Está en la página 1de 9

PROGRAMA TEORICO

SEMANA N°1 - DIA 2

Preparación de reproductores y selección de matrices.

La reproducción es el proceso biológico más importante de los organismos, ya que dé


él depende la supervivencia y perpetuación de las especies; por lo tanto, el control de los
ciclos reproductivos de las especies ícticas sometidas a cultivo, es uno de los factores más
importantes para asegurar el éxito de la acuicultura y constituye requisito indispensable para
la introducción de nuevas especies a los sistemas de producción.

Casi todos los peces en cautiverio presentan alguna forma de disfunción reproductiva.
Las hembras generalmente fallan en lograr la maduración final de los ovocitos, la ovulación
o el desove, mientras que los machos disminuyen el volumen de la producción de semen o la
calidad espermática. Estos trastornos reproductivos se deben a que los peces en cautiverio no
experimentan los cambios ambientales que suceden en su hábitat natural y como resultado la
hipófisis no liberara la gonadotropina (GtH) maduracional. Por lo tanto, para lograr la
reproducción en cautiverio de aquellas especies de peces que no desovan espontáneamente,
es necesaria la inducción o estimulación hormonal. La manipulación de parámetros
ambientales, tales como temperatura, longitud del fotoperiodo, salinidad, volumen y
profundidad de los estanques de alojamiento, etc., pueden en algunas especies ser suficientes
para estimular el desove; sin embargo, en varias especies, el tratamiento hormonal es la única
alternativa para inducir el proceso reproductivo.

Disfunciones reproductivas de peces de cultivo

Similar a la mayoría de animales silvestres mantenidos en cautiverio, muchas especies


de peces de interés comercial para la industria de la acuicultura, presentan disfunciones
reproductivas. Esta disrupción reproductiva resulta probablemente de una combinación del
estrés inducido por el cautiverio y la falta de los estímulos ambientales suficientes y (o)
apropiados para alcanzar la manducación final de los ovocitos, la ovulación y el desove.
Normalmente los problemas reproductivos disminuyen con el tiempo y, después de varias
generaciones, la especie puede llegar a reproducirse en cautiverio, proceso conocido como
‘domesticación’. Usualmente las disfunciones reproductivas son más severas en las hembras
que en los machos y pueden ser clasificadas en tres tipos:

- la primera y más severa disfunción reproductiva es la falla completa para iniciar la


vitelogénesis y espermatogénesis; en algunos casos, después de varios años de
cautiverio, algunas hembras pueden iniciar el proceso vitelogénico, pero solamente un
pequeño porcentaje desarrollan ovocitos de diámetro suficiente para ser inducidos a la
ovulación empleando hormonas exógenas; en consecuencia, los peces sufren atresia y
reabsorción de sus gónadas al final de la estación reproductiva.

- El segundo tipo de disfunción reproductiva de las hembras es la ausencia de maduración


final de los ovocitos. La vitelogénesis parece progresar normalmente, pero al inicio de
la estación reproductiva, los ovocitos post-vitelogénicos, no alcanzan la maduración
final y sufren atresia. Este es el tipo de problema más común observado en las especies
ícticas cultivadas.

- El tercer tipo de disfunción reproductiva observado en hembras cultivadas es la ausencia


de desove al final del ciclo reproductivo. En las especies que presentan este tipo de
problema, los ovocitos alcanzan la maduración final y son ovulados cuando los estímulos
fisiológicos y ambientales son apropiados, pero los ovocitos no son liberados al agua.
Los ovocitos no desovados pueden tener dos destinos: ser retenidos en la cavidad
abdominal y posteriormente reabsorbidos o ser liberados espontáneamente durante las
siguientes horas o días, pero sin comportamiento reproductivo. Obviamente, en estas
especies, los ovocitos deben ser obtenidos manualmente y fertilizados artificialmente.
Sin embargo, la manipulación para la obtención de los ovocitos debe hacerse dentro de
un periodo de tiempo determinado después la ovulación. Las disfunciones reproductivas
observadas en los machos se limitan a reducción en el volumen de semen producido o
en disminución de la calidad espermática. Otro problema consiste en que la producción
de semen es a menudo inadecuada para satisfacer los procesos de seminación artificial a
escala comercial.

Reproducción Natural.

La cachama es un pez reofilico que se reproduce anualmente en la épocas coincidente


con las primeras lluvias en los meses de mayo, junio y julio, normalmente una hembra de
Colossoma desova, pone unos 100.000 óvulos por kgrs. Peso corporal lo que implica que una
cachama de 10 kgrs. Puede desovar aproximadamente 1.000.000 de óvulos en una sola
postura, se estima que en el medio silvestre o natural la sobrevivencia desde ovulación hasta
la etapa de alevines es de 0.01 a 0.05 % implica que un desove de 1.000.000 de óvulos
sobrevivirán entre 100 a 500 alevines que llegaran a cachamas adultas.

Reproducción Artificial o Inducida:


La cachama, por ser un pez de comportamiento reofílico o migratorio, no se reproduce
en condiciones de cautiverio, de manera natural, debido a que se bloquea su sistema
endocrino específicamente en la etapa de ovoposición, desove. Sin embargo con un manejo
técnicamente adecuado pueden desarrollar totalmente sus productos gonadales, óvulos o
espermatozoides según el sexo, hasta el punto culminante de fertilización, cuando el hombre
actúa inyectándole dosis hormonales previamente calculadas o inoculando extractos de
hipófisis preparada para tal fin. Los factores externos, o sea los propios del medio ecológico,
son los factores determinantes de la maduración sexual de un pez. Los cambio de pluviosidad,
foto período, temperatura, oxígeno disuelto, corriente, conductividad, dureza del agua, etc.,
son inicialmente detectados por el sistema nervioso del pez. Al llegar esta información de
tipo nervioso, es recogida por el hipotálamo, que segrega y pone en circulación un tipo de
hormonas llamadas liberadoras de gonadotropina, estas excitan directamente a la glándula
hipófisis que segrega las hormonas gonadotropinas, las cuales actúan sobre las gónadas
encargadas de producir finalmente las hormonas esteroides o sexuales, que conducirán a la
maduración gónada total y finalmente al desove, donde juegan un papel principal las
prostaglandinas.

MANEJO DE REPRODUCTORES:
La cantidad de reproductores necesaria es predeterminada por el número de alevines
que se desea obtener, así como el número de huevos, considerándose evidentemente, la
pérdida por mortalidad. En óptimas condiciones de cautiverio para reproducción y alevinaje
artificial, se puede lograr desde un 5 a 30% de sobrevivencia hasta la etapa de alevín,
contando con una efectividad de fecundación del 90%, un porcentaje de eclosión de 75% y
una sobrevivencia hasta larva de 65%. Para manejarnos con estas cifras debemos
proporcionar a los reproductores las mejores condiciones tales como:

Densidad:
Se estima que la densidad conveniente mínima en reproductores de cachama es de 1
Kg. de peso corporal por metro cuadrado, (1 Kg./pez/m2), en lagunas preferiblemente
rectangulares, para su mejor manejo, chequeo y captura, donde el nivel acuático se mantenga
siempre en un mínimo de 1.5 mt y no más de 2 mts de profundidad. Es conveniente tener una
suficiente cantidad de reproductores para atender una deseada capacidad de producción de
alevines.

Origen y cría de los reproductores

Para reproducir peces con éxito se requieren individuos sanos y sexualmente maduros
de ambos sexos. Estos peces son los reproductores. Existen dos formas de obtener estos
reproductores.

(a) Se pueden capturar peces en su medio natural utilizando equipo de pesca y se


pueden transportar vivos a la granja. Los peces se conservan en estanques de reproductores
hasta que alcancen la madurez sexual o en estanques de mantenimiento, si hubieran sido
capturados durante la estación de desove y ya fueran sexualmente maduros.
(b) Los peces reproductores se pueden criar en la propia granja, lo que permite mejorar
gradualmente la población por medio de un manejo cuidadoso.

Alimentación:
La alimentación de los reproductores es fundamental para obtener productos sexuales
de buena calidad. En caso que haya deficiencia en nutrientes esenciales, particularmente
aminoácidos, vitaminas y minerales, el desenvolvimiento del huevo es fatalmente afectado
en detrimento de una buena ovulación que tiende a fracasar.

La cachama es omnívora por naturaleza, tendiente a ser frugívora, consume frutas que
caen al agua, como guayaba, mango, jobo, guama, etc. y también es zooplanctofaga
principalmente la del género Colossoma (cachama negra).
En cautiverio se les puede suministrar un alimento balanceado cuyos niveles proteicos
no descienden del 25%, con una tasa de alimentación entre el 1 y el 1.5%.

Desde el punto de vista práctico, la cantidad de ración a ser establecida será en función
del grado de apetencia de los peces. Restos de alimento en el fondo del estanque, presentando
olor característico de putrefacción, indica que está habiendo exceso de abastecimiento, eso
será fácilmente detectado examinando periódicamente los locales de alimentación del
estanque; constatando tal hecho se efectúa el inmediato cambio de agua, restableciéndose así
las condiciones normales del estanque, el abastecimiento de n será gradual hasta que los peces
se alimenten normalmente

Edad y peso:
Generalmente las cachamas alcanzan su primer desove al 3er o 4to. Año de vida, en
el caso de las hembras y 3 años en los machos. Esto se manifestará con buenos resultados si
le proporcionamos las mejores condiciones ambientales. Particularmente a nuestras
experiencias, recomiendo trabajar con reproductores entre 4-8 Kgrs de peso, se pueden
manipular más fácilmente y el gasto de hormonas es menor. Después de 5 años de uso el
plantel de ejemplares reproductores pueden ser reemplazados y sustituidos por otros más
jóvenes.

DIFERENCIACIÓN DE SEXOS
La diferenciación de los sexos en los peces del sub-orden Charachoidei sólo es posible
en la época de desove.

SELECCION DE REPRODUCTORES
Los reproductores deberán ser seleccionados, descartados aquellos que presenten
deformaciones fenotípicas. No existe dimorfismo sexual aparente en las cachamas, excepto
en la época de reproducción, cuando las hembras se observan abultadas de abdomen y su
pupila urogenital enrojecida y ligeramente hinchada, el macho con una leve presión en el
abdomen dejará salir una gota de semen. Una vez seleccionados deben ser pesados y
colocados en tanques de espera o de inducción.

Seleccione peces que reúnan las características siguientes:

La hembra.

- Las hembras deben presentar su papila urogenital inflamada y protuberante de color


rojizo/rosáceo y un abdomen bien redondeado y blando, lo que demuestra que las
gónadas se han desarrollado hasta la fase latente.
- Para confirmar el estado de madurez de la hembra se practica una biopsia ovárica
mediante la verificación de la madurez gonadal, dentro de los pasos a seguir para la
verificación gonadal tenemos 1. Anestesiamos a los reproductores con MS222 diluido
en agua 80ppm durante 3 minutos; 2. Pesamos a los reproductores; 3. Se extrae los
ovocitos de las hembras mediante una biopsia ovárica. 4. Luego las muestras de ovocitos
se lavan con una solución de cloruro de sodio al 0.7% luego los ovocitos se colocan en
un frasco que contenga una solución clarificadora (60ml de alcohol etílico, 30ml de
glicerina, 30ml de formol, 10ml de ácido acético glacial, se deja por unos 5 minutos y se
lleva a examinar al estereoscopio y podremos apreciar la posición del núcleo en el
ovocito. con el fin de observar la posición de los núcleos.
- La reproductora hembra debe tener más de un 35% de huevos acéntrico para ser llevada
al laboratorio.

Las hembras deben ser revisadas permanentemente, la frecuencia de esta revisión


depende de la temperatura del agua como del número de animales disponibles, a temperaturas
más bajas el tiempo entre una revisión y la siguiente puede ser mayor, debido a que la
ovulación y la subsecuente maduración toma más días y de esta manera se reduce el riesgo
de perder puestas por sobremaduración y se evita una manipulación excesiva. Cuando el
número de padrotes es alto, las revisiones deben ser más frecuentes pues es mayor la
probabilidad de encontrar hembras ovulando. Los porcentajes de fertilización máximos para
una hembra se dan unos días después de que ha ocurrido la ovulación. A unos 10 oC los
huevos sobremaduran en aproximadamente 8 días, lo que reduce la fertilización.
Según el estadío de maduración las hembras se clasifican en:

1. Hembra inmadura. Cuando el 80% de los ovocitos son pequeños, irregulares y sin núcleo
aparente.

2. Hembra iniciando maduración. Cuando entre el 50% de los núcleos están en posición
central, los ovocitos son regulares, ooplasma diferenciable, en este estadío se considera que
se está terminando la fase de vitelogénesis.
3. Hembra madura. Cuando un 50 a 60% de los núcleos están migrando hacia la periferia
(véase Figura 1), los ovocitos van unidos en cadeneta. En este período se puede inducir la
hembra para ovular y ovoponer.
4. Hembra sobre-madura. Presentan ovocitos en proceso de atresia, deformes

Figura 1. Huevos de cachama con disposición en cadena. La hembra está apta para ser
inducida hormonalmente. (A) Núcleos en migración

La vida útil de una hembra reproductora se estima en unos cuatro años contados desde
que alcanza su primera madurez. Los machos son más precoces y logran la madurez alrededor
de su primer año de vida, son utilizados como reproductores hasta que alcanzan los 5 años,
debido a que con la edad se da cierta retención del esperma en el momento del ordeño.

El macho.

- Presentar un color de piel más oscuro y brillante.


- La extremidad de su maxilar inferior se acentúa hacia arriba tomando la forma de
gancho, siendo más notorio en los adultos.
- La cabeza vista de perfil es más alargada.
- El macho debe tener el semen suave y homogéneo simplemente frotando suavemente
el oviducto saldrá lentamente (espermiación posterior al estrujamiento abdominal).
- La canulacion puede ser con cánula de metal con una abertura en la punta más o
menos de dos cm con esta extraemos la muestra ovárica.
Debido a que estos maduran quincenal o mensualmente no es necesario mantener una
gran cantidad. Se recomienda un macho por cada tres hembras.
Las hembras deben mantenerse separadas de los machos, e igualmente por grupos
dependiendo de su estado de madurez, el que se verifica semanalmente mediante una suave
presión sobre el abdomen que ocasiona la salida de los huevos. Los que están muy maduros
o pasados se distinguen en el momento de la extracción por ir acompañados de mucho fluido
ovárico y se observan puntos blanquecinos opacos, estos huevos no deben ser utilizados.

Método Directo:
Biopsia o canulación intraovárica se realiza luego de determinar que la hembra
presenta los signos exteriores de madurez sexual, consiste en la extracción de óvulos,
mediante el uso de una cánula que es una jeringa conectada a una manguerita fina. La biopsia
del ovario permitirá determinar el estado de maduración de los óvulos.

Se coloca una muestra de óvulos en una placa Petri con solución Serra para ser
observado al estereoscopio aunque si hay práctica puede utilizarse una lupa de mano. Si el
núcleo es central entonces se dice que se tiene un óvulo inmaduro, si es un núcleo excéntrico
es un óvulo apto. Con un porcentaje superior al 70 % de óvulos con núcleo migrando, se dice
que es el momento de inducir el desove; del mismo modo observar que los óvulos estén bien
formados y homogéneos.

Mantenimiento de reproductores
Una vez adaptados los reproductores los ejemplares reproductores en las lagunas o
estanques de tierra, estos deben ser alimentados principalmente con zooplancton y
fitoplancton, que es el alimento natural de los peces.

Este alimento natural se obtiene por el producto de la fertilización de las aguas donde
se mantienen los peces. Se recomiendan 100 kg de bosta de ganado vacuno x cada 1000mt2
de espejo de agua.

Dos (2) kg de npk (nitrógeno fosforo y potasio conjuntamente con un kg de urea


comercial también en dosis de 1kg x cada 1000mt2. Esta combinación puede servir para
fertilizar estanques para mantenimiento de reproductores y alevines. Aunque existen otras
maneras y fórmulas de fertilización, el propósito de fertilización es producir los plánctones
que son los alimentos vivos de origen animal. Estos son desde protozoarios que son los las
especies microscópicas más pequeñas que solamente podemos observarlas con el
microscopio estos se producirán a partir de los días luego de la fertilización, posteriormente
se reproducen los rotíferos un poco más grandes y por último los crustáceos tale como
copépodos cladóceras daphnias etc., así como también las microalgas en su variedad podrían
ser nostoc desmidos, volvox, epirulinas etc.

Plan de fertilización una vez por mes.


- Aplicar albendazol líquido conjuntamente con el alimento concentrado existente en la zona
mezclándose una porción del líquido en los pellet preferiblemente de un 25% de proteína
- aplicación de 1 a 2 cc de suero fisiológico dependiendo del tamaño del reproductor.

- Aplicación de vitamina AD3 de uso veterinario o en su defecto otro parecido dosis 1 a 2cc
dependiendo del tamaño del reproductor.

Alimentación de reproductores dos meses antes de reproducción con radículas de


maíz conjuntamente con el alimento concentrado.

- Preparación del maíz para germinación


- Remojar el maíz en un recipiente de 50 lts.
- Colocar el maíz hasta la mitad del tobo luego llenarlo con agua hasta la superficie.
- Remojar x 24 horas.
- Luego se tiende en un sitio seco libre de animales roedores.
- El grosor debe ser de 3cm máximo
- Se tiende en forma rectangular y se tapa con paños húmedo.
- Esto paños deben remojarse x goteo todos los días una vez en la mañana y en la tarde.
- Al cuarto o quinto día germina la radícula.
- Estas radículas se aprovecharan en su parte blanca con el grano x que la parte blanca
contiene la vitamina A y E que es esencial para la maduración de los productos sexuales.

Preparación y manejo de estanques para los reproductores


El método de preparación de los estanques para los reproductores. Estos son secados,
limpiados y expuestos por dos días al sol. Posteriormente, son desinfectados usando 25- 2 80
g/m de óxido de calcio (CaO) y fertilizados con estiércol de gallina ponedora (100- 2 2
200g/m) y/o fertilizante inorgánico (15 g/m de urea), con la finalidad de estimular la
producción de plancton, particularmente zooplancton.

Calidad del agua.


Las características del agua deben mantenerse en niveles de pH entre seis y siete,
concentración de oxígeno de 5-8 mg/L, y dureza sobre 30 mg/L, el flujo de agua usada en
reproductores en estanques, es de 24 L/seg/ha. La tasa de renovación para estanques es del
10-20% de su volumen por día. El flujo usado es de 10 L/segundo/ha. En algunos casos solo
se agrega el agua pérdida por evaporación o pérdida por filtración. En la actualidad con la
construcción de nuevas instalaciones y de los avances tecnológicos el flujo es mayor.

Los pasos que se sigue para una selección adecuada son los siguientes:
1. rodear el estanque con mucho cuidado con una red de chinchorro el estanque para que no
se escape los reproductores que se encuentran en época de fresa, y que estos se dañen con la
red.
2. Colocar una colch en la orilla del estanque para examinar a los reproductores.
3. Se coloca a los reproductores extraídos

4. Aquello reproductores que estén listos para la reproducción, serán transportados en la


hamaca dentro del hachery se medirá y pesara a los reproductores para poder determinar la
cantidad o dosis que se le administrara en relación al peso que estos tengan se les colocara
en tanques de 1m3 1hembra x 2 machos.

Cabe mencionar que aunque gamitana no es muy sensible, en el caso de los


reproductores, todo el manejo para su captura, examen traslado y tratamiento debe hacerse
con el cuidado y precaución que un animal merece para su reproducción exitosa.

Traslado de los reproductores


Los reproductores seleccionados son trasladados al laboratorio de reproducción o
hatchery mediante una hamaca transportadora, para llevarlos desde el estanque a los tanques
del “hatchery”. Se usaran 3 tanques de cemento revestidos, de 1 m aproximadamente, donde
serán colocados 1 hembra y 2 machos, para iniciar los tratamientos

También podría gustarte