Está en la página 1de 2

¿QUÉ HACER CUANDO SE JUNTA EL GANADO?

Es primordial reconocer antes que nada si eres parte del ganado o eres LA o EL capataz, porque todo
mundo ha experimentado cualquiera de las dos partes.

Vamos, estás en una fiesta a la que tu crush te invitó, pero curiosamente, notas que no se la pasa
especialmente contigo, le está hablando a más personas con el mismo lenguaje corporal que lo hace para
coquetearte y está sonriéndole bonito al vato o a la morra que está a un lado. Okay, primero ubícate,
dude: ¿Tú tenías una idea de que no eras a la única persona que le hacían ojitos? O sea, ¿sospechabas que
eras parte del ganado? ¿No? ¿O te sientes como las morras que se le juntan a Drake en una fiesta y se dan
cuenta que todas son sus novias?

Dude, tienes que pensar estas preguntas en fa en cuanto te reconozcas como parte del ganado:

¿Planeabas ser la novia o el novio del wey que te llevó a la fiesta? Olvídalo, ese wey o esa morra no te
quiere para una relación seria, ni siquiera lo está considerando, así que, date cuenta que NO VAS A poder
cambiar ese hecho aunque seas la persona con más carisma en la fiesta. Toma algo casual o retírate de la
jugada.

¿Cuál es el nivel de tus celos? Wey, tu crush juntó a su ganado o porque está bien pendejo o por error, así
que… piénsalo, una fiesta no es un lugar para armar el alboroto por una persona que ni te quiere o ni te
busca para algo serio, entonces, si sientes que vas a explotar de celos, será mejor que te armes otro plan
en shinga, porque lo único que conseguirás es que te sientas súper incómodo toda la noche.

¿Lo que caiga está bien? Okay, va, ese vato o esa morra tiene varios ligues y tú estás entre ellos, no tienes
problema con ello y te gusta la fiesta: quédate, sin problemas, quédate en la fiesta.

Ahora bien, ya decidiste si te retiras o te quedas, tienes que pensar si puedes socializar con el ganado;
no es algo obligatorio definitivamente, pero maybe te caigan muy bien esas morras, o equis si no les
hablas, pero te aseguro que si haces conecte con ellos o ellas, todo será más fácil, pero ¡AGUAS! Que tu
crush no se confunda si quieres un trío o no, igual tú plantéate si quieres un trío o no, porque esta
situación es bien fácil confundirla.

¿Te retiraste y estás emputada? Tienes derecho de reclamar si sentías que la relación iba a evolucionar a
algo más serio, descarga tu coraje si quieres, para hazle notar a tu crush que ya nada contigo. Pero si
permaneciste en la fiesta y esta persona fue inteligente y no hizo pendejadas en tu cara, no reclames, ni
mandes indirectas de que eres del ganado, diviértete a menos de que te sientas fuera de lugar.

¿Quieres besos de tu crush a pesar de que ahí está el resto de su ganado? No hagas trampa, no compitas,
no vale la pena, sólo espera lo mejor y pásatela bien dejando fluir las cosas. Coquetea sin pedos con otras
personas en la fiesta si te da igual la situación y si se te antojó estar con otro vato u otra morra.

Muy bien, ya sabes cómo reaccionar y qué considerar cuando eres el ganado en la fiesta… ¿pero y si tú
cometiste la pendejada de juntar a su ganado?

Me ha pasado, me ha pasado varias veces y juro que suele pasar por error: tus amigos le hablan a algunas
personas que te gustan y te agradan, los invitan a las fiestas sin darte aviso y tú ya habías planeado llevar
a alguien más al evento. Ya qué, eso pasa por falta de comunicación. Igual, es posible que le estás jugando
al verguero y te da igual que se conozca tu ganado, o es más, en tu cabecita estás planeando un trío o una
horchata, no sé, me dan igual tus intenciones, solo no te quieras pasar de bergah en la situación.

Bien, aquí te traigo unos consejos que debes aplicar para cuando se te junte el ganado o cuando TÚ LO
JUNTES.

Si tienes ganado, quiere decir que no estás en busca de una relación formal y esperas a que las cosas se
den, así que no finjas demencia con que tú sí querías algo bien con alguna de las personas que está en la
fiesta. Acepta lo que hiciste y relájate, no te estreses por las situaciones y no provoques mal entendidos.

Wey, de menos presenta a las personas que pertenecen a tu ganado entre ellas, es muy posible que ya se
ubican por tus redes sociales; depende de qué tanto coqueteas ahí. Pero no quieras jugar a las
escondidillas con cada persona que conforma tu ganado. Relax, no se trata de ocultarlo: es mejor que
sepan desde el principio que estás saliendo con muchas personas y que todas se encuentran en la fiesta
en lugar de confundir a todo mundo. Te juro que la jugada te saldrá peor si no los presentas y tratas de
hacer que no te vean.

Primero, no beses a nadie en la puta fiesta. Sí, wey, eso es esencial, es como la primera regla que debes
respetar en esta situación. Neta, tu ganado de seguro ya se dio cuenta que no es el único ligue que tienes,
pero por alguna extraña razón, han decidido permanecer en la fiesta. Así que, sí, mantente coqueteando
y lanzando miraditas, pero no tengas el descaro de juntar todas las babas en la misma fiesta, porque… a
pesar de que no tengan muchos celos, no está nada chido ver cómo se besa tu crush con alguien más en
la fiesta.

Pasa tiempo con cada uno de tus ligues por separado, pero en ningún momento menciones que el vato
de atrás también te gusta, quiero decir que no incites a la competencia, o no menosprecies los
sentimientos de alguien más, ¿va? Lo mínimo que merece tu ganado es respeto, por lo tanto, no le
restriegues en su jeta que no es la única persona que te mueve el mundo.

No los o las obligues a hablar entre ellos o ellas. Es innecesario. Vas a terminar forzando las cosas y
arruinarás lo que sea que tenías con esas personas. Si quieren hablar, ellos o ellas tomarán la decisión,
pero no te metas, tan solo presenta.

Be kind. ¿Uno de tus crush ya se va de la fiesta? Perfecto, no presiones para que se quede y acompáñalo
o acompáñala hasta el taxi, el metro o la salida y POR FAVOR, no te disculpes porque se te juntó el ganado,
ya qué, esta persona se confundirá más si pides perdón. Así que, actúa normal, y si te reclama por lo que
hiciste, acepta que se te cebó el asunto y no des explicaciones; no se las debes a nadie.

En conclusión, si se te juntó el ganado, topa que no conseguirás ni besos ni fajes seguros y que debes
actuar con tranquilidad, respeta las decisiones que cada quien toma y trata de pasar un buen rato. Sólo
no juegues a ser el perro de las dos tortas.