Está en la página 1de 2

INSTITUTO MULTIDISCIPLINARIO DE

ESPECIALIZACIÓN

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN BÁSICA

40 “C”

MATERIA:

CALIDAD Y PERTINENCIA DE LA EDUCACIÓN MODERNA

MAESTRO:

ESTEBAN LUNA DE JESÚS

ALUMNA:

DULCE ANAHÍ MORALES RAMÍREZ

TEXTO DE REFLEXIÓN

EDUCACIÓN: UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL

PRODUCTO 4

OAXACA DE JUÁREZ OAX., A 16 DE NOVIEMBRE DE 2010.

EDUCACIÓN: UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL


La educación no es un privilegio, es un derecho humano fundamental y por lo tanto,
todos y cada uno de los mexicanos debemos acceder y permanecer en los centros
educativos (escuelas).

En México el artículo 3º constitucional en conjunto con la Ley General de Educación


establece a la educación básica como un derecho de todos los mexicanos. La
pregunta a responder es ¿realmente se ejerce el derecho a la educación? Para la
consecución de tal derecho se necesita de la participación de todos, en primer lugar
del gobierno ya que este debe proporcionar presupuesto para la educación con el cual,
desde cada uno de las instituciones vinculadas con el ramo educativo puedan cubrir
las necesidades de infraestructura, equipamiento, personal, planes y programas etc.

La sociedad en general debemos de fomentar tal derecho, muchas veces nos


lamentamos el ver a un niño en la calle o trabajando en horas escolares pero que
hacemos por cambiar este situación, en las familias mexicanas y sobre todo en
comunidades indígenas y marginadas, por la gran cantidad de hijos que llegan a tener
la educación no es prioridad, y esto es debido a una falta de educación a la cual los
padres no tuvieron acceso.

Uno de los agentes de la educación somos los maestros, quienes muchas de las
veces nos dedicamos más a situaciones de índole sindical, siempre dejando a un lado
el verdadero sentido de la educación que es guiar a nuestros a alumnos en la
construcción de su conocimiento, al suspender clases por marchas, paros, etc. lo
único que generamos en el alumno es poco interés por seguir asistiendo a la escuela y
lo mismo sucede con los padres de familia quienes no encuentran el sentido de enviar
a sus hijos a la escuela.

Ahora bien, si los implicados en la educación hacemos poco o nada por garantizar el
derecho a la misma, México seguirá siendo uno de los países con una educación
deficiente.

El derecho a la educación no sólo abarca el acceso, permanencia y egreso de un nivel


educativo, va más allá significa que todos hombres y mujeres, pobres o ricos, niños de
zonas urbanas y de comunidades indígenas, cuenten con la mismas oportunidades y
por lo tanto asistan a las escuela bajo las mismas condiciones es decir la universalidad
y equidad de este derecho sea palpable para todos.

Al mismo tiempo se debe garantizar el derecho a una educación de calidad, no tiene


sentido decir que en México los años de escolaridad obligatorio sean de 12 años (3
preescolar, 6 primaria y 3 de secundaria), si en las pruebas internacionales somos de
los países con la más baja calificación, debido a una mala o pésima calidad en los
servicios educativos.

Como docentes debemos tener claro que la educación a nuestros alumnos, debe estar
dirigida en todo momento a la construcción de capacidades que les permita a ellos
satisfacer sus necesidades y dejemos a un lado la reproducción de planes y
programas si estos no son pertinentes.

Garantizar que se ejerza el derecho a la educación para todos, es tarea del gobierno,
autoridades educativas, docentes, padres de familia y sociedad en general el día que
cada uno de estos se responsabilice con el papel que desempeña las cosas
cambiaran en este país.