Está en la página 1de 9

EN LO PRINCIPAL: Solicitud de Divorcio de mutuo Acuerdo; PRIMER OTROSI:

Acuerdo de relaciones mutuas y solicita aprobación; SEGUNDO OTROSI:


Acompaña documentos; TERCER OTROSÍ: Solicita oficio que indica; CUARTO
OTROSÍ: Patrocinio, poder y forma de notificación.

S.J. DE FAMILIA DE SANTIAGO

…………………………., chilena, casada, trabajadora dependiente, cédula


nacional de identidad Nº …………………, domiciliada en ………………….; y, don
…………………, chileno, casado, trabajador dependiente, cédula nacional de
identidad Nº ,………………… domiciliado en ……….., Recoleta, a SS.,
respetuosamente decimos:

Que, por medio de este acto venimos en solicitar conjuntamente y de


común acuerdo, se decrete nuestro divorcio en virtud de haber cesado nuestra
vida en común por más de un año a la fecha, conforme a los antecedentes de
hecho y derecho que a continuación pasamos a exponer:

LOS HECHOS:

Los solicitantes contrajimos matrimonio ante el Oficial del Registro Civil de


la Circunscripción de ……….., con fecha ………….., el que fue inscrito con el Nº ..,
del mismo año, bajo el régimen patrimonial de Separación total de bienes, como
se acredita con el respectivo certificado de matrimonio, que se acompaña en un
otrosí de esta presentación.

De nuestra relación de pareja y posterior matrimonio, nacieron 3 hijas, de


nombres ……………………., todas de apellido ……………, de actualmente 20,15
Y 12 años respectivamente.

Es del hecho S.S., que en el año 201x, comenzaron a suscitarse una serie
de problemas entre ambos cónyuges, producto de la diferencia de nuestros
caracteres y discrepancias de opinión, que derivaron en fuertes discusiones e
hicieron intolerable la vida en común, todo aquello nos llevó a determinar el cese
de nuestra vida en común a mediados del año 201x, saliendo por acuerdo mutuo
del domicilio que compartíamos don ………………. domicilio que hasta la fecha de
hoy es domicilio de las niñas y de doña ,,,,,……………..
1
Con fecha …………., yo …………….., junto con mis 3 hijas antes
individualizadas, viaje a …………….., país en el cual me radique con ellas hasta
……………, fecha en la cual retornamos a Chile, como se probará en la
oportunidad procesal correspondiente.

Los solicitantes, desde que nos separamos de hecho en el año 201x, no


hemos retomado nuestra relación de pareja, no hemos reanudado nuestra vida en
común ni tampoco tenemos la intención de aquello.

Es así S.S., como nuestra vida en común ha cesado en forma


ininterrumpida hace ya más de x años a la fecha, tiempo que excede al requerido
por la ley para solicitar judicialmente el divorcio cuando este es solicitado de
común acuerdo por los cónyuges.

EL DERECHO:

Como podrá observar S.S., desde el momento en que se produjo el cese de


nuestra convivencia, los solicitantes no hemos vuelto a reanudar nuestra vida en
común, cumpliéndose de esta manera con el lapso de tiempo exigido por el inciso
1º del artículo 55, de la Ley Nº 19.947, el cual establece que: “…, el divorcio será
decretado por el juez si ambos cónyuges lo solicitan de común acuerdo y
acreditan que ha cesado su convivencia durante un lapso mayor de un año”.

Luego, el inciso segundo del mismo artículo y ley, exige lo siguiente: “En
este caso, los cónyuges deberán acompañar un acuerdo que, ajustándose a la
ley, regule en forma completa y suficiente sus relaciones mutuas y con respecto a
sus hijos. El acuerdo será completo si regula todas y cada una de las materias
indicadas en el artículo 21. Se entenderá que es suficiente si resguarda el interés
superior de los hijos, procura aminorar el menoscabo económico que pudo causar
la ruptura y establece relaciones equitativas, hacia el futuro, entre los cónyuges
cuyo divorcio se solicita.”.

En relación a la forma de acreditar el cese efectivo de la convivencia:


El inciso cuarto del artículo 55 de la Ley de matrimonio civil, señala en
relación al cese de la convivencia de los cónyuges, lo siguiente “ En todo caso, se
entenderá que el cese de la convivencia no se ha producido con anterioridad a las
fechas a que se refieren los artículos 22 y 25, según corresponda”
En el caso de marras, los solicitantes, sin perjuicio de contar con otros
medios que prueban fehacientemente nuestra separación por un lapso mayor al
requerido por la ley, no contamos con los instrumentos a que se refiere el artículo
2
22 de la ley 19947 ni hemos iniciado trámite administrativo o judicial alguno de los
señalados en el artículo 25 de dicha ley, lo anterior en razón de lo dificultoso de
regular estas materias atendido la lejanía de nuestros domicilios hasta hace poco
tiempo y por otro lado, en razón de que estimamos en dicho periodo que no había
necesidad de regular judicialmente aquellas materias, pues no teníamos conflicto
alguno en cuanto a la regulación de la relación mutuas ni con nuestras hijas en
común, ya que las que regulábamos de manera informal, voluntaria y
conjuntamente, de buena fe y teniendo en consideración las necesidades de
nuestras hijas y su interés superior. Además de lo anterior, debemos señalar a
S.S., que la intención y el acuerdo de los cónyuges solicitantes era que yo
…………………. permaneciera viviendo con mis hijas en …………., decisión que
cambio finalmente por motivos personales ajenos a los que trata esta solicitud.

Sin perjuicio de lo anterior, la jurisprudencia de nuestros tribunales


superiores ha señalado que no existe limitación en los medios para probar el cese
efectivo de la convivencia en divorcio de común acuerdo. Al respecto, la Corte
de Apelaciones de Valdivia, en fallo de fecha 22 de noviembre de 2010, causa
Rol Nº 170-2010, se pronunció en relación al Principio de libertad probatoria en
materia de familia, argumentando para acoger el divorcio por cese efectivo de la
convivencia que los elementos probatorios establecidos en artículo 22 de la ley Nº
19.947 no son taxativos, tal como se señala:

“La causal de divorcio basada en el cese efectivo de la convivencia


conyugal es una expresión de la tendencia que entiende el divorcio, no como una
sanción ante un hecho culpable de alguno de los cónyuges, sino como resultado o
producto de un matrimonio que ha visto frustrado su proyecto de vida en común,
en forma que resulta previsible la imposibilidad de recomponer la vida conyugal.
Para determinar la concurrencia de esa situación, el legislador optó por construir
la causal sobre la base de una separación de hecho que ha durado un tiempo
razonable, entendiendo que la muestra objetiva más palmaria del fracaso, es el
período prolongado durante el cual el matrimonio ha vivido separado, lo cual
deberá acreditarse de acuerdo a la exigencia del artículo 55 (de la Ley de
Matrimonio Civil). Para probar el hecho del cese de la convivencia no se exige
perentoriamente que solo se acompañen los instrumentos a que se refiere el
artículo 22 de la ley Nº 19.947, ya que no existe disposición expresa en la ley
mencionada que limite las probanzas solo a determinados medios, lo cual
sería atentatorio al principio de la libertad probatoria en materia de familia,
pugnando igualmente con la facultad de los jueces de familia de apreciar la
prueba conforme a las reglas de la sana crítica, llegando a la convicción del
caso sujeto a su decisión en base a los principios de la lógica, las máximas
de la experiencia y de los conocimientos científicamente afianzados,
3
asignando a tales elementos valor probatorio que en su razón éstos
produzcan, con sujeción a las reglas de la lógica y conocimiento que dé la
experiencia. Todo ello dentro de la razonabilidad del actuar, esto es, que el
hombre común actúa normalmente conforme a la razón. Conforme a lo
anterior, las partes en estos autos han ejercido sus acciones y defensas partiendo
de la premisa que se encuentran unidos entre sí por vínculo matrimonial, habiendo
cesado la convivencia por más de un año, como al efecto han manifestado los
testigos. (Considerandos 8º y 9º)

En el mismo sentido la Excelentísima Corte Suprema, con fecha 28 de


enero de 2014, haciendo uso de la facultad del artículo 775 del Código de
procedimiento Civil (recurso de casación en el fondo rol 5468-2013), procedió a
anular la sentencia de la Corte de apelaciones de Santiago, revocando lo resuelto
por el tribunal de primera instancia y acogiendo en definitiva la demanda de
divorcio de mutuo acuerdo impetrada por las partes ante le 1º juzgado de familia
de Santiago. Las partes quienes se habían casado con posterioridad a la entrada
en vigencia de la ley 19.947, no contaban con los instrumentos probatorios
definidos en los artículos 22 y 25 de la citada ley. Al respecto, la Corte Suprema
argumentó en los considerandos segundo a quinto de la sentencia de reemplazo,
lo siguiente:

“(..)Segundo: Que, en el caso sub-lite, la acción ejercida corresponde a la de


divorcio de común acuerdo y se trata de un matrimonio celebrado el 20 de agosto
de 2005, esto es, bajo la vigencia de la actual Ley de Matrimonio Civil, según se
acreditó en autos, conforme al mérito del correspondiente certificado acompañado
al proceso. Para acreditar el cese de la convivencia conyugal, en este caso de un
año, las partes se valieron de prueba documental consistente en certificado de
residencia de las partes, constancia de abandono de hogar efectuada por la
cónyuge ante Carabineros de Chile, con fecha 11 de marzo de 2010, y testimonial,
consistente en la declaración de una testigo, que declaró sobre la efectividad de
este hecho y la circunstancia de no haber mediado reanudación de la vida en
común de las partes.

Tercero: Que, al respecto, cabe señalar que, de conformidad a lo dispuesto por el


artículo 28 de la Ley N°19.968, en procedimientos de materias de familia rige el
principio de “libertad de prueba”, al señalar la referida disposición que: “Todos los
hechos que resulten pertinentes para la adecuada resolución del conflicto familiar
sometido al conocimiento del juez podrán ser probados por cualquier medio
producido en conformidad la ley”. En virtud de tal libertad probatoria, el artículo 29
de la citada ley establece que las partes pueden ofrecer los medios de prueba de
que dispongan, pudiendo incluso pedir se lleve a cabo la generación de otros de

4
que tengan conocimiento y que no dependan de ellas, y se permite al juez para
que de oficio pueda ordenar que se acompañen todos aquellos medios de prueba
de que tome conocimiento o que, a su juicio, resulte necesario producir en
atención a la materia de que se trate.

Cuarto: Que si bien la Ley de Matrimonio Civil distingue, para efectos de acreditar
el cese de la convivencia conyugal, entre matrimonios celebrados antes y después
a su entrada en vigencia, al disponer en su artículo 2° transitorio que no regirán
para los primeros las limitaciones señaladas en sus artículos 22 y 25, normas que
señalan a partir de cuando se le asigna fecha cierta a tal hecho, tal tratamiento del
legislador no implica, de modo alguno, una restricción probatoria para este
segundo grupo de matrimonios, en el sentido que la acreditación de tal
presupuesto se reduzca únicamente a los medios de prueba que dichas normas
señalan, pues ello atenta contra el principio de libertad de prueba que rige
íntegramente en el caso sub lite.

Quinto: Que, en consecuencia, resultando plenamente acreditado el cese de la


convivencia de las partes -hecho ocurrido en agosto de 2010- y la circunstancia de
no haber mediado reanudación de la vida en común, con el mérito de la prueba
rendida, cumpliéndose en la especie con los presupuestos legales previstos en el
inciso primero del artículo 55 de la Ley N°19.947, la demanda de divorcio por
mutuo acuerdo seráá́ acogida”

POR TANTO;

Y, con el mérito de lo expuesto y lo previsto en los artículos 42 Nº 4; 55


incisos 1º y 2º; 56; 57; y, demás normas pertinentes de la Ley Nº 19.947, Ley de
Matrimonio Civil. El artículo 8º Nº 15; 55 y siguientes de la Ley Nº 19.968. Y,
demás normas legales, pertinentes y aplicables al caso,

SOLICITAMOS A SS, Tener por interpuesta solicitud de divorcio de común


acuerdo entre doña ………………, y don …………., ambos ya individualizados,
admitirla a tramitación, acogerla en todas sus partes y en definitiva conforme al
mérito del proceso, y a las probanzas que oportunamente se rendirán, declarar el
DIVORCIO respecto del matrimonio civil que nos une, celebrado con fecha
……………., el que fue inscrito con el Nº …, del mismo año, ordenando la
subinscripción de la sentencia respectiva, una vez ésta se encuentre
ejecutoriada.

PRIMER OTROSÌ: Los cónyuges, actuando de consuno, en conformidad al


artículo 55 en relación al artículo 21 de la ley Nº 19.947, hemos llegado al
siguiente acuerdo, el cual declaramos y formalizamos en este acto:
5
Primero: Del matrimonio y cese de convivencia:
Las partes declaran haber contraído válidamente matrimonio civil, con fecha
………….., el que fue inscrito con el Nº …, del mismo año del registro de
matrimonio de la circunscripción de …. del Servicio de Registro Civil e
Identificación, igualmente declaran haber cesado su convivencia desde el año
201x .

Segundo: De los hijos:


Declaran las partes que de este matrimonio nacieron sus hijas ……….. cedula de
identidad Nº …., ……………………de actualmente 20,15 Y 12 años
respectivamente.

Tercero: Cuidado personal y Patria Potestad:


Los cónyuges declaran que el cuidado personal y la Patria Potestad de sus hijas
menores de edad se regulan, en forma completa y suficiente, de la siguiente
manera: La menores …………………, cedula de identidad, ya individualizadas en
la cláusula segunda, se mantendrán bajo el cuidado personal de su madre doña
………………….., viviendo con ella. Asimismo, los comparecientes acuerdan
radicar la Patria Potestad de las niñas ya individualizadas en su madre doña
…………….

Cuarto: Relación directa y regular: En cuanto a la relación directa y regular que


deberá mantener el padre que no tenga el cuidado personal de su hijos con el
mismo, las partes acuerdan lo siguiente;
Régimen ordinario y Extraordinario: El padre tendrá derecho a relacionarse
directamente con su hijas ………………… de manera libre, esto es, sin días ni
horarios pre-establecidos, previo acuerdo libre e informal con la madre de las
niñas teniendo en cuenta la disponibilidad laboral del padre y el interés superior de
las niñas de autos.

Quinto: Pensión de alimentos: Que respecto de los alimentos en favor de las


hijas en común ……………., ya individualizadas, se regulan de común acuerdo
entre las partes en los siguientes términos: don …………………se compromete a
entregar mensualmente a doña ………………, por concepto de alimentos para sus
hijas en común, la suma de ciento cincuenta mil pesos mensuales ($150.000),
cantidad que se reajustará anualmente por la variación que experimente el Índice
de Precios al Consumidor o por el valor que lo reemplace en su caso, entrega que
se verificara mediante un depósito que se realizará dentro de los primeros cinco
días de cada mes, comenzando el mes siguiente a aquel en que quede
ejecutoriada la sentencia que declare el divorcio entre los comparecientes, dinero
6
que deberá ser depositado en la cuenta de ahorro del Banco del Estado, de
propiedad de doña ……………….., que se abrirá para dichos efectos y que se
solicitara oportunamente a S.S., oficiar a la entidad correspondiente para dichos
efectos. Por su parte, doña ………………., se compromete a comunicar en forma
oportuna y efectiva, el número de cuenta bancaria para dichos efectos, así como
cualquier cambio de número de cuenta (si existiere), para facilitar los depósitos
antes referidos.

Sexto: Del régimen de bienes:


Las partes declaran que se encuentran casados bajo el régimen de separación
total de bienes y que por tanto no existen bienes muebles o inmuebles, ni deudas
que liquidar.

Séptimo: Prestaciones recíprocas:


Los cónyuges declaran no tener cargo alguno que formularse en relación a
alimentos de uno a favor del otro, no adeudándose suma alguna por dicho
concepto.

Octavo: Compensación Económica:


Los solicitantes acuerdan que renuncian a demandarse mutuamente cualquier
suma por concepto de compensación económica que pudiera originarse con
motivo de la disolución del matrimonio, por estimar que ninguno de ellos ha sufrido
el menoscabo económico a que se refiere el artículo 61 de la ley de matrimonio
civil, Nº 19.947.

Noveno: Transacción
Atendido que el presente acuerdo regula todas las materias comprendidas en el
artículo 21 de la ley de matrimonio civil n°19947, quienes lo suscriben se dan el
más amplio y completo finiquito respecto de los efectos del matrimonio que los
unió, declarando que nada se adeudan recíprocamente, dejando expresa
constancia que esta transacción solo producirá sus efectos una vez que sea
declarado por sentencia ejecutoriada el divorcio de los cónyuges.
En mérito de lo antes expuesto las partes someten la presente transacción a la
aprobación del tribunal competente de conformidad al artículo 22 letra c) de la ley
n°19947.

POR TANTO,
SOLICITAMOS A S.S. Aprobar el presente acuerdo y declarar la suficiencia e
integridad del acuerdo sobre relaciones mutuas celebrado por los solicitantes,
solicitando asimismo en caso de ser aprobado, se oficie a Banco Estado a fin de
que abra cuenta de pensión alimenticia a nombre de doña ……………..
7
SEGUNDO OTROSÍ: A S.S., SOLICITAMOS, tener por acompañados los
siguientes documentos:

1.- Certificado de matrimonio de los comparecientes emitido por el Servicio de


Registro Civil e Identificación.
2.- Certificado de residencia de doña ………………………..

3.- Factura electrónica de servicios emitido por compañía de telecomunicaciones


“WOM” a nombre de don …………………..

4.- Certificado de nacimiento de hija en común ………………, emitido por el


Servicio de Registro Civil e Identificación.

5.- Certificado de nacimiento de hija en común ………………… emitido por el


Servicio de Registro Civil e Identificación.

6.- Certificado de nacimiento de hija en común …………….. emitido por el Servicio


de Registro Civil e Identificación.

7.- Autorización para viajar de fecha 3 de Febrero de 2017, otorgada por don
Eduardo Javier Contreras Candia respecto de sus hijas ……………………

8.- Certificado de estudios de ………………., emitido por CH Lincoln Memorial


Academy y respectiva apostilla de Notaría Pública
de Estado de Florida, Estados Unidos.

9.- Certificado de estudios de …………….., emitido por emitido por CH Lincoln


Memorial Academy y respectiva apostilla de Notaría Pública de Estado de Florida,
Estados Unidos

POR TANTO: SOLICITAMOS A S.S., tener por acompañados los documentos


antes referidos, sin perjuicio de su incorporación en la oportunidad procesal
pertinente.

TERCER OTROSÌ: Solicitamos a S.S., en virtud del principio de oficialidad y


celeridad que debe regir los procesos que se sustancien ante los juzgados de
familia, según lo dispuesto en el artículo 13 de la ley 19.968, y con el fin de que se
certifique por la autoridad competente con anterioridad a la audiencia de rigor,
tenga a bien decretar que se oficie a Jefatura Nacional de Migraciones y Policía

8
Internacional, Región Metropolitana, de la Policía de Investigaciones de Chile,
ubicada en San Francisco 253, Santiago, Región Metropolitana, a fin de que
informe y remita a este tribunal registro de salidas y entradas al país de doña
………………., cedula de identidad ………………...

POR TANTO: SOLICITAMOS A S.S., oficiar por los motivos ya indicados a la


institución antes señalada.
CUARTO OTROSÍ: SOLICITAMOS A S.S., tener presente, que doña ……………..,
viene en designar abogada patrocinante y conferir poder a doña …………………,
forma de notificación al correo electrónico …………………; y don ……………..,
viene en designar abogada patrocinante y conferir poder a doña ……………..,
cedula de identidad Nº ……………., forma de notificación al correo electrónico
………………, ambas abogadas ya señaladas, habilitadas para el ejercicio de la
profesión, domiciliadas para estos efectos en ……………….., comuna y ciudad de
Santiago, quienes firman en señal de aceptación.-

POR TANTO: SOLICITAMOS A S.S., tener presente Patrocinio y poder


conferidos, como asimismo las formas de notificación solicitadas.