Está en la página 1de 3

Canto beneventano

El canto beneventano es un repertorio litúrgico de canto llano de la Iglesia


católica, utilizado principalmente en la órbita de los centros eclesiásticos de
Benevento y Montecassino del sur de Italia. Es distinto del canto gregoriano y está
relacionado con el canto ambrosiano. Fue oficialmente sustituido por el canto
gregoriano del rito romano en el siglo XI, aunque algunos cantos beneventanos de
interés local se mantuvieron en uso.1

Índice La fachada de la iglesia de


Montecassino
Historia
Características generales
Formas musicales
Los cantos de la Misa
Los cantos del Oficio
Véase también
Referencias
Notas
Bibliografía
Enlaces externos

Historia
Durante la ocupación lombarda de los siglos VII y VIII, surgió un rito litúrgico y una tradición de canto llano distintivos en
Benevento. En él se incluían las fiestas locales de especial importancia, como los Doce Hermanos Santos de Benevento. En aquel
momento fue llamadocantus ambrosianus ("canto ambrosiano"), aunque es una tradición de canto llano separada del canto de Milán,
que denominamos canto ambrosiano. El uso común del nombre cantus ambrosianus, la influencia común de los lombardos tanto en
Benevento como en Milán, y las similitudes musicales entre las dos liturgias y tradiciones de canto sugieren una influencia lombarda
en los orígenes del canto de Benevento.1

El canto gregoriano ya había empezado a tomar fuerza en la órbita de Benevento en el siglo VIII. Las dos tradiciones parecen haber
coexistido durante cerca de un siglo antes de que el canto gregoriano comenzara a sustituir el nativo de Benevento. Muchos cantos
beneventanos existen sólo como interpolaciones y adiciones en libros de canto gregoriano, a veces junto a los cantos
correspondientes del repertorio gregoriano. Las influencias eclesiásticas externas, por ejemplo dos abades alemanes en Montecassino
en el siglo XI, llevaron a una creciente insistencia en el rito romano y el canto gregoriano en lugar de las tradiciones locales
beneventanas. Uno de estos abades más tarde se convirtió en el Papa Esteban IX, que en 1058 prohibió oficialmente el rito y el canto
de benevento. Unos pocos cantos beneventanos siguieron siendo registrados e interpretados durante un tiempo, sobre todo para las
fiestas locales de importancia, como los Doce Hermanos Santos, que no tienen su equivalente en el gregoriano. Sin embargo, el
repertorio de Benevento en su conjunto cayó en desuso. Esto fue conmemorado en una leyenda sobre un concurso de canto entre un
cantor gregoriano y uno beneventano, que finalizó en victoria para el repertorio gregoriano, cuando el cantor de Benevento se
desmayó por el agotamiento.1

Características generales
El canto beneventano es en gran parte definido por su función en la liturgia del rito beneventano, que está más estrechamente
relacionado con la liturgia del rito ambrosiano que con la del rito romano. El rito de Benevento no se ha conservado en su forma
completa, aunque la mayoría de las principales fiestas y varias celebraciones de importancia local se conservan. Esta liturgia parece
haber sido menos completa, menos sistemática y más flexible que la del rito romano. A muchos cantos beneventanos les fueron
asignadas múltiples funciones al ser insertados en los libros de canto gregoriano, apareciendo indistintamente como antífonas,
ofertorios y comuniones.1

Como todo canto llano, el canto beneventano es monódico y a capella. Es ante todo para ser cantado por hombres de acuerdo con la
tradición católica. Las melodías son melismáticas y ornamentadas como en los otros repertorios de canto italiano, el canto romano
antiguo y el ambrosiano. El movimiento melódico es predominantemente por grados conjuntos, con un
ámbito limitado, que dan a los
cantos un aspecto ondulado. A diferencia de los ambrosianos, en los cantos beneventanos no se especifica si está destinado a ser
cantado por el coro o por un cantante en particular. Los cantos casi en su totalidad finalizan en uno de los dos tonos, Sol o La y por lo
tanto no encajan en el sistema gregoriano de ochosmodos.

Lo que más distingue el canto beneventano es el uso frecuente y continuo de diversos motivos melódicos cortos. Aunque esta técnica
se utiliza en otras tradiciones de canto, como la centonización de las fórmulas melódicas en los graduales gregorianos, es empleado
con mucha más frecuencia en el canto beneventano que en las otras tradiciones de canto llano occidental.

Formas musicales

Los cantos de la Misa


Con raras excepciones, sólo se conservan los cantos del propio de la misa, que son los cantos que varían dependiendo de la fiesta. Al
igual que en el rito ambrosiano, un triple Kyrie se cantaba en una melodía sencilla a continuación del Gloria, pero este no era
equivalente al Kyrie más complejo del repertorio gregoriano. En el rito de Benevento, el propio de la misa incluía Ingressa, Alleluia,
Ofertorio, Comunión, y en seis misas existentes, un gradual. Las Ingressae, como en el rito ambrosiano, son elaborados cantos
cantados sin versículos de salmos. Son análogas al Introito gregoriano. Los Aleluyas aparecen en todas las misas, excepto las de
Semana Santa. La mayoría comparten una sola melodía. Ofertorios y Comuniones son melódicamente más simples. Algunas misas
tienen dos cantos de Comunión. Algunos cantos Comunión aparecen en otros servicios como el canto del ofertorio, o bien, como una
antífona simple.

Los cantos del Oficio


Muchas antífonas de Benevento tienen salmodia, pero no se puede distinguir ningún estilo beneventano concreto en las fuentes
gregorianas en las que sobrevive. A diferencia del rito ambrosiano, no hay ningún servicio especial para la noche, pero se conservan
unas cincuenta antífonas, y cinco responsorios. Sólo las antífonas para los servicios del domingo han sobrevivido. Las antífonas y los
responsorios presentan mucho material melódico compartido.

Véase también
Canto ambrosiano
Canto galicano
Canto mozárabe
Canto romano antiguo
Canto gregoriano

Referencias

Notas
1. Kelly, Thomas Forrest: «Beneventan Chant».Grove Music Online, ed. L. Macy. Consultado el 14-09-2008.

Bibliografía

Específica

Apel, Willi: Gregorian Chant. Indiana University Press, 1990.


Dyer, Joseph: «Roman Catholic Church Music». Grove Music Online, ed. L. Macy. Consultado el 14-09-2008.
Hiley, David: «Chant». Performance Practice: Music before 1600. W. W. Norton, 1990, pp. 37–54.
Hiley, David: Western Plainchant: A Handbook. Oxford University Press, 1993.
Kelly, Thomas Forrest: The Beneventan Chant. Cambridge University Press, 1989.
Kelly, Thomas Forrest: «Beneventan Chant».Grove Music Online, ed. L. Macy. Consultado el 14-09-2008.
Levy, Kenneth: «Plainchant».Grove Music Online, ed. L. Macy. Consultado el 14-09-2008.

General

Caldwell, John: Medieval Music. Indiana University Press, 1978.


Gallo, F. Alberto & Cattin, Giulio: Historia de la música 2: El Medioevo I. Historia de la música 3: El Medioevo II.
Turner, 1987.
Gleason, Harold et al.:Music in the Middle Ages and Renaissance. Alfred Music, 1988.
Hoppin, Richard: Medieval Music. W. W. Norton, 1978. La música medieval. Akal, 2000.
Reese, Gustave: Music in the Middle Ages. W. W. Norton, 1940. La música en la Edad Media. Alianza, 1989.

Enlaces externos
«Algunas obras de canto beneventano transcritas en notación cuadrada»
en Schola Saint Grégoire.

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Canto_beneventano&oldid=99028909
»

Se editó esta página por última vez el 10 may 2017 a las 18:57.

El texto está disponible bajo laLicencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0 ; pueden aplicarse cláusulas
adicionales. Al usar este sitio, usted acepta nuestrostérminos de uso y nuestra política de privacidad.
Wikipedia® es una marca registrada de laFundación Wikimedia, Inc., una organización sin ánimo de lucro.

También podría gustarte