Está en la página 1de 2

Limpieza del cristal de cuarzo

Existen numerosos métodos de limpieza que se pueden utilizar en función del tipo
de cristal, de los medios con los que contemos y de nuestras preferencias.

Si trabajas a menudo con los cuarzos, desarrollarás una conexión y una intuición
que te permitirá saber el tipo de limpieza más adecuada para cada situación.
Llegará un momento en que podrás limpiarlos con el pensamiento y la intención.
Los cristales tienen una fuerte conexión con la naturaleza
Los cristales tienen una fuerte conexión con la naturaleza

1. Limpiar el cuarzo bajo un chorro de agua dulce

Si lo sumerges en un arroyo, una fuente o un río de aguas limpias, la limpieza será


mucho más efectiva.

Cuando no tenemos esta opción, el agua corriente del grifo nos servirá. Durante el
proceso visualiza que la negatividad de la piedra se disipa.

¡Atención! Aunque el cristal es un mineral resistente al agua, no intentes limpiar


otras piedras o minerales que son sales, como la rosa del desierto o la selenita.
Se pueden ablandar y deshacer.

2. Enterrarlo en sal marina natural o del Himalaya

De todos es conocido el uso de la sal en las limpiezas energéticas, de modo que


también constituye un limpiador de energético de primer orden para cuarzos y otras
piedras. Algunos son consideran que es el mejor sistema. Sólo tienes que enterrar
tu cuarzo en sal durante una noche.

3. Sumergir el cuarzo en agua con sal

Se trata de un método muy extendido y uno de los más extentidos. Si embargo, no


convence a todos los especialistas en gemoterapia, cristaloterapia y litoterapia.
Afirman que la sal resulta abrasiva para la piedra y para las energías que las
habitan.

Si aun así, escoges este método te explicamos cómo aplicarlo.

Tan sólo tienes que sumergir por completo la piedra de cristal en un recipiente de
vidrio con agua y una cucharada de sal marina disuelta. Se recomienda mantener las
piedras sumergidas durante 24 horas.
El agua con sal de mar limpia los cuarzos
El agua con sal de mar limpia los cuarzos

4. Bañar el cuarzo en el mar

Si vas a la playa, puedes sumergir tus minerales en una red y permitir que el
rompiente de las olas elimine la negatividad. Como explicamos anteriormente, no
todos los especialistas están de acuerdo.

¡Cuidado!

El agua con sal puede dañar ciertos cristales de cuarzo como el cuarzo citrino.
Tampoco se debe usar con la maquita, la turquesa, la esmeralda, el ópalo, la
cornalina, la calcita, la moldavita, la pirita, el lapislázuli y el hematites.

5. En agua con arroz integral


En algunas tradiciones orientales de cristaloterapia de la India y el Tíbet que
trabajan con piedras energéticas, desaconsejan el uso del agua con sal y proponen
la siguiente alternativa:

Coloca tu piedra dentro de un recipiente con agua y arroz integral durante una
noche. La negatividad saldrá de las piedras, sin eliminar la carga positiva de las
piedras.

6. Enterrar el cuarzo mineral bajo tierra

Este método es sumamente efectivo. Se trata de una limpieza muy profunda y


reparadora para el cristal. El efecto será mucho mayor si se realiza durante la
luna menguante.

Para ello, entierra la piedra o cristal en una maceta, en tu jardín o en un lugar


fácil de recordar.
Se recomienda un período mínimo de limpieza de 24 horas.

7. Pasar el cristal de cuarzo por el humo del incienso

Se trata de un método que puedes utilizar cuando no sabes si una piedra, mineral o
cristal se puede limpiar con agua o agua con sal.

Tan sólo tendrás que encender el incienso y pasar el cristal por su humo. Si
visualizas cómo el humo elimina la negatividad, reforzarás la limpieza.

Utiliza un incienso de calidad. Recuerda que cada pueblo y cultura tiene su propio
incienso para limpiar. Son muy efectivos los inciensos puros de resinas, como el
olíbano, el copal y el benjuí. Aunque también se pueden usar plantas de la zona:
enebro, salvia, jara, ruda.

8. Mediante una drusa o geoda

Las drusas y geodas, especialmente las de amatista y las de cuarzo blanco o hialino
tienen la virtud de ser buenos limpiadores y cargadores de energía.

Podrás recargar o limpiar un cuarzo mediante el simple contacto con su superficie.


No olvides limpiar de vez en cuando la drusa o la geoda.

9. Limpia con hierbas

Además de utilizar hierbas como ruda, menta, ortiga y otras hierbas aromáticas
para eliminar las energías de las personas, algunas tradiciones aconsejan este
sistema para los cuarzos.

Realiza un barrido con un ramillete de hierbas de tu elección por toda la


superficie del cuarzo y a su alrededor. Se reforzará la intención si recitas un
mantra o una oración.

10. Con la visualización con el cristal

Habrás visto que en algunos métodos indicados arriba (humo, corriente de agua) la
visualización ayuda a la limpieza. Conforme adquieras experiencia y seguridad,
aumentará tu conexión con el cristal. Sabrás cuándo es necesario limpiarlo y podrás
hacerlo mediante tu intención.

Para ello, colócalo en tus manos y visualiza cómo desaparecen las energías
negativas. Algunos visualizan una luz purificadora de un determinado color que baña
el cristal. Eres tú quien debe de sentir con qué imágenes se limpia tu cuarzo.

También podría gustarte