Está en la página 1de 97

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN AGUSTÍN DE AREQUIPA

FACULTAD DE AGRONOMÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE AGRONOMÍA

Evaluación del proceso de elaboración de vermicompost con dos


especies de lombriz, Eisenia foetida y Lumbricus sp., en la provincia
de Arequipa.

Tesis presentada por el bachiller:

SANCHEZ MENDOZA JOHAN JESUS

Para optar el título profesional de


INGENIERO AGRÓNOMO

AREQUIPA – PERÚ

-2018-
Evaluación del proceso de elaboración de vermicompost con dos
especies de lombriz, Eisenia foetida y Lumbricus sp., en la provincia
de Arequipa.

JURADO EVALUADOR

__________________________
Dr. Guido Sarmiento Sarmiento
Presidente

__________________________ __________________________
Ing. Dennis Macedo Valdivia Ing. Rene Quispe Castro
Secretario/Asesor Integrante

________________________
Johan Jesus Sanchez Mendoza
Bachiller
AGRADECIMIENTOS

A mis padres Jaime y Gricelda por darme el apoyo, la fortaleza y el cariño para continuar
mi formación profesional y personal, además de ayudarme a alcanzar tan respetable logro;
por todo lo que me han ayudado, por apoyarme en todas mis decisiones, por estar a mi lado
en mis momentos más angustiosos, sin ellos no hubiera conseguido nada de lo que tengo
ahora y les debo todo. GRACIAS.

A mis hermanos Elio y Rodrigo, por estar siempre juntos apoyándonos.

A la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, a sus


autoridades, personal administrativo y docente, quienes con sus conocimientos guiaron mi
formación académica y profesional.

Al Ing. Dennis Macedo Valdivia, a quien le agradezco el permitirme realizar este trabajo
bajo su asesoría, por la confianza depositada en mí para realizar este trabajo de
investigación, su disponibilidad ante todas mis dudas, por el tiempo dedicado a la revisión
y culminación de este trabajo y por su amistad.

“Víctima soy, me doy cuenta, de la facilidad que existe ahora para informarse: libros de
bolsillo, revistas de divulgación, manuales al alcance de todos, nos dan la impresión falaz
de ser los hombres de un nuevo Renacimiento, Erasmos enanos, capaces de enterarse de
todo en obras de pacotilla, compradas a precio de supermercado. Error que es necesario
enmendar, pues hace tiempo sé, pero siempre lo olvido, que la información no tiene ningún
sentido si no está gobernada por la formación”

Julio Ramón Ribeyro


De los hechos inexplicables que son el universo o el tiempo, la dedicatoria de un libro no
es, por cierto, el menos arcano. Se la define como un don, un regalo. Salvo en el caso de la
indiferente moneda que la caridad cristiana deja caer en la palma del pobre, todo regalo
verdadero es recíproco. El que da no se priva de lo que da. Dar y recibir son lo mismo.

Como todos los actos del universo, la dedicatoria de un libro es un acto mágico. También
cabría definirla como el modo más grato y más sensible de pronunciar un nombre. Yo
pronuncio ahora tu nombre, July Patricia. Cuántas mañanas, cuántos parques, cuántos
años, cuánto Vallejo.

J. J. S. M.
Arequipa, 5 de enero de 2018

A July,
Que era inalcanzable y se dejó alcanzar.
Índice de contenido

INDICE DE CUADROS ................................................................................................................. - 1 -


INDICE DE FIGURAS ................................................................................................................... - 2 -
RESUMEN...................................................................................................................................... - 3 -
I. CAPÍTULO I ........................................................................................................................... - 4 -
INTRODUCCIÓN .......................................................................................................................... - 4 -
OBJETIVOS ................................................................................................................................... - 5 -
I.1 Objetivo general .............................................................................................................. - 5 -
I.2 Objetivos específicos....................................................................................................... - 5 -
II. CAPÍTULO II ......................................................................................................................... - 6 -
REVISIÓN DE LITERATURA ...................................................................................................... - 6 -
II.1 Lombriz ........................................................................................................................... - 6 -
II.1.1 Descripción y estructura .......................................................................................... - 7 -
II.1.2 Biología ................................................................................................................. - 12 -
II.1.3 Factores que influyen en las lombrices ................................................................ - 15 -
II.1.4 Enfermedades de la Lombriz ................................................................................. - 16 -
II.2 Eisenia foetida ............................................................................................................... - 17 -
II.2.1 Clasificación taxonómica ...................................................................................... - 17 -
II.2.2 Descripciones morfológicas y características ........................................................ - 17 -
II.2.3 Reproducción ........................................................................................................ - 18 -
II.2.4 Sanidad .................................................................................................................. - 19 -
II.3 Lumbricus sp. ................................................................................................................ - 19 -
II.4 Vermicompostaje .......................................................................................................... - 20 -
II.4.1 Factores para el vermicompostaje ......................................................................... - 22 -
II.4.2 Densidad de Población .......................................................................................... - 23 -
II.4.3 Pasos para el establecimiento del proceso de vermicompostaje ........................... - 24 -
II.4.4 Medición de parámetros ........................................................................................ - 25 -
II.5 Calidad del vermicompost ............................................................................................. - 26 -
II.6 Producción..................................................................................................................... - 28 -
II.7 Tiempo de elaboración .................................................................................................. - 29 -
II.8 Antecedentes: investigaciones relacionadas .................................................................. - 29 -
III. CAPÍTULO III .................................................................................................................. - 31 -
MATERIALES Y MÉTODO........................................................................................................ - 31 -
III.1 Características del campo experimental ........................................................................ - 31 -
III.1.1 Ubicación .............................................................................................................. - 31 -
III.1.2 Condiciones climáticas .......................................................................................... - 31 -
III.1.3 Características del compost ................................................................................... - 32 -
III.2 Materiales ...................................................................................................................... - 33 -
III.2.1 Material biológico ................................................................................................. - 33 -
III.2.2 Materiales de campo.............................................................................................. - 33 -
III.2.3 Material de laboratorio .......................................................................................... - 34 -
III.2.4 Material de gabinete .............................................................................................. - 34 -
III.3 Metodología .................................................................................................................. - 34 -
III.3.1 Tratamientos .......................................................................................................... - 34 -
III.3.2 Diseño experimental .............................................................................................. - 35 -
III.3.3 Dimensiones del área experimental ....................................................................... - 35 -
III.3.4 Croquis del área experimental ............................................................................... - 35 -
III.4 Conducción del trabajo experimental ............................................................................ - 37 -
III.4.1 Recolección de lombrices...................................................................................... - 37 -
III.4.2 Adaptación de la muestra recolectada (prueba de supervivencia) ......................... - 37 -
III.4.3 Preparación del terreno.......................................................................................... - 38 -
III.4.4 Preparación de camas de vermicompostaje ........................................................... - 38 -
III.4.5 Riego ..................................................................................................................... - 38 -
III.4.6 Colocado de lombrices y manejo .......................................................................... - 38 -
III.4.7 Control sanitario .................................................................................................... - 39 -
III.4.8 Recolección de vermicompost y lombrices ........................................................... - 39 -
III.5 Parámetros evaluados .................................................................................................... - 39 -
III.5.1 Condiciones del proceso........................................................................................ - 39 -
III.5.2 Características del vermicompost para uso agrícola ............................................. - 40 -
III.5.3 Determinación del tiempo de elaboración (semanas) ............................................ - 40 -
III.5.4 Determinación de la producción de vermicompost ............................................... - 41 -
IV. CAPÍTULO IV .................................................................................................................. - 42 -
RESULTADOS Y DISCUSIÓN ................................................................................................... - 42 -
IV.1 Condiciones del proceso................................................................................................ - 42 -
IV.1.1 pH .......................................................................................................................... - 42 -
IV.1.2 Conductividad eléctrica (CE) ................................................................................ - 43 -
IV.1.3 Temperatura y humedad relativa ........................................................................... - 43 -
IV.2 Características del vermicompost para uso agrícola ..................................................... - 46 -
IV.2.1 pH .......................................................................................................................... - 46 -
IV.2.2 Conductividad eléctrica ......................................................................................... - 47 -
IV.2.3 Materia orgánica .................................................................................................... - 49 -
IV.2.4 Nitrógeno, Fósforo, Potasio .................................................................................. - 52 -
IV.2.5 CIC ........................................................................................................................ - 56 -
IV.2.6 Relación C/N ......................................................................................................... - 57 -
IV.3 Determinación del tiempo de elaboración. .................................................................... - 58 -
IV.4 Determinación de la producción de vermicompost. ...................................................... - 59 -
IV.5 Población final de lombrices ......................................................................................... - 61 -
V. CAPÍTULO V ....................................................................................................................... - 63 -
CONCLUSIONES ........................................................................................................................ - 63 -
VI. CAPÍTULO VI .................................................................................................................. - 64 -
RECOMENDACIONES ............................................................................................................... - 64 -
VII. CAPÍTULO VII................................................................................................................. - 65 -
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .......................................................................................... - 65 -
VIII. ANEXOS........................................................................................................................... - 71 -
INDICE DE CUADROS

Cuadro 01. Análisis de caracterización del compost empleado realizado por el INIA – Arequipa.
................................................................................................................................................. - 32 -
Cuadro 02. Descripción de los tratamientos y claves de estudio. ........................................... - 34 -
Cuadro 03. Fuentes de grado de libertad. ................................................................................ - 35 -
Cuadro 04. Prueba T para la variable pH del vermicompost. ................................................. - 46 -
Cuadro 05. Prueba T para la variable CE del vermicompost. ................................................. - 48 -
Cuadro 06. Prueba de T para los parámetros del vermicompost al finalizar la investigación. - 50 -
Cuadro 07. Tiempo de elaboración del vermicompost............................................................ - 58 -
Cuadro 08. Prueba T para la variable producción del vermicompost. .................................... - 60 -
Cuadro 09. Prueba T para la variable población final de lombrices (kg). ............................... - 61 -

-1-
INDICE DE FIGURAS

Figura 01. Anatomía externa de la lombriz ............................................................................... - 7 -


Figura 02. Lóbulo frontal de la lombriz .................................................................................... - 7 -
Figura 03. Parte anterior (cara ventral) de la lombriz ............................................................... - 8 -
Figura 04. Corte transversal de un anillo de la lombriz ............................................................ - 9 -
Figura 05. Región anterior (cara dorsal) de la lombriz ........................................................... - 10 -
Figura 06. Esquema de un nefridio (tubo urinario) de la lombriz. .......................................... - 11 -
Figura 07. Parte anterior del sistema nervioso de la lombriz .................................................. - 11 -
Figura 08. Espermatozoides agrupados ................................................................................... - 13 -
Figura 09. Espermatozoide de lombriz ................................................................................... - 13 -
Figura 10. Órganos reproductores de la lombriz ..................................................................... - 14 -
Figura 11. Cópula de lombrices. ............................................................................................. - 15 -
Figura 12. Evolución de las temperaturas mínimas, máximas y medias durante el desarrollo del
experimento. ............................................................................................................................ - 32 -
Figura 13. Croquis del diseño experimental............................................................................ - 36 -
Figura 14. Variación del pH de los tratamientos durante la investigación. ............................. - 42 -
Figura 15. Variación de la conductividad eléctrica –CE-(dS/m) de los tratamientos durante la
investigación. .......................................................................................................................... - 43 -
Figura 16. Temperatura del área experimental bajo cubierta. ................................................. - 44 -
Figura 17. Humedad relativa del área experimental bajo cubierta. ......................................... - 44 -
Figura 18. Temperatura promedio de los tratamientos............................................................ - 45 -
Figura 19. Efecto de los tratamientos en el pH del vermicompost. ......................................... - 47 -
Figura 20. Efecto de los tratamientos en la conductividad eléctrica-CE- (dS/m) del
vermicompost. ......................................................................................................................... - 49 -
Figura 21. Efecto de los tratamientos en la materia orgánica (%) del vermicompost. ............ - 51 -
Figura 22. Efecto de los tratamientos en el Nitrógeno (%) del vermicompost. ..................... - 54 -
Figura 23. Efecto de los tratamientos en el Fosforo (ppm)-P2O5-del vermicompost. ............. - 54 -
Figura 24. Efecto de los tratamientos en el Potasio (ppm)-K2O- del vermicompost. ............. - 55 -
Figura 25. Efecto de los tratamientos en la Capacidad de intercambio catiónico (meq/100g) del
vermicompost. ......................................................................................................................... - 57 -
Figura 26. Efecto de los tratamientos en la relación C/N del vermicompost. ......................... - 58 -
Figura 27. Efecto de los tratamientos en la producción (kg) del vermicompost. .................... - 61 -
Figura 28. Efecto de los tratamientos en la población final de lombrices (kg). ...................... - 62 -

-2-
Evaluación del proceso de elaboración de vermicompost con dos especies de
lombriz, Eisenia foetida y Lumbricus sp., en la provincia de Arequipa.

RESUMEN
La investigación se efectuó en el Distrito de Hunter en el período de Febrero- Julio del
2017. Los objetivos fueron: determinar las condiciones del proceso de elaboración del
vermicompost y determinar las características y la producción del vermicompost
producido para uso agrícola. Se utilizó el Diseño Completamente al Azar (DCA) con
arreglo de 2 x 3. Los tratamientos resultaron del empleo de dos especies de lombrices
Lumbricus sp. y Eisenia foetida, evaluándose 2 tratamientos con 3 repeticiones, para un
total de 6 unidades experimentales. Los parámetros evaluados fueron pH, CE, factores
climáticos, M.O, N-P-K, CIC, C/N, tiempo de elaboración y producción de
vermicompost. Los datos fueron analizados estadísticamente mediante la prueba T de
student empleando el software SPSS.
Los resultados muestran que las condiciones del proceso de elaboración del
vermicompost con respecto al pH presentó un incremento en los valores iniciales de pH
desde 6,38 hasta 6,66 (Eisenia foetida) y 6,58 (Lumbricus sp.); en el caso de la
conductividad eléctrica hubo disminución en los valores iniciales para ambos
tratamientos desde 6,12 dS/m hasta 3,4 dS/m (E. foetida) y 3,54 dS/m (Lumbricus sp.);
mientras que la temperatura media de ambos tratamientos estuvo dentro del rango ideal,
entre 15ºC y 20ºC, sin embargo hubieron valores mínimos cercanos a 13°C que
pudieron afectar a las lombrices. Por otro lado, el vermicompost obtenido mediante el
empleo de E. foetida presentó valores de pH: 6,66, CE: 3,4 (dS/m), M.O:15,49%, N:
0,73%, P2O5: 1203,3 ppm, K2O: 3036,6 ppm, CIC: 29,05 (meq/100g), C/N: 12,13;
mientras que Lumbricus sp. presentó valores de pH: 6,58, CE: 3,54 (dS/m), M.O:
16,35%, N: 0,80%, P2O5: 1296,7 ppm, K2O: 3136,98 ppm, CIC: 32,1 (meq/100g), C/N:
11,85; no existen diferencias significativas entre ellos, por lo que ambos tratamientos
presentan las mismas características en el vermicompost obtenido para uso agrícola. En
el caso de la producción del vermicompost, Lumbricus sp. tuvo un menor tiempo de
elaboración (14 semanas) comparado con E. foetida (15 semanas), mientras que en la
producción de vermicompost hubo diferencias significativas ya que Lumbricus sp.
(44,9% de conversión) fue superior a E. foetida (40,6% de conversión),
Palabras clave: Eisenia foetida, Lumbricus sp., vermicompost.

-3-
I. CAPÍTULO I

INTRODUCCIÓN
La vermicomposta tiene un enfoque ecológico por el reciclaje que se realiza con los
diferentes sustratos empleados en la alimentación (excreta animal, basura orgánica,
desperdicios industriales); tiene además un enfoque tecnológico por los fenómenos
microbiológicos y bioquímicos que ocurren en el proceso de fermentación de la
alimentación de las lombrices a partir de materiales orgánicos; además es una respuesta
simple, racional y económica al problema ambiental ya que promueve la reducción de
los volúmenes iniciales de los desechos y mitiga la toxicidad y patogenicidad de los
residuos orgánicos sólidos generados. La vermicomposta, conceptualizada como la
crianza de lombrices de tierra en cautiverio, encargadas de la descomposición y
procesamiento de los residuos orgánicos cuyo producto resultante de este procesamiento
(conocido como lombrihumus, vermicompost, lombriabono) puede ser utilizada como
fertilizante/enmienda al ser incorporado en el suelo, aportando nutrientes para las
plantas e incrementando las características físicas del suelo (García y Aburto, 2001),
además de ser fuente de inoculación de microorganismos para mejorar las
características microbiológicas de los suelos. Sin olvidarse que pueden producirse en
varias escalas como son la doméstica, agrícola, comercial y municipal (Sainz et al.,
2000; citado por Mamani et al., 2012).
En este contexto la problemática es que actualmente en la región Arequipa no se ha
hecho un estudio sobre alguna lombriz local y su posible uso en la elaboración de
vermicompost, ya que se emplea la lombriz foránea Eisenia foetida, la cual, al no
encontrarse en su hábitat natural, su producción en la elaboración de vermicompost no
sería tan eficiente como se esperaría. El presente trabajo de investigación pretende
generar una alternativa de insumo para los agricultores con la crianza de lombrices
locales para la producción de vermicompost.
La hipótesis planteada en la investigación fue que el uso de una especie local de
lombriz, Lumbricus sp., para la elaboración de vermicompost, logra mejores
características para uso agrícola en comparación con el vermicompost elaborado a partir
de Eisenia foetida.

-4-
OBJETIVOS

I.1 Objetivo general

Evaluar el proceso de vermicompostaje con dos especies de lombriz, Eisenia foetida y


Lumbricus sp, en la provincia de Arequipa.
.

I.2 Objetivos específicos

 Determinar las condiciones del proceso de elaboración del vermicompost.


 Determinar las características y la producción del vermicompost producido para
uso agrícola.

-5-
II. CAPÍTULO II

REVISIÓN DE LITERATURA

II.1 Lombriz
Las lombrices de tierra tienen una distribución muy amplia y hay aproximadamente
8.000 especies a nivel mundial, y de estas muy pocas son estudiadas. Todas las especies
terrestres de lombrices se alimentan de materia orgánica descompuesta pero también
usan sustancias orgánicas existentes en el lodo o en suelos húmedos que ingieren al
excavar. También muestran preferencias por algunos alimentos, ya que poseen órganos
del gusto, son fotófobos. Si el suelo está mojado hacen una galería hundiéndose en su
interior pero si se encuentra seco lo reblandecen con secreción y tragan a continuación
tierra (Berquiet, 1987; citado por Juárez, 2010).
La lombriz es un organismo que vive en el suelo de forma natural y se alimenta de la
materia orgánica, además juega un papel ecológico importante porque a través de ella
se produce el reciclaje de la materia orgánica, hacen galerías en el suelo permitiendo
que el exceso de agua drene con facilidad y proporciona mayor aireación en el suelo
(Rostrán, 2012).
Los lumbrícidos están ubicados dentro del Phyllum Annelida; lo que quiere decir que
son animales cuyo cuerpo está formado por una serie de anillos yuxtapuestos
denominados metámeros y cada uno de ellos tiene una organización y anatomía
semejantes, donde los órganos se repiten regularmente (Bouche, 1985; citado por
Juárez, 2010). El tiempo para que el material consumido pase por el intestino varía en
los lumbrícidos, desde ser de sólo 12 horas cuando realizan galerías, hasta de 20 horas
cuando sólo se alimentan (Michel y Devillez, 1978; citado por Juárez, 2010).

-6-
II.1.1 Descripción y estructura
De acuerdo a Villeneuve y Désiré (1965) tenemos lo siguiente:

a) Anatomía externa: presenta cuerpo blando con forma cilíndrica de color rojizo
con anillos (100 a 180); la piel es viscosa y húmeda debido al mucus, tiene un
aspecto irisado (debido a una capa de quitina transparente llamada cutícula).
Presenta dos caras: la cara ventral es aplanada y de menor color y posee filas de
ganchos, y la cara dorsal. Se distingue fácilmente la parte anterior (más
coloreada y más afilada) de la posterior; en la parte anterior de la cara dorsal hay
un hinchamiento cuya parte central ocupa el anillo 35 llamado clitelo y en la
misma zona en la cara ventral están los órganos genitales bajo el aspecto de
masas blanquecinas (fig. 01).

Figura 01. Anatomía externa de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

En la parte anterior se encuentra el lóbulo frontal seguido por los anillos, en la


cara ventral del primer anillo se ubica la boca rodeada por unos gruesos labios
(fig. 02).

Figura 02. Lóbulo frontal de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

-7-
Al apreciar la fig. 03. podemos distinguir lo siguiente:
Entre los anillos 10 y 13 de la cara ventral se pueden observar los órganos
genitales: a nivel del anillo 14 están los dos orificios genitales femeninos
mientras que en el anillo 15 se encuentran los dos orificios genitales masculinos
que presentan bordes más gruesos y más ostensibles que los orificios femeninos.
Entre los anillos 33 y 37 de la cara dorsal se ubica el clitelo. Durante la
reproducción surgen las crestas sexuales, que son dos líneas claras que unen los
orificios genitales masculinos con el clitelo.
La parte posterior es más ancha y los anillos más aplanados, en el último anillo
(llamado pigidio) se ubica el ano.
En cada anillo hay cuatro pares de ganchos pequeños llamados sedas, dispuestos
en dos pares laterales y dos pares ventrales. También en cada anillo en la cara
ventral se encuentran un par de orificios excretores.

Figura 03. Parte anterior (cara ventral) de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

-8-
b) Anatomía interna
1. La piel y los músculos (fig. 04): en la parte externa de la piel está la
epidermis cubierta por la cutícula, la piel también está formada por dos
capas musculares superpuestas, siendo una circular y la otra longitudinal
(estos músculos forman cuatro bandas: dos laterales, una ventral y la otra
dorsal).

Figura 04. Corte transversal de un anillo de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

2. El tubo digestivo (fig. 05): el tubo digestivo es rectilíneo; después de la


boca esta una faringe muscular seguida de un esófago estrecho (donde
están las glándulas calcíferas cuya función es eliminar el exceso de
calcio y mantener el pH constante en la sangre) que llega al estómago o
buche luego sigue la molleja (con paredes de musculatura abundante) y
finalmente termina en un largo intestino. Sobre la superficie del tubo
digestivo está el órgano cloragógeno (formada por células pardo-
verdosas) que desempeña un importante papel en la eliminación de los
desechos.
3. El aparato circulatorio (fig.04 y 05): es totalmente cerrado, comprende:
 El vaso dorsal ubicado encima del tubo digestivo.
 El vaso ventral ubicado debajo del tubo digestivo.
 En la parte anterior a nivel del esófago hay de 5 a 8 pares de
vasos laterales (asas contráctiles) que comunican el vaso dorsal

-9-
con el vaso ventral. Detrás del esófago también hay unas asas
laterales no contráctiles que también relacionan ambos vasos.

Figura 05. Región anterior (cara dorsal) de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

4. El aparato excretor (fig. 05 y 06): existen tres sistemas diferentes los


nefridios, las Glándulas de Morren y las células cloragógenas.
 Presenta un par de nefridios (tubos urinarios) en cada segmento
que se abren al exterior mediante un poro, presenta las siguientes
partes:
 Un embudo ciliado que se abre al interior del segmento.
 Un tubo delgado enrollado y ciliado en su cara interior.

- 10 -
 Un tubo glandular de color amarillo y mayor diámetro que
el anterior, que se dilata para formar una vesícula y
finalmente abrirse en un poro excretor hacia el exterior.
 Las Glándulas de Morren se ubican alrededor del esófago.
 Las células cloragógenas se ubican sobre la superficie del tubo
digestivo.

Figura 06. Esquema de un nefridio (tubo urinario) de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

5. El sistema nervioso (fig. 07): se ubica en la parte ventral y comprende:


 Una cadena nerviosa formada por ganglios que se relacionan
entre sí por medio de conectivos nerviosos (cordones
longitudinales).
 El collar esofágico, ubicado en la parte esofágico, rodea la
primera porción del tubo digestivo y por encima de la cual están
dos ganglios cerebroides.

Figura 07. Parte anterior del sistema nervioso de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

- 11 -
II.1.2 Biología
Lo que nos mencionan Villeneuve y Désiré (1965) acerca de la biología es lo siguiente:

 Locomoción: mediante la contracción de su cuerpo la lombriz repta, estos


movimientos son debido a su musculatura longitudinal y las sedas locomotoras.
Esta acción se facilita mediante la acción del mucus lubricante segregado por su
piel. Al excavar galerías la parte anterior de su cuerpo se hincha y endurece
facilitando la abertura de estas galerías. La lombriz traga parte de la tierra
excavada obteniendo alimento.
 Sensibilidad: en el exterior no se distingue ningún órgano pero en la epidermis
hay células sensoriales aisladas en grupos que son abundantes en la parte
anterior del cuerpo que están relacionadas con la cadena nerviosa ventral.
 Circulación: tanto el vaso dorsal como los vasos laterales son contráctiles (por
tal motivo son llamados corazones laterales). Por el vaso dorsal la sangre circula
en sentido postero-anterior y mediante los vasos laterales es llevado al vaso
ventral, que no es contráctil, en donde se mueve en sentido antero-posterior. La
sangre presenta color rojo gracias a la hemoglobina disuelta en el plasma.
 Nutrición: la lombriz traga tierra cuando hace sus galerías, y es durante el
trayecto por el tubo digestivo que digiere los restos orgánicos que están
presentes en la tierra engullida, después las expulsa por el ano en forma de
grumos característicos
 Excreción
 Los embudos ciliados de los nefridios son los encargados de extraer las
sustancias de desecho, ácido úrico o urea, y arrojarlas al exterior a través
de los poros urinarios.
 Las células cloragógenas, que rodean la superficie del tubo digestivo,
acumulan en su citoplasma las granulaciones que son productos de
desecho (urea y amoniaco) y al estar llenas estas células se desprenden y
son fagocitadas por los leucocitos presentes.
 Las Glándulas de Morren se ubican alrededor del esófago y tienen la
función de regular los equilibrios iónicos al interior de la lombriz,
manteniendo el equilibrio acido-básico y en presencia de exceso de gas
carbónico combinan éste con el calcio de la sangre formando cristales

- 12 -
insolubles de carbonato cálcico que son excretados en el esófago y
posteriormente por el tubo digestivo.
 Respiración: el intercambio gaseoso se realiza a través de la piel, y es por este
motivo que ésta siempre tiene que estar húmeda ya que ni el oxígeno ni el
anhídrido carbónico pueden atravesar una piel seca. Entonces si la lombriz es
abandonada fuera de la tierra en un ambiente seco morirá asfixiada, de aquí que
sólo salga a la superficie en la noche o después de la lluvia y en periodos de
sequía o heladas se hunda profundamente en la tierra.
 Reproducción
a. Aparato reproductor masculino (fig. 10), formado por dos pares de
testículos (ubicados en el anillo 10 y 11) que se comunican con tres pares
de vesículas seminales (donde los espermatozoides completan su
desarrollo y están agrupados alrededor de una gota de protoplasma (fig.
08). Durante la copula los espermatozoides (fig. 09) se introducen a los
espermiductos a través de dos pares de boquillas y llegan al exterior
mediante los orificios genitales masculinos (ubicados en el anillo 15).

Figura 08. Espermatozoides agrupados (Villeneuve y Désiré, 1965).

Figura 09. Espermatozoide de lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

- 13 -
b. Aparato reproductor femenino (fig. 10), formado por un par de ovarios
(ubicados en anillo 13) cuando los óvulos están maduros caen por dos
boquillas ciliadas que a través de los oviductos se abren al exterior
mediante los orificios genitales femeninos (ubicados en el anillo 14).
c. Los receptáculos seminales son dos vesículas pequeñas (ubicados en los
anillos 9 y 10) que durante la copula almacenan los espermatozoides
provenientes de la otra lombriz.

Figura 10. Órganos reproductores de la lombriz (Villeneuve y Désiré, 1965).

Las características de la época de reproducción son: clitelo desarrollado,


órganos genitales muy ostensibles, crestas sexuales son más salientes, las
glándulas reproductoras aumentan de volumen.

- 14 -
En la copula y fecundación (fig. 11) se unen dos lombrices y el clitelo de una
queda a la altura de los receptáculos seminales de la otra, los
espermatozoides son liberados y se deslizan a lo largo de la cresta sexual
hasta llegar a los receptáculos seminales de la otra, luego se separan.
Mientras se realiza la puesta del saco mucoso o mucus, segregado por el
clitelo, los óvulos son fecundados por los espermatozoides almacenados en
los receptáculos seminales; finalmente los huevos fecundados están
aglomerados y rodeados por el mucus, que a medida se desliza de la lombriz
se endurece y forma el capullo.

Figura 11. Cópula de lombrices (Villeneuve y Désiré, 1965).

II.1.3 Factores que influyen en las lombrices


Según Martínez (1996) los factores que influyen en el comportamiento de las lombrices
en general son:

 Materia orgánica: es la base principal de alimentación. Esto se aprecia muy bien


en cobertura vegetal amplia, como los de bosques o el pastizal, donde la caída de
hojas, flores, tallos y frutos es constante, por lo que en este tipo de condiciones
es común encontrar grandes cantidades de lombrices por metro cuadrado.
 Humedad: debido a que estos animales no poseen un mecanismo de
conservación de agua adecuado; sin embargo, resisten la pérdida de agua de
hasta un 75% y ante la falta de humedad, la lombriz reduce al máximo su
superficie corporal haciéndose un nudo o bolita. El agua es importante para su
respiración y en su sistema locomotor, ya que la presión hidráulica del líquido
celomático no se da si el contenido de agua del cuerpo se reduce en más de 15%,
la falta de agua reduce el movimiento de la lombriz, afectando directamente la
búsqueda del alimento, lo que repercute en una disminución de la población.
Hay que recordar que en la lombriz entre el 80% y 90% de su peso vivo es agua.

- 15 -
 Temperatura: Hay temperaturas que van de 0°C a 35°C, en las que se desarrollan
las lombrices, según la especie. Durante épocas frías y en zonas áridas las
lombrices permanecen inactivas en condiciones de sequía, enrollándose sobre su
propio cuerpo. Con humedad y temperaturas adecuadas durante el día las
lombrices permanecen en la parte superior de la galería con la parte anterior
hacia la entrada cerrada con materia orgánica.
 Aireación: Su necesidad de oxigeno puede ser satisfecha por las lombrices del
aire o del agua. Aunque este factor no ha sido muy estudiado, se conoce que hay
mucha variación entre especies en cuanto a mantenerse en suelos con altas o
bajas concentraciones de oxígeno.
 Luz: Las lombrices necesitan de oscuridad ya que la presencia de luz las afecta
directamente; si se exponen por tiempo corto a los rayos ultravioleta se
deshidratan y les causa la muerte de manera rápida. Pueden toleran la luz roja
pero evitan la azul y se estima que las lombrices más pigmentadas son menos
sensibles. Durante la noche la lombriz saca su parte anterior de la galería, para
explorar, alimentarse o aparearse.

II.1.4 Enfermedades de la Lombriz


La patología más importante es la intoxicación proteica (síndrome de Gozzo), originada
por la presencia de un elevado contenido de sustancias ricas en proteínas no
transformadas en alimento por las lombrices. Estas sustancias proteicas en exceso
favorecen la proliferación de microorganismos, cuya actividad genera gases y provoca
un aumento de la acidez del medio. Las lombrices ingieren los alimentos que tienen una
excesiva acidez que no llega a ser neutralizada por sus glándulas calcíferas. Por tanto se
produce la fermentación en el buche y en el ventrículo provocando su inflamación. Los
síntomas más frecuentes suelen ser el abultamiento de la zona clitelar, coloración rosada
o blanca de las lombrices y una disminución generalizada de su actividad. Como
medida de control se debe remover la tierra para favorecer la oxigenación y la
aplicación de elevadas dosis de carbonato cálcico. (Sullcata, 2014).

- 16 -
II.2 Eisenia foetida

II.2.1 Clasificación taxonómica


La clasificación sistemática de Eisenia foetida según Gardiner (1978) es:

Reino : Animal
Phylum : Anélida
Clase : Oligoqueto
Orden : Opistoporo
Familia : Lombricidae
Género : Eisenia
Especie : E. foetida

II.2.2 Descripciones morfológicas y características


La lombriz roja Eisenia foetida posee un cuerpo alargado cilíndrico achatado
ventralmente y puntiagudo en los extremos, con una longitud de 6 cm. a 8 cm., presenta
una respiración a través de la piel, son hermafroditas requieren una temperatura ideal de
16°C a 25 °C, requieren una humedad ideal de 70% a 85% y un pH ideal entre 6,8 a 7,2;
sin embargo pueden tolerar rangos que pueden fluctuar entre 5,5 a 8,0 (Rincón, 1988;
citado por Juárez, 2010).
Las lombrices del género Eisenia son capaces de tolerar rangos de pH que van desde 4,2
hasta 8,0 y que una particularidad inherente a su proceso digestivo es la de contribuir a
la regulación del equilibrio ácido – básico del suelo, tendiendo a neutralizar los valores
del pH aun teniendo valores mayores a nueve (Serrano, 2004; citado por Sullcata,
2014).
En casos muy extremos en el que los valores de pH se encuentren persistentemente
inclinados hacia uno u otro extremo, se puede tratar de neutralizar añadiendo pequeñas
cantidades de cal disuelta para casos de acidez o vinagre en forma disuelta para reducir
alcalinidad en el sustrato que sirve como alimento para la lombriz (Mendoza, 2008;
citado por Sullcata, 2014).
Según Somarriba y Guzmán (2004), las características de Eisenia foetida son:
1. Su cuerpo es cilíndrico, anillado y presenta de 120 a 175 segmentos, y está
recubierta de una fina cutícula, con una longitud adulta de 6 cm. a 8 cm. y un
diámetro de 3 mm. a 5 mm, su color va de blanco rosa y ya adulta color rojo
oscuro.

- 17 -
2. Respira a través de la epidermis, por lo que la cutícula debe mantenerse húmeda.
3. Clitelo: Tiene forma de anillo de color blanco rosado, está situado en el tercio
anterior dotado de una glándula que se encarga de secretar las sustancias que
forman los cocones ò cápsulas donde se alojan los huevos fecundados, dicho
capullo tiene forma de pera de 2-3 mm de diámetro, de color verde amarillo
hasta verde rojizo que se abre de los 14 a los 21 días en condiciones favorables,
humedad, temperatura, etc. Dichas lombrices al salir miden 1 mm.
aproximadamente y tienen un peso en estado adulto de 0,8 g. a 1g. e ingieren
diariamente el 100% de su peso en materia orgánica en descomposición y del
cual el 50% a 60% es excretado abono orgánico y el 40% es asimilado y se
convierte en biomasa de lombriz.
4. La madurez sexual la adquieren a los 3 meses y a partir que se forma el clitelo
están aptas sexualmente para el apareamiento el cual se produce con un intervalo
mínimo de 7 días y tiene un tiempo de duración de 15 minutos.
5. Elevada prolificidad 2 a 21 lombrices que en condiciones óptimas dan lugar a
dar hasta 1,500 descendientes lombrices/ año.
6. Glándulas Calcìferas (glándulas de Morren): son unos órganos que segregan
carbonato de calcio y cumplen la función de controlar el pH e inhibir ciertos
hongos y bacterias que se encuentran en los sustratos orgánicos que consume.
7. Regeneración: Sólo si la lesión o destrucción afecta la última porción del
intestino, pero si la lesión de componente la región anterior la lombriz muere.
8. Una lombriz es 80% agua y 20% materia seca, posee el 65% de proteína.
9. Los rayos ultravioletas la matan en poco tiempo.

II.2.3 Reproducción
Se debe tener presente que la vida media de la lombriz común es de cuatro años y que
durante los meses de frío sufre un aletargamiento y sólo inicia sus actividades en los
meses templados. En cambio la lombriz Eisenia foetida vive un promedio de 12 a 14
años (Berquiet, 1987; citado por Juárez, 2010). La lombriz roja vive aproximadamente
unos 16 años, durante los cuales se acopla regularmente, cada 7 días, a partir del día 90
de edad, siempre que la temperatura y la humedad del medio sean las adecuadas (Carter,
1999; citado por Juárez, 2010).

- 18 -
Eisenia foetida es hermafrodita incompleta lo que significa que no está en condiciones
de auto fecundarse, debido a un mecanismo fisiológico llamado “protandria”, esto
sucede porque las células sexuales masculinas maduran antes que las femeninas
(Serrano, 2004), por lo que necesita de otra lombriz y como resultado del acoplamiento
de ambas lombrices se producirán dos huevos o cápsula (uno de cada lombriz). Estas
cápsulas se abrirán entre 14 a 21 días, según sea la temperatura del medio donde se
ubiquen. Cada huevo o cápsula contiene de 2 a 21 pequeñas lombrices; en las
condiciones climáticas italianas la media real de lombrices nacidas por huevo puede
estimarse perfectamente en 7. Las cápsulas contienen un líquido que constituyen la
fuente alimenticia de las pequeñas lombrices durante el periodo de incubación, es decir,
hasta que se produzca la apertura de la cápsula (Carter, 1999; citado por Juárez, 2010).

II.2.4 Sanidad
Eisenia foetida es un animal confiable dado que no sufre ni transmite enfermedades y
tampoco produce un impacto ecológico ante una eventual fuga a un medio natural.
Pueden sufrir daños por lesiones e infecciones producidas por acción de insectos o
parásitos, ciempiés, hormigas. Tener en cuenta que si la lombriz es herida cerca del
clitelo puede infectarse y ocasionarle la muerte (Sullcata, 2014).

Según Sánchez (2003), si hay presencia de sustancias nocivas en la comida puede


provocar una disminución de las lombrices y también una pérdida de peso. En algunos
casos afectan a la musculatura impidiendo su locomoción o el apareamiento.

II.3 Lumbricus sp.


Lumbricus sp. por lo general se encuentra en suelos húmedos, especialmente en
aquellos donde se ha aplicado estiércol o fangos de aguas residuales (Cotton y Curry
1980; citado por Domínguez y Gómez, 2010). Hay poca información sobre sus
requerimientos y preferencias de temperatura y humedad, aunque es sabido que prefiere
condiciones húmedas y que puede sobrevivir a bajas temperaturas. Su temperatura
óptima de crecimiento es de 18ºC y tolera mejor las temperaturas subóptimas que las
supraóptimas. Se han encontrado algunos especímenes que han sobrevivido alrededor
de 12h. a temperaturas de entre -2ºC y -5ºC, aparentemente sin aclimatación previa.
Presenta un ciclo de vida largo (120-170 días) con una tasa de crecimiento lenta y un
tiempo de maduración de 74-91 días. La producción media de capullos oscila entre
0,07-0,25 capullos lombriz-1.día-1, y la viabilidad de eclosión es del 60%-70%. Después

- 19 -
de un período de 35-40 días, sólo una lombriz emerge de cada capullo (Evans y Guild
1948, Cluzeau y Fayolle 1989, Elvira et al. 1996; citados por Domínguez y Gómez,
2010). Sus bajas tasas de maduración y reproducción indican que no es una especie
ideal para su uso en vermicompostaje, aunque por su tamaño y vigor podría ser útil en
grandes cantidades o para incrementar la fertilidad de los suelos.

Según Ríos (1993; citado por Arce, 2006) algunas características que presenta son:

 Alcanzan tamaños hasta 15 cm.


 Se adapta fácilmente a distintos tipos de suelo.
 Tiene una dieta muy limitada.
 Trabaja hasta 8-10 metros de profundidad.
 No permanece en cautiverio.
 No se adapta a los diferentes rangos de acidez.
 Produce una cápsula al mes.
 Pocas cápsulas son fértiles.
 Nacen 2 raras veces.
 Deposita el humus en forma dispareja hasta 10 metros de profundidad.

II.4 Vermicompostaje
Se debe tener presente que la lombricultura se divide en dos partes, la vermicultura que
es la producción de vermicompost (esta es la que se conoce y se realiza en nuestro
medio), y la lombricultura misma que es la de maximizar la producción de lombrices, ya
que es común que estos términos sean confundidos muy a menudo (Ruilova y Martinez.
2008).
El vermicompost en sus diferentes acepciones se define como el producto final
resultante del proceso de vermicompostaje, que presenta unas óptimas condiciones
físicas, un contenido variable de materia orgánica parcialmente humificada, con
contenidos variables de nutrientes y sustancias fitoreguladoras del crecimiento y que
puede ser almacenado sin posteriores tratamientos ni alteraciones (Saavedra, 2007).

También es definido como un proceso que consiste en la bio-oxidación y estabilización


de los sustratos orgánicos a través de la acción descomponedora conjunta de lombrices
y microorganismos, que lo convierten en un material humificado y mineralizado (Durán
y Henríquez, 2007; citado por Mogollón, 2015).

- 20 -
Según Saavedra (2007) en las zonas tropicales y en las zonas sub-tropicales las especies
más efectivas son Eudrilus eugeniae y Perionyx excavatus, mientras que en climas
templados las más utilizadas son Eisenia fetida y Eisenia andrei, y en menor medida
Lumbricus rubellus.

Las especies de lombriz más frecuentemente utilizadas para esta actividad son Eisenia
foetida, Lumbricus rubellus, Lumbricus terrestris, entre otras, debido a que se
encuentran comúnmente por todas partes y en la actualidad se han vuelto especies
cosmopolitas en las tierras orgánicas ricas, especialmente en vegetación en
descomposición, compost y montones de estiércol; también se señala que una de las
especies con mejor resultado es la Eisenia foetida, que se encuentra en los principales
criaderos de lombrices de Europa, Estados Unidos y Japón, que son países donde
mayormente se han desarrollado esta actividad (Pineda, 2006; citado por Fernández,
2013).

Dentro de sus efectos, según Saavedra (2007) tenemos:

1. Presenta elevados contenidos en materia orgánica en los vermicomposts (entre


10%-60%), parte de la cual se encuentra parcialmente humificada (ácidos
húmicos y fúlvicos).
2. Reduce la densidad aparente y aumenta el tamaño de los poros del suelo,
favoreciendo la penetración de agua y la permeabilidad del aire, estimulando de
esta forma el crecimiento del sistema radicular de las plantas.
3. Favorece el aumento del pH en suelos ácidos y una disminución del mismo en
los suelos alcalinos. La capacidad tampón (buffer) de los vermicompost impide
por una parte, la movilización de metales pesados en suelos ácidos y por otra,
aumenta la asimilabilidad de nutrientes en suelos alcalinos.
4. Los vermicomposts de residuos orgánicos contienen nutrientes a
concentraciones variables.
5. Los vermicomposts pueden presentar concentraciones elevadas de
micronutrientes esenciales para la planta (Fe, Mn, Cu, Zn, B), por lo que su
aplicación agronómica produce aumentos en la producción.
6. Presentan sustancias con carácter fitohormonal, que estimulan el crecimiento de
los cultivos.
7. Aumentan la capacidad de intercambio catiónico del suelo.

- 21 -
II.4.1 Factores para el vermicompostaje
Existen factores que deben ser tenido en cuenta para una plantación de Eisenia foetida,
según Somarriba y Guzmán (2004) son:
 Ubicación de los canteros: En lugares sombreados evitando con ello la
evaporación. La superficie debe ser casi plana, no tener una pendiente mayor de
20% y no expuesta a inundaciones, hay que realizar zanjas de drenaje con una
muy buena disponibilidad de agua.
 Humedad: La humedad de los canteros se debe mantener del 75% al 80% ya
que debajo del 70% son desfavorables para la cría y debajo de 55% son niveles
de muerte. Así también Serrano (2004) indica que la elevada humedad en el
alimento provoca la baja producción de cápsulas.
 Temperatura: La ideal está entre 15ºC -24ºC lo más cercano posible a lo
corporal de la lombriz que es de 19ºC, por encima de 30ºC resiste bien la
temperatura pero lo hace a costa de una menor reproducción y descenso en la
producción de vermicompost. Por otro lado cabe señalar que la temperatura
promedio del sustrato es de 20°C, y cuando esta desciende a los 15°C las
lombrices dejan de reproducirse y muchas de sus crías mueren, y en
temperaturas mayores a 35°C estas huyen o también mueren. Serrano (2004),
indica que al aumentar las temperaturas, por encima de 25ºC las lombrices
comienzan a producir cápsulas reduciendo también el tiempo promedio
transcurrido para que alcancen la madurez sexual. La temperatura del sustrato
influye directamente en el comportamiento de la lombriz roja respecto a la
producción y fecundación; en los meses fríos y los calurosos la actividad sexual
disminuye, siendo mayor durante los meses templados. La máxima actividad
sexual se logra cuando la temperatura del medio donde habita oscila alrededor
de los 20°C.
 pH: Es un factor determinante de una buena plantación, se debe tener un pH
comprendido entre 6,5 y 7,5 y siendo los valores óptimos que se encuentren
entre 6,8 y 7,2. no obstante las lombrices pueden desarrollarse apropiadamente
cuando el pH esta entre 5, ligeramente ácido y 8.
 Aireación: La lombriz requiere aire para su proceso vital, por lo tanto es
necesario remover los canteros o lechos con rastrillo por lo menos cada siete
días (Somarriba y Guzmán, 2004). La garantía de la existencia de una atmósfera
intersticial con suficiente oxígeno puede verse reducida por un exceso de agua o

- 22 -
por la compactación del material debida a una estructura demasiado densa o por
un exceso de peso. Cualquiera de ambas circunstancias provocará la
desaparición de los espacios destinados a la presencia de aire; su colmatamiento
con agua, y el desarrollo de condiciones anaeróbicas, son causas para la muerte
de las lombrices (Edwards, 1988; citado por Serrano, 2004).
 Otros factores: De acuerdo a Sullcata (2014) son:
1. Los escarabajos, moscas, gorgojos, babosas, compiten con las lombrices en el
consumo del material alimenticio y alteran las condiciones del medio. No
existen medios físicos eficaces para su control, salvo evitando que se instalen las
colonias de parásitos mediante un buen manejo de las unidades de cría.
2. Cierto tipo de hormigas ingiere los azúcares de los alimentos destinados a las
lombrices. Si se las molesta un poco humedeciendo la cama terminan
buscándose un sitio más tranquilo.
3. Entre los depredadores directos se encuentran las ratas, ratones, serpientes,
sapos, pájaros, topos, ciempiés, milpiés, y algunos otros, que pueden causar
serios daños en el criadero si no se colocan defensas apropiadas.
4. Los pájaros encuentran a las lombrices con facilidad, excavando la tierra con sus
patas y pico, por lo que se deberá cubrir el lecho con ramas o redes media
sombra.

II.4.2 Densidad de Población


Es importante tener presente que aparte de las condiciones ambientales, un factor muy
poco estudiado y que afecta al desarrollo de los procesos de vermicompostaje es la
densidad de población de lombrices existente en el medio orgánico (Venter y Reinecke,
1988, Reinecke y Viljoen, 1990; citados por Serrano, 2004).
En condiciones naturales, las lombrices que se utilizan muestran una dinámica
poblacional diferente a lo que sucede en los canteros artificiales (Serrano, 2004). En el
medio natural, la colonización se controla directamente por la temperatura, la humedad
y la disponibilidad de alimento, dando como resultado una producción baja de biomasa.
Observaciones sobre el crecimiento y reproducción de E. foetida en instalaciones de
lombricultura (Edwards, 1988; citado por Serrano, 2004) han puesto de manifiesto los
siguientes hechos:
 La abundancia total de lombrices se estabiliza alrededor de un cierto número,
indicando la posible existencia de un mecanismo de autorregulación.

- 23 -
 A corto plazo se observa que el crecimiento y la tasa reproductiva parecen
asociados con la fase de colonización y, una vez que finaliza esta fase, los
canteros de lombrices tienden a superpoblarse, disminuyendo la tasa
reproductiva; las lombrices son mucho más pequeñas en condiciones de
superpoblación, a pesar de que haya abundante alimento, mientras que a bajas
densidades las lombrices alcanzan tallas mayores y son mucho más activas.

II.4.3 Pasos para el establecimiento del proceso de vermicompostaje


Los pasos que recomiendan Somarriba y Guzmán (2004) para el establecimiento son:

1. Adquisición de pie de cría de lombrices, equipos y las herramientas adecuadas.


2. Preparación de canteros: Los canteros son el hábitat en la cual las lombrices
encontrarán todos sus requerimientos y así no podrán escapar ni por debajo ni
por los costados. Su orientación debe permitir la salida del exceso de agua
durante el riego ya que el estancamiento de agua mata a las lombrices.
3. Selección y preparación de los sustratos para la alimentación de las lombrices:
a) Los sustratos útiles: Estiércol de conejos, de bovinos, de equinos, de ovinos,
de caprinos, desechos industriales como de caña, pulpa de café, basura
orgánica, entre otros.
b) El sustrato a utilizar debe ser capaz de mantener la humedad.
c) El sustrato se puede trabajar cuando haya pasado la fase de descomposición.
d) El sustrato a elegir debe conservarse poroso y no producir terrones.
e) Evitar proporcionar a las lombrices estiércol de aves, cerdos y terneros, por
las altas concentraciones de amoníaco presente en los dos primeros y de
altos contenidos de proteínas en estiércol de terneros.
f) Los sustratos destinados a la alimentación de la lombriz debe tener una
fermentación previa ya que si la fermentación es parcial provocaría
afectación en el esófago de las lombrices, por inflamación de las cavidades
celomáticas provocando la muerte de la lombriz.
4. Colocado de las lombrices en los canteros: el colocado en cada cantero se tiene
que iniciar con densidades poblacionales según el tamaño, lo cual favorece su
rápida adaptación y multiplicación en los nuevos sustratos. En muchos países la
población de lombrices suele duplicarse con un adecuado manejo cada 90 días.

- 24 -
5. Alimentación de los canteros: El alimento se debe suministrar periódicamente,
ya sea quincenal o mensual, dependiendo de la cantidad del alimento y la
densidad poblacional de lombrices.
6. Riego de los canteros: Teniendo en cuenta que la lombriz succiona los
alimentos, se debe mantener húmedos los sustratos entre un 75% y 80% de
humedad. Para lograr medir el contenido de humedad entre 75% y 80% se puede
tomar una muestra de sustrato que alcance en el puño de la mano, que al
apretarlo, se desprendan entre 2-6 gotas de agua.
7. Recolección de lombriz: Existen diferentes métodos para la extracción de las
lombrices.
a) Un método es interrumpir el suministro de comida sobre el cantero y hacer
cordones de estiércoles por los lados de los canteros las lombrices se
introducirán en el nuevo sustrato, luego se separa dicho sustrato del
cantero a los 5 días.
b) Sistema de lomo de toro: Se coloca el sustrato en una capa de 5 cm. en el
centro del cantero, dicho cantero no se le ha dado alimentación por 3 a 4
semanas, de esta manera las lombrices están hambrientas dispuestas a
colonizar el nuevo sustrato el cual se retira a los 3 días.
8. Cosecha de humus: Al haber retirado las lombrices queda solo el vermicompost
con un 3% de lombrices, el vermicompost se retira en carretilla y se lleva a un
lugar destinado por el productor donde se orea hasta lograr tener el 50% de
humedad, dicho almacenamiento se tendrá que realizar bajo sombra.

II.4.4 Medición de parámetros


 Medición de temperatura
Para medir la temperatura del sustrato se debe introducir el termómetro a varias
profundidades, dando prioridad el medio donde viven las lombrices, que es de
5-10 cm. por debajo de la superficie. El uso del termómetro es indispensable
para un buen manejo (Ferruzzi, 2004; citado por Sullcata, 2014).
 Medición de humedad
Ferruzzi (2004) dice que el método manual de medición de humedad de los
sustratos es a través de la prueba del puño, que consiste en tomar una cantidad
de alimento comprimiéndole con la mano y que este no debe soltar agua. Por
otro lado para Girón (2006; citado por Sullcata, 2014), la “prueba de puño”

- 25 -
consiste en agarrar una cantidad de mezcla uniforme con el puño y apretar, y si
salen de 5 a 10 gotas la humedad se encuentra en un 80% aproximado.
Otra forma de medir la humedad es con un instrumento llamado higrómetro, la
desventaja es que la lectura efectuada corresponderá únicamente a la humedad
del punto o zona donde se haya introducido, no a la totalidad (Ferruzzi, 2004;
citado por Sullcata, 2014).
 Medición de pH (Prueba de acidez)
Es necesario realizar la prueba de acidez en el sustrato que se les ofrecerá como
alimento a las lombrices. Para controlar el pH de una sustancia orgánica existen
dos métodos: los papelitos de tornasol y el potenciómetro.
Para la prueba de papelito tornasol se coge una muestra muy húmeda con la
mano, se introduce una tira de papel tornasol en medio, luego se comprueba el
color con los diferentes “colores muestra” que están representados en la caja que
contiene el papel tornasol (Ferruzzi, 2004).
Para el uso del potenciómetro se introduce el electrodo en el lecho,
posteriormente repetir las operaciones a distintos puntos y profundidades, como
también al transcurso de unos días o después de efectuar tratamientos (Ferruzzi,
2004).

II.5 Calidad del vermicompost


El conjunto de características químicas, físicas, y microbiológicas, son las que
determinarán la calidad final del producto (Durán y Henríquez, 2007). Desde el punto
de vista microbiológico, se tiene presente que el vermicompost posee una gran riqueza
de microorganismos así como un efecto supresor sobre algunos patógenos del suelo.
Estudios realizados por Werner y Cuevas (1996; citado por Durán y Henríquez, 2007)
muestran la ausencia de patógenos humanos como Salmonella y E. coli según el tipo de
microorganismos presente en los materiales.
El vermicompost de lombriz está compuesto por C, O, N, así como macro y micro
nutrimentos en diferentes proporciones, tales como Ca, K, Fe, Mn y Zn entre otros. Los
contenidos finales por tonelada de material dependerán básicamente de la fuente de
origen y la humedad del material cuando el proceso finaliza (Fraile y Obando 1994;
citado por Durán y Henríquez, 2007). Las propiedades nutricionales del vermicompost
pueden variar mucho entre sí. Esto se debe a los tipos de desecho utilizados, las
proporciones de cada uno, el estado de descomposición de estos materiales, las

- 26 -
condiciones en las cuales se lleve a cabo el vermicompostaje y el tiempo de
almacenamiento (Chacón y Blanco 1999; citado por Durán y Henríquez, 2007).
En importante saber que en el intestino de la lombriz ocurren procesos de
fraccionamiento, desdoblamiento, síntesis y enriquecimiento enzimático y microbiano,
lo cual tiene como consecuencia un aumento significativo en la velocidad de
degradación y mineralización del residuo además de un aporte biológico, obteniendo un
producto de calidad. Esta transformación hace que los niveles de pérdida de nutrientes
como nitrógeno, potasio, etc., sean mínimos con relación a los sistemas tradicionales de
compostaje, también ocasiona una disminución de metales pesados, y el producto final
contiene hormonas que acelera el crecimiento de las plantas (Juárez, 2010). Por otra
parte estas hormonas son sustancias producidas por el metabolismo secundario de las
lombrices; y que resulta ser rico en elementos nutritivos, rindiendo en fertilidad
orgánica varias veces más que el estiércol común (Pineda, 2006; citado por Fernández,
2013).
Según Eiroa (2012; citado por Gámez, 2016) los principales macronutrientes son:
Nitrógeno (N): Entre sus funciones están alimentar a los microorganismos del suelo y
favorecer la descomposición de la materia orgánica, contribuyendo al incremento de la
biomasa vegetal.

Fósforo (P): Es el componente esencial en las enzimas vegetales implicadas en la


transferencia de energía de los procesos metabólicos, favorece el desarrollo radicular.
Cuando éste es deficiente, la planta es más débil, no crece al mismo ritmo, no desarrolla
sus raíces y las plantas son menos resistentes al frío. Un efecto notorio de la deficiencia
de fósforo es la reducción en la expansión celular, razón por la cual, las plantas pueden
presentar enanismo.

Potasio (K): Aumenta la resistencia de las plantas a enfermedades, parásitos y heladas.


Cuando el potasio es deficiente, toda la planta está flácida, las plantas suelen romperse
por culpa de la flacidez y son más propensas a enfermedades.

Calcio (Ca): Es un nutriente necesario para que la planta pueda absorber otros
nutrientes. Forma parte de la estructura de la pared celular vegetal, de enzimas vegetales
y fitohormonas. Favorece la resistencia a altas temperaturas. También mejora la
resistencia a enfermedades.

- 27 -
Magnesio (Mg): Participa en todas las reacciones químicas del metabolismo de las
plantas. También forma parte de la pared celular vegetal, es un componente esencial de
la clorofila, es necesario para la formación de azúcar, ayuda a la asimilación de otros
nutrientes.

Carbono Orgánico (CO) y relación Carbono/Nitrógeno (C/N): El carbono es un


elemento presente en la materia orgánica del suelo, que comprende un 48% a 58% del
peso total. Por muchos años el factor Van Bemmelen de 1.724 ha sido utilizado, basado
en asumir que la materia orgánica contenía 58% de C orgánico.

Según el valor de la relación C/N, podremos determinar si un material orgánico está


descompuesto en poca o gran medida. Para valores de C/N=50–80, existe elevada
materia orgánica y hay poca actividad microbiana. Para valores entre 15 y 40, la
degradación está próxima al equilibrio, y se incorpora al suelo parte del nitrógeno
liberado. Para valores próximos a C/N=10, se considera que la descomposición de la
materia orgánica ha entrado en equilibrio, lo que significa que las cantidades de carbono
y nitrógeno son las adecuadas para que el proceso no se retarde ni acelere.

II.6 Producción
 Vermicompost
La vermicomposta es la excreta de la lombriz que se alimenta de desechos en
descomposición, asimilando una parte (40%) para cubrir sus necesidades
fisiológicas y la otra parte (60%) es la excreta. Este material es conocido
también como lombriabono y humus de lombriz (Díaz, 2002; citado por
Mayorga y Urey, 2015).

 Población de lombrices
Si hay condiciones ideales durante todo el proceso, la población de lombrices
californianas puede llegar a duplicarse mensualmente. Se acoplan regularmente
en promedio cada 7 días depositando cada una de ellas una cápsula o cocón que
puede albergar hasta 9 lombrices; con un promedio de 2 a 4 lombricitas/cocón
(Sánchez, 2003). Generalmente la cantidad de lombrices se triplica y hasta se
cuadruplica cuando se hace la cosecha final que abarca hasta un 90% de las
lombrices.

- 28 -
II.7 Tiempo de elaboración
La duración del proceso varía según el número de lombrices con que se trabaja, a mayor
número de lombrices menor es el tiempo de producción de vermicompost. El tiempo
promedio es de 12 semanas, ya que este es el tiempo que demoran las lombrices para
llegar a su estado adulto.

Un parámetro importante es el color del vermicompost que varía entre el negro, café
oscuro y gris, y depende del desecho usado para alimentar a las lombrices, además de
no presentar olor y ser granulado. (Díaz, 2002; citado por Mayorga y Urey, 2015).

II.8 Antecedentes: investigaciones relacionadas


La información acerca de Lumbricus sp. fue brindada por la Dra. Rosario
Valderrama Valencia, docente de la escuela de Biología de la UNSA,
Arequipa, quien tenía algunas referencias acerca de esta lombriz que habita
cerca de la planta de tratamiento de aguas residuales de Chilpinilla, y que
hubieron indicios que podrían resultar iguales o mejores en la elaboración de
vermicompost.
Mayorga y Urey (2015) evaluaron la reproducción de lombrices de tierra Roja
Californiana (Eisenia foetida), Roja Cubana (Eudrillus sp) y las características
químicas del lombriabono con diferentes residuos orgánicos, en el periodo
Marzo-Mayo del 2014. Realizaron dos experimentos, el primero con la especie
Eisenia foetida y el segundo con la especie Eudrillus sp., donde evaluaron tres
tratamientos (Estiércol bovino, Residuos Orgánicos Urbanos (ROU) y Estiércol
bovino+Residuos Orgánicos Urbano) con cuatro réplicas por tratamiento. Los
resultados para la especie Eisenia foetida demostraron que no existe diferencia
significativa en el número de lombrices juveniles y número de cocones. En la
especie Eudrillus sp, existe diferencia significativa en el número de lombrices
juveniles, pero no en el número de cocones. La especie Eisenia foetida tuvo un
incremento del 77% en peso y 61% en el número de lombrices. La especie
Eudrillus sp tuvo un incremento del 73% en peso y 53% en el número de
lombrices en un periodo de 78 días, recomendando usar cualquiera de los tres
tratamientos Estiércol, Residuos Orgánicos Urbanos y Estiércol+ROU.
Finalmente el análisis químico mostró que no hay diferencia significativa entre
ambas especies.

- 29 -
Loza et al. (2010) estudiaron el comportamiento de la lombriz roja californiana
(Eisenia spp.) y la lombriz silvestre (Lumbricus spp.) en dos sustratos a fin
mejorar la calidad del vermicompost producido por estos anélidos. Se estudió su
comportamiento en dos sustratos bosta bobina (estiércol) y rumia bovina (rumia)
en 40 unidades experimentales, cada unidad presentaba una densidad de 5, 10,
15, 20 y 25 individuos con dos repeticiones de cada una en 1000 g de sustrato.
Se determinó el número de cocones, número de individuos a las 8 semanas,
porcentaje de degradación del sustrato. Los resultados indicaron que los
sustratos estiércol fueron mejores en la dinámica poblacional de Eisenia spp., en
comparación con Lumbricus spp. Posiblemente las características físicas y
químicas del estiércol y la rumia influyeron en este tipo de comportamiento de
Eisenia spp.

- 30 -
III. CAPÍTULO III

MATERIALES Y MÉTODO

III.1 Características del campo experimental

III.1.1 Ubicación
El presente trabajo de investigación se desarrolló en un terreno ubicado en el Distrito de
Hunter en el período de Febrero- Julio del año 2017.
UBICACIÓN POLÍTICA
 Región: Arequipa
 Provincia: Arequipa
 Distrito: Jacobo Hunter
UBICACIÓN GEOGRÁFICA
Coordenadas UTM
 Este: 227309.88 m E
 Norte: 8180277.33 m S
 Altitud: 2290 m.

III.1.2 Condiciones climáticas


Durante el período del trabajo experimental se presentaron condiciones climatológicas
detalladas en el anexo 01; resumidas en la fig. 12. La temperatura media al momento de
la instalación estuvo dentro del rango ideal (entre 15ºC -24ºC lo más cercano posible a
lo corporal de la lombriz que es de 19ºC) para un desarrollo adecuado de las lombrices;
sin embargo en la etapa final hubo descensos de temperatura (Serrano, 2004). Cabe
resaltar que durante un mes la estación de SENAMHI no tomó datos.

- 31 -
28
26
24
22
20
Temperatura (°C)

18
16
14 Temperatura Max (°C)
12
Temperatura Min (°C)
10
Temperatura Media (°C)
8
6
4
2
0

Figura 12. Evolución de las temperaturas mínimas, máximas y medias durante el desarrollo del experimento.
Elaboración propia con datos de SENAMHI.

III.1.3 Características del compost


El análisis de caracterización del compost que se usó se realizó en el Laboratorio de
Análisis de Suelos, Aguas y Semillas INIA - Arequipa (Instituto Nacional de
Innovación Agraria); los resultados se señalan en el siguiente cuadro.

Cuadro 01. Análisis de caracterización del compost empleado realizado por el INIA – Arequipa.

pH CE (dS/m) M.O N P2O5 K2O Cationes cambiables (meq/100gr.)


Muestra
Extr.1:2,5 Extr.1:2,5 % % ppm ppm Ca** Mg** Na* K* CIC total

Compost 6,38 6,12 13,55 0,71 1000 3990,24 21,6 1,6 0,783 5,641 29,624

Los resultados establecen un pH ácido debajo de lo aceptado (6,5 a 7,5), la


conductividad eléctrica nos indica que la muestra es salina, mientras que la cantidad de
materia orgánica esta en relación al material de origen siendo este restos vegetales
(Somarriba y Guzmán, 2004). La relación C/N del compost es de 11,1 siendo un
compost maduro al presentar un valor menor a 30. La capacidad de intercambio
catiónico (CIC) se encuentra en niveles apropiados a fin de facilitar el intercambio entre
la fase cambiable y soluble.

- 32 -
III.2 Materiales

III.2.1 Material biológico


 Lombriz californiana (Eisenia foetida)
 Lombriz criolla (Lumbricus sp.): La determinación de la clasificación
taxonómica de la especie recolectada fue realizada en la Universidad Nacional
de San Agustín, en la Facultad de Ciencias Biológicas, Departamento
Académico de Biología, sección académica de Zoología y estuvo a cargo del Dr.
Alberto Morales Hurtado, quien emitió una constancia de determinación (ver
anexo 19). Para dicha determinación se requirió llevar de 6 a 8 especímenes.
Dando como resultado las siguientes especificaciones taxonómicas:

Dominio: Eukaryota

Reino: Animalia

Phylum: Annelida

Clase: Oligochaeta

Orden: Haplotaxida

Familia: Lumbricidae

Género: Lumbricus

Especie: Lumbricus sp.

El Dr. Alberto Morales Hurtado señaló que los especímenes muestran una
coloración diferente (atigrada) que difiere de varias especies por él conocidas por lo
que no está seguro de la especie exacta.

III.2.2 Materiales de campo


 Herramientas de labranza.
 Herramientas de evaluación de campo: cuaderno de evaluación, bolígrafos.
 Equipo de riego NOVOFLEX.
 Cobertura plástica.
 Letreros de identificación.
 Compost.
 Camas de vermicompostaje.

- 33 -
 Termómetro digital BOECO WT-1.
 Termohigrómetro digital SH-110.
 Cordel.
 Recipientes.
 Bolsas de plástico.
 Tubos de luz de PVC.
 Cámara fotográfica.
 Engrampadora.
 Balanza.

III.2.3 Material de laboratorio


 Para la medición del pH: Potenciómetro análogo ONION RESEARCH modelo
301, agua destilada, matraz de 100 ml., cuchara medidora de 20 ml., muestras de
humus de lombriz, solución buffer pH 4, solución buffer pH 7.
 Para la medición de la CE: Conductivímetro digital METTLER TOLEDO
SevenGo, agua destilada, matraz de 100 ml., cuchara medidora de 20 ml.,
muestras de humus de lombriz, solución buffer 1413 µs/cm.

III.2.4 Material de gabinete


 Computadora.
 Útiles de escritorio.
 Software para análisis estadístico (SPSS).

III.3 Metodología

III.3.1 Tratamientos

III.3.1.1 Tratamientos en estudio


Los tratamientos se obtuvieron del uso de cada especie de lombriz en estudio,
resultando dos tratamientos, detallados en el siguiente cuadro:

Cuadro 02. Descripción de los tratamientos y claves de estudio.

Tratamientos Clave en estudio


Eisenia foetida T1
Lumbricus sp. T2

- 34 -
III.3.2 Diseño experimental
El diseño experimental que se empleó fue el diseño completamente al azar (DCA) con
arreglo de 2 x 3 repeticiones, para un total de 6 unidades experimentales. Los resultados
fueron analizados estadísticamente mediante la prueba T de student empleando el
software SPSS.

Cuadro 03. Fuentes de grado de libertad.

Fuentes de variabilidad Grados de libertad


Tratamiento t-1= 2-1=1
Error experimental (r-1)(t-1)=(3-1)(2-1)=2
Total rt-1= 6-1= 5
Calzada (1982)

III.3.3 Dimensiones del área experimental


 Tamaño del campo experimental
 Largo : 7 m.
 Ancho : 5 m.
 Área total : 35 m2.
 Tamaño de la unidad experimental
 Largo : 1 m.
 Ancho : 1 m.
 Altura : 0.3 m.
 Área de cada unidad : 1 m2 .
 Distanciamiento entre unidades : 1 m.
 Número de unidades :6

III.3.4 Croquis del área experimental


En la figura 13 se puede observar el croquis del área experimental así como la
distribución de los tratamientos en estudio.

- 35 -
1 m.
1 m.

1 m.

T1R1 T2R3

1 m.

T2R2 T1R2

1 m.

T2R1 T1R3

T1: Eisenia foetida


T2: Lumbricus sp.

Área total: 35 m2.


Área de cada unidad experimental: 1 m2.

Figura 13. Croquis del diseño experimental.

- 36 -
III.4 Conducción del trabajo experimental

III.4.1 Recolección de lombrices.

 Lumbricus sp.: Se recolectaron las muestras en las acequias ubicadas a un


lado de la planta de tratamiento de aguas residuales de Chilpinilla (pH: 6 y
CE: 9,04 dS/m); estas recolecciones se llevaron a cabo en cuatro
ocasiones, siendo que la primera ocasión la cantidad recolectada fue escasa
mientras que en las tres posteriores se fue a recolectar aproximadamente a
las 09:00 h. después de las lluvias de la temporada logrando recolectar
mayor cantidad y de mayor tamaño. Se eligió este lugar gracias a la
información brindada por la Dra. Rosario Valderrama Valencia, docente
de la escuela de Biología de la UNSA.

 Eisenia foetida: no se realizó ninguna recolección ya que se procedió a la


adquisición de medio núcleo de lombrices (7,5 kg).

III.4.2 Adaptación de la muestra recolectada (prueba de supervivencia)

Antes de colocar el sustrato en los lechos se hizo la prueba de supervivencia de la


lombriz recomendada por Ferruzzi (1987), que consistió en colocar 20 lombrices adultas
en 1 kg. de sustrato luego se evaluaron a las 24, 48 y 72 horas. Se realizó esta prueba
para saber con exactitud si el compost es óptimo para el consumo de las lombrices,
observando que las lombrices inoculadas se adaptaron fácilmente al alimento
suministrado.

Luego de la prueba de supervivencia, las muestras recolectadas (Lumbricus sp.) fueron


llevadas a un recipiente de tecnopor (vermicompostera casera) con la finalidad de
adaptarse al compost; en primer lugar se colocó compost en un extremo del recipiente y
en el otro extremo se colocaron las lombrices, hasta que las lombrices no se hubieron
desplazado al sector del compost no fue conveniente cubrirlas con más compost para
evitar perjudicarlas, cuando se observó que todas las lombrices ingresaron al interior se
colocó otra capa de compost. El compost usado regularmente no requirió un
acondicionamiento previo, es importante cubrirlo para evitar el ingreso de insectos.

- 37 -
III.4.3 Preparación del terreno
La preparación del terreno se inició con la limpieza del campo experimental, eliminando
basura y rastrojos. Posteriormente, se realizó una inspección para determinar si existían
hormigas, ratones u otra amenaza que pudieran afectar el normal desarrollo del trabajo
experimental, constatando que no hubo ninguna amenaza.

III.4.4 Preparación de camas de vermicompostaje


La preparación se inició con la instalación del cerco perimetral elaborado de material
plástico, para luego colocar la cubierta de color blanca de manera que no puedan
ingresar los pájaros y se evite la incidencia de luz solar directa, después se procedió a
elaborar las 6 camas de vermicompostaje en base a una película de material plástico
azul/negro al cual se le realizaron perforaciones en el fondo para evitar el
encharcamiento, cada una de las camas tuvo forma cúbica con una altura de 0,4 m.
descubierto en la parte superior. Finalmente se colocó 110 kg de compost en cada una
de las unidades experimentales (aprox. 15-20 cm. de altura) y se procedió a colocar su
letrero de identificación respectivo en cada unidad experimental y el termohigrometro
en la parte central del campo experimental.

III.4.5 Riego
El sistema de riego fue mediante una manguera con una pistola de riego multichorro.
Debido a que el agua potable contiene cloro se almacenó en un tanque abierto y se dejó
reposando al aire libre para que éste se evapore y quede apto para su uso. Luego de
colocado el compost en cada unidad experimental los riegos fueron diarios durante tres
días para que tenga la humedad requerida de 70% a 80%, después de colocadas las
lombrices se realizaron de manera interdiaria o dependiendo de lo observado. El agua de
riego usado durante la investigación mostró valores de pH entre 6,7 a 7,0 y de
conductividad eléctrica entre 0,30 a 0,32 dS/m.

III.4.6 Colocado de lombrices y manejo


En cada una de las unidades experimentales se colocó 1,3 kg. de lombrices juveniles y
adultas, luego fueron cubiertas por una fina capa de compost, previo a la siembra se
constató que la humedad del compost estuvo entre los rangos adecuados de 70% a 80%.

El manejo de cada unidad experimental consistió en proporcionarles la humedad


necesaria de 70%-80% para que las lombrices puedan estar en un ambiente adecuado;

- 38 -
restablecer la sombra si fuera necesario y proteger a las lombrices de ataques de
enemigos.

III.4.7 Control sanitario


Esta actividad se realizó durante cada riego y durante la duración del experimento no se
observó a ninguna amenaza para las lombrices.

III.4.8 Recolección de vermicompost y lombrices


Se realizó en forma manual:

 Para la recolección de las lombrices se usó el sistema de lomo de toro,


colocando una capa de 5 cm. de compost en la parte superior del cantero, de esta
manera las lombrices hambrientas fueron a colonizar el nuevo sustrato
retirándolo a los 3 días.
 Para la recolección de vermicompost después de retiradas las lombrices sólo
quedo el vermicompost con un 3% de lombrices, y se realizaron los pesados
finales de cada unidad.

III.5 Parámetros evaluados

III.5.1 Condiciones del proceso

III.5.1.1 pH
Para las mediciones se extrajeron muestras de cada una de las unidades experimentales,
luego cada una fue etiquetada, posteriormente se llevaron las muestras al laboratorio de
suelos de la escuela profesional de Agronomía de la UNSA. El procedimiento consistió
en determinar el pH por volumen: para esto en un matraz de 100 ml. se mezcló 20 ml.
de agua destilada y 20ml de la muestra extraída de la unidad experimental usando una
cuchara medidora de 20 ml., se dejó reposar por 10 min., mientras tanto se calibró el
electrodo del potenciómetro con los buffer de pH 4 y pH 7, finalmente se procedió a
realizar la medición de cada muestra colocando el electrodo al interior del matraz. Las
evaluaciones se realizaron cada diez días durante el periodo comprendido entre el 16 de
marzo del 2017 y el 01 de julio del 2017.

III.5.1.2 Conductividad eléctrica (dS/m)


Para las mediciones se extrajeron muestras de cada una de las unidades experimentales,
luego cada una fue etiquetada, posteriormente se llevaron las muestras al laboratorio de

- 39 -
suelos de la escuela profesional de Agronomía de la UNSA. El procedimiento consistió
en un matraz de 100 ml. se mezcló 20 ml. de agua destilada y 20 ml. de la muestra
extraída de la unidad experimental usando una cuchara medidora de 20 ml., se dejó
reposar por 10 min., mientras tanto se calibró el electrodo del conductivímetro con
solución buffer 1413 µs/cm, finalmente se procedió a realizar la medición de cada
muestra colocando el electrodo al interior del matraz. Las evaluaciones se realizaron
cada diez días durante el periodo comprendido entre el 16 de marzo del 2017 y el 01 de
julio del 2017.

III.5.1.3 Factores climáticos


 Temperatura ambiental (°C) -máxima y mínima-: se obtuvo esta información
vía web a través de la página del SENAMHI, esta información fue recopilada de
manera mensual de la Estación: HUASACACHE – 000799, ubicada en el
Distrito de Jacobo Hunter-Arequipa.
 Temperatura bajo cubierta (°C) –máxima y mínima-: se usó un
Termohigrómetro digital SH-110 y las mediciones se realizaron dos veces al día
de manera diaria a las 07:00 h. y a las 15:00 h.
 Humedad relativa bajo cubierta (%) -máxima y mínima-: se usó un
Termohigrómetro digital SH-110 y las mediciones se realizaron dos veces al día
de manera diaria a las 07:00 h. y a las 15:00 h.
 Temperatura del compost (°C): se usó un Termómetro digital BOECO WT-1 y
las mediciones se realizaron dos veces al día de manera diaria a las 07:00 h. y a
las 15:00 h., esta labor se realizó en cada uno de las unidades experimentales.

III.5.2 Características del vermicompost para uso agrícola


Las variables que se analizaron fueron el pH, la conductividad eléctrica CE (dS/m),
materia orgánica - MO (%), nitrógeno (%), fósforo (ppm), potasio (ppm) y capacidad de
intercambio catiónico–CIC-(meq/100g.), relación C/N. Estas variables fueron
determinadas a los 16 semanas de iniciado el proyecto por el laboratorio de análisis de
agua, suelos y foliar. Estación experimental Arequipa- INIA.

III.5.3 Determinación del tiempo de elaboración (semanas)


Se realizó mediante una inspección visual de cada uno de las unidades experimentales,
para esta determinación se tomó en cuenta las deyecciones de aspecto granular y
coloración marrón oscura que presentó cada unidad experimental.

- 40 -
III.5.4 Determinación de la producción de vermicompost
Para el caso del vermicompost, la determinación de la producción fue realizado
mediante una relación entre el pesado final de vermicompost producido en cada
tratamiento contra el total de compost aportado al inicio del proyecto (110 kg. de
compost para cada tratamiento); a partir de esta información se realizó la estimación de
la producción para cada especie empleada.

Para el caso de la población de lombrices, al finalizar el proyecto se realizó un trampeo


de 5 cm. de altura y se dejó por 72 horas, y se procedió a pesar las lombrices
recolectadas.

- 41 -
IV. CAPÍTULO IV

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

IV.1 Condiciones del proceso

IV.1.1 pH
Los valores de pH registrados están detallados en el anexo 20; resumidas en la fig. 14.

6.70

6.60

6.50
pH

6.40
T1
6.30 T2

6.20

6.10

Figura 14. Variación del pH de los tratamientos durante la investigación.

En la figura 14 se observa el incremento en los valores iniciales de pH para ambos


tratamientos. En el caso del tratamiento con Eisenia foetida (T1) se observa que hacia el
final del proceso presenta un mayor valor sobre el pH final a diferencia de Lumbricus
sp. (T2) que hacia el final obtuvo un menor valor, La variación del pH concuerda con lo
mencionado por Somarriba y Guzmán (2004) que declaran que este valor al final del
proceso tiende al neutro (entre 6,5 y 7,5).

- 42 -
IV.1.2 Conductividad eléctrica (CE)
Los valores de la conductividad eléctrica registrados están detalladas en el anexo 21;
resumidas en la fig. 15.

6.00

5.50

5.00

4.50
CE (dS/m)

4.00
T1
3.50
T2
3.00

2.50

2.00

Figura 15. Variación de la conductividad eléctrica –CE-(dS/m) de los tratamientos durante la investigación.

En la figura 15 se observa la disminución en los valores iniciales de la conductividad


eléctrica para ambos tratamientos. En el caso del tratamiento con Eisenia foetida (T1) se
observa que hacia el final del proceso presenta un menor valor sobre la CE final a
diferencia de Lumbricus sp. (T2) cuyo valor es mayor. El que ambos tratamientos (T1 y
T2) disminuyeran sus valores de CE esta reportado que puede ser debido al lavado de
las sales presentes que percolaron (Saavedra, 2007); ya que al tratarse de un sistema
abierto parte de los iones han lixiviado fuera de los lechos.

Los resultados del monitoreo de este trabajo nos indican que se presentan una salinidad
ligera, aun asi se debe restringir su uso en cultivos sensibles a la CE.

IV.1.3 Temperatura y humedad relativa


La temperatura y la humedad relativa registrados bajo cubierta están detalladas en el
anexo 09 y anexo 10; resumidas en la fig. 16 y fig. 17.

- 43 -
33
32
31
30
29
28
27
26
25
24
Temperatura (°C)

23
22
21
20
19
18
17
16
15
14
13
12
11
10
9
8
7

Temperatura Max (°c)


Temperatura Min (°c)
Temperatura Media (°c)

Figura 16. Temperatura del área experimental bajo cubierta.

100
95
90
85
80
Humedad relativa (%)

75
70
65
60
55
50
45
40
35
30

Humedad relativa Max (%)


Humedad relativa Min (%)
Humedad relativa Media (%)

Figura 17. Humedad relativa del área experimental bajo cubierta.

- 44 -
Para los tratamientos, los valores de temperatura están detalladas en los anexos 11, 12,
13, 14, 15, 16; resumidas en la fig. 18.

20.0

19.5

19.0

18.5
Temperatura (°C)

18.0

17.5

17.0

16.5

16.0

15.5

15.0

T1 Media
T2 Media

Figura 18. Temperatura promedio de los tratamientos.

La temperatura media de ambos tratamientos estuvo dentro del rango ideal, entre 15ºC y
20ºC lo más cercano posible a lo corporal de la lombriz que es de 19ºC (Somarriba y
Guzmán, 2004) para un desarrollo adecuado de las lombrices; sin embargo hubieron
valores mínimos cercanos a 13°C que pudieron afectar el comportamiento de las
lombrices. Por otro lado Serrano (2004) señala que cuando esta desciende a los 15°C las
lombrices dejan de reproducirse y muchas de sus crías mueren.

La temperatura del sustrato influye directamente en el comportamiento de la lombriz


roja respecto a la producción y fecundación; en los meses fríos y los calurosos la
actividad sexual disminuye, siendo mayor durante los meses templados. La máxima
actividad sexual se logra cuando la temperatura del medio donde habita oscila alrededor
de los 20°C (Somarriba y Guzmán, 2004), valor que es superior a los promedios
obtenidos.

- 45 -
IV.2 Características del vermicompost para uso agrícola
Es necesario mencionar que las propiedades del vermicompost son variables,
dependiendo del tipo y el estado de descomposición y el tiempo de almacenamiento de
los subproductos utilizados para su fabricación (Mogollón, 2015); además que las
lombrices no son tan exigentes en cuanto a su alimentación (Ferruzzi, 1987) sin
embargo es necesario tener presente que no hay estudios sobre los requerimientos
alimenticios de las lombrices.

IV.2.1 pH
El análisis de varianza correspondiente (anexo 02) muestra que no existen diferencias
estadísticas significativas a nivel de tratamientos. El coeficiente de variabilidad de los
datos fue de 2,36%, valor que denota alta confiabilidad a los registros de pH del
vermicompost, según lo afirmado por Calzada (1982).
Los resultados de la prueba T para los tratamientos se muestran en el cuadro 04; se
observa que no hay diferencias significativas; en el caso del tratamiento con Eisenia
foetida se observa que tiene el mejor efecto sobre el pH final en el vermicompost
mientras que con Lumbricus sp. se obtuvo un valor menor; en la figura 19, se observa
que ambos tratamientos (T1 y T2) tuvieron el mejor efecto sobre esta variable al
acercarse al valor neutro.

Cuadro 04. Prueba T para la variable pH del vermicompost.

Tratamiento Clave pH Significancia*


Eisenia foetida T1 6,66 a
Lumbricus sp. T2 6,58 a
(*) En letras iguales no existe diferencia estadística significativa. T (α=0,05)

Los resultados de este trabajo se encuentran dentro del rango que Somarriba y Guzmán
(2004) consideran óptimos (entre 6,5 y 7,5); sin embargo, otros trabajos como el de
Romero et al, (2008) en el que recolectó nueve muestras de diferentes lombriabonos
presentaron resultados de pH de 5,5 a 8,5 y en el caso de Mamani et al. (2012) los
valores fueron 7,10 a 8,40, teniendo una tendencia alcalina; los datos que muestra
Restrepo (2007) en humus de lombriz hechos a base de diferentes estiércoles para el pH
estuvieron entre 7,5 a 7,9.

- 46 -
El hecho que Eisenia foetida tuviera un mayor incremento en el pH en relación a
Lumbricus sp. puede deberse a su misma anatomía interna ya que cabe recordar que la
función de las glándulas de Morren es secretar carbonato cálcico y producir una
digestión alcalina, por lo que es de esperar valores de pH ligeramente alcalinos en los
diferentes humus de lombriz (Bollo 1999; citado por Durán y Henríquez, 2007), lo que
nos indicaría que en Lumbricus sp. éstas glándulas no se encuentran muy adaptadas a
pesar de encontrarse en un hábitat con un pH de 6,2 como son las acequias.

Otra causa por la que el pH pudo subir seria debido a que en la degradación de residuos
ácidos en condiciones aeróbicas y en elevada humedad se favorece la formación de
hidróxidos básicos aunque también influiría la formación de iones amonio (Vargas et
al., 2014), e inclusive sería atribuible a la desaparición de los elevados contenidos de
ácidos volátiles presentes debido a las condiciones aerobias mantenidas durante su
degradación por E. foetida. (Saavedra, 2007).

6.9

6.8

6.7

6.6
pH

6.5
T1
6.4
T2
6.3

6.2

6.1

6
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 19. Efecto de los tratamientos en el pH del vermicompost.

IV.2.2 Conductividad eléctrica


El análisis de varianza correspondiente (anexo 03) muestra que no existen diferencias
estadísticas significativas a nivel de tratamientos. El coeficiente de variabilidad de los
datos fue de 17,17%, valor que denota confiabilidad a los registros de CE del
vermicompost, según lo afirmado por Calzada (1982).

- 47 -
Los resultados de la prueba T para los tratamientos se muestran en el cuadro 05; en los
tratamientos con Eisenia foetida y Lumbricus sp. se observa que no hay diferencia entre
los promedios obtenidos; en el cuadro 05 y figura 20 se observa que ambos tratamientos
(T1 y T2) tuvieron el mejor efecto sobre esta variable al disminuir su valor.

Cuadro 05. Prueba T para la variable CE del vermicompost.

Tratamiento Clave CE (dS/m) Significancia*


Eisenia foetida T1 a
3,4
Lumbricus sp. T2 a
3,54
(*) En letras iguales no existe diferencia estadística significativa. T (α=0,05)

Los resultados de este trabajo presentan una salinidad ligera, y aunque los valores que
se pueden obtener son muy diversos ya que dependen del material de origen, Mamani et
al. (2012) determina rangos de 2,30 dS/m a 8,0 dS/m en cambio Romero et al, (2008)
registra rangos entre 3,02 dS/m a 13,53 dS/m, por lo que en nuestra investigación
estaríamos dentro de rangos adecuados.

La elevada salinidad que puede presentarse al inicio puede deberse a las condiciones
protegidas en las que se llevó a cabo el proceso de compostaje. De acuerdo a la
literatura, los compostes producidos en lugares cubiertos muestran niveles más altos de
sales, comparativamente con aquellos expuestos a la lluvia en donde puede ocurrir el
lavado y la subsiguiente pérdida de lixiviados (Durán y Henríquez, 2007).

El hecho que ambos tratamientos (T1 y T2) disminuyeran sus valores podría deberse al
lavado de las sales presentes que percolaron de cada una de las unidades experimentales
(Saavedra, 2007); siempre teniendo presente que los iones que se generan durante la
ingesta y excreción de las lombrices incrementarían este parámetro pero al tratarse de
un sistema abierto parte de los iones han lixiviado fuera de los lechos, junto a la
incorporación neta de sales en el tejido de la lombriz.

La sensibilidad de las lombrices a la salinidad es resaltada por Lee (1985), quien


describe que la cutícula corporal de estos organismos es permeable al agua y a los iones
en disolución; por los que altas concentraciones de sales ocasionan un desequilibrio
osmótico mortal. También se ha comprobado una estrecha relación entre la salinidad del
sustrato y la composición iónica de los fluidos internos de las lombrices. Por ello,

- 48 -
concentraciones elevadas de sales en los residuos pueden tener efectos inhibitorios en la
reproducción y desarrollo de las lombrices e incluso puede llevar a la muerte de los
individuos. En E. foetida conductividades del extracto de saturación de los residuos
superiores a 8 dS/m son letales (Edwards, 1988; citado por Saavedra, 2007). Para el
caso de Lumbricus sp. podría tener una mayor resistencia a sales ya que al habitar
acequias cercanas a la planta de tratamiento de aguas residuales se midieron valores de
9,04 dS/m.

Sin embargo, a pesar que los valores disminuyeron se debe tener presente que la
salinidad puede restringir el rendimiento de cultivos con alta sensibilidad (Cardoso y
Ramírez, 2000; citado por Juárez, 2010); luego sería aconsejable someterlos a lavado
controlado para reducir la salinidad (Melgarejo et al., 1997).

3.9

3.8

3.7

3.6
CE (dS/m)

3.5
T1
3.4
T2
3.3

3.2

3.1

3
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 20. Efecto de los tratamientos en la conductividad eléctrica-CE- (dS/m) del vermicompost.

IV.2.3 Materia orgánica


Los análisis de varianza para las variables materia orgánica (MO), nitrógeno (N),
fósforo (P2O5), potasio (K2O), capacidad de intercambio catiónico (CIC) de los
tratamientos al finalizar el trabajo de campo (anexos 04, 05, 06, 07 y 08) muestran que
no existen diferencias estadísticas significativas entre ninguno de los parámetros de
calidad entre los tratamientos T1 y T2. Los coeficiente de variabilidad de los datos,

- 49 -
respectivamente fueron de 8,19%, 6,23%, 5,49%, 7,87% y 7,77%, valores que denotan
confiabilidad a los registros del vermicompost, según lo afirmado por Calzada (1982).

Cuadro 06. Prueba de T para los parámetros del vermicompost al finalizar la investigación.

Tratamiento Clave M.O (%)* N P2O5 K2O CIC


(%)* (ppm)* (ppm)* (meq/100g)*
Eisenia foetida T1 15,49 (a) 0,73 (a) 1203,3 (a) 3036,60 (a) 29,05 (a)
Lumbricus sp. T2 16,35 (a) 0,80 (a) 1296,7 (a) 3136,98 (a) 32,10 (a)
(*) En letras iguales no existe diferencia estadística significativa. T (α=0,05)

En el caso de la materia orgánica los resultados de la prueba T se muestran en el cuadro


06; para ambos tratamientos se asevera que no existen diferencias estadísticas; no
obstante, en la figura 21, se observa que ambos tratamientos (T1 y T2) tuvieron el
mejor efecto sobre esta variable al incrementar su valor.
Los resultados de este trabajo están por debajo de los reportados por Romero et al.,
(2008) quien obtuvo un resultado de 19,75% usando sólo residuos vegetales. Martínez
(1996) describe rangos entre 17,5% a 87,30% que dependen del material usado al inicio.
Salinas (2014) al mezclar rastrojos vegetales y suelo obtuvo un 15%. Empleando restos
de cocina con cartón, Paco et al. (2011) obtuvo un 23% hasta 31%.
Al emplearse compost hecho sólo a base de residuos vegetales, el porcentaje de materia
orgánica siempre es menor que cuando se emplean estiércoles (las leguminosas
presentan baja relación C/N, bajo contenido de lignina y taninos, al final el contenido
de materia orgánica será bajo, pero con alto contenido de minerales. Por el contrario, en
cereales, gramíneas y aserrín, la relación C/N, el contenido de lignina y taninos es alta,
al final el contenido de materia orgánica y sustancias húmicas es alto, aun cuando
tengan bajo contenido de minerales disponibles para la planta (López et al., 2013)).
Mamani et al. (2012) señala que al usar estiércol bovino se obtiene un mayor
porcentaje de materia orgánica que cuando usó restos de cocina, indicando que estos
valores dependen de las características del material de partida. Además que los
estiércoles tienen un alto contenido de Nitrógeno (Restrepo, 2007); sin embargo, para
Ramón (1996) valores altos de materia orgánica no se consideran adecuados en las
compostas y abonos orgánicos ya que una alta concentración de materia orgánica
indicaría que el material es fresco y consecuentemente la actividad de la lombriz no ha
tenido lugar.

- 50 -
Tanto en el tratamiento T1 y T2 hubieron incrementos en la materia orgánica de 14,3%
y 20,67%, López et al., (2013) obtuvo incrementos de 7,7% hasta 59% en diferentes
sustratos. Estos incrementos pueden deberse a la acción de E. foetida y al incremento en
la biomasa microbiana. El hecho que el tratamiento T2 tenga un valor más alto puede
deberse a la adaptación natural a su entorno, a su capacidad de asimilación o incluso a la
actividad microbiana relacionada que puede variar de una especia a otra. Se debe tener
presente que durante el proceso de vermicompostaje, una fracción de la materia
orgánica contenida en los residuos se mineraliza, dependiendo fundamentalmente de la
naturaleza del residuo orgánico, su biodegradabilidad, densidad de población de
lombrices y duración del proceso; por tanto, en lo concerniente a biodegradabilidad
comparativamente las hemicelulosas y celulosas se degradan más fácilmente que las
ligninas, cuyo contenido se mantiene o aumenta durante el vermicompostaje, es
probable que Lumbricus sp. tenga una mejor capacidad de degradación. Por tal motivo,
hay que señalar que los vermicomposts que se obtuvieron, al tener estabilizados su
materia orgánica, conseguirán mayor eficacia en la construcción de un pool enzimático
“estable”, es decir, complejos “enzima-humus” capaces de resistir la desnaturalización
de los enzimas (Saavedra, 2007).

17

16.5

16
Materia orgánica (%)

15.5

15
T1
14.5 T2

14

13.5

13
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 21. Efecto de los tratamientos en la materia orgánica (%) del vermicompost.

- 51 -
IV.2.4 Nitrógeno, Fósforo, Potasio
En el caso del nitrógeno, fósforo y potasio los resultados de la prueba T se muestran en
el cuadro 06. Para el nitrógeno en ambos tratamientos se asevera que no existen
diferencias estadísticas; no obstante, en la figura 22, se observa que ambos tratamientos
(T1 y T2) tuvieron el mejor efecto sobre esta variable al incrementar su valor. Para el
fósforo ambos tratamientos (T1 y T2) tuvieron efecto sobre esta variable al incrementar
su valor como se observa en la figura 23, donde ambos tratamientos tuvieron efecto.
Para el potasio ambos tratamientos comparados con el testigo tuvieron efecto como se
observa en la figura 24, donde ambos tratamientos (T1 y T2) tuvieron efecto sobre esta
variable al disminuir su valor.
Los resultados de N-P-K, son muy variables ya que dependen del material de inicio
(Mamani et al., 2012), Martínez (1996) reporta valores de Nitrógeno de 1,1% a 4,17%,
Fosforo de 0,3% a 1,8%, Potasio de 0,78% a 1,39%, mientras que Guerrero (2009)
obtuvo valores de N de 1,1%, P2O5 de 280 ppm, K2O de 4380 ppm; Delgado (2007)
mostró valores de N de 1,04%, P2O5 de 0,21%, K2O de 0,4%, los resultados de Arce
(2006) muestran valores de N entre 0,48% a 0,76%, P2O5 de 10,6 ppm, K2O de 294 a
396 ppm, finalmente Hernández et al., (2010, citado por Eulloque, 2013) registró
valores, 0,21% para potasio y 0,014 % de fósforo, al igual que Márquez et al., (2008,
citado por Eulloque, 2013) alcanzó registros para potasio de 0,43% y 0,15% de fósforo;
de donde podemos indicar que algunos resultados se encuentran dentro de los rangos
pero otros están por encima de su valor o por debajo de él.
Para el caso del nitrógeno, el tratamientos T2 tuvo un valor más alto que puede deberse
a la adaptación natural de la lombriz a su entorno, a su capacidad de asimilación
(proceso digestivo de la lombriz) o incluso a la actividad microbiana (relacionada de
una especia a otra o a la que se lleva a cabo durante el periodo de reposo que esté tiene
dentro del lecho) (Gonzalez et al., 2007), es probable que Lumbricus sp. tenga una
mejor capacidad de degradación sobre ciertos compuestos. Mamani et al. (2012) señala
que debe tomarse en cuenta que las lombrices asimilan la mayor parte de este elemento
para realizar sus procesos fisiológicos, lo cual disminuye su concentración en el
producto final. Las lombrices tienen un gran impacto en la transformación de nitrógeno
durante el vermicomposteo a través de las modificaciones de las condiciones
ambientales y de su interacción con los microorganismos, favoreciendo así la
mineralización al producir condiciones que promueven la nitrificación, que resulta en
una rápida conversión de nitrógeno amoniacal en nitrógeno nítrico y nitratos (Eulloque,

- 52 -
2013), que son aprovechables por los microorganismos o pueden perderse en el medio
ya que estas son eliminadas por los nefridiósporos en formas de ácidos úricos o amonio
o por la epidermis de la lombriz como microproteina (Gonzalez et al., 2007). A pesar de
los valores bajos de nitrógeno total en los sustratos analizados, debe considerarse que
algunos de los compuestos nitrogenados formados en los vermicompost son de
naturaleza enzimática y con gran acción en los ciclos bioquímicos que tienen lugar en el
suelo. La liberación de estas enzimas a partir de la acción combinada de lombrices y
microorganismos ya fue observada durante el proceso de compostaje y vermicompostaje
de residuos orgánicos (Paco et al., 2011).

Lo que menciona Saavedra (2007) acerca de la incorporación de nitrógeno residual en el


sustrato es que se podría llevar a cabo a través de cuatro vías: i) deposición de heces; ii)
excreción de orina, formada básicamente por amonio y urea; iii) secreción de proteínas
a través del mucus excretado por células glandulares de la epidermis; iv) por la
descomposición de los tejidos de las lombrices muertas. Además de esta posible
incorporación se observó que las lombrices favorecían la fijación de N y encontró un
aumento de la actividad nitrogenasa propia de las bacterias nitrificantes, además el
contenido de N aumenta por la absorción de amonio del aire o debido a una fijación del
mismo por parte de bacterias bajo condiciones de bajo N disponible. No obstante
descensos en el pH son un factor importante para retener el N ya que se pierde por
volatilización en forma de amoniaco a un pH elevado (Barral, 2014) o a pérdidas por
volatilización debido a la temperatura, a procesos de desnitrificación, a pérdidas por
volatilización de este elemento en forma de amonio, así como por lixiviación en el
drenaje (Saavedra, 2007).

- 53 -
0.9

0.85

0.8
N (%)
0.75
T1
0.7 T2

0.65

0.6
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 22. Efecto de los tratamientos en el Nitrógeno (%) del vermicompost.

Para el caso del fósforo, ambos tratamientos (T1 y T2) tuvieron valores altos, este
incremento de fósforo se debe a la mineralización de la materia orgánica por las
lombrices y microorganismos (Eulloque, 2013) que ocasiona un proceso de
concentración del P inorgánico e indica que este macronutriente no es eliminado por
lavado (Saavedra, 2007). Barral (2014) menciona que el fósforo en general aumenta
pero si hay una eficiencia reproductiva parece que su valor disminuye, lo que no es
nuestro caso.

1350

1300
P2O5 (ppm)

1250

T1
1200
T2
1150

1100
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 23. Efecto de los tratamientos en el Fosforo (ppm)-P2O5-del vermicompost.

- 54 -
Para el caso del potasio, ambos tratamientos (T1 y T2) disminuyeron sus valores, esto
puede deberse a que el potasio se encuentra en altas concentraciones en los restos
vegetales y no tanto en el estiércol (Mamani et al., 2012), y ya que el K se considera
uno de los mayores contribuyentes a los contenidos de sales al disminuir su valor
también disminuyo el valor de la CE o viceversa (Durán y Henríquez, 2007), lo cual
concuerda con lo encontrado en este ensayo, ya que potenciales pérdidas están
asociadas a los procesos de lixiviación. Sin embargo, debemos considerar también la
asimilación por parte de las lombrices ya que en ambos tratamientos hubo aumento de
lombrices y en ambos vermicompost se presentó un descenso de potasio (Barral, 2014);
se ha observado que cuando aumenta el ion K+ tiende a disminuir el valor de K2O.

3200
3150
3100
3050
K2O ()ppm

3000
2950
T1
2900
2850 T2
2800
2750
2700
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 24. Efecto de los tratamientos en el Potasio (ppm)-K2O- del vermicompost.

Finalmente es muy factible que las cantidades presentes en el material de inicio


conserven su proporción y se reflejan en el vermicompost ya que probablemente la
actividad de la lombriz conserva los porcentajes presentes de los elementos y sólo los
modifica (Ramón, 1996). Además una ventaja es que cuando es incorporado al suelo
estos nutrientes se liberan gradualmente (Ortegón, 2016). En lo relacionado a N, P, K
se observa que para poder usar un producto obtenido como abono orgánico este deberá
tener una suma de estos tres elementos que sea mayor o igual a 6%, si la suma es menor
al valor antes referido entonces este producto se considerara solamente como enmienda
orgánica, que es nuestro caso, según la Norma Española BOE.164 (Juárez, 2010).

- 55 -
IV.2.5 CIC
En el caso de la CIC los resultados de la prueba T se muestran en el cuadro 06. Para la
CIC ambos tratamientos (T1 y T2) mostraron que no existen diferencias estadísticas; no
obstante, en la figura 25 se observa que tratamiento T1 tiene un valor menor que el
tratamiento T2.
Los resultados de la CIC obtenidos, que dependen de la materia prima; puede fluctuar
considerablemente; sin embargo, están dentro de los valores obtenidos por Romero et
al., (2008) que fueron entre 30,4 meq/100g a 74,2 meq/100g y son superiores a los
obtenidos por García (1996; citado por Arce, 2006) con un resultado de 24,13
meq/100g.
Se puede observar que los resultados muestran una relación catiónica del vermicompost
de Ca+2> Mg+2 > K+ > Na+. En estas condiciones, se espera que en función de los altos
contenidos de Ca+2 y Mg+2 , una vez aplicado al suelo ocurra un proceso de sustitución
de iones Na+, lo que favorece un proceso de lavado de este ión, además que mejora la
formación de agregados estables (Mogollón, 2015). Aunque Eulloque (2013) afirma que
la CIC generalmente se incrementa como resultado de la formación de ácidos húmicos,
estos aumentos son más apreciables para calcio, magnesio y micronutrientes y son
atribuidos a un efecto de concentración de ellos, debido a la mineralización de la
materia orgánica (Saavedra, 2007); en nuestro caso los valores se mantuvieron debido a
que tal vez no se hizo un post-tratamiento (reducción de tamaño de partícula que
aumenta de forma significativa la superficie efectiva y por tanto los sitios de
intercambio) (Barral, 2014).
Debido a que concentraciones de potasio se mantuvieron en el producto final, podría
estar relacionado con la disminución de la conductividad ya que se encontró que los
lixiviados generados en los procesos de vermicompostaje contienen elevadas
concentraciones de potasio, así como una elevada salinidad (Saavedra, 2007), no
obstante se sugiere que altos contenidos en potasio intercambiable son debido a la mejor
actividad microbiológica durante el vermicompostaje (Barral, 2014).
Se debe recordar que el vermicompost proporciona una gran superficie con micrositios
para la actividad microbiana y para la retención de los nutrientes, como resultado,
muchos nutrientes como nitratos, fosfatos, calcio y potasio intercambiables, están más
disponibles para las plantas (Eulloque, 2013).

- 56 -
33

32

31

30
CIC (meq/100g)
29

28 T1
T2
27

26

25

24
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 25. Efecto de los tratamientos en la Capacidad de intercambio catiónico (meq/100g) del vermicompost.

IV.2.6 Relación C/N


Los resultados de la relación C/N se muestran en la figura 26 donde ambos tratamientos
(T1 y T2) presentaron similares relaciones.
Los resultados de este trabajo muestran que el T1 está con un valor de 12,13 y el T2 con
11,85. De acuerdo a estos valores se trata de un vermicompost estable y maduro
(aunque para mayor seguridad es necesario tener la tasa de respiración), que conseguirá
mayor eficacia en la construcción de un pool enzimático “estable”, es decir, complejos
“enzima-humus” capaces de resistir la desnaturalización de las enzimas (Saavedra,
2007). Según Mogollón (2015) cumple con el valor establecido para esta característica
(C/N=15 o menos) que indica las fracciones que están biológicamente degradables de C
y N en los sustratos orgánicos, a la vez que es un índice de la celeridad de
descomposición del sustrato y la posterior mineralización de sus componentes. Por otro
lado, relaciones C/N>30, pueden provocar la inmovilización microbial del N en el
suelo. Los compostes con relaciones de C/N bajas, una vez aplicados tendrán de 5%-
25% del N total disponible para la planta; sin embargo, valores muy bajos pueden
provocar la pérdida del N debido a su rápida liberación (Durán y Henríquez, 2007).

En investigaciones este valor disminuye debido la mineralización de la materia orgánica


y pérdida de C orgánico (Barral, 2014), en nuestra investigación ambos valores se
incrementaron ligeramente, esto puede deberse a que al incrementarse la materia

- 57 -
orgánica también se incrementó el carbono orgánico y el nitrógeno pero parte de este
nitrógeno se redujo debido a procesos de desnitrificación, por la descomposición
espontánea del ácido nitroso en medio ácido, pérdidas por volatilización debido a la
temperatura, ya que el proceso de nitrificación requiere temperaturas entre 25°C-35°C
para ser óptima y debido a que las temperaturas registradas fueron menores pudo afectar
a este proceso, otro factor importante pudo ser la pérdida por lixiviación del nitrógeno
en forma de nitrato y amonio (Saavedra, 2007); e incluso la granulometría pudo afectar
este parámetro ya que se reportó que al tener partículas más finas la relación C/N baja
su valor en comparación a sus mismas partículas más gruesas (Mazzarino et al., 2003).
Según la Norma Española BOE núm. 164 el producto obtenido se clasifica como
enmienda orgánica vermicompost ya que posee materia orgánica < =30%, C/N < 20.

13

12

11
C/N

10
T1
9 T2

7
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 26. Efecto de los tratamientos en la relación C/N del vermicompost.

IV.3 Determinación del tiempo de elaboración.


Los resultados del tiempo de elaboración se muestran en el cuadro 07; en el caso del
tratamiento con Eisenia foetida se obtuvo un tiempo más largo mientras que con
Lumbricus sp. el tiempo se redujo en una semana.
Cuadro 07. Tiempo de elaboración del vermicompost.

Tratamiento Clave Semanas


Eisenia foetida T1 15
Lumbricus sp. T2 14

- 58 -
Los resultados de este trabajo se encuentran por encima de lo señalado por Somarriba y
Guzmán (2004) quienes indican que las lombrices tienen un peso en estado adulto de
0,8 g. a 1,0 g. e ingieren diariamente el 100% de su peso en materia orgánica lo que
lleva a obtener resultados a las 12 semanas.

Un factor muy importante para el tiempo de elaboración es la temperatura, y como se


aprecia en la figura 18, esta fue descendiendo y pudo afectar a ambas especies. Sin
embargo, el hecho que Lumbricus sp tuviera un menor tiempo de elaboración puede
deberse a su tamaño ya que al ser de mayor tamaño sus necesidades alimenticias
pudieran ser superiores (Ríos, 1993; citado por Arce, 2006), otra causa seria su mayor
resistencia a bajas temperaturas ya que tolera mejor las temperaturas subóptimas que las
supraóptimas incluso se han encontrado algunos especímenes que han sobrevivido
alrededor de 12 h. a temperaturas de entre -2 ºC y -5ºC, aparentemente sin aclimatación
previa (Domínguez y Gómez, 2010) y como se observa en la figura 18 las temperaturas
descendieron a medida que la investigación avanzaba pero a pesar de eso Lumbricus sp.
presentó un ligero incremento en la temperatura del sustrato lo que podría relacionarse
con secreciones de la propia lombriz favoreciendo de algún modo un menor descenso de
temperatura en su entorno. Otra causa seria la naturaleza del sustrato ya que al tratarse
de restos vegetales es probable que requiera mayor tiempo de elaboración y
microorganismos especializados a diferencia del sustrato hecho a base de estiércoles
(Melgarejo, 1997).

IV.4 Determinación de la producción de vermicompost.


El análisis de varianza correspondiente (anexo 17) muestra que existen diferencias
estadísticas significativas a nivel de tratamientos. El coeficiente de variabilidad de los
datos fue de 6,07%, valor que denota alta confiabilidad a los datos obtenidos del
vermicompost, según lo afirmado por Calzada (1982).
Los resultados de la prueba T para los tratamientos se muestran en el cuadro 08; en el
caso del tratamiento con Eisenia foetida se observa que se obtuvo una menor cantidad
de vermicompost comparado con Lumbricus sp.; en la figura 27, se observa que el
tratamiento T2 es mayor a T1, con lo que tuvo el mejor efecto sobre esta variable.

- 59 -
Cuadro 08. Prueba T para la variable producción del vermicompost.

Tratamiento Clave Vermicompost Significancia*


(kg)
Eisenia foetida T1 44,7 a
Lumbricus sp. T2 49,4 b
(*) En letras iguales no existe diferencia estadística significativa. T (α=0,05)
Los resultados de este trabajo se encuentran debajo del rango que Somarriba y Guzmán
(2004) consideran óptimos (50% a 60% es excretado como abono orgánico), ya que se
obtuvo un 40,6% de conversión para T1 y un 44,9% de conversión para T2; sin
embargo, otros trabajos como el de Ramón (1996) usando pseudotallos obtuvo un 48%
de conversión; pero los resultados obtenidos por Arévalo y Valenzuela (2011) muestran
un rendimiento de 29% usando vegetales, valor similar al obtenido por Paredes (2014)
con 30%, mientras que Arce (2006) obtuvo un 40% de humus de lombriz, por lo que al
usar residuos vegetales esto valores están dentro de estos rangos.

El hecho que Lumbricus sp. tuviera un mayor rendimiento en la producción de


vermicompost en relación a Eisenia foetida puede deberse a la naturaleza del compost
(residuos vegetales), ya que Eisenia foetida mayormente presenta valores bajos cuando
se usan estos residuos que pueden presentar una difícil descomposición ya que pueden
tener un % de fibra elevado implicando que es más difícil para la lombriz digerir el
sustrato y por lo tanto hubo menor producción de vermicompost, teniendo en cuenta que
usando estiércoles se obtienen mayores valores (Gonzalez et al., 2007), por lo que se
puede pensar que Lumbricus sp. tendría una mejor capacidad de digestión. También
factores como el contenido de lignina y taninos, que son precursores de las sustancias
húmicas, y el contenido de minerales influyen en el contenido final de vermicompost y
en el contenido de minerales tales como Ca y Mg (López et al., 2013).

Es importante tener presente que cualquier factor de estrés en el medio se traduce en


una elevación de la tasa metabólica de la lombriz, lo que incrementa el gasto energético
que genera una reasignación de recursos lo cual podría estar enfocado al crecimiento
corporal en detrimento de la reproducción y la obtención de vermicompost (Acosta et
al., 2012), lo que pudo ocurrir en nuestro caso debido a las temperaturas variables
durante la investigación.

- 60 -
50

Prod. Vermicompost (kg)


48

46

44 T1
T2
42

40
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 27. Efecto de los tratamientos en la producción (kg) del vermicompost.

IV.5 Población final de lombrices


El análisis de varianza correspondiente (anexo 18) muestra que existen diferencias
estadísticas significativas a nivel de tratamientos. El coeficiente de variabilidad de los
datos fue de 20,0%, valor aceptable, según lo afirmado por Calzada (1982).
Los resultados de la prueba T para los tratamientos se muestran en el cuadro 09; en el
caso del tratamiento con Eisenia foetida se observa que tiene el mejor efecto sobre la
población de lombrices que con Lumbricus sp.; en la figura 28, se observa que el
tratamiento T1 tuvo el mejor efecto sobre esta variable que T2 al obtener mayor
población de lombrices.
Cuadro 09. Prueba T para la variable población final de lombrices (kg).

Tratamiento Clave Lombriz (kg) Significancia*


Eisenia foetida T1 3,02 a
Lumbricus sp. T2 2,08 b
(*) En letras iguales no existe diferencia estadística significativa. T (α=0,05)
Los resultados de este trabajo se encuentran dentro del rango señalado por Sánchez
(2003) que indica que en condiciones ideales durante todo el proceso, la población de
lombrices californianas puede llegar a duplicarse mensualmente y al momento de la
cosecha hasta se cuadruplica. Para el T1 hubo un incremento del 132,3% mientras que
para T2 el incremento sólo fue de 60%, siendo estos resultado un poco bajos.
Los motivos por los que estos valores pudieron ser bajos podría estar en el bajo
contenido de calorías digestibles y el contenido de proteína relativamente escaso en los
vegetales (Arce, 2006), altos contenido de fibra y la presencia de materiales lignificados
no ofrecen facilidad de consumo para la lombriz lo que influyo probablemente en su
bajo nivel reproductivo. Aquí también influye la relación carbono nitrógeno de los
- 61 -
materiales modificando la descomposición de los mismos y afectando el consumo
(Ramón, 1996). Otra causa seria también cualquier factor de estrés en el medio
(temperatura) que se traduce en una elevación de la tasa metabólica de la lombriz, lo
que incrementa el gasto energético generando una reasignación de recursos enfocado al
crecimiento corporal en detrimento de la reproducción para ambos casos (Acosta et al.,
2012). Otra causa seria que durante los primeros días las lombrices sufrieron un estrés
debido a su nuevo hábitat, lo cual se reflejó en una baja reproducción en ambos
sustratos. Sin embargo, superada esta fase y dada la disponibilidad de alimento, entraron
en un periodo de producción óptima de cápsulas mientras no hubiera stress, por lo tanto
las bajas temperaturas afectaron el apareamiento de las lombrices y consecuentemente
tanto la probabilidad de fecundación y postura de huevos (Mamani et al., 2012). En este
sentido, a temperaturas bajas la albúmina de la cápsula tiende a coagularse dificultando
de esta manera la alimentación de los embriones, llevando inclusive a su muerte (Loehr
et al., 1985, Hernández et al., 1997; citados por Mamani et al., 2012).
Por otro lado la granulometría del sustrato puede haber sido decisiva para las
diferencias, es decir en los diferentes residuos las lombrices inmaduras pueden no haber
encontrado un tamaño ideal de las partículas para alimentarse lo cual afectó
considerablemente su desarrollo y reproducción (Serrano, 2004; citado por Mamani et
al., 2012).

3.25

2.6
Lombriz (kg)

1.95

1.3 T1
T2
0.65

0
T1 T2
TRATAMIENTOS

Figura 28. Efecto de los tratamientos en la población final de lombrices (kg).

- 62 -
V. CAPÍTULO V

CONCLUSIONES

 Las condiciones del proceso de elaboración del vermicompost con respecto al


pH indicaron que hubo un incremento en los valores iniciales de pH desde 6,38
hasta 6,66 (Eisenia foetida) y 6,58 (Lumbricus sp.); en el caso de la
conductividad eléctrica hubo disminución en los valores iniciales para ambos
tratamientos desde 6,12 dS/m hasta 3,4 dS/m (Eisenia foetida) y 3,54 dS/m
(Lumbricus sp.); mientras que la temperatura media de ambos tratamientos
estuvo dentro del rango ideal, entre 15ºC y 20ºC, sin embargo hubieron valores
mínimos cercanos a 13°C que pudieron afectar a las lombrices.

 El vermicompost obtenido mediante el empleo de Eisenia foetida presentó


valores de pH: 6,66, CE: 3,4 (dS/m), M.O: 15,49%, N: 0,73%, P2O5: 1203,3
ppm, K2O: 3036,6 ppm, CIC: 29,05 (meq/100g), C/N: 12,13; mientras que
Lumbricus sp. presentó valores de pH: 6,58, CE: 3,54 (dS/m), M.O: 16,35%,
N: 0,80%, P2O5: 1296,7 ppm, K2O: 3136,98 ppm, CIC: 32,1 (meq/100g),
C/N: 11,85; no existen diferencias significativas entre ellos, por lo que ambos
tratamientos presentan las mismas características en el vermicompost obtenido
para uso agrícola. En el caso del tiempo de elaboración del vermicompost,
Lumbricus sp. tuvo un menor tiempo (14 semanas) comparado con Eisenia
foetida (15 semanas), mientras que en la producción de vermicompost hubo
diferencias significativas ya que Lumbricus sp. (44,9% de conversión) fue
superior a Eisenia foetida (40,6% de conversión).

- 63 -
VI. CAPÍTULO VI

RECOMENDACIONES

 Validar trabajos de investigación en diferentes épocas del año.

 Evaluar el efecto de la adición de estiércoles al sustrato ya que Lumbricus sp.


podría presentar un comportamiento diferente.

 Se sugiere continuar con los estudios de calidad realizando pruebas


microbiológicas a los resultados.

 Profundizar la investigación de Lumbricus sp. en trabajos de remediación.

 Tomar los datos de temperatura máximas y mínimas en horas más acordes a


estos valores.

- 64 -
VII. CAPÍTULO VII

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. ACOSTA, Carlos, SOLÍS, Ofelia, VILLEGAS, Oscar, CARDOSO, Lina.


Precomposteo de residuos orgánicos y su efecto en la dinámica poblacional de
Einsenia foetida. Agronomía Costarricense. 2012.
2. Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. [Fecha de consulta: 5 de setiembre
del 2017]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2013-
7540
3. ARCE Saavedra, Marco. Producción de humus de lombriz roja (Eisenia foetida)
a partir de siete mezclas alimenticias. Tesis (Ing. Agrónomo). Tarapoto, Perú.
Universidad Nacional De San Martín. 2006.
4. ARÉVALO, Raúl y VALENZUELA, Paco. Elaboración de humus de lombriz
utilizando cuatro fuentes de materia orgánica, para mejorar el contenido
nutricional del suelo. Imbabura, 2010. Tesis (Ing. Agrónomo). Babahoyo,
Ecuador. UTB, 2011.
5. BARRAL, María, DÍAZ, Montserrat, DEVESA, Rosa, PARADELO, Remigio
(editores). Avances en la investigación sobre compost: materias primas,
procesos, calidad y usos. Departamento de Edafología y Química Agrícola.
Facultad de Farmacia. Andavira Editora, S.L. Coruña, España. 2014.
6. CALZADA Benza, José. Métodos estadísticos para la investigación, 3ra.
Edición, editorial Juridicas S.A. Lima. Perú. 1982. 643 p.
7. CASTILLO, Hugo, HERNÁNDEZ, Adriana, DOMINGUEZ, David, OJEDA,
Damaris. Effect of californian red worm (Eisenia foetida) on the nutrient
dynamics of a mixture of semicomposted materials. Chilean J. Agric. Res. v.70
n.3 Chillán sep. 2010.
8. Centro de Investigación y Desarrollo. Lombricultura S.C.I.C (2010). [Fecha de
consulta: 5 de setiembre del 2017]. Disponible en:
http://www.lombricultura.cl/index.php?id=177
9. DELGADO Haya, Alamiro. Dosis de humus de lombriz (Eisenia foetida) y su
respuesta en la producción de biomasa y el rendimiento en el cultivo de habitas

- 65 -
(Phaseolus coccineus), en San Martín-Perú. Tesis (Ing. Agrónomo). Tarapoto,
Perú. Universidad Nacional De San Martín. 2007.
10. DOMÍNGUEZ, Jorge y GÓMEZ, María. Ciclos de vida de las lombrices de
tierra aptas para el vermicompostaje. Acta Zoológica Mexicana (n.s.), Número
Especial 2: 309-320. 2010.
11. DURÁN, Lolita y HENRÍQUEZ, Carlos. Caracterización química, física y
microbiológica de vermicompostes producidos a partir de cinco sustratos
orgánicos. Agronomía Costarricense. 2007.
12. DURÁN, Lolita y HENRÍQUEZ, Carlos. El vermicompost: su efecto en algunas
propiedades del suelo y la respuesta en planta. Agronomía mesoamericana.
2010. [fecha de consulta: 04 de setiembre del 2017]. Disponible en:
www.redalyc.org/articulo.oa?id=43713870009
13. EULLOQUE Guerrero, Jesús. Caracterización física, química, biológica y
valoración agronómica del vermicompost de Eisenia foetida obtenido del
contenido ruminal de bovino. Tesis (Maestro en Ciencias en producción agrícola
sustentable). Jiquilpan, Michoacán, México. Instituto Politécnico Nacional.
2013.
14. FERNÁNDEZ Cusquisibán, Manuel. Efecto de tres densidades y cuatro niveles
de humus de lombriz (Eisenia foetida) en el rendimiento de aguaymanto
(Physalis peruviana L.) en el valle de Cajamarca. Tesis (Ingeniero Agrónomo).
Cajamarca. Perú. Universidad Nacional de Cajamarca, Facultad de ciencias
agrarias, Escuela académico profesional de agronomía. 2013.
15. FERRUZZI, Carlos. Manual de Lombricultura. - Ediciones Mundiprensa -
Madrid (España): Eds. Mundiprensa. 1987. 138 pp.
16. FERRUZZI, Carlos. Manual de Lombricultura. 4ª ed. Ediciones Mundiprensa.
Madrid (España): Eds. Mundiprensa. 2004. 169 pp.
17. GÁMEZ Zamora, Luis. Efectos de los microorganismos eficientes autóctonos
(mea) en la producción de vermicompostaje. Tesis (Ingeniero En Gestión
Ambiental). Esmeraldas, Ecuador. Pontificia Universidad Católica Del Ecuador.
2016.
18. GARCÍA, Leonardo y ABURTO, Alberto. Recolección y Tratamiento de
Desechos Sólidos. (N. Monje, Ed.) Managua, Nicaragua. 2003. pp. 61-62.
19. GARDINER, Mary. Biología de los Invertebrados. Ediciones Omega S.A.
Barcelona, España. 1978. 905 p.

- 66 -
20. GONZALEZ, Marta, MARTINEZ, Walter, MOREIRA, Rosa. Evaluación
cuantitativa y cualitativa de abono orgánico producido a través de la lombriz roja
californiana (Eisenia Foetida) utilizando cuatro diferentes sustratos. Tesis (Ing.
Agrónomo). San miguel, El Salvador. Universidad de El Salvador. 2007.
21. GUERRERO Santa Cruz, Beslinder. Evaluación de seis soluciones nutritivas
compuestas por humus de lombriz (Eisenia foetida) y fertilizantes químicos en
el cultivo hidropónico del tomate (Lycopersicon sculentum). Tesis (Ing.
Agrónomo). Tarapoto, Perú. Universidad Nacional De San Martín. 2009.
22. HERNÁNDEZ Bórquez, Yessica. Anteproyecto de construcción para aplicación
de lombricultura al tratamiento de Planta Llau-Llao de Salmonera Invertec S.A.
Tesis (Ing. Const).Valdivia. Chile. Universidad Austral de Chile, Facultad de
Ciencias de la Ingeniería. 2005. 189 p.
23. JUÁREZ Uribe, Raquel. Reciclaje de lodos residuales de la industria del papel
mediante lombricultura utilizando la especie “Lombriz roja californiana” Eisenia
foétida. Tesis (Magister Scientiae). Lima, Perú. Universidad Nacional Agraria
La Molina. 2010.
24. LEE Kenneth. Earthworms. Their ecology and relationships with soils and land
use. Academic Press. Sydney. 1985: 411p.
25. LÓPEZ, Carlos, RUELAS, Rey, SAÑUDO, Rosario, ARMENTA, Celso,
FÉLIX, Jaime. Influencia de diferentes sustratos orgánicos en la lombriz roja
californiana (Eisenia foetida). TECNOCIENCIA. Chihuahua, Mexico. 2013.
7(2): 81-87.
26. LOZA, Manuel, CHOQUE, Beatriz, PILLCO, Hilda, HUAYTA, David,
CHAMBI, Iván, CUTILI, Berta. Comportamiento de lombriz roja californiana y
lombriz silvestre en bosta bovina y rumia bovina como sustrato. Revista
Mexicana de Ciencias Agrícolas Vol.1 Núm.4 1 de octubre - 31 de diciembre,
2010. p. 555-565.
27. MAHMOUD, E., y IBRAHIM, M. Effect of vermicompost and its mixtures with
water treatment residual on soil chemical properties and barley growth. J. Soil
Sci. Plant Nutr. 2012. fecha de consulta: 10 de setiembre del 2017]. Disponible
en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-
95162012000300005
28. MAMANI, Gladys, MAMANI, Francisco, SAINZ, Humberto, VILLCA, René.
Comportamiento de la lombriz roja (Eisenia spp.) en sistemas de

- 67 -
vermicompostaje de residuos orgánicos. Journal of the Selva Andina Research
Society [en línea]. J. Selva Andina Res. Soc. v.3 n.1 La Paz 2012. [fecha de
consulta: 08 de setiembre del 2017]. Disponible en:
http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2072-
92942012000100005
29. MARTÍNEZ Cerdas, Claudia. Potencial de la Lombricultura: elementos básicos
para su desarrollo (ed.). 1° Ed. en Español. México. 1996. pág.36-39.
30. MAYORGA, Katherine y UREY, Damaris del Socorro. Evaluación de la
reproducción de lombrices de tierra Roja Californiana (Eisenia foetida), Roja
Cubana (Eudrillus sp) y características químicas del lombriabono con diferentes
residuos orgánicos, CNRA, Campus Agropecuario, UNAN- León de Marzo-
Mayo 2014. Tesis (Ingeniería en Agroecología Tropical). León. Nicaragua.
Universidad Nacional Autónoma De Nicaragua-León, Facultad De Ciencias y
Tecnología, Departamento De Agroecologia.2015.
31. MAZZARINO, María, SATTI, Patricia, LAOS, F, MOYANO, Susana.
Composts de biosólidos: efecto del tamizado sobre la inmovilización de
nitrógeno del suelo. Ciencia del Suelo 22 (1). Bariloche, Argentina. 2004.
32. MELGAREJO, Myriam, BALLESTEROS, María, BENDECK, Myriam.
Evaluación de algunos parámetros fisicoquímicos y nutricionales en humus de
lombriz y composts derivados de diferentes sustratos. Revista colombiana de
química, volumen 26, no. 2. 1997.
33. MOGOLLÓN, José, MARTÍNEZ, Alicia, TORRES, Duilio. Efecto de la
aplicación de un vermicompost en las propiedades químicas de un suelo salino-
sódico del semiárido venezolano. 2015. [fecha de consulta: 10 de setiembre del
2017]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2574777.pdf
34. ORTEGÓN Pérez, Adolfo. Manual básico para establecer una planta de
lombricultura. Saltillo, México. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro.
2016
35. PACO, Gabriel, LOZA-MURGUÍA, Manuel, MAMANI, Francisco, SAINZ
Humberto. Efecto de la Lombriz Roja Californiana (Eisenia foetida) durante el
compostéo y vermicomposteo en predios de la Estación Experimental de la
Unidad Académica Campesina Carmen Pampa. J Selva Andina Res Soc. 2011;
2(2):24-39.

- 68 -
36. PAREDES Cancino, Dina. Influencia de la materia orgánica, utilizado en la
producción de humus de lombriz, Eisenia foetida, en el vivero, parque zoológico
turístico nacional Quistococha, Iquitos – Perú. Tesis (Ing. Forestal). Iquitos,
Perú. UNAP. 2014.
37. PINEDA, Roberto. Lombricultura. Humus de lombriz: Preparación y uso. Ed.
CIPCA Piura, Perú. 1994.
38. RAMÓN Rodríguez, Ángel. Producción y calidad de abono orgánico por medio
de la lombriz roja californiana (Eisenia foetida) y su capacidad reproductiva.
Centro Experimental de Campamento, IHCAFE. Olancho, Honduras. 1996.
39. RESTREPO, Jairo. A, B, C de la Agricultura Orgánica y Harina de Rocas.
Managua: SIMAS. 2007. 262 p.
40. ROMERO, María del Rocío, VALDOVINOS Víctor, PADILLA, Ma. de
Lourdes. Evaluación de calidad de lombricompostas, comparación con norma
mexicana. 2008. [fecha de consulta: 08 de setiembre del 2017]. Disponible en:
www.somas.org.mx/pdf/pdfs_libros/agriculturasostenible5/5_1/53.pdf
41. ROSTRÁN, Jorge y CASTILLO, Xavier. Manual para el manejo de la
lombricultura. León, Nicaragua. 2007.
42. ROSTRÁN, Jorge y CASTILLO, Xavier. Manual de Abonos Orgánicos. León,
Nicaragua. 2012. pág. 9-10.
43. RUILOVA, Bismark y MARTINEZ Nilo. Producción y elaboración de harina de
lombriz y elaboración de dos dietas utilizando este insumo como sustituto
proteico de origen animal en alimentación de pollos de engorde. Trabajo de
graduación previo a la obtención del título de ingeniero agropecuario. Cuenca.
Ecuador. Universidad del Azuay, Facultad de ciencia y tecnología, Escuela de
ingeniería agropecuaria. 2008.
44. SAAVEDRA González, Manuel. Biodegradación de alperujo utilizando hongos
del género Pleurotus y anélidos de la especie Eisenia foetida. Tesis doctoral.
Granada, España. Universidad de Granada, Instituto de Biotecnología. 2007.
45. SALINAS, Felipe, SEPÚLVEDA, Leslie, SEPÚLVEDA, Germán. Evaluación
de la calidad química del humus de lombriz roja californiana (Eisenia foetida)
elaborado a partir de cuatro sustratos orgánicos en Arica. IDESIA (Chile)
Volumen 32, Nº 2, Marzo-Mayo, 2014.
46. SÁNCHEZ, Cristián. Abonos orgánicos y lombricultura. Ed. RIPALME. Lima
Perú. 2003.

- 69 -
47. SENAMHI. Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (PERÚ). [Fecha de
consulta: 5 de agosto del 2017]. Disponible en:.
http://www.senamhi.gob.pe/include_mapas/_dat_esta_tipo.php?estaciones=0007
99
48. SERRANO, Teófilo. Evaluación de procesos de vermicompostaje para el
tratamiento de residuos sólidos urbanos de la localidad de Tiahuanaco. Tesis
(Ing. Agrónomo). La Paz, Bolivia. Universidad Católica Boliviana “San Pablo”.
2004.
49. SOMARRIBA, Ricardo y GUZMÁN, Fidel. Guía de lombricultura. Guía
Técnica No. 4. Universidad Nacional Agraria. Managua. Nicaragua. 2004. pp. 7-
9.
50. SULLCATA Chávez Raquel. Desarrollo poblacional de la lombriz roja (Eisenia
foetida) en relación a sustratos a base de estiercol y rastrojo de cebada. Tesis
(Ingeniero Agrónomo). La paz, Bolivia. Universidad Mayor De San Andrés,
Facultad De Agronomía, Ingeniería Agronómica. 2014.
51. VARGAS, Rogelio, ROMERO, Esperanza, FERNANDEZ, Manuel.
Vermicompostaje: procesos, productos y aplicaciones. Red Española de
Compostaje. Ediciones Mundi-Prensa. 2014.
52. VILLENEUVE, Felix y DÉSIRÉ, Charles. Zoologia (Trad. Caldés Casals,
Juan). México: UTEHA. 1965. (obra original publicada en 1962).

- 70 -
VIII. ANEXOS
ANEXO 01. Reporte de las temperaturas máximas y mínimas de la estación Huasacahe.
Oficina de Estadística del SENAMHI.

03-abr 23.3 11 17.0 09-may 21.6 6 13.8


Día/mes/año Max Min Media 04-abr 23.8 9.6 16.7 10-may 23.5 6.4 15.0
05-abr 23.6 9.2 16.4 11-may 21.8 5 13.4
01-mar 21.8 9.3 15.6 06-abr 23.5 10 17.0 12-may 22 5.6 13.8
02-mar 22.2 8.6 15.4 07-abr 22.9 9.9 16.4 13-may 23 4.2 13.6
03-mar 22.9 9.6 16.3 08-abr 21.2 8.8 15.0 14-may 21.7 3.7 12.7
04-mar 21.9 11 16.5 09-abr 21.6 6.6 14.1 15-may 21.8 4.4 13.1
05-mar 22.6 11 16.7 10-abr 21 6.9 14.0 16-may 23.4 6.7 15.1
06-mar 23.8 11 17.4 11-abr 23.4 7.8 15.6 17-may 22 5 13.5
07-mar 24 11 17.5 12-abr 23.6 10 17.0 18-may 22.7 5.3 14.0
08-mar 21.4 13 17.2 13-abr 23.8 10 17.0 19-may 23.6 5 14.3
09-mar 20.6 14 17.2 14-abr 24.6 11 17.9 20-may 23 4.4 13.7
10-mar 16.6 14 15.3 15-abr 25 10 17.5 21-may 23.6 6.8 15.2
11-mar 20.2 11 15.5 16-abr 25.1 11 18.0 22-may 22.2 6.6 14.4
12-mar 21.6 12 17.0 17-abr 23.5 9.8 16.7 23-may 23 6.9 15.0
13-mar 22.6 12 17.3 18-abr 24 9 16.5 24-may 22.4 6.6 14.5
14-mar 20.8 12 16.5 19-abr 20.4 9.9 15.2 25-may 23 7.5 15.3
15-mar 17 13 14.9 20-abr 22.5 6.8 14.7 26-may 21.2 8.8 15.0
16-mar 19.6 13 16.3 21-abr 21.6 6.9 14.3 27-may 23.2 5.8 14.5
17-mar 21.8 11 16.2 22-abr 22.2 8 15.1 28-may 23.2 7.1 15.2
18-mar 21.8 13 17.4 23-abr 23.2 8.2 15.7 29-may 26 8 17.0
19-mar 21.4 12 16.5 24-abr 23.6 10 16.9 30-may 25 9.4 17.2
20-mar 20.6 10 15.5 25-abr 22.9 8.8 15.9 31-may 25 9.9 17.5
21-mar 21.6 11 16.1 26-abr 23.5 7.4 15.5 01-jun 24.9 11 17.9
22-mar 22.7 13 17.6 27-abr 23 8.8 15.9 02-jun 22.6 7.9 15.3
23-mar 21.2 14 17.5 28-abr 24.4 7.6 16.0 03-jun 22.5 6.8 14.7
24-mar 23.7 10 16.9 29-abr 24 11 17.6 04-jun 22.7 6.6 14.7
25-mar 22 11 16.4 30-abr 24.9 11 17.7 05-jun 23.3 7.4 15.4
26-mar 23.2 9.2 16.2 01-may 25.6 7.6 16.6 06-jun 23.8 7.5 15.7
27-mar 22.4 10 16.2 02-may 24.7 7.9 16.3 07-jun 25 6.7 15.9
28-mar 22.6 12 17.2 03-may 24.5 7 15.8 08-jun 23.6 5 14.3
29-mar 23.8 12 17.8 04-may 23.6 7.7 15.7 09-jun 24 7.2 15.6
30-mar 22.8 12 17.3 05-may 22.2 8.6 15.4
31-mar 22.2 14 18.1 06-may 22.8 7 14.9
01-abr 21.6 11 16.1 07-may 20 7 13.5
02-abr 22.6 9.9 16.3 08-may 21.2 6.5 13.9

- 71 -
ANEXO 02. Análisis de varianza para la variable pH del vermicompost.
Prueba de
Levene para la
igualdad de
varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
pH Se han
asumido
.135 .732 .701 4 .522 .07667 .10944 -.22720 .38053
varianzas
iguales
No se han
asumido
.701 3.944 .523 .07667 .10944 -.22889 .38223
varianzas
iguales

ANEXO 03. Análisis de varianza para la variable conductividad eléctrica del


vermicompost.
Prueba de
Levene para la
igualdad de
varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
CE Se han
asumido -
.004 .953 4 .812 -.13667 .53924 -1.63383 1.36050
varianzas .253
iguales
No se han
asumido -
3.975 .812 -.13667 .53924 -1.63753 1.36419
varianzas .253
iguales

ANEXO 04. Análisis de varianza para la variable materia orgánica del vermicompost.
Prueba de
Levene para la
igualdad de
varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
MO Se han
asumido -
.731 .441 4 .484 -.85667 1.11154 -3.94278 2.22945
varianzas .771
iguales
No se han
asumido -
3.552 .489 -.85667 1.11154 -4.10242 2.38909
varianzas .771
iguales

- 72 -
ANEXO 05. Análisis de varianza para la variable nitrógeno del vermicompost.
Prueba de
Levene para la
igualdad de
varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
N Se han
asumido -
6.261 .067 4 .101 -.06333 .02981 -.14611 .01944
varianzas 2.124
iguales
No se han
asumido -
2.380 .147 -.06333 .02981 -.17385 .04718
varianzas 2.124
iguales

ANEXO 06. Análisis de varianza para la variable fosforo disponible (P2O5) del
vermicompost.
Prueba de
Levene para
la igualdad
de varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
P2O5 Se han
asumido - -
4.122 .112 4 .090 -93.33333 41.89935 22.99791
varianzas 2.228 209.66458
iguales
No se han
asumido - -
2.726 .121 -93.33333 41.89935 47.91420
varianzas 2.228 234.58086
iguales

ANEXO 07. Análisis de varianza para la variable potasio soluble (K2O) del
vermicompost.
Prueba de
Levene para
la igualdad
de varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
K2O Se han
asumido - - -
.865 .405 4 .666 215.88233 499.00543
varianzas .465 100.38000 699.76543
iguales
No se han
asumido - - -
3.619 .669 215.88233 524.70615
varianzas .465 100.38000 725.46615
iguales

- 73 -
ANEXO 08. Análisis de varianza para la variable CIC del vermicompost.

Prueba de
Levene para
la igualdad de
varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
CIC Se han
asumido -
.847 .410 4 .118 -3.05767 1.53923 -7.33124 1.21591
varianzas 1.986
iguales
No se han
asumido -
2.942 .143 -3.05767 1.53923 -8.01137 1.89604
varianzas 1.986
iguales

- 74 -
ANEXO 09. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas bajo cubierta
en la zona de investigación.

20-abr 28.6 9.7 19.2 28-may 29 14.4 21.7


Día/mes/año Max Min Media 21-abr 29.1 10.5 19.8 29-may 28.6 14 21.3
22-abr 28.9 10.4 19.7 30-may 27.8 14.3 21.1
16-mar 25.6 11.4 18.5 23-abr 28.3 11.4 19.9 31-may 28.4 9.6 19.0
17-mar 26.8 11.8 19.3 24-abr 29.4 12 20.7 01-jun 28.4 9.7 19.1
18-mar 32.1 11.8 22.0 25-abr 28 11.9 20.0 02-jun 27.7 10.4 19.1
19-mar 30 10.9 20.5 26-abr 28.8 10.1 19.5 03-jun 27.9 10.4 19.2
20-mar 30.4 11.8 21.1 27-abr 28.2 10 19.1 04-jun 28.1 10.2 19.2
21-mar 28.8 11.8 20.3 28-abr 29.4 10.9 20.2 05-jun 28.3 10.4 19.4
22-mar 30.1 10.8 20.5 29-abr 29.1 10.9 20.0 06-jun 28.1 10.2 19.2
23-mar 25.9 11.2 18.6 30-abr 30.1 11.9 21.0 07-jun 27.4 10.7 19.1
24-mar 29.6 10.9 20.3 01-may 30.1 11.5 20.8 08-jun 27.6 10.8 19.2
25-mar 29.2 12.3 20.8 02-may 29.5 11 20.3 09-jun 26.1 8.9 17.5
26-mar 30.8 11 20.9 03-may 28.7 11.2 20.0 10-jun 27 10 18.5
27-mar 29.7 12.2 21.0 04-may 29.4 10.8 20.1 11-jun 26.3 8.8 17.6
28-mar 30.3 12.2 21.3 05-may 27.9 10.7 19.3 12-jun 26.9 8.3 17.6
29-mar 29.5 14.9 22.2 06-may 26.9 11.6 19.3 13-jun 25.4 8 16.7
30-mar 28.5 14.3 21.4 07-may 27.8 11.4 19.6 14-jun 25.8 8 16.9
31-mar 27.9 15.3 21.6 08-may 28.3 10.6 19.5 15-jun 26 7.9 17.0
01-abr 29.4 13.2 21.3 09-may 28.6 11 19.8 16-jun 27.8 8.2 18.0
02-abr 29.6 12 20.8 10-may 25.6 12.5 19.1 17-jun 25.9 8.5 17.2
03-abr 30.3 12.5 21.4 11-may 27 12.2 19.6 18-jun 26.8 8.6 17.7
04-abr 31 12.8 21.9 12-may 27 12.6 19.8 19-jun 26.7 8.7 17.7
05-abr 31.4 12.4 21.9 13-may 28.6 10.6 19.6 20-jun 27.1 8.2 17.7
06-abr 30.5 12.5 21.5 14-may 27.4 10.1 18.8 21-jun 27.9 10.1 19.0
07-abr 29.5 12.4 21.0 15-may 27.4 10.2 18.8 22-jun 27.7 10.3 19.0
08-abr 31.5 12.3 21.9 16-may 26.1 11.1 18.6 23-jun 28 10.5 19.3
09-abr 28.1 10.6 19.4 17-may 28 10.1 19.1 24-jun 28.5 10.4 19.5
10-abr 27.2 10.8 19.0 18-may 27.7 10.4 19.1 25-jun 28.7 10.9 19.8
11-abr 28.3 11.1 19.7 19-may 27.2 9.4 18.3 26-jun 29.1 10.9 20.0
12-abr 30 12.6 21.3 20-may 27.3 9.2 18.3 27-jun 27.3 9.7 18.5
13-abr 29.8 12.7 21.3 21-may 27.3 11.1 19.2 28-jun 27.8 9.6 18.7
14-abr 29.8 12.6 21.2 22-may 27.3 11.9 19.6 29-jun 29.8 11 20.4
15-abr 29.2 12.4 20.8 23-may 28.1 12.5 20.3 30-jun 28.2 11.6 19.9
16-abr 30.1 13.1 21.6 24-may 28.1 11.4 19.8
17-abr 29.6 12.7 21.2 25-may 28.3 11.1 19.7
18-abr 30.5 12.6 21.6 26-may 29.6 12.4 21.0
19-abr 27.8 11.9 19.9 27-may 28.6 14.3 21.5

- 75 -
ANEXO 10. Medición de la humedad relativa máxima y mínima tomada bajo cubierta
en la zona de investigación.

20-abr 78 54 66.0 28-may 74 61 67.5


Día/mes/año Max Min Media 21-abr 70 52 61.0 29-may 78 58 68.0
22-abr 78 65 71.5 30-may 77 55 66.0
16-mar 88 70 79.0 23-abr 71 49 60.0 31-may 74 66 70.0
17-mar 94 80 87.0 24-abr 68 55 61.5 01-jun 80 45 62.5
18-mar 94 84 89.0 25-abr 67 51 59.0 02-jun 85 44 64.5
19-mar 88 66 77.0 26-abr 67 47 57.0 03-jun 78 45 61.5
20-mar 92 70 81.0 27-abr 64 52 58.0 04-jun 74 46 60.0
21-mar 98 70 84.0 28-abr 68 49 58.5 05-jun 67 46 56.5
22-mar 84 63 73.5 29-abr 61 52 56.5 06-jun 59 49 54.0
23-mar 80 89 84.5 30-abr 62 41 51.5 07-jun 57 38 47.5
24-mar 94 94 94.0 01-may 62 35 48.5 08-jun 59 48 53.5
25-mar 88 84 86.0 02-may 54 38 46.0 09-jun 58 48 53.0
26-mar 85 85 85.0 03-may 60 39 49.5 10-jun 51 38 44.5
27-mar 82 61 71.5 04-may 61 49 55.0 11-jun 56 52 54.0
28-mar 86 86 86.0 05-may 65 61 63.0 12-jun 49 40 44.5
29-mar 87 62 74.5 06-may 68 65 66.5 13-jun 50 45 47.5
30-mar 88 60 74.0 07-may 71 63 67.0 14-jun 66 45 55.5
31-mar 85 72 78.5 08-may 76 61 68.5 15-jun 45 38 41.5
01-abr 85 85 85.0 09-may 76 49 62.5 16-jun 63 38 50.5
02-abr 82 61 71.5 10-may 80 61 70.5 17-jun 59 46 52.5
03-abr 80 61 70.5 11-may 79 69 74.0 18-jun 64 46 55.0
04-abr 86 78 82.0 12-may 74 62 68.0 19-jun 64 50 57.0
05-abr 72 49 60.5 13-may 74 58 66.0 20-jun 59 50 54.5
06-abr 75 55 65.0 14-may 62 55 58.5 21-jun 64 52 58.0
07-abr 81 55 68.0 15-may 74 57 65.5 22-jun 64 53 58.5
08-abr 75 51 63.0 16-may 78 51 64.5 23-jun 61 51 56.0
09-abr 79 61 70.0 17-may 78 50 64.0 24-jun 65 47 56.0
10-abr 77 60 68.5 18-may 64 46 55.0 25-jun 62 51 56.5
11-abr 78 58 68.0 19-may 58 41 49.5 26-jun 65 47 56.0
12-abr 82 51 66.5 20-may 67 50 58.5 27-jun 62 50 56.0
13-abr 80 58 69.0 21-may 64 53 58.5 28-jun 65 50 57.5
14-abr 82 61 71.5 22-may 70 56 63.0 29-jun 66 52 59.0
15-abr 85 82 83.5 23-may 56 44 50.0 30-jun 66 59 62.5
16-abr 85 61 73.0 24-may 69 56 62.5
17-abr 78 58 68.0 25-may 74 51 62.5
18-abr 69 69 69.0 26-may 74 64 69.0
19-abr 70 71 70.5 27-may 67 56 61.5

- 76 -
ANEXO 11. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T1R1.

20-abr 18.7 15.2 17.0 28-may 18 15.2 16.6


T1R1
Max Min Media 21-abr 18.9 15.1 17.0 29-may 17.2 15.1 16.2
Día/mes/año
22-abr 18.8 14.9 16.9 30-may 16.6 15.6 16.1
16-mar 18.9 17.5 18.2 23-abr 18.6 15.3 17.0 31-may 17.6 15.1 16.4
17-mar 19.6 17.4 18.5 24-abr 19 15.2 17.1 01-jun 17.7 15.1 16.4
18-mar 19.9 17.7 18.8 25-abr 19.1 15.1 17.1 02-jun 18.4 14.9 16.7
19-mar 19.6 17.9 18.8 26-abr 18.8 14.4 16.6 03-jun 18.2 14.9 16.6
20-mar 19.7 17.8 18.8 27-abr 18.8 14.8 16.8 04-jun 18.4 14.8 16.6
21-mar 19.3 17.4 18.4 28-abr 18.8 15.2 17.0 05-jun 18.3 14.9 16.6
22-mar 19.9 17.7 18.8 29-abr 18.2 15.7 17.0 06-jun 18.5 14.8 16.7
23-mar 18.8 17.6 18.2 30-abr 19.4 15.7 17.6 07-jun 18.5 15.1 16.8
24-mar 20.3 17.1 18.7 01-may 19.8 15.9 17.9 08-jun 19.3 15.2 17.3
25-mar 19.7 17.3 18.5 02-may 18.8 14.7 16.8 09-jun 18 15.3 16.7
26-mar 19.6 17 18.3 03-may 19 15.1 17.1 10-jun 17.8 14.9 16.4
27-mar 19 16.6 17.8 04-may 20.2 16.1 18.2 11-jun 17.9 15 16.5
28-mar 19.1 17.5 18.3 05-may 18.4 13.2 15.8 12-jun 19.2 15.1 17.2
29-mar 19.2 17.3 18.3 06-may 18.5 14.6 16.6 13-jun 19 14.8 16.9
30-mar 19.9 17.4 18.7 07-may 18.5 14.5 16.5 14-jun 18.1 15 16.6
31-mar 19.6 17.7 18.7 08-may 18.7 14.6 16.7 15-jun 18.8 15.1 17.0
01-abr 19.6 17.5 18.6 09-may 19.1 14.7 16.9 16-jun 18.5 15.3 16.9
02-abr 19.6 16.6 18.1 10-may 18.5 14.9 16.7 17-jun 17.3 15.4 16.4
03-abr 20.1 16.8 18.5 11-may 18.4 14.6 16.5 18-jun 18.6 15.2 16.9
04-abr 20.4 16.4 18.4 12-may 18.6 14.6 16.6 19-jun 18.7 15.1 16.9
05-abr 20.5 16.4 18.5 13-may 18.5 14 16.3 20-jun 18.2 14.9 16.6
06-abr 20.4 16.2 18.3 14-may 18 14 16.0 21-jun 18.8 15.2 17.0
07-abr 20.2 16.4 18.3 15-may 18.1 14 16.1 22-jun 19.6 15.1 17.4
08-abr 20 16.1 18.1 16-may 16.9 14.6 15.8 23-jun 19.6 15.3 17.5
09-abr 20 15.5 17.8 17-may 17.9 14.6 16.3 24-jun 20.1 15.6 17.9
10-abr 19.6 16.4 18.0 18-may 17.6 14.8 16.2 25-jun 20.2 15.8 18.0
11-abr 19.7 16.4 18.1 19-may 16.9 15.2 16.1 26-jun 20.2 15.7 18.0
12-abr 19.5 16.3 17.9 20-may 17.1 15.3 16.2 27-jun 18.4 15.5 17.0
13-abr 20.2 16.2 18.2 21-may 16.1 15 15.6 28-jun 19.5 15.3 17.4
14-abr 19.7 16.4 18.1 22-may 17.1 15.2 16.2 29-jun 19.7 15.4 17.6
15-abr 19.6 16.6 18.1 23-may 17.9 15.3 16.6 30-jun 18.5 15.7 17.1
16-abr 19.4 16.2 17.8 24-may 18.1 15.2 16.7
17-abr 19.6 16.4 18.0 25-may 18 15.2 16.6
18-abr 19.7 16.6 18.2 26-may 17.9 15.3 16.6
19-abr 19.4 16.1 17.8 27-may 17.9 15.2 16.6

- 77 -
ANEXO 12. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T1R2.

20-abr 19.1 14.8 17.0 28-may 17.9 15 16.5


T1R2
Max Min Media 21-abr 19.1 14.9 17.0 29-may 17.1 15.2 16.2
Día/mes/año
22-abr 19 15.2 17.1 30-may 16.5 15.5 16.0
16-mar 19 17.8 18.4 23-abr 19.1 15.3 17.2 31-may 17.4 15.2 16.3
17-mar 19.7 17.6 18.7 24-abr 19.2 15.2 17.2 01-jun 17.8 15.2 16.5
18-mar 19.7 17.9 18.8 25-abr 18.9 15.2 17.1 02-jun 18.2 14.9 16.6
19-mar 19.6 17.7 18.7 26-abr 18.8 14.8 16.8 03-jun 18.3 15 16.7
20-mar 19.2 17.2 18.2 27-abr 18.8 14.8 16.8 04-jun 18.5 14.7 16.6
21-mar 19.9 16.9 18.4 28-abr 18.7 15.3 17.0 05-jun 18.1 14.9 16.5
22-mar 20.1 17.8 19.0 29-abr 18.3 15.7 17.0 06-jun 18.6 14.8 16.7
23-mar 18.9 17.8 18.4 30-abr 19.8 15.7 17.8 07-jun 18.3 14.9 16.6
24-mar 20.3 17.1 18.7 01-may 19.6 15.8 17.7 08-jun 19.2 15.3 17.3
25-mar 20 16.8 18.4 02-may 18.9 14.6 16.8 09-jun 18.1 15 16.6
26-mar 19.8 17.1 18.5 03-may 19.2 15.2 17.2 10-jun 17.7 15 16.4
27-mar 19.4 16.7 18.1 04-may 19.9 15.9 17.9 11-jun 17.7 14.9 16.3
28-mar 19.8 17.7 18.8 05-may 18.6 13.5 16.1 12-jun 19.3 15.2 17.3
29-mar 19.8 17.2 18.5 06-may 18.4 14.6 16.5 13-jun 19.2 14.6 16.9
30-mar 21.2 17.5 19.4 07-may 18.8 14.6 16.7 14-jun 18.2 14.8 16.5
31-mar 19.9 17.9 18.9 08-may 18.6 14.6 16.6 15-jun 18.6 14.7 16.7
01-abr 19.8 17.5 18.7 09-may 19.2 14.8 17.0 16-jun 19 15 17.0
02-abr 19.7 16.3 18.0 10-may 18.5 15 16.8 17-jun 17.4 15.2 16.3
03-abr 20.7 16.7 18.7 11-may 18.3 14.6 16.5 18-jun 18.4 15.1 16.8
04-abr 20.7 16.4 18.6 12-may 18.8 14.7 16.8 19-jun 18.5 14.8 16.7
05-abr 20.4 16.4 18.4 13-may 18.3 14.1 16.2 20-jun 18.2 14.9 16.6
06-abr 20.3 16.4 18.4 14-may 18 14 16.0 21-jun 18.2 15.1 16.7
07-abr 20.6 16.1 18.4 15-may 17.9 14 16.0 22-jun 19.5 15 17.3
08-abr 20.1 16.1 18.1 16-may 16.8 14.4 15.6 23-jun 19.6 15.1 17.4
09-abr 20.2 15.5 17.9 17-may 18.1 14.9 16.5 24-jun 20.1 15.5 17.8
10-abr 19.9 16.3 18.1 18-may 17.4 14.9 16.2 25-jun 20.3 15.9 18.1
11-abr 20.1 16.4 18.3 19-may 16.6 15 15.8 26-jun 20.2 15.6 17.9
12-abr 20.1 16.4 18.3 20-may 16.9 15.1 16.0 27-jun 18.6 15.5 17.1
13-abr 20.4 16.4 18.4 21-may 16.1 14.9 15.5 28-jun 19.8 15.2 17.5
14-abr 19.9 16.7 18.3 22-may 16.8 15.2 16.0 29-jun 19.9 15.4 17.7
15-abr 19.9 16.4 18.2 23-may 17.9 15.2 16.6 30-jun 18.6 15.2 16.9
16-abr 19.6 16.2 17.9 24-may 17.9 15.1 16.5
17-abr 19.8 16.8 18.3 25-may 17.8 14.9 16.4
18-abr 20 16.2 18.1 26-may 18 15.2 16.6
19-abr 19.7 16.3 18.0 27-may 17.7 15.1 16.4

- 78 -
ANEXO 13. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T1R3.

20-abr 19.1 15.1 17.1 28-may 17.9 15.1 16.5


T1R3
Max Min Media 21-abr 19.5 15.4 17.5 29-may 17 15.1 16.1
Día/mes/año
22-abr 19.1 15.3 17.2 30-may 16.6 15.6 16.1
16-mar 19.1 17.8 18.5 23-abr 18.9 15.3 17.1 31-may 17.7 15.3 16.5
17-mar 19.7 17.8 18.8 24-abr 19 15.2 17.1 01-jun 17.8 15.1 16.5
18-mar 19.3 17.9 18.6 25-abr 19.2 15 17.1 02-jun 18.2 15.1 16.7
19-mar 19.6 17.6 18.6 26-abr 18.8 14.6 16.7 03-jun 18.3 15 16.7
20-mar 18.9 16.8 17.9 27-abr 19 14.8 16.9 04-jun 18.3 14.7 16.5
21-mar 19.6 17.1 18.4 28-abr 18.8 15.3 17.1 05-jun 18.1 15 16.6
22-mar 19.9 17.6 18.8 29-abr 18.5 15.7 17.1 06-jun 18.4 14.8 16.6
23-mar 19.1 17.8 18.5 30-abr 19.8 15.9 17.9 07-jun 18.4 14.9 16.7
24-mar 19.9 17 18.5 01-may 19.8 16 17.9 08-jun 19.4 15.3 17.4
25-mar 19.9 17 18.5 02-may 19.1 14.8 17.0 09-jun 18.3 15.3 16.8
26-mar 19.7 16.9 18.3 03-may 19.2 15.1 17.2 10-jun 18 15.2 16.6
27-mar 19.2 16.6 17.9 04-may 20.1 16.1 18.1 11-jun 17.8 15.1 16.5
28-mar 19.5 17.8 18.7 05-may 18.6 13.9 16.3 12-jun 19 15.1 17.1
29-mar 19.8 17.1 18.5 06-may 18.5 14.8 16.7 13-jun 18.8 14.6 16.7
30-mar 21 17.5 19.3 07-may 18.6 14.8 16.7 14-jun 18.3 15 16.7
31-mar 20 17.9 19.0 08-may 18.6 14.5 16.6 15-jun 18.9 15.1 17.0
01-abr 19.8 17.4 18.6 09-may 19.2 14.7 17.0 16-jun 18.7 15.4 17.1
02-abr 19.7 16.7 18.2 10-may 18.5 15.2 16.9 17-jun 17.3 15.4 16.4
03-abr 20.6 16.8 18.7 11-may 18.3 14.7 16.5 18-jun 18.4 15.1 16.8
04-abr 20.5 16.4 18.5 12-may 18.8 14.7 16.8 19-jun 18.6 15.1 16.9
05-abr 20.4 16.5 18.5 13-may 18.3 13.9 16.1 20-jun 18.1 15 16.6
06-abr 20.3 16.5 18.4 14-may 18.1 14.2 16.2 21-jun 18.4 15.2 16.8
07-abr 20.3 16.2 18.3 15-may 18.1 14.2 16.2 22-jun 19.8 15.2 17.5
08-abr 20.1 16.2 18.2 16-may 17.9 14.5 16.2 23-jun 19.7 15.2 17.5
09-abr 20.4 15.6 18.0 17-may 17.8 14.7 16.3 24-jun 20.2 15.6 17.9
10-abr 20.2 16.6 18.4 18-may 17.4 14.9 16.2 25-jun 20.2 15.9 18.1
11-abr 20.2 16.6 18.4 19-may 16.8 15 15.9 26-jun 20.4 15.8 18.1
12-abr 20.1 16.5 18.3 20-may 16.9 15.1 16.0 27-jun 18.5 15.6 17.1
13-abr 20.4 16.6 18.5 21-may 15.9 14.9 15.4 28-jun 19.6 15.3 17.5
14-abr 20.1 16.7 18.4 22-may 16.7 15.2 16.0 29-jun 19.8 15.5 17.7
15-abr 20.2 16.7 18.5 23-may 17.8 15.2 16.5 30-jun 18.8 15.8 17.3
16-abr 19.6 16.3 18.0 24-may 17.8 15.1 16.5
17-abr 20 16.6 18.3 25-may 17.8 15.1 16.5
18-abr 20.5 16.8 18.7 26-may 17.9 15.2 16.6
19-abr 19.8 16.4 18.1 27-may 17.6 15.1 16.4

- 79 -
ANEXO 14. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T2R1.

20-abr 19.3 14.8 17.1 28-may 18.1 15.3 16.7


T2R1
Max Min Media 21-abr 19.4 15.4 17.4 29-may 17.3 15.3 16.3
Día/mes/año
22-abr 19 15.4 17.2 30-may 16.8 15.8 16.3
16-mar 18.6 17.5 18.1 23-abr 19.2 15.5 17.4 31-may 17.8 15.5 16.7
17-mar 19.1 17 18.1 24-abr 19.4 15.2 17.3 01-jun 18.1 15.1 16.6
18-mar 19.2 17.8 18.5 25-abr 19.2 15.2 17.2 02-jun 18.3 15.2 16.8
19-mar 19.2 17.5 18.4 26-abr 18.8 15 16.9 03-jun 18.5 15 16.8
20-mar 19.2 17.3 18.3 27-abr 18.8 14.8 16.8 04-jun 18.6 15.2 16.9
21-mar 19.3 17.3 18.3 28-abr 18.7 15.3 17.0 05-jun 18.2 15.2 16.7
22-mar 19.8 17.6 18.7 29-abr 18.4 15.7 17.1 06-jun 18.8 15.3 17.1
23-mar 18.9 17.7 18.3 30-abr 19.5 16 17.8 07-jun 18.4 15.1 16.8
24-mar 20.1 17.6 18.9 01-may 19.9 16.1 18.0 08-jun 18.4 15.3 16.9
25-mar 19.8 17.4 18.6 02-may 19.1 14.9 17.0 09-jun 18.2 15.3 16.8
26-mar 19.8 17.1 18.5 03-may 19.2 15.2 17.2 10-jun 18.2 15.2 16.7
27-mar 19.3 16.9 18.1 04-may 19.9 16 18.0 11-jun 18.2 15.3 16.8
28-mar 19.2 17.5 18.4 05-may 18.8 14.1 16.5 12-jun 19.3 15.1 17.2
29-mar 19.4 17.2 18.3 06-may 18.7 14.7 16.7 13-jun 18.9 14.8 16.9
30-mar 20.2 17.4 18.8 07-may 18.5 14.9 16.7 14-jun 18.1 15 16.6
31-mar 19.6 17.7 18.7 08-may 18.6 14.7 16.7 15-jun 18.6 14.8 16.7
01-abr 19.6 17.4 18.5 09-may 19.1 14.9 17.0 16-jun 18.8 15.3 17.1
02-abr 19.5 16.8 18.2 10-may 18.4 15.1 16.8 17-jun 17.5 15.3 16.4
03-abr 20.2 16.7 18.5 11-may 18.4 14.8 16.6 18-jun 18.8 15.4 17.1
04-abr 20.6 16.5 18.6 12-may 18.7 14.8 16.8 19-jun 18.7 15.3 17.0
05-abr 20.6 16.5 18.6 13-may 18.5 14.1 16.3 20-jun 18.3 15.1 16.7
06-abr 20.5 16.6 18.6 14-may 18.1 14.3 16.2 21-jun 19 15.2 17.1
07-abr 20.5 16.3 18.4 15-may 17.8 14.2 16.0 22-jun 20.1 15.3 17.7
08-abr 20.1 16 18.1 16-may 17.2 14.6 15.9 23-jun 19.6 15.3 17.5
09-abr 20.2 15.2 17.7 17-may 17.9 14.9 16.4 24-jun 20.3 15.8 18.1
10-abr 20.1 16.8 18.5 18-may 17.7 15 16.4 25-jun 20.2 16 18.1
11-abr 20.1 16.6 18.4 19-may 17.1 15 16.1 26-jun 20.6 16 18.3
12-abr 19.9 16.5 18.2 20-may 17.2 15.3 16.3 27-jun 18.6 15.9 17.3
13-abr 20.5 16.6 18.6 21-may 16.1 15 15.6 28-jun 19.4 15.6 17.5
14-abr 20.4 16.6 18.5 22-may 17 15.2 16.1 29-jun 20 15.8 17.9
15-abr 20.9 16.4 18.7 23-may 17.9 15.3 16.6 30-jun 18.7 16 17.4
16-abr 19.6 16.4 18.0 24-may 18 15.4 16.7
17-abr 20.3 16.4 18.4 25-may 18 15.2 16.6
18-abr 21.1 16.4 18.8 26-may 18 15.3 16.7
19-abr 19.7 16.2 18.0 27-may 17.8 15.4 16.6

- 80 -
ANEXO 15. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T2R2.

20-abr 19.1 14.7 16.9 28-may 18.2 15.2 16.7


T2R2
Max Min Media 21-abr 19.6 15.6 17.6 29-may 17.3 15.3 16.3
Día/mes/año
22-abr 19.2 15.2 17.2 30-may 16.6 15.8 16.2
16-mar 19.1 17.4 18.3 23-abr 19.1 15.7 17.4 31-may 17.9 15.5 16.7
17-mar 19.3 17.4 18.4 24-abr 19.2 15.4 17.3 01-jun 18.1 15.3 16.7
18-mar 19.9 17.9 18.9 25-abr 19.3 15.2 17.3 02-jun 18.5 15.3 16.9
19-mar 19.6 18.1 18.9 26-abr 19 14.8 16.9 03-jun 18.6 15.1 16.9
20-mar 19.8 17.5 18.7 27-abr 18.9 14.8 16.9 04-jun 18.5 15.1 16.8
21-mar 20.1 17.3 18.7 28-abr 18.8 15.5 17.2 05-jun 18.4 15.2 16.8
22-mar 20.1 18.2 19.2 29-abr 18.5 15.8 17.2 06-jun 18.6 15.1 16.9
23-mar 19.2 17.8 18.5 30-abr 19.8 15.9 17.9 07-jun 18.6 15.3 17.0
24-mar 20.5 17.3 18.9 01-may 19.9 16.1 18.0 08-jun 19.5 15.3 17.4
25-mar 20 17.2 18.6 02-may 19.1 15.1 17.1 09-jun 18.4 15.3 16.9
26-mar 19.8 16.9 18.4 03-may 19.2 15.3 17.3 10-jun 18.2 15.1 16.7
27-mar 19.4 16.9 18.2 04-may 20.1 15.3 17.7 11-jun 18.2 15.2 16.7
28-mar 19.4 17.8 18.6 05-may 18.8 13.9 16.4 12-jun 19.2 15.1 17.2
29-mar 19.9 17.3 18.6 06-may 18.7 14.7 16.7 13-jun 19.1 14.8 17.0
30-mar 20.9 17.5 19.2 07-may 19.2 14.6 16.9 14-jun 18.4 15.1 16.8
31-mar 20.1 17.6 18.9 08-may 18.8 14.7 16.8 15-jun 18.8 14.8 16.8
01-abr 19.9 17.9 18.9 09-may 19.2 14.9 17.1 16-jun 19.1 15.3 17.2
02-abr 19.7 16.6 18.2 10-may 18.6 15.1 16.9 17-jun 17.8 15.4 16.6
03-abr 20.6 16.6 18.6 11-may 18.4 14.6 16.5 18-jun 19.1 15.5 17.3
04-abr 20.8 16.6 18.7 12-may 18.8 14.9 16.9 19-jun 18.8 15.3 17.1
05-abr 20.8 16.6 18.7 13-may 18.6 14.1 16.4 20-jun 18.2 15.3 16.8
06-abr 20.6 16.7 18.7 14-may 18.2 14.2 16.2 21-jun 19.2 15.4 17.3
07-abr 20.9 16.3 18.6 15-may 18.1 14.3 16.2 22-jun 20 15.4 17.7
08-abr 20.2 15.8 18.0 16-may 17 14.5 15.8 23-jun 19.8 15.5 17.7
09-abr 20.3 15.8 18.1 17-may 17.8 14.9 16.4 24-jun 20.6 15.7 18.2
10-abr 19.8 16.7 18.3 18-may 17.7 15.1 16.4 25-jun 20.4 16.1 18.3
11-abr 20.2 16.7 18.5 19-may 16.9 15.1 16.0 26-jun 20.8 16.1 18.5
12-abr 19.9 16.4 18.2 20-may 17.4 15.4 16.4 27-jun 18.9 16.1 17.5
13-abr 20.6 16.6 18.6 21-may 15.9 15 15.5 28-jun 20.2 15.5 17.9
14-abr 20.5 16.8 18.7 22-may 17 15.2 16.1 29-jun 20.3 15.9 18.1
15-abr 20.9 16.3 18.6 23-may 18.1 15.4 16.8 30-jun 18.8 16.1 17.5
16-abr 19.7 16.6 18.2 24-may 18.2 15.4 16.8
17-abr 20.5 16.4 18.5 25-may 18.2 15.1 16.7
18-abr 21 16.1 18.6 26-may 18.1 15.4 16.8
19-abr 20 16.2 18.1 27-may 18 15.4 16.7

- 81 -
ANEXO 16. Medición de las temperaturas máximas y mínimas tomadas en el compost
de la unidad experimental T2R3.

20-abr 18.8 14.6 16.7 28-may 18 15.3 16.7


T2R3
Max Min Media 21-abr 19.2 15.2 17.2 29-may 17.2 15.2 16.2
Día/mes/año
22-abr 18.8 15.1 17.0 30-may 16.5 15.7 16.1
16-mar 19 17.2 18.1 23-abr 18.8 15.3 17.1 31-may 17.9 15.7 16.8
17-mar 19.4 17 18.2 24-abr 19.1 15.2 17.2 01-jun 18 15.3 16.7
18-mar 19.8 18.1 19.0 25-abr 19.2 15.2 17.2 02-jun 18.2 15.1 16.7
19-mar 19.7 17.4 18.6 26-abr 18.5 14.2 16.4 03-jun 18.5 15.2 16.9
20-mar 19.9 16.9 18.4 27-abr 18.8 14.4 16.6 04-jun 18.6 14.9 16.8
21-mar 20.3 17.2 18.8 28-abr 18.3 15.2 16.8 05-jun 18.1 15.1 16.6
22-mar 20.5 17.9 19.2 29-abr 18.3 15.4 16.9 06-jun 18.8 14.9 16.9
23-mar 19 17.9 18.5 30-abr 19.6 15.6 17.6 07-jun 18.5 15.1 16.8
24-mar 20 17.2 18.6 01-may 19.6 16 17.8 08-jun 19.3 15.4 17.4
25-mar 19.8 16.9 18.4 02-may 19.1 15 17.1 09-jun 18.3 15.1 16.7
26-mar 19.8 17.1 18.5 03-may 19 15.1 17.1 10-jun 18 15.1 16.6
27-mar 19.1 16.7 17.9 04-may 19.8 16.1 18.0 11-jun 18.1 15 16.6
28-mar 19.2 17.7 18.5 05-may 18.8 13.1 16.0 12-jun 19.2 15.2 17.2
29-mar 19.6 17.2 18.4 06-may 18.5 14.4 16.5 13-jun 19.1 14.7 16.9
30-mar 20.5 17.4 19.0 07-may 18.8 14.4 16.6 14-jun 18.1 14.9 16.5
31-mar 19.9 17.6 18.8 08-may 18.6 14.6 16.6 15-jun 18.8 14.7 16.8
01-abr 19.7 17.4 18.6 09-may 19.2 14.8 17.0 16-jun 18.9 15.1 17.0
02-abr 19.7 16.2 18.0 10-may 18.4 14.9 16.7 17-jun 17.5 15.2 16.4
03-abr 20.6 16.6 18.6 11-may 18.3 14.6 16.5 18-jun 18.7 15.4 17.1
04-abr 20.6 16.4 18.5 12-may 18.6 14.8 16.7 19-jun 18.7 15 16.9
05-abr 20.8 16.5 18.7 13-may 18.4 14 16.2 20-jun 18.2 15.1 16.7
06-abr 20.7 16.6 18.7 14-may 18.7 14.1 16.4 21-jun 19 15.4 17.2
07-abr 20.5 16.4 18.5 15-may 17.8 14.2 16.0 22-jun 19.9 15.2 17.6
08-abr 20.4 15.8 18.1 16-may 16.9 14.5 15.7 23-jun 19.7 15.2 17.5
09-abr 20.4 15.5 18.0 17-may 18 15.1 16.6 24-jun 20.4 15.6 18.0
10-abr 19.9 16.6 18.3 18-may 17.9 15 16.5 25-jun 20.2 15.9 18.1
11-abr 19.8 16.7 18.3 19-may 17.7 15.1 16.4 26-jun 20.5 16.1 18.3
12-abr 19.6 16.4 18.0 20-may 17.2 15.4 16.3 27-jun 18.6 16 17.3
13-abr 20.4 16.2 18.3 21-may 16.2 15.2 15.7 28-jun 19.7 15.5 17.6
14-abr 20.6 16.6 18.6 22-may 17.1 15.1 16.1 29-jun 20.1 15.7 17.9
15-abr 20.8 16.4 18.6 23-may 18.2 15.5 16.9 30-jun 18.5 16 17.3
16-abr 19.7 16.4 18.1 24-may 18.1 15.3 16.7
17-abr 20.4 16.5 18.5 25-may 17.9 15.2 16.6
18-abr 20.2 16.2 18.2 26-may 18.2 15.5 16.9
19-abr 19.8 16 17.9 27-may 17.9 15.4 16.7

- 82 -
ANEXO 17. Análisis de varianza para la producción de vermicompost.

Prueba de
Levene para
la igualdad
de varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
Vermicom Se han
asumido - -
.118 .748 4 .014 -4.70000 1.13284 -7.84528
varianzas 4.149 1.55472
iguales
No se han
asumido - -
3.868 .015 -4.70000 1.13284 -7.88792
varianzas 4.149 1.51208
iguales

ANEXO 18. Análisis de varianza para la población final de lombrices.

Prueba de
Levene para
la igualdad
de varianzas Prueba T para la igualdad de medias
95% Intervalo de
confianza para la
diferencia
Error típ.
Sig. Diferencia de la
F Sig. t gl (bilateral) de medias diferencia Superior Inferior
Lombriz Se han
asumido
.500 .519 12.522 4 .000 .93333 .07454 .72639 1.14028
varianzas
iguales
No se han
asumido
12.522 3.670 .000 .93333 .07454 .71883 1.14783
varianzas
iguales

- 83 -
ANEXO 19. Constancia de determinación.

- 84 -
ANEXO 20. Medición de los valores de pH de todas las unidades experimentales.
Fecha T1R1 T1R2 T1R3 T2R1 T2R2 T2R3
27-mar 6.3 6.4 6.3 6.3 6.4 6.3
07-abr 6.3 6.4 6.4 6.3 6.4 6.4
18-abr 6.4 6.5 6.6 6.5 6.4 6.4
28-abr 6.4 6.4 6.4 6.3 6.5 6.4
08-may 6.3 6.5 6.4 6.4 6.5 6.6
18-may 6.4 6.6 6.6 6.4 6.7 6.6
29-may 6.5 6.6 6.6 6.7 6.6 6.5
09-jun 6.7 6.8 6.5 6.6 6.7 6.6
19-jun 6.5 6.8 6.5 6.6 6.6 6.5

ANEXO 21. Medición de los valores de la conductividad eléctrica CE (dS/m) de todas


las unidades experimentales.
CE (dS/m)
Fecha T1R1 T1R2 T1R3 T2R1 T2R2 T2R3
27-mar 5.10 5.29 5.46 5.34 5.14 5.32
07-abr 4.71 4.79 4.92 5.56 4.28 5.62
18-abr 4.32 4.01 4.77 5.71 3.71 5.03
28-abr 4.05 4.09 4.97 5.05 3.76 5.61
08-may 3.99 3.83 4.66 4.94 3.53 5.04
18-may 3.75 3.78 4.76 4.16 3.61 4.66
29-may 3.69 3.54 4.56 4.22 3.32 4.70
09-jun 3.51 3.43 4.39 3.52 2.96 4.52
19-jun 3.28 3.11 4.36 3.74 2.99 4.34

- 85 -
ANEXO 22. Resultados de vermicompost expedidos por INIA.

- 86 -
- 87 -
- 88 -
ANEXO 23. Evidencias fotográficas.

Foto 1. Instalación de unidades experimentales y siembra de lombrices.

Foto 2. Toma de datos diarios de temperatura y humedad.

Foto 3. Determinación de pH y conductividad eléctrica.

- 89 -
Foto 4. Recolección de lombriz Lumbricus sp., y vista en el estereoscopio.

Foto 5. Capullos de Eisenia foetida y Lumbricus sp.

- 90 -