Está en la página 1de 4

El problema de las psicosis no desencadenadas (primera parte)

En el seminario Las Psicosis, Lacan nos habla de los mecanismos de


compensación de la estructura psicótica., donde afirma que frente
a la forclusión significante, el psicótico produce una serie de
identificaciones imaginarias, como mecanismo de compensación,
en calidad de carreteras secundarias.
Lacan toma a Helene Deutsch, con referencias a las personalidades
como si, donde refiere este tipo de identificaciones imaginarias,
como fase anterior al desencadenamiento de las psicosis, como.
Menciona aquellos sujetos que se pegan con gran facilidad a los
grupos sociales religiosos, debido a su vacío interior.
Estas identificaciones imaginarias responde a algún tipo de ideal
del yo, que soportan los mecanismos de compensación de la
estructura. El fracaso de tales mecanismos, puede dar lugar al
desencadenamiento de las psicosis.
Lacan tomo el libro de Schreber, a partir de su lectura de Freud,
para afirmar que en las psicosis, existe un mecanismo de forclusion
del nombre del padre, en el sentido, de no poder llegar al Otro. Es
decir, que el desencadenamiento de las psicosis, en ocasiones se
pudo deber a un suceso contingente de la vida del sujeto, que
pudo hacer caer las identificaciones imaginarias que lo
compensaban y ese desencadenamiento supone una vivencia de
fin de mundo, en el sentido, de un encontrarse con un agujero o un
abismo en la propia estructura del sujeto, que no puede responder,
hasta que puede reorganizarse y conformar una metáfora
delirante.
Lacan tomo de su maestro Clerambaux, el concepto síndrome de
automatismo mental, y hace su lectura, ya que lo saca del campo
de lo orgánico y les da una connotación psiquica y allí ubica, la
vivencia de extrañeza y la perplejidad, el eco y robo de
pensamientos, la enunciación de actos, la detención del
pensamientos, los olvidos como partes de una fase alucinatoria
que atormenta al sujeto, como fenómenos elementales., que el
sujeto le dará su significación personal, hasta el
desencadenamiento, cuando el mundo empieza a cograr
significado, a través de las intuiciones delirantes. Dice Lacan que el
delirio reproduce su fuerza constituyente y es también un
fenómeno elemental.
Entonces, si tomamos el caso de Schreber, su presicosis o
momentos de compensación imaginaria, estarán en relación a su
vivencia de que sería muy grato ser mujer en el momento del coito,
a diferencia de su tiempo de desencadenamiento.
Sus aullidos son recursos compensatorios para acallar las voces que
escucha, que tienen un carácter alucinatorio.
Si bien Lacan menciono a las psicosis no desencadenadas, no las
desarrollo con profundidad. Estos mecanismos de compensación,
son modalidades de suplencia para no llegar a la entrada de las
psicosis.
No será lo mismo una psicosis no desencadenada, que una psicosis
compensada.
Tanto la Hebefrenia como la Catatonia, pueden considarse
fenómenos elementales, donde aparece una vaciedad en el
pensamientos, donde hay una gran disociación y una
desafectivizacion.¿ Si no hay delirio, esto acaso es restitutivo?. Si
hay lenguaje de órgano puede tratarse de algo restitutivo, o se
trata de una perdida de sentido, una precipitación sin lograr un
vigor afectivo que enlace la estructura delirante. Esto lo dejo a
modo de pregunta, para él quiera responder.
Entiendo que los fenómenos elementales de la estructura
psicótica, primero formulados por la mirada de la psiquiatría clasiva
y posteriormente formulados por Lacan, mediante la teoría del
significante, son fundamentales para el diagnóstico diferencial,
junto al concepto de forclusion del nombre del padre.
Maleval se sorprende la escasez de artículos dedicados a la
identificación de la estructura psicótica no desencadenada, en
relacion a los diferentes mecanismos de compensación de la
estructura psicótica.
Helene Deustch, propuso el concepto de personalidades como si,
como identificación imaginaria suplente frente a la caída del
significante fundamental.
Apunto entonces, a la diferenciación entre una psicosis
desencadenada de otra no desencadenada. Nosotros desde el
Psicoanalisis ponemos el acento en la posición del sujeto ante la
castración.
No se entiende porque la psiquiatría del DSM, se quiere sacar de
encima esta diferenciación de aguas, entre las psicosis y las
neurosis, como tampoco en general tiene en cuenta el concepto de
psicosis no desencadenada.
El concepto de Psicosis no desencadenada, desde su dimensión
clínica, no se encuentra suficientemente trabajada.
No pareciera que en varios casos de Esquizofrenia, existiera un
delirio de carácter restitutiva, sino más bien, vaciedad en su
pensamientos, desligamiento afectivo, lenguaje de órgano,
rompimiento del sentido fálico, neologismos. También puede
observarse en lo catatónicos, una gran rigidez corporal y
enlentecimiento de sus movimientos. Podemos preguntarnos, si
este tipo de cuadro esquizofrénico, se trata o no de una psicosis
desencadenada o no?.
En el seminario tres ya Lacan advertía, que si tomamos presicoticos
en análisis, su resultado sería la psicosis.
Lacan desde sus comienzos como Psiquiatra polemizo con los
grandes maestros de su época e inclusive, después de su lectura de
Freud, hizo sus críticas, como la importancia de la transferencia en
las psicosis.
En su tesis, De la psicosis paranoica y sus relaciones con la
personalidad, toma el concepto de desencadenamiento como
causa ocasional, como una reacción de ciertos acontecimeintos
traumáticos en la vida del sujeto., acorde a la obra de Bleuler y de
Kretschmer y en rechazo a la constitución paranoica.
No podemos no reconocer, en el carácter sensitivo enunciado por
Kretschmer, su afiliación con el concepto psicosis no
desencadenada, en su relación de continuidad con la de psicosis
desencadenada.
Lacan ya desde el tiempo de su tesis, critica esta noción de
personalidad previa en relación de continuidad al
desencadenamiento, ya que a su entender, hay una experiencia de
discontinuidad en el desencadenamiento de una psicosis y se
aparta de la relación de comprensión entre un momento y el otro.

También podría gustarte