Está en la página 1de 4

Trabajo Práctico Nro.

3
Problemática Educativa. 2005.
Diego Forte (M: 13147/02)
M. Florencia Chiaramonte (M: 11583/01)
Letras
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

4-2)

La noción de cultura hegemónica que subyace en el fragmento de Apple puede


compararse con los mecanismos de lineamiento ideológico que se llevan a cabo en las escuelas.
Es decir, el currículum escolar responde a los intereses de la cultura dominante, cuyos
representantes tienen el poder gubernamental, a su vez, éstos ejercen el control de las
instituciones educativas, por lo tanto, todo lo que en ellas se enseñe estará ligado a sus
intereses y sus necesidades de perpetuarse en el poder.
La cultura dominante reducirá todo intento de expresión de aquellas otras culturas
subalternas, este proceso, es inevitable, así como también lo es la existencia de estas otras
culturas.

4-3)

Tedesco diferencia la capacidad hegemónica del capitalismo industrial (de los viejos
tiempos) con el capitalismo actual (globalizado). Dice que el primero tenía un carácter
inclusivo, ya que establecía vínculos entre todos los sectores sociales a través de relaciones de
explotación y de dominación. En cambio, el actual se diferencia por generar fenómenos de
exclusión, que se definen por la ausencia o la ruptura de los vínculos, lo que debilita su
capacidad hegemónica. Esta debilidad está asociada a los nuevos patrones de funcionamiento
de las instituciones responsables de la producción y la distribución de bienes culturales.
En el capitalismo industrial, la escuela y la tv estaban basadas en ofrecer a todo un
mismo producto y tenían poder homogeneizador, lo que contribuía al dominio hegemónico. Por
otro lado, los nuevos mecanismos culturales del actual capitalismo, se basan en la lógica de la
demanda, multiplicando la oferta, lo que genera una gran heterogeneidad. De esta manera, al
diversificarse los gustos y las ideologías de la población, ejercer la hegemonía se vuelve más
difícil.

Tedesco destaca dos tipos de sociabilización, la primaria –que se produce en el marco


familiar- y la secundaria- que se produce en el marco escolar-. ES importante que el individuo
tenga una buena socialización primaria para poder desarrollarse normalmente en el ámbito de la
escuela.
En este contexto Tedesco plantea un cambio en el funcionamiento de la familia actual
respecto del de la familia tradicional. Este cambio tiene que ver con la mutación de la relaciones
familiares: disociación conyugal y filiación. Además, en muchos casos se disuelven las
jerarquías entre padres e hijos, tornándose así en un sistema de relaciones democráticas, lo que
determina que los padres (o los adultos) , en lugar de ser responsables de transmitir el
patrimonio cultural y moral de una generación a otra, tienden ahora a privilegiar la construcción
de la identidad personal. No habría ahora transmisión, sino intercambio. Concluye en que se
lleva a cabo un proceso de des-institucionalización de la familia.
La función de la escuela con relación a la cultura consiste en la formación del núcleo
estable, de los marcos de referencia, que permitirán los cambios permanentes a los cuales nos

1
somete la producción cultural del nuevo capitalismo. Cuando este núcleo –cultural y cognitivo- no
está constituido o lo está muy débilmente los riesgos de alineación y dependencia aumentan
considerablemente.

4-4)
Tenti Fanfani:

-No está de acuerdo con la tesis de Tedesco, respecto del fin de la hegemonía en las sociedades
capitalistas actuales. Y plantea: “que lo que pareciera ser un debilitamiento de la hegemonía no
es más que un síntoma de su más completa realización. (...) El capitalismo no sólo domina en la
realidad de los procesos de producción y distribución de bienes y servicios, sino que también
domina sobre las conciencias.”
-Se opone a la idea de que la exclusión determina falta de hegemonía: “existen evidencias que
muestran lo contrario, los excluidos de hoy quieren ser incluidos...en el sistema capitalista”.
-La socialización necesaria para el control de la población se realiza por otras vías menos
formales y explícitas y, por lo tanto, menos políticas.
-Más que de ausencia de hegemonía estaríamos en presencia de otro modo de producción y
reproducción.
-Coincide con Tedesco en el debilitamiento de las instituciones de socialización, tales como la
familia y la escuela, y su sustitución por el consumo y los medios masivos de comunicación.
-Coincide con la propuesta de Tedesco de los dos ejes rectores de un programa educativo para
el siglo XXI: el “aprender a aprender” y el “aprender vivir juntos.”
-Coincide en que la escuela debe transformase en un lugar de contracultura o de una cultura
contrahegemónica.

Tiramonti:

- Plantea que la hegemonía exige definir un núcleo civilizatorio y crear instituciones que lo
propugnen. Depende de donde se lo mire, la hegemonía implica integración que esconde
sometimiento (ya que da por tierra con las culturas subalternas) o bien, sometimiento que
promueve integración. Lo que ocurre en nuestros tiempos, es la pérdida de la promesa de
integración, que según veremos más adelante, puede llevar a una situación de gobernabilidad
conflictiva para los grupos dominantes. En este sentido, se diferencia de Tedesco, al utilizar,
quizás con mayor precisión, que lo que ocurre más que una pérdida de hegemonía lo que ocurre
es una pérdida de gobernabilidad.
-Prima el mercado, prima la fragmentación sobre la integración y se ha ampliado el ejército de
excluidos. La homogeneización, antes se garantizaba a través del control de la oferta de bienes
culturales, entre los cuales estaba la escuela. Tiramonti plantea la dificultad actual de establecer
un orden que no sea homogeneizador, que no esté sustentado en la supresión de las diferencias.
-Coincide con Tedesco en que la familia ha cambiado. Dejó de ser una estructura jerárquica
organizada alrededor de las exigencias del mandato patriarcal y de la reproducción de la
especie. Esta nueva familia es más débil en la transmisión de mandatos, debido a que los padres
apuestan la creatividad de sus hijos, a su capacidad de adaptación a una sociedad en constante
cambio.
-Tiramonti pone especial énfasis en diferenciar las variables escolares que tienen lugar dentro
del sistema educativo argentino –clases altas, clases medias, clases bajas- . De esta manera,
ella argumenta que el error de Tedesco decae en no contemplar esta heterogeneidad al plantear
una definición única y general para todas las escuelas., “y al hacerlo pasa por alto el problema
de la pérdida de centralidad del Estado y de fragmentación social.

2
-Tiramonti cuestiona la idea de construir un marco institucional contra-cultural, planteando que
puede llegar a resultar en un estilo conservador.

4-5)

Concepción humanista de la igualdad Relación diferencia-semejanza


_Reconoce la obviedad del derecho infantil a la _Pone el acento en la relación, construida
educación y de la escuela homogénea. desde el dominio y la afirmación de un polo
_Basada en los valores de la libertad, igualdad sobre otro.
y fraternidad. _ La escuela es considerada un espacio de
_Fundamentado en los valores de la razón y el experiencias relacionales: diferencia-
orden. semejanza, individuo-grupo, capacidad-
_El objetivo es hacer accesible a toda la discapacidad, etc. Se asumen así las
población escolar –cualquiera sean sus ambivalencias, los conflictos, las dificultades y
diferencias- los valores propios de la cultura los logros que la interacción produce.
occidental; y estás sustentado por prácticas _ Analiza el binomio exclusión-integración como
pedagógicas tradicionales. una realidad que genera conflicto pedagógico,
_La función primaria del sistema de enseñanza que afecta tanto al diagnosticado como
es la de imponer la legitimidad de una diferente como al normal. Porque ambos
determinada cultura, apuntar a una hegemonía carecen de la capacidad de relacionarse desde
cultural. la igualdad.

Garreta destaca la importancia de la selección de contenidos como “uno de los principales


frentes que hay que acotar en el avance hacia la educación intercultural”. Para graficar este
planteo, expone el ejemplo de Quebec, Canadá.

La experiencia de Québec:

-Considerar a cada alumno como miembro de un grupo particular.


-Apostar a la comprensión del alumnado de la diversidad cultural que caracteriza a su
sociedad.
-Se aconseja que el material didáctico refleje la importancia de las comunidades más
antiguas y más recientes de Québec. Que contenga ejemplos precisos y variados de aspectos
culturales presentes y destaque su dimensión de quebequesas. Que destaquen su historia
política, económica, cultural abordando aspectos positivos y negativos que implica la diversidad
cultural.

El caso de los textos escolares de Quebec puede articularse con el texto de Pérez de Lara en el
hecho de que tanto la Tendencia diferencia-semejanza, como la experiencia canadiense,
promueven una educación que forme tanto para el respeto como la valoración de las diferencias
culturales. Los mecanismos que plantean estos dos ejemplos están destinados a revertir el
objetivo de implementación de una cultura hegemónica planteado en la Concepción Humanista
de la igualdad, característica de la sociedad moderna. El reconocimiento de las diferencias
culturales e individuales determinan una afirmación de las subjetividades, generando así un
sentimiento de pertenencia.

4.5.1

3
Mary Nash en su prefacio nos dice que el rol del estado, o al menos uno de ellos, es el
de implementar en su esquema políticas de integración o de identidad. Esto se debe, a que el
mercado global impone una cultura, una religión, es decir, estereotipos, lo que hace que queden
afuera o no tan a la vista otras sectores culturales. Pues bien, el estado debe lidiar con ello e
inclusive tiene que fomentar dentro de aparatos institucionales como la escuela “la mirada del
otro”, es decir mirar al otro no como si este fuera una especie de amenaza por su condición de
distinto -por el mero hecho de que sus valores culturales no logran traspasar ciertas fronteras-
sino como uno más, como parte de su propia cultura.

Todos los autores coinciden en la idea de que la escuela es una de las instituciones del
Estado a través de la cual se bajan lineamientos ideológicos que contribuyen a transmisión de un
pensamiento único, de la cultura dominante. Desde la época en que el Estado tenía un rol fuerte
y activo en la formación de la ciudadanía, los contenidos escolares tendían a la abolición de las
diferencias entre los alumnos, y apuntaban a homogeneizar la cultura. En el contexto del nuevo
capitalismo, con el aumento de la demanda y la oferta cultural, se multiplicaron las diferencias,
generando un panorama heterogéneo de difícil control y resistente a la función homogeneizadora
del Estado. Se hizo imposible, a esta altura, seguir ignorando la existencia de múltiples culturas,
opuestas a la cultura hegemónica. Surgen así, diferentes tendencias de cómo enfrentar el
multiculturalismo, los autores trabajados en este práctico, dan cuenta de ello.
Especialmente Tedesco y Tenti Fanfani proponen que la escuela se convierta en un
espacio contra-cultural o contra-hegemónico. Esto significa que desde la misma institución se
promueva la permanencia de las culturas diferentes a la hegemónica, aceptando, reconociendo y
estudiando sus características. Para ello, ambos autores sugieren el voluntarismo como una de
las claves para poder llevar a cabo el proyecto contracultural.