Está en la página 1de 69

.

MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS


M.Sc. Amador Valverde Cadillo
I. FASES DE PROTECCIÓN DE LOS CULTIVOS EN EL PERÚ
A través de la historia, el desarrollo y modernización de la
agricultura han determinado que los métodos de protección de los
cultivos también cambien hasta la implementación del Manejo
Integrado de Plagas. En los ecosistemas agrícolas del Perú, la
protección de los cultivos se han dado 5 fases:
1. Fase de subsistencia. El cultivo corresponde a una agricultura
de subsistencia, caracterizada por:
(a) Minifundios o pequeños agricultores en costa, sierra y selva.
(b) Generalmente el no uso de insumos modernos como:
fertilizantes (uso de M.O. cuando hay disponibilidad), pesticidas
sintéticos, variedades mejoradas (selección de semilla de su
propio campo) y cultivo en secano, especialmente en la sierra.
(c) Rendimientos bajos y para consumo local y no exportación.
(d) La protección de cultivos se basa en: uso de variedades
nativas, prácticas culturales tradicionales que no interfieren con el
control biológico natural, uso limitado de plaguicidas, policultivos y
pequeñas áreas de cultivos asociados o intercalados sobre todo
en el área andina y selva. En la costa las áreas son mayores.

2. Fase de explotación.
a. Introducción a gran escala nueva tecnología e insumos
modernos.
b. Los programas de protección de cultivos se desarrollan para
proteger nuevas áreas, nuevas variedades o mercados.
c. Las nuevas variedades rinden más que las nativas, pero son de
menor resistencia a plagas y enfermedades. El agricultor invierte
en fertilizantes y plaguicidas.
d. Los pesticidas son los principales elementos de control de
plagas. Se hace aplicaciones calendarizadas preventivas, sin
importar si la plaga está presente.
e. Los rendimientos se incrementan y la cosecha es vendida en el
mercado nacional e internacional.
f. Se da énfasis a los monocultivos.

3. Fase de crisis. Después del uso masivo de plaguicidas por


varios años se presentan las siguientes situaciones:
a. Se necesita aplicaciones más frecuentes y dosis más alta para
un control efectivo.

b. La dependencia a los plaguicidas genera efectos secundarios


indeseables como:
➢ Aparición de insectos tolerantes o resistentes a los insecticidas.
➢ La destrucción de enemigos biológicos genera resurgencia de
plagas y aparición de nuevas plagas.
c. Los costos de fitoprotección suben drásticamente.
d. Se desarrollan otros problemas como degradación ambiental al
producirse daños a la flora y fauna. Aparecen plagas en lugares
no tratados, hay reducción drástica de peces y crustáceos en ríos
y lagos, envenenamiento de humanos.

4. Fase de desastre.
a. El uso de plaguicidas aumenta los costos de producción, a tal
punto que el cultivo no puede crecer ni comercializarse.
b. Las aplicaciones repetidas de pesticidas y las combinaciones,
producen cosechas inaceptables para los procesadores y el
mercado.
c. Los problemas económicos y sociales de los agricultores llegan
a ser tan severo, que hace imposible seguir produciendo con las
técnicas actuales.
5. Fase de Manejo Integrado. Los programas de control de plagas
se diseñan para aprovechar los factores ecológicos y la
compatibilidad de las medidas de control. Se tiene como
herramientas computadoras y sistemas de muestreo en campo. En el Perú,
luego de la fase de desastre se orientó al Manejo Integrado de plagas.
Manejo de Integrado de Plagas (MIP) es un sistema de protección
de cultivos orientado a mantener las plagas en niveles que no
causen daño económico mediante el uso preferencial de factores
naturales, o sus derivaciones, que resulten adversos al desarrollo
de las plagas. Entre estos factores están las variedades
resistentes, agentes de control biológico, prácticas agronómicas,
medidas físicas y mecánicas, y la utilización de estímulos que
determinan el comportamiento de los insectos tales como
repelentes y atrayentes, y otras prácticas.
Se buscan efectos duraderos en la reducción de las densidades
de las plagas. Sin embargo, cuando, por alguna razón, las plagas
escapan a la acción de los factores enunciados, y se pone en
peligro la producción, es posible recurrir al uso de plaguicidas,
como medida temporal para tratar de restituir un mejor balance
entre la plaga y los factores adversos. En estos casos, el uso de
plaguicidas debe ser selectivo; evitando las aplicaciones
generalizadas de productos de amplio espectro y prolongada
residualidad.
II. LAS FLUCTUACIONES DE LAS PLAGAS
En la naturaleza las poblaciones de insectos no mantienen una
densidad constante, con el transcurso del tiempo, presentan
fluctuaciones más o menos marcadas en que se alternan altas y
bajas densidades. Estas fluctuaciones están asociadas con las
variaciones estacionales, con la acción de los enemigos naturales
y con la relativa disponibilidad de alimentos. El estudio de las
fluctuaciones y de los mecanismos que las producen se
denomina dinámica de poblaciones.
Además de las fluctuaciones mencionadas, en los campos se
presentan variaciones poblacionales asociadas con:
▪ la discontinuidad de los cultivos, (falta periódica de alimento),y
▪ las aplicaciones de insecticidas que producen la disminución
violenta de las poblaciones de insectos.
Fluctuaciones estacionales
La mayoría de las plagas presentan fluctuaciones claramente
asociadas con las estaciones del año. A pesar que el patrón de
las fluctuaciones puede ser similar en años sucesivos, es normal
que las densidades que alcanzan las plagas presenten
variaciones entre un año y otro. Es natural que esto ocurra si se
consideran los múltiples factores que afectan las densidades de
las poblaciones. El incremento y la disminución de las densidades
asociadas con las estaciones parecen estar determinadas
principalmente por efectos de los factores físicos del ambiente y
por la fenología de las plantas, que determinan la relativa
disponibilidad de alimentos para la plaga.
Fluctuaciones estacionales
de Ceratitis en Argentina
Las variaciones de la abundancia estacional de las plagas está
asociada con las variaciones en las áreas de infestación y se
distingue 5 fases en el ciclo anual de una plaga (Figura):
1) Fase de depresión o de reserva en la que la plaga se
mantiene en las más bajas densidades y habita sólo las
localidades de reserva;
2) Fase de colonización que se caracteriza por la migración de la
plaga de las localidades de reserva hacia nuevas áreas
favorables formando colonias de multiplicación variable;
3) Fase de reproducción masal se caracteriza por un rápido
incremento de la densidad de la población en toda el área colonizada;
4) Pico de la densidad que se caracteriza por que la población
alcanza su máxima densidad correspondiendo a una reducción
en las tasas de reproducción y de sobrevivencia, y
5) Fase de declinación en la que se produce la extinción gradual
de la población hasta quedar reducida sólo a las áreas de reserva.
Las fluctuaciones y la disponibilidad de alimentos
La disponibilidad de alimentos favorece el desarrollo de altas
densidades de las plagas y, la escasez de alimento determina su
disminución y desaparición. En la práctica, este efecto no siempre
se puede independizar de los efectos estacionales sobre el
desarrollo de las plantas hospederas.
En general, hay una tendencia de ajuste entre las fases de
desarrollo (fenología) del cultivo y la dinámica de la población de
la plaga. Por ejemplo, en gorgojo de los Andes la sincronización
es indirecta. Tanto el clima como las condiciones de alimentación
determinan la ocurrencia de las migraciones de insectos. En
climas tropicales y subtropicales predomina la migración diaria.
En climas templados predomina la migración estacional como el
caso de áfidos y cigarritas. En las migraciones de langostas,
predominan factores fisiológicos y de comportamiento.
Las fluctuaciones por enemigos naturales
En condiciones físicas uniformes del medioambiente, una
población de insectos puede presentar fluctuaciones en su
densidad por causa de sus enemigos naturales. Esto se debe a
que el incremento en el número de insectos fitófagos favorece el
incremento de sus enemigos naturales, que provocan con el
tiempo la reducción del insecto fitófago(Figura).

Tiempo (generaciones)
Las fluctuaciones de las densidades y los perjuicios económico
Las decisiones de control de plagas giran alrededor de la relación
que existe entre la densidad plaga y la pérdida de rendimiento del
cultivo; entre ellas la aplicación oportuna de un insecticida o la
programación del MIP. Se necesita un punto de referencia para
determinar cuándo una población plaga causa daño económico.
• Umbral de acción (UA) (=umbral de control, umbral económico y límite
económico de infestación tolerable). Ocurre antes que se llegue al umbral
de daño económico. En la práctica, los niveles de la población
plaga que anteceden al umbral de acción vienen a ser niveles
de infestación tolerables.
• Umbral de Respuesta al Daño. Nivel de población mínimo que inicia la
reducción del rendimiento. Este valor es complejo pues no solamente
varía con la densidad y tipo de plaga sino también con la variedad y edad
de la planta.

• Nivel (o Umbral) de Daño Económico (U D E). Es la densidad


mínima de una población capaz de causar perjuicio económico.
En términos prácticos, las densidades de la plaga debajo del
umbral de daño económico no justifican medidas de control; y si
se hiciera una aplicación en estas condiciones se estaría
incurriendo en un gasto innecesario. Si la aplicación se hace
cuando la densidad plaga ha sobrepasado el U D E, se produce
una pérdida económica que es mayor que el costo de la medida de control.
ASPECTOS ECOLÓGICOS SOBRE PLAGAS Y LOS CAMPOS DE
CULTIVO
EL ECOSISTEMA NATURAL Y EL ECOSISTEMA AGRÍCOLA. Al
comparar el ecosistema natural con los campos de cultivo (=
ecosistemas agrícolas, agroecosistemas o agrobiocenosis) se
observan 2 diferencias fundamentales: (1) el ecosistema agrícola
es más simple y (2) está sometido a frecuentes perturbaciones.
Ambas como resultado de la intervención del hombre.
➢ La flora en un campo agrícola se caracteriza por la dominancia artificial de
la planta que se cultiva. Las otras especies de plantas presentes
son las malezas, que normalmente son eliminadas mediante
los deshierbos.
La reducción de la variedad de la flora trae consigo una limitación en la
composición de la fauna fitófaga, y esta merma a su vez produce una
disminución en el total de enemigos naturales. En este proceso, las
especies que se alimentan de la planta cultivada, resultan muy
favorecidas.
Características de los ecosistemas agrícolas y naturales:
A. Diversidad de especies.
➢ Los ecosistemas naturales consisten en su mayor parte de varias o
muchas especies de plantas.

➢ En el ecosistema agrícola tiende al monocultivo, el hombre planta o


cultiva normalmente una sola especie (en costa algodonero);
ocasionalmente 2 especies (en costa algodonero y maíz; en sierra
papa y habas), y en raras ocasiones más de 2 especies.
B. Continuidad (permanencia en el tiempo y espacio).
➢ El ecosistemas natural se autoperpetúa. Las vegetaciones
efímeras desérticas que son temporales, con frecuencia
presentan continuidad en el espacio.
➢ Los ecosistemas agrícolas no se autoperpetúan y son de
duración limitada. Pueden fluctuar desde plantaciones que
duran varias décadas como frutales, hasta cultivos olerícolas
que se cosechan a pocos meses de sembrado.
C. Mecanismo de selección de la vegetación.
➢ En los ecosistemas naturales, caso de áreas no perturbadas de
la selva, la vegetación es el producto de la selección natural,
de manera que las plantas son las mejores adaptadas para
soportar los diversos factores climáticos y edáficos.
➢ En los ecosistemas agrícolas, las plantas son seleccionadas
por el hombre y en sus primeras etapas crecen en un campo
limpio y a cierta distancia de modo que la competencia entre
ellos es la misma.
D. Diversidad intraespecífica (edad y variedades).
➢ En los ecosistemas naturales predomina vegetación de
diferentes edades de una misma especie.
➢ En los ecosistemas agrícolas, una variedad de planta
generalmente ha sido seleccionada de manera que existe un
rango muy limitado de genotipo y una marcada sincronización
en la ocurrencia del brotamiento de yemas y otros procesos de
manera mucho más marcadas. La siembra es uniforme, donde
la vegetación presenta casi la misma edad.
E. Suministro de nutrientes y agua.
➢ Los cultivos son fertilizados con productos sintéticos o con
materia orgánica dependiendo del tipo de suelo, del cultivo,
condiciones económicas del agricultor, etc. Ejem. Cultivos de
exportación.
La mayoría de cultivos son irrigados, por lo que los niveles de
nutrientes en el follaje y la cantidad de tejido joven en
crecimiento, generalmente es mayor que en los ecosistemas
naturales.
F. Erupciones de plagas y enfermedades.
➢ Las erupciones de plagas constituyen una característica
regular de los ecosistemas agrícolas. Los mayores problemas
de plagas se observan en los ecosistemas agrícolas de costa.

➢ En los ecosistemas naturales, las erupciones de plagas y


enfermedades se presentan ocasionalmente en forestas
tropicales secundarias, ecosistemas áridos inestables.
LAS PLAGAS Y SUS INTERACCIONES CON LOS OTROS
COMPONENTES DEL ECOSISTEMA AGRÍCOLA
A pesar de la simplificación del ecosistema agrícola, sus
componentes y las interacciones que se establecen entre ellos
son complejos. Cualquier población fitófaga, constituya plaga o
no, está influenciada por el ambiente abiótico (físico y químico) y
biológico que la rodea: el clima, el agua, el suelo, las plantas,
otras plagas, los enemigos naturales y las alteraciones que
producen las prácticas culturales, así como las aplicaciones de
pesticidas.
LAS PLAGAS Y LOS FACTORES FÍSICOS
➢ Las plagas están influenciadas por las condiciones climáticas,
con sus variaciones diarias y estacionales de temperatura,
humedad, lluvia, viento, insolación y fotoperiodismo. Muchas
plagas están adaptadas a condiciones ambientales físicas bien
definidas, en ausencia de las cuales no se presentan o son muy raras.

➢ Las condiciones climáticas determinan la distribución


geográfica de los insectos y sus posibilidades de alcanzar altas
o bajas densidades, según que las características locales sean
óptimas o marginales para su desarrollo
➢ Entre los factores físicos, destaca la temperatura y en relación
con ella están los límites de distribución para muchos insectos.
Es común asociar la distribución de plagas con la línea
ecuatorial (latitud) y altitud que actúa como un factor
modificante. Dentro del área climática favorable, la distribución
del insecto está determinada por la presencia de alimento. El
número de generaciones esta determinado por la cantidad de
calor efectivo que requiere el insecto para completar un ciclo
de desarrollo.
En el desarrollo de los insecto, existe un valor óptimo de
condiciones físicas y límites máximos y mínimos. A estos factores
se debe que el gorgojo de los Andes se presente sólo en las
alturas andinas del país y no en la costa.
Las condiciones climáticas también pueden influir sobre las
plagas en forma indirecta por su efecto sobre las plantas y otros
agentes biológicos.
LAS PLAGAS Y LOS FACTORES BIOLÓGICOS
Desde el punto de vista biológico, la 1ra. interacción de la plaga
se establece con la planta hospedera, luego con los enemigos
naturales y, en menor grado, con la presencia de otras plagas.
La planta hospedera: En 1er. lugar se tiene el grado de
susceptibilidad o resistencia (variedad) de la planta a la plaga. Si
la planta es un alimento inapropiado para el insecto éste no
puede desarrollarse, o disminuye su tasa de crecimiento larval, o
se reduce la fecundidad y longevidad de los adultos.
Además de las características varietales tiene importancia el
estado nutritivo y fisiológico de la planta, el que depende de las
condiciones del suelo, del grado de fertilización y de la
disponibilidad de agua. Por ejemplo los ataques de Bucculatrix
son más comunes en suelos arenosos y de riego difícil, y suelos
pobres en nitrógeno, que producen plantas débiles con hojas
resecas y coriáceas.

Los enemigos naturales: Las plagas son afectadas por sus


enemigos naturales: parásitos, predatores y patógenos, los que, a
su vez, están influenciadas por las condiciones climáticas y
microclimáticas del ambiente.
Tanto parásitos y predatores pueden estar afectados por sus
propios enemigos naturales (hiperparásitos y parásitos
respectivamente). El efecto de los enemigos naturales puede ser
el factor limitante del desarrollo de algunas plagas.

Otras plagas: Además de las relaciones antes mencionadas,


diversas especies de plagas pueden resultar competitivas entre
sí. Las poblaciones de la mosca de la fruta sudamericana,
Anastrepha fraterculus, por ejemplo, han sido sustancialmente
desplazadas por la mosca mediterránea Ceratitis capitata en los
valles del sur del país.
Alteraciones por prácticas culturales: La aplicación de
prácticas culturales o labores agronómicas (Control cultural)
alteran los factores antes mencionados, determinando nuevos
microclimas o nuevas condiciones biológicas.
III. ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LOS
AGROECOSISTEMAS DE LA COSTA SIERRA Y SELVA
Los agroecosistemas del Perú varían ampliamente en: diversidad,
estabilidad, en el área que ocupan, etc.
➢ Los agroecosistemas de la costa. Se caracterizan por estar
irrigados por agua de ríos que provienen de la sierra, siendo la
mayor descarga en verano; mientras que en otros meses del
año hay déficit hídrico lo que no permite el desarrollo de
muchos cultivos. Esto hace que la agricultura se desarrolle con
agua del subsuelo.
➢ Los agroecosistemas de la sierra. Se desarrollan mayormente
bajo condiciones de secano; es decir que las mayores áreas
cultivadas dependen de lluvia. En otros meses del año, las
bajas temperaturas y heladas dificultan la siembra; salvo en las
zonas más bajas e irrigadas en donde se puede tener cultivos
todo el año.
En la selva, por sus características de alta humedad y alta
temperatura, permite el desarrollo de cultivos denominados
tropicales como palma aceitera, café, cacao, papaya, etc. En
estas condiciones se puede desarrollar agroecosistemas que
pueden durar varios años.

Diversidad y estabilidad del agroecosistema


Para cualquier ecosistema, a mayor diversidad existen mayores
probabilidades de estabilidad; es decir que no ocurrirán
fluctuaciones violentas en densidad de cualquier especie. La
diversidad involucra un gran número de interrelaciones; se
distinguen 2 tipos de interrelaciones:
➢ Diversidad interespecífica (a un mismo nivel trófico). Es un
concepto directo; más especies, más diverso. Sin embargo
esto no da ninguna información acerca de las de
interrelaciones entre otras especies.
➢ Diversidad trófica. Se basa en el número de eslabones o
uniones entre los diversos eslabones tróficos.
Evolución de un agroecosistema.
Los ecosistemas agrícolas son productos evolucionarios de los
intentos del hombre de controlar la naturaleza y satisfacer sus
necesidades de alimento y otros productos.
➢ Existe una interacción continua entre las poblaciones de
plantas y animales, el agroecosistema y el ambiente no viviente
inestable. Esta interacción y aquellas entre los organismos no
vivientes, están evolucionando continuamente.
➢ Aún sin la deliberada manipulación del hombre, los
ecosistemas, siempre están en estado de evolución.
Componentes del agroecosistema.
- Especies plantas.
- El sustrato suelo y su biota
- El medio ambiente físico y químico
- La energía solar
- El hombre.
En agroecosistemas particulares o en periodos específicos, hay
otros elementos adicionales que pueden volverse críticos:
malezas, patógenos de plantas, artrópodos fitófagos.
En el manejo de plagas en un agroecosistema deben ser
tomados en cuenta:
- El número de especies plagas, la abundancia y distribución de
las especies, sus características biológicas y de
comportamiento, formas de competencia
- Los organismos que predan sobre las plagas
- El alimento principal y hospederos alternantes de las plagas
- La forma en que otros elementos del medioambiente modifican
a éstos.
La selección del Manejo de Plagas en relación con las
características del ecosistema agrícola.
✓ La potencialidad de los diferentes métodos de control depende
de 4 características del ecosistema:
- La diversidad de la vegetación dentro del ecosistema.
- La permanencia de los varios cultivos dentro del ecosistema.
- La estabilidad del clima
- El grado de aislamiento del agroecosistema respecto a la
vegetación natural.
✓ Se considera que cultivos de la misma edad y genéticamente
uniformes, presentan condiciones excepcionalmente
favorables, si éstos se sincronizan con el apropiado estado de
la plaga. La sincronización masiva de la plaga y el cultivo en un
año puede ser la causa de la erupción de la plaga.
1. La diversidad en el ecosistema agrícola.
✓ La diversidad y estabilidad completa del climax de la
vegetación, produce estabilidad a nivel del consumidor,
particularmente en climas estables y favorables. Así la
diversidad conferida a la vegetación de los bordes de las áreas
agrícolas puede favorecer más a las plagas que a sus
enemigos naturales o viceversa. El polen y néctar de estas
áreas influyen grandemente en la fecundidad de algunas
plagas y también de enemigos naturales.
✓ Ciertas prácticas culturales, como el corte regular de los bordes
y la eliminación de la flora de los bordes, parecen afectar más
a las especies predatoras o parasitoides que a fitófagos.
✓ Las malezas dentro del área cultivada compiten con las plantas
cultivadas por espacio, nutrientes y luz; por lo que es necesario
eliminarlos.
✓ Los propósitos del manejo de plagas, deben ser determinar
que elementos de la diversidad pueden ser agregados y cuales
ser eliminados para favorecer el manejo de la población plaga.
2. La permanencia de los cultivos en los ecosistemas agrícolas.
✓ En los cultivos perennes, como frutales, la mayoría de la
plagas principales tienen un tendencia limitada para la
dispersión y forman poblaciones cerradas junto con su
complejo de enemigos naturales.
- La estabilidad del hábitat de la planta lo hace posible y crea
una situación donde el control biológico puede tener un efecto
estabilizante importante sobre las plagas.
- Aún en lugares donde la dormancia es inducida por el frio
invierno (climas templados), la cercanía de los lugares
hibernantes de las plagas y sus enemigos biológicos naturales
minimizan la demora en la respuesta.
✓ En cultivos anuales, es el nivel de natalidad y no el nivel de
mortalidad, el que determina el tamaño de la población.
3. El clima en el ecosistema agrícola.
✓ Las variaciones del clima, probablemente son los factores
perturbadores más comunes en el sistema de vida de las
poblaciones. Por eso la estabilidad de las poblaciones es más
probable en climas uniformes y favorables, donde los enemigos
naturales responden a incipientes erupciones.
✓ En la costa peruana, las mayores infestaciones por plagas en
los cultivos ocurren en los meses más calurosos. Sin embargo
existen algunas especies adaptadas a meses más fríos o de
alta humedad como L. huidobrensis.
✓ En la sierra, durante el desarrollo de los cultivos se presenta
una serie de plagas. En el caso de la papa es Premnotrypes
spp., cuyas larvas dañan los tubérculos. Es altamente
perjudicial en meses donde la intensidad de la lluvia es alta;
mientras que cuando no hay lluvia y ausencia del cultivo,
permanece en las áreas agrícolas en diapausa.
✓ En la selva, las condiciones de alta temperatura y humedad
determinan que muchas plagas sean afectadas severamente
por entomopatógenos. Las queresas que atacan frutales, son
diezmados por hongos entomopatógenos, y solamente se
observa poblaciones altas de queresas en periodos donde la
lluvia está ausente.
4. El aislamiento del ecosistema agrícola.
✓ El grado de aislamiento de un cultivo puede afectar seriamente
la acción de los enemigos naturales en un programa de manejo
de plagas. Tales programas pueden tener éxito en regiones de
climas templados donde a pesar de las perturbaciones por
estación fría o seca, proporciona lugares de hibernación y/o
presencia de presas alternantes en las cercanías que permite
una rápida reinvación del cultivo por sus enemigos naturales.
✓ En la costa, se tiene ejemplos de la acción de enemigos
naturales sobre las plagas, como en algodonero, caña de azúcar y
frutales. La acción de los enemigos biológicos es complementado con
liberaciones.
Estabilidad y complejidad de un agroecosistema.
✓ Los agroecosistemas agrícolas en el Perú varían ampliamente
en estabilidad, complejidad y en el área que ocupan. Estos
factores tienen efectos importantes sobre las poblaciones
plagas y afectan la práctica de manejo integrado.
✓ El grado de estabilidad de un agroecosistema es afectado por
los tipos de cultivos, las prácticas agronómicas, cambio en los
patrones de uso de las tierras, su complejidad total y el tiempo.
Con excepción del clima, los demás elementos pueden ser
modificados por el hombre y manipulados con la finalidad de
ejercer influencia sobre las diversas prácticas de manejo del cultivo.
✓ El nivel de movimiento migratorio hacia adentro y fuera del
agroecosistema está correlacionado positivamente con el
grado de estabilidad en el sistema. Los medioambientes
agrícolas tienden a ser inestables debido a las prácticas
culturales y a la simplificación ecológica. Como resultado las
plagas agrícolas tienen un alto grado de movilidad y están
adaptadas para la colonización.
✓ Conforme la complejidad se incrementa (número y clase de
interacciones tróficas), la estabilidad del agroecosistema se
incrementara.
✓ Existe la tendencia hacia la estabilidad y complejidad en
cultivos perennes comparados con los anuales y en una
mezcla de cultivos o policultivos comparados con los
monocultivos.
✓ Hay mayor estabilidad en medioambientes físicos uniformes
(med. tropicales) comparados con aquellos que fluctúan
marcadamente con la estación; y en ecosistemas antiguos, no
disturbados comparados con agroecosistemas disturbados.
✓ Se concluye que los agroecosistemas modernos son tan
simplificados; por que se espera una sucesión continua de
erupciones de plagas.
✓ Un factor que contrarresta la inestabilidad del agroecosistema
(inducido por la simplificación) es la estabilización de los
efectos resultantes de la regularidad y uniformidad en el
manejo de las prácticas agronómicas.
PRINCIPALES FACTORES DE INTEGRACIÓN
1. LA PLANTA.
➢ El hombre con la manipulación del agroecosistema mediante
las prácticas agronómicas ( preparación de tierra, siembra de
semilla seleccionada, riegos, cultivos, uso de fertilizantes, etc.)
trata de establecer una población de plantas de un cultivo
como dominantes ecológicos del agroecosistema.
- Estas plantas tienden a ser de una base genética uniforme
(una sola variedad), edad uniforme y espaciamiento uniforme.
- Las características ecológicas y fisiológicas de estas plantas
determinan en gran parte su situación ante las plagas.
➢ No se puede integrar métodos de control sin conocer
cabalmente las características de las plantas y los efectos que
el medio ambiente y las prácticas culturales tienen sobre su
fisiología y fenología, lo cual está asociado con las plagas.
➢ El cultivo de plantas con cierto grado de tolerancia a las plagas
es un excelente inicio para cualquier programa de manejo de
plagas.
La planta y el clima.
Las plantas, sobre todo los cultivos anuales, responden al clima
en relación a su ciclo de desarrollo, germinación, crecimiento
vegetativo, floración y fructificación. La sincronización de este
ciclo con la de las plagas es critica. Esta interrelación puede
servir de base para reducir o evitar la incidencia de las plagas en
ciertos cultivos.
La fertilización de los cultivos y su influencia sobre las plagas.
➢ Los nutrientes del suelo afectan el desarrollo de las plantas así
como su fisiología y constitución química; los que pueden influir
en el desarrollo y reproducción de las plagas. En laboratorio y
campo se ha demostrado una correlación positiva entre el
contenido de nitrógeno en las hojas y el número de ácaros.
➢ Todo los elementos de la fertilización deben usarse con
precaución y en forma balanceada, previo análisis del suelo.
Aplicaciones de nitrógeno mayor que lo requerido por las
plantas, dará como resultado un mayor crecimiento vegetativo
que es atractivo para algunas plagas insectiles.
➢ Además de los fertilizantes sintéticos, en algunas áreas se usa
materia orgánica, muchas veces sin descomponer lo cual
facilita la presencia de algunas plagas.
Las plantas y el agua.
➢ Un adecuado suministro de agua es esencial para un buen
balance entre el crecimiento vegetativo y fructificación de las
plantas.
➢ Con exceso de agua, las plantas tienden al crecimiento
vegetativo y resultan más atractivas para algunos insectos
como larvas de lepidópteros. El exceso de humedad puede
destruir semillas o plantitas recién emergidas o la infección por
patógenos del suelo.
➢ Existen estados de desarrollo de algunas plantas que requieren
altos volúmenes de agua. Ejemplo: espárrago, en la etapa
inicial de desarrollo; maíz, en el llenado de granos.
Resistencia de las plantas.
➢ La resistencia de plantas a los insectos es uno de los medios
más económicos para reducir el daño de las plagas.
➢ La resistencia de las plantas a los insectos se define como la
cantidad relativa de cualidades heredables que posee una
planta y que influye sobre la intensidad del daño que pueden
causar un insecto o la habilidad de una variedad para producir
una mayor cosecha de buena calidad que las variedades
comunes bajo el mismo nivel de población de insectos.
Las plantas y el suelo.
➢ Es necesario conocer el tipo de suelo sobre la cual se
desarrollan las plantas. Suelos extremadamente pobres, muy
salinos, excesivamente arenosos, no facilitan el desarrollo de
programas de manejo integrados, si es que previamente no se
han efectuado las correcciones.
➢ También es necesario conocer la pendiente del suelo que
incidirá en el surcado y el manejo adecuado de riego.
2. LAS PLAGAS
Efecto de las plagas sobre la producción agrícola
➢ El concepto de plaga agrícola implica la reducción en el valor o
en el beneficio económico que se obtiene de la cosecha.
Puede tratarse de reducciones en cantidad o calidad del
producto, o en el incremento de los costos de producción.
➢ Se entiende por pérdida de calidad al deterioro en la
presentación o aspecto del producto cosechado, o a la
disminución de su valor nutritivo u otra cualidad que influya en
el uso del producto.
➢ Cuando la reducción de la cosecha se produce en grandes
extensiones, la escasez del producto trae consigo el
incremento de su precio en el mercado. En estas condiciones
puede darse el caso que la disminución de la cosecha no
necesariamente llegue a representar una pérdida económica
para los productores que obtienen mejores precios. Sin
embargo, se trata de una pérdida para la sociedad, por el
suministro de los alimentos y los precios altos que pagar.
Criterios básicos sobre daños y pérdidas de cosecha
Al tratar las plagas agrícolas hay que distinguir tres criterios
básicos:
1.Daño del insecto a la planta. Es el efecto de la alimentación u
otra actividad sobre el crecimiento, la apariencia, la fisiología o el
vigor de la planta. Ejem, las hojas tiernas del maíz son perforadas por el
gusano cogollero, los tallos son taladrados por el gusano cañero, y la savia
de la planta es succionada por los pulgones.

2. Perjuicio a la planta. Es el resultado del daño del insecto en


términos de pérdida de rendimiento o calidad del producto en una
planta. No siempre el daño que causa el insecto implica perjuicio
a la planta; un insecto que daña una porción del follaje de una
planta no necesariamente produce una reducción en la cantidad o
calidad de los frutos de esa planta.
3. Pérdida en la cosecha o de rendimiento del cultivo. Es la
reducción de la cosecha (producción) en cantidad o calidad en
una extensión cultivada; es la expresión económica cuantitativa
del perjuicio ocasionado por la plaga en toda un área.
La pérdida de cosecha por causa de plagas = rendimientos o
valores de la cosecha en un cultivo sin plagas - rendimientos o
valores de un cultivo con plagas, considerando que todos los
otros factores de la producción son iguales para ambos.
Concepto de pérdida real y pérdida potencial
Pérdida real es aquella que se ha producido en el cultivo
cosechado. Pérdida potencial es la que se produciría o se habría
producido de no aplicarse las medidas de control.
LOS ORÍGENES DE LAS PLAGAS
Conocer el origen de las plagas es fundamental para comprender su
problemática y establecer las estrategias de su control. En forma muy
general las plagas son el resultado de la ruptura del "balance natural"
producida en forma artificial por el hombre.
Interpretación de Clark y colaboradores
1. Por el ingreso de una especie fitófaga a regiones donde no
existía previamente. Muchas plagas serias se han introducidas en
el país Ejem.: la queresa negra del olivo, la queresa circular de
los cítricos, la filoxera de la vid, la mosca mediterránea, etc.
2. Por cambios en las características de una especie de insecto
que previamente no competía o no interfería directamente con los
intereses del hombre. Por ejem. la adaptación de varias especies
de lepidópteros, propios de las palmeras silvestres de nuestra
Amazonia, que comenzaron a atacar a la palmera aceitera en el
valle del Huallaga.
3. Por cambios en las actividades del hombre, en sus hábitos o
en sus intereses, que lo hacen sensible a la existencia de una
especie de insecto que antes consideraba con indiferencia. Es el
caso de la mayor exigencia que se da a los productos calidad de
exportación en comparación con el nivel de exigencia para
consumo interno en cuanto a los efectos que ciertas plagas tienen
en el aspecto del producto.
4. Por incremento en abundancia de la especie de insecto cuyas
interacciones con el hombre fueron consideradas previamente sin
importancia debido a que se presentaba sólo en bajas
densidades. Una disminución duradera en la frecuencia o
severidad de interacciones represivas, que antes evitaban que la
plaga se desarrollara totalmente; por ejemplo la destrucción de
los enemigos naturales, o la introducción de variedades de
plantas susceptibles.
Interpretación de Polyakov
1. Al establecerse los cultivos se produce la destrucción del
ecosistema natural de formación histórica que tiene sus propias
relaciones interespecíficas y sus mecanismos para la regulación
de las densidades de sus componentes. Las especies que
pueden satisfacer sus requerimientos nutricionales con la planta
cultivada y que se adaptan a la fenología de la misma y a las
prácticas culturales pueden desarrollarse en ausencia de
competidores. La causa principal sería la disponibilidad de
alimentos en abundancia. El cultivo se vuelve más favorable al
desarrollo de las plagas principalmente porque las prácticas
culturales reducen la acción de los parásitos y predatores.
2. Debilitamiento de la resistencia general de la planta cultivada al
daño de los insectos y destrucción de las interrelaciones
balanceadas entre la planta y el fitófago desarrolladas a través
del tiempo en el ecosistema natural. Algunas consideraciones
importantes son las siguientes:
a) La selección genética que realiza el hombre en plantas
cultivadas hace que éstas adquieran cualidades distintas a las
primitivas. Estos cambios afectan la morfología, el contenido
químico, la fenología y la forma y tasa de acumulación de
reservas de la planta. Al mejorar la calidad para el hombre
generalmente se obtiene también plantas más apetecidas por los
insectos.
b) La sobrevivencia de la planta al daño depende del momento en
que el daño produce y de la vitalidad de la planta. En el
ecosistema natural los insectos tienen opciones de hospederos
alternantes por lo que la destrucción de las plantas sólo suele ser
parcial. En cambio en los campos de cultivo, las plantas son
destruidas en todas las fases de su organogénesis y no
solamente son atacadas por las especies completamente
adaptadas a ellas, sino también por otras especies que no
encuentran mejor alimento.
3. Por alterar las condiciones generales que determinan las
densidades de las plagas y las fluctuaciones de aquellas
densidades. Las densidades de los insectos dependen no tanto
de la existencia de áreas que pueden ocupar durante el período
óptimo para su existencia, sino de la ocurrencia de áreas de
reserva durante el tiempo de depresión. Esto es importante para
plagas asociadas con un cultivo sólo durante un período del año.
La introducción de un cultivo adicional dentro del sistema de
rotación o a la expansión de su área puede tener un gran efecto.
Las plagas son afectadas significativamente por los cambios en el
sistema de cultivo, por los métodos y época de cosecha, por el
tiempo de la eliminación del rastrojo, y otros factores.
4. Por la variabilidad adaptativa de la especie plaga. La
producción agrícola crea condiciones nuevas, y la plaga puede
variar adaptándose progresivamente. Las nuevas condiciones
incluyen las aplicaciones de insecticidas y las nuevas
adaptaciones, el desarrollo de resistencia a estos productos.
Numerosos factores que retardan la microevolución en el
ecosistema natural son eliminados o debilitados creándose un
sistema de selección dirigida con una mayor presión y constancia.
Algunos aspectos involucrados son los siguientes:
a) Se debilita la competencia interespecífica con fitófagos del
mismo orden o de otros órdenes.
b) La actividad agrícola del hombre reduce la dependencia de las
influencias estacionales y geográficas en el suministro de
alimento a la plaga. Hay un debilitamiento en la influencia de los
factores climáticos debido a la formación de microclimas
favorables y diversas condiciones mejoradas para el cultivo y
para las plagas.
c) Las altas densidades de las plagas incrementan su variabilidad
genética y por consiguiente su capacidad para adaptarse a
cambios de habitats. El enriquecimiento del fondo genético de la
población hace posible el establecimiento de nuevas relaciones,
inclusive que se produzcan diferenciaciones intraespecíficas. Las
poblaciones de los campos de cultivo quedan sometidas a
condiciones de selección acelerada.
IV. EVALUACIÓN INSECTOS
Evaluación o “contaje” de insectos. Consiste en establecer la
cantidad de insectos y daños que se encuentran en un número
determinado de plantas tomadas al azar dentro de un campo, lo
que nos sirve de referencia de la población total de insectos que
hay en el campo examinado.
Fines de la evaluación de insectos
a. Para investigaciones básicas en ecología, lo cual requiere de
estimados precisos de los parámetros y es esencial para
determinar: tablas de vida, fluctuaciones estacionales, niveles de
daño económico, tasas de mortandad, etc.
b. Para la toma de decisiones en la ejecución de programas de
manejo de plagas, lo cual requiere de estimados menos
acuciosos pero rápidos para clasificar las poblaciones en
categorías de decisión tales como para liberar enemigos
biológicos o no liberar, aplicar o no aplicar determinados métodos
de control.
TÉRMINOS RELACIONADOS A LA DENSIDAD DE
POBLACIÓN
Densidad. Se refiere al número de individuos o insectos en un
área determinada.
Densidad absoluta. Se refiere al resultado de la determinación del
número total de individuos en un área. Esta área se refiere a
superficies de uso económico o agrícola, como hectárea,
fanegada, etc. Por ejemplo: Números de “gusano de tierra” por
hectárea. En la práctica la densidad absoluta es imposible o muy
difícil de determinar.
Densidad relativa. Es la determinación del número de individuos
en una unidad arbitraria de muestreo. Por ejemplo: Número de
áfidos por hoja o número de áfidos por cm2 de hoja.
Estimado absoluto. Mediante muestreo se estima la densidad
absoluta, ya que la unidad de muestreo es una porción conocida
del área total. Por ejemplo: Numero de “gusano de tierra” por m2
o número de larvas por planta. Si se conoce el número de
plantas/ha o el número de larvas/planta, se puede tener el
estimado absoluto; ya que podemos estimar el número de larvas por ha.
Estimado relativo. Se estima la densidad real, pero la unidad de
muestreo no es porción conocida del total o que es muy difícil de
calcularla. Por ejemplo: Prom. Moscas blancas/ planta.
Índice de población. Ocurre cuando los individuos no pueden ser
contados, pero su población si se puede estimarse mediante
productos o evidencia dejados por ellos. Por ejemplo: Número de
excrementos por m2, número de cápsulas cefálicas por m2,
número de “pulgones” parasitados, etc.
PRINCIPIOS BÁSICOS RELACIONADOS CON LAEVALUACIÓN
1.Tipos de distribución espacial de la población
1.1. Distribución al azar. Es el tipo de arreglo más simple y las
hipótesis requeridas para aceptar que sus individuos se hallan
distribuidos al azar son que:
a. todos los espacios tienen la misma probabilidad de ser
ocupados por un individuo; es decir que el hábitat sea uniforme.
b. la presencia de un individuo en un punto dado no afecta la
ubicación de otro individuo; es decir que no haya interacción. Esta
distribución no ocurre en condiciones naturales.
1.2. Distribución regular o uniforme. Para que ocurra esta
distribución es necesario que aunque todo el espacio sea
igualmente habitable, los individuos interactúan compitiendo
por un recurso del medio como espacio o alimento, que obliga
a que cada individuo ocupe un territorio mas o menos
constante. En forma natural es difícil que se de esta
distribución.

1.3. Distribución agregada o contagiosa. No debe cumplirse


ninguna de las hipótesis de la distribución al azar. Es decir que
el hábitat no sea uniforme y que se produzca interacción entre
los individuos, lo que define agrupaciones con fines de
reproducción, de alimentación, de hibernación, de estivación,
comportamiento de postura, comportamientos sociales, etc.
Esta distribución es la más frecuente en la naturaleza,
especialmente en grandes áreas de vegetación natural o donde
hay gran variedad de tipos de plantas y de diferentes estados
de desarrollo.

2. Muestreo de insectos
2.1. Tipos de muestreo:
a. Muestreo al azar simple o irrestricto. Es aquel que permite
seleccionar n unidades dentro de N posibles, teniendo cada
una la misma probabilidad de ser elegida. Por ejemplo,
seleccionar al azar tres hojas de una planta.
b. Muestreo al azar estratificado. Es aquel en que el hábitat o
campo es dividido en estratos debido a la preferencia que
tienen los individuos por un hábitat especial. En cada estrato se
toma “n” unidades al azar de tal forma que la muestra total está
constituida por elementos de cada estrato.
Por ejemplo, dividir imaginariamente una planta en tercios: tercio
superior, tercio medio y tercio inferior, para evaluar pulgones.
c. Muestreo sistemático. Es aquel en que la muestra se toma de
acuerdo a un criterio preestablecido, ya sea en espacio o
tiempo. Por lo general, la elección de la primera unidad
determina la posición de los demás. Por ejemplo para evaluar
cítricos se sugiere tomar como muestra una de cada 10
plantas.
2.2. Tamaño de muestra
La determinación del tamaño de muestra debe ser hecha con
cierta arbitrariedad por el evaluador, ya que depende de varios
factores como: distribución espacial de la población, densidad
de la población, naturaleza de la planta, comportamiento del
insecto, etc. En la práctica, experimentalmente se ha
demostrado que unidades pequeñas cuidadosamente
estratificadas son las más eficientes.
2.3. Número de unidades muestrales
Depende fundamentalmente del grado de precisión deseada,
que a su vez está en relación directa con la finalidad de la
evaluación. Como regla general, cuando las poblaciones son
abundante y uniformemente distribuidas se requiere un menor
número de unidades que cuando son agregadas y a baja
densidad.
2.4. Procedimiento de muestreo
Se refiere a la mecánica de trabajo para llevar a cabo la
evaluación. Incluye operaciones como trampeo, colección de
muestras, acondicionamiento, transporte, contaje, anotaciones
de datos, etc.
2.5. Oportunidad de muestreo
En líneas generales depende del ritmo diurno, por el cual
algunas especies se movilizan de una parte de su hábitat a
otros, no solo como respuesta a cambios climáticos, sino
obedeciendo a ritmos rijos a ciertos momentos del día o la
noche. También la oportunidad es dependiente del ciclo de
vida, comportamientos y velocidad de cambios en las plantas
hospederas.
2.6. Factores que afectan el muestreo
• Disposición espacial. Si la distribución es al azar o uniforme el
muestreo más apropiado es al azar simple o al azar
estratificado; mientras que cuando la distribución es agregada
es importante conocer los mecanismos de agregación para
delinear un muestreo sistemático.
• Distribución temporal. Cada animal o especie insectil tiene su propio
ritmo de actividad que puede afectar los resultados de un muestreo.
• Efectos metodológicos, instrumentales y personales.
EVALUACIÓN DE POBLACIONES EN EL AGROECOSISTEMA
Hay 3 hábitats a muestrear
1. En planta.
1.1. Directa (Contaje insito).
1.2. Indirecta (Colección de muestra).
2. Evaluación del suelo.
2.1. Directa
2.2. Trampeo
2.3. Indirecta.
3. Evaluación en el aire.
3.1. Directa
3.2. Trampeo
A. Evaluación directa de la población
Consiste en estimar el número de individuos que conforman la
población por conteo de los mismos; ya sea por contaje insitu
o mediante colección y contaje en laboratorio.
1.En planta. La planta es el hábitat donde la mayoría de las
insectos pasan la mayor parte de su vida. Sobre todo los
estados de desarrollo dañinos. Los insectos pueden estar en el
exterior o en al interior de los tejidos. La evaluación se puede
realizar mediante.
1.1. Contaje insitu o en campo. Se determina el número de
individuos que hay en una planta o parte de ella en el momento
de la observación. Es aplicable para insectos grandes y
conspicuos con poco movimiento que puedan ser contados en
las unidades de muestreo. De acuerdo al tipo de vegetación en
que se encuentran los insectos hay diversas formas de
evaluación.
a. Evaluación de insectos que viven en vegetación herbácea.
• Es difícil de muestrear debido a que el factor planta esta
constantemente cambiado.
• Según el hábitat del insecto; la unidad de muestreo puede ser
toda la planta o parte de ella.
• Cuando la altura y desarrollo de la planta influye en la
distribución de los insectos, es conveniente estratificarlas.
• Si la planta es difícil de determinar como el caso de cultivos
forrajeros, cereales menores, etc., es mejor utilizar como
unidad de muestreo un cuadrado o un círculo.
b. Evaluación de insectos que viven en árboles y arbustos.
• Hay que considerar una serie de factores como edad, altura,
forma de copa del árbol, etc., por lo que es aconsejable
estratificar en dos direcciones: una vertical y otra horizontal en
función a los puntos cardinales.
• El número total de insectos de un árbol forestal o frutal
puede determinarse colocando un plástico alrededor del
árbol y aplicando luego un insecticida en aerosol.
1.2. Colección de muestras y contaje en laboratorio. Se
realiza cuando se trata de evaluar insectos pequeños y
ácaros difíciles de observar o que se encuentran en
grandes cantidades, lo más aconsejable es extraer la
unidad de hábitat seleccionado y trasladarlo al laboratorio
para su contaje. Para separar insectos o ácaros que viven
sobre la planta se puede utilizar los procedimientos:
a. Derribe por productos químicos. Consiste en desprender los
insectos de las hojas o brotes por exposición a vapores de
metil isobutil ketona, piretro, sulfato de nicotina, etc. colocando
la muestra en una especie de embudo. Por ejemplo para
separar pulgones sin maleza.
b. Derribe por sacudida o golpeo. Muchos insectos se
desprenden cuando son sacudidos empleando bolsas,
bandejas o mantas sobre lo que se reciben los insectos.
c. Separación por calor. El calor estimula a los insectos
abandonar su hábitat.
d. Técnicas del cepillado. Insectos pequeños y ácaros que son
fácilmente removidos de las hojas mediante cepillado con
pinceles, los que son recibidos en placas de vidrio con una
sustancia pegante o en tubos de vidrio conteniendo alcohol.
e. Técnicas de impresión. Consiste en el uso de una cinta
adhesiva transparente para evaluar “ácaro del tostado” de los
cítricos y algunas queresas.
Insectos que viven dentro del tejido.
a. Disección. Es una técnica de para barrenadores de brotes,
tallos, frutos y aún de hojas.
b. Aclareo y teñido. Consiste en volver transparente el tejido de
la planta con tratamientos con lacto fenol o hidróxido de sodio
al 10 %. Esta técnica se puede combinar con teñidos con rojo
de metilo, violeta de genciana, etc. que permite contar
fácilmente huevos y larvas a trasluz.
c. Técnicas de rayos X. Consiste en sacar placas radiográficas
y luego evaluar.
2. Evaluación del suelo.
2.1. Insectos que viven en la superficie del suelo. Estos insectos
que no tienen movimiento rápidos, pueden ser contados
directamente empleando cuadrantes o círculos. Cuando los
cultivos son en surcos o líneas, se puede utilizar una distancia
lineal.
2.2. insectos que viven en el interior del suelo.
La principal técnica de muestreo usado es la remoción de una
unidad de volumen del suelo a una profundidad deseada y la
extracción de la fauna que ella contiene. Para sacar la muestra
del suelo generalmente se utiliza un simple muestreador
cilíndrico. La muestra se lleva al laboratorio y se procede a la
separación o extracción de los insectos.
Métodos de extracción. Pueden ser: mecánicos y dinámicos.
a. Métodos mecánicos. Ejem. separación manual, cernido,
lavado, etc.; donde el insecto tiene una actitud pasiva. Las
ventajas de este método son: se pueden extraerse todas los
estados del insecto y, las muestras pueden ser guardadas en
refrigeración. La desventaja es que requiere de gran
disponibilidad de tiempo y es difícil distinguir si los insectos
estaban vivos o muertos. Ejemplo:
Cernido seco. La muestra se coloca en una malla determinada
y se pasa el suelo, luego se hace el contaje.
Lavado del suelo. Consiste en el lavado a través de una malla y
luego favorecer la flotación de los insectos mediante agregado
de soluciones que dan alta gravedad especifica como el sulfato
de magnesio al 25% o una solución concentrada de sal común.
b. Métodos dinámicos. Usan el comportamiento del insecto, ya
que abandonan el suelo debido a ciertos estímulos como el
calor, condiciones extremas de humedad, etc. En este método
no se requiere de vigilancia permanente. La desventaja es que
solo extrae formas dinámicas y no los estados sedentarios.
Ejemplo, expandir el suelo sobre una bandeja que es calentado
por debajo, obligando a los insectos a salir a la superficie
donde son recogidos.
3. Evaluación en el aire. Se evalúa mediante la captura de los
insectos a través de trampas; ya que su hábitat es difícil de
localizar o su actividad ocurre durante la noche.
Ventajas:
- Requiere equipos relativamente simples.
- Provee abundante información a bajo costo.
- Provee información en áreas donde la población es baja o difícil de
localizar.
- El muestreo es continuo y con poco esfuerzo.
- Además de estimar la densidad también mide la actividad de la población.
Desventajas:
• No todas las especies son susceptibles a ser capturadas.
• La trampa normalmente solo permite capturar adultos.
• La captura depende de la actividad del insecto, y
• Es influenciada por la temperatura, luminosidad y vientos.
Tipos de trampas: Trampas de intercepción y trampas de
atracción.
A. TRAMPAS DE INTERCEPCIÓN. Son aquellas en que los
insectos son capturados cuando ellos se mueven a través de sus
comportamientos.
Trampa de Panel o Ventana. Consiste simplemente en una
lámina o panel de vidrio o plexiglás colocado verticalmente a
una fuente con preservante colocada bajo la lámina.
Trampa Pegante o Pegotrampa. Pueden ser tipo panel, en
forma de tiras, o también cilíndricas. Su superficie se cubre con
alguna sustancia lo suficientemente pegajosa para retener al
insecto que choca.

Trampa de agua. Consiste en bandejas de vidrio, plástico o


metal, llenas con agua a la que se añade una pequeña
cantidad de detergente y un preservante como la formalina.
Trampa tipo hoyo. Consiste en un envase colocado en un
hoyo, de manera que queda debajo de la superficie del suelo.
Algunos insectos como los carábidos caen accidentalmente y
no pueden subir.
B. TRAMPAS DE ATRACCIÓN. Son dispositivos que atraen a
los insectos para capturarlos o destruirlos, todas ellas constan
de dos pares esenciales: una fuerte de atracción y un
mecanismo recolector o destructor. Los atrayentes pueden ser
químicos (Alimenticios y sexuales) y físicos (luz y colores).
a.Trampas con atrayentes sexuales. Normalmente solo
atraen una especie pero desde grandes distancias.
Ejemp.“Trampa Jackson”. Utiliza como atrayente trimedlure y
es específica para mosca del mediterráneo de la fruta.
b. Trampas con atrayentes alimenticios. La más conocidas es:
Trampa Mc Phail. Conocido como “Botella mosquera”, se utiliza
en la detección de la mosca de la fruta. El atrayente consiste en
una mezcla de 10 ml. de proteína hidrolizada, 20 g de bórax y un
l. de agua.

Trampa luminosa
• Trampas luminosas. Utilizan como atrayente la luz, ya que
las trampas luminosas se basan en la respuesta fotopositiva de
muchos insectos. El mecanismo de captura para todos los
insectos atraídos esta conformado por mandilones o
superficies de impacto, un tubo y un recipiente donde caen los
insectos.
Trampas coloreadas. Los colores son percibidos por los
insectos durante la locomoción. Numerosas especies han
demostrado ser fuertemente atraídos por el amarillo.

B. Evaluación indirecta de la población


Consiste en estimar la densidad de los individuos mediante el
contaje de evidencias dejadas por ellos mismos, como residuos
y daños.
1. Contaje de residuos.
En entomología forestal se ha empleado la recuperación de
cápsulas cefálicas colocando mantas sobre el suelo para estimar
la población de larvas del follaje.
2. Evaluación de daños. Los daños se evalúan con dos
propósitos:
- Como una forma indirecta de evaluar la población plaga.
- Como una forma indirecta de evaluar las pérdidas que pueden
acusar en algunos cultivos.
Técnicas para evaluar daños
a. Por estimados generales. Cuando los daños son muy
evidentes y de gran magnitud como: marchitamiento,
defoliaciones y cambios de coloración en la copa de los árboles
o arbustos, caída de hojas o muerte de plantas se puede hacer
un estimado del porcentaje de daños mediante el recogido del
campo en distintas direcciones. En áreas de grandes
extensiones como bosques forestales, se puede hacer uso de
fotografías aéreas.
b. Estimados por muestreo. La toma de muestras se realiza con
el mismo criterio y consideraciones establecidas para la
evaluación directa y la determinación cuantitativa puede
realizarse en campo o laboratorio.
➢ Evaluación de daño insitu o en campo.
➢ Evaluación de daño por colección y contaje en laboratorio.
Hojas o cartillas de evaluación entomológica.
Los resultados de las evaluaciones se anotan en una hoja o
cartilla especialmente elaborada que tiene por finalidad
estandarizar las evaluaciones de tal forma que los registros
puedan ser comparables a través del tiempo y de lugares o
zonas.
Información que debe contener la cartilla:
a. Cultivo, lugar (Valle, fundo o predio, campo, sección, etc.) y
fecha de evaluación.
b. Nombre de las principales plagas del cultivo en la localidad, así
como de los enemigos naturales.
c. Estados de desarrollo del insecto.
d. Estado fonológico del cultivo o planta hospedera y órganos a
observarse.
e. Observaciones, donde se registra la información adicional.
Método de contaje. Se considera que cualquier método de
contaje es bueno, siempre que se realice con eficiencia y
honradez. Para la inspección del campo se puede escoger
cualquier de los siguientes métodos:
a. Cruzar el campo diagonalmente formando una “x”.
b. Atravesar el campo en zig-zag
c. Dividir el campo en 5 “zonas “o “sectores”.
DETERMINACIÓN DEL NIVEL DE DAÑO ECONÓMICO Y
LÍMITES TOLERABLES.
Las determinaciones de los limites de infestaciones tolerables
son muy complejos; ya que para una misma especie de planta,
el daño económico que causa una plaga tiene que fijarse según
el objetivo del cultivo, la variedad, el desarrollo de la planta en
el momento del ataque, la persistencia del ataque, las
condiciones agronómicas, edáficas y climáticas del lugar, y la
estación del año.

También podría gustarte