Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD LAICA ELOY ALFARO DE MANABÍ

FACULTAD DE ENFERMERÍA
CARRERA DE ENFERMERÍA

Autor: Intriago Palacios José Andrés

Profesores: Lic. Lilia Sánchez Choez


Mg.Sp

Asignatura: Enfermería Clínica


2º año Enfermería
5 de diciembre del 2019
Introducción

El organismo humano posee un mecanismo organizado de tal manera que todos los
sistemas que se encuentran en el estén en un equilibrio metabólico. Cada reacción
bioquímica y proceso fisico-quimico que se desarrolla en estos sistemas se organiza en
distintas rutas metabólicas que subdividen el trabajo celular, pero aun así están
interrelacionados, generando una estructura predeterminada a seguir en distintas
situaciones que experimente el organismo.

Todo este equilibrio permite el buen funcionamiento de esta maquinaria biológica y


aunque esta se encuentra perfectamente diseñada para prevenir cualquier fallo, existen
situaciones excepcionales que provocan alteraciones en el orden preestablecido, dando
paso a una patología.

La Diabetes Mellitus es una de aquellas patologías que afectan el metabolismo,


específicamente el de los carbohidratos, grasas y proteínas, siendo así, entonces, un
trastorno crónico que si no es tratado tempranamente afectaría de manera gradual al
resto de los sistemas del organismo generando un sin número de patologías adyacentes.
Lo que caracteriza a esta enfermedad es un déficit o defecto de la respuesta de las
células a la acción de la insulina, esta diferencia es lo que dará paso a una calificación de
esta enfermedad, ya sea Diabetes Mellitus tipo I o, en su defecto, tipo II.
El déficit o defecto de la respuesta a la secreción de insulina producirá una alteración en
el uso de los carbohidratos que ingresan mediante la dieta, para finalmente crear un
cuadro de hiperglucemia. Los cuadros más importantes de la Diabetes obedecen a
mecanismos patogénicos distintos, ya que existen innumerables fallas o defectos que
podrían generar esta patología, incluso genéticos.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), existen tres tipos de diabetes:


_ Diabetes tipo I
_ Diabetes tipo II
_ Diabetes gestacional.
Actualmente existe una variada gama de tratamientos según el origen de esta
enfermedad, pero el principal es un cambio en el estilo de vida que se debe adoptar para
que estos tratamientos sean beneficiosos.
Se calcula que esta patología afecta al 3% de la población mundial, haciendo que sea
considerada una de las patologías no contagiosas más frecuentes del planeta.
Caso clínico Nº 2 ejemplo del libro citado

Uon escolar de 14 años de edad, consultó al médico por fatiga, pérdida de peso y
aumento del apetito, sed y frecuente micción. Se encontraba bien hasta 6 meses antes de
esta visita. En este momento comenzó a notar fatigabilidad y tendencia a dormirse en
clases, en especial después de la comida del mediodía. El estudiante atribuyó todo a una
sobrecarga de estudio y al stress de un trabajo de investigación difícil. Los síntomas
continuaron y durante los 2 últimos meses perdió 5 kg de su peso normal de 58 kg. Su
apetito era bueno; de hecho, excesivo. Durante las 3 ó 4 semanas se encontraba
extraordinariamente sediento y tenía que orinar con frecuencia. Empezó a tener que
levantarse 3 a 4 veces cada noche para orinar. Con la pérdida continua de peso, la
debilidad muscular, la fatiga y la micción frecuente, se hizo evidente para el joven que el
ritmo de estudio no era la causa de tales problemas.
Su historia familiar era significativa, en tanto que su abuelo materno había sido
diabético, y había fallecido a la edad de 50 años de un infarto al miocardio. El paciente
tenía una hermana de 20 años, obesa y diagnosticada recientemente de inicio de diabetes
en el adulto. Desde los 10 años el paciente había sufrido episodios frecuentes de
debilidad, durante los cuales había experimentado temblores y desfallecimientos.
Descubrió que si comía dulces los síntomas aumentaban, los cuales se presentaban
usualmente varias horas después de las comidas. A la edad de 12 años un examen físico
habitual reveló trazas de azúcar en la orina. Realizado un análisis de glucemia
posprandial dio un resultado de 90 mg/dl. Los análisis de orina posteriores no revelaron
glucosuria. El resultado del primer análisis se atribuyó a una orina contaminada.
El examen físico del paciente podía considerarse dentro de los límites normales. Los
estudios de laboratorio revelaron un hemograma normal. El análisis de orina dio una
densidad de 1,040 y se obtuvo una positividad a la glucosa de 4+ mediante el Rapignost
(tiras reactivas): El contenido de glucosa en la orina de 24 horas fue de 35g. La orina
mostraba también un moderado aumento de cuerpos cetónicos.

Se realizó una curva de tolerancia a la glucosa, al mismo tiempo que se realizaban otros
análisis, cuyos resultados son los siguientes:

Curva de tolerancia a la glucosa

En ayuna 160 mg/dL

30 minutos 230 mg/dL

1 hora 315 mg/dL

1 ½ hora 305 mg/dL

2 horas 265 mg/dL


Electrolitos

Na+ 140 mEq/L

K+ 4.1 mEq/L

Cl- 98 mEq/L

CO2 total 25 mEq/L

Urea 35 mg/dL

CO2 total 09 mg/dL

Determinación del diagnóstico

Datos Obtenidos del paciente:


Edad: 14 años
Síntomas: fatiga, pérdida de peso y aumento del apetito, sed y frecuente micción,
temblores y desfallecimientos
Historia familiar: Abuelo materno diabético, posteriormente muriendo por un infarto
al miocardio a los 50 años. Hermana de 20 años, obesa y diabética tipo II
Exámenes:
Examen de orina: Glucosuria (-)

Hemograma: Normal
- Densidad de 1,040
- glucosa de 4+

- Aumento de cuerpos cetónicos
Curva de tolerancia a la glucosa

Curva de tolerancia a la glucosa

400
300 Escolar ( mg/dL)
mg/dL

200
Rangos normales
100
(menores a)(mg/dL)
0
En ayuna 30 1 hora 1 hra 30 2 horas
minutos minutos
Tiempo
Exámenes para el control y detección de la diabetes
Exámenes de detección de diabetes

Examen de tolerancia a la glucosa o curva de tolerancia a la glucosa:


Se realiza cuando se tiene duda de si un paciente es diabético o si tiene intolerancia a la
glucosa. Consiste en tomar una muestra de sangre del paciente en ayuno y luego
administrar una sobrecarga de glucosa via oral, aproximadamente 75 g. (en embarazadas
la dosis es de 100 g. y en niños 1,75 g. por kg. de peso) disueltos en 300ml de agua, los
cuales debe ingerir en cinco minutos. La concentración de glucosa en plasma es medida
cada treinta minutos hasta completar las dos horas.
Datos a tener en cuenta: el paciente debe haber realizado un ayuno de un mínimo de
doce horas, haber tenido una dieta rica en carbohidratos los tres días previos al examen
y en la mañana del examen el paciente no debe haber fumado y debe encontrarse en
reposo.
Motivos por Los cuales se realiza el examen:


Pacientes con concentraciones de glucosa en el plasma en ayuno o postprandial en el límite.
Glucosa en orina de manera persistente.

Glucosuria en mujeres embarazadas.

Mujeres embarazadas con antecedentes familiares de diabetes mellitus y que
previamente hayan tenido hijos grandes o muertes fetales inexplicables.
Valores normales

Ayuno 60-110 mg/dL

1 hora postcarga < 200 mg/dL

2 horas postcarga < 140 mg/dL

- Resultados

Respuesta normal: A las 2 horas postcarga de glucosa, el paciente tiene una glicemia igual o
menor a 110 mg/dL.

Glucosa en ayuno alterada (impaired fasting glucose): A las 2 horas de postcarga de glucosa
el paciente tiene una glicemia entre 110-126 mg/dL.

Intolerancia a la glucosa: A las 2 horas de postcarga de glucosa, el paciente tiene una
glicemia mayor a 140 mg/dl pero menor a 200 mg/dL.

Diabetes: A las 2 horas de postcarga de glucosa, el paciente tiene una glicemia igual o
mayor a 200 mg/dL.

Tanto la glucosa en ayuno alterada como la intolerancia a la glucosa poseen


riesgo de una futura diabetes y enfermedades cardiovasculares.
Valores normales para mujeres embarazadas (100g de glucosa)

Ayuno < 105 mg/dL

1 hora postcarga < 190 mg/dL

2 horas postcarga < 165 mg/dL

3 horas de postcarga < 145 mg/dL

Resultados:
 Se considera diabetes gestacional cuando:
Glicemia en ayuno es > 105 mg/dL Glicemia a 1
hora de postcarga es > 190 mg/dL Glicemia a 2
horas de postcarga es > 165 mg/dL Glicemia a 3
horas de postcarga es > a 145 mg/dL

Es necesario realizar un segundo test para la confirmación de los resultados.

Prueba intravenosa de tolerancia a la glucosa


No se utiliza con frecuencia. En esta prueba, se inyecta la glucosa en una vena del
paciente durante tres minutos y se miden los niveles de insulina en la sangre antes de
administrarla, al igual que en el minuto uno y en el tres después de la inyección. Con
este examen se puede predecir la diabetes tipo 1 en algunos pacientes.

Cetonas en orina
Mide la cantidad de cuerpos cetónicos, productos finales del metabolismo rápido o
excesivo de los ácidos grasos, en la orina mediante el uso de tiras reactivas.
El resultado negativo es normal, sin embargo, si se detecta presencia de cetonas en
orina, los parámetros de clasificación son pequeña, moderada y grande.
La presencia de cuerpos cetonicos en la orina indica que su metabolismos está acelerado
pudiendo no indicar sólo una diabetes no controlada sino que también inanición

Pequeña < 20 mg/dL

Moderada 30-40 mg/dL

Grande > 80 mg/dL

Examen de Glucosa en orina


Este examen consiste en la medición de la cantidad de glucosa en la orina (glucosuria).
Debido a que normalmente la glucosa es reabsorbida, no se encuentra en la orina por lo
que su presencia indica posible diabetes, glucosuria renal o embarazo, requiriéndose
exámenes adicionales para confirmar el diagnostico.

o Exámenes de control de la diabetes

Hemoglucotest
Este examen permite el control de la glicemia utilizando un dispositivo portátil llamado
glucómetro, permite detectar de manera rápida el estado de los niveles de glucosa y por
lo mismo emprender la acción necesaria para estabilizarlos.

Valores normales
Antes de las comidas 90-130 mg/dL

Despues de las comidas < 180 mg/dL

Hemoglobina glucosilada (HbA1c):


La hemoglobina glucosilada es una sustancia que se forma cuando la glucosa se fija a la
hemoglobina. Se determina a partir de la vida media de los eritrocitos (120 días). Este
examen nos provee de una manera proporcional la glicemia durante 8 semanas. Se
recomienda a los pacientes diabéticos realizarse este examen cada 3 o 6 meses

Valores
Adultos normales 2.2-4.8%

Diabéticos bien controlados 2.5-5.9%

Diabéticos mal controlados > 8%

Examen de microalbuminuria
Busca detectar la presencia de albúmina estudiando la orina correspondiente a 24 horas.
Este examen permite detectar si el paciente presenta o tiene riesgo de presentar
nefropatía diabética.

Valor normal
Orina 24 hrs < 43 mg

Niveles anormales de albúmina en la orina están asociados también a hipertensión y


trastornos inmunitarios
Diabetes Mellitus

La diabetes mellitus es un conjunto de deficiencias metabólicas que se caracteriza por


un estado de hiperglicemia crónica como consecuencia de defectos en la secreción y/o
en la acción de la insulina producidos por factores tanto genéticos como ambientales. La
hiperglicemia crónica se asocia en el largo plazo daño, disfunción e insuficiencia de
diferentes órganos especialmente de los ojos, riñones, nervios, corazón y vasos
sanguíneos.

Diagnostico de la diabetes mellitus

El diagnóstico temprano de la diabetes mellitus se basa en signos que se detectan en


análisis de laboratorio, aún en ausencia de otros síntomas.

Signos de la diabetes
Presencia de glucosuria y cetonuria
Más de 126 mg/dl de glucosa en sangre en ayunas, en dos ocasiones.
Más de 200 mg/dl de glucosa en sangre en cualquier momento, sumado a nivel
bajo o nulo de insulina en sangre
Niveles de hemoglobina glicosilada.

Síntomas de la diabetes

Polidipsia: Es un aumento anormal de la sed

Polifagia: Es un aumento del apetito, acompañada
de una pérdida de peso

Poliuria: Es un aumento de volumen en la micción debido a
la presencia de glucosuria

Astenia: Es la sensación generalizada de cansancio, fatiga
tanto física como psicológica.

Visión borrosa.

Infecciones frecuentes.

Entumecimiento de manos y pies.

Heridas que tardan en cicatrizar.
Tipos de diabetes
 Diabetes Mellitus tipo I, diabetes juvenil o insulinodependiente (DMID)
La DMID se caracteriza por la nula producción de insulina debido a la destrucción de
las células β de los Islotes de Langerhans del páncreas por lo que existe una necesidad
de tratamiento con insulina. Es un tipo de diabetes que se presenta en etapas tempranas
de la vida preferentemente antes de los 30 años. Puede ser autoinmune o idiopática

 Diabetes tipo II, diabetes senil o no insulinodependiente:


Enfermedad metabólica que tiene como característica la hiperglucemia como
consecuencia de una resistencia celular a las acciones de la insulina, combinada con una
deficiente secreción de la misma por parte del páncreas. Se presenta preferentemente en
la edad adulta, las personas con obesidad tiene mayor riesgo de contraer esta
enfermedad.

 Diabetes MODY(maturity onset diabetes of the young):


Subtipo de diabetes mellitus II originada por mutaciones en el conjunto de genes que
codifican los reguladores transcripcionales de las células β. Se comporta como la
enfermedad del adulto, pero se presenta en el individuo joven, de preferencia menor de
25 años. La enfermedad se caracteriza por una hiperglucemia no cetosica familiar, con
herencia autosómica dominante, y se asocia con defectos primarios de la secreción de
insulina. Existes distintos tipos de diabetes MODY, siendo la MODY 2 yMODY 3 los
más comunes.

 Diabetes Gestacional:
Es una alteración metabólica sin causa específica, que se presenta por primera vez
durante el embarazo por lo que se cree que las hormonas propias de este son en parte las
responsables de la reducción de la capacidad de las células del cuerpo para responder a
la acción de la insulina. Es por esto que la glicemia aumenta considerablemente. Esta
enfermedad aumenta el riesgo de diversas complicaciones durante el embarazo, como:
el sufrimiento fetal, muerte intrauterina, partos por cesárea y problemas neonatales.
 Diabetes relacionada a mal nutrición
Este tipo de enfermedad ocurre en ciertos países como África y las Indias Occidentales.
Afecta mayoritamente a la gente joven y se caracteriza por una severa mal nutrición
proteica e hiperglicemia no acompañada de cetosis. Al igual que los diabéticos tipo I, las
personas que padecen este tipo requieren de insulina para conservar un buen estado de
salud y su vida, aunque poseen una mayor producción de insulina que las personas con
DMID
Tratamientos y Complicaciones

Algunos de las complicaciones que puede sufrir el paciente con diabetes Mellitus son
las siguientes:

 Microangiopatía
 Infartos vasculares cerebrales:
 Hemorragias
 Retinopatía
 Cataratas
 Glaucoma
 Hipertensión
 Ateroesclerosis
 Infarto al miocardio:
 Nefrosclerosis
 Glomerulosclerosis
 Nefropatía

Pie diabético:
Es una complicación muy común, donde se produce una interferencia en la irrigación
de sangre del pie. Esto lleva a producir lesiones, infecciones y hasta gangrena y
amputación del miembro.

Neuropatía diabética: perder la sensibilidad

Obstrucción vascular: “pie frío”, esta situación es muy favorable para la


colonización bacteriana.
Factores ortopédicos: Se pueden producir callos en los pies, los cuales pueden
infectarse y producir úlceras. El dedo matillo y en garra favorece roces con el
calzado.
Infecciones bacterianas: La isquemia, piel seca y poca higiene favorecen la
instauración de infecciones.

Neuropatía periférica
Neuropatía autónoma
Ateroesclerosis periférica
Gangrena
Tratamiento

inyectarse insulina o usar una bomba de insulina


tener una alimentación saludable y seguir un plan de comidas
medir los niveles de azúcar en sangre
mantenerse activos mediante el juego o la práctica de ejercicios
cuidar los pies
Tratamiento de la hipoglicemia
Fármacos

Inyecciones de insulina

En las personas que padecen diabetes, las inyecciones de insulina son importantes
para controlar la cantidad de glucosa (azúcar) en sangre. El cuerpo obtiene la glucosa
de los alimentos que consumimos. A través del torrente sanguíneo, la glucosa llega a
todas las células del cuerpo.

Sin embargo, las personas que padecen diabetes tipo 1 no producen una hormona
llamada "insulina". Sin insulina, la glucosa no puede ingresar en las células. Por lo
tanto, permanece en el torrente sanguíneo y genera altos niveles de glucosa en sangre.
Cuando tienes altos niveles de glucosa en sangre, te sientes enfermo. En una persona
que no padece diabetes, el páncreas produce la cantidad necesaria de insulina para
mantener los niveles de azúcar en sangre normales. Sin embargo, en una persona que
padece diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina. Por ese motivo, necesita
inyectarse el paciente.
Capture de la biblioteca virtual E-libro

http://escuela.med.puc.cl/paginas/cursos/tercero/IntegradoTercero/ApFisiopSist/nutr
icion/NutricionPDF/DiabetesMellitus.pdf

También podría gustarte