Está en la página 1de 30

Curso Académico

2015 | 2016

“TEOLOGÍA CATÓLICA Y SU PEDAGOGÍA”


para la obtención de la
Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA)
en Educación Infantil y Primaria

RELIGIÓN, CULTURA Y VALORES

BLOQUE II:

LA BIBLIA Y LA HISTORIA
SAGRADA

33333333
Tema 6

PROFESORA: LEONOR RODRÍGUEZ DOMÍNGUEZ


Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 1
Curso Académico
2015 | 2016

LAS GRANDES ETAPAS DE LA HISTORIA DEL


PUEBLO DE ISRAEL
TEMA 5: A. Los Patriarcas
B. El Éxodo

TEMA 6: A. El don de la tierra - Jueces.


B. Monarquía y Cisma - Profetas

TEMA 7: - Exilio y Deportación a Babilonia.


- Judaísmo - Dominación persa, griega y romana.

TEMA 6. EL DON DE LA TIERRA – JUECES


MONARQUÍA Y CISMA1 - PROFETAS
CONTENIDO
1. El don de la tierra – Jueces
1. La conquista de la tierra prometida
2. La alianza de Josué con Israel
3. Los Jueces
4. Samuel, el profeta que ungía reyes

2. La monarquía - Cisma y Profetas


1. Saúl, el ungido
2. David
- Orígenes y elección de David
- David, rey
- Jerusalén la ciudad del Rey David y sede del Arca
- La alianza con David
3. Salomón, el rey sabio
- Construcción del templo
4. El reino dividido –Cisma
5. Los profetas:
- Elías
- El fenómeno profético en Israel

1
Como base de los temas sobre las etapas de la historia del pueblo de Israel he seguido dos textos:
- Comprender las Sagradas Escrituras de Scott Hahn
- Visión Bíblica, el camino de la salvación de P. Hernán J. Pereda cpcr
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 2
Curso Académico
2015 | 2016

A. EL DON DE LA TIERRA – LOS JUECES

En este sencillo esquema podemos ver en el tiempo el tema a tratar de un modo resumido2

Lecturas previas recomendadas

Josué 3, 9-17; 5,2-9; 6,1-21


Jueces 2, 11-23
1Samuel 8,4-22; 15,13-23; 16,1-13
Números 13,17-14; 20, 2-13

2
La imagen pertenece a “Visión Bíblica” P. Hernán J. Pereda cpcr
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 3
Curso Académico
2015 | 2016

1. La conquista de la tierra

Moisés murió a la edad de 120 años, dejando a su fiel siervo Josué al mando del pueblo
de Israel. Él junto con Caleb fueron los únicos que llegaron a la tierra prometida de la
generación que salió de Egipto. Había llegado el momento de comenzar la conquista de
Canaán.

Pese a la infidelidad de Israel, Dios luchó una vez más por su pueblo. Fue una lucha
larga y sangrienta. A pesar de que el pueblo de Israel logró conquistar Canaán, nunca consiguió
librarse por completo de sus enemigos cananeos. Estos pueblos fueron como una espina
clavada para Israel, pues tentaban constantemente al pueblo de Dios para que se alejase de la
fe verdadera y adorase a los falsos ídolos de Canaán.

El libro de Josué describe el principio de la conquista de Canaán. El primer objetivo fue


la tierra de Jericó. Algunos arqueólogos afirman que Jericó es la ciudad más antigua del mundo,
los yacimiento encontrados allí se remontan hasta la Edad de Piedra. En tiempos de Josué,
Jericó tenía ya miles de años. Además Jericó era un lugar estratégico de acceso a Palestina, una
ciudad fuerte e importante situada en el centro de la tierra prometida. Si Israel lograba
conquistarla, la victoria constituiría un golpe aplastante para los cananeos.

Cuando Dios dijo a Josué que había llegado el momento de cruzar el río Jordán y entrar
en Canaán3 este envía dos espías a la ciudad. Se alojaron en la casa de una mujer llamada Rajab,
descrita como prostituta. Rajab creía en el Dios de Israel y sabía que Israel conquistaría Canaán.
Cuando el rey de Jericó se entera de la presencia de los espías, Rajab los esconde y llega a un
acuerdo con ellos: se podían quedar en su casa, siempre y cuando se les respetara la vida a ella
y a su familia cuando Israel destruyera Jericó. Un cordón de púrpura atado a su ventana sería
la señal para los israelitas de que la casa de Rajab debía permanecer intacta4.

Después de huir por una ventana, los espías llegaron al campamento y contaron a Josué
lo que habían descubierto: todos los habitantes de aquel lugar estaban ya atemorizados de
Israel: “Verdaderamente el Señor ha puesto en nuestras manos toda esta tierra”.5

Era el momento adecuado: “Purificaos” dijo Josué al pueblo “que el Señor va a hacer
mañana cosas prodigiosas en medio de vosotros”. Josué ordenó a los levitas que levantaran el

3
Josué 1, 2
4
Josué 2, 18 - 20
5
Josué 2, 24
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 4
Curso Académico
2015 | 2016

Arca de la Alianza y se dirigieran al río Jordán. Tan pronto sus pies tocaron el agua, el río se
secó. Una vez más, el pueblo cruzó a pie las aguas.

Al renovar la alianza con Dios, Josué hizo que se circuncidaran todos los hombre de
Israel (pues la generación que había crecido en el desierto no lo había hecho todavía), después
comenzó la conquista.

Los israelitas no atacaron la ciudad de un modo convencional. El libro de Josué relata


cómo, siguiendo las instrucciones de Dios, marcharon alrededor de la ciudad una vez al día,
mientras los sacerdotes hacían sonar las trompetas. Durante seis días repitieron esta operación.
El séptimo día, dieron siete vueltas a la ciudad. En la séptima el pueblo dio un gran alarido y
la muralla se desplomó sobre sí misma. Entonces el pueblo se lanzó al asalto de la ciudad, cada
uno hacia lo que tenía delante, y la tomaron.6

Tal y como habían prometido, salvaron a Rajab y a su familia. Por ello Rajab representa
una figura importante. Contrajo matrimonio con un israelita y San Mateo la incluye entre los
antepasados de David7, por tanto, entre los antepasados de Jesús.

Antes de incendiar la ciudad los soldados israelitas sacaron todo el oro y materiales
preciosos para dedicarlos a Yaveh. Conforme a la orden recibida del Señor, nadie podía
reservarse nada para sí. No faltaron, sin embargo, quienes se dejaron dominar por la codicia,
pero esta desobediencia tuvo sus consecuencias.

6
Josué 6, 15-20
7
Mateo 1, 5
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 5
Curso Académico
2015 | 2016

2. La alianza de Josué con Israel

Mientras Josué estuvo al frente del pueblo, los israelitas se mantuvieron fieles a Dios.
Conquistaron una tras otra todas las ciudades y todas las tribus cananeas. Al cumplir los 110
años reunió a todas las tribus en Siquem (el mismo lugar donde Dios había prometido a
Abrahán que le daría la tierra) y allí fue enterrado. Antes de ello les avisó que servir al Señor
era demasiado duro para ellos pero que estaban a tiempo de dar marcha atrás, sin embargo el
pueblo no quiso.

“Josué dijo al pueblo: "Vosotros sois testigos contra vosotros mismos de que

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 6


Curso Académico
2015 | 2016

habéis elegido a Yahveh para servirle". Respondieron ellos: "¡Testigos somos!" -


"Entonces, apartad los dioses del extranjero que hay en medio de vosotros e inclinad
vuestro corazón hacia Yahveh, Dios de Israel". El pueblo respondió a Josué: "A Yahveh
nuestro Dios serviremos y a sus voz atenderemos". Aquél día, Josué pactó una alianza
para el pueblo; le impuso decretos y normas en Siquem” (Josué 24,22-25)

El libro de Josué termina así y nos dice que todos los ancianos que hicieron el juramento
lo mantuvieron fielmente. Sin embargo cuando estos murieron Israel volvió a sus infidelidades.

En el libro de Josué de las capítulos 13 al 22 encontramos la distribución de las tribus


de Israel en los terrenos conquistado. Son las 12 tribus de Israel, los hijos de Jacob (más dos
hijos de José – Efraín y Manasés -) pero la tribu de Levi no tiene tierra porque se encargará del
culto. La toma y posesión de estas tierras fue un largo periodo de luchas y de guerras que llevo
casi 200 años.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 7


Curso Académico
2015 | 2016

3. Los jueces

Después del libro de Josué viene el de los Jueces, en el que leemos cómo el pueblo de
Israel se separó de Dios y cayo una y otra vez en la idolatría, y más tarde en la anarquía, hasta
llegar incluso a la guerra civil. Pero en las horas más oscuras, Dios hizo surgir “jueces”,
soldados-profetas, que rescataron al pueblo de sus enemigos. Pero cuando se ponían a salvo
volvían a olvidarse de Dios y así el ciclo volvía a empezar

Con todo este desgaste el pueblo de Israel se desmoronaba. Las tribus comenzaron a
actuar como unidades independientes, no como una nación unida. En una ocasión cayeron
incluso en una terrible guerra civil, en la que la tribu de Benjamín fue casi exterminada.
Desunidos y peleados entre sí, las tribus de Israel eran presa fácil para poderes más fuertes
como los recién llegados filisteos, que acababan de desembarcar en la costa y que serían los
enemigos más odiados de los israelitas durante mucho tiempo (el nombre de “Palestina” viene
de los filisteos “Philistim” que se asentaron en aquel lugar). Aunque Dios suscitó líderes para
liberar a su pueblo de sus enemigos, el pueblo de Israel permanecía fiel a Dios por breve tiempo
y caía de nuevo en la idolatría. Entonces, como castigo por sus pecados, Dios permitía que
cayeran de nuevo en manos de otro conquistador.

Aunque hubo muchas luchas también hubo algunas conquistas pacíficas como es el
caso de Gedeón, figura destacada por su fe y liberación de un enemigo devastador8

En el cuadro siguiente podemos ver los nombres de los jueces de Israel así como los
años en qué vivieron, la referencia bíblica y la tribu a que pertenecía entro otros datos.

8
Jueces 6, 11
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 8
Curso Académico
2015 | 2016

4. Samuel, el profeta que ungía reyes

Al final Israel llegó a un estado de anarquía “cada uno hacía lo que parecía recto a sus
ojos”, nos dice Jueces 21, 25. Incluso los sacerdotes levitas del Dios verdadero se habían
convertido en mercenarios, enriqueciéndose con los sacrificios de los pobres del pueblo de
Israel.

Los israelitas sabían que había necesidad de realizar un cambio radical, pero en lugar
de volverse humildemente a Dios, decidieron que querían un rey como los demás pueblos.
Pensaban que si tenían un rey este les uniría y resolvería todos sus problemas.

Samuel, el último de los jueces, había sido líder de Israel durante mucho tiempo. Había
logrado grandes victorias sobre los filisteos, pero en su ancianidad cometió el grave error de

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 9


Curso Académico
2015 | 2016

nombrar a sus hijos como sus sucesores. Fue un error porque sus hijos no eran como él: fueron
codiciosos, “aceptaron el soborno y pervirtieron la justicia”9.

Los ancianos de Israel fueron a ver a Samuel a su casa y le dijeron “Tú te vas haciendo
viejo y tus hijos no se comportan como tú. Nómbranos un rey que nos gobierne como hacen
las demás naciones”.10

Para Samuel esto era una ofensa personal ¿es que no había sido un buen dirigente?
Invocó a Dios y este le contestó:

"Haz caso a todo lo que el pueblo te dice. Porque no te han rechazado a ti, me
han rechazado a mí, para que no reine sobre ellos. Todo lo que ellos me han hecho
desde el día que los saqué de Egipto hasta hoy, abandonándome y sirviendo a otros
dioses, te han hecho también a ti. Escucha, sin embargo, su petición. Pero les advertirás
claramente y les enseñarás el fuero del rey que va a reinar sobre ellos". (I S 8, 7-9)

El pueblo no estaba rechazando a Samuel sino la idea de ser una nación distinta de las
otras. Querían ser como las demás. Esto era precisamente lo que Moisés había profetizado y el
libro del Deuteronomio había ya previsto:

“Samuel repitió todas estas palabras de Yahveh al pueblo que le pedía un rey,
diciendo: "He aquí el fuero del rey que va a reinar sobre vosotros.

Tomará vuestros hijos y los destinará a sus carros y a sus caballos y tendrán
que correr delante de su carro. Los empleará como jefes de mil y jefes de cincuenta;
les hará labrar sus campos, segar su cosecha, fabricar sus armas de guerra y los arreos
de sus carros. Tomara vuestras hijas para perfumistas, cocineras y panaderas. Tomará
vuestros campos, vuestras viñas y vuestros mejores olivares y se los dará a sus
servidores. Tomará el diezmo de vuestros cultivos y vuestras viñas para dárselo a sus
eunucos y a sus servidores. Tomará vuestros criados y criadas, y vuestros mejores
bueyes y asnos y les hará trabajar para él. Sacará el diezmo de vuestros rebaños y
vosotros mismos seréis sus esclavos. Ese día os lamentaréis a causa del rey que os
habéis elegido, pero entonces Yahveh no os responderá".

El pueblo no quiso escuchar a Samuel y dijo: "¡No! Tendremos un rey y


nosotros seremos también como los demás pueblos: nuestro rey nos juzgará, irá al
frente de nosotros y combatirá nuestros combates". (1S 8,10-20)

9
I Samuel 8, 3
10
I Samuel 8, 5
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 10
Curso Académico
2015 | 2016

Samuel les dijo exactamente lo que podían esperar de un rey: impuestos, servicio militar
y opresión. Pero el pueblo insistió. Samuel obedeció a sus deseos y a la palabra de Dios. Aceptó
buscarles un rey, a pesar de lo mucho que le disgustaba la idea. Al final, todas sus predicciones
se habrían realidad.

Resumiendo podemos decir que Samuel fue:

• Un fiel servidor de Yave


• Un verdadero sacerdote intercesor por su pueblo
• Un juez luchador
• Un fiel cumplidor de la Alianza
• Supo dar su lugar a un nuevo modelo de autoridad

La época de los jueces se puede resumir de la siguiente manera:

Josué Josué
DIOS ES FIEL Jueces Jueces
Siglo XII a.C. Samuel
- Dios cumple su promesa y su compromiso de
liberación adquirido con el pueblo en la Lenta conquista de Canaán
alianza. contra los filisteos.
- Dios les ha dado una tierra. El pueblo se instala dividido en
- Cuando el pueblo se aleja y no es fiel a la 12 tribus.
alianza, cae en manos de sus enemigos. Las tribus se unen para
- Pero si de nuevo confía en la fuerza de Dios, celebrar las fiestas religiosas o
éste los libera por medio de los jueces. en caso de guerra.
Entonces eligen a un juez.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 11


Curso Académico
2015 | 2016

1. LA MONARQUIA

Línea del tiempo que abarca la monarquía

Lecturas previas recomendadas

1Samuel 26, 6-11


2 Samuel 6, 1-7; 11, 1-12
Salmo 89

2 Crónicas 1, 1-6;
1 Reyes 10, 1-10; 11,1-13
Proverbios 10

1 Reyes 2,1-20; 12, 25-30; 18, 17-40


2 Reyes 2, 1-14; 17, 6-8
Jonás 1-4

1. Saúl, el ungido

Dios condujo a Samuel ante un hombre llamado Saúl, de la pequeña tribu de Benjamín.
Saúl tenía la apariencia de un rey. Era el hombre más apuesto de Israel y, además, sacaba a
todos una cabeza de estatura. Sin embargo Saúl no tenía la menor idea de que iba a ser elegido
para regir a Israel. Cuando Saúl fue a ver a Samuel para preguntarle por una parte de su rebaño
que se había perdido, cuál sería su sorpresa al encontrase con que Samuel le había preparado
un espléndido banquete. Hizo lo siguiente:
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 12
Curso Académico
2015 | 2016

“Tomó Samuel el cuerno de aceite y lo derramó sobre la cabeza de Saúl, y


después le besó diciendo: "¿No es Yahveh quien te ha ungido como jefe de su pueblo
Israel? Tú regirás al pueblo de Yahveh y le librarás de la mano de los enemigos que le
rodean. Y ésta será para ti la señal de que Yahveh te ha ungido como caudillo de su
heredad. (1S 10,1)

“Ungir” significa derramar aceite sobre algo como signo de consagración. El aceite era
un signo visible de que Saúl había sido elegido por Dios. Después de ser ungido por el profeta
de Dios, Saúl se convirtió en el ungido., “mesías” en hebreo, o “cristo” en griego.

Hasta aquel momento sólo los sacerdotes habían sido ungidos en Israel. Sin embargo,
después de ser ungido, Saúl comenzó a profetizar. El Espíritu de Dios se derramó sobre él. El
pueblo podría haber rechazado a Dios como su rey, pero Dios continuaba mostrando a los
israelitas que seguiría gobernándoles a través de su nuevo rey, Saúl, pero no porque el pueblo
lo hubiera elegido, sino porque Dios mismo lo había elegido a él.

Primer gran error de Saúl:

Al principio las cosas marchaban bien con el nuevo rey. Derrotó a los amonitas y el
pueblo estaba satisfecho de haber tomado la decisión adecuada. Pero a Saúl enseguida se le
subió el poder a la cabeza, quería dirigir y no ser súbdito de nadie, tampoco de Dios.

Esta actitud se demostró cuando comenzó una nueva guerra contra los filisteos. Todo iba
bien hasta que estos reunieron en Micmás un enorme ejército. El pueblo de Israel no sabía qué
hacer. La mayoría parecía estar segura de que los filisteos iban a vencer. Muchos se ocultaron
en cuevas o en tumbas y otros cruzaron el Jordán para refugiarse en los territorios vecinos.
Incluso el pequeño número de hombres que permanecieron con Saúl, uso seiscientos, estaban
“temblando”. Ante esta situación crítica lo más sensato era pedir ayuda a Dios, y es lo que hizo
Saúl. Samuel le dijo Saúl que esperara en Guilgal siete días, hasta que él llegara a ofrecer
sacrificios. Pero Samuel se retrasó un poco. Al no aparecer cuando se le esperaba, incluso los
pocos soldados leales que quedaban comenzaron a desaparecer. Entonces Saúl decidió actuar
por su cuenta. Ordenó que le trajeran los sacrificios y él mismo los ofreció. Justo cuando
terminó, apareció Samuel y le pregunto: “¿Qué has hecho?”

Saúl respondió: “Al ver que el pueblo se dispersaba y me abandonaba, que tú no venías
en el plazo señalado y que los filisteos estaban congregados en Micmás, me dije “ Ahora
bajarán los filisteos a Guilgal contra mí y todavía no he aplacado al Señor”. Así que me sentí
obligado a ofrecer el holocausto”.
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 13
Curso Académico
2015 | 2016

La respuesta tenía sentido: al fin y al cabo se trataba de un momento de crisis pero esto
reveló donde tenía realmente su corazón. Saúl ofreció los sacrificios no por amor a Dios, sino
más bien porque quería que Dios hiciera algo por él. Saúl había traspasado la línea, igual que
en el desierto los hijos de Aaron al adorar al becerro de oro.

Saúl siguió siendo rey, Dios no lo había depuesto pero su hijo ya no lo sería después de
él. Saúl no fundaría una dinastía, le sucederá alguien que no tendrá nada que ver con él.

El segundo gran error

Sucedió cuando Dios, a través del profeta Samuel, le indicó a Israel que destruyera
Amalec por completo, no solo porque este pueblo era malvado, sino también para que el
aliciente del botín y del saqueo no se convirtiera en una excusa para declarar la guerra a los
pueblos vecinos de Israel.
Pero Saúl y sus hombres se apoderaron de “lo mejor del ganado mayo y menor, de las
reses cebadas, de los corderos y de todo lo que había de valor. No quisieron entregarlo al
anatema, en cambio entregaron todo lo que era inútil y sin valor”11

Samuel le dijo a Saúl:

“Por haber rechazado la palabra del Señor Él te rechaza como rey” (I S 15, 23)

Así Saúl, con la primera ofensa había perdido la dinastía y por la segunda perdió el
reino.
En el capítulo siguiente vemos cómo Dios envía a Samuel a Belén para ungir a un rey
que sustituya a Saúl. Lo envía a un joven de la vecina tribu de Judá, a alguien que no parecía
el mejor candidato para ser rey.

b) David, el Rey

David será la figura más importante y en la que nos centraremos de la época de la


monarquía dado que a él se debe la unión de las tribus que estaban ya dispersas, y establecer
un centro nacional.

Orígenes y elección de David

Ahora nos centraremos en el territorio de la tribu de Judá que es donde nace David.

11
I Samuel 1, 9
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 14
Curso Académico
2015 | 2016

Una familia de Belén, motivada por el hambre, fue a establecerse al otro lado del Jordán
en la zona de Moab. El padre de familia muere y al poco tiempo los dos hijos con lo cual la
madre del hogar, Noemí, se quedó sola con sus dos nueras. Esta historia está relatada en el libro
de Rut que es una de las nueras y que será la abuela del gran rey David. Rut es por tanto
noamita, extranjera marca un nuevo paso hacia la universalidad.

Nos encontramos en la tierra de Judá, alrededor del año 1000 a.C. cuando Dios le pidió
a Samuel que fuera a la casa de Jesé y ungiera a uno de sus hijos, es posible que esperara
encontrar a alguien con apariencia de rey como Saúl, pero no fue así. En la familia de Jesé
había muchos jóvenes apuestos pero ninguno era el elegido como nos narra I Samuel 16. David
era el más pequeño, pastor de ovejas, que en ese momento ni se hallaba en la casa.

En el momento que Samuel ungió a David el Espíritu lo invadió y se apartó de Saúl y


en su lugar un espíritu maligno empezó a atormentarle y sus ministros se dieron cuenta que la
música le serenaba.

David, el ungido era un excelente músico y sin saber que era el ungido Saúl lo mando
llamar para que le sirviera en su corte. Así cada vez que el espíritu maligno asaltaba a Saúl,
David tomaba la cítara y tocaba, y Saúl se sentía mejor, poco a poco se encariño de él y lo
nombró su escudero. También el evangelio cuenta como ante el “ungido” los espíritus malignos
huían.12

Un día les atacan nuevamente los filisteos que traen consigo un gigante que día tras día
acaba con todos los soldados que se le acercan. Esto lo escucha David y propone ir el mismo a
combatirlo no con armadura sino en nombre del Dios de Israel llevando solo unas piedras y su
honda. Así venció David al gigante Goliat, según lo narra el primer libro de Samuel en el
capítulo 17.

Después de esto David vivió un periodo tranquilo en la corte donde se hizo muy amigo
de Jonatán el hijo de Saúl. Pero poco a poco los celos le carcomen a Saúl que siente que la
gente quiere más a David que a él y planea su muerte aunque sin ningún éxito debido a la ayuda
de Jonatán y a la fidelidad de David hacia el rey Saúl que era el elegido de Dios. En una ocasión
(nos cuenta en I Samuel 24) en que Saúl iba persiguiendo a David para matarlo, este se escondió
con sus hombres en una cueva. Sin saberlo, Saúl entró en ella y estuvo tan cerca de David que
este le cortó un trozo del manto.

“y entonces se levantó también David y, saliendo de la caverna, se puso a

12
Lc 4, 41
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 15
Curso Académico
2015 | 2016

gritarle: “¡Oh rey, mi señor!” Saúl miró atrás, y David se echó rostro a tierra, pros
ternándose;" y dijo luego a Saúl: “¿Por qué escuchas lo que te dicen algunos de que
yo pretendo tu mal? Hoy ven tus ojos cómo Yahvé te ha puesto en mis manos en la
caverna; pero yo te he preservado, diciéndome: “No pondré yo mi mano sobre mi
señor, que es el ungido de Yahvé." ¡Mira, padre mío, mira! En mi mano tengo la orla
de tu manto. Yo la he cortado con mi mano; y cuando no te he matado, reconoce y
comprende que no hay en mí ni maldad ni rebeldía y que no he pecado contra ti. Tú,
por el contrario, andas a la caza de mi vida para quitármela." (1 Samuel 24,9-12)

Tras la muerte de Saúl en una batalla junto con su hijo Jonatán, David tenía vía libre
para hacerse con el reino. Sin embargo la parte norte de la tribu de Israel prefirió seguir a Isbaal
(uno de los hijos de Saúl). Sólo después de una larga guerra civil David consiguió derrotar a
las tropas de Isbaal. Al final, dos de los propios generales de Isbaal, viendo que la situación era
desesperada, asesinaron a Isbaal y llevaron su cabeza a David. Pensaban que iban a obtener
una recompensa, pero en su lugar son mandados ejecutar como asesinos acusados de “asesinar
a un hombre recto”. David sabía distinguir entre la persona de Isbaal y las circunstancias que
lo habían convertido en su enemigo.

David, rey

David estaba en Hebrón, en la parte sur del reino de Judá y allí será coronado en el año
1012 a.C.. Así las tribus del sur son las primeras en reconocerle y sólo después lo harán las del
norte en el año 1005 a.C. Las tensiones entre ambas eran muy fuertes y la gloria de David será
la de unir las tribus y el emblema de esa unidad será la estrella año 1000 a.C. Lo que sellará
dicha unidad será la conquista de la nueva capital Jerusalén, llamada por eso la ciudad de David.

Símbolo de las tribus del norte


Estrella de David

Símbolo de las tribus del sur

Así, después de 7 años desde la muerte de Saúl y Jonatán, David termina por ser
reconocido como rey de Judá y se repite la unción y reconocimiento de David que es el anticipo
de algo más importante que fue el ser aceptado como rey por las tribus del norte. Así el símbolo
de la estrella de David es el símbolo de la unidad del pueblo de Dios en su rey.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 16


Curso Académico
2015 | 2016

Jerusalén, la ciudad del Rey David y sede del Arca de la Alianza

Ahora David se encontraba ante el problema de elegir una ciudad como capital. Si elegía
alguna de Judá no lo aceptarían las tribus del norte y si era del norte no lo aceptarían los del
sur. Pero existía una antigua ciudad justo en la frontera entre Judá y las otras tribus, que no
pertenecía a ninguna tribu pues no la habían podido conquistar por lo que ahí convivían los
jebuseos con los israelitas de diversas tribus.

David atacó Jerusalén y prometió que al primero que entrara lo nombraría su jefe. Este
fue Joab quien pasó a ser el brazo derecho o primer ministro de David. Desde entonces
Jerusalén fue la capital del Reino. David reconstruyo gran parte de la ciudad y también
construyó un palacio.

Jerusalén significa “ciudad de paz”

Una vez establecido definitivamente en Jerusalén, David decidió llevar allí el Arca de
la Alianza, convirtiendo así la ciudad no solo en centro político, sino también en el centro
religioso de Israel. Así construye una tienda para el Arca y la traslada en un día que es de gran
alegría y regocijo para todo el pueblo y tan contento está David que el mismo va cantando y
bailando ante el Arca de la Alianza, ante Su Dios.

La alianza con David

Pero con todo ello no se siente satisfecho y desea construir un gran templo que sea
digno de la gloria de Dios en medio de su pueblo. Ahora que Israel goza de la paz y bienestar.
Por ello David llama al profeta Natán para decirle lo que ha pensado pero no será él quien le
construya una casa, en cambio le va a prometer algo más importante.

“Di, pues, a David, mi siervo: Así habla Yahvé:

Yo te tomé de la majada, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe de mi


pueblo, de Israel. He estado contigo por dondequiera que has ido; he exterminado
delante de ti a todos tus enemigos y te estoy haciendo un nombre grande, como el de
los grandes de la tierra," estableciendo a mi pueblo, Israel, y plantándolo en su lugar
para que habite en él y no sea perturbado y los hijos de la iniquidad no le aflijan como
antes.
“Desde el día en que constituí jueces sobre mi pueblo, Israel, y dándote
descanso de todos tus enemigos. Hácete, pues, saber Yahvé que él te edificará casa a
ti;" y que cuando se cumplieren tus días y te duermas con tus padres, suscitaré a tu
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 17
Curso Académico
2015 | 2016

linaje después de ti, el que saldrá de tus entrañas, y afirmaré su reino. El edificará
casa a mi nombre y yo estableceré su trono por siempre. Yo le seré a él padre y él me
será a mí hijo. Si obrare el mal, yo le castigaré con varas de hombres y con azotes de
hijos de hombres;" pero no apartaré de él mi misericordia, como la aparté de Saúl,
arrojándole de delante de ti. Permanente será tu casa para siempre ante mi rostro, y
tu trono estable por la eternidad.” (2 Samuel 7,8-16)

o “Él te edificará una casa”: David será el fundador de una DINASTIA


o “Yo consolidaré tu reino”: el hijo de David será el gobernante del REINO
o “Él edificará una casa en honor de mi nombre”: el hijo de David será el que
construya el TEMPLO
o “Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo”: el hijo de David será como
HIJO PROPIO DE DIOS. (Esta es la primera vez que la idea de filiación divina
se aplica a una persona individual).
o “Le castigaré… pero no apartaré de él mi amor”: Dios NO RECHAZARÁ EL
LINAJE DE DAVID, será un padre amoroso.
o “Tu trono será firme eternamente”: la dinastía NO ACABARÁ NUNCA

El I y II libro de Samuel, donde se narra todo el reinado de David, nos da impresión de


que a David, uno de los grandes poetas de todos los tiempos a quien se le tribuyen los Salmos,
le faltaron palabras para expresar sus sentimientos y se va ante el Arca de la Alianza
pronunciando esta oración:

“Mi Señor, Yahvé, ¿quién soy yo y qué es mi casa para que hasta tal punto me
hayas traído? Y aun esto ha sido poco a tus ojos, mi Señor, Yahvé, y has hablado acerca
de la casa de tu siervo para lo por venir, aventajándome sobre los otros hombres, ¡mi
Señor, Yahvé! ¿Qué más podrá decirte David? Tú, ¡oh mi Señor, Yahvé! conoces a tu
siervo. Todas estas grandezas las haces según tu palabra y según tu corazón, y se las
has dado a conocer a tu siervo. ¡Qué grande eres, mi Señor, Yahvé! No hay nadie que
se te asemeje ni hay Dios fuera de ti, como lo hemos oído con nuestros oídos. ¿Y hay
sobre la tierra un pueblo como tu pueblo, Israel, que haya rescatado Dios para hacerle
el pueblo suyo, dándole su nombre y haciendo por él tan terribles y portentosas
maravillas como en favor de tu pueblo hiciste, redimiéndole de Egipto y expulsando las
gentes? Has confirmado a tu pueblo, Israel, por pueblo tuyo, para que sea tu pueblo
para siempre jamás y seas tú su Dios. Manten, pues, siempre, mi Señor, Yahvé, la
palabra que has dicho de tu siervo y de su casa, y obra según tu palabra y sea
glorificado por siempre tu nombre; y dígase: Yahvé Sebaot es el Dios de Israel. Sea
firme ante ti la casa de tu siervo David," pues que tú mismo, Yahvé Sebaot, Dios de
Israel, te has revelado a tu siervo, diciendo: Yo te edificaré a ti casa. Por esto se atreve
tu siervo a dirigirte esta plegaria: ¡Oh mi Señor, Yahvé! Tú eres Dios, y tus palabras
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 18
Curso Académico
2015 | 2016

son verdaderas y has prometido a tu siervo hacerle esta gracia. Tenlo, pues, a bien y
bendice la casa de tu siervo para que subsista siempre delante de ti; porque tú, mi
Señor, Yahvé, has hablado, y con tu bendición será por siempre bendita la casa de tu
siervo.” (2 Samuel 7,18-29)

Por ello afirma el Catecismo:

“David es, por excelencia, el rey "según el corazón de Dios", el pastor que
ruega por su pueblo y en su nombre, aquél cuya sumisión a la voluntad de Dios, cuya
alabanza y arrepentimiento serán modelo de la oración del pueblo. Ungido de Dios, su
oración es adhesión fiel a la promesa divina (cf 2Sa 7,18-29), confianza amante y
alegre en aquél que es el único Rey y Señor. En los Salmos, David, inspirado por el
Espíritu Santo, es el primer profeta de la oración judía y cristiana. La oración de
Cristo, verdadero Mesías e hijo de David, revelará y llevará a su plenitud el sentido de
esta oración.” (CEC nº 2579)

Resumen: Rasgos principales de la alianza davídica:

1. Dios da a David un reino


2. Dios promete a David una dinastía
3. Cuando es ungido, el rey se convierte en hijo adoptivo de Dios.
4. La alianza no tiene límites de tiempo y espacio.
5. Jerusalén es el centro espiritual del mundo.
6. El Templo es el signo arquitectónico de la alianza.
7. La literatura sapiencial es la nueva Torah

Tres rasgos secundarios:


1. La reina madre llega a ser una figura importante
2. El primer ministro es signo permanente del gobierno.
3. La acción de gracias se convierte en la liturgia principal que se celebra en el
Templo.

David reinó durante 40 años y fue el rey más querido por todo el pueblo. Los hechos de
su vida los encontramos en los libros I y II de Samuel.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 19


Curso Académico
2015 | 2016

3. Salomón, el rey sabio

• A David le sucedió uno de sus hijos, Salomón hijo de Betsabé13 a quien preparó
para que reinara según el corazón del Señor su Dios.14

Después de la muerte de David y cuando Salomón ya se había consolidado en el trono,


Dios se apareció en sueños a Salomón

“Durante la noche se apareció Dios a Salomón y le dijo: “Pide que quieres


que te dé”;" y Salomón respondió a Dios: “Tú hiciste con David, mi padre, gran
misericordia, y a mí me has hecho reinar en su lugar. Ahora, pues, ¡oh Yahvé! cumple
tu palabra a David, mi padre, ya que me has hecho rey de un pueblo numeroso como
el polvo de la tierra. Dame la sabiduría y el entendimiento, para que pueda conducir a
este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este tu gran pueblo?” (2 Crónicas 1,6-
10)

Salomón podía haber pedido cualquier cosa y sin embargo sólo pidió sabiduría para gobernar
al pueblo del que Dios le había hecho rey.

“Dios dijo a Salomón: “Pues que esto es lo que más deseas, y no me has pedido
riquezas, hacienda o gloria, ni la vida de tus enemigos, ni muchedumbre de días, sino
que me has pedido la sabiduría y el entendimiento para gobernar a mi pueblo, cuyo rey
te he hecho, la sabiduría y el entendimiento te doy; pero te daré también riquezas,
hacienda y gloria tales como no las tuvieron nunca los reyes que te han precedido, ni
las tendrán los que te sucedan.” (2 Crónicas 1,11-12)

Dios le concedió a Salomón no sólo la sabiduría que había pedido, sino también todas
aquellas otras cosas buenas que no había pedido. Salomón llegaría a ser famoso por su riqueza
y poder, pero sobre todo sería símbolo de la sabiduría a lo largo de los siglos. Como ejemplo
tenemos el así llamado juicio salomónico en el que dos madres acuden al rey para quedarse
con su hijo y Salomón muestra su sabiduría.15 Así su fama de sabio se extendió y pronto
acudirán de todas partes a pedirle consejo. Él se rodeará de escribas a quienes dictaba sus dichos
y proverbios que han llegado hasta nosotros a través el “Libro de los Proverbios”

El reino de Salomón llegó a ser un imperio de ámbito internacional. Si los éxitos


militares de David habían aumenta considerablemente las fronteras de Israel, la fama de
sabiduría y riqueza de Salomón iban a atraer a visitantes y comerciantes de muchas naciones.

13
I Reyes 1, 28- 40
14
I Reyes 2 – Testamento y muerte de David
15
I Reyes 3, 16 – 28 El juicio de Salomón
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 20
Curso Académico
2015 | 2016

“Judá e Israel eran numerosos como la arena en la orilla del mar, y comían, bebían y
se alegraban. (1Re 4,20)

Así la nueva situación de Israel pronto llamó la atención de sus poderosos vecinos y:

“Salomón fue yerno de Faraón, rey de Egipto; tomó la hija de Faraón y la llevó
a la Ciudad de David, mientras terminaba de construir su casa, la casa de Yahveh y la
muralla en torno a Jerusalén.” (1Re 3,1)

Pero la hija del Faraón no fue la única con la que Salomón estableció alianza
matrimonial. El libro de los Reyes nos cuenta que Salomón llego a tener 700 esposas y 300
concubinas (estos son números simbólicos y muestra que estableción lazos de unión con todas
las naciones). Pero como ya hemos dicho en otra ocasión, en la Biblia la poligamia nunca viene
sin un castigo. Las esposas, muchas extranjeras, de Salomón le van a alejar de aquel Dios que
le había dado toda su gloria y sabiduría.

Salomón construye el Templo

De todos los logros de Salomón, el más recordado y reconocido por su pueblo fue el de
la construcción del Templo, que representaba el símbolo arquitectónico de su alianza con Dios,
el lugar donde la gloria de Dios moraba entre ellos.

David había preparado el camino, adquiéranlo el terreno donde habría de edificarse,


pero sería su hijo el que supervisaría por sí mismo la construcción que sería hecho con los
mejores materiales existentes como la madera de los cedros del Líbano. Israel se había hecho
tan famoso en tan poco tiempo que no tenía artesanos ni artistas capaces de levantar una
estructura tan espléndida, por lo que trajo a algunos fenicios que ayudaron en la construcción,
es decir gentiles.

“El Templo de Jerusalén, la casa de oración que David quería construir, será
la obra de su hijo, Salomón. La oración de la Dedicación del Templo (cf 1 R 8, 10-61
[1Re 8,10-61]) se apoya en la Promesa de Dios y su Alianza, la presencia activa de su
Nombre entre su Pueblo y el recuerdo de los grandes hechos del Éxodo. El rey eleva
entonces las manos al cielo y ruega al Señor por él, por todo el pueblo, por las
generaciones futuras, por el perdón de sus pecados y sus necesidades diarias, para que
todas las naciones sepan que Dios es el único Dios y que el corazón del pueblo le
pertenece por entero a Él.” CIC nº 2580)

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 21


Curso Académico
2015 | 2016

Era tal la gloria de Salomón que nos cuentan que hasta la reina de Sabá fue a visitarlo
y exclamó:

“y dijo al rey: "¡Verdad es cuanto oí decir en mi tierra de tus palabras y tu sabiduría!


No daba yo crédito a lo que se decía hasta que he venido y lo he visto con mis propios
ojos, y hallo que no dijeron ni la mitad. Tu sabiduría y tu prosperidad superan todo lo
que oí decir. Dichosas tus mujeres, dichosos estos tus servidores que están siempre en
tu presencia y escuchan tu sabiduría. Bendito Yahveh tu Dios que se ha complacido en
ti y te ha colocado en el trono de Israel para siempre, a causa del amor de Yahveh a
Israel, y te ha puesto como rey para administrar derecho y justicia". (1Re 10,6-9)

La gloria de Salomón estaba en boca de todo el mundo. Pero toda esta gloria tuvo su
precio. Se hizo necesario cargar a la población con pesados impuestos para pagar tantos
ambiciosos proyectos. Muchas de sus mujeres fueron después extranjeras y poco a poco
Salomón cayó en construirles a los dioses de estos templos y altares. Así Salomón en lugar de
llevar a los gentiles a adorar al verdadero Dios, acabó arrastrando a su propio pueblo a adorar
a dioses extranjeros. Salomón se fue convirtiendo en el tipo de rey que Samuel, el profeta,
había predicho16 cuando el pueblo le pidió que le dieran un rey.

Como hemos visto con el reinado de Salomón la gloria de Israel llegó a su punto
culminante. Pero los impuestos y los trabajos forzados convirtieron a Salomón en una figura
impopular entre sus súbditos. Peor aún, su apostasía exigía un castigo por parte de Dios.

16
I Samuel 8, 10-20
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 22
Curso Académico
2015 | 2016

Así el orgullo y la idolatría de Salomón fueron las semillas del declive del impero. El
Israel imperial jamás volvería a ser un líder entre las naciones. De hecho, ni siguiera
sobreviviría a la muerte de Salomón.

4. El reino dividido

Unos de los altos cargos del viejo rey Salomón era el joven Jeroboam

“Por aquel tiempo salió Jeroboam de Jerusalén, y el profeta Ajías de Silo le encontró
en el camino. Iba éste cubierto con un manto nuevo y estaban los dos solos en el campo.
Ajías tomó el manto nuevo que llevaba, lo rasgó en doce jirones y dijo a Jeroboam:
"Toma para ti diez jirones, porque así dice Yahveh, Dios de Israel: Voy a hacer jirones
el reino de manos de Salomón y te voy a dar diez tribus. Le quedará la otra tribu en
atención a mi siervo David y a Jerusalén, la ciudad que me elegí entre todas las tribus
de Israel; porque me ha abandonado y se ha postrado ante Astarté, diosa de los
sidonios, ante Kemós, dios de Moab, y ante Milkom, dios de los ammonitas, y no ha
seguido mis caminos haciendo lo que es justo a mis ojos, ni mis decretos ni mis
sentencias como su padre David.” (1Re 11,29-33)

Cuando Salomón murió, su hijo Roboam estaba preparado para sucederle. El pueblo
que había sufrido acudió a él representado por los ancianos y Jeroboam para pedirle que aliviara
un poco el peso que los oprimía pero este no oyó a la petición y al revés aumento los impuestos.

Aunque Israel había sido un único reino durante más de un siglo, las tradiciones tribales
esran todavía muy importantes. Al sur, la grande y poderosa tribu de Judá permaneció fiel a la
casa de David. Pero diez tribus se rebelaron y eligieron por rey a Jeroboam. Además de Judá,
Roboam sólo fue capaz de mantener el control de la pequeña tribu vecina de Benjamín. Una
guerra civil se cernía sobre Israel. Sin embargo en el último minuto Roboam decidió no tratar
de recuperar el norte y desistió, quedando así el reino dividido y ya nunca más se volvería a
unir.

Así en el año 935 a.C. el reino queda dividido en dos naciones contrincantes:

El reino del sur formada por Judá y Benjamín cuya capital es Jerusalén, rodeada de
templos falsos y despreciada por la mayor parte de los israelitas.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 23


Curso Académico
2015 | 2016

El reino del norte asumirá el nombre de Israel que quedará formado por diez tribus
que se consideran las fieles a Dios. Su capital será Samaría. Sin embargo sus reyes serán aun
peor que Salomón y sus idolatrías cada vez más intolerables.

Jeroboam convertido en rey del norte para evitar que los israelitas volvieran a Jerusalén
a ofrecer sacrificios al templo decide fabricar dos becerros de oro:

“Tomó consejo el rey, hizo dos becerros de oro, y dijo al pueblo: "Basta ya de
subir a Jerusalén. Este es tu dios, Israel, el que te hizo subir de la tierra de Egipto".
Colocó uno en Betel, y el pueblo fue con el otro hasta Dan.” (1Re 12,28-30)

Según nos cuentan los libros de los Reyes y de las Crónicas tanto el reino de Judá como
el de Israel alternaron reyes piadosos y reyes impíos. Pero en el reino de Israel fueron muchos
más los impíos.

5. Los profetas

Sin embargo Dios no dejó a su pueblo sin guía e hizo surgir a los profetas, tanto en Judá
como en Israel. Estos eran hombres y mujeres que no temieron denunciar los falsos dioses que
el pueblo adoraba. Era peligroso ser profeta del verdadero Dios, cuando el rey adoraba a dioses
falsos, pero ellos no callaron pues era el mismo Dios el que los había llamado para esa misión.

Elías

Es el prototipo y el máximo exponente del profetismo.

El nombre de Elías significa “Dios es mi Señor”, un hombre de Dios que aparece con
la única arma de la palabra y su ejemplo de vida; realizará además obras de Dios que le darán
autoridad. Lo primero que sabemos de él es que era capaz de detener la lluvia con su oración y
de hecho ordenado como castigo al rey que no lo escucha que durante siete años no llueva. Este
poder que era una muestra convincente del poder del Dios verdadero provocó la ira de Ajab
(rey de Israel que se había casado con Jezabel y adoraba a sus dioses fenicios detestando a los
profetas). Se atreve a enfrentarse ante los reyes y acusarles del modo con que están explotando
al pueblo, especialmente a los más pobres e indefensos. Por ello conoce la persecución y tiene
que vivir escondiéndose por eso sufre momentos difíciles y acude constantemente a la oración
donde recuerda la Alianza de Dios con su pueblo. Por ello el Señor se le va a manifestar.
Huyendo se detiene en casa de una viuda de Sarepta a la que le pide algo de comer. Ella que
sólo tenía harina y aceite para una torta, dado que la sequía y el hambre se habían extendido

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 24


Curso Académico
2015 | 2016

por toda aquella tierra. Elías le promete que si le da de comer no le va a faltar nunca ni la harina
ni el aceite y así fue. Más aún cuando el hijo de la viuda murió, la oración de Elías lo resucitó.17

Pero su milagro más famoso fue una competición con falsos profetas en el monte
Carmelo18 donde Elías desafió a 450 profetas de Baal para probarles que su dios no era el
verdadero. Ante las constantes “denuncias” de Elías al rey este le propone enfrentarse él solo
a todos los profetas de Baal. Consistió en que cada una de las partes construyó un altar y lo
preparó para el sacrificio pero sin encender el fuego. Rezarían para que su Dios hiciera bajar
el fuego. A los 450 profetas no les escuchó su dios y el fuego no bajo. Cuando el turno le tocó
a Elías este hizo oración y el fuego bajó del cielo y devoró el altar. Entonces la multitud
enfurecida mató a todos los profetas de Baal y Elías fue reconocido como verdadero profeta.
El rey Ajab comió entonces como le pidió Elías y la lluvia comenzó a caer.

“Elías es el padre de los profetas, "de la raza de los que buscan a Dios, de los
que persiguen su Faz" (Sal 24, 6). Su nombre, "El Señor es mi Dios", anuncia el grito
del pueblo en respuesta a su oración sobre el Monte Carmelo (cf 1 R 18, 39). Santiago
nos remite a él para incitarnos a orar: "La oración ferviente del justo tiene mucho
poder" (St 5, 16b-18).” CIC nº 2582

Parecía un triunfo total de Elías, pero Jezabel furiosa le envía un mensaje diciéndole
que le va a matar, por lo Elías huye19 al desierto y le pide a Dios que le quite la vida. Sin
embargo no fue así, en dos ocasiones un ángel le lleva comida y con la fuerza de este alimento
camina durante cuarenta días y cuarenta noches hasta llegar al monte Horeb, la montaña del
Sinaí donde Moisés había pasado también cuarenta días y cuarenta noches, y tuvo una visión
de Dios.

“Elías dijo: "Ardo en celo por Yahveh, Dios Sebaot, porque los israelitas han
abandonado tu alianza, han derribado tus altares y han pasado a espada a tus profetas;
quedo yo solo y buscan mi vida para quitármela".

Le dijo: "Sal y ponte en el monte ante Yahveh". Y he aquí que Yahveh pasaba.
Hubo un huracán tan violento que hendía las montañas y quebrantaba las rocas ante
Yahveh; pero no estaba Yahveh en el huracán. Después del huracán, un temblor de
tierra; pero no estaba Yahveh en el temblor. Después del temblor, fuego, pero no estaba
Yahveh en el fuego. Después del fuego, el susurro de una brisa suave. Al oírlo Elías,
cubrió su rostro con el manto, salió y se puso a la entrada de la cueva.”(1Re 19,10-13)

17
I Reyes 17, 8-24
1818
I Reyes 18, 20-46 aquí se narra el sacrificio del Monte Carmelo
19
I Reyes 19, 1-3
Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 25
Curso Académico
2015 | 2016

Para los que estaban acostumbrados en pensar en Dios en términos de fuego, terremotos
y vientos poderosos, esta revelación era algo nuevo. Dios era todopoderoso pero la verdad
sobre Dios no estaba en el fuego, sino en “aquel susurro de brisa suave”.

“Después de haber aprendido la misericordia en su retirada al torrente de Kérit,


aprende junto a la viuda de Sarepta la fe en la palabra de Dios, fe que confirma con su
oración insistente: Dios devuelve la vida al hijo de la viuda (cf 1 R 17, 7-24).

En el sacrificio sobre el Monte Carmelo, prueba decisiva para la fe del pueblo de Dios,
el fuego del Señor es la respuesta a su súplica de que se consume el holocausto "a la
hora de la ofrenda de la tarde": "¡Respóndeme, Señor, respóndeme!" son las palabras
de Elías que repiten exactamente las liturgias orientales en la epíclesis eucarística (cf
1 R 18, 20-39).

Finalmente, repitiendo el camino del desierto hacia el lugar donde el Dios vivo y
verdadero se reveló a su pueblo, Elías se recoge como Moisés "en la hendidura de la
roca" hasta que "pasa" la presencia misteriosa de Dios (cf 1 R 19, 1-14; Exo 33:19-
23). Pero solamente en el monte de la Transfiguración se dará a conocer Aquél cuyo
Rostro buscan (cf. Lc 9, 30-35): el conocimiento de la Gloria de Dios está en la rostro
de Cristo crucificado y resucitado (cf 2Co 4:6).

En el monte Horeb, Dios le dijo a Elías que ungiera a Eliseo como profeta para que
ocupara su lugar. En su camino de regreso encontró a Eliseo arando el campo y le echó su
manto por encima, como signo de elección. Eliseo se despidió de los suyos y lo siguió.

Elías continuó unos cuantos años más junto a Eliseo, como si éste fuera un aprendiz de
profeta. Ya sabiendo que iba a ser arrebatado Eliseo le pide a Elías recibir en herencia su mismo
espíritu y cuando Elías fue arrebatado comenzó a hacer los prodigios que antes hacía Elías.
Eliseo había heredado el espíritu de Elías. El espíritu de Dios va a estar con él, todo esto indica
como Dios quería ahora venir a estar de una manera nueva en medio de los suyos.

El fenómeno profético en Israel:

- La figura de Elías y su recuerdo fue adquiriendo cada vez más fuerza. Elías no había dejado
nada escrito y aquellos que buscaban la fidelidad a Yahvé y a su Ley se lamentaban de no
contar con sus palabras

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 26


Curso Académico
2015 | 2016

- Los reyes de Israel y de Judá dejaban mucho que desear y el Señor no parecía estar con
ellos, en cambio los profetas con sus anuncios y denuncias traían una voz de esperanza.

- En realidad siempre había habido profetas en medio del pueblo de Dios (ejemplo Samuel
o Natán en época del Rey David) pero ahora en medio de la decadencia, los profetas irán
adquiriendo una importancia inigualable y el gran paso que se dará es el de la profecía
escrita, los libros proféticos. Veamos brevemente algunos:

o Amos que era un campesino y que dice no ser profeta, deja sus tierras y se va delante
del rey de Israel a denunciar la vergüenza que sentía. Es el profeta de la justicia.
Sus palabras aunque muy duras y directas cayeron como un bálsamo en medio del
pueblo fiel y por ello algún escriba comenzó a anotar todo lo que decía, dando forma
al primer libro profético, el de Amos.

o Oseas es también de esta época. Para desquitarse de un desamor se pone a escribir


y después se da cuenta que efectivamente eso que escribe es la historia de amor de
Dios con su pueblo. Será el heraldo del amor esponsal de Yahvé por su pueblo y
representa el principio de una nueva etapa de la literatura de Israel: LOS
PROFETAS ESCRITORES.

o Isaías: el gran profeta que procedía de la aristócrata de Jerusalén. Isaías no es


solamente un profeta sino una corriente profética que durará varios siglos.
Isaías 1 – 39 Primera parte: oráculos previos a la caída del Reino del
Norte.
Isaías 40 – 55 (de un profeta anónimo) Segunda parte: el libro de la
consolación de Israel durante el exilio.
Isaías 56 – 66 (de un profeta anónimo) Tercera parte: con las profecías
después del exilio.

o Así entre profetas mayores y menores (según la abundancia de sus escritos) van
apareciendo en la historia de Israel estos nuevos representantes de Dios a quienes
nadie manda llamar, sólo el Espíritu y que se manifiesta en sus palabras como es el
caso de Miqueas

o Jeremías el profeta que predice y vive la destrucción de Jerusalén. A él le toca


anunciar y vivir en carne propia la destrucción de Jerusalén pues sufre
inmensamente lo que sucede a su pueblo pero los diversos reyes de Judea no le
escuchan y le castigan repetidas veces.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 27


Curso Académico
2015 | 2016

El reino del norte desaparece en el año 721 a.C simplemente por no escuchar a los
profetas y así se dará pie al libro de Jonás (otro profeta). La decadencia de Judá también parece
ahogar en sangre todo intento de profecía, especialmente del profeta Jeremías.

La época de la monarquía y el cisma se podría resumir muy brevemente así:

EL REY DAVID, MODELO DE SERVIDOR. 1 y 2 Samuel Saúl


ALIANZA DE DIOS CON DAVID. 1 y 2 Reyes David
1 Crónicas Salomón
- David es elegido (ungido) por Dios para ser 2 Crónicas 1 al 36 Elías
rey, no por su fuerza, sino porque su corazón Siglos XI y X a.C. Amós
estaba cerca de Dios. Oseas
- David confía en Dios, y su fuerza le viene de Jeremías
su obrar “en nombre de Dios”. Isaías
- No tiene miedo de los hombres, y cuando
peca es capaz de reconocerse pecador ante
Dios y pedir su perdón.
- La Alianza que Dios hace con David Las tribus piden un rey.
prefigura la nueva y definitiva alianza en Jerusalén es la capital del reino.
Jesucristo. Paz y prosperidad económica.
Salomón construye el Templo
LOS PROFETAS, CENTINELAS DE LA en Jerusalén.
ALIANZA Surge paulatinamente la
- No es fácil mantener la fidelidad que David injusticia social.
tuvo con Dios. Muchos reyes que le A la muerte de Salomón, el país
sucedieron olvidaron la alianza y se dejaron se divide en dos reinos:
llevar por el dinero o el poder. o Israel, al norte, capital
- Esta infidelidad produce la injusticia y la Samaria;
división. o y Judá, al sur, capital
- Los profetas hablan de parte de Dios y por Jerusalén.
eso recuerdan la alianza. Denuncian los Los profetas denuncian las
abusos de los reyes y poderosos que llevan injusticias.
a la opresión de los débiles.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 28


Curso Académico
2015 | 2016

Mapa resumen de “Visión Bíblica”

Vocabulario20:

Apostasía: Apartarse de la verdadera religión.

David: El segundo rey de Israel, “el hombre según el corazón de Dios”. Dios hizo, por
mediación suya una nueva alianza con todo el pueblo.

Gentil: Miembro de cualquier nación distinta de la israelita.

Israel: Originalmente el reino que comprendía las doce tribus de Israel, pero desde que se
dividió a la muerte de Salomón se refiere sólo al reino del norte. Los asirios dispersaron a los
habitantes de Israel, pero los profetas anunciaron que las doce tribus volverían a reunirse con
la llega del Mesías.

Jordán: Río que constituía la frontera oriental de Canaán. Jesús será bautizado en sus aguas
por Juan el Bautista.

Jueces: Líderes escogidos por Dios para guiar temporalmente al pueblo de Israel, cuando los
enemigos lo oprimían.

Mesías: Palabra hebrea para designar al “ungido”, título de los reyes de Israel.
20
Comprender las Sagradas Escrituras de Scott Hahn

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 29


Curso Académico
2015 | 2016

Natán: Un profeta, de los principales asesores del rey David.

Pagano: Persona que sigue una religión falsa, adorando a diversos dioses en lugar del Dios
verdadero.

Reina Madre: La madre del rey vigente. Durante el reinado de David y sus sucesores, la reina
madre fue una figura muy importante en el reino.

Sión: La colina sobre la que estaba edificada la parte más antigua de Jerusalén. Nombre poético
para la ciudad de Jerusalén.

AUTOEVALUACIÓN:

1. ¿Cómo y con quien a la cabeza fue conquistada la tierra prometida después del Éxodo?

2. Los jueces en Israel: ¿quiénes son? ¿por qué surgieron? ¿Cuál es su misión? Nombrar

alguno diciendo algún hecho destacado de su vida.

3. ¿Por qué se convierte Israel en monarquía? Explica el proceso

4. Nombra los reyes que reinaron sobre las doce tribus de Israel y alguna característica de

cada uno de ellos.

5. ¿Quién fue David? Explica los momentos claves de su vida, por qué se caracterizó su

reinado y lo más importante que hizo.

6. Dios le concedió a Salomón una gran sabiduría, cómo se manifestó está y entonces por

qué decayó con él el reino.

7. ¿Por qué y cuándo se dividió el reino de Israel y cómo quedó organizado?

8. ¿Quiénes son los profetas? Explica por qué surgieron, cuál era su misión y nombra

algunos exponiendo lo que hicieron.

Religión, Cultura y Valores – tema 6 – pag. 30

También podría gustarte