Está en la página 1de 3

Una mirada a la evolución de la ejecución

de los depósitos alimentarios


POR: YLLIANA PATRICIA MIMBELA CUADROS

Un proceso judicial por alimentos no culmina con la expedición de una sentencia,


por el contrario, recién comienza la real tarea de hacer efectiva la pensión de
alimentos. La ejecución de la sentencia se plasma en los llamados depósitos
alimentarios, que en su forma de ejecutarlos han evolucionado años tras año. Así,
en los últimos 20 años existieron distintos criterios de ejecución.

En un primer lugar, si bien los depósitos alimentarios se señalaban en la sentencia,


se ejecutaban a través de su entrega directa al demandante. Posteriormente, el juez
exigía que se señale una cuenta bancaria de un banco de elección del demandante.

Luego, unos años después, se dispuso que se realicen los depósitos alimentarios a
través de consignaciones judiciales por medio del Banco de la Nación y adjuntarlo
para hacer de conocimiento del Juzgado. Después se dispuso que el demandante
señale obligatoriamente para el depósito alimentario una cuenta del Banco de la
Nación.

Otra forma, pero más moderna de ejecutar los depósitos alimentarios, es la que
dispone a partir del 11 de enero del presente: las pensiones de alimentos serán
consignadas en el Banco de la Nación (BN). Serán cuentas de ahorros abiertas a
solicitud de los responsables de las Defensorías Municipales del Niño y del
Adolescente (Demuna) en coordinación con la Dirección General de Niñas,
Niños y Adolescentes (DGNNA), perteneciente al Ministerio de la Mujer y
Poblaciones Vulnerables. Este tipo de cuentas de ahorros están reguladas por el
Decreto Legislativo 1377.

Por otro lado, para ahondar un poquito más sobre el tema de la ejecución de los
depósitos alimentarios, se ha creado el Programa “Depósitos Alimentarios a casa”
como una iniciativa de la Corte Superior de Justicia de Piura, aprobada
mediante la Resolución Administrativa 054-2017-P-CSJPI/PJ, del 16 de enero del
2017. Su ejecución se inició el 20 de enero del 2017 y está a cargo del Primer,
Tercer y Sétimo Juzgado de Paz Letrado de Familia de Piura.
El programa tiene como finalidad facilitar el acceso a la justicia y alcanzar el
objetivo del proceso de alimentos. Así, busca que los justiciables perciban la
pensión de alimentos, evitando que las demandantes empleen parte de su tiempo y
dinero en trasladarse al juzgado y a las oficinas del Banco de la Nación para hacer
efectivo el cobro. De este modo, se consigue tramitar el proceso con celeridad,
tanto en el proveído de los escritos como al efectivizar el cobro de las pensiones,
salvaguardando así la integridad y la subsistencia de los beneficiarios.

El programa consiste en que el especialista judicial acudirá al domicilio de los


beneficiarios a entregar personalmente los certificados de depósito y recabará la
constancia de entrega correspondiente, que será anexada al expediente.

A tal efecto, mediante la Resolución Administrativa 159-2017-P-CSJPi/PJ, del 6


de marzo del 2017, se aprobó el “Protocolo de Simplificación del Proceso Judicial
de Alimentos de la Corte Superior de Justicia de Piura”, que establece las reglas
para optimizar la atención de los beneficiarios en los procesos de alimentos,
facilitando el cobro de los depósitos judiciales en el Banco de la Nación.

Cabe destacar que el referido programa obtuvo el primer lugar en la categoría


Acceso a la Justicia, en el Concurso Premio Certificación ISO a las Buenas
Prácticas 2017.[1]

Por otro lado, se ha publicado el 12 de julio de 2019, en la revista digital La Ley,


que la Corte Superior de Justicia de Lima Norte implementó los proyectos pilotos
Depósitos Judiciales por WhatsApp y Módulo Red Justicia Lima Norte. De la
misma forma, se brindará el servicio de orientación en la Oficina de Orientación
Gratuita al Usuario (OOGU). Todos estos servicios están a cargo de la Unidad de
Servicios Judiciales del Poder Judicial.

Es por esta razón que el presidente de la Comisión Nacional de Atención al


Usuario Judicial, el juez supremo Carlos Arias Lazarte, visitó el indicado distrito
judicial para evaluar los referidos proyectos de mejora en el servicio de
administración de justicia.

La consulta para la entrega de los depósitos judiciales en la Corte de Lima Norte


se realiza por medio de la aplicación móvil Whatsapp. Dicha corte superior habilitó
dos números institucionales: 970 808 163 y 970 808 046.
Una vez registrado y en caso de que el demandante no contara con una cuenta de
ahorros en el Banco de la Nación, el alimentista, por medio de Whatsapp, envía la
foto del DNI y el número de expediente para que la anfitriona verifique si tiene un
depósito judicial. Luego, por medio del administrador del módulo, la corte
programa fecha y hora para su entrega, comunicándole esa información de manera
inmediata.

En el caso que sí se cuenta con número de cuenta, a través de los sistemas


integrados con la entidad bancaria, la anfitriona verificará en el sistema si existen
depósitos; los mismos que de manera anticipada son comunicados al alimentista
vía WhatsApp. Hasta la fecha, y solo a un mes de su implementación, fueron
registrados un total de 700 números telefónicos de un total de 960 usuarios que
conforman la población de alimentistas en este distrito judicial.

Esta buena práctica busca expandirse a otras especialidades como es el caso de la


materia laboral, la cual tiene como objetivo brindar el servicio de WhatApp para
agendar la confirmación de atención de los escritos y calificaciones de demanda.

[1] Informe Defensorial 001-2018-D/AAC sobre el Proceso de Alimentos:


Avances, dificultades y retos. Lima, julio 2018.