Está en la página 1de 3

ARQUITECTURA DE COMUNICACIONES

Para controlar el seguimiento de los seguidores solares se genera una red de radiofrecuencias Zigbee (con Modbus
RTU). Este protocolo de comunicaciones utiliza la misma banda de frecuencias que el WiFi o el Bluetooth, pero es más
barato y tiene ciertas particularidades que la hacen mejor para aplicaciones industriales.

Introducción A Redes Zigbee


Estas redes se basan en una estructura de comunicaciones malladas en las que se diferencian tres tipos de elementos:
Routers, dispositivos finales y un coordinador. Una red puede tener varios routers y dispositivos finales, pero solo un
coordinador.

Figura 1.- Elementos de una red Zigbee.

El coordinador es el elemento que genera la red. Esta red tiene un identificador de red llamado PAN ID (Personal Area
Network Identifier). Routers y dispositivos finales se unen a la red, pero no pueden crearla. La diferencia entre un
dispositivo final y un router es que los routers son elementos activos y pueden actuar como repetidores de señal,
mientras que los elementos finales tienes periodos en los que duermen y no pueden actuar como repetidores.

Si coexisten más de una red Zigbee, los routers y dispositivos finales solo pueden unirse a una de ellas. Si no tienen
asignada ninguna red podrán conectarse a diferentes redes cada vez que se enciendan. Para indicarles que se unan a
una red específica, habrá que indicarles el PAN ID de esa red.

Figura 2.- Redes Zigbee diferentes

1
Elementos de la Red de Comunicaciones
Para generar esta red Zigbee en las instalaciones fotovoltaicas, se dispone de tres tipos de elementos: Network Control
Unit (NCU), Tracker Control Unit (TCU) y Remote Sensor Unit (RSU). Teniendo en cuenta la arquitectura de
comunicaciones, la NCU sería el coordinador de la red, mientras que TCU y RSU serían routers. En esta configuración
no existen dispositivos finales, por lo que todos los elementos son capaces de actuar como repetidores dentro de la
red. La función de cada uno de estos elementos viene especificada más abajo:

 Network Control Unit (NCU): Es el elemento supervisor que coordina y monitoriza los grupos de seguidores
(TCUs) y los sensores remotos (RSUs). La NCU monitoriza diferentes señales procedentes tanto de las TCUs
como de las RSUs: posición actual del seguidor, posición actual solar, modo funcionamiento (auto/manual),
corriente del motor, carga de baterías, diferentes alarmas (eje bloqueado, sobre corriente, baja velocidad,
etc.), a la vez que gestiona alarmas de viento y nieve (proveniente de las RSUs). A su vez, se encarga de enviar
peticiones de movimiento a posición de defensa, o de mantenimiento, a las TCUs que lo requieran.
Estas NCUs están compuestas de dos Gateways, que son capaces de controlar (cada uno) hasta 10
RSUs y 128 TCUs, o hasta 224 TCUs. Las NCUs se encuentran situadas, generalmente, en electrocentros
distribuidos por la planta. Cada NCU está conectada mediante MODBUS TCP/IP (cableado) al ordenador del
cliente (SCADA), que es capaz de monitorizar el funcionamiento global del sistema.

 Tracker Control Unit (TCU): La TCU es el elemento que dota de inteligencia a cada seguidor solar de la planta.
Es la que se encarga de gestionar el funcionamiento automático del seguidor. Está continuamente escuchando
órdenes que provengan desde la NCU (niveles de viento y nieve, posiciones de limpieza, etc.…). Hay una TCU
por seguidor solar.
La TCU dispone de inclinómetro integrado para que el seguimiento del sol sea preciso, y de un
algoritmo de backtracking, para evitar sombreados cuando el sol se encuentra bajo. Otras de sus
características interesantes son que dispone de protección frente a una posible sobrecarga del motor, de una
parada de emergencia, de un algoritmo de carga de batería LiFePO4 (explicado en los manuales) y de
protección IP65/NEMA3.

 Remote Sensor Unit (RSU): Se ubica en anemómetros en la periferia de la planta. Es la que se encarga de
monitorizar el nivel de viento y generar alarmas que envía a la NCU. Posteriormente es la NCU la que se
encarga de enviar requerimientos de movimiento a posición de defensa a las TCUs correspondientes. Por
tanto, no existe conexión directa entre RSU y TCU.

La arquitectura de comunicaciones, por tanto, tiene la siguiente estructura:

Figura 3.- Arquitectura de comunicaciones.

2
Estrategias de control.

Para un control coordinado del sistema global, se pueden seguir ciertas estrategias de control que favorecen
a un funcionamiento más eficiente de la planta:

 Posición de seguridad de los seguidores: existe la posibilidad de hacer hasta 10 grupos de seguidores
configurables desde la NCU, siendo posible configurarlos con diferentes niveles de alarma de viento (V
ráfaga, V medio …). Además, existe la posibilidad de vincular dichos niveles de viento con un ángulo máximo
de inclinación del seguidor.

 Configuración de los grupos de posición de mantenimiento: Existe, también, la posibilidad de hacer grupos
de limpieza o mantenimiento entre las TCUs de manera que se acceda a una de las posiciones de seguridad
para hacer la limpieza. La NCU envía dicha orden de posición de seguridad a los seguidores (TCU).

 Alarma de nieve: Hay opción de incorporar un sensor de nieve en la RSU. En ese caso, la RSU mandaría la
alarma de nieve a la NCU, y esta a su vez la reenviaría a los seguidores.

Figura 4.- Arquitectura de control.