Está en la página 1de 20

Los miembros de la Comisión son responsables de la Índice

elección y presentación de los hechos expuestos en este


informe y de las opiniones que aquí se expresan, que
no coinciden necesariamente con las de la UNESCO ni
La educación o la utopía necesaria
comprometen la responsabilidad de la Organización.
por Iacques Delors 9
Las denominaciones empleadas en esta publicación y El marco prospectivo 10
la presentación de los datos que en ella figuran, no Las tensiones que han de superarse .­ 12
implican, de parte de la Secretaría de la UNESCO, nin­ Pensar y edificar nuestro futuro común 13
guna toma de posición respecto al estatuto jurídico de Implantar la educación durante toda la vida
los países, ciudades, territorios o zonas, o de sus autori­ en el seno de la sociedad 16
dades, ni respecto al trazado de sus fronteras o límites.
Reconsiderar y unir las distintas etapas de la educación 18
Aplicar con éxito las estrategias de la reforma 22
Extender la cooperación internacional en la aldea global 26

PRIMERA PARI'E
Horizontes 29

CAPÍTULO 1:
Título original: Learning: The 'IYeasure Within De la comunidad de base a la sociedad mundial 31
e UNESCO, 1996
e Correo de la Unesco, 1997, para esta edición. Un planeta cada vez más poblado 33
Editor responsable: Aníbal Néstor García V. Hacia una globalización de los campos de la actividad humana 34
Distribuidor exclusivo en México La comunicación universal 37
Líbrería Correo de la lmESCO, S.A. Las múltiples caras de la interdependencia planetaria 38
Guanajuato 72 planta baja, Un mundo sujeto a muchos riesgos 40
Col. Roma, México, D.F., 06700. México Lo local y lo mundial 41
Tuls: 574­7579 • 574­62­65 • 264­0854 Comprender el mundo, comprender al otro 44
Fax: 264­09­19 Pistas y recomendaciones 46
Depósito legal:
Correo electrónico: correoun@mail.internet.com.mx
ISBN Correo de la UNESCO: 968­7474­00­9
Impreso en México/Printed in Mexico


LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO INFORME A LA lTNESC()

CAPÍTULO 2 CAPÍTULO 5
De la cohesión social a la participación democrática 49 La educación a lo largo de la vida 105

La educación frente a la crisis del vínculo social 52 Un imperativo democrático 108


La educación y la lucha contra las exclusiones 54 Una educación pluridimensional 110
Educación y dinámica social: algunos principios de acción 56 Tiempos nuevos, ámbitos nuevos 111
La participación democrática 59 La educación en el centro mismo de la sociedad 115
Educación cívica y prácticas ciudadanas 59 Hacia sinergias educativas 120
Sociedades de la infonnación y sociedades educativas 61 Pistas y recomendaciones 121
Pistas y recomendaciones 66
TERCERA PARTE
CAPÍTULO 3 Orientaciones 123
Del crecimiento económico al desarrollo humano 67
CAPÍTULO 6
Un crecimiento económico mundial muy desigual 69 De la educación básica a la universidad 125
Demanda de una educación con fines económicos 70
Distribución desigual de los recursos cognoscitivos 72
Un pasaporte para toda la vida: la educación básica 129
La participación de la mujer en la educación, La educación de la primera infancia 134
palanca esencial del desarrollo 76 Los niños con necesidades especificas 135
Un cuestionamiento necesario: los daños causados por el progreso 79 La educación básica y la alfabetización de adultos 135
Crecimiento económico y desarrollo humano 80 Participación y responsabilidad de la colectividad 136
La educación para el desarrollo humano 82 La enseñanza secundaria, eje de toda una vida 139
Pistas y recomendaciones 85 La diversidad en la enseñanza secundaria 140
La orientación profesional 143
SEGUNDA PARTE Las misiones tradicionales y nuevas de la enseñanza superior 144
Principios 87 Un lugar en el que se aprende y una fuente de saber 146
La enseñanza superior y la evolución del mercado laboral 14 7
CAPÍTULO 4 La universidad, espacio de cultura y de estudio abierta a todos 148
La enseñanza superior y la cooperación internacional 149
Los cuatro pilares de la educación 89
Un imperativo: combatir el fracaso escolar 150
Aprender a conocer 92 Reconocer las competencias adquiridas gracias
Aprender a hacer 94 a nuevos modos de titulación 152
De la noción de calificación a la de competencia 95 Pistas y recomendaciones 153
La 'desmaterialización' del trabajo y las actividades
de servicios en el sector asalariado 96 CAPÍTULO 7
El trabajo en la economía no estructurada 97 El personal docente en busca de nuevas perspectivas 155
Aprender a vivir juntos, aprender a vivir con los demás 98
El descubrimiento del otro .. . . . .. . .. .. .. .. . . .. . .. .. .. .. . . .. . . .. . .. . .. . .. .. . . .. . . 99 Una escuela abierta al mundo 158
Thnder hacia objetivos comunes .. .. .. .. . .. .. . . .. . . . . . . .. .. .. .. . . .. .. .. . . . . .. . . .. .. .. .. .. .. . . . . .. .. 100 Expectativas y responsabilidades 160
Aprender a ser : 100 Enseñar: un arte y una ciencia 161
Pistas y recomendaciones 102 La calidad del personal docente 163
lNroRME A LA UNF.SCo
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

EPÍLOGO 219
Aprender lo que habrá que enseñar y cómo enseñarlo 166
La excelencia en la educación: hay que invertir en el talento,
El personal docente en acción 167
La escuela y la colectividad 167 por In'am Al Mufti 221
La administración escolar 167 Mejorar la calidad de la enseñanza escolar, por Isao Amagi 227
Hacer que los docentes participen en las decisiones relativas a la educación. 169 La revitalización de la educación y las comunidades:
Condiciones propicias para una enseñanza eficaz 169 una visión de la escuela socializadora del siglo XXI,
Pistas y recomendaciones 170 por Roberto Cameiro 231
La educación en África en la actualidad, por Fay Chung 235
CAPiTuLo 8 Cohesión, solidaridad y exclusión, por Bronislaw Geremet: 239
El papel del político: tomar decisiones en educación 173 Suscitar la ocasión, por Aleksandra Komhauser 245
Educación, autonomización y reconciliación social,
Decisiones educativas, decisíones de sociedad 176 por Michael Manley 253
La demanda de educaci.ón 176 Educar para la sociedad global, por Karan Singh 257
Evaluación y debate público 177 La educación para un mundo multicultural,
Posibilidades que ofrecen la innovación y la descentralización 178 por Rodolfo Stavenhagen 261
Asociar a los diferentes agentes al proyecto educativo : 178 Abramos nuestras mentes para vivir todos mejor,
Favorecer una verdadera autonomía de los establecimientos 179 por Myong Won Suhr 267
Necesidad de una regulación general del sistema 180 Las interacciones entre la educación y la cultura con miras
Decisiones económicas y financieras 183 al desarrollo económico y humano: un punto
El peso de las limitaciones financieras 183
de vista asiático, por Zhou Nanzhao , 273
Orientaciones para el futuro 186
Uso de los medios que ofrece la sociedad de la información 192
Repercusión de las nuevas tecnologías en la sociedad y en la educación 192
~o .•....•...............•....................•.........•••.•••.••••.•.•••••.•• 283_
Un debate que concierne en gran medida al futuro 195
Pistas y recomendaciones 200 La labor de la Comisión : 283
Miembros 287
CAPÍTULO 9 Mandato 288
La cooperación internacional: educar a la aldea global 201 Principios 290
Campo de reflexión, trabajos, informe 291
Las mujeres y las jóvenes: una educación para la igualdad 205 Asesores extraordinarios 291
La educación y el desarrollo social 206 Personalidades 292
Fomentar la conversión de deudas en beneficio de la educación 207 Instituciones : 293
En pro de un observatorio UNESCO de las nuevas Secretaría : 293
tecnologías de la información 208 Reuniones de la Comisión ~ 294
De la asistencia a la colaboración en pie de igualdad 209 Personas e instituciones consultadas 295
Los científicos, la investigación y los intercambios internacionales 213 Seguimiento 301
Una misión renovada para la UNESCO 214
Pistas y recomendaciones 216
E1 siglo XXI, q~e ofrecerá recursos sin precedentes tanto a la circulación y
al almacenamiento de informaciones como a la comunicación, planteará a
la educación una doble exigencia que, a primera vista, puede parecer casi
contradictoria: la educación deberá transmitir, masiva y eficazmente, un
volumen cada vez mayor de conocimientos teóricos y técnicos evolutivos,
adaptados a la civilización cognoscitiva, porque son las bases de las compe­
tencias del futuro. Simultáneamente, deberá hallar y definir orientaciones
que permitan no dejarse sumergir por las corrientes de informaciones más
o menos efimeras que invaden los espacios públicos y privados y conservar
el rumbo en proyectos de desarrollo individuales y colectivos. En cierto sen­
tido, la educación se ve obligada a proporcionar las cartas náuticas de un
mundo complejo y en perpetua agitación y, al mismo tiempo, la brújula
para poder navegar por él.
Con esas perspectivas se ha vuelto imposible, y hasta inadecuado,
responder de manera puramente cuantitativa a la insaciable demanda de
educación, que entraña un bagaje escolar cada vez más voluminoso. Es
que ya no basta con que cada individuo acumule al comienzo de su vida
una reserva de conocimientos a la que podrá recurrir después sin lími­
tes. Sobre todo, debe estar en condiciones de aprovechar y utilizar duran­
te toda la vida cada oportunidad que se le presente de actualizar,
profundizar y enriquecer ese primer saber y de adaptarse a un mundo en
permanente cambio.
Para cumplir el conjunto de las misiones que le son propias, la educa­
ción debe estructurarse en torno a cuatro aprendizajes fundamentales que
en el transcurso de la vida serán para cada persona, en cierto sentido, los
pilares del conocimiento: aprender a conocer, es decir, adquirir los instru­
mentos de la comprensión¡ aprender a hacer, para poder influir sobre el pro­
pio entorno¡ aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás
en todas las actividades humanas¡ por último, aprender a ser, un proceso
fundamental que recoge elementos de los tres anteriores. Por supuesto, es­
tas cuatro vías del saber convergen en una sola, ya que hay entre ellas múl­
tiples puntos de contacto, coincidencia e intercambio.

91
LA EDUCACIÓN ENCIZRRA UN TESORO lNroRME A LA UNF.SCQ

Mas, en general, la enseñanza escolar se orienta esencialmente, por no curiosidad intelectual, estimula el sentido crítico y permite descifrar la rea­
decir que de manera exclusiva, hacia el aprender a conocer y, en menor me­ lidad, adquiriendo al mismo tiempo una autonomía de juicio. Desde esa
dida, el aprender a hacer. Las otras dos formas de aprendizaje dependen las perspectiva, insistimos en ello, es fundamental que cada niño, dondequiera
más de las veces de circunstancias aleatorias, cuando no se les considera que esté, pueda acceder de manera adecuada al razonamiento científico y
una mera prolongación, de alguna manera natural, de las dos primeras. Pues convertirse para toda la vida en un "amigo de la ciencia"1. En los niveles de
bien, la Comisión estima que, en cualquier sistema de enseñanza estructu­ enseñanza secundaria y superior; la formación inicial debe proporcíonar a
rado, cada uno de esos cuatro "pilares del conocimiento" debe recibir una todos los alumnos los instrumentos, conceptos y modos de referencia resul­
atención equivalente a fin de que la educación sea para el ser humano, en tantes del progreso científico y de los paradigmas de la época.
su calidad de persona y de miembro de la sociedad, una experiencia global y Sin embargo, puesto que el conocimiento es múltiple e infinitamente
·que dure toda la vida en.los planos cognoscitivo y práctico. evolutivo, resulta cada vez más utópico pretender conocerlo todo¡ por ello,
Desde el comienzo de su actuación, los miembros de la Comisión fueron 1
·!
más allá dé la enseñanza básica, la idea de un saber omnisciente es ilusoria.
conscientes de que, para hacer frente a los retos del siglo XXI, sería indis­ ij
:\ Al mismo tiempo, la especialización ­inclus.o en el caso de los futuros in­
pensable asignar nuevos objetivos a la educación y, por consiguiente, modi­ ~ vestigadores­ no debe excluir una cultura general, "En nuestros días, una
ficar la idea que nos hacernos de su utilidad. Una nueva concepción más ·l mente verdaderamente formada necesita una amplia cultura general y te­
!
amplia de la educación debería llevar a cada persona a descubrir, despertar ner la posibilidad de estudiar a fondo un pequeño número de materias. De
e incrementar sus posibilidades creativas, actualizando así el tesoro escon­ un extremo a otro de la enseñanza, debemos favorecer la simultaneidad de
dido en cada uno de nosotros, lo cual supone trascender una visión pura­ ambas tendencias"2• Pues la cultura general, apertura a otros lenguajes y
mente instrumental de la educación, percibida como la vía obligada para conocimientos, permite ante todo comunicar Encerrado en su propia cien­
obtener determinados resultados (experiencia práctica, adquisición de ca­ cia, el especialista corre el riesgo de desinteresarse de lo que hacen los de­
pacidades diversas, fines de carácter económico), para considerar su­ fun­ más. En cualesquiera circunstancias, le resultará dificil cooperar Por otra
ción en toda su plenitud, a saber; la realización de la persona que, toda ella, parte, argamasa de las sociedades en el tiempo y en el espacio, la formación
aprende a ser. cultural entraña una apertura a otros campos del saber, lo que contribuye a
fecundas sinergias entre disciplinas diversas. En el ámbito de la investiga­
ción, en particular, el progreso de los conocimientos se produce a veces en
el punto en que confluyen disciplinas diversas.
Aprender a conocer Aprender para conoces supone, en primer término, aprender a apren­
dei; ejercitando la atención, la memoria y el pensamiento, Desde la infan­
Este tipo de aprendizaje, que tiende menos a la adquisición de conocimien­ cia, sobre todo en las sociedades dominadas por la imagen televisiva, el
tos clasificados y codificados que al dominio de los instrumentos mismos joven debe aprender a concentrar su atención en las cosas y las personas. La
del saber; puede considerarse a la vez medio y finalidad de la vida humana .. vertiginosa sucesión de informaciones en los medíos de comunicación y el
En cuanto medio, consiste para cada persona en aprender a comprender el frecuente cambio de canal de televisión, atentan contra el proceso de descu­
mundo que la rodea, al menos suficientemente para vivir con dignidad, brimiento, que requiere una permanencia y una profundización de la infor­
desarrollar sus capacidades profesionales y comunicarse con los demás. Como mación captada. Este aprendizaje de la atención· puede adoptar formas
fin, su justificación es el placer de comprender, de conocer, de descubrir. diversas y sacar provecho de múltiples ocasiones de la vida (juegos, visitas a
Aunque el estudio sin aplicación inmediata esté cediendo terreno frente al empresas, viajes, trabajos prácticos, asignaturas científicas, etcétera).
predominio actual de los conocimientos útiles, la tendencia a prolongar la
escolaridad e incrementar el tiempo libre debería· permitir a un número
cada vez mayor de adultos apreciar las bondades del conocimiento y de la '
1 Informe de la tercera reunión de la Comisión,París, 12­15 de enero de 1994.
investigación individual. El incremento del saber, q~e permite comprender 2 Véase Laurent Schwartz, •r:enseignement scíentífíque", en Institut de France, RéflQdo1111 sur
mejor las múltiples facetas del propio entorno, favorece el despertar de la l'enseignement, Par!s, Flammarion, 1993.

92 93
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TE.SORO INFORME A LA UNESCQ

El ejercicio de la memoria, por otra parte, es un antídoto necesario contra industrial, la sustitución del trabajo humano por máquinas convierte a aquél
la invasión de las informaciones instantáneas que difunden los medios de en algo cada vez más inmaterial y acentúa el carácter cognoscitivo de las
comunicación masiva. Seria peligroso imaginar que la memoria ha perdido tareas, incluso en la industria, así como la importancia de los servicios en la
su utilidad debido a la formidable capacidad de almacenamiento y difusión de actividad económica. Por lo demás, el futuro de esas economías está supedi­
datos de que disponemos en la actualidad. Desde luego, hay que ser selecti­ tado a su capacidad de transformar el progreso de los conocimientos en
vos en la elección de los datos qüe aprenderemos "de memoria", pero debe innovaciones generadoras de nuevos empleos y empresas. Así pues, ya no
cultivarse con esmero la facultad intrínsecamente humana de memorización puede darse a la expresión "aprender a hacer" el significado simple que tenía
asociativa, irreductible a un automatismo. Tudos los especialistas coinciden cuando se trataba de preparar a alguien paraunajarea material bien defini­
en afirmar la necesidad de entrenar la memoria desde la infancia y estiman ¡ da, para' que participase en la fabricación de algo. Los aprendizajes deben,
inadecuado suprimir de la práctica escolar algunos ejercicios tradicionales así pues, evolucionar y ya no pueden considerarse mera transmisión de

¡
considerados tediosos. 1 ·. prácticas más o menos rutinarias, aunque éstas conserven un valor formatí­
Por último, el ejercicio del pensamiento, en el que el niño es iniciado vo que no debemos desestimar
primero por sus padres y más tarde por sus maestros, debe entrañar una
articulación entre lo concreto y lo abstracto. Asimismo, convendría combinar De la noción de calificación a la de competencia
tanto en la enseñanza como en la investigación los dos métodos, el deductivo
y el inductivo, a menudo presentados como opuestos. Según las disciplinas El dominio de las dimensiones cognoscitiva e informativa en los sistemas
que se enseñen, uno resultará más pertinente que el otro, pero en la mayoría de producción industrial vuelve algo caduca la noción de calificación
de los casos la concatenación del pensamiento requiere combinar ambos. profesional, entre otros en el caso de los operarios y los técnicos, y tiende a
El proceso de adquisición del conocimiento no concluye nunca y puede privilegiar la de competencia personal. En efecto, el progreso técnico modi­
nutrirse de todo tipo de experiencias. En ese sentido, se entrelaza de mane­ fica de manera ineluctable las calificaciones que requieren los nuevos pro­
ra creciente con la experiencia del trabajo, a medida que éste pierde su cesos de producción. A las tareas puramente físicas suceden tareas de
aspecto rutinario. Puede considerarse que la enseñanza básica tiene éxito si producción más intelectuales, más cerebrales ­como el mando de máqui­
'I
aporta el impulso y las bases que permitirán seguir aprendiendo durante nas, su mantenimiento y supervisión­ y tareas de diseño, estudio y organi­
toda la vida, no sólo en el empleo sino también al margen de él. zación, a medida que las propias máquinas se vuelven más "íntelígentes" y
r
que el trabajo se "desmaterialíza"
Este incremento general de los niveles de calificación exigidos tiene va­
rios orígenes. Con respecto a los operarios, la yuxtaposición de las tareas
Aprender a hacer obligadas y del trabajo fragmentado cede ante una organización en •colecti­
vos de trabajo" o "grupos de proyecto", siguiendo las prácticas de las empre­
Aprender a conocer y aprender a hacer son, en gran medida, indisociables. sas japonesas: una especie de taylorismo al revés. Los empleados dejan de
Pero lo segundo está más estrechamente vinculado a la cuestión de la for­ ser intercambiables y las tareas se personalizan. Cada vez con más frecuen­
mación profesional: ¿cómo enseñar al alumno a poner en práctica sus cono­ cia, los empleadores ya no exigen una calificación determinada, que consi­
cimientos y, al mismo tiempo, cómo adaptar la enseñanza al futuro mercado deran demasiado unida. todavía a la idea de pericia material, y piden, en
de trabajo, cuya evolución no es totalmente previsible? La Comisión procu­ cambio, un conjunto de competencias específicas a cada persona, que com­
rará responder en particular a esta última interrogante. bina la calificación propiamente dicha, adquirida mediante la formación
Al respecto, corresponde establecer una diferencia entre las economías técnica y profesional, el comportamiento social, la aptitud para trabajar en
industriales, en las que predomina el trabajo asalariado, y las demás, en las equipo, la capacidad de iniciativa y la de asumir riesgos.
que subsiste todavía de manera generalizada el trabajo independiente o aje­ Si a estas nuevas exigencias añadimos la de un empeño personal del
no al sector estructurado de la economía. En las sociedades basadas en el trabajador, considerado como agente del cambio, resulta claro que ciertas
salario que se han desarrollado a lo largo del siglo XX conforme al modelo cualidades muy subjetivas, innatas o adquiridas ­que los empresarios de­

94 95
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO
INFORME A LA UNESCO

nominan a menudo "saber ser" ­ se combinan con los conocimientos teó­ en el comportamiento que en el bagaje intelectual, lo que quizá ofrezca
ricos y prácticos para componer las competencias solicitadas; esta situa­ posibilidades a las personas con pocos o sin estudios escolares, pues la
ción ilustra de manera elocuente, como ha destacado la Comisión, el vínculo intuición, el discernimiento, la capacidad de prever el futuro y de crear un
que la educación debe mantener entre los diversos aspectos del aprendiza­ espíritu de equipo no son cualidades reservadas forzosamente a los más
je. Entre esas cualidades, cobra cada vez mayor importancia la capacidad diplomados. ¿Cómo y dónde enseñar estas cualidades, en cíertosentído
de comunicarse y de trabajar con los demás, de afrontar y solucionar con­ innatas? No es fácil deducir cuáles deben ser los contenidos de una forma­
flictos. El desarrollo de las actividades de servicios tiende a acentuar esta ción que permita adquirir las capacidades o aptitudes necesarias. El pro­
tendencia. blema se plantea también a propósito de la formación profesional en los
países en desarrollo.
La 'desmaterialización del trabajo y las actividades
11
El trabajo en la economía no estructurada
de servicios en el sector asalariado
En las economías en desarrollo donde la actividad asalariada no predomína,
Las repercusiones de la "desmaterialízación" de las economías avanzadas en el trabajo es de naturaleza muy distinta. En muchos países del África sub­
el aprendizaje se ponen de manifiesto inmediatamente al observar la evolu­ sahariana y en algunos de América Latína y Asia sólo un pequeño segmento
ción cuantitativa y cualitativa de los servicios, categoría muy diversificada de la población trabaja en régimen asalariado y la inmensa mayoría partici­
que se define, sobre todo por exclusión, como aquella que agrupa activida­ pa en la economía tradicional de subsistencia. Hablando con propiedad, no
des que no son ni industriales ni agrícolas y que, a pesar de su diversidad, existe ninguna función referencial laboral; los conocimientos técnicos sue­
tienen en común el hecho de no producir ningún bien material. len ser de tipo tradicional. Además, la función del aprendizaje no se limita al
Muchos servicios se definen principalmente en función de la relación trabajo, síno que debe satisfacer el objetivo más amplio de una participa­
interpersonal que generan. Podemos citar ejemplos tanto en el sector co­ ción en el desarrollo dentro de los sectores estructurado o no estructurado
mercial (peritajes de todo tipo, servicios de supervisión o de asesoramiento de la economía. A menudo, se trata de adquirir a la vez una calificación
tecnológico, servicios financieros, contables o administrativos) que prolife­ social y una formación profesional.
ra nutriéndose de la creciente complejidad de las economías, como en el En otros países en desarrollo hay, además de la agricultura y de un redu­
sector no comercial más tradicional (servicios sociales, de enseñanza, de cido sector estructurado, un sector económico al mismo tiempo moderno y
sanidad, etcétera). En ambos casos, es primordial la actividad de informa­ no estructurado, a veces bastante dinámico, formado por actividades
ción y de comunicación; se pone el acento en el acopio y la elaboración artesanales, comerciales y financieras, que índica que existen posíbilidades
personalizados de informaciones específicas, destinadas a un proyecto pre­ empresariales perfectamente adaptadas a las condiciones locales.
ciso. En ese tipo de servicios, la calidad de la relación entre el prestatario y En ambos casos, de los numerosos estudios realizados en países en desa­
el usuario depende también en gran medida del segundo. Resulta entonces rrollo se desprende que éstos consideran que su futuro estará estrechamen­
comprensible que la tarea de que se trate ya no pueda prepararse de la te vinculado a la adquisición de la cultura científica que les permitirá acceder
misma manera que si se fuera a trabajar la tierra o a fabricar una chapa a la tecnología moderna, sin descuidar por ello las capacidades concretas de
metálica. La relación con la materia y la técnica debe ser complementada ínnovación y creación inherentes al contexto local.
por una aptitud para las relaciones interpersonales. El desarrollo de los ser­ Se plantea entonces una pregunta común a los países, desarrollados y en
vicios obliga, pues, a cultivar cualidades humanas que las formaciones tra­ desarrollo: ¿cómo aprender a comportarse eficazmente en una situación de
dicionales no siempre inculcan y que corresponden a la capacidad de íncertidumbre, cómo participar en la creación del futuro?
establecer relaciones estables y eficaces entre las personas.
Por último, es cori.Cefüble que en las sociedades ultratecnificadas del
futuro la deficiente interacción entre los individuos pueda provocar gra­
ves disfunciones, cuya superación exija nuevas calificaciones, basadas más

96 97
INFORME A LA UNESCO
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

Parecería entonces adecuado dar a la educación dos orientaciones com­


Aprender a vivir juntos, plementarias. En el primer nivel, el descubrimiento gradual del otro. En el
aprender a vivir con los demás segundo, y durante toda la vida, la participación en proyectos comunes, un
método quizá eficaz para evitar o resolver los conflictos latentes.
Sin duda, este aprendizaje constituye una de las princi~ales e_mpres~ de la
educación contemporánea. Demasiado a menudo, la violencia que impera El descubrimiento del otro
en el mundo contradice la esperanza que algunos habían d~positado. e~ el
progreso de la humanidad. La historia humana siempre ha.sido conflictiva, La educación tiene una doble misión: enseñar la diversidad de la especie
pero hay elementos nuevos que acentúan el riesgo, e:i partt~ular el extraor­ humana y contnbuir a una toma de conciencia de las semejanzas y la inter­
dinario potencial de autodestrucción que la humanidad. mi~r;ia ha ~reado dependencia entre todos los seres humanos. Desde la primera infancia, la
durante el siglo XX. A través de los medios de comuntcacion masiva,, la escuela debe, pues, aprovechar todas las oportunidades que se presenten
opinión pública se convierte en observadora impotente, y hasta en rehen, para esa doble enseñanza. Algunas disciplinas se prestan particularmente a
de quienes generan o mantienen vivos los conflictos. Hasta ~l m~~ento, ~a hacerlo, como la geografía humana desde la enseñanza primaria y, más tar­
educación no ha podido hacer mucho para modifi~ar esta situa.cion. ¿Sena de, los idiomas y literaturas extranjeros.
posible concebir una educación que permitiera e~~ los conflictos o _solu­ El descubrimiento del otro pasa forzosamente por el conocimiento de
ciónarlos de manera pacífica, fomentando el conocimiento de los demas, de uno mismo; por consiguiente, para desarrollar en el niño y el adolescente
sus culturas y espiritualidad? , una visión cabal del mundo, la educación, tanto sila imparte la familia como
La idea de enseñar la no violencia en la escuela es loable, aunque solo si la imparte la comunidad o la escuela, primero debe hacerle descubrir
sea un instrumento entre varios para combatir los prejuicios que llevan al quién es. Sólo entonces podrá realmente ponerse en el lugar de los demás y
enfrentamiento. Es una tarea ardua, ya que, como es natural, los seres hu­ comprender sus reacciones. El fomento de esta actitud de empatía en la
manos tienden a valorar en exceso sus cualidades y las del grupo al que escuela será fecundo para los comportamientos sociales a lo largo de la vida.
pertenecen y a alimentar prejuicios desfavorabl~s. hacia los _de~ás. La ac­ Así, por ejemplo, si se enseña a los jóvenes a adoptar el punto de vista de
tual atmósfera competitiva imperante en la actividad ec?nomi~a. de. cada otros grupos étnicos o religiosos, se pueden evitar incomprensiones
nación y, sobre todo, a nivel internacional, tiende ademas a pnvile~ el generadoras de odio y violencia en los adultos. Así pues, la enseñanza de la
espíritu de competencia y el éxito individual. De hecho, e~a competencia da historia de las religiones o de los usos y costumbres puede servir de útil
lugar a una guerra económica despiadada y prov.oca tensiones entre los po­ referencia para futuros comportamientos3•
seedores y los desposeídos que fracturan las naciones y el mundo Y exa~~r­ Por último, la forma misma de la enseñanza no debe oponerse a ese
ban las rivalidades históricas. Es de lamentar que, a veces, la educación reconocimiento del otro. Los profesores que, a fuerza de dogmatismo, des­
contribuya a mantener ese clima al interpretar de manera errónea la idea !1 truyen la curiosidad o el espíritu crítico en lugar de despertarlos en sus
¡
1 alumnos, pueden ser más perjudiciales que benéficos. Al olvidar que son
de emulación.
¿Cómo mejorar esta situación? La experiencia demuestra que, p~ra ~s­ modelos para los jóvenes, su actitud puede atentar de manera permanente
minuir ese riesgo, no basta con organizar el contacto y la comunicación contra la capacidad de sus alumnos de aceptar la alteridad y hacer frente a
entre miembros de grupos diferentes (por ejemplo, en escuelas a las que 1
l las inevitables tensiones entre seres humanos, grupos y naciones. El en­
concurran niños de varias etnias o religiones). Por el contrario, si esos gru­ frentamiento, mediante el diálogo y el intercambio de argumentos, será uno
pos compiten unos con otros o no están en una situación ~quitativa en el de los instrumentos necesarios de la educación del siglo XXI.
espacio común, ese tipo de contacto puede agravar las tensiones latentes Y
degenerar en conflictos. En cambio, si la relación se establece en u~ c?~tex­
to de igualdad y se formulan objetivos y proyectos comunes, los prejuicios Y
la hostilidad subyacente pueden dar lugar a una cooperación más serena e,
11 ' Camegie Corporation of New York, F.ducation for Conflict Resolution. Extracto del Annual Report

l
1994, por David A. Hamburg. Presidente de la Camegie Corporation de Nueva York.
incluso, a la amistad.

l
98 99
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO
INFORME A LA UNESCo

'lender hacia objetivos comunes gica4• La evol~ción general de las sociedades desde entonces y, entre otras
c?sas, el fo~idable poder adquirido por los medios de comunicación ma­
Cuando se trabaja mancomunadamente en proyectos motivadores que per­ siva,. ~a agu?izado ese tem~r y dado más .legitimidad a la advertencia que
miten escapar a la rutina, disminuyen y a veces hasta desaparecen las dife­ suscito. Posibleme~te, el siglo XXI amplificará estos fenómenos, pero el
rencias ­e incluso los conflictos­ entre los individuos. Esos proyectos que problema ya no sera tanto preparar a los niños para vivir en una sociedad
permiten superar los hábitos individuales y valoran los puntos de conver­ dete:rri.inada sino, más bien, dotar a cada cual de fuerzas y puntos de refe­
gencia por encima de los aspectos que separan, dan origen a un nuevo modo rencia intelectuales permanentes que le permitan comprender el mundo
de identificación. Por ejemplo, gracias a la práctica del deporte, ¡cuántas que le rodea y comportarse como un elemento responsable y justo. Más
tensiones entre clases sociales o nacionalidades han acabado por transfor­ que nunca, l~ función esencial de la educación es conferir a todos los seres
marse en solidaridad, a través de la pugna y la felicidad del esfuerzo común! h~m~~os la libertad de pensamiento, de juicio, de sentimientos y de irna­
Asimismo, en el trabajo, ¡cuántas realizaciones podrían no haberse concre­ g~nac10n q_ue necesitan para que sus talentos alcancen la plenitud y seguir ·
tado si los conflictos habituales de las organizaciones jerarquizadas no hu­ siendo artífices, en la medida de lo posible, de su destino.
bieran sido superados por un proyecto de todos! .Este imperativo no es sólo de naturaleza individualista: la experiencia
En consecuencia, en sus programas la educación escolar debe reservar reciente demuestra que lo que pudiera parecer únicamente un modo de
tiempo y ocasiones suficientes para iniciar desde muy temprano a los jóve­ defensa del ser humano frente a un sistema alienante o percibido como
nes en proyectos cooperativos, en el marco de actividades deportivas y cul­ hostil es también, a veces, la mejor oportunidad de progreso para las socie­
turales y mediante su participación en actividades sociales: renovación de ~ade~. La diversidad de personalidades, la autonomía y el espíritu de inicia­
barrios, ayuda a los más desfavorecidos, acción humanitaria, servicios de so­ ~1va, mc~~so el gus_to ~or ~a provocación son garantes de la creatividad y la
lidaridad entre las generaciones, etcétera. Las demás organizaciones educa­ innovecion. Para di~minmr la violencia o luchar contra los distintos flagelos
tivas y las asociaciones deben tomar el relevo de la escuela en estas que afectan a la sociedad, métodos inéditos, derivados de experiencias sobre
actividades. Además, en la práctica escolar cotidiana, la participación de los el terreno, han dado pruebas de su eficacia.
profesores y alumnos en proyectos comunes puede engendrar el aprendiza­ En un m~ndo en ~~rmanente cambio, uno de cuyos motores principales
je de un método de solución de conflictos y ser una referencia para la vida parece ser la innovación tanto social como económica, hay que conceder un
futura de los jóvenes, enriqueciendo al mismo tiempo la relación entre edu­ luga~ especial a la imaginación y a la creatividad; manifestaciones por exce­
cadores y educandos. len~1a ~~ la libertad humana, pueden verse amenazadas por cierta nor­
malízacíón de la conducta individual. El siglo XXI necesitará muy diversos
~en tos Y personalidades, además de individuos excepcionales, también esen­
Aprender a ser ciales en toda civilización. Por ello, habrá que ofrecer a niños y jóvenes
todas las oportunidades posibles de descubrimiento y experimentación
Desde su primera reunión, la Comisión ha reafirmado enérgicamente un ­:estética, artística, deportiva, científica, cultural y social­ que completa­
principio fundamental: la educación debe contribuir al desarrollo global de ran la presentación atractiva de lo que en esos ámbitos hayan creado las
cada persona: cuerpo y mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, gene:acione~ anteriores o sus contemporáneos. En la escuela, el arte. y la
responsabilidad individual, espiritualidad. 'Iodos los seres humanos deben poesia debenan recuperar un lugar más importante que el que les concede,
estar en condiciones, en particular gracias a la educación recibida en su
juventud, de dotarse de un pensamiento autónomo y crítico y de elaborar
' '... el ~~sgo de alienación de su personalidad, implicito en las formas obsesivas de la propaganda y
un juicio propio, para determinar por sí mismos qué deben hacer en las de la publícídad, en el conformismo de los comportamientos que pueden ser impuestos desde el exte­
diferentes circunstancias de la vida. rior, en detrimento de las necesidades auténticas y de la identidad intelectual y afectiva de cada cual.
El informe Aprender a ser (1972) manifestaba en su preámbulo el te­ 'riesgo de expulsión, por las máquinas, del mundo laboral, donde tenía al menos la impresión de
mor a una deshumanización del mundo vinculada a la evolución tecnoló­ moverse libremente y determinarse a su arbitrio.• Aprender a ser, Informe de la Comisión Internacional
para el Desarrollo de la Educación, UNESCO­Aliaru:a Editorial, Madrid, 1987, pág. 31.

100
101
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO
INFORME A LA UNEsco
en muchos países, una enseñanza interesada en lo utilitario más, que e~!º
cultural. El afán de fomentar la imaginación y la creatividad debena también • Aprender a hacer a fin de adquirir no sólo una calificación profesional sino
llevar a revalorar la cultura oral y los conocimientos extraídos de la expe­ más generalmente, una competencia que capacite al individuo para hace;
frente a gran número de situaciones y a trabajar en equipo. Pero, también,
riencia del niño o del adulto. .
aprender a hacer en el marco de las distintas experiencias sociales o de traba­
Así pues, la Comisión hace plenamente suyo el postulado del informe
jo que se ofrecen a los jóvenes y adolescentes, bien espontáneamente a causa
Aprender a ser: ª ... El desarrollo tiene por objeto el despliegu~ completo del
del contexto social o nacional, bien formalmente gracias al desarrollo de la
hombre en toda su riqueza y en la complejidad de sus expresiones Y.d~ sus
enseñanza por alternancia.
compromisos; individuo, miembro de una familia y de una colectividad,
ciudadano y productor; inventor de técnicas y creador de sueños". Este desa­ • Aprender a vivir juntos desarrollando la comprensión del otro y la percep­
ción de las formas de interdependencia ­realizar proyectos comunes y pre­
rrollo del ser humano, que va del nacimiento al fin de la vida, es un proce~o
pararse para tratar los conflictos­ respetando los valores de pluralismo,
dialéctico que comienza por el conocimiento de sí mismo y se abre despues comprensión mutua y paz.
a las relaciones con los demás. En este sentido, la educación es ante todo un
viaje interior; cuyas etapas corresponden a las de la madu:ración co~~tante • Aprender a ser para que florezca mejor la propia personalidad y se esté en
de la personalidad. En el caso de una experiencia profesional positiva, la condiciones de obrar con creciente capacidad de autonomía, de juicio y de
educación como medio para alcanzar esa realización, es, pues, a la vez un responsabilidad personal. Con tal fin, no menospreciar en la educación nin­
guna de las posibilidades de cada individuo: memoria, razonamiento, senti­
proceso e~tremadamente individualizado y una estructuración social
do estético, capacidades físicas, aptitudes para comunicar ...
interactiva.
• Mientras los sistemas educativos formales propenden a dar prioridad a la
• adquisición de conocimientos, en detrimento de otras formas de aprendiza­
• • je, importa concebir la educación como un todo. En esa concepción deben
buscar inspiración y orientación las reformas educativas, en la elaboración
de los programas y en la definición de nuevas políticas pedagógicas.
Huelga decir que los cuatro pilares de la educación que acabamos de
describir no pueden limitarse a una etapa de la vida o a un solo.lugar. Como
veremos en el capítulo siguiente, es necesario replantear los tiempos Y los
ámbitos de la educación, y que se complementen e imbriquen entre sí, a fin
de que cada persona, durante toda su vida, pueda aprovechar al máximo un
contexto educativo en constante enriquecimiento.

Pistas y recomendaciones
• La educación a lo largo de la vida se basa en cuatro pilares: aprender a
conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a ser.
• Aprender a conocer, combinando una cultura general suficientemente amplia
con la posibilidad de profundizar los conocimientos en un pequeño número
de materias. Lo que supone además: aprender a aprender para poder aprove­
char las posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida.

s Op. cit. pág. 16.

102
103

I
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

• Recordar los imperativos de la alfabetización y de la educación básica para


los adultos.
• Privilegiar en todos los casos la relación entre docente y alumno, dado que
las técnicas más avanzadas sólo pueden servir de apoyo a esa relación (trans­
misión, diálogo y confrontación) entre enseñante y enseñado.
• Hay que repensar la enseñanza secundaria en esta perspectiva general de
educación a lo largo de la vida. El principio esencial radica en organizar la
diversidad de cauces sin cancelar nunca la posibilidad de volver ulterior­


mente al sistema educativo.
Se clarificarían en gran medida los debates sobre selectividad y orientación CAPÍTULO 7
si ese principio se aplicara plenamente. 'lodos comprenderían que, cuales­
quiera que fuesen las decisiones tomadas y los cauces seguidos en la ado­
lescencía, no se les cerraría en el futuro ninguna puerta, incluida la de la
escuela misma. Así cobraría todo su sentido la igualdad de oportunidades. El personal docente
• La universidad ha de constituir el núcleo del dispositivo,aunque fuera de ella
existan, como ocurre en numerosos países, otras instituciones de enseñan­ en busca de nuevas perspectivas
za superior
• Se atribuirían a la universidad cuatro funciones esenciales:

1. La preparación para la investigación y para la enseñanza.


2: La oferta de tipos de formación muy especializados y adaptados a las
necesidades de la vida económica y social.
3. La apertura a todos para responder a los múltiples aspectos de lo que
llamamos educación permanente en el sentido lato del término.
4. La cooperación internacional.

• La universidad debe, asimismo, poder pronunciarse con toda independen­


cia y plena responsabilidad sobre los problemas éticos y sociales ­como
una especie de poder intelectual que la sociedad necesita para que la ayude
a reflexionar, comprender y actuar.
• La diversidad de la enseñanza secundaria y las posibilidades que brinda la
universidad deben dar una respuesta válida a los retos de la masificacióri
suprimiendo la obsesión del "camino real y único".Gracias a ellas, combina­
das con la generalización de la alternancia, se podrá también luchar eficaz­
mente contra el fracaso escolar.
• El desarrollo de la educación a lo largo de la vida supone que se estudien
nuevas formas de certificación que tengan en cuenta todas las competen­
cias adquiridas.

154
Los capítulos anteriores han mostrado que la Comisión asigna a la educa­
ción una función ambiciosa en el desarrollo de los individuos y las socieda­
des. Vemos el siglo próximo como una época en que los individuos y los
poderes públicos considerarán en todo el mundo la búsqueda de conoci­
mientos no sólo como un medio para alcanzar un fin sino, también, como un
fin en sí mismo. Se incitará a cada persona a que aproveche las posibilidades
de aprender que se le presenten durante toda la vida, y cada cual tendrá la
ocasión de aprovecharlas. Esto significa que esperamos mucho del personal
docente, al que se le exigirá mucho, porque de él depende en gran parte que
esta visión se convierta en realidad. El aporte de maestros y profesores es
esencial para preparar a los jóvenes no sólo para que aborden el porvenir
con confianza sino para que ellos mismos lo edifiquen de manera resuelta y
responsable. La educación debe tratar de hacer frente desde la enseñanza
primaria y secundaria a estos nuevos retos: contribuir al desarrollo, ayudar
a cada individuo a comprender y dominar en cierta medida el fenómeno de
la globalización y favorecer la cohesión social. Los docentes desempeñan
un papel determinante en la formación de las actitudes ­positivas o negati­
vas­ con respecto al estudio. Ellos son los que deben despertar la curiosidad,
desarrollar la autonomía, fomentar el rigor intelectual y crear las condiciones
necesarias para el éxito de la enseñanza formal y la educación permanente.
La importancia del papel que cumple el personal docente como agente
de cambio, favoreciendo el entendimiento mutuo y la tolerancia, nunca ha
sido tan evidente como hoy. Este papel será sin duda más decisivo todavía
en el siglo XXI. Los nacionalismos obtusos deberán dejar paso al universa­
lismo, los prejuicios étnicos y culturales a la tolerancia, a la comprensión y
al pluralismo, el totalitarismo a la democracia en sus diversas manifestacio­
nes y un mundo dividido ­en que la alta tecnología es privilegio de unos
pocos­ a un mundo tecnológicamente unido. Este imperativo entraña enor­
mes responsabilidades para el personal docente, que participa en la forma­
ción del carácter y de la mente de la nueva generación. Lo que está en juego
es considerable y pone en primer plano los valores morales adquiridos en la
infancia y durante toda la vida.

157
INFORME A LA UNESCO
LA EDUCACIÓN ENCIEAAA UN TESORO

Para mejorar la calidad de la educación hay que empe~~r por mejorar ~a Por otra parte, los problemas de la sociedad circundante no se pueden ya
contratación, la formación, la situación social y las condiciones de trabajo dejar a la puerta de la escuela: fa pobreza, el hambre, la violencia y ladroga
del personal docente, porque éste no podrá respo~der a lo q~e de él se espe­ entran con los alumnos en los establecimientos escolares, cuando no hace
ra si no posee los conocimientos y la competencia, las cuahdade~ persona­ .¡ mucho tiempo se quedaban todavía fuera con los niños no escolarizados. De
les, las posibilidades profesionales y la motivación q~e se requieren'. En los profesores se espera que no sólo puedan hacer frente a estos problemas
este capítulo vamos a examinar especialmente las cuest~ones que se ~lantean y orientar a los alumnos sobre toda una serie de cuestiones sociales, desde
a este respecto en la enseñanza primaria y secundana y las medidas que el desarrollo de la tolerancia hasta el control de la natalidad, sino que ade­
cabe contemplar en estos niveles para mejorar la calidad de la enseñanza. más tengan éxito allí donde los padres, las instituciones religiosas o los po­
¿Qué puede esperar razonablemente la sociedad _del per:ional docen~e? deres públicos han fracasado con frecuencia. Además, les incumbe encontrar
¿Qué exigencias es realista formular con res~ecto a el? ¿Q~e co~trapar:tt~ el justo equilibrio entre tradición y modernidad, entre las ideas y las actitu­
puede aspirar a recibir (condiciones de trabajo, derechos, situación social). des propias del niño y el contenido del programa. ·
·Quién puede ser un buen maestro o profesor, y cómo encontrar a esa per­ En la medida en que la separación entre el aula y el mundo exterior se
~ona, cómo formarla y cómo preservar su motivación y la calidad de su vuelve menos rígida, los docentes deben procurar también prolongar el pro­
ceso educativo fuera del establecimiento escolar, organizando experiencias
enseñanza?
de aprendizaje practicadas en el exterior y, en cuanto al contenido, estable­
ciendo un vínculo entre las asignaturas enseñadas y la vida cotidiana de los
alumnos.
Una escuela abierta al mundo Este hincapié en las tareas tradicionales o nuevas que incumben a los
docentes nó debe prestarse a ambigüedad; en particular, no debe justificar
Desde hace algunos años se asiste a un desarrollo espectacular de la infor­ el juicio de quienes achacan todos los males de nuestra sociedad a políticas
mación, tanto por lo que respecta a sus fuentes como a su difusión. Los educativas que ellos consideran malas. No, es a la sociedad misma, con to­
niños llegan a clase cada vez más marcados por la impronta de un mundo dos sus elementos, a la que corresponde subsanar las graves deficiencias
real o ficticio que sobrepasa ampliamente los límites de la familia Y del que afectan su funcionamiento y reconstituir los elementos indispensables
vecindario. Los mensajes de diversa índole ­esparcimiento, información,_ para la vida social y las relaciones interpersonales.
publicidad­ transmitidos por los medios de comunicació~ masiva compi­ Hasta ahora los alumnos tenían generalmente que aceptar lo que la es­
ten con lo que los niños aprenden en las aulas o lo contradicen. Estos men­ cuela les ofrecía, tanto en cuestiones de idioma como de contenido o de
sajes están siempre organizados en breves secuencias, lo que en ~uchas organización de la enseñanza. Hoy día, el público considera cada vez más
partes del mundo influye negativamente en la duración de la atención de que tiene derecho a opinar sobre las decisiones relativas a la organización
los alumnos y, por lo tanto, en las relaciones dentro de la clase. Cuando los escolar. Estas decisiones influyen directamente en las condiciones de traba­
alumnos pasan menos tiempo en el aula que ante el televisor, es gr~nde el jo del profesorado y en lo que se le exige, y dan lugar a otra contradicción
contraste que se les presenta entre la satisfacción instantánea ofrecida por interna de la práctica pedagógica moderna. Por un lado, los niños sólo apren­
los medios de comunicación masiva, que no requiere ningún esfuerzo, Y la den con provecho si el maestro toma como punto de partida de su enseñan­
exigencias del éxito escolar. , za los conocimientos que aquéllos llevan consigo a la escuela ­observación
Habiendo perdido así en gran parte la preeminencia de que gozaban en la que vale no solamente para el idioma de la enseñanza sino también para las:
experiencia educativa, los docentes y la escuela han de afrontar nuevas ~­ ciencias, las matemáticas o la historia. Por otro, para que puedan adquirir la
reas: convertir la escuela en un lugar más atractivo para los alumnos Y facili­ autonomía, la creatividad y la curiosidad intelectual que son los comple­
tarles la clave de un verdadero entendimiento de la sociedad de la información. mentos necesarios de la adquisición del saber; el maestro debe mantener
forzosamente una cierta distancia entre la escuela y el entorno, para que los'
niños y adolescentes tengan ocasión deejercer su sentido crítico. El docen­
1 Véase A. R Thompson, "The utilization and professional development of teachers: issues and strategies',

The~ ofteachers, París, Instituto Internacional de Planeación de la Educación, 1995. te debe establecer una nueva relación con el alumno, pasar de la función de ·

159
158
INFORME A LA UNESCO
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

"solista" a la de •acompañante", convirtiéndose ya no tanto en el que impart~ de manera decisiva a instaurar en la profesión un clima de confianza y una
los conocimientos como en el que ayuda a los alumnos a_encontrar, o~gam­ actitud positiva ante las innovaciones educativas. En todos los sistemas edu­
zar y manejar esos conocimientos, guiando las mentes mas que moldeando­ cativos ofrecen una vía de concertación con quienes ejercen la enseñanza
las', pero manteniéndose muy firme en cuanto a los valores fundamentales en todos los niveles. La concepción y aplicación de las reformas deberían
que deben regir toda vida. servir de ocasión para tratar de lograr un consenso sobre los objetivos y los
medios. Ninguna reforma de la educación ha tenido nunca éxito contra el
profesorado o sin su concurso.
Expectativas y responsabilidades
La competencia, el profesionalismo y la dedicación ~~e se exige a los docen­ Enseñar: un arte y una ciencia
tes hacen que recaiga en ellos una ardua responsabilidad. Es m~~~o ~o que
se les pide, y las necesidades que han de satisfacer parece~ casi üímítadas. La fuerte relación que se establece entre el docente y el alumno es la esen­
En numerosos países la expansión cuantitativa de la ensenam:a se traduce cia del proceso pedagógico. Claro está que el saber puede adquirirse de dife­
frecuentemente en escasez de personal docente y aulas sobrecargadas, con rentes maneras y tanto la enseñanza a distancia como el uso de las nuevas
las consiguientes presiones para el sistema educativo. Las políticas de esta­ tecnologías en el contexto escolar han dado buenos resultados. Pero para
bilización, a las que por eufemismo se llama de "ajuste estructural", han casi todos los alumnos, sobre todo los que todavía no dominan los procesos
tenido repercusiones directas en muchos países en desarrollo en lo t~cante de reflexión y de aprendizaje, ·el maestro sigue siendo insustituible. Prose­
a los presupuestos de educación y, por consiguiente, a la remuneración del guir el desarrollo individual supone una capacidad de aprendizaje y de in­
personal docente. . vestigación autónomos, pero esa capacidad sólo se adquiere al cabo de cierto
La profesión docente es una de las más fuertemente orgam:adas del tiempo de aprendizaje con uno o varios docentes. ¿Quién no conserva el
mundo, y sus organizaciones pueden desempeñar ­:Y desempena~­ un recuerdo de un profesor que sabia hacer pensar y que infundía el deseo de
papel muy influyente en diversos ámbitos. La mayona de los 50 millon~s, estudiar un poco más para proftu!dizar algún tema? ¿Quién, al tomar deci­
aproximadamente, de profesores y maestros que e~st~n en el mundo es~an siones importantes en el curso de su existencia, no se ha guiado al menos en
sindicalizados 0 se consideran representados por sindicatos. Estas organiza­ parte por lo que había aprendido bajo la dirección de un maestro?
ciones, cuya acción apunta a mejorar las condiciones ~e :rabajo. de los afilia­ El trabajo del docente no consiste tan solo en transmítír mformaciÓn ni
dos, tienen gran peso en la distribución de los créditos asignados a ~a siquiera conocimientos, sino en presentarlos en fo~ de prob1efuática, si­
educación y en muchos casos poseen un conocimiento y una expenen.~1a tuándolos en un contexto ypoñiericlóIOsproblemu~~rsp~­~#~. dema­
profunda de los diferentes aspectos del proce~o educativo ! de la formación nera que· el alumno­pueda: establecereJ­nexó eiitz.e sú.solución y otras
del personal docente. En buen número de paises son aso~iados con los cua­ interrogantes de mayor alcance. La relación pedagógica trati­delograr el
les hay que contar para el diálogo entre la escuela y la sociedad, Es deseable pleno desarrollo. de la personalidad del alumno respetando su autonomía¡
mejorar el diálogo entre las organizaciones del persona~ docente Y_ las auto­ desde este punto de vista, la autoridad de que están investidos los docentes
ridades responsables de la educación y, aparte las cuestiones salanales Y de tiene siempre un carácter paradójico, puesto que no se funda en una afir­
condiciones de trabajo, ampliar el debate al problema del papel clave que mación del poder de éstos sino en el libre reconocimiento de la legitimidad
deben desempeñar los profesores y maestros en la concepción Y ejecuci~n ~e del saber. Esta noción de autoridad.va a evolucionar seguramente, pero si­
las reformas. Las organizaciones del personal docente pueden contribuir gue siendo esencial porque de ella proceden las respuestas a las preguntas
que se hace el alumno acerca del mundo y es la que condiciona el éxito del
proceso pedagógico. Además, la necesidad de que el maestro contribuya a la
2 'Ieaching in the information age: problems and new perspectives, documento presentado a la Comisión
· en marzo de i994 por el Sindicato General del Personal Docente y el Instituto Nacional de Elaboración
formación del juicio y del sentido de responsabilidad individual es cada vez
de Programas Escolares de los Paises Bajos.
más indiscutible en las sociedades modernas, si se quiere que más tarde los

160 161
INFORME A LA UNESCO
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

alumnos sean capaces de prever a los cambios y adaptarse a ellos, sin dejar La calidad del personal docente
de seguir aprendiendo durante toda la vida. Son el trabajo y el diálogo con el
docente lo que contnbuye a desarrollar el sentido crítico del alum.no. El rápido aumento de la población escolar mundial ha tenido como conse­
La gran fuerza de los docentes es la del ejemplo que dan al manifestar su cuencia la contratación masiva de docentes. Esta contratación ha tenido
curiosidad y su apertura de espíritu y~ mostrarse dispuestos a someter a la que hacerse a menudo con recursos financieros limitados, y no siempre ha
prueba de los hechos sus hipótesis e incluso a reconocer. sus errore~ .. ~u sido posible encontrar candidatos calificados. La falta de créditos y de me­
cometido es ante todo el de transmitir la afición al estudio. La Comisíón dios pedagógicos y el hacinamiento en las aulas han dado lugar frecuente­
estima que la formación del personal docente tiene que ser revisada para mente a un grave deterioro de las condiciones de trabajo del profesorado. La
cultivar en los futuros maestros y profesores precisamente las cualidades acogida de alumnos con graves dificultades sociales o familiares impone a
humanas e intelectuales adecuadas para propiciar un nuevo enfoque de la. los docentes nuevas tareas para las que suelen estar mal preparados.
enseñanza en la dirección propuesta por este informe. . Nunca se insistirá demasiado en la importancia de la calidad de la ense­
ñanza y, por ende, del profesorado. En una etapa temprana de la enseñanza
Número de docentes (de todos los grados) por millón básica es cuando se forman en lo esencial las actitudes del alumno hacia el
de personas de 15 a 64 años, por región, en 1992
estudio y la imagen que tiene de sí mismo. En esta etapa el personal docen­
te desempeña un papel decisivo. Cuanto más graves son los obstáculos que
debe superar el alumno =pobreza.jiiédiósoctel cfil.ícil, incapacidades físi­
cas­, más se le exige al maestro. Para obtener buenos resultados, éste debe
poder ejercer competencias pedagógicas muy variadas y poseer cualidades
humanas, no sólo de autoridad sino también de empatía, paciencia y humíl­
dad.Si el primer maestro que encuentra un niño o un adulto está insuficien­
temente formado y poco motivado, son las bases mismas sobre las que se
debe edificar el aprendizaje futuro las que carecerán de solidez. La Comi­
sión estima que los gobiernos de todos los países deben esforzarse por re­
afirmar la importancia del maestro de enseñanza básica y por mejorar sus
calificaciones. Las medidas que hayan de adoptarse para contratar a los fu­
turos maestros entre los estudiantes más motivados, para mejorar su forma­
ción y estimular a los mejores de ellos a aceptar los puestos.más dificiles,
deben definirse en función de las circunstancias propias de cada país. La
adopción de esas medidas es indispensable, pues de otro modo no se podrá
mejorar apreciablemente la calidad de la enseñanza allí donde resultaría

­ ­
Asia Áfrir.a Asia Oriental F4tados Amtrica Latina Países más necesaria.
Meridional Subhariana yOcealÚa
Árabes y el caribe desarrollados Así pues, mejorar la calidad y la motivación de los docentes debe ser una
prioridad en todos los países. A continuación se indican algunas de las me­
1980 1992 didas que deben adoptarse, que se describen más detalladamente en seccio­
nes posteriores del presente capítulo.
Contratación. Mejorar la selección, ampliando al mismo tiempo la base
de contratación gracias a una búsqueda más activa de los candidatos. Cabe
Cifraa reunidas por la División de F.stad!&ticade la UNESCO. Las regiones son 1a$ de la nomenclatura de la contemplar la adopción de medidas especiales para facilitar la contratación
UNESCO. Loa países de la~ Unión Soviética están clasificados en la categoría de países desarrollados. Los que de candidatos de orígenes lingüísticos y culturales diversos.
de tstoa potemcen a Asia están cla$ificados tambitn en 1a$ categorías currespondicltu a esta ~·

162 163
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TF.'lORO INFORME A LA UNESCO

Formación inicial. Establecer nexos más estrechos entre las universida­ trativas diarias que incumben a los docentes. y permitir una concertación en
des y los institutos de formación de los fut_uI?s maes~s de primaria Y pro­ torno a los objetivos y los métodos de enseñanza en contextos particulares.
fesores de secundaria:. A largo plazo, el objetive debena ser lograr que to~o Determinados servicios auxiliares, como los de una asistente social o una
el profesorado, sobre todo el de secundaria, ha!~ cursado es~d1os .supeno­ psicóloga escolar resultan necesarios y deberían establecerse en todas partes.
res, impartiéndose su formación en cooperación con las umvers1~es o Participación de personal exterior. Se puede asociar de diferentes maneras
íúclusc en un marco universitario. Además, habida cuenta de la función del a los padres al proceso pedagógico y lo mismo puede decirse de las personas
futuro profesor en el desarrollo general de la personalidad de los alumnos, que tienen experiencia práctica en algunas materias enseñadas en las es­
esta formación debería hacer hincapié cuanto antes en los cuatro pilares de cuelas profesionales.
la educación descritos en el capítulo 4. Condici.ones de trabajó. Hay que aplicarse más a sostener la motivación
Formaciónamtinua: Desarrollar los programas de formación continua para del personal docente en las situaciones dificiles, y para que los buenos pro­
que cada maestro o profesor pueda tener acceso frecuente a ellos, en parti­ fesores no abandonen la profesión hay que ofrecerles condiciones de traba­
cular mediante las tecnologías de comunicación apropiadas. Dichos progra­ jo satisfactorias y sueldos comparables a los de otras clasesde empleoque
mas pueden servir para familiarizar al profesorado con los últimos progresos exigen un nivel comparable de formación. La concesión de ventajas espe­
de la tecnología de la información y la comunicación. En términos genera­ ciales al personal docente que ejerce en zonas remotas o particularmente
les, la calidad de la enseñanza depende tanto (si no más) de la formación desfavorecidas es, a todas luces, necesaria para incitarlos a seguir en ellas de
continua del profesorado como de la formación inicial3• El empleo de las rriodo que las poblaciones desfavorecidas no resulten aún más desfavorecidas
técnicas de enseñanza a distancia puede ser una fuente de economía y per­ por falta de profesorado competente. Por deseable que sea la movilidad geo­
mitir al profesorado seguir prestando sus servicios, al· menos en jornada gráfica, el lugar de destino del profesorado no debe ser decidido de modo
parcial. Tumbién puede ser un medio eficaz de poner en práctica reformas e arbitrario por la autoridad central. Podría fomentarse provechosamente la
introducir nuevos métodos o tecnologías. La formación continua no debe movilidad entre la profesión docente y otras profesiones por periodos de
desarrollarse necesariamente sólo en el marco del sistema educativo: un duración limitada .
. periodo de trabajo o de· estudio en el sector económico también puede ser · Medios de enseñanza. La calidad de la formación pedagógica y de la ense­
provechoso, contnbuyendo a acercar entre sí el saber y la técnica. ñanza depende en gran medida de la de los medios de enseñanza, particu­
Profesorado de formación pedagógica. Debe prestarse especial atención a larmente los manuales', La renovación de los programas escolares es un
la contratación y al perfeccionamiento del profesorado de formación peda­ proceso permanente al que hay que asociar al personal docente en las eta­
gógica para que a la larga pueda contribuir a la renovación de las prácticas pas de concepción y ejecución. La introducción de medios tecnológicos per­
educativas. mite una difusión más amplia de los documentos audiovisuales, y el recurso
Control. La inspección debe ofrecer no sólo la posibilidad de controlar el a la computación para presentar los nuevos conocimientos, impartir conoci­
rendimiento del personal docente, sino también de mantener con él un diá­ mientos prácticos o evaluar el aprendizaje ofrece numerosas posibilidades.
logo sobre la evolución de los conocimientos, los métodos y las fuentes de Bien utilizadas, las tecnologías de la comunicación pueden hacer más eficaz
información. Conviene reflexionar respecto de los medios. de identificar Y el aprendizaje y ofrecer al alumno una vía de acceso atractiva a conocimien­
premiar a los buenos docentes. Es indispensable evaluar en forma concreta, tos y competencias a veces dificiles de encontrar en el medio local. La tec­
coherente y regular lo que los alumnos aprenden. Y conviene hacer hinca­ nología puede tender un puente entre los países industrializados y los países
pié en los resultados del aprendizaje y en el papel que·desempe:ñan los do­ que no lo están, y ayudar a profesores y alumnos a alcanzar niveles de cono­
centes en la obtención de esos resultados. cimiento a los que sin ella no podrían tener acceso. Medios de enseñanza
Administración. Las reformas de gestión encaminadas a mejorar la direc­ idóneos pueden contríbuír a que el personal docente cuya formación es
ción de las instituciones educativas pueden simplificar las tareas adminis­ incompleta mejore al mismo tiempo su competencia pedagógica y el nivel
de sus propios conocimientos.
' Ken Gannicott y David Throsby, F.diicational Q¡.iality and Effr.ctiv6 Schooling, UNESCO, 1994, estudio
reali:.ado para la Comisión., 1 4 Véase Banco Mundial, Priori&s and StraMgit,afor F.ducation, Washington, D.C., 1995.

164
j 165
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO lNroRME A LA UNESCO

Aprender lo que habrá que enseñar rrollo y luchar eficazmente contra la pobreza. De ahí que sea importante,
sobre todo en los países en desarrollo, subsanar las deficiencias de la ense­
y cómo enseñarlo ñanza de las ciencias y la tecnología en los niveles elemental y secunda­
rio, mejorando la formación de los profesores de estas asignaturas. Es
El mundo en su conjunto está evolucionando hoy tan rápidamente que frecuente que en la enseñanza profesional falten profesores calificados en
el personal docente, como los trabajadores de la mayoría de las demás estos campos, lo que no contribuye a realzar su prestigio.
profesiones, debe admitir que su formación inicial no les bastará ya para La formación impartida al personal docente tiende a ser una formación
el resto de su vida. A lo largo de su existencia, los profesores tendrán que separada que lo aísla de las demás profesiones. Hay que corregir esta situa­
actualizar y perfeccionar sus conocimientos y técnicas. El equilíbrio _~ntre ción. Los profesores deberían tener también la posibilidad de ejercel"Otras
la competencia en la disciplina enseñada y la competencia pedagógica profesiones fuera del marco escolar para familiarizarse con otros aspectos
debe respetarse cuidadosamente. En algunos países.se reprocha al sistema del mundo del trabajo, como la vida de las empresas, que a menudo cono­
descuidar la pedagogía, mientras enotros se estima que está excesivamen­ cen mal.
te privilegiada, lo que da como resultado profesores con un conocimiento
insuficiente de la asignatura que enseñan. Ambas cosas son necesarias, y
ni la formación inicial ni la formación continua deben sacrificarse una a El personal docente en acción
otra. La formación del personal docente debe, además, inculcarle una con­
cepción de la pedagogía que vaya más allá de lo útil para fomentar la críti­
ca, la interacción y el examen de diferentes hipótesis. Una de las mísíóñes
La escuela y la colectividad
esenciales de la formación de los docentes, tanto inicial como continua, es
desarrollar en ellos las cualidades éticas, intelectuales y afectivas que la
1 Pueden encontrarse pistas y orientaciones para mejorar el rendimiento y la ·
sociedad espera que posean para que después puedan cultivarlas ensus motivación de los docentes en la relación que mantienen con las autorida­
alumnos. "' des locales. Cuando ellos mismos forman parte de la colectividad en la que
Una formación de calidad supone que los futuros docentes entren en 1¡ enseñan, su implicación es más clara, son más conscientes de las necesidades
de la colectividad y están en mejores condiciones de trabajar por la realiza­
relación con profesores experimentados y con investigadores que trabajen ¡,
en sus campos respectivos. A los docentes en servicio habría que ofrecer­
1' ción de los objetivos de ésta. Fortalecer los nexos entre la escuela y la comu­
les periódicamente la posibilidad deperfeccíonarse gracias a sesiones de ¡ nidad local constituye, pues, uno de los principales medios de lograr que la
enseñanza se desarrolle en simbiosis con el medío.. ·
trabajo en grupo y prácticas de formación continua. El fortalecimiento de
la formación continua impartida de la manera más flexible posible puede
contribuir mucho a elevar el nivel de competencia y la motivación del
I\ La administración escolar
f f
profesorado y a mejorar su condición social. Dada la importancia de la
investigación para el .mejoramiento cualitativo de la enseñanza y la peda­ La investigación y la observación empírica muestran que uno de los princi­
gogía, la formación del personal docente tendría que comprender un ele­ pales factores de la eficacia escolar (si no el principal) es el "director de esta­
1
mento reforzado de formación en investigación, y los Vínculos entre los blecimiento. Un buen administrador; capaz de organizar un correcto trabajo ­
msñiiifos de formación pedagógica y la universidad deberían ser aún más 1 de equipo y con reputación de persona competente y abierta, logra a menu­
1 do introducir en su establecimiento mejorías cualitativas importantes. Hay
estrechos.
Eti particular, hay que afanarse en contratar y formar profesores de ¡
¡
que velar pues porque la dirección de los establecimientos escolares se con­
ciencia y tecnología y en familiarizarlos con las tecnologías nuevas­En fie a profesionales calificados que posean una formación específica, particu­
efecto, en todas partes, pero sobre todo en los países pobres, la enseñanza larmente en cuestiones de administración. En virtud de esa calificación los
' 1

de las ciencias deja mucho que desear; cuando el papel de la ciencia y la 1 directores de establecimiento deben tener mayor poder de decisión y de
tecnología, como es bien sabido, es determinante para vencer el subdesa­ gratificaciones que recompensen el buen ejercicio de sus delicadas respon­

166 167
INFORME A LA UNE.Seo
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TESORO

sabilidades. En la perspectiva de la educación a lo largo de la vida, en la que


sos considerables obtenidos en los resultados escolares y la drástica reduc­
cada cual es a su vez profesor y alumno, personas ajenas a la profesión y
contratadas por periodos de breve duración o para tareas concretas pueden ción de las tasas de abandono, el proyecto se extendió con éxito a otras
aportar algunas competencias que el personal docente no posea pero que partes del país.
respondan a una necesidad, ya se trate de impartir la enseñanza en el idio­ Según: Cariño, I.D. y Dumlao Valisno, M., The Parent Leaming Support
ma de una minoría o a refugiados, ya de establecer una relación más estre­ System (PLSS): School and community collaboration for raising pupil
cha entre la enseñanza y el mundo laboral, por ejemplo. En algunos casos, achievement in the Philippines, en S. Shaeffer (ed.), Collaborating for
para mejorar la asiduidad escolar; la calidad de la enseñanza y la cohesión educational change: the role of teachers, parents and the community
social, se ha comprobado la utilidad de que los padres colaboren en la ense­ in school improvement. París, UNESCO­IIPE, 1992.
ñanza impartida por docentes profesionales.

Hacer que los docentes participen en las


Escuelas y familias colaboran en Filipinas decisiones relativas a la educación
para mejorar los resultados escolares Habría que asociar más estrechamente a los docentes a las decisiones relati­
vas a la educación. La elaboración de los programas escolares y del material
El Sistema de Apoyo Pedagógico Parental (PLSS) ha permitido mejorar en pedagógico debería hacerse con la participación de los docentes en ejerci­
Filipinas los resultados escolares y estrechar los vínculos entre las escuelas cio, en la medida en que la evaluación del aprendizaje no se puede disociar
y las familias. Este programa innovador reconoce la función que desempe­ de la práctica pedagógica. Igualmente, el sistema de administración escolar de
ñan los padres en la educación de los hijos y facilita su colaboración con los inspección y de evaluación del personal docente ganará mucho si éste par­
profesionales de la enseñanza. ticipa en el proceso de decisión.
En cada establecimiento se encargan del programa un grupo compuesto
de profesores y padres. Se hace especialmente hincapié en la fonnaci6n. A
los docentes y al director del establecimiento se les inicia en ciertas técnicas
Condiciones propicias para una enseñanza eficaz
de gestión, como los métodos que permiten establecer relaciones de colabo­
ración eficaces y tomar decisiones concertadas; además, aprenden a dialo­ Es conveniente aumentar la movilidad de los docentes, tanto dentro de
gar con los padres y con los alumnos. Se organizan seminarios para los la profesión docente como entre ésta y otras profesiones, a fin de ampliar su
padres a fin de aconsejarlos sobre la manera de contribuir a la educación de experiencia.
sus hijos, que participan en algunos seminarios junto con sus progenitores. Para poder realizar un buen trabajo, el profesorado no sólo debe ser com­
Durante la aplicación del programa los padres están asociados al proce­ petente sino también contar con suficientes apoyos. Además de las condi­
80 pedagógico. Bajo la dirección del docente, ayudan a los hijos en sus ta­ ciones materiales y los medios de enseñanza adecuados, esto supone que
rras,.· tanto en casa como en la escuela. Tu.mbién colaboran con éste en el exista un sistema de evaluación y control que permita diagnosticar y supe­
. de.wrollo de la dase; observando el comportamiento de sus hijos en el aula rar las dificultades y en el que la inspección sirva de instrumento para dis­
y lounétod08 pedagógicos utilizados. Sus comentarios y sugerencias se dis­ tinguir la enseñanza de calidad y estimularla; Ello entraña, además, que
cuten en reuniones celebradas a intervalos periódicos con los profesores, y cada colectividad o cada administración local examine cómo pueden apro­
se adoptmi dtt consuno medidas específicas. vecharse los talentos y las capacidades presentes en la sociedad circundante
· Los primeros experimentos de este tipo se realizaron en una comunidad para mejorar la educación: colaboración aportada a la enseñanza escolar o a
rural de la provincia de Leyte y en un barrio de Quezón tomado por ocupan­ experiencias educativas extraescolares por especialistas externos; participa­
tes ilegalu de viviendas en los suburbios de Manila. En razón de los progre­ ción de los padres, según modalidades apropiadas, en la administración de
los establecimientos o en la movilización de recursos adicionales·, conexión

168 169
LA EDUCACIÓN ENCIERRA UN TF.50RO
INFORME A LA UNE.Seo

· · nes para organizar contactos con el mundo


con asociacio . . laboral, excursio­
. .
nes, actividades culturales o deportivas u = actividades educativas sm
particularmente en los ciclos secundarios, a fin de mejorar la calidad de la
educación y de adaptarla mejor a las características particulares de las cla­
relación directa con la actividad escolar, etcetera. , . ses o de los grupos de alumnos.
Mejorar la calidad del personal docente, del proceso_ pe~gogico Y del
• El informe hace hincapié en la importancia del intercambio de docentes y
contenido de la enseñanza no deja de plantear, claro está, d1versos,proble­
mas cuya solución no es fácil. El personal docente reclama con razon unas de la asociación entre instituciones de diferentes países, que aportan un
valor añadido indispensable a la calidad de la educación y, al mismo tiem­
diciones de empleo y una situación social que demuestren fe de que se
~ 1 . ~
reconoce su esfuerzo. Hay que facilitar a profesores y .maestros os 1~s ­
po, a la apertura de la mente hacia otras culturas, otras civilizaciones y
otras experiencias. Así lo confirman las realizaciones hoy en marcha.
mentos que necesitan para desempeñar mejor sus dife~entes. funciones.
• Tudas las orientaciones deben ser objeto de diálogo, incluso de contratos,
Como contrapartida, los alumnos y la sociedad en su conJU~~ _tienen dere­
con las organizaciones de la profesión docente, esforzándose en superar el
cho a esperar de ellos que cumplan abnegadamente su rrusion y con un
carácter puramente corporativo de tales formas de concertación. En efecto,
gran sentido de sus responsabilidades.
más allá de sus objetivos de defensa de los intereses morales y materiales
de sus afiliados, las organizaciones sindicales han acumulado un capital de
experiencia que están dispuestas a poner a disposición de quienes toman
Pistas y recomendaciones las decisiones políticas.

• Aunque es muy diversa la situación psicológica y material ~e los d~~entes,


es indispensable revalorar su estatuto si se quiere que la educación a lo
largo de la vida" cumpla la misión clave que le asigna la Comisión en favor
del progreso de nuestras sociedades y del fortalecimiento de la compren­
sión mutua entre los pueblos. La sociedad tiene que reconocer al maestro
co~o tal y dotarle de la autoridad necesaria y de los adecuados medios de
trabajo. ., /~

• Pero la educación a lo largo de la vida conduce directamente a la nocion de


sociedad educativa, es decir, una sociedad en la que se ofrecen múltiples
posibilidades de aprender, tanto en la escuela como en la vida económica,
social y cultural. De ahí la necesidad de multiplicar las formas de
concertación y de asociación con las familias, los círculos económicos, el
mundo de las asociaciones, los agentes de la vida cultural, etcétera.
• Por lo tanto, a los docentes les concierne también este imperativo de actua­
lizar los conocimientos y las competencias. Hay que organizar su vida pro­
fesional de tal forma que estén en condiciones, e incluso que tengan la
obligación de perfeccionar su arte y aprovechar las experiencias realizadas
en las distintas esferas de la vida económica, social y cultural. Esas posibili­
dades suelen preverse en las múltiples formas de vacaciones para educa­
ción o de permiso sabático. Deben ampliarse estas fórmulas mediante las
oportunas adaptaciones al conjunto del personal docente.
• Aunque en lo fundamental la profesión docente es una actividad solitaria
en la medida en que cada educador debe hacer frente a sus propias respon­
sabilidades y deberes profesionales, es indispensable el trabajo en equipo,

170
171