Está en la página 1de 7

- CORRUPCION EN EL PAIS

- HISTORIA Y SITUACION ACTUAL

Corrupción ---- Corrupción es la acción y efecto de corromper, es decir, es el proceso de


quebrar deliberadamente el orden del sistema, tanto ética como funcionalmente, para
beneficio personal. Además de que el corrupto comete una acción ilegal, también
presiona u obliga a otros a cometer tales actos.

CORRUPCION EN PERU:

LA CORRUPCIÓN: UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS

CAUSAS:

diversos investigadores han planteado algunos factores que condicionan la aparición y desarrollo
de la corrupción:

– La ausencia de valores en la sociedad, lo que explica la interesada poca claridad para determinar
lo correcto de lo incorrecto en el ejercicio de la función pública. Un ejemplo de lo mencionado lo
encontramos en las declaraciones del líder político Luis Bedoya Reyes cuando, respecto del
proceso penal seguido contra su hijo, Bedoya de Vivanco, por complicidad en delito de peculado
realizado por Vladimiro Montesinos, señaló que su hijo había cometido, en todo caso, un pecado,
pero no un delito.

– La distribución política del poder en la administración pública de forma intolerablemente


concentrada, discrecional y sin ejercicio transparente del mismo5 . Puede citarse como ilustración
los innumerables decretos supremos secretos emitidos por el gobierno del ex presidente Fujimori,
por medio de los cuales se dispuso transferir fondos de los ministerios de Defensa y del Interior al
Servicio de Inteligencia Nacional. Precisamente, gran parte de estos fondos sirvieron para
“sobornar” a múltiples funcionarios públicos (congresistas tránsfugas, magistrados judiciales y
fiscales y oficiales militares) y empresarios (publicistas y dueños de medios de comunicación) para
mantenerlos adheridos al régimen de turno, abdicando de sus deberes esenciales de
independencia en el ejercicio de sus funciones.

– La coyuntura de una sociedad subdesarrollada que encara un periodo de crecimiento y de


modernización6 . Esta es la coyuntura que atraviesa actualmente el Perú, por lo que debe
mantenerse mucha atención y no relajar los sistemas de control sobre el gasto público. – Factores
sociales y políticos de raigambre histórica (esencialmente desde el Virreinato) en el Perú que han
determinado que los funcionarios públicos perciban al Estado como un botín a conquistar y
aprovechable, prescindiendo de las normas y reglas establecidas. – Finalmente, se nos presenta un
aspecto singular propio del desarrollo político de nuestro país en la década de los años 90. Me
refiero al sistema político autoritario impuesto por el régimen de ese momento y que engendró un
acentuado nivel de corrupción política sin precedentes en el país. Corrupción de corte
instrumental a efectos de mantener el poder gubernamental sin posibilidad de control. De ello da
cuenta la situación que atravesó el Poder Judicial, el Ministerio Público, el Congreso de la
República, la Academia Nacional de la Magistratura, el Tribunal Constitucional, la prensa, entre
otros entidades estatales y privadas.

Esa concentración del poder determinó que la corrupción avanzara a niveles que ninguno de
nosotros imaginó. A eso se debe la importancia de un sistema de administración de justicia
independiente en el contexto de un Estado democrático que necesita consolidarse.

EFECTOS:

llevan consigo efectos sumamente graves en la vida política, económica y social de un país

. 1. En el ámbito político, efectivamente, la corrupción influye en la inestabilidad política de los


Estados. Los cambios de régimen, en mayor o en menor medida, son explicables desde la
constatación de factores de corrupción precedente. Y es que este fenómeno socava brutalmente
la confianza de la ciudadanía en el funcionamiento regular de las instituciones políticas. Esta
desconfianza detiene precisamente el desarrollo de estas instituciones y encuba situaciones que
pueden determinar un explosivo ambiente de insatisfacción social.

2. Económicamente, los especialistas señalan a la corrupción como un factor de ineficiencia y


desperdicio en el aprovechamiento de los recursos y en la implementación de las políticas
públicas9 . En efecto, cuando el soborno se convierte en práctica corriente, los contratos
gubernamentales, las concesiones, las licitaciones, las privatizaciones no son adjudicados a los
postores más eficientes y profesionales, sino a los que tienen mejores contactos y carecen de
escrúpulos. Ello, evidentemente, perjudica los intereses del Estado y por ende los intereses de
todos los ciudadanos. Igualmente, la corrupción conlleva a que la redistribución de la riqueza se
reasigne a favor de aquellos que detentan alguna forma de poder monopólico, esto es, de sectores
con mayor capacidad adquisitiva, en perjuicio de las capas menos favorecidas y a las que
generalmente van destinados los fondos públicos. Así mismo, algunos estudios econométricos nos
indican que existe una “correlación negativa entre crecimiento y altos niveles de corrupción”10, lo
que significa que a mayores niveles de corrupción menores serán los índices de crecimiento
económico de un país.

3. Pero el efecto más grave, y en ello compartimos las ideas de Pásara, es que la corrupción atenta
contra una de las condiciones necesarias de la vida en sociedad: la confianza recíproca entre los
ciudadanos y en la colectividad, debido a lo imprevisible del comportamiento entre unos y otros. E
HISTORIA DE LA CORRUPCION DEL PERU:

SITUACIÓN ACTUAL:
Ante la imposibilidad de describir, aun de manera esquemática, la amplitud e intensidad,
actuales, de la corrupción en la sociedad y Estado peruanos, nos limitaremos a señalar algunos
de sus aspectos. Respecto a la administración pública y en razón al origen y evolución del
aparato estatal, no sorprende que los empleados y funcionarios públicos sean considerados
como personas incapaces de solucionar los problemas nacionales y que actúan frecuentemente
motivados por la obtención de beneficios indebidos. Los ejemplos de corrupción en
la administración pública son numerosos. Tienen relación con el funcionamiento de las
licitaciones y adjudicaciones; la defraudación de los fondos públicos o de los recursos humanos
y materiales del Estado, así como con el fraude fiscal.
Un caso notorio de corrupción institucionalizada es el de la administración de justicia. Todo
empleado, funcionario o juez es considerado susceptible de ser sobornado. Lo mismo, a
todo procedimiento o decisión se le atribuye un precio determinado.
En las zonas rurales, la administración de justicia está estrechamente ligada al poder local. Los
campesinos e indígenas no tienen las mismas posibilidades de acceder a la justicia. En la
administración de justicia, no se distinguen claramente los pagos ilícitos de los que no lo son; el
abogado es un intermediario necesario para encontrar una "solución" y no un auxiliar de la
justicia; los peritos son pagados por las partes interesadas ya que el Estado no tienen
los medios para hacerlo.
La descomposición moral de la policía es probablemente uno de los hechos que más ha
marcado la conciencia social. Actualmente la población tiene la sensación que la policía no
cumple su función de proteger a las personas, los bienes y la seguridad pública. En efecto, no
solamente ésta es ineficaz sino que sus miembros son con frecuencia autores de delitos graves
(tráfico de drogas, robos, secuestros, chantajes, lesiones, homicidios, etc.). Es frecuente, por
ejemplo, que los campesinos y comerciantes paguen gratificaciones a los policías para asegurar
su protección o evitar amenazas.
La crisis económica, el tráfico de drogas y el terrorismo han agravado la situación. Los bajos
sueldos favorecen la corrupción no sólo de los agentes o subalternos sino también de los
mandos superiores. El ejemplo más claro es el de la colusión de oficiales de alta graduación con
malhechores y traficantes de drogas. Estos han logrado infiltrar a la policía así como a otros
sectores del Estado.
Esta revisión esquemática, nos permite confirmar que la corrupción es un fenómeno social de
orden político y económico. Su explicación no puede hacerse sin indagar sus orígenes en la
historia de cada sociedad. No se puede pretender darle una respuesta única.
Esta afirmación evidente nos permite rechazar la idea, bastante extendida entre los juristas y
políticos latinoamericanos, que considera al derecho y, en particular, al derecho penal como el
instrumento eficaz de lucha contra la corrupción. La elaboración de leyes penales cada vez más
severas, las reformas del sistema judicial, resultan siendo al final de cuentas medios tendientes
a ocultar una realidad que se desea conservar para mejor aprovechar de ella. Como en el
periodo colonial, "la ley se acata, pero no se cumple". La solución es, por tanto, más de orden
político y social que jurídico penal.
La corrupción constituye un fenómeno insidioso, amplio, variado y global que comprende actividades
tanto públicas como privadas. No se trata únicamente del tosco saqueo del patrimonio del Estado.
La corruptela comprende el ofrecimiento y la recepción de sobornos; la malversación y mala
asignación de fondos y gastos públicos; los escándalos financieros y políticos; el fraude electoral, el
tráfico de influencias y otras trasgresiones administrativas como el financiamiento ilegal de partidos
políticos en busca de favores indebidos. No obstante sus efectos recurrentes y cíclicos, hasta esta
publicación ha sido poco lo que sabíamos acerca de las causas específicas de la corrupción en el
país y sus costos económicos e institucionales. Desde una perspectiva histórica o de larga duración,
el minucioso trabajo de Alfonso W. Quiroz, basado en una amplia gama de fuentes de archivos y en
interpretaciones sugerentes, nos presenta un país profundamente afectado por una corrupción
administrativa y estatal, que puede medirse desde las postrimerías del periodo colonial hasta
nuestros días. El autor describe y analiza con detalle el abuso de los recursos públicos y explica
cómo la corrupción ha limitado el desarrollo y el progreso del país.

LA HISTORIA :

CAUSAS DE LA CORRUPCIÓNCAUSAS FORMALES  A falta de una clara delimitación


entre lo público y lo privado.  La existencia de un ordenamiento jurídico inadecuado a la
realidad nacional.  La inoperancia práctica de las instituciones públicas. Juntas o por
separado.

Situación actual:
CORRUPCIÓN EN LA ACTUALIDAD EN EL PERÚEl Perú, a lo largo de su historia, ha
sufridodiferentes problemas como el racismo, laesclavitud, el terrorismo, la corrupción,
etc.Pero dentro de estos problemas vamos adestacar la corrupción.
CAUSAS
La corrupción es un fenómeno que ha aplacado laconciencia de la gente a nivel social y
económico.
En lo social, la falta de un servicio profesional quefiscalice los actos de los gobernantes;
insuficienteparticipación ciudadana en actos de fiscalización yevaluación de la gestión pública.
En lo económico, el insuficiente pago a lostrabajadores públicos genera un descontento yhace
posible que la corrupción tenga cabida en lasacciones públicas

CÍRCULO VICIOSO CorrupciónSalarios bajos Desconfianza en el gobierno Presupuesto


Evasión bajo de impuestos

EFECTOS :
1. En lo económico, mayormente en países subdesarrollados, el ciudadano al no estar
conforme con los servicios públicos ofrecidos incurren al soborno para incentivar al
funcionario a realizar actos que excedan a la regla. Estos aparentes “beneficios” al
final solo generarían que menos inversionistas quieran invertir en nuestro país
2. 6. En lo social, porque acentúa las diferencias sociales debido a que aleja a las clases
más pobres obligándolas a la informalidad para subsistir.
3. 7.
4. 8. En lo político resultan de la generalización de los procesos de corrupción en el
marco de los poderes públicos. Perjudica la función de las instituciones públicas

CONSECUENCIAS
Consecuencias de la Corrupción ESTAS SON (PARA MI) LAS CONSECUENCIAS MAS
IMPORTANTES DE LA CORRUPCIÓN: 1. La destrucción de los organismos de control
:Cuando un funcionario no está bien controlado por la institución, se corrompe fácilmente,
porque tiene el camino libre para obtener un montón de beneficios con la tranquilidad de
saberse impune. Por eso, una vez que se afirman en sus cargos, los funcionarios corruptos
harán lo posible por eliminar todos los controles que puedan poner límites a su acción. En
primer lugar, oficinas, fiscalías y auditorías dedicadas a investigar la corrupción serán poco a
poco eliminadas o descabezadas. En segundo lugar, tarde o temprano un estado de esas
características terminará con un enfrentamiento entre el poder ejecutivo y la justicia, que es la
última y más poderosa instancia de control de la administración pública. 2. La imposición de
políticas de corto plazo : Corromperse no es sólo quedarse con el dinero público. Antes que
eso, se trata de perseguir intereses puramente individuales en vez de cumplir con el rol que
asigna la institución. Cuando los hombres de estado sólo persiguen fines individuales, nunca
toman medidas que no les den réditos económicos y políticos inmediatos. Por eso no ejecutan
políticas de largo plazo, cuyos resultados gozarán generaciones futuras, no ellos. 3. El
deterioro de la infraestructura nacional : Es evidente que la consecuencia de no tener políticas
de largo plazo es la paulatina destrucción de los bienes y recursos del estado. ¿Por qué
invertir en el mantenimiento de las vías férreas si, por ahora, los trenes funcionan? ¿Qué nos
motiva a construir usinas eléctricas si, más allá de algunos cortes de luz, la mayoría de las
casas tiene energía? ¿Para qué perforar pozos petroleros si, por el momento, nos alcanzan
las divisas para importar combustibles? , Viviendo de lo inmediato, el estado corrupto y
desregulado no se va ocupar de la infraestructura nacional hasta que las consecuencias de su
deterioro no afecten directamente su supervivencia. Sólo entonces actuará, pero mostrando su
absoluta incapacidad, ya que intentará resolver con una sumatoria de medidas espectaculares
un problema que requiere una profunda planificación.
SIGLO XIX.
2.1.1. - La Época de la Independencia
La Explotación del Guano
Durante la segunda mitad del siglo XIX, esta riqueza natural era explotada por un sistema de
concesiones que el Estado otorgaba a los particulares. El favoritismo, la influencia política, los
vínculos de parentesco (nepotismo) eran los criterios decisivos para obtener el derecho de
explotar y exportar guano. Estos privilegios eran dispensados y distribuidos ilegalmente por los
políticos que se sucedían en el gobierno.
Esta riqueza no fue en consecuencia utilizada para desarrollar la industria, la agricultura o el
comercio. Así, una clase minoritaria se enriqueció en detrimento de la mayoría de la población.
Después de la dilapidación de estariqueza, el país se sumió nuevamente en la pobreza.

2.2.- EL SIGLO XX

La Corrupción del sector Pesquero


Por los años 70 El Perú llegó a ser el primer productor a nivel mundial. Los industriales
nacionales y extranjeros se enriquecieron enormemente y el Estado peruano obtuvo
grandes ingresos.
Estos fueron dilapidados por el Estado como si se tratara de un patrimonio inagotable.
Dichos recursos sirvieron para conceder ventajas, para satisfacer a los seguidores, para
contentar a los militares. Sin embargo, la pesca industrial al no respetar el ciclo de
reproducción de los peces determinó la extinción tanto de éstos como de la industria de la
harina de pescado.

Corrupción Institucionalizada del tráfico de Drogas


La corrupción institucionalizada resulta también del tráfico de drogas en razón a que el Perú es
no solamente uno de los primeros productores de la hoja de coca sino también donde se
elabora la pasta básica de cocaína. El poder económico de esta actividad ilícita permite a los
traficantes adquirir una influencia política significativa a todos los niveles del Estado y de
la organización social. Ministros y altos funcionarios de la policía han estado directamente
implicados en el tráfico o en la protección de la red de traficantes.

2.5.- EL GOBIERNO DE ALAN GARCIA : (PRIMER GOBIERNO: 1980-1985)


EL CASO BCCI
Entre los días 5 y 8 de mayo de 1986 el Banco Central de Reserva. transfirió a cuentas cifradas
del B.C.C.I. (Panamá) un total de 215 millones de dólares, cifra superior a la acordada. Se ha
probado que Leonel Figueroa y Héctor Neyra, Presidente del Directorio y Gerente General del
B.C.R.P. recibieron "coimas" por dichas operaciones.
CASO MANTILLA
Mantilla fue primero vice-ministro y luego ministro del interior. En los cinco años, tuvo una
relación fluida con el presidente que lo seguía teniendo en su entorno más personal e
inmediato. Diversos medios periodísticos vincularon a Mantilla con grupos de choque aprista
que él auspiciaba, además de ser señalado como el responsable, junto con García, de crear y
dirigir al grupo paramilitar Rodrigo Franco, autor de un sinnúmero de violaciones a los
derechos humanos.
- Agustín Mantilla,recibió de Vladimiro Montesinos 30,000 dólares para gastos proselitistas.
2.6.- EL DECENIO DE FUJIMORI-MONTESINOS
A comienzos de 1990 llegaba a su fin el que se caracterizó por violaciones a los derechos
humanos, corrupción y una hiperinflación en lo económico.

- Fujimori y las Fuerzas Armadas (FF.AA.) dieron un golpe de estado el 5 de abril de


1992, aboliendo la Constitución de 1979, cerrando el Congreso e interviniendo el
Palacio de Justicia, de donde fueron extraídos muchos expedientes incómodos para los
golpistas.
- - Poco antes del golpe, la esposa de Fujimori, Susana Higushi, había denunciado que la
hermana del presidente, Rosa Fujimori, comercializaba la ropa que donaba
el Japón para los pobres, a través de la empresa Apenkai; la denuncia fue archivada
poco después del golpe y Higushi fue encerrada en Palacio de Gobierno.
- La captura del líder de SL, Abimael Guzmán Reynoso, en septiembre de 1992,
SEGUNDO GOBIERNO
La captura del líder de SL, Abimael Guzmán Reynoso, en septiembre de 1992,

- En diciembre de 1996, un comando del MRTA liderado por Néstor Cerpa Cartolini e
integrado por 14 subversivos (entre ellos 2 mujeres), tomó la casa del embajador
japonés durante una fiesta a la que habían sido invitados cientos de personas, que
quedaron como rehenes.
El fraude del 2000 y la caída de la dictadura
la candidatura de Fujimori para una tercera elección presidencial, el proceso electoral del
2000 estuvo plagado de irregularidades, tales como la falsificación de un millón de firmas para
inscribir la candidatura de Fujimori, el uso de donaciones de alimentos como medio
de presión a personas de escasos recursos a través del Programa Nacional de Asistencia
Alimentaria (PRONAA), los continuos e infames ataques a los candidatos opositores desde
la prensa "chicha" y la TV de señal abierta (controladas por el gobierno) y el uso de recursos del
Estado para financiar la ilegal candidatura, todo con la complicidad del Jurado Nacional de
Elecciones (JNE), la Oficina Nacional de ProcesosElectorales (ONPE) y el Poder Judicial,
igualmente controlados por el gobierno.

- Hubieron más de 1600 denuncias de irregularidades (150 del Foro Democratico, 690 de
Transparencia, 200 de la Defensoría del Pueblo y 600 del Consejo por la Paz),
como propaganda oficialista en los mismos centros de votación, cédulas recortadas en
las que faltaba el candidato Toledo, obstáculos contra el trabajo de los observadores y el
sorprendente exceso de un millón de votos con respecto al número total de sufragantes.