Está en la página 1de 9

Gordon Conwell Theological Seminary

Programa de Ministerios Hispanos

Resumen: “Fundamentos De La Narración Del Antiguo Testamento Y Su

Interpretación”

Por

Percy Calixto Machuca

Numero de ID: 207359

En parcial cumplimiento de los requerimientos requeridos

OT/NT 517 – INTERPRETACIÓN BÍBLICA

Instructor: Gustavo M. Karakey

06 de Noviembre del 2019, Buenos Aires – Argentina


Introducción

El presente resumen, nos va permitir notar o distinguir las características

narrativas, principios y las precauciones que debemos tener presente para una

interpretación bíblica adecuada del Antiguo Testamento.

Lo cual es fundamental para una lectura adecuada del antiguo testamento, ya que

se han visto en innumerables casos, una mala lectura y por lo tanto una mala

interpretación bíblica. El presente resumen nos dará las herramientas adecuadas y los

diferentes puntos de vista a tomar en cuenta a la hora de hacer una lectura narrativa, lo

cual es la columna vertebral del texto bíblico, no solo en el Antiguo Testamento sino

también en el Nuevo Testamento.

1
Los relatos del Antiguo Testamento
(Su uso apropiado)

Teniendo en cuenta que el 40% del antiguo testamento es narrativo, y que las ¾

partes de la biblia es narración, podemos darnos cuenta de lo significativo y la importancia

que debemos tener y al momento de estudiar las sagradas escrituras, reconociendo que

fue inspirado por nuestro Señor dentro de su voluntad, por medio de la biblia hebrea como

lo denomina el presente autor, así como también Samuel Pagan 1 entre otros.

El presente material, nos brindara por medio de diversas herramientas, tener una

adecuada comprensión del texto bíblico. Ya que se ha visto en innumerables ocasiones la

mala interpretación bíblica, donde no se extrae del texto los acontecimientos suscitados,

para darnos a conocer nuestra historia de fe, sino que se introduce (Εισεγεσις), cayendo

en muchos casos en alegorismos, lo cual nos aleja de la verdad revelada por Dios.

En términos prácticos el relato es un acontecimiento del pasado. Todos los relatos

tienen tres partes básicas: personajes, trama y solución de la trama, términos literarios y

bíblicos tendríamos a Dios como protagonista, Satanás como antagonista y el pueblo de

Dios los agonistas. La trama gira donde está el protagonista (Dios) quien brinda a su

creación (el ser humano) el dominio de la tierra, además esta creado a su imagen y

semejanza, ahí es donde entra a tallar el enemigo, engañando al hombre y convirtiéndolo

en enemigo de Dios. La trama gira alrededor de Dios rescatando a su pueblo y

redimiéndolo.

El la narrativa tenemos tres niveles. El nivel superior. Es decir el tercero, es

básicamente la historia de la redención, en el segundo nivel encontramos la historia del

primer pacto, donde el pueblo de Dios paso desde la esclavitud en Egipto hasta el

1
Samuel Pagan, Introducción a la biblia hebrea, Editorial Clie, 2012

2
cautiverio en babilonia. Y por último tenemos el primer nivel donde se encontrarían los

“micro relatos”, a su vez estos se aniden con el segundo y tercer nivel.

En el presente apartado veremos lo que no son relatos. En primer lugar no son

alegorías, ni historias llenas de significados ocultos; Cada relato tenia significado para

sus oyentes de su tiempo. En segundo lugar no tienen el propósito de dar lecciones

morales, el propósito es decir lo que Dios hizo en el pueblo de Israel y no ofrecer ejemplos

de cómo vivir.

“Por ejemplo, en el relato del adulterio de David con Betsabé (2 S 11), usted no

encontrará ninguna afirmación como esta: «Al cometer adulterio David hizo mal». Se

espera que usted sepa que el adulterio es malo porque ya se enseñó bien claro en la Biblia

(Éx 20:14).”2

Dentro de las características de la narrativa hebrea veremos claramente de cómo

se teje este tipo de género literario para su mejor comprensión a la hora de leer el texto

bíblico, en este caso un relato.

En primer lugar veremos al narrador. A un participante que no se menciona

directamente en el texto, pero que está relatando los diferentes acontecimientos,

tendremos que tener en cuenta dos aspectos.

a) Es alguien quien decide que poner en la historia, sabe lo que pasara en el futuro,

no explica, no comenta, no evalúa ni tampoco dice lo que sabe, su intención es

que los lectores vean la historia por sí mismo.

b) También podemos apreciar que el narrador es responsable del punto de vista de la

historia, por supuesto sin dejar de lado, todo el texto el cual es inspiración divina.

2
Gordon Fee y Douglas Stuart, La lectura eficaz de la Biblia, Miami: Editorial Vida, 2007. Pag71

3
En segundo lugar vemos la escena, el modo por la cual narra la literatura hebrea dentro

del relato, es por medio de las escenas o también llamado micro relatos y que la suma de

ella, nos muestra la historia de un todo.

En tercer lugar, los personajes. Con respecto a los personajes, lo que predomina son

las caracterización y también tiene lugar en las palabras y acciones del mismo, no en las

descripciones del narrador

En cuarto lugar tenemos el dialogo. Dentro del dialogo vemos algunos aspectos del

carácter del que habla también de los diálogos paralelos y por último, el narrador da el

énfasis en los puntos cruciales dando como una especie de resumen del personaje y de

sus consideraciones.

Un relato no puede funcionar sin una trama, donde hay un principio, una parte central

y un final, otros autores, van a decir que en una trama existe: “una situación inicial, el

nudo o motivación, la acción transformadora, el desenlace y por último la situación final”3

Los rasgos de la estructura han sido pensados en el escucha, más que en el lector.

Dentro de los cuales tenemos la repetición de palabras claves, cuya función es

fundamental en la narrativa hebrea, por otro lado también tenemos la inclusión. Es un

tecnicismo que nos da a conocer cuando inicia y termina la trama dándonos a conocer la

misma nota al inicio y final.

El autor concluye dándonos a conocer o resaltando por medio del ejemplo del

relato de la vida de José de como Dios (Personaje principal) ocupa un lugar preponderante

durante toda la narrativa.

3
P. Narivaille, el esquema quinario. Profesor, Walter Merino

4
Por otro lado veremos la lectura entre líneas, el autor del presente, nos da como

ejemplo la historia de Ruth, donde sabemos que no se nombra la palabra Dios, pero que

mirando entre líneas o de una manera implícita lo podemos ver durante toda la trama, por

ejemplo “El relato nos dice que Rut se convirtió a la fe en el Señor, el Dios de Israel.

Hace esto al informarnos de las palabras de Rut a Noemí: «Tu pueblo será mi pueblo, y

tu Dios será mi Dios» (1:16), en lugar de decirnos que «Rut se convirtió». Se espera que

seamos capaces de reconocerlo por el contenido de esta primera pieza de diálogo

pronunciada por Rut (el versículo 10 lo pronuncian las dos nueras)”.

Y por último nos da a conocer que el hecho que este implícito, no quiere decir que

sea un secreto o algún enigma que tengamos que descubrir, lo implícito es que el narrador

para su época y contexto está hablando a personas que perfectamente le están entendiendo

por formar parte de su vivencia y entorno, socio cultural.

Para finalizar el autor considera brindarnos algunos puntos, en alguno recalcar sobre

temas ya mencionados por considerar fundamentales.

Quiere enfatizar, que la narrativa hebrea fue exclusivamente para sus oyentes

iniciales, y que giro alrededor de su entorno, y que no está para mostrarnos ejemplos de

moralidad o algún valor moral, sino que fue para un determinado contexto y que para

nosotros es historia de fe, de nuestros antepasados.

Por otro lado nos brindara algunos puntos importantes del riesgo que se comete al

no leer la narrativa hebrea de una manera correcta.

Por ejemplo caer en la alegorización. Dar una reflexión propia del texto sin tomar

en cuenta las brechas que nos separan, también se incurre a sacar de contexto. Esto

implica desconocer los diferentes contestos que forman parte del texto. Así mismo

5
podemos ver que otro selectivizan. Llevar el texto a su conveniencia y en lugar de basarse

en el contexto real, luego pasare a citar las demás forma erróneas que el autor del presente

considera, cuando se hace una incorrecta interpretación bíblica, como la personalización,

donde se ve una lectura arbitraria y personal, sin tomar en cuenta el contexto, también

existe el riego de caer en una apropiación indebida. Esto es bastante similar a la

personalización, solamente ve por el lente de su necesidad o pre compresión textual más

que en el verdadero significado. Así mismo existe la apropiación falsa, también tiene que

ver con salir del contexto y ver los escritos bíblicos desde nuestro entorno. La falsa

combinación .pretende interpretar o relacionar una historia con la otra, me animaría a

decir que hasta cierto punto alegorizan porque ponen o ubican, escenarios bíblicos con

otros que no tienen nada que ver, y como penúltimo punto vemos lo que sería la

redefinición. Pretender que Dios nos esté pidiendo lo mismo que en su época lo hizo con

Salomón, Dios tiene promesas y ministerios para cada uno de nosotros en particular 1cor

12,27, no debemos caer en ciertas re definiciones, miremos el texto en su contexto. Dios

es suficiente como para bendecir en el aquí y en el ahora.

Y por último mencionare los Diez principios que el autor considera a la hora de

interpretar la biblia.

Principios para interpretar los relatos4

Concluimos esta capítula aislando diez principios que resumen cómo interpretar

los pasajes narrativos del Antiguo Testamento y que deben servir para ayudarle a

evitar ciertas trampas cuando lea:

4
Gordon Fee y Douglas Stuart, La lectura eficaz de la Biblia, Miami: Editorial Vida, 2007. 85

6
1. Por lo general un relato del Antiguo Testamento no enseña de forma directa

una doctrina.

2. Por lo general un relato del Antiguo Testamento ilustra una doctrina o doctrinas

que se proponen en otro lugar.

3. Los relatos registran lo que ocurrió, no necesariamente lo que debería haber

ocurrido. Por lo tanto, no todo relato tiene una aplicación individual identificable.

4. Lo que las personas hacen en un relato no es por necesidad un buen ejemplo para

nosotros. Con frecuencia es lo opuesto.

5. La mayoría de los personajes de los relatos del Antiguo Testamento están lejos

de ser perfectos, como también ocurre con sus acciones.

6. No se nos dice siempre al final del relato si lo que ocurrió es bueno o malo. Se

espera que seamos capaces de juzgar esto sobre la base de lo que Dios nos ha enseñado

de forma directa y categórica en otros sitios de la Biblia.

7. Todos los relatos son selectivos y están incompletos. No siempre se ofrecen

todos los detalles relevantes (cf. Juan 21:25). Lo que sí aparece en el relato es todo lo

que el autor inspirado pensó que eraimportante que supiéramos.

8. Los relatos no están escritos para responder a todas nuestras preguntas

teológicas. Tienen propósitos particulares, limitados y específicos y abordan ciertos

temas, dejando otros para abordarlos de otras maneras en otro sitio.

9. Los relatos pueden enseñar de manera explícita (al armar claramente algo) o

implícita (al implicar algo si de veras afirmarlo).

10. En última instancia, Dios es el héroe de todos los relatos bíblicos.

7
Conclusión

Concluimos en presente resumen satisfechos por hacer aprendido las diferentes

herramientas y puntos de vista a tomar en cuenta a la hora de leer la biblia principalmente

cuando se trata de un texto narrativo.

También aprendimos los diferentes procesos y peligros de hacer una mala lectura,

realmente es un valioso aporte para los cristianos, principalmente para los líderes y

pastores quienes somos responsables a la hora de enseñar las sagradas escrituras.