Está en la página 1de 4

DERECHO ROMANO - VÍCTOR ALEJANDRO DÍAZ CÁRDENAS – JDS1801365 1

ACTIVIDAD DEL ASESOR


Elaborar un ensayo sobre la importancia del estudio del Derecho Romano en la
actualidad. El escrito deberá reunir los requisitos siguientes:

 Letra Arial 12.


 Interlineado sencillo.
 2-3 cuartillas como mínimo sin contar con la hoja de presentación.
 Fuentes bibliográficas.

“La Ley verdadera es la recta razón de conformidad con la naturaleza y tiene una aplicación
universal, inmutable y perenne, mediante sus mandamientos nos insta a obrar
debidamente y, mediante sus prohibiciones, nos evita obrar mal”. Marco Tulio Cicerón (106
A. C. - 43 A. C.)
Esta frase encierra ese pensamiento que el Derecho Romano nos deja, si se analiza,
podemos encontrar reflejados lo valores morales y jurídicos que imperaron en ese proceso
histórico que inició hace más de dos milenios, es claro, que si por algo se distingue el
Derecho Romano es por la búsqueda de la justicia en toda su significación, y Cicerón lo
plasma cuando nos habla de su aplicación universal, inmutable y perenne.
Es preciso comenzar con la convicción de que el Derecho entendido como orden racional
conforme con el cual se regula la conducta del hombre en sociedad es ante todo "vida
comunitaria", alumbrada por la justicia encaminada al bien común. La persona humana es
el sujeto propio del Derecho, su protagonista y, de algún modo, también su antagonista.
Cuando utilizamos la expresión Derecho Romano, significamos en primer lugar la larga, la
secular experiencia que se tuvo y se desarrolló en Roma desde los albores de su civilización,
hacia el siglo VIII a. C hasta el siglo XV, en que se deshizo el Imperio romano de oriente
cayendo Constantinopla, su capital, en poder de los turcos. También podemos entender en
un sentido más restringido el fenómeno jurídico habido en Roma en un momento
determinado de su evolución. Aunque los romanos en los primeros años de la formación de
su derecho no son proclives a las definiciones y a las abstracciones, poco a poco las van a
aprendiendo y merced a su contacto y conocimiento de la cultura helénica, finalmente las
emplean, aunque con limitaciones. Esto permite, por una parte, que se defina la ciencia del
Derecho. El estudio de la materia está lleno de estos ejemplos. Citemos los conceptos de
persona jurídica, de propiedad, de acción, de proceso, entre muchos otros más. Así,
distinguimos entre Derecho Romano arcaico, clásico y tardío. 1 Con el texto anterior y al
adentrarnos al estudio de esta materia nos encontramos entonces con un cúmulo (muy

1
Enciclopedia jurídica de la Facultad de Derecho de la UNAM, Tomo V, Derecho Romano e Historia del
derecho, autores: Patricia Irigoyen Troconis, José de Jesús Ledesma Uribe, Rey David Vallejo Rosas, Ed.
Porrúa, 2018.
Página 1|4
DERECHO ROMANO - VÍCTOR ALEJANDRO DÍAZ CÁRDENAS – JDS1801365 2

extenso) de datos, fechas, personajes e instituciones que formaron parte del derecho
romano, nuestro concepto de persona o cuando hablamos de obligaciones en un contrato,
o nos referimos a la figura de un testamento, vemos que todo ello parte de lo establecido
por los romanos durante estos tres periodos mencionados, basta ver el vasto conjunto de
disposiciones de todo tipo que se contienen en la legislación que ordenó y logró el
emperador Justiniano en la primera mitad del siglo VI para tratar de comprender la
dimensión de lo aportado por los romanos.

Un aspecto relevante al que debemos poner atención para comprender la importancia de


estudiar el derecho romano en la actualidad, es recordar lo que nos menciona el autor,
donde nos dice que “el Derecho, además de ser razón humana destinada a vivir en la
comunidad, es experiencia, ya que a lo largo del tiempo se va haciendo, se va
transformando, se va consolidando. Téngase presente que los romanos con su
temperamento inclinado a la solución de los problemas cotidianos muestran una especial
facilidad y a la vez fascinación peculiar para encontrar soluciones justas a los conflictos
surgidos de esa realidad social.” Y esto resulta muy evidente si analizamos las instituciones
y los diferentes procesos a través de los cuáles los romanos aplicar la ley, basta con
asomarnos a los sistemas y procedimientos como las acciones, el proceso formulario o el
extraordinario, donde un juicio se llevaba a cabo de forma muy ritual, me refiero al
procedimiento de las acciones, donde bastaba que una persona se equivocara en las
palabras que había que mencionar en dicho ritual para que resultará culpable sin derecho
a defenderse, y llegando a instaurar un procedimiento donde existe un magistrado, un me
de impugnación y podían mostrar pruebas para lograr defenderse y obtener justicia.

Por otro lado, y aunque no le tomamos mucha importancia (pero en clase fue lo primero
que nos dijo usted maestra) también el autor que he mencionado nos habla acerca de latín,
el cual ha perdido mucha popularidad en nuestro tiempo, sin embargo el latín jurídico2
todavía constituye lo que algún momento se expresó como "lingua franca del diritto", que
facilita la comunicación y entendimiento entre los juristas occidentales, incluidos aun los de
Common Law. Por lo demás, el conocimiento -aunque elemental del latín- ayuda mucho a
comenzar a comprender nuestra lengua y sus significados, esto es, su semántica. También,
el estudio y aprendizaje del Derecho romano, permite introducirse en el conocimiento y
comprensión de una parte importante del léxico jurídico que se ha constituido a lo largo de
los siglos un toque distintito del gremio de los abogados. Por ello, además de conocer el
proceso histórico de formación de abstracciones y conceptos referidos al Derecho, se hace

2
Enciclopedia jurídica de la Facultad de Derecho de la UNAM, Tomo V, Derecho Romano e Historia del
derecho, autores: Patricia Irigoyen Troconis, José de Jesús Ledesma Uribe, Rey David Vallejo Rosas, Ed.
Porrúa, 2018.
Página 2|4
DERECHO ROMANO - VÍCTOR ALEJANDRO DÍAZ CÁRDENAS – JDS1801365 3

preciso conocer y aprender la contribución de Roma a la formación del lenguaje jurídico


contemporáneo. Y es en la figura jurídica del testamento, donde considero, desde mi punto
de vista muy personal, con lo que he conocido hasta el momento, que el lenguaje jurídico
tiene especial importancia, ya que, en esa figura, tan amplia, se involucraban muchos de los
conceptos que ellos implementaron, se habla de un heredero que debe cumplir con el
status de persona, así como del fideicomiso y todos los que en el participan, de las formas
que debían cumplirse conforme a la ley y de todo lo previsto en situaciones que podían
hacerlo revocable, de tal forma que a mi manera de entenderlo, es con el Derecho Romano
con el que podemos comprender nuestros conceptos actuales en el derecho.

El estudio del Derecho romano, exige actualmente, en el jurista, como lo menciona


Guillermo Margadant3 Doctor en Derecho y catedrático de Derecho Romano en la UNAM,
no sólo un dominio de nudas reglas prácticas, sino también aquella intuición del significado
general y del fondo de nuestra actuación profesional, que podamos calificar como “cultura
jurídica”. Comprende ésta elementos de historia, de filosofía, de sociología y además una
aguda conciencia de lo dudoso y cuestionable en muchas de nuestras instituciones jurídicas,
que al profano le parecen un simple hecho (“¡así es!”), pero que para el jurista constituyen
un perpetuo problema (“¿deberá ser así?”).

Para concluir, quiero mencionar el siguiente párrafo que considero toca uno de los aspectos
más importantes del estudiar derecho romano en la actualidad, los autores mencionan “en
los procesos históricos del derecho en la humanidad, se puede decir que quizás el más rico
e importante es el de humanización del Derecho Romano que suaviza cada vez más la
situación jurídica del esclavo, del deudor, de los hijos de familia, de la mujer. Esta razón para
estudiar la materia es de altísima significación no sólo para el jurista, sino para cualquier
estudioso del triunfo del espíritu humano”. El presente párrafo es tomado de la
introducción al tomo V del Derecho Romano e historia del Derecho, una enciclopedia
jurídica de la facultad de Derecho de la UNAM, es para mi un poco de la visión con la que la
máxima casa de estudios de nuestro país visualiza esta área de la ciencia del Derecho, de
ahí mi razón para iniciar este ensayo con la frase de Cicerón, los valores morales y jurídicos
no son lejanos los unos de los otros, y al final, el Derecho, es esa ciencia que al ayudarnos a
llegar a la justicia, nos hace más humanos, con la familia, con la mujer, con todos en nuestra
sociedad.

3
Derecho privado romano, Guillermo Floris Margadant S. Ed. Esfinge 1998.
Página 3|4
DERECHO ROMANO - VÍCTOR ALEJANDRO DÍAZ CÁRDENAS – JDS1801365 4

Conclusión personal.
A pesar que por motivos laborales, no me fue posible asistir a las asesorías, no por ello
descuidé mis actividades, pude darme cuenta de cuan amplio puede llegar a ser el Derecho
Romano, y por la cantidad de actividades que nos tocó realizar y por el poco tiempo que
tenía frente a la computadora, tuve necesidad de buscar material en físico, tuve 3 libros en
para consultar los temas (son mis fuentes en casi todas mis actividades) y además conté la
gran oportunidad de conocer la Facultad de Derecho de la UNAM y la biblioteca Antonio
Caso, ahí me encontré con esta gran enciclopedia jurídica, recién publicada el año pasado,
muy extensa y completa, y fácil de comprender, hay libros más viejos que son más difíciles
de leer, son muy rebuscados. En estos días pude encontrarme con algunas lecturas de
jurisprudencias, y aunque poco conozco aún, leía como se utilizan estas palabras en latín
del Derecho Romano, lo cual me sirvió para corroborar lo que usted nos decía en clase
acerca de su uso, le tomé más importancia y solo pienso que esta materia debiera ser
mucho mas extensa para lograr abarcar más información, le agradezco el preocuparse por
darnos en clase cosas que realmente vamos a necesitar. Esto no tiene nada que ver con mi
trabajo, pero no quería dejar pasarlo maestra, ¡gracias!

Página 4|4

También podría gustarte