Está en la página 1de 2

Sistemas de protección

La necesidad de proteger y defenderse de las adversidades, es tan


antigua como la vida misma. La historia es proclive en hechos que son
ejemplos de preparación, previsión, rescate, rehabilitación afianzaron la
supervivencia de la humanidad.

La finalidad del Sistema Nacional de Protección es la creación de


condiciones que generen confianza en el uso de los sistemas y tecnologías de
la información que maneja el Poder Público y en nuestro caso el Poder
Popular, implementando medidas que proporcionen niveles apropiados de
seguridad con base a la importancia y criticidad de los sistemas y activos de
información, de los datos, de las comunicaciones, y de los servicios
electrónicos que permitan el ejercicio de derechos y el cumplimiento de
deberes a través de estos medios.

De acuerdo con estos principios estas instituciones se convierten en


actores fundamentales en el sistema nacional de protección de los derechos
humanos y fomentan vínculos importantes entre el Estado, la sociedad civil y
los organismos internacionales de derechos humanos.

Adoptados en una conferencia internacional celebrada en París en


1991, los principios relacionados al estatus y funcionamiento de las
instituciones nacionales marcaron el inicio de la cooperación y la
estandarización de las INDH a nivel internacional. Posteriormente fueron
adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de diciembre
de 1993.

Representan la principal fuente de estándares internacionales para la


creación y funcionamiento de las INDH. Detallan sus competencias y
responsabilidades, composición, garantías de independencia y sus métodos de
operación.

Acorde con ellos, las principales funciones y responsabilidades de estas


instituciones garantes de los derechos humanos están definidas en los
siguientes términos:

Presentar al gobierno u otra autoridad (de manera consultiva) sus opiniones,


recomendaciones, propuestas e informes sobre cualquier asunto de derechos
humanos. Puede abarcar desde proyectos de ley, decretos, acciones,
situaciones de violación de derechos humanos, etc.;

Asegurar la armonización de legislación y regulación nacional con los


instrumentos internacionales de derechos humanos de los cuales el Estado es
parte y promover la ratificación de los que faltan;
Contribuir a la elaboración de los informes que deben entregar los Estados a
los órganos de las Naciones Unidas y cooperar con el sistema universal,
regional y nacional;

Asistir en la formulación y entrega de programas de enseñanza e investigación


de derechos humanos

Difundir los derechos humanos y los esfuerzos para combatir la discriminación


y aumentar la información pública a través de la prensa y campañas de
sensibilización.
Dentro de los principios complementarios para el funcionamiento de las
INDH, se encuentra el de hallar una solución amistosa mediante la conciliación
o, dentro de los límites establecidos por ley, por medio de decisiones
obligatorias o, en su caso, cuando sea necesario, siguiendo un procedimiento
de carácter confidencial. Pocas de estas instituciones poseen el mandato legal
o constitucional de expedir decisiones obligatorias. La mayoría expide
recomendaciones y propuestas que no tienen carácter vinculante.

También podría gustarte