Está en la página 1de 8

MPOÑAS DE S

E ZA AN
OD

¡CHAMAMPI SIKURIS!

NT

MA
JU

RC
CON

OS
1977 2008

BOLETÍN DEL CONJUNTO DE ZAMPOÑAS DE SAN MARCOS AÑO 1 - Nº 1


Centro Universitario de Folklore - UNMSM

¡UNA PROPUESTA, UNA ALTERNATIVA…


HACIA LA CUARTA DÉCADA!

E l desarrollo musical e instrumental de nuestra


cultura peruana, y en particular de la cultura
quechua aymara, se nutre siempre de un
fundamento teórico que le da soporte al sikuri para
seguir cultivando sus conocimientos teóricos y
transcurrido por esta agrupación durante sus tres
décadas. La publicación ¡CHAMAMPI SIKURI! sale a la
luz como vocero del CZSM en conmemoración de sus
XXXI ANIVERSARIO denominado “Hacia la cuarta
década” y reafirma sus principios fundados en el arte
musicales. Pero, para un desarrollo integral y popular, la cultura andina y el pueblo en sus expresiones
organizativo, es trascendental la producción vivas. Tiene como objetivo expresar los acontecimientos
bibliográfica y discográfica, los que tienen que ir del movimiento sikuri en su desarrollo musical,
acompañado de una prensa escrita continua. En la organizacional, sus costumbres y sus encuentros.
actualidad además de la prensa, la revolución Incluiremos también el contexto político, social y
tecnológica permite un gran desarrollo de la informática académico de la UNMSM, nuestra Alma Mater; además
por lo que ahora todos cuentan con e-mail, pagina Web temas relacionados con nuestros hermanos del altiplano
o blogs para difundir sus principales actividades e quechua- aymara.
incluso se generan debates a través de foros groups del
cual no somos ajenos. ¡CHAMAMPI SIKURI! agradece a todos quienes hacen
posible esta publicación, gracias a ellos y su contribución
Asumimos como organización universitaria, la con los artículos que aparecen como base principal.
expresión y compromiso de aportar al movimiento Además a los que apoyaron económicamente para hacer
popular y andino de forma integral inculcando en la realidad esta nueva propuesta. Trabajo que recién
juventud la necesidad de sumar esfuerzos ante la empieza para lo cual damos una apertura amplia y
alternativa cultural extranjera que nos imponen bajo el convocamos a quienes estuvieron y están en CZSM, a
término de la globalización. La que nos hace perder contribuir con este espacio que será muestra y
valores, mística y orientación de nuestro trabajo compromiso y aporte a la cultura popular. Ademas a los
colectivo y ancestral; por ello nos sumamos a seguir compañeros de la comunidad sikuri estaremos llegando
contribuyendo a través de una propuesta que no es la a ustedes para recibir sus aportes. ¡Por un Perú nuevo
única ni la primera, tampoco será la ultima pero creemos dentro de un Mundo nuevo...!
que es momento de avivar el conocimiento y la difusión Lima, Julio 2008
ante el pueblo de la idea que los sikuris existen y siguen Fredy Morán Valencia - Director del CZSM
creciendo y avanzando. Para lo cual proponemos
mediante este boletín un vocero del Conjunto de
?
El estilo Ilave en los metropolitanos:
CONTENIDO:

Zampoñas de San Marcos que se difundirá de forma


trimestral. Además saludamos y damos la bienvenida a la Carlos Sánchez pag. 2y3
comunidad sikuris de Lima a seguir contribuyendo y ?
Imillas: Amor al arte
fortaleciendo nuestros lazos de compañerismo y María Suárez pag. 3
camaradería institucionales. ?
Cuento: Margarita
Saúl Acevedo pag. 4-6
¡CHAMAMPI SIKURI!, es una expresión de fuerza que ?
San Marcos pierde terreno:
significa “con fuerza sikuri” y son las vivas con las que César Hildebrandt pag. 7
nuestros antepasados se incentivaban. En la actualidad ?
Imágenes del CZSM: pag. 8
esta expresión tan tradicional no se pierde, sino que el
Conjunto de Zampoñas de San Marcos como frente Suplemento “EL CHAMAMPITO”
cultural universitario, hace realidad el esfuerzo de sus
integrantes. Nos acompañan las generaciones que han
Conjunto de Zampoñas de San Marcos
ANÁLISIS

EL ESTILO ILAVE EN LOS METROPOLITANOS


La feliz conclusión de un infructuoso esfuerzo

Carlos Sánchez Huaringa


Los grupos metropolitanos que han escogido el homogeneidad. Y vemos que el cambio y
estilo Ilave para realizarse artísticamente en los 80 búsqueda de diferenciación e identidades
y 90 en Lima definieron y practicaron las apresuradas se sobrepone a la adorada idea de la
características del “estilo Ilave", resumido en: autenticidad y a la perennidad “milenarista” del
Pausado (es decir más lento de lo "normal"); estilo.
“vibrado” (de las zampoñas al ser ejecutadas, más
aún notoriamente en ciertas "paradas"); el inicio En Ilave nos dimos cuenta que lo único realmente
de la fuga rápido y fuerte, la fuga rápida (más de lo identificable, ubicable y casi palpable elemento del
normal), y el final "seco", es decir, abrupto, fuerte estilo es el repertorio, mientras que las
y sin ninguna prolongación de sonidos, etc. Estas inaprensibles marcas musicales (parte principal
marcas musicales del estilo Ilave se construyeron del estilo) se encuentra en la memoria (siempre
con visitas y entrevistas in situ (Ilave-Puno). frágil) de los ejecutantes (de algunos de ellos)
quienes generalmente no son músicos
Como vemos se trata de una concepción estática profesionales y tocan de manera esporádica
de la música, niega la esencia dinámica y maleable (posiblemente una vez al año). El estilo pues
del estilo que adquiere en cuanto construcción depende del recuerdo y de la memoria colectiva
social; rechaza el papel de renovador de las que en consonancia con la capacidad y motivación
generaciones nuevas, la competencia y la de los renovados guías anuales reaparece una vez
diferenciación, las reconstr ucciones de al año. El grupo Motorizada, por ejemplo, no es un
identidades colectivas y la peculiaridad individual grupo impermutable cuyos integrantes poseen las
dentro del grupo. Se concibe al estilo como una marcas musicales y garantía de persistencia y
construcción premeditada hasta el mínimo continuidad del "estilo"; al contrario, los
detalle, conservado y repetido concientemente integrantes de la Motorizada se reúnen en vísperas
con la mínima precaución. Nada más equívoco de fiesta y reciben a todos aquellos que desean
que esta percepción falaz y casi arqueológica del integrarse (visitantes diversos, aprendices,
vivo movimiento musical altiplánico, pero jóvenes, adultos, etc.) e inclusive contratan
búsqueda finalmente muy provechosa y original músicos de otros pueblos. Así el grupo es un
pues termina con la construcción de un conglomerado de experiencias y "estilos
“metropolitano estilo ilave”, es decir, un “nuevo personales" que no tan efectivamente los guías del
estilo” creado por los metropolitanos en la año lograrán controlar, mas bien esperan ser
indagación y práctica del “verdadero estilo ilave”. seguidos en el repertorio y las marcas musicales
que “expresen” espontáneamente y estarán
¿Cuántos de nosotros no hemos asistido a largas, afectos para los aportes que hagan los demás (más
tediosas e improductivas discusiones (ahora nos de una vez hemos visto como muchos ilaveños
damos cuenta) en busca de la esencia del estilo elogian la ejecución del visitante limeño y guiarse o
Ilave (también de los otros estilos)? Sin embargo, seguir a estos). Primitivo Butrón (integrante de la
en Ilave (Puno) podemos percatarnos en primer Motorizada) respondió en 1994: "lo que ustedes
lugar que no hay “uno”, sino “varios” estilos, y llaman estilo para nosotros es un sentimiento"
luego que estas son tan diversas entre grupos e (¿Acaso son estas homogéneas, identificables e
integrantes, entre jóvenes y viejos y entre unos inmutables?). También déjenme recordar a mi
años y otros. Nos percatamos que la variedad de amigo Ilich Huerta que de regreso de su anhelado
criterios, concepciones, prácticas y ejecución viaje a Puno comentó que se había decepcionado
musical se superpone a la idea sublimada de la de los sikuris puneños a quienes (como siempre

2
XXXI Aniversario del CZSM
ANÁLISIS

El CZSM junto
a miembros de la
IMILLAS: AMOR AL ARTE
Motorizada de
Ilave, en 2005 María Suárez Gavidia

A través de este espacio expresamos un caluroso


saludo a nuestro Conjunto de Zampoñas de San
Marcos que desde hace XXXI años difunde el arte del
sikuri en Lima. Expresión que no solo se basa en el
nos enseñaron los viejos) había idealizado: “No soplo del siku y su intérprete el sikuri; sino que también
existen a su alrededor las imillas o danzarinas
aprendí a tocar ni de estilos, pero si enseñé
acompañando las melodías. Por ello creemos que no
mucho”, dijo finalmente. Por otro lado, en el año somos un grupo aparte y expresamos el arte y nuestro
2006 el CZSM y Motorizada de Ilave tocaron amor por la institución, pero antes es importante
juntos en el concurso de la Virgen de la Candelaria absolver una pregunta para dejar en claro nuestra
en Puno en el que se presentaron con el “estilo San presencia.
Marcos”, quedando los ilaveños impresionados
por el estilo limeño y percatándose que ¿Las Imillas del Conjunto de Zampoñas de San Marcos
posiblemente les faltaba construir mejor su participamos en él, unidas por el arte o por el
propio estilo el que no podían explicar muy bien sentimiento? La verdad creo ambos. Solo se necesita
de que se trataba. Este es el estilo “ilave” en estos vernos para comprobarlo. Cuando al danzar
tiempos como en otros tiempos, pero que los simplemente nos dejamos llevar por aquellas
zampoñas o cañas, que al sentir sus resonantes ritmos,
grupos metropolitanos hemos esquematizado,
tocadas por jóvenes que con pasión y amor emiten
investigándolos, difundiéndolos y repitiéndolos hermosas melodías, aunque para algunos no hay
reiteradamente año tras año, integrante tras cambios y piensan que es lo mismo. Para nosotras las
integrante en nuestros ensayos y presentaciones, imillas no es así. Son bellas notas que llenan nuestro
buscando interiorizar estas marcas musicales con corazón y simplemente nos dejamos llevar, danzamos
el afán de lograr la fidelidad, la idoneidad, el y cantamos esta música que es una fuerza que nos
“alma” del estilo. impulsa, a pesar, de a veces llevar fajas muy apretadas,
dolores o una cruda que quedo de la noche anterior.
Pero como decía, este proceso ha sido finalmente Por eso pienso que seguiremos haciéndolo siempre y
feliz, los grupos metropolitanos ilaveños en este cuando nuestros sikuris sigan tocando como lo hacen
afán de ser portadores fieles y en la búsqueda de la hasta ahora, con corazón y con el amor que sienten por
nuestra cultura milenaria.
esencia del estilo ilave han terminado realizando
algo importante y trascendental para el Personalmente, creo que este sentimiento nació en mí
movimiento sikuri limeño (aun no avizorado por incluso antes de que naciera, quizás porque escuchaba
ellos mismos): la creación de un nuevo "estilo dentro del vientre de mi madre las hermosas notas que
ilave-limeño". Se trata de un producto propio muy emitían las zampoñas y también se debe a que los
bueno y de gran calidad (aunque involuntario sikuris sanmarquinos tocaban con esa fuerza y vigor
como muchas creaciones culturales) que hace ver que me llenaba de sentimientos encontrados. Luego
las grandes potencialidades del movimiento continué inmersa en nuestro folklore en la forma más
metropolitano en la creación y recreación del activa, es decir, bailando y ahora que pertenezco a las
estilo al cual han criticado y negado Imillas del Conjunto de Zampoñas de San Marcos de
reiteradamente. Hoy cuando escuchamos al algún la Universidad Nacional Mayor de San Marcos me
siento plena y muchas veces orgullosa llevando el
grupo metropolitano tocar el “estilo ilave”
estandarte, guapeando y bailando al igual que muchas
sentimos un gran regocijo de saber cuanto poder de mis compañeras que estoy segura que comparten
creativo tienen. este mismo sentimiento.

3
Conjunto de Zampoñas de San Marcos
CUENTO

MARGARITA
Saúl Acevedo Raymundo
“¿Alfredo? ¿Alfredo Vargas, eres tú?” El aludido él miró con una sonrisa complaciente. Como si en
respondió que sí y agregó medio socarrón: ella rememorara los tiempos idos. Sin embargo,
“Zampoñista igual tú”. Tropecé con mi amigo desde el día en que nos topamos en Wilson, una
Fredo hace como un mes cuando caminaba por la curiosidad me inquietaba. Saber si Fredo tenía
avenida Wilson. Iba en compañía de su esposa a la alguna noticia de una chica que conocimos en la
que saludé con la mayor de las cortesías. Lo noté universidad con el nombre de Margarita.
algo envejecido y con un encanecer que erizaba
aún más su peinado. Pude reconocerlo por esa En esos remotos años éramos unos
mirada que, entre risueña y tristona, le daba un despreocupados muchachos universitarios que
aspecto de niño grande. Nos habíamos conocido pensaban estudiar en San Marcos por una larga
veinte años atrás cuando participábamos en el temporada. El temprano descubrimiento del
Grupo de Sikuris de San Marcos, del que desligó sikuri nos abrió un universo insospechado y una
por completo y no volvimos a saber de él. Lástima nueva perspectiva de las cosas. Así, nuestras
que a la cuarta o quinta frase me dijo que tenían principales actividades, aparte de estudiar la
que llegar a una imprenta antes de que esta cerrara. carrera, eran recalar al medio día por el comedor
Pensando en que quizá no lo volvería a ver en universitario, participar en una que otra marcha
otros veinte años le dije: “¿Qué te parece estudiantil y, con especial gusto, asistir a los
reencontrar a viejos amigos en la fiesta de la Cruz ensayos y presentaciones del Grupo de Sikuris. No
que habrá en una semana?” Creo que esta fue la imaginábamos que una nueva costumbre se iría
más convencional de mis frases y también la instalando poco a poco en nuestras tardes ociosas.
respuesta de mi amigo. Comenzamos a frecuentar, sin una razón
Por eso sentí una mezcla de sorpresa y específica, unos restaurantes ubicados al lado del
alegría contenida cuando lo vi cruzar el portón de Estadio Monumental, dentro de la Ciudad
la peña folklórica Brisas del Altiplano y buscarnos Universitaria. Eran unos cinco o seis kioscos
con la mirada. Al llegar a nosotros alguien que lo destartalados, hechos con tripleyes y maderas,
identificó exclamó: “Haber muchachos un saludo donde consumíamos mate de coca, gaseosas, o
a todo pulmón para Fredo Vargas, ex integrante de alguna bebida acorde a la estación. En contra de su
los años...!” Le dedicamos con nuestras zampoñas apariencia exterior, estos ambientes eran muy
una atropellada diana a modo de bienvenida acogedores e incomparables para la conversación.
Luego de ello ingresó al redondel a estrecharnos A toda hora se podía percibir en ellos el bullicio de
las manos, sin poder reconocer a la mayoría de los amigos de facultad, los compañeros del
miembros que lo observaban como tratando de partido político o a los infaltables sikuris.
reconocer a uno de sus semejantes. Con Rodrigo, Ocurrió que cierto día apareció en uno de
Manuel y Ernesto, dinosaurios del Grupo que nos los kioscos una muchachita de nombre Margarita
negábamos a extinguir, lo arrastramos a un rincón que le agregó un nuevo componente a esas
del local donde podíamos conversar sin ser distendidas tertulias. Era una adolescente menuda
interrumpidos. Allí lo comenzaron a acribillar con de unos 13 o 14 años que trabajaba en el
preguntas sobre qué había sido de tu vida, dónde restaurante El Camanejo. A primera vista
te habías metido tanto tiempo y los cariñosos contrastaban su enorme belleza y el desamparo de
palmoteos del reencuentro. Además, Rodrigo lo su humilde condición. Como una cenicienta de
sermoneó por no haber dejado ninguna pista de carne y hueso que refulgía entre la docena de
ubicación. Yo me deleitaba escuchándolos chicas que trabajaban en los otros
mientras deschapaba la primera botella de la tarde. establecimientos. Aparte de ella, en el local
En un respiro pedí una tregua para el viejo amigo también se podía encontrar a la dueña, su esposo,
alargándole un vaso de cerveza servido al ras que quien era el cocinero, y a la hija de ambos.

4
XXXI Aniversario del CZSM
CUENTO

Semanas después caímos en la cuenta que que el joven Alfredo se convirtiera en el consentido
exclusivamente frecuentábamos el restaurante del local. Tenía crédito y ya casi Margarita no le
donde laboraba Margarita cuando una noche, preguntaba qué bebida se iba a servir. Le traía
Manuel, con su irrefrenable ironía nos espetó: nomás. En realidad todos habíamos ganado
“Parece que la chibola de El Camanejo convoca confianza con los miembros de El Camanejo;
más gente que los ensayos, ¿no?” Sonreímos todos tanta, que lo considerábamos casi como nuestro
por la ocurrencia a lo que Fredo añadió: “¿Te segundo local. Debido a eso, en circunstancias
refieres a Margarita? Está para deshojarla”. Había extremas, solíamos dejar encargados los
averiguado el nombre de la chiquilla y que era instrumentos musicales por algunos días.
sobrina de la dueña, un día en que llevó a sus En cierta oportunidad la niña-mujer nos
amigos de facultad a tomar una gaseosas. Poseía contó cándidamente que un “joven de Biología” le
un pícaro sentido del humor sobre todo cuando se había regalado una trionix que ella guardaba en su
trataba de mujeres. Le decíamos el Galáctico ya casa. Nosotros quedamos atónitos y como
que, además de estudiar Ciencias Físicas, creía en ignorantes nos preguntamos, entre bromas, si no
la secta religiosa científica El principio y el fin, que se trataría quizá de una motocicleta, una
anunciaba una inminente invasión extraterrestre, calculadora científica o, ya casi perdidos, de tres
antes de que el planeta Tierra estallara. Por ese ónix. Manuel empujó a un lado a Rodrigo pero
mismo motivo también era un consumidor alcancé a escuchar que le decía: “Mientras no sea
obsesivo de vegetales. un muñeco inflable”. Nos reímos de buena gana
contagiando a Margarita que seguramente no
podía sospechar por donde se estaba yendo
nuestra malicia varonil. Luego nos dijo que se
trataba de una hermosa tortuga que ese amable
joven había salvado del laboratorio para ella.
Fredo se puso más galáctico que nunca debido al
dulce tono con que ella pronunció la palabra
La atracción que Fredo sentía por Margarita amable; aunque a todos nos hizo el efecto
nunca la ocultó. A diferencia de nosotros que aguafiestero de regresarnos a la realidad de
guardábamos ciertos reparos por lo desigual de las nuestras clases y a otros a sus casas. De esta
edades. Con más prejuicios que otra cosa, anécdota concluimos que el interesado en
habíamos concluido que solo se trataba de una Margarita debía actuar con prisa y mucho celo si
niña de adelantada belleza. Ciertamente que del no quería dejar que otro “amable estudiante” diera
mismo calibre que una manzana prohibida. De el batacazo final. Las chicas del Grupo, enteradas
mediana estatura, Margarita poseía un amuñecado del asedio de Fredo y de nuestro celestino
y torneado cuerpo, unos atractivos pechitos, del proceder, nos sugerían burlonas que por qué no la
tamaño de jugosas mandarinas; además de unas invitábamos para que baile o lleve el estandarte en
brillantes piernas acaneladas, expuestas casi las presentaciones artísticas. Total, si acogíamos a
siempre en generosas falditas. Su rostro, perfecto, chiquillos curiosos como aprendices del siku, una
traducía un alma inocente que pedía a gritos niña de bailarina no desencajaría del todo.
protección, cuando no mucho amor. Daba Así fueron pasando los meses hasta que
ternura verla atolondrada, corriendo de un lado a un fin de semana, en que volvíamos de una
otro con el cabello mojado, mientras se alistaba presentación a guardar nuestras zampoñas vimos,
para asistir por la noche a un colegio cerca de San ya entrada la noche, las luces encendidas del
Marcos. restaurante. La imaginamos con su raído
Aunque al comienzo la supuesta tía de mandilito limpiando el local luego de la dura
Margarita nos miraba con cierto recelo, ya que la jornada. Lo que no sospechábamos era que
llamaba cuando que se quedaba a conversar más estaban celebrando el cumpleaños de Margarita.
de la cuenta, en las semanas siguientes permitió El número quince. Fingimos cierto resentimiento

5
Conjunto de Zampoñas de San Marcos
CUENTO

por la falta de confianza en invitarnos a tan chispeado por los vasos de ron, nos contó que al
especial fecha, por lo que la tía se deshizo en unas despedirse le había rozado, con toda intención, las
sinceras disculpas. La mesa del centro estaba comisuras de los labios. Ella en respuesta al
servida con un pequeño queque, un tazón con atrevimiento le regaló una coqueta risita. Era la
mazamorra de calabaza y un par de gaseosas. Un señal que él necesitaba para considerar inminente
cuadro humilde de agasajos que los espejos del su conquista. Además, mientras bailaban, se había
local multiplicaban convenientemente. Aparte de ofrecido a acompañarla por las noches al colegio.
las cuatro personas habían invitado también a dos No quedaba duda que el buen Fredo estaba
o tres chicas de los restaurantes vecinos. A una enamorado y poseía una estrategia razonable.
orden imperceptible, la prima de Margarita corrió Fue justo por esos días en que la
a sacar más bebidas y unas galletas. Los cerca de universidad de San Marcos se vio invadida por una
diez muchachos que éramos interpretamos “La incursión militar. La que entre muchas de sus
Serenata”, una canción apropiada para la ocasión, tropelías estaría el desmantelamiento de los
con la cual hicimos dar muchas vueltas a la restaurantes del estadio. El pretexto utilizado fue
quinceañera. Alguien sugirió comprar licor pero que en estos lugares también se producían
Margarita puso tal cara de espanto que conspiraciones subversivas. Nos apenó mucho
inmediatamente amonestamos al inoportuno. aquel incidente en el que se cometió una terrible
Luego pusieron, en la vieja grabadora que estaba injusticia. Sin embargo, para la mayoría de
empotrada en la esquina del local, un casete con estudiantes este hecho pasó más bien inadvertido
salsa de Héctor Lavoe y El Gran Combo. por la cantidad de detenciones y por el gran
Complacidos, hicimos el brindis con gaseosas por alboroto que reinaba en la Ciudad Universitaria.
la linda santa que a esa hora no cabía en ella de En adelante nadie volvió a ver a Margarita, que
felicidad. A fin de cuentas nosotros nos desapareció junto con los kioscos sin dejar el
considerábamos sus más fervorosos amigos. menor rastro. Con este suceso la universidad entró
Empujamos a Fredo para que iniciara el baile en una nueva etapa en donde las cosas nunca
oficial sabedores que él nos lo agradecería más volverían a ser las mismas.
tarde. Yo cogí a la prima y el señor y la señora
hicieron lo propio. Mientras bailaba escuché que Ya en el ocaso de la borrachera en Brisas del
mi pareja, en un rapto de confidencialidad, me Altiplano, y antes de que nos terminaran de echar a
decía: “Joven Camilo, Margarita no se llama de a la oscura noche, me animé por fin a preguntarle a
verdad Margarita”. Pero ya alguien me la arrebata y Alfredo qué sabía de Margarita. Él se puso muy
me encajaban a la dueña del santo. Advertí, más serio, como si recordara de improviso algo dejado
cerca que nunca, lo bello de su rostro y la eternidad a medio hacer, para luego desinflarse en una
de sus ojillos infantiles. Recuerdo su hablar sonrisa de beodo. Lo zarandeé con amabilidad
pausado y temeroso, pero no lo que pudimos para que reaccionara. Giró lentamente la mirada
conversar en esos pocos minutos. hacia ambos lados, como percatándose que nadie
Bailamos y bromeamos con las chicas más nos escuchara, y me dijo secreteando: “¡Este
cerca de dos horas más, hasta que creímos pata! ¿Qué? ¿No me digas que no la reconociste?
oportuno el momento de retirarnos. En la puerta, ¡Pero si te la presenté ese día, Camilín!”. Me quedé
Margarita nos agradeció mucho haberla muy sorprendido por la revelación e hice un gran
acompañado agregando que ese había sido el esfuerzo por recordar a la persona que lo
mejor de sus cumpleaños. Nosotros le acompañaba en Wilson. Margarita no parecía ser
respondimos que no faltaba más y que ya era hora esa señora. Luego comprendí que mi amigo solo
de que nos tuteara y llamara directamente por podía estar mintiendo. Sin posibilidad alguna de
nuestros nombres. Manuel le dijo que si no tenía la averiguar la verdad, al menos por aquella noche, lo
suficiente confianza solo nos dijera “mi amor”. abracé fuertemente y, tambaleándonos, salimos
Nos reímos nuevamente y abandonamos la del local rumbo a la avenida Brasil.
Ciudad Universitaria. En el bar, un Fredo

6
XXXI Aniversario del CZSM
ACTUALIDAD

El CZSM, en diciembre de 1989,


luego de su recital
SAN MARCOS PIERDE TERRENO (*)
en el Teatro Felipe Pardo y Aliaga
César Hildebrandt

Como todo está en venta y todo “se pone en valor”, Toledo (que compraba sus diablos azules en Palacio), los
entonces va el rector de San Marcos –un -anónimo denuestos se compran en la tele, Althaus vende
labrado a lo largo de muchos años de impecable somníferos hablados (un día podría morir de una
mediocridad– y le vende 28,000 metros cuadrados de sobredosis de sí mismo), los chilenos se han comprado
universidad al jefe de la banda del SAT, que son esos que seis Tarapacás, ocho Aricas y cuatro Antofagastas con su
te asaltan con su robótica armada en Matusita, y un día, Evo incluido, el orgullo está con un letrero de alquiler-
claro, los estudiantes se encuentran con agrimensores venta, el fujimorismo vende cadáveres que Raffo ha
que pesan jardines y hombres con teodolitos que calculan mejorado a imagen y semejanza, se vende padres viejos
los próximos cementos y volquetes que cargan arena y la por la herencia, las sinagogas ya fueron compradas, Jauja
evacúan en deposiciones de chirrido y tolva. ha vuelto pero para revenderse, la Segunda Guerra del
Pacífico ya se vendió antes de perderse, el cielo es un
Entonces los estudiantes arman la bronca y el jefe de la milhojas que Rodríguez Larraín ya se tragó, “El
banda del SAT, que también es el alcalde de Lima en sus Comercio” se ha comprado a sí mismo, el ¬Apra vende el
ratos libres, ya no contesta el teléfono, igual que el rector menaje de Haya, los comunistas se han privatizado, Tula
que hizo el raro negocio, y en eso es que llega la policía Rodríguez se ha tercerizado, las oscuras golondrinas han
(que embarra el general Salazar y despilfarra Luis Alva visto vendidos sus balcones, García vendió a pagar en dos
Castro, que es nuestro Javier Bardem haciendo de partes su memoria, Garrido Lecca se vende en 3D y hasta
ministro del Interior de Macondo). el mismo acto de vender ya es una venta (que lo diga
Y se arma la gorda, se vuelve a la edad de piedra, y hay Salmón con su “Peru Now”, que es como gritar que ahora
policías contusos, estudiantes apaleados y dirigentes o nunca salimos de la mercadería).
estudiantiles cazados en plena actividad y en pleno
claustro, que en estos días apristas se respeta tanto como Eso es “poner en valor”, que es como los huachafos
Martin Rivas respetaba el claustro de La Cantuta. llaman al sencillo acto de vender. Y yo digo,
humildemente, que “hay que poner en valor” a la Caverna
¿Pero por qué marrana idea un rector sanmarquino vende y rematarla en las páginas de “Relax” de ese diario que es
28,000 metros cuadrados de un bien que no le pertenece? tan servicial que hasta sirve a las putas cuando ellas pagan
¿Por qué el jefe de la banda del SAT, y alcalde cuando no (lo que es una prostitución a la inversa, como las subastas
está aceitando a sus “Arturitos” que ponen papeletas, de Alva Castro). Porque si el Perú es un viejo almacén,
incita ese comercio? como en el tango, y el perro del hortelano ya no es un
Muy sencillo: porque todo está en venta y hay que estar a obstáculo, ¿qué esperamos para limpiar el trastero?
la moda. Fenicia ha regresado y su flota ha anclado en el Pongamos “en valor” el Congreso y se lo colocamos a
Callao. Y si entras a un bazar de esos que propone el Apra precio de ganga a alguna laguna de oxidación privatizada.
berlusconiada, lo primero que te ofrecen es una encuesta Pongamos “en valor” el miedo, la hipocresía, la codicia, la
de la Universidad de Lima, con loreada de Benavente insolidaridad, el racismo y otra vez el miedo y de nuevo el
como yapa. racismo y les juro que nos convertimos en potencia
mundial.
Se vende la selva con pájaros y lluvia, se vende el
periodista hablando en oro, el puerto de Paita con su luna
famosa, el muelle norte a plazos, y al contado los Wong AL CIERRE DE ESTA EDICIÓN se nos informa que ha
que se vendían, a precio de remate el recurso de amparo, sido derruida, de manera intempestiva, toda la pared
se vende la neblina de Huancabamba, a los chinos les colindante a la Av. Venezuela sin que la Municipalidad de
Lima haya respetado los planteamientos de reestructuración
vendemos las décadas que vienen, a los norteamericanos hechos por nuestra Casa de Estudios. Por ese motivo
les vendemos nuestra partida de defunción como país- elevamos nuestra voz de protesta y rechazamos esta medida
nación, al Vaticano la Caverna le vende la franquicia del unilateral que solo contribuye a empeorar un problema que
miedo, la reventa se vende, se vende PPK que ya no nos afecta directamente.
debería andar de señora ofrecida (por las várices), los ¡No al recorte de nuestro patrimonio territorial!
aires de los edificios se venden a Nextel, se vende la
carretera que está por hacerse, se vende lo que Romero _____________________________________________
quiera, lo que los Wiese falsearon en Azángaro lo compró * Fuente: Diario La Primera

7
IMÁGENES

CONJUNTO DE ZAMPOÑAS DE SAN MARCOS:


Agenda Cultural
31 Años de historia...
Programación del mes de Octubre
En 1993, estrenando la modalidad de
ayarachis de Paratía

Con la modalidad de sikuris de Taquile

Con el estilo Soldado Palla palla

Con la modalidad de sikuris aymaras - Cruz de Mayo

En Estadio Torres Belón Fiesta de


La Candelaria, año 2005

Conmemorando sus Bodas de Plata el año 2002

...y trabajo musical:


BODAS DE PLATA
CZSM
BODAS DE PLATA

YE
LU
INC DEO IA
VI
VOL I MU
LTIM
ED

Alferado:

Cruz 1986 Cruz 1997 Cruz 2007


8

También podría gustarte