de los modelos que siempre exhiben
en el mundo; Egipto ciento por ciento; Siria ciento por ciento; Italia
30 por ciento; Japón 29; Uzbekistán 100; Bolivia 100; Austria 32;
Chile ciento por ciento; Uruguay ciento por ciento; Nigeria ciento
por ciento. No estamos inventando absolutamente nada y charlando,
hace poco, con importantes ejecutivos de compañía petroleras de
otros lugares, me contaban que ya hace un tiempo empresas líderes

235
del mundo no tenían servicios petroleros y han comenzado a estudiar
nuevos modelos de negocios. ¿Por qué? Porque han advertido que
cada vez más la totalidad de los países en el mundo están absoluta-
mente renuentes a dejar en manos de privados y a desprenderse por
parte del Estado de un recurso que siempre fue estratégico pero que
es de carácter vital. Y por eso la decisión que hemos adoptado hoy.

No hay Nación sin provincias ni hay provincias sin Nación


También la necesidad de alinear los intereses del Estado Nacio-
nal y sus provincias porque no hay Nación sin provincias ni hay pro-
vincias sin Nación. Por la reforma de 1994 –ustedes saben, en la cual
tanto luchamos– la propiedad de los yacimientos se transfirió preci-
samente a las provincias. Pero también no es menos cierto que esto
en cierta manera actuó como un desmembramiento del poder nego-
ciador que tiene un Estado frente a compañías de altísimo poder de
inversión y de altísimo poder. Y yo sé porque he estado casada doce
años con un Gobernador y sé lo que significa administrar todos los
días las urgencias, las necesidades; muchas veces se adoptan decisio-
nes y no porque los gobernadores no quieran defender los intereses
de sus provincias sino que muchas veces se encuentran acuciados
por necesidades muy importantes que tienen que cubrir como la
educación, la salud, obras importantes que les quitan y le restan
poder de negociación por no tener espaldas suficientes para poder
lograr mejores condiciones. Estoy segura de esta conformación en
el 51%, en la que además hemos establecido un pacto de sindicación.
Un pacto de sindicación de acciones es que los que están sindicados
tienen que votar siempre en la misma forma. Por eso quise asegurar
que los intereses de la Nación y los intereses de la provincia no se
disociarán y por lo tanto, de aprobarse la ley, siempre la República
Argentina y sus provincias van a tener que actuar y votar en la
misma forma en la administración de su empresa energética testigo
y madre. Porque el interés es el mismo.

Una política de Estado


También quiero que esto se convierta en una política de Estado,
quiero que esto no pertenezca a un solo gobierno. A mí me toca
tomar la decisión, yo sólo soy un instrumento pero no soy eterna,

236
otros u otras vendrán. Por lo tanto es necesario también que esto
que tanto nos costó, que este duro aprendizaje en números, en
pérdidas de reservas, en disgustos, en amarguras y en broncas, en
presiones y extorsiones, como el año pasado cuando hacían faltar
combustible en pleno año electoral. Yo no soy estúpida, que no diga
las cosas o que me haya callado la boca es una cosa, pero hacer faltar
combustible... Miren, algo peor para la gente que aumentar la nafta
es que no tenga nafta, la gente se pone nerviosa, todos nos ponemos
nerviosos. Cuántas maniobras vimos, cuántas colas inclusive impul-
sadas desde algunos medios de comunicación, de los que decían que
estaba enojada también.
¿Por qué hicimos este pacto de sindicación y por qué puse como
cláusula también que para esta transferencia se requieran la autori-
zación del Congreso de la Nación con las dos terceras partes de sus
miembros? Algunos dirán qué exagerada, es la misma mayoría que
para reformar la Constitución, ahora yo quiero decirles a ustedes,
¿qué les puede cambiar más la vida: la reforma de la Constitución
o que no tengamos gas ni petróleo, ni combustible, ni crezcamos?
En el 94 se reformó la Constitución y la verdad que no tuvo con-
secuencias ni positivas ni negativas digamos, fue neutra, porque en
realidad siempre nos distraen con alguna cosa para que no repare-
mos en las que son realmente importantes. No digo –por favor– que
la Constitución no sea importante, mañana aparece un titular que
dice: “Ella dijo que la Constitución no vale nada”. No, por favor, la
Constitución es nada más y nada menos que el pacto de conviven-
cia y realización que tenemos los argentinos. Por eso quiero que si
algún día, después de mí, quieren de vuelta vender patrimonio del
Estado van a tener que hamacarse un poco para juntar las dos ter-
ceras partes.
Hemos dejado sentados principios muy claros en esa ley acerca
de la profesionalización, y vamos a convocar a muchos argentinos
que se fueron del país, que tal vez ocupan cargos importantes en
otras empresas, porque tenemos argentinos inteligentes que los han
tomado en empresas de otros países, porque tienen gran experien-
cia. Vamos a convocar a los que se fueron y también a los que se
quedaron y que apuestan a poder tener nuevamente una empresa
que sea orgullo de los argentinos.

237
Les puedo asegurar que voy a poner esfuerzo y compromiso
para que ese grado de profesionalización pueda darle a YPF el lugar
que merece. Esto de la profesionalización no es una cuestión menor,
queremos gente que sepa, pero que además esté comprometida con
un proyecto de país, que no tiene que ver con partidos ni facciones
políticas, tiene que ver con un país sustentable, que tenga desarrollo,
tiene que ver con nuestra propia historia.

Una empresa nacional, profundamente federal


Quiero preguntarles a los argentinos, a los españoles, a los ciu-
dadanos del mundo, si escucharon a esta Presidenta reclamarle
al Gobierno de España algo sobre lo que constituyó uno de los
vaciamientos más escandalosos de la historia, que fue Aerolíneas
Argentinas, donde no solamente nos tuvimos que hacer cargo de los
empleados, de los sueldos, que ya veníamos haciéndolo antes inclu-
sive de pasar al Estado la compañía; del combustible; de todo. Basta
buscar los diarios de aquella época para ver cómo eran defendidos
los empresarios españoles, empresarios que eran titulares de la cen-
tral empresaria española hoy están procesados, no en Argentina,
están procesados en España por defraudación, inclusive, entre otras
cosas al fisco. Les pregunto si alguna vez esta Presidenta reclamó
o tuvo una palabra destemplada, impropia o fuera de lugar hacía
alguna autoridad de un gobierno extranjero, porque tengamos en
claro que las empresas que están en la Argentina – aún cuando
sus accionistas sean extranjeros – las empresas radicadas aquí son
empresas argentinas, que a nadie se les escape eso. Y no nos moles-
tan las rentabilidades porque tampoco vamos a permitir que se diga
que esto es por una rentabilidad, y si no que se fijen en las rentabi-
lidades de las empresas telefónicas, también, que poseen algunos de
sus accionistas de origen español y que nos sometieron a un apagón
hace poquito, así que espero que el Ministerio también actúe en con-
secuencia prontamente, o cualquier otra empresa: bancos extranje-
ros que obtienen ganancias. En definitiva, no tenemos problemas
con las rentabilidades, tenemos problemas sí con la necesidad de que
reinviertan utilidades en el país para seguir produciendo y acompa-
ñando el crecimiento del país.
Con toda empresa argentina cuyos accionistas sean extranjeros,
tengan la certeza que en la medida que acompañen al crecimiento

238
del país, como lo ha hecho la inmensa mayoría, vamos a seguir tra-
bajando codo a codo, como nos tocó trabajar con la industria auto-
motriz cuando tuvimos que ayudar a General Motors, una empresa
con accionistas de origen estadounidense, pero que le dimos prés-
tamos para que pudiera seguir produciendo autos, como estamos
dándole préstamos ahora a FIAT, otra empresa también de origen
italiano, importantes préstamos del crédito del Bicentenario, para
su nuevo Palio; para las nuevas inversiones de la New Holland en
maquinaria agrícola, que vino a hacer aquí sus anuncios Sergio
Marchionne. Ustedes dirán: “¿y cómo es que se obtuvo tanta renta-
bilidad? Muy simple, porque segmentaron el mercado. ¿Qué hicie-
ron? Con las naftas, con el petróleo que sacaban de acá refinaban
a un 80 por ciento para el Premium, el público que paga la nafta
más cara, los productos Premium. Todo lo que era JP1, que es un
combustible muy caro para los aviones, todo lo que era Premium,
eso era lo que daba rentabilidad. Y nosotros tenemos que importar
el gasoil y el fuel oil para mantener a toda la producción agrícola
ganadera y mantener toda la producción de energía eléctrica en la
República Argentina. Esa es la clave, segmentaron el mercado y lo
que extraían lo dedicaban únicamente al Premium y el resto, bueno,
el resto se lo llevaban. Esta es la historia que termina, espero, en la
Argentina con el tratamiento de esta Ley y con el surgimiento de
una empresa nacional y profundamente federal, que eso es lo que
queremos.

El primer petróleo argentino


Lo traje entre algodones. Me tiemblan las manos al agarrarlo.
Este tubito que ustedes ven aquí corresponde al pozo número 2,
descubierto el 13 de diciembre de 1907, en Comodoro Rivadavia.
Es el primer petróleo argentino. Me lo regaló el año pasado, en
una cajita especial de aquella época, la familia Bernal. Yo no sé si
estará acá su nieto, Federico Bernal, que muchas veces publica artí-
culos y ha escrito libros sobre este tema. Su abuelo materno era el
director general de Minas, Geología e Hidrología de la República
Argentina, y bajo su égida se realizó la exploración y se obtuvo este
petróleo. Federico vino con su padre y su madre, la hija del inge-
niero Emmerich. Lo habían guardado como un tesoro familiar. Para

239
los argentinos es ahora un tesoro histórico de profundo contenido.
Quería mostrarlo para confirmar lo que fuimos capaces de realizar
hace tanto tiempo. Más tarde, un gran Presidente argentino, Hipó-
lito Yrigoyen, fundó Yacimientos Petrolíferos Fiscales, que desa-
rrolló, desde entonces, una tarea muy importante en la República
Argentina. Una política de Estado que une a todos los argentinos,
cualquiera sea su pertenencia, acá no hay dueños, YPF es de todos.
Quiero convocar a sus trabajadores, para que cada uno desde su
puesto de lucha ayude a la reconstrucción. La convocatoria incluye
a los dirigentes de los diversos partidos políticos porque esto no es
para un sector, es para la República Argentina. Por eso, en el día de
hoy, he dictado un decreto de necesidad y urgencia, estableciendo la
intervención de la empresa YPF.

Del petróleo y de la yerba también


Quiero dirigirme a los empresarios argentinos, no a los traba-
jadores que siempre nos han acompañado, y que han resultado –sin
lugar a dudas– los más beneficiados por este modelo. Voy a saltar
del petróleo a la yerba, muchas veces cuando uno toma decisiones
para apoyar a los empresarios, necesita que se entienda la necesidad
de comprometerse con los intereses del país. El otro día hablaba con
el señor Secretario del precio de la yerba: no voy a aguantar que
tenga un precio ridículamente alto. Sí, de todo, cuando vos estás
acá te tenés que ocupar del petróleo y de la yerba también, y de las
empresas y los productores también. Nos encantaría poder darles
a los productores los aumentos que piden –yo sé que los goberna-
dores muchas veces están acuciados– pero hay que ser criterioso, y
saber que resulta muy difícil que haya aumentos en una punta de la
producción, que no se traduzcan, después, en la punta de la góndola.
Cierto es que también una parte –tal cual lo dije el otro día– deberá
ser absorbida por la cadena en el medio, pero creo que todos tene-
mos que aprender la lección, que no hay magia en economía, que
no hay magia en los precios. No es de gente inteligente pretender
que sólo a partir del precio se pueda mantener o aumentar renta-
bilidad, tienen que entender los empresarios que debe ser a partir
de mayor volumen, de mayor oferta, de defender como defendemos
la producción nacional. Esto nos vale criticas increíbles en algunos

240
medios de comunicación. En todos los medios de comunicación de
los otros países defienden los intereses de sus empresarios, este es el
único país en el que algunos medios de comunicación defienden los
intereses de los empresarios de otros países.

Fue una Guerra de Secesión al revés


Voy a seguir protegiendo la industria nacional, pero además de
proteger a la industria nacional voy a proteger a los usuarios y con-
sumidores porque son la misma cosa. Pudieron desarrollar el mer-
cado interno porque tuvieron consumidores, porque hay mejores
sueldos, porque hubo trabajo. Tienen que entender que sobre todo
en épocas de guerras comerciales profundas –como las que están
instaladas en el mundo y se avecinan– es necesario más que nunca
cuidar el mercado interno. Pero también le dije al Secretario de
Comercio que si no acomodan el precio de la yerba a un valor razo-
nable vamos a autorizar que se importe yerba para que la gente tome
mate. Y esto lo digo porque si no sinceramente corremos el riesgo
como país de repetir experiencias frustradas donde otros gobernan-
tes –que pudieron ser Yrigoyen, Perón– protegieron la industria
nacional y esto no fue entendido y finalmente fracasaron procesos
históricos que de haber avanzado… –estoy hablando hasta de Rosas,
les diría. Sí, me voy un poquito más atrás, el problema fundamen-
tal era si nuestras materias primas del interior salían sin hilar, sin
hacer la talabartería, o como finalmente – después de Caseros – se
comenzó a hacer, ser exportadores de materias primas para impor-
tarlas industrializadas de otros países. Esto fue lo que pasó, fue una
Guerra de Secesión al revés: allá ganaron los del Norte; acá los del
Sur, y así nos fue. Pero bueno, quiero contarles todo esto para que
sepan que uno está lidiando con todo al mismo tiempo, y como si
fuera poco con la línea 60, porque no te falta nada en esta Argentina.
Yo quiero decirles, finalmente, que con petróleo, con yerba, o con la
60, con lo que sea, vamos a seguir trabajando incansablemente por
la Argentina que él soñó.

241
12 de junio. Programa de Crédito Argentino del
Bicentenario.

APRENDER A BAJAR DE LA CAMA DE UN LADO


DISTINTO

Faltaba colocarle el nombre, a mí se me ocurrió este, me gustan


las siglas, PROCREAR Bicentenario, Programa de Crédito argen-
tino para el Bicentenario. Generar este programa de créditos para
la primera vivienda es redoblar la apuesta del Estado a un modelo
de crecimiento y de inclusión social. Además, no lo hacemos tam-
poco en cualquier momento, lo estamos haciendo en un momento de
dificultades económicas sin precedentes que vienen desde afuera. Y
lo hacemos porque estamos convencidos que la política para poder
superar las dificultades económicas es generar consumo, desarrollo
e inclusión. Y en este caso dar también satisfacción a una necesidad
del propio modelo, porque quienes van a poder acceder, los secto-
res medios, de medianos y altos ingresos son los sectores que ha
generado precisamente este modelo que ha creado más de 5 millo-
nes de puestos de trabajo y que permite que hoy un matrimonio de
trabajadores pueda acceder. La necesidad surge de la aplicación de
las propias políticas activas de estos años y también surge –porque
hay que remarcarlo– de una falta de política hipotecaria, por parte
de la banca privada, que se ha dedicado a usufructuar el tema del
consumo, de las tarjetas de créditos que también son hijas de este
modelo. Porque los que hemos sostenido y hemos acrecentado la
demanda agregada para que todos puedan comprar es este proyecto.
Sin embargo, nos gustaría que también tantos los bancos nacionales
como extranjeros dispusieran parte de esas formidables rentabilida-
des y ganancias que han tenido Todos los fundamentos macroeco-
nómicos que hemos venido sosteniendo en estos años, son los que
fundamentan la posibilidad de desarrollar hoy este Programa de
Crédito Argentino Bicentenario para la adquisición de la vivienda

242
única familiar. Es importante, porque así como el trabajo es el gran
organizador social, la casa es el gran organizador familiar; en la casa
está la familia.
Me emocionó una anécdota que me contó Zannini. Él estaba este
fin de semana en la provincia de Tucumán, en jornadas de la Jus-
ticia, con tribunales de todo el país, impactado por la gente en las
calles siguiendo en grandes pantallas un seminario jurídico. Esto
revela una Argentina diferente, con argentinos que se interesan por
las cosas. Lo conmovió un señor, chofer de la Fiscalía, que le dijo
que gracias al gobierno del presidente Kirchner había aprendido
a bajar de la cama de un lado distinto. Carlos no entendió qué le
quería decir, y el señor le explicó que pudo acceder a una vivienda
de 3 dormitorios. Tenía varios hijos, y hasta ese momento, vivía
en una pieza atrás de la casa del suegro. La cama estaba contra la
pared, ahí dormían todos juntos, y podía bajarse de un solo lado de
la cama. Pobreza e inequidad que estamos tratando de vencer. Los
que vengan tendrán que seguir haciéndolo, vamos a necesitar com-
promiso y trabajo para terminar con las desigualdades. Luchar por
la igualdad es luchar por la libertad. Este plan apunta a eso: a mayor
libertad con mayor igualdad.

26 de junio. Plan de créditos ARGENTA para


jubilados

ESTA PRESIDENTA NO ES OPERABLE

ARGENTA repara inequidades cometidas por determinados sec-


tores prestamistas, por no decir usureros, que cobraban a nuestros
jubilados un interés del 159%. Como lo venimos haciendo desde el
año 2003, sostenemos el consumo. Todas las casas que adhieran a
este sistema de ARGENTA, van a percibir íntegramente el precio
de lo que se lleva el jubilado. Lo único que pedimos, es que tengan
un buen descuento para los jubilados, porque van a cobrar íntegra-
mente y más rápido en la ANSES. Mientras estamos anunciando

243
una medida de créditos para los jubilados, en otras partes del mundo
las personas mayores son consideradas un problema. Supimos de
otras épocas en las que se les rebajaron los sueldos a los jubilados,
fueron los que hoy, desde el Congreso, dicen que van a salvar a todos
los trabajadores. Son cosas que suceden. ¡Deben cesar con las ope-
raciones! Esta Presidenta no es operable, no por lo menos política-
mente, sí físicamente, me falta la tiroides.
Hay que tener números claros y decir las cosas en serio. No
basta con poner la cara, hay que gestionar, como hago yo y como
hizo Néstor todos los días. Gobernar es también desarmar conflic-
tos. Néstor vino para solucionar el gran conflicto de la Argentina.
Él siempre decía que cuando entró en la Casa de Gobierno, cerró
la puerta del despacho y se vio solo. La Plaza llena de gente gri-
tando todo el día, rutas y puentes cortados porque no había trabajo,
porque teníamos al Fondo Monetario Internacional sobre nuestra
cabeza, porque no había esperanza. Se propuso una Argentina en la
que todos pudieran tener un trabajo. Para lograrlo dio la vida. Pero
parece ser que solo merecemos descalificaciones. Si alguien espera
que yo responda un sólo agravio, esperen sentados porque no lo
voy a hacer. Con todo el dolor que una lleva encima, es mucho el
dolor de las pérdidas irreparables que nos enferman, y afectan a
la familia que sufre la tensión y el estrés. A otros no los veo tan
tensionados, se ve que están algo estimulados para estar tan bien.
Nosotros el único estímulo que tenemos es el estímulo del trabajo
y las convicciones, de no haber traicionado jamás a los trabajado-
res, de habernos enfrentado con las corporaciones como nadie lo
hizo. Que nadie se engañe, no somos nosotros el problema. El día
en que no estemos, como se lo dije muchas veces a los trabajadores,
irán por el verdadero objetivo, que es volver a lograr mano de obra
barata en la República Argentina como la tuvieron durante décadas.
Quiero llevarles a todos los argentinos la tranquilidad de que esta
Presidenta va a seguir trabajando. No habrá extorsión ni amenaza
que me aparte del camino.

244
26 de julio. Presentación del billete con la efigie de Eva Perón.

EVA: LA INTUICIÓN DE LA SENSIBILIDAD

Había sido pensado en 1952 para un billete de 5 pesos, luego de la


muerte de Eva Perón, pero nunca se hizo. Cuando vino la autode-
nominada revolución libertadora, golpe de Estado que derrocó el
Gobierno constitucional del General Perón, un empleado de la Casa
de Moneda lo escondió detrás de un mueble. Cuando se refunciona-
lizó la Casa de Moneda empezaron a correr muebles y aparecieron
cosas. Pudieron haber aparecido en otro momento, y alguien haber-
las destruido. Por esas cosas del destino, de la historia, aparecieron
durante nuestra gestión y las recuperamos. Ahí iniciamos la tarea
de emitir, para este 60 aniversario del paso a la inmortalidad de Eva
Perón, este billete, que comenzó siendo conmemorativo, pero que
yo voy a pedir, y no quiero entrar en ninguna polémica porque el
otro billete de 100 es el de Roca, que este sea el nuevo billete de 100
pesos. ¿Por qué? Porque después de 200 años de moneda es la pri-
mera vez que una mujer aparece en un billete. Tenemos que hacer
honor al género, y quién mejor para hacer honor al género que la
figura de Eva Perón. Me gusta mucho la imagen, es una imagen
plácida, esta Eva Perón da una sensación de paz muy impresionante.
Tiene una balanza, que no es la balanza de la Justicia como Poder
Judicial, sino la balanza de la justicia social. Estamos muy contentos
de poder haber hecho esto todos los argentinos. Una tarea de los
más de 1.100 empleados de Casa de Moneda que tiene más de 186
años de vida. La Casa de Moneda venía dándonos negativo y empezó
a dar positivo, a partir del año 2010. El incremento del patrimonio
neto, en el período 2011, ha sido del 45 por ciento, y el incremento
de facturación, en el 2012, ha sido de 125 millones, que representa
un 60 por ciento de aumento contra el año 2010.

No la atamos con alambre


Cuento una anécdota, para ver cómo pasan muchas veces las
cosas, y por qué hay tantos intereses cruzados. Esta máquina de
origen suizo iba a ser desguazada porque no servía más, se le pidió

245
a su casa de origen que nos pasara un presupuesto para repararla.
Nos pasaron 4.000.000 de francos suizos. Nos pareció mucho y deci-
dimos a hacerlo con los técnicos argentinos, con elementos argenti-
nos, y la reparamos. Llevamos gastado, más o menos, 400 mil pesos.
Se sigue usando y sigue produciendo. Maravillas de los argentinos.
No la atamos con alambre, no, funciona y muy bien. Hubo una reca-
lificación, comenzamos a hacer también muchas cosas que antes
no hacíamos, o la encargábamos a privados. Y la moneda tiene que
estar a cargo del Estado, sin ninguna duda. Si hay un instrumento
de soberanía es precisamente la moneda.
Hemos pasado a hacer el pasaporte electrónico, diseño, desa-
rrollo y fabricación de los nuevos pasaportes electrónicos para el
RENAPER, contando con una planta de producción de última gene-
ración. Los padrones electorales del 2011, que también los hacían
los privados y los hicimos en la Casa de Moneda, y vieron que no
hubo ningún problema en las elección, por favor. Mañana dicen:
“hicieron los padrones, por eso ganaron con el 55 por ciento de los
votos”. También la Lotería Nacional, recuperamos la impresión de
los cartones de bingo de la Lotería que estaban también en manos
privadas. Parques Nacionales con la digitalización de documentos.
El recupero del PAMI como cliente. Bueno, los incrementos han
sido en todos los rubros: títulos automotor, diplomas universita-
rios, estampillas y fajas de la AFIP (esas que se ponen en clausu-
ras, no se pongan nerviosos). Quiero felicitar a las autoridades de
Casa de Moneda y los empleados también, que han hecho posible
esta recuperación, para que hoy estemos nuevamente en superávit.
Tenemos que seguir recuperando las capacidades del Estado en lo
que es estrictamente competencia del Estado, indelegable e insus-
tituible. Y bueno, muy contentos con este billete de 100, que por
primera vez incorpora a una mujer, y a una mujer como Eva, en un
momento en donde todas las cosas que ella decía, todas las cosas a
las que aspiraba, adquieren relevancia por todo lo que está pasando
en el mundo.

José Luis Sampedro


Hoy recorrió la red la foto de este hombre, José Luis Sampedro,
es un literato y un economista español muy importante. En el 2010,
el Consejo de Ministros de España, le otorgó la Orden de las Artes

246
y las Letras de España, y en el 2011 recibió el Premio Nacional
de las Letras españolas. Bueno, este hombre apareció en la red con
una carta dirigida al señor Presidente del Gobierno de España, que
es economista también. No voy a leer la carta, porque no corres-
ponde que una Presidenta repita algunos adjetivos que le dirige al
Gobierno. Y no es broma. Pero sí una frase que creo que define un
poco el momento, que tiene tanta actualidad y tanta antigüedad al
mismo tiempo, pocas cosas tienen ese matiz: “Hay economistas que
sólo trabajan para que los ricos sean más ricos, y hay economistas
que trabajamos para que los pobres sean menos pobres”. Define cuál
es exactamente el problema actual, pero al mismo tiempo da cuenta
de un problema antiguo, que ha venido discutiéndose a lo largo de
los 200 años de historia de la Argentina y seguramente de los miles
de años de la historia de la humanidad: ¿Para quién trabajar, para
qué trabajar, cuál es el objetivo y la dirección que tiene que tener no
solamente un economista, sino un político o un gobierno? Y cuando
alguien elige la dirección para que los pobres sean menos pobres,
obviamente recibe durísimos ataques. Bueno, ¡qué les voy a contar!
¡Qué no se ha dicho de esta mujer en la República Argentina! De
esta digo, de mí también se han dicho cosas, pero de ella, de Evita,
se han dicho cosas horrendas, y le han hecho cosas horrendas, hasta
después de muerta inclusive. Por eso, el rescate y la reivindicación.
Fundamentalmente para pensar por qué somos tan atacados quie-
nes defendemos a los pobres.

Cadena nacional del miedo y el desánimo


Yo leía ayer una tapa: “El 28 por ciento de los gastos de la
ANSES se usan en los jubilados”. Son los jefes de la cadena nacional
del miedo y el desánimo. Quiero contarles la historia de lo que hizo
este monopolio con los fondos de los jubilados cuando las AFJP
eran privadas. A partir del 18 de octubre del 2007, poco antes de que
se estatizaran los fondos de las AFJP, todas, absolutamente todas
las AFJP, compraron más de 25 millones de acciones a un prome-
dio de 23,85 por ciento del Grupo Clarín. Ustedes saben que yo no
acostumbro a hablar con nombre y apellido pero en este caso tengo
que hacerlo con nombre y apellido porque sería injusto que no lo
identificara, e involucrara a todos los empresarios o a todos los que

247
tienen acciones. Pero esas acciones se compraron por 609 millones;
hoy, solo valen 200 millones. Porque a los pocos días de valer 23,85,
de ser cotizadas, pasaron a valer 7. Miren si por ejemplo, vamos a
hacer un ejercicio, hubieran sido colocados estos 609 millones en
una inversión conservadora, como podría ser colocar un plazo fijo,
tasa BADLAR, que es la tasa que se paga a los que depositan más
de 1 millón, 2 millones de pesos, hoy la ANSES, en lugar de los
200 millones de pesos tendría más de 1.000 millones de pesos. Si
lo hubiéramos prestado en los términos que le prestamos a la pro-
vincia de Buenos Aires, porque esto sale exactamente al otro día
que la provincia de Buenos Aires recibe los 600 millones, hoy ten-
dríamos 1.300 y pico de millones de pesos contra los 200 que tene-
mos. Y si lo hubiéramos invertido en el Plan Pro.Cre.Ar, que es otro
tipo de inversión a lo que puede ser una letra del Banco Provincia
o un plazo fijo, que son inversiones de activos financieros, cuando
uno invierte en viviendas está invirtiendo en activos de capital y
acá, fundamentalmente, en activos de capital vinculados también a
mejorar la calidad de vida de los recursos de un país. Usted sabe
que un país tiene recursos humanos, recursos o capitales activos
financieros, bueno, en fin, tendríamos algo así como 900 millones de
pesos. Estos son los que enjuician y los que dicen “¡qué mal que se
gastan los dineros de los jubilados!”, pero no dicen esto… Ahora, lo
que más me llama la atención es que, pese a las denuncias que hay
radicadas en la Justicia sobre esto, se avance tan lentamente. Yo me
pregunto: ¿Para condenar al Estado o cautelares contra el Estado
salen como pan caliente y se condena al Estado inmediatamente?
¿Cómo puede ser que duren años los juicios, cuando algún grupo
empresario comete acciones sospechadas de haber defraudado los
intereses de los jubilados? ¿Por qué?
Leía el otro día una denuncia que se hizo en el año 2005, contra
las cementeras por cartelización de los precios. La hicieron durante
la gestión del doctor Lavagna, en el ministerio de Economía durante
la gestión del presidente Kirchner. Y bueno, había sido condenada
precisamente porque se comprobó que se habían cartelizado, inclu-
sive fueron sentencias confirmadas por Casación, y se abrió un
recurso de queja en la Corte. Esperemos que sea para que no haya
ninguna injusticia y puedan discutir sobre la cuestión de fondo.

248
El Estado no es “mongo”
La verdad que llama mucho la atención la premura, la rapidez
cuando se trata de condenar al Estado, como si el Estado fuera
“mongo”. Cuando el Estado no es “mongo”, argentinos; el Estado
somos todos nosotros. Cada peso, cada recurso que se le quita al
Estado, se le está quitando, fundamentalmente, a los sectores más
vulnerables, que son los que más necesitan del Estado. Los que
necesitan que la escuela pública funcione bien, porque no puede
mandar a sus hijos a una escuela privada. Son los que necesitan que
el transporte funcione bien y siga subsidiado para poder seguir via-
jando barato porque no tienen auto. Son los que necesitan que las
universidades sigan siendo gratuitas para que sus hijos tengan la
esperanza de poder capacitarse y tener un futuro mejor. El Estado
son las miles de obras, como las que estuve ayer en Santiago del
Estero conmemorando los 459 años de la ciudad Madre de Ciudades
de la Argentina, donde inauguramos un aeropuerto en Termas de
Río Hondo, totalmente hecho con recursos públicos, y también un
fantástico centro de convenciones para más de 3.000 personas en la
vieja estación Mitre. Una emoción porque me regalaron la foto y la
grabación que registraba la llegada a esa misma estación de Perón y
de Eva. Estaba ella con la manito levantada saludando. Fue un lindo
recuerdo, un lindo momento porque, además, todo el pueblo de San-
tiago del Estero se volcó a las calles, con alegría, y te decían ¡gracias
por venir! Yo les doy gracias a ellos por cómo nos han apoyado. Fue
una fiesta popular impresionante. Esas son las cosas que te dan ale-
gría, frente a las cadenas nacionales del miedo y del desánimo.

El discreto encanto de la burguesía


Un articulito que salió ayer en La Nación, en Economía y Nego-
cios, muy chiquitito, de una reunión en La Rural, con empresarios
periodísticos. Pucha –dije yo– a ver, vamos a ver qué es esto, y dice:
“La Mesa Directiva de la Sociedad Rural le planteó a un grupo de
empresarios periodísticos su preocupación por la falta de diálogo
con el Gobierno”. No se sabe de qué lado hay una falta de diálogo,
si somos nosotros, ellos…bueno, no se sabe. Y “el desencanto que
enfrenta la actividad agropecuaria”. Yo no sé, pero, ¿cómo anda la
soja? ¿bien, no? Pero bueno, en la reunión se hablaba del “desencanto

249
que enfrenta la actividad agropecuaria”. Me hizo acordar a aquella
gran película de Luis Bruñuel: El discreto encanto de la burguesía.
¿Cuál es el desencanto de la actividad agropecuaria? Están con unos
números que no se pueden creer, con una actividad en expansión.
Bueno, pero seguí leyendo, “así lo indicó la agencia DyN”, DyN, es
la agencia de noticias obviamente del monopolio también. Yo creo
que los pescaron en la reunión y la blanquearon…mi impresión acá
es que alguien los vio y la blanquearon antes de que los escacharan,
como les pasó cuando fueron a la Corte, ¿se acuerdan, no? Y dice:
“Así lo indicó a la agencia DyN el presidente de la Sociedad Rural,
Hugo Biolcati, tras el almuerzo que compartió con José Aranda, de
Clarín, Jorge Fontevecchia, de Perfil, Julio César Saguier y Fernán
Saguier, de La Nación, y José Claudio Escribano, de La Nación, en
el predio de Palermo”. Como se ve, el comando en jefe de la cadena
nacional del miedo y del desánimo. Estaban reunidos y después,
¿de qué estarían hablando y de quiénes estarían hablando? Después
sigue y explica de quiénes estaban hablando y dice: “En el encuentro
se analizaron cuestiones vinculada con el precio de los commodi-
ties, la intervención a los mercados de granos y carnes y también
sobre la falta de contactos que mantiene el sector con el Gobierno
nacional”. ¿Ustedes se acuerdan de esa serie de dibujitos animados
donde estaba el perro Pulgoso que se reía, ji, ji, ji. Si Pulgoso lee
esto, estaría riéndose igual. Estaban hablando, seguramente, de qué
título nos van a enchufar mañana, con qué nos van a salir pasado
mañana. Pero bueno, es un poco la prueba de cómo se manejan las
cosas, de cómo la coordinación es perfecta. Y lo contamos con un
poco de humor.

La inteligencia del corazón


En vísperas del 60º aniversario que mañana vamos a recordar,
como creo que hay que recordarla a Eva, vamos a ir a José C. Paz
a inaugurar un plan de 900 viviendas para sectores populares, ella
quería eso. Uno lee las cosas que decían ella y Perón, acerca del
mundo, de lo que podía pasar, no era premonición, simplemente era
análisis político. En Eva era intuición pura, intuición de la que vino
de abajo, intuición de su sensibilidad; en Perón era formulación teó-
rica, un militar como todos los militares de aquella época, por lo

250
menos, con una gran formación teórica y con un mundo y que había
participado en un mundo tan complejo como fueron los escenarios
del siglo XX. Pero en Eva era inteligencia emocional, inteligencia
intuitiva, inteligencia del corazón, la que muy pocas veces falla, yo
te diría casi ninguna. Por eso tenía esa forma de contacto, por eso
también sufrió tanto y por eso también dio tanto, nada más ni nada
menos que su vida. Este billete es un homenaje que nos debemos,
y es también reparador de nuestros propios errores, de nuestras
equivocaciones.

25 de septiembre. 67° Asamblea General de Naciones


Unidas.

PAZ Y DERECHOS HUMANOS

Señor Presidente; señores miembros de esta distinguida Asamblea


Anual de Naciones Unidas: quiero referirme en primer término en
esta intervención a ratificar la postura personal de esta Presidenta,
la de la República Argentina como país y la del pueblo argentino en
cuanto al enfático repudio y rechazo al salvaje asesinato de que fuera
objeto el embajador estadounidense Chris Stevens en la ciudad de
Bengassi en la República de Libia. Este hecho que caracteriza una
vez más la andanada terrorista ha merecido por parte nuestra tam-
bién un período de reflexión acerca de determinadas interpretacio-
nes que hubo en su momento referidas a acontecimientos sucedidos
en los países árabes y que fueron por muchos líderes occidentales
interpretados o denominados, tal vez periodísticamente, como la
primavera árabe, pero que en realidad, humildemente y con mucho
respeto desde nuestro punto de vista, reflejaba tal vez otras situa-
ciones no percibidas, no entendidas, no comprendidas por los princi-
pales líderes de Occidente. La muerte de Chris Stevens en Bengassi
no es casualidad, fue precisamente allí donde se originó el principal
foco de resistencia al régimen de Muhamar Kadafi y donde aquellos
que tenemos cierta inclinación por la política internacional sabía-

251
mos muy claramente que residían precisamente allí los principales
fundamentalistas islámicos opositores, no ya al régimen de Muha-
mar Kadafi sino a una coexistencia pacífica en un mundo de paz,
entre hombres y mujeres de diversas razas, religiones, creencias o
pertenencias. Digo esto porque es necesario tener una clara percep-
ción de cuáles son los problemas y cuáles son verdaderamente las
situaciones que se están originando en el mundo y en Medio Oriente
en especial, para entender la necesidad de tener políticas diferentes
orientadas a construir una paz verdadera y duradera. Una paz que
debe implicar siempre elegir, antes que el lenguaje de las armas, el
lenguaje de la diplomacia. Porque si uno recorre la historia reciente
podrá advertir que muchas veces personajes, fracciones políticas
que parecían aliadas de Occidente, finalmente al cabo del tiempo
terminaron convirtiéndose en acérrimos enemigos de los valores
occidentales por una tal vez mala interpretación o mala adecuación
de políticas que permitieran comprender lo que está pasando en
Medio Oriente y fundamentalmente en el mundo.

Palestina
La necesidad del reconocimiento del Estado de Palestina, como
también la necesidad y el reconocimiento de que Israel viva dentro
de sus fronteras legalmente reconocidas desde 1967, son parte fun-
damental y el nudo fundamental del problema en el Medio Oriente.
Nosotros abogamos por parte de la República Argentina, y creo tam-
bién reflejar los intereses de nuestra región, de dar una respuesta
a algo que viene reclamándose durante décadas y que sin embargo
por distintas circunstancias y atravesando distintos gobiernos, las
distintas potencias occidentales que tienen una inmensa respon-
sabilidad en este liderazgo no han logrado construir. Para Chris
Stevens y para su familia ya no habrá primavera árabe, ni siquiera
verano sino un invierno terrible y eterno. Por eso creo que es
imprescindible replantear desde Occidente estrategias y políticas
diferentes respecto de Medio Oriente, porque corremos el riesgo
de que diciendo defender valores terminemos finalmente, a través
de estrategias equivocadas atacando esos valores, profundizando la
crisis y que sucedan hechos como el que sucedió en Bengassi, donde
tenemos que lamentar la muerte de un diplomático, cualquiera sea

252
su origen, en este caso un embajador estadounidense, cosa que no
sucedía desde hacía muchísimo tiempo.

Administración financiera de capitales sin regulación


Similar situación podría describirse respecto de la otra gran
crisis, aparentemente de carácter económico, que sacude al mundo.
En el año 2008, cuando nos tocó concurrir a esta asamblea, se des-
plomaba Lehman Brothers, y una crisis que parecía causada porque
había pobres que no podían pagar hipotecas, la famosa crisis de las
sub prime, hoy ha terminado en algo más que una crisis de pobres
que no puede pagar sus hipotecas, se ha corrido finalmente el velo
y se ha descubierto, o por lo menos ha quedado expuesto a la luz
pública, que ha sido precisamente la administración financiera de
capitales sin ningún tipo de regulación, no ya en beneficio de los
sectores más empobrecidos sino de los sectores más ricos de la
sociedad, la causante de esto que ya es una crisis global.
En Europa la crisis de la Eurozona, que no es más que la crisis
de las deudas soberanas, países que deben más que su PBI y familias
endeudadas más allá de sus posibilidades por los próximos 20 ó 30
años. En estos mismos momentos que estamos aquí se está produ-
ciendo en España una represión contra indignados que reclaman
la renuncia del gobierno por los programas de ajuste que se están
aplicando, recetas ortodoxas, las mismas que se vienen aplicando
desde hace décadas infructuosamente. Y quiero decirles que cuando
hablamos de esto no hablamos desde lo empírico, cuando hablamos
de esto en la República Argentina lo hacemos desde el conocimiento
profundo por haber sido una suerte de conejillo de indias de las
políticas neoliberales, producto del Consenso de Washington, que
traspusieron las fronteras de toda la década de los 90 y finalmente
implosionaron en el país en el 2001 cuando se produjo el default de
deuda soberana más importante que se tenga memoria. Argentina
llegó a deber 160% de su producto bruto, producto de políticas de
endeudamiento, políticas de desindustrialización, políticas de ajuste
permanente en el consumo, que uno ve aplicar ahora casi metódica
y ferozmente sobre los países que hoy como España, como Grecia,
como Portugal y como otros tantos están poniendo en peligro la
Eurozona. Poner en peligro el Eurozona es algo más que poner en

253
peligro una región económica, es poner en peligro también la esta-
bilidad misma del sistema financiero internacional. Debemos recor-
dar que si bien el 60% o 65% de las reservas internacionales de los
distintos países están depositadas en sus bancos centrales en dóla-
res, hay no menos de un 24% de reservas de los diferentes bancos
centrales depositadas en euros.

Guerra comercial
También, es bueno decirlo, es necesario un replanteo por parte
de lo que significa una guerra comercial que se ha desatado en los
distintos países a partir de políticas que unos denuncian como pro-
teccionistas y que sólo constituyen políticas de defensa de nuestras
sociedades, de nuestros trabajadores y de nuestros empresarios
frente a las economías de los países desarrollados, que han sido en
definitiva las causantes de la crisis que hoy estamos viviendo y que
se intenta transferir. Yo siempre me pregunto algo: si cualquier país
de los nuestros tuviera un déficit de la cuenta corriente como tiene
por ejemplo Estados Unidos de Norteamérica, sería un país al que
seguramente habrían censurado, sería un país al que habrían cri-
ticado, pero claro, al ser moneda de reserva, al hacerse el 85% de
las transacciones comerciales del mundo en dólares, al ser el país
que emite la moneda de reserva por excelencia, queda totalmente
separado de toda recomendación o de todo ajuste explicitado por
el Fondo Monetario Internacional. Sin embargo el Fondo Moneta-
rio Internacional sigue reclamando políticas de ajuste e inclusive,
como en el día de ayer, amenazando a países a como la República
Argentina, en una imitación que quiso hacer la titular del Fondo
Monetario Internacional con un partido de fútbol, que si Argentina
no cumplía determinadas cosas le iban a sacar tarjeta roja. Quiero
decirle a la titular del Fondo Monetario Internacional que esto no
es un partido de fútbol, que esta es la crisis económica y política más
grave que se tenga memoria desde los años 30. En segundo lugar
debo decirle que mi país no es un cuadro de fútbol, es una nación
soberana que toma soberanamente sus decisiones y que por lo tanto
no va a ser sometida a ninguna presión y mucho menos a ninguna
amenaza de que si no hace tal cosa se le va a poner tarjeta roja. Por
otra parte, si vamos al rol, ya que estamos en orden de comparar

254
fútbol con economía, debo decir que el que el rol del presidente de la
FIFA ha sido bastante más satisfactorio que el rol de los directores
del Fondo Monetario Internacional en cuanto a organizar lo que es
su responsabilidad. En efecto, la FIFA organiza cada cuatro años
el mundial de fútbol, el próximo será en la República Federativa de
Brasil y seguramente será un éxito. El Fondo Monetario Interna-
cional viene tratando de organizar la economía desde los años 80 y
crisis tras crisis no logra hacerlo. Sin embargo parece que los únicos
que deberíamos criticarnos somos los países, no he escuchado nin-
guna autocrítica del Fondo Monetario Internacional en cuanto a
cuáles eran las estadísticas de España, cuáles eran las estadísticas
de Grecia, de Portugal, de Irlanda, de Italia, que permitieron que
contrajeran deudas, que emitieran bonos sin ningún tipo de control.
Cuáles son los controles, a quiénes controlan y por qué se controla
a unos y a otros no.

Los muertos no pagan sus deudas


Estas son algunas de las cosas que nos planteamos hoy aquí
frente a ustedes, porque es necesaria una reformulación, lo venimos
diciendo desde el año 2003 en que el presidente Kirchner por pri-
mera vez vino aquí y sostuvo, ante una Argentina devastada por la
crisis, con índices de pobreza y de indigencia nunca vistos, el 25% de
los argentinos no tenía trabajo, se habían quedado con sus ahorros
en dólares, en pesos, en rupias, en libras, en lo que venía, no tenían
nada. Vino aquí y dijo dennos una oportunidad para crecer porque
las sociedades para poder pagar sus deudas deben crecer, los muer-
tos no pagan sus deudas. Esta fue la frase de aquel argentino que no
se equivocó y que en el año 2003, a partir de las políticas que pudo
aplicar y sin acceder, inclusive hasta el día de la fecha, al mercado
de capitales, Argentina ha reestructurado el 94% de su deuda sobe-
rana y vienen pagando rigurosa y regularmente cada uno de sus
vencimientos desde el 2005 a la fecha. Y lo vamos a seguir haciendo,
porque privilegiamos políticas donde la producción nacional, el
valor agregado, la generación de trabajo, atender a los sectores más
vulnerables a través de programas sociales que representan el 1,2%
de nuestro PBI y que han sido definidos por hombres como Ber-
nardo Kliksberg como los programas de política social más impor-

255
tantes de Latinoamérica, nos ha permitido un crecimiento que sin
lugar a duda es el más importante de los 200 años de historia que
tiene la República Argentina.

No seremos economistas pero no somos tontos


No venimos a dar lecciones a nadie porque no nos consideramos
maestros ni profesores de nadie, simplemente queremos contar la
experiencia de un país que vivió una situación similar a la que están
viviendo otras naciones del mundo desarrollado. Lo que queremos
aportar es desde lo empírico, no desde lo teórico y sabemos que tene-
mos que tomar como miembros del G-20 medidas que todavía no se
han tomado porque siguen sin regularse los grandes movimientos
de capitales que un día golpean en un país y otro día golpean en el
otro, donde un día la bolsa de un país que está prácticamente en
default sube 20 puntos para bajar al otro día 7 siete puntos. Señoras,
señores, no seremos economistas pero no somos tontos, sabemos
que cada uno de estos movimientos implica formidables transferen-
cias de ingresos y los únicos perjudicados siguen siendo los millones
y millones de habitantes que pierden su trabajo, pierden sus espe-
ranzas y lo que yo aspiro es a que no pierdan la paciencia, porque
normalmente cuando se pierde la paciencia en situaciones sociales
límite, cuando no se consigue trabajo, donde los pobres no tienen un
Estado que los proteja y los contemple, finalmente terminan sobre-
viniendo crisis políticas e institucionales como las que nos tocó vivir
a nosotros en el año 2001.
Creo también necesario entender que estamos ante un nuevo
mundo y un nuevo mundo exige también liderazgos creativos, exige
arriesgar nuevas ideas y nuevos conceptos, querer solucionar los
problemas que hoy tiene el mundo con las recetas que los provocaron
resulta absolutamente absurdo, es necesario decirlo claramente. El
tema del déficit en cuenta corriente que es trasladado de los Estados
Unidos a los países emergentes, donde se revalorizan por allí nues-
tras monedas y tenemos que hacer ingentes esfuerzos a través de
acumulación de reservas y de medidas para que no nos transfieran
desde los países centrales stocks de manufacturas a muy bajo precio
que atentan contra nuestras economías, que por otra parte, bueno
es decirlo, los últimos 10 años el crecimiento económico global fue

256
sostenido precisamente por los países emergentes y hoy somos los
países emergentes los que tenemos que estar soportando que nos
denuncien como proteccionistas por parte de aquellas economías
que han vivido protegiendo, a través de subsidios agrícolas y pro-
mociones de toda índole, en detrimento de nuestras economías y
fundamentalmente en detrimento de la inclusión de millones de ciu-
dadanos que ahora han podido ser incluidos al aparato productivo.
Es clave que los países desarrollados entiendan la contribución que
los países emergentes podemos hacer al resurgimiento de la econo-
mía internacional, por la cantidad de millones que todavía debemos
incluir a los beneficios sociales y a la producción, porque además
hemos bajado nuestro nivel de endeudamiento como nunca se ha
visto. La Argentina, de haber sido un país que estuvo con el 160%
de su PBI endeudado, hoy apenas tiene un 14% del PBI en relación
a la deuda, el resto es deuda intra sector público y estamos en el más
bajo endeudamiento en moneda extranjera y referente a titulares
extranjeros.

Somos un mal ejemplo


Obviamente que para algunos somos un mal ejemplo. ¿Por
qué? Porque cuando reestructuramos nuestra deuda, y no estoy
proponiendo como solución la reestructuración, pero cuando rees-
tructuramos nuestra deuda sostuvimos que hace a la esencia del
capitalismo que quien toma el riesgo de colocar en un país dólares,
con una tasa como la que se llegó a pagar en la República Argentina
durante los años 90 para sostener la convertibilidad, entre el 15 y
el 16%, mientras en el resto del mundo se pagaba apenas un 2 por
ciento, debe asumir que si alguien le paga esa cantidad de dinero
frente a un mundo que paga solamente el 2 por ciento, hay grandes
posibilidades de riesgo que ese señor, ese banco, esa institución no
les devuelva el dinero. La tesis fue entonces que si habían arries-
gado debían compartir parte de ese riesgo y, por lo tanto, propusi-
mos una reestructuración en la cual esto fuera soportado por ambas
partes. De cualquier manera, la Argentina pagó más que la ENRON
a sus accionistas. La ENRON pagó de cada 100 dólares, 1 dólar creo
por accionista; nosotros, de cada 100 dólares, pagamos entre 25 y
30 dólares. Así que, en realidad, en esta reestructuración tuvimos

257
mucha mayor amplitud y mucha mayor consecuencia que la tuvo,
por ejemplo, la empresa ENRON, no ya con el resto del mundo sino
con los propios ciudadanos americanos. Decía entonces que estas
cosas por supuesto pueden molestar a determinados organismos
multilaterales de crédito, sobre todo porque la Argentina, durante la
década de los años 90, fue exhibida como un ejemplo de lo que debía
hacerse para en el año 2001 soltarle la mano y dejarla que se arregle
sola. Por eso creo que algunos creen que deben censurarnos o mul-
tarnos para que el ejemplo no cunda. Pero en realidad, si se piensa
el mundo como una totalidad y como una globalidad, si se concibe
que no estamos ante un problema económico, sino que estamos ante
un problema político, porque cuando carecemos de liderazgos que
nos indiquen un camino cierto y concreto para superar una crisis
económica de la magnitud que tiene el mundo, ya no estamos ante
un problema de la economía ni de los economistas, estamos ante un
problema de la política que no encuentra soluciones ni respuestas ni
nuevos modelos para darle solución a estos problemas.
Por eso sabemos del enojo de algunos organismos multilaterales
con la Argentina y por eso les decimos que no vale la pena enojarse,
que lo importante es replantearse en economía y en política qué
errores se han cometido; qué cosas se están haciendo mal para poder
corregirlas, seguir adelante y remontar esta crisis que, de seguir
prolongándose en el tiempo, va a provocar no ya severos problemas
económicos sino severos problemas institucionales y políticos. Y lo
que más miedo me da como militante política desde muy joven y
que le ha tocado vivir períodos en su propio país donde no se res-
petaron los valores occidentales, donde se violaba, se torturaba y
se desaparecía gente, porque había desaparecido la democracia; el
temor más grande que tengo como militante política, frente la falta
de resolución de esta crisis, es que muchísimos occidentales, que
millones dejen de creer que un sistema democrático puede darles
las soluciones.

Oídos propicios para los cantos de sirena


Si uno observa la historia de la humanidad, puede observar
claramente que los más terribles totalitarismos que asolaron la
humanidad fueron precedidos por severas crisis económicas que

258
no dieron solución a la gente, que le quitaron la esperanza y que
crearon oídos propicios para los cantos de sirena prometiendo cosas
que todos sabemos que es imposible cumplir. Por eso quería refe-
rirme en términos enfáticos a cómo abordar el problema o a cómo
concebirlo para de esta manera poder encaminar y encarrilar una
situación que está descarrilada desde el año 2008 y que desgracia-
damente no tiene visos, porque también comenzamos a ver que la
crisis de los países desarrollados comienza a trasladarse a los países
emergentes que hemos sido motores del crecimiento a nivel global.
Y creo que una cosa está vinculada con la otra y que es una falta
de interpretación, de codificación adecuada, interpretación correcta
de sucesos políticos y económicos que se entremezclan en la histo-
ria de la humanidad y nos llevan a concebir falacias como que, en
definitiva, determinados movimientos políticos quieren vivir como
los occidentales o que, tal vez, determinadas recetas ortodoxas de
ajuste pueden conducir a alguna salida o a alguna solución. Nada
más equivocado por cierto.

La cuestión colonial de Malvinas


En el pasado mes de junio estuve presente ante el Comité de
Descolonización de este organismo, aquí en Nueva York, para pre-
sentar nuestro alegato, nuestro deseo de que se dé cumplimiento a la
2065 Resolución de Naciones Unidas, en cuanto a instar al diálogo
entre ambos países, el Reino Unido y nosotros, sobre la cuestión de
Malvinas. El próximo año, en enero, se van a cumplir 180 años de
que el Reino Unido, Inglaterra, usurpara ilegalmente nuestras islas
Malvinas. No solamente no ha cejado en esto, no solamente no ha
dado oído alguno ni respuesta alguna a un reclamo y a una resolu-
ción…en realidad, son muchas las resoluciones de Naciones Unidas,
son muchas las resoluciones del Comité de Descolonización, son
muchas las resoluciones de distintos organismos como la OEA y
como distintas agrupaciones multilaterales, Grupo de Río, etcétera,
que piden a Gran Bretaña que se siente a dialogar con la Argen-
tina. No estamos pidiendo que digan que tenemos razón, eso no es
diálogo, eso es imponer un criterio; simplemente queremos que se
sienten a cumplir con la resolución de Naciones Unidas a dialogar
sobre la cuestión de la soberanía en las islas Malvinas. Y además

259
también a desmilitarizar el Atlántico Sur, una región, la América
del Sur, de paz, sin diferencias étnicas ni religiosas ni de ninguna
naturaleza que nos lleve a enfrentamientos entre nosotros. Por eso,
una vez más, reiteramos nuestro pedido. No se puede tener el doble
estándar permanente de que aquellos miembros que se sientan en el
Consejo de Seguridad en forma permanente, tienen derecho a violar
todas y cada una de las disposiciones de Naciones Unidas y el resto
de nosotros, simples mortales, debemos hacer saludo y venia ante
cualquier resolución del Consejo de Naciones Unidas. Esto no es
construir multilateralismo, esto no aporta en nada a la construc-
ción de la paz que todos demandan y que todos necesitamos; esto
aporta a generar una sensación creciente de injusticia y de desigual-
dad entre las naciones que afecta sensiblemente las posibilidades de
un mundo más justo, que afecta sensiblemente las posibilidades de
vivir en un mundo sin violencia. Esta no es una cuestión bilateral
entre el Reino Unido y nosotros, se ha convertido en una cuestión
global, terminar con los últimos vestigios de colonialismo, que ha
sido uno de los grandes méritos de Naciones Unidas cuando creó
en 1961 el Comité de Descolonización. Ingresar a este siglo XXI
sin territorios coloniales hace también al respeto de los derechos
humanos. Derechos humanos que, por cierto en mi país, defendemos
con mucha fortaleza y que somos un ejemplo a nivel global del cum-
plimiento de los mismos.

AMIA
Finalmente y vinculado también con lo que empecé, con el repu-
dio y la condena a la muerte del embajador Christopher Stevens en
Libia, quiero referirme también a lo que para nosotros, los argenti-
nos, constituye y sigue constituyendo una llaga abierta porque toda-
vía no ha habido justicia y que es la voladura de la mutual israelita
AMIA en el año 94 y también de la embajada de Israel en el año
92, hechos absolutamente condenables y deplorables. En reitera-
das oportunidades, tanto el ex presidente Kirchner como quien les
habla, ha pedido a la República Islámica de Irán, que ha sido acusada
por la Justicia argentina de tener participación en dicho crimen, su
colaboración y su cooperación.
En el año 2010 y en el año 2011, ante la falta de respuesta a ese
pedido de colaboración y de cooperación, ofrecí, como alternativa a

260
esto, si es que la República Islámica de Irán no tenía confianza en la
equidistancia, en la independencia de la Justicia argentina, adoptar
una doctrina que es la doctrina del caso Lockerbie, que todos uste-
des recordarán, y que se refiere al atentado contra un avión esta-
dounidense por parte de terroristas libios y que, finalmente, tuvo
lugar un juicio en un tercer país y allí pudo repararse, si es que la
muerte puede tener reparación, algo del daño que se había hecho.
Ofrecimos, precisamente, la elección de común acuerdo entre ambos
países, de un tercer país para que se desarrolle allí un juicio que
garantice a las partes que todos van a poder acceder a la justicia y,
por sobre todas las cosas, que se va a conocer la verdad sobre este
hecho tan terrible.
Empecé hablando sobre acciones del terrorismo internacio-
nal y termino también hablando sobre estas mismas acciones, no
ya cometidas en un lejano país africano y contra un miembro del
Cuerpo Diplomático estadounidense; estoy hablando de algo suce-
dido en mi país, en mi tierra y contra ciudadanos argentinos en clara
violación también a la soberanía territorial. El día miércoles pasado,
hemos recibido por parte de la República Islámica de Irán un pedido
de reunión bilateral precisamente para dialogar entendemos que
sobre este tema. Mi país, que sigue reclamando el diálogo como un
instrumento universal y también como un instrumento particular
en el caso de Malvinas, ha decidido instruir a nuestro Canciller para
que tenga lugar aquí en Naciones Unidas, tal cual lo ha solicitado la
República Islámica del Irán, una reunión bilateral entre ambas can-
cillerías. Debo decirles que espero resultados de esa reunión, resul-
tados en la manifestación que ha hecho la República Islámica de Irán
de querer cooperar y colaborar por el esclarecimiento del atentado.
Si no lo quiere hacer frente a la Justicia argentina o si no lo quiere
hacer frente a un tercer país, esperamos resultados de esa reunión en
cuanto a propuestas de cómo encaminar este conflicto tan profundo
que data del año 1994. Quiero recordarles a todos que el presidente
Kirchner asumió como presidente recién en el año 2003; ya habían
transcurrido nueve años del atentado sin tener ningún resultado.
Pero también quiero decir que esperamos que de esta reunión
haya resultados concretos. Si hay propuestas por parte la República
Islámica de Irán para avanzar en un sentido que no sea el que ha

261
propuesto la Argentina, quiero decirles también que, como miem-
bro de un país representativo, republicano y federal, someteré a
consideración de las fuerzas que tienen representación parlamen-
taria en mi país la propuesta que nos haga la República Islámica de
Irán. Es un tema demasiado importante para ser resuelto solamente
por el Poder Ejecutivo, más allá de que la Constitución le asigne la
representación y el ejercicio de las relaciones exteriores. Pero acá no
estamos ante un caso de relaciones exteriores típico o casual, esta-
mos ante un hecho que ha marcado la historia de los argentinos y
que también se inscribe en la historia del terrorismo internacional.
Por eso quiero que tengan la certeza, fundamentalmente los fami-
liares de las víctimas, con los cuales me siento particularmente com-
prometida, fui durante seis años miembro de la Comisión Bicameral
de seguimiento de ambos atentados, de la Embajada y de AMIA,
siempre sostuve posturas muy críticas de cómo se desarrollaba la
investigación. Por eso creo que tengo la autoridad para poder diri-
girme a los familiares de las víctimas, que son realmente los que
más respuestas necesitan acerca de lo que pasó allí y de quiénes son
los responsables, para decirles que tengan la certeza de que esta
Presidenta no va a tomar ninguna resolución respecto de ninguna
propuesta que le sea formulada, sin consultar previamente con quie-
nes han sido las víctimas directas de esto. Y, al mismo tiempo tam-
bién, con las fuerzas políticas con representación parlamentaria en
mi país, porque esto no lo puede decidir una sola fuerza política y
porque además todos tienen la obligación de emitir opinión pública
y fijar posición frente a situaciones de esta naturaleza.
Para terminar quiero decirles a todos los miembros de esta
Asamblea que la Argentina va a tener el altísimo honor, pero tam-
bién la altísima responsabilidad, durante los años 2013 y 2014, de
ocupar un sillón, de ocupar un lugar de los no permanentes, obvia-
mente, en el Consejo de Seguridad de este Cuerpo.

No puede haber paz en un mundo donde no se diga la


verdad
Quiero que sepan que más allá de que esté sentada formalmente
la República Argentina, en ese lugar tienen que sentirse representa-
dos todos y cada uno de los países que aspiran a la paz en serio como

262
un valor universal, pero con la convicción de que esa paz no es una
enunciación formal e ingenua de deseos, en la comprensión de que la
paz es un valor que se construye a través de la verdad, de la justicia
y de la igualdad. No puede haber paz en un mundo donde no se trate
en forma igual a los países; no puede haber paz en un mundo donde
haya cada vez más pobres y menos incluidos; no puede haber paz
en un mundo donde no se diga la verdad y las cosas como son. Por
eso creemos que en la construcción de esa paz que todos anhelamos,
mayores responsabilidades tienen las grandes naciones líderes de
este mundo. Como en cada uno de nuestros países la responsabili-
dad empieza por el presidente y va en forma descendente con sus
autoridades, lo mismo ocurre en el mundo. No podemos, más allá
del reclamo de igualdad, ignorar las hegemonías, ignorar la impor-
tancia de determinados países en la resolución de los conflictos o, tal
vez, no solamente en la resolución, sino también en la provocación
de los conflictos.
Por eso, creo que –y quería decirlo y compartirlo con todos
ustedes– ese sillón que ocupará la República Argentina, lo hará en
nombre de los valores que siempre ha defendido: la paz, la vigencia
irrestricta de los derechos humanos en todos los países, no sola-
mente en aquellos que me resultan simpáticos o en aquellos que no
me resultan simpáticos; los derechos humanos son valores univer-
sales que deben ser respetados en todas las latitudes y cualquiera
sea la denominación de los gobiernos. Y es obligación de esta Asam-
blea y es obligación de ese Consejo de Seguridad, actuar con un solo
estándar para, precisamente, construir ese valor de paz, derechos
humanos, igualdad y verdad, que es la única manera de asegurarnos
vivir en un mundo más justo y más seguro del que vivimos hoy.

263
31 de julio. Cumbre del MERCOSUR que incor-
pora a Venezuela como miembro

“…SIENTO QUE HE ARADO EN EL MAR…”

Gracias por tu cálida bienvenida querida Dilma; Pepe y querido


amigo, compañero presidente de la República Bolivariana de Vene-
zuela: en primer lugar, bienvenido; bienvenido a este lugar, el MER-
COSUR, espacio en el cual durante tantos años quienes venimos
trabajando para reconstruir lo que otros quisieron destruir, final-
mente se incorpora la hermana República Bolivariana de Venezuela.
Fueron años que es cierto que yo dije que no hubiera tenido la
paciencia, por humillaciones, por demoras injustificadas, por polí-
ticas locales mezquinas que no querían que Venezuela ingresara
y también, por qué no decirlo, porque no era conveniente que en
definitiva se conformara un espacio en el cual, como recién repetía
eso que yo siempre le decía a Chávez: con el ingreso de Venezuela
se cierra la ecuación porque es la energía, porque son los alimen-
tos, porque son los minerales y porque es además el conocimiento,
el valor agregado, la industrialización que tenemos otros países, el
know how que tenemos que compartir para construir este espacio.

Los ricos no quieren socios, quieren esclavos


Recién cuando estábamos conversando recordaba mis épocas de
senadora, recordaba épocas anteriores donde se había conformado
el MERCOSUR, y en mi país muchos decían que en realidad no
nos convenía a los argentinos conformar el MERCOSUR, porque
Brasil con una economía mucho más grande, con un volumen y una
escala muy superior finalmente nos iba a absorber y esto iba a ser
malo para la Argentina. Es más, recordaba que en mi gestión como
senadora, durante los años 90, un canciller, por supuesto no era el
canciller que hubiera preferido yo, decía que para qué ser amigo de
los pobres si uno puede ser amigo de los ricos. Y me acuerdo que
ante esa afirmación contesté que los ricos nunca quieren amigos
ni socios, quieren empleados o esclavos. Y por eso era necesario

264
mirar hacia la América del Sur, como lo había hecho Bolívar, como
lo había hecho Artigas, como lo había hecho San Martín, como lo
había hecho Dorrego, ese maravilloso patriota que murió fusilado,
el primer fusilado de la Confederación de las Provincias Unidas del
Río de la Plata, gobernador popular.

No es deuda, es apropiación de recursos


Por eso la incorporación de Venezuela, en momentos muy par-
ticulares, no solamente de la región sino también del mundo, de un
mundo donde se han derrumbado todos los paradigmas. Los patro-
nes de acumulación económica, que nos mostraban como modelo
a seguir, se han derrumbado estrepitosamente, y nosotros como
argentinos vemos con muchísima similitud, desgraciadamente –no
nos alegramos– experiencias que están viviendo países que fueron
primeros inversores extranjeros en nuestro país y que hoy atra-
viesan crisis muy similares a las que tuvimos nosotros en el 2001,
que fue una crisis de deuda, una crisis de apropiación de recursos.
Porque en definitiva, si uno lo piensa bien, no es deuda, deuda es lo
que uno puede tocar, ver, nosotros teníamos deuda y no teníamos
infraestructura, no teníamos un montón de cosas, era simplemente
una deuda de carácter financiero que se había multiplicado expo-
nencialmente y que hizo explotar el país.

Florecieron mil flores


Quiero finalizar con una frase de Bolívar. Vos siempre lo recor-
dás a Bolívar y decís que Bolívar al final de su vida, una vida de
lucha por la libertad de los pueblos, decía: “ He arado en el mar,
siento que he arado en el mar”. Chávez, tú puedes decir que no has
arado en el mar, que has arado en tierra, que has sembrado, que la
has regado y que finalmente florecieron mil flores, como debía ser, y
por eso hoy Venezuela está aquí junto sus hermanos de la América
del Sur. Así que felicitaciones compañero.

La unidad de la región
Quiero detenerme en algo que afirmó Dilma, que es objetivo y
concreto: juntos constituimos la quinta economía mundial. Vamos
a tener dentro de nuestros propios países, gente que va a luchar

265
contra la unidad de la región, como ha pasado en estos 200 años de
historia, como aquellos que lucharon contra Artigas, contra Bolí-
var, contra San Martín, porque sabían y saben, lo que significa la
unidad de la región. Esto va a exigir por parte de nosotros fortaleza
y claridad, para diluir esas presiones y amenazas, esos forzamien-
tos internos que va a haber para que discutamos, o peleemos entre
nosotros. Tenemos un método para poder tener esa fortaleza: vin-
cular a nuestros sectores privados. Si nosotros solamente limitamos
la vinculación a lo que es el sector público porque pensamos igual,
porque tenemos una idea de Estado Nacional, pero no incorpora-
mos por lo menos a grandes sectores privados a esta idea de un
Estado Nacional y Americano del Sur Grande va a haber chirridos.
A ver, no seamos ingenuos, nadie puede ver – por lo menos desde
los grandes centros de poder – con mucha alegría que quienes con-
centramos las mayores reservas energéticas, gasíferas y petrolíferas
del mundo; quienes tenemos el mayor reservorio de agua dulce y
poder de alimentación del mundo con nuestra producción agrícola
y ganadera, y fundamentalmente agricultura cada vez más tecni-
ficada, donde también tenemos conocimiento, ciencia y tecnología
muy desarrollada en materia nuclear, en materia de radares, en fin,
yo no creo en las teorías conspirativas, pero sí creo en las luchas
de poder. Esto no es una cuestión de conspiraciones, ni de malos y
buenos, es una cuestión de disputa de poder. Y tenemos que ser lo
suficiente claros, inteligentes y no ingenuos para saber que van a
tratar de meter palos en la rueda para que esto no prospere, para
que Juan se pelee con Pedro, para que Diego se pelee con Andrés,
para que tal empresario brasilero chille contra un argentino, para
que un argentino se pelee con un brasilero, o un uruguayo con un
venezolano, o viceversa. Tenemos que estar preparados, con volun-
tad política para enfrentar estás dificultades.

Una lucha por ocupar los espacios


El gran problema que está atravesando la globalización –aunque
parezca una paradoja– es precisamente la dilución del poder de los
grandes centros; cuando el poder se diluye, cuando ya no hay un
solo centro de poder, pese a que nosotros criticamos mucho cuando
hay un solo centro de poder, lo cierto es que todo tiende a compli-

266
carse porque comienza precisamente una lucha por ocupar los espa-
cios. Nunca hay – y mentira que haya vacíos de poder – siempre el
vacío lo ocupa alguien. Y nosotros, hoy, que no tenemos veleidades,
digamos, de dirigir el mundo ni mucho menos, pero si tenemos la
decisión de incluir a millones de compatriotas podemos ser un mal
ejemplo para aquellos que están expulsando a compatriotas. Y lo
digo desde la condición de Argentina que ha sido particularmente
castigada, no porque no pagamos la deuda, porque otros no pagan
la deuda, pero como aceptan las recetas que le dictan de los grandes
centros no hay problema. El gran problema de porqué quieren cas-
tigar a la Argentina y porqué hoy la Argentina tiene un riesgo país
más alto que España, que Grecia, pese a que pagamos puntualmente
nuestras deudas, es porque somos el mal ejemplo, no seguimos nin-
guna de las políticas que nos dijeron, no tuvimos acceso al mercado
de capitales y sin embargo – por ejemplo – este viernes vamos a
terminar de pagar el "corralito" que empezó en el año 2001, y que
es lo que está pasando hoy en Grecia, en España, que la crisis de
la deuda y del PBI, la relación entre la deuda y el PBI. Entonces,
está claro que si nosotros logramos construir esta quinta economía
del mundo, si lo hacemos fuera de las recetas que no significa el
ajuste, el dejar gente sin beneficios, el dejar que nos exploten nues-
tros recursos libremente y como quieran desde afuera obviamente
vamos a ser un mal ejemplo para el mundo. Y los malos ejemplos se
castigan; le pasó históricamente –en el siglo pasado – a cada uno de
nuestros gobiernos populares, le pasó aquí a Getulio Vargas; le pasó
en la Argentina a Juan Domingo Perón. Por eso estemos atentos y
vigilantes – dijera el General Perón. El problema es cuando se van
los atentos se quedan solamente los vigilantes, decía después Perón.
¿Qué quiero decir con esto? Que estemos atentos y sepamos cons-
truir las herramientas y los instrumentos que precisamente sean
el antídoto contra estas cosas y expliquémosle a nuestras socieda-
des –a través de nuestros discursos, a través de nuestra práctica y
prédica constante – no tengamos concesiones con aquellos que ven
como algo malo que nos unamos en la América del Sur y que muchas
veces es propagado por los grandes medios de comunicación; no
hagamos concesiones en el sentido de no seguir batallando en esta
lucha, que no es solamente económica y política, es profundamente

267
cultural. Porque siempre que nos derrotaron política y económica-
mente era porque antes nos habían vencido culturalmente y la gran
batalla que tenemos que dar es una batalla cultural, que no es de los
cultos ni de los que hablan bien, sino de modificar las premisas y
los paradigmas que a través de medios de comunicación, a través de
modas, a través de diez mil cosas le han metido fundamentalmente
a nuestras clases medidas y a las clases más pudientes acerca de las
"inconveniencias" de juntarnos entre los países de la América del
Sur; contra esas cosas tenemos que luchar, tengámoslo claro, no
es para alarmar a nadie, es simplemente para estar preparados. Y
cuando uno está preparado es más difícil ser sorprendido.

15 de junio. Comité de Descolonización de la Orga-


nización de las Naciones Unidas.

NO QUEREMOS MÁS MUERTES, NO QUERE-


MOS MÁS GUERRAS

Muchas gracias señor presidente: en principio quiero agradecerle


a este Comité histórico de Descolonización de Naciones Unidas
la deferencia que me hace, me siento con un gran honor de poder
hablar ante este Comité y todos sus miembros. Este Comité creado
cuando surgieron los movimientos de liberación en el África, cuando
la Asamblea de Naciones Unidas entonces emite su ya emblemática
Declaración sobre el Colonialismo y confiere precisamente, a través
de la creación de este Comité, el ámbito institucional, multilateral,
global que encare definitivamente la lucha contra lo que ya todos
han señalado que constituye un verdadero anacronismo, que es el
colonialismo.
Desde la creación de este Comité se han resuelto 80 casos de ex
colonias, 11 casos de fideicomisos y sólo restan resolver 16 cues-
tiones coloniales, 10 de las cuales son originadas por el dominio
en territorios usurpados, por parte del Reino Unido, y yo vengo
a hablar aquí precisamente de la Cuestión Malvinas. No vengo

268
sola, vengo como Presidenta de la República Argentina y vengo
acompañada también por la mayoría de los partidos políticos de
la República Argentina, con representación parlamentaria. Están
aquí duros opositores a mi gobierno, que sin embargo conciben la
cuestión del colonialismo y la cuestión de Malvinas como algo que
excede, incluso, la cuestión nacional, o de soberanía de la Argentina,
para constituirse en una afrenta al mundo que todos soñamos, por el
que muchos luchamos y por el que tantos murieron en las guerras
de liberación. No queremos más muertes, no queremos más gue-
rras. Me acompañan, también, ex combatientes, y madres de com-
batientes sepultados en Malvinas, cuyos restos no han podido ser
identificados aún. En una carta que dirigí, recientemente, al señor
presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, le solicitába-
mos la posibilidad de conformar un equipo forense, que permitiera a
estas madres de Malvinas, que quieren saber dónde están los restos
de sus hijos, cuál es la tumba de su hijo para ir a ponerle una flor.
No son las únicas mujeres que todavía buscan a sus hijos, en la
República Argentina. También hay otras madres que siguen bus-
cando los restos de sus hijos para ser identificados, desaparecidos
por la dictadura iniciada el 24 de marzo de 1976, que culminara con
el gobierno democrático de 1983. Esa misma dictadura que decidió
unilateralmente –sin consultar a ningún argentino – los hechos del
2 de abril de 1982.
Vengo a pedir por el derecho humanitario. Nuestro país hoy es
líder en el mundo en materia de derechos humanos. Pocos casos
recuerdan el juzgamiento con las leyes de la Constitución, con los
jueces de la Constitución y con la defensa que confiere todo país
civilizado, como se está desarrollando en la República Argentina.
Pocos países tienen tanta libertad inmigratoria; pocos países reci-
ben ciudadanos de todo el mundo.
Cuando yo recién escuchaba la descripción maravillosa – que
hacía el señor Vernet – sobre esas Malvinas de su tatarabuela,
donde había escoceses, alemanes, indios, tehuelches, me parece ver a
la Argentina. La Argentina es eso que describía la abuela de Vernet,
en 1929. Yo, señor presidente, soy nieta de españoles, presidenta de
la República Argentina. Nuestro país integrado fundamentalmente
por corrientes migratorias europeas, a finales del siglo XIX, y en

269
la primera mitad del siglo XX, y luego por corrientes migratorias
de nuestra propia región sudamericana, en la segunda mitad del
siglo y en lo que va, nos constituye en una nación absolutamente
cosmopolita y respetuosa de los derechos de todos los habitantes de
nuestro país. Viven más ingleses en el continente que en las Islas, de
las cuales hay un militar cada dos habitantes, como recién señalaba
también el señor Bestt.

Una historia que se quiere negar


Yo quiero referirme también a la historia, a una historia que
se quiere negar. No estoy acá porque hace treinta años, estoy acá
porque dentro de unos meses va a ser 180 años que fuimos usurpa-
dos. El capitán Pinedo debió abandonar las Islas porque una cor-
beta inglesa, muy superior en poderío militar, como lo era en ese
momento el imperio inglés, el gran imperio naval, del siglo XIX,
del cual no era la primera vez que venían a la Argentina. Ya habían
venido antes, los hicieron en 1806, cuando todavía éramos colonia
española, con el General Belford a la cabeza. Mire usted lo que son
las cosas, si hubieran triunfado en ese momento a lo mejor no esta-
ríamos discutiendo aquí y seríamos como Canadá, un protectorado.
Pero bueno fueron vencidos por el pueblo de Buenos Aires, por sus
mulatos, por sus negros, por sus criollos; las familias más acomoda-
das hacían tertulias con el invasor. Pero realmente el pueblo suble-
vado los echó en 1806, pero insistieron en 1807, con el General
Wailot y fueron nuevamente derrotados. En 1833 también sufrie-
ron, luego de usurpar el territorio durante un tiempo, el asedio de
rebeldes que se habían escondido – como el Gaucho Rivero – y que
controlaron la situación durante seis meses, bajaron el pabellón
inglés, izaron el nacional, hasta que finalmente fueron apresados,
e inclusive – el Gaucho Rivero – fueron enviado a Londres, donde
las propias autoridades dijeron que no podían juzgarlo porque no
había cometidos delitos en territorio inglés. Esto es la verdad de la
historia, señor presidente. Pero por si faltaba algo puedo acercarles
a ustedes una carta de un argentino, más conocido y más famoso
que esta Presidenta, o que cualquiera de los que estamos aquí en
nombre del país, un hombre al que otros pueblos de la América le
deben también su libertad. Yo agradezco la presentación del señor

270
vicecanciller de la hermana República de Chile. Estoy hablando del
General José de San Martín, libertador de pueblos, una carta diri-
gida – y que consta en nuestros archivos de la Cancillería – en 1816,
cuando se estaba tratando en Tucumán la independencia y cuando
él aprestaba su ejército para cruzar Los Andes. Una carta dirigida
al señor teniente gobernador de la Ciudad de San Juan, pidiéndole
más soldados: “que todos los de alta clase que se hallen presos en
esa jurisdicción de sus mandos, sentenciados a los presidios de Pata-
gones, Malvinas u otros, sean remitidos a esta capital, con copias
de sus respectivas condenas y la mayor seguridad posible compren-
diendo también en ellos a los desertores, contumaces en este delito”.
Mire usted, hasta presos teníamos en Las Malvinas, no solamente
población. Esta carta se encuentra a disposición de este Comité de
Descolonización. Antes de que fuéramos independientes, antes de
que conformáramos la Confederación habían existido 32 goberna-
dores españoles en Las Islas. Y todos sabemos que luego de la Paz
de Utrecht y del Tratado de Torrecillas cómo se dividió el mundo
y qué pasó con aquellas jurisdicciones que estaban bajo el imperio
español cuando nos independizamos, en distintas épocas. Por eso es
tan importante la carta del General San Martín, libertador de Chile
y del Perú, y junto a Bolívar, ambos libertadores, de la América del
Sur. Es esa historia la que nos trae hoy y aquí, pero si eso no fuera
suficiente, esta historia que también fue intentada una vez más, en
1845, ya no solamente el Reino Unido, sino además los franceses,
la flota anglo-francesa, cuando intentó y fue rechazada en la Vuelta
de Obligado, por las fuerzas comandadas por el General Lucio V.
Mansilla, primo de quien dirigía los destinos de la Confederación,
el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Mire usted tres
intentos y este cuarto, que subsiste para vergüenza y anacronismo
en el siglo XXI.

Parte de la plataforma del continente suramericano


Pero por si no hace falta la historia, podemos hablar de la geo-
grafía. Cómo puede pretenderse a 14.000 kilómetros de distancia
que ese territorio integra el territorio británico o es parte del terri-
torio británico. Yo vivo en Río Gallegos, señor presidente, a poco
más de 700 kilómetros de las Islas Malvinas. En las costas de la

271
ría de Río Gallegos se pueden ver las aves migratorias que vienen
de Malvinas: cormoranes, gaviotas de ojos negros que emigran y
que llegan, incluso, hasta el Ecuador, no llegan a Londres, llegan
únicamente hasta el Ecuador. Por eso Las Malvinas no solamente
son argentinas, sino que conforman parte de la plataforma del con-
tinente suramericano. Por eso es también la necesidad de geografía,
zoología, resoluciones de Naciones Unidas que son tomadas como
un instrumento más, formamos parte de este organismo multilate-
ral que conforman la gobernanza global, 11 resoluciones de Nacio-
nes Unidas. La primera en 1965 y debo destacarlo un logro de la
diplomacia de un gobierno que no era del signo de mi partido, sino
que era de la Unión Cívica Radical, y el presidente era el Doctor
Arturo Umberto Illia. Se logra allí la primera resolución (2065) y
más tardes diez resoluciones más y 29 resoluciones de este Comité
de Descolonización. Sin incontables además las adhesiones de la
UNASUR, de MERCOSUR, de la CELAP, de SICA, de los países
del África, de los países árabes. Nada importa, porque en realidad lo
que se está usufructuando es la posición de privilegio que el Reino
Unido tiene como miembro permanente del Consejo de Seguridad
de Naciones Unidas.

Reanudar las negociaciones


Quiero también hablar de la diplomacia; decía recién una frase
el señor vicecanciller de Chile: “reanudar las negociaciones entre
Argentina y el Reino Unido”, nunca mejor empleado ese término,
señor vicecanciller. Porque hubo negociaciones entre el Reino
Unido y mi país, la República Argentina, se desarrollaron durante la
tercera presidencia del Presidente Perón, hubo –con la más estricta
reserva– a través de lo que se denomina un wallpaper –es así can-
ciller, ¿no? es un papel, no es un paper, sino un papel secreto, en el
cual el embajador inglés, en la Argentina, por indicaciones del Fore-
ing Office, toma contactos con Viñas para ver si podíamos arribar a
un acuerdo entre ambos países. Y hace una propuesta que también
figura en la cancillería argentina. Voy a leer los cinco puntos, sobre
los que versaba este acuerdo ofrecido, que era la forma de condomi-
nios. Los condóminos serían su Majestad la Reina y su Excelencia el
Presidente de la República Argentina. Hay diversas formas de con-
dominios, pero los elementos básicos podrían incluir los siguientes:

272
1. Las banderas británicas y argentinas serían enarboladas juntas,
y los idiomas oficiales serían inglés y español.
2. Todos los ‘nativos’ de Las Islas poseerían doble nacionalidad.
3. Los pasaportes de la colonia existente serían reemplazados por
documentos de viajes, emitidos por los condóminos.
4. La Constitución, administración y el sistema legal actuales ten-
drían que ser adaptados a las necesidades de un condominio. El
Gobernador podría ser designado alternativamente por la Reina
y el Presidente de la Argentina.
5. Los demás cambios constitucionales requerirían el acuerdo de
los condóminos.

La propuesta británica fue puesta en conocimiento al Presidente


Perón por el canciller Vignes en la más estricta reserva. Un memora-
dum, elaborado posteriormente por la Dirección General de Antár-
tida y Malvinas, con la firma del ministro Carlos Lucas Blanco se
refirió a la propuesta británica en estos términos: Esta propuesta,
era tendiente a lograr una solución de fondo y fue contestada por
una contrapropuesta, que avanzaba mucho más en el sentido de
favorecer la posición argentina y una más rápida solución definitiva.

Paso a leer textualmente cuál fue la contrapropuesta argentina:


1. Las banderas de ambos países flamearán conjuntamente en edi-
ficios y actos públicos.
2. Las monedas argentinas, británica y local tendrán curso legal
en Las Islas con el tipo de cambios que se fije de común acuerdo.
3. Los pasaportes o cualesquiera otros documentos actualmente en
uso para los “nativos” de Las Islas serán reemplazados por otro
único que los administradores conjuntos determinarán.
4. Serán administradores conjuntos el Excelentísimo señor Presi-
dente de la República Argentina y su Majestad Británica.
5. Serán idiomas oficiales en las Islas Malvinas el español y el
inglés, en los cuales estarán redactados obligatoriamente todos
los documentos oficiales.
6. Se adaptarán a la administración conjunta las normas legales
del territorio continental argentino, británicas y vigentes en
Las Islas.

273
7. Los “nativos” de Las Islas gozarán los beneficios de la doble
nacionalidad argentina y británica para todos sus efectos.
8. Alternativamente cada uno de los administradores conjuntos,
designará por el término de dos años al Gobernador de Las
Islas. El primer legislador, bajo el régimen de administración
conjunta, será designado por el Excelentísimo señor Presidente
de la República Argentina; el otro administrador conjunto
designará al secretario de la Gobernación, o si se produjera una
modificación en la organización administrativa del gobierno de
Las Islas al funcionario con tareas ejecutivas, que siga en jerar-
quía al gobernador.
9. Será propósito fundamental de la administración conjunta facili-
tar la gradual integración de la posición de las Islas a la vida polí-
tica, económica, social e institucional de la República Argentina.

El 19 de junio, Vignes y el entonces embajador Hodson, estaban en


estas negociaciones. Lamentablemente el 1 de julio de 1974 fallece
el Presidente Perón y más tarde, al poco tiempo, fallece también el
Embajador Hodson. Pero es bueno saber lo que se pensaba desde
Gran Bretaña sobre esta nueva situación. La asunción de María
Estela Martínez de Perón como presidenta planteaba un clima de
incertidumbre política, motivo por el cual el secretario de Estado
Kalaham aceleró el envío de un telegrama a Hodson, en el que le
decía: “Aprovechemos esta oportunidad porque podría haber un
cambio de gobierno o golpe de Estado en cuestión de semanas”.
El departamento preparó, incluso, una fórmula para anunciar
conjuntamente “una nueva ronda de conversaciones para explorar
las salvaguardas y garantías a ser ofrecida a los habitantes de las
Islas Malvinas, en la hipótesis de un eventual condominio anglo-ar-
gentino”. Desgraciadamente, señor presidente, los análisis que hacía
la cancillería inglesa –el Foreing Office– acerca de la situación en
que derivaría la muerte del Presidente Perón o la inminencia de un
golpe de Estado, que tardó un poco más, pero que llegó inexorable-
mente –porque ya estaba decidido desde mucho antes– abortó esta
negociación que existió entre el Reino Unido y mi país, la República
Argentina, en los términos que plantea precisamente la resolución
de Naciones Unidas. Nosotros queremos por eso –tal cual lo mani-

274
festaba el vicecanciller chileno– la reanudación de esas negociacio-
nes. ¡Qué culpas tenemos los argentinos de lo que no pasó a partir
del 24 de marzo de 1976!

Las guerras no se festejan


Cuando yo veía hoy en el 10 de Downing Street ondear la ban-
dera que ellos llaman de la Islas Falkland, sentí vergüenza ajena,
señor Presidente, porque las guerras no se festejan. ¿Sabe por qué?
Porque la guerra costó muchas vidas, 649 muertos del lado argen-
tino, 255 del lado británico, 449 argentinos y 264 británicos se sui-
cidaron después. ¿Qué pensaría, digo señor Presidente, el pueblo
alemán o la señora Merkel si el 8 de mayo, fecha de la rendición
incondicional de Alemania, 8 de mayo de 1945, en el 10 de Dow-
ning Street, ondeara la bandera alemana por debajo de la bandera
inglesa? ¿Qué pensaría Japón si el 15 de agosto, el presidente de los
Estados Unidos hiciera ondear en la Casa Blanca la bandera esta-
dounidense y abajo la bandera japonesa?
¿Por qué, entonces, nos denuestan a nosotros que no tuvimos
absolutamente nada que ver con esa dictadura? Es más, fuimos
firmes opositores; es más, fuimos víctimas. Todavía, reitero, estamos
buscando a amigos, a compañeros, a chicos que hoy tienen la edad
de mi hijo. Mi hijo podría haber sido también uno de esos chicos
capturados por esa dictadura.
¿Cómo puede alguien moralmente y honestamente plantearnos
a nosotros que somos eso? ¿Cómo pueden plantearnos a nosotros
eso, que desde 1983 solamente integramos misiones militares de
paz en todo el mundo? Estamos en Haití, estamos en Chipre; no nos
van a encontrar ni en Irak ni en Afganistán.
Y si de referéndum se trata, por qué no van a hacer un referén-
dum también a Afganistán o Irak a ver qué se piensa de lo que están
haciendo. Por eso, señor Presidente, disculpe la vehemencia, yo no
voy a adjetivar, yo no voy a decir cosas sobre ninguno de los que han
hablado defendiendo su posición, porque nuestra cuestión es con el
Reino Unido. Porque además, yo creo que cuando se tienen argu-
mentos, razones históricas, geográficas, políticas, no es necesario
insultar ni agraviar ni mentir; basta solo con contar las cosas cómo
han sucedido. Y así han pasado las cosas.

275
Ni qué hablar de los recursos, señor Presidente, depredados y
sin ningún tipo de control, recursos ictícolas y petroleros en una
zona de paz. Porque además, señor Presidente, el apoyo de nuestros
países hermanos, no es solamente una cuestión de solidaridad por
vecindad, es casi un ejercicio de autodefensa, porque nuestra región,
el Atlántico Sur esta desmilitarizado y porque además, Argentina,
líder en materia de derechos humanos, es también líder en mate-
ria de no proliferación nuclear, pese a ser el país más avanzado de
Latinoamérica en materia de ciencia nuclear. Tenemos demasiados
antecedentes de ser un país de paz, un país que le abre las puertas
como nadie. Una cosa que decía el señor Bets y que me impresionó,
que se tuvo que ir de las islas porque lo perseguían, porque pensó
diferente, porque cree realmente en algo diferente a lo que creen
otros, no importa quiénes.

En pocos países del mundo hay tanta libertad


¿Cuál es esa forma de vida que no admite a otros que piensan
diferente y que tienen que irse? ¿Cuál es esa forma de vida que
insulta, agravia y no deja ni siquiera identificar los restos? ¿Cuál
es esa forma de vida por la cual esta Presidenta tuvo que pedir por
favor que nos dejaran ir a los familiares de los sepultados en Malvi-
nas en avión? ¿Qué tan malos somos que estamos ofreciendo vuelos
semanales de nuestra línea de bandera recuperada directamente
desde Buenos Aires a Malvinas? ¿Qué tan malos somos que miles de
ingleses viven en nuestra parte continental? ¿Qué tan malos somos
que tenemos leyes inmigratorias libérrimas como no tiene ningún
otro país? Yo me atrevo a decir que en pocos países del mundo hay
tanta libertad como en la República Argentina y tanto respeto por
los derechos del otro, derechos de igualdad, derechos de libertad,
derechos de expresión.

Una cuestión global


Creemos, entonces, señor Presidente, que esta no es solamente
una cuestión bilateral; creemos que es una cuestión global, señor
Presidente; creemos que esta es una cuestión global, señor Presi-
dente, porque el mundo tiene muchos problemas y el mundo tiene
muchos problemas porque, precisamente, los organismos multila-

276
terales, como el caso de las Naciones Unidas, y esto no es culpa de
Naciones Unidas, tiene diferentes estándares sus miembros.
Si no es miembro permanente del Consejo de Seguridad, puede
respetar o no respetar una resolución de Naciones Unidas. Si uno
no es miembro de ese Consejo de Seguridad, seguramente, si no
respeta alguna resolución o viola derechos humanos, mejor dicho,
si viola derechos humanos en países con petróleo, porque cuando
se violan los derechos humanos en países que no tienen petróleo ni
ningún tipo de recursos o que juegan algún ajedrez especial en el
sistema internacional, no pasa nada, señor Presidente.
Yo creo que el hecho de que el Reino Unido no respete las resolu-
ciones de Naciones Unidas, va más allá de una cuestión bilateral con
la República Argentina. Obviamente, nos afecta en primer término,
pero yo creo que afecta al orden global, creo que afecta a las posibi-
lidades de tener un mundo más justo, más seguro, más equitativo,
más igualitario, un mundo que está cambiando, señor Presidente.
Estamos ante una época diferente; algunos no lo quieren ver y
se aferran a ese viejo mundo y yo creo que esta cuestión de Malvi-
nas, como las pocas que quedan, van a tener que ser resueltas más
temprano que tarde. Porque es necesario recuperar no solamente
la cordura, sino recuperar los instrumentos que nos permitan vivir
en un orden civilizado en el cual cada uno sepa a qué atenerse. Esto
es lo que venimos a pedir y por eso decimos que Malvinas no es
solamente una causa nacional, es además, una causa regional porque
estamos defendiendo los recursos de las América del Sur y nuestra
zona desmilitarizada. Pero es además, una cuestión global porque
estamos defendiendo el rol de un organismo multilateral como
Naciones Unidas del cual somos parte que se integra por la Carta
de San Francisco y que se integra además, por el respeto a las reso-
luciones que son votadas por la Asamblea General.
¿Con qué derecho se le puede exigir a unos países el respeto y a
otros se les perdona la violación sistemática? ¿Cuánto tiempo va a
durar este sistema, si también se expresa con igual inequidad, con
igual injusticia en materia económica?
Bueno, tal vez, lo que no logre la política, finalmente lo termine
logrando la economía, señor Presidente. Porque va a haber grandes
cambios; tal vez no se vean en lo inmediato, pero avecina ya, está en
ciernes un mundo diferente.

277
Seguir aferrándose a posiciones que surgieron del siglo XIX
o con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial, en un mundo
donde los que amenazan verdaderamente no están sentados ni en el
Consejo de Seguridad y ni siquiera muchos se integran. Las Nacio-
nes Unidas nos obligan a todos a repensar lo que estamos haciendo.
La Argentina está abierta a la negociación como lo demostró
esta negociación que existió en 1974 y que quedó trunca. Y que
implica, además, por parte del Reino Unido al reconocimiento de
que hay una cuestión litigiosa en materia de soberanía. Si no, ¿por
qué razón el gobierno del Reino Unido, a través de su Embajador
envía secretamente este papel al canciller Vignes para ser tratado
por el general Perón y luego el general Perón lo contesta? Bueno,
la historia tiene esas cosas. Dicen que los hombres no forman la his-
toria, pero muchas veces, lo que les pasa a determinados hombres y
mujeres determinantes, influye de forma fatal sobre el curso de los
acontecimientos.
Detenernos en Malvinas, solamente como en una cuestión bila-
teral, territorial o de soberanía, es achicar el caso. El caso de Malvi-
nas es algo más: es un desafío a nosotros mismos y a los organismos
multilaterales. Un desafío a los gobiernos, para que sean capaces de
superar prejuicios, de superar cliches de lo que ya no son ni volve-
rán a ser, porque el mundo ha cambiado y hay nuevos protagonis-
tas. Lo único que pretendemos, señor Presidente, es dejar atrás esta
historia de colonialismo, esta historia anacrónica, y construir una
nueva historia en base al diálogo. No estamos pidiendo que nos den
la razón; no estamos pidiendo que digan que “sí, las Malvinas son
argentinas”. Estamos pidiendo que se sienten a una mesa a dialogar.
¿Puede alguien en el mundo contemporáneo negarse a dialogar y
luego querer convertirse en adalid de las libertades del mundo civi-
lizado, del mundo occidental y cristiano? La verdad que no, señor
Presidente.

278
2013
Sirenas y buitres

“¿Qué diferencia hay entre aquellos cantos de sirena que le decían


a Belgrano que se rinda, que se entregue, y los que me dicen a mí
que negocie de cualquier manera con los fondos buitre? No hay nin-
guna diferencia. Antes venían con cañones, ahora vienen con las
armas de la economía, en lo que hemos dado en llamar ‘terrorismo
de mercado’. Te recomiendan otro tipo de relaciones y terminan
aliándose con los adversarios del país.”
Los Sergios al poder: en elecciones legislativas, Sergio Massa gana
como primer diputado en la provincia de Buenos Aires y el rabino
Sergio Bergman en la Ciudad. Macri hace senadora por Capital a
Gabriela Michetti, mientras “Lilita” Carrió lo hace senador porteño a
“Pino” Solanas. El Frente para la Victoria sigue siendo mayoría. Operan
otra vez a la Presidenta, esta vez por un hematoma craneal; cuando
retoma sus tareas deja de vestir totalmente de negro. Jorge Capitanich
actúa como Primer Ministro. Axel Kicillof pasa a ser ministro de Eco-
nomía. Se va Moreno de la secretaría de Comercio Interior. La Plata y
sus zonas aledañas se inundan: 2.200 evacuados y 78 muertos. La
Fragata Libertad es recuperada por la Argentina luego de ser rete-
nida por los fondos buitre en Ghana. Cristina es abuela de Néstor Iván,
el primogénito de su hijo Máximo con Rocío García. YPF logra avan-
zar hacia la explotación del yacimiento de hidrocarburos no conven-
cionales de Vaca Muerta. Acuerdo entre Irán y Argentina. Aparecen
actas secretas de la Junta Militar. Chau mensajes de textos: What-
sapp es el servicio de mensajería. Los iPad y las tablets hacen furor.
9 de enero. Recepción de la Fragata Libertad en el
Puerto de Mar del Plata

¡PATRIA SÍ, COLONIA NO!

¡Hoy más que nunca! ¡Patria sí, colonia no! La Argentina, una vez
más, sufre los ataques de fondos buitre, y también de otros, que nos
amenazan a 14.000 kilómetros con venir a militarizar nuestras Islas
Malvinas. ¡Patria sí, colonia no! Les decimos con orgullo y con-
vicción. Protagonizamos una verdadera lección histórica. Cuando
muchos poderosos, con gran repercusión mediática, pedían que nos
entregáramos, pedían que pagáramos a esos fondos buitre lo que no
tienen derecho, nuestro gobierno hizo gala de respetar un legado
histórico, que nos dejó un hombre, hace ya casi diez años, cuando
nos dijo desde el Palacio Legislativo que no pensaba dejar sus prin-
cipios en la puerta de la Casa de Gobierno.

Ulises, las sirenas y los buitres


Esas convicciones estaban acompañadas por el derecho inter-
nacional, por tratados firmados y por el orden jurídico global que
decía que teníamos razón, pero siempre hay voces discordantes. Hoy
leía en un diario que finalmente se había terminado la odisea. Como
ustedes saben, en La Odisea, ese poema épico de Homero, Ulises,
que vuelve de la Guerra de Troya, se protege, y protege a su tropa,
de los peligrosos cantos de las sirenas. Acá no había sirenas, había
buitres, había caranchos que graznaban. ¡No escuchamos a ninguno!
Escuchamos el clamor del pueblo, que pide respeto por la Patria.

Los dos mayores períodos de endeudamiento de la historia


argentina
Esos que decían que teníamos que hocicar y arrodillarnos, eran
los que habían endeudado a la Argentina. Los buitres no aparecen
por casualidad, hay una historia de décadas, de un endeudamiento
feroz que operó sobre la desindustrialización, la desocupación y el

281
hambre del pueblo. Los dos mayores períodos de endeudamiento de
la República Argentina se registraron entre 1978 y 1983, y entre
1991 y 2001. El primero fue producto de la apertura y liberaliza-
ción de la economía, de una reforma financiera que cambió el perfil
productivo de la Argentina, y de un endeudamiento de privados, hay
que decirlo con todas las letras, del gran endeudamiento de empre-
sas privadas, cuya deuda fue estatizada en 1982 y hoy tenemos que
hacernos cargo los 40 millones de argentinos. El otro período fue
para sostener la convertibilidad producto del Plan Brady, reestruc-
turación de la deuda en el marco del Plan Brady, que fue en toda la
América Latina, plan de ajuste y privatizaciones. Les doy una cifra
para la memoria del dolor: entre 1991 y 2001 pagamos 6 veces, solo
en intereses, lo que habíamos cobrado de las privatizaciones.

Honrar las deudas


El otro día, cuando se produjo, porque parece que fuera mucho
tiempo, recién le decía al capitán Salonio ¿cuánto tiempo estuvo? A
él, y a la tripulación, le debe haber parecido mucho: 70 días solos
abordo allá y rodeados. Quiero decirles que fueron acompañados
por todos los argentinos de buena fe, que le reconocen además la
defensa digna que hicieron de nuestra embarcación insigne. En esos
70 días algún matutino centenario decía que había que honrar las
deudas y pagarle a los fondos buitre. ¿Por qué no empiezan pagando
ellos lo que le deben al Estado argentino hace diez años, en impues-
tos? Todavía está en la Corte el expediente, por más de cien millo-
nes de pesos.
En estos años en que hemos honrado la deuda que otros con-
trajeron, y que reestructuramos logrando quitas importantes de
común acuerdo con nuestros acreedores, fuimos también generando
la reindustrialización del país, que permitió crear más de 5 millo-
nes y medio de puestos de trabajo; incorporar más de 2 millones y
medio de jubilados; volver a tener movilidad jubilatoria dos veces al
año; dar a la educación lo que ella merecía, que era presupuesto y
recursos para nuestros docentes, para nuestros alumnos, para nues-
tras universidades, para nuestros investigadores. No fue solamente
una reestructuración hacía afuera, sabedores de lo que habían pade-
cido nuestras provincias, donde llegó a haber más de 10 monedas,

282
que eran apenas papelitos, con los cuales se intentaba pagar algo a
los empleados, también reestructuramos la deuda de 16 provincias
argentinas por más de 64.800 millones de pesos. Todo esto, planes
de infraestructura, viviendas, rutas, centrales eléctricas, conectivi-
dad. Estamos muy orgullosos. Precisamente este año, con esta feno-
menal crisis global, la Argentina ha pagado de deuda más de 11.000
millones de dólares. El último vencimiento, el de diciembre, cupón
de crecimiento por más de 3.500 millones constituye el pago a tene-
dores privados más importante del año 2001 a la fecha.

Aves que comienzan a volar sobre los muertos


De qué nos están hablando y quiénes son estos fondos buitres
que intentaron quedarse con la fragata Libertad. Fue el embargo
número 28 que llevan, son el producto de esta crisis global, de esto
que en algún momento he definido como una suerte de anarco capi-
talismo, donde no hay reglas globales, donde está la razón del pode-
roso o del lobby más importante, fondos que compran y se llaman
buitres por eso, ¿qué son los buitres? Son las aves que comienzan
a volar sobre los muertos para comer la carroña, estos sobrevuelan
sobre los países endeudados y en default, cuando caen compran el
valor de sus títulos a un 10% y luego lo cobran al 100 por 100. Han
obtenido comportamientos que han convalidado, el caso de Perú.
Hoy estaba leyendo un papel que me acercó el ministro de Econo-
mía donde decía que un abogado estadounidense había reconocido
que el titular de ese fondo buitre, aquel de Perú, que es el mismo
que nos embargó la en fragata Libertad, es el que había permitido
que un presidente buscado por la justicia en el Perú por causas de
asesinato pudiera fugarse en su avión, porque era el que le había
habilitado el pago de la deuda.

En pelotas como nuestros paisanos los indios


Recuerdo que en una oportunidad me tocó hablar luego de
haberse producido el embargo artero, como bien decía la locutora,
artero sí, porque el día anterior 1° octubre habían compartido una
cena y había sido recibida la tripulación entera de nuestra fragata
por las autoridades de Ghana, pero ya se sabe, no todos los gobier-
nos resisten las presiones y entonces suceden las cosas que suce-

283
den. Nosotros somos un gobierno acostumbrado a sufrir presiones
internas, externas, subterráneas, planetarias, y vamos a seguir resis-
tiendo porque por la extorsión y por la fuerza nadie va a obtener
nada de la República Argentina. No es como alguno quiso calificarlo
de bravuconada o que queríamos entregar la fragata el día que dije
que no íbamos a entregar nuestra soberanía. Simplemente recordé
lo que dijo el almirante Brown. Nos está acompañando hoy y quiero
saludarlo el ministro de Defensa del Uruguay, Eleuterio Fernández
Huidobro, agradecemos su presencia compañero. Ustedes se pre-
guntarán por qué lo nombro en este momento, porque me vino a
la memoria lo del almirante Brown, el padre de nuestra Armada
Nacional, héroe naval, cuando fue a defender al pueblo uruguayo
de la agresión lusitana-brasilera en 1826 y dijo que era preferible
que la nave se fuera a pique antes que arrear el pabellón nacio-
nal. Son los patriotas como el almirante Brown los que necesita el
país. Como el general San Martín, que decía que “vamos a pelear
y cuando no tengamos nada pelearemos en pelotas como nuestros
paisanos los indios”. O el general Belgrano, cuando desobedeciendo
las órdenes de Buenos Aires, de los porteños, ordenó no retirarse,
ordenó el Éxodo Jujeño, ordenó prender fuego a todo y librar las
batallas de Salta y Tucumán donde se consolidó definitivamente la
independencia nacional. Esos son los ejemplos que hay que seguir
con templanza y coraje.

De una sola pieza


Porque, qué bueno podría ser para todos, sobre todo cuando se
tiene la responsabilidad de conducir un país, qué bueno que sería
caerle bien a todo el mundo, qué lindo sería decir esas frases que
le gustan a todos, del amor, la amistad, el cariño, cómo no nos va
a gustar; qué lindo podría ser quedar bien con todos y no tomar
ningún riesgo ni asumir ninguna responsabilidad; qué lindo sería
hablar solamente de los colores, del amor y de la música, a mí me
encantaría ¿pero saben qué? cuando uno gobierna un país y gobierna
para los 40 millones de argentinos, aún para los que no están de
acuerdo, muchas veces tiene que tomar decisiones que no confor-
man a todos y llamar a las cosas por su nombre. No me pidan nunca
un gesto de hipocresía o falsedad, con mis defectos, con mis errores,

284
con mis horrores, soy como me ven, de una sola pieza, no miento,
no engaño, me interesa la patria, defiendo la bandera, quiero que la
memoria de él, de mi compañero, quede bien en alto y por eso voy a
seguir luchando siempre desde cualquier lugar por el bienestar del
pueblo, por la grandeza de la nación y por la felicidad de todos los
argentinos.

8 de febrero. Envío del Memorandum entre Argentina


e Irán al Parlamento Nacional.

CONTRA EL TERRORISMO INTERNACIONAL,


POR MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Hemos enviado al Parlamento Nacional un Memorándum de Enten-


dimiento que hemos celebrado, entre la República Argentina y la
República Islámica de Irán, con motivo de temas vinculados al aten-
tado perpetrado, el 18 de julio de 1994, contra la sede de la AMIA,
en nuestro país. Para conocer la posición de Argentina, en materia
internacional, en Naciones Unidas, de este tema, que nunca había
sido abordado en este ámbito, permítanme recordar las interven-
ciones que le cupieron hacer al respecto, entre 2003 y el 2007, al
Presidente Néstor Carlos Kirchner, y las que me cupiera hacer a mí
como Presidenta, desde 2008:
2004. Dr. Néstor Carlos Kirchner:"Repudiamos, aquí, con fir-
meza las acciones del terrorismo. Sabemos que estamos diciendo
nosotros hemos sufrido en carne propia, en los años 1992 y 1994,
nuestras propias Torres Gemelas. Los atentados contra la Emba-
jada de Israel y la AMIA significaron la pérdida de más de 100
compatriotas.En este combate al terrorismo resulta imprescindible
una activa participación y colaboración de toda la comunidad inter-
nacional basada en el respeto al derecho internacional".
2005. Dr. Néstor Carlos Kirchner:"El terrorismo es una ame-
naza a la vida y dignidad humanas, una afrenta a la conciencia civi-
lizada de la humanidad. La Argentina considera todos los actos

285
de terrorismos criminales e injustificables. No hay ninguna razón
racial, religiosa o ideológica, o de cualquiera otra naturaleza que
pueda justificar el asesinato de civiles inocentes. Los argentinos
tenemos un profundo sentimiento de solidaridad con las víctimas
del terrorismo en el mundo y con sus familiares.”
2006. Dr. Néstor Carlos Kirchner:"Los argentinos hemos sufridos
dos atroces atentados, en la década del 90: a la Embajada de Israel y a
la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina, que conmovieron
nuestra sociedad y luchamos aún, a pesar del tiempo transcurrido,
por lograr el esclarecimiento y castigar a los culpables".
2007. Dr. Néstor Carlos Kirchner:"La justicia argentina, en
noviembre del año pasado, requirió colaboración internacional para
la captura de 9 personas, sospechadas de decidir y planificar el aten-
tado perpetrado, el 18 de junio de 1994, en la AMIA y el Comité
Ejecutivo de INTERPOL, por unanimidad, recomendó la captura
de 6 ciudadanos iraníes y un ciudadano libanés, involucrados en esta
causa. Hacemos, aquí, un expreso llamamiento para que durante la
sesión de la Asamblea General de INTERPOL, en noviembre de
este año, se ratifique esta medida.En este contexto esperamos que
la República Islámica de Irán, en el marco del derecho internacional
aplicable, acepte y respete la jurisdicción de la Justicia argentina y
colabore eficazmente con los jueces argentinos para lograr el some-
timiento a juicio de las personas imputadas en aquellos hechos. En
tal sentido, quiero dejar sentado, aquí, en la sede de las Naciones
Unidas y ante el resto de los países del mundo que hasta hoy, lamen-
tablemente, la República Islámica de Irán no ha brindado toda la
colaboración requerida, por la Justicia argentina para el esclareci-
miento de los hechos".
2008. Dra. Cristina Fernández de Kirchner:"En esta misma
asamblea, el año pasado, el ex Presidente Kirchner, solicitó a la
INTERPOL que ratificara los pedidos de captura que la justicia de
mi país había formulado sobre ciudadanos iraníes, acusados por la
Justicia de participar en aquel hecho, el de la AMIA. Días después
fue ratificada por la INTERPOL y fue liberada precisamente la
orden de captura internacional.Yo pido, aquí, a la República Islá-
mica de Irán, que por favor, en cumplimento de normas del derecho
internacional acceda a que la Justicia argentina pueda juzgar en jui-

286
cios públicos, transparentes y con las garantías que da un sistema
democrático a aquellos ciudadanos que han sido acusados".
2009. Dra. Cristina Fernández de Kirchner:"El año pasado, aquí
mismo, yo volví a solicitar a las autoridades de la República Islámica
de Irán que accedieran a este pedido, que en mi país regían garantías
constitucionales.”
2010. Dra. Cristina Fernández de Kirchner: "Voy a ofrecer, a la
República Islámica de Irán que acceda a que si no confía en la Justi-
cia argentina –como lo ha dicho– porque hay un prejuzgamiento y
no va a haber la neutralidad suficiente para juzgar se elija, de común
acuerdo entre ambos países un tercer país, en donde las garantías
del debido proceso estén vigentes, en donde pueda haber observa-
dores internacionales".
2011. Dra. Cristina Fernández de Kirchner:"Hemos venido
reclamando que, en virtud de lo dispuesto por la Justicia argentina,
la República Islámica de Irán se someta a la jurisdicción y permita
precisamente que quienes están acusados de haber intervenido con
algún grado de participación en el atentado de la AMIA puedan
someterse a la Justicia".
2012. Dra. Cristina Fernández de Kirchner:"En reiteradas opor-
tunidades, tanto el ex presidente Kirchner, como quien les habla, ha
pedido a la República Islámica de Irán, que ha sido acusada por la
Justicia argentina de tener participación en dicho crimen, su colabo-
ración y su cooperación.En el año 2010 y en el año 2011 ante la falta
de respuesta a ese pedido de colaboración y de cooperación ofrecí
como alternativa a esto, si es que la República Islámica de Irán no
tenía confianza en la equidistancia, en la independencia de la Jus-
ticia argentina adoptar una doctrina que es la del Caso Lockerbie,
que todos ustedes recordarán y que se refiere al atentado contra un
avión norteamericano por parte de terroristas libios y que final-
mente tuvo lugar un juicio, en un tercer país, y allí pudo repararse
–si es que la muerte puede tener reparación– algo del daño que se
había hecho. Ofrecimos precisamente la elección, de común acuerdo,
entre ambos países de un tercer país para que se desarrolle allí un
juicio que garantice a las partes que todos van a poder acceder a la
Justicia, y por sobre todas las cosas que se va a conocer la verdad
sobre este hecho tan terrible".

287
El diálogo como un instrumento universal
Hemos recibido, por parte de la República Islámica de Irán, un
pedido de reunión bilateral, precisamente para dialogar sobre este
tema. Mi país que sigue reclamando el diálogo como un instrumento
universal y también como un instrumento particular, en el caso de
Malvinas, ha decidido, he decidido instruir a nuestro Canciller para
que tenga lugar allí, en Naciones Unidas, tal cual lo ha solicitado
la República Islámica de Irán, una reunión bilateral entre ambas
cancillerías. Debo decirles que espero resultados de esa reunión,
resultados en la manifestación que ha hecho la República Islámica
de Irán de querer cooperar y colaborar con el esclarecimiento del
atentado. Si no lo quiere hacer frente a la Justicia argentina o si no
lo quiere hacer frente a un tercer país esperamos resultados de esa
reunión en cuanto a propuestas de cómo encaminar este conflicto
tan profundo, que data del año 1994. Quiero recordarles a todos que
el Presidente Néstor Kirchner asumió el cargo de Presidente recién
en el año 2003, ya habían transcurrido 9 años del atentado, sin tener
ningún resultado. Pero también quiero decir que esperamos que
de esta reunión haya resultados concretos. Si hay propuestas de la
República Islámica de Irán para avanzar, en un sentido que no sea
el que ha propuesto la Argentina, quiero decirles también que como
miembro de un país representativo, republicano y federal someteré
a consideración de las fuerzas que tienen representación parlamen-
taria, en mi país la propuesta que nos haga la República Islámica de
Irán. Es un tema demasiado importante para ser resuelto solamente
por el Poder Ejecutivo, más allá de que la Constitución el asigne la
representación y el ejercicio de las relaciones exteriores. Pero acá no
estamos ante un caso de relaciones exteriores típico o casual, esta-
mos ante un hecho que ha marcado la historia de los argentinos y
que también se inscribe en la historia del terrorismo internacional.
La postura desarrollada desde el año 2003, que culmina en este
Memorándum de Entendimiento se realiza casi a 21 años del aten-
tado contra la Embajada de Israel y a casi 19 años del atentado
contra la AMIA. Hemos dado un paso importante en destrabar una
causa que estaba absolutamente inmovilizada, sin posibilidad alguna
de poder interrogar a quienes la Justicia argentina ha inculpado, ha
incriminado como presuntos participantes del atentado contra la

288
AMIA. Pero esta historia no empieza en el 2003, siempre digo la
historia no empieza cuando uno llega, ni termina cuando uno se va.
Esta historia empezó exactamente el 17 de marzo de 1992 cuando, a
las 14:47 horas, una bomba vuela la Embajada de Israel, en nuestro
país, provocando 22 muertos y muchísimos heridos y continúa –
desgraciadamente como en un camino terrible de tragedia– el 18 de
julio, del año 1994, cuando a las 9:53 explota otra bomba, en la sede
de la AMIA, cuyo saldo fue 85 ciudadanos que perdieron la vida, 85
seres humanos que perdieron la vida y también numerosos heridos.
Néstor Kirchner llega al Gobierno 9 años después del segundo
atentado y comienzan a producirse, desde allí, una serie de medi-
das, exactamente nueve decretos que los quiero enumerar para no
equivocarme: los decretos 146, del año 2003; 249, del mismo año;
291, del mismo año; 398, del mismo año; 785; 786 y 787 también del
mismo año; 229, del año 2006; y finalmente el 1157, ya firmado por
mí, del año 2008. Los mismos tenían por objeto desclasificar toda la
documentación, vinculada con el atentado de la AMIA, en todos los
ámbitos: SIDE, Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, abrir todos
los archivos y desclasificar y además levantar la prohibición que
pesa sobre agentes de inteligencia de cualquiera de las fuerzas para
declarar ante la Justicia, hechos inéditos y no tomados por ningún
gobierno, pese que antes entre el atentado y nuestro gobierno, hubo
cuatro presidentes. También fue el Presidente Néstor Kirchner el
primero que mencionó los atentados y fundamentalmente pidió
a la República Islámica de Irán cooperación, es más creo que a la
República Islámica de Irán, fuera de Estados Unidos y nosotros,
somos los únicos que hemos hecho mención de ella ante el Plenario
del Consejo de Naciones Unidas. Pero como les decía la historia no
empieza ni en el 2003 ni empieza con este Memorándum porque
pareciera que yo un día me levanté y decidí hacer un entendimiento
con la República Islámica de Irán vaya a saber por qué cosa. La
actuación que me cupo en esta causa no fue solamente como Presi-
denta de la República, fue también como Senadora de la Nación. Les
decía que la Embajada fue volada en el año 1992; por expresa dis-
posición de la Constitución Nacional todo hecho vinculado con una
embajada extranjera es de competencia original, exclusiva y exclu-
yente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Por lo tanto, la

289
investigación que comenzó a desarrollarse a partir del atentado, en
el año 1992, estuvo exclusivamente a cargo y sigue exclusivamente
a cargo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La causa
Pasaron más de 4 jueces instructores, varias conformaciones de
Corte, inclusive algún miembro de alguna de aquellas conforma-
ciones sugirió la posibilidad de que no era un atentado, si no que
había implosionado por explosivos que estaban adentro de la Emba-
jada, que ocasionó –en aquel momento– un gran escándalo público y
una gran preocupación por parte de la sociedad. Lo cierto es que la
causa, hoy, está a cargo del Doctor Canevari, y no tenemos mayores
conocimientos sobre la misma, más que los anuales reclamos para
que los presuntos autores del atentado se presenten en la Argentina.
El 10 de julio de 1995, con motivo de que la causa aparecía de
AMIA estancada y de la Embajada también se conforma una comi-
sión, que primero es una comisión de seguimiento de la Cámara de
Diputados de ambas causas, de ambos atentados: la causa de la Emba-
jada y la causa de AMIA. Y recién se integra como Comisión Bicame-
ral, al año siguiente, en 1996, constituyéndose la Comisión Bicameral
de Seguimiento de los atentados de la Embajada de Israel y de la
AMIA. Desde ese momento, yo ya era Senadora Nacional, fui miem-
bro de la Comisión, primero como Senadora, y luego como Diputada,
hasta el año 2001, en que finalizó el cometido de la Comisión.
Durante el desarrollo de esta Comisión, emitió tres dictámenes
porque nuestra función no era la de convalidar un juicio, sino la
de hacer seguimiento precisamente y realmente sucedieron cosas
muy graves en la Justicia, tan graves sucedieron en esa causa que
terminaron con la destitución del juez a cargo de la causa, el Doctor
Galeano, el procesamiento de los fiscales también que intervinieron
en dicha causa, y cuando la causa pasó a juicio oral todos los que
habían sido acusados fueron absueltos y jueces del tribunal oral que
tuvo a cargo el juzgamiento tuvieron juicios muy duros hacia la
actuación de quienes habían sido las máximas autoridades. Es más
en el año 2000 el Doctor Galeano había librado órdenes de detención
de varios ciudadanos iraníes, entre ellos el ex embajador Hadi Solei-
manpour, que era el embajador de Irán, en la Argentina, durante

290
el atentado e INTERPOL procedió a su detención en la ciudad de
Durham, creo que lo detuvieron y pidieron a la Justicia argentina
que remitieran todas las pruebas que tenían en su haber, para poder
ser sometido a interrogatorio. La Justicia argentina remitió todas las
pruebas, que dice que fueron muy frondosas, sin embargo la Justicia
inglesa las consideró insuficientes y dictó el sobreseimiento y pos-
terior libertad de Soleimanpour, debiendo la argentina obviamente
a perder este incidentes hacerse cargo de las costas. La situación
estaba absolutamente estancada porque había órdenes de detención
y nadie detenía a nadie, todo el mundo paseaba por cualquier ciudad
del mundo y las órdenes de detención no se cumplían y por supuesto
ya llevamos 19 años casi, en el caso de la AMIA, y 21 años próxima-
mente en marzo, de la voladura de la Embajada sin haber obtenido
justicia para las víctimas y lo que es más importante sin poder haber
interrogado a los que están acusados.
Ustedes habrán observado cómo fue evolucionando la postura
argentina y quiero decir que en cada uno de esos discursos que el
Presidente Kirchner y quien les habla, pronunciamos ante las Nacio-
nes Unidas, fuimos acompañados siempre por los familiares, por las
autoridades de la AMIA y por las autoridades de la DAIA. Es más
hay crónicas periodísticas, donde después de cada una de las inter-
venciones, con las sucesivas propuestas, que comenzamos a hacer, a
partir del año 2010, había una aceptación por parte de la comunidad,
en general, y del pueblo argentino porque precisamente lo que se
estaba tratando de hacer era establecer un mecanismo que pudiera
salir del impasse absoluto en que estaba la causa. Precisamente, si
mal no recuerdo, en el año 2010 es cuando propongo adoptar el
Caso Lockerbie, que era sí renunciar a la soberanía del país, porque
proponía hacer un juicio en un tercer país, con autoridades judiciales
de un tercer país y con la legislación de ese tercer país. Para los que
no lo sabe, lo expliqué el Caso Lockerbie es un atentado de terro-
ristas libios contra un avión norteamericano. Esto no tuvo tampoco
aceptación, luego dijimos que estábamos dispuesto a escuchar y
queríamos cooperación por parte de Irán hasta que finalmente, en
el año 2012, unos días antes de que tuviera lugar, el año pasado, el
encuentro que hacemos todos los países del mundo signatarios de
Naciones Unidas, Irán manifiesta su deseo de dialogar para coope-

291
rar en el esclarecimiento del hecho. No ya en un tercer país, sino con
la conformación de una comisión de cinco juristas internacionales
prestigiosos, que no pueden ser ni argentinos ni iraníes, cuyo dicta-
men no es vinculante para las partes porque se sigue respetando la
legislación de ambos países, por lo tanto la Justicia argentina no va
a ser obstruida y mucho menos va a renunciar a la soberanía y las
autoridades judiciales argentinas podrán ir a Teherán a interrogar
a todos los acusados, en presencia de juristas internacionales, cuyo
objetivo es asegurar el debido y legal proceso, principio fundamen-
tal del Derecho Penal Occidental.Pienso sinceramente que, tal vez,
muchos creyeron que no lo íbamos a poder lograr, que no íbamos a
poder lograr un entendimiento para que estas personas finalmente
declararan ante el juez y ante el fiscal de la causa. Pero lo cierto es
que hemos logrado esto y esto constituye nada más y nada menos
que destrabar la causa y empezar el camino de encontrar defini-
tivamente la verdad. No se trata solamente de hacer un juicio, tal
cual lo afirmé en mi tercer informe, en soledad, como miembro de
aquella Comisión Bicameral, en el año 2000-2001.No se trata sola-
mente de hacer un juicio, se trata de conocer la verdad porque sin
conocer la verdad podrá haber juicio pero no va a haber Justicia. Y
de lo que se trata aquí es de lograr Justicia, saber quiénes fueron
los que perpetraron tan horrendo crimen y castigarlos, por eso este
entendimiento. Mucho se ha hablado al respecto de que se renuncia
a la soberanía porque se va a tomar declaración a los presuntamente
involucrados en Teherán. Yo quiero acá leer que hay muchísimas
causas, todas estas van a ser remitidas en un informe, en un anexo al
Congreso para que este pueda tener acceso a ellas. Hay seis jueces
federales argentinos, que han ido a 12 países diferentes del mundo
precisamente para hacer interrogatorios sobre causas penales, sobre
causas civiles, autorizadas por la Suprema Corte de Justicia, porque
además es una práctica común.
A mí me ha tocado declarar, inclusive en juicios en otra juris-
dicción por teleconferencias. No hay ninguna renuncia de soberanía
cuando un juez se traslada a otro territorio. Es más tenemos sonadas
causas, en nuestro país, que nunca hemos logrado que ni siquiera se
permitiera que un juez argentino fuera a ese país a interrogar a los
detenidos por casos de corrupción, por ejemplo. Recuerdo nada más

292
es escándalo de corrupción de IBM-Banco Nación, donde nunca
pudo interrogarse a los ejecutivos en Estados Unidos, más aún de
que se haya intentado. Por eso la primera aclaración, no hay nin-
guna renuncia a soberanía, no hay ninguna razón vinculante, hay
una opinión y un conocimiento que 5 juristas internacionales en la
Comisión de la Verdad, van a tomar sobre las pruebas que aporten
cada uno de los países sobre todos los instrumentos, sobre todos
los elementos que puedan para precisamente dilucidar la verdad
que aconsejarán y ayudarán a los países, pero fundamentalmente
estarán manteniendo que haya legalidad y garantías para todas las
partes de que se hace un debido proceso, sin que ninguna de las
partes renuncie a la legislación aplicable de su país.
Por otra parte, es bueno recordar porque también algunos dije-
ron que éramos el único país que hablaba con Irán, bueno hace
pocos días, en Viena, Austria, tuvo lugar la Conferencia sobre Segu-
ridad, a la que asisten todos los países del mundo y a la cual asistió
también nuestro país. Allí el vicepresidente de los Estados Unidos
de Norteamérica ha dicho: "Estamos preparados para un encuentro
bilateral con la dirigencia iraní, cuando el líder supremo esté listo
para ello. No necesita ser en secreto, nuestra oferta es real y tan-
gible".A él se agrega el ministro de Relaciones Exteriores de Ale-
mania, Guido Westerwelle, al afirmar: "seamos francos es esencial
que nos enfoquemos en una solución diplomática". Y como si algo
faltara como refuerzo, otro miembro del Consejo Permanente de
Seguridad de Naciones Unidas, el Canciller ruso, Serguéi Víktoro-
vich Lavrov, declaró: "el uso de la fuerza es inaceptable". Lo cierto
es que el próximo 26 de febrero todos los miembros permanentes
del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, más Alemania, se
van a reunir con las autoridades iraníes para hablar de una agenda
de temas nucleares, que es uno de los temas centrales, hoy, en la
agenda internacional. Como verán no somos el único país que dia-
loga. Pero hay otras razones también de pura lógica, porque qué
quiere decir que hablamos por cuenta de nuestros países. No, si en
la causa los acusados son todos iraníes, si además en la causa el fiscal
le imputa a Irán como Estado haber sido el autor intelectual del
atentado contra la AMIA, si todos los recabados por INTERPOL,
con orden de detención roja, son iraníes, con qué país quieren que

293
negociemos. Con el único país que podemos negociar precisamente
para lograr estas cosas es con Irán, sobre todo teniendo en cuenta el
antecedente de Soleimanpour.
También se ha hablado de la cuestión económica, como si esto
fuera una cuestión de que Argentina quiere tener relaciones eco-
nómicas con Irán, comercio con Irán. Nunca se detuvo el comercio
con Irán, los únicos años en que el comercio con Irán, sobre todo
en materia de granos, estuvo detenido fue en el 2003 y 2004, y no
fue por decisión de los empresarios argentinos, sino por boicot de
Irán, a raíz de la causa AMIA. Bueno recordar también a todos,
que esta Presidenta no vende ningún producto a Irán y que tam-
poco tiene capacidad para decir a ningún empresario argentino con
qué país debe comerciar o no debe comerciar, porque sería denun-
ciada por atentar contra el derecho al libre comercio, que consagra
nuestra Constitución. Pero sería interesante que los que hacen estas
afirmaciones averiguarán quiénes son los que venden granos a la
República Islámica de Irán... no van a encontrar mi apellido ni el de
ninguno de los funcionarios de este gobierno, con toda certeza. Por
otra parte también, es bueno recordar –lo ha informado hace muy
poco tiempo la Agencia REUTERS– que pese a las sanciones que
Estados Unidos ha impuesto en el mercado mundial a Irán lo cierto
es que la Agencia REUTERS ha informado que Estados Unidos ha
aumentado 1/3 la venta de sus granos, pese a las sanciones existen-
tes a Irán. No es una crítica, es simplemente información para que
podamos tener un cuadro adecuado.
Tomar una decisión de esta naturaleza excede, a mi criterio, las
facultades de esta Presidenta, más allá de que la Constitución le
asigne facultades suficientes para representar las relaciones exte-
riores. Por eso quise que este Memorándum tuviera el nivel de tra-
tado y fuera remitido para su control y aceptación o no por parte del
Parlamente Argentino. Esta Presidenta tiene un gran compromiso
con la causa AMIA porque, en soledad, me tocó debatir, discutir en
el seno de la Comisión muy duramente y sin que trascendiera a la
prensa, porque si algo tenía en claro es que era algo tan delicado,
algo tan terrible que no podía ser ni siquiera rozado con la mínima
sospecha de politización o partidización de las cosas. Tal es así que el
tercer informe, que se hace, yo lo firmo en disidencia total, aparte del

294
resto, y denuncio de que en realidad se está convalidando una puesta
en escena que había realizado el juez Galeano, y que esto finalmente
iba a terminar muy mal. Desgraciadamente no me equivoqué. He
entablado muchísimas conversaciones y he recibido durante todos
estos años a los familiares y demás. Me tocó ver, durante el desa-
rrollo de la Comisión cosas terribles, me acuerdo que estaba a cargo
del Departamento de Unidad de Investigación Antiterrorista, el
entonces comisario Jorge Alberto Palacios. Precisamente durante
la gestión de ese comisario, que hoy está procesado por escuchas
telefónicas, a un familiar de una víctima de la AMIA, a Sergio Burs-
teín, recuerdo que durante la gestión estaba casi siempre presente
en las reuniones de la Comisión, me acuerdo que durante la gestión
de la DUIA fue que desaparecieron 66 cassettes, si mal no recuerdo
el número, que eran grabaciones que había tomado la SIDE sobre
Telleidín. Desaparecieron y nunca se supo por qué. También se
tomaron declaraciones y aparecieron anónimos, que luego fueron
totalmente desvirtuados y todo terminó en un gran escándalo judi-
cial y en un inmenso dolor para las víctimas y en una inmensa ver-
güenza para el país, es precisamente lo que yo quiero volver a evitar:
el dolor a los familiares y la vergüenza al país y fundamentalmente
encontrar el camino para destrabar esta situación. Más fácil hubiera
sido hacer lo que se vino haciendo siempre, por ejemplo, en la causa
de la Embajada, seguir pidiendo monocordemente y casi como una
liturgia todos los años, desde Naciones Unidas, que cooperen, que
ayuden. Bueno, de hecho en el año 2012 se presenta y comunica for-
malmente la República Argentina a Irán que quiere dialogar sobre
este tema. El diálogo es un principio fundamental de la Argentina,
en materia de política internacional. Por eso creo que todo lo que
me ha tocado vivir como Senadora en esa Comisión, que otros que
me acompañaron de otros partidos políticos pueden dar fe y tes-
timonio, igual que los familiares y autoridades; todo lo que me ha
tocado vivir, luego, desde la Presidencia de Kirchner con todas las
acciones reconocidas por la propia comunidad –debo también admi-
tirlo– "como el gobierno que más ha hecho por el esclarecimiento"
me llevan al convencimiento de que este Memorándum que hemos
acordado es un paso adelante para destrabar una causa, que hace 19
años está paralizada, y mejor dicho, ha ido para atrás. Y en cuanto

295
a la voladura de la Embajada de Israel, debo decir que la Comi-
sión Bicameral que también seguía la investigación de este atentado,
nunca pudo recibir, por parte de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, ningún tipo de documentación, porque jamás pudimos acce-
der a ninguna documentación, por lo tanto no podemos dar cuenta
de lo que realmente pasó, en dicha investigación. Hace unos días el
Estado de Israel convocó a nuestro embajador para pedir explicacio-
nes sobre la AMIA. Me llamó la atención que no lo haya hecho, por
ejemplo, sobre la Embajada de Israel, porque en realidad el atentado
contra la AMIA fue un atentado contra la Argentina en el que no
murió ningún ciudadano israelí, murieron argentinos y ciudadanos
de otras nacionalidades. En cambio, la voladura de la Embajada de
Israel es una auténtica violación al territorio de Israel en el que
murieron ciudadanos israelíes, y además una violación al territorio
argentino, porque para poder violar el territorio de la embajada de
Israel debieron, primero, violar el territorio argentino.

1 de marzo. Apertura del 131° período de sesiones


ordinarias del Congreso de la Nación

LA DÉCADA GANADA

Este no es un año cualquiera, esta no es una sesión o un período


de sesiones cualquiera, este 131 período de sesiones ordinarias
legislativas coincide con dos aniversarios muy fuertes, para mí
como militante política, para mi generación y creo que para todos
los argentinos. Este año se van a cumplir 30 años de la recupe-
ración democrática de la República Argentina; 30 años desde que
los argentinos recuperamos el derecho a la vida que nos había sido
arrebatado por el terrorismo de Estado; 30 años desde que hemos
recuperado la libertad y la soberanía popular como única fuente
legítima del poder público.
También el 25 Mayo de este año vamos a cumplir 10 años desde
el momento en que un hombre se sentó en este mismo lugar, con

296
bastante menos votos que esta Presidenta, pero con voluntad, capa-
cidad y convicción, para dar comienzo a un proyecto político, por
la igualdad, por un mayor desarrollo económico, social y cultural.
Saludo a todas las fuerzas políticas de origen democrático de nues-
tro país por estos 30 años, y por estos 10 años en que los argentinos
hemos recuperado tantos derechos y tantas conquistas sociales.

Desarrollo y crecimiento
Desarrollo y crecimiento son las dos palabras que creo más sin-
tetizan esta década. Desarrollo laboral y de seguridad social que ha
sido posible por el período de crecimiento económico más sostenido,
más importante y más prolongado de nuestros 200 años de historia,
y además, crecimiento y desarrollo que se siguió acentuando a pesar
de que en el año 2008 el mundo se derrumbó, y a pesar de que aún
hoy la crisis parece no tener límites. Quiero compartir con uste-
des lo que a mi criterio constituye esta década, que yo denomino la
década ganada por todos los argentinos. Ganada por las cosas que
hemos logrado, porque se puede ganar una elección pero se puede
perder el gobierno. Cuando hablo de década ganada lo hago no en
términos electorales o partidarios sino de recuperación social, eco-
nómica, cultural, democrática, de igualdad de los 40 millones de
argentinos. Por eso me atrevo calificar sin lugar a dudas que esta
década iniciada el 25 de Mayo del año 2003 es la década ganada por
todos los argentinos. Y hay muchas cosas que así lo testimonian. La
cantidad de trabajadores que hoy tienen un trabajo registrado, legal
con protección social es la más alta de los últimos 38 años y es un
92% superior respecto de las personas que estaban en esa condición
antes de la implementación de este patrón y de esta matriz produc-
tiva de crecimiento con inclusión social, que creo además es la señal
o la clave: crecimiento con inclusión social. Habíamos crecido en
otras épocas, los números de la economía así lo testificaban, pero
lo habíamos hecho con gran exclusión social, por lo cual a mi cri-
terio, como militante política, no era un crecimiento que realmente
pudiera exhibirse como tal. Porque la economía con la gente afuera
solamente favorece a unos pocos, la economía con millones adentro
recuperando trabajo, dignidad y derechos, marca también un rumbo
diferente.

297
Solo en la industria, el comercio y los servicios se crearon casi
200.000 nuevas empresas, un 64% más de las que había al comienzo
de este gobierno. Hemos alcanzado un promedio récord de trabajo
de casi 500.000 puestos por año, casi triplicando la cantidad anual
de nuevos ocupados que se generaron desde el inicio de la democra-
cia en el 83. Se logró reducir un 67% a los desocupados, llegamos
nuevamente en este último trimestre del año 2012 al 6,9% de des-
ocupación, acercándonos al récord histórico del 2011 que había sido
del 6,7; récord histórico también en la etapa.
Se pasaron a homologar de 200 convenios colectivos por empresa
a más de 1500 convenios colectivos de trabajo por empresa en la
República Argentina. El salario mínimo de los trabajadores creció
un 1338%, mídanlo con los índices que quieran pero jamás había-
mos tenido una recuperación tan importante. Quiero marcar que
esos 2.875 pesos de salario mínimo, cuando ese hombre se sentó
aquí, cuando había casi 25% de desocupados en la Argentina, los
que estaban ocupados ganaban 200 pesos por mes y los jubilados
150 pesos por mes. Hoy estamos con un salario mínimo de 2.875
pesos que nos convierte en el mejor salario de América latina. Y
comparado con otras grandes potencias, fundamentalmente de
las emergentes, no hablo de los países desarrollados, en los países
desarrollados los salarios son más altos, el problema es que tienen
hoy un 27 ó 28% de desocupados. En economías emergentes muy
importantes, tal vez las más importantes del mundo, los salarios son
en términos de dólares comparados con la Argentina de 202 dólares
contra 579 en la Argentina, 174 y 138. Este salario mínimo en rea-
lidad es un testigo, porque todos los convenios colectivos de trabajo
aún aquellos que tienen los salarios más bajos, el salario mínimo
de esos convenios colectivos está muy por arriba y bien lo saben
los trabajadores de ese salario mínimo que se fija anualmente como
testigo y que ha venido desarrollándose en el Ministerio de Trabajo,
como no se venía haciendo desde hacía mucho tiempo, todos los
años. Hemos celebrado desde el año 2004 las reuniones del Consejo
del Salario Mínimo, hemos recuperado nuevamente lo establecido
por la Constitución Nacional. Y nunca jamás el aumento mínimo
bajó de dos dígitos y a menos del 20%. Lo más bajo fue el 21% en el
año 2009, que como ustedes recordarán fue el año de la crisis donde
prácticamente hubo un crecimiento inexistente de apenas 0,9%.

298
Otro de los rasgos distintivos: hablamos de desarrollo laboral
pero también desarrollo de la seguridad social. Fundamentalmente
la recuperación de los haberes de nuestros jubilados, de nuestros
pensionados, se vio reafirmada luego más tarde cuando se decidió
recuperar la administración de los recursos de los trabajadores que
estaban en el sector privado en manos de las AFJP, pero ya mucho
antes se había comenzado una política de recuperación que tiene
hitos muy importantes. En diciembre del 2004 el plan de inclusión
previsional, en julio cuando se recuperaron las AFJP el decreto
de creación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, la movili-
dad jubilatoria, aquella movilidad que se discutió en esta Cámara
y que tal vez con razones o sin razones, pero no importa, muchos
creían que los índices que proponíamos no iban a ser los adecuados,
no iban a reflejar un buen aumento para los trabajadores, tenemos
que decirles que en realidad no es en son de reproche, simplemente
que lo que habíamos propuesto era bueno porque tenía que ver con
el crecimiento de la economía real y hoy podemos hablar de haber
incluido a más de 2 millones de trabajadores. Cuando Néstor asumió
en el 2003 había 3.158.000 personas con cobertura social y el haber
mínimo era de 150 pesos; hoy a enero del 2013 tenemos 5.886.585,
casi 6 millones de personas. El 45% de quienes hoy tienen cobertura
previsional lo tienen merced al plan de incorporación, que no fue
caprichoso, fue de justicia y equidad absoluta, porque había múlti-
ples situaciones, desde aquellos que habían quedado sin trabajo a
una edad en la cual no podían volver a recuperar su capacidad labo-
ral, porque como ya sabemos a determinada edad es mucho más difí-
cil conseguir trabajo, y desde aquellos otros que habían trabajado
toda una vida pero que patrones sin escrúpulos no habían hecho los
aportes y habían quedado sin cobertura social. Un universo muy
amplio que fue contemplado en esa incorporación y hoy –tengo con
mucho orgullo y tengan todos ustedes mucho orgullo también, opo-
sitores y oficialistas, porque finalmente todos somos argentinos– la
Argentina tiene la cobertura más alta, el 94,3% de nuestra gente en
capacidad, en condiciones de ser sujeto jubilatorio está con cober-
tura social, de aquel 66% que había en el año 2003. Nos sigue Brasil
en la región con un 89,5%; luego Uruguay con el 78,9; Chile con el
72,8; México con un 34,5. Y así a partir de la movilidad jubilatoria,

299
desde febrero a la fecha, la jubilación mínima se incrementó en un
213,8%. Y desde que Kirchner fue Presidente, sin AFJP, sin ley de
movilidad jubilatoria, con un endeudamiento fenomenal, con el mer-
cado de capitales cerrado, el aumento jubilatorio desde que él fue
presidente es del 1443%. Las jubilaciones pasaron de 150 pesos a
2165 pesos la mínima. Y un detalle para algunos que les molestaba
el tema de la incorporación de nuevos sujetos. Estos porcentuales
no le aprovechan en todo a los nuevos jubilados porque son los que
tienen la mínima, cuando los aumentos son como ahora absoluta-
mente porcentuales precisamente van favoreciendo a los que más
ganan también en las jubilaciones, así que les pido a todos un poco
de inteligencia, justicia y solidaridad a la hora de evaluaciones y jui-
cios de valor sobre la incorporación previsional porque ha sido una
medida de absoluta equidad y justicia que beneficia a todos, porque
ha contribuido también a generar una demanda agregada propia de
que hay más gente con más dinero para poder consumir. Una de las
claves también de estos 10 años, haber reconstruido un mercado
interno de consumo, haber sostenido la demanda agregada a través
de salario, jubilaciones, etcétera; hoy la inversión, no el gasto, como
decían en la década del 90, la inversión, a punto tal era un gasto
que se quedaron con la crema de los aportes y nos dejaron la deuda
al Estado para que nosotros sigamos pagando las jubilaciones, del
4,1% de un PBI sustancialmente inferior al actual, hoy la inversión
se incrementó en 3,6 puntos. 7,7 puntos, casi el 8% de nuestro PBI
destinado a nuestros jubilados, a nuestros pensionados.

¿El sector público administra mal y los privados adminis-


tran bien?
Cuando el Estado Nacional, luego de 12 años de haber admi-
nistrado la AFJP los recursos de los trabajadores argentinos, me
rectifico, porque no son de los jubilados, son recursos de los traba-
jadores argentinos con sus aportes personales y también el sector
privado con sus contribuciones patronales, ayudan a sostener esto.
Este fondo de sustentabilidad tenía 80.000 millones de pesos luego
de 12 años de administración y desde el año 2008 a la fecha, cuatro
años porque estamos recién en el comienzo del año 2013, y luego
de lo que vamos a enumerar posteriormente, el fondo de sustentabi-

300
lidad tiene hoy 254.000 millones de pesos, un aumento de 173.000
millones de pesos.
Pero veamos el rol que comenzó a jugar este fondo de sustenta-
bilidad de garantía a través de la ANSES en la economía real. Antes
en manos de las AFJP hubo inversiones ruinosas y quiero recordar
algunas que hoy inclusive tramitan penalmente, como las accio-
nes de un conocido grupo mediático. La participación en proyectos
productivos y de infraestructura cuando las AFJP administraban
esos fondos era de apenas 2,2%, en tanto que bajo la administración
del Estado subió a 13% la inversión en proyectos de economía real.
Quiero recordar algunos emblemáticos. Allá en el 2009 en medio
de la crisis, cuando General Motors, cuya principal planta está
radicada cerca de la ciudad de Rosario, iba a despedir a numerosos
trabajadores y no iba a presentar el modelo que había anunciado
porque la crisis mundial impedía que la casa matriz desde Estados
Unidos remitiera los fondos, fue la ANSES quien concurrió con un
préstamo, no solamente para que no despidieran a los trabajadores
sino para que pudieran presentar el nuevo modelo, y terminaron
presentándolo, incorporando nuevos trabajadores y devolviendo el
préstamo antes de tiempo. Y no se la prestamos a ningún empresa-
rio amigo, se la prestamos a una empresa argentina con accionistas
americanos como es General Motors.
También es muy importante la implementación de la Asigna-
ción Universal por Hijo, que permitió que más de 1.700.000 familias
y 3.300.000 niños tengan no solamente el derecho a esa asignación
universal para hijos de desocupados o aún no registrados que no
tienen salario mínimo, puedan tener acceso a los bienes y servicios
que toda sociedad democrática debe ofrecer a todos sus ciudadanos.
Fíjense ustedes, no solamente nos hemos hecho cargo de toda la
masa de gente que estaba en condiciones de jubilarse, no solamente
hemos aumentado en 1443% y 213% desde la movilidad, también
hemos incorporado y protegido al sector más vulnerable de la socie-
dad, hemos prestado a la economía real y aún así hemos triplicado
ese fondo de garantía. ¿Qué significa esto? Que por favor nadie
vuelva a querer convencer a algún político argentino, cualquiera sea
su partido, de que lo público es peor que lo privado o que lo privado
es mejor que lo público, porque no es cierto, hay de todo en todas

301
partes, hay buenos y malos administradores públicos, y hay buenos
y malos administradores privados, terminemos con esas reglas ridí-
culas o más que ridículas, interesadas, impuestas para que dejemos
de decidir por nosotros mismos.
También esto ha significado que estos chicos que antes muchos
no iban al colegio, porque el impacto ha sido maravilloso porque
es una creación que no colisiona con lo que siempre fue una crítica
del sector privado sobre los planes sociales. ¿Cuál era la crítica de
los sectores privados a los planes sociales? Que el que recibe plan
social no quiere trabajar. La Asignación Universal por Hijo, que
se maneja como asignación familiar de una persona que no tiene
trabajo, cuando esa persona tiene trabajo o consigue que lo regis-
tre –¿quién no quiere tener trabajo registrado, estable y con todos
los beneficios?– la sigue cobrando porque ya no la cobra más como
asignación universal por hijo sino como asignación familiar. Por lo
tanto lo que no se puede hacer, eso sí, con la asignación universal
por hijo, es hacer lo que se hacía en algunos lugares, explotar a la
gente pagándole salarios de miseria, yendo a trabajar por 200 pesos,
a empleadas a las casas o a gente en las cosechas. Esto es lo que se
ha evitado con la Asignación Universal por Hijo, la explotación.
Además la cobertura que significa que en cada una de estas familias
para poder cobrar el chico debe concurrir al colegio y debe tener su
calendario de vacunas y su servicio de salud cubierto.
También la incorporación a enero de 2013 de más de 64.000
embarazadas, ampliamos también el derecho a las mujeres embara-
zadas como una protección a las mujeres que muchas veces en sole-
dad y también con un grado de incomprensión social inaceptable,
deciden tener su hijo, criarlo, y allí tiene que estar el Estado para
darle apoyo.
Otro programa que también se implementó a través de la ANSES
pero no con fondos de la ANSES, sino con fondos del Tesoro Nacio-
nal pero por la red de distribución de la ANSES y precisamente
por la vinculación con todo lo que tiene que ver por la Asignación
Universal por Hijo es el tema del plan Conectar-Igualdad, que ya
llevamos cumplimentado el 74% del plan, entregadas 2.213.582
computadoras y en este año alcanzaremos la meta de los 3 millo-
nes y medio de computadoras. También a través de este programa

302
Conectar-Igualdad hemos orientado la inversión a un sector de la
economía de alto valor agregado y alto valor tecnológico. Bien lo
sabe Tierra del Fuego y bien lo saben también porque la otra de la
mitad computadoras se hace aquí en el continente, cómo ha impac-
tado este plan en la economía real y la exigencia que hemos plan-
teado desde la ANSES y desde el Gobierno Nacional, para la mayor
cantidad de incorporación de piezas nacionales de modo tal que
podamos desarrollar íntegramente la cadena de valor. Tengan en
cuenta que antes el que tenía una computadora retiraba la caja del
contenedor de la aduana, no había ni un minuto de trabajo argen-
tino, salvo el que lo descargaba del barco, lo cargaba en el camión y
lo llevaba al local. Hoy millones de argentinos están trabajando y
desarrollando valor agregado a partir de este plan.

Viviendas populares
También como una medida contra cíclica y para abordar un
tema que venía de larga demanda en determinados sectores de la
sociedad, el Plan Federal de Viviendas hizo un gran desarrollo en
materia de construcción de viviendas populares y mejoramiento
de viviendas, que ya van casi, cuando tengamos terminadas algu-
nas este año vamos a llegar al millón entre viviendas construidas y
mejoramientos habitacionales.
Una de las críticas que había es que era una forma o un plan de
llegar solamente a los sectores más vulnerables y que había sectores
de clase media que no podían acceder a un crédito hipotecario de una
entidad privada y no tenían la posibilidad de hacerse una casa, por
eso lanzamos el Plan Procrear que hoy constituye un verdadero éxito
para aquellos sectores que con mayor poder adquisitivo logrado en
estos años, con terreno o sin terreno, van a poder abordar.

PAMI
De 72 prestadoras con sus contrataciones, porque las gerencia-
doras eran en realidad meras intermediarias que contrataban a otros,
pasamos a 20 mil prestadores con gestión directa, lo cual ahorró
muchísimo dinero en el medio. Del 30 por ciento de utilización de
los afiliados pasamos a un 90 por ciento, o sea de esos 3 millones de
jubilados solamente el 30 por ciento utilizaba. De estos 4 millones

303
y medio de jubilados, el 90 por ciento utiliza los servicios del PAMI
con un sistema de información, base de datos por más de 100 millo-
nes, medicamentos con cobertura al cien por cien. Escuchen porque
esto es muy importante, medicamentos con cobertura el cien por
cien en el año 2004 sólo tenían 9.000 jubilados. Hoy, medicamentos
con cobertura al cien por cien en el año 2012, 1.400.000 jubilados.
Ahí entendí lo que me estabas diciendo, ahí entendí Hebe, lo que
pasa es que son tantas las cosas, es tal el fárrago de cosas que es
como no tener tiempo a aprender, a comprender y a poder contar
todo. Y en el plan de asistencia de situaciones de alto riesgo en el
año 2006, porque esto se creó en el año 2006, Programa de Asisten-
cia para Situaciones de Alto Riesgo 20.000 afiliados en al año 2006 y
tenemos 150.000 afiliados de alto riesgo totalmente atendidos. Las
situaciones de alto riesgo son enfermedades oncológicas, enferme-
dades de HIV, hemofílicos. Me contaba a Luciano Di Césare que hay
un medicamento que es así chiquitito para los hemofílicos que vale
50.000 pesos, yo no sé qué puede haber dentro de ese tarrito, pero
habría que preguntar porque realmente es impresionante el gasto
en medicamentos.
El Programa alimentario Probienestar está prácticamente esta-
bilizado. De 400.000 jubilados en el año 2004 a 470.000. Es una
buena noticia que los jubilados no necesiten la ayuda del PAMI para
poder alimentarse, con lo cual la estabilidad esta es una estabili-
dad bienvenida. Esto ha impactado, esta generación de trabajo, esta
inyección de demanda agregada a través de jubilados, a través de
pensionados que cuentan con mayor disponibilidad no solamente
por aumento de jubilaciones, porque si no también la obra social les
cubre más y por lo tanto para una persona mayor los medicamen-
tos son un insumo básico que lleva buena parte de sus ingresos, ha
permitido también un impacto brutal en lo que eran los índices de
pobreza e indigencia. En el año 2003 54 por ciento eran pobres en
la República Argentina y el 27,7 por ciento en estado de indigencia;
a fines del año 2012 estamos en el 6,5 de pobreza y en el 1,7 por
ciento de indigencia. Esto obviamente es el producto de las polí-
ticas de inclusión social y también de un muy buen fuerte trabajo,
porque hay sectores de pobreza que son los que nosotros denomi-
namos núcleos duros de la pobreza a los que muchas veces el creci-

304
miento económico con inclusión social por la falta de capacitación,
por muchas cosas, no llega, y entonces tiene que estar el Ministerio
de Desarrollo Social para ataca no con políticas asistencialistas, sino
con asistencia focalizada indirecta, a esos núcleos duros de pobreza.
El crédito presupuestario del Ministerio de Desarrollo Social
que en el año 2003 era de 1.781 millones, ejecutados en un 86 por
ciento, pasó al año 2012 a 31.972.650 millones de pesos, casi 32.000
millones de pesos, un aumento de presupuesto del 1.695 por ciento,
presupuesto que fue aprobado por ustedes y ejecutado en un 99,3
por ciento. Lo importante no es tener solamente partidas presu-
puestarias sino no subejecutarlas. Debe ser el Ministerio, junto al de
Infraestructura, con mayor porcentaje de ejecución de partidas. De
las pensiones asistenciales que tenían como destinatarios a 180.000
personas en el año 2003, que son las pensiones no contributivas, hoy
llegan a 1.350.000 personas con un crecimiento del 575 por ciento
de beneficiarios. Las madres de 7 hijos, que cobraban 150 pesos, van
a pasar a cobrar a partir del 1° de marzo 2.165 pesos, y las de vejez
e invalidez que eran de 105 pesos, pasan a partir del 1° de marzo a
1.515 pesos, más del 1.300 y pico, casi 1.400 por ciento. El núcleo
duro de la pobreza también alcanzado por el Plan Ahí en el cual
estamos trabajando fuertemente que llega a 1.000 barrios disemina-
dos en todo el país, identificados en cada una de las 24 jurisdicciones
donde están esos núcleos duros y atienden hoy a más de 1 millón de
personas. La creación también de Centros Integradores Comunita-
rios que no existían. Hoy tenemos construidos 741 Centros Inte-
gradores Comunitarios.

Argentina trabaja
Las cooperativas de trabajo son una idea de Néstor en 2009
cuando el mundo se venía abajo. En 2003 el programa no existía.
Fuimos sustituyendo programas de carácter asistencialista por pro-
gramas de trabajo. Hoy tenemos 6.626 cooperativas y 150.000 coo-
perativistas de Argentina Trabaja que han construido centros de
ancianos, que participan también a través de numerosas tareas a lo
largo y a lo ancho del país.
El microcrédito, que tampoco existía en el año 2003 y que desde
su creación se otorgaron 320.000 microcréditos para microempren-

305
dedores que hoy son un ejemplo en América latina y somos consul-
tados por varios países hermanos para ver cómo está implementado
esto porque tiene un gran impacto. Y además tienen un altísimo
porcentaje de devolución, bastante más que algunos créditos muy
grandes que se dan en los bancos.
Emprendedores de la Economía Social: con la ley creada también
por este Parlamento del monotributo social hay 558.000 emprende-
dores de la economía social que han producido más de 2 millones
de prendas textiles, que tienen más de 100 talleres de herrería, en
fin, diversas modalidades de producción y trabajo, porque el modelo
concibe al trabajo como el gran organizador social y por eso hace-
mos tanto hincapié en el crecimiento de la producción y en la rein-
dustrialización del país.
También dando cumplimiento a la Constitución, desde el año
2007 con la ley se relevaron 3.508.000 hectáreas correspondientes a
310 comunidades de pueblos originarios en 18 provincias argentinas.

Reindustrializar la Argentina
Todo esto hubiera sido imposible si no hubiéramos identificado
adecuadamente cuál debía ser la matriz de crecimiento. Nos abo-
camos desde el primer día a la tarea de reindustrializar la Argen-
tina. No solo por una cuestión de sustitución de importaciones,
sino porque la industria es la que más puede aguantar en épocas de
crisis. Cuando la economía está basada en los servicios únicamente
y sobreviene una crisis, la caída es mucho más rápida, estrepitosa y
vertical. Cuando el entramado está sostenido por la actividad indus-
trial impacta igual la crisis, no voy a negar que la crisis impacta,
pero se sostiene mucho más el entramado porque hay valor agre-
gado, porque hay mercado interno, porque se sigue también expor-
tando. En fin, la tarea de reindustrialización fue muy importante y
quiero decirles que del año 2003 al año 2012 se duplicó, más que se
duplicó el PBI industrial: 105 por ciento en materia de PBI indus-
trial en esta década, que por eso llamamos la década ganada, que
se expandió en todos los sectores, tuvo en el sector automotriz,
en la siderurgia, en la metalmecánica, en el software importantes
frentes. Pero en general fue difuminada en todo el arco y seguimos
trabajando para completar los eslabones y sustituyendo importa-

306
ciones, que con el proceso de reindustrialización hemos sustituido
importaciones por más de 15.000 millones de dólares. Esto significa
trabajo argentino, record –además– en materia de participación de
exportaciones de manufacturas de origen industrial, de las MOI.
Por primera vez –luego de muchísimas décadas– las manufacturas
de origen industrial, aún el año pasado, siguen siendo las de mayor
porcentaje exportado. Luego le siguen las manufacturas de origen
agropecuario y los productos primarios sin valor agregado recién
en tercer lugar.

Cuatro elementos de nuestras vidas cotidianas


Teléfono celular: en el año 2008 el 98% era importado, la cajita
importada. Hoy tenemos un 99% nacional, merced a las exigencias
que le planteamos vinieron a radicarse numerosas empresas en el
país.
Aire acondicionado: junto a los celulares, constituyen eso que yo
llamo “bienes aspiraciones”, tener un celular y un aire acondicionado
para mucha gente significa haber ascendido socialmente, gente que
tal vez en su casa nunca tuvo o nunca tenga un teléfono fijo, pero si
un celular, o que hayan tenido un ventilador o un turbo circulador,
tener un aire acondicionado también es aspiracional. En el año 2003
solamente eran nacionales el 17% y se importaba el 83%, hoy en el
2012 el 100% de los aires acondicionados son de industria nacional,
trabajo argentino para refrescar a los argentinos.
Calzado: en 2001 el 59% nacional y el 41 importado; en el año
2012, el 85% nacional y el 15% importado.
Tractores: algo que debemos trabajar todavía más, porque el
tractor en la República Argentina, si bien cualquier economista
dirá que es un bien de capital, y sí es un bien de capital, pero en
la República Argentina y con nuestros proyectos el tractor es casi
un insumo tan importante como la semilla o como el agua y por lo
tanto tenemos que construirlos íntegramente en la Argentina. Me
atrevería a decir que más que los autos todavía, pero tractores en
el año 2003 solamente el 13 por ciento eran nacionales y el 87 por
ciento eran importados; en el año 2012 el 42 por ciento de los trac-
tores son íntegramente nacionales, radicados fundamentalmente en
Santa Fe, en Córdoba, donde hay un gran desarrollo, y también en

307
la provincia de Buenos Aires donde hay un gran desarrollo en la
metalmecánica.

Parques industriales y polo electrónico


En el año 2003 solamente había 80 parques industriales en la
República Argentina; hoy tenemos 330 parques industriales ya
inaugurados y hay 223 parques industriales en ejecución. Vamos a
terminar seguramente el año 2013 con más de 500 parques indus-
triales. Los existentes agrupan a 8.600 empresas que emplean a 267
mil trabajadores.
El INTI pasó de tener un presupuesto de 30 millones anuales, a
450 millones; la Ley de Promoción de Software, aprobada por uste-
des; el Bono K, que no tiene nada que ver con los K, pero se les dice
así: Bono K desde tiempo inmemoriales, y que es precisamente para
retribuir a los productores de bienes de capitales y que no se vean
perjudicados por la importación.
El polo electrónico en Tierra del Fuego ha generado 9.000
puestos de trabajo. Recuerdo cuando la Gobernadora de Tierra del
Fuego me vino a ver en plena crisis, echaban a más de 2.000 traba-
jadores y cerraban las fábricas. Discutimos en esta Cámara aquella
famosa ley. Un lobby de importadores les quiso hacer creer a muchos
que se perjudicarían las empresas radicadas en el continente, pero
afortunadamente no se fundió ninguna fábrica en el continente, y
hay un montón de fábricas en Tierra del Fuego, y hay un montón
de trabajadores a lo largo y a lo ancho de la Argentina, que están
siendo capacitados en industrias de alto valor agregado.
La Argentina es el país que industrialmente más ha crecido:
21,4, la Argentina; Brasil el 4,1 y México el 7,6, lo cual revela la
densidad del entramado laboral. Fuimos uno de los países que no
reprimarizamos exportaciones, por el hincapié que hemos hecho en
el sector industrial, que explica parte de este crecimiento y de esta
década ganada.

Educación
En la década de los 90 la educación fue prácticamente dejada de
lado. Yo era legisladora igual que ustedes y frente a nosotros aquí,
durante años estuvo instalada una carpa blanca de los docentes que

308
pedían un salario mínimo social garantizado. Ya luego fueron mone-
das, luego fueron papeles, porque también recuerdan las cuasimone-
das, los lecops, los patacones, numerosos papeles que se designaron
en todas las provincias. Hemos pasado, a partir de la Ley de Finan-
ciamiento Docente, de un 3,64 del PBI en educación a 6,50 en el año
2012, de un PBI sustancialmente más importante.
El salario mínimo docente, piso mínimo garantizado, que contri-
buye a construir la paritaria docente, pero que no la termina porque
la termina luego cada gobierno, el piso… ¿Qué era lo que demanda-
ban los docentes? Que hubiera un piso mínimo garantizado por el
Gobierno Nacional para todos los docentes en todo el país. Eso es
lo que hicimos. Luego cada jurisdicción, cada una de las 24 jurisdic-
ciones, construye su salario de acuerdo, obviamente, a sus propias
posibilidades, a su propia plantilla.
Los adelantos, el mayor acceso y los mejores resultados que
hemos tenido si hacemos un comparativo intercensal, entre el censo
del 2001 y el censo del 2010. El incremento de la matrícula en el
nivel inicial fue del 17,2 por ciento; la sala de 5 años pasó del 78 al
93 por ciento; la sala de 4 años, del 48 al 70 por ciento; la sala de 3
años, del 30 al 40; la tasa de asistencia en el nivel primario es del 99
por ciento de nuestros chicos que asisten a la escuela primaria y la
Asignación Universal por Hijo también ha contribuido a lograr ese
porcentaje que queremos que sea del 100 por ciento. Porque vamos
por más siempre y, sobre todo, en educación.
En el nivel secundario, tasa neta de escolarización de adolescen-
tes y jóvenes, tenemos también una evolución de un 8 por ciento
más de la matrícula con un 82,2 por ciento. Allí el problema que
tenemos es el abandono, que lo estamos tratando, que tiene que ver
también con otras causas como la de los chicos que van a buscar
trabajo porque consiguen trabajo para ayudar a la casa, también
tenemos que lograr, a través de un sistema becario, que terminen el
secundario.
El Plan FinEs creado, fue una de mis mayores ilusiones, que
todos aquellos mayores y no tan mayores, porque un chico de 20
años no puede ir a primer año del secundario porque hay cuestio-
nes generacionales, de convivencia, el Plan FinEs fue pensado para
todos aquellos argentinos que ya habían pasado la edad del primario

309
o del secundario pero no lo habían terminado. Y me tocó el otro
día, en el Gran Rex, cuando estábamos presentando el nuevo plan
educativo hasta el 2018, entregar el certificado número 400.000.
400.000 argentinos que terminaron su secundario o su primario.
Hay muchos cooperativistas de Argentina Trabaja que terminan
la primaria y la secundaria, y estudian en las universidades. Porque
desde que hemos creado más de 9 universidades en los sectores más
populares, las universidades han dejado de ser una elite para poder
tener acceso también la primera generación de universitarios del
país cuyos padres no fueron universitarios.
Yo tuve la suerte de nacer en La Plata, mis padres no eran uni-
versitarios, pero nací en una ciudad que se denomina “ciudad uni-
versitaria”, pude ir a la universidad porque además mis padres
pudieron ayudarme, pero cuántos jóvenes, porque viven demasiado
lejos, porque no tienen posibilidades, dejan de ir a la universidad.
La creación de 9 nuevas universidades nacionales ha contribuido
también al acceso a ese servicio, a este bien democratizador. Nada
más democratizador, nada más igualador, nada más nivelador que
la educación pública y gratuita en todos los niveles. Creación de la
escuela gratuita primaria de la Ley 1420 pero también un decreto
del presidente Perón decretando la gratuidad de las universidades
públicas nacionales, incorporada también en la reforma constitu-
cional del 94 por los constituyentes de todos los partidos políticos.
Pero esto también fue acompañado por un formidable plan de
infraestructura, que no se puso solamente en 54 millones de libros,
en las netbooks, en los más de 7.000 laboratorios, en la reapertura
de las escuelas técnicas, porque necesitábamos escuelas técnicas
para una Argentina que volvía a producir y que habían sido cerra-
das. Llevamos invertidos más de 7.000 millones de pesos en equipa-
miento de escuelas técnicas. Hemos ya inaugurado 1.513 escuelas,
están en construcción 597 y 250 más las vamos a inaugurar este
año 2013 llegando, creo el año que viene, a más de 2.000 escuelas
en todo el país.
Universidades. No se hacían obras en las universidades, cuyos
edificios se caían a pedazos, desde tiempos inmemoriales. Además
de inaugurar una nueva facultad como fue la Facultad de Ciencias
Económicas de la UBA, además de inaugurar la nueva Facultad de

310
Periodismo en la Universidad Nacional de La Plata, que agradezco,
creo que lleva el nombre de Néstor, hemos hecho 189 obras en más
de 33 universidades nacionales y estamos haciendo obras en eje-
cución en 22 universidades, 37 obras y vamos a iniciar en este año
2013, 28 obras en otras 30 universidades. Como verán la política
de educación, apuntalada por un plan de infraestructura, también
contribuyó al crecimiento del PBI. Yo estimo que la inversión en
infraestructura física, económica y social, rutas, caminos, en fin, ha
contribuido a no menos de un 3 o 4 por ciento en el crecimiento
anual del PBI por el efecto reproductivo que tiene en toda la indus-
tria, en el consumo, en los servicios.
La presentación que hicimos el otro día, como mirábamos tam-
bién, del plan educativo. Lo que ha sido también la matrícula uni-
versitaria, el aumento presupuestario que ustedes saben, 118 mil
universitarios cuyos sueldos están a cargo del Estado Nacional y
que ha significado en el año 2012 nada más una inversión de más de
19.000 millones de pesos en salarios que han crecido exponencial-
mente, no solamente en el sector universitario sino también en los
trabajadores no docentes que han visto incrementados sus salarios
por arriba del 1.000 por ciento.

Ciencia y tecnología
Había una Secretaría de Ciencia y Tecnología, le dimos rango
de ministerio y decidimos poner al frente a un científico, porque
normalmente en los ministerios de Ciencia y Tecnología ponen a
alguien que no es un científico. Yo dije tenemos que encontrar un
científico que, además, entienda lo que la Argentina necesita, que
es la investigación y el desarrollo, que las universidades se articu-
len con el sector económico, con la actividad económica para hacer
conocimiento aplicado, el conocimiento por sí mismo puede enri-
quecer al individuo, pero aplicado a la industria genera riqueza y
enriquece a toda la sociedad y entonces, se transforma en conoci-
miento colectivo.

El paradigma liberal
Recuerdo cosas que pasaron, es bueno recordar. Aquí se reco-
mendó en un documento del Banco Mundial, que se llamó “Argen-

311
tina, de la insolvencia al crecimiento”, a partir del Consenso de
Washington, la privatización del CONICET, lo cual implicaba la
eliminación de 5.639 puestos de trabajo. Se recomendaba reestruc-
turar el Sistema Científico Argentino Tecnológico, la Comisión
Nacional de Energía Atómica, y las universidades nacionales, colo-
cando a todas ellas bajo un esquema privado, el paradigma liberal.
El paradigma productivo, luego del año 2003, fue precisamente
crear esa articulación, esa unión y, luego, con la creación del Minis-
terio de Ciencia y Tecnología, terminó perfilándose lo que debe ser
un paradigma de todos los argentinos: los alimentos, la investiga-
ción, el desarrollo y la energía, van a ser los 3 vectores que van a
dirigir el crecimiento o el no crecimiento del siglo XXI.

Remediar
La Argentina cuenta con un programa, REMEDIAR, único a
nivel mundial en provisión de medicamentos e insumos. Fue iniciado
en un gobierno anterior al nuestro, al que nosotros le agregamos
redes dándole una cobertura al 80 por ciento de las enfermedades
más frecuentes a través de 7.000 centros de salud de todo el país.
Entre el 2003 y el 2012 se atendieron 15 millones de personas, se
proveyeron 1.600.000 botiquines, se entregaron 326.000.000 de
tratamientos y se realizaron 512.000.000 de consultas médicas. Un
orgullo, si se me permite, el Calendario Nacional de Vacunación. En
el año 2003 el Calendario Nacional de Vacunas era de 8 vacunas,
hoy tenemos un Calendario Nacional de 16 vacunas, obligatorio,
hemos crecido.
Quiero rescatar acá algo que él hizo en el año 2005, cuando
incorporó vacunas y entre ellas la vacuna de la Hepatitis A. Eso fue
en el 2005, en el 2008 se dejaron de hacer transplantes de hígado en
la Argentina con motivo de la Hepatitis A. Me comentaba un gran
amigo que todos ustedes conocen, no voy a decir su nombre, es un
funcionario del Poder Ejecutivo, si esa vacuna hubiera existido mi
mujer no se hubiera muerto. Me lo dijo el otro día cuando estaba
comentándole esto de las vacunas. Hemos incorporado también la
vacuna del pneumococo para cubrir a tantos chiquitos que sufren
este terrible flagelo durante el invierno, la vacuna también contra el
papiloma para las mujeres; mueren más de 3.000 mujeres por cáncer

312
de útero en la República Argentina. Creemos que con esta vacuna-
ción vamos a ver sus efectos como pasó recién a los 3 años con la
Hepatitis A, esto va a tardar más porque se vacuna a las niñitas a
los 11 años contra el papiloma, vamos a ver este efecto mucho más
adelante.
La inversión en Presupuesto Nacional destinado a la adquisición
de vacunas creció del año 2003 al 2012 un 782,57 por ciento. El
impacto también que ha tenido la vacunación antigripal en la Argen-
tina, que ha sido muy importante porque hemos reducido práctica-
mente el problema. La vacuna contra la tos convulsa. Argentina es
el primer país de Latinoamérica en disponer la vacunación universal
de las embarazadas contra la tos convulsa. Ustedes dirán por qué
las embarazadas. Cuando tenés un embarazo de mucha fragilidad y
tosés mucho tenés grandes probabilidades de abortar y que también
el chico tenga tos convulsa. En el año 2012 esta estrategia permitió
reducir en un 57 por ciento la mortalidad de neolactantes por la tos
convulsa en el país.
Los casos de Chagas, agudo vectorial en la Argentina, los que
son médicos lo van a entender. En el año 2003 habíamos registrado
18 casos, 13 en Santiago del Estero, 3 en la provincia del Chaco, 1
en la provincia de Córdoba y 1 en la provincia de San Juan. Luego
de todo el trabajo realizado en salud, en el año 2012 solamente tene-
mos una residencia de 2 casos de Chagas en la provincia de Santiago
del Estero únicamente.
La esperanza de vida al nacer también la hemos mejorado, hemos
mejorado más a las mujeres que a los hombres, lamento decirles,
pero es importante. La esperanza de vida general en ambos sexos
de 74,28 en el año 2000 a 2005, del 2005 a 2010 a 75,24 años, un
año más de vida en apenas 5 años hemos podido mejorar. En las
mujeres: de 78,1 a 79,1. Yo no sé si voy a vivir más con tantos dis-
gustos, pero la mayoría de las mujeres vive más. Y los hombres 70,6
de 2000 a 2005 y 71,6; un año más de vida les hemos dado del año
2005 al 2010.
Pero la que más me importa, la que más me interesa, la que más
me enorgullece es la evolución de la tasa de mortalidad infantil, que
del año 2003 de 16,5 por 1.000 pasamos el 2011 al 11,7 por 1.000,
casi 5 por 1.000 menos de reducción en la tasa de mortalidad infan-

313
til. Creo que fue la primera vez, el 2007, que presenté el plan para
cardiopatías congénitas en niños y niñas. Desde que empezó el pro-
grama de Cardiopatías Congénitas había largas esperas, los chicos
morían en las esperas, se operaron 3.900 niños. La cantidad de niños
y niñas operados por cardiopatías congénitas en el 2012 ha aumen-
tado en un 86 por ciento respecto del año 2003. Y hemos pasado
también de una oferta muy importante, porque apenas de 6 hos-
pitales donde se hacía este tipo de intervenciones, hemos pasado a
17 establecimientos en la República Argentina, en Tucumán, Santa
Fe, Salta, Neuquén, Paraná, Mendoza, Ciudad de Buenos Aires,
Corrientes, Florencio Varela, La Plata, Morón, Malvinas Argen-
tinas, que hacen este tipo de operaciones de cardiopatías y no hay
prácticamente lista de espera.
Niños menores de 4 años con hipoacusia profunda, implan-
tes cocleares. De cero que hacíamos en el año 2003, pasamos a 22
implantes cocleares en el año 2012.
La cobertura también del Programa SUMAR que se le sumó al
Nacer, ha sido una cobertura histórica de 4.800.000 personas con
más de 7.000 establecimientos públicos, y más de 39.000.000 de
prestaciones dadas a gente que así lo necesitaba: oncológicas, de
todo tipo.
La protección social de becarios también, beneficiados del Plan
Nacer que pasó con la Asignación Universal por Hijo de 977.000,
porque se inscriben más en el Plan Nacer lo cual nos permite una
mejor cobertura, porque les exigimos también eso en el tema de la
Asignación Universal por Hijo. Entonces el Plan Nacer que tenía
apenas 977.000 inscriptos registrados en el año 2003, pasó a 1
millón 800, el doble en el año 2012. Los números también sida, de
tratamientos, los centros de testeo y asesoramiento para HIV. Cero
en el 2003, 756 centros de testeo y asesoramiento para HIV en el
año 2012. Hay una reducción de nuevas infecciones y mejor trata-
miento de los ya infectados precisamente por el crecimiento expo-
nencial de centros de atención.
Número total de donantes de sangre, esto habla también de una
toma de conciencia ciudadana: hemos pasado de 378.000 en el 2006
a 662.000 en el año 2012. Y algo que me parece muy importante en
el plan de sangre: en los bancos de sangre centrales en el año 2004

314
había 2 en la República Argentina, 2 bancos centrales de sangre y
los 2 en la provincia de Buenos Aires. Hoy hay 22 bancos centrales
de sangre en 20 jurisdicciones argentinas, el mapa con los puntitos
la verdad me llena de alegría.
Trasplante de órganos, algo que costó mucho porque había
mucha gente reacia, por todo lo que hay en torno al transplante de
órganos y hemos tenido una política importante de difusión. Hemos
pasado de 301 donantes en el año 2003, a 630 y a una evolución de
trasplantes de órganos de 625 a 1.458, en el 2012.
Pero fíjense, en el año 2003 se hacía un trasplante cada 12 horas y
media; en el año 2011,1 transplante cada siete horas y el año pasado
1 transplante cada 6 horas en la República Argentina y en numero-
sos hospitales. Ocho establecimientos hacían trasplantes de órganos
en la República Argentina y hoy hay 18 establecimientos que hacen
trasplantes de órganos. La creación también del Instituto Nacional
del Cáncer, que se implementó durante mi gestión, creo que fue la
primera gestión, y hoy trabajan cinco hospitales de referencia, el
Posadas; el Roffo; en Mendoza, Córdoba y Chaco.
El dengue, que constituye una enfermedad terrible, sobre todo
en las provincias del norte y fundamentalmente en los países limí-
trofes. Hemos logrado, luego del año 2009 con 5 muertos y 26.923
casos de dengue, pasar al año 2010 con cero muertos y 1.280 casos.
En el año 2011 apenas 322 casos, también sin muertos y en el 2012,
272 casos. Yo quiero mostrarles a ustedes –si es que se puede ver de
aquí– el mapa de lo que es el dengue en la región. El rojo es Brasil;
el verde, es Bolivia y el azul es Paraguay. Los casos confirmados y
fallecidos en Bolivia, entre el año 2009 y 2012 fueron 25 muertos
y este año pasado, 37 muertos; en Brasil, el año pasado, 284 y en el
2009, 228 y en Paraguay confirmados también, el año pasado, 270
muertos.
Esto nos ha obligado a realizar una tarea en toda la zona de fron-
tera muy importante porque allí, sin la colaboración de la población,
es imposible hacer una suerte de frontis, de frontera para que no
pase, pero también obviamente hay que tener una política y alguien
que sepa para poder hacer esto y afortunadamente pudimos lograrlo
y vamos a seguir trabajando en este sentido.

315
Agua potable
Los números de la salud no son solo producto de una polí-
tica sanitaria, estos resultados sanitarios serían imposibles si no
hubiéramos desarrollado una obra de infraestructura en materia
de provisión de agua potable, en materia de desagües cloacales, en
acueductos, en plantas de tratamientos cloacales. Plantas de agua
potable en Formosa; Paraná, Córdoba, Calafate, Villa María, Chas-
comús. Me acuerdo del doctor Alfonsín, que nos pidió tanto por
esa Planta de Tratamientos Cloacales en Chascomus, y estaba tan
contento. Él pedía para su pueblo, como todos pedimos para nuestro
pueblo, habiendo sido Presidente, con la misma humildad que cual-
quier ciudadano, lo recuerdo mucho.
La construcción del acueducto de Laboulaye, en Etruria, en
Córdoba. Me acuerdo cuando fuimos con Néstor a Laboulaye, un
pueblo de Córdoba, que tenía arsénico en el agua, la gente cuando
toma agua con arsénico tiene los dientes amarillos y problemas de
salud. Esa obra la habían prometido hacía cien años. ¡Cien años!
Pero bueno, finalmente llegó a Córdoba el acueducto de Laboulaye.
También está la Planta de Tratamiento en Campana; el segundo
acueducto para el interior del Chaco. El emisario submarino de Mar
del Plata, un caño gigante que desagota a 30, 40 kilómetros mar
adentro y que va a terminar con la contaminación de una de las
playas más lindas, de las ciudades más lindas que tiene la República
Argentina, como es Mar del Plata.
Ni qué hablar de la planta de tratamiento en Berazategui, donde
desagotan todas las cloacas de la Ciudad de Buenos Aires, de los
partidos del norte de la provincia de Buenos Aires o la planta de
agua potable de Paraná de las Palmas, que también contribuye.
El total de beneficiarios de agua potable, con obras terminadas,
son 9.240.000 personas; obras con sistemas cloacales, 8.908.000
personas; 18 millones de personas que tienen agua y cloacas hoy en
la República Argentina, hechas en el Gran Buenos Aires y Capital
por Aysa, recuperada por los argentinos, antigua Obras Sanitarias
de la Nación y hechas por el ENOSA en el interior de la República.
Yo era senadora cuando Kirchner tomó la decisión de recuperar
el control de la privatizada Aguas Argentinas, porque los planes que
nosotros estamos terminando y que ya hemos terminado figuraban

316
en el plan maestro para el año 28; 29; 30, no habían hecho absoluta-
mente nada y solamente cobraban las tarifas. Me acuerdo la terrible
discusión que hubo al respecto, pero ya pasó y acá estamos con las
plantas depuradoras.

Obras en ejecución y grandes hitos


La inversión en infraestructura se multiplicó 44 veces en la
década ganada. De 2003 a 2012 pasamos a 295.000 millones de pesos
invertidos en obras de energía, rutas, autovías, escuelas, viviendas,
obras hídricas, universidades, en satélites. Hubo una democratiza-
ción de la tecnología y el acceso de los argentinos, de manera gra-
tuita, a la televisión digital.
En el plan de obras que tenemos para el 2013-2018, está una
gran obra de energía hidroeléctrica para ampliar la matriz. Ustedes
saben que nuestra matriz energética es una matriz gas dependiente,
diversificar esa matriz incorporándole energía nuclear con Atucha
II, más lo hidroeléctrico, como hemos hecho con Yacyretá. Vamos a
poder iniciar la obra hidroeléctrica más importante de la Argentina,
después de Yacyretá y de Salto Grande, que van a ser las represas
Gobernador Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic. 1.740
megavatios constantes los 365 días del año, a diferencia de El Cho-
chón, que depende mucho del régimen de lluvias, esto nace en hielos
continentales, y por lo tanto la provisión del caudal es constante
durante los 365 días del año.
También la Vuelta de Obligado, con 810 megavatios; la Almi-
rante Brown, con 300 y la Belgrano II, con 800 megavatios. Los
cierres de ciclo, cierre de ciclo es cuando se incorpora ya el vapor
también como energía, el ciclo Ensenada, 280 megavatios más, y la
Brigadier López, que van a ser 140 megavatios más; Chihuidos; la
hidroeléctrica de Aña Cuá, la cuarta nuclear que pensamos empezar
también; el gasoducto del noreste, próximo, muy próximo a empe-
zar para que definitivamente, además de que todos tengan luz, todos
tengan gas también, porque debemos saber que Misiones, Corrien-
tes, Chaco, Formosa y parte del norte de Santa Fe, no tienen gas, no
abren la perilla y sale el gas. Tienen garrafa o tienen el tubo más
grande que es sustancialmente más caro que el gas por redes.
También la hidroeléctrica Garabí y Panambí y la ampliación del
Plan Más Cerca-Más Municipio-Más Patria. La integración regio-

317
nal con Panambí con Venezuela, intercambio actual de combustibles
líquidos con Bolivia, que ha aumentado, afortunadamente su caudal
de gas natural a la Argentina; terminar la futura central Aña Cua
con Paraguay, Uruguay y Salto Grande, su porción de energía y
Chile, Lama Pascua y futuro paso de Agua Negra para todos los
sanjuaninos y para todos los argentinos.

Historias de endeudamientos y desendeudamientos


¿Cómo se hace todo esto y cómo se hizo todo esto? ¿Qué le
pasaba a la Argentina? Yo estaba sentada en una de estas bancas en
el año 2001, como senadora nacional, cuando se declaró el default
en la República Argentina. Bueno es decir que el endeudamiento
argentino no era un endeudamiento que viniera recién del 2001, del
2002. En realidad, si uno mira los ciclos de endeudamiento a nivel
internacional, desde Baring Brothers para aquí, siempre los endeu-
damientos en los países emergentes o subdesarrollados han coinci-
dido con los grandes ciclos de expansión económica de los países
desarrollados con gran cantidad de liquidez, que cuando vienen las
crisis se retiran de los países emergentes y van provocando ellos
mismos, primero con la colocación de grandes burbujas y luego, con
el retiro inmediato ante la crisis del país que colocaba, el default.
Historias más, historias menos, esto ha sido la historia del mundo, y
la historia de la Argentina no ha sido diferente.
La última etapa de endeudamiento se vio agravada por dos fenó-
menos: el del golpe del 24 de marzo de 1976, con lo que significó en
materia de rompimiento de la matriz económica industrial que tenía
la Argentina por una matriz de servicios y financiera, y el tema de
la convertibilidad que fue financiada, primero, con la venta de los
activos fijos del Estado y, luego, con el endeudamiento permanente
para mantener el 1 a 1.
Ese endeudamiento, que cuando llegó Kirchner siempre le decía
“tenés más desocupados que votos”, fue un largo plazo de regulari-
zación. Normalizar todos los depósitos a plazo fijo, los Boden 2005,
2007, 2012 y 2013 pagados íntegramente por los gobiernos del pre-
sidente Kirchner y esta Presidenta.
Luego se liberaron los depósitos a plazo fijo pesificados y ajusta-
dos por CER y por la diferencia con la cotización del dólar libre, con

318
los Bodenes 2013. Luego se compensó a las entidades financieras
con la pesificación asimétrica; luego fue el rescate de las cuasimo-
nedas con Boden 2011 y 2013 por 6.246 millones y 743 millones
respectivamente.
Cuento esto porque cuando uno lee todo parece un enjambre de
títulos y de endeudamiento. La reestructuración de la deuda pública,
la primera reestructuración, el primer canje realizado por el presi-
dente Kirchner, la cancelación total al Fondo Monetario Interna-
cional de 9.530 millones de dólares, la reestructuración de la deuda
contraída con el Reino de España por 1.000 millones de dólares, el
Club de París, que también fue asumida por Decreto 268 del año
2007, el monto reestructurado eran 1.000 millones de dólares y se
preveía su cancelación en un plazo de 6 años, con lo cual creo que
este año terminamos.
Reestructuración de los avales otorgados a la provincia de San
Juan, porque también había avales otorgados para la construcción
de los complejos hídricos Los Caracoles y Punta Negra, los avales
originales cayeron, también en default y también la provincia tuvo
que hacerse cargo. La reestructuración de los PGs en corto plazo
ajustados por CER; la reestructuración de las Letes y, finalmente,
este último canje que hizo quien está a mi izquierda, entonces minis-
tro de Economía y hoy Vicepresidente de la Nación que, finalmente,
englobó al 93 por ciento de los acreedores de la República Argen-
tina, con la quita de deuda y con los plazos que, como Kirchner
decía, nos permitieran crecer para poder pagar. Porque todavía
tengo presente su primer discurso en la Asamblea de las Naciones
Unidas refiriéndose al tema de la deuda externa, pidiendo que nos
dejaran crecer porque los muertos no pagan. Recuerdo aquella frase
como si fuera hoy.
Hablando del endeudamientos, quiero referirme a lo que ha
sucedido hace unos días en Nueva York, en donde le pedí también
al Vicepresidente que por favor asistiera porque quiero que todo
el mundo entienda, todo el mundo y cuando me refiero a todo el
mundo no me refiero a nosotros, a veces, vieron que los argentinos
nos comportamos como si Argentina fuera un planeta en lugar de
un país, ¿no? Yo tengo esa sensación muchas veces, que nos com-
portamos como si las cosas sucedieran solamente acá y nos pasaran

319
solamente a nosotros. Pero afortunadamente no somos un planeta,
afortunadamente somos un país dentro del planeta Tierra. Pero yo
le pedí que fuera porque quería que todo el mundo viera la impor-
tancia que Argentina le adjudica a este tema. Y me atrevo a decir la
importancia que debiera adjudicarle la totalidad del mundo a este
tema, porque somos un país que reestructuró su deuda soberana en
un 93 por ciento.
Ustedes saben que no hay una ley de quiebras a nivel interna-
cional, pero todo país tiene una ley interna de quiebras, cuando
una empresa quiebra, cómo hace para pagarle a sus acreedores. Y
cuando reúne una determinada masa crítica de acreedores que están
de acuerdo con su propuesta de pago, el juez de la quiebra, ¿qué
es lo que dice?, “está bien, esto es lo que va a pagar.” En nuestro
país es el 66 por ciento. Cuando una empresa quiebra, si el 66 por
ciento de los acreedores está de acuerdo con la propuesta de pago
del quebrado, el juez homologa esa quiebra y se paga esa oferta que
ha hecho el quebrado.
Nosotros tuvimos una situación similar en el año 2001: un que-
brado, pero sin ley internacional, el único quebrado, el más grande,
el default más grande de la historia, 166 mil, 170 mil millones de
dólares, pero hoy no somos los únicos quebrados, hoy no somos los
únicos fundidos, es muy posible –y no lo digo con alegría, porque
parte de eso también nos impacta negativamente en nuestra propia
economía–, es muy probable que muchos países del mundo más
temprano que tarde, pese a que se niegan, pese a reestructuraciones,
a salvatajes que me hacen acordar al blindaje, al megacanje y a todas
esas cosas, van a tener que reestructurar su deuda con quitas impor-
tantes y con plazos largos.
¿Cómo van a pagar si no determinados países como Grecia o
como España o como se está descubriendo ahora en Italia, donde
además tenemos el drama del no gobierno? Entonces, esta situación
de Argentina es un leading case, un auténtico leading case. Pero no
solamente un leading case económico, como algunos quieren hacer-
nos creer, o financiero, es un leading case político. Porque significa
que si el mundo, si los principales dirigentes mundiales, los que
integran el G-20, los titulares de los grandes organismos multi-
laterales, si los gobiernos de los distintos países del mundo van a

320
permitir que un puñado arruine a todo el mundo, a las sociedades,
con millones de desocupados, de desahuciados, de gente que se sui-
cida, que pierde el trabajo, que no tiene estudio, que no tiene casa o
van a privilegiar a sus sociedades, a sus pueblos, a sus países, a sus
historias, a sus patrimonios. ¡Eso es lo que está en juego hoy en el
mundo! ¡Tienen que entenderlo!
La Argentina, los 40 millones, hemos hecho un esfuerzo desco-
munal, ¡descomunal!, sin acceder al mercado de capitales, siendo hoy
pagadores netos de los organismos multilaterales de crédito como
el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y CAP.
Estamos pagando regularmente nuestras deudas. Desde diciembre
de 2002, hemos pagado con reservas 32 mil millones de dólares.
Hemos destinado parte de nuestras reservas al pago de la deuda, sin
acceder al mercado de capitales. Hemos pagado rigurosamente todo
lo que nos hemos comprometido a pagar en 2004, 2005, en 2010, le
hemos pagado al Fondo Monetario Internacional.
También estamos dispuestos a pagar a estos fondos buitres, pero
no en mejores condiciones que al 93 por ciento que confió y apostó
por la Argentina, porque estaríamos cometiendo, primero, un delito,
un gran delito porque estaríamos estafando y defraudando al 93
por ciento de los acreedores de distintos países del mundo que cre-
yeron en la Argentina. En el último canje de deuda, entraron 450
mil bonistas italianos jubilados que habían sido engañados por los
bancos italianos que les colocaban los fondos, que sabían que iban a
ser “defaulteados” en la Argentina, como buenos. Porque esta tam-
bién es la otra historia: cómo han engañado a la gente.
Hemos estado pagando y vamos a seguir haciéndolo, porque
estamos dispuestos también a pagar, pero en las mismas condicio-
nes que al 93 por ciento. Si no estaríamos no solamente violando
dos leyes argentinas como son la del primer canje y la del segundo
canje. Estaríamos estafando y defraudando a los que apostaron por
nosotros, y estaríamos estafando y defraudando a la economía y a las
finanzas argentinas, porque les estaríamos sustrayendo sumas que
luego nos serían demandadas por el resto y que serían impagables.
Porque lo peor de toda la historia es que, de triunfar esta pos-
tura absurda de un 7 por ciento que quiere condicionar a un 93 por
ciento –algo que ni siquiera entra en una cuestión lógica, más allá

321
de la economía, más allá de la política, más allá de las finanzas–, si
realmente la Argentina tuviera que volver a pagar 170 mil millones
de dólares, volvería a quebrar y tampoco podría pagar. Sería como el
cuento de la Cándida Eréndira, de Gabriel García Márquez.
En realidad, lo que quieren es que nos sigamos endeudando,
porque lo que no le perdonan a la Argentina no es –como algunos
dicen– la expropiación de Aguas Argentinas o de YPF. Miren: hay
un gran amigo nuestro, Evo Morales, que ha expropiado hasta el
pasto y, sin embargo, consigue dinero al 4,4 por ciento anual. ¡El
problema es que no hemos vuelto a pedir prestado, que no hemos
vuelto a hacer negocios financieros! ¡Ese es el problema! ¡Nos quie-
ren volver a endeudar! ¡Nos quieren volver a endeudar!
Y no es que uno esté en contra de los endeudamientos, porque
si uno consigue un endeudamiento para una obra de infraestructura
a una tasa aceptable, el endeudamiento no es en sí mismo el cré-
dito, porque la contraparte del endeudamiento es el otorgamiento
de un crédito. Pero el endeudamiento para pagar deuda financiera
es realmente como endeudarse para pagar gastos corrientes. Real-
mente, cuando uno se endeuda es para capitalizarse, no para gastos
corrientes. Éste es el verdadero problema: que no nos volvimos a
endeudar y que, fundamentalmente, hemos tenido éxito sin seguir
sus políticas. Es más, hemos ido a contramano de todas y cada una
de las cosas que nos decían que teníamos que hacer y nos fue bien.
Eso es lo que no nos perdonan, y por eso nos quieren castigar.
Pero yo quiero decirles lo siguiente. Miren: tengo aquí algo para
entender, porque hay que entender. Invierno del 82: esta deuda que
hablábamos. En ese entonces era presidente del Banco Central el
doctor Domingo Cavallo. “Voy a hablarles ahora –dijo Cavallo– a los
empresarios, industriales, agricultores, comerciantes que están alta-
mente endeudados con el sistema financiero. Quienes estén endeu-
dados en pesos y han estado pagando tan altas tasas de interés, a
partir de ahora, pagarán como máximo el 6 por ciento”. Les hablaba
a los empresarios grandes, no le hablaba al pyme ni al quiosquero
de la esquina de tu casa ni al que tiene el taller mecánico a la vuelta
de tu casa. ¡Olvidate! No quiero decir los nombres de las empresas
porque no quiero entrar en polémicas. Pero no son pymes, ni mini-
pymes ni medianas, son muy grandes, y todavía están. Continuaba

322
diciendo que “pagarían como máximo el 6 por ciento por el mes de
julio y, luego, el nivel que se fije mensualmente. El plan económico
contiene los mecanismos necesarios para asegurar que esta tasa de
interés se fije por debajo del ritmo de crecimiento de los ingresos de
las empresas. Esta limitación de intereses se fija a todas las deudas.
Voy a explicar las medidas que se han implementado para ayudar
a las empresas privadas que seguían teniendo deuda financiera en
moneda extranjera, especialmente en dólares, y no estaban cubier-
tas con el seguro de cambio. La mayor parte de las empresas están
endeudadas en moneda extranjera porque invirtieron en equipos
para modernizar plantas industriales.” ¿Cuáles plantas industria-
les? Estamos hablando del 82. Estaba todo cerrado. No había nada.
Y agregaba que, por lo tanto, “para salir de la difícil situación por la
que están atravesando, necesitaban y merecen ser apoyadas. Obten-
drán el beneficio del seguro de cambio, que implica que cuando el
Banco Central les entregue las divisas para atender esas obliga-
ciones, lo hará a un precio equivalente a 15.700 pesos –miren lo
que fue, todo lo que vino después en la Argentina– por dólar: es
decir, el precio anterior a la devaluación recientemente dispuesta.
La diferencia corre por cuenta del Banco Central”. Claro: “Corre por
cuenta del Banco Central”. ¡Corre por cuenta de todos los argenti-
nos! El Banco Central no es de Cristina Fernández de Kirchner. Ahí
están las reservas de todos los argentinos. Continuaba diciendo el
doctor Cavallo que, “por carácter transitivo, la licuación de la deuda
externa privada se materializa de esta manera.”
Estas fueron algunas de las cosas que sucedieron. ¿Y hoy
cómo estamos? Hoy estamos, de haber pasado de un 138 o 140 por
ciento del PBI de endeudamiento, en 41,5, del cual el 13 por ciento
es deuda con el sector privado –un 9,4– y solo un 8 por ciento en
moneda extranjera; la deuda con el sector privado es del 12,2, con
un 8,7… Pero lo que es importante: de 1976 en adelante este es el
único gobierno que produjo una sustancial reducción de la deuda
pública con relación al tamaño de la economía. No vengo acá a refre-
gar nada a nadie ni a pedirle cuentas a nadie; simplemente a contar
lo que pasó, que todos lo sabemos, además. Miren ustedes la reduc-
ción brutal que hizo él del 83 por ciento, del 2003 a 2007; y el 7 por
ciento, que fue la reducción más chiquita, mía.

323
Pero fíjense ustedes que, también, similar situación pasó con el
sector privado. No es que el sector privado no se endeudó. Este es
el problema. El sector privado también se endeudaba –y se endeu-
daba mal– porque el país iba mal y no producía. Cuando al país le
va bien, también el sector privado puede endeudarse de una manera
absolutamente manejable. Similar situación se presentó al analizar
el nivel de endeudamiento externo total –público más privado– de
la economía, lo mismo.
También es muy bajo el riesgo de refinanciación del sector
privado. Esto es muy importante porque tenemos que saber que
tenemos un montón de capacidad instalada ociosa. En enero, el pro-
medio de la capacidad instalada en uso de la industria era del 66 por
ciento, lo cual significa que tenemos capacidad instalada ociosa; que
se puede seguir invirtiendo. Además, en cuanto al riesgo de refi-
nanciación del sector privado, la deuda que éste mantiene con el
resto del mundo es de solo el 3,8 por ciento del producto. Debe ser
el momento de menor endeudamiento del sector privado. Además,
van juntos.
Esta es la otra cuestión que nunca se entendió en Argentina y
que sí lo entendieron otras burguesías u otros sectores: no les puede
ir bien a algunos –o bien solo durante un tiempo– si les va mal al
resto y al país. Tiene que irles bien al sector público y al sector pri-
vado, porque el sector público está representado en la gente, no cir-
cunstancialmente en los legisladores, legisladoras o en la presidenta
de turno. El sector público representa al pueblo, a la sociedad. Por
lo tanto, es básico que se entienda que lo público y lo privado van de
la mano indisolublemente unidos.
Por eso decía que esa audiencia que tuvo lugar hace apenas dos
días en Nueva York –hace un día, en realidad– tiene una implicancia
que excede a la Argentina, que excede al mundo de las finanzas.
También quiero decir, como presidenta de todos los argentinos, que
vamos a seguir pagando nuestras obligaciones en dólares tal cual
lo venimos haciendo desde 2005; que no vamos a violar ninguna
ley argentina, pero tampoco vamos a cometer ninguna defrauda-
ción contra el 93 por ciento de los acreedores que creyeron en la
República Argentina. Ofrecemos a esos fondos denominados “bui-
tres” que reciban de la misma manera que reciben quienes hoy están
cobrando: con la misma quita y en los mismos plazos. Esto es equi-

324
dad y esto es justicia. Ahora, si hay un país o una Justicia o un sis-
tema que elige perjudicar a un 93 por ciento para beneficiar a un 7
por ciento y perjudicar las finanzas del mundo y el equilibrio –si se
quiere– financiero del mundo, bueno, la verdad es que comenzaría a
dudar si puedo tratarla de Justicia o si puede haber un sistema que
se denomine de esta manera cuando se toman decisiones de esta
naturaleza.
Quería hablar de esto porque es imprescindible hacerlo, como
también es imprescindible hacer una reseña. Porque la política
de desendeudamiento no ha sido solamente una política que haya
tenido que ver hacia afuera. Tuvo que ver, también, hacia adentro.
Tuvo que ver con el crecimiento de la economía; tuvo que ver con
los recursos transferidos a las provincias, ya sea a través de coparti-
cipación federal, de asistencia financiera, de programas sociales, de
obras públicas. Lo cierto es que en 2003, en la República Argentina,
las provincias recibían por todo concepto –gasto presupuestario,
coparticipación automática– 24.971 millones de pesos. En 2012 han
recibido 211.397 millones de pesos; ha habido un crecimiento de
transferencias del 747 por ciento. Pero no nos hemos quedado úni-
camente en la evolución de transferencias. También hemos querido
desendeudar a las provincias, porque en la década del 90 hubo un
gran endeudamiento y, también, un gran negocio financiero. ¿Cuál
era el negocio?
Las provincias tomaban préstamos garantizados por copartici-
pación. En realidad, todos sabemos que la garantía de la copartici-
pación, más que un préstamo, es un adelanto en cuenta corriente
porque sabés que "gotea" automáticamente y las tasas que se cobra-
ban, realmente, endeudaron muy feo a muchas provincias. Noso-
tros teníamos compañeros gobernadores que nos hablaban de las
dificultades. Por eso decidimos hacer un canje de deuda provincial.
Las provincias ingresaron la suma de 33.586 en diciembre de 2002,
que era el 53,5 por ciento de la deuda provincial. Lo convirtieron en
bonos BOGAR 18 y estaban garantizados por el Tesoro nacional.
Después hubo un programa de rescate de cuasimonedas de casi 4
mil millones y, posteriormente, asistencia financiera por 40 mil. En
síntesis, a fines de 2009, las provincias debían al gobierno nacional
71.673 millones ?acuérdense de lo que había hablado de las transfe-
rencias de coparticipación?: prácticamente, un tercio o poco menos
de un tercio.

325
¿Qué hicimos? Hicimos lo que teníamos que hacer: desendeudar
a las provincias. Y, con firmes convicciones respecto de la necesi-
dad de aliviar el peso, hicimos el Programa Federal de Desendeuda-
miento Provincial. Hicimos una quita de casi 10 mil millones. ¿Qué
hicimos? Con lo que teníamos establecido presupuestariamente de
ATN ?uno de los destinos de los ATN son las emergencias finan-
cieras?, destinamos esos 10 mil millones de pesos a hacer una quita.
Con lo cual, pasaron a 55 mil millones de pesos, y las condiciones
financieras fueron las establecidas en el decreto 660/10: se les prestó
a 20 años, con un período de gracia hasta diciembre de este año, a
una tasa fija anual del 6 por ciento capitalizable durante el plazo de
gracia y con sistema alemán. O sea, la quita fue de 10 mil millones,
y fue muy importante. Algunas de las provincias, por ejemplo la de
Córdoba, fue desendeudada también. Su stock de deuda total al 31
de mayo de 2010 era de 6.200 millones. Se le realizó una quita de
1.300 millones, y la deuda a refinanciar fue de 4.900 millones. Esto
le permitió a la provincia contar, por la quita, con 1.351 millones,
lo que significó un gasto adicional por habitante de 1.600 pesos. Lo
mismo ocurrió con la provincia de Buenos Aires, que fue, obvia-
mente, la que tenía mayor deuda: 27 mil millones. Se le refinanció 23
mil millones. De los 10 mil millones de quita, 4.134 millones fueron
para la provincia de Buenos Aires. Doy este ejemplo un poco para
desmitificar algunas cuestiones que uno por allí escucha.

Pusilánimes vegetativos que están haciendo la plancha


Van a cumplirse diecinueve años de la voladura de la AMIA y
estamos igual que siempre. Teníamos que destrabar esto, ¿qué es
lo peor que puede pasar si no cumplen? Primero, la condena inter-
nacional de no cumplir un tratado que fue firmado y aprobado por
nuestro Parlamento y que deberá ser tratado y aprobado, eventual-
mente, por el Parlamento de ellos. Pero segundo, vamos a estar exac-
tamente igual que ahora; entonces, cómo no intentar… Siempre hay
que intentar en la vida resolver los problemas. Me niego a formar
parte. Será que soy parte de una generación que veía la cosa y arre-
metía; iba con todo. Así les salió y así les costó. Pero me niego a ser
esos pusilánimes vegetativos que están haciendo la plancha y que
no les importa nada. ¡Me niego! ¡Me niego al protocolo! Me niego,
porque hablé con todos y cada uno de los familiares durante los años

326
en que fui miembro de la Comisión. Por ahí discutía suavemente, y
decían: No, lo de Galeano es un desastre; che, ellos lo defendían a
Galeano. Entonces, no quiero hablar de algunas autoridades de la
Comunidad, mejor quiero obviarlo, porque el papel fue lamentable.
Parte del movimiento se debe también a esa complicidad, es decir,
una parte de la dirigencia comunitaria. Y hay que decirlo con todas
las letras; guste o no guste, hay que decirlo con todas las letras.
Hay muchas cosas que se dijeron y se hicieron que pueden
ayudar a develar la verdad. Y con esa intención y en ese camino
lo voy a intentar, como intenté todas y cada una de las cosas que
hemos hecho en estos años, como intentamos en un momento tantas
cosas que nos decían “No, están locos, les va a salir mal. No se puede
porque el Fondo Monetario dice tal cosa”. Pero bueno, siempre hay
que intentar en la vida.

El centímetro de la ética
A los políticos nos cuentan las costillas, y está bien. Está bien
porque estamos en el poder público, pero el poder público son los
tres poderes y los tres tenemos que tener la misma transparencia.
Odio la demagogia y el aplauso fácil; nunca lo busqué. Siempre he
querido, en todo caso, tener razón. Lucho mucho por tener razón;
por dar debate, por ganarlo. Vamos a enviar una ley que tiene que
ver con la transparencia total del poder público en cuanto a las
declaraciones juradas de todos los que lo integramos, del Ejecutivo,
del Legislativo y del Judicial. Porque realmente es muy selectivo
el conocimiento público y el acceso que se tiene a las declaraciones
juradas.
Entonces también aquí hay una acordada. Porque aquí, en este
mismo Parlamento, se sancionó allá por los años 90 una de esas leyes
que se sancionan para no ser cumplidas, como digo yo. Se llama “Ley
de Ética Pública”. Todas esas leyes tienen unos nombres muy rim-
bombantes. Y para que esa ley funcionara con declaraciones juradas
obligatorias, era necesario crear una Comisión Nacional de la Ética.
Entonces había que convocar a muchos éticos y éticas para confor-
mar esa comisión. Ahora, ¿quién tiene el centímetro de la ética en
la República Argentina para conformar la Comisión Nacional de la
Ética y decir que los que están en esta comisión son éticos? Ergo, la

327
comisión no se constituyó jamás. Estoy hablando de más de veinte
años. Muchos diputados y senadores se deben acordar.

No queremos volver al pasado


Quiero terminar con unas palabras de Néstor, cuando le tocó
inaugurar una asamblea legislativa como ésta, en 2006, sitúense,
el año anterior habíamos pagado al Fondo, estábamos haciendo
el primer canje, la Argentina todavía estaba dada vuelta: “Es pre-
ciso siempre recordar de qué situación venimos; vamos, de a poco,
superando con esfuerzo lo que constituyó la peor crisis de nuestra
historia. Vamos escalando peldaño a peldaño lo que ha sido y toda-
vía es el calvario de la Argentina. Venimos del infierno, intentando
todavía salir de él, por eso debemos actuar con memoria. Debere-
mos repasar los hechos que marcan con tanta contundencia, a veces,
cuánto hemos avanzado; otras veces, cuánto nos falta recorrer y,
otras tantas, cuánto cuesta reconstruir lo que ha sido destruido.
La propia naturaleza de los problemas que hoy enfrentamos nos
marca que el rumbo ha sido el correcto y nos marca, también, que el
esfuerzo debe ser continuado. Nuestras crisis recurrentes han obs-
taculizado la permanencia de las políticas correctas y han impedido
que se continúe un mismo rumbo. No queremos volver al pasado.
Queremos con memoria, verdad y justicia construir las bases de un
sólido futuro. Como consecuencia de las inadecuadas y, en ocasiones,
irresponsables políticas económicas del pasado, la Argentina perdió
hace décadas su lugar entre las naciones prósperas, y es todavía un
país notoriamente empobrecido y particularmente injusto. Todavía
no hemos salido del infierno. Consolidar esta nueva situación es el
punto de partida para comenzar a revertir esta historia y para volver
a instalar la noción de progreso y cohesión social en nuestra Patria.”
En estos siete años subimos muchos peldaños. Creo que hemos
salido del infierno. Quiero decirles que en nombre de él, de los que
ya no están, de todos ustedes y de los 40 millones de argentinos,
me voy a jugar la vida para no volver a descender esa escalera al
infierno, porque nos merecemos vivir en una patria mejor, en un
país mejor. Él luchó y se fue por eso. Todos los argentinos debemos
hacer un inmenso esfuerzo por no volver nunca más a ese lugar
horrible del que él nos sacó.

328
2014

Patria y antipatria

“Es el pueblo el que se tiene que empoderar de su propia histo-


ria, el que tiene que hacerse cargo de las cosas que le pasan, de
las tragedias y las victorias. Hoy aquí hay una victoria de la vida
sobre la muerte, de la memoria sobre el olvido, de la patria sobre la
antipatria. Hoy aquí finalmente ellos, inmortalizados jóvenes, están
más vivos y presentes que nunca en todos ustedes.”
La selección argentina de fútbol es subcampeona de Alemania en el
Mundial de Brasil. El juez Bonadío manda a juicio oral al vicepresi-
dente Amado Boudou, el primero que se encuentra en esa instancia
judicial en ejercicio de la vicepresidencia. Un nuevo Código Civil perfec-
ciona las formas de nuestras vidas. Felipe VI, de 46 años, se convierte
en el nuevo rey de España tras la abdicación de su padre, Juan Carlos
I, quien pone fin a 38 años de reinado. Una coalición internacional,
encabezada por Estados Unidos bombardea Siria. En México, 43 estu-
diantes de la escuela rural de Ayotzinapa son masacrados por policías
y sicarios, incineran los cadáveres y arrojan sus restos a un río. Dilma
Rousseff es electa presidenta de Brasil. Recupera su identidad Guido
Carlotto, el nieto de Enriqueta Estela Barnes de Carlotto, Estela, la pre-
sidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo. Alfredo Alcón y China Zorrilla
se van de gira.
1 de marzo. Apertura del 132° período de sesiones
ordinarias del Congreso de la Nación.

UNA NUEVA FORMA DE HACER POLÍTICA

Con mucha alegría, como presidenta y como ciudadana, ratificamos


que la economía ha vuelto a crecer, y que completamos el período de
crecimiento económico con inclusión social más virtuoso de nues-
tros doscientos años de historia como Nación. Afortunadamente,
en esto que algunos denominan como "relato", nos acompañan
otros relatores internacionales. El informe del Banco Mundial, a
quien nadie creo que podrá acusar de ser K, elogia la reducción de
la pobreza en la Argentina, reconoce los avances argentinos en la
reducción de la desigualdad, y resalta el rol del gasto público social
–el Banco Mundial lo llama gasto público social, nosotros lo llama-
mos inversión pública social– y las transferencias monetarias diri-
gidas a los sectores de menores ingresos. Esto es textual. Y destaca
a nuestro país, como el que destina el mayor porcentaje de su PBI al
gasto público social, y que destina la mayor cuantía de recursos diri-
gida al 40 por ciento de la población de menores ingresos. Enumera
reducciones de pobreza extrema y moderada, así como las mejoras
en el índice de Gini. Sumado esto también al reconocimiento al Pro-
grama de Precios Cuidados que ha hecho la Organización de Nacio-
nes Unidas, en su último informe, considerándola una medida que
facilita el acceso a los alimentos. El Boletín de Seguridad Alimenta-
ria y Nutricional publicado ayer también destacó la política oficial
de financiamiento a productores agropecuarios como una medida
orientada a favorecer la disponibilidad de alimentos.

Agroalimentos
Quiero destacar especialmente el reconocimiento que hace otra
organización líder en materia mundial, la FAO, en la ayuda que le
damos a los productores agropecuarios en el período –de acuerdo a
informes del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación–,

331
sin contar lo que son los préstamos del Banco Nación, sin contar
otras fuentes de financiamiento, solamente desde los sectores que
antes eran Secretaría de Agricultura y que luego se transformaron
en Ministerio de Agricultura cuando lo presidió quien hoy preside
la Cámara, Julián Domínguez, hemos destinado al sector más de 54
mil millones de pesos en obras de infraestructura. Hoy la Argen-
tina está produciendo en su sector agroalimentario alimentos para
400 millones de personas. O sea, nosotros representamos el 10 por
ciento como población de lo que estamos produciendo en materia
de agroalimentos. En el período 2003 al 2013, las exportaciones del
sector se fueron de 16.475 millones a 49.361 millones de dólares,
destacándose esto en el sector primario; destacándose en el sector
de manufacturas de origen agropecuario, o sea aquellas que tienen
mayor valor agregado... triplicaron de 10.004 millones a 30.059
millones. Este es el resultado de las políticas activas que hemos
desarrollado. y que se pueden medir también en otros valores, en
lo que valía, por ejemplo, una hectárea de campo en determinadas
zonas de nuestro país a lo que vale hoy; que es lo que más cuenta,
en definitiva: cuánto vale lo que tengo, además de cuánto vale lo
que vendo. La evolución del valor de la tierra. Pergamino, Rojas y
Salto: en el año 2003-2004 una hectárea estaba 5.000 dólares, hoy
ronda entre 11.500 a 15.500 dólares. Villegas, Rivadavia y Tren-
que Lauquen: en el 2003-2004 rondaba en 2.000 dólares, hoy en
7.500 dólares. Balcarce, Tandil, Lobería, 2003-2004, 3.800 dólares;
hoy, 8 mil dólares. Eso sin mencionar, por supuesto, la situación
de muchísima gente que en aquel momento tenía hipotecados sus
terrenos, sus propiedades, sus campos, en el Banco Nación. No fue
casual el intento que hubo de privatizar el Banco Nación. Ingresó
un proyecto a este Parlamento para privatizar el Banco Nación, que
era el que tenía la mayor cantidad de hipotecas; tenía prácticamente
hipotecada toda la producción de la zona núcleo; el que se quedaba
con el Banco, se quedaba con las tierras de la zona núcleo. Esto ha
permitido esta formidable inversión, que el sector privado acom-
pañó con biotecnología. Se duplicó la cosecha el año pasado, a 105
millones de toneladas de granos, de los aproximadamente 50 millo-
nes de granos que se exportaban en 2003. Y este año, la producción
de soja creo que va a ser absolutamente récord. Todos anunciaban

332
una producción récord de 53 millones, pero creo que va a ser de un
poco más de 55 millones, gracias a la inversión y gracias a la lluvia;
por supuesto gracias a Dios.

Trabajo legal y registrado


Realmente, el mayor elemento para reducir la pobreza en la
Argentina no han sido las transferencias que se han hecho desde
el sector público, a través de programas sociales o de políticas con-
tracíclicas. El verdadero centro de la disminución de la pobreza ha
sido el surgimiento del trabajo legal y registrado. Más de 6 millones
de puestos de trabajo, el retorno de las negociaciones colectivas de
trabajo, de condiciones libres entre patronal y sindicatos... que ha
permitido, además, poner en funcionamiento –luego de haber estado
paralizado durante décadas– el Consejo del Salario Mínimo, Vital y
Móvil, que llevó nuestro salario mínimo, vital y móvil a ser el más
importante de América latina no solo en términos nominales, sino
también en términos de paridad en poder adquisitivo. Quiero hacer
referencia al crecimiento que han tenido los afiliados a los sindica-
tos. Afortunadamente, en la República Argentina, registramos un
altísimo grado de sindicalización, herencia por la que algunos mal-
dicen al peronismo.

Argentinos que nunca habían tenido vacaciones


Hubo un crecimiento del turismo inédito en la República Argen-
tina. Hemos incorporado a millones de argentinos que nunca habían
tenido vacaciones, que no conocían su país y que lo pueden conocer
también. Porque ahora tenemos una aerolínea de bandera que ha
aumentado sus frecuencias y que conecta absolutamente a todas las
provincias argentinas. Sin la recuperación de Aerolíneas Argenti-
nas, sin la renovación de toda su flota era imposible. Para que uste-
des tengan una idea del valor de la flota de Aerolíneas Argentinas
al momento de recuperación de la misma: era de aproximadamente
300 millones de dólares. Y hoy es de más de 1.300, casi 1.400 millo-
nes de dólares, con modernos aviones que hemos adquirido y en los
que ustedes mismos –porque son legisladores del país profundo–
viajan, seguramente. A no ser que alguno viaje en LAN, la compe-
tencia. Pero estoy segura de que no; que deben viajar como buenos

333
argentinos en Aerolíneas Argentinas y deben ver cómo hemos
mejorado el servicio y la frecuencia. Y hemos demostrado que el
Estado es más eficiente; o puede ser tan eficiente como los privados
a la hora de la gestión, más allá de que el senador Morales me hace
con la cabecita, así... Yo le digo que podemos ser más eficientes. Él
también forma parte de un partido político que tiene posibilidades
de gestionar el Estado, así que no tiene que ser escéptico en que la
política pueda ser mejor que los empresarios en gestionar económi-
camente en función de la gente. La de Aerolíneas fue una recupera-
ción obligada. Nos estábamos quedando sin aviones y pagábamos el
combustible y los sueldos. Me acuerdo que fuimos muy criticados.
Esos empresarios españoles, defendidos por sus voceros mediáticos
en la Argentina ¡terminaron procesados en su propio país, por haber
estafado al estado español! Habían estafado a su país, ¿cómo no iban
a estafarnos también a los argentinos?

Movilidad social
El crecimiento del PBI industrial explica la movilidad social.
Fue récord en el período, de 2003 a 2013, 106,4%. El PBI industrial
más alto de la región, con un promedio del 15,5; el Brasil, del 12,5;
México, del 16,7; Colombia, del 11,6; Venezuela, del 14,2, y Chile,
del 10. En diez años estamos reconstruyendo la industria.

Entre fantasmas no nos vamos a pisar las sábanas


Quiero ir a un tema que hemos leído últimamente en los diarios
a partir de una ley que se sancionó en este Parlamento, enviada por
el Poder Ejecutivo, y que es la ley de impuestos internos al sector
automotriz. Se dice que ha caído la venta automotriz producto de
este impuesto, que era un impuesto a los autos importados. Vamos
a juntarnos con las automotrices en la sede del Ministerio de Eco-
nomía, junto con el sector de la industria, y vamos a invitar también
a los titulares de las comisiones de Industria y Comercio de ambas
cámaras para que puedan participar, dado que los números que
nosotros tenemos no son estos. El universo de autos que tributan
impuestos internos es muy reducido. De los producidos localmente,
solo el 4,1 por ciento quedaría alcanzado por el impuesto. El prin-
cipal factor que hoy está afectando a la industria automotriz es la

334
caída de las exportaciones, fundamentalmente la demanda del Brasil.
¡Ahí! Y esto lo reconocen los propios titulares de las automotrices
en conversaciones mantenidas con nuestro ministro de Economía y
con nuestra ministra de Industria. Por eso, no se trata, por favor, de
entre fantasmas pisarnos las sábanas; se trata de sentarnos a discu-
tir: si tenemos que corregir algo, lo vamos a corregir. Pero basta de
titulares donde se dice que por la ley de impuestos internos decayó
la venta de autos. ¡Se cayó el mundo! ¡Se está cayendo la exporta-
ción! Precisamente por eso es necesario mantener vigoroso y muy
vigente el mercado interno, el consumo interno, para seguir soste-
niendo el crecimiento. Y también el ingreso de esos sectores empre-
sariales. De los autos nacionales alcanzados por el impuesto, sobre
un total de 305.440 solamente 12 mil autos son alcanzados, el 4,1
por ciento. De las terminales radicadas en la Argentina, de los 468
mil autos que importaban, solamente 46 mil autos son alcanzados, el
10 por ciento. Y el grueso está en las terminales no radicadas, obvia-
mente, porque son terminales no radicadas en el país, no generan
trabajo, o sea, están afuera. Allí, de 31.190 autos de terminales no
radicadas, casi 19 mil son alcanzados, el 61 por ciento. Es lógico, se
trata de terminales no radicadas en el país. Ahora, ¿qué hicieron las
automotrices? Acá está el tema, que dicen que también aumentaron
los precios. En lugar de absorber hicieron el viejo truco argentino:
traslado a precios lo que dejé de ganar por otro lado. Y acá estamos
en el tema de los precios. En este contexto, los precios de los autos
no gravados –repito, para que escuchen todos legisladores y legis-
ladoras–, en este contexto, los precios de los autos no gravados por
el impuesto subieron. O sea, autos que no estaban alcanzados por el
impuesto subieron. No voy a decir las marcas pero algunos subieron
en promedio 45 por ciento por arriba de lo que fue la devaluación.
Me van a contestar: "Pero la devaluación fue de tanto..." Sí, pero vos
los salarios no los pagás en dólares y la energía la tenés subsidiada
desde el Estado, y la mayoría de las autopartes son nacionales. Así
que no vengan a hacerme cuentos. Por eso, con papelitos, cuenti-
tas, numeritos en la mano, y con la presencia de legisladores, no
tenemos ningún problema en que concurran para que estén infor-
mados todos y podamos controlar, porque siempre cuatro ojos ven
más que dos y diez ven más que el resto. Decía, entre otras cosas,

335
cómo hemos reconstruido la industria, cómo hemos sido el único
país que no ha reprimarizado sus exportaciones. Esto es un informe
de la CEPAL. Todo el resto de los países de la región reprimarizó
sus exportaciones. ¿Qué quiere decir? Que exportó más sin valor
agregado. Nosotros hemos aumentado como nunca, históricamente,
la participación de la manufactura de obra industrial, o sea, manu-
factura industrial, en la participación de la torta de exportaciones.
La verdad que es muy importante porque esto genera un impor-
tante crecimiento en materia de salarios, disminución de desempleo,
etcétera. Algunas curiosidades que nos plantea el mercado interno:
en automóviles somos el tercer productor en Latinoamérica y el 17
consumidor del mundo en bienes durables. Hay dos tipos de bienes
que marcan la movilidad: los bienes durables y los alimentos y bebi-
das. Los alimentos y bebidas crecen cuando los sectores de menos
recursos suben, porque destinan buena parte de sus ingresos a los
alimentos y bebidas. Sectores medios y más altos, a bienes durables,
porque –obviamente– son bienes más caros. Y podemos medirlo en
la Argentina. Automóviles. Somos el décimo séptimo consumidor
mundial. En el primer semestre del año 2013 fuimos el décimo sép-
timo consumidor mundial, con 791.000 unidades producidas y casi
un millón patentadas durante ese año, batiendo récord de récord. En
motos, una moto cada 64 habitantes. Lo pueden ver sobre todo en el
norte argentino. En el sur no, porque allí están los autos y las 4 por
4, porque hay otro nivel de ingresos y, además, porque si vamos en
moto nos lleva el viento o nos morimos de frío. Pero es notable ver
en las provincias del norte, en todo el NEA y el NOA, la cantidad de
gente que va en moto. Una moto cada 64 personas y nos ha conver-
tido en líder en la región.
En alimentos y bebidas, miren qué sorpresa. Todos sabemos que
somos los mayores consumidores de carne bovina del mundo: 64
o 65 kilos por año. En la carne aviar pasamos de 18 kilos a casi 40
kilos. ¿Pero sabían que somos los mayores consumidores del mundo
de gaseosas? Daba mi vida que era Estados Unidos, por Coca Cola:
131 litros de gaseosa por habitante en la República Argentina en el
año 2013. Alguien debe consumir 262, porque yo no tomo ni media
lata. Estas son las estadísticas y la relatividad de las estadísticas.
Esto también revela lo que ha sido y lo que es el consumo en la

336
República Argentina. El financiamiento blando que hemos dado
también a la inversión a través del Plan Bicentenario; créditos para
la maquinaria agrícola y camiones; bonificaciones de tasas; la línea
400 del BNA, con bonificación también de Industria; créditos pro-
ductivos; en fin, todo lo que ha sido la evolución de distintos sectores.

¿Cómo reparte el trabajo el mundo?


La industria automotriz es un buen ejemplo y por eso debemos
seguir apostando a las alianzas estratégicas regionales y profundi-
zarlas y no desmayar. ¿Qué hace el sector? Ustedes saben que todas
las terminales, tanto en la Argentina como en Brasil, son extranje-
ras. Lo que es nacional es la industria autopartista. ¿Qué es lo que
hacen? Fundamentalmente, las autopartes de mayor valor agregado
se importan desde las centrales de las automotrices, y a nosotros
nos dejan el armado de los autos, más las autopartes de menor valor.
Nosotros tenemos que hacer una alianza estratégica con Brasil para
lograr contratos de largo plazo en materia autopartista, que per-
mitan primero a nuestros autopartistas descontar esos contratos
para obtener financiamiento para investigación y desarrollo en los
bancos, y también que parte de esa investigación, desarrollo y tec-
nología se haga aquí, en la República Argentina.

La segunda reserva mundial de gases no convencionales


El incremento de YPF recuperada ha permitido revertir una
declinación que venía desde el año 2004. Ese año Repsol comenzó
a declinar su producción de gas y petróleo. Y en esta recuperación
que hemos hecho desde el año 2012 a la fecha, hemos incrementado
en un 2,2 el gas natural, 2012 contra 2013, y el petróleo un 3,4. Y
diciembre de 2013, versus diciembre de 2012, el gas natural un 11,4
y un 8,7. Desde el año 2002 –yo dije 2004– que YPF no tenía un
incremento de producción de petróleo. Y desde el año 2004 era en
producción de gas.
La Agencia de Información Energética de los Estados Unidos
–EIA– estableció que la Argentina es la cuarta reserva mundial de
recursos de petróleo shale detrás de Rusia, Estados Unidos y China,
con 27 mil millones de barriles, y la segunda reserva mundial de
gases no convencionales detrás de China, con 145 mil millones de

337
barriles equivalentes. Estos recursos representan –escuchen bien
las cifras– 123 años de consumo en petróleo y 410 años en gas. Y
el 41 por ciento se concentra en el yacimiento de Vaca Muerta. Al
final voy a retomar el tema de YPF. Incorporación de potencia al
sistema. En el año 2003 incorporamos 700 megavatios más. Desde
el año 2003 al 2013, incorporamos 8700 megavatios. Y en el año
2014 el objetivo será 1800 megavatios. Extensión de red de trans-
porte eléctrico: 840 kilómetros en el año 2013 y 5.500 kilómetros,
casi duplicamos lo que teníamos en el 2003. Bueno, hace poco acabo
de inaugurar en El Calafate la comunicación definitiva a la punta de
la parte continental de Patagonia del Sistema Eléctrico Nacional.
Todavía lo recuerdo al "Viti" Fayad, cuando se sentaba en esa banca
y yo me sentaba por allá, que reclamaba en todas las sesiones por el
0,5 por mil que se destinaba a Santa Cruz por no estar interconec-
tada con el Sistema Eléctrico. Bueno, ya no van a poder reclamar
más porque no va a figurar más en la factura. Es importante.
Pero, fíjense, cuando él llegó al gobierno el país estaba desconec-
tado, llegaba únicamente a Choele Choel, Río Negro. Lo extendió de
Choele Choel, primero a Puerto Madryn; luego de Puerto Madryn
–me tocó inaugurarlo a mí, pero lo hizo él– a Pico Truncado y yo
seguí de Pico Truncado; y ahora conectamos Río Gallegos y Cala-
fate, y próximamente conectaremos el resto de la provincia de Santa
Cruz. Extensión de red troncal de gas: 2.790 kilómetros en todo el
período.
Nuevos hogares con gas natural: 2.100.000. Tal vez, fíjense... Yo
siempre tuve la suerte de tener gas natural porque, primero, viví
en La Plata y cuando me fui a Gallegos ya estaba conectada la red
de gas natural. Pero fíjense que Río Gallegos, Santa Cruz, que era
gran productora de gas, fue conectada mucho después que Capital
Federal y los grandes centros urbanos, siendo desde Santa Cruz
de donde venía el gas y de toda la Patagonia. Hay cinco provin-
cias argentinas: Corrientes, Misiones, Chaco... Formosa y todo el
norte de Santa Fe que no tienen gas natural y solamente es garrafa
y tubos; y, además, numerosas localidades de las mismas provincias
que tampoco tienen gas y tienen que recurrir a la garrafa que es
mucho más cara; y normalmente, obviamente, las garrafas son uti-
lizados por los sectores más carenciados. Nuevos hogares con red

338
eléctrica: 3.700.000 hogares argentinos también tienen conexión
eléctrica. Hemos finalizado obras como Yacyretá, Atucha; estamos
reacondicionando Central, Embalse...
La competitividad es lo que sale el megavatio en la Argentina,
tomando los costos de punta a punta –desde la producción, trans-
porte distribución, que fueron las tres divisiones que se hicieron
durante los 90, hasta el medidor del usuario–, el costo promedio
de la energía es 76 dólares por megavatio/hora. Estos dos costos,
junto con el gas natural, 5,4 dólares por millón de BTU, son los más
competitivos de la región, solamente nos superan Estados Unidos
y Canadá. Nada más. Después somos los más competitivos de la
región. Quiero también, en materia de energía, señalar cómo han
aumentado los picos de demanda, producto también del consumo.
Han aumentado, casi se han triplicado los picos de demanda.
Y también quiero abordar una gran falacia. El tema del autoa-
bastecimiento energético que tenía la Argentina en el año 2003. En
el año 2003 no había autoabastecimiento argentino. Teníamos 54
por ciento de pobreza, 25 por ciento de desocupación, no había una
sola fábrica abierta. ¡Claro que teníamos para exportar gas, si no
había nadie que tuviera trabajo! Esto era lógico. La industria que-
brada, 75 mil empresas cerradas... No era que había autoabasteci-
miento, era que no se gastaba. La gente no tenía nada para enchufar.
Ahora han comprado de todo para enchufar: enchufan lavarropas,
aires acondicionados, heladeras nuevas, plasmas de televisión, seca-
rropas, planchas nuevas... Y está fantástico. Pero antes no tenían
nada para enchufar porque, además, muchos ni casas tenían donde
enchufar. Entonces, esta es la gran falacia, el gran mito del autoa-
bastecimiento. Y ya les dije: la mitad de los hogares sin gas, no había
luz, etcétera.
¿Cuál es la situación de hoy? Con un país que, en diez años,
acumula un crecimiento superior al 90 por ciento –o sea, casi hemos
duplicado el PBI–, donde se abrieron más de 200 mil empresas,
donde se redujo el desempleo de casi el 25 al 6,4 por ciento, donde se
incrementaron los salarios –el salario mínimo, vital y móvil– 1.700
por ciento –lo cual nos ha colocado en el primer lugar–, donde se
duplicó el parque automotor –otro de los problemas que tenemos es
de tránsito– y el consumo de energía domiciliario, siendo amplia-

339
mente el más alto de la región, solo estamos importando el 9,4 de
la oferta total de energía. Y con la recuperación de YPF vamos al
autoabastecimiento definitivo de la República Argentina. Fíjense
ustedes lo que va a ser esta revolución energética. Hoy, Estados
Unidos tiene el millón de BTU a dos dólares y medio; tiene, inclu-
sive, equipos de perforación de shale, tanto de gas como de petróleo,
ociosos, porque ha bajado terriblemente.

Gestión sanitaria
En materia de gestión sanitaria también quiero darles algunos
números que creo que son importantes; importantes por lo que ha
significado el dolor en la Argentina. Del año 2003, con una mortali-
dad infantil del 16,5 por mil, llegamos en 2012 al 11,1 por mil, más
de 5 puntos por mil de reducción de la mortalidad infantil. Igual-
mente, de la mortalidad materna tenemos registros únicamente
desde el año 2009, pero de cada 10 mil nacidos vivos pasamos del
5,5 al 3 en el 2013.
Trasplantes de órganos: también hemos crecido increíblemente
pero, además, hay que hablar de la cantidad de hospitales que hoy
hacen trasplantes de órganos en la República Argentina: de 8 hos-
pitales que trasplantaban órganos en la República Argentina hoy 20
hospitales trasplantan órganos en la República Argentina, además
del crecimiento exponencial que ha habido. En el año 2003 se hacía
un trasplante cada 12,5 horas; en el año 2011, uno cada 7; y en el año
2013 hicimos uno cada 6 horas.
Y también quiero referirme a un hospital maravilloso de la pro-
vincia de Buenos Aires, el presidente Néstor Kirchner, que también
fue nominado como uno de los cinco mejores hospitales públicos de
la República Argentina y que tuve el honor de inaugurar allá por el
año 2007, si mal no recuerdo.
También, cómo han bajado los casos de Chagas y los vectores:
en el año 2003, de 18 casos de Chagas a 2 casos de Chagas en el año
2013. Ustedes no saben el esfuerzo que significa bajar estos vectores.
Es tan difícil como mover el índice de Gini porque significa eliminar
factores culturales, también. No es solamente darle a la gente una
casa que no sea... Y lo puede decir la gente de Santiago de Estero.
Cuando recorríamos, con el entonces gobernador de Santiago del

340
Estero el interior –con Gerardo– y me mostraba todo su plan de
escuelas rancho, de casas rancho, para eliminar los techos de paja
había que quemar las casas porque la gente, aun con la casa nueva,
se volvía a vivir en la casa de techo de paja. No era porque fuera
ignorante o vaga por querer vivir ahí. Era una costumbre cultural,
que son las más difíciles de remover: las costumbres culturales. Las
otras... Bueno, ¡increíble! Pero esto pasa. Por eso es tan importante
esta modificación.
¡Ni qué hablar de lo que hemos avanzado desde que Néstor esta-
bleció el tema de la hepatitis A, donde la Organización Mundial de
la Salud nos colocó como modelo para poder eliminar la hepatitis A
través de la vacunación; y hoy no tenemos casos de hepatitis A! Y
está la ampliación del calendario escolar de vacunaciones a 16 vacu-
nas, lo que también ha hecho una inmensa reducción de los casos de
neumococo. Me acuerdo que cada invierno, fundamentalmente en el
Conurbano bonaerense, teníamos los problemas con los chicos en
materia de neumococo, y esto se ha reducido notablemente.
También, la cobertura: al haber más trabajo en la Argentina
vuelven a tener también un impacto muy fuerte las obras sociales
y vuelve a cubrirse una parte importante de la población no sola-
mente por el sector público sino también por el sector de las obras
sociales. También el plan SUMAR, que se agregó al plan NACER
y amplió la protección. Las cardiopatías congénitas, me acuerdo...
Esto lo quiero contar porque tiene que ver con el primer mensaje
que di como presidenta en 2007. En 2007, los chiquitos, los bebés
con cardiopatías congénitas, tenían que esperar meses o años para
ser operados. Ahí nos pusimos en la cabeza que teníamos que elimi-
nar la lista de espera, y hoy, en la Argentina, no hay listas de espera
para la operación de cardiopatías congénitas, tal cual nos habíamos
comprometido aquel 10 de diciembre de 2007.
Tengo muchas más cosas. Los logros del sistema de salud: acá
me pasó la superintendenta de Salud. Somos uno de los mejores
sistemas de salud de América latina por cobertura. Aumentamos
la cobertura en 2001 del 51,9 al 63,9. Ha sido un producto, pre-
cisamente, del crecimiento, del trabajo, de las obras sociales, que
también han crecido mucho, como también ha crecido la cobertura
a grupos vulnerables por muchas leyes que ha aprobado este Par-

341
lamento para dar cobertura a los sectores más vulnerables de la
población en materia de dolencias crónicas. Quiero también felici-
tar a todos aquellos legisladores que tuvieron esas iniciativas y que
aprobaron esto, aunque a muchas prepagas no les gusta y a muchos
sindicatos tampoco les gusta porque dicen que tienen que gastar
mucha plata; pero la salud es inversión, no es gasto.
Tenemos una cantidad de médicos, el problema es su distribu-
ción en el país. La cantidad de médicos por cada mil habitantes es
de 3,21. Brasil tiene 1,76; Estados Unidos tiene 2,42; y estamos
muy cerca de la Unión Europea con un 3,33. Uruguay tiene 3,74. El
problema es la localización. Néstor lo vivía cuando era gobernador
de Santa Cruz, cuando tenía que conseguir médicos, por ejemplo,
para Los Antiguos, una pequeña población cordillerana, se paga-
ban excelentes sueldos, se le daba una casa, pero no querían ir a
vivir los médicos allí. Vamos a tener que discutir entre todos de
qué forma podemos distribuir mejor... Mañana me titulan: "Cristina
quiere llevar los médicos a todo el interior." ¡Por favor, no! Simple-
mente estoy largándoles cifras para que tengan certeza de que tene-
mos la suficiente cantidad de recursos humanos para hacer frente a
los problemas. Acá veo a mi hermana médica también que me mira
atentamente. Tenemos también la cantidad de camas por habitante
más alta de la región: un total de cuarenta y cinco camas cada diez
mil habitantes. Estados Unidos tiene treinta, Uruguay tiene treinta,
Brasil tiene veintitrés, Chile tiene veinte, México tiene diecisiete,
Perú tiene quince y Paraguay tiene trece. El gasto público nacio-
nal en salud ha crecido exponencialmente desde 2003, llevándolo a
casi 20.000 millones de dólares. Y en gastos comparativos en salud
debemos decir que somos de la región, incluidos los Estados Unidos,
el Estado que más gasta en salud pública, algo de lo cual tenemos
que enorgullecernos todos los argentinos. Esto incluye la seguridad
social, incluye PAMI. Ustedes dirán: ¿cómo, PAMI? PAMI atiende
a 4 millones y medio de personas con los servicios de cobertura más
amplios de los que se tenga memoria. Y si a eso le sumamos que
tenemos la cobertura previsional más alta de Latinoamérica –del
93– se explica el porqué de esta altísima inversión en materia de
salud. Para que ustedes tengan una idea: del gasto total de salud
en la Argentina el 64,4 es público y el 35,6 es privado. En Estados

342
Unidos el 48,2 es estatal y 51,8 es privado. En Uruguay el 65,3 es
público y 34,7 es privado. Brasil, 53 es privado y 47 es público. Nos
supera un poquito Uruguay: un 0,9. Pero realmente tenemos una
muy buena inversión en materia de salud.

Somos hijos de la educación pública y gratuita


Uno de nuestros ejes fundamentales es la educación. Sobre todo
porque, como lo hemos dicho, la mayoría de los que estamos aquí
somos hijos de la escuela pública y gratuita, y muchos también de
una universidad nacional pública y gratuita. Por eso, tenemos una
gran deuda con nuestro país en materia de educación. Nunca, nunca
en la historia argentina se ha gast... Se ha invertido. ¡Fíjense lo que
es la cabeza! Iba a decir "gastado" Nunca se ha invertido lo que
se ha invertido durante este período en materia educativa. Siem-
pre se dijo –se repetía en todos los partidos políticos: creo también
haberlo dicho yo y todos los partidos políticos– que el problema de
tener una mala calidad de educación era porque no le destinábamos
los recursos necesarios a esa educación. Por eso se dictó una Ley
de Financiamiento Educativo que aprobó también este Parlamento,
donde se establecía que el 6 por ciento del PBI debía dedicarse a
educación invirtiendo: lo que se pagaba en deuda externa se pasaba
a pagar en educación, y viceversa. Hemos superado con creces esta
inversión sumándole ahora el Plan Progresar, que comprende a los
chicos de 18 a 24 años. Pero se ha invertido en la década 169.406
millones. Estamos hablando de inversiones nacionales. Tenemos
toda la inversión que hacen también cada una de las provincias en
materia educativa.
Quiero referirme fundamentalmente a un problema acuciante
como es el problema del salario docente que tienen varias provincias
y el rol de la Nación. ¿Cuál era el problema que tenía la educación
en la Argentina? El problema es que cuando se hizo, bajo el título
de lograr una mayor eficiencia, la provincialización de los servicios
de salud y educación, en realidad se adoptó la medida con un criterio
exclusivamente fiscalista: no de lograr una mejor educación o una
mayor salud, un criterio fiscalista de ahorrarle recursos al Estado
nacional. Y entonces transfirieron a las provincias. Comenzaron a
producirse salarios absolutamente disímiles. Aun persisten porque

343
son diferentes las realidades también de cada provincia; pero fue
necesario establecer en una ley la necesidad de que el Estado nacio-
nal garantizara un salario mínimo. Así como hay un Consejo del
Salario Mínimo y Vital para todos los trabajadores que trabajan
ocho horas y que tienen otro tipo de trabajo, porque son trabajado-
res industriales o de servicios, para los trabajadores educativos, que
tienen otro régimen y otras condiciones laborales, se estableció que
la Nación todos los años fijaría un piso mínimo de salario docente y
que las provincias que no pudieran completar ese salario serían ayu-
dadas por la Nación, y las que pudieran completarlo y pudieran ofre-
cer tener una mejor oferta salarial darían una mejor oferta salarial.
Destinamos mayor cantidad de recursos a la educación: aulas
digitales móviles, programas de netbooks, 67 millones de libros
distribuidos, 1.700 escuelas nuevas construidas, 406 en proceso de
licitación, 345 actualmente en construcción, 6.384 refacciones, edu-
cación técnica, aulas-talleres móviles, Plan Fines... Ya tenemos más
de 500.000 egresados de planes Fines, que eran los hombres y muje-
res que no habían podido terminar sus estudios. Nuevas aulas con
equipamiento inicial; señales dependientes del Ministerio de Educa-
ción como Paka Paka, canal Encuentro, que son realmente modelos
en materia educativa; nueve nuevas universidades nacionales que
permiten mejorar y descentralizar la oferta educativa; y el aumento
presupuestario para las universidades. ¿Se acuerdan? En este mismo
recinto, un legislador, no voy a decir el nombre, muy inteligente,
muy capaz, debo reconocerlo, fundamentó el plan que había pre-
sentado Cavallo en el cual planteaban bajar el presupuesto de las
universidades. La Franja lo sacó de un sopapo, era para sacarlo de
un sopapo. Hemos aumentado 1.485 por ciento el presupuesto de las
universidades nacionales. Hemos hecho infraestructura por 6.000
millones en materia de universidades: es decir, 1.690 por ciento;
aumento de los docentes en salarios: 1.163 a los docentes y 1.524
a los no docentes; nuevas escuelas de educación 613. Las becas son
otra de las cosas que menciona el Banco Mundial como una de las
transferencias a los sectores más vulnerables: becas a nivel univer-
sitario, en el año 2013 hubo 45.000 becas universitarias. Tenemos
una meta que también quiero anunciarles: soñamos con que en el
año 2016, para el Bicentenario de la Independencia, la Sala de 4

344
años se convierta en obligatoria para incorporarla definitivamente
incorporar. Tenemos que trabajar para poder lograrlo y extender la
escolaridad.

La abuela de las corridas cambiarias


Quiero referirme también a las medidas que mencionaba el Banco
Mundial y que partieron a raíz de la recuperación de las AFJP. Otra
corrida bancaria tuve, otra corrida contra el peso. La chica de las
corridas contra el peso; la señora ya; la abuela, mejor dicho. Digo la
chica y me quiero hacer la joven. La abuela de las corridas y no del
nene, sino cambiarias, podría titularse la película o la novela. Res-
pecto del sistema de seguridad social, entre 2003 y 2013, el aumento
de la cantidad de jubilaciones, fue del 87 por ciento. O sea, de tres
millones pasamos a casi seis millones de jubilados; 5.907.000 jubi-
lados. Y el 46 por ciento fue por la moratoria. En el mismo período
las pensiones no contributivas pasaron de 433 mil a 1.453.000 para
aquellos hombres y mujeres de los sectores más vulnerables y con un
aumento del 322 por ciento. Como les decía, somos el país de mayor
cobertura previsional con 93,8 por ciento de hombres y mujeres en
condiciones de jubilarse que están efectivamente cobrando una jubi-
lación o una pensión normal o contributiva.
Es mentira que el 80 por ciento de los jubilados y pensionados
cobra la mínima, ya que el 17 por ciento cobra entre una y dos míni-
mas; el 12 por ciento cobras dos mínimas; el 17 por ciento cobra
más de dos mínimas; y el 53 por ciento cobra la mínima. Reitero,
más de dos mínimas cobra el 17 por ciento; dos mínimas el 12 por
ciento; entre una y dos mínimas el 17 por ciento; y la mínima el 53
por ciento. Ahora es por hogar, antes era por pensionado o jubi-
lado: solamente el 22 por ciento de los hogares con adultos mayo-
res que poseen ingresos provisionales reciben como ingreso una
jubilación mínima. El 77,3 por ciento de los hogares, que esto es
lo importante, recibe más de una mínima. Además, gracias al plan
de inclusión previsional en la mayoría de los hogares donde viven
nuestros abuelos hay más de un ingreso previsional. Desde que este
Honorable Congreso aprobó la ley de movilidad jubilatoria, que nos
costó sangre, sudor y lágrimas –muchos pensaban que estábamos
haciendo trampa y que no les íbamos a aumentar, que era toda una

345
cosa para quedarnos con la plata– las jubilaciones aumentaron 300
por ciento. La jubilación mínima pasó de 690 pesos a 2.757 pesos.
Ha habido muchísimos aumentos que se registraron antes de la
ley de movilidad jubilatoria: los últimos aumentos fueron de 31,6
y 31,78 por ciento. El coeficiente de Gini también bajó producto de
esto. Y quiero decirles también que según el Banco Mundial –otra
vez el Banco Mundial– la prestación previsional promedio del SIPA
equivale a casi el 40 por ciento del PBI per cápita, el valor más alto
de la región.
En cuanto al sistema de asignaciones familiares, considerando
asignaciones familiares y asignaciones porque corresponden –
porque los padres son trabajadores, o desempleados o informales–,
hoy hay 1.905.000 familias y 3.478.000 niños y niñas que ejercen
su legítimo derecho, como también 82.000 embarazadas. Esto, por
supuesto, significa una protección muy importante. El 50 por ciento
de los hogares receptores percibe asignaciones por un solo hijo y
solamente el 3 por ciento la percibe por 5. ¿Por qué aclaro esto?
Porque hubo alguien o algún lugar donde se dijo que tenían hijos
para cobrar... ¡Mirá si vas a tener hijos para obtener la asignación
universal! Solamente a alguien medio retorcido se le puede ocurrir
esto. Para dejar tranquilas a esas mentes les decimos que el 50 por
ciento de los hogares que perciben la asignación universal por hijo
tiene un solo hijo; el 28 por ciento tiene 2 hijos, que es lo normal de
la familia argentina de clase media; el 14 por ciento tiene 3 hijos; el 6
por ciento tiene 4 hijos y tiene 5 hijos, que es el máximo que se paga
–porque no se paga por más de 5 hijos–, solamente el 3 por ciento.
Así que quédense todos tranquilos. Y los mayores beneficiarios son
del NEA y el NOA.

Fuego con el parquet, malvones en el bidet


Quiero hablar también del plan Pro.cre.ar, por lo que ha signi-
ficado esto, no solamente social sino económica y culturalmente.
Siempre se dijo, fundamentalmente del peronismo y ahora del kir-
chnerismo –no sé si serán lo mismo, pero se parecen bastante–, que
nos ocupábamos solo de los pobres (en las viejas épocas peronistas,
los gorilas contaban que los pobres hacían el fuego para el asado con
el parquet, y plantaban malvones en el bidet), y no nos ocupábamos

346
de los sectores medios, que realmente no eran sujetos de crédito
en los bancos y no podían tener su propia casa. Por eso ideamos el
plan Pro.cre.ar, que fue el que sostuvo el ritmo del crecimiento de
la construcción, como lo ha reconocido la propia Cámara Argentina
de la Construcción durante todo el año pasado. Es maravilloso ver
en todo el país los cartelitos del plan Pro.cre.ar. que la gente pone
orgullosamente. Hoy tenemos 528.000 familias inscriptas, 62.661
viviendas en marcha, 22.830 que ya están viviendo..., 34.087 obras
licitadas mediante desarrollos urbanísticos y ya 96.000 viviendas en
obra finalizadas de los desarrollos urbanísticos. ¿Cómo es el sujeto
que demanda Pro.cre.ar? El 72 por ciento tiene relación de depen-
dencia. Son trabajadores, con determinado nivel de ingresos, profe-
sionales. Me ha tocado a mí entregar la llave o la primera asistencia
crediticia a numerosos profesionales, que obviamente trabajan en
relación de dependencia. También hay autónomos, con un 20 por
ciento, y un 1 por ciento de jubilados. Son hombres, el 59 por ciento.
Y mujeres el 41 por ciento. Casados el 48 por ciento y solteros, el 45
por ciento. Esto hoy no tiene mucho que ver, porque los chicos hoy
no se casan. Que por favor, ninguna religión se sienta ofendida, pero
los chicos no se casan. La verdad es que la mayoría de los chicos no
se casa. El monto promedio es de 270.478 pesos por crédito; la cuota
promedio es de 2.535 pesos por mes; y el ingreso promedio es de
9.756 pesos. La edad promedio –esto es importante, y se junta con el
otro plan también, por otro lado– es de 36 años. Este es el promedio
de los titulares de crédito. O sea, gente joven que recién empieza su
vida, a formar su familia y a la cual el Estado, como corresponde,
la está ayudando. Pro.cre.ar tiene solamente tres casos de morosos,
que son un 0,01 por ciento. Y si se incluye a la línea de damnificados
–¿se acuerdan que para los damnificados de las inundaciones de La
Plata y otras tragedias dimos Pro.cre.ar–, tenemos 65 morosos, que
significan el 0,03 por ciento. En realidad, la morosidad es muy baja.
Pero lo que es importante, es que en 2014 el Banco Hipotecario dará
más créditos hipotecarios que nunca antes en sus 125 años de histo-
ria. Volvió el Estado al banco; y cuando el Estado vuelve al banco,
es cuando más créditos se otorgan. Y lo que es muy importante, es
que desde su inicio –esto lo saben los municipios– generó el 29 por
ciento de los permisos de obra registrados en los municipios. Quiere

347
decir que en todos los municipios del país –porque el municipio es
el que otorga el permiso de obra en todas las provincias, salvo en
la Ciudad de Buenos Aires que lo otorga la Ciudad, como gobierno
autónomo–, el 29 por ciento de todos los permisos de obra lo generó
Pro.cre.ar. Y desde agosto de 2012 hasta diciembre de 2013, donde
se otorgaron permisos de obra en municipios por un total de 14,47
millones de metros cuadrados, 4,25 millones corresponden a Pro.
cre.ar. Esto es, realmente, una virtud, consistente en seguir incenti-
vando no solamente la actividad económica, sino también el impacto
social.

Fondo de Garantía de Sustentabilidad


El Fondo de Garantía de Sustentabilidad es el capital de los tra-
bajadores, recuperada su administración por el Estado de las AFJP.
A enero, récord de rentabilidad. A enero de 2014, el Fondo de Sus-
tentabilidad tiene 365.358 millones de pesos; 272 por ciento más
que cuando estaba en manos de las AFJP...que no pagaban las jubi-
laciones, solamente a una porción, a la "crema"; al resto lo pagaba
el Estado y, por supuesto, no hacían ninguna de estas obras. En
términos interanuales es un 44 por ciento por año. Instancias de
control. No es que esto no tenga control. No es que lo diga yo y no
pueda ser controlado por nadie. Hay una Dirección General de Con-
trol de la propia ANSeS; está la Dirección de Auditoria del Fondo,
dependiente de la Unidad de Auditoría Interna; Sindicatura Gene-
ral de la Nación y Auditoría General de la Nación. La Auditoría
General de la Nación no depende del Poder Ejecutivo, depende del
Poder Legislativo y la preside un opositor; el Consejo del Fondo de
Garantía de Sustentabilidad con participación de representantes de
trabajadores, jubilados, empresas, Congreso, Jefatura de Gabinete y
ANSeS y la Comisión Bicameral –ustedes–, una comisión bicameral
de control de los fondos de la seguridad social. Así que, tranquilos
en cuanto a todo esto.

Una toga romana


En materia de justicia, este será un año de codificadores; todos
pueden pedir una toga romana y sentirse legisladores. El Senado ya
lo aprobó, y está en Diputados el Código Civil y Comercial. Hace

348
pocos días me fue entregado, con la presencia del ministro de Justi-
cia y del secretario de Justicia, por parte de una comisión integrada
por algunos miembros de este Parlamento en representación de sus
partidos políticos y de otros que ya lo fueron pero que siguen repre-
sentando a todos los partidos políticos con representación mayori-
taria en este Congreso, un anteproyecto de Código Penal que lo está
mirando el Ministerio de Justicia y lo remitiremos, seguramente a
la brevedad, como proyecto. Y estamos también trabajando, como
fue anunciado hace pocos días, en la elaboración de un proyecto de
Código de Procedimiento Penal, y Contencioso Administrativo. No
se puede seguir manteniendo las relaciones comerciales y civiles,
que son típicas de las relaciones entre privados, en el Estado, que
debe tener una normativa específica, porque el rol del Estado en la
sociedad contemporánea no tiene absolutamente nada que ver con
el rol que cumplía cuando Vélez Sarsfield creó el Código Civil, allá
por el siglo XIX.
También quiero pedir, especialmente luego de la integración del
Consejo de la Magistratura y de la declaración de inconstituciona-
lidad de una parte de lo que había sido la reforma del Consejo de la
Magistratura, que yo creo y sigo creyendo –no voy a desdecirme
porque no sería yo y estaría mintiendo– que era un excelente pro-
yecto. Creo que era un muy buen proyecto de contralor sobre la
Justicia; no puede suceder que todos estemos controlados y haya un
solo sector que no lo controle nadie. Creo que además, sinceramente,
quiero aclararlo porque, seguramente, si no, mañana van a titular
"Cristina cargó contra los jueces, los criticó, esto que el otro...". No,
no, no; de ninguna manera. Me gustaron las declaraciones del juez
que nombraron presidente del Consejo de la Magistratura y que
declaró que no era miembro de ningún bloque opositor. Me pareció
positivo; me pareció muy positivo que un juez diga esto; un juez no
puede ser opositor; tampoco puede ser oficialista, sin lugar a dudas.
Pero lo cierto es que un poquito de control popular tampoco le viene
mal a nadie. Pero, bueno, no pudo ser... Alguna vez será.
Les pido a todos los miembros del Consejo de la Magistratura,
a propios y extraños, que pongan lo mejor de sí para que ese Con-
sejo de la Magistratura funcione en todo sentido: en designación
de jueces, de fiscales y también en que los jueces que no funcionan

349
bien, no pueden estar in eternum, con acusaciones que traban. No
se puede tener una actitud corporativa. Es difícil sustraerse a las
actitudes corporativas. A todos nos pasa: a mí me ha pasado tam-
bién sentada en el lugar de ustedes. Es innato a cada ser humano
la defensa de lo propio, por aquello de hoy por ti mañana por mí.
Es natural. Yo no me rasgo las vestiduras ni me hago la perfectita
porque no lo soy. Pero ponerle un poco más de onda digo, para que
ande la cosa mejor. Porque además tienen muy buen presupuesto,
porque ganan los mejores sueldos, porque siguen sin pagar ganan-
cias y porque, bueno, necesitamos una mejor Justicia. Necesitamos
una Justicia también que no obligue a los poderes ejecutivos, a los
respectivos ministerios de Seguridad, sean de la Nación, de las pro-
vincias, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, porque cuando
se llama a un fiscal, cuando se llama a un juez, no te viene nadie. Y
cuando llegan hay mil tipos ya y no se puede hacer absolutamente
nada. Me contaba uno de los médicos de la Unidad Médica Presiden-
cial que le pasa lo mismo a los médicos: cuando llaman a la madru-
gada del hospital, porque necesitan autorización de un juez o de un
fiscal para hacer determinadas cosas que no pueden hacer porque no
hay familiares, salvo honrosas excepciones, que las debe haber –no
las pongo en duda–, no encuentran a un fiscal o a un juez a las tres
o cuatro de la madrugada ni por equivocación. Necesitamos que se
muevan un poco más. De hecho, en la ocupación de Villa Lugano...
Ayer, hablando con el ingeniero Mauricio Macri.Sí; hablo con Mau-
ricio Macri. Me llamó él. Sí, para desmitificar ese "Ella no habla con
nadie". Ella habla con todos los que la llaman y quieren hablar; no
tiene problema. Y la verdad es que convinimos en dos cosas con el
ingeniero. Estaba preocupado, dijo "Ya estoy demasiado de acuerdo
con usted". "Y, bueno...", le digo, "...En una de esas, ¿quién te dice?".
Se ha visto cada cosa. ¡Humor, por favor, alegría! Que para cara de...,
ya tenemos unos cuantos. ¡Por favor, humor! Y convinimos en que
lo que dijo Sergio Berni. Se lo dijo en la cara al fiscal; así que lo
puedo repetir, y el ingeniero Macri convino conmigo: "Si el fiscal
hubiera estado en el momento indicado, había diez o doce personas,
habría sido posible el desalojo sin hacer ningún desastre ni tener
que violentar. Ahora, cuando se te meten mil personas, con chicos,
con mujeres, se torna muy difícil el desalojo. Porque, ¿qué termi-

350
namos? Terminamos como el Indoamericano. Por eso, necesitamos
una Justicia ágil que, cuando la llamen del poder político, sea el de
la Ciudad de Buenos Aires, sea el de la provincia, cualquiera, sea del
gobierno nacional, venga, disponga y haga lo que tenga que hacer.

Golpe suave en la República Bolivariana de Venezuela


En materia de relaciones internacionales no puedo dejar de refe-
rirme a un tema que es vital para la región, para nuestra historia y
para lo que han sido estos últimos años, y que es el intento de golpe
suave que se quiere dar contra la República Bolivariana de Venezuela.
Aclaro: no vengo a defender al gobierno de Venezuela; no vengo a
defender al presidente Nicolás Maduro; vengo a defender el sistema
democrático de un país, como lo hemos hecho cuando sucedió lo que
sucedió en Bolivia, en Ecuador y como lo haremos en cada país de
la región, aun sea de izquierda, de derecha, del medio o del fondo.
La democracia no es ni de derecha ni de izquierda; la democracia es
respetar la voluntad del pueblo. Nunca se me ocurrió no respetar la
voluntad del pueblo chileno porque hubieran elegido en lugar de un
candidato de la Concertación a un candidato con el cual terminé lle-
vándome estupendamente bien a nivel humano; por ahí diferimos en
muchas cosas políticamente, pero tenemos una excelente relación
personal y humana, como es con el presidente Piñera. Jamás se me
ocurriría no defender al presidente Santos, aunque estemos, por allí,
en las antípodas del pensamiento, porque sea un gobierno que tiene
otro sesgo ideológico u otra orientación económica. La democracia
es respetar la voluntad del pueblo expresada soberanamente. Y eso
es lo que tenemos que entender, porque además está directamente
vinculada a la paz y a la vida. Aquí quiero rescatar una tradición de
la Unión Cívica Radical. Quiero reconocerles algo. Sí; nosotros los
peronistas no le dábamos históricamente tanto valor a la democracia.
Ustedes no se deben acordar, porque son todos pibes –ni existían–,
pero nosotros, que éramos un poquito más pesaditos, hablábamos
de democracia burguesa y no sé de cuántas cosas. Recuerdo, siendo
estudiante, habiendo elecciones en el centro de estudiantes de la
Facultad de La Plata, al candidato Raúl Alconana Sempé, por Reno-
vación y Cambio, cuando recién surgía Raúl Alfonsín con Storani de
candidato a vice, que perdió la interna contra Balbín y Tutankamón.

351
¿Cómo era que nosotros le decíamos? Ah, nosotros le decíamos Bal-
bín-Tutankamón. Claro, porque Gamond-Tutankamon le decía-
mos. Esa era la consigna que le cantábamos nosotros. Bueno, y no
se participó en las elecciones del centro de estudiantes porque era
la democracia una cosa despreciable. Aprendimos con letra y con
sangre que la democracia también es una cuestión de paz y de vida.
Y esa es una tradición que debemos también reconocerle a la Unión
Cívica Radical. ¡Que espere la oposiciónvenezolana! Si ha habido 19
elecciones en 14 años; 18 ganó el oficialismo y una la perdió. ¡En el
2016 tienen revocatoria! Creo que es el único país del mundo, por lo
menos de la región, donde al presidente le ponen derecho de revo-
catoria. Y créanme que sería fatal para la región, para la integración
Latinoamericana que tanto hemos logrado, que tantos problemas
hemos resuelto sin intervenciones foráneas, permitir que vientos
ajenos derrumben un país hermano. Por eso, independientemente
de las ideas, debemos defender la democracia.

Recuperar la administración de YPF


Quiero llegar al tema de YPF. En el año 2012 tuvimos déficit
energético y se tomó la decisión de recuperar la administración de
YPF. Observaba hoy que en 2013 la producción creció un 3,4 por
ciento en petróleo y en gas un 2,2 por ciento respecto del año ante-
rior; que YPF no registraba un incremento anual en gas desde 2004
y en petróleo desde 2002; que se destacan inversiones por más de
1.000 millones de dólares iniciadas por el consorcio conformado por
las empresas Total Austral, Wintershall y PAE de la cuenca marina
austral y con estos planes vamos a obtener en 3 años una produc-
ción adicional de 33 millones de metros cúbicos. La adquisición
de Apache. Por 500 millones de dólares hemos adquirido Apache,
con lo cual hemos creado la división Gas de YPF. Se inauguró una
megaobra de refinería en Mendoza, segunda en tamaño, luego de la
de La Plata, que también es de YPF, con una inversión de más de
2.600 millones de pesos. Y lo que ha sido la recuperación de YPF. A
mí personalmente esto no me toca solo políticamente. Esto nunca lo
soñamos ni él ni yo. Lo de YPF tiene una larga historia que empieza
con una deuda que la Nación tenía con las provincias petroleras en
materia de regalías mal liquidadas. Por ley 24.145 de federalización

352
de hidrocarburos se transforma a YPF en forma privada en una
sociedad de capital. Se promulgó en el 92, donde nos daban a las
provincias acreedoras de la Nación acciones clase B. Pasábamos a
ser propietarias de la empresa. Se privatizaba pero las provincias
pasábamos a ser propietarias de la empresa. Y la Nación, con accio-
nes clase A, quedaba con el 51 por ciento. De ese porcentaje podía
quedarse hasta con un 20 por ciento, pero para eso necesitaba una
ley. Después la modificaron, eliminaron la necesidad de la ley y
podían quedarse, sin necesidad de intervención de este Parlamento,
con una sola acción, que era la acción de oro, que les permitía cierto
grado de manejo. Como resultado de la oferta pública de las accio-
nes al conjunto de las provincias hicimos uso de la opción Formosa,
La Pampa, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Jujuy, Salta, Chubut y
Mendoza, y pudimos monetizar nuestras acreencias por un poquito
más de 3.000 millones de pesos. En aquel momento eran equivalen-
tes a dólares, porque –se acuerdan– decían que un peso era igual
que un dólar. Decían... Eran 3.000 millones de pesos, ergo, dólares,
en bonos, en papelitos, nunca nos dieron en plata. Con esos pape-
litos compramos acciones clase B. En Santa Cruz Kirchner decidió
comprar todo en acciones clase B. En uso de la opción establecida
en la ley las provincias retuvieron el 11 por ciento del capital de la
nueva sociedad. Mendoza y Santa Cruz, un 3,83 cada una; Chubut
el 1,6, Neuquén el 1 por ciento y el resto, Formosa. Porque tampoco
siendo Neuquén o Chubut que tenían... Chubut menos acreencias
que nosotros, pero Neuquén más. Bueno, habían gastado la plata
en otras cosas o la destinaron a otras cosas. No como crítica, sim-
plemente estoy contando. Los que con más nos quedamos de YPF
fuimos Mendoza y los santacruceños. Kirchner tenía obsesión con
YPF.
Por ley 24.474 se eliminó la necesidad de ley y por lo tanto el
Estado se podía desprender y quedarse con una acción. Posterior-
mente, el 16 de enero del 96, por ley 24.623, promulgada de hecho,
se dispuso que el Poder Ejecutivo podría disponer sin restricciones
de las acciones y destinar el producido a un fondo fiduciario para el
desarrollo provincial.
Para 1997, de aquellas acciones clase B que las provincias adqui-
rimos a razón de 19 pesos cada una, sólo quedaban en poder provin-

353
cial... El único que se había quedado con acciones, en 1997, ¿adivinen
quién fue? Sí, él, Santa Cruz. Es más, le había comprado a Chubut
una parte, y había comprado otra parte de acciones también en la
Bolsa de Nueva York. Y habíamos llegado a 4,10, por compra de
acciones clase B a Chubut. ¿Por qué? Porque quería llegar al 5 por
ciento, porque el 5 por ciento del capital accionario te autorizaba a
tener un director en el directorio de YPF. Y él quería participar en
la política, obviamente de un recurso que era vital para la provincia.
Para las provincias petroleras la privatización, no la desnacionali-
zación, había sido un muy buen negocio. ¿Por qué? Porque por un
lado, cobrábamos regalías que hasta ese momento no cobrábamos.
¿Por qué fue el tema de la privatización? Para poder pagarle a las
provincias las regalías que no nos liquidaban. Entonces, a partir de
la privatización, empezaron a liquidarnos regalías. Pero, además,
como teníamos participación en el capital accionario, nos distri-
buían utilidades a fin de año, porque éramos dueños de la petrolera;
con lo cual, no fue un mal negocio para el país y para las provincias
petroleras, porque teníamos el ingreso asegurado de las regalías y el
de las utilidades que tenía –y muchas– la empresa. En ese momento,
entonces, llegamos a que quedaban únicamente en poder provincial
las de la provincia de Santa Cruz, que era la única tenedora.
El barril del crudo en ese momento estaba a 13,92 dólares. Y La
acción de YPF valía 31 dólares. Nosotros ya la habíamos comprado
a 19. ¿Y qué hace Repsol? Adquiere una oferta, hace una OPA. ¿Qué
es una OPA? Es una oferta hostil. Repsol hace una adquisición por
una parte del capital, y sobre el resto hace una OPA, a la cual no te
podés sustraer y tenés que vender. Si Santa Cruz no vendía, perdía,
porque como tenía el 4 por ciento, un simple aumento de capital le
licuaba su participación. Entones, en ese momento la acción llegó a
valer 44 dólares. Y Santa cruz, que era la única provincia que tenía
participación en YPF, se ve obligada a vender. Y vende sus acciones
a 44 dólares, acciones que había comprado a 19. Con eso Néstor
constituye el fondo anticíclico, y lo invierte en fondos de la deuda
argentina. Compra Par, Discount, hace una cartera, un portafolio, lo
invierte y lo coloca en el exterior, porque tenía miedo que Cavallo
se lo agarrara. Cavallo, cada tanto, le pedía: "¿Por qué no lo traés
al Banco Nación?" "No, gracias", le decía. Con esa plata hicimos el

354
aeropuerto de El Calafate, el puerto de Caleta Olivia, comenzamos
la ruta 40, hicimos el plan de viviendas más importante, y siempre
quedaba el capital, porque él trabajaba con los intereses. Él nunca
gastaba el capital. El capital lo dejaba y con los intereses hacía toda
la inversión. Por eso, quiero mencionar especialmente el papel que
desarrollaron en la negociación el ministro de Economía, doctor
Axel Kicillof...y el secretario legal y técnico, doctor Carlos Zannini...
quienes fueron en nombre del Estado. La negociación fue entre el
Estado nacional y Repsol. Esos fueron los dos actores en la nego-
ciación. Y se logró un acuerdo por 5000 millones de dólares. Vuelvo
a repetir: es la segunda reserva de gas shale del mundo y la cuarta
reserva de petróleo shale del mundo.

Fin de ciclo
Yo creo que es un fin de ciclo, es un fin de ciclo del que nos
quisieron convencer que el Estado es un mal administrador, que
el Estado no puede administrar adecuadamente sus recursos. Pero,
además, es un fin de ciclo porque los argentinos tenemos que adver-
tir definitivamente que no podrá haber autonomía, ni independencia
ni soberanía posibles si no tenemos energía para solventar nuestras
industrias, para solventar nuestra investigación en el desarrollo en
tecnología, para que el proceso de industrialización no se detenga,
para seguir siendo competitivos, lo que también exigirá inversión
y garantías para que esa inversión extranjera venga a la Argentina
y pueda, de esta manera, desarrollar algo que le sirva a todos los
argentinos, pero bajo el 51 por ciento del control de la compañía
por parte del Estado nacional...y la participación de las provincias
argentinas, porque lo más importante no es que hemos vuelto a
nacionalizar, sino que hemos vuelto a federalizar el recurso porque
así, además, lo impone la Constitución Nacional, que reconoce en
cabeza de las provincias la propiedad de los recursos.
Estamos cerrando un ciclo histórico. Hoy estamos ante una posi-
bilidad única: tener soberanía y autonomía energética; volver a ser
competitivos en materia del precio del gas en el mediano plazo. No
va a ser ahora. Las cosas no son de un día para el otro. Pero hemos
resuelto. Algunos decían: "¡Huy! Las cosas que les van a dejar a los
que vengan". Ojalá yo tuviera que pagar hoy el petróleo y que me

355
hubieran dejado la segunda reserva del mundo. Estoy pagando la
peor deuda financiera del mundo desde el año 2001 a la fecha. ¡Ojalá!
¡Ojalá todas las deudas que tengas que pagar sean de cosas que se
puedan tocar, sean de energía! ¡Ojalá sean de obras de ferrocarriles!
¡Ojalá sean de obras que se puedan palpar, que sirvan para disfrutar
y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; para eso estamos!

El Estado reparador de desigualdades


Quiero recordar las palabras de alguien, hace once años, cuando
se sentó aquí y dijo: “Se intentó reducir la política a la sola obten-
ción de resultados electorales; el gobierno, a la mera administración
de las decisiones de los núcleos de poder económico, con amplio
eco mediático. Al punto que algunas fuerzas políticas, en 1999, se
plantearon el cambio en términos de una gestión más prolija, pero
siempre en sintonía con aquellos mismos intereses. El resultado no
podía ser otro que el incremento del desprestigio de la política y el
derrumbe del país”. Todos los que estamos aquí somos militantes
y provenimos de la política, somos hombres y mujeres de la polí-
tica por sobre los poderes económicos. Concluye en la Argentina
un modo de gestionar el Estado. Colapsó el ciclo de anuncios gran-
dilocuentes, seguidos de frustración por ausencia de resultados, la
desilusión constante, la desesperanza permanente. Nadie piense que
las cosas cambiarán de un día para otro solo porque se declamen.
Un cambio que pueda consolidarse necesitará de la sumatoria de
hechos cotidianos que en su persistencia derroten cualquier inmo-
vilismo, y un compromiso activo de la sociedad en ese cambio. Ese
empoderamiento de la sociedad es para defender sus derechos. No es
de ahora. En nuestro proyecto, ubicamos en un lugar central la idea
de reconstruir un capitalismo nacional. Para todos aquellos que tal
vez se olvidaron, y fundamentalmente al sector empresarial: capita-
lismo nacional. Van a ser fuertes como empresarios en la medida en
que el país sea fuerte, si no, son cola ni siquiera de león, apenas cola
de ratón. Generar alternativas que permitan reinstalar la movilidad
social ascendente. No se trata de cerrarse al mundo. No es un pro-
blema de nacionalismo ultramontano sino de observación y com-
promiso con la Nación. El Estado debe actuar como reparador de
desigualdades, en un trabajo de inclusión, creando oportunidades a

356
partir del acceso a la educación, a la salud y a la vivienda. El Estado
debe viabilizar los derechos constitucionales protegiendo a los más
vulnerables. Actuaremos como hombres y mujeres comunes, a la
altura de las circunstancias, asumiendo responsabilidades. Esto no
es un relato. Esto es verdad, es la realidad que construimos en diez
años. Pido compromiso. ¡Convoco a todos los partidos a la tarea!
Rescato la idea de la concertación, los argentinos debemos estar
más unidos que nunca para poder seguir adelante.

16 de Julio. Cumbre de países del BRICS en Brasil.

UNA NUEVA ORGANIZACIÓN GLOBAL

Muy buenos días a todos los líderes del BRICS, que visitan nues-
tra región, algunos de ellos con los cuales ya hemos estado, como
el caso del Presidente de la Federación de Rusia, Doctor Vladimir
Putin, que nos visitara, en visita oficial de Estado, a nuestro país,
el pasado día sábado, y esperamos, este viernes, al Presidente de la
República de China, Xi Jinping, a todos ustedes muchas gracias por
acompañarnos aquí, en América del Sur; al resto de los Jefes y Jefas
de Estado, viejos amigos que hemos compartido momentos duros
y difíciles en la UNASUR y que como señalaba recién, la Presi-
denta Dilma Rousseff, hemos resuelto, en paz y sin conflictividad,
de ninguna naturaleza e índole conflictos que llegaron a momen-
tos culminantes; realmente un flagrante contraste con lo que está
sucediendo, en estos momentos, en otras regiones del mundo, como
en el Medio Oriente, donde realmente no puedo dejar de expresar
mis deseos –como Presidenta de la República Argentina y funda-
mentalmente como ciudadana global– por el cese del fuego, en lo
que está sucediendo hoy entre el Estado de Israel y el Estado de
Palestina. Creemos que es importante un pronunciamiento tam-
bién, en este sentido, porque es nuestro deber –como ciudadanos
del mundo– si hablamos de la necesidad de un crecimiento soste-
nible. No hay crecimiento sostenible sin paz y sin seguridad, y no
hay crecimiento sostenible sin una organización o un orden global

357
económico-financiero, fundamentalmente diferente al que hoy tene-
mos. Por eso, saludamos con mucho beneplácito esta decisión de los
BRICS de constituir un banco de fomento, un banco de desarrollo
que apunte a lo comercial, a lo infraestructural y también, por qué
no, a poner orden en unas finanzas internacionales, absolutamente
desquiciadas. Muchas veces hemos requerido en este foro o en otros
más amplios, como la Organización de Naciones Unidas, en el G-20
también, la imprescindible reforma de los organismos multilate-
rales de crédito y también de los organismos multilaterales polí-
ticos, como Naciones Unidas o el Consejo de Seguridad, etc. Pero
realmente estas demandas, estos reclamos no han sido escuchados
y creo que es un signo muy positivo, nadie puede interpretar esta
actitud de los BRICS como una cuestión de negatividad, sino de
construcción alternativa frente a la falta de respuestas de lo que ya
deberíamos haber tenido todos los ciudadanos del mundo. Y tal vez
Argentina más que nadie pueda hablar de este tema en momentos
en que está sufriendo un fortísimo ataque especulativo, por parte de
los denominados fondos buitres. Como todos ustedes saben, Argen-
tina defaulteó su deuda soberana, en el año 2001; no fue durante
nuestra gestión, no fue durante nuestro gobierno, pero obviamente
la continuidad jurídica de los Estados impone hacerse cargo de la
responsabilidades. Y Argentina, durante la gestión del Presidente
Kirchner, en el año 2005, reestructuró parte de su deuda externa
y luego, durante mi gestión, en el año 2010, llegó a la reestruc-
turación del 92,4 por ciento del total de tenedores de bonos de la
deuda argentina. Esto nos ha significado pagar, desde el año 2005
a la fecha, más de 190.000 millones de dólares, no solamente a los
tenedores de bonos, sino también a los organismos multilaterales
de créditos, como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco
Mundial, que deberían ser también bancos de fomento y que hoy,
desgraciadamente, están dejando de cumplir este rol de banco de
fomento y tenemos la novedad que bancos de fomentos se rigen por
la calificadoras de riesgos, como si se tratarán de bancos comercia-
les o bancos de inversión. Por eso creemos que esta decisión de crear
un banco de desarrollo, por parte de los BRICS, es una respuesta
más que adecuada.
Ahora bien, la deuda quedó un muy pequeño grupo que no aceptó
entrar a ninguno de los canjes, ni al del año 2005, ni al canje del

358
año 2010. Hicieron más de 900 juicios, litigaron en todo el mundo,
llegaron hasta a embargarnos el buque insignia de la Argentina: la
Fragata Libertad, en el Estado de Ghana, en la costa africana, en
un hecho inédito e insólito violando todas las normas en materia de
derecho internacional, obviamente lo que hace a la Convención del
Mar. Por supuesto, luego de dos meses y de un intenso juicio volvi-
mos a recuperar nuestra fragata.
¿Qué es lo que han hecho, ahora, ante una jurisprudencia insólita
e inédita del estado de Nueva York, ante la imposibilidad de seguir
embargando o haciendo juicios? Han embargado lo que no les per-
tenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de
los bonistas que entraron al canje de la deuda, de los recursos que
Argentina depositó y lo hizo una vez más, en tiempo y forma, el 30
de junio, cuando era el vencimiento de los bonos discount, una de
las series de los bonos discount, en más de 900 millones de dólares,
en la cuenta del Banco de Nueva York, que tiene el Banco Central
de la República Argentina. Ahí están los fondos y ha habido dispo-
siciones disímiles respecto a qué hacer con los mismos. No saben
qué hacer exactamente con los mismos. Por ejemplo, algunos bonos
con legislación argentina, fueron pagados; el CITIBANK, que no
quería pagar los bonos, se presentó ante el juez, y al CITIBANK le
autorizaron pagar los bonos; al Banco de Nueva York no; al Euro-
clear tampoco; al Eurobank tampoco, o sea ni siquiera un comporta-
miento mínimo, regular, jurídico de igualdad.
Estamos hablando de interpretaciones absolutamente insólitas
e inéditas de cláusulas, tales como el pari passu, que la han inter-
pretado como que hay que pagarle lo mismo a los que nunca nego-
ciaron, a los que nunca entraron en el canje, y lo que es peor aún
los que nunca le prestaron a la Argentina. Porque es bueno saber,
que estos fondos buitres, que hoy están litigando contra la Argen-
tina no fueron inversores en la Argentina, compraron bonos que ya
había sido defaulteados y los compraron en el año 2008, cuando ya
habían transcurrido siete años que la Argentina había declarado el
default y habían transcurridos tres años que había hecho su primer
canje de deuda, donde había alcanzado un 76 por ciento de acuerdo.
Nunca le prestaron plata la República Argentina, los compraron
por centavos, 48 millones de dólares y la sentencia del juez Griesa

359
le reconoce, entre el 2008 y el año 2014, una renta en dólares del
1.680 por ciento. Estamos hablando de desarrollo sustentable, esta-
mos hablando de inversiones para generar trabajo y empleo, esta-
mos hablando de inversiones para generar comercio, qué ejemplo es
en el mundo que alguien que pone 48 millones de dólares solamente
a través de un juicio obtiene una rentabilidad de 1.680 por ciento,
en apenas 6 años. Fondos buitres, que además, tienen su domicilio
en paraísos fiscales y que además tienen fuerzas especiales comu-
nicacionales, como la American Task Force y quiero referirme en
especial a ella. American Task Force –recuerden este nombre– es
un grupo de lobistas, que influye en políticos norteamericanos, que
publica solicitadas infamantes y difamantes contra la Argentina y
que ayer, quiero leer también, en su sitio web, American Task Force,
publicó un artículo muy curioso que nos llamó la atención, porque
en una parte y voy a leer textualmente para no equivocarme, dice
que: “un bomba de tiempo financiera está haciendo tic-tac”. Y se
refiere a una cuestión muy fundamental que también ha sido enca-
rada aquí: recursos naturales.
Ustedes saben que la Argentina cuenta con la segunda reserva
de gas shale, del mundo y la cuarta de petróleo shale del mundo,
lo cual nos va a convertir aproximadamente en el año 17 ó 18 en
no solamente autosuficientes, sino hasta tal vez con capacidad de
exportar energía. ¿Qué es lo que apareció publicado en el sitio web
de la América Task Force? Dice que en lugar de encontrar una
solución para el acuerdo y para las futuras inversiones, ha estado
girando la Argentina en torno a la opción del default. Esto proviene
de una administración que se guía por la ideología, se prefiere conti-
nuar importando combustible para siempre o quizás hipotecar Vaca
Muerta a China y a Rusia. Sí, señores, se refiere en forma ofensiva a
dos miembros importantísimos en el mundo, dos actores importan-
tísimos miembros del G-20 que hoy están sentados aquí, como es
Rusia y China. Y hace alusión también a la inversión que hoy tiene
en Vaca Muerta otra importante empresa norteamericana, Chevron,
que ha invertido 3.000 millones de dólares y amenaza con que de no
arreglar como ellos quieren, se retiraría Chevron de la Argentina.
Entonces, uno se pregunta, como lo decía un presidente vecino de
la República Oriental del Uruguay y como me lo decía también otro

360
importante presidente allende los mares. ¿Realmente usted cree que
el problema es jurídico, que el problema es por 1.500 o 10.000 millo-
nes de dólares? ¿O realmente lo que se pretende es hacer caer la
reestructuración de la deuda externa argentina –repito–, de la que
ya hemos pagado 190 mil millones de dólares?

Reestructuración de la deuda argentina


Si cayera la reestructuración de la deuda argentina, si esto ocu-
rriría, si le pagamos más a los que quedaron afuera de ambos canjes,
en este caso los fondos buitres, porque obviamente hay una cláusula
de buena fe, no pueden recibir más los que quedaron afuera del canje
que los que aceptaron voluntariamente el canje, estas son reglas
aceptadas globalmente. Es imposible reestructurar deuda soberana
de otro modo, esto rige, inclusive, en la legislación interna de cada
país, cuando se produce una quiebra, la legislación exige un mínimo
porcentaje o un máximo porcentaje de acreedores, un 66 por ciento,
para que ese acuerdo sea obligatorio para los otros. Entonces, la
verdad que el interrogante que uno plantea cuando se hace mención
explícita, precisamente a dos países cuyos presidentes han visitado,
uno, el sábado, una delegación importante ha ido a Vaca Muerta,
cuando lo va a visitar también otro importantísimo actor a nivel
global, como hoy es la República de China, cuando se amenaza con
que se van a retirar las inversiones de Chevron. ¿Realmente esta-
mos ante un caso jurídico judicial o estamos ante un ataque especu-
lativo y una maniobra, de modo tal que Argentina vuelva a lo que
fue, el sobreendeudamiento permanente? Esto ya lo vivimos. Hoy
publican una solicitada en todos los diarios del mundo y también en
nuestro país, prometiéndoles que si les pagamos a los fondos bui-
tres, la lluvia de dólares va a caer en la República Argentina. Y esta
historia, señores, la escuché, no como Presidente, la escuché como
diputada de mi país, como diputada de la oposición sentada en mi
banca en el año 2001, cuando nos dijeron desde el Fondo Mone-
tario Internacional que con el megacanje y el blindaje, donde nos
hicieron un asiento contable, que nos prestaron 40 mil millones de
dólares e incrementaron la deuda en 55 mil millones de dólares más,
finalmente terminamos en el default, en la miseria, la falta de tra-
bajo para millones de argentinos. Esta historia ya la escuché y ya la

361
escucharon y la sufrieron, lo que es mucho peor, millones de argen-
tinos. Entonces, estamos ante una situación que ya escapa siquiera a
las cuestiones financieras globales. Estamos preguntándonos si no
estamos ante cuestión de geopolítica, si no estamos ante cuestiones
de dominación o de no entender que hay un mundo multipolar dife-
rente al que existía en el año 1989, donde algunos creyeron que la
historia se había acabado. Y la historia no se acaba, la historia sigue
porque los pueblos siguen. Y los países emergentes acá en la Amé-
rica del Sur, y los países emergentes en otras regiones, pudieron
salir de sus situaciones e incorporar a millones de compatriotas a la
salud, a la educación, a la vivienda, a los derechos elementales.

Imponer un sobre-endeudamiento en una Argentina muy


rica
Bueno, por eso vienen. Vienen nuevamente para imponer un
sobre-endeudamiento en una Argentina muy rica, una Argentina
que, además de ser el octavo país en territorio del mundo, tiene
apenas 40 millones de habitantes, lo cual, tener la segunda reserva
de gas y la cuarta de petróleo, y además constituir una de las pro-
ductoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial,
la constituye en una presa muy codiciada para todos. Por eso, es
importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas,
pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte
de estos sectores, ha pagado su deuda. El día 30 de junio, deposi-
tamos más de 900 millones de dólares en el Banco de Nueva York,
en la cuenta del Banco Central. Y Argentina va a seguir pagando,
porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default
o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha
sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en
la República Argentina.
La Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones,
porque es un país solvente para hacerlo y porque está convencida
que debe honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores,
pero en forma justa, equitativa y legal. ¿Y por qué se produce esta
situación? Porque saben que es imposible cumplir lo que preten-
den porque una de las cláusulas, esto es muy importante remarcarlo
para todos los asistentes, una de las cláusulas impresas en los títulos

362
de deuda que pasaron por el control y la observación de la SEC en
la Bolsa norteamericana, incluye la denominada Cláusula Ruffo. La
cláusula que establece que no se le puede pagar a los que no entra-
ron en el canje 2005 o 2010, más de lo que se les ha pagado a los
que ya entraron. ¿Qué es lo que decimos entonces? Le ofrecemos a
estos holdouts, entrar al canje, porque el canje está abierto, gana-
rían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por
ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada,
les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que
establecen los prospectos de deuda de la Nación argentina y además,
la jurisprudencia pacífica que hay a nivel internacional. Es bueno
recordar que en Europa, por real ley de Bélgica y también legisla-
ción europea, a partir de este mismo fondo buitre que actuó sobre
el Perú, se dictó legislación específica que, precisamente, protegía
la reestructuración soberana de las deudas. Estamos planteando,
señores, entonces, que un nuevo ordenamiento financiero global, no
solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible. Estamos
planteando que Argentina no va a entrar en default porque Argen-
tina va a pagar su deuda como ya lo hizo. Y deberán hacerse respon-
sables los que impiden que los legítimos tenedores de esos dineros,
que ya no es la Argentina, porque la Argentina una vez que deposita
deja de ser la dueña de esos recursos y esos recursos son propiedad
legítima y legal de los tenedores de bonos de los años 2005 y 2010.
Por lo tanto, vamos a seguir pagando y deberán hacerse responsa-
bles instituciones bancarias y los que deban hacerlo frente a esos
tenedores de bonos si no los dejan percibir. Pero también, remarcar
una vez más, que ya a un banco sí le autorizaron pagar bonos y a
otros bancos no. El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el
banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los
fondos, son el Eurobank y el Euroclear que, como ustedes saben, es
Unión Europea.
Esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situa-
ción que se está viviendo. No para nosotros, no estamos ni con-
fundidos en absolutos, al contrario, como no estamos confundidos,
hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30, pagamos,
porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y enton-
ces sí, constituirnos en mora por no haber depositado, teniendo los

363
recursos para hacerlo y la cuenta abierta del Banco de Nueva York
en el Banco Central de la República Argentina, las sumas que debía-
mos. Por eso, Argentina no va a defaultear su deuda; Argentina
paga y lo que reclamamos a los organismos multilaterales, lo que
reclamamos al mundo es, precisamente, la instauración de un orden
financiero global que permita el crecimiento sustentable y global.
Y felicitamos la iniciativa de los BRICS, porque también debemos
decir que Banco Mundial y ahora Banco Interamericano de Desa-
rrollo, de los cuales también somos pagadores netos. ¿Qué quiere
decir esto? Que estamos pagando más de lo que recibimos en mate-
ria de préstamos. Con lo cual, señoras y señores, la Argentina, por
más que la difamen o pretendan instalar de que no quiera negociar.
¡Cómo no vamos a negociar! Hemos ido dos veces a Nueva York.
Los únicos que no quieren negociar, son los fondos buitres, que
quieren que se les pague por 48 millones de dólares, 1.600 millones
de dólares en apenas 6 años. Nosotros siempre estamos dispues-
tos a negociar, dentro de la ley, dentro de la Justicia, dentro de la
equidad y por eso invitamos a que entren al canje. Y convocamos
a todos los países que tenemos un compromiso fundamentalmente
con nuestros pueblos y con nuestras historias, de generar bienestar,
países que durante mucho tiempo tuvimos severísimas dificultades,
algunos por endeudamiento, otros por consecuencia de sus propios
avatares históricos, tuvieron la fortaleza suficiente de superar ese
endeudamiento, avatares históricos, falta de democracia, como nos
tocó vivir a nosotros en la región sudamericana, y en democracia y
en paz, hemos sido capaces de garantizar crecimiento con inclusión
social, no solamente crecimiento económico. Durante la década de
los 90, durante el imperio del neoliberalismo, donde Argentina era
presentada como alumna modelo en el Fondo Monetario Interna-
cional, donde su presidente era invitado a hablar en las asambleas,
se llegó a generar una desocupación superior hasta el 20 por ciento.
Hubo tasas de crecimiento, sí, pero de crecimiento sin gente, de cre-
cimiento especulativo, que venía a colocar, merced a la ficción de la
paridad del 1 a 1, dólares con tasas que, mientras en el mundo se
pagaba un 2 por ciento, en la Argentina se llegó a pagar hasta un 14
y 15 por ciento anual de tasas en dólares. Este también es uno de
los orígenes de aquel endeudamiento que culminó en el default del

364
2001, más allá de todo endeudamiento que también se operó a partir
de la dictadura del 24 de marzo de 1976. Por eso, la convocatoria a
todos los países, es la de aunar esfuerzos en esta verdadera cruzada
de una nueva organización global en materia política, económica y
financiera que tenga consecuencias sociales, políticas y culturales
positivas para nuestros pueblos.

29 de Julio. Sesión del MERCOSUR en Venezuela.

LA CÁNDIDA ERÉNDIRA Y SU ABUELA DESAL-


MADA

Quiero hablar de dos alegrías de hoy, aquí en Caracas, es la primera


vez que estoy en una sesión del Mercosur, en Caracas, en la Repú-
blica Bolivariana de Venezuela. Me hubiera gustado también que
estuviera Hugo, pero siento – como lo decíamos hoy, en privado –
que él está aquí. La segunda, darle la bienvenida a Paraguay, al Pre-
sidente Horacio Cartes, la segunda alegría del día y la idea además
fantástica de representar a nuestros fundadores en esa imagen del
Mercosur. Y yo quiero empezar como argentina, por la figura del
Mariscal Francisco Solano López, que es el último que está allí,
que figura, porque ese hombre simboliza, las posibilidades de lo que
podemos ser y de lo que pudimos ser. Paraguay fue el primer país
de toda América latina que tuvo trenes, que tuvo hornos de alta
fundición, fue el primer país, durante el siglo XIX, en ser un país
industrial. Todos sabemos históricamente lo que sucedió: la Guerra
de la Triple Infamia, como le decíamos hoy, la Guerra de la Triple
Vergüenza, que arrasó con ese proyecto de autonomía, con ese pro-
yecto de soberanía nacional, que constituyó un verdadero ejemplo
de nuestra historia y que terminó también arrasando con la vida
porque los últimos que terminaron peleando fueron las mujeres y
los niños, luego de haber sido masacrados todos los hombres. Por
eso las cosas que hoy pasan en el mundo no son nuevas, se repiten
con distintas formas y distintos protagonistas, pero quiero rendir

365
un homenaje especial al retorno de Paraguay, a la presencia de su
Presidente, aquí en este lugar y quiero hacerlo no solamente desde
la presencia de hoy del Paraguay de él, sino también desde el Para-
guay histórico del Mariscal Francisco Solano López y de la auto-
crítica que los países que formamos la Triple Alianza deberíamos
y debemos hacernos; siempre lo hago, por eso me critican mucho
desde los medios en mi país.
Estas son las dos grandes alegrías: estar aquí, en Caracas y estar
aquí, hoy, con Horacio Cartes; luego tenemos lo que mencionaba,
recién, Nicolás: el drama de la Franja de Gaza, porque lo primero
es lo primero. Yo agradezco la solidaridad y voy a hablar en último
término de la Argentina, pero me parecería muy egoísta y muy
mal, en un momento en que está sucediendo lo que está pasando, en
Palestina, en la Franja de Gaza, donde han sido asesinados civiles,
niños, mujeres, bombardeados hospitales, en definitiva donde está
en juego la vida, no ya el patrimonio y los recursos sino la vida
de todo un pueblo y creo que estamos elaborando, creo que están
elaborando una declaración al respecto, pero la primera cuestión es
solicitar un cese inmediato del fuego. Y decir también, más allá de
los matices que podamos tener, los distintos mandatarios y manda-
tarias que están aquí hoy presentes, en la necesidad –y esta ha sido
una postura histórica de la República Argentina– de reconocer el
Estado de Palestina, el derecho a existir de Palestina. Argentina
tiene representación diplomática en Ramallah y lo decimos desde la
autoridad también de haber sido nuestro país, la República Argen-
tina, uno de los primeros países en el mundo en reconocer la exis-
tencia del Estado de Israel, allá por 1948, si la memoria no me falla
y reconocer también el derecho al Estado de Israel a vivir en paz,
dentro de sus fronteras establecidas en 1967. Pero no basta con esto,
porque tener una postura como si estuviéramos sopesando y anali-
zando dos situaciones similares no sería por lo menos –de parte de
quien habla– ni sincero ni honesto.
Recién le pregunta a mi canciller la cantidad –y no es que, ¡por
Dios!– nadie piense que se trata de realizar un inventario de sangre
para poder medir y analizar un conflicto, pero creo que la situación
también para tener un análisis correcto de lo que está pasando es
ver cuáles, porque estamos evidentemente en una guerra, sí esta-

366
mos pidiendo un cese del fuego es porque todos estamos admitiendo
que estamos en una guerra, si no nadie estaría pidiendo un cese del
fuego. Admitir, entonces, por parte de todos que estamos en una
guerra, la pregunta que le hice a mi Canciller es cuáles son o qué
cantidad de caídos hay de un lado y del otro y me habla de más de
1.230 muertos, en total, de los cuales más de 1.000 son Palestinos y
cuántos israelíes, civiles 3 ó 4, que creo que son los 3 soldados que
habían sido… 35 de soldados y 3 civiles, que fue los que habían sido
secuestrados previo al conflicto. En definitiva, las cifras hablan por
sí solo, no significa hacer un inventario pero significa medir exacta-
mente el drama que se está viviendo precisamente en población civil
donde hay, inclusive nos tocó a nosotros –como miembros de Nacio-
nes Unidas– escuchar al Canciller Ban Ki-moon, cuando fuera bom-
bardeado un hospital de Naciones Unidas y falleció personal de la
Organización de Naciones Unidas, que es la institución madre, que
nos representa y agrupa a todos los que estamos aquí. Así que, más
allá de los matices, vuelvo a repetir, el llamado a la paz, el llamado al
cese del fuego, el llamado al derecho a existir por parte del Estado
Palestino, el derecho del Estado de Israel a vivir también en paz
dentro en sus fronteras tiene que ser también merituado con total
exactitud en el marco de lo que se está viviendo, sino será en todo
caso una declaración que será una declaración como al pasar, pero
tengamos en cuenta la cantidad de niños, niños, niños. Los soldados
mueren en la guerra, por eso son soldados, lo que no se entiende
cuando hay una guerra es que mueran niños, que mueran mujeres,
que mueran médicos, que mueran ancianos, que sean bombardeados
hospitales, que sean bombardeadas mezquitas, como recién señalaba
el Presidente Nicolás. Así que lo primero es lo primero: la vida.
Lo segundo, agradecer profundamente a todos y cada uno de los
integrantes de este espacio del Mercosur su solidaridad, su acompa-
ñamiento, no del momento que está viviendo la Argentina, porque
esta situación de la agresión hacía la Argentina por parte de los
fondos buitres podría vivirse como una cuestión de la Argentina y
un grupo de deudores, de holdouts , que quedaron afuera del canje
de deuda, que hiciéramos en el 2005 y en el 2010, y que alcanzó –
luego del default del año 2001– déjenme recordar que no era nues-
tro gobierno, pero obviamente hay una continuidad del Estado, que

367
quedó en un 7,6 por ciento que no ingresó en ninguno de los dos
canjes, habían ingresado a ambos canjes el 92,4 por ciento del total
de los acreedores, de la República Argentina.
En el año 2005, Argentina venía pagando religiosa y riguro-
samente cada uno de los vencimientos, más de 190.000 millones
de dólares, con una salvedad que lo estamos haciendo sin acceder
al mercado de capitales, o sea Argentina ha pagado esos 190.000
millones de dólares con recursos propios, producto de un modelo de
crecimiento con inclusión social, que permitió con saldo de balanza
comercial hacer frente a sus compromisos, no recurrimos a nuevos
endeudamientos, a lo que era la bicicleta financiera para saldar
nuestras deudas del 2005 a la fecha. Esto nos llevó a que la ratio
de deuda argentina sea una de las más bajas del mundo. Argentina,
hoy, en moneda extranjera debe a tenedores privados solamente el
8 por ciento de su Producto Interno Bruto. PBI que, por cierto, es
infinitamente superior al Producto Bruto Interno, que tenía mi país,
cuando Néstor Kirchner accedió a la Presidencia el 25 de mayo del
año 2003.
También saldó la deuda con el Fondo Monetario Internacional,
que nos dio autonomía para que nuestro país pudiera decidir las
políticas económicas y comerciales que llevábamos adelante y que
fue también parte del círculo virtuoso que nos permitió crecer. Por
si todo fuera poco, en el día de ayer, la Argentina pagó 650 millones
de dólares, que es la primera cuota del arreglo, del acuerdo con el
cual llegamos al Club de París.
Con el Club de París, es una deuda que comenzó a originarse en
nuestro país en 1956, yo tenía 3 años y el ministro de Economía no
había nacido. Este ministro de Economía en París, con más de 20 y
pico de ministros de Economía de los distintos países de Europa y
con un representante de ellos, llegó a un acuerdo donde la primera
obligación para el año 2014 era, precisamente, una cuota de 650
millones de dólares que fue abonada en el día de ayer. Con lo cual
también, comenzamos a saldar esa deuda que databa de 1956, que
pasó no sé qué cantidad de presidentes y muchos más ministros de
Economía que nunca la pudieron solucionar.
Todo esto se ha hecho, además, con la incorporación de millones
de argentinos que estaban bajo la línea de pobreza o indigencia, allá

368
por el año 2003, 54 de pobreza, 27 de indigencia, con una cobertura
previsional que es la más alta de América latina, con los salarios
también más altos de América latina, con la generación de puestos
de trabajo de más de 6 millones, con la reindustrialización del país.
Y además, con la sorpresa, tal vez eso tenga algo que ver, del descu-
brimiento que se ha efectuado en los últimos tiempos de que Argen-
tina es la segunda reserva a nivel mundial de gas shale, de gas no
convencional, y la cuarta en materia de gas shale de gas no conven-
cional en petróleo del mundo. Lo cual nos convierte en un país para
que en el corto plazo lleguemos al autoabastecimiento de energía.
En un país que, como todos ustedes saben, es el octavo en superficie
del planeta, con una superficie, además, habitable y prácticamente
rentable económicamente desde el Norte hasta el Sur y desde la
Cordillera hasta el mar. Surge entonces, esta verdadera agresión
por parte de los fondos especulativos cuando el día 30, que nosotros
depositamos en el Banco de Nueva York, que era el fiduciario de la
deuda reestructurada argentina, de ambas deudas, un juez decide,
no les digo embargar porque no embargó los fondos, tampoco lo
retuvo bajo ninguna figura legal, o sea, no hay una figura legal jurí-
dica, ustedes saben sin ser abogados que para que alguien retenga
fondos de terceros tiene que haber una figura legal o embargo o
hago algo con los fondos, bueno, los fondos están inmovilizados sin
que nadie decida sobre ellos y sin que se puedan llevar a sus legíti-
mos dueños que son los tenedores de bonos reestructurados en los
años 2005 y 2010.
Creo que lo que intentan decirnos y agitar el default, no tiene
sentido. Default es cuando uno no paga y la Argentina ha pagado.
También intentan, desde afuera y desde adentro, asustarnos con que
si no hacemos lo que nos dicen ellos que tenemos que hacer, se van a
venir las 10 plagas de Egipto. Bueno, miren, las 10 plagas de Egipto
ya las vivimos en el año 2001 cuando, precisamente, otro gobierno
hizo exactamente lo que le dictaban desde afuera. Y creemos que
también hay responsabilidad desde afuera. Porque si Argentina se
endeudó por encima de sus posibilidades, con un régimen de con-
vertibilidad durante la década neoliberal de los años 90, tomando
dinero prestado a tasas que no existían en ninguna parte del mundo,
del 13, del 14 por ciento, ¿dónde estaba el gran auditor global, que

369
es el Fondo Monetario Internacional, luego del Tratado de Bretton
Wood, para decir que esto no sucediera? Porque así como dicen y
recorren los países del mundo diciendo “no se pueden pagar tantas
pensiones, no se puede pagar tanto salario, no se puede pagar tanta
jubilación, no se puede hacer tal cosa porque…”, porque no reco-
rren el mundo también cuando los países se endeudan diciendo “no,
señor, usted no puede tomar esa deuda porque no tiene capacidad de
repago para hacerse cargo de esa deuda”. Porque esta fue la verda-
dera finalidad de la constitución del Fondo Monetario Internacional
en 1946 luego de la Segunda Guerra Mundial.

Leer derechos y obligaciones


Hay que leer la carta del Fondo Monetario completa como tam-
bién completa la carta de la Organización de Naciones Unidas como
también completa la carta de la Organización de Estados Ameri-
canos, OEA, para ver las obligaciones y los derechos que cada uno
de los Estados miembros tienen. Parece ser que algunos leen úni-
camente la parte de los derechos y se olvidan de las obligaciones
propias y leen las obligaciones de los otros pero no leen los derechos
que tienen los otros.
Creo que este no es un caso, entonces, de la República Argen-
tina, donde se está intentando impedir que los legítimos dueños de
los recursos que la Argentina ha deposita y que va a seguir pagando,
tengan en su poder esos recursos con, además, resoluciones suma-
mente contradictorias por parte del juez. Y esto no lo digo yo, esto
me ha tocado leer la columna de, por ejemplo, el New York Times. Es
muy triste muchas veces como Presidenta de un país, tener que leer
en un periódico extranjero y no en un periódico nacional, las críti-
cas o las observaciones, porque ni siquiera eran críticas, era simple-
mente la descripción que un cronista periodístico, había observado
sobre la conducta del juez durante la audiencia, diciendo que no
alcanzaba a entender el juez sobre las cosas que estaban sucediendo.
Y los invito a ustedes a leer la versión taquigráfica donde, no sola-
mente parece ser que no se entiende, sino lo que es peor aún, que
no se es juez. Porque, ¿qué idea tenemos todos acerca de un juez?
De alguien que es imparcial entre dos partes y es neutral frente a
las partes y decide de acuerdo a Derecho. Esto no es lo que está

370
sucediendo, a punto tal que autorizó a un banco a pagar, a un banco
norteamericano, al Citi Bank, no así al Euroclear, al Eurobank o al
Banco de Nueva York, luego lo desautorizó a pagar pero ya el banco
había efectivizado el pago y ahora en el día de ayer, volvió a autori-
zarlo a pagar pero solamente por esta vez.
¿Cómo se llama el proceso jurídico donde un juez autoriza a
pagar a unos sí y a otros no? Una de las claves del Derecho occi-
dental, o por lo menos así lo hemos escuchado permanentemente,
es que ante igual situación, igual Derecho y tratamiento igualitario
entre las partes y entre los demandantes cuando las situaciones son
exactamente iguales. Esto no sucede y fue lo que permitió escribir
a un columnista del New York Times, son palabras de él, que deci-
siones y actuaciones de esta naturaleza ponen en duda o despresti-
gian, no me acuerdo el término exacto que utilizó, el sistema legal
estadounidense.
Por eso, la Argentina reafirma una vez más, no solamente su
voluntad, sino su convicción, su decisión y sus acciones que van a
estar encaminadas cada una de ellas, a dar pago al 100 por ciento
de sus acreedores pero en forma justa, equitativa, legal y susten-
table. Porque va de suyo que un 1 por ciento, que es el que está
demandando, un 1 por ciento que compró bonos cuando ya estaban
defaulteados, cuando ya se había efectivizado inclusive el canje en
el año 2005, compró bonos por 48 millones de dólares y obtuvo
una sentencia de 1.600 millones dólares, con una ganancia de 1.680
por ciento en dólares en 6 u 8 años, frente a los derechos del 92,4
por ciento de los tenedores de buena fe, algo central en el Derecho
Internacional, en las relaciones internacionales, de quienes ingresa-
ron a los canjes de los años 2004 y 2005.
Lo cuento con tanto detalle porque es necesario entender que
esto no afecta, entonces, solamente a la Argentina, sino que afecta al
sistema global financiero internacional. Con un agravante: en cada
uno de los prospectos o contratos que firmamos con cada uno de los
92,4 por ciento de los acreedores de los canjes de los años 2005 y
2010, figura la cláusula denominada Rufo. ¿Qué es la cláusula Rufo?
Los incentivos, que son normales en todo proceso de reestructura-
ción de deuda soberana, de incluir en cada uno de los prospectos
que todos los que entren en ese primer canje van a tener mejores

371
condiciones que otros que ingresen con posterioridad, porque es el
incentivo para que ingrese mayor cantidad de gente pero, además,
porque hace a la justicia y a la buena fe. Bueno, cada uno de esos
prospectos, tiene esta cláusula Rufo que impide legalmente a la
Argentina pagarle a los que no entraron al canje 2005-2010, más
de lo que le paga a los tenedores de buena fe. Esta cláusula ha sido
ignorada también olímpicamente por el juez. Pero no puede ser
ignorada por los argentinos, primero, porque fue un contrato que
pasó por la SEC, el organismo de mayor regulación y mayor control
en materia de bonos y acciones que es el organismo de control y
regulatorio nada menos ni nada más que la Bolsa de Nueva York.
O sea, no solamente hemos pasado en ley americana, sino también
que hemos pasado por la SEC y esta cláusula no fue observada y se
notificó por parte de la SEC la totalidad del prospecto.
Pero además también, tenemos ley argentina que nos impide,
ustedes saben que en mí país por Constitución de la Nación, la com-
petencia originaria y excluyente para decidir en materia de deuda
externa, es el Congreso de la Nación. Cada una de las reestruc-
turaciones que hemos hecho, han sido facultades delegadas por el
Congreso de la Nación y hemos remitido al Congreso de la Nación
los acuerdos para su aprobación. Y hoy está abierto nuevamente
el canje para ofrecerle a ese 7,6 por ciento que no ingresó al canje,
que ingrese al canje. Si ese 7,6 ingresara hoy al canje, tendría una
tasa de retorno de casi el 300 por ciento en dólares. No estamos
negándole ni pidiendo que nadie nos regale nada, simplemente que-
remos, definitivamente, terminar con esto, que no fue culpa nuestra
que no ingresaran al canje, porque hubo rondas y negociaciones del
año 2002, 2003 en adelante, prácticamente por todo el mundo. En
el último canje, en el 2010, ingresaron bonistas italianos, que no
habían ingresado, sobre todo pequeños ahorristas, al primer canje;
también japoneses, alemanes que no habían ingresado. Porque
muchos bancos europeos, que tenían posiciones en bonos argenti-
nos de la época del neoliberalismo, como sabían que estaba próximo
al default del año 2001, los ofrecieron a sus pequeños ahorristas,
llámese jubilados y otras yerbas, que fueron, digamos, seducidos, yo
les diría otra palabra, para que invirtieran en lo que ya eran bonos
que los bancos sabían de antemano que iban a ser defaulteados. Esta

372
es la breve historia de la deuda externa argentina. Y justo ahora,
cuando Argentina está totalmente prácticamente desendeudada,
donde Argentina tiene la certeza del autoabastecimiento energé-
tico no más allá del 2017, 2018, 2019 es precisamente que intentan,
como contaba y para finalizar, por lo menos con un poco de poesía
latinoamericana, colombiana para ser más exacta, con el cuento
de “La cándida Eréndira y su abuela desalmada”, de García Már-
quez. No sé si todos conocen el cuento, pero era un maravilloso
cuento donde la nieta era prostituida por su abuela para pagar una
deuda que siempre se multiplicaba y, entonces, cada vez era obli-
gada a prostituirse más para pagar esa deuda que nunca acababa.
García Márquez, no está más físicamente entre nosotros, pero nos
ha legado su maravillosa literatura, quiso reflejar en ese cuento de
“La cándida Eréndira y su abuela desalmada”, lo que fue el drama de
la deuda externa y la falta de crecimiento de los países de la América
del Sur. Bueno, quiero decirles que soy abuela, pero soy abuela de
Néstor Iván Kirchner y no de la cándida Eréndira.

9 de Septiembre. Ley de inclusión jubilatoria

UNIVERSALIZACIÓN DEL SISTEMA PREVISIO-


NAL ARGENTINO

Esta promulgación de la Ley de Inclusión Jubilatoria, más que


inclusión jubilatoria es universalización del sistema previsional
argentino. Con esta decisión hemos cubierto diez años, de 1993 al
2003, que no habían sido incluidos en la anterior moratoria. Es jus-
tamente la década donde hubo mayor grado de desocupación y de
exclusión, de gente que no hubiese podido alcanzar la cantidad de
años de trabajo para poder jubilarse. Hace apenas 11 años los jubi-
lados en la Argentina tenían un haber de 200 pesos, porque habían
sido congelados, y solamente el 40 por ciento de los argentinos, con
capacidad de jubilación, estaban con el haber o el beneficio jubilato-
rio. Y él comenzó, primero, con una tarea permanente de aumentar
ese ingreso. Luego, en el año 2005, decidió el Plan de Inclusión

373
Jubilatoria, incorporó a 3 millones y medio de hombres y mujeres
que estaban a la intemperie, que no tenían ningún beneficio. Porque
no olvidemos que ingresar al sistema previsional argentino no es
solamente tener un haber, es también tener la cobertura del PAMI,
tener la cobertura sanitaria justamente en la edad en que más se
necesita.
Esta ley va a incorporar a medio millón de personas más que no
estaban cubiertas, y se puede hacer por otra decisión, que tomamos
en el año 2009, que todavía no nos perdonan, y que es haber recu-
perado la administración de los recursos de los trabajadores para el
Estado, porque en ese momento –paradojalmente– el Estado cubría
el 60 por ciento de las jubilaciones, pero la crema y el grueso de los
ingresos se los llevaban las AFJP, que acumularon comisiones por
miles de millones de dólares en los años que estuvieron y que sin
embargo no cubrían, prácticamente, a nadie. Ahí se tomó la decisión
de recuperar, como también lo hicimos con YPF, lo que no habían
sabido administrar; no fuimos de malos, no sabían hacerlo, lo hicie-
ron mal, nosotros lo hicimos mejor, porque no solamente aumen-
tamos el fondo de garantía de sustentabilidad exponencialmente,
sino que hoy estamos cubriendo prácticamente al cien por cien de
la totalidad de los argentinos y argentinas en condiciones de ser
jubilados. En los próximos 12 meses el Estado va a colocar, en mate-
ria de beneficios jubilatorios 15.000 millones de pesos, que significa
también un estímulo importante para la demanda.
El impacto de la moratoria, junto a la Ley de Movilidad Jubila-
toria, mejora la distribución del ingreso.

23 de Septiembre. Con sindicalistas internacionales en


Nueva York, EE.UU.

EL VIRUS DEL NEOLIBERALISMO

Quiero comenzar con lo que dijo Sharan, ella habló de un virus, nos
referimos a este episodio de la Argentina con los fondos buitre. Este
virus, bacteria o como quieran llamarlo, comienza cuando el neoli-

374
beralismo implanta en el mundo, caído el Muro de Berlín, la ideolo-
gía que se había acabado la historia y que no había otro modelo de
desarrollo que el que planteaba ese neoliberalismo que significaba la
Teoría del Derrame, derrame que nunca llega, con el achicamiento
de las conquistas sociales, porque esto daba competitividad a la eco-
nomía y comienza una transformación.
Durante la década de los 90, surgen los denominados bancos de
inversión. Hasta ese momento los bancos eran comerciales, bancos
que intermediaban en el mundo de la economía y que es correcto, a
través del crédito, para las empresas, para generar trabajo, para que
las empresas puedan crecer, tener mayor rentabilidad y si tienen
mayor rentabilidad puedan invertir más, un desarrollo de un capita-
lismo normal. A partir de la generación y la aparición de los denomi-
nados bancos de inversión comienzan a generarse lo que se llaman
los derivados financieros, y que vienen a contrariar la esencia misma
del capitalismo. ¿Por qué? Porque el capitalismo, se lo mire desde la
ideología que se lo mire, necesita per se articular la fuerza de trabajo
y la fuerza del capital. El dinero para poder reproducirse tiene que
pasar por el circuito del trabajo, o sea por la producción de bienes, de
servicios, de innovación, de tecnología, de investigación. Porque el
dinero no se reproduce a sí mismo porque alguien apuesta sobre un
diseño financiero que no tiene ningún sustento, ni ningún anclaje en
la producción de cosas, ideas y trabajo físico. Ahí empieza una suerte
de degeneración cada vez más grande del sistema, hasta llegar ya al
caso de los fondos buitre, que son su máxima expresión. ¿Por qué es
su máxima expresión? Porque directamente ya ni siquiera invierten
en derivados financieros, ya ni siquiera son bancos de inversión que
asesoran para que se compren bonos, en tal parte, o asesoran fondos
o invierten en fondos de pensión. No, simplemente están esperando
los buitres que un país esté al borde del default, que alguien se esté
muriendo, y revolotean a su alrededor, para comprar títulos a muy
escaso precio; si el valor nominal de ese bono es 100 pesos, lo com-
pran a 8 pesos, a 7 pesos, a 5 pesos y luego, ni siquiera les interesa
ir a reclamarlo al país, en una reestructuración de deuda, sino ir a
litigar, a hacer juicios para luego obtener –y acá quiero detenerme,
en lo que hablaba Víctor Báez– que se refería a eso de ganar rápida-
mente. No estamos ante un problema de ganancia rápida, estamos
ante un problema de usura internacional.

375
Tampoco voy a ser tan ingenua de pensar que las empresas no
quieren ganar rápidamente y que cada una quieren recuperar lo más
rápidamente el capital que han invertido. Podemos discutir si esto es
ético, si no lo es, si me gusta, si no me gusta, pero esto sucede. Acá
no estamos ante esto, porque para que ustedes tengan una idea, la
Argentina, que reestructuró el 92,4 por ciento de su deuda soberana,
ha pagado –desde el año 2003, a la fecha– 190.000 millones de dóla-
res, repito la cifra: 190.000 millones de dólares, entre tenedores de
bonos, deuda que no había sido defaulteada, que estaba performing,
y también organismos multilaterales, o sea ha cumplido rigurosa-
mente sus obligaciones, tanto la que reestructuró Néstor Kirchner,
con el 76 por ciento, en el año 2005, como la que me tocó completar
a mí, con el 92,4 por ciento, en el año 2010, o sea es con una renta-
bilidad más que atractiva. Por ejemplo alguien que ingrese, si hoy
el señor Paul Singer, o cualquiera de los fondos, que están haciendo
juicio ingresarán a la Ley de Pago Soberano, que hoy ha sido abierta
para el cien por cien de los acreedores, inclusive aquellos que tienen
entablado juicio contra la Argentina, cosa que no sucedía ni en el
canje 2005, ni en el canje 2010, porque en esos canjes si alguien
tenía juicio contra la Argentina debía renunciar al juicio y recién
podía renunciar al canje. Ahora no, aún con juicio pueden ingresar
al canje. Ahora, de ingresar al canje obtendrían – en dólares– una
rentabilidad, aproximada a partir de los 48 millones de dólares, que
invirtieron, cuando compraron esos bonos ya defaulteados, la mayo-
ría, en el año 2008 una ganancia, en dólares –desde el año 2008 a la
fecha– superior al 300 por ciento.
Ustedes que tienen fondos invertidos como trabajadores en
fondos de inversión díganme ¿quién les paga una renta, en ocho
años, en dólares, del 300 por ciento? ¿Cuánto es la renta que le están
pagando sus fondos de inversión, anuales? 4; 3; 5 por ciento, ni 5
por ciento, le deben estar pagando un 3 ó un 2 por ciento anual.
Bueno, estos fondos, con lo cual estoy hablando de cosas concretas,
no estoy hablando ni de teoría, ni de ingenuidades, ni de utopías,
estoy hablando de números. A ustedes, los trabajadores, sus fondos
de pensión, les pagan un interés, anual, en dólares, del 2 ó 3 por
ciento. Bueno, acá de ingresar al pago soberano estarían cobrando
más de 300 por ciento de rentabilidad, con lo cual vemos que en rea-

376
lidad el problema es, primero, de usura, pero yo creo que va más allá
de eso. Yo creo que, además, Argentina ha demostrado, en estos diez
años, porque hemos pagado 190.000 millones de dólares y hemos
desarrollado un modelo de inclusión social y de reindustrialización
del país que nos ha permitido superar la crisis, que provocó pre-
cisamente el altísimo endeudamiento, que llegó a ser del 160 por
ciento del PBI; generar millones de puestos de trabajo; con la última
moratoria previsional podemos decir que el cien por cien de las per-
sonas, en condiciones de obtener una jubilación o una pensión, en
la Argentina, pueden acceder con un modelo de inclusión social, lo
cual nos ha permitido también poder desarrollar un fuerte mercado
interno.
Ha sido también muy favorable para países como Estados
Unidos, y también se lo quiero decir a Cathy, para que pueda expo-
nerlo ante sus propios compañeros. Ustedes, en estos últimos diez
años, las exportaciones de Estados Unidos a la Argentina, o sea
los bienes y servicios, que producen los trabajadores norteameri-
canos, bajo la forma de bienes y servicios, han crecido al 260 por
ciento. Vuelvo a repetir: Estados Unidos ha aumentado sus expor-
taciones a la Argentina un 260 por ciento, casi el doble de lo que ha
aumentado sus exportaciones al resto del mundo, o sea el modelo
argentino de crecimiento y desarrollo, no ha sido un mal negocio
para los Estados Unidos, e inclusive el segundo inversor en nuestro
país, son empresas estadounidenses y les reitero, ha crecido un 260
por ciento, con un superávit comercial de balanza –solamente en
bienes– de 15.000 millones de dólares, a favor de Estados Unidos. Si
además le anexamos servicios estaríamos prácticamente en el doble
de superávit comercial, algo que le conviene al país, a sus traba-
dores, a sus empresarios, a sus empresas, en general. Y por si esto
fuera poco, la Argentina no ha crecido en sus exportaciones en igual
modo a Estados Unidos, hemos crecido menos de 50 por ciento y
aún tenemos fuertes barreras para-arancelarias con la carne, con
los limones, en fin, proteccionismo muy desarrollado. Ustedes saben
que Estados Unidos es el país que más denuncias tiene en la Orga-
nización Mundial de Comercio por proteccionismo, sin embargo
viven hablándonos del libre comercio y dándonos clases del libre
comercio a todos, cosa en la cual nadie cree, ni tampoco los que

377
lo dicen, pero –en definitiva– nosotros tampoco les creemos, noso-
tros creemos en la Administración de Comercio, porque creo que
es la defensa también que cada país hace de sus trabajadores, de sus
empresas y de sus fuentes de trabajo.

Voluntad de pago
Pero quiero reiterar esto, porque la Argentina ha revelado una
voluntad de pago, como nunca antes ningún gobierno, no solamente
eso, siendo Presidente Néstor Kirchner pagó y canceló totalmente la
deuda con el Fondo Monetario Internacional, que venía de stand by,
en stand by y cada seis meses llegaba un Virrey diferente del Fondo
Monetario, a decirnos qué teníamos que hacer los argentinos, lo
mal que nos portábamos los argentinos, a proponer una nueva fle-
xibilización laboral. Me tocó como Senadora, porque puedo hablar
con conocimiento de causa, no llegué a Presidenta –como algunos
creen– por estar casada con Néstor Kirchner, es más fui Goberna-
dora en la provincia de Santa Cruz, antes que él fuera Gobernador
y me conocían más a mí como legisladora nacional, que cuando él
era gobernador de la provincia de Santa Cruz, pero bueno la miso-
ginia es la misoginia en todas partes y no podemos apartarnos. Las
compañeras me deben entender porque ellas deben haber pasado
muchas veces por lo mismo, pero lo cierto es que nosotros hemos
tenido una voluntad de pago muy fuerte. Veníamos de stand by, en
stand by, como les venía relatando, hasta que Néstor decide cancelar
la deuda con el Fondo Monetario Internacional.
Y ahora, recientemente, hemos también abordado el problema
que teníamos con el Club de París, una deuda que tuvo su origen, en
el año 1956, cuando cae –me voy a corregir, el gobierno peronista
no cayó– cuando fue derrocado por un golpe de Estado, el gobierno
del General Perón, y a partir de allí se generó una deuda, en el año
56, con unos 19 países de Europa, y se genera lo que se conoce con
el nombre de Club de París, se arrastraba desde el año 1956 esa
deuda, y finalmente, este año, por instrucción de esta Presidenta,
el ministro de Economía, Kicillof, se reunió con los miembros de la
Unión Europea, con 19 ministros de la Unión Europea, y pudimos
también encarar la negociación y ya realizamos el primer pago con
el Club de París, por 642 millones de dólares. Bueno es resaltar que

378
todo esto: los 190.000 millones de dólares de pago, la cancelación
del Fondo Monetario, el arreglo con el Club de París, la generación
de millones de puestos de trabajo, de millones de jubilados, de miles
de empresas, de reindustrialización del país se hizo sin acceso al
mercado de capitales, o sea no nos endeudamos más, no fuimos a
pedir dinero para hacer estas cosas, porque dado el default, del año
2001, no teníamos acceso al mercado de capitales, por lo cual ha
sido un esfuerzo puro del conjunto de la sociedad argentina: de sus
trabajadores, de sus empresarios, etc.

Creen que quitando derechos a los trabajadores van a


desarrollar la economía
Y yo decía de sus trabajadores y estaba recordando, cuando era
Senadora, que nos tocó atravesar, también, durante la década de los
90 y principios del año 2000, dos intentos también de la famosa
Reforma Laboral, porque se cree que quitándole derechos a los tra-
bajadores se va a poder desarrollar más la economía, cuando nadie
parece querer darse cuenta que los trabajadores son, hoy, usuarios
y consumidores. Y si le quitamos a los trabajadores poder adquisi-
tivo, quién compra, quién consume y quién retroalimenta la rueda
del capitalismo, que precisamente se basa en el consumo masivo.
Y ustedes lo deben saber porque en este país se inició el consumo
masivo, y el hecho de que los trabajadores puedan tener buenos
sueldos. Yo recordaba el otro día en mi país que era Henry Ford, un
empresario emblemático aquí en los Estados Unidos, que decía que
tenía que pagarles buenos salarios a sus trabajadores para que sus
trabajadores tuvieran plata para poder comprarle los autos. Y esto
puede reproducirse así hasta el infinito.
No lo creen y no lo creen por qué, porque a partir del aparecido
de estos fenómenos financieros donde el capital se puede reproducir
o el dinero se reproduce sin pasar por el circuito de lo humano, del
hombre a través de lo que produce su inteligencia o de lo que pro-
ducen sus manos o sus ideas, comienza esta verdadera distorsión. Y
no estoy hablando en términos técnicos, que podríamos hacerlo, no
estoy hablando en términos de buenos y malos, estoy hablando en
términos estrictamente económicos.
Distorsión, por qué, porque nadie además puede creer que exis-
tan las cifras que se manejan cuando dicen tal empresa vale tanto,

379
tal empresa vale tal otra, aquella empresa vale tal otra. Yo estoy
segura que si yo quisiera de repente ir y retirar todo el dinero de un
fondo de pensión en un banco, ni obtendría ni siquiera una cuarta o
una décima parte de eso.
Todos sabemos que el dinero bancario nunca es el dinero físico y
real, que siempre es menor el dinero físico y real. Pero acá la repro-
ducción ha sido de tal manera, que implosionó también en el mundo
en el año 2008, con las subprime, con las hipotecas, cuando caye-
ron bancos. No estoy hablando solamente de la Argentina. ¿Y por
qué el tema de la Argentina? Porque antes pasaron muchas cosas
en el mundo, crisis de la cual todavía no hemos salido, porque hoy
vemos que muchísimos países tienen el mismo problema de endeu-
damiento. No es casualidad que hayamos obtenido una mayoría
aplastante en Naciones Unidas para apoyar la Resolución 68/304
que impulsa la creación o la sanción por parte de la Asamblea Gene-
ral de las Naciones Unidas de una convención de un tratado sobre la
reestructuración de deuda soberana.
Es que hay un refrán que dice “cuando veas las barbas de tu
vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Y me parece que Argentina
es un ejemplo en el cual se vieron reflejados muchísimos países del
mundo, de África, de la propia Europa, donde hoy vemos que países
como España, países como Inglaterra, países como Italia, están con
un nivel de endeudamiento superior a su Producto Bruto Interno.
Vemos también un gran paro fundamentalmente en los sectores
juveniles. El otro día cuando mantuve el almuerzo con Su Santidad
el Papa Francisco, él me explicaba su inmensa preocupación y dolor
por la juventud, con el promedio del 40 por ciento desocupada en
Europa, el 50 en España me hablaba y todo lo que esto acarrea.

Ánimo depredatorio
Entonces, como vemos, lo que está pasando en la Argentina, es el
espejo de lo que significa la distorsión del sistema económico mun-
dial a partir, de no ya lo financiero, sino lo netamente especulativo.
Sabemos que hay finanzas, sabemos que tienen que haber bancos,
sabemos que tiene que haber rentabilidades porque el crédito tam-
bién es un instrumento importante, pero acá estamos ante un modelo
absolutamente depredador y por eso es un modelo buitre. Y por eso

380
creo que ni siquiera le conviene a los otros fondos de inversión que
por allí van a generar con esto una reacción porque a muchísimos
fondos de inversión invierten en empresas, en fondos de jubilados,
etcétera, pero no con este ánimo, como yo digo, depredatorio. ¿Y
por qué depredatorio? Porque yo creo que en realidad, como me lo
dijo un importante presidente de una de las potencias del mundo
que visitó hace poco mi país, me dijo “pero, Presidenta, ¿usted real-
mente cree que este problema es por 1.600 millones de dólares que
es lo que se está demandando acá en el juzgado del doctor Griesa?”.
Me dijo “no, son dos cosas: una, escarmentar a la Argentina que
tuvo un modelo de desarrollo que no se basó precisamente en las
indicaciones del Consenso de Washington, al contrario, del modelo
neoliberal, pero fundamentalmente porque ustedes son la segunda
reserva de gas shale del mundo y la cuarta de petróleo shale del
mundo”.
Además, un exfuncionario de este país, que se entrevistó con
un funcionario del mío, dice que se habla ya de Argentina en algu-
nos lugares de la administración de aquí, como una nueva Arabia
Saudita, con una diferencia, no estamos en medio de ejércitos ni de
guerras ni en lugares de difícil acceso, no hay enfrentamientos reli-
giosos, somos un país y una región afortunadamente donde no hay
diferencias étnicas, donde no hay diferencias religiosas, donde las
diferencias son políticas y se dirimen a través de las urnas democrá-
ticamente y, además, donde hemos tenido conflictos regionales, que
los hemos tenido entre países hermanos, fuimos nosotros a través
de instrumentos como, por ejemplo, la UNASUR, donde pusimos
resolución pacífica a esos conflictos sin la necesidad de que intervi-
nieran ninguno de los organismos multilaterales formales existen-
tes en el mundo.
Entonces, yo creo que lo que está pasando, por ejemplo, hoy leía
un comentario de Financial Times, nadie puede pensar que el Finan-
cial Times sea un diario pro argentino, pero el Financial Times se
puso a investigar cuáles eran los antecedentes jurídicos, de hecho
el common law que tiene Estados Unidos, dada la jurisprudencia
que había tomado la Corte de Apelaciones acá del distrito de Nueva
York para rechazar la presentación del Citibank, que realmente
sabe que tiene la obligación de pagar porque se le deposita el dinero

381
para hacerlo y, bueno, nos enteramos el antecedente que se tomó
para rechazar la cuestión de competencia de jurisdicción, es un caso
que es ante una organización no gubernamental que defiende o que
representa el interés de la gente que no quiere que se engorde en un
restaurante.
Este es el antecedente que la Corte del distrito tomó como ante-
cedente en lo que todo el mundo, no nosotros, denomina el juicio
del siglo. Esto habla, por sobre todas las cosas, de la poca seriedad
a los que se la pasan reclamando seriedad, de la poca juricidad y de
la poca institucionalidad a los que se la pasan declamando y recla-
mando y demandando juricidad y respeto a las instituciones. Por eso
Argentina depositó lo que debía en el vencimiento anterior y va a
volver a depositar para el vencimiento de este 30 de septiembre que
son 187 millones de dólares porque hemos pagado. Y hoy resulta
que tenemos 539 millones de dólares aquí en otro lugar de Nueva
York o en un banco de Nueva York que no están ni embargados ni
han sido transferidos a quienes son sus tenedores porque nosotros
desde el momento en que pagamos, nos desprendemos del dinero
que pasa a ser exactamente propiedad de los tenedores de bonos, no
se les distribuye a los tenedores, tampoco se ejecuta la sentencia de
Griesa.

La sentencia de Griesa
La sentencia de Griesa decía que por cada dólar que se le pagara
un tenedor de bonos, había que pagarle también a cada uno de los
buitres. Tampoco el juez cumple su propia sentencia. Entonces,
estamos en dónde, en el limbo jurídico, estamos ante una senten-
cia de carácter incumplible. Cuando alguien dicta una sentencia de
carácter incumplible, no es casualidad, no es porque no sabe de dere-
cho. Yo no voy a cometer diferencias porque el doctor Griesa es un
juez municipal o no conoce el derecho o es un señor mayor que se
equivoca en hacer las cosas así. No, las cosas tienen una orientación,
una dirección y un fin: tirar abajo la reestructuración exitosa de la
Argentina del 92,4 por ciento de la deuda. ¿Por qué? Porque conse-
guimos una quita importante, quita que tenía sí un fuerte sentido de
la lógica, ética y también capitalista.
Porque en definitiva, quién depositaba dólares en nuestro país,
que pagaba una tasa del 19, 14 o 15 por ciento anual, en un mundo

382
donde la tasa anual en dólares era del 2 por ciento, el 1 y medio, sabía
necesariamente que debía asumir el riesgo. El riesgo de la ganancia
rápida, el riesgo de la ganancia usuraria, también el riesgo de que
alguien no te pague porque no te puede pagar. Tenés que asumir
entonces una parte de la responsabilidad. Y quien también tendría
que haber asumido una parte de la responsabilidad en ese default
del 2001, era el Fondo Monetario Internacional. ¿Por qué? Porque
durante toda la década de los 90 mostró a la Argentina como el
alumno predilecto y que las políticas que se aplicaban en la República
Argentina, eran precisamente las políticas que debían aplicarse. Si
el maestro ha dicho que era el niño más aplicado, tenía 10 y resulta
que cuando fueron al cuaderno del niño el niño se copiaba, no había
hecho las cuentas o no tenía hecho los deberes, bueno, por lo menos
debía haberle puesto un 5 y el otro 5 hacerse cargo el Fondo Mone-
tario Internacional. Nada de eso pasó, todo fue a la cuenta de la
Argentina. ¿Y qué hizo el gobierno de Néstor Kirchner, que no se
había endeudado, que no había tomado un solo peso porque él venía
de una provincia además administrada donde la dejó con 600 millo-
nes de dólares que habíamos cobrado de regalías, la única provincia
de las 10 provincias productoras de petróleo que hizo esa política de
ahorrar para poder desarrollarse? Y nos hicimos cargo de la deuda
y nos arremangamos y nos pusimos a reestructurar esa deuda y no
le echamos la culpa a nadie.
Y bueno, esta es la historia de la Argentina, pero puede ser la
historia de cualquier otro país, es la historia, inclusive yo lo decía el
otro día cuando me tocó hablar en un acto en la Casa de Gobierno.
Yo era legisladora cuando la Argentina defaulteó su deuda, era sena-
dora de la Nación, fue de madrugada, parece casi el título de una
novela, en una parte de la Asamblea Legislativa que resultó electo
como presidente porque fue una semana en que hubo 5 presidentes
en la República Argentina producto de la crisis, el cuarto, decretó el
default y el Congreso aplaudió ese default.
El otro día sancionamos una ley que exactamente el reverso, la
cara contraria de la moneda. Si aquel Congreso dijo que no le iba
a pagar a nadie, que la deuda no se podía pagar, este Congreso el
otro día sancionó una ley que dice que le quiere pagar al 100 por
ciento de los acreedores, que depositó el dinero en tiempo y forma,

383
que lo volverá a hacer en cada uno de los vencimientos con recursos
propios y que está a disposición de cada uno de los acreedores ese
dinero.

El extraño caso de la Argentina


Todos los países del mundo está viendo como renuevan la deuda
y hacen la bicicleta financiera para poder ver cómo afrontan nuevos
vencimientos y la deuda se va agrandando cada vez más, los tra-
bajadores ven cada vez más achicada sus fuentes de trabajo, ven
reducidos sus salarios, es más hay ofrecimientos? El otro día leía
que una compañía aérea, creo que era American Airlines, los tra-
bajadores estaban ofreciendo, corríjanme si no es así en muchos
casos, ofreciendo reducir los salarios a cambio de que no hubiera
despidos en las compañías. Esto está pasando acá en muchos casos
y está pasando también en muchos casos en Europa. Entonces, digo,
que de esto que está pasando, ¿qué pasa en la Argentina? Pero está
pasando también en otros lados, lo que pasa es que todavía no se
produjo la implosión que se produjo en la República Argentina.
Pero ningún país va a poder pagar el 160 por ciento de su PBI y
va a seguir siendo una permanente bicicleta hasta que, finalmente,
bueno, como pasó en la crisis del 30, como nos pasó en la crisis del
2008, pueden volver a pasar nuevas crisis recurrentes.
Por eso lo de la Argentina y la necesidad de este leading case
de un tratado, precisamente, que regule la reestructuración de la
deuda que dicen “no, no es necesario porque ahora todos los países,
tomando el caso de la Argentina, introducen la famosas cláusulas
donde se establece que si el 66 por ciento del 75 por ciento acepta
esa forma de pago, el otro 25 por ciento o el resto de los acreedores
tiene la obligación de aceptarlo.
Mentiras, si no hay un tratado internacional que respalde esto,
puede haber cualquier otro juez Griesa, aquí o en cualquier otra
parte del mundo que diga “no, esto no es oponible porque esto lo
decidió para el país en un grupo de acreedores y yo tengo bonos y
en este juzgado digo que no, que no es así”.
Por eso es necesario, por eso nosotros pudimos recuperar la Fra-
gata Libertad, que también nos fue embargada por los fondos bui-
tres, la nave insignia. Imagínense ustedes que alguien le embargara
a Estados Unidos alguna nave insignia y no digo…pero supónganse

384
en un juicio por violación a los derechos humanos o a cualquier otra
cosa. Imagínense lo que sería. Bueno, a nosotros nos embargaron la
nave insignia y como había una convención internacional de trata-
dos de derechos del mar, pudimos aplicarle el derecho internacional
vigente, recuperar nuevamente nuestra Fragata por la cual algunos
querían pagar hasta 50 millones de dólares para que nos la devol-
vieran. ¡Dios mío! Recuperar la fragata insignia sin ningún tipo de
honor y además pagando 50 millones de dólares que muchos ofre-
cieron pero que nadie sacó un dólar de su bolsillo para pagarlo.
Por eso digo que es mentira los que dicen que hoy las naciones
que están estructurando su deuda soberana, están a salvo porque
están introduciendo estas cláusulas. Basta que algún juez en alguna
jurisdicción diga que esto no es aplicable, para que esto tenga plena
aplicación y le sea aplicada esa sentencia. Por eso, es necesaria esta
regulación de carácter internacional. Y yo quiero agradecer la soli-
daridad de los trabajadores que además, creo sinceramente que es en
defensa propia. Porque, yo agradezco profundamente este apoyo, lo
que planteaba Katy, pero creo que de seguir produciéndose hechos,
fenómenos, como ustedes quieran llamarlos, de esta naturaleza,
los que van a terminar pagando como de hecho están pagando la
crisis del 2008 todavía irresuelta, son los trabajadores. Uno lo puede
ver aquí en Estados Unidos, lo puede ver en todas partes como ha
aumentado la pobreza, el desempleo, la precarización laboral. Cómo
comienzan a surgir también en cada país los intentos de autonomi-
zación de regiones, porque creen que una región vive a costa de la
otra. O sea, esto atenta también a la unidad y a la integridad terri-
torial de las naciones.
Vimos en Inglaterra una consulta popular para escindirse, yo
no sé qué festejaban los que sacaron el 55 por ciento, porque si yo
viviera en la República Argentina y una parte del país, el 45 por
ciento se quiere ir de la República Argentina, estaría muy preocu-
pada. Y estas cosas, como las que están pasando en España, como la
que pasa en el norte de Italia con los Lombardía, cuando dicen que
los del sur son haraganes y que viven a costa de ellos, que es lo que
sostenían los escoceses, que es lo que sostienen en Cataluña o los
Países Vascos, comienzan la desintegración de los países. Y yo creo
que no es dramatizar, es simplemente tener una mirada estratégica

385
que va un poco más allá del hoy y del mañana inmediato para ver lo
que puede pasar cuando vienen épocas de crisis. Por eso, creo que
es muy importante y por eso creo que tuvimos el apoyo de tantos
países. Y lo que sí espero es que además de todas las cosas y de la
solidaridad de las cartas para enviar a los fondos de inversión, tam-
bién hagamos muchas cosas en cada uno de nuestros países para que
durante el curso de este año y del que viene, antes de que se celebre
una nueva reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas,
en el año 2015, tengamos listo y sancionado el Marco Regulato-
rio Multilateral para la Reestructuración de Deudas Soberanas. Y
va, no solamente la vida en ellos, sino la subsistencia de un mundo
más digno para los trabajadores, también para los empresarios que
tienen que tener empresas sustentables, y para los jóvenes que han
perdido las utopías. Por eso, quiero agradecerles profundamente la
presencia de todos ustedes aquí y decirles que esto no es “no llores
por mí, Argentina”, es “no llores por mí, mundo”.

24 de Septiembre. Consejo de seguridad de Naciones


Unidas, Nueva York, EE UU

NO SEGUIR ALIMENTANDO AL MONSTRUO

Mi país, la República Argentina, junto a los Estados Unidos de Nor-


teamérica, fueron los países del continente americano, que fueron
objetos de salvajes atentados terroristas: en 1992, se voló la Emba-
jada de Israel, en Buenos Aires; en 1994, la sede de la AMIA. A
partir de allí, también, tengo muchos interrogantes porque con
todo esto que está sucediendo, este fenómeno que apareció ahora, el
ISIS, algo desconocido el año pasado, es como que desde 1994, que
sucedió esto en la Argentina, en aquel momento en mi país y en el
mundo se decía que Hezbollah había sido responsable de la voladura
de la AMIA; hoy Hezbollah es un partido en el país del Líbano;
luego, en el año 2006, la Justicia de mi país, a raíz de la creación de
una Unidad Fiscal Especial, impulsada por el Presidente Kirchner

386
para investigar a fondo el atentado que se había producido –rei-
tero– en 1994. Hace 20 años, este año, que se produjo el atentado,
sin que todavía se hayan podido juzgar a los culpables y a partir de
esta investigación, que realizó este fiscal, decidió, el juez de la causa,
imputar a ciudadanos iraníes: 8 ciudadanos que viven en Teherán.
A partir de allí, el Presidente Kirchner, primero, y quien les habla,
después, desde el año 2007 hasta el año 2012, pedimos en cada una
de las Asambleas que se celebraban, aquí, en Naciones Unidas, la
cooperación de la República Islámica de Irán para poder interrogar
a estos acusados. Es más, ofrecimos alternativas –como el caso Locker-
bie– ofrecimos alternativas de un tercer país, donde ser juzgados.
Finalmente, en el año 2012, el canciller iraní nos propone una
reunión bilateral, y a partir de allí se formula –en el año 2013–
un Memorándum de Entendimiento para la Cooperación Judicial
entre ambos países, con el único objeto de que los ciudadanos ira-
níes pudieran prestar declaración ante el juez, porque en mi país no
existe en el sistema judicial argentino la condena en ausencia, deben
ser interrogados, deben ser juzgados y esto hace a la vigencia de la
Constitución y de los derechos fundamentales. A partir de la firma
de ese convenio, tanto dentro de mi país organizaciones de la comu-
nidad, que siempre nos habían acompañado en el reclamo de coo-
peración contra la República Islámica de Irán, nos acusaron de que
estábamos acordando con los iraníes y realmente nos surgió una
duda de que si cuando se nos reclamaba que reclamáramos coopera-
ción al Estado de Irán se hacía con la intención realmente de lograr
esa cooperación o de crear un casus belli. Y también en este país,
fundamentalmente, los denominados fondos buitres hicieron un for-
midables lobby ante el Congreso americano, esto puede registrarse
en los sitios web de los fondos buitres, de la Task Force, en donde
ponían fotos mías con Ahmadineyad, donde parecía ser y si así se lo
denominaba al Estado Terrorista Islámico hasta el año pasado, era
condenable hace un memorándum de entendimiento de cooperación
judicial.
Con sorpresa realmente, pero no con disgusto, porque nada que
sea diálogo puede ser malo, nos enteramos que durante el fin de
semana el jefe del Departamento de Estado de este país se entre-
vistó con su par iraní, en un conocido hotel de esta ciudad, a fin de
abordar el problema de ISIS.

387
Ustedes saben que son sunitas y quienes gobiernan Irán son chi-
itas para ver qué grado de cooperación o de avances en el programa
nuclear se podía hacer y, entonces, observo como un discurso mucho
más amigable y amistoso hasta de quienes, el año pasado, se nos acu-
saba junto a nosotros o de haber hablado con ellos de ser terroristas.
No me parece mal el diálogo y bienvenido sea; creo que el diálogo
siempre es bueno entre las naciones.
Pero las preguntas que me hago, es que desde aquel atentado, de
1994; pasando por el atentado de Al Qaeda, a las Torres Gemelas,
ideado y plasmado por Osama bin Laden, que tampoco surgió como
un hongo después de la lluvia. Osama bin Laden fue entrenado, junto
a los talibanes, para enfrentar a Rusia, durante la Guerra Fría, a
Afganistán, ese extraño país, del que solamente salió vivo Alejandro
Magno, como digo yo. Pero realmente la pregunta es ahora también
surgió la famosa Primavera Árabe, en la cual todos eran aparente-
mente luchadores de la libertad, Freedom Fighters y donde a partir
de la Primavera Árabe iban a surgir nuevas democracias y resulta
a ser que muchos de los Freedom Fighters de la Primavera Árabe
resultaron ser muchos fundamentalistas, que hoy, recibieron entre-
namiento militar en esos momentos y hoy están combatiendo en el
ISIS y reclutando jóvenes. Les aclaro, como nota de color, que tam-
bién he sido amenazada por el ISIS, en mi país se está investigando
en la Justicia una amenaza que sobre mi persona ha hecho el ISIS.
Yo realmente no creo mucho que el ISIS se ocupe de la Presidenta
de la República Argentina, sinceramente lo creo así. Y los motivos
por los cuales han dicho que me han amenazado y que van a atentar
contra mi vida es mi amistad con el Papa Francisco y el hecho de
que reconozco y propugno la existencia de dos Estados: el Estado
de Palestina y el Estado de Israel para que puedan convivir pacífi-
camente.
He anotado algunas preguntas que me surgen, porque también
en el interregno de todo esto había aparecido Sadam Hussein con
armas químicas en Irak, con el cual se libró una batalla, finalmente
se terminó con Sadam Hussein y luego Irak se fue complicando cada
vez más, y es como que el mundo se va complicando cada vez más y
que el escenario, que teníamos el año pasado, donde parece ser que lo
más importante era Irán y su amenaza nuclear, ahora, ya ha dejado

388
de ser esto y ha pasado a ser el ISIS, unos nuevos terroristas, que
no sabemos quién les compra el petróleo, no sabemos quién le vende
las armas, no sabemos quién los ha entrenado, porque obviamente
manejan recursos económicos, manejan recursos armamentísticos,
manejan recursos de difusión francamente cinematográficos, lo
cual me lleva a plantear interrogantes acerca de qué es lo que está
pasando y fundamentalmente de cómo hacemos para combatir efi-
cazmente el terrorismo porque evidentemente la respuesta militar,
que obviamente hay que defenderse frente la agresión, sin lugar a
dudas, nadie lo pone en cuestión, está claro que la forma en que se
ha venido combatiendo al terrorismo no es la adecuada porque cada
vez se complica más, cada vez son más grupos, cada vez son más
violentos, cada vez cuentan con más poder.
La lógica indica que si yo estuve observando una determinada
metodología para combatir un problema y ese problema, en lugar de
desaparecer o disminuir, aumenta y se agrava, al menos, tengo que
revisar la metodología y los métodos que estoy llevando adelante
porque algo no está andando bien. No digo que tenga la verdad
revelada acerca de lo que hay que hacer, no digo que tenga la certeza
absoluta de cómo hay que hacerlo, lo que sí sé es que hay un viejo
dicho en mi país que dice que lo único que no se puede hacer con los
caníbales es comérselos. Y me parece que lo más importante es que
entendamos que la lógica del terrorismo es la de lograr una reac-
ción exactamente simétrica en violencia y en ataque para justificar
en crédito de sangre permanente, porque por cada uno, van dos, y si
le mataron dos, son tres, y si le mataron tres son cuatro, es el crédito
de sangre permanente.
En un marco, el de Medio Oriente, donde se sigue sin reconocer
al Estado de Palestina, hemos visto el uso desproporcionado de la
fuerza contra población civil en Palestina y no hemos visto caer
a ninguno de los líderes que tiraban cohetes para el otro lado. Al
contrario, hemos visto morir niños, mujeres y ancianos inocentes.
Esto sigue alimentando cada vez más a estos grupos. Más allá de
esta Resolución, que compartimos, de ayudar y acompañar, sincera-
mente, sería muy cínica si viniera a decirles acá que estamos acer-
tando en el método. Me parece que la situación en Medio Oriente
tiende a complicarse. Como miembro de G-20, el año pasado, en San

389
Petersburgo, se consideraba la posibilidad de que el gran enemigo
era el gobierno de Siria y que los que lo combatían eran los Free-
dom Fighters. Bueno, se ha descubierto que muchos de los Fr